Diario de Sesiones 124/2018, de fecha 27/6/2018 - Punto 2

9L/PPL-0022 DEBATE DE TOMA EN CONSIDERACIÓN. PROPOSICIÓN DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, DE MODIFICACIÓN DE LA LEY 1/2010, DE 26 DE FEBRERO, CANARIA DE IGUALDAD ENTRE MUJERES Y HOMBRES.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Antes le doy la palabra al secretario primero para que haga lectura del criterio del Gobierno de las dos PPL.

Señor Cabrera.

El señor SECRETARIO PRIMERO (Cabrera González): "Rosa Dávila Mamely, secretaria del Gobierno de Canarias, certifica que en el acta de la reunión celebrada por el Gobierno el día 26 de marzo de 2018 figura, entre otros, el siguiente acuerdo, cuyo tenor literal se transcribe:

'Propuesta de acuerdo por el que se fija la posición del Gobierno sobre la proposición de ley, del Grupo Parlamentario Nacionalista Canario, de modificación de la Ley 1/2010, de 26 de febrero, Canaria de Igualdad entre Mujeres y Hombres, y de modificación de las leyes reguladoras de los órganos de relevancia estatutaria para garantizar la representación equilibrada entre mujeres y hombres en su composición, PPL-20.

Presidencia del Gobierno y consejerías de Hacienda y Presidencia, Justicia e Igualdad.

En su virtud, el Gobierno, tras deliberar, y a propuesta conjunta del presidente, de la consejera de Hacienda y consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad, acuerda manifestar su conformidad a la tramitación de la proposición de ley, del Grupo Parlamentario Nacionalista Canario, de modificación de la Ley 1/2010, de 26 de febrero, Canaria de Igualdad entre Mujeres y Hombres, y de modificación de las leyes reguladoras de los órganos de relevancia estatutaria para garantizar la representación equilibrada entre mujeres y hombres en su composición'."

Y "doña Rosa Dávila Mamely, secretaria del Gobierno, certifica también en el acta celebrada en el Consejo de Gobierno día 6 de abril de 2018:

'Propuesta de acuerdo por el que se fija la posición del grupo de Gobierno sobre proposición de ley, del Grupo Parlamentario Socialista Canario, de modificación de la Ley 1/2010, de 26 de febrero, Canaria de Igualdad entre Mujeres y Hombres, PPL-22.

Presidencia del Gobierno, consejerías de Hacienda y Presidencia, Justicia e Igualdad'."

Perdón.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, secretario.

El señor SECRETARIO PRIMERO (Cabrera González): Nos falta... "En su virtud..." el acuerdo.

"En su virtud el Gobierno tras deliberar y a propuesta conjunta del presidente, la Consejería de Hacienda y consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad acuerdan manifestar su conformidad a la tramitación de la proposición de Ley del Grupo Parlamentario Socialista Canario, modificación de la Ley 1/2010, 26 de febrero, Canaria de Igualdad entre Mujeres y Hombres, PPL-22.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Ahora sí.

Comenzamos el debate de toma en consideración de las dos PPL -saben que las vamos a ver acumuladas-.

Tiene la palabra para su defensa el Grupo Nacionalista Canario, señora Beato.

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, señor presidente. Señorías, buenos días.

La Constitución española consagra el principio de igualdad como uno de los valores fundamentales; y lo consagra como derecho fundamental. A pesar de su carácter de norma suprema, y lo que a la igualdad entre hombres y mujeres se refiere, es solo el punto de partida en un proceso que se ha ido afianzando a lo largo de los años y ha ido incorporándose socialmente a lo largo de los años.

También el artículo 5 de nuestro Estatuto de Autonomía incluye como principio rector la promoción de las condiciones para el libre ejercicio de los derechos y libertades de los ciudadanos y la igualdad de los individuos y los grupos en que se integran.

La necesidad de articular medidas para hacer efectiva la igualdad en las instituciones representativas y en las administraciones públicas se inicia con el artículo 44 bis de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General en su redacción dada en el año 2007 por la Ley Orgánica para la igualdad efectiva entre hombres y mujeres. Sobre esta redacción recayó sentencia del Tribunal Supremo, declarándolo plenamente constitucional, considerando, el Supremo, que la Constitución no impone una regulación y confiriéndole al legislador el diseño del régimen electoral general y al hacer efectivo el derecho a la igualdad en la presentación de las candidaturas.

La Ley Canaria de Igualdad entre Mujeres y Hombres incorpora, entre los principios generales de actuación de los poderes públicos, el fomento de la participación o composición equilibrada entre mujeres y hombres en los órganos de representación y toma de decisiones.

Sin embargo, en su artículo 2 cuando enumera las administraciones y las entidades a las que esta Ley canaria de igualdad es de aplicación no hace ninguna referencia expresa ni al Poder Legislativo ni a los órganos de relevancia estatutaria, el Diputado del Común, la Audiencia de Cuentas de Canarias y el Consejo Consultivo. Tampoco existe previsión alguna en las leyes reguladoras de esas instituciones.

La reciente renovación de los órganos de relevancia estatutaria se resolvió con voluntad política, pero, señorías, hay un vacío legal que debemos cubrir. Y es bueno que los grupos parlamentarios nos hayamos puesto en esa tarea.

El Grupo Nacionalista Canaria presenta esta proposición de ley para modificar seis leyes autonómicas que garanticen la representación equilibrada entre hombres y mujeres. Proponemos modificar la Ley canaria de igualdad para ampliar su ámbito de aplicación incluyendo el órgano de gobierno de esta Cámara a los órganos de relevancia estatutaria, Diputado del Común, Consejo Consultivo y Audiencia de Cuentas, al comisionado o comisionada de la Transparencia y al Consejo Económico y Social. Si bien la ley canaria incluye entre sus principios, como decía, el fomento de la participación equilibrada en los órganos de dirección y toma de decisiones no lo concreta, no lo define, es por tanto un concepto indeterminado e interpretable. Nuestra propuesta define este principio de representación equilibrada a fin de que las personas de cada sexo no superen el 60 % y no sea inferior al 40 % del conjunto de cada órgano o institución.

Pretendemos también que este Parlamento garantice en su Reglamento la representación equilibrada de la Mesa de la Cámara porque, señorías, en esta legislatura tenemos una mesa paritaria y tenemos la satisfacción de contar por primera vez en la historia de la autonomía con una presidenta de la Cámara y no queremos dar ningún paso atrás en el futuro.

La segunda ley que se modifica es la Ley del Diputado del Común para que en el conjunto de esa institución, incluido el diputado o diputada del Común y sus adjuntías se respete la representación equilibrada del 60-40.

Además, proponemos la modificación del Consejo Consultivo de Canarias para incorporar la representación equilibrada y para reducir los años de experiencia exigidos a los consejeros o consejeras que pasan de los actuales 15 años de exigencia a 10 años, como lo hacen la mayoría de los consejos consultivos autonómicos que en algunos casos ni siquiera exigen experiencia previa para participar en estos consejos. Y actualmente Canarias con 15 años es de las más estrictas en este sentido.

¿Cuántas mujeres ven interrumpidas sus carreras por la maternidad? ¿Cuántas mujeres preparadas y solventes ven interrumpidas sus carreras por la maternidad? ¿Cuántas mujeres preparadas y solventes se las echa atrás en una selección de personal porque son mujeres, y se elige a un hombre? ¿Cuántas parejas, si tienen que elegir el futuro de la pareja, relegan antes la carrera profesional de la mujer que la del hombre? Lamentablemente, muchas. Por eso, son menos mujeres que hombres las que pueden acumular con más facilidad esos quince años de experiencia. Un hombre rara vez, rara vez, se queda en casa para cuidar de la familia, para cuidar de los hijos; la mujer sí lo hace.

No podemos estar ajenos a esta realidad aunque no nos guste, y estamos dispuestos a seguir trabajando para cambiarla, y este es un paso para ello.

La siguiente ley que se modifica es la Ley de la Audiencia de Cuentas en la representación equilibrada del 60-40 y también la reformulación del artículo 22 para limitar el acceso exclusivamente a quienes en los dos últimos años inmediatamente anteriores hayan tenido a su cargo la gestión o intervención de la cuenta general de la Comunidad Autónoma de Canarias, lo que permitirá el acceso a quienes hayan tenido a su cargo la gestión, inspección o intervención de los ingresos y gastos del resto del sector público, para quienes operará, en su caso, el deber de abstenerse conforme al artículo 23 de la Ley de la Audiencia de Cuentas.

Hay un montón de mujeres, me atrevo a decir muchas más mujeres que hombres en puestos de responsabilidad en la Administración pública -en jefaturas de oficinas presupuestarias, en intervenciones, en tesorerías, en secretarías generales técnicas- que con la limitación actual no pueden acceder a la audiencia de cuentas. Señorías, abramos el paso a todas esas mujeres valiosas.

La siguiente ley que se modifica es la Ley canaria de transparencia y acceso a la información pública. Respecto al comisionado o comisionada de Transparencia, que al ser un órgano unipersonal la previsión es la alternancia de sexos en su renovación.

Y, finalmente, la sexta ley a modificar es la Ley del Consejo Económico y Social para que los sindicatos, organizaciones y entidades, a los que les corresponda proponer, respeten en su conjunto, en el conjunto de los dieciocho miembros, la representación equilibrada.

También el Grupo Parlamentario Socialista presentó otra proposición de ley con muchos puntos en común con la nuestra, incluyendo lo referido a la publicidad institucional en medios que contengan anuncios de prostitución, que también ha sido objeto de iniciativas por parte del Grupo Nacionalista. Mi compañera, la diputada Lola García, defendió en este pleno una proposición no de ley, que se aprobó por unanimidad, por la que se insta al Gobierno de Canarias a tomar las medidas necesarias para suspender cualquier tipo de publicidad, patrocinio o subvención a aquellos medios de comunicación que ofrezcan entre sus contenidos o programación publicidad y recursos relacionados con la prostitución de manera directa o indirecta.

También nuestras enmiendas a la Ley del deporte y a la actividad física, proponemos que no se promuevan ni faciliten ni promocionen eventos deportivos que utilicen la imagen sexista de la mujer. Lamentamos que sigan, que persistan en los medios de comunicación estos mensajes o anuncios, incluso secciones enteras de contenido sexista relacionadas directa o indirectamente con el fomento de la prostitución y que estén al alcance de cualquier menor.

La prostitución, cuando hay explotación sexual y trata de mujeres y niñas, es una forma de violencia; así lo reconoce el Convenio de Estambul y así lo hemos incorporado el año pasado en la modificación de la ley canaria contra la violencia de género. Por eso, propondremos que el mensaje de este Parlamento sea aún más firme contra la prostitución como explotación sexual de la mujer, y nuestra propuesta irá en el sentido de estudiar que se incorpore en la Ley de Prevención y Protección Integral de las Mujeres Contra la Violencia de Género.

Señorías, someto a la consideración de esta Cámara una proposición de ley muy ambiciosa y audaz, bastante completa, innovadora respecto al conjunto del Estado y al conjunto de las comunidades autónomas. Ni el Consejo de Estado ni el Tribunal de Cuentas ni el Defensor del Pueblo ni ninguno de los órganos autonómicos homónimos, salvo algunos órganos en Valencia, tienen esta regulación tan avanzada.

Las instituciones deben ser el reflejo de la sociedad. Confiamos en que llegue algún día el momento en que leyes como estas no sean necesarias, pero la realidad refleja que solo con leyes de este tipo se ha conseguido avanzar en la feminización de la política y en los órganos de toma de decisiones. La composición equilibrada de este Parlamento hoy sería impensable sin la imposición del artículo 44 de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General, que citaba al principio de mi intervención.

Proponemos seguir avanzando y dar un paso más en el largo camino en la consecución de la igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres, en la que nuestro grupo parlamentario está plenamente comprometido.

Desde Coalición Canaria-PNC hemos priorizado el trabajo y la propuesta legislativa, y aquí la presentamos, sin caer en gestos más o menos mediáticos y sin convertir las políticas de igualdad en arma arrojadiza y partidaria. Porque sabemos que la efectividad de estas políticas depende mucho de la implicación de todas las fuerzas políticas, de todas las instituciones y de la sociedad en su conjunto. Por eso, también apoyaremos la toma en consideración de la proposición del Grupo Parlamentario Socialista, en aras al consenso y a la unidad que siempre hemos defendido desde el Grupo Parlamentario Nacionalista en materia de igualdad y en la defensa de la mujer frente a las discriminaciones y a las violencias machistas; propondremos y buscaremos la fórmula para que se lleve a cabo la tramitación conjunta de ambas proposiciones, para que salga una única ley, que se enriquezca en el trámite de enmiendas, y que sea la ley de toda la Cámara en defensa de la igualdad, en defensa de la representación equilibrada entre hombres y mujeres.

Por eso les pido el apoyo, señorías, a esta proposición de ley, para que la exigencia de la representación equilibrada entre hombres y mujeres no quede a expensas de negociaciones políticas, no quede a expensas de gestos más o menos voluntaristas, sino que quede fijada y definida en una norma de rango legal que sea vinculante para todos y vinculante en el futuro.

Muchas gracias, señorías.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Beato.

Turno del Grupo Socialista para defender su proposición de ley, señora Ventura.

La señora RODRÍGUEZ HERRERA: Gracias, presidente. Señorías, buenos días.

Traemos hoy un asunto importante, un asunto de esta realidad social, no tanto por el contenido de las normas, cuya toma en consideración vamos a votar hoy, sino también por la decisión de su tramitación en esta Cámara, por lo que esa tramitación implica.

En este sentido, desde el Grupo Socialista, hemos presentado dos PPL, y el Grupo Nacionalista una; una sobre la modificación de, la nuestra, sobre la modificación de la Ley 1/2010, de igualdad entre hombres y mujeres, y la 19 registrada por el Partido Socialista y la 20 del Grupo Nacionalista de modificación de las distintas leyes, como muy bien ha expuesto la portavoz, que regula los distintos órganos nombrados desde el Parlamento.

Desde luego que hoy solo podíamos abordar dos, porque el Reglamento así lo establece. Y en ese sentido esperamos, ya lo hemos hablado y lo hemos trabajado, obtener el máximo consenso.

El objetivo, desde luego, de esta proposición de ley -esta que traemos desde el Partido Socialista y la otra que está registrada que no traemos hoy- es simplemente actualizar el marco normativo para seguir avanzando en igualdad en esta comunidad autónoma. Esto es algo en lo que todos estaremos de acuerdo, porque supone un avance ya que no hemos esperado, no queremos esperar, a que las inercias políticas se pongan a la altura de las demandas ciudadanas y de los colectivos feministas, que no quieren esperar a que los techos de cristal se caigan por su propio peso, sino que se rompan directamente por el legislador y podamos seguir avanzando.

Desde luego, nosotros felicitamos al Grupo Nacionalista, este es el primer acuerdo, si cabe, por la propuesta que hace, y decirles que estaremos trabajando para conseguir ese acuerdo final sobre este asunto tan importante para nuestra sociedad.

Desde el Grupo Socialista, la propuesta que hacemos de modificación de la ley es con el objetivo de dotar a la Mesa del Parlamento de los mecanismos necesarios para garantizar los nombramientos paritarios en las decisiones que dependen de la Cámara. Esto supone un avance, porque entendemos que se da un paso más, no se deja abierto y de una forma genérica a una situación voluntaria a la hora de decidir la composición de estos órganos, sino que además se establece un mecanismo efectivo para garantizar esa igualdad.

En este sentido se da posibilidad a la Mesa, oída la Junta de Portavoces, de suspender los procedimientos de designación si, vistas las candidaturas previstas o propuestas, se prevé una votación con un resultado no paritario; y, por eso, es importante, es más importante, se podría determinar la nulidad del acuerdo en el nombramiento si efectivamente se produce la votación y el resultado no es paritario. Desde luego que es triste que tengamos que llegar a esta situación de regular de esta forma, para que, como digo, no quede al libre albedrío o a la voluntad o la oportunidad a la hora de la toma de decisiones en la composición de los órganos, sino que se regule por ley. Pero, desde luego, si lo fijamos no correremos el riesgo de que esas decisiones se tomen así.

Hoy por hoy, además, si avanzamos con una propuesta como esta estaríamos hablando de uno de los mecanismos más garantistas de los regulados por las distintas comunidades autónomas. Estoy de acuerdo con lo que proponía la señora Beato, que efectivamente, en ningún lugar de España, en ninguno de los órganos, se ha regulado con tanto detalle este nombramiento de los distintos órganos. Este mecanismo, además, ha sido ya valorado por el Consejo Consultivo, en relación a nuestra propuesta para modificar la ley de radiotelevisión canaria, sin que se haya levantado hasta ahora reparo alguno por el órgano asesor.

Por otra parte, y fuera de la propuesta que hacemos del nombramiento, de la dinámica de los nombramientos de los órganos, introducimos la propuesta de poner en marcha acciones para combatir el tráfico de personas, y además establecer mecanismos especiales para la lucha contra la explotación sexual y el tráfico de mujeres, además de la prohibición -de rango legal- de que las administraciones públicas canarias, no solo el Gobierno de Canarias, las administraciones públicas canarias, tengan prohibido contratar publicidad en los medios de comunicación privada que contengan anuncios de prostitución.

En este caso nosotros, además, desde el Partido Socialista, en comunidades autónomas como La Rioja, ya se viene aplicando, se acaba de aprobar y se aplica esta regulación y entendemos que es el objetivo que debemos conseguir en todo el país, y por tanto, en Canarias lo vamos a defender. Desde luego que podría estar también en la ley contra la violencia de género, pero entendemos que la prevención y la promoción de la igualdad evitarán que lleguemos a situaciones, o que se fomente la prostitución, se faciliten los medios como ahora se está haciendo. Esta medida, además, ya la ha anunciado el Gobierno de Canarias en algún... el Ejecutivo, esperemos que vea la luz próximamente, no obstante, planteamos esta regulación.

Pero, señorías, si hay algo que nos va a exigir un mayor esfuerzo, en aras del consenso, va a ser la definición de órganos paritarios. Porque podemos buscar fórmulas para determinar el número de representatividad, cuando se trate de órganos impares, o cuando estamos hablando de órganos personales, pero la verdadera dificultad parece venir de la mano de cómo entendemos el concepto de paridad, de proporcionalidad o de representación equilibrada.

Así, la propuesta del Grupo Nacionalista, la igualdad se convierte en un fin último, es decir, garantizar la representación entre ambos sexos, lo que protege y garantiza la presencia, siempre y en cualquier caso, de hombres y mujeres en los órganos que corresponda. Desde el Grupo Socialista vamos un poco más allá, y mantenemos también ese fin de la representación equilibrada, no como un fin último, sino como un medio para visibilizar el trabajo, el papel, la función, de las mujeres en la sociedad; y romper esas importantes brechas culturales, jurídicas, sociales, que todavía nos separan a nivel salarial, de responsabilidad en estos órganos de decisión, de promoción laboral y de corresponsabilidad familiar.

Nuestras proposiciones de ley lo que tratan de garantizar es la presencia de las mujeres y de los hombres por igual: al 50 %. La actual Ley de igualdad se aprobó hace ocho años, para una ley no es demasiado tiempo, si estamos hablando de, o vemos los periodos de vigencia de la mayoría de las leyes, pero sí es cierto que los cambios en nuestra sociedad se producen con tanta rapidez que muchos de los preceptos legales se quedan obsoletos y no reflejan esos cambios sociales, que se producen con tanta velocidad. Y esto es lo que está pasando: los cambios sociales que antes tardaban años en producirse, ahora, me atrevo a decir que en meses pasa lo que antes sucedía en años o décadas.

Y en este país tenemos, además, un punto de inflexión, que se ha dado el pasado 8 de marzo, donde las mujeres salimos a la calle y dijimos, alto y claro, una vez más, "somos iguales". Somos iguales. Y vamos a trabajar para que esa igualdad se refleje de manera real en las leyes.

Por tanto, el legislador, y en este caso, en Canarias, en esta Cámara, no podía ser de otra manera, tiene que hacer que esa voz social se refleje en las leyes. Nuestro trabajo es escuchar a la sociedad y legislar en todo lo que nos lleve a una sociedad más justa, más solidaria e igualitaria. Y para esto el Partido Socialista siempre lo ha puesto como una prioridad.

No es por casualidad que en este país se haya aprobado leyes como la Ley de igualdad, la ley contra la violencia de género, la ley de matrimonio igualitario entre personas del mismo sexo, la ley de dependencia... y otras leyes que, como digo, no han sido aprobadas por casualidad, sino por convencimiento, por valores y principios; y cuando gobernamos los ponemos en marcha, los ponemos por delante.

Ahora mismo, el ejemplo más claro, además, es el nombramiento de un Gobierno con un alto número de mujeres al frente de los ministerios o, incluso, el haber recuperado un Ministerio de Igualdad para impulsar todas las políticas transversales tan necesarias en nuestro país.

Las modificaciones que planteamos subsanan el error del legislador de hace ocho años, de dejar a las mujeres fuera de órganos tan importantes como la Audiencia de Cuentas, el Diputado del Común, el Consejo Consultivo, el Consejo Económico y Social, el comisionado de Transparencia... no nos deja fuera expresamente, pero se olvida de ponernos expresamente. Por tanto, corregimos, como digo, ese error.

Por tanto, lo que plantea el Partido Socialista es la adición de un apartado más en el artículo 2, que hace mayor la aplicación de la ley -más amplia la extensión y la aplicación de la ley- y, además, planteamos que se entenderá por representación equilibrada esa reserva de un número mínimo de nombramientos al 50 %. Desde luego que la ley orgánica de 1985 establece en el régimen electoral, de régimen electoral, establece en el artículo 44 que cada sexo suponga un mínimo de un 40, 60 %, para mantener ese equilibrio, pero el Partido Socialista ha defendido ya en los procesos electorales la aplicación del... de la cremallera, de las listas absolutamente paritarias, por tanto, también traemos aquí el debate y la propuesta de aplicar la igualdad con el 50 % de representación de hombres y mujeres. Y, además, como decía, modificamos o introducimos la modificación del artículo 52 en relación al tráfico de personas.

En este caso, en este aspecto, las administraciones canarias incluidas en el ámbito de aplicación, además, planteamos que no admitan a trámite subvenciones ni directas ni indirectas a aquellos medios de comunicación de titularidad privada que contengan anuncios de prostitución y reproduzcan contenidos vejatorios relacionados con la imagen de las mujeres o atenten contra su dignidad, banalicen o inciten a la violencia contra las mujeres. Según la ONU, España es el tercer país en demanda de prostitución, detrás de Tailandia y Puerto Rico, el uso y el consumo de la prostitución aumenta el número de mujeres y menores víctimas de trata, genera desigualdad y violencia hacia las mujeres, por tanto, se hace necesario generar una conciencia social contraria a la compra de los servicios sexuales, así como a la implementación de medidas favorecedoras del abandono de la actividad. Y, finalmente, la erradicación de la trata de personas.

Una forma de erradicar la prostitución y la trata de mujeres con el fin de promover la explotación sexual entendemos que es la prevención y el trabajo en igualdad, y esa prevención se hace, entre otras cosas, con medidas de educación, de formación, destinadas a concienciar y reducir el riesgo de que las mujeres sean víctimas de trata o explotación sexual o prostitución. No es lógico, por tanto, ni coherente, que no cumplamos nosotros con los preceptos del Convenio de Estambul, que aplicamos o que adaptamos nuestra ley canaria contra la violencia de género a este convenio, y no sería lógico que las administraciones públicas participaran en estos medios que favorecen la publicidad que promueve y fomenta el consumo de prostitución.

Por tanto, creímos que era oportuno introducirlo aquí, no obstante, el debate está abierto para hacer cualquier otra propuesta en otra modificación a otra ley, pero entendemos que, como prevención de la violencia, la igualdad es la clave.

Por tanto, pedimos, planteamos a esta Cámara, el apoyo a esta proposición de ley del Partido Socialista y, desde luego, manifestamos nuestro apoyo a la propuesta del Grupo Nacionalista Canario.

No voy a agotar el tiempo, no me voy a extender más, porque entiendo que el trabajo viene ahora, en la comisión o en la ponencia, invitando, o invito, a todos los grupos parlamentarios a que consigamos un consenso para sacar, efectivamente, una única ley que modifique la ley de igualdad y todas las leyes que regulan los distintos órganos dependientes de este Parlamento. Muchas veces lo hemos hablado con los portavoces y las portavoces de los distintos grupos la necesidad de tener un consenso y de sacar, además, en este tema contra la violencia de género y todo lo que tiene que ver con la igualdad, de cara a la ciudadanía, una posición fuerte, una posición clara y contundente, decidida de este Parlamento.

Yo creo que este es el mejor momento para demostrar esa unidad y esa lucha conjunta para acabar con las desigualdades en nuestra comunidad autónoma.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Rodríguez.

Turno de los grupos no proponentes. Por el Grupo Mixto, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidente. Buenos días, señorías.

El pasado 8 de marzo se produjeron en España numerosas manifestaciones y huelgas feministas en las que reivindicamos la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, unas reivindicaciones sin precedentes en la historia de nuestro país.

Unos días antes de esas manifestaciones, justo aquí, en el Parlamento de Canarias, teníamos sobre la mesa la renovación de las instituciones dependientes de esta Cámara, más concretamente el Consejo Consultivo, la Audiencia de Cuentas y el Diputado del Común. Una renovación muy polémica, dado que no respetaba la paridad, porque ninguna de las leyes que sustentan a estos órganos establecía que debía de respetarse esa paridad. Pero también es cierto que estos son órganos cuya composición se elige por las fuerzas parlamentarias, y que solo bastaba voluntad política para elegir representantes con criterios de paridad.

Finalmente hubo acuerdo, al que nos sumamos todos los grupos parlamentarios, para cumplir con esa paridad, eligiendo a los miembros de estas instituciones. Pero no podemos negar el vergonzoso hecho que hasta hace poco teníamos: un Consejo Consultivo donde no había ninguna mujer y una Audiencia de Cuentas con solo una mujer de cinco auditores; algo que no se entiende y que no tiene cabida, porque el derecho a la igualdad entre mujeres y hombres es un principio jurídico universal, recogido en numerosos textos normativos internacionales, entre ellos la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, aprobada por la Asamblea General de Naciones Unidas en diciembre de 1979, y ratificada por España en 1983.

Además, forma parte integrante e indisoluble del derecho de la Unión Europea desde la suscripción del Tratado de Ámsterdam, el 1 de mayo de 1999, contemplándose en diversas directivas de la misma.

La igualdad también está en nuestro ordenamiento jurídico, tanto en el artículo 14 de nuestra propia Constitución como en la Ley Orgánica 3/2007, de igualdad efectiva entre mujeres y hombres, que es la ley básica en esta materia. Y la igualdad también está en Canarias, en nuestro Estatuto de Autonomía que establece que los poderes públicos canarios, en el marco de sus competencias, asumen como principios rectores de su política la promoción de condiciones necesarias para el libre ejercicio de los derechos y libertades de los ciudadanos, y la igualdad de los individuos y los grupos en los que se integra. Asimismo, nuestra ley autonómica, la Ley 1/2010, de 26 de febrero, canaria de igualdad entre mujeres y hombres, también recoge este papel de igualdad.

Señorías, a pesar de que todas las normas que avalan esta igualdad, a pesar de todas las normas que avalan esta igualdad, continuamos haciendo modificaciones porque, lamentablemente, se usa cualquier resquicio para no cumplir con la representación equilibrada y es que no se entiende que en un mundo de mayor porcentaje de licenciadas, de grandes profesionales, de mujeres preparadas siga existiendo bajas cifras en mujeres directivas y dirigentes. Las mujeres obtienen mejores resultados en la universidad, mejor nota media de su expediente, una mayor tasa de idoneidad y, sin embargo, tienen un mayor índice de paro, contratos más precarios y peores salarios. El 60 % de los licenciados universitarios son mujeres, pero solo encontramos que hay un 14 % de rectoras. Por eso las leyes no están solo para reflejar unas disposiciones en el papel sino que son preceptos de obligado cumplimiento, y en el tema de la igualdad efectiva entre mujeres y hombres no se está haciendo todo lo que se debe de hacer, y a lo que estamos, no solo todo lo que se haya que hacer sino a lo que estamos obligados a cumplir. Debemos de dejar de tolerar lo intolerable, cero permisibilidades ante la desigualdad.

El pasado 8 de marzo, sin lugar a dudas, significó un antes y un después en nuestra sociedad, se gritó y muy alto en toda España por la igualdad, una igualdad que llega tarde y que también llega tarde a Canarias.

Por todo lo expuesto, y porque es una necesidad que demandamos las mujeres de Canarias es por lo que vamos a apoyar la tramitación conjunta de estas dos proposiciones de ley. Ambas proposiciones buscan una solución conjunta a este problema, y será una solución que se la daremos entre todos en la fase de enmiendas y en la ponencia. Enmiendas en las que debemos de ser valientes, por ejemplo, es cierto que se pretende que los asesores adjuntos al Diputado del Común se elijan con criterios de paridad, pero ya les adelanto en la mañana de hoy en esta Cámara que Agrupación Socialista Gomera va a ir más allá, y vamos a plantear una enmienda en la que el propio cargo del Diputado del Común deba alternarse obligatoriamente entre ambos géneros.

Con estas modificaciones se extiende la obligación de la representación equilibrada entre la mujer y hombre, en concreto se pretende su extensión tanto al Parlamento de Canarias como a los órganos de relevancia estatutaria así como al resto de órganos cuyo nombramiento o designación tienen encomendada a esta Cámara.

También se añade en las proposiciones de ley la lucha contra la prostitución y la trata de seres humanos, específicamente, dice, contra la normalización de la prostitución que se produce en determinados soportes que junto con la información propia de estos medios publican anuncios publicitarios relacionados con la prostitución.

Señorías, por desgracia la prostitución es un fenómeno con un claro componente de género y de dimensión mundial y es que según las declaraciones de la resolución del Parlamento europeo, del 26 de febrero de 2014, sobre explotación sexual y prostitución y su impacto en la igualdad de género, dice específicamente: "La prostitución y la prostitución forzada son un fenómeno con un componente de género y de dimensión mundial que afecta en torno a 40-42 millones de personas en todo el mundo siendo la inmensa mayoría de estas personas que se prostituyen mujeres y niñas, y casi la totalidad de los usuarios son hombres y que, por lo tanto, al mismo tiempo causa y consecuencia de la desigualdad de género, lo que agrava aún más este fenómeno", a lo que también se añade que según la misma resolución del Parlamento europeo "la prostitución y la prostitución forzada están intrínsecamente ligadas a la desigualdad de género en la sociedad y tienen un efecto en la posición social de las mujeres y los hombres en la sociedad, así también como en las relaciones entre mujeres y hombres y, por supuesto, en la sexualidad".

Es por todo lo anterior por lo que mostraremos nuestro apoyo a la toma de consideración de ambas proposiciones de ley de modificación de la Ley 1/2010, de 26 de febrero, y de las instituciones dependientes del Parlamento con la que se pretende lograr, de una vez por todas, una composición equilibrada entre mujeres y hombres en los distintos órganos de representación y toma de decisiones y, pues, remover en los obstáculos que dificultan el acceso a las mujeres en condiciones de igualdad.

Señorías, para todas aquellas personas que dicen que la igualdad ya es una realidad con este tipo de modificaciones queda evidenciado que, en el año 2019, la igualdad efectiva, tristemente y lamentablemente, no es una realidad.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Mendoza.

Turno del Grupo de Nueva Canarias, señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, presidente. Señorías.

Con respecto a estas dos proposiciones de ley que hoy debatimos para su toma en consideración, yo, lo primero que quiero decir es que son iniciativas que entiendo que son meramente oportunistas, un gesto para quedar bien, para dar a entender lo que no es, para tergiversar la realidad, y, en definitiva, entiendo que es puro clientelismo político, porque la igualdad, la igualdad entre hombres y mujeres y, por ende, la representación equilibrada de todos, hombres y mujeres, en los ámbitos de la vida pública es algo que no depende exclusivamente de las leyes; las leyes, de hecho, existen, lo que no existe o de lo que hay escasez es de voluntad política y, además, de concienciación de esa igualdad, seguramente si tuviéramos concienciación, entre otras cosas, no tendríamos que estar hablando de este tema y, por supuesto, no tendríamos que estar modificando leyes.

Yo entiendo que quien ha redactado estas leyes carece de esa concienciación y carece de esa voluntad política y, además, me llama la atención porque es que luego, por otra parte, hay algunos que, y algunas, que se les llena la boca diciendo que las manifestaciones del 8 de marzo en defensa de los derechos de la mujer supusieron o marcaron un antes y un después en la igualdad efectiva entre hombres y mujeres y, remitiéndome a los hechos, realmente eso no ha ocurrido. Yo no digo esto de forma gratuita, me voy a remitir a los hechos y además voy a poner ejemplos.

Cuando los grupos políticos de Coalición Canaria y del Partido Socialista y del Partido Popular presentaron los candidatos que proponían para el diputado del común, para la Audiencia de Cuentas y para el Consejo Consultivo, no les importó en absoluto la representación equilibrada de hombres y mujeres en los órganos dependientes del Parlamento: diez candidatos propuestos, ocho hombres y dos mujeres. Y no sería por falta de decirlo, lo dijimos en la comisión de idoneidad, lo denunciamos en la prensa, pero a los efectos de los grupos, que habían decidido repartirse los cargos, dio la impresión que como si no fuera con ellos; pero, además, no solo no les importó, sino que lo que argumentaron era que la causa que impedía llevar a cabo esa paridad es que la ley no lo exigía, y yo, señorías, sobre todo a las señorías de Coalición Canaria, del Partido Socialista y del Partido Popular, les digo: la ley tampoco lo impedía y luego pasó lo que pasó, lo que algunos y algunas no esperaban, y fue que el Partido Socialista se desmarcó del acuerdo, y ahí pues no le quedó más remedio que ponerse a negociar, que aplicar la voluntad política, y ahí -y como es obvio-, tuvimos una negociación conjunta entre los seis grupos y los dos grupos que no habíamos participado en ese acuerdo y que no lo habíamos apoyado en primera instancia, lo primero que exigimos fue una representación equilibrada de hombres y mujeres en cada uno de los órganos.

Y el resultado está ahí: de los cinco miembros de la Audiencia de Cuentas, dos mujeres y tres hombres; de los cuatro del Consejo Consultivo, dos mujeres y dos hombres. Curiosamente, la ley a la que aludían, aquella que decía que no exigía la paridad en los órganos dependientes del Parlamento, a día de hoy sigue estando en vigor; es la misma ley con la que después de la negociación se hicieron o se aprobaron, y votamos a favor a esos miembros de esos órganos de forma paritaria. Ese, además, era un primer ejemplo.

Y yo, además, quiero darles un segundo ejemplo, que es justo lo contrario, un ejemplo en el que la ley sí que exige el cumplimiento de la representación equilibrada pero, que aun así, el Gobierno no tuvo el menor reparo en incumplirlo. Y yo me refiero al nombramiento de los miembros del Consejo Económico y Social. En septiembre del año 2016, el Gobierno de Canarias nombra a los miembros del Consejo Económico y Social, y repito, nombra a los miembros del Consejo Económico y Social, dieciocho titulares, de los que dieciséis son hombres o fueron o eran hombres, y dos eran mujeres: un 89 % de hombres y un 11 % de mujeres. Como verán, pues mucha mucha paridad. Y eso, insisto, a pesar de que la ley de igualdad efectiva entre hombres y mujeres existía desde el 2010, y además exige y determina que en la composición de los órganos colegiados de la Administración canaria deberá respetarse la representación equilibrada de mujeres y hombres, y que este mismo criterio de representación ha de observarse en la modificación o renovación de dichos órganos. Además, especifica que a tal efecto se tendrán en cuenta, entre otros, el que cada organización, institución o entidad a la que se corresponda la designación o propuesta tiene que facilitar la composición de género que permita la representación equilibrada.

Como verán, la ley existe y exige la paridad, pero como no hubo ni concienciación ni voluntad política, no se cumplió; y lo peor, no solo no se cumplió, sino que no pasó nada. Y yo entiendo, y espero que sus señorías también entiendan, que además, porque eso fue lo que justificaron, si las entidades proponentes no facilitaron la composición de género que permitiera la representación equilibrada, pues el Gobierno, lo que tenía que haber hecho, es no haberles aceptado esa propuesta y exigirles que cumpliera la ley. Y no lo hicieron. En lugar de exigir este tema lo que hicieron fue miraron para otro lado y firmaron su nombramiento.

Por último, yo, y antes de entrar en cada una de las proposiciones de ley que hoy debatimos para su toma en consideración, está claro que es que las leyes están hechas para cumplirlas, pero que también entiendo que está igual de claro o es igual de obvio que si las incumplen, y no pasa nada, la posibilidad de garantizar su acatamiento es nula. Esta ley, la de igualdad efectiva entre mujeres y hombres, es un claro ejemplo de ello. Y, señorías, desde nuestro grupo parlamentario entendemos que para garantizar el cumplimiento de las leyes estas deben ser coercitivas. Porque si su cumplimiento solo depende de la buena voluntad del que lo tiene que aplicar, pocas posibilidades de éxito tendremos. Solo podemos garantizar el cumplimiento de la ley, en este caso el cumplimiento de la ley de igualdad efectiva entre mujeres y hombres, cuando el hecho de incumplirlas conlleva sanciones a los incumplidores. Si no, seguiremos aquí, hoy, dentro de tres meses y dentro de dos años, hablando de lo mismo.

Y también digo, como queda demostrado en esta ley en particular, pues ya los que en su momento lo aprobaron en 2010 ya se cuidaron muy mucho de evitar que estas leyes fueran coercitivas, y bueno, que entiendo que nadie mejor para corroborar lo que digo pues son las nueve personas que en el 2010, cuando se aprobó esta ley eran diputados, y que hoy siguen estando en esta Cámara.

Yo entrando en materia concreta de los textos de la PPL, primero voy a referirme al texto de la proposición de ley del Grupo de Coalición Canaria, y lo hago porque es que además es la que entiendo más oportunista. Y el oportunismo, la falta de concienciación y la falta de interés en la eliminación de los estereotipos sexistas empieza, además, en esta proposición de ley a destacarse desde la exposición de motivos; porque es que si nos vamos al párrafo sexto de esta exposición dice: las mujeres aun estando plenamente preparadas y capacitadas, la mayoría no cuenta con los mismos años de recorrido profesional que los hombres, amén de que sus carreras se pueden ver interrumpidas por la maternidad o el cuidado de la familia.

Además no habla en pasado, habla en presente y para el futuro.

Yo de verdad que cuando yo leí este párrafo no conseguía salir de mi asombro y mucho menos mitigar mi indignación. Porque ¿cuántos años de recorrido profesional hacen falta? Porque es que yo, por poner un ejemplo, yo tengo 33 años de recorrido profesional, y como yo todas las mujeres, de mi generación, es más de las que tienen 38 años para arriba. Y entonces mi pregunta es ¿qué pasa?, ¿que las mujeres tenemos que llegar a la edad de jubilación para que se considere que tenemos el suficiente recorrido profesional para ser merecedoras de un cargo público en los cargos a los que nos referimos? Que nuestras carreras profesionales se pueden ver truncadas por la maternidad o por el cuidado de la familia, pero es que ¿dónde dice que somos las mujeres las que tenemos que hacernos cargo en exclusiva del cuidado de los hijos o del cuidado de los familiares? Más bien entiendo que los que redactaron esta iniciativa siguen defendiendo los estereotipos existentes, en definitiva, siguen considerando que el papel de las mujeres, estén o no preparadas, debe seguir siendo el de cuidadoras, porque para el resto debe ser que ya están los machos alfa, o sea, ya están los hombres.

Sinceramente, me parece muy elocuente el texto, elocuente y sintomático de la falta de concienciación de Coalición Canaria en materia de igualdad, porque sigue empeñándose en mantener los estereotipos sexistas.

Tendría, pero me quedan treinta y siete segundos, mucho más que hablar, tanto de la de Coalición Canaria, de la proposición de Coalición Canaria, como la del PSOE, pero por falta de tiempo y para finalizar, insistir que no nos cabe duda de que estas iniciativas corresponden a una mera estrategia oportunista, pero también es cierto que no daña matizar las leyes existentes, y por eso, solo por eso, Nueva Canarias va a apoyar la toma en consideración de esta proposición de ley. Pero no duden, señorías, que en el trámite de enmiendas desde luego vamos a poner toda la carne en el asador para refutar, entre otras, todas aquellas consideraciones que no...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Un minuto más, señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): ... que no se corresponden con el fomento de la igualdad, sino que tienen intereses, vete tú a saber cuáles, que con toda seguridad no tienen nada que ver con la igualdad efectiva entre mujeres y hombres. Y en esto me estoy refiriendo también al planteamiento de la disminución para el Consejo Consultivo de los quince años a los diez, porque de repente tampoco sé por qué son diez.

Cualquier mujer de 38 años, que no son tantos, o más, tiene más de quince años de recorrido profesional. No hace falta tener 65 años para que las mujeres tengamos quince años de recorrido profesional.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora González.

Turno del Grupo Podemos... (La señora Rodríguez Herrera solicita intervenir.) Sí, al final del debate, si le parece, me pide la palabra; ya me advirtió la portavoz del Grupo Socialista.

Turno del Grupo Podemos, señora Del Río.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Muchas gracias. Buenos días a todas y a todos.

Estamos aquí a defender este dos por uno que se nos ha brindado hoy, estupendo, y me alegro mucho que finalmente se haya llegado a un acuerdo para defender de manera conjunta, entre otras cosas porque ayer no tenía ningún sentido hacerlo separado, y ayer estábamos un poco enfadados el resto de los grupos y hubo un momento que nos planteábamos la conspiración de no votarle a ninguno de los dos si no eran capaces de llegar a un acuerdo. Estamos hablando de un tema muy importante, que es la igualdad, y aquí, en esta Cámara, siempre la hemos defendido, unas más que otras, pero en general hemos llegado a acuerdos de llevarla, de hacer de esto algo más que una palabra, una teoría, sino una práctica.

De hecho, y ahora vamos a pormenorizar un poquito, hemos demostrado que el espíritu de la ley canaria de igualdad, por cierto, una ley bastante buena en general, y que ayer estábamos preguntando, cuando se aprobó en el 2010 estaba gobernando Coalición Canaria con el Partido Popular; lo que sorprende es que aprobasen esa ley y que después, durante ocho años, no hayan hecho el más mínimo esfuerzo de interpretar ni de entenderla, porque el que no incluya al Parlamento, de verdad que no era, ni los órganos dependientes de él, ni los órganos autónomos, de verdad que no era ninguna justificación para no haber hecho las cosas bien hechas en su momento.

Hemos podido hacer ahora la renovación del Consejo Consultivo, la Audiencia de Cuentas y el Diputado del Común -que habrá que cambiar también el nombre, por cierto-, y no ha habido ningún problema para hacerlo de forma equilibrada. No es paritario, cincuenta, cincuenta, pero por lo menos hay un cierto equilibrio. No era necesario, por tanto, pero sí es verdad que somos incapaces de tener la voluntad de llevar a cabo y cumplir las propias normas que creamos en esta Cámara, pues a lo mejor tendremos que matizarlas, especificarlas, para que no se escape nada, y ese va a ser parte de nuestro trabajo durante las enmiendas, además de todo lo que ya se ha incluido estaremos mirando con lupa que no se nos escape nada.

Porque lamentamos mucho, lo acaba de comentar aquí nuestra compañera Esther, como, por ejemplo, se nos escapó y no estuvimos atentas en ese momento, cómo la renovación en el 2016 del Consejo Económico y Social es tan vergonzosa, que en este momento, de dieciocho cargos, porque en su momento fueron dos, existe solamente una sola mujer consejera. Y de los cuatro cargos unipersonales, los cuatro, son hombres. ¿De verdad, de verdad, en Canarias, con una ley de igualdad, podemos hacer estas cosas, y que sindicatos, organizaciones, los que proponen y eligen, tampoco se den cuenta que solamente están proponiendo hombres? ¿De verdad?

En fin, sabemos que hay mucho que hacer y, efectivamente, compartimos que el 8 de marzo fue un movimiento popular importante, donde la gente ha salido a la calle para exigir, ya de forma contundente esa igualdad real, que sabemos que en el pico más alto de esa desigualdad nos encontramos los asesinatos y la violencia machista, pero que esa es la punta del iceberg de todas esas tramas de desigualdades que están desde la base, que están en la parte de más abajo y la parte de más arriba, cuando hablamos de techos de cristal, de funcionarios, de representantes, de cargos directivos...

Y tendremos que hablar de todos los cargos directivos que tengan que ver con las administraciones públicas, muchísimos más, y cómo se accede desde Educación, en un montón de cargos que vemos, que siempre en la parte alta, sobre todo, ahí donde pertenece a la administración pública, los poderes públicos, o se está pagando con dinero público, se está financiando con dinero público, no vamos a consentir absolutamente ninguna discriminación.

El 40-60 que se plantea en estas dos proposiciones de ley, consideramos que es lo mínimo, desde luego no es lo que queremos, queremos el 50 %, es más, no queremos ni siquiera límite, queremos que no haya; que incluso, en un momento determinado, se plantee una discriminación positiva después de tantos siglos de discriminación hacia las mujeres. Si en algún momento en los cargos hay más representación femenina porque las mujeres tienen mejores currículum, que sean más, nosotros tampoco lo veríamos como un inconveniente. No se trata de reivindicar solo la igualdad, sino de poder hacer justicia social, de hacer justicia histórica, para que llegue el día en que, efectivamente, no tengamos que hacer ninguna cuota y no tengamos que plantear ningunos mínimos, porque ya se dé por hecho que las mujeres somos suficientemente capaces para optar a todos los cargos que se nos pongan por delante.

Bueno, voy a hacer un poco, con respecto a las proposiciones de ley, vale, los dos primeros, por eso nos alegramos de que se hayan puesto de acuerdo, porque los dos primeros puntos prácticamente eran iguales, tanto en la de Coalición Canaria como, el Grupo Nacionalista Canario, como el Grupo Socialista, y que lo que sí se diferencian, sobre todo, es en que el Grupo Nacionalista Canario ya incluye aquí la necesaria modificación de las leyes que se ven afectadas, como la del Consejo Consultivo, la del Diputado del Común, la de la Audiencia de Cuentas, y por cierto, nos sorprende, y ahí apoyamos también la postura, porque a nosotros nos llamó también la atención que reivindiquen que sea alternativo, en el caso de la modificación de la, perdón, ¿cuál era...? La de transparencia... a ver... vamos a pedir... exactamente en el punto... vale, en el caso del Diputado del Común no incluye que se vayan alternando, un año sí, o sea, cada legislatura, hombre o mujer, mientras que sí lo incluyen, nos pareció interesante, que sí que lo que hacen, en el caso de la modificación de la Ley 12/2014, de Transparencia y Acceso a la Información Pública, y ahí sí que incluyen que el procedimiento para la renovación garantizará que en el seguimiento, en el siguiente mandato, la persona titular sea de sexo distinto a la cesante.

Nos parece que, si se pide para un órgano se debe pedir para el otro, y si, además, se plantean los cambios de los nombres, y hablamos de comisionado o comisionada, también habremos de cambiar diputado o diputada del común, o llegar a uno que reúna el mismo espíritu y que sea amplio y los recoja a ambos, ¿no?

Bien, nos parece bien, es verdad que el Partido Socialista ya había registrado otra ley, en la que se planteaba la renovación de esos cargos, habría que hacerlo en cualquier caso, porque la ley así lo exigía, nos parece bien, y estamos de acuerdo.

Sí que nos parece interesante la aportación, que ya que se abre el melón de la ley de igualdad, que hace la propuesta, que hacen en este caso el Partido Socialista, para llevar una vez más, más allá de esa proposición no de ley que se aprobó aquí, que tenga rango de ley el tema de la subfinanciación o las subvenciones o la contratación de servicios en medios de comunicación privados con dinero público donde haya publicidad de prostitución... Nos parece superimportante que seamos coherentes también en ese sentido, y no podemos estar diciendo una cosa y después con el dinero público hacer otra que potencia aquello que decimos que no debe de existir, que son la explotación, la trata, sabiendo como sabemos que además en el 80 % de los casos de prostitución está la trata por detrás, y todo lo que significa.

Hablamos de igualdad, y hablamos de lo importante que es este cambio que estamos viviendo en este momento, y yo quiero hoy felicitarnos a todas, porque todos los partidos aquí representados ayer aprobaron por unanimidad en el Congreso de los Diputados una ley importantísima que va a suponer un antes y un después en esas políticas de discriminación que después tanto nos han afectado a las mujeres a la hora de cobrar pensiones y a la hora de todo en nuestra vida, en nuestra jubilación y en nuestro presente, que son los permisos iguales e intransferibles, pagados al 100 % para mujeres y hombres.

Ayer por fin, por fin, se desbloqueó esta ley, que estaba registrada pero que el Partido Popular no la puso en su momento... no la quiso llevar a trámite, ayer se inició el proceso, y se aprobó también con los votos del Partido Popular, lo cual agradecemos mucho porque creemos que este es el camino. Claro que eso implicará un aumento en el presupuesto, por supuesto que sí, pero ese presupuesto es de justicia para que cuando las mujeres sean mayores y se jubilen cobren lo mismo que el hombre y no sean más pobres en el presente y en el futuro que los hombres, nos parece que esos son los pasos que hay que dar. Bienvenidos a la igualdad, bienvenidas a la igualdad, a todas las fuerzas políticas en cambios que son sustanciales, que van a afectar mucho al presente de las personas, porque no vamos a tener en los cargos directivos más hombres que mujeres porque no tengan la baja maternal; aquí los hijos y las hijas son de todas y de todos, y las bajas maternales y paternales también de todas y de todos.

Y bueno, estamos de acuerdo en este caso con las aportaciones del Partido Socialista. No nos queremos extender más, solamente decir que nuestra propuesta a la hora de negociar y de hacer las enmiendas en la ley será ir a incluir todo lo que tenga que ver con la Administración pública de Canarias, pero todo, no solamente en este caso los órganos de relevancia estatutaria y los que no del Parlamento y del Gobierno, no, a todos, universidades públicas, aunque sabemos que tienen estatuto autónomo, hospitales públicos, centros educativos, institutos y escuelas, todo, hay que analizar uno por uno cómo son las direcciones, cómo se accede a ellas y por qué... por qué en las universidades hay muchísimas más catedráticas que catedráticos, qué es lo que está pasando para que de verdad... y sobre todo en los cargos que dependen de nombramientos, como son las direcciones a lo mejor en los institutos también, que por qué hay más mujeres... o sea, por qué hay más hombres que mujeres en este momento. La revisaremos, pero creo que es importante que se abra y que podamos participar todas.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Del Rio.

Turno del Grupo Popular, señor Hernández, don Agustín.

El señor HERNÁNDEZ MIRANDA: Gracias, presidente. Señorías, buenos días.

Señor consejero.

Comparezco en nombre del Partido Popular para fijar la posición de mi grupo en la toma en consideración de ambos textos presentados por los grupos Nacionalista y Socialista de modificación de algunos aspectos de la Ley de Igualdad y de modificación de las leyes reguladoras de los órganos de relevancia estatutaria para garantizar la representación equilibrada entre mujeres y hombres.

Vaya por delante nuestro apoyo a la toma en consideración de ambas iniciativas.

Señorías, a pesar de las carreras de ambos grupos por ver quién registraba antes una u otra y se apuntaba el tanto de la iniciativa que hoy debatimos en este plenario, circunstancia o hecho nada edificante, señorías, y que me imagino que los propios grupos son conscientes de la situación planteada, ya les adelanto que compartimos plenamente el espíritu y la letra en su mayoría.

Ambas iniciativas comparten el mismo objetivo, propiciar una representación equilibrada entre mujeres y hombres en la composición de los órganos de relevancia estatutaria, si bien cada uno, por separado, plantea alguna variante en su iniciativa, véase la propuesta nacionalista referida a los años de ejercicio profesional, reduciéndolo a diez años en el caso del Consejo Consultivo o las limitaciones de acceso a la Audiencia de Cuentas a dos años por vinculación o gestión en la cuenta general de la comunidad autónoma; tenemos, por otro lado, la propuesta socialista referida al tráfico de personas.

De igual manera, la propuesta sobre la representación equilibrada es tratada o definida de diferente manera por ambas formaciones.

Por otro lado, mi grupo parlamentario entiende que la proposición de ley presentada por el Grupo Nacionalista probablemente esté mejor estructurada, pero ello no es óbice para reconocer que la iniciativa socialista, y su propuesta referida a la trata de personas es, por cierto... hay que considerarla igualmente.

No obstante, trataremos en el trámite de enmiendas incorporar alguna propuesta de mejora que concite en el apoyo mayoritario. No por inédita, pero sí necesaria, parece que estas dos proposiciones tendrán finalmente un desenlace favorable, y en ese trabajo de enmiendas, en el trámite de la comisión o de ponencia, intentaremos aportar nuestro granito de arena.

Señorías, cuando hablamos de políticas de igualdad hemos de hacer un esfuerzo entre todos por evitar que las diferencias que podamos tener de partida no impidan hacer un esfuerzo de síntesis para lograr un acuerdo que nos permita avanzar juntos en esa verdadera igualdad real que todos anhelamos. Acuerdo que nos permita avanzar juntos en esa verdadera igualdad real que todos anhelamos.

Las políticas de igualdad han sido y son para nuestra organización política cuestiones trasversales y prioritarias, que merecen ser abordadas legislativa y presupuestariamente. Dos caras de la misma moneda que ponen de manifiesto voluntad política para abordar las grandes políticas -como las políticas de igualdad- y lo ha podido comprobar la sociedad española hace bien poco con la firma del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, acuerdo impulsado por el Gobierno saliente del Partido Popular y rubricado por la mayoría de las fuerzas parlamentarias. Medidas y presupuesto incorporado a los presupuestos, al borrador del presupuesto del año 2018 con los 200 millones, tal como se había comprometido el Gobierno central, y que tocará, una vez aprobados, implementar por todas las administraciones públicas, -Gobierno central, comunidades autónomas y corporaciones locales-.

Señorías, la Ley 1/2010, de 26 de febrero, Canaria de igualdad entre mujeres y hombres, establece, artículo 4, sus principios generales -en el punto 8 en concreto-, el fomento de la participación o composición equilibrada entre mujeres y hombres en los distintos órganos de representación y de toma de decisiones. Pues bien, con estas iniciativas legislativas se está dando respuesta a esta pretensión y se avanza en el necesario reequilibrio de estos órganos como objetivo más destacado de ambos proponentes.

Las políticas de igualdad competen a todas las administraciones públicas, señorías, ya nuestra norma fundamental habla de la obligación de los poderes públicos de promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos que se integran sean reales y efectivas. La Ley Orgánica 3/2007 obliga a las administraciones a que asuman de una vez, tal como reza la exposición de motivos, la protección y el acompañamiento impulso de las mujeres en todos sus ámbitos de desarrollo, en todas las relaciones y en todas sus etapas de la vida. En un Estado descentralizado como el nuestro conlleva que sean los diversos poderes públicos los que tienen que proyectar y desarrollar políticas de promoción de la igualdad de oportunidades.

Desde la administración más lejana a la más cercana, podemos ir aportando algunas pinceladas que dibujan aún hoy un paisaje incompleto, qué duda cabe, y donde la igualdad real sigue siendo un objetivo o un desafío pendiente que precisa de diversos desarrollos y, entre otras cuestiones, de nuevos instrumentos jurídicos.

Aun así, algo se ha ido moviendo, algo se ha ido avanzando para alcanzar esa igualdad real y me refiero, por ejemplo, a uno de sus principales retos, la brecha salarial. España ha subido cinco puestos, en sus esfuerzos por cerrar la brecha de género, debido, principalmente, a los progresos logrados en el empoderamiento político y la salud y esperanza de vida. Según Euroestac, la brecha salarial en España se sitúa hoy en el 14,9 %, por debajo de la media europea, situada en el 16,3 y de países como Alemania: 22 %; Portugal: 17,8; y Francia: 15,8. No obstante, señorías, es necesario seguir incorporando a la mujer al mercado laboral, hacerlo en un plano de igualdad, y para ello es necesario promover la corresponsabilidad y la conciliación de la vida personal, familiar y laboral.

Nuestra comunidad se ha dotado de un marco normativo con instrumentos diversos que han de servir para lograr una sociedad donde tengamos los mismos derechos hombres y mujeres. Por otro lado, la Estrategia Canaria para la Igualdad entre Mujeres y Hombres nació con la finalidad de dotar a la Administración de la comunidad de Canarias de un instrumento que identificara e hiciera visible las actuaciones que estuvieran llevando a cabo las administraciones públicas, las instituciones y las entidades de iniciativa social de igualdad de hombres y mujeres.

Lo cierto es que, después de transcurridos casi cinco años desde la puesta en marcha de este instrumento de planificación de las políticas de igualdad de ambos sexos 2013-2020, el Gobierno de Canarias se vio en la obligación de reprogramar dicha estrategia 2013-2020, lo cual ha tenido una incidencia muy importante en la definición y objetivos de la misma. Tal como reza el propio documento, señala el propio documento, la igualdad entre ambos sexos no ha sido una cuestión prioritaria en la agenda del Gobierno, se ha apreciado una baja implicación en los departamentos del Gobierno de Canarias en la aprobación de la estrategia de competencias trasversales para toda la Administración pública, se ha apreciado un reducido interés y una baja tasa de participación del personal de la comunidad autónoma.

En definitiva, señorías, queda todavía mucha tarea y muchas cuestiones que abordar. Curiosas y algunas de las iniciativas que se están poniendo en marcha en algunas comunidades autónomas, por ejemplo, la propuesta legislativa como la que plantea ahora mismo la andaluza en relación con su propia ley de promoción de la igualdad de género, comprobamos cómo se están planteando mayores medios a la Administración autonómica con mayor capacidad, por ejemplo, de acusación contra la discriminación, planteando como principal novedad la incorporación de un régimen sancionador, que permitiría a la junta intervenir para evitar y prevenir situaciones de desigualdad, detallando un listado de infracciones, que van desde apercibimientos a multas entre 6000 y 120 000 euros.

Es verdad que esta situación no se ha planteado aun en nuestra comunidad autónoma y, mientras tanto, merece especial consideración las actuaciones planificadas que desarrolla todos los años la Inspección de Trabajo y la Seguridad Social. Por otro lado, tenemos también los sextos acuerdos de la concertación social de Canarias, que implican al Gobierno y a los agentes sociales y económicos, y que establecen sus propuestas de actuación de carácter general: potenciar la igualdad de oportunidades laborales entre hombres y mujeres, la conciliación entre la vida privada y la vida profesional.

Señorías, el Parlamento de Canarias, a través del Grupo Popular, presentó en el año 2016 una proposición de ley de apoyo a la familia, rechazada en su momento por el Gobierno de Coalición y Partido Socialista, que contenía, en su capítulo I, medidas para la conciliación de la vida personal, familiar y laboral.

Señorías, en definitiva, para ir acabando, y en relación con la propuesta que estamos debatiendo, tenemos una ley autonómica, que nos disponemos a modificar, para adecuarla a una correcta y equilibrada representación de las mujeres y los hombres en la esfera de lo público.

Pero aún nos queda un camino importante que recorrer en esta comunidad autónoma. Son muchos los ámbitos y las políticas que abordar, pero con seguridad sea la violencia de género, nuestra gran asignatura pendiente, la que nos pone a todos en evidencia y nos señala a esta sociedad, y a los hombres particularmente, frente a nuestras debilidades y nuestras carencias, que impiden hablar hoy de una igualdad real que anhelan las mujeres y hombres de bien.

Muchas gracias.

(El señor Matos Expósito solicita intervenir).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Hernández.

Señor Matos, me había pedido la palabra antes.

El señor MATOS EXPÓSITO (Desde su escaño): Señor presidente, por inexactitudes manifestadas por la portavoz de Nueva Canarias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Tiene usted un minuto, señor Matos.

El señor MATOS EXPÓSITO (Desde su escaño): Sí. Bueno, agradezco que entre para podérselas manifestar (dirigiéndose a la señora González González, María Esther).

Señora portavoz de Nueva Canarias, tome asiento. Gracias.

Ha manifestado usted que el Partido Socialista no respetó la paridad en las propuestas de nombramiento a los órganos dependientes del Parlamento: es rotundamente falso. Donde las propuestas eran de una sola persona -Diputado del Común o Consejo Consultivo- propusimos a un hombre, y donde había dos puestos propusimos a un hombre y a una mujer, por tanto, esa afirmación es incorrecta.

Pero mire usted, darle lecciones de igualdad a un partido que acaba de conformar el Gobierno con más mujeres de todas las democracias europeas y de la historia de la democracia de este país es, como mínimo, un poco atrevido. El partido que ha puesto la primera presidenta al frente del Parlamento, por cierto, a la que ustedes no apoyaron, porque cada vez que había una votación para colocar a una mujer en algún puesto... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Matos.

Señora González.

Señora Beato, ahora también le doy la palabra a usted.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther) (Desde su escaño): Gracias, presidente.

Señor Matos, cuando ustedes, como bien dice, tenían un órgano al que tenían que poner a dos personas pusieron a un hombre y a una mujer, pero en dos órganos donde tenían que poner una persona -el Diputado del Común y el Consultivo-, en ambos pusieron a dos hombres, podían haber puesto un hombre y una mujer para hacer, bueno, para llevar a cabo la paridad. Pero en cualquiera de los casos yo hablo del apoyo a una propuesta, conjunta, donde no cumplía la paridad; ustedes, aunque en le Audiencia de Cuentas pusieron un hombre y una mujer, la realidad es que eran en total una mujer y cuatro hombres, y ustedes la apoyaron.

Y cuando hablo de un partido, hablo del Partido Socialista, no me habrá oído hablar del Partido Socialista, me habrá oído hablar del Grupo Socialista en esta Cámara; y ahí es donde hablo de oportunismo.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora González.

Señora Beato.

La señora BEATO CASTELLANO (Desde su escaño): Sí.

Señor presidente, se ha acusado a mi grupo también, se han vertido acusaciones ofensivas contra mi grupo parlamentario que quisiera responder.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Tiene usted un minuto, señora Beato.

La señora BEATO CASTELLANO (Desde su escaño): Señora González, ha desacreditado el trabajo de Coalición Canaria-PNC para solucionar una realidad que existe -por mucho que su discurso diga lo contrario-. Claro que no hace falta llegar a 65 años para tener experiencia, pero coincidirá en que las leyes recortan innecesariamente los perfiles profesionales.

Es cierto que en una primera instancia no se cumplía con los requisitos, por eso hemos presentado esta propuesta; y es cierto también que, al abrir la negociación, se abrieron también las personas.

Diga usted lo que diga, haya pasado lo que haya pasado, esta es una realidad que existe y que debemos solucionar para feminizar más la política y feminizar la sociedad; y nosotros hemos dado un paso al frente y esperamos que se sumen todos los grupos parlamentarios a este paso al frente que hemos dado.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Beato.

Señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther) (Desde su escaño): Gracias, presidente.

Señora Beato, le reitero, diga usted lo que diga, lo que ha hecho, en el texto de su proposición de ley, es seguir manteniendo los estereotipos sexistas.

Los estereotipos sexistas existen, han existido, pero nosotros desde esta Cámara lo que tenemos es que evitar y tenemos que ser los impulsores de que esos estereotipos sexistas dejen de existir, y, sin embargo, cuando se habla de que es que la maternidad o que el cuidado de las familia, de las familias a nuestro cargo, es responsabilidad de las mujeres sigue manteniendo esos estereotipos sexistas.

En cualquier caso, el paso adelante que usted dice que ha dado no es coercitivo, y al no ser una ley coercitiva seguirán incumpliéndola los que la tengan que cumplir las veces que quieran, y además, insisto, a los hechos me remito, el Gobierno de Canarias, existiendo la ley y exigiéndola, la incumplió. Esta seguirá incumpliéndola las veces que haga falta.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora González.

Yo creo que el debate ya está claro, cada uno tiene su posición, y, por lo tanto, procedo a llamar a votación. (Suena el timbre de llamada a votación). (Pausa).

Señorías, tomen asiento. Votamos la toma en consideración de la PPL-0020. (Pausa).

40 votos presentes; 40 sí. Se aprueba por unanimidad.

Votamos, señorías, la toma en consideración de la PPL-0022. (Pausa).

40 votos presentes; 40 votos positivos. Se aprueba por unanimidad, por tanto... (Aplausos).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PPL-0022 Sobre De modificación de la Ley 1/2010, de 26 de febrero, Canaria de Igualdad entre Mujeres y Hombres.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico