Diario de Sesiones 119/2018, de fecha 22/5/2018 - Punto 26

9L/C-1659 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE ECONOMÍA, INDUSTRIA, COMERCIO Y CONOCIMIENTO-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE LOS PROCEDIMIENTOS DE TRANSFERENCIA DE CONOCIMIENTO A ENTIDADES PRIVADAS QUE LO PUEDAN EXPLOTAR COMERCIALMENTE.

La señora PRESIDENTA: Comenzamos con la comparecencia 1659, señorías, a instancias del Grupo Parlamentario Popular, al consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento, sobre los procedimientos de transferencia de conocimiento a entidades privadas que lo puedan explotar comercialmente.

Para la defensa de la misma, señor Estalella.

El señor ESTALELLA LIMIÑANA: Buenas tardes, señora presidenta. Señorías. Señor consejero.

Esta comparecencia ha sido solicitada para conocer de primera mano la capacidad de nuestra política de I+D+i de generar recursos en beneficio de la comunidad, aunque le adelanto que no me resistiré a realizar algunas reflexiones sobre la política en este campo del Gobierno. He de advertirle que el objeto de la comparecencia no pretende ser vehículo de una crítica furibunda a la acción del Gobierno en esta materia, aunque algunos de los aspectos que vayamos a manifestar tengamos usted y yo discrepancias con las decisiones que se toman respecto a este asunto.

Voy directamente a la cuestión central de esta comparecencia y le lanzo la pregunta sin menoscabo de otras que también le haré posteriormente en la segunda comparecencia. ¿De qué manera la inversión privada puede hacer uso de las conclusiones, de los resultados patentados, de las investigaciones financiadas total o parcialmente con fondos públicos del Gobierno de Canarias? En el fondo de la cuestión subyace, a mi modo de ver, un cierto desinterés de este Gobierno por impulsar la I+D+i como fuente de riqueza y proyecto de futuro. Y esto se manifiesta con meridiana claridad en la reducción de la capacidad económica de su consejería en los últimos presupuestos del Gobierno de Canarias, como ya le manifesté en la intervención de apoyo a los mismos en diciembre del 2017. La suya, su consejería, junto con la de Agricultura fueron las únicas que menguaron su capacidad en los recursos.

Se le hincha el pecho al Gobierno de Canarias con el plan de internacionalización de la economía y también sobre la diversificación de la economía de Canarias, pero no vemos un impulso decidido a apoyar la I+D+i, y mire que tenemos campos de trabajo con capacidad para lograr avances extraordinarios, ejemplos tenemos unos cuantos: la industria del agua, la acuicultura, las renovables off-shore... son solo algunos de los ejemplos.

Mire, siempre estamos agitándolo con la idea de la implantación de las fuentes de energías renovables; si quieren ponerse serios con este asunto deberíamos empezar por avanzar en este campo, señor consejero. Importar molinos de viento para generar eólica está muy bien, pero tomar la delantera, para tomar la delantera deberíamos incentivar la búsqueda de la mejora, de la eficiencia de los mecanismos de generación de energía ya existentes; en definitiva, buscar la innovación. Eso sí que sería contribuir de manera inequívoca al avance, eso sí que sería innovar.

Yo no me voy a alargar mucho más, señor consejero, le voy a lanzar unas cuantas preguntas, como le advertí: ¿goza de buena salud, en su opinión, la I+D+i en Canarias?, ¿los resultados de los proyectos financiados total o parcialmente con dinero público se conocen?, ¿se puede cifrar en un porcentaje de éxito, con alguna magnitud que nos permita conocer si la financiación, subvenciones, las ayudas públicas están consiguiendo los resultados perseguidos?, ¿en general, en su opinión, se obtienen resultados que pueden redundar en beneficio de nuestra comunidad, tanto desde el punto de vista económico como de utilidad económica y social?, ¿conoce usted cuántas de las patentes de propiedad pública se explotan comercialmente?, y ¿cuáles son los mecanismos, los procedimientos, para conocer qué patentes son propiedad del Gobierno de Canarias por parte del público y cuáles son susceptibles de explotar por mercantiles en aras de obtener un rendimiento económico?

Me reservo el resto de preguntas para la segunda intervención.

Muchísimas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Estalella.

Turno ahora para el Gobierno.

El señor CONSEJERO DE ECONOMÍA, INDUSTRIA, COMERCIO Y CONOCIMIENTO (Ortega Rodríguez): Buenas tardes, presidenta. Buenas tardes, señorías. Buenas tardes, señor Estalella.

Bueno, yo quizás, usted hacía una pregunta, ¿goza la I+D+i en Canarias de buena salud?, le puedo contestar que no tiene la mejor salud, pero es un paciente que está mejorando. Por lo tanto, digamos que estamos en la senda de la mejora del camino a la excelencia que es la obligación y, además, este Gobierno, no puedo estar tampoco de acuerdo con usted, que no tiene interés en la I+D+i porque está invirtiendo para conseguir revertir una situación en la que, evidentemente, tal y como le he afirmado, no estamos en la mejor de las condiciones, pero sí que le puedo ratificar que día a día está mejorando, y podremos verlo tanto en mi primera como en segunda intervención.

Quizá, hecho primero, lo que tendríamos que empezar es por recalcar que actualmente no existe ninguna duda de las buenas prácticas que hay en los procesos de transferencia del conocimiento, y que estos han sido determinantes para el desarrollo de ventajas competitivas en todas las economías modernas que se basan en el conocimiento. Cada vez son más los actores que tienen relación en estos procesos y desde las universidades, los organismos de investigación, los centros tecnológicos o las empresas que desarrollan el conocimiento hasta las propias entidades que lo reciben, es decir, en este caso las empresas, pasando por un amplio abanico de intermediarios como son las administraciones públicas, los colectivos y asociaciones, los centros de apoyo a la investigación de desarrollo en I+D+i o los consultores independientes. Todos, señorías, intervienen de alguna manera en la transformación del conocimiento en riqueza económica a través de los filtros del mercado.

En Canarias el diagnóstico siempre ha indicado una escasa interacción entre las empresas con los centros de investigación y las universidades, dando lugar a bajos niveles de transferencia de conocimiento -estamos hablando de las patentes, de las spin-off, de las startup y también de una reducida intensidad en la innovación de las empresas que ya innovan-.

Por otro lado, el sistema de innovación en Canarias presenta enormes dificultades para la dinamización de los procesos de transferencia, y esto se debe, principalmente, primero a la existencia de una estructura económica con reducidas posibilidades de absorción; a la escasa implicación de las empresas privadas en las actividades de I+D+i; a la existencia de una baja demanda tecnológica y así como a los insuficientes niveles de innovación. También influyen otros niveles como la dispersión y la fragmentación de los agentes, que normalmente con el predominio más de un sector público que está más focalizado a la investigación científica que a la investigación aplicada y a la escasa vertebración entre el ámbito académico y empresarial. Y, si me permite incidir, esto no es más que la consecuencia de estar en un territorio que es RUP.

El único modo de revertir la tendencia, por tanto, es intervenir desde el ámbito público contribuyendo a resolver los fallos que da el mercado y neutralizar los obstáculos. Este análisis refleja la necesidad de adoptar medidas y definir instrumentos que permitan, de una parte, corregir las principales debilidades, a las que ya me he referido y, de otra, explotar de forma efectiva las fortalezas existentes, particularmente en el sector público, con el objetivo de poder impulsar un liderazgo empresarial en materia de I+D+i. Y en este contexto es necesario, por un lado, consolidar algunas de las fortalezas de la región, potenciando los equipamientos e infraestructuras científicas y tecnológicas que permitan superar estos problemas estructurales que usted sabe que tenemos, y, por otro, el impulsar la creación de proyectos de I+D+i públicos y privados que favorezcan no solo la innovación empresarial sino también la transferencia de la tecnología y la cooperación entre las empresas y los centros públicos y de investigación. Del mismo modo, también hay que mejorar el acceso al crédito para proyectos innovadores y fomentar la incorporación de nuevo personal investigador a universidades y centros públicos de investigación.

La Estrategia de Especialización Inteligente de Canarias, valorada muy positivamente por este Parlamento, en su prioridad sobre la valorización socioeconómica de la I+D+i, considera, de forma específica, la necesidad de poner en marcha acciones en el campo de la transferencia del conocimiento y tecnología e incremento de la participación privada en la I+D+i. Asimismo, propone acciones e instrumentos específicos para impulsar los procesos de transferencia de conocimiento.

Adicionalmente, en el programa Feder, en el programa operativo de Canarias, el Feder 2014-2020, considera entre sus objetivos específicos la transferencia de conocimiento y la cooperación entre las empresas y los centros de investigación, pretendiendo que, de esta forma, se fortalezca la colaboración entre las empresas innovadoras con los centros universitarios. Esto va a llevar o debería llevar a que incremente en 2023 hasta un 50 % las empresas con innovaciones tecnológicas que colaboran con las universidades y los centros de investigación públicos o privados, facilitando de esta forma la transferencia del conocimiento efectivo a las empresas.

Todas estas consideraciones estratégicas de alto nivel, unidas a la importancia que el Gobierno de Canarias da al impulso de este tipo de procesos de transferencia, han propiciado un reciente encuentro entre las instituciones públicas que están relacionadas con la generación del conocimiento y las máximas autoridades con competencia en políticas de I+D+i de las islas. Y esto se ha hecho con el objetivo de impulsar los procesos de transferencia de conocimiento al sector privado.

En esta reunión, que fue liderada por el presidente del Gobierno de Canarias, estuvimos presentes el que les habla y también el director de la Agencia Canaria de Investigación, estuvieron las universidades canarias, la Plataforma Oceánica de Canarias, el Instituto de Astrofísica de Canarias, el instituto tecnológico, en fin, toda una serie de centros que están inmersos en el proceso de conocimiento, generación de conocimiento en nuestra tierra. Somos conscientes de que sin las instituciones dedicadas a la investigación no sería posible construir el modelo económico moderno y competitivo basado en conocimiento que queremos para Canarias, y en el que además nos hemos implicado y en el que estamos trabajando.

En este encuentro quedó patente la necesidad de reorganizar el sistema público de I+D+i y demostrar que, además de la indiscutible contribución cultural, científica, social y educativa a la sociedad que lo financia, también se debe lograr una contribución directa al desarrollo económico en forma de conocimiento transferible, en forma de patentes licenciadas y nuevas empresas de base tecnológica.

Y entrando en el plano de actuaciones que desarrollamos desde el Gobierno de Canarias, a continuación destacaré aquellas que intentan mejorar y dinamizar los niveles de trasferencia de conocimiento en nuestro sistema de innovación.

Comenzaremos por la financiación universitaria. Una parte importante de la financiación del Gobierno de Canarias se transfiere a las universidades para redundar en sus actividades de I+D+i y en las transferencias de resultados de investigación. En el caso de nuestras universidades los procesos de transferencia de conocimiento generalmente se inician con la valorización de los resultados y de las capacidades de los grupos de investigación, como un paso previo al contacto entre empresas y otros potenciales clientes.

Las Oficinas de Transferencia de Resultados de Investigación son la responsables, las OTRI, son las responsables de esta complicada tarea, poniendo en marcha planes de comercialización de dichas capacidades o resultados y facilitando su transferencia al sector productivo.

En cuanto a la convocatoria de la Agencia Canaria de Innovación, Investigación y Sociedad de la Información, que fomenta la transferencia, contamos, señoría, con los bonos de innovación y entre cuyas líneas se ha incluido una que se refiere, dirigida a la transferencia de conocimiento. Concretamente se trata de la línea 3, que financia el asesoramiento de expertos para facilitar o satisfacer necesidades y oportunidades de innovación que estén detectadas en las empresas beneficiarias, mediante actuaciones realizadas por centros de I+D+i que estén radicados en Canarias, y que supongan transferencia de conocimiento de naturaleza científica, tecnológica o de innovación a la empresa. Esto incluye actividades que pueden considerarse de vigilancia tecnológica o también estudios de viabilidad.

De las 1306 solicitudes que se han recibido en este programa de bonos durante la convocatoria 2016-2018 se han presentado 10 iniciativas a esta línea.

Dadas estas evidencias, entendemos que debemos seguir insistiendo y apostando por este tipo de ayuda.

La implicación de todos los agentes del sistema canario de innovación va a ser, sin duda alguna, determinante para poder alcanzar un éxito.

Por otro lado, contamos con subvenciones a empresas de alta tecnología e intensivas en el conocimiento en áreas prioritarias de la RIS3, de tal forma que del año 2017 al 2021 se han sacado ya tres convocatorias, que cubren periodos de dos años. Y estas convocatorias persiguen subvencionar a proyectos que desarrollen o utilicen conocimientos en tecnologías novedosas a nivel sectorial. Para ello se subvencionan colaboraciones con grupos de investigación.

Y si hablamos de la Red CIDE, en la memoria del 2017 esta red de Canarias ha conseguido 113 casos de éxito de búsqueda de colaboraciones tecnológicas o transferencias de conocimiento. Debo destacar que en el seno de la Red CIDE encontramos centros específicos de apoyo tecnológico y de transferencia, que concentran su actividad en el entorno universidad-empresa y empresa-empresa, con transferencia de tecnología entre las universidades y las empresas.

Por último, también debemos sumar a la política de los clusters que está llevando a cabo. Creemos que los clusters son importantes en la medida que contribuyen a dinamizar procesos de transferencia de conocimiento, en la medida que ayudan a agrupar a todos los integrantes de la cadena de valor sectoriales.

Y, bueno, quizás me quedo la segunda parte.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, consejero.

Turno ahora para exposición de los grupos. Empezamos por el Grupo Mixto, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señora presidenta. Buenas tardes, señorías. Buenas tardes, señor consejero.

Usted sabe, señor consejero, que cada vez que hemos hablado tanto en comisión como en pleno de nuestro grupo sobre la I+D+i siempre le hemos pedido lo mismo, y no es otra cosa pues que se dé un impulso a la economía canaria, pero una economía basada en el conocimiento, que nos haga competitivos, que dé valor añadido a nuestros sectores económicos y que contribuya a la diversificación económica y, por supuesto, a la creación de empleo.

Canarias tiene un marco jurídico y fiscal ideal para la implantación de empresas tecnológicas. Además, también ofrecemos ayudas de fondos europeos; también tenemos los parques tecnológicos adecuados para que se instalen ese tipo de empresas. Pero realmente estos parques tecnológicos tienen una gran capacidad que aún falta por cubrir.

A mí me gustaría preguntarle precisamente por eso: ¿por qué hay tantas plazas libres en estos parques tecnológicos, cuando realmente ese canon, ese alquiler que hay que pagar tampoco es tan elevado?

Además, tenemos un gran potencial en las dos universidades canarias capaces de formar a los jóvenes para que puedan luego trabajar en esas empresas tecnológicas. Pero la realidad es que el tejido empresarial privado de las I+D+i en Canarias muestra un escaso aporte a nuestra economía a pesar de, pues, compite con los múltiples centros de investigación públicos por las convocatorias de ayudas o por proyectos específicos.

Para impulsar realmente una economía basada en el conocimiento es imprescindible reforzar ese binomio de la esfera privada y esfera pública, y en este camino aún nos queda mucho por recorrer. Reconocemos avances, avances como por ejemplo la edición de Demola, donde los estudiantes pueden participar en proyectos del sector privado. Acuerdos como los implantes de biomedicina, también, pues, acciones del ITC, que se lleva a empresas para formar a sus expertos incluso al extranjero y, la más destacada, pensamos desde nuestro grupo, pues puede ser también esa reunión que tanto usted como el presidente del Gobierno tuvieron el mes pasado, y es sobre el tema de esos mecanismos para transmitir, y esa transmisión de conocimiento como puede ser por medio de las patentes licenciadas.

Esta retroalimentación debe ser en ambos sentidos, porque existen muchos proyectos de estudiantes y de instituciones públicas que luego no tienen financiación privada, y esa colaboración debe existir en ambos sentidos. También queremos incidir en que hay que aplicar la estrategia clara en la I+D+i, y que esos proyectos tengan una aplicación práctica y beneficiosa para los canarios en temas sociales como la sanidad o en temas energéticos como energías limpias; proyectos que mejoren la labor de nuestros agricultores...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ramos Chinea, se acabó su tiempo.

Turno ahora para el grupo Nueva Canarias, señor Rodríguez (pausa). Señor Rodríguez, don Pedro.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ: Gracias, señora presidenta.

Señorías. Señor consejero, buenas tardes.

Si algo nos enseñó la crisis fue que la economía del conocimiento permitió a aquellas comunidades autónomas donde tenía un mayor desarrollo resistir mejor la crisis en términos de renta, productividad y empleo. Y, desafortunadamente, de eso Canarias sabe bastante; a día de hoy seguimos en los últimos puestos en productividad y competitividad, y la inversión destinada a innovación no alcanza el 1 %.

Señor consejero, si se produce una reducción del número de empresas, como de las unidades que realizan I+D, difícilmente podremos alcanzar el nivel de transferencia de conocimiento deseable. Al hilo de esto, me gustaría que indicara cuantos contratos de transferencia se han formalizado entre las empresas y los centros de investigación de Canarias desde que usted asumió esta consejería.

Si analizamos la evolución de las partidas del Gobierno de Canarias para I+D vemos que ha ido disminuyendo en los últimos años. En el capítulo de presupuestos, estados consolidados, concretamente en gastos consolidados por funciones, se observa que en 2015 había 96,5 millones de euros. En 2018 baja a 63,8. Nuestro Grupo Parlamentario Nueva Canarias, preocupado por el hecho de que el presupuesto de la comunidad autónoma para 2018 no contemplara dotaciones que influyeran en el cambio de modelo productivo, ya que, entre otras, se reducían las partidas de I+D, presentamos diversas enmiendas dirigidas a mejorar esta situación. Entre ellas el apoyo al programa I+D+i, con 500 000 euros; apoyo al ITC, 608 509 euros; apoyo a pymes industriales, 600 000; bonos de innovación para pymes, proyecto industria 4.0, 300 000...

Señor consejero, la investigación, el desarrollo y la innovación son determinantes para el crecimiento a largo plazo, para incrementar la productividad de la actividad económica y para la diversificación de la economía canaria. Pero, si eso, si no garantizamos una adecuada inversión, unida a una consecuente transferencia de conocimientos a todos los agentes implicados, y de forma especial a las entidades privadas, los esfuerzos habrán sido en vano. Por eso le pregunto que cuáles son los principales obstáculos detectados a la hora de poner en práctica los procedimientos de transferencia de conocimiento a las empresas para que lo puedan explotar comercialmente.

¿Qué centros de investigación de nuestra comunidad autónoma han tenido un mayor éxito en este tipo de transferencia del conocimiento? Y, por último, también me gustaría saber cuál es la hoja de ruta establecida por su consejería para salvar los obstáculos y que estas partidas no sean a fondo perdido.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez.

Tiempo ahora, turno ahora para el Grupo Podemos, Grupo Parlamentario, señor Marrero.

El señor MARRERO MORALES: Buenas tardes.

Antes de comenzar me gustaría hacer un breve recordatorio a la masacre que estos días ha sufrido el pueblo palestino y al derecho al retorno (aplausos). No voy a ocupar más tiempo en este asunto porque creo que todo somos conscientes de lo que ha pasado.

Desde el Grupo Parlamentario de Podemos nosotros nos planteamos que es importante que desde lo público se dediquen equipos de gente y se dedique dinero a la investigación para que se transforme la información de alguna manera en conocimiento y eso vaya en beneficio de la sociedad. Consideramos, por otro lado, que es importante también que la empresa privada y lo público colaboren en esa, de alguna manera, en esa creación de conocimiento.

Sin embargo, consideramos que lo público tiene que preocuparse de que en aquellos momentos en que a la empresa privada no le es rentable económicamente, pero sí puede considerarse socialmente que es rentable, desde lo público se tendría que asumir el desarrollo de ese conocimiento dentro de la sociedad, y que no quedara un poco nada más que al albur del mercado. Por tanto, eso sería importante.

Por otro lado, consideramos también que nada surge por generación espontánea, y el conocimiento tampoco, por tanto, se necesita inversión, inversión en investigación, en desarrollo, etcétera, ¿no?

Y la inversión, con los parámetros que se suele medir, está en un primer lugar el número de personas. Y nosotros hemos observado en Canarias y en el resto del Estado español cómo en los últimos tiempos el éxodo ha sido muy importante de gente capacitada, de gente preparada, que ha tenido que abandonar el país. Y la gente que está investigando... pues se han cortado muchos procesos, muchos proyectos de investigación, y la gente que está actualmente en nuestras universidades, un sector importante de ella, también está sujeta al precariado. Por tanto, esas condiciones había que mejorarlas.

Lo mismo que ocurre cuando se plantea el conocimiento que se transfiere a las empresas procedente de inversión de dinero público. Habría que plantearse algunas cláusulas, supongo, como se plantea para el resto de la Administración, de que haya condiciones laborales, medioambientales, que... en definitiva, que la gente que recibe dinero público o conocimiento procedente del dinero público en sus empresas genere empleo decente, porque de lo contrario creo que estamos haciendo un flaco favor y simplemente, entonces, el conocimiento va destinado al lucro y no a la generación de empleo decente.

Por tanto, nos gustaría conocer si esos objetivos forman parte de los planes del Gobierno, y si además en esto, pues, somos capaces de tener medidas como por ejemplo lo que significa exportación e importación, lo que significa bienes producidos, lo que significa, en definitiva, también, pues, patentes o publicaciones científicas producidas por millón de habitantes, que son... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Marrero.

Turno ahora para el Grupo Parlamentario Socialista, señor Álvaro Lavandera.

El señor ÁLVARO LAVANDERA: Gracias, presidenta.

Señor consejero, en su intervención, aparte de echarle la culpa al tejido empresarial y leer lo que puede decir cualquier blog, no se puede decir, desde luego, que haya tenido una política ambiciosa ni efectiva en cuanto al desarrollo de la economía del conocimiento en esta tierra.

Llevamos escuchando tantos años acerca del necesario cambio del modelo productivo, donde la economía del conocimiento, además, tiene un papel fundamental, que realmente al final lo único que vemos que se transfiere es dinero de la sanidad pública a la privada; esa es la radiografía de esta comunidad autónoma.

Mire, un gobierno responsable, aparte de echarle la culpa a nuestro tejido empresarial, o decir que somos una economía de servicios, donde también puede haber muy y mucha economía en el conocimiento y transferencia del mismo, debería traer hoy los datos -y antes se lo ha dicho el portavoz de Podemos-, los principales indicadores con los que se miden las actividades y los resultados de la transferencia del conocimiento desde la universidad y los centros de investigación a industrias, a las empresas y al Gobierno, también; no solo a las entidades privadas, como ha querido limitar, o como limitó en su solicitud el Grupo Popular.

Queremos pensar que usted es responsable o no, ya veremos, veremos ahora en la segunda intervención si es capaz de dar los datos que tenía que haber dado en su primera intervención para poder realmente hacer una evaluación real del éxito -o más bien el fracaso, a la vista de las intervenciones anteriores- de su gestión al frente de la consejería, en el ámbito de la economía del conocimiento.

Y hablamos de resultados, de indicadores, no de subvenciones.

Dicho esto, nos vemos obligados a preguntar por esos indicadores, que son de uso común y estandarizado, ¿no?, como por ejemplo el personal en Canarias que trabaja en I+D dato que no nos ha dicho; el personal que trabaja en labores de transferencia; la contratación en I+D colaborativa en fondos públicos y privados; la comunicación de invención y otros resultados protegibles; el número de licencias de patentes, software y otras; los ingresos por licencias y número de spin-off creadas. Sabemos lo que es una spin off, no venga... no hace falta que venga aquí en una comparecencia a decirnos la teoría, la definición de cada una de esas palabras, lo que queremos es saber el número, el número de spin-off que se han creado, el dinero que han generado.

Y además de estos indicadores, que consisten en valores, hay otros que consisten en ratios, por ejemplo, el importe financiado externamente en I+D+i sobre el gasto en I+D, los ingresos por transferencia de conocimiento por dedicación a tiempo completo de una persona durante un año, porcentaje de ingresos en transferencia de conocimiento derivada de licencias, porcentaje de personal investigador en actividades de transferencia de conocimiento, número de solicitudes de patente por millón de euros de gasto en I+D de financiación pública, porcentaje de patentes licenciadas sobre el total de cartera de patentes, porcentaje de licencias que se otorgan a spin-off propios.

Señor consejero, si tiene algún dato dígalo y sea un poco serio, y no venga a decirnos la teoría que viene constantemente a decirnos... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Álvaro Lavandera.

Turno para el Grupo Nacionalista, señor Cabrera.

El señor CABRERA DE LEÓN: Gracias, presidenta.

Buenas tardes, señorías. Buenas tardes, señor consejero.

Estamos totalmente de acuerdo con usted en la relevancia de la transferencia del conocimiento como herramienta para hacer una estructura económica más competitiva y más eficaz. (Abandona su lugar en la Mesa la señora presidenta. Ocupa la Presidencia la señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio).

Apenas ha existido hasta ahora, entendemos, una notable transferencia de conocimientos entre la parte pública y la parte privada.

También entendemos que invertir en conocimiento produce siempre los mejores beneficios y, por ello, todas las acciones que se realicen en este sentido siempre serán pocas, y sabemos que esa es la línea y la intención del Gobierno canario.

Sin las instituciones dedicadas a la investigación no sería posible construir el modelo económico moderno y competitivo basado en conocimiento que queremos para Canarias en el que nos hemos implicado y en el que estamos todos trabajando.

Recientemente el Gobierno de Canarias ha realizado un encuentro que ha agrupado a las instituciones públicas relacionadas con el conocimiento y las máximas autoridades de investigación de las islas, trazándose como principal objetivo hacer de la transferencia el aprovechamiento económico del conocimiento generado en el sistema público de Canarias. El propio presidente del Gobierno de Canarias manifestaba recientemente que la ciencia entendida como vector de desarrollo económico es una carrera de fondo y no siempre se llega donde se pretendía, a veces no se llega a ninguna parte, otras se llega a destinos inesperados, casi por casualidad. Esta carrera no puede ser, en ningún caso, discontinua ni depender tampoco, en ningún caso, de ciclo político.

El sistema público de I+D debe reorganizarse para contribuir también al desarrollo económico en forma, como decimos, de conocimiento transferible, en forma, también, de patentes licenciadas y nuevas empresas de base tecnológica. La transferencia del conocimiento generado en el sistema público de I+D no se puede pretender que se limite a una única investigación con impacto en el mercado a corto plazo; requiere una financiación estable y bastante a largo plazo. Es el propio sistema público de I+D el que debe reorganizarse y demostrar que además de la indiscutible contribución cultural, científica, social y educativa a la sociedad que lo financia, hay una contribución directa al desarrollo económico en forma de conocimiento transferible, en forma de patente y de nuevas empresas con base tecnológica. Si todos contribuimos desde nuestro ámbito de acción, desde el Gobierno y desde las distintas instituciones públicas implicadas en generar, proteger y transferir conocimientos, también desde la empresa privada, a construir un espacio de oportunidades en donde desarrollar el talento y la creatividad de nuestros jóvenes canarios.

Entendemos que nuestra comunidad autónoma reúne todas las condiciones para convertirse en una oportunidad única para el desarrollo de una economía basada en el conocimiento, no solo somos una región con destacadas ventajas fiscales, además contamos con la tecnología, el talento y los servicios necesarios para dar cobertura a esa apuesta.

La transferencia del conocimiento es uno de los caminos que tenemos que tomar para construir entre todos una Canarias más competitiva.

Gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos, para una segunda intervención, al proponente de esta comparecencia, el señor Estalella Limiñana.

El señor ESTALELLA LIMIÑANA: Buenas tardes, señora presidenta. Buenas tardes, nuevamente. Señor consejero.

En esta segunda intervención me gustaría reflexionar sobre el papel que tiene la I+D+i en Canarias.

Lo primero para innovar es generar la necesidad de innovar a tu alrededor. Innovar es, antes que nada, una actitud ante la vida, una manera de afrontar las cosas. Hay determinadas áreas de la empresa, de las comunidades, de los gobiernos que están mucho más cómodas y seguras en su rutina habitual, en su zona de confort; solo hay que observar la reacción de la gente cuando lanzas algo nuevo y ver cómo hay personas que se aproximan al cambio con la mente abierta y dispuesta a analizar las bondades de la novedad. Y cómo también hay otro grupo que su primera reacción es la defensiva, gente que piensa que en realidad no hacía falta cambiar o que estaba mejor con la solución anterior. Señor consejero, ¿a qué grupo pertenece el Gobierno de Canarias? A mí me da la impresión de que no está plenamente identificado con el primero, con el de la apertura de la mente.

Desde siempre hemos escuchado que Canarias no tiene recursos naturales aparte del sol, el mar, la playa... y yo no me resigno a mantener esta afirmación como una verdad inmutable. Tiene otro recurso que no es exclusivo de Canarias, como tampoco lo son la playa, el mar y el sol; ese recurso es el más valioso de todos: es el cerebro humano. La innovación parte de este recurso natural y su predisposición. Tenemos cinco universidades, dos públicas y tres privadas; tres hospitales públicos de extraordinario reconocimiento en algunos de los campos como, por ejemplo, en el de los trasplantes; organismos como el ITC o la Agencia Canaria de Investigación; parques tecnológicos, unos cuantos; en definitiva, tenemos la estructura ósea para muscular un cuerpo investigador que obtenga resultados en positivo o en negativo, que descarte líneas de investigación por fracaso, que también es un resultado.

El Gobierno de Canarias tiene en su mano revertir la situación de la aparente languidez de la I+D+i realizando una apuesta potente, sin dudas, por la investigación. No se trata tanto de inaugurar edificios llamados "tecnológicos", que son finalmente utilizados para dar local o despacho a pymes con alquileres a bajo precio fuera de mercado, por supuesto, que es una labor que está muy bien, pero que no es una apuesta por la innovación; llámenle de otra forma, pero no lo incluyan como apoyo decidido a la investigación. He visitado algunos y me he encontrado con que están alojadas compañías con potencia financiera suficiente como para tener edificios completos en el centro de Las Palmas de Gran Canaria o Santa Cruz de Tenerife, algunas tienen incluso satélites orbitando alrededor de la tierra. ¿De verdad necesitan ahorrarse esos euros de alquiler? ¿No es impropio utilizar los recursos públicos impidiendo que pequeñas startups puedan acceder a estos locales?

También quiero ser la voz de muchos investigadores que han hablado conmigo y que quieren manifestar su desasosiego cuando leen en los periódicos o escuchan a los responsables políticos sobre las cifras dedicadas a financiación de proyectos de I+D+i. Muchos de ellos se llevan las manos a la cabeza porque se incluyen en estos importes aquellas partidas dirigidas a subvencionar la puesta al día de maquinaria de la planta industrial de Canarias, y esta acción, que puede ser muy necesaria, no es I+D+i, es una actualización, pero no es innovación.

No quiero extenderme mucho más allá de reclamar, una vez más, si queremos ser una economía diversificada y meros sujetos a los vaivenes del mercado turístico, tenemos y debemos hacer un esfuerzo en fomentar la capacidad de nuestro cerebro, de nuestra materia gris, para la búsqueda de soluciones de los problemas presentes y futuros que mejoren la vida de los ciudadanos y con cuya exploración, además, podríamos obtener utilidades económicas.

En otro orden de cosas, tengo que decir también que si los recursos que se utilizan en la investigación, el desarrollo y la innovación, parcialmente o totalmente son de origen público el Gobierno de Canarias tiene la obligación de ejercer un control exhaustivo sobre ellos, perseguir el fraude y la utilización inadecuada de los mismos. Y le pregunto, señor consejero: ¿tiene mecanismos, procedimientos para este asunto, para este menester?

Le voy a hacer varias preguntas, señor consejero. ¿Le consta la petición de devolución de ayudas a subvenciones a proyectos por el uso indebido de los recursos públicos? ¿Qué ocurre cuando una línea de investigación financiada, aunque solo sea en parte con fondos públicos, fracasa? ¿Cuál es el procedimiento por el que se concluye que esos recursos han sido utilizados de manera óptima o al menos razonable? Y, si tiene éxito, ¿todos terminan inscribiendo ese resultado en el registro de bienes y derechos de la comunidad autónoma? Y una repetida de la intervención anterior: ¿conoce usted cuántas patentes de propiedad pública se explotan actualmente de manera comercial?

Muchísimas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Para concluir esta comparecencia tiene la palabra en nombre del Gobierno el señor consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento, don Pedro Ortega.

El señor CONSEJERO DE ECONOMÍA, INDUSTRIA, COMERCIO Y CONOCIMIENTO (Ortega Rodríguez): Muchas gracias, presidenta.

Señorías, bueno, yo realmente... Han solicitado algunas de sus señorías, me han solicitado números, y yo esperaba un debate de poco más de altura, dada la pregunta, que además me pareció un tema interesante, abordar los procesos de transferencia de conocimiento, me parece que llevarlo al número, llevarlo al dato, me parece un absurdo. Y lo digo así porque creo que es lo que es importante y, además, por eso señor Estalella le felicito por su iniciativa, que reflexionemos sobre la transferencia del conocimiento, porque en eso es en lo que estamos. Entonces, cuando usted me plantea esa pregunta, yo le digo: me parece afortunada. Yo los números nos los traigo, es un proceso de reflexión que es más ambiguo.

Usted estaba hablando de la innovación y decía algo interesante el señor Cabrera, decía que el camino al conocimiento, el camino a la excelencia, el camino de la innovación no es una carrera discontinua, tiene que ser una carrera continua, con paso continuo, paso a paso pero seguro. Por tanto, en esa línea, lo que tenemos que hacer y esto me puedo remitir a la ciencia, al origen de la ciencia: el tener el caldo de cultivo adecuado, un caldo de cultivo donde se den las circunstancias para que con conocimiento, en las instalaciones adecuadas y con los recursos adecuados, se genere ese conocimiento que se pueda transferir.

Decían también que yo culpo a la empresa privada: no. Yo he hablado -y repito-, y señalé el 349 y señalé las RUP: Canarias tiene la condición de que sus empresas son pequeñas, que además tenemos un territorio fragmentado. Pero fíjense, fíjense ustedes de lo que me están..., cuando me dicen esas cosas, si es que Europa el otro día para la regiones ultraperiféricas acaba de dotar un fondo específico lo dotó en octubre del 2017 para que se investigue el por qué las universidades, los centros, los centros de investigación, que están en las regiones ultraperiféricas no pueden acceder a las líneas del Horizonte 2020, del H-2020. ¿Y por qué no llegan? Porque necesitan hacer consorcios, y un consorcio es algo en lo que los amigos son los grandes y las regiones ultraperiféricas casi todas se quedan fuera, algún que otro proceso cae. Por tanto, no ha dejado, y lo lidera Canarias que quiero que quede claro, se lo han encargado a Canarias que lo lidere; el que lidere establecer un plan de acción para conseguir que en planes futuros no ocurra lo que ha ocurrido con el H-2020. O sea, lo que Europa reconoce no lo reconocemos en Canarias; reconoce que tenemos un problema, reconoce que tenemos, en un 349, que compensarlo, y ahora nosotros dudamos de eso. Sencillo. O sea, hablar de números no, hablemos -y me gustaría que aquí ayudáramos todos y todos fuéramos de la mano- para que la transferencia del conocimiento, esa que es necesaria, generara un tejido innovador, un tejido disruptivo, un tejido en el que utilice tecnología, pues, funcione.

Nosotros, desde nuestro punto de vista y de la acción de gobierno, lo que tenemos que hacer, señorías, es, sin duda alguna, es fomentar las condiciones para que eso ocurra.

Decía el señor Rodríguez antes, decía que se disminuían los fondos de I+D+i, es cierto si consideramos las inversiones en parques tecnológicos. Es verdad. Porque una vez construidos los edificios, es decir, una expresión que ya he utilizado varias veces, una vez ya hemos invertido en cemento, ahora tenemos que invertir en el talento. Tenemos que conseguir que el talento dentro del cemento, en el cual hay una interacción entre todos los actores, consigan abordar un proceso de innovación partiendo de la I+D.

Me preguntaban también por más cosas. Me decían, en concreto, que el señor Ramos me hablaba de las condiciones. Mire, nosotros vendemos... queremos que venga gente de fuera queremos que Canarias, lo vendemos como un laboratorio natural, y no se nos llena la boca hablando de la internacionalización: tenemos que internacionalizarlo, es la obligación, hay que defenderlo, no se nos llena la boca porque no hemos conseguido todo lo que queremos, pero sí que estamos en el camino. Cada vez se acercan más empresas.

La satisfacción que tengo, y tengo una gran satisfacción, cuando este año la Comisión Europea ha querido y se ha empeñado en que organicemos el congreso de islas limpias, de islas energéticamente limpias, lo realicemos en Canarias. Y nos ha encargado que lo organicemos nosotros; se celebrará probablemente en el mes de octubre. Pero eso es que Europa está reconociendo el trabajo que estamos haciendo para ser referentes en energías renovables.

Por lo tanto, cemento, talento, condiciones adecuadas de vida, la atracción de inversiones y la gente que quieran venir, y luego, cómo no, fomentar la emprendeduría.

Me decía el señor Marrero, creo, que se había ido mucha gente. Conscientes de ello, pusimos en marcha el programa Viera y Clavijo para atraer a investigadores, que vengan aquí a Canarias, que se establezcan en Canarias y que fomenten un caldo de cultivo en lo que es la investigación ligado a las universidades, y lo hacemos en las dos universidades canarias. Un programa ambicioso para traer talento, talento de calidad, talento referenciado a nivel internacional, que funcione.

Por lo tanto, nosotros seguimos trabajando para favorecer las condiciones.

Y me decía también el señor Ramos, me hablaba del Demola. Yo creo que el Demola es un éxito, porque estamos trabajando en la base, igual que las semanas de la ciencia, estamos fomentando la innovación desde el principio, desde la base. Estamos consiguiendo en los Demola que jóvenes de diferentes carreras, de una manera interdisciplinar, trabajen para un reto que le plantean las empresas. La primera iniciativa fue en el 2015, creo que eran 11 empresas. Estamos yendo ya en las diferentes iniciativas en torno a 27, 28, retos al año. Con lo cual estamos contentos, porque son diferentes estudiantes, de diferentes disciplinas, que interactúan entre ellos para enfrentarse a un reto. Pero también estamos con las semanas de la ciencia. Esta semana mismo estuvimos en una semana de divulgación con jóvenes, trabajando con robótica y trabajando con diferentes elementos, intentando que desde la juventud surjan inquietudes para que esto funcione de otra manera.

Por lo tanto, señor Estalella, nosotros estamos intentando fomentar el talento, fomentar la innovación, como única forma de ser competitivos en un mundo global en el que Canarias, con las nuevas formas de comunicación, con las nuevas tecnologías, está en el mundo.

Y cuando hablan de datos, yo más que datos voy a poner casos de los que conozco. El ITC, que además el día que yo empecé en este Parlamento me acusaron de quererlo cerrar, tuve más de una acusación, hoy está vivo, funcionando, haciendo investigación, firmando contratos; de hecho, nombraba alguien una empresa, creo que fue el señor Ramos, nombraba la de la que sería la de las prótesis de titanio, se ha convertido... es la primera spin-off que crea el ITC, Osteobionix se llama la spin-off creada, que sale de allí. Pero también en el ITC tenemos un acuerdo con la empresa APSU, el ITC, donde hay una colaboración para desarrollar prototipos de tecnología que estén basados en la mejora de la eficiencia del tratamiento del agua. Y después también tenemos el Grupo Element, que es una empresa que ha cogido la parte, hemos tenido un acuerdo del ITC, para comercializar elementos que tiene el ITC que ha cogido para conseguir desalar con energía solar, con planta fotovoltaica, de tal forma que estamos abordando un proceso de transferencias del know-how generado en el ITC hasta la sociedad. Por supuesto, señor Marrero, con los acuerdos dentro del marco que hay, con las compensaciones adecuadas y con los controles adecuados, pero haciendo que el ITC asume un papel de desarrollador de la innovación. O también con otras empresas que podría estarle relacionando por esta parte.

Y también estamos haciendo otra cosa, incorporando personal innovador a las empresas. Porque hace falta que se incorporen. Hemos desviado 2,6 millones a que haya una incorporación de tecnólogos en las empresas, que ayuden a la innovación a las empresas, porque la innovación es un proceso de dos: tiene que haber un centro de investigación y tiene que haber alguien que lo reciba, para que tenga la transferencia. Y, por lo tanto, no solamente tiene que preparar el que investiga, también tiene que preparar el que recibe lo que... el que es capaz de ver que eso funciona, que sirve para algo; y tiene que demandarlo y tiene que buscar la innovación en su propio proceso.

Digo que cuando hablamos del conocimiento, de la transferencia del conocimiento, se entiende que esto abarca muchas actividades y deberíamos pensar en ellas. La primera que yo diría son los contratos de investigación, que los hay, estamos trabajando sobre ello. Las consultorías, que estamos trabajando; ya dije la línea de Innobonos en la que estamos haciendo cosas; los contratos de licencias donde tenemos patentes que se... (ininteligible), les acabo de poner ejemplos que estamos haciendo; y en las universidades también hay; los investigadores jóvenes que pasan periodos en la empresa, les estoy hablando de los programas de los innovadores que se incorporan; y estoy hablando de los spin-off, les acabo de poner ejemplos.

Todo esto es lo que facilita el flujo del conocimiento. Podríamos estar hablando muchas más horas, y bajar con más números, y podemos tener un debate más profundo, pero, señorías, en diez minutos solo puedo decirles que este Gobierno está trabajando para que la innovación sea una meta y sea un objetivo.

Muchas gracias.

(El señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández, ocupa un escaño en la sala).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-1659 Sobre -Consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento-, sobre los procedimientos de transferencia de conocimiento a entidades privadas que lo puedan explotar comercialmente.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico