Diario de Sesiones 126/2018, de fecha 18/7/2018 - Punto 2

9L/PPL-0026 DEBATE DE TOMA EN CONSIDERACIÓN. PROPOSICIÓN DE LEY, DE LOS GRUPOS PARLAMENTARIOS NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC), SOCIALISTA CANARIO, POPULAR, NUEVA CANARIAS (NC) Y MIXTO, DE MODIFICACIÓN DE LA LEY 17/2003, DE 10 DE ABRIL, DE PESCA DE CANARIAS.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Seguimos con el orden del día. Pasamos al debate de toma en consideración de la proposición de Ley de los grupos Nacionalista Canario, Socialista Canario, Popular, Nueva Canarias y Mixto, de modificación de la Ley 17/2003, de 10 de abril, de Pesca de Canarias.

Antes le voy a dar la palabra al secretario primero para que dé lectura del criterio del Gobierno.

Señor secretario.

El señor SECRETARIO PRIMERO (Cabrera González): Rosa Dávila Mamely, secretaria del Gobierno de Canarias para que conste certifica: que en el acta de la reunión celebrada por el Gobierno del día 6 de abril del 2018 figura, entre otros, el siguiente acuerdo cuyo tenor literal viene a plantear:

A propuesta conjunta de Presidencia, la Consejería de Hacienda, el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas y de Turismo, Cultura y Deportes, acuerda manifestar su conformidad a la tramitación de la proposición de ley de los grupos parlamentario Nacionalista Canario, Socialista Canario, Popular, Nueva Canarias y Mixto, de modificación de la Ley 17/2003, de 10 de abril, de Pesca de Canarias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor secretario.

Tiene la palabra, en este caso, el Grupo Socialista, señora Rosa Bella, señora Cabrera.

La señora CABRERA NODA: Gracias, señor presidente. Señorías, buenos días.

Siempre se ha dicho que el momento idóneo para aplicar reformas no es durante la crisis sino en periodo de crecimiento para atenuarlas cuando lleguen y salir fortalecidos de ellas.

Esta proposición de ley que traemos hoy para su toma en consideración era plantear el inicio por el Partido Socialista con una finalidad más ambiciosa, como era ofrecer seguridad jurídica a las actividades de pesca-turismo, turismo acuícola y turismo marinero, además de ofrecer esa seguridad jurídica a las visitas a explotaciones agropecuarias y actividades derivadas. Sin embargo, en aras al consenso, decidimos, de momento, desistir de la segunda parte de nuestra iniciativa inicial, sin renunciar a seguir intentando buscar la oportunidad y los apoyos precisos para sacarla adelante.

Con esta iniciativa pretendemos aprovechar el buen momento que vive nuestro sector turístico para hacerlo más competitivo y extender sus beneficios a más sectores de la economía y de la sociedad. La importancia otorgada por la demanda turística a nuevas fórmulas de ocio señala el turismo como una actividad susceptible de incorporar políticas orientadas al reequilibrio socioeconómico de espacios regionales, basada en la complementariedad de las ofertas turísticas desarrolladas a partir de las potencialidades locales. Las nuevas tendencias y comportamientos observados en la demanda turística internacional permiten considerar la introducción -dentro del marco del mercado turístico- de espacios que, hasta el momento, han mantenido una posición marginal en el mismo, y es ahí donde cobra especial relevancia el sector primario.

Si existe una actividad que pueda fomentar el conocimiento y respeto del visitante hacia ese sector es la pesca, consolidada como una de las actividades con más tradición en el contexto social y económico de nuestro país; no solo genera puestos de trabajo y recursos económicos sino que forma parte del acervo histórico o cultural y del atractivo turístico de nuestras costas.

La situación que atraviesa el sector pesquero, unida a la evolución de las poblaciones costeras tradicionales hacia un modelo socioeconómico dominado por el sector servicios, exige que las organizaciones pesqueras se adapten y desarrollen nuevas actividades de diversificación sin perder su tradición, su cultura y su modo de vida.

Una de las actividades de diversificación del sector que más pueden ayudar a valorar el producto pesquero, a mostrar el esfuerzo que conlleva esta actividad y hacer partícipe a la población de la necesidad de conservar nuestro ecosistema marino y costero, es la llamada pesca-turismo, turismo marinero o turismo acuícola.

La generación de una oferta coordinada de actividades turístico-pesqueras vinculadas con el uso sostenible del litoral aporta servicios que cubren necesidades no satisfechas por las infraestructuras de los servicios del turismo tradicional, y constituyen una interesante alternativa económica y de empleo para las empresas y trabajadores del sector pesquero.

La actividad de pesca-turismo, por su incidencia en las distintas dimensiones del entorno pesquero, constituye esa medida de diversificación de interés para los pescadores profesionales que, además de aportar una mejora en sus rentas, sirve para promocionar y valorar su trabajo.

Resumiendo mucho, lo que mi grupo defiende con esta norma es dotar de la suficiente seguridad jurídica a las personas que se dediquen a la pesca, para que puedan obtener rentas complementarias a las agrarias a través del sector turístico; una seguridad jurídica que hasta ahora se les ha negado por la vía de la omisión o de la indeterminación normativa.

Señorías, un pescador que quiera embarcar a un turista debe tener claro qué puede y qué no puede hacer durante esta visita y, en consecuencia, debe conocer con claridad si necesita tener contratado un seguro de responsabilidad civil, si debe tener disponible hojas de reclamación, si tiene que exhibir algún tipo de cartelera que garantice la calidad del servicio, si tiene que adoptar alguna medida de seguridad específica o si puede vender sus productos y ofrecer consumiciones a los que lo visitan. Todas esas cuestiones deben ser adecuadamente reguladas, ya que por más que el señor Quintero -el consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca- se vuelque en promocionar las bondades del sector primario, hasta ahora el Gobierno no ha ejercido su potestad para amparar el turismo pesquero, ni siquiera cuando en el año 2016, por unanimidad de la Cámara y a propuesta conjunta de los grupos Socialista y Nacionalista, así se lo exigimos al Gobierno en la tramitación de la proposición no de ley 101.

Es cierto que desde la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca, como ya he dicho, se está haciendo un esfuerzo divulgativo por incorporar el sector primario a los beneficios del turismo, pero este esfuerzo debe ser respaldado por la acción normativa.

En cualquier caso, las actividades del turismo pesquero deben pasar a engrosar nuestro catálogo de servicios jurídicos; no solo queremos que sean destinatarios de las decisiones sino parte de las mismas, de ahí las incorporaciones de modificación en la Ley de Pesca de Canarias para definir la pesca-turismo, el turismo pesquero y el turismo acuífero; términos que han sido fijados...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Dos minutos más, señora Cabrera.

La señora CABRERA NODA: Gracias, señor presidente. Con uno creo que me basta.

Iba por el tema de que estas incorporaciones han sido incluidas en la modificación de la Ley de Pesca de Canarias para definir la pesca-turismo, el turismo pesquero y el turismo acuífero en los mismos términos que ha sido fijado en la ley nacional y que han venido incorporando otras comunidades autónomas, como Cataluña, Baleares y Galicia.

A este respecto, la Dirección General de Pesca del Gobierno de Canarias en su informe asume la propuesta y solicita que se incorporen algunas previsiones en materia sancionadora para este tipo de actividades, que el Grupo Socialista agradece.

Concluyo ya mi intervención pidiendo el voto favorable de la Cámara a una proposición de ley que pretende ofrecer esa necesaria seguridad jurídica a los pescadores y al mismo tiempo pretendemos diversificar los balances positivos del sector turístico.

Nada más y muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Cabrera.

(La señora Tavío Ascanio solicita el uso de la palabra).

¿Dígame, señora Tavío?

La señora TAVÍO ASCANIO (Desde su escaño): (sin micrófono) ...una cuestión de orden que afecta -y le pido disculpas- a la portavoz.

Aquí ha habido una confusión en relación a los tiempos, señor presidente, y como miembro de la Mesa hago autocrítica y la asumo también en primera persona, porque eran diez minutos, después la presidenta me acaba de decir que eran siete, y ahora usted ha puesto cinco. Y los portavoces que están aquí conmigo me están preguntando a mí que cuánto tiempo.

Yo le ruego que aclaremos y que, por supuesto, que le dé los dos minutos de más a la señora que ha intervenido en nombre del PSOE porque...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Así ha sido, señora Tavío, así ha sido; le he dado cinco minutos, posteriormente le he puesto dos minutos, pero evidentemente yo me guío por el guión que tengo aquí, y aquí ponía cinco minutos, igual que el orden del día parece... las intervenciones parece que estaban pactadas, que primero empezaba el Partido Socialista y ahora empezaremos de menor a mayor.

La señora TAVÍO ASCANIO (Desde su escaño): Ya, pero no... Bueno, de hecho la presidenta me acaba de decir que siete. Y, por lo tanto, entiendo que no ha habido un acuerdo distinto.

Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Tavío.

Efectivamente, le he dado siete minutos a la señora Cabrera.

Turno del Grupo Mixto, señora Mendoza. Por tiempo de siete minutos. Si necesita algún minuto extra, también se lo daré.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidente. Buenos días, señorías.

Es indiscutible que la historia de nuestras ocho islas situadas en medio del océano está indisolublemente unida al mar; y, con esto, por supuesto, el sector pesquero como medio de vida ancestral de nuestro archipiélago. Las actividades complementarias, ya incluidas en la ley estatal, mediante la modificación operada a través de la Ley 33/2014, por la que se modificó la Ley 3/2001, ofrece una clara oportunidad para cumplir con el propósito de hacer posible la diversificación económica del sector pesquero y acuícola; y con ello, por supuesto, la obtención de rentas complementarias para todas aquellas personas que viven del mar y, por supuesto, la máxima difusión y promoción de las artes relacionadas con el medio marino.

Respondiendo a tales finalidades, precisamente en los artículos 74-bis y 74-ter de dicha ley estatal de pesca se recoge el turismo marinero, el turismo acuícola y la pesca-turismo, actividades complementarias al sector de la diversificación del sector pesquero. Actividades complementarias que, siendo de gran utilidad para nuestra comunidad autónoma y, en concreto, para el fomento del sector pesquero y, con este, del sector primario de nuestras islas, no se encuentran contempladas en nuestra ley canaria -la Ley 17/2003-, lo que hace indispensable su modificación.

Modificación que consiste en la ampliación de su objeto, incluyendo a las meritadas actividades complementarias del sector pesquero; esto es, el turismo marinero, el turismo acuícola y la pesca-turismo, así, también, como la tipificación de las infracciones administrativas y las sanciones previstas en relación con estas novedosas actividades complementarias, a fin de salvaguardar la sostenibilidad y el medio ambiente y, por tanto, el ejercicio conforme a derecho de estas novedosas prácticas complementarias.

La actividad pesquera es un elemento clave de nuestra tradición: el mar, el litoral, y la pesca son señas indiscutibles de la identidad canaria. Sin embargo, como todos sabemos, la adaptación al capitalismo y la globalización ha ido variando nuestro modelo económico, otorgando una evidente primacía al sector terciario, en detrimento de otras formas de vida tradicionales como la pesca; una pesca que sabemos que es indispensable para conservar la identidad de nuestras islas y para la imperativa diversificación de nuestro modelo productivo.

Por esto se muestra indispensable aprovechar las oportunidades de diversificación que nos ofrece la ley estatal, a través de las meritadas actividades complementarias, que supondrán nuevas vías de ingresos y empleo estable, lo que, sin duda alguna, redundará en beneficio de todos y, en especial, en la mejora de la calidad de vida de las zonas pesqueras. Y es que, a través del turismo pesquero -o marinero- y el turismo acuícola, pueden ofertarse nuevas actividades y experiencias a los turistas, al propio tiempo que se difunden valores y tradiciones esenciales de nuestra cultura, y todo esto con pleno respeto -y lo más importante- al entorno y al paisaje.

En definitiva, una oportunidad de desarrollo y crecimiento, totalmente compatible con la tradición y las raíces de la cultura pesquera de Canarias. Es el momento de brindarle oportunidades al sector pesquero de nuestras islas, ofreciendo posibilidades reales de conservación y difusión de la cultura marina, nuevos empleos y rentas. Una puerta que se abre a la modernización, que hará posible el relevo generacional y la pervivencia de un sector imprescindible para Canarias. Unas actividades complementarias con las que se lucha por el mantenimiento; y no solo mantenimiento sino fomento de un sector que debe enfrentarse, día tras día, a un alto nivel de intrusismo y furtivismo, así como al uso masivo de artes poco selectivas y prácticas prohibidas o descontroladas que están causando importantes daños económicos en el sector pesquero, poniendo a prueba, día sí y día también, su supervivencia. Cuestiones que hacen impostergable la toma en consideración y posterior aprobación de este proyecto de modificación de la Ley 17/2003.

Es por ello que consideramos esencial que, una vez que se publique la vigente ley, la regulación de las actividades complementarias -que se realizará mediante decreto del Gobierno de Canarias, a propuesta de la consejería competente- se haga en el menor tiempo posible y, por tanto, queden debidamente contempladas las condiciones del desarrollo de estas actividades.

Por todo lo cual, así como por nuestro evidente compromiso con el sector pesquero, es por lo que Agrupación Socialista Gomera votará a favor de la presente toma en consideración.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Mendoza.

Turno del grupo de Nueva Canarias, señor Rodríguez, don Pedro.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ: Muchas gracias, señor presidente. Señorías, buenos días.

El turismo pesquero o marinero, así como el turismo acuícola, constituyen la primera línea de diversificación, que permite la revitalización de las zonas costeras y rurales donde se desarrolla la actividad, promoviendo directa o indirectamente la difusión, la valoración y la promoción de los distintos oficios y modos de vida, así como el patrimonio y la cultura pesquera.

Visto esto, conviene recordar algunos datos: las aguas interiores del archipiélago representan una superficie de 2347 km2 y las aguas exteriores representan 488 000 km2, cuya competencia corresponde al Estado, en exclusiva, en materia de inspección y en pesca marítima. Es decir, Canarias solo ostenta las competencias en las aguas interiores, que no llega al uno por ciento del total; Canarias tiene competencias en materia de pesca en aguas interiores, en marisqueo el cien por cien y en acuicultura.

Del peso comestible total de los alimentos de origen pesquero solamente el 11,6 % es de origen local, ya que el congelado supone casi la mitad del consumo, y el grado de autoabastecimiento en este producto no llega al uno coma cinco por ciento, además de que nuestro sector pesquero es totalmente artesanal.

Con estos antecedentes, señorías, queda claro que el objetivo primordial de la modificación de la Ley de Pesca de Canarias debe ser el de conseguir el nivel... mejorar el nivel de renta de nuestro sector primario -en este caso centrado en la pesca- e incrementar el nivel de autoabastecimiento de productos pesqueros en la sociedad canaria.

En esta línea, ya hemos abordado en varias ocasiones la cuestión de la pesca y la necesidad de complementar nuestro sector primario. Así, el propio sector pesquero ha venido demandando en los últimos años la regulación de actividades complementarias vinculadas total o parcialmente con la pesca marítima y la acuicultura. Y lo que se plantea ahora con este texto es una modificación normativa para adaptarla a nuevos usos y necesidades que vinculen el sector pesquero y el turístico, siempre desde una posición de respeto al medio natural y su puesta en valor. Lo que se pretende es abrir una posibilidad a los profesionales del sector para iniciar actividades complementarias vinculadas al sector turístico y que pongan en valor el trabajo diario de los profesionales del mar, así como complementar sus rentas.

En este sentido, con esta modificación de la Ley de Pesca de Canarias, se abordan varias cuestiones: por un lado, trasladar a la normativa autonómica las tres nuevas actividades reguladas en la Ley 33/2014, de 26 de diciembre, de Pesca Marítima del Estado, en cuanto a pesca-turismo, turismo acuícola, turismo marinero. Por otra parte, con la incorporación de las actividades complementarias a la redacción de esta ley se posibilita el posterior desarrollo reglamentario de tales actividades; y en consonancia con lo anterior, se extienden las infracciones a las nuevas actividades, reguladas a los efectos de poder ejercer la adecuada competencia sancionadora.

Entre las actividades asociadas al turismo pesquero o marítimo se encuentra la de pesca-turismo, que por sus condiciones particulares requiere de una regulación específica. El turismo pesquero o marinero pretende ser un producto o experiencia turística en torno a la cultura marinera, entendida en sentido amplio, tanto en el mar como en la costa; actividades marineras como, por ejemplo, los oficios de mariscadoras o rederas y que, por ello, trasciende el mero conjunto de actividades materiales de pesca por profesionales.

La modificación de esta ley sin duda es una clara apuesta no solo por la mejora sino por la defensa de nuestro sector primario.

Por lo tanto, señorías, desde el Grupo Parlamentario de Nueva Canarias entendemos que debemos aprovechar el periodo de enmiendas para enriquecer el texto que hoy se presenta y lograr entre todos los grupos parlamentarios una Ley de Pesca que permita una mejor diversificación, articulando las herramientas necesarias que permitan la sana convivencia con otros sectores ya establecidos, así como mejorar la renta que perciben las mujeres y hombres que trabajan en este sector.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Rodríguez.

Turno del Grupo Popular. Señora Tavío.

La señora TAVÍO ASCANIO: Gracias, señor presidente.

Y le pido disculpas por cómo planteé la cuestión de tiempos.

Traemos a la consideración, y mi grupo parlamentario se encuentra satisfecho de que hoy estemos debatiendo esta iniciativa, y que compartimos, de alguna forma, su espíritu y lamentamos que, pues, no haya podido contar con la unanimidad de este Parlamento, porque entendemos que es un asunto estratégico para nuestra comunidad autónoma. Y, por lo tanto, permítanme en este momento que tenga mis palabras de reconocimiento para todos los consejeros de Agricultura que ha tenido la comunidad autónoma canaria, que han pretendido llevar a cabo la iniciativa que hoy aquí debatimos y que, desgraciadamente, en aquel momento, cuestiones de seguridad marítima y cuestiones de... de... cuestiones navales lo impedían y, por lo tanto, yo creo que es importante decir aquí y en esta tribuna empezar diciendo que si hoy traemos esta iniciativa a esta Cámara es precisamente porque a nivel nacional se han dado los pasos para modificar la legislación naval que permita que realmente en nuestros barcos de pesca puedan salir a faenar -acompañar a nuestros pescadores- turistas y que eso suponga un ingreso complementario para nuestros pescadores. Un ingreso complementario que permitirá que haya menos presión pesquera puesto que salir a la mar tendrá otras posibilidades de negocio. Y, por lo tanto, mi grupo político quiere dejar muy claro que esto ha sido, pues... hoy traemos esta iniciativa gracias a la aprobación -lo ha dicho muy bien la portavoz del Grupo Socialista-, gracias a la aprobación de esa ley en el Congreso de los Diputados, 33/2014, que modificaba la ley de 2001.

Dicho esto, es importante también decir en este Parlamento que con esa ley -a nivel nacional- y con esta proposición de ley que estamos aprobando hoy estamos dando cumplimiento a los acuerdos que el Estado español ha tenido con la Unión Europea -saben que hasta ahora éramos un país incumplidor porque de alguna forma no estábamos declarando de forma oficial todas las capturas, yo me alegro que también Canarias esté haciendo un esfuerzo en este sentido porque solo de esa manera podremos ser benefactores en el futuro de nuevas ventajas, mejoras, en futuros acuerdos de pesca comunitarios o internacionales a los que lleguemos-.

Y, por lo tanto, celebrar en esta tribuna, en nombre del Grupo Parlamentario Popular, que la pesca-turismo, que el turismo acuícola y que el turismo marinero vayan a ser, por fin, una nueva oportunidad para difundir, difundir y promocionar y divulgar nuestras tradicionales marineras y, por lo tanto, nuestros pescadores van a tener unos ingresos adicionales.

Decir que mi grupo político se compromete, a lo largo del debate parlamentario, a, de alguna forma, hacer nuestras unas enmiendas, unas alegaciones que nos ha hecho llegar Asenper -la asociación de embarcaciones deportivas-, en el sentido de evitar, señor consejero -y me alegro, perdone, que lo tenía que haber dicho al principio, que esté presente-, en el sentido de controlar muy bien lo que es una cosa y lo que es la otra. Me viene, desde luego, muy bien, ahora acabamos de hablar del tema de los guachinches, todos estamos muy orgullosos de nuestros guachinches y lo decía alguien, en el... pero lo que no puede ocurrir es que, bueno, pues, haya bares que se estén haciendo pasar por guachinches, que pretendan no pagar impuestos, cuando realmente no tienen ni una sola viña plantada. Pues ese mismo ejemplo lo pongo para esto: lo que no puede ser es que licencias de pescas las vayan a adquirir profesionales del turismo para salir en tromba con un montón de turistas en nuestros barcos de pesca; tiene que ser una actividad complementaria para nuestros pescadores, y en el trámite parlamentario tenemos que realmente garantizar que sea de esa manera, porque de lo contrario estaríamos en una competencia desleal y, por lo tanto, esos barcos serían de lista... (ininteligible) y tendrían que pagar todos los impuestos que pagan los que ejercen esa actividad en Canarias.

Y, señorías, es mucho lo que tenía que decir, y porque hablamos tan poco de pesca en este Parlamento y, concretamente, en el salón de Plenos, que traía, pues, todos los datos de las capturas y todos los datos de la pesca. Desde luego, yo creo que es interesante, señor consejero, recordarle también hoy aquí que sería importante seguir impulsando nuevas reservas marinas -algo en lo que el Grupo Parlamentario Popular le ha insistido desde hace tiempo- y reestudiar o redefinir, en base a esas mejoras científicas y esos conocimientos que tenemos, pues, de alguna forma redefinirla.

Y, bueno, es un compromiso el generar esos empleos azules en torno al mar y hacerlos accesibles a nuestros patrones de pesca, a nuestros pescadores, es algo que entra dentro de la Estrategia inteligente para Canarias que hemos acordado en este pleno. Y, por lo tanto, es un compromiso del Gobierno de Canarias que desde aquí, desde el Grupo Parlamentario Popular, estábamos reivindicando.

Tenemos que ir ampliando poco a poco el número de empleos ligados a ese mar de oportunidades que tenemos e, insisto, que esta es una vía para, generando empleos en la mar, evitar la sobreexplotación y la presión que existe sobre los recursos pesqueros. Y por eso nos parece tan interesante hacerlo, pero hacerlo bien, señor consejero.

Termino insistiendo muy bien, mucho, perdón, en la oportunidad que ha supuesto la aprobación de esa ley nacional 33/2014; que esa ley, me consta -y así se confirmó por el debate de todos los grupos políticos en el Congreso de los Diputados-, que se consensuó con las comunidades autónomas y que fruto, me consta que en el ministerio están esperando la aprobación de esta ley porque ya existe legislación en este sentido, tanto en Galicia como en Cataluña y creo que en Baleares...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Un minuto más, señora Tavío.

La señora TAVÍO ASCANIO: Bueno, pues concluyo simplemente haciendo mención, señor presidente, si me permite, a que se va a controlar más la pesca ilegal y la pesca de terceros países, las importaciones de pescado de terceros países, algo muy importante; y que esta ley por fin, por fin, reconoce la igualdad de pescadoras y pescadores y, por lo tanto, es un paso adelante también en materia de igualdad y que, en ese sentido, también lo tenemos que garantizar en Canarias, donde, desgraciadamente, el sector pesquero todavía sigue siendo masculino y donde tenemos mucho que hacer en ese sentido.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Tavío.

Turno del Grupo Nacionalista Canario, para la defensa, señora Calero.

La señora CALERO SAAVEDRA: Gracias, presidente. Buenos días.

Antes que nada, quisiera dejar claro que es justo reconocer y agradecer a la compañera Rosa Bella Cabrera la iniciativa de plantear estos cambios en el sector pesquero.

Si nos remontamos al inicio de este asunto, recordemos que nace una PPL presentada por ella misma en la que se trataban también otros temas relacionados con el alquiler de vivienda, modificaciones en la ley turística y otros aspectos que los propios informes recabados dejaban claro que eran innecesarios o no eran la forma adecuada de abordarlos. Además, entendíamos que debíamos tener cuidado en general con esto de las actividades complementarias y extender los beneficios turísticos a otros sectores; porque una cosa es ligar una actividad al turismo y potenciar esta relación, como el gran trabajo que se está haciendo en cuanto al consumo de productos canarios en los establecimientos turísticos -con lo que sí que se potencia realmente la actividad propia de agricultores y ganaderos- y otra es dedicarse a otra actividad, y que es lícito que se ejerzan, pero es otra actividad, y podemos terminar abriendo puertas al intrusismo respecto a otros campos económicos si no se analizan en profundidad porque, al final, todas las actividades y sectores podrían pedir actividades complementarias.

Por todo lo expuesto, y compartiendo en gran parte los objetivos de esta PPL inicial, pero no estando de acuerdo con la forma con la que se planteaba abordar las propuestas -porque entendíamos que podían suponer más confusión, más dificultades y que habían caminos más prácticos y más fácilmente modificables en caso de que fuese necesario-, pues decidimos reunirnos todos los grupos y fuimos capaces de entender que quizás convenía pararse a debatir con más tranquilidad la forma, porque evidentemente todos compartíamos el fin. Desde aquí también el agradecimiento a todos los grupos por el diálogo y la responsabilidad.

Y tras debatirlo acordamos plantear una propuesta más concreta que pudiera suscrita por aquellos grupos que lo consideraran conveniente. Así que entendiendo que lo que se pretendía era contribuir a socializar los beneficios del turismo ampliando la participación de sectores que hasta el momento intervienen solo de forma indirecta, nos hemos centrado en el sector de la pesca y su relación con la actividad turística, que consideramos que era el principal objetivo de aquella proposición de ley.

Y, como sabemos, la propia consejería en su informe ya planteaba una propuesta alternativa de redacción, referida a la modificación de la Ley de Pesca de Canarias, y es la que hemos considerado que era más adecuada. Y de aquí, también, nuestro agradecimiento al consejero, al señor Quintero, y a todo su equipo por ayudarnos a llegar a este texto que hemos decidido presentar.

Entrando ya en materia, esta es una proposición de ley dirigida a modificar la Ley 17/2003, de Pesca de Canarias, para introducir cambios que permitan dinamizar económicamente el sector de la pesca y la agricultura, y que ayuden a poner en valor las zonas costeras y rurales donde se desarrolle y contribuyan a dar a conocer su modo de vida. Y para ello se modifican o añaden una serie de artículos, introduciendo en la norma las actividades de pesca-turismo, el turismo marinero y el turismo acuícola. Como todos saben, la ley estatal ha regulado estas actividades complementarias, la ley canaria no las contempla y, por tanto, era necesario modificarla para poder regularlas reglamentariamente.

Nosotros siempre entendimos que era importante abordar este asunto desde la perspectiva del sector primario y no incidiendo sobre la legislación turística, ya de por sí excesivamente cargada, porque la complicaríamos aún más. Por eso el planteamiento es que la regulación de estas actividades se desarrolle desde la consejería de pesca. Recordemos que la propia Ley de Ordenación del Turismo de Canarias ya contempla la posibilidad de que cualquier actividad relacionada directa o indirectamente con el turismo sea considerada actividad turística, y eso incluye, por supuesto, las relacionadas con la pesca, por lo que entendemos y consideramos que por esa parte no debe haber ningún problema al respecto.

Evidentemente nos habría gustado que este amplio respaldo al texto hubiera sido unánime desde su presentación, porque esto habría, sin duda, agilizado los plazos y simplificado la tramitación, pero, de cualquier forma, entendemos que la proposición nace de forma muy coordinada y todo lo que sea mejorarla en la siguiente fase, pues, será bien bienvenido.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Calero.

Turno del grupo no proponente, el Grupo Podemos, señora Monzón.

La señora MONZÓN NAVARRO: Buenos días a todas y a todos.

Para empezar por esta ley a la que todos, evidentemente, han hecho alusión, está claro que nuestro grupo parlamentario no ha apoyado esta ley, no ha firmado esta propuesta; ya anuncio desde aquí que nos vamos a abstener a la toma en consideración por este pleno de esta norma, y hay varias cuestiones en las que quiero hacer el énfasis sobre esta normativa y sobre los objetivos. Porque, al final, cuando desde este Parlamento hacemos cualquier norma, cualquier herramienta jurídica, que lo que tiene que servir es, precisamente, para un objetivo concreto, al final lo que tenemos que valorar es que si ese objetivo va a llegar a donde tiene que llegar, que en este caso concreto es a nuestros pescadores y pescadoras, a nuestros pescadores y pescadoras artesanales, a conocer exactamente cómo es el sector pesquero en Canarias, que es muy diferente al que pueda haber, por ejemplo, en Galicia, que pueda haber en Cataluña.

La portavoz del Partido Socialista cuando iniciaba hablaba de mejorar la oferta del turismo, de que el turismo se diversifique, que tenga más oferta; yo pienso todo lo contrario: aquí no se trata de qué tenemos que ofrecer al turismo, se trata de que el sector pesquero... qué se le tiene que ofrecer al sector pesquero, no al sector turístico.

Por tanto, yo creo que el enfoque, ya partimos de una realidad que es diferente al enfoque que podemos darle. Y por eso comentaba que ya hay experiencias evidentemente hay norma en Cataluña, norma en Galicia, y tenemos que aprender de los errores y qué es lo que ha sucedido con la aplicación de esta norma precisamente en esos territorios y cómo podemos extrapolar esas problemáticas o esas situaciones al territorio de Canarias.

También hablamos de que esta ley afecta a las aguas interiores, y al marisqueo y a la acuicultura, que es las competencias que tiene el Gobierno de Canarias.

Y, por tanto, esas cuestiones que nosotros queremos... ahora mismo incidir en esta ley, son las que voy a intentar exponer para que lo tengamos claro.

Por un lado, en esta ley, al final, lo único que se incluye son las definiciones, que ya están incluidas en la ley estatal. Recordar que el turismo marinero es aquel que se realiza en los puertos; puertos que, como saben ahora, se han restringido el uso de que puedan acceder las personas al trabajo de pesca, y por tanto es regular ese acceso esas personas para que pueda haber ese tipo de turismo, sobre cuáles son las actividades que se realizan en los puertos.

Por otro lado está el de acuicultura, que también, en este caso, las empresas que se dedican a hacer acuicultura, y son barcos que van a ir y que van a poder pescar dentro de las jaulas en la acuicultura.

Y, por otro lado, el pesca-turismo, que es cuando las personas embarcan en embarcaciones de la lista tercera -es decir, estamos hablando de barcos que están dados de alta como pesca extractiva profesional, que son los que van a poder embarcar las personas-, y en ese punto es donde me quiero centrar específicamente.

Cuando se presentó la PNL hace unos meses en este pleno, una de las enmiendas que nosotros poníamos, precisamente, era con el tema de la seguridad en estas embarcaciones. Yo quiero recordar cuáles son el tipo de embarcaciones que tenemos en Canarias y, además, la estadística -que esto está en la página web, en el ámbito estatal- de cuáles son... la evolución que ha habido en las embarcaciones. El 77 % de nuestras embarcaciones son de menos de diez metros de eslora, ¿vale?, eso es importante tenerlo en cuenta; son barcos pequeños donde, en este caso, con el borrador de real decreto del Estado que hable de esas medidas de seguridad, van a poder embarcar dos personas. ¿Y cuáles son esas medidas de seguridad que tienen que cumplir nuestros pescadores? Pues, bueno, yo querría decirles lo que dice el borrador, porque en este caso van a tener que autorizar desde la capitanía marítima para que nuestros pescadores puedan hacer esta actividad.

Y lo que habla el artículo 5 de este borrador, dice: se dispondrá de un seguro de responsabilidad civil en vigor u otra garantía financiera equivalente que cubra los posibles daños de todos los pasajeros, en cumplimiento de lo exigido del artículo 74 de la Ley 3/2001, de Pesca Marítima del Estado -que se modificó después en el 2014, como aquí se ha hablado-.

"Las embarcaciones dispondrán de los elementos de salvamento y seguridad en número y equipo suficientes para todas las personas que embarquen. El botiquín de a bordo debe de ser adecuado al tipo de navegación que realiza la embarcación".

"El patrón de la embarcación se responsabilizará de las condiciones de seguridad en la que se realice el embarque de pasajeros. No admitirá el embarque de menores sin la autorización por escrito de padres o tutores, o personas que requieran asistencia especial en condiciones que no sean compatibles con la práctica segura de esa actividad".

Dispondrá la embarcación, además, de medios de acceso seguro para los pasajeros.

"El manejo de las artes de pesca y de los elementos auxiliares se realizará en todo momento teniendo presente la presencia a bordo de pasajeros no familiarizados con la actividad pesquera. En el caso de que por el tipo de arte, maniobra, actividad concreta sea necesario, por razones de seguridad, se habilitarán espacios a bordo en los que los pasajeros se encuentren libres de peligro y se prohibirá el acceso a determinadas zonas del buque durante las maniobras que entrañen riesgo".

"Con antelación al desatraque se proporcionará por escrito a los pasajeros toda la información sobre el buque, las medidas de seguridad que se deben cumplir y se les explicará las condiciones en las que se realizará la actividad".

"El patrón de la embarcación se responsabilizará de que tanto las condiciones meteorológicas como las operativas del buque sean las adecuadas para realización de la actividad".

"Los pasajeros deberán llevar puesto, en todo momento, el chaleco salvavidas y los demás elementos de seguridad necesarios para el tipo de actividad que se realice en el buque donde se vaya a desarrollar la pesca-turismo".

Con independencia de las limitaciones de los certificados de la embarcación, su condición constructiva, condiciones operativas y elementos de seguridad y salvamento impongan, el número de pasajeros no excederá, como decíamos, para ocho metros de eslora dos personas; para más de ocho metros hasta doce, cuatro; y de doce a veinte, ocho; y de veinte, a partir de veinte, más de doce personas. Estas son las medidas de seguridad.

Y yo lo que planteo es que este Parlamento, si nuestras embarcaciones, el 77 % de las embarcaciones de menos de diez metros, van a poder cumplir estas normas de seguridad. El coste, si alguien ha valorado el coste de que nuestras embarcaciones van a tener que realizar, para adaptar esas embarcaciones a estas medidas de seguridad, que tampoco tenemos la certeza de cuáles van a ser; y que ese coste al final se rentabilice con la oferta, perdón, o con la demanda, en este caso, de turistas o de personas que no tienen por qué ser turistas, también paisanos nuestros, ciudadanos que quieren acercarse y conocer la actividad pesquera de nuestros pescadores y pescadoras.

Estas son las dudas que tenemos desde el Grupo Parlamentario Podemos. Y toda esta norma que, como digo, solo habla de las definiciones y solo habla de lo que es la sanción, dejando toda la responsabilidad al patrón de las embarcaciones, al final lo que nos hace preguntarnos es que todo este desarrollo que va a ser normativo mediante un decreto que lo hará el Gobierno, en el que no participa este Parlamento, si esto, estas ayudas, esta complementariedad, realmente va a llegar a nuestros pescadores o pescadoras o van a ir a manos de otras personas de las que van a realizar esta actividad, como son embarcaciones más grandes o embarcaciones de acompañamiento que no sean de la lista tercera -por tanto, no estamos hablando de pesca-turismo-.

Por tanto, entre estas dudas nosotros vamos a seguir trabajando para intentar enmendar esta ley dentro de las competencias que tiene la comunidad autónoma canaria, evidentemente, y, sobre todo, trabajar para que ese decreto sea además consensuado con todos los pescadores y pescadoras; que ellos conozcan realmente cual es la realidad de esta actividad, si la pueden desarrollar o no y que además que expongan cuáles son los problemas que tienen nuestras embarcaciones para cumplir todas estas normas de seguridad. Yo creo que...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Un minuto más, señora Monzón.

La señora MONZÓN NAVARRO: Gracias.

Es lo más importante, porque, además, si vemos estas estadísticas veremos cómo, desde setecientos y pico barcos que teníamos en el año 2010, ahora mismo tenemos quinientos noventa y pico, estamos bajando nuestras embarcaciones; con lo cual, yo creo que sí es importante que cuando regulemos, hagamos herramientas normativas para que nuestros pescadores y pescadoras tengan esa actividad complementaria -que debe ser complementaria-, y además sea importante que tengamos que tener en cuenta el control que se va a hacer sobre esto.

Esto va a hacer que haya más carga sobre la inspección, sobre quiénes van a realizar estos controles y, sobre todo, con el control económico, para que realmente sea una actividad complementaria y no -como hablaba la portavoz del PP- haya un intrusismo y al final convirtamos, lo que no son pescadores se conviertan en hacer otra actividad y terminemos con nuestra soberanía alimentaria y con nuestra pesca.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Monzón.

Llamo, por lo tanto, a votación para la toma en consideración o no de esta proposición de ley.

(Se reincorpora a su lugar en la Mesa la señora presidenta).

(Suena el timbre de llamada a votación).

La señora PRESIDENTA: Señorías -no, no...-, ocupen sus escaños, si son tan amables, y nos preparamos para votar, señorías.

Comienza la votación.

Señorías... señorías.

49 votos emitidos. 43 sí, ningún no y 6 abstenciones.

Por tanto, queda aprobada la toma en consideración.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PPL-0026 Sobre De modificación de la Ley 17/2003, de 10 de abril, de Pesca de Canarias.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico