Diario de Sesiones 122/2018, de fecha 13/6/2018 - Punto 1

9L/PPL-0028 DEBATE EN LECTURA ÚNICA. PROPOSICIÓN DE LEY DE MODIFICACIÓN DE LA LEY 13/2014, DE 26 DE DICIEMBRE, DE RADIO Y TELEVISIÓN PÚBLICAS DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE CANARIAS.

La señora PRESIDENTA: Reanudamos esta sesión, como habíamos acordado la junta, con el debate de lectura única de la proposición de Ley de modificación de la Ley 13/2014, de 26 de diciembre, de Radio y Televisión Públicas de la Comunidad Autónoma de Canarias.

Tras la junta que acabamos de celebrar, pongo en conocimiento de sus señorías y de quien nos sigue también, de los medios de comunicación, que las enmiendas a la totalidad presentadas han sido retiradas, igual que las enmiendas al articulado presentadas por el Grupo Nacionalista también, y que sobre las enmiendas vivas que quedaban del Grupo Popular se han transado unas enmiendas por unanimidad de todos los grupos parlamentarios. Repito, por unanimidad de todos los grupos parlamentarios.

Por tanto, agradezco (aplausos), agradezco, agradezco el trabajo realizado por sus señorías, especialmente por los diputados y diputadas que han estado implicados o implicadas en el asunto, y creo que el entendimiento sigue siendo una fantástica herramienta de trabajo en esta Cámara.

Gracias.

Vamos a intervenir los grupos, de menor a mayor, por tiempo de cinco minutos, más dos si fuese necesario.

Empieza el Grupo Mixto, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidenta.

Buenos días, señorías.

Estamos ante el debate de lectura única de una ley que esperamos que se apruebe... que cuando se apruebe consiga resolver dos grandes problemas que son los que nos preocupan: que el futuro de los trabajadores de la radiotelevisión pública esté garantizado, porque todos saben que entre trabajadores directos e indirectos hablamos de más de setecientas familias que están pendientes de lo que vayamos a votar en la mañana de hoy; y también conseguir que el ente público no se vaya a negro y que continúe con las emisiones y su programación, que también es una de las preocupaciones de esta Cámara y, por supuesto, de los trabajadores.

Además de estas dos cuestiones vitales, la prisa por cumplir los plazos es importante para que quien sea nombrado aporte soluciones a estos dos grandes problemas antes del 30 de junio. Hablamos de que quedan solo diecisiete días y el asunto no ha sido sencillo de resolver.

Necesitamos que quien sea designado sea una persona con demostrada solvencia en la gestión. Hoy no nombramos al presidente o presidenta del consejo rector, no necesitamos que sea experto en los medios, lo que estamos nombrando es un administrador para que lleve los asuntos de gestión del ente público, que, por supuesto, no se pueden demorar más.

Por eso hay que desterrar los condicionamientos políticos y los vetos; hoy no estamos repartiendo ninguna esfera de poder, estamos salvando la radiotelevisión pública y a sus trabajadores, y para eso solo se necesita que se nombre a un buen gestor y, por supuesto, que lo dejemos trabajar.

A estas alturas sabemos que hay pocas personas que estén dispuestas a asumir esta responsabilidad, por eso, una vez le demos el visto bueno al administrador, debemos ser razonables y no ejercer presiones innecesarias. Con esto no quiero decir que se le vaya a dar carta blanca, todo lo contrario, tiene que responder ante este Parlamento y hacer el trabajo que se le encomienda, hacerlo bien y, por supuesto, rápido, los plazos son los que son, y aún debemos aprobar la ley y una ley que se publique, recibir la designación, convocar la Comisión de Control de Radiotelevisión Canaria, darle el visto bueno, y, luego, que el Consejo de Gobierno apruebe el nombramiento y este se publique. Estamos hablando de que, con suerte, el viernes podamos debatir el nombramiento, y a comienzos de la próxima semana poder tener un administrador único, pero solo si hay consenso y trabajamos todos con el mismo fin. Todo lo demás ahora mismo no es lo importante; aquí podríamos centrar el debate en las formas o demoras, en quién debe ser quien proponga al administrador único, quién debe ser el administrador, qué le pasa a los consejeros que aún no han dimitido y un largo etcétera, pero lo que cuenta realmente es que se apruebe la ley que debatimos hoy.

La proposición de texto legal original, que firmamos cinco grupos parlamentarios, tenía un modelo claro y sencillo, basado en el carácter excepcional de la necesidad de nombrar un administrador único lo antes posible, y por esta excepcionalidad es por lo que establecimos que fuera nombrado por el Gobierno, y que luego los grupos parlamentarios, en un trámite de audiencia previa, le diéramos nuestro apoyo o no.

En estos días que han transcurrido desde que se pronunció el Consejo Consultivo y se abrió el plazo de enmiendas hemos escuchado posturas discrepantes y diferentes por parte de la mayoría de los partidos. De hecho, si observamos las declaraciones en los medios, las diversas ideas han ido evolucionando muy rápido en las últimas semanas. Pero, finalmente, en este Parlamento hemos llegado a un acuerdo y esto ha sido fruto de las múltiples reuniones que hemos mantenido donde se ha debatido de todo, pero al final gracias al trabajo y al entendimiento se han perfilado unas líneas generales en las que hemos cedido todos por el bien común.

Finalmente, el Gobierno designará al administrador único que, como todos sabemos, será probablemente el señor Naranjo Sintes, y agradecemos a todos los grupos que no haya bloqueos al nombramiento y se le dé inicialmente el visto bueno por parte del Parlamento y, por supuesto, estamos de acuerdo en que esté sometido al control de esta sede.

Desde ASG cumpliremos con el acuerdo final, lejos de trifulcas políticas que no interesan a nadie y menos a los trabajadores del ente que ya están recibiendo cartas en las que anuncian sus próximos despidos si no le ponemos solución.

Todos los grupos políticos hemos presentado enmiendas al texto porque debíamos solucionar algunas de las cuestiones técnicas que nos planteó el Consejo Consultivo; ahora la hemos consensuado y mantenemos las presentadas por el Partido Popular porque en ellas se recogían todos los acuerdos previos de las reuniones...

La señora PRESIDENTA: Dos minutos más, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidenta.

...porque en ellas se recogían todos los acuerdos previos de las reuniones de los últimos días. Ahora lo que queda es que el administrador pueda actuar con libertad, al fin y al cabo será nombrado para hacer tareas de gestión en casos excepcionales, y las competencias de nombramiento y cese por la vía ordinaria de los consejeros sigue inalterada, porque la ley debe recoger todas las posibilidades, incluso el hecho de que pudieran permanecer los restantes consejeros en el cargo hasta que se termine de conformar el resto del consejo asesor.

Como necesitamos acuerdos y alejarnos de los protagonismos desde la Agrupación Socialista Gomera agradecemos a los demás grupos que se haya llegado a sacar adelante un texto unánime. Las enmiendas se acordaron en las reuniones y ahora solo queda apoyarlas con el voto; enmiendas tales como las limitaciones a las funciones del administrador, la posibilidad de cesarlo o el plazo máximo de seis meses improrrogable para ejercer sus funciones.

En definitiva, todos saben de lo urgente del tema. Como les dije al comienzo de la intervención, apenas quedan diecisiete días para que se diese una solución que paralice el apago de la radiotelevisión pública canaria y ahora solo queda que el mismo consenso y ganas la pongamos en la aprobación de la ley que queda pendiente, la designación de los próximos consejeros y la aprobación del mandato marco que, por supuesto, señorías, son asuntos que aún quedan encima de la mesa.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Mendoza.

Turno ahora para el Grupo de Nueva Canarias, señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, presidenta. Señorías, buenos días.

Esta sesión de pleno, la que se inició en el día de ayer y finaliza en el día de hoy, va a marcar un antes y un después en el parlamentarismo de Canarias porque, señorías, la política en general y el parlamentarismo en particular es, por definición, el arte del consenso, y cuando hay negociación, cuando hay diálogo y cuando hay cesión y lo que no hay es imposición es posible llegar a acuerdos; y ayer y hoy se ha demostrado. Ayer quedó patente con el nombramiento de los miembros de los órganos del Parlamento de la Audiencia de Cuentas, del Consejo Consultivo y del Diputado del Común que se acordaron por unanimidad, y hoy se vuelve a producir el mismo hecho, hoy, con el acuerdo que hemos alcanzado para modificar la ley de la radiotelevisión pública canaria.

Hemos hecho dos cosas: por una parte nos hemos puesto de acuerdo en un texto normativo que defina las condiciones para el nombramiento de un administrador único, además un administrador único provisional hasta que se cree el nuevo consejo rector y, en cualquier caso, por un plazo improrrogable de seis meses, y esto ha sido posible o esto ha sido obligatorio por la situación crítica en la que el señor Negrín, quien le nombró, quien le mantuvo y, además, quien le dirigió, ha dejado en la radiotelevisión pública canaria, arriesgando que la televisión, que este servicio público pudiera entrar en negro y, además, que dejara a cientos de trabajadores en la calle. Y en esta situación nos hemos visto obligados a buscar una solución, pero además una solución exprés, una solución para un problema que crearon otros y que este Parlamento es el que, por responsabilidad, se ha visto obligado a buscar esa solución. Y para esto hemos tenido que negociar hasta la extenuación, hemos tenido que abandonar nuestras posiciones iniciales, nuestras posiciones de partida, hemos tenido que ceder porque para que esta ley sea una ley de todos tiene que dejar de ser una ley de alguien.

Hemos limitado las competencias del administrador único exclusivamente a las competencias ordinarias, es decir, aquellas que no comprometan el futuro modelo de gestión de la radiotelevisión pública canaria, que será el que se consensúe y se apruebe en esta Cámara.

Hemos incrementado el control parlamentario de manera que el administrador único que finalmente sea nombrado tendrá que dar cuenta a esta Cámara de todas sus acciones como mínimo una vez al mes, pero que, en cualquier caso, a solicitud de cualquier grupo parlamentario en cualquier momento.

Nos hemos dado un plazo de veinticuatro horas, ayer nos lo dimos de cuarenta y ocho, pero ya nos quedan solo veinticuatro, para buscar un candidato de consenso, pero, obviamente, dado el escaso tiempo con que contamos, si esto no es posible, la Oposición nos hemos comprometido a no bloquear al candidato propuesto por el Gobierno. Y en nuestro caso, en el caso de Nueva Canarias, nos hemos comprometido a abstenernos en ese nombramiento.

Pero también hemos acordado que el Parlamento, a propuesta de tres grupos parlamentarios, tiene la posibilidad de, una vez nombrado ese administrador único, si no cumple o si entendemos que no cumple con sus funciones, a cesarlo y a nombrar un nuevo candidato, un nuevo administrador único para la radiotelevisión pública.

Además, nos hemos comprometido o, para ser más exactos, el grupo de Coalición Canaria se ha comprometido con el resto de los grupos de la oposición que a partir de ahora, o que este hecho va a marcar un antes y un después en la gestión de la radiotelevisión pública canaria, y se ha comprometido a que no haya intervención gubernamental. Es un hecho que, además, ha empezado a dar, o por lo menos ha empezado a manifestarse, desde que ha eliminado el control de la Presidencia y lo ha puesto en la consejería de Relaciones con el Parlamento.

Yo espero que este compromiso se cumpla, de momento, quiero decir, que no me cabe duda, y que además a partir de ahora esto va a determinar que corran buenos tiempos para la radiotelevisión pública canaria y que, además, corran buenos tiempos para Canarias.

Yo también pediría que, a partir de ahora, no tengamos que hacer acuerdos exprés, negociaciones exprés, para un consenso exprés, porque es obvio que es posible...

La señora PRESIDENTA: Dos minutos más, señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): ...que en Canarias es posible ejercitar un parlamentarismo responsable, y que no sea necesario a partir de ahora tener que tomar acuerdos exprés sino poderlos, con tiempo, debatir, gestionar y llegar a esos acuerdos que sean los que solucionen los problemas que tenemos todos los canarios.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora González.

Turno ahora para el Grupo Podemos, señor Márquez.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO: Buenos días, señorías. Buenos días, presidenta.

Yo creo que para la gente que nos está viendo en casa y que no entiende todo esto que está pasando, conviene ponernos en situación.

No estamos aprobando una nueva ley de Radiotelevisión Canaria, no estamos generando un modelo que nos guste para la televisión canaria; estamos dando una herramienta, estamos generando una herramienta legislativa para salvar a la televisión canaria de una situación extraordinaria, de una situación lamentable, a la que le ha llevado el último director que ha tenido Radiotelevisión Canaria. Una situación de extrema gravedad porque dimite en un momento muy sensible, en un momento muy delicado, porque finalizaba el contrato de informativos, como muchos sabemos, que además está ligado de manera absolutamente incomprensible a la propia continuidad, a la propia señal del ente público, o sea, no solo tenemos privatizados los informativos sino que además esa privatización condiciona la propia emisión de la Televisión Canaria, algo que nosotros no entendemos y, evidentemente, que no compartimos.

Por tanto, hemos generado esta herramienta desde el consenso y ahí hemos hecho esfuerzo todas las fuerzas políticas de esta Cámara y agradezco a todos los portavoces de la comisión de control la predisposición que han tenido, que hemos tenido, para intentar sacar esto adelante con altura de miras, sin buscar la confrontación política o la utilización política. Porque sería fácil para nosotros decir "mira la televisión va a negro como consecuencia de la mala gestión que ha habido al frente"; pero no es el caso, primero, por supuestísimo, por los trabajadores, los cientos de trabajadores que están detrás de este medio público, grandes profesionales que sacan adelante la Radiotelevisión Canaria, la Radio y Televisión Canaria, con muy pocos medios; y segundo, porque nosotros creemos en la Radiotelevisión Canaria como un medio público absolutamente necesario en nuestra tierra.

Lo hemos dicho en reiteradas ocasiones, en un territorio archipielágico, en un territorio insular como el nuestro, necesitamos un medio de comunicación público autonómico que cohesione nuestra tierra, que genere esa identidad nacional -regional, si quieren-, que tanto necesitamos por nuestras condiciones geográficas. Por tanto, vamos a defender siempre este medio público. Y queremos un medio público de calidad; un medio público independiente, plural; un medio público lejos de las manipulaciones partidistas que pueda haber. Y esto no es la solución para ello, esto es un parche, por así decirlo, durante seis meses; lo hemos limitado en el tiempo, para que ese administrador único, que además va a tener, como decía la portavoz de Nueva Canarias, sus funciones muy limitadas, no va a poder volver a privatizar los informativos, no va a poder sacar un concurso que hipoteque nuestro futuro, entre otras cosas porque nosotros creemos que estamos en un punto de no retorno. No podemos volver atrás al modelo que nos ha llevado a esta situación, porque esta situación que hemos vivido y la guerra mediática entre empresas de comunicación que legítimamente quieren acceder a ese concurso, ha afectado de manera muy negativa, de manera tóxica, a la actividad parlamentaria, a la vida política institucional de Canarias. Por eso nosotros vamos a defender este medio público cuando toque, que es cuando vamos a debatir la ley de Radiotelevisión Canaria en profundidad, y creemos que esto es una oportunidad, una oportunidad para no volver atrás. Y nosotros vamos a defender en este contexto la subrogación de los trabajadores a la sociedad mercantil, y que se busquen las salidas para que la televisión no vaya a negro, pero que los trabajadores y trabajadoras, los profesionales de la Radiotelevisión Canaria y los profesionales de los informativos pasen a ser profesionales, pasen a ser trabajadores del medio público. Y que los trabajadores de la radio por fin tengan un convenio colectivo en condiciones y trabajen en condiciones laborales dignas. Y vamos a defender esto porque creemos que es absolutamente necesario para garantizar que también la información que sale de la Televisión Canaria sea plural, sea independiente y sea objetiva; porque necesitamos un medio de calidad, necesitamos un medio que esté a la altura de los tiempos, y ese planteamiento que haremos en la reforma de la Radiotelevisión Canaria en profundidad lo haremos en consecuencia a lo que hemos aprobado muchos de los grupos que también tenemos representación en esta Cámara, en el Congreso de los Diputados, con respecto a la ley de radiotelevisión española; en el mismo sentido que hacemos eso en el Estado español lo queremos también para nuestra tierra.

Por tanto, yo agradezco la predisposición que hemos tenido, me alegro muchísimo de este consenso, que asumamos en este Parlamento la responsabilidad que tenemos desde el punto de vista legislativo, y esperemos que el Gobierno se comprometa a intentar consensuar una persona de aquí a mañana. Sabemos que es muy complicado y si no, evidentemente, nosotros no vamos a hacer de bloqueo, dado los tiempos que tenemos para que la propuesta del Gobierno salga adelante, pero si sale adelante esa propuesta sí les pedimos que tengan la misma responsabilidad y la misma altura de miras que hemos tenido nosotros con esta reforma legislativa.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Márquez.

Turno ahora para el Grupo Popular, señora Reverón.

La señora REVERÓN GONZÁLEZ: Gracias, presidenta. Buenos días, señorías. Buenos días a los trabajadores que hoy nos acompañan.

Y, sobre todo, quiero darles las gracias, sinceramente, porque ustedes son los que hoy nos han puesto los pies sobre la tierra. Gracias a ustedes, gracias a las reivindicaciones de los trabajadores, tanto del ente público como de la empresa adjudicataria, por eso estamos aquí hoy. Gracias a ustedes, sinceramente. Y creo que doy las gracias en nombre de todos los grupos parlamentarios.

Pero vamos a contar un poco por qué estamos aquí. Todos sabemos que estamos aquí, tristemente no es la primera vez que hablamos de la televisión pública canaria en esta tribuna; y no hablamos -y digo tristemente, porque no hablamos de sus objetivos-, no hemos hablado de lo que ha conseguido, de sus logros; estamos hablando de la nefasta y de la caótica situación por la que ha pasado el ente público, con un actor principal, que ya no lo es, el señor Negrín, y con un actor secundario, que le permitía estar ahí, el Gobierno de Canarias.

Pero bueno, dicho esto, sí es verdad que esta situación caótica llegó a su peor momento cuando el señor Negrín renunció a su puesto, renunció a ser presidente del ente público y también, además, el administrador único de las sociedades mercantiles, lo que eso conllevaba a lo siguiente: el 30 de junio finalizaba el contrato de los servicios informativos y esto implicaba, como bien han dicho las personas que me han precedido en la palabra, eso implicaba que la tele se fuese a negro, y la televisión pública se va a ir a negro porque el contrato de informativos lleva aparejado el contrato de la continuidad de la señal.

Por tanto, ante esas circunstancias todos los grupos parlamentarios de una manera... en extremo presentamos en el anterior pleno, menos el voto de Nueva Canarias pero, bueno, ellos no se opusieron, no firmaron la propuesta pero no se opusieron, una modificación legislativa que permitiera a esta Cámara dar una herramienta y buscar soluciones a esta situación. Una solución muy clara: no queremos ni cambiar el modelo, ni queremos completar el consejo rector, lo único que queremos es que la televisión pública se siga prestando, que la televisión pública no se vaya a negro, y lo más importante, también, que los trabajadores, tanto del ente público como de la empresa que en estos momentos presta los servicios de los servicios informativos, no se vayan a la calle.

Bien. Por esto hoy nos encontramos aquí. Hoy vamos a aprobar, gracias al consenso de todos los grupos parlamentarios, esa herramienta; esa herramienta que... desde un principio todos teníamos claro una serie de cuestiones. En primer lugar, teníamos claro que había que nombrar un administrador único, pero es verdad que este administrador único no podía tener unas funciones ilimitadas, no podía tener todas las funciones del consejo rector ni mucho menos del presidente y, por supuesto, tampoco podía ser un administrador único sine die, es decir, que estuviese todo el tiempo que quisiera y más. En eso llegamos a un acuerdo desde el primer minuto; todas las formaciones políticas teníamos claro que ese administrador único tenía que tener sus funciones muy muy limitadas.

Y esas funciones son prácticamente las que han nombrado las personas que me han precedido en la palabra y las que he dicho y quiero volver a reiterar: que la televisión pública canaria no se vaya a negro y, lo más importante, los trabajadores; que los trabajadores sigan manteniendo tranquilidad en sus puestos de trabajo y que sigan prestando, de la manera tan magnífica como lo hacen hasta el día de hoy, sus funciones. Pero, bueno, en el día de ayer se presentaron por varias formaciones políticas, entre ellas también mi formación política, numerosas enmiendas, y esas enmiendas confluyeron, al final, en un acuerdo definitivo.

Sí me gustaría decir que mi grupo parlamentario, nuestras enmiendas, iban en torno a los preacuerdos los cuales habíamos alcanzado, como les he dicho: sabíamos que tenía que haber un único administrador único, sabíamos que este administrador único no podía tener carácter indefinido en el tiempo y sabíamos, además, que este administrador único tenía que tener unas funciones, no voy a decir limitadas, voy a decir concretas; es decir, que la televisión pública no se vaya a negro y que los trabajadores no pierdan sus puestos de trabajo.

Bien, pero había un problema, y el problema o el desencuentro entre las formaciones políticas era quién nombraba al administrador único y quién aprobaba al administrador único. Ustedes saben que en la modificación legislativa que presentamos el administrador único era nombrado por el Gobierno de Canarias, previa audiencia al Parlamento de Canarias. Como no había acuerdo, mi formación política presentó una propuesta sobre la mesa en todas las reuniones que mantuvimos, y nuestra propuesta era que lo nombrara el Gobierno de Canarias, pero que fuera aprobado por esta Cámara y, concretamente, por la comisión de control.

Finalmente se llegó a un acuerdo y finalmente todos, creo que con la mejor de las intenciones, hemos conseguido las mejores, sobre todo las mejores enmiendas para esta modificación legislativa que les estoy diciendo. Y ya...

La señora PRESIDENTA: Dos minutos más, señora Reverón.

La señora REVERÓN GONZÁLEZ: Gracias, presidenta.

Y ya, sin más, sí me gustaría recalcar, señorías, que... sobre todo felicitarnos, porque en el día de ayer hicimos un ejercicio de responsabilidad; somos conscientes del problema, pero por eso dejamos a un lado nuestros intereses partidistas y pusimos sobre la mesa lo que todos queremos, que es que la televisión pública se siga viendo y que la televisión pública siga teniendo los magníficos profesionales que la prestan.

Muchísimas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Reverón.

Turno ahora para el Grupo Socialista, señor Matos.

El señor MATOS EXPÓSITO: Sí, señora presidenta. Señorías.

Hoy sobre todo creemos, desde el Grupo Parlamentario Socialista, que es un día de hacer balance y de hacer reflexiones. Este Parlamento no puede volver nunca más a estar secuestrado por los intereses particulares que se cuecen fuera de este Parlamento. Y gran parte de lo que ha ocurrido, de por qué hemos llegado hasta aquí, tiene que ver con decisiones, presiones e intereses, que no son los de los ciudadanos de Canarias y que han tenido un papel determinante en el punto de partida y el punto de llegada que hemos alcanzado. Nunca más este Parlamento puede estar secuestrado, condicionado, por los intereses particulares, legítimos, de empresas que no se sientan en este Parlamento.

Es un momento de autocrítica, también por parte del Grupo Parlamentario Socialista; no siempre hemos acertado en nuestras decisiones, en nuestros posicionamientos, en relación con lo que ha ocurrido, en relación con todo este affaire de la Radiotelevisión Canaria. Créanme que los aciertos y los errores siempre han estado inspirados en lo que entendíamos en cada momento que era lo correcto y era lo más adecuado para los intereses generales. Pero no es mal día para hacer cierta autocrítica.

Pero la quiero extender, dicho esto, al conjunto de la Cámara, y especialmente a quienes han puesto al límite a este Parlamento; a quienes han puesto al límite a los trabajadores; a quienes crearon el problema y se lo endosaron al Parlamento; y hoy también es un buen día para reivindicar que este Parlamento funciona, que este Parlamento representa los intereses legítimos de los ciudadanos y que este Parlamento es capaz de anteponer los intereses generales a los intereses particulares, y hacer una ley, como decía antes Esther, una ley que es de todos, que dejó de ser la ley de alguien para poder ser la ley de todos los grupos parlamentarios.

Mi grupo quiere darle las gracias, especialmente, con nombres y apellidos, a Esther, a Román Rodríguez, a Juan, a Luz Reverón, al señor Ruano, y, en mi nombre y mi grupo parlamentario, a Dolores Corujo, por el esfuerzo, por saber anteponer los intereses generales a los de partido, y creo que hoy es un buen día para el parlamentarismo de esta tierra.

Decía Churchill que un optimista ve una oportunidad en toda calamidad y un pesimista una calamidad en toda oportunidad. Esta es una oportunidad de hacer las cosas mejor en el futuro. Es una oportunidad de saber si este es un acuerdo de verdad, porque tendremos la oportunidad en los próximos meses de saber si esto era solamente cuestión de salvar un match ball para no tener enfrente, sobre todo, a 300 familias de Canarias, con lo que eso supone, o es de verdad un acuerdo para sacar adelante un nuevo modelo de radiotelevisión en Canarias.

Mención especial para los trabajadores y para las trabajadoras de la televisión. Han estado siempre en primera línea en la toma de las decisiones. Siempre, los trabajadores y las trabajadoras de la televisión. Espero que hoy sea también un buen día para ellos, que puedan descansar, que puedan ir a sus casas, celebrarlo con sus familias, con sus hijos, con sus parejas, con sus... en fin, con sus padres, con sus madres, es decir, que hoy por lo menos pueden respirar algo más tranquilos. Pero no está todo resuelto, queda mucho trabajo por hacer y lo tendremos que hacer desde la lealtad y desde la responsabilidad. Sin trampas, que este sea un acuerdo de verdad, honesto.

Hoy hemos colocado al parlamentarismo de Canarias, que estaba muy criticado, donde le correspondía, y tenemos la gran responsabilidad de no decepcionar ni defraudar a todos los ciudadanos que hoy miran a este Parlamento sintiéndose, espero, que reconfortados con el papel que han jugado todos los grupos parlamentarios.

Pero el futuro se debe escribir, señorías, y esta es una reivindicación que no va a abandonar el Grupo Parlamentario Socialista, se tiene que escribir con letras que digan con claridad "servicios informativos públicos" para el futuro. Esto es algo que el Grupo Parlamentario Socialista ha defendido, lo defendimos, lo hemos defendido en la Cámara, lo hemos defendido por escrito, lo defendimos cuando trabajamos en el mandato marco, lo vamos a seguir defendiendo; creemos que Canarias se merece unos informativos públicos, plurales, que no estén prestados por una empresa privada y que no sometan cada equis años a una presión intolerable a los representantes legítimos de los ciudadanos de esta tierra.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Matos.

Turno ahora para el Grupo Nacionalista, señor Ruano.

El señor RUANO LEÓN: Buenos días, señorías.

Señora presidenta.

Estamos, como se ha señalado por los diferentes oradores que han intervenido, en un momento especial, digamos desde el punto de vista de haber llegado a un acuerdo. Siempre repito que el consenso es el método y el acuerdo es el resultado, por lo tanto, si acertamos en el método puede que haya resultados, y a lo largo del proceso ha habido momentos donde el método no ha sido precisamente el del consenso, sobre todo cuando ha habido conversaciones ajenas a la pretensión inicial de este portavoz en relación con el concurso de los seis grupos parlamentarios; ha habido momentos a lo largo de este proceso en donde no ha sido así.

Pero yo sí quiero aprovechar el momento para intentar no hacer referencia al pasado, porque el pasado tiene episodios que todos podemos interpretar de diferente manera. Por ejemplo, es este Parlamento el que no aprobó el mandato marco; es este Parlamento el que no eligió a dos excelentes profesionales para el desempeño de sus funciones al frente del consejo rector; es este Parlamento, por tanto, el que, por no haberlo hecho, quizás hubiéramos tenido un consejo con más miembros y, por tanto, el supuesto de hecho que se ha producido no hubiera sido el mismo, ¿no?

Pero bien, eso es pasado; el pasado no nos va a aportar novedades ni va a acertar en darnos una solución, que es fundamental, como dije cuando se tomó en consideración, como dije cuando elaboramos la proposición de ley y cofirmamos cinco grupos parlamentarios para garantizar el servicio público de la Radiotelevisión Canaria, que es una demanda de toda la sociedad canaria, y para hacer posible, viable, que los más de trescientos trabajadores vinculados al funcionamiento del servicio puedan conservar sus empleos.

Para esto, además de buena voluntad hace falta la técnica adecuada, es decir, y creo que es, en definitiva, lo que hemos sido capaces de hacer, una herramienta legal que permite contar con un administrador único, que tiene funciones limitadas y son temporales. En eso estábamos de acuerdo desde el primer momento. Por tanto, con un calendario, que es un calendario apretadísimo, y todos lo sabemos, precisamente por la situación, de hecho, que algunos portavoces han descrito.

A mí me gustaría, señorías, que, como dije en algún medio, tengamos, sepamos todos, todos, poner un antes y un después a partir de este momento. Es verdad que ya lo dije en el debate de la nacionalidad en nombre de mi grupo parlamentario, nosotros no estábamos satisfechos con determinadas actuaciones del señor Negrín, pero igual que lo dije respecto del señor Negrín podría hablar de otros miembros del consejo rector, igual también podría hablar de decisiones no tomadas o algunas rechazadas en el seno de este Parlamento; pero eso, como digo, es un momento distinto. Porque inicialmente habíamos presentado y están en trámite dos proposiciones de ley que van a producir una nueva regulación para la Radiotelevisión Canaria respecto de la regulación inicial de la ley de 2014, que, entre otras cosas, se ha mostrado una ley ineficaz desde todo punto de vista y desde el punto de vista de la propia gestión de personas unos y otros, en la gestión del ente público.

Y lo que importa, señorías, es si la representación canaria de este Parlamento está en condiciones de garantizar el funcionamiento del servicio público, que es lo más importante y, con él, el empleo de todas las personas que están representadas aquí hoy, a través de sus organizaciones sindicales. A ellos también mi agradecimiento, el agradecimiento de nuestro grupo por su contribución, pero, sobre todo, sobre todo, porque su presencia ha servido para que algunas posiciones, inicialmente inmovilistas, hayan sido producto de cambios necesarios para que al final esto no sea una derrota para el Gobierno ni para los grupos que apoyan al Gobierno sino al final sea un acuerdo que sustentamos todos en bien del servicio público de la radiotelevisión y en bien de los empleos que están vinculados al mismo. En ese marco, señorías, quisiera situar las cosas diciendo que esto es solo el primer paso y que los pasos subsiguientes que también forman parte de compromisos políticos adquiridos en el día de ayer son imprescindibles para hacer viable el servicio público. Y vamos hacer lo indecible para que esto sea así y eso requerirá...

La señora PRESIDENTA: Dos minutos más, señor Ruano.

El señor RUANO LEÓN: Muchas gracias.

...y eso requerirá acuerdos, acuerdos en todos los ámbitos: acuerdos en el ámbito de las relaciones con las empresas que hoy prestan sus servicios; acuerdos en relación con la participación sindical en los procesos que se vayan a desarrollar por parte del administrador único; acuerdos, en definitiva, que permitan dar viabilidad y que permitan que más tarde definamos el marco, el marco normativo en el cual nos vamos a mover.

Yo agradezco la colaboración de todos los portavoces a los que se ha referido el señor Matos en la tribuna, y también a una persona que está ausente por enfermedad y que trabajó muchísimo por este acuerdo que es doña Australia Navarro, a ella mi reconocimiento por su empeño en el acuerdo. Y, por nuestra parte, definir nuestra decisión a seguir contribuyendo a que esta solo sea la primera decisión de un momento distinto para el bien del servicio público de la Radiotelevisión Canaria y para el empleo de los trabajadores.

Muchas gracias.

(El señor Matos Expósito solicita la palabra).

La señora PRESIDENTA: Muchísimas gracias, señor Ruano.

Dígame, señor Matos, dígame.

El señor MATOS EXPÓSITO (Desde su escaño): Señora presidenta, abusando de su generosidad simplemente quería decir que en mi intervención me olvidé mencionar al Grupo Mixto y quería hacerlo extensible también el agradecimiento por el trabajo, y le agradezco a la presidenta este inusual turno.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Afortunadamente no estaba previsto, pero yo creo que el ambiente lo propicia y además era necesario, gracias, señor Matos.

Señorías, voy a llamar a votación, en primer lugar votaríamos las enmiendas presentadas y después votaríamos el texto en su conjunto.

Llamo a votación, señorías. (La señora presidenta hace sonar el timbre de llamada a votación).

Señorías, comienza la votación de las enmiendas al articulado transadas. (Pausa).

Señorías, 55 votos emitidos: 55 sí, ningún no, ninguna abstención.

Votamos ahora, señorías, votamos ahora el texto en su conjunto, una votación de todo el conjunto del texto normativo presentado.

Comienza la votación, señorías. (Pausa).

Señorías, 55 votos emitidos: 55 sí, ningún no, ninguna abstención.

Aprobada por unanimidad de todos los presentes, señorías.

(Aplausos de todos los grupos parlamentarios).

Solicito a sus señorías que permitan a los servicios de la Cámara hacer algunas correcciones técnicas respecto al texto presentado que requerirán también de la aportación de los Servicios Jurídicos, siempre de conformidad con todas sus señorías, ¿de acuerdo? (Asentimiento). Muy bien, muchas gracias.

Seguimos, señorías, con el orden del día.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PPL-0028 Sobre De modificación de la Ley 13/2014, de 26 de diciembre, de Radio y Televisión Públicas de la Comunidad Autónoma de Canarias.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico