Diario de Sesiones 129/2018, de fecha 12/9/2018 - Punto 1

9L/C-1267 COMPARECENCIA DEL SEÑOR CONSEJERO DE SANIDAD, SOBRE LAS CONSECUENCIAS Y EFECTOS EN NUESTRA SALUD DE LOS LLAMADOS E-SPORTS, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO.

La señora PRESIDENTA: Lo hacemos con la comparecencia 1267, a instancias del Grupo Parlamentario Socialista Canario, al consejero de Sanidad, sobre las consecuencias y efectos en nuestra salud de los llamados e-sports.

Defensa de la misma la señora Alemán.

La señora ALEMÁN OJEDA: Muchas gracias, señora presidenta. Buenos días, diputados, mermados en esta mañana, y diputadas.

En primer lugar, y por decimonona vez, quisiera dirigirme a la bancada nacionalista y aclarar para todos aquellos duros de mollera que el Partido Socialista no está en contra de los videojuegos; que muchos repiten como un mantra y con muy mala intención que nosotros estamos anclados en el pasado, que no creemos en la era digital, pues a todos esos decirles que están errando en el tiro, aunque asumimos el papel de sparring de aquí a final de legislatura. También le digo que somos quince y que también sabemos afilar el colmillo.

A todos esos que dicen resolver los problemas de los canarios, que la reforma electoral, por ejemplo, no está en las preocupaciones de nuestra ciudadanía, ya les digo yo que este tema tampoco estaba, pero gracias a las ocurrencias del presidente del Gobierno ahora sí que la comunidad educativa está más inquieta. Así que enhorabuena, porque ahora los e-sports sí son una preocupación para los canarios.

No estamos de acuerdo con los e-sports seleccionados por el Gobierno de Canarias para esa liga escolar, porque videojuegos y e-sports no son lo mismo; no son juegos deportivos digitales, son videojuegos que ofrecen espectáculo digital en torno al que se mueven millones de euros; no son videojuegos que enseñan robótica, que enseñen física, que doten de herramientas para resolver conflictos a los menores; en definitiva, no promueven la creatividad. Son videojuegos que solo fomentan el sedentarismo, la adicción y el negocio, porque se mueve muchísimo dinero. Esto significa que son juegos que se practican sentados durante muchas horas y sin hacer ejercicio físico alguno. Y esto, señor Baltar nos preocupa.

Queremos saber de dónde partimos. ¿La Consejería de Educación ha solicitado a la Consejería de Sanidad datos acerca de la salud de los menores en Canarias?, estoy segura de que sí, que la consejera conoce la realidad de los escolares en lo que a salud se refiere; que el proyecto que ha presentado en los colegios es un proyecto sopesado, consensuado y muy pensado, nótese la ironía.

¿Sabemos cuáles son los niveles de obesidad infantil en Canarias? ¿Conocemos los niveles de hipertensión en esa población? ¿Los niveles de población diabética, los niveles de diabetes juvenil, diabetes mellitus tipo 1 o tipo 2? ¿Sabían ustedes, señorías, que el incremento de la actividad física en la población española puede reducir el 10 % del gasto sanitario y lograr un ahorro anual de cinco mil millones de euros? Eso lo dice un estudio del Consejo Superior de Deportes. ¿Usted se imagina, señor Baltar, a cuánto nos tocaría? ¿A alguien se le escapa a estas alturas los beneficios de la actividad física y del deporte en nuestra sociedad? Pues parece que sí: a los que están blindados al sentido común. Ese mismo estudio al que hago referencia, que data del año 2016, denominado "Actividad física y prevalencia de patologías en la población española", pone de manifiesto la necesidad de seguir implementando políticas de fomento de la actividad física y el deporte entre la población, haciendo sobre todo hincapié en los más jóvenes.

Obra también en mi poder un extracto del primer macroestudio de escala global de la OMS sobre el sedentarismo publicado hace escasos meses: la OMS alerta de la caída de la actividad física en el siglo XXI; la OMS reconoce la adicción a los videojuegos como enfermedad. El informe concluye -y no nos sorprende- con la siguiente afirmación: deben desarrollarse políticas para fomentar la actividad física.

La Asociación de Pediatría de Atención Primaria de Canarias considera este proyecto totalmente inapropiado y desesperanzador. La Sociedad Canaria de Pediatría afirma que los videojuegos de competición pueden ser bastante adictivos y fomentar su uso facilita el sedentarismo, una de las causas de la obesidad, y en las islas un cuarenta por ciento de niños y niñas tiene sobrepeso.

El director general de Salud Pública del Gobierno de Canarias, en la presentación de una campaña denominada Desenrédate, que lo que pretende es prevenir el riesgo de adicción a las nuevas tecnologías, incluido el uso creciente de las apuestas en línea, el sexting o el ciberbullying, pues, ese director, ese, el del Gobierno de Canarias, dice que si el videojuego no exige una movilidad ni una actividad física del usuario y produce adicciones o le roba el tiempo para otras actividades, tenemos un problema.

Señor Baltar, ¿no cree usted que los facultativos del Servicio Canario de Salud, y en última instancia este servicio...?

La señora PRESIDENTA: Un minuto más, señora Alemán.

La señora ALEMÁN OJEDA: ¿... son los que deben dar la entrada de los e-sports en los hospitales?

Porque en el mes de julio, el coordinador de proyecto e-sports en Canarias, promovido por el Gobierno de Canarias, tanteaba asociaciones de familiares de niños hospitalizados con distintas patologías para conocer su predisposición a crear en los hospitales y, en concreto, en las áreas de hospitalización infantil, espacios para videojuegos y competiciones.

Por último, señor Baltar, ¿cuál es el futuro que Coalición Canaria quiere para nuestros jóvenes?

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Alemán.

Turno ahora para el Gobierno, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Buenos días. Muchas gracias, señora presidenta. Buenos días, señorías. Buenos días, señora Alemán. Encantado de saludarle.

La verdad es que le veo tan enterada que desconozco por qué me cita usted aquí, porque veo que se ha estudiado usted los trabajos pero, si le parece, entraremos en detalle, a continuación, de lo que hace la Consejería de Sanidad.

Sí conocemos los resultados de salud y, siguiendo un compromiso que esta consejería tiene con esta Cámara, en las próximas semanas les haremos llegar los resultados. Usted me preguntaba: conoce los índice de, conoce el índice de... Pues sí, por primera vez se va a hacer de forma publicada una evaluación de los resultados del plan de salud que esta Cámara aprobó para el 2016 y 2017, y traeremos las líneas de puesta en marcha inmediata del nuevo plan de salud para el año 2018, que es en donde se recoge todo esto.

Usted ha citado, y permítame que lo recoja porque es la entrada en los hospitales de los e-sports; desde luego, desconozco los contactos que se han podido mantener con alguna asociación de pacientes, suelen ser habituales por parte de empresas promotoras que les facilitan diversas cuestiones, no solo esto -cuestiones de decoración, cuestiones para los niños, juegos, libros-, entonces, desconozco ese tipo de contacto. Sí se dijo aquí, porque lo dijo en su día el diputado de Nueva Canarias, que parece ser que se había publicado este contacto, pero, créame, la consejería a día de hoy no tenemos absolutamente ningún conocimiento al respecto.

Y, para comenzar, si usted me permite, me gustaría ir... Usted me hace una pregunta tremenda, ¿cuál es el futuro que Coalición Canaria espera para sus jóvenes? Yo entiendo que el mejor, como todos los diputados de esta sala, que trabajan, evidentemente, por tener la mejor de las juventudes para tener así el mejor de los futuros en Canarias.

Pero permítame que para abordar lo que usted me planteaba, que es realmente consecuencias y efectos en la salud. Empecemos de lo general a lo particular, porque en la Consejería de Sanidad nunca se trabaja en concreto con el tema e-sports, ¿no? Hay una realidad, y es que las tecnologías de la información y la comunicación están ahí y llegan, y esto no son solo videojuegos... Pero esto evidentemente se ha incorporado a todas nuestras vidas de una forma absolutamente imprescindible -imprescindible a nivel laboral, imprescindible a nivel de nuestra vida cotidiana-, y no olvidemos los terribles miedos y críticas que esto generó en su origen; los que tenemos una cierta edad lo sabemos, habiendo tenido incluso gravísimos problemas en el ámbito laboral.

Entonces, por las características de todo este entorno del que hablamos -digitalización, instantaneidad, penetración, carácter innovador- es completamente renovado y nuevo; interconexión e interactividad, las TIC y, en este caso, lo que nos afecta, se han extendido rápidamente a todos los ámbitos de nuestra sociedad -el ámbito económico, el social, el sanitario, el educativo, la investigación, el ocio y el deporte-.

Pero, mire, nos aportan muchísimas ventajas, al menos en nuestro entorno -y luego, si quiere, entramos en aspectos concretos de que en el ámbito de la telemedicina y en el ámbito de los tratamientos en determinadas patologías aporta, y, si le parece, lo veremos al final-, puesto que nos permiten, nos dan la posibilidad de interaccionar superando cualquier barrera geográfica primero, nos da un acceso inmediato a la información -algo vital para nuestros profesionales- y nos da el conocimiento o el desarrollo de nuevas habilidades y destrezas -que es un aspecto fundamental en el que ahora mismo trabajan nuestros profesionales sanitarios-.

En este contexto, además, pues, evidentemente, si hablamos de juventud, hablamos ya de smartphone, hablamos de teléfonos inteligentes y de personas que han nacido asociadas a estas tecnologías.

Pero para centrarnos específicamente, mire, nosotros -y yo he recabado de Salud Pública, evidentemente-, respecto de los videojuegos, de lo que el avance tecnológico en términos de videojuegos, en este caso, de los juegos electrónicos y los e-sports, podían tener como ventajas, inconvenientes.

Y, para posicionarlo, en primer lugar tenemos que hablar del ámbito, de cuánto estamos hablando; y, mire, cuando uno habla de que en tres años -y voy aquí a utilizar fuentes siempre de AEVI-, que en tres años 2 millones de españolas han comenzado a jugar a videojuegos -en tres años-, sumando así, año 2017 -y estos son datos que utilizan nuestros técnicos en los programas los que citó, Desenrédate-, a 15,8 millones de personas; si el 76 % de todos estos lo usa todas las semanas -como media seis con seis horas durante los días laborables-, pues estamos hablando de algo muy importante. Si a eso añadimos que entre el año 2014 y el 2017 se ha crecido prácticamente una hora de uso a la semana, pues, créame, para nosotros... nosotros intentamos ver esta realidad, tenemos que convertirla, primero -por supuesto con todos los planes, que luego explicaremos, en una vía de prevención-, pero tenemos que convertirla en una oportunidad. Y, en ese sentido, no solo pensamos en los juegos basados en disciplinas deportivas tradicionales -como el fútbol, el baloncesto, etcétera- sino que también tenemos que pensar en los juegos basados en estrategia, en planificación, en logística y lucha, entre otros, porque en ellos tenemos nuestras oportunidades y nuestras amenazas.

Para centrarnos: beneficios e inconvenientes. Respecto de las ventajas, evidentemente, yo creo que hay algunas que nadie ha discutido, porque usted mismo las llegó a citar aquí, pero sí hay una reflexión que quiero hacerle: cuando uno intenta recoger la literatura científica, existe a día de hoy todavía poca experimentación, a pesar de que los primeros trabajos datan del año 2003-2004, y, por encima, en muchos de ellos falta una validación ecológica; es difícil trasladar el resultado del trabajo a la vida real todavía, decir que esto que concluye el trabajo realmente va a pasar en la vida real.

Pero, mire, hay resultados parece ser que incontrovertibles, fundamentalmente de Green, de Bavelier, de Gee, de Hubert-Wallander, en que se aportan beneficios relacionados con la capacidad de atención, habilidades visuespaciales y de navegación, funciones cognitivas de pensamiento, análisis rápido, razonamiento memoria y concentración, reducción de los tiempos de reacción, aumento de la coordinación mano-ojo -nosotros lo utilizamos muchísimo en ámbitos, lógicamente, de fisioterapia rehabilitación-, habilidades motoras finas y el razonamiento espacial, y los papeles activos de jugador. Por supuesto que tienen inconvenientes, y si no no existiría el programa Desenrédate, Deserendados y Desenredatres.

Se cree que, aunque con mayor propensión... que hay una mayor propensión a sentimientos y comportamientos agresivos, aunque esto en los últimos trabajos se está desmontando y se está empezando a decir que, convenientemente vigilados, no solamente no es así sino que comporta lo contrario. Existe un evidente riesgo de sedentarismo, obesidad, existen riesgos asociados a los trastornos postulares, perdón, posturales, musculares y esqueléticos, y, efectivamente, como todos han citado aquí ayer y en diversas ocasiones, la OMS -el 18 de junio pasado- incorporó a la clasificación o avanzó que la clasificación internacional de enfermedades, el CIE-11, que entrará en vigor en enero del año 2022, incluirá unos trastornos de adicción de comportamiento asociados a esta cuestión.

Es por eso que si queremos seguir textualmente lo que la OMS dice en el articulado publicado ese mismo año, dice: para diagnosticar la existencia de este trastorno -y lo digo porque esto es tremendamente importante para lo que hoy debaten ustedes aquí-, el comportamiento del paciente ha de ser lo suficientemente severo como para producir una disfunción significativa en las relaciones personales, familiares, sociales, en la escuela, en el trabajo u otras áreas de la vida, y normalmente debe haber evidencias de ese comportamiento durante, al menos, los últimos doce meses.

Dice, asimismo, que los últimos estudios sugieren que el trastorno por videojuego afecta solo a una pequeña proporción de las personas que juegan; que, en cualquier caso, las personas que jueguen deben estar alerta sobre la cantidad de tiempo que pasan jugando y, especialmente, cuando supone una merma del tiempo que se dedica a otras actividades diarias, así como cambios en su salud física, cómo no estar todos pendientes...

La señora PRESIDENTA: Un minuto más, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): (Ininteligible) porque si, al margen de que luego podamos entrar específicamente en el programa Desenrédate -que usted lo conoce-, es especialmente importante ver que en el ámbito sanitario ya tenemos pacientes ahora mismo, pacientes que proceden del ámbito de atención primaria, del ámbito de... como bien indica la OMS, proporcionalmente a los índice de utilización de este tipo de tecnologías, minoritarios; le doy el número exacto: en el último año, 10 pacientes de más de cinco mil que son tratados en las unidades de comportamiento del ámbito de la salud mental en nuestra comunidad autónoma.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Turno ahora para los... fijación de posición por parte de los grupos. Comenzamos, como siempre, Grupo Mixto, señor Ramos Chinea, tres minutos.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señora presidenta. Buenos días, señorías. Buenos días, señor consejero. Agradecer la presencia también del señor consejero de Turismo, Cultura y Deportes.

La era digital ya está aquí, eso es obvio, ha venido para quedarse, y, pues, desgraciadamente, tiene sus pros y también sus contras. Esto no podemos obviarlo. Pero creo que es importante hacer una reflexión antes de empezar y es la diferencia entre videojuegos y e-sports: la diferencia básica es que los e-sports son una competición organizada o juego online multijugador en el que se necesita una organización de equipo. Y, ciñéndome estrictamente a esta comparecencia, que es las consecuencias y efectos en nuestra salud de los llamados e-sports, pues, realmente me he fijado que tiene varias similitudes con los deportes físicos; no estoy diciendo con esto que tenga que ser considerado un deporte los e-sports, pero guarda ciertas relaciones.

Por ejemplo, en el tema de las lesiones: existen lesiones como epicondilitis, el famoso tenis... codo de tenista, perdón; tendinitis, síndrome de De Quervain, epondilosis cervical, bursitis, etcétera. Pero es que, además, guarda otra relación con los deportes, y es un tema también que afecta a la sanidad y es muy importante, que es el dopaje. Hay jugadores que se dedican profesionalmente a los e-sports y usan sustancias, fármacos, pues, para aumentar esa concentración y tener esas ventajas que le ayuden a tener los mejores resultados posibles.

Creo que esto está muy ligado a la sanidad por esa dependencia que pueden crear estos fármacos hacia las personas. Esto lo relacionamos también con las adicciones que, como muy bien dijo la señora Alemán, están recogidas por la OMS, pero también debemos decir que no todos los videojuegos, todos deben estar... o sea, todos son... o crean esas adicciones. Incluso hay estudios de la Universidad de Ginebra, durante quince años, evidenciando que los usuarios de los videojuegos suelen mostrar mayores destrezas en algunos ámbitos como la coordinación, la toma de decisiones e, incluso, aumento de las capacidades cognitivas.

El problema viene también, pues, aquellos videojuegos que provoquen dependencia serán realmente los problemáticos y, por tanto, lo que hay que hacer es tener un control que determine si pueden tener estos efectos, por tanto, hay que vigilar, hay que controlar y diferenciar, y, por supuesto, hacer campaña de prevención para un consumo responsable.

Señor consejero, el tercer plan sobre drogodependencias de Canarias apenas aborda el tema. El nuevo plan sobre adicciones del Estado sí lo aborda, concretando el grave problema que están originando...

La señora PRESIDENTA: Se acabó su tiempo, señor Ramos Chinea.

Turno ahora para el Grupo Parlamentario Nueva Canarias, señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: Buenos días, señorías. Buenos días, señor Baltar.

Sinceramente, yo he sentido hoy un poco de vergüenza ajena, y lo digo por el profundo respeto que usted me merece, tanto profesionalmente e incluso en muchos momentos en su labor como consejero de Sanidad. Y no lo digo por usted específicamente sino por lo que está haciendo el capricho del señor presidente arrastrando una parte importante de su Gobierno a dedicar tanto tiempo, tanta energía, hasta el punto de que el consejero de Sanidad venga aquí a intentar justificar algunas cuestiones.

Me resulta realmente preocupante, señor Baltar, porque además es cierto, no confundamos: una cosa es videojuegos, otra cosa es gamificación, que se utiliza como estrategia para educar en el ámbito educativo adaptando elementos de un videojuego, y otra es la competición de videojuegos, que es de lo que estamos hablando aquí. En el día de ayer llegamos a descubrir que, probablemente, si uno se dedica a competir con videojuegos electrónicos puede llegar a ser un magnífico cirujano.

No confundamos, no establezcamos patrones que confundan a la sociedad. Realmente relevante y preocupante, uno de los aspectos más preocupantes, y al que presté especial atención después de la convocatoria de esta comparecencia específica sobre los videojuegos competitivos y su incidencia en el ámbito de salud. El proyecto de la Consejería de Educación... por cierto, la mayoría de los datos que usted comenta están precisamente incluidos ahí, ¿sabe por qué? Porque la mayoría de los datos que están en el proyecto de la Consejería de Educación ha habido alguien que ha ido compilando un montón de información, que se la ha ido pasando a alguien que tiene intereses absolutamente legítimos, pero intereses económicos en este tema. Pues la parte de salud y videojuegos de ese proyecto de la Consejería de Educación de casi dos páginas se dedica a desmontar, a minimizar y a suavizar lo que la Organización Mundial de la Salud establece como trastorno mental, la adicción a los videojuegos. Ni un solo aspecto ni una sola mención positiva en el ámbito de la salud en el proyecto de la Consejería de Educación planteando los efectos positivos, ni una sola, solo desmontando durante dos páginas completas lo que la Organización Mundial de la Salud estableció; curiosamente sale a la luz pública el mismo día que la Consejería de Educación emite, mediante correo electrónico, la convocatoria de esta competición, por cierto, la única competición que la Consejería de Educación ha puesto en marcha.

Si hablamos de salud, evidentemente hay aspectos positivos en la práctica de un videojuego, empiezan a disminuir en la medida en que pasamos del videojuego aislado al videojuego socializado que son los e-sports, y empiezan a disminuir porque a partir de ahí los niveles de adicción incrementan, va hacia todos los estudios que se han planteando -cierto, todavía no hay mucha información científica sobre este tema-, pero los que aparecen en la medida en que pasamos de videojuego a videojuego competitivo, el nivel de adicción se incrementa. Y, a partir de ahí, peor salud, peor sueño, peores hábitos saludables e, incluso, aparición de otro tipo de dolencias y enfermedades.

Por tanto, señor Baltar, no estamos hablando de un videojuego, no estamos hablando de que las nuevas tecnologías son capaces de introducirse en cualquier rama y, por supuesto, en el ámbito sanitario; estamos hablando de los videojuegos competitivos, y estamos hablando de los videojuegos competitivos introducidos en el ámbito educativo por la Consejería de Educación, esa es la polémica, porque ni siquiera yo critico el videojuego competitivo, no me gusta, hay una serie de elementos que a mí no me gustan de él, pero no lo critico ni satanizo porque es verdad que hay una realidad ahí.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Campos.

Turno ahora para el Grupo Parlamentario Podemos, señor Déniz.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: Señora presidenta. Señorías.

Lo que me faltaba a mí por oír ahora es la nueva estrategia de Coalición Canaria de venir a hablar de nuevas tecnologías cuando estamos hablando de videojuegos. Eso no se lo permitimos, porque tenemos ya una edad y sabemos de la importancia de las nuevas tecnologías y, por favor, sabemos, además, que este es un nuevo padecimiento de nuestros tiempos y sabemos que además los organismos públicos lo que tienen que hacer es reducir los factores de riesgo y ustedes los están aumentando y esa es la irresponsabilidad de ustedes. Porque, vamos a ver, una institución pública no puede aplicar ninguna política si hay el más mínimo indicio de que es perjudicial para la población, y aquí tenemos muchos indicios, montones, ¿cómo me puede usted decir que tiene efectos positivos en el sentido de que genera mayor atención de los ciudadanos y algo psicomotricidad o habilidades? Mire, por favor, yo no he tocado un videojuego en mi vida, he sido deportista y tengo una psicomotricidad impresionante, impresionante y jamás he jugado a nada de eso, ¿qué me está usted diciendo a mí ahora de que genera habilidades?, además, es falso y se lo digo ahora como docente. El uso compulsivo de las tecnologías, tanto videojuegos o como las telefonías móviles, socavan, es un depredador, como dice mi compañero de facultad, de la atención de los estudiantes.

Es que, además, como acaba de señalar el señor Campos, pierden sueño, horas y horas, y si lo dejan. Es que, además, les voy a decir una cosa, es que tengo tantas cosas que decirles... la mayoría de los objetivos que se consiguen con los videojuegos competitivos, que es de lo que se trata, están diseñados como mecanismos de condicionamiento que generan, además, una adicción y aumentan la frecuencia del uso de esos videojuegos y están diseñados como tal, ¿o usted se cree que la gente que sale de la Facultad de Psicología no está trabajando en esas cosas? Trabajan para cómo conseguir que la gente no se despegue. Y eso es una adicción y eso es un padecimiento, y la responsabilidad de usted con todos los estudios que tiene es asesorar a la Consejería de Educación para que reniegue de esa actividad. Es que eso es lo que ustedes tendrían que haber hecho.

¿Entonces, por qué ustedes tienen el programa Desenreda, eh? ¿Porque se le ocurrió a alguien porque no tenía otra cosa mejor qué hacer?, no. Porque hay un problema serio. Qué familia, porque dice la consejera que hay familias que le han dicho que quieren que sus niños..., venga, tráigame aquí a esas familias, yo no conozco a ninguna, ¿eh? Y estoy muy relacionado; tráigame a una familia sola, una que diga que mis hijos quiero que jueguen a los videojuegos, que se levanten los sábados y los domingos a las tres de la tarde, que se produzcan conductas de aislamiento, de incomunicación social, situaciones de violencia. Mire usted lo que está pasando en Estados Unidos, hay estudios que están asociando episodios violentos relacionados con adicción a los videojuegos, episodios de disparos y demás, es que esa es la evidencia. Y ustedes lo que tienen que hacer es limitar, reducir los factores de riesgo y lo que están haciendo es todo lo contrario. Además, no están oyendo a los profesionales; les invito a que ustedes se relacionen con la Plataforma Pasea, para que vean los profesionales que tenemos, lo que están diciendo.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Déniz.

Turno ahora el Grupo Popular, señor Gómez.

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ: Muchas gracias, presidenta.

Señor Baltar, la verdad es que lo he visto más convencido que en otras ocasiones defendiendo algunos argumentos muy peregrinos, y en este la verdad que no lo he visto nada convencido.

Mire, antes de nada me gustaría saber qué opinión le merece a usted la posición del Gobierno, porque entiendo que usted no puede estar con el Gobierno en esta ocasión. De verdad, a veces cuando debatimos según qué temas me da la impresión de que ustedes lanzas cortinas de humo para no hablar de lo realmente interesante e importante para los ciudadanos; y esto considero que es una cortina de humo y ustedes la van a mantener porque les viene bien y les conviene ahora.

A mí me gustaría saber qué cara pusieron los técnicos de la Dirección General de Salud Pública cuando usted los reunió para pedirles un argumentario para defender esta posición. ¡Se habrán quedado locos con el tema!

Mire, el programa Desenreda hay que aplicárselo al Gobierno porque está enredado, está muy enredado con este tema.

Ustedes mismos, a través de una guía de abordaje para luchar contra la obesidad infantil, en las guías estas citan recomendaciones para la prevención de la obesidad infantil, y, entre ellas, dicen: "reducir las horas de exposición a la TV, a las videoconsolas u ordenadores en la población infantil y adolescente"; en menores de dos años evitar la televisión como ocio y limitar también el ocio sedentario a menos de dos horas. Recomendaciones en el ámbito escolar, guía del Gobierno de Canarias: entre otras, revisar las características de los menús, entre otras cosas, "promoción de actividad, ejercicio físico y deporte: el caminar como medio de desplazamiento entre el hogar y el colegio, disminuir horas de TV y/o actividades de ocio sedentario, fomentar el aumento de actividades, ejercicio físico y deporte". Esto lo han escrito ustedes. ¿Qué han hecho ustedes con esta estrategia?, ¿la han tirado a la basura?, ¿la han dado por perdida?

Mire, la Comunidad Autónoma de Canarias tiene los mayores índices de obesidad infantil de toda España, tiene los peores índices de diabetes infantil de toda España; estamos fabricando una generación de enfermos crónicos, hipertensos, enfermos con alto riesgo cardiovascular y altamente demandantes del sistema sanitario que harán peligrar nuestro sistema de salud.

A nosotros, al igual que a los padres, a los padres de toda esta comunidad autónoma, nos preocupa mucho este tema, y nosotros le vamos a dar una solución: usted en el próximo Consejo de Gobierno llegará y yo humildemente lo que haría es decirle a la consejera de Educación que esos 200 000 euros que tienen dedicados a los e-sports los dediquen a la lucha contra la diabetes infantil, a la lucha contra la obesidad infantil. Todos. Usted tiene una opción: ponerse del lado de los padres, de los técnicos, de los pediatras, de los colegios de médicos, de las instituciones universitarias que han hecho estudios abordando este problema, o ponerse del lado de la sinrazón de este Gobierno. Espero que tome la decisión oportuna y apropiada.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Gómez.

Turno ahora del Grupo Nacionalista, señor Pitti.

El señor PITTI GONZÁLEZ: Gracias, señora presidenta.

Salud para todos, señorías.

Entre sus deducciones, refutadas parcialmente por la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, la OMS reconoce que el trastorno del videojuego afecta solo a una pequeña proporción de las personas que juegan, y que, en cualquier caso, estas deben estar alerta sobre el tiempo que invierten en ello.

Miren por dónde, señorías, la deducción de la OMS no solo legitima, fundamenta la pertinencia del proyecto de la Consejería de Educación que defiende el uso adecuado, el uso responsable de los videojuegos, y está en absoluta sintonía con la acción del Gobierno en materia de sanidad y con los fines del programa Desenrédate, que se desarrolla desde 2016, y favorece un uso responsable de las nuevas tecnologías.

Vladimir Poznyak, integrante del Departamento de Salud Mental de la OMS, insiste en la importancia de reconocer el juego patológico como un problema de salud mental, y agrega que la mayoría de los jugadores no tiene este problema de la misma forma que la mayoría de las personas que consumen alcohol no lo hace de forma patológica; el límite, señorías, es el exceso, es el abuso, al que nuestra Administración, responsablemente, quiere poner freno.

Es insostenible la teoría de que la práctica de los e-sports produce obesidad. Los deportes y las actividades mentales no sobrealimentan; el ajedrez, el dominó, el tiro con arco tridimensional, no incorporan calorías; las funciones intelectuales -y es el caso- no ensanchan, señorías; la lectura de un libro o la lectura de una enciclopedia no engorda. Y antes. al contrario, como ha argumentado recientemente José Guirao, ministro de Cultura y Deporte del Gobierno de España, gobierno socialista, "el videojuego es cultura" y disfruta de mucha salud.

Y, en cuanto de apoyo terapéutico, el videojuego es, señorías, la nueva creación, la nueva realidad...

(Rumores en la sala).

La señora PRESIDENTA: Señor Pitti, discul... Señor Pitti, señor Pitti, le tengo parado el tiempo. Señor Pitti, le tengo parado el...

Cuando ustedes quieran, señorías, continuamos.

¡Silencio, por favor!

Continúe, señor Pitti.

El señor PITTI GONZÁLEZ: Les decía, señorías, que en cuanto a herramienta de apoyo terapéutico, el videojuego es la nueva creación, la nueva realidad, el nuevo cosmos, un nuevo mundo que, como ha añadido el propio Guirao, disfruta precisamente de mucha salud.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Pitti.

Turno ahora para el grupo proponente, el Grupo Socialista, señora Alemán.

La señora ALEMÁN OJEDA: Muchas gracias, señora presidenta.

Señor Pitti, nada que comentar.

La era digital ya estaba aquí, no la había traído Coalición Canaria. Yo he sido gamer toda la vida y no lo sabía. Yo he sufrido adicción y lo sé ahora. Yo he tenido lesiones, he tenido codo de tenista y no he cogido una raqueta en mi vida, fue jugando al Angry Birds; he tenido un trastorno jugando al Tetris; he sufrido náuseas jugando al Spyro; he pasado miedo jugando al Tomb Raider; he abandonado la lectura por culpa del Candy Crush; y todo esto me sucedía hace diez años escasos, siendo una persona formada y centrada. Juegos a priori indefensos e inocuos. La liga de e-sports incluye juegos mucho más agresivos, juegos dirigidos a menores en plena construcción.

Aquí se ha hecho referencia a muchos estudios y nosotros caminamos en dirección contraria. Y en ese afán de corporativismo que ya nos tienen acostumbrados algunos presidentes de instituciones de Coalición Canaria, en ese afán de corporativismo, Gobierno de Canarias, Cabildo de Tenerife, hago la distinción, hablo del expresidente, porque tengo la percepción personal de que el Gobierno cada vez se lo pone más difícil al Grupo Parlamentario Nacionalista para apoyar según qué ocurrencia. Como iba diciendo, en ese afán de corporativismo nos metemos en el siguiente bucle: el Cabildo de Tenerife gasta en un día el doble de -en e-sports-, que en un año entero para el deporte base. El gasto por dos citas de la liga de videojuegos profesional y patrocinio de dos clubs roza el millón de euros, por los 535 000 euros que se invierten en el deporte de cantera. Esa es la apuesta de las instituciones por la actividad física en Canarias. Esa es la política deportiva de Coalición Canaria: invertir tiempo, energía y recursos en los e-sports.

Hablando del estudio de la OMS, este estudio también muestra que la prevalencia de algunas de las enfermedades crónicas más comunes -hipertensión, hipercolesterolemia, diabetes, depresión, ansiedad- se incrementa notablemente en la población inactiva, y llega a cuadriplicarse si lo comparamos con las personas que realizan actividad física o cualquier deporte.

Señor Baltar, no me hable de tecnologías, estamos hablando de e-sports. Me dice que hay estudios con conclusiones que no tienen por qué suceder en la vida, pero entonces los estudios de la consejería que avalan los e-sports tampoco me los voy a creer, porque hablan de bondades y no nos lo vamos a creer.

Pero vamos a dejar de hablar de estudios, hablemos de la realidad, dejemos a un lado los estudios. En Corea del Sur, la venta de pañales para adultos es líder en ventas en AliExpress y Amazon; League of Legends -juego incluido en la liga de los e-sports- se juega en línea con gente de todo el mundo; si te levantas, pierdes: háztelo encima. Eso entre muchas cosas, que tampoco quiero estirar esta comparecencia, porque, además, después viene una comparecencia en la misma línea.

Pero sí me gustaría que se diesen cuenta de lo siguiente: somos cuatro, cinco grupos parlamentarios los que no percibimos los e-sports como deporte, los que no asumimos la liga de los e-sports en los colegios. Juegos para, de 12 a 18 años, a 17 años; juegos que están dirigidos a mayores de 13, mayores de 14 años; ¿qué hacemos con los niños de 12 y de 13?, ¿los dejamos fuera? ¿Cuáles han sido los criterios? Un sinfín de cuestiones que seguramente abordaremos en la siguiente comparecencia.

Pero no es que nosotros por sistema veamos que lo que hace el Gobierno no está bien, es que estamos en la realidad, estamos con la población, escuchamos lo que sucede. Se han creado varias plataformas al respecto. ¿Ese poder lo tienen los cuatro grupos, cinco, de la oposición? ¿De verdad creen que es así? Si fuera así, no estarían ustedes gobernando -si tuviésemos esa capacidad de influencia en la población-.

Yo creo que todavía estamos a tiempo de darle una pensada.

Entiendo la desesperación, entiendo que se nos cae el chiringuito, pero intentemos, por una vez, pensar en los canarios y en las canarias.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Alemán.

Turno ahora para cerrar esta comparecencia del Gobierno, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Gracias, señora presidenta. Buenos días, señorías. Muchas gracias.

Les recuerdo que mi formación estadística me lleva a reflexionar en alto que no siempre la mayoría tiene la razón, aunque sea el mejor sistema que conocemos para estar todos hoy aquí.

Yo, por ir matizando algunas de las cuestiones que se dijeron. Señora Alemán, doña Nayra, vamos a ver, yo, a mí se me citó aquí para hablar, fundamentalmente, de qué se hacía en el ámbito sanitario, y en el ámbito sanitario nosotros no tenemos estudios, no hemos hecho estudios, no dije antes que hubiésemos hecho estudios, sino le di el número de registros de pacientes que en ese año se registraron con esa adicción.

Nosotros lo que tenemos son programas para hacer una educación para la salud, que es lo que ustedes nos exigen. Y eso es Desenrédate, Desenredados y Desenredatres, porque empezó en el año 2015 -ni siquiera es mérito de este consejero-, empezó en el año 2015 -con el anterior equipo- y lleva tres años, dirigido por un profesor universitario de psicología, superando en este momento los -creo recordar- doce mil alumnos y los sesenta y cuatro centros formativos.

Por supuesto, señor Déniz, por supuesto -y esto sí quiero aclarárselo- que muchas de las cuestiones que se dicen coinciden, porque en ese programa -el programa Desenrédate- se hace conjuntamente con, bajo la dirección universitaria de La Laguna, se hace con los colegios oficiales de psicólogos de ambas provincias y con la Consejería de Educación, como no podía ser de otra manera. Y de ahí que gran parte, gran parte, señor Campos, de muchos de los objetivos que probablemente usted encuentre ahí, los tiene en el programa Desenrédate desde el año 2015, porque son objetivos que se pretenden siempre, cuando hacemos educación para la salud, y más en este ámbito.

Yo no he querido vender aquí ninguna bondad; yo he hablado de ventajas y de inconvenientes, como todo. Y la responsabilidad, desde la Consejería de Sanidad, está en poner el equipo y el dispositivo necesario para tratar de evitar que lleguen esas situaciones de peligro, y que cuando lleguen se corrijan. Porque, miren, esto es lo mismo que si nos prohibimos comer porque cuando comemos acabamos siendo obesos -porque no estamos hablando de alcohol, estamos hablando como de la comida, porque es una realidad-. Entonces, yo no hablo en concreto del programa docente, de eso tendrá que hablar mi compañera, que es la que entiende de la materia. Hablo de la realidad que estamos viviendo.

Por eso le decía. Primero, la coincidencia de objetivos, señor Déniz y señor Campos, no podía ser de otra manera, probablemente la Consejería de Educación se alimentó de ahí.

Segundo, las aplicaciones de los videojuegos, nos guste o no nos guste, y el doctor Román lo sabe, nosotros tenemos aquí una de las obra de digitalización, el otro día salía el profesor Mainart, la formación de nuestros profesionales... es decir, bueno, pues entonces esto no lo podemos negar. Y que eso, para alcanzar determinadas habilidades hay que hacer determinadas prácticas no lo podemos negar, y es de lo que hemos hablado aquí, ¿de acuerdo?

Y, miren, si tienen interés, si tienen interés -y yo no les voy a ocupar mucho más tiempo, porque entiendo que el corazón de este debate está en otro ámbito-, pero, créanme, les recomiendo, les recomiendo, porque son los resultados de los profesionales a los que nosotros, con tres programas, 2015-2016, 2016-2017 y año 2018, le encargamos trabajar este tema, les recomiendo leer las conclusiones de los tres programas de Desenrédate, pues lo mismo nos llevan a reconsiderar ciertos extremos.

Créanme, léanlos. Yo hasta que doña Nayra me sometió a este reto no había tenido que profundizar de esta manera en este tema, y, lo mismo, a veces se nos tambalean determinadas creencias que tenemos como monolíticas, sobre todo a mi edad.

Y, créanme, se perfilan en nuestro ámbito con posibilidades, algunos de ellos infinitos, por lo menos en el ámbito sanitario. Y yo quería, por último, decirles que nuestro objetivo, desde la Consejería de Sanidad, no es otro que la promoción de la salud, asegurando un acercamiento responsable, maduro e informado de nuestra juventud a una realidad con la que ellos conviven ya a diario. Son nativos digitales. Estas tecnologías han venido para quedarse. Ignorarlas créanme que yo creo que es irresponsable.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor consejero.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-1267 Sobre Del Sr. Consejero de Sanidad, sobre las consecuencias y efectos en nuestra salud de los llamados e-sports.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico