Diario de Sesiones 117/2018, de fecha 8/5/2018 - Punto 28

9L/C-1567 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO MIXTO, SOBRE REGULACIÓN DEL ESTATUTO DE LOS MUNICIPIOS TURÍSTICOS DE CANARIAS.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos al siguiente punto en el orden del día, la comparecencia instada por el Grupo Mixto.

En su nombre, tiene la palabra su portavoz, el señor diputado don Casimiro Curbelo Curbelo.

El señor CURBELO CURBELO: Buenas tardes, presidenta. Señor consejero de Turismo, señorías.

Esta comparecencia, por casualidades de la vida, se ha aplazado en distintas ocasiones y por motivos diferentes. Hoy, afortunadamente, tenemos la oportunidad de hablar sobre ello. Y a mí, señor consejero, me gustaría saber cuatro o cinco cosas en esta primera intervención.

En primer lugar, ¿por qué después de tanto tiempo, es decir, veintitrés años de que se aprobó la Ley de Ordenación del Turismo de Canarias, en el año 1995, hasta hoy, cuando esa ley mandataba, en seis meses, aprobar el estatuto del municipio turístico, no se haya hecho? Razones tiene que haber y debemos conocerlas. Entre otras razones, se aprobó como propuesta de resolución en el último debate del estado de la nacionalidad.

En segundo lugar, ¿qué estrategia turística tiene el Gobierno de Canarias para esta comunidad autónoma?

En tercer lugar, me gustaría saber si, como consecuencia de no haber aprobado el estatuto de municipio turístico, la realidad turística del modelo actual turístico que tiene Canarias ha sido afectada de forma negativa o no.

Y, en cuarto lugar, comoquiera que el turismo es mucho más que un mero negocio, me gustaría saber qué se está haciendo para la renovación de la planta turística, especialmente la hotelera, para los planes de modernización, para la promoción de la marca Canarias, para la calidad de oferta y también inclusive cuándo tenemos el decreto del alquiler vacacional.

Sabemos que este tema, el estatuto de los municipios turísticos, no es sencillo, porque también inclusive otras comunidades autónomas tienen problemas similares de paralización. Pero no podemos ignorar que el turismo, sabe el señor consejero que requiere planificación, planificación de recursos y trasversalidad en la toma de decisiones, del mismo modo que requiere cooperación institucional y diálogo, mucho diálogo.

El turismo, señor consejero, sabemos todos que es el sector económico más importante para la economía de nuestro país y qué duda cabe que también lo es para esta comunidad autónoma. Es el sector estratégico que fortalece el PIB y que más incidencia tiene en la generación de empleo. Por tanto, hace falta que tengamos una estrategia turística para este archipiélago.

Es conveniente también señalar que todos los municipios canarios, los ochenta y ocho municipios canarios, son municipios turísticos potenciales. No solo aquellos que están en la costa, también el resto de municipios que tiene Canarias, entre otras razones porque hay muchas formas y variedades de hacer turismo, y las tenemos en cualquiera de las islas del archipiélago canario. Por tanto, todos los municipios de Canarias son de interés turístico y tienen necesidades. Necesidades también, como tiene el municipio turístico con la máxima afluencia de población flotante o visitante. Cualquiera de ellos, de los cinco que constituyen esa asociación turística de Canarias. Y digo que tiene necesidades de cualquier naturaleza, de hospitales, de seguridad en playas, de limpieza, de seguridad ciudadana, en fin.

Y, por último, también me gustaría tomar en consideración que los municipios turísticos, los municipios destinos turísticos, todos los municipios, los ochenta y ocho, son turísticos en potencia y otros, hay municipios destinos turísticos muy potentes, que son los que la propia asociación se ha asociado para demandar. Estos requieren recursos extraordinarios, es decir, que requieren más recursos para atender sus necesidades, pues dan servicios, el argumento y es real, dan servicios a muchas más personas que la población de derecho. Por ejemplo, el municipio de Adeje tiene una población de derecho de 40 000 personas y, sin embargo, atiende a más de 300 000 visitantes. Por tanto, en ese marco es en el que nos queremos mover para atender esta realidad.

Y además tienen, y quieren tener voz, en la toma de decisiones turísticas. Se ha dicho en alguna ocasión que los cabildos canarios que tienen competencias en esta materia no son escuchados suficientemente. Eso ocurre, eso ocurre... -bueno, competencias transferidas en alguna materia, señora portavoz del Partido Popular-, eso ocurre quizás, señor consejero, con algunos municipios... (Se produce el corte del sonido por el sistema automático de control del tiempo y la señora vicepresidenta segunda le concede un minuto más).

Sí, sí, lo aprovecho.

Digo que esa realidad puede ocurrir con algunos municipios en algunas islas, pero no todas las islas no establecen la interlocución adecuada entre la institución insular, el Gobierno y los ayuntamientos respectivos. Por tanto, hay que hacer esa excepción.

En definitiva, yo creo que es importante porque al final ganamos todos. Como puedo explicitar en la segunda intervención, pues, si hay una interlocución y diálogo fluido entre todas las administraciones públicas en un asunto de vital importancia para la economía de nuestra autonomía como es el turismo, indudablemente, si esa interlocución, si ese diálogo fluido, si esa cooperación institucional se produce, al final ganamos todos.

Por tanto, a mí me gustaría saber cuál es el criterio del Gobierno en esos cuatro grandes asuntos que he planteado y que lógicamente tienen interés para toda la comunidad autónoma.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Gobierno, tiene la palabra el señor consejero de Turismo, Cultura y Deportes, don Isaac Castellano San Ginés.

El señor CONSEJERO DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES (Castellano San Ginés): Muchas gracias, señora presidenta.

Señor Curbelo, le agradezco la persistencia en la presentación de esta iniciativa para que pueda ser debatida en esta Cámara. Cierto es que ha habido varios intentos, pero me parece que la ocasión es propicia para que establezcamos un debate en torno a una cuestión que, sin duda, ha despertado el interés de amplios sectores de la ciudadanía de Canarias en los últimos meses por diferentes cuestiones.

Es cierto, una las cosas que planteaba al inicio de la intervención, el estatuto de municipios turísticos estaba recogido en la Ley de Ordenación del Turismo del año 1995, que establecía, además, un plazo de seis meses para la elaboración por parte de la consejería competente, previa escucha de las asociaciones más representativas de los municipios de Canarias, en este caso cabría hablar de la Fecam.

Me pregunta por qué hasta este momento no se ha desarrollado este estatuto. Quizás es una pregunta que no me correspondería a mí responder a título individual, porque muchos son los que han pasado por esta administración, por esta consejería, y no han desarrollado este mismo estatuto. En cualquier caso, sí que es verdad que en el año 2007 hubo un intento por parte del Gobierno de Canarias en aquel momento de presentar el debido proyecto de estatuto de municipio turístico de Canarias, una iniciativa que en su momento decayó y no fue retomada ni por gobiernos posteriores ni por esta Cámara, que representa al conjunto de la ciudadanía de Canarias.

Nosotros entendemos que la realidad turística y social de hoy, del año 2018, es completamente diferente a la que se presentaba en el año 1995 y, por lo tanto, las motivaciones, muchas de las motivaciones a las que se hacía alusión para la aprobación de un estatuto de estas características hoy ya no están vigentes o han sido tratadas de alguna forma en las sucesivas normativas turísticas que se han venido desarrollando desde aquel momento. De ahí que entendemos que es necesario, y con esto yo creo que abordo la primera de las cuestiones, acerca del tiempo que ha transcurrido...

Después me planteaba qué estrategia turística tiene el Gobierno en este sentido y, en relación con el estatuto de municipios turísticos, le tengo que decir que en estos momentos estamos en plena fase de desarrollo del plan estratégico del turismo de Canarias. Un plan que lo que pretende es precisamente que entre todos los sectores que constituyen la industria turística seamos capaces de determinar hacia dónde vamos, estableciendo una prospección de las tendencias que nos sitúen en el año 2030-2040, en función de diferentes tendencias que podamos observar, y una serie de acciones específicas y concretas que se puedan desarrollar hasta el año 2025. En este sentido, creo que debemos establecer precisamente una reflexión acerca de qué es municipio turístico en Canarias, en la que a lo mejor podríamos incluso profundizar sobre esta materia en el mismo debate que está teniendo lugar en estos momentos. Y del mismo modo, tampoco queremos olvidar un principio de solidaridad interterritorial que ha de darse entre islas y entre el conjunto de municipios de Canarias.

Hablaba antes de la iniciativa de 2007. Una de las cuestiones que pretendía el proyecto de ley presentado en el 2007 era la definición de municipio turístico, como decía anteriormente. A este respecto, se recogía el concepto consensuado con la asociación más representativa de los municipios canarios, la Fecam. El objeto de esta norma era la regulación de los requisitos, el procedimiento y los efectos de la adquisición y pérdida de la condición de municipio turístico, el establecimiento del régimen jurídico específico derivado de tal condición y la concreción en particular de los servicios públicos turísticos, la determinación de la organización complementaria propia de los municipios turísticos, dentro del marco establecido por la legislación básica sobre régimen local y la legislación canaria en desarrollo de la misma, el establecimiento del régimen de financiación que permitiese en este caso la prestación con calidad suficiente de los servicios turísticos que imponía la ley. Y lo que pretendía conseguir la ley era la protección de los recursos turísticos de Canarias, la potenciación de los servicios turísticos municipales, garantizando su prestación con calidad suficiente y una financiación acorde, la preservación de los bienes que guardasen relación con el turismo, el fomento de la sostenibilidad de los municipios, la diversificación y diferenciación de los productos ofertados, la renovación de la oferta turística existente, particularmente alojativa, el incremento de la calidad, la regeneración de las áreas turísticas degradadas y el reforzamiento de la competitividad del destino. Con el paso del tiempo, como decía anteriormente, muchas de estas cuestiones han sido abordadas, entre otros elementos, a través de la Ley de Renovación y Modernización Turística de Canarias, en la que se tuvo la oportunidad de tratar esta serie de asuntos.

Y hay una reflexión, además, que yo sí que comparto con usted, la hemos puesto de manifiesto en diferentes ocasiones, y es que, no es que en Canarias los ochenta y ocho municipios tengan un potencial turístico, es que los ochenta y ocho municipios de Canarias son turísticos. Nuestra gran aspiración es extender los beneficios del turismo, hacer que la cadena de valor asociada al turismo sea cada vez mayor, y esto implica, primero, que seamos capaces de conectar la industria turística con otras actividades económicas que se desarrollan en el conjunto de Canarias; y, por otra parte, también extender los beneficios del turismo en el ámbito territorial, es decir, que todos los territorios de Canarias, todas las islas y todos sus municipios sean partícipes de los beneficios de la que es nuestra principal industria, porque si algunos municipios aportan camas alojativas, otros aportan otros elementos que son tremendamente importantes como recurso turístico, que visitan aquellos que deciden acudir a Canarias por diferentes motivaciones, pero, además, nos aportan como destino turístico muchísima identidad. Yo creo que los diputados de las diferentes islas podrán encontrar diferentes ejemplos de lo que les estoy diciendo. En el caso de Lanzarote, podemos decir, municipios con recursos importantísimos como Tinajo y Haría no tienen camas turísticas y algunos, en función de ciertos criterios que se manifiestan en ciertas ocasiones, considerarían que estos municipios no son turísticos. Sin embargo, desde luego esta no es la visión de la actual Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias y en esa línea, por lo tanto, venimos desarrollando nuestro trabajo, incorporando también, y además con mayor intensidad en los últimos años, los recursos culturales como parte de aquellos elementos que pueden generar riqueza también en el ámbito turístico.

Por lo tanto, repito, afrontaremos este debate. En el segundo turno de intervención haré alusión al plan estratégico de Canarias para el turismo, que está en plena fase de desarrollo. Se ha producido ya la fase de comunicación previa y a través de un trabajo realizado conjuntamente con las dos universidades públicas canarias se procedió a la elaboración del pliego de condiciones para la contratación de la elaboración de este plan. Esta es una fase, la de elaboración de pliegos, que ya concluyó; estamos en la segunda fase de contratación de este plan, a la que se han presentado diferentes empresas para su elaboración, y en la que, sin duda, repito, todos los municipios, los ochenta y ocho municipios de Canarias, los siete cabildos insulares y los diferentes agentes vinculados al sector podrán establecer de forma conjunta, porque el turismo al final nos atañe a todos, participamos todos de la industria turística, podremos elaborar cuál es la estrategia, hacia dónde camina el turismo y, por lo tanto, qué medidas tenemos que adoptar.

No voy a hacer muchas referencias a algunas polémicas que surgieron, sobre todo a raíz de algunas ferias internacionales, en las que algunos municipios decidieron, me parece que además de forma legítima, acudir con su propio estand. Yo siempre dije desde un primer momento que la polémica me parecía artificial, en la medida en que la estrategia de promoción no se había cuestionado, más allá de que en algunas ferias, no en todas las ferias, porque esto es una polémica que se circunscribió a la feria de Fitur, en la medida en que la estrategia promocional no había sido cuestionada. En cualquier caso, sí tengo que decir que la distribución de diferentes espacios en las ferias se determina de forma consensuada con el conjunto de los abildos insulares de las islas, que son los que deciden qué es lo que se promociona en las ferias, y que el Gobierno de Canarias siempre, siempre estará abierto a escuchar diferentes alternativas que hagan que todos se sientan partícipes de la promoción que realizamos y que contribuya a, digamos, potenciar lo que es el gran paraguas que nos cubre a todos, que es esa gran marca conocida en toda Europa que es Islas Canarias.

Me ha planteado otra serie de cuestiones... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un minuto adicional) como es qué es lo que hacemos para renovar el destino. Y en este sentido es importante la aportación que se hace tanto en el ámbito público como en el ámbito privado, recientemente dábamos algunos datos. Con respecto al alquiler vacacional, ya le digo que en los próximos días estaremos en condiciones ya de presentar el borrador, porque está prácticamente culminado y, por lo tanto, se procederá a la presentación del mismo. Y, como no tengo tiempo, después, si quieren, hablamos de los principios rectores de este decreto, también de vital importancia para el desarrollo turístico de Canarias.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos a la intervención de los grupos no solicitantes de esta comparecencia.

En nombre del Grupo Parlamentario Nueva Canarias, tiene la palabra la señora diputada doña Gladis Acuña Machín.

La señora ACUÑA MACHÍN: Gracias, presidenta. Buenas tardes, señorías.

Señor consejero, le voy a explicar yo lo que es un municipio turístico, de conformidad con lo que se dijo y con lo que se aprobó en este Parlamento en la Ley de Ordenación del Turismo de Canarias de 1995. Mire usted, es aquel municipio que tiene que darles mayores servicios a aquellos residentes que no son de derecho, es decir, donde pernoctan y donde pasan durante todo el año cuarenta mil o cincuenta mil ciudadanos y ciudadanas, pero que son financiados de conformidad con su población de derecho. ¿Se me ha entendido bien?, porque yo creo que es muy claro. Ahora bien, usted dele la definición de municipio turístico a lo que usted quiera, porque, efectivamente, coincido con usted en que toda Canarias es de interés turístico, pero son cosas diferentes. Son cosas diferentes el que un municipio sea de interés turístico, como puede ser Tinajo, como puede ser Haría, de los que yo estoy tan orgullosa como usted, pero, ahora bien, no tiene que soportar la misma carga de servicio Haría y Tinajo como Costa Teguise, como Puerto del Carmen, como Playa Blanca, como La Graciosa, etc., etc., que eso lo sabe usted, eso lo sabe usted. También es verdad que usted está recién llegado y esto es un problema que no se ha abordado durante muchísimos años, pero eso no quita para que hablemos en plata.

Y, miren, ustedes hablan de cohesión y solidaridad. ¿Pues saben lo que están haciendo ustedes?: enfrentar a los municipios por no reconocer una situación que afecta, los están enfrentando, no dándole respuesta a lo que se necesita. Y no es ningún capricho, y no es ningún capricho. Mire, de policía local necesitamos el doble en los municipios que albergan los hoteles y todas las estancias turísticas, y eso lo saben ustedes. ¿O a ustedes les parece bonito que el sur de Tenerife, el sur de Gran Canaria, y se sumarán más, y se sumarán más, y si no al tiempo, estén desvinculados de nuestro Gobierno de Canarias? Pues, mire, a usted no le habrá dado pena, pero a mí me dio mucha pena ver en Fitur cómo iban unos por un lado y otros por el otro, porque desde luego me siento canaria. Ahora bien, no se le puede dar la espalda a una reivindicación que es de justicia. ¡Es que es de justicia! Si no, vaya usted y resida tres días en cada uno de estos municipios. Póngase usted en la piel de esos alcaldes y verá usted como lo terminará entendiendo y verá...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos a la intervención del Grupo Parlamentario Podemos. En su nombre, tiene la palabra la señora diputada doña Natividad Arnaiz.

La señora ARNAIZ MARTÍNEZ: Gracias, presidenta.

La principal industria de Canarias es el turismo y es imprescindible regularla, porque todos sabemos que tiene sus ventajas pero también tiene sus inconvenientes, y que un municipio sea declarado turístico debe tener en cuenta en qué beneficia a la ciudad y sus trabajadores y en qué los perjudica. Y decimos esto porque dos grandes ciudades de Canarias... (Rumores en la sala).

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Disculpe, señora Arnaiz Martínez.

Ruego a sus señorías que guarden silencio. Hay un ruido que hace insoportable escuchar a la interviniente.

Muchas gracias.

Continúe.

La señora ARNAIZ MARTÍNEZ: Sí.

Decimos esto porque dos grandes ciudades de Canarias no han sido declaradas municipios turísticos, Santa Cruz de Tenerife es una y Las Palmas de Gran Canaria es otra, y al menos esta última ni lo ha sido ni quiere serlo precisamente por las desventajas que presenta para residentes y trabajadores. Y uno de los principales problemas de ser considerado municipio turístico es que se les obliga a tener libre horario comercial de lunes a lunes en todo su territorio. Lejos de que esta medida genere empleo, aunque se pretenda vender lo contrario, lo que significa es que al final las empresas reestructuran sus plantillas y en lugar de contratar a más empleados lo que hacen es, a los que ya tienen, meterles muchas más horas. Con esto se empeora la calidad de vida de los trabajadores y unas condiciones más precarias si cabe.

Otro problema asociado es la vivienda y también el alquiler vacacional que está tan ligado a ella. Conocemos de sobra los procesos de gentrificación y de expulsión de los vecinos y trabajadores que viven en estos lugares, incluso hasta otros municipios. Y esto sucede principalmente por dos razones. Primero, por el encarecimiento de los servicios. En un barrio donde ha vivido toda la vida el jubilado o la jubilada la panadería pasa a llamarse "boutique del pan" y el bar de toda la vida se convierte en una gastrotasca, que lo único que significa es que al final la leche o el café pasen a costarle el doble. Y, en segundo lugar, el encarecimiento de la vivienda que está sufriendo cada día la población y que llega a ser expulsada de sus municipios, como he dicho antes.

Y esto nos plantea varias dudas. Primero, qué ventajas ofrece a los municipios ser declarados turísticos. Ya la Fecam hace unos diez años tuvo un cierto debate sobre las líneas de financiación para unos y otros municipios, sin llegar a ningún acuerdo. Y, segundo, cómo influye esto en la calidad de vida también de los habitantes.

Y, después, también nos preguntamos qué control del planeamiento y medioambiental debe tener un municipio de estas características, porque es imprescindible realizar estudios, que no tenemos, y evaluación de impacto medioambiental, social y cultural de estas zonas.

Lo que es evidente es que las herramientas que tenemos para regular todo esto ni están ni se las espera. Este estatuto lleva desde 1995 sin crearse, cuando hay al menos catorce municipios que necesitan esta regulación. Después el decreto del alquiler vacacional, sacado por la puerta de atrás, que es verdad que ayer, anteayer...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Disculpe, señora Arnaiz.

Tiene la palabra, en nombre del Grupo Parlamentario Popular, su portavoz adjunto, el señor diputado don Miguel Jorge Blanco.

El señor JORGE BLANCO (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta.

No sé si usted, señor consejero, sabe lo que en rugby se llama "patada a seguir". La patada a seguir, señor Castellano, es aquella que se utiliza en el deporte para, en fin, tirar el balón hacia adelante y ver lo que pasa en el futuro.

La estrategia del Gobierno de Canarias desde el año 1995, en la que su partido político ha tenido abrumadoramente la responsabilidad de llevar las responsabilidades de turismo en el Gobierno, ha tomado en este tipo de decisión, en el estatuto de municipio turístico, lo de patada a seguir, "tire usted pa'lante, incumplamos la Ley de Ordenación Turística del año 95, que nos mandataba que en seis meses teníamos que tener el estatuto". Y hoy sube usted a la tribuna a decir que los ochenta y ocho municipios de Canarias son turísticos. Entonces aquí caben dos opciones: o la ley del 95 estaba mal hecha o usted se ha equivocado hoy aquí al decir eso, porque, si es verdad que los ochenta y ocho municipios son turísticos, habrá que suprimir lo de estatuto de municipio turístico porque lo tenemos todos.

Esto estaba hecho en consideración a lo que la señora portavoz de Nueva Canarias dijo, de que hay determinados municipios, especialmente en Canarias, que soportan una población de hecho muy superior a la población de derecho que tienen y, por tanto, tienen que proveer de servicios esenciales y básicos a esos ciudadanos, sin recibir por parte de ellos los impuestos municipales correspondientes que les corresponden a todos los que están, en fin, censados en ese municipio. Ese es el objetivo del estatuto de municipio turístico, fundamentalmente, aparte de otros temas. Y creo que, de verdad, habría que tener en su segunda intervención una mayor claridad a la hora de despejar dudas respecto de qué va a hacer el Gobierno, veintiocho años después, sobre los municipios turísticos de Canarias.

Mire, estamos discutiendo, vamos a empezar a discutir la ley de financiación, del fondo de financiación municipal, de las corporaciones locales en Canarias, que ya existe, se pretende una modificación para cambiar los criterios de aplicación de ese fondo. Uno de los criterios para distribuir ese fondo es el carácter turístico de los municipios y se les da un 2 %, tienen un 2 % del reparto, de la cuota de reparto, de todo el fondo. Miren, yo ofrezco una solución o una opción: discutamos en el seno del Parlamento si ese 2 % es suficiente o sería bueno ampliarlo a algún porcentaje mayor para que puedan beneficiarse los municipios turísticos de mayor financiación de la comunidad autónoma para soportar esos servicios esenciales, de la comunidad autónoma. Lo digo, en fin, como sugerencia a los grupos parlamentarios.

Pero, en definitiva, lo que no puede usted, señor consejero, señor Castellano, es venir a la tribuna y hacer patada a seguir, como otros temas, tantos temas, en materia de turismo, que lleva usted en el Gobierno de Canarias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra la señora diputada doña Rosa Bella Cabrera Noda.

La señora CABRERA NODA: Gracias, señora presidenta. Buenas tardes a todos y a todas.

Tal como han comentado los que me han precedido en el uso de la palabra, entre ellos el señor consejero, las islas esperan por el estatuto de municipios turísticos desde el año 1995. Norma que ni se ha aprobado ni figura entre las prioridades de este Gobierno, como tampoco lo fue para los gobiernos anteriores, evidentemente. En el 2010 se paralizó este procedimiento de forma definitiva, argumentando los órganos competentes, entre los que se encontraba el Gobierno de Canarias, que debían analizar otros criterios frente a las camas turísticas, como elemento definitivo para decidir qué municipios son turísticos, adelantando en ese momento que se valoraría el espacio turístico o la conservación del territorio como criterio definitorio. Hasta el momento no ha habido avance de ningún tipo.

Señor consejero, teniendo en cuenta que no contamos con el estatuto de los municipios turísticos que establezca un marco común para todas las localidades turísticas y teniendo en cuenta las discrepancias que han surgido en los últimos años entre la asociación de municipios turísticos y la consejería que usted dirige, quizás sería conveniente buscar la fórmula que vuelva a unir a todos los municipios bajo el mismo paraguas institucional y promocional, partiendo en todo momento de que son nuestras diferencias las que nos unen, y buscar puntos de encuentro, acordando criterios turísticos entre todas las partes afectadas -Gobierno de Canarias, cabildos y ayuntamientos-, lo que nos permitiría unidad de acción en la defensa y promoción de la marca Canarias. Para lograrlo, evidentemente tiene que haber voluntad por parte de su consejería y tiene que ser esta la que dé el paso para lograr esa promoción unificada, que es lo que nos beneficia y que es lo que nos mantiene como destino de referencia.

Antes de terminar, quiero destacar un dato que me parece muy importante: las cinco localidades fundadoras que conforman la asociación de municipios de Canarias, creada en noviembre de 2016, tiene casi el sesenta y cinco por ciento del total de las plazas alojativas con que cuenta el archipiélago. Creo que el dato invita a repensarlo y a intentarlo.

Nada más. Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Nacionalista Canario, tiene la palabra su señoría, la señora diputada doña Nereida Calero Saavedra.

La señora CALERO SAAVEDRA: Gracias, presidenta. Buenas tardes.

Señor consejero, todos sabemos los problemas que durante las dos últimas décadas se han generado en torno a la tramitación del estatuto de municipio turístico. Realmente la categoría de municipio turístico, como se ha dicho, aparece con la ley de bases del régimen local y esta norma básica estatal no contemplaba esta figura en sí misma, pero sí dejaba abierta la posibilidad de creación de regímenes especiales municipales para los que reúnan características que lo aconsejen, como su carácter histórico-artístico o el predominio en su término de actividades turísticas. Así, en el año 1995, como se ha dicho, la Ley de Ordenación del Turismo preveía su creación en un plazo no superior a seis meses tras la publicación de esta ley. Pero a nadie se le escapa que es una ley del año 1995 y que desde luego necesita un lavado de cara pero desde la profundidad.

En el 2007, se trajo al Parlamento un proyecto de ley sobre el estatuto de municipio turístico que acabó paralizado, entre otros motivos, por las quejas de algunos municipios, que no se veían, pues, lo suficientemente representados. Además, los sucesivos intentos de establecer unos criterios comunes para definir qué se puede considerar y qué no como municipio turístico, pues, no tuvieron éxito. En 2009 y 2010, la Fecam decidió pedir la paralización del proyecto hasta que se alcanzara un consenso. Y lo mismo ocurre en el plano estatal. La situación actual es que la mayoría de las comunidades autónomas han evitado profundizar en el estatuto y se han remitido a un posterior desarrollo reglamentario que no han concretado aún, porque supongo que, de alguna forma, coincidiremos en que los tradicionales municipios de sol y playa no son los únicos que presentan problemas ocasionados por la llegada de personas ni los únicos capaces de motivar desplazamientos.

Así que yo voy a plantear una reflexión que también la han planteado diputados anteriores, que es que piensen qué municipio canario no tendría condiciones para ser declarado municipio turístico. Y me gustaría hacer, que hiciéramos un planteamiento distinto, y es hablar de lugares, por ejemplo, colegios en los que las altas y las bajas del alumnado de diferentes nacionalidades se suceden durante todo el curso escolar, con todo lo que ello significa; hablar de áreas de salud en las que se programa y se dota de recursos con base en el número de cartillas sanitarias, sin tener en cuenta la atención que los profesionales sanitarios deben prestar a pacientes, turistas y visitantes de múltiples nacionalidades, además con todas las dificultades que eso conlleva. O hablar de necesidades suplementarias, de seguridad en playas, de limpieza callejera o de seguridad ciudadana.

En conclusión, que creemos que no se trata tanto de declaraciones ni de diferenciar municipios sino de una planificación transversal con las diferentes consejerías y en aquellos lugares o servicios públicos en los que la incidencia del turismo sea muy relevante se haga un tratamiento diferenciado en la dotación de recursos, porque soportan, evidentemente, una sobredemanda de servicios que normalmente no cuadra con los criterios que actualmente se aplican en sanidad, en educación, en infraestructuras o en seguridad ciudadana, entre otros aspectos.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Para una segunda intervención, tiene la palabra el solicitante de esta comparecencia, el señor portavoz del Grupo Mixto, don Casimiro Curbelo Curbelo.

El señor CURBELO CURBELO: Muchas gracias, presidenta. Señorías.

Señor consejero, no es igual el plan estratégico para Canarias, que debe existir, indudablemente, que de lo que estamos hablando, del estatuto para los municipios turísticos.

Miren, y no echemos pelillos a la mar: esta comunidad autónoma, del año 1995 a acá, la han gobernado tres partidos políticos. Vamos a dejar fuera a Nueva Canarias, a Podemos y a quien les habla (risas desde los escaños). Ahora. Ahora. Por tanto, los distintos gobiernos anteriores han tenido mucha responsabilidad, aunque es verdad que en Canarias, en Canarias, ojo, hay quien quiere ser la novia en la boda, el niño en el bautizo y el difunto en el entierro. Y ahora ustedes se preguntarán por qué dice esto este señor.

Miren, una parte de la responsabilidad de que no tengamos hoy un estatuto de municipio turístico está en la poderosa influencia que han ejercido las dos capitales canarias, Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas, si no lo sabían. Esa es la clave, esa es la clave. Esas dos capitales, de las que tanto llevamos hablando décadas, las que se hicieron con las sedes del Gobierno autonómico, las que tienen los puertos, las que tienen el estatuto de capitalidad, pero además quieren también que se las considere municipios turísticos, a pesar de no reunir los porcentajes de las plazas alojativas turísticas. Y fueron esas dos capitales canarias las que hicieron que un Gobierno yo entiendo, iba a decir cobarde, pero yo creo que un Gobierno débil, en su momento, no fue capaz de tomar la decisión. Reculó ante esta realidad, y reculó ante esta realidad por la presión que ejercían estas dos capitales, porque esas son de las que hoy...; se habla, entre otras, de la reforma electoral, son las que tienen la representación de la gran burguesía y son las que, de alguna forma, manejan los resortes del poder en esta comunidad autónoma. No nos engañemos, esa es una de las razones de lo que estamos comentando.

En el año 2007 se aprobó el estatuto de la capitalidad, que afecta a las dos capitales canarias, y el resto de las capitales insulares, todas las islas, no dijimos nada, no dijimos nada de la anomalía de seguir teniendo dos capitales en vez de una. ¿Ustedes conocen alguna comunidad autónoma que tenga dos capitales en vez de una? Canarias. Ese fue el equilibrio que se pactó en su día también para hablar de equilibrios. Por eso hablo yo de equilibrios cuando alguien quiere modificar la ley electoral. Y no dijimos nada de la anomalía de seguir teniendo esas dos capitales en vez de una, algo que duplica los costes en muchas áreas. Y no dijimos nada del derecho que teníamos las restantes capitales canarias, que también tenemos ese derecho.

Ya adelanto desde aquí que mi grupo parlamentario, la Agrupación Socialista Gomera, va a traer a esta Cámara una iniciativa legislativa para acabar con las anomalías canarias. Vamos a ver, este Parlamento. Una iniciativa que será polémica, pero vivimos tiempos de reformas y nosotros también queremos cambiar y contribuir a la reforma de esta casa común. Para proponer una sola capitalidad para Canarias. Solo una. Ya que quieren ahorrar, ya que quieren ahorrar -no, yo no voy a decir hoy cuál pero se dirá (ante un comentario que se efectúa desde los escaños)-, ya que quieren ahorrar con el sistema electoral, vamos a ahorrar con las dos capitales también.

Decía que el estatuto de capitalidad para Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas se aprobó sin ningún problema, sin retrasos, sin presiones, sin palos en las ruedas. Y en el preámbulo de esa disposición se decía que es un objeto irrenunciable para ambas ciudades contar con unos servicios de calidad que ofrecer no solo a sus vecinos sino a todos los canarios y, en consecuencia, disponer de espacios urbanos cómodos y accesibles para el conjunto de la ciudadanía de las islas. Esa es la misma filosofía que inspira a los municipios con estatuto turístico. Ese estatuto de capitalidad que sí se aprobó... (Rumores en la sala).

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Disculpe, disculpe, señor Curbelo, disculpe que vuelva a llamar al orden a sus señorías. El ruido vuelve a ser demasiado en este salón de plenos y, como ustedes saben muy bien, resuena demasiado.

Muchas gracias.

Prosiga.

El señor CURBELO CURBELO: Muchas gracias, presidenta.

Ese estatuto de capitalidad que sí se aprobó era una norma que buscaba refortalecer la autonomía local y potenciar las competencias municipales. Es lo que pretendemos hacer con el estatuto del municipio turístico, exactamente igual. Lo que pasa es que el peso económico y político está donde está.

¿Qué hubiera pasado, señorías, si las restantes cinco islas de Canarias nos hubiéramos puesto en pie de guerra diciendo que en nuestras respectivas islas cada una de las capitales tenía derecho a los mismos privilegios que se les estaban otorgando a las dos que los obtuvieron? No fue así, no fue así. No porque pensáramos que no teníamos los mismos derechos, sino porque entendimos que la construcción de Canarias se hace por etapas y entendimos que había que apostar por una capitalidad autonómica sin renunciar a hacerlo por la insular en el futuro.

Como entendemos hoy que a los municipios turísticos les corresponde el reconocimiento de su carácter, porque padecen situaciones excepcionales, que solo se dan en ellos, como afirmaba la portavoz de Nueva Canarias. Y el Gobierno tiene que ser consciente de esa realidad, sin plegarse a ningún tipo de chantaje de quienes quieren tenerlo todo, aunque no les corresponda. Yo sé que no va a dar tiempo, señor consejero, en lo que queda de legislatura.

Como bien señalan los expertos en el fenómeno turístico, al descubrimiento del destino le sigue un proceso tendente a la masificación, que supone la aparición de una mano de obra que se ancla poblacionalmente en las zonas de actividad. En sucesivas fases de la expansión turística, se mezcla el turismo con los flujos migratorios de los países emisores de ese turismo, algo que hemos vivido en muchos municipios de Canarias con jubilados o con emprendedores, que han venido desde Europa a muchos municipios de las islas. Esto ocurre y ha ocurrido, y lo hemos visto en asuntos como la planificación urbanística, la regulación de actividades, la expansión de núcleos urbanos sin control, la autoconstrucción, las comunicaciones, los servicios municipales, el abastecimiento de agua potable, las redes de alcantarillado... Han sido muchos frentes y en algunos se han cosechado estrepitosas derrotas y fracasos, porque los municipios a veces no han podido dar la respuesta adecuada a algunos de esos retos, especialmente a aquellos que se derivan del crecimiento de la población vinculada a la migración laboral que produce el turismo. Esa población ha crecido en cinturones residenciales mal planificados y mal dotados, en el entorno mismo de las actividades turísticas. Todo eso ha ocurrido mientras que las administraciones después corrían detrás de la realidad. Primero surgían los problemas y después llegábamos nosotros con las soluciones. Pero estamos ya en el siglo XXI y debemos actuar en consecuencia. Sería el colmo que Canarias, un destino turístico de referencia, no fuera sensible con la propia realidad, con su propia realidad. No podemos seguir ni un minuto más sin dotar a nuestros municipios turísticos de herramientas y características que les sean propias para la tarea que deben desempeñar.

Con la actual indefinición, señor consejero, la ausencia del estatuto de municipios turísticos, que determina sus posibles asociaciones y obligaciones, cualquier municipio canario se puede atribuir esta cualidad sin criterios objetivos y tasador...; inclusive libre de su esfuerzo y promoción turística, sin responder a estándares de calidad, rompiendo -como se ha visto recientemente en las últimas ediciones de Fitur- la concepción de Canarias como una unidad de destino único.

Este inaceptable vacío legal influye negativamente a la hora de que Canarias haga una gestión responsable y adecuada del turismo y una promoción cohesionada y, en consecuencia, en cooperación con los cabildos y ayuntamientos canarios.

En nuestras islas, además, coexisten dos realidades: hay municipios y comarcas turísticas plenamente consolidadas y otros que apenas han empezado a incorporarse a ese sector de nuestra economía, que nos ha traído desarrollo, riqueza y también nuevos problemas. Y para los otros, para los municipios que empiezan, que no desean cometer los errores del pasado, que no quieren desarrollar otro tipo de nichos de mercado, sino en valores medioambientales y sostenibles y en la calidad más que en la cantidad, contar con recursos suficientes que refuercen la autonomía municipal como instrumentos capaces de dar respuesta a sus retos, esa es una cuestión vital. Es decir, hay una cantidad de municipios, la asociación de municipios turísticos, que reclama voz, que reclama derechos, que reclama financiación. Son cinco: tres en el sur de Tenerife y dos en Gran Canaria. Pero es que hay un montón de municipios que lógicamente estamos a tiempo si tuviéramos... Por eso le preguntaba en la primera intervención si realmente el que no hayamos aprobado el estatuto del municipio turístico ha influido de forma negativa o no en el modelo actual de desarrollo turístico que tiene Canarias, porque yo creo que alguna incidencia negativa ha tenido. Por eso estamos pidiendo que en aquellos municipios... Porque no es solo disponer de medios económicos, que también. Qué duda cabe que la población flotante de un municipio, de los cinco que conforman la asociación -Adeje, Arona o Guía de Isora, cualquiera de ellos-... indudablemente que tienen una población flotante que requiere más recursos para atender los servicios en condiciones de calidad y prestarlos a los ciudadanos, que generan una economía en el sur y que se reparte en toda esta isla o en Canarias.

Por tanto, yo creo que estamos en condiciones, el debate quizás en esta legislatura no se va a producir, pero estamos en condiciones de propiciar que exista un estatuto de municipios turísticos para contribuir a que aquellos males que se han producido en municipios con un desarrollo turístico que ha crecido de forma exponencial, a veces sin control, creando cinturones de pobreza en la periferia, los podamos evitar en el futuro próximo, y eso depende del Gobierno, de la estrategia del Gobierno y de aquellas cosas que el Gobierno haga para que Canarias vaya mejor desde el punto de vista turístico y que... (corte del sonido producido por el sistema automático de control del tiempo y la Presidencia le concede un minuto adicional) esos dieciséis... Porque, claro, hablaba usted de la redistribución de la riqueza. La clave para la redistribución de la riqueza también, es verdad que los municipios turísticos tienen un producto y una fortaleza, un producto interior bruto y una fortaleza económica muy superior a la de cualquier municipio de Canarias, pero si nosotros tenemos en cuenta el conjunto del territorio de forma global e integral y podemos atajar los males de los que ya tenemos experiencia en municipios para que no ocurran en aquellos que van a empezar el camino del desarrollo, indudablemente que sería bueno para todos. Sería bueno por dos razones. Primero, porque erradicamos errores cometidos en el pasado, que no se van a producir, y además contribuimos a una redistribución de la renta para que aquellos municipios, sean de la zona de medianías o sean de la zona de costa, puedan tener el desarrollo adecuado para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos de ese municipio y también de los ciudadanos del conjunto de la isla y de Canarias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Para finalizar esta comparecencia, en nombre del Gobierno, tiene la palabra su consejero de Turismo, Cultura y Deportes, el señor don Isaac Castellano San Ginés.

El señor CONSEJERO DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES (Castellano San Ginés): Muchas gracias, señora presidenta. Señorías.

La verdad es que a lo largo de mi intervención en ningún caso, tengo que decir, que he pretendido echar ni balones fuera ni hacia adelante.

Señor Jorge Blanco, a lo largo de su exposición parece ignorar que el cargo que actualmente ostento yo como máximo responsable del área de Turismo del Gobierno de Canarias fue ostentado también por miembros de su partido político sin que abordaran tampoco la cuestión del estatuto de los municipios turísticos. Por lo tanto, la crítica que hace al respecto carece de sentido. Repito, esta es una cuestión recogida en la Ley de Ordenación del Turismo del año 1995 y que en ningún caso, en ninguno, salvo la excepción del año 2007 que indicaba en la primera exposición, en ningún caso fue abordado por los máximos representantes de esta consejería, cosa que yo, por cierto, en ningún caso me he negado a hacer.

Cuando hablaba del plan estratégico del turismo de Canarias lo hacía porque evidentemente sí existe una relación entre este estatuto y la reflexión que tiene que tener lugar a la hora de elaborar este plan, que contará con la participación de las administraciones canarias, los cabildos, los ayuntamientos, el conjunto de, digamos, agentes relacionados con la industria turística. Y, por lo tanto, van a determinar, entre otras cosas, qué es turístico en Canarias, cuáles son los recursos de los que dispone nuestra comunidad autónoma, que no se limitan exclusivamente -y esto es lo que quería dejar claro en mi primera intervención-, que no se limitan exclusivamente al número de camas, porque plantearlo en estos términos me parece que es un error. Y es cierto que hay una tendencia, señora Acuña... En este sentido, sin duda, yo creo que su posición está afectada también por su antigua condición de alcaldesa de un municipio que alberga muchas camas turísticas. Y en parte tuvimos ocasión de reflexionar acerca de esta cuestión también cuando hablábamos, por ejemplo, de la tasa turística en la última Comisión de Turismo que tuvo lugar en sede parlamentaria, y ahí les decía que el principio que subyacía en la misma no lo podía compartir, porque, entre otras cosas, cuando se establecía la distribución de ingresos, lo que venía a decir era que un 50 % de la recaudación de este hipotético impuesto iría a parar al Gobierno de Canarias y el otro 50 % hablaba de cabildos y ayuntamientos en función de lo recaudado. Es decir, ustedes conciben que los recursos para fomentar el turismo deben ir exclusivamente o se deben distribuir con el criterio de las camas y nosotros lo que decimos es que, cuando un turista decide visitar Canarias, no se queda exclusivamente en el municipio que tiene la camas, que los recursos turísticos de nuestro archipiélago están repartidos por toda nuestra geografía y, por lo tanto, todas estas realidades tienen que ser atendidas.

Y, además, hay una cosa que parece obviar en su intervención, porque habla de los gastos extra que tiene un municipio por el hecho de tener planta alojativa, pero también se olvida de que, si uno analiza los ingresos fiscales publicados en el Istac, también se dará cuenta de que existe una mayor percepción de ingresos públicos por parte de aquellos municipios que tienen camas turísticas, que no soportan en su totalidad las cargas que ocasiona la industria turística. Por eso le ponía un ejemplo que puede entender perfectamente, como es el de la isla de Lanzarote. Usted hablaba de gastos de seguridad: ¿es que acaso estos gastos no se producen también cuando el turista decide visitar otras localidades de la geografía de Canarias? ¿Esto no es así? Pues esta es una circunstancia que usted parece ignorar en su intervención. Y en cualquier caso, y en cualquier caso, repito, repito, los municipios con camas turísticas tienen más ingresos fiscales y en materia de inversión, si analiza la inversión que se produce también en materia turística, podrá comprobar que la mayor parte de la inversión turística que se produce en Canarias también se concentra, por otra parte, en los municipios con más camas turísticas. Y esto es un aspecto que tampoco debe ignorar. Podemos analizar los datos y ahí están. En cualquier caso, todos los grupos políticos en ciertas ocasiones han presentado, han impulsado proyectos en municipios que no cuentan con estas camas.

Pero más allá, planteaba el señor Casimiro si nos había producido algún perjuicio no contar con este estatuto. Desde luego lo que sí le digo es que la reflexión en torno a la sostenibilidad del destino Islas Canarias no se ha evitado por no tener este estatuto. Esta reflexión ha sido una constante en el desarrollo turístico de Canarias. Ya en el año 2003, a través de la Ley de Directrices de Ordenación del Turismo de Canarias, se tuvo la oportunidad de reflexionar sobre esta materia; se profundizó en la misma también en la Ley de Renovación y Modernización Turística más reciente. Y, por lo tanto, en este apartado tampoco nos ha perjudicado. Tampoco en los resultados turísticos que hemos tenido en Canarias, que son realmente positivos. Si tenemos en cuenta la valoración que hacen aquellos turistas que nos visitan, en una valoración general nos dan una puntuación de 8,92 sobre 10; y además, un dato que me gusta muchísimo repetir, el dato de repetidores, un 77 % de los turistas que nos visitan son repetidores, casi un diecisiete por ciento nos han visitado en diez o más ocasiones.

Por lo tanto, yo, sinceramente, si hablamos del desarrollo turístico, podemos concluir que en Canarias ha sido una historia de éxito, sobre la que tenemos que seguir potenciando la reflexión acerca de cómo la encaminamos, pero en ningún caso plantearía que no contar con este estatuto nos ha impedido tener ciertas reflexiones, más allá de algunas consideraciones que ha realizado.

Y me preocupa, en cierta medida, que algunos planteamientos incluso se hagan por parte a lo mejor de islas en las que todavía este desarrollo no ha tenido lugar. Usted ha hablado, por ejemplo, en su primera intervención de desarrollo potencial. Es que precisamente lo que nosotros pretendemos desde el Gobierno de Canarias -y le garantizo que mientras yo sea consejero esa será una línea de actuación de este Gobierno- es, como le decía, extender los beneficios del turismo al conjunto de Canarias y que aquellos recursos que todavía no están siendo aprovechados por parte de esta industria lo sean. Nuestra intención es precisamente incorporar más espacios, que el turista llegue a todos los rincones de Canarias y, digamos, disfrute de todos los recursos de los que dispone nuestra comunidad autónoma. En nuestra estrategia promocional este es un elemento clave. Nosotros no promocionamos solo nuestra planta alojativa; nosotros perseguimos conocer, al turista que viene y al potencial, conocer sus motivaciones y ser capaces de conectarlo con el conjunto de recursos de los que disponemos en toda Canarias. Y esta es una política que les aseguro que, con independencia de los debates que estamos teniendo, esta es una política a la que nosotros desde luego no vamos a renunciar, con independencia de los diferentes planteamientos que se están haciendo en esta materia, que, bajo mi punto de vista, se alimentan de cierta insolidaridad.

Aquí se ha hablado mucho de lo que ha sucedido en la feria -repito, la polémica se circunscribió exclusivamente a la feria de Fitur, y le puedo garantizar que no hubo ni un solo alcalde, de los que decidieron montar su propio estand, que dijera que no se sentía representado en la marca Islas Canarias. Es más, ninguno de ellos -si no recuerdo mal, igual la memoria me falla- no acudió al estand Islas Canarias también, con independencia de que tuviera un espacio para desarrollar reuniones. Y este es un aspecto que les pido... Jamás en su momento alimenté yo esa polémica. Es decir, si había municipios que querían contar con su propio espacio de trabajo, me parecía perfectamente respetable.

Y, por cierto, no es cierto que no exista diálogo con los referidos municipios, el diálogo es constante. Las visitas, que alguno dice que a este consejero le han prohibido pasarse por esos municipios, creo que, si tiramos de hemeroteca, se dará cuenta de que la relación es perfectamente fluida. Y soy consciente además -lo tengo que decir- de la importancia que tienen los mismos en el contexto turístico de Canarias.

Pero, señor Curbelo, aspiramos a que los beneficios del turismo sean disfrutados por el conjunto de la ciudadanía de Canarias. También, por cierto, por los ciudadanos de La Gomera, que muchos considerarían que no es isla turística con base en diversas consideraciones que se han realizado aquí; sin embargo, yo creo que tiene muchísimos encantos de los que pueden disfrutar aquellos que decidan visitar Canarias y, por lo tanto, también, por supuesto, también es turística. (Se reincorpora a su lugar en la Mesa la señora presidenta).

Con respecto al alquiler vacacional, se han hecho diversas manifestaciones. Soy consciente de la importancia que tiene la regulación en torno a este fenómeno, que cada vez tiene mayor relevancia social, y los principios con los que vamos a elaborar normativa, siendo conscientes, y lo tengo que decir, de que este es un aspecto en el que tiene que participar el conjunto de administraciones, lo he dicho en diversas ocasiones, pero tenemos...

La señora PRESIDENTA: ¿Un minuto más, consejero?

El señor CONSEJERO DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES (Castellano San Ginés): ...contenido de este propio debate, teniendo presente que queremos buscar un equilibrio entre el derecho irrenunciable a que los canarios tengan acceso a la vivienda en condiciones asequibles y dignas y también con el objetivo irrenunciable de que la industria turística avance por la senda de la calidad y la sostenibilidad.

A partir de aquí ya le he dicho que en los próximos días estaremos en condiciones, días, estaremos en condiciones de presentar el borrador del decreto que regula esta figura alojativa. Un decreto que se someterá también, por supuesto, al debate del conjunto de la sociedad canaria, también de los grupos políticos presentes en esta Cámara, con el objetivo de que al final tengamos la mejor normativa posible que posibilite cumplir estos objetivos a los que hacía alusión. En cualquier caso, quedo abierto a cualquier sugerencia que se plantee.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Llamamos a los portavoces. Si son tan amables, por favor, y se acercan.

(Los señores portavoces acuden a la llamada de la Presidencia). (Pausa).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-1567 Sobre -Consejero de Turismo, Cultura y Deportes-, sobre regulación del estatuto de los municipios turísticos de Canarias.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico