Diario de Sesiones 116/2018, de fecha 25/4/2018 - Punto 1

9L/C-1669 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC), SOBRE EL INFORME SOBRE LA SITUACIÓN DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO EN LA CAC, 2016.

La señora PRESIDENTA: Correspondería ahora la comparecencia 1669, a instancias del Grupo Parlamentario Nacionalista Canario, al consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad, sobre el Informe sobre la situación de la violencia de género en Canarias 2016.

Para la defensa de la misma, la señora Beato. Muy buenos días. Tiene la palabra.

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, señora presidenta. Señorías, señor consejero, buenos días.

En noviembre del pasado año, el Gobierno de Canarias daba traslado a este Parlamento del acuerdo relativo al Informe sobre la situación de la violencia de género en la Comunidad Autónoma de Canarias para el año 2016, dando cumplimiento así a lo previsto en la disposición adicional cuarta de la ley canaria de 2003, de Prevención y Protección Integral de las Mujeres contra la Violencia de Género, cuando mandata al Gobierno a la remisión a este Parlamento de un informe anual sobre la situación de la violencia de género en las islas. Este informe es el último que debiera hacerse conforme a los parámetros del texto del 2003, puesto que la disposición adicional cuarta fue modificada por la ley aprobada en el pasado año.

Más allá de que todos los grupos han podido acceder al texto del informe y, por tanto, analizarlo y sacar sus propias conclusiones, el Grupo Nacionalista Canario le ha solicitado esta comparecencia para poder debatir, a la vista del mismo, sobre la situación de la violencia de género y que entre todos podamos aportar la visión de cada grupo para contribuir a luchar contra esta lacra.

Esperamos, consejero, que nos explique su valoración sobre cómo se han manifestado las distintas formas de violencia de género en ese año 2016, conforme a la anterior versión de la ley, que por supuesto maneja, manejaba, conceptos más limitados y menos formas de manifestación de la violencia machista que las que ya fueron aprobadas en la modificación de la ley el pasado año en su adaptación al Convenio de Estambul. Por tanto, con esa reserva debemos analizar el informe.

Le preguntamos la valoración del Gobierno sobre cuál fue la demanda de servicios de atención inmediata, tanto en el Servicio de Atención a Mujeres Víctimas de Violencia, el 112, como los diferentes dispositivos de emergencia a mujeres agredidas en todas las islas -los DEMA-, en los servicios de atención especializada de mujeres y menores y en los de acogida temporal de la Red Canaria de Servicios y Centros de Atención Especializada a las Víctimas de Violencia de Género.

El informe requiere la coordinación con la actividad judicial, porque, además de los casos más extremos de feminicidios, aporta información sobre la actividad judicial, con mayor incidencia en los juzgados de violencia sobre la mujer, tanto en denuncias registradas, las medidas de protección para las víctimas o los asuntos civiles relacionados con la violencia.

Por otra parte, ¿cuáles fueron las principales acciones desarrolladas por el Instituto Canario de Igualdad en el ámbito de la prevención y la erradicación de la violencia durante 2016?

Y, en un plano más transversal, además de la prevención y la asistencia a las víctimas que realiza y coordina su departamento con las distintas administraciones públicas, cabildos y ayuntamientos, ¿cuáles fueron los recursos puestos a disposición de las mujeres víctimas de violencia por el conjunto del Gobierno, especialmente los recursos puestos a disposición en el ámbito del bienestar social a las mujeres que solicitaron apoyo para superar la relación de violencia? ¿Con qué ayudas económicas pudieron contar y qué prestaciones públicas tuvieron a su disposición, tanto de la renta activa de inserción como en el fondo canario de emergencia social? Y para facilitar su independencia económica, ¿qué posibilidades se les brindaron para acceder al mercado laboral?

Y, finalmente, ¿qué conclusiones se pueden sacar de la incidencia, en conjunto, de la violencia en el informe del 2016 y su evolución respecto a años anteriores?

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Beato.

Turno ahora para el consejero, señor Barragán.

El señor CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD (Barragán Cabrera): Buenos días, señora presidenta, señorías.

Antes de iniciar mi intervención, debo corregir un error que cometí ayer en la intervención, cuando estaba interviniendo la portavoz del Grupo Podemos, y es que usé una expresión no adecuada y, como el lenguaje de lo que estamos hablando también es muy importante...; utilicé la expresión "trata de blancas" cuando en realidad tendría que hablar de "tráfico de personas para ejercer la prostitución". Y como esto es importante, insisto, el lenguaje como lo utilizamos, creo que debía corregir, porque las pronuncié aquí, en sede parlamentaria, y así lo hago, ¿no? Espero no cometer el error de nuevo.

Bueno, como se ha dicho, comparezco para explicar el informe del año 2016, y quiero decir que, por muchos informes que hagamos o incluso el pacto de Estado que tenemos ahora mismo sobre la mesa, la violencia parece, tenemos la percepción de que se perpetúa y que tenemos que erradicarla, y para erradicarla tenemos que hacer algún trabajo más que poner recursos y poner, en este caso, medios para atender cuando ya se convierten las mujeres en víctimas, ¿no? Y esto, en lo que sus señorías también coinciden por las intervenciones que han tenido en esta Cámara, quizás los esfuerzos del futuro, y así lo plantea también una parte importante de las medidas del pacto de Estado, deberían estar en la educación, en la tolerancia cero, para que no se tenga que poner en marcha ninguna red para atender a ninguna mujer víctima de la violencia de género o en este caso a sus hijos e hijas.

El informe, como bien ha dicho la señora Socorro Beato, se presentó a finales del año pasado aquí y es un informe que ha elaborado el Instituto Canario de Igualdad, en cumplimiento de la ley, desde una perspectiva tanto cualitativa como cuantitativa sobre la evolución de esta problemática en las islas. Una información contextualizada sobre la violencia de género en las islas y aporta datos y reflexiones que ayudan a profundizar en determinados temas que mejoren el conocimiento de este hecho que tenemos, como decía antes, que superar.

Un documento que presenta las formas de violencia de género existentes y su incidencia en las islas y que incluye un apartado nuevo y específico sobre los y las menores como víctimas y como agresores.

El informe incluye datos de la demanda de servicios de atención inmediata, como el Servicio de Atención a Mujeres Víctimas de Violencia, a través del 112, y los diferentes dispositivos de emergencia a mujeres agredidas de las islas, y también sobre las mujeres y menores atendidos en los servicios de atención especializada y de acogida temporal de la Red Canaria de Servicios y Centros de Atención Especializada a Mujeres Víctimas de Violencia de Género; recopila, asimismo, información sobre los casos de violencia de género en su expresión más extrema, los feminicidios, y sobre la actividad judicial, fundamentalmente en lo referente a los juzgados de violencia sobre la mujer en Canarias: denuncias registradas, medidas de protección para las víctimas o asuntos civiles, entre otros.

El documento da cuenta también de los recursos que encuentran las mujeres que solicitan apoyo para superar la relación de violencia, así como de las ayudas económicas existentes, tanto para la contratación como otras ayudas en forma de prestación: renta activa de inserción y fondo canario de emergencia social.

Y están incluidas en el informe las principales acciones desarrolladas por el instituto en materia de prevención y erradicación de violencia de género durante el año 2016, así como las acciones de prevención y sensibilización realizadas en el conjunto del archipiélago y por cada isla.

Antes de informar sobre los datos más significativos que se recogen en el informe, quiero destacar que más allá de las estadísticas y cifras se encuentran personas, mujeres y sus hijos e hijas que sufren esta violencia. Una violencia que supone un atentado permanente a la integridad física y psíquica, al derecho a la vida, a la seguridad, a la libertad y a la igualdad, y frente a la que todas las personas integrantes de esta sociedad debemos mostrar nuestra más enérgica repulsa y nuestra implicación firme para erradicarla, ¿no? Por mucho que lo digamos, creo que es bueno que siempre lo tengamos presente.

El Servicio de Atención a las Mujeres Víctimas de Violencia de Género, prestado a través del 112, atendió a un total de 14 390 llamadas durante el año 2016, lo que supuso un incremento del 4,56 % con respecto a las llamadas recibidas en el año 2015. Con relación a la edad, siguen siendo personas del tramo de entre 18 y 35 años, unas 1727, y de 36 a 55 años, 1786, las que representan el mayor número de llamadas. Las llamadas realizadas desde Canarias al 016 fueron 4676, un dato similar al del año 2015, lo que supone un incremento del 5,48 % sobre el total del Estado, manteniéndose el dato similar al año 2015; y durante el año 2016 se atendieron 4676 llamadas realizadas desde Canarias.

El documento recoge que el número de alertas a los dispositivos de emergencia para mujeres fue de 1230, es decir, un 11,31 más con respecto al año 2015, cuando se contabilizaban 1105 alertas. La mayor parte de las mujeres atendidas, en este caso, por el Dispositivo de Emergencia para Mujeres Agredidas se encuentra en la franja de edad de 19 a 55 años, estando el porcentaje más elevado entre las mujeres que están en la franja de edad de 26 a 45 años.

Respecto a los centros de información, orientación y asesoramiento, intervención multidisciplinar e integral, fueron atendidas un total de 8842 mujeres, mientras que los centros de acogida inmediata de las islas respondieron a una demanda de 252 mujeres y 157 menores.

Durante el año 2016, fueron asesinadas en Canarias siete mujeres, conforme a lo contemplado en la ley canaria, mientras que, en cuanto a la definición de violencia de género en la legislación estatal, solo han sido reconocidos dos asesinatos.

En cuanto a la actividad judicial, se realizaron en Canarias 8762 denuncias, lo que supone un aumento con respecto al año anterior de un 12,94 %.

En relación con los datos de los menores acogidos o acogidas en el dispositivo de emergencia, destaca un descenso del número de menores en un 16,59 % con respecto al 2015. No obstante, en el periodo 2014-2015, y lo resalto por ver esta medida en disminución, este dato aumentó en un 35 %. En cuanto a los tramos de edad concretos, se ha experimentado un aumento de menores en el dispositivo de emergencias entre los 11 y 14 años principalmente, seguido, a partir de esa edad, a partir de los 15 años.

En cuanto a los centros integrales, en lo que concierne a la relación del agresor con el o la menor, mayoritariamente se trata de padres, 1004 en total, dato que se mantiene en todas las islas prácticamente, y en segundo lugar se encuentra el que no tenga relación con el o la menor, siendo pareja o expareja de la madre, unos 106 casos. Si se atiende a los datos sobre menores como agresores, a nivel estatal se observa un incremento en el número de menores en un 10,5 %, y de estos la inmensa mayoría de los enjuiciados en 2016 eran españoles, experimentando un aumento igualmente de un 15 %.

Durante el año 2016, en Canarias se realizaron 8762 denuncias, lo que suponía ese aumento del 12 %, y con relación a las denuncias por cada 10 000 mujeres Canarias se mantiene en el segundo lugar, al igual que ocurrió en el 2015. Y señalar que el hecho de que Canarias ocupe la primera posición respecto a las denuncias no implica necesariamente que en las islas haya más violencia machista. Lamentablemente todavía existe una bolsa oculta de maltrato y no se puede actuar sobre lo que se desconoce. Por lo tanto, nosotros seguimos alentando desde la consejería, y me imagino que ustedes también, señorías, que los dispositivos de denuncia funcionen y que, efectivamente, todo eso se pueda transparentar. A este respecto, el informe recoge que la mayor parte de las denuncias presentadas en Canarias derivan de atestados policiales, 7069, seguidas de las registradas como consecuencia de un parte de lesiones, unas 1374 en ese sentido. Y en cuanto a las órdenes de protección, en Canarias se solicitaron 2344, en el conjunto del Estado fueron 37 956, lo que supuso también un aumento de un 4,6.

No sé cómo estoy de tiempo, pero para el minuto que me queda... Quería decir también, en esta última fase de mi intervención, en esta primera intervención, que la pervivencia de la violencia de género es una realidad palpable e innegable y, como ya he comentado en otras ocasiones, la prevención y sensibilización social...

La señora PRESIDENTA: Un minuto más, consejero.

El señor CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD (Barragán Cabrera): ...de mujeres y hombres y erradicar la violencia machista son fundamentales.

El instituto realizó y colaboró, además, regularmente con la organización de actividades y sensibilización y prevención de la violencia de género, es conocido el Día Internacional de la Erradicación de la Violencia, el Día Internacional de la Mujer o el Día Internacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres, y en el 2016 se continuó con los convenios suscritos con los cabildos y el mantenimiento y la consolidación de la red de recursos, y dichos convenios fueron financiados en el 2016 en un 54 % y en un 46 %, los cabildos. Por eso les quiero transmitir que para nosotros sigue siendo un dato muy importante la colaboración, y no solamente colaboración, la implicación que tienen los siete cabildos insulares también en erradicar la violencia de género en el archipiélago.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Turno ahora para los grupos. Grupo Mixto, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Buenos días, presidenta. Buenos días, señorías. Buenos días, señor consejero.

¿Qué nos dice el Informe sobre la situación de la violencia de género en Canarias en el año 2016? Pues, señorías, tristemente este informe da cuenta de siete lamentables e injustificadas muertes a manos de la violencia machista. Siete víctimas mortales por violencia de género según el informe, pero, conforme a la definición de violencia de género de la legislación estatal, solo dos han sido reconocidas como tales.

Señor consejero, ¿qué medidas se adoptan para proteger a los niños y a las niñas que se quedan sin madre a manos de su propio padre o de una expareja? Es imprescindible tenerlos en cuenta, máxime teniendo presente el aumento de menores atendidos en el periodo 2015-2016, un aumento del 16 %.

Por otro lado, también se percibe un incremento general del uso del dispositivo de emergencia, un total de 14 300 llamadas, lo que supone también un aumento del 4,6 %; un incremento del 11 % de las alertas al DEMA con respecto al año 2015. A lo que se le añaden también las casi ocho mil ochocientas denuncias por violencia de género, con un incremento del 13 % con respecto a las 7800 del año 2015. Este considerable aumento de llamadas, de empleo de dispositivos de emergencia y de denuncia es manifestación de una mayor concienciación y avance contra la violencia de género. Queremos pensar que sí, porque la otra lectura daría cuenta de un aumento de la violencia de género en sí misma. Un escenario que desde luego no querríamos encontrarnos.

En definitiva, señor consejero, creemos que el informe del ICI refleja una sociedad en la que la discriminación, por desgracia, sigue siendo la norma, y con esto la más grave y detestable de las manifestaciones, que en este caso es la violencia de género.

El 8 de marzo ha marcado un antes y un después. El compromiso de nuestra sociedad, de las mujeres, con la igualdad de género ha traspasado fronteras y se ha alzado en un fuerte grito por la eliminación de la discriminación de la mujer por el mero hecho de serlo. El 8 de marzo fue rechazado por muchos, restado importancia por otros y temido por algunos, pero finalmente se ha abierto paso la evidencia de que no hay nada que temer en la lucha por la igualdad.

Desde la Agrupación Socialista Gomera estamos firmemente convencidos de que para acabar con la amenaza, el maltrato, el miedo y la muerte debemos erradicar todo rastro de normalización de la desigualdad y hacer de nuestro día a día una perpetua reivindicación de las aspiraciones del pasado 8 de marzo.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Mendoza.

Turno ahora para el Grupo Nueva Canarias. Señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, presidenta. Señorías, consejero, buenos días.

Como bien sabe, comparto con usted que el objetivo debe ser que no existan víctimas de violencia machista y que para eso lo necesario es que los esfuerzos se focalicen en la educación, en la concienciación y en la tolerancia, porque la violencia de género está arraigada en la sociedad, daña a las mujeres, a las familias, a las comunidades y a la propia sociedad.

El 8 de marzo del año 2017 esta Cámara aprobó por unanimidad la Ley 1/2017, de modificación de la Ley 16/2003, de Prevención y Protección Integral de las Mujeres contra la Violencia de Género, que, entre otros aspectos, modificaba el referido al informe anual que el Gobierno debe remitir al Parlamento, que ya no solo debe versar sobre la situación de la violencia de género en Canarias sino que además debe contener una evaluación del impacto de los planes, programas y servicios dependientes de la comunidad autónoma en materia de igualdad y de prevención de violencia machista. Pero la realidad es que el 23 de noviembre de 2017 la consejería remitió a este Parlamento ese informe sobre la situación de la violencia machista en Canarias. Ciento diez páginas que hablan sobre las formas de violencia de género y sus víctimas, las acciones que lleva a cabo el ICI, las actividades desarrolladas en materia de prevención y sensibilización, pero de la evaluación del impacto de los planes, programas y servicios dependientes de la comunidad autónoma en materia de igualdad y de prevención de violencia machista, de eso hay muy poco y yo entiendo, consejero, que eso por lo pronto no es serio. Porque el Gobierno tarda un año en elaborar el informe del 2016 -le recuerdo que lo aprobó el 20 de noviembre de 2017- y además, cuando aprobó ese informe, ya llevaba, la Ley 1/2017 ya llevaba en vigor nueve meses, y con todo ese retraso ni siquiera fueron capaces de presentar un informe con las condiciones que establecía la modificación que en el 2017 se hizo de la ley del 2003. Y nosotros entendemos que para tener una imagen real del impacto de las políticas que se llevan a cabo en materia de igualdad y de lucha contra la violencia machista pocos avances vamos a poder llevar a cabo si no existe esa evaluación de los planes y de los impactos, porque es que los avances se miden por los resultados, y los resultados en este momento, en el 2016 y en el 2017, no han sido nada halagüeños. En el 2016, como usted bien dijo, siete mujeres asesinadas. Si realmente esos informes solo van a determinar qué es lo que se ha hecho, cómo se ha hecho, cuántos recursos existen y para qué se están utilizando y no establecemos qué impactos tienen en la resolución del problema, insisto, pocos avances vamos a llevar a cabo.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora González.

Turno ahora para el Grupo Parlamentario Podemos. ¿Señora Del Río? Sí, señora Del Río.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Buenos días a todos y a todas. Señor consejero.

Agradezco, efectivamente, la rectificación, porque ayer, cuando lo dijo, como no tenemos derecho a réplica después en las preguntas, pero decíamos, "bueno, trata de blancas", un concepto bastante superado por todas las connotaciones que tiene además.

Con respecto a este informe, que si bien nos parece superinteresante como una herramienta de trabajo para analizar lo que ha ocurrido y lo que va a pasar, sinceramente, nosotros esperábamos algo más reciente, esperábamos el informe del 2017, porque es que estamos a 25 de abril de 2018 y queríamos un informe ya actualizado a la nueva ley, con la modificación legislativa que aprobamos en marzo del año pasado, donde, efectivamente, aunque al final hay una... Se recoge la diferencia entre feminicidio, violencia de género, y, efectivamente, se reconoce que fueron siete las personas asesinadas, no tres o dos como pone en los años anteriores en el concepto estricto y limitado de violencia de género, que implica que hay una relación afectiva o hubo una relación afectiva entre la persona que asesina y la pareja. Es decir, echamos de menos que este trabajo no contemple ya todo esto, no contemple los feminicidios en relación con la violencia sexual, como el caso de Lorena, la chica trans que fue asesinada también. Es decir, que no recoja todo esto. Nos parece que, siendo una herramienta muy interesante y que está bien como base de estudio, pero, desde luego, se queda corta, se queda pobre, en este momento. No podemos llegar tan tarde. Es decir, si los informes del Diputado del Común se tratan en el primer trimestre del año anterior, ¿por qué los de impacto de violencia de género van con un año y pico de retraso? No puede ser. Queremos que el Instituto Canario de Igualdad, aunque haya hecho un buen trabajo con esto, tiene que hacer un trabajo mucho más actualizado. Y aquí damos un toque también en general con el tratamiento de los datos a libres estadísticos que tenemos en Canarias. Muy retrasados casi siempre en todo, en el Istac y en otros sitios, y creo que hay que invertir un poquito más y, además, tenemos personas preparadas de sobra para hacer un buen trabajo en ese sentido.

Con respecto al tema de las denuncias, usted bien ha dicho que no siempre, que el que haya más denuncias no significa que la situación esté peor. Es verdad, hay países muy avanzados donde hay más denuncias porque hay más conciencia de lo que es una agresión y se denuncia. Pero, no obstante, estas cifras siempre nos dejan un poco en la duda: ¿hay más porque hay más casos o porque hay más conciencia? Pero me preocupa y voy a poner hoy el foco en Fuerteventura, que sí que los datos son bastante preocupantes. Además del índice de malos tratos de gente cada vez más joven, en Fuerteventura sorprenden las cifras, sorprenden en proporción a la población que tiene, y creo que habrá que hacer un trabajo importante de qué es lo que está ocurriendo y de cómo se puede trabajar, sobre todo, la prevención y la educación. Y prevención y educación en general en toda la isla y mucho cuidado con los sures, que no se nos conviertan en un espacio de prostitución y que no se convierta Canarias en un destino de turismo sexual. Me parece superimportante...

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Del Río.

El Grupo Popular. El señor Hernández.

El señor HERNÁNDEZ MIRANDA: Gracias, presidenta. Muy buenos días, señorías. Señor consejero.

Con la presentación de este informe, se cumple el mandato de la disposición adicional cuarta de la Ley 16/2003 y, efectivamente, se agradece la presentación de este informe. En la línea de la diputada señora Del Río, desde luego no refleja la fotografía de la situación actual, ni tan siquiera la del año 2017, pero, en cualquier caso, entramos en el análisis de algunas cuestiones en relación con este informe.

Se desprende, efectivamente, que tenemos más casos de violencia de género, pero no por ello...; o, mejor dicho, ocurre no solo porque, efectivamente, existan más casos sino porque las mujeres tienen más información y recurren al sistema que está implementado. En las llamadas que se producen al Servicio de Atención a Mujeres Víctimas de Violencia de Género y en relación con las nacionalidades aparece que se desconoce, en el 63,09 % de los casos, su nacionalidad. Luego, nos preguntamos si no existen formularios tipo que nos dejen esta información. Se producen importantes descuadres en relación con los pisos tutelados, en alguna parte del informe hablan de dos, en otro lado hablan de cuatro. Tampoco cuadran los números de las denuncias recibidas. Llama mucho la atención el descenso en la isla de La Palma, en la que nos planteamos por qué hay menos alertas del DEMA -del Dispositivo de Emergencia de Mujeres Agredidas-. Nos preguntamos también cuáles son los recursos específicos para las víctimas de trata que han sido atendidas.

En cualquier caso, deberemos también poner en valor, en positivo -antes lo indicaba el señor consejero-, la actividad judicial. De las denuncias recibidas, el 83,63 % proviene de los atestados policiales. Y en este ámbito comprobamos cómo en la línea que establece el pacto de Estado la colaboración y coordinación interinstitucional es muy importante y lo podemos constatar con los recursos que el Estado pone en esta materia: la renta activa de inserción, cuyas perceptoras son aquellas desempleadas víctimas de violencia de género para las que se pretenda incrementar las oportunidades de trabajo; o las ayudas económicas establecidas en el artículo 27; o el teléfono 016, del teléfono Atenpro, tramitado por las islas pero financiado también con fondos del Estado; o, igualmente, el sistema integral en los casos de violencia, Viogén.

Señorías, hablar de esta problemática nos da una nueva oportunidad para poner en valor el Pacto de Estado contra la Violencia de Género y el acuerdo al que se llegó de forma muy mayoritaria entre las fuerzas políticas y que dejó a un lado los intereses partidarios para sentar las bases de una estrategia y de unas acciones concretas para abordar esta gravísima lacra social. De las 213 medidas aprobadas 26 deben activarse a lo largo de este año 2018, las cuales, además, no requerirán reformas legislativas y abarcarán materias de sensibilización y prevención, protocolos entre juzgados y administraciones, protección de menores y cuestiones relativas a la formación de la justicia y los cuerpos de seguridad del Estado.

Apelamos nuevamente a la responsabilidad de los grupos políticos para la aprobación de los presupuestos generales del Estado, que ayudará, y mucho, a poder disponer todas las administraciones concernidas de las cantidades comprometidas anualmente en el marco del pacto...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Hernández.

Turno ahora para el Grupo Socialista. La señora Rodríguez.

La señora RODRÍGUEZ HERRERA: Señorías, buenos días.

Señor consejero, efectivamente, el informe llega con cierto retraso, con bastante retraso, y la verdad es que describe una situación que debería avergonzarnos, debe avergonzarnos. Una situación lamentable, triste, que se repite día tras día, año tras año, y que se resume, en este caso el 2016, en este informe. Ojalá algún día dejemos de hablar de este asunto, dejemos de traer estos informes a esta Cámara o a cualquier parlamento.

Desde luego que, como conclusiones, se ve, fácil, una mayor demanda de los servicios, un mayor número de denuncias, una mayor activación de los dispositivos de emergencias y, efectivamente, no hay más violencia sino que se denuncia más. Esa es una buena noticia, hay más concienciación, más sensibilización ciudadana.

Nos preocupa también, desde el Grupo Parlamentario Socialista, efectivamente, el sur de las islas o, digamos, las zonas turísticas y las zonas metropolitanas. Y ahí le preguntamos por las oficinas, por los servicios de atención a las agresiones, a mujeres víctimas de agresiones sexuales, que no entran directamente en este informe, pero desde luego que hablamos también de violencia hacia las mujeres.

Los feminicidios por primera vez se contabilizan con arreglo a la nueva ley, a la ampliación del concepto de violencia de género, siete mujeres en Canarias, que serían dos con respecto a la ley estatal. Y desde luego que nos parece también interesante, porque la forma de trabajar y la forma de afrontar la violencia de género con ese dato sobre la mesa nos facilitará las herramientas y la forma de trabajar y de afrontar esa lucha contra la violencia de género.

Le preguntamos, señor consejero, si tenemos más demandas... Solicitamos, las mujeres solicitan más servicios, pero tenemos los mismos recursos: las policías, los servicios de atención de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, autonómica, local, nacional... Son los mismos, prácticamente. Los juzgados, las denuncias, 8700 denuncias. Exactamente tenemos los mismos recursos, poco más. En los cabildos, los convenios, usted acaba de anunciar que el Gobierno aporta un porcentaje un poco mayor en esos convenios con los cabildos, pero, como digo, los recursos son los mismos.

La pregunta es, el pacto de Estado, señor consejero, ya se lo preguntaba ayer, y además me asombra que el señor Hernández, Agustín, plantee o apele al pacto de Estado, cuando el Partido Popular en el presupuesto no lo refleja, no lo pone, no aparece. Lo tendremos que hacer vía enmiendas. Ustedes van a votar a favor de ese presupuesto. Desde luego que el Partido Socialista ya hemos hecho una propuesta de presupuesto alternativo que dará respuesta a esto, daría respuesta a esto.

Señor consejero, desde el Grupo Parlamentario Socialista nuestro compromiso en esta lucha, como se hizo en los dos años que estuvimos en el Gobierno. En eso estaremos con...

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Rodríguez. Lo siento, se acabó su tiempo.

Turno para el grupo proponente. La señora Beato.

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, presidenta.

Más allá de los datos que el consejero nos ha dado, con el máximo detalle, sobre la situación de la violencia en el 2016 y que puede resumirse en las más de catorce mil llamadas al Servicio de Atención a las Mujeres Víctimas de Violencia, del 112, lo que supone un incremento de cerca del 5 % respecto al 2015, además del incremento del 11 % del número de alertas del dispositivo de emergencias -el DEMA-, unido a los recursos de los centros de información, orientación, asesoramiento e intervención multidisciplinar e integral y a las mujeres atendidas en los centros de acogida inmediata en todas las islas, que dieron respuesta a la demanda de 352 mujeres y 157 menores, se constata también un incremento de la actividad judicial como consecuencia de las 9000, cerca de nueve mil, denuncias realizadas, lo que supone un incremento del 13 %.

Coincido con la señora Del Río en que tenemos que avanzar en el análisis para saber con exactitud si esto es el resultado de una incidencia mayor de la violencia o si han sido más mujeres las que se han atrevido a denunciar y a presentar denuncia. Desde luego el objetivo es que puedan salir a la luz todos los casos de violencia que están ocultos para poder proteger y dar protección a esas mujeres.

Sin duda el peor dato son las siete mujeres que en el 2016 fueron asesinadas en Canarias conforme a la ley canaria, porque conforme a la ley estatal solo serían dos; o sea, fíjense ustedes la diferencia que hay entre la ley estatal y la ley canaria. Y afortunadamente en ese año no hubo menores muertos por violencia de género, en ese año, aunque sí por supuesto menores víctimas indirectas, familias víctimas indirectas de la violencia.

El informe es una fotografía de la realidad, de la dura realidad de la violencia en el año 2016, y se presenta por el Gobierno como siempre se hace. Yo he mirado las presentaciones de otros años, el señor Aarón también lo presentó en noviembre, en el año en que estuvo en el Gobierno, y se presenta en noviembre porque requiere un trabajo -y el consejero lo podrá explicar-, un trabajo arduo de recabar información de las distintas administraciones públicas, de los tribunales de justicia, por lo tanto, para sacar un informe lo más fiel y lo más real posible para sacar conclusiones, que sirva, como todos los informes, para profundizar en el problema y poder abordar las soluciones.

La señora González hablaba de la evaluación. Con la nueva redacción de la ley del 2017 se podrá en los próximos informes, pero este -por eso hacía la salvedad en mi primera intervención-, este informe es conforme a la ley anterior. Por tanto, en los próximos informes ya podremos ver esas evaluaciones de los proyectos y programas conforme a la nueva ley.

Naturalmente no podemos sustraernos de mencionar el Pacto de Estado contra la Violencia de Género y la decepción que nos produce que no se estén dedicando por el Estado los recursos prometidos. Tenemos la amarga sensación de que no se está dando respuesta a las expectativas que generó el pacto. El Grupo Nacionalista se reafirma en su compromiso con este pacto de Estado y seguiremos reclamando que se comprometa el Estado de verdad, el Gobierno de España, para que el pacto no se quede en meras promesas. Es necesario que se garantice una financiación estable en este asunto y para eso, señorías, hacen falta presupuestos generales del Estado para el 2018. Necesitamos que el proyecto pueda tramitarse para incluir las enmiendas que pactemos y nuestro grupo se compromete a pactar enmiendas para que esas cantidades se reflejen en los presupuestos, porque si no, si no, seguiremos sin ver ninguna cantidad ni comunidades autónomas ni ayuntamientos.

Y no solo estamos esperando por los presupuestos, estamos esperando también a que el Estado mueva ficha para modificar todas las leyes que prevé modificar este pacto y que impulse todas las medidas de concienciación, de educación, de implicación de los medios de comunicación social, de endurecimiento de las medidas judiciales que se prevén en el pacto, porque uno se pregunta, viendo las últimas imágenes, las duras imágenes de la semana pasada en el País Vasco, de ese hombre que después de degollar a su exmujer, después de asesinar a la madre de su exmujer, después de quemar su casa, se tira por la ventana de un octavo piso, y nos preguntamos si eso se resuelve con dinero, y creemos que no se resuelve con dinero, se resuelve con concienciación, se resuelve con implicación, se resuelve con educación, se resuelve con conseguir que esta sociedad, que toda la sociedad, diga no a la violencia, diga tolerancia cero a la violencia y nos comprometamos todos.

Y en esta línea -voy concluyendo-, quisiera detenerme en una observación que se hace en uno de los apartados del informe, cuando dice: el Instituto Canario de Igualdad considera necesaria la actuación conjunta y la constante revisión de preguntas de análisis para actualizar la intervención con las víctimas, así como adaptar la prevención y la sensibilización a las realidades consolidadas y emergentes. Es un párrafo del informe.

Actuación conjunta, coordinación, trabajo en común, unidad, implicación de todas las administraciones públicas y de la sociedad en su conjunto: señorías, ¿les suenan, les suenan esos términos? Son palabras que todos hemos repetido en esta Cámara. Son las conclusiones de este informe y de cualquier análisis de expertos cuando nos enfrentamos a la violencia machista y, sobre todo, es lo que impone el sentido común como método para luchar contra esta lacra. Y me pregunto, señorías, qué hacemos nosotros desde esta Cámara, cuál es nuestro grado de implicación en este Parlamento para contribuir a esa unidad que predicamos. Y, miren, resulta contradictorio pedir la implicación de la sociedad y no mostrar aquí unión de los representantes de la sociedad canaria.

Saben sus señorías que desde el Grupo Nacionalista Canario hemos promovido un pacto entre los grupos parlamentarios para unir nuestras fuerzas en la lucha a favor de la igualdad y contra la violencia de género. Nos es fácil comprender el recelo de algún grupo pero la unidad y el trabajo conjunto no significa que renunciemos, que nadie renuncie al control del Gobierno. El compromiso común no obsta, no obsta para que cada grupo pueda mantener el control del Gobierno. Como grupo que apoya al Gobierno, no les pido que renuncien al control de su labor de oposición; les pido unidad, les pido trabajo en común, les tiendo la mano. Señorías, si estamos de acuerdo en que este asunto excede de la política, si compartimos que la violencia de género es un asunto de Estado en el que no caben partidismos ni utilización política, en el que es necesaria la unidad de toda la sociedad, también es necesaria la unidad de sus representantes. Nuestras legítimas discrepancias no pueden ser obstáculo para que busquemos espacios de diálogo y puntos en común en esta Cámara. Conseguiremos mucho más juntos que cada uno por su cuenta, porque por encima de todo, señorías, compartimos objetivos.

Desde el Grupo Nacionalista seguiremos intentando llegar a un acuerdo y mantenemos nuestra disposición para trazar una alianza que nos permita definir iniciativas conjuntas y consensuadas entre todos los grupos de esta Cámara para trabajar juntos en la lucha para prevenir y erradicar la violencia de género en Canarias, para definir una agenda, para definir una agenda también en común con el Gobierno que nos permita avanzar en Canarias contra esta lacra.

Muchas gracias, señorías.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Beato.

Turno ahora para cerrar esta comparecencia del Gobierno. Señor consejero.

El señor CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD (Barragán Cabrera): Gracias, señora presidenta.

En esta segunda intervención intentaré también aportar algunos datos de lo que nos han preguntado los portavoces parlamentarios y dar respuesta también a algunos de los interrogantes que se han planteado en relación con el informe del 2016, cambio normativo, cambio de la ley y posteriores informes.

Quiero empezar por la intervención de la peticionaria de la comparecencia, la señora Socorro Beato, y su última intervención. Efectivamente, cuando uno gobierna, tiene a lo mejor la tentación de que, como tiene las herramientas a su disposición y todos tenemos nuestro programa electoral, todos tenemos nuestra fórmula particular de cómo creemos que deben impulsarse las políticas, pero en el caso de la violencia de género, en realidad en todo lo que tenga que ver con las políticas de igualdad, creo que debemos seguir trabajando en la misma línea. Para dar una sensación a la sociedad de tolerancia cero a la violencia de género y que las políticas de igualdad están por encima quizás de que todos tengamos matices de cómo resolveríamos los asuntos si tuviéramos la capacidad ejecutiva de estar en un gobierno, me quedo con esta última parte. Por ejemplo, en las políticas del pacto de Estado, las 28 medidas que tenemos para el año 2018, pero también en el año 2019, independientemente de que el Gobierno llegue a acuerdos con los colectivos que se dedican a defender esta posición en la sociedad, yo creo que el Parlamento podría ser una buena imagen de que aquí también somos capaces de sacar las cosas adelante y para el Gobierno sería muchísimo más fácil también implementar recursos o implementar, en este caso también, presupuestos si efectivamente hay una unidad de acción y todos queremos que lo que vayamos a evaluar posteriormente también sea analizado aquí, que son las medidas que habría que adoptar. Por lo tanto, me quedo con esa posición, ya lo había dicho en la comisión, les había ofrecido la posibilidad de consensuar cómo aplicábamos el pacto de Estado en Canarias en estos primeros años y sigue en pie esa propuesta que ahora ha hecho también la señora Socorro Beato.

Ha comentado la portavoz del Grupo Mixto una frase, me quedo con una frase, eliminar todo rastro de la normalidad, pero eso no se consigue simplemente teniendo mejores actuaciones judiciales, que también, o mejores equipos trabajando en los cabildos, en la comunidad, que también; se llega a esa conclusión si efectivamente hacemos un esfuerzo también en el tema de la educación y en una tolerancia cero, es decir, para que las cosas no sean normales tiene que haber una tolerancia cero. Pero estamos completamente de acuerdo con esa posición.

La portavoz, la señora González, la portavoz de Nueva Canarias, nos hace la referencia. Este informe estaba elaborado o estaba en el primer análisis, estadio, de información cuando se aprueba la ley, señoría, y es el informe del equipo anterior, que yo obviamente defiendo, y en el siguiente informe, obviamente, estaremos ya conforme a la nueva modificación legislativa, desde el punto de vista de lo que significa la evaluación de las medidas, qué efectos y qué impacto han tenido. Aquí también aparece algo de esto, el efecto y el impacto que han tenido las medidas, y le pongo como conclusiones lo que hemos debatido posteriormente aquí, incremento de los presupuestos e incluso algunas de las medidas que dieron lugar a la modificación de la ley. Todo esto ha sido como consecuencia de evaluación de lo que venía ocurriendo en años anteriores. Pero, efectivamente, estamos en esa línea.

¿Qué ocurre con la información, con los informes? Mire, es un tema que podemos hablar con los cabildos. Los cabildos tienen de fecha para presentar sus informes, como estamos compartiendo las competencias, hasta febrero. Ahora, por ejemplo, este año, señorías, todos los cabildos nos han pedido prórroga para presentar su informe. En la medida en que no tengamos una información vital de lo que hacen los cabildos, nosotros nos vemos abocados también a retrasar un poco el informe. No obstante, intentaremos hablar con los cabildos a ver si entre ellos y nosotros somos capaces de sacar esa información en menos tiempo.

Me han comentado varios grupos el tema de Fuerteventura, las islas menores, los sures. Efectivamente, nosotros también estamos analizando qué es lo que ocurre. No nos gustaría hacer un juicio apresurado porque, cuando vemos el tema de Fuerteventura, automáticamente se nos viene a la cabeza la asociación con el tema del turismo o población foránea que viene a trabajar como consecuencia del turismo. Queremos analizar los datos con tranquilidad para poder, no entrar a hacer prejuicios, "yo creo que esto puede ser lo que está ocurriendo", tener algunos datos más serios y analizados por los expertos para poder dar una información. Por lo tanto, no me atrevo, señorías, ahora mismo a hacer un juicio de valor sobre por qué hay un comportamiento determinado en algunas islas o en algunas partes de alguna de las islas, y permítame que sea, en este sentido, más cuidadoso en este momento.

El Grupo Popular hacía referencia al pacto de la violencia de género y a un tema de la nacionalidad. Quiero que entienda una cosa: cuando estamos recibiendo una llamada en el 016 o en el 112, lo menos que preocupa en ese momento es de qué nacionalidad es; lo que preocupa es atender a la persona porque está sufriendo una violencia de género. Los datos estadísticos vienen después, cuando ya se convierte en una denuncia policial, en una denuncia judicial, que se analiza un poco más la información, pero la persona que llama, la primera vocación de la persona que está atendiendo la llamada es atenderla en su problema, no primero de qué nacionalidad es. Y después vamos a intentar, aunque el dato es importante tenerlo en cuenta en Canarias, vamos a intentar que la preocupación principal sea, hay una mujer víctima de violencia de género, da igual qué edad tiene, dónde ha nacido. Primero atendamos eso y después, si es posible, completamos las estadísticas o el mayor número de datos para también actuar nosotros. Por eso precisamente antes no he querido pronunciarme sobre los sures de algunas islas o de algunas islas en concreto. Vamos a analizar si eso tiene que ver con nacionalidades, tiene que ver con determinados tipos de comportamiento o no.

Y sobre el tema del pacto de Estado, obviamente estamos de acuerdo pero también es verdad que hay una controversia muy muy importante con el Partido Popular en estos momentos, señoría, y es que el compromiso que se había adquirido eran 200 millones que ponía el Estado, una parte iba dedicada a las actuaciones del Estado, otra a las comunidades autónomas y otra a las corporaciones locales, y también el compromiso de cada una de las comunidades autónomas de incrementar su presupuesto. Lo que se nos ha querido decir ahora es, "no, no, los 200 millones no era así, era que yo ponía esta cantidad y ustedes ponen esta otra"; no, nunca ha estado eso sobre la mesa. El dinero que se pactó era políticas de Estado, para distribuir entre los tres distintos niveles de competencia que tenemos ahora mismo actuando sobre la violencia de género y sobre las políticas de igualdad, y nosotros tendríamos que incrementar también nuestro presupuesto más allá de los doscientos millones, y los cabildos, en este caso, que son los que tienen también actuación con nosotros, también. Y esa era la idea, ¿no?, y espero que podamos llegar a acuerdos.

Y también le reconozco, porque hay que reconocerlo también, que los presupuestos en violencia de género y en políticas de igualdad este año son los más altos que ha habido en los últimos años, ¿vale?, casi ochenta millones, pero no es suficiente o por lo menos no refleja lo que era el acuerdo del pacto.

El Grupo Socialista nos ha planteado también un dato, en el que a mí me gusta insistir también, que no hay más violencia sino que se denuncia más. Quizás la aseveración yo la comparto, la comparto, pero también sé que es criticable, ¿no?, y la comparto porque creo que es bueno que haya más denuncias y que se transparente. Creemos que hay mucha violencia de género que no se está transparentando y que, en la medida en que hacemos tolerancia cero, hay más llamadas y, por lo tanto, podemos actuar mejor y, por lo tanto, ofrecer mejores servicios. Pero vuelvo a insistir, a todas sus señorías, en que, igual que tenemos leyes contra la corrupción, ayer salía un elemento... -sí, hay leyes contra la corrupción, hay una ley contra los delitos de tráfico, hay un Código Penal-, pero la sociedad, como sociedad, sigue cometiendo errores y sigue cometiendo ese delito, y esto no es una excepción. Ahora, en esta parte, en la parte que nos corresponde de violencia de género, sí creo que podemos hacer un gran trabajo si la sociedad nos ve unidos en el ataque, la tolerancia cero a la violencia...

La señora PRESIDENTA: Un minuto más y concluya, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD (Barragán Cabrera): ...y hacemos un esfuerzo, un esfuerzo, que creo que es la pata de la que todavía cojean todas las políticas de violencia de género, que es, tenemos que hacer un esfuerzo, más allá del que estamos haciendo, aquí se está empezando a tomar conciencia de ello y empezamos a actuar también en educación... Pero es en la educación, y la educación no vista simplemente como un tema academicista, en el tema de colegio, sino también en la educación de padres y madres de los entornos de los menores. Es muy preocupante, por ejemplo, lo que estamos detectando de violencia de género en los jóvenes, en edades tempranas. Por lo tanto, tenemos que atacar más en el ámbito de la educación sin descuidar, obviamente, cuando ya una mujer es víctima de la violencia y, por lo tanto, tiene que existir toda una red para atenderla a ella y también a sus hijos e hijas.

Nada más y muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Hemos concluido esta comparecencia.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-1669 Sobre -Consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad-, sobre el Informe de la situación de la violencia de género en la CAC, 2016.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico