Diario de Sesiones 128/2018, de fecha 11/9/2018 - Punto 27

9L/C-1938 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO, SOBRE EL CIERRE DE LA CARRETERA FV-1 QUE ATRAVIESA EL PARQUE NATURAL DE CORRALEJO, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR.

La señora PRESIDENTA: Por tanto, iríamos ahora a la comparecencia 1938, a instancia del Grupo Popular, sobre el cierre de la carretera FV-1 -Fuerteventura uno- que atraviesa el Parque Natural de Corralejo.

Para la defensa de la misma interviene la señora Montelongo.

La señora MONTELONGO GONZÁLEZ: Gracias, señora presidenta. Señorías, señor consejero, ciudadanos de Canarias.

Permítanme, en primer lugar, que dé la bienvenida a Asunción en representación de la plataforma no al cierre de la carretera de las dunas. Muchísimas gracias. Sé que es el deseo de todos tus compañeros estar hoy aquí, pero bueno, ya sabemos que el coste aéreo es muchas veces difícil de asumir.

Señor consejero, señorías, permítanme que les ponga en situación, sé que la mayoría de ustedes conoce la isla de Fuerteventura, una potencia turística mundial, pero sobre todo sé que muchos de ustedes conocen lo que es el Parque Natural de las dunas de Corralejo; imagínense que yo les digo que, a partir de ahora, van a visitar esta maravillosa isla, que es la playa de Canarias -hasta el menos objetivo lo tiene claro- y no van a poder visitar las playas de Corralejo porque la carretera se ha cerrado durante los meses de agosto, septiembre y primeros días de octubre.

Quiero ponerles en esta situación porque esto se ha hecho sin avisar: sin avisar a turoperadores, sin avisar a hoteleros, sin avisar a las empresas, a los comercios y, lo más importante, sin avisar a un grupo de vecinos, a una población, que vive en el Parque Holandés y La Caleta, y que, además, de no poder disfrutar, como el resto de los majoreros, de este paraje sin igual, no pueden acceder como lo hacían a sus puestos de trabajo, a sus casas, y lo que es más importante, sin que hoy por hoy esté terminado el enlace de Parque Holandés ni terminada la autovía Caldereta-Corralejo.

Resulta que, de un día para otro, nos quedamos aislados, nos quedamos sin el parque de las dunas, nos quedamos sin playa en el municipio norte de Corralejo, con los perjuicios que eso acarrea para el turismo, y para todos aquellos comercios que allí están, en el mes clave, en el mes de agosto, donde está lleno total, no solo por los turistas extranjeros sino por ustedes, la mayoría de los canarios que elige Fuerteventura para veranear y, sobre todo, el norte de la isla de Fuerteventura.

Bien, al parecer las razones que desde el cabildo, muy hermético y, desde luego, nada transparente, escuchamos que las razones... primero era porque iban a hacer un estudio ambiental, después, al parecer, la razón era porque iban a hacer un estudio económico, y luego, al final, hemos sabido que parece ser que es porque va a hacer unas encuestas. El caso es que en palabras de la consejera de Obras Públicas del Cabildo de Fuerteventura, dijo que la razón era que querían causar un caos, el más importante que pudieran, causar el perjuicio más grande que pudieran, para demostrarle a usted, señor consejero, y al Gobierno de Canarias, al señor Clavijo, que la carretera tiene que permanecer abierta.

Fíjese usted los modos de algunos, o sea, no se queda la carretera abierta y hacer el estudio para conocer el impacto que ello supone sino que la cierra. Imagínense, Gran Canaria mañana decide -es un suponer-, que quiere tener un segundo aeropuerto, como Tenerife -sin polémica, ¿eh?-, y resulta que para demostrarlo cierran el único aeropuerto que hay en Gran Canaria, para demostrar que eso es perjudicial y así el Gobierno de Canarias se daría cuenta.

Señor consejero, usted se preguntará ¿y esta comparecencia para qué es? Bien, yo le digo, la razón es porque quiero que usted nos diga qué responsabilidad ha tenido usted en este despropósito. Quiero que diga si es verdad, señor consejero, que usted ha ordenado el cierre de la carretera FV, antes uno, FV-101 en la actualidad. Y quiero que lo diga usted en sede parlamentaria, porque aquí mismo, en noviembre del 2017, usted me dijo que nunca lo haría si no estuviera terminada la autovía Caldereta-Corralejo, y le aseguro que no lo está. No solo no lo está, sino que también quiero que me diga cuándo de una vez por todas van a decir la verdad, y responderle al pueblo de Parque Holandés y Caleta cuándo van a tener este enlace, algo que necesitan porque si no se quedarían aislados.

Señor consejero, solo espero llevarme de usted las respuestas, solo quiero saber de usted qué nivel de responsabilidad ha tenido usted en este despropósito, y decirle que si es verdad que la competencia del PRUG y del Parque Natural de las dunas es del Cabildo de Fuerteventura y no de usted. Quiero sobre todo llevarme respuestas...

La señora PRESIDENTA: Un minuto más, señora Montelongo, y concluya, por favor.

La señora MONTELONGO GONZÁLEZ: Gracias, señora presidenta.

En definitiva, solo quiero llevarme la verdad. Quiero llevarme respuestas, señor consejero, porque, aunque a usted le parezca inverosímil, hay personas como la que les habla que nos hemos pasado el mes de agosto entero yendo y viniendo al Cabildo de Fuerteventura para buscar la verdad, para buscar una respuesta; cuando todo el mundo en Fuerteventura ha visto que no nos han dicho la verdad, cuando hemos visto que se cierra una carretera, que se impide el acceso a unos vecinos, que no podemos disfrutar de algo que es nuestro, lo que se haga o no en ese parque de las dunas, se lo digo yo hoy aquí, lo vamos a decidir los majoreros, y nadie más. Eso quiero que lo tengan muy claro, lo vamos a decidir los majoreros y nadie más.

Por lo tanto, señor vicepresidente, quiero respuestas y quiero la verdad, no haga como el Cabildo de Fuerteventura.

Nada más y muchísimas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Montelongo.

Turno ahora para el Gobierno, señor vicepresidente.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE OBRAS PÚBLICAS Y TRANSPORTES (Rodríguez Valido): Gracias, presidenta. Buenas tardes a todos, señorías.

En primer lugar, comparto su preocupación, señora Montelongo, por el futuro cierre de la carretera que atraviesa el Parque Natural de Corralejo. Pero tengo que decirle que este Ejecutivo, ante todo, debe cumplir con la legalidad.

Voy a intentar explicar brevemente que nadie, ni usted ni nadie, tiene que convencerme a mí ni al presidente Clavijo de que no se debe o se debe cerrar la carretera.

La declaración de impacto ambiental del proyecto de trazado y construcción del corredor Corralejo-Puerto del Rosario-Morro Jable, concretamente del tramo Caldereta-Corralejo, emitida por la viceconsejería de Medio Ambiente, estableció unos condicionantes para la ejecución de la obra. Todos ellos pensados, como suele ser habitual, para compensar las posibles afecciones derivadas de la construcción de la carretera sobre, en este caso concreto, la hubara canaria. No hace falta que le diga que es el ave endémica de Canarias de mayor tamaño y que está en peligro de extinción.

Le enumero esos condicionantes a los que acabo de hacer referencia: la Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad debe estudiar el establecimiento de nuevas áreas protegidas en las zonas donde se distribuyen los principales núcleos de esta especie en la isla; redactar un plan de manejo de la especie que arbitre medidas precisas para no dañar a la población de la hubara; y el tercer punto -quizás el que más importancia tiene, al menos en esta comparecencia-, contemplar la eliminación del tramo de carretera FV-1 que atraviesa, hoy ya FV-101, que atraviesa el Parque Natural de Corralejo, garantizando la restauración y recuperación del área afectada por el trazado eliminado.

Como ve, señora Montelongo, señorías, esto no es una decisión caprichosa de esta consejería, solo nos estamos ajustando a las exigencias medioambientales. Creo que usted, que además es de Fuerteventura, entenderá perfectamente que lo hagamos así. Para construir una gran infraestructura como son las carreteras, necesarias para una comunicación más rápida y segura en nuestro archipiélago, y teniendo en cuenta el alto grado de protección de nuestro territorio, los proyectos de esta envergadura suelen ser aprobados con importantes condicionantes ambientales -como no puede ser de otra manera-. Esto puede hacer que los proyectos en ocasiones se retrasen, pero, le reitero, es nuestra responsabilidad atenderlos y cumplirlos. No obstante, le recuerdo que este posible cierre futuro, y aquí matizo, posible cierre futuro, no es una situación nueva que haya surgido ahora. La declaración de impacto ambiental a la que hago referencia, con la serie de condicionantes que he nombrado, fue aprobada por la Cotmac en 2007, hace once años. Y es pública, es decir, tuvo información pública, por lo que cualquier administración, y cualquier ciudadano, ha tenido acceso a ella.

Es más, y le hago otro apunte. En el presupuesto de ejecución de la obra, también de ese mismo año, se contempla una partida para el corte al tráfico y la demolición de la señalización de la antigua FV-1, hoy FV-101, una vez se abra -y aquí... es el matiz importante-, una vez se abra definitivamente al tráfico, el tramo Caldereta-Corralejo. Desde ese momento, solo desde ese momento, la FV-1, FV-101, dejará de ser considerada una vía de interés regional y, por eso, ese cambio de denominación, de FV-1 a FV-101. Será una vía de interés insular, en todo caso.

A lo largo de los últimos dieciocho meses, hemos mantenido numerosas conversaciones, y continuas, con el Cabildo de Fuerteventura, para encontrar alternativas al cierre de esta carretera, pero, es más, he podido acceder a la hemeroteca y también en los años posteriores a la aprobación de la declaración de impacto ambiental, el que fuera presidente del Cabildo, el señor Mario Cabrera, también, en más de una ocasión, mostró su preocupación ante el posible cierre de esta vía por obligación de la declaración de impacto ambiental.

Para mantenerla abierta, que es lo que nos interesa y, además, es lo que ha mostrado tanto el Ayuntamiento de La Oliva como el propio Cabildo Insular de Fuerteventura, habría que demostrar que han cambiado las condiciones de afección a la población de la hubara canaria, o plantear medidas compensatorias a dicha afección. El cabildo podría encargar, de hecho parece que lo ha hecho ya, un nuevo informe de evaluación ambiental en ese sentido, y someterlo a consideración de la viceconsejería de Medio Ambiente, para hacer una nueva valoración y, por tanto, dejar sin efecto ese condicionante de la declaración de impacto ambiental.

Se podría barajar la posibilidad de limitar el tránsito de vehículos o la velocidad, o buscar alternativas que permitan que la viceconsejería, o los técnicos, mejor dicho, de la viceconsejería de Medio Ambiente, habiliten un uso distinto al actual en la carretera de las dunas.

Como ven, señorías, a pesar de las dificultades, tanto desde el ejecutivo regional como desde el propio cabildo insular y el ayuntamiento de La Oliva, se están buscando posibles soluciones que minimicen las incomodidades que podría ocasionar el cierre para el tránsito de vecinos y turistas que visitan la isla.

No quiero terminar esta primera intervención sin también mencionar algo que es fundamental, y es el acceso a los vecinos del Parque Holandés que bien ha comentado la señora Montelongo. Efectivamente, desgraciadamente en el proyecto inicial de Caldereta-Corralejo no está incorporado el enlace al Parque Holandés; tiene una explicación. En su momento se incorporó en el proyecto, pero, precisamente, la declaración de impacto ambiental del año 2007, a la que he hecho referencia, obligó a retirar ese enlace, al menos como estaba planificado y, por tanto, para poder continuar con la autovía y poder ejecutarla, se desistió de tener un enlace en el Parque Holandés que diera acceso, de manera digna, a los vecinos de esa zona.

Lo cierto es que hemos tramitado en los últimos meses un proyecto distinto, en este caso es un semienlace, de menor impacto medioambiental, que tiene, hoy, el visto bueno de Medio Ambiente, y, por tanto, podemos ejecutarlo. Desgraciadamente, por el volumen de la obra, que está al noventa por ciento de su ejecución, y, sobre todo, por los incrementos que ha tenido, tanto de modificados como complementarios, va a tener que ser una licitación independiente a la obra principal, pero también nos hemos comprometido, dada la cuantía de la misma -que ronda en torno al millón de euros- a poder hacerlo durante los próximos meses.

Sin más, me someto al resto de preguntas. La última, sí me gustaría, antes de terminar, responder a una pregunta muy sencilla que me ha hecho. Creo que he dado contestación a la misma a lo largo de mi intervención, y es que, evidentemente, durante este verano, el Gobierno de Canarias, la Consejería de Obras Públicas, no cerró la FV-101.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor vicepresidente.

Turno ahora para el Grupo Mixto, señor Ramos Chinea, tres minutos.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señora presidenta. Buenas tardes, señorías. Buenas tardes, señor Asunción, en representación de la plataforma de no al cierre de la carretera de las dunas de Corralejo. Espero, sus señorías, que hayan tenido un buen verano -ya estaba echándoles de menos- y esperamos que tengamos una buena sesión plenaria.

Bueno, sobre el tema que abordamos, señor vicepresidente, tenemos que reconocer que fue una decisión que, como usted muy bien ha dicho, no ha tenido nada que ver su consejería ni el Gobierno de Canarias, de hecho, ese cierre, según los datos que yo tengo y lo que he podido indagar, ha sido por el Cabildo de Fuerteventura.

Una acción que ha creado -no podemos negar- problemas o crispación entre la población, sobre todo en los ciudadanos que residen en el Parque Holandés o en La Caleta por los perjuicios que estos les supone. De hecho, es así porque se han manifestado en varias ocasiones, tanto en agosto, frente a la dirección general de la administración del Estado, como en septiembre, varias manifestaciones organizadas por las asociaciones de vecinos del Parque Holandés y de La Caleta, en Corralejo, en el que solicitaban que no se cerrara esta carretera, que se abriera, pero eso sí, ellos mismos reconocían que con restricciones. Siempre bajo criterios de sostenibilidad. Porque esto supone inconvenientes no solo para los residentes y los visitantes, también para los comerciantes, impide el acceso a las playas, hay cogestión de tráfico e, incluso para los vecinos del Parque Holandés que trabajan en Corralejo, esto les supone realizar 30 kilómetros extras diarios por día, con la repercusión que tiene llegar tarde al trabajo, exponerse a posibles despidos, etcétera.

Pero es que el pueblo de La Caleta y del Parque Holandés sienten indignación, indignación por las explicaciones que han recibido del cabildo, se les decía que se cerraba la carretera para realizar un estudio socioeconómico y eso me parece increíble; yo creo que un estudio socioeconómico se realiza al revés, se mide la cantidad que puedes producir o lo que puede generar, y no todo lo contrario, por lo que dejas de generar o por lo que dejas de recibir. De ahí que los vecinos, pues bueno, es preferible que crean que les están mintiendo a que crean que esto es verdad. Y si luego vemos que se realiza una superproducción de Hollywood en estas fechas que conviene, quizás, que esté la carretera cerrada, pues crea crispación entre la población; de ahí que sea necesario que haya más transparencia, quizás, desde las administraciones. Por su parte, creo que usted ha sido lo suficientemente transparente, pero no me queda claro si al final la carretera se va a cerrar o no, estoy impaciente esperando a su segunda intervención a ver si me queda claro.

Muchísimas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Ramos Chinea.

Turno ahora para el Grupo Nueva Canarias, señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, presidenta. Señorías. Señora Asunción, buenas tardes.

Yo, consejero, sinceramente entiendo que no es este, no es el Parlamento donde tendríamos que estar hablando de esto, era un pleno del Cabildo de Fuerteventura, pero, bueno, hay una cosa cierta y es que puesta en marcha de la autovía entre Caldereta y Corralejo que, supuestamente, es para el primer trimestre del año 2019, ha puesto, otra vez, en primer plazo el futuro de la carretera de las dunas.

La normativa, también es cierto lo que dijo, es clara, el tráfico rodado por el litoral tiene que desaparecer a la entrada de servicio de la autovía y, bueno, todo esto ha hecho que se aviven los debates entre los que no quieren que se cierre la carretera, entre los que quieren que se cierre totalmente o entre los que quieren una medida intermedia.

Nosotros, desde Nueva Canarias, estamos dispuestos, y así lo hemos manifestado, a apoyar una situación, esa situación intermedia que en la que, garantizando la protección de las dunas, permita, bajo determinadas condiciones, condiciones que sí deben ser muy estrictas; no tener que cerrar totalmente y definitivamente además la carretera de las dunas.

Y esto que yo estoy diciendo no es nuevo, no es nuevo ni para la población canaria y mucho menos para el presidente del Cabildo de Fuerteventura. Nuestro grupo en aras a contribuir a alcanzar ese objetivo se le ha planteado al presidente insular que convoque una reunión con todos los grupos políticos para que de forma clara y de forma transparente se debata este asunto y se establezca pues una hoja de ruta que, insisto, con la máxima transparencia en el proceso permita llegar o llevar a buen puerto este fin y el que la carretera de las dunas no se cierre totalmente.

Pero, bueno, a día de hoy la realidad es que el presidente del cabildo ni siquiera ha contestado. Y, además, en lugar de buscar esa alternativa, ese consenso entre todos los grupos políticos y, además, en la ciudadanía, con los majoreros, lo que hace el pasado 10 de agosto, sin avisar, cierra la carretera y, además, casualmente, coincidiendo con el rodaje de la película.

Al parecer, como bien dijo la señora Águeda Montelongo, han dado tres versiones distintas, la última es la de la encuesta; pero la realidad, en cualquier caso es que ese cierre sin avisar ha tenido la contestación que ha tenido, ha habido las manifestaciones. Y sí, me gustaría que, desde Coalición Canaria, le trasladara al presidente del Cabildo de Fuerteventura que esto no es forma de hacer las cosas. Yo le reitero nuevamente que desde Nueva Canarias estamos dispuestos a trabajar conjuntamente con el Gobierno insular en pro de dar una solución razonablemente satisfactoria al problema o, por lo menos, que todo el mundo salga con el mismo nivel de satisfacción; pero ahora la pelota está en la cancha del presidente del cabildo majorero, esperemos que sepa jugar este partido adecuadamente.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora González.

Turno ahora para el Grupo Parlamentario Podemos, señora Arnaiz.

La señora ARNAIZ MARTÍNEZ: Gracias, presidenta.

Tenemos que decir, en primer lugar, que el cierre de la carretera de las dunas de Corralejo tal y como se ha hecho es una trampa, una trampa que busca la manipulación y el enfrentamiento horizontal entre la gente para conseguir que se sigan beneficiando los de siempre. Este es el viejo truco, no es nada nuevo. ¿Y cómo se consigue enfrentar a la gente cuando está de acuerdo en algo que no nos interesa?, pues como ha hecho el Cabildo de Fuerteventura este verano: cierro la carretera en pleno agosto para rodar una película -no nos olvidemos- pero digo que es para cumplir con la ley, ley que me quiero cargar, dicho sea de paso. Y esto lo hago sin prever lo que ya dice el PRUG, o sea, la ley, que es facilitar senderos, accesos para que la gente pueda pasar a las playas a pie, en bicicleta o, incluso, en vehículos que pueden ser autorizados y controlados; provoco atascos a la entrada de Corralejo, dejo a Parque Holandés sin enlace para que se cabreen -y con razón- y después digo que voy a hacer un estudio de cómo ha ido la cosa. A esto yo lo llamo utilizar la psicología inversa con la gente como si de niños de tres años se tratara. Toda una falta de respecto. Una manipulación en toda regla para enfrentar a la gente en lugar de solucionar un problema.

El Gobierno de Canarias tiene la última palabra en esto, porque es quien hace las declaraciones de impacto, y la que hizo es muy clara. No sabemos si pretenden modificarla o no, pero tengan en cuenta que estos informes deben hacerse en base a la protección medioambiental, al peligro real que tiene el parque, y no en base a criterios económicos que benefician a los grandes empresarios hoteleros y constructores. (Abandona su lugar en la Mesa la señora presidenta. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández).

Cuenten la verdad. El cierre de la carretera no tiene por qué suponer el cierre a las dunas. De hecho, para cumplir la ley, porque así lo dice ya y, además, se puede consultar y se puede leer, se debe garantizar el acceso a pie, en bicicleta e incluso rodado, como ya he dicho antes. Lo que están haciendo es echar a pelear a la gente que está de acuerdo en lo fundamental a base de contar medias verdades y que, al fin y al cabo, no son más que mentiras.

Está claro que esta carretera no es el mal mayor del parque, pero sí es la llave para frenar el futuro destrozo que le espera. Ustedes lo saben bien, el Cabildo de Fuerteventura lo sabe aún mejor, y por eso juegan al despiste y al engaño.

Los expertos nos dicen que en poco más de cien años, si no se toman medidas, esta zona perderá las dunas que tiene; y las medidas para frenar esto son muchas, pero, desde luego, la que se ha tomado este verano pretende todo lo contrario.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Arnaiz.

Turno del Grupo Socialista.

Grupo Socialista, señor Lavandera.

El señor ÁLVARO LAVANDERA: Perdón, señor presidente. Señorías, buenas tardes.

Señor consejero, lo primero que quiero es lamentar que el Gobierno de Canarias haya metido en un cajón la moción aprobada por el Pleno del Cabildo de Fuerteventura en el año 2017 relativo al cierre de la carretera, que hoy nos ocupa, porque solo así se entiende que su compañera de gobierno, que está sentada aquí, dijese, en marzo de este mismo año, en sede parlamentaria, a una pregunta de Podemos donde exigían el cierre de la carretera que no le constaba ninguna solicitud de ninguna institución, y exigía, en ese momento, Podemos el cierre de la carretera, aunque parece que también se apunta a jugar al despiste ahora.

Lo segundo que le quiero decir es que usted y el señor Clavijo han despreciado y olvidado a los habitantes de Parque Holandés y La Caleta -2000 personas- al no ejecutar el prometido enlace con la autovía -o semienlace, como lo quiera llamar-, y dejarlos sin comunicación directa con la zona norte de la isla, en la que trabaja gran parte de la población.

Desde luego, se está luciendo usted con la isla de Fuerteventura: primero un desastre medioambiental en el puerto de Gran Tarajal, después retrasa indebidamente la ejecución de las obras ya contratadas, y el resto, directamente las olvida, como es el caso del enlace.

Mire, a usted solo le puedo pedir que ejecute a la mayor urgencia el enlace previsto y prometido y que nos diga hoy un plazo para su ejecución, por eso, señor consejero, le quiero preguntar cuándo podría entrar en servicio, entre la autovía y Parque Holandés, dicho enlace, y también cuándo, cómo y quién tiene previsto el cierre definitivo. Usted ha dicho que está en una partida presupuestaria de la obra, entiendo que lo tiene que ejecutar, el cierre, la contrata. Si la contrata tiene que entregar la obra y la tiene que finalizar a 31 de diciembre, ¿me puede usted explicar cómo va a estar el enlace antes del 31 de diciembre?, ¿o se van a incumplir, una vez más, los plazos de la autovía con el norte de la isla?

También me gustaría decir que usted acaba de decir que la obra es la eliminación de la carretera: ¿cómo se puede pretender un uso distinto de una carretera que se elimina? Esa es una cuestión que la verdad es que queda en el aire, porque me gustaría saber cómo se puede usar algo que se elimina.

Cierre definitivo, señor consejero, ya le digo que no lo compartimos porque entendemos que debe buscarse una fórmula respetuosa entre el espacio natural y el acceso a las playas, con todas las limitaciones necesarias, pero con el acceso a las playas.

Miren, la política medioambiental del Cabildo de Fuerteventura, principalmente, es pasear a su presidente en coche eléctrico, pero desde luego el espacio natural lo han tenido totalmente abandonado y olvidado. En el año 2009 el Gobierno de Canarias modificó el PRUG para instalar dos chiringuitos en la playa, ahí sí hizo una modificación rápida, porque había algún interés privado, pero una infraestructura que es pública, que es un bien público, para cualquier ciudadano y ciudadana de Fuerteventura pueda ir a la playa, eso parece que es un problema para poder modificar una normativa medioambiental, un mandato medioambiental, o buscar medidas compensatorias.

Flexibilidad cuando interesa, y cuando no, olvido.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Álvaro.

Turno del Grupo Nacionalista, señora Calero.

(La señora Arnaiz Martínez solicita intervenir).

Un momento, señora Calero.

Señora Arnaiz, si le parece ¿le doy la palabra o me pide la palabra al final de las intervenciones?, ¿le parece? Gracias.

Señora Calero, cuando quiera.

La señora CALERO SAAVEDRA (Desde su escaño): Gracias, presidente. Buenas tardes.

Agradecer a los intervinientes su punto de vista, porque ya van quedando claras las posturas y, por supuesto, todas son respetables.

Podemos quiere sí o sí cerrar definitivamente la carretera. El Partido Socialista no. Nueva Canarias sí, pero no -no me quedó muy claro-. Y el PP lo que quiere es su show audiovisual para llenar el Facebook, quizás, y unirlo a los vídeos del verano de doña Águeda, que ya acumula más minutos de grabación que la propia Wonder Woman, y que con los años que lleva en el Parlamento y en el Gobierno de Canarias viene a reaccionar a estas alturas, aunque nunca es tarde, si la dicha es buena, pero justo ahora cuando el Cabildo de Fuerteventura hace un simulacro de cierre definitivo.

Lo primero que deberíamos hacer es salir de aquí y visitar y conocer la zona, y hablar con todos los vecinos afectados, con los usuarios de esas playas, con los que van a diario simplemente a darse un baño, a relajarse, y comprender que, para los que allí vivimos, no se trata de un museo, una cueva, a la que vas a visitar una vez al año, igual hasta encuentras cómodo subirte en una guagua, en un trencito, para llegar a ella. Es nuestro modo de vida, la costa y la playa; y me gustaría que imaginaran lo que supondría que, aquí, en Tenerife, quitaran o cerraran las carreteras de acceso al monte o al Teide, que vayan caminado hasta donde buenamente puedan llegar, o que solo pudiese subir en guagua o en un trencito a determinadas horas, o que a los vecinos de Vilaflor se les obligara, por ejemplo, a entrar por el norte -al Teide- y tuviesen que dar toda la vuelta para entrar y para volver.

Eso es lo que se plantea para las dunas. Pero en el caso de las dunas es aún peor, porque estamos creando un muro dentro de un mismo municipio, aislando los vecinos de la Caleta y del Parque Holandés, corriendo, de nuevo, el peligro de que se conviertan en guetos, como ya pasó una vez, y matando, definitivamente, los pocos negocios existentes en la zona, que casi no tienen actividad, y condenándolos al cierre definitivo.

Es un parque perfectamente conservado, y al que todos sabemos que lo que le afecta son las construcciones en la zona norte, y que nadie nunca ha prohibido ni ha querido prohibir, y no una carretera para el acceso y disfrute de la zona.

Y repito que seguramente al monte no vas todos los días, pero a la playa, en Fuerteventura, sí, si el tiempo lo permite. No tenemos mucho más, es nuestra forma de vida y nuestro motor económico. Y no crean que en La Oliva nos sobran playa, la costa norte es rocosa, la del oeste peligrosa y, además, tenemos, casi, estas playas, en exclusiva, de las dunas; y unas calas de arena en El Cotillo que, por cierto, este año han estado masificadas con las miles de personas que se trasladan allí por el cierre de la carretera de las dunas, y que estoy segura que medioambientalmente no van a aguantar esta presión durante mucho tiempo.

Y lo que sí es preocupante, en La Oliva, y una prioridad, es evitar, por ejemplo, el destroce irreversible que están provocando el nuevo tendido eléctrico, los parques eólicos, que se están colocando en cualquier tipo de suelo, incluso protegidos o de alto valor paisajístico, con informes desfavorables de las instituciones majoreras. O la sobrecarga que sí está sufriendo la isla de Lobos. Y ahí vuelvo a poner sobre la mesa el debate de la capacidad de carga turística y poblacional que, sin duda, tienen las islas y que es lo que tenemos abordar.

No podemos seguir creciendo a este ritmo y luego cerrar el territorio porque usándolo somos demasiados, porque, al final, terminamos prohibiendo vivir con normalidad a los que aquí vivimos; acabamos con nuestra idiosincrasia y nos veremos obligados a no poder salir de nuestras casas o a soportar una masificación a la que no estamos ni queremos estar acostumbrados.

Progreso sí, pero no para vivir peor. Queremos esas zonas naturales conservadas, con las normas que sean necesarias, pero libres.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Calero.

Turno del grupo proponente, del Grupo Popular, señora Montelongo.

La señora MONTELONGO GONZÁLEZ: Gracias, señor presidente. Señorías.

Si me permiten, se va a proyectar un vídeo que me gustaría que atendieran.

(La señora diputada hace uso de los medios audiovisuales).

(Pausa).

Muchísimas gracias.

He querido proyectar este vídeo porque quiero desde aquí felicitar a la plataforma ciudadana de vecinos que se han unido en torno al no al cierre de las dunas.

La base de la democracia son los ciudadanos, la decisión de los ciudadanos, y hoy lo he hecho por el desprecio que las instituciones de Fuerteventura, tanto el Ayuntamiento de La Oliva, como el Cabildo de Fuerteventura, han tenido con esta gente, a la que nadie les paga las camisetas, ni les paga las guaguas, ni les paga la música; gente que se ha unido voluntariamente para luchar por algo que cree. Y creo que, como mínimo, nosotros, los políticos, debemos de escucharles. Que sirva este, mi homenaje, para decirles que nosotros solo tiramos la toalla en la playa. Adelante, que lo vamos a conseguir.

Señor vicepresidente, muchísimas gracias por su respuesta. No me cabía ninguna duda, ninguna duda. Sé que no hay un Gobierno de Canarias tan descerebrado que tome una medida como la que tomó el Cabildo de Fuerteventura, en pleno verano, causando un daño tremendo a vecinos, a turistas y, lo que es más importante, un daño tremendo a la imagen turística de Fuerteventura.

Lo que algunas de sus compañeras, en este caso mi querida Nereida, llama "show audiovisual" se llama "instrumento libre de expresión": las redes sociales. Quizá por eso no les gusta, porque no hay ningún Gobierno autoritario que pueda decirnos lo que escribimos o lo que no escribimos ahí. Un medio de expresión y de comunicación libre, que no solo utilizamos los políticos, sino también los ciudadanos, donde nadie lo puede manipular.

Mire, señor vicepresidente. En todo lo que usted ha dicho le voy a hacer alguna matización, quizá histórica, a lo mejor por aquello de que conozco el tema de Fuerteventura creo que un poco mejor que usted. Corregirle una cosa. Mire, el PRUG, que se aprobó la modificación en el año 2003, fue fruto de la política del todo prohibido, que profesó y practicó durante muchos años en Fuerteventura, estas son las consecuencias de aquella política de don Mario Cabrera, hoy diputado de Coalición Canaria.

Lo aprobó, siendo presidente, una modificación del PRUG, porque el impacto medioambiental, que ahora quiero hablar de él, señor presidente, no era tan restrictivo como fue aquel PRUG que dijo: que se cierre para siempre la carretera de las dunas. De esa política, estas consecuencias.

Pero, permítame que haga un poco de historia, yo hasta le voy a invitar hoy a que nos tomemos un café juntos, y creo que podríamos resolver el problema de las carreteras del eje norte-sur en Fuerteventura. Mire, la carretera Caldereta-Corralejo, en la declaración de impacto medioambiental, yo le pido que usted vaya a los servicios de la viceconsejería de Medio Ambiente y lo pida. Yo no sé, creo que no lo ha hecho, porque ha dicho un par de imprecisiones. Yo lo hice, y por eso le invito a un café, que nos sentemos juntos y lo leamos. Mire, en esa declaración de impacto medioambiental... gracias a los técnicos del Cabildo de Fuerteventura. Porque cuando llegó a la Cotmac querían que no se hiciera el eje norte-sur del tramo Caldereta-Corralejo. Por supuesto, un enlace a Parque Holandés ni existía. Y en esa declaración de impacto medioambiental había cuatro razones para impedir que se hiciera esa carretera. Es tan bonito el debate que allí se suscitó que yo le invito, como le digo, juntos, a leerlo para que vea si no tengo razón.

Mire, había cuatro razones que alegaban los técnicos. Da la sensación -y ahora le cuento las razones-, y la tenemos en Fuerteventura, donde parece que, desde el centralismo -yo no sé de dónde, para dónde enfocarlo- no se quiere que Fuerteventura se desarrolle. No se quiere que Fuerteventura tenga futuro y eso nadie lo va a poder parar. En esa declaración de impacto ambiental, cuando la lea verá que había cuatro razones que se oponían al tramo Caldereta-Corralejo. Una de ellas era porque quitaba una línea de alta tensión, con un poste de alta tensión, donde, al parecer, anidaban tres guirres. Y entonces no querían quitarlo porque había tres guirres anidando allí. La segunda razón, porque en ese tramo, ustedes lo conocen, pues había un pastizal, para que pastara el ganado. ¿En Fuerteventura, pastizales? ¡En la vida, y menos en esa zona! Tercera razón, había una zona de grabados que, efectivamente, sí que era verdad, pero se podía hacer una medida correctora.

Y se tuvo que pelear, por parte de los técnicos, que no los políticos, que siempre ha faltado autoridad política al frente del cabildo, por los técnicos del cabildo se peleó hasta conseguir y demostrar que aquello era irreal, que aquello era una invención, exactamente igual que la invención del tramo aeropuerto-Pozo Negro. ¿Por qué no se ha hecho la declaración de impacto de aeropuerto-Pozo Negro, si el estudio de impacto ambiental está hecho?, ¿por qué nadie lo ha llevado a la declaración de impacto?, ¿por qué alguien dice que hay hubaras y nadie lo ha firmado?

Esas son las razones que nos llevan a pensar que, desde el Gobierno de Canarias, no se está trabajando para Fuerteventura, porque tampoco hay liderazgo al frente de la primera institución insular que se los exija.

Mire, luego es verdad que para conseguir hacer ese tramo, ese tramo de la Caldereta a Corralejo, tuvieron que aceptar como medida compensatoria, a ver qué, permítame la expresión, qué pinta un informe de un impacto medioambiental de un eje norte-sur poniendo como medida compensatoria que se cierre la carretera de las dunas.

Permítame decirle que, hoy, en la actualidad, con la ley en la mano, porque dice usted de cumplir la ley, mire, ¿y el PRUG de la isla de Lobos qué dice? Dice que solo pueden entrar 200 personas al día. ¿Sabe cuántas están entrando? 2000; lo digo por si lo van a cerrar también.

¿Qué dice el PRUG, para cumplir la ley? ¿Qué dice el PRUG del Parque Natural de Corralejo? Que tiene que haber un gerente, que tiene que haber un plan medioambiental de limpieza, que tiene que haber cuadrillas, ¿usted sabe si alguna vez, alguna vez, se ha limpiado el parque de las dunas de Corralejo? ¿Existen cuadrillas de limpieza en las dunas del parque de Corralejo? ¿Existe un gerente que gestione el parque de las dunas de Corralejo? ¿Dónde está la legalidad que ustedes quieren cumplir? ¿Y por qué empezamos a cumplir la legalidad por lo más restrictivo? ¿Por qué no empezamos a cumplir la legalidad poniendo los medios necesarios para conservar un patrimonio de la humanidad como son las dunas de Corralejo? Son preguntas que nos tenemos que hacer y que necesitamos las respuestas del Gobierno de Canarias. ¿Quién ha decidido que la carretera es lo más perjudicial para el parque y no las construcciones que se permitieron? Es que eso se tendrá que demostrar, pero les aseguro que esas y otras respuestas no las tenemos, como ha hecho el Cabildo de Fuerteventura, cerrando la carretera y diciendo que ahora va hacer una encuesta, que nos hemos enterado, que la va hacer una empresa que ustedes deben de conocer mucho porque suele hacer sondeos electorales.

Eso no es la solución que necesita el parque de las dunas. La carretera tiene que existir porque no podemos limitar a toda una población, a todos unos turistas, evitarle la joya que tenemos en la isla de Fuerteventura. Ahora bien, hagámoslo bien, empecemos por el principio, empecemos a ordenar ese parque: esa carretera que solo se abra con horario restringido, vale, vamos a verlo; con una velocidad máxima de 30, vamos a verlo, o acaso no existen ya las ciudades 30; acaso no existe ya la gestión de parques con carreteras, ¿es la única en el mundo mundial?, ¡sabemos que no, hombre!

Yo lo que estoy pidiendo desde esta tribuna es un poco de coherencia, lo que estoy pidiendo es la verdad para los ciudadanos. Mire, si usted cierra este parque para darle la posibilidad a una multinacional que vaya allí a grabar, por cierto, no han pagado ni un euro, cierran el parque de las dunas durante dos meses, evitando que turistas, turoperadores, familias, trabajadores que han perdido sus trabajos porque han tenido que buscar otro medio para dirigirse a sus trabajos, porque no pueden pasar por la zona a donde iban y, de repente, nos enteramos que esta multinacional no paga nada, ¿y ustedes hablaban de colonia?, no quiero volver a oírlo.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Un minuto más, señora Montelongo.

La señora MONTELONGO GONZÁLEZ: Es que, gracias, señor presidente, imagino la cara de satisfacción de esa multinacional diciendo: los isleños del cabildo nos han cerrado el parque y estamos haciendo aquí lo que queremos y no pagamos ni un duro. No hay tasas.

Y, con todos mis respetos, para terminar, quiero decirle a los diputados de Coalición Canaria cada vez se están pareciendo ustedes más al peronismo, defienden una cosa y la contraria, para la derecha, para la izquierda, siempre buscando el objetivo electoral. Quiero decirles que eso se va a terminar, tenemos que exigir que esta manera de gestionar, como si estuvieran de parranda, se tiene que acabar.

Por eso mis felicitaciones a los vecinos de Parque Holandés y La Caleta y a todos los de Fuerteventura, ánimo, primero fuimos diez, luego cien, luego quinientos, y seremos muchos más en defensa de nuestra isla, porque tiene que tener todo el mundo una cosa clara, lo que se haga en Fuerteventura será lo que digan los majoreros.

Nada más y muchísimas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Montelongo.

Para cerrar turno, el señor vicepresidente del Gobierno.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE OBRAS PÚBLICAS Y TRANSPORTES (Rodríguez Valido): Gracias, presidente.

Señora Montelongo, por iniciar esta segunda intervención con algo de humor, decirle que me sorprende mucho denominar que tiene falta de autoridad precisamente Mario Cabrera cuando era presidente del cabildo, que lo acusaron de todo lo contrario en muchas ocasiones, igual, falta de autoridad no creo que tuviera, no creo que tuviera (rumores en la sala). No, no, falta de autoridad

Bueno, voy a intentar dar contestación a todas las intervenciones de los distintos grupos parlamentarios, es verdad que muchos de ellos han hecho alusiones a cuestiones concretas que van a tener respuesta también de manera conjunta. Pero sí quiero dejar en evidencia varias cuestiones. En muchas ocasiones, y en muchas intervenciones, esto parece más un pleno del Cabildo de la isla de Fuerteventura que un pleno del Parlamento de Canarias, de hecho hemos estado cuestionando, han estado, yo no, pero sí han estado cuestionando algunas de sus señorías actuaciones del Cabildo Insular de Fuerteventura, legítimas, entiendo, dentro de sus competencias, y los motivos o las razones que han argumentado para hacer esas acciones. Honestamente, yo no puedo dar respuesta por el Cabildo de Fuerteventura, es decir, no puedo ni debo dar respuesta por las distintas acciones que ha llevado a cabo el Cabildo de la isla de Fuerteventura, insisto, desde sus competencias, desde sus legítimas competencias.

Es cierto, y lo vuelvo a repetir, que el Gobierno de Canarias no ha cerrado la FV-101, la vía de las dunas, durante el mes de verano, y es cierto que nosotros no hemos autorizado en ningún caso ni un estudio socioeconómico ni tampoco una producción cinematográfica, es decir, eso, desde luego, creo que no es objeto de control por parte del Gobierno de Canarias porque no es, insisto, competencia del Gobierno de Canarias.

Pero sí es cierto, y lo decía el portavoz del Grupo Mixto, desde la Agrupación Socialista Gomera, que hay una declaración de impacto ambiental, que está aprobada desde el año 2007, y que esa declaración de impacto ambiental que pasaré a leer porque antes me da que no leí bien, viene a, en uno de sus condicionantes habla de un cierre definitivo de la FV-101, antigua FV-1, actual carretera de las dunas. Eso es algo cierto, está publicado incluso en el boletín oficial, y es una declaración de impacto ambiental, insisto, aprobada por la Cotmac en el año 2007.

La portavoz de Nueva Canarias, la señora González, hacía una aportación, que prácticamente coincide no solo con la posición del que les habla sino incluso con la del propio cabildo y el propio Ayuntamiento de La Oliva, y es la situación intermedia, es decir: oye, busquemos una fórmula que permita que evidentemente no puede tener el uso actual la vía porque está dentro de un espacio, de un parque natural, pero que pueda permitir distintos uso que sean de alguna manera compensado con el máximo respeto medioambiental, y unos usos que sean respetuosos con ello. Bueno, pues eso es en lo que estamos trabajando, es verdad que, insisto, con las limitaciones que ya les he comentado.

Lo que está claro es que nosotros... una declaración de impacto ambiental, que se ha planteado, y decía la señora Arnaiz que queríamos cambiarla, se puede modificar. Una declaración de impacto ambiental es modificable, igual que un PRUG es modificable, pero evidentemente modificarlo no es una cuestión caprichosa, no es que de repente yo me levante por la mañana y diga: oye, pues voy a cambiar la declaración de impacto ambiental, cuando ya he ejecutado el noventa por ciento de la carretera y ahora los condicionantes que se habían impuesto a la obra los cambio por otros mucho más light. Evidentemente, para poder cambiar una declaración de impacto ambiental así como el propio PRUG lo que tiene que haber es un cambio de las condiciones medioambientales de la zona porque en este caso la hubara no está en la zona o dejado de estarlo o no existe peligro para la misma. Eso, evidentemente, habría que analizarlo, y nosotros entendemos que lo debe analizar quien va a gestionar finalmente ese parque, que es competencia del Cabildo Insular de Fuerteventura, con lo cual volvemos al debate insular de la isla de Fuerteventura y no, quizás, a un debate parlamentario. Bueno.

Con respecto al señor Lavandera, que siempre tiene grandes debates sobre la isla de Fuerteventura, quiero aclarar varias cuestiones:

Sobre el enlace de Parque Holandés, la pregunta es por qué no está en el proyecto inicial, que empieza a ejecutarse desde hace diez años, el enlace de Parque Holandés. Yo se lo respondo: no está porque la declaración de impacto impidió que se incorporara este enlace de Parque Holandés, que sí fue proyectado por los proyectistas de la obra; es decir, hubo voluntad de hacerlo pero precisamente la declaración de impacto ambiental consideraba que generaba una situación insostenible desde el punto de vista medioambiental y, como era lógico, para continuar con la ejecución de la obra en el eje norte-sur, en este tramo de autovía hasta Corralejo se optó por prescindir del enlace de Parque Holandés. ¿Qué hicimos nosotros?, bueno, la respuesta que se hizo del año 2015, desde junio del 2015 a diciembre del 2016, a lo mejor me lo responde usted mejor que yo, pero lo que hicimos, a partir de enero del 2017 fue, precisamente, buscar una alternativa al enlace que fue suprimido; y la alternativa al enlace que fue suprimido fue un semienlace, que es distinto al enlace original que estaba diseñado. Y ese semienlace, Medio Ambiente, la viceconsejería de Medio Ambiente, sí dio el visto bueno a que se pudiese ejecutar. Pero, evidentemente, y también creo que lo conoce perfectamente, el proyecto, la obra principal, que está en un estado del noventa por ciento de ejecución y que tiene la previsión de finalizar a finales de este año 2018, principios del año 2019, porque evidentemente queda la liquidación, así como otros elementos importantes de la obra, incluidos los condicionantes, como eso se..., la obra está muy avanzada, ya se han hecho los modificados necesarios, no cabe un modificado dentro de la obra complementaria para incorporar el semienlace de Parque Holandés.

Lo que hemos hecho es como si fuese una actuación nueva, una unidad de obra nueva, que vamos a licitar, que tiene -insisto- el visto bueno de Medio Ambiente, y que lo podremos hacer en el menor tiempo posible para tenerlo. Por lo tanto no es, desde el punto de vista práctico, no es objeto necesario terminar ese semienlace, desde el punto de vista legal quiero decir, para terminar la obra, pero nosotros entendemos que es parte de la obra, bueno, más allá de que no se haga.

Luego, creo que no me escuchó; yo solo le digo exactamente lo que pone el condicionante -si lo traje, sí-: contempla el condicionante el cierre de la carretera y la eliminación -la eliminación-, de las indicaciones y discos de la FV-1, ahora FV-101. Es decir, lo que contempla el condicionante es: cierre de la carretera y eliminar los discos, todos los elementos de tráfico que tiene actualmente la FV-101, en ningún caso eliminar la vía. Pero sí le digo otra cosa: el plan de uso y de gestión del parque, que es competencia del cabildo, sí dice que a esa vía había que eliminarla. Por lo tanto, no solo habría que modificar la declaración de impacto ambiental sino también el plan de uso y gestión del parque natural.

Por eso, insisto, máxima voluntad por parte del Gobierno de Canarias para que al final esta vía pueda tener un uso intermedio, que pueda tener un uso de carácter más limitativo, a menor velocidad, propio de una vía interior de un parque natural, que existe, efectivamente, señora Montelongo, existen vías interiores de parques naturales, pero sí es cierto que eso depende de que hayan cambiado las condiciones, es decir, que los condicionantes medioambientales se hayan modificado y que, por tanto, esto quede demostrado. Y este elemento no lo decidió ni el señor Cabrera ni el presidente actual el señor Morales ni tampoco Nereida Calero. Este elemento lo deciden al final los informes medioambientales que hacen técnicos y que nosotros, en todo caso, si ahora queremos darle un uso distinto, pues, tenemos que convencer, con argumentos científicos, a los técnicos para que no se vea comprometido el ecosistema medioambiental de un parque natural. Porque usted, por un lado, pone unas imágenes, maravillosas por cierto, de la isla de Fuerteventura y del Parque Natural de la dunas de Corralejo y dice que hay que conservarlas. Pero para poder conservarlas, precisamente, lo que hay que hacer es cuidarlas y tener unas normas dentro del parque, del uso y gestión de ese parque natural, que sean estrictas; las que sean. Yo no estoy diciendo que la carretera sea lo peor, yo lo que estoy diciendo que ese es un elemento que, hoy, los técnicos de medio ambiente han visto que puede comprometer precisamente la viabilidad de ese parque natural.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor vicepresidente.

Señora Arnaiz, dígame.

La señora ARNAIZ MARTÍNEZ (Desde su escaño): Quería, conforme al artículo 81, para rectificar hechos contradichos del señor Lavandera.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Tiene usted un minuto.

La señora ARNAIZ MARTÍNEZ (Desde su escaño): Gracias, presidente.

Pues, como hay mucha manipulación con este tema, yo no quiero que quede ninguna sombra de duda del posicionamiento de Podemos.

Entonces, le digo al señor Lavandera que cuando nosotros preguntamos por el cierre de la carretera de las dunas, preguntamos por el cumplimiento de la ley. Y la ley lo que dice es que, primero, hay que terminar los tramos que están sin terminar, que no se han hecho. Con lo cual no estamos de acuerdo con el cierre, así.

Y, segundo, el PRUG, que también es ley, el plan rector de uso y gestión, que también es ley, dice que se pueden habilitar senderos, tanto para ir a pie, como para ir en bicicleta, como para incluso ir con vehículos. Entonces, que quede bien claro que cuando nosotros solicitamos el cierre de la carretera no significa que solicitemos el cierre al paso a las dunas, ni siquiera tampoco que se privatice y haya que pagar para entrar.

Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Arnaiz.

Señor Álvaro.

El señor ÁLVARO LAVANDERA (Desde su escaño): Señora Arnaiz.

Yo la referencia que he hecho al Grupo Podemos es, y le recomiendo, le solicito, que visualice la videoteca de este Parlamento, el día 2 de marzo, en la Comisión de Medio Ambiente, una pregunta suya, que no estaba y que hizo su compañero Manuel Marrero, en la que urgía al Gobierno de Canarias al cierre de la carretera.

Y el PRUG no habla de mantener la carretera, ya lo ha dicho el señor vicepresidente, eliminar. Sí es verdad que habla de un vehículo lanzadera, que me gustaría saber qué tipo de vehículo, si va volando o si va sobre la arena. Pero es la eliminación de la carretera. Y ustedes en esa comisión urgieron al Gobierno de Canarias a la eliminación de la carretera. Y no se puede ahora estar con medias tintas. Si han cambiado de opinión, de verdad que me alegro, porque creo que podemos llegar todos a un consenso.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Álvaro.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-1938 Sobre Del Gobierno, sobre el cierre de la carretera FV-1 que atraviesa el Parque Natural de Corralejo.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico