Diario de Sesiones 129/2018, de fecha 12/9/2018 - Punto 7

9L/M-0023 MOCIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO PODEMOS, CONSECUENCIA DE LA INTERPELACIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO PODEMOS, SOBRE LA APLICACIÓN DEL DECRETO 83/2013, DE 1 DE AGOSTO, POR EL QUE SE REGULAN LA ACTIVIDAD DE COMERCIALIZACIÓN TEMPORAL DE VINO DE COSECHA PROPIA Y LOS ESTABLECIMIENTOS DONDE SE DESARROLLA, DIRIGIDA AL SEÑOR CONSEJERO DE AGRICULTURA, GANADERÍA, PESCA Y AGUAS (I-36).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Pasamos, por lo tanto, finalizadas las comparecencias, a la moción presentada por el Grupo Podemos, consecuencia de la interpelación sobre la aplicación del Decreto 83/2013, de 1 de agosto, por el que se regula la actividad de comercialización temporal de vino de cosecha propia y los establecimientos donde se desarrolla, dirigida al señor consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas.

Para su defensa, señor Déniz.

Señorías, guarden silencio, por favor.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: Gracias, señor presidente.

Pues bien, le planteamos aquí la segunda parte de la moción presentada antes del verano en favor de una actividad -desde nuestro punto de vista lo consideramos un sistema económico, social y cultural-, que es la venta de vino de cosecha propia, popularmente conocida como, en fin, guachinches, en Tenerife.

Y nos parece que la propuesta que se trae ahora aquí... he aceptado algunas enmiendas de algunos, del Grupo de Coalición Canaria, algunos planteamientos que nos hacen que mejore el texto, pero nos parece que esta es una propuesta en positivo para mejorar un decreto de agosto de 2013, que ya nosotros consideramos que fue bastante positivo. Es decir, que fue polémico en su momento, porque la gente planteaba que era una actividad -la del guachinche- que no merecía ningún tipo de regulación, pero es verdad que hubo bastantes problemas -sobre todo con el sector de bares, restaurantes, cafeterías, en fin, algunas irregularidades-, y creo que aquel decreto fue bastante positivo y fue un acierto del Gobierno y en colaboración con un grupo de personas, no solamente los propietarios de los guachinche sino también grupos de personas preocupadas en aquella época por el ámbito de la gastronomía en Tenerife vinculada al ocio, al turismo y demás.

Entonces, me parece que nosotros lo que proponemos hoy es una modificación para mejorar y ajustar a la realidad, después de haber evaluado este periodo, desde 2013 al 2018, de cinco años.

Yo en aquella ocasión dije que la actividad del guachinche es un ejemplo de emprendimiento, de emprendeduría; son personas que se las arreglan en círculos familiares o también familiares en sentido extenso, locales, para mejorar la renta agrícola. Yo creo que fue un ejemplo también de cómo lo que nosotros podemos concebir como otros usos del suelo agrícola, que está contemplado en la Ley del suelo, para nosotros este es un ejemplo claro de cómo se puede darle otro tipo de usos al suelo agrícola, no solamente para que sea complementario a una renta agrícola para la sostenibilidad de la propia familia, para mitigar los efectos del paro que hemos vivido durante todos estos años, sino también que tiene un efecto de sostenibilidad; esto es una, digamos, garantía para la conservación del suelo agrícola, de los espacios agrícolas y también para la conservación de nuestro suelo y para aumentar las personas que se dedican a este tipo de actividades. Porque, además, en el decreto está recogido, ¿no?, que quien vende vino es de cosecha propia, aunque nosotros aquí vamos a plantear que también pueda ser del entorno inmediato, porque no todo el mundo para vender o sacar el excedente de vino tiene que también montar un negocio. Pero, en fin, que pueda haber alguna fórmula de que yo pueda vender el vino de mi familia o de la localidad.

Creo que tiene un efecto benigno, en el sentido de la recuperación de las tierras abandonadas, porque durante la crisis muchas familias que quedaron en paro en el ámbito de la construcción y la hostelería volvieron otra vez a cultivar y plantar la tierra, incluso abrir este tipo de negocio.

Y está claro que, además, todo esto contribuyó a una oportunidad también para una gastronomía para personas de renta más humilde y también de ocio, porque todo esto está vinculado.

Yo creo que es un decreto positivo, y la modificación que nosotros proponemos lo hará yo creo que mejor, que caminemos hacia unas mayores cuotas de soberanía alimentaria, que es también de lo que se trata, y es un deseo, ¿no?, eso que se está hablando ahora de alimentación y consumo kilómetro cero, pues a mí me parece que esto es... todo esto es importante.

Y nosotros planteamos esta moción, también, preocupados por el uso indebido que se está haciendo de esta denominación. Creo que esto infringe la normativa. Vamos, decía, hay muchos negocios que no son ni siquiera, ni vamos, ni por asomo, un guachinche, ni se vende vino de cosecha propia ni se respeta la cantidad de platos ni se respeta, ¿no?, la comida tradicional y, sin embargo, están utilizando este tipo de propaganda; desde nuestro punto de vista es propaganda engañosa.

Y lo que urge en estos momentos, una vez aprobada esta moción, es que las consejerías pertinentes, digamos, exijan a los dueños de los negocios que se están llamando guachinches que no lo son, que por favor, si no les molesta, que se ajusten un poco a la normativa y al decreto, y que utilicen otro tipo de conceptos, ¿bien? Por lo tanto, a nosotros nos urge que se eliminen los letreros, porque estamos cometiendo un fraude; en definitiva, estamos, digamos, desvirtuando aquel decreto.

La propuesta que hacemos a continuación se trata de sacar del limbo legal en el que están algunas situaciones, y también, digamos, propiciar un debate dentro de las consejerías, dentro de la sociedad canaria; esto es necesario mantenerlo, entendemos que es fundamental por las razones que he expuesto y, por lo tanto, nos parece que las consejerías tienen que proceder al cumplimiento de la ley. Nos parece que es que es importante.

Por eso nosotros hacemos una serie de propuestas. En primer lugar... esto, y en virtud de lo último que he dicho, es necesario que el registro de patentes de este tipo de denominación le corresponda a la comunidad canaria. Y ahí hay un limbo legal que permite fraude, por lo tanto, nosotros, en la primera y la segunda propuesta instamos a la consejería de Agricultura, al Gobierno de Canarias, estamos instándole a que proceda a registrar la patente como denominación de origen nuestra, como, en fin, como quiera que sea, pero, desde luego, que no todo el mundo pueda usarlo alegremente.

Luego, en la tercera propuesta que hacemos -y es resultado de la evaluación-, nosotros entendemos que tiene que ampliarse a dos meses; el decreto dice que la venta esta estará abierta cuatro meses, nosotros entendemos que a veces hay situaciones en que hay más vino de la cuenta y es necesario ampliar. Coalición Canaria nos propone que haya un periodo adicional, pero nosotros entendemos que esto tiene que acotarse a dos meses, porque, además, no sería de mucho agrado en otro tipo de sectores como restaurantes, bares, y cafeterías. Nos parece cuatro meses y ampliable a dos; siempre, también, la próxima apertura de los guachinches se arranca con el vino que quedó, si quedó de la anterior.

Hay un factor también importante -y ya lo comenté-, es que, digamos que no todo el vino que se vende tiene que estar producido por la persona propietaria del guachinche, sino que pueda también ser del círculo, de la localidad; esto tiene que regularse en virtud de las competencias que vamos a otorgar al ayuntamiento y a la consejería, pero que se pueda vender, en fin, el vino, no de otra isla, no de otra comarca, pero sí de la comarca y de la familia, perfectamente acreditado por los consejos reguladores, que son los que están ejerciendo aquí una tarea importantísima e, indudablemente, se nota la presencia de consejos reguladores y de enólogos, porque han mejorado el producto final, y la actividad agrícola.

Nosotros también instamos al Gobierno para que en la actualización y modificación legal del decreto de 1 de agosto de 2013, sea la autorización definitiva, no la única, pero sí la autorización definitiva de apertura de estos negocios a los ayuntamientos. Porque son, digamos, los que están ahí, pegados a tierra, y saben mejor que nadie lo que tienen entre manos. En fin, una vez cumplimentados toda una serie de requisitos y permisos, de la consejería de Agricultura y también de Sanidad, y demás, sea el ayuntamiento el que definitiva...

Luego, lo de la modificación de la placa distintiva; claro, nosotros no sabíamos por qué se ponía una "V" en vez de una "G", que nos parecía lo más correcto, pero, claro, ya el Juan Ramón, el anterior concejal, consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, nos dijo que la "V" era de vino. Vale, ¿no? Pero me parece que la gente lo que está diciendo es que haya algo más claro, porque, efectivamente, nosotros dijimos que la "V" se estaba confundiendo mucho con el logo de las viviendas de alquiler vacacional, "V-V".

Bien, la propuesta número 8, nosotros aceptamos la propuesta 6 de Coalición Canaria, que dice "instar al Gobierno de Canarias, en coordinación con los servicios de inspección de todas las administraciones públicas canarias, a fomentar una política de inspección, control y exigencia de cumplimiento de la normativa sobre el guachinche en los dos sentidos mencionados: que los guachinches lo son...", bueno, y ya sigue ya la enmienda nuestra. Que los que lo son lo sean de verdad cumpliendo con todas sus determinaciones y que los establecimiento de naturaleza diferente se abstengan de utilizar este logo.

Luego, en la propuesta número 9 -nuestra- que dice "instar al Gobierno de Canarias a que, en colaboración con las áreas de agricultura de los cabildos insulares, traslade las competencias básicas", yo digo competencias básicas, no digo todas las competencias, porque, señorías, no es de recibo que la competencia fundamental en materia de guachinches sea de turismo, es que eso no lo entiende yo creo que nadie, ¿eh? Entonces, la competencia básica sea de la consejería de Agricultura, Ganadería del Gobierno de Canarias, especialmente de su instituto, el ICA -Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria-, me parece que tiene aquí una labor importante que desarrollar, y luego aceptamos, y que, en coordinación -es lo que aceptamos de la propuesta también del diputado señor Cabrera, el diputado por la isla El Hierro-, "de cosecha propia", dice, "instando asimismo a que su regulación sea un trabajo coordinado entre ayuntamientos, cabildos, Consejería de Sanidad y Consejería de Turismo". Es decir, que aquí hay competencias varias; me parece que tiene que estar concentrado en Agricultura, los ayuntamientos tienen un papel, pero, evidentemente, también Sanidad tiene un papel importante.

Y esa es la propuesta, si quiere después le hago llegar el texto.

Bueno, en definitiva, nosotros creemos que es importante esto, pero lo que es más importante es, de aprobarse, que se cumpla.

Y ya digo, ahora mismo hay gente que está reclamando urgentemente que no se siga haciendo publicidad engañosa con el concepto "guachinche".

Muchas gracias, señorías.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Déniz, si puede dejarme el texto, si lo tiene transado o no. Gracias.

Esta moción tiene una enmienda del Grupo Nacionalista Canario, para su defensa, señor Cabrera.

El señor CABRERA DE LEÓN: Gracias, presidente. Buenos días, señorías.

Desde nuestro grupo parlamentario se ha presentado, como ya se ha planteado, unas enmiendas para intentar mejorar un texto y un decreto que, como ya se ha dicho, aprobado en el año 2013 cuando mi compañero Juan Ramón era consejero de Agricultura, del sector primario, intentaba regularizar, de alguna manera, un tipo de actividad que en los últimos años ha seguido emergiendo en Canarias. Ese decreto de agosto del año 2013 ya nos anticipaba y nos decía que en las zonas vitivinícolas de Canarias es común encontrar establecimientos y locales que comercializan su propia cosecha como medio para dar salida a los excedentes de productos y, como sabemos, en los últimos años también se comercializan otro tipo de productos como principalmente pues algunos platos de comida.

Agradecemos en este caso al Grupo Podemos como ha aceptado en parte las enmiendas que hemos planteado y queremos hacer hincapié en algunos aspectos desde el Grupo Nacionalista Canario que entendemos, y así lo ha hecho y tenemos conocimiento, cómo el Gobierno de Canarias ha mantenido contactos directos, no solo con los ayuntamientos y con el cabildo sino con responsables de los guachinches que hay en todas las islas, principalmente en la isla de Tenerife, donde se concentran la mayoría de ellos. Y todos estos contactos y estas negociaciones han sido producto de esta iniciativa de los propios responsables de estos guachinches y también de los usuarios que, como decimos, cada día consumen los productos que se plantean.

Coincidimos en la mayoría de los puntos de esta moción que se ha planteado. Queremos hacer hincapié en ese detalle importante en la confusión que genera para los establecimientos y para los consumidores esa letra de "V" o "G", que hace que haya confusiones importantes de muchos consumidores.

Y también queremos dar algunos datos de la aprobación de ese decreto en el año, como hemos dicho, en el año 2013; se han producido o se han realizado unos sesenta controles de inspección vinculados directamente a los guachinches, a los 163 guachinches que aparecen registrados a través del registro general turístico, en este caso de los cabildos, eso son los que aparecen oficialmente registrados. De los sesenta controles que se han producido, cuarenta han sido a través de... veinte, perdón, a través de denuncias y cuarenta a través de... de manera de oficio se han hecho estas inspecciones vinculadas, la mayoría de ellas a comprobar la actividad que se está desarrollando en ese establecimiento, algunas vinculadas a actividades totalmente clandestinas, otras donde se ha detectado alguna eficiencia importante en la prestación de los servicios y alguna donde los propios usuarios reclamaban las hojas de reclamaciones.

Queremos incidir en el último punto que hacía el portavoz del Grupo de Podemos en la regulación, a partir de esta moción que se plantea aquí, la regulación que tiene que hacer el Gobierno, porque así nos lo plantean y así lo entendemos, que tiene que ser un trabajo totalmente coordinado con los ayuntamientos -que son los más cercanos a ese local y a ese establecimiento-, con los cabildos insulares, pero que también es un trabajo de consejerías que directa e indirectamente están vinculadas, como son la Consejería de Sanidad, la Consejería de Turismo y, por supuesto, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca, porque la base y el origen de los guachinches está vinculado al vino que se consume, importante también el control que se hace o que se debiera hacer desde la bodega, no solo en el establecimiento.

Agradecemos, como decimos, la predisposición por parte del portavoz del Grupo Podemos en la aceptación de alguna de las enmiendas que hemos planteado y apoyaremos esta moción.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Cabrera.

Señor Déniz, para que quede constancia en la grabación que acepta parte de las enmiendas, por favor.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ (Desde su escaño): Sí, bueno, ya lo he comentado, aceptamos las propuestas, según dije antes, del Grupo de Coalición Canaria.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Si es tan amable de pasarnos, hacernos llegar el texto.

Proseguimos, turno del Grupo Mixto, por tiempo de tres minutos, el señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señor presidente.

Señor Déniz, a mí me gustaría comenzar felicitándole por su moción, porque he de confesar que yo soy más de guachinche que de videojuegos, entonces me gustaría agradecerle esa defensa que usted está haciendo por lo nuestro, por nuestras señas de identidad, nuestra cultura vitivinícola y, además, gastronómica de una parte significativa de la población canaria. Y yo no es que sea mucho de vino pero sí soy de buen comer, y realmente la calidad que ofrecen estos establecimientos gastronómicamente también es muy alta, aparte de los avances en calidad de vino que hemos tenido en los últimos años, como usted muy bien ha dicho.

Sin duda alguna, se trata de establecimientos arraigados en nuestras costumbres; además, un reclamo turístico que podemos encontrar en cualquier guía de viajes que hable de nuestra tierra; o, incluso, las nuevas tecnologías se hacen eco de tal hecho, hay aplicaciones móviles que nos ofrecen recomendaciones de guachinches y nos ayudan a ubicarlos, tanto a residentes como a visitantes.

Además, es una fuente de ingresos para familias agricultoras de explotaciones vitícolas, como ya se ha dicho también anteriormente, ayuda a dar salida a ese excedente del vino; también impulsan el sector primario favoreciendo la diversificación económica en Canarias; y, además, hace que formen parte de nuestros paisajes, esos paisajes vitivinícolas tan reconocidos de nuestra tierra.

Una actividad que, sin duda, ha evolucionado con el tiempo; una actividad iniciada por verdaderos emprendedores que buscaban dar salida a sus excedentes de producción, así como dar una alternativa a sus familias generando una gran cantidad de empleo, generación de empleo en zonas rurales, relacionado con la actividad agraria, realizando una oferta complementaria a otros establecimientos dedicados a la restauración.

Y lo cierto es que actualmente la figura del guachinche corre el riesgo de perderse. Los restaurantes hacen uso de este término "guachinche" para atraer a clientes, tanto residentes como turistas, y añaden nuevos términos como pueden ser "gastroguachinche" o "guachinche moderno"; como usted muy bien ha dicho, una publicidad engañosa de la que no tenemos que dejarnos engañar. Para eso tenemos también pues medios, como ya dije, lo de las aplicaciones móviles o también consultas a expertos, como usted mismo; yo no tengo duda: si no me funciona la aplicación le preguntaré a usted, que veo que está bastante informado.

Como ya le dije, por todo lo anterior y por nuestro firme compromiso con las tradiciones canarias y con el sector primario, sin lugar a duda vamos a votar a favor de esta iniciativa.

Y, por último, pues volverlo a felicitar.

Muchísimas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Ramos Chinea.

Turno del Grupo de Nueva Canarias, señor Rodríguez, don Pedro.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ: Gracias, señor presidente. Señorías.

Desde Nueva Canarias siempre hemos defendido las actividades complementarias para nuestro sector primario. Los guachinches son un vehículo para conseguir este propósito y son un elemento que nos puede ayudar a alcanzar ese objetivo que nos hemos trazado en esta legislatura en cuanto a la soberanía alimentaria.

Sin lugar a dudas estamos a favor de esta regulación porque, por un lado, se establecen los diferentes requisitos que se exigen, y, por otro, entendemos que protege al sector de los guachinches para evitar el fraude. Un sector que supone una importante actividad social, económica y cultural, y que, además de fomentar nuestra producción local, generar y consolidar empleo, incentiva la recuperación de tierras para plantar viña, lo que influye en una mejora del paisaje de nuestras zonas rurales.

En primer lugar, consideramos fundamental que se proceda al registro o recuperación de la denominación "guachinche". No entendemos que desde la aprobación de este decreto en el año 2013 hasta la actualidad no se haya conseguido, sobre todo cuando existen antecedentes históricos y culturales que atestiguan su existencia.

En cuanto al plazo máximo de apertura de los establecimientos dedicados a guachinches que regula el decreto, consideramos un plazo acertado el de permitir la posibilidad de ampliación hasta dos meses más para la venta del excedente de vino cuando se produzca una buena cosecha.

Señorías, para nuestros agricultores no es fácil convertirse en emprendedores y abrir un guachinche ni es algo que puedan ni deban realizar todos los productores de vino, de ahí que una interesante propuesta sea la de permitir la venta de la producción del entorno inmediato al guachinche, lo que, sin duda, supondrá un aliciente para la mejora de la producción local.

Por otro lado, ante la existencia de guachinches que no cumplen con la normativa y son fraudulentos, se hace necesario que desde el Gobierno de Canarias se incrementen las inspecciones y los controles.

Ya decía el otro día el señor consejero de Agricultura que en los últimos cuatro años se habían realizado un total de 60 inspecciones aplicando 14 sanciones; creemos que una media de quince inspecciones anuales a un total de 163 guachinches registrados es algo insuficiente, sobre todo cuando no solo se debe inspeccionar aquellos establecimientos destinados a guachinches de forma legal -que se supone que cumplen ya los requisitos- sino aquellos otros que pueden estar desarrollando esta actividad al margen de la legalidad.

Desde el Grupo Parlamentario Nueva Canarias agradecemos al Grupo Parlamentario Podemos esta iniciativa, y anunciamos nuestro apoyo a esta moción.

Señorías, si se logra que esta Cámara apruebe esta moción, lo que esperamos es que el Gobierno de Canarias ponga todos sus medios y ponga en marcha las diferentes medidas que se proponen, y así conseguir una mayor protección de algo nuestro como son los guachinches y, por supuesto, una mejora para nuestro sector primario.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Rodríguez.

Turno del Grupo Popular, señor Hernández, don Agustín.

El señor HERNÁNDEZ MIRANDA: Gracias, presidente. Buenas tardes, señorías.

Una buena parte del contenido de esta moción se basa en una propuesta de modificación del Decreto 83/2013, de 1 de agosto, por el que se regulan los guachinches, y se plantea después de trascurridos solo cinco años, lo cual nos preguntamos qué es lo que ha fallado.

Desde luego, nadie podrá dudar de que el decreto pretendía regular de forma específica estos establecimientos con la mejor voluntad, pero con el paso del tiempo ha devenido en una regulación que no ha resuelto los principales retos que el propio decreto trataba de abordar, y me refiero sobre todo con el ánimo de evitar la competencia desleal con la propia actividad de los restaurantes, bares y cafeterías, y fiscalizando aquellos establecimientos que habían venido utilizando de forma engañosa entre sus usuarios la denominación de "guachinche", sin cumplir los requisitos que la propia norma establecía.

Hoy, con seguridad, y analizando el sector en su conjunto, seguramente esas cuestiones siguen hoy vigentes y, por tanto, y según nuestro grupo, probablemente uno de los aspectos más importantes y que han devenido a esta situación es porque han fallado las administraciones públicas, fundamentalmente los cabildos, cabildo insular, en su tarea de inspección, de control y de exigencia del cumplimiento de la normativa.

Si analizamos la moción que trae el grupo proponente, hemos de advertir que, si bien compartimos la razón de fondo -actualizar, ampliar y mejorar ese decreto-, no es menos cierto que vemos con preocupación y encontramos reparos en la virtualidad de los puntos 4 y 5, dado que, si hasta la fecha ha habido ausencia de inspección, o poca o nula inspección, en el cumplimiento de la normativa vemos más difícil aún, por su mayor complejidad, el control, por un lado, de la uva que se transforma en vino comercializado en un guachinche pueda proceder también de explotaciones agrícolas del entorno inmediato del guachinche o que, por otro lado, se admita la posibilidad de que el vino comercializado en los guachinches pueda haberse producido en bodega propiedad de una tercera persona física.

Por otro lado, podría -hablo en condicional- resultar contraproducente -por inoperativo- incorporar una nueva administración -en este caso las corporaciones locales-, una administración más, repito, en esta regulación, donde se comparte la capacidad y las competencias, y la más cercana a los intereses contrapuestos en la regulación de esta actividad.

En cualquier caso, y tal como dijo el consejero en el pleno donde se presentó la interpelación, sería muy aconsejable una puesta en común entre los sectores implicados para buscar soluciones a los problemas.

Señorías, voy acabando. Llegado este punto sería lo más conveniente plantearse en esa mesa donde se discutan los contenidos y los términos de esa modificación, plantearnos realmente si el guachinche actual tiene que ver con el guachinche de antaño y, en cualquier caso, a lo mejor convendría redefinir y empezar de cero y plantearnos qué guachinche queremos y qué guachinche estamos todos pretendiendo regular. Como muestra un botón, el Cabildo Insular de Tenerife en su página de gastronomía, cuando entramos en el apartado de guachinche nos encontramos casi un centenar de establecimientos en los que se publicitan bajo esta denominación bares y tascas que no son precisamente guachinches.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Hernández.

Turno del Grupo Socialista, señora Padrón.

La señora PADRÓN RODRÍGUEZ: Buenas tardes ya.

Sustituyo a mi compañera Ventura, pero con mucho gusto, en este tema, ya que los del norte sabemos perfectamente distinguir un guachinche de un restaurante. Pero -y aquí enlazo- sí es verdad que la normativa que se aprobó en el 2013, que venía ya de una iniciativa que parte de un grupo de personas, es verdad que se dedicaban a comer por esos nortes de esta isla de Tenerife y, desde luego, ya vieron que no se distinguía bien entre lo que era la comida de un guachinche y un restaurante normal. Las dos cosas son estupendas, pero un guachinche tiene algo que nunca va a tener un restaurante de la zona norte, y es que es parte de nuestra cultura, de nuestra forma de vida, de nuestra manera de conservar el territorio; es una manera que tenían las familias de los altos del norte de Tenerife de cultivar la tierra, mantenerla, cuidar el producto, elaborar el producto y comercializarlo en su propia casa. Por lo tanto, creo que eso no hay que perderlo, no simplemente porque tiene un valor turístico sino porque tiene un valor para nosotros que nos hace saber de dónde venimos y, desde luego, cuál ha sido nuestro anclaje a nivel cultural. Yo creo que eso por un lado y que se recogió bien que, el decreto del 2013 tuvo muy buena voluntad. Creo además que el Instituto de Calidad Agroalimentaria es el que debe controlar la calidad de los productos y cómo redefinir, si hay que redefinir algo.

Yo creo que el guachinche está claro lo que es y se distingue perfectamente; quien quiera ir a beber vino hay buen vino en el norte en muchos restaurantes, pero un guachinche es de cosecha propia. Yo sí estoy de acuerdo en que se pueda utilizar el vino, los excedentes de los agricultores de la zona, ¿por qué?, porque al final un guachinche también te permite la conservación del territorio y del terreno cultivado, porque si no el terreno que no se cultiva y se planta se erosiona; por lo tanto, evidentemente, perdemos un recurso paisajístico y un recurso, también, que genera alimentos de nuestra tierra y que podemos consumir. Y aquí enlazo también, nos permite consumir elementos, alimentos de nuestra tierra sin que un intermediario haya mediado por medio, con lo cual, mucho más baratos que si vas a un supermercado -ahora la Consejería de Educación los está introduciendo en comedores-, por lo tanto, también genera un autoconsumo para los mismos canarios.

Con lo cual, me parece, felicitarlo, señor Déniz, por esta iniciativa, porque nos parece una iniciativa que tiene más calado del que parece; el guachinche tiene un anclaje cultural en Canarias serio y creo que es necesario que se siga en la línea -aquí está el consejero que aprobó el decreto- de potenciar. Para mí es la consejería... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias. No, con este... aquí no hay... (ante comentarios de la señora Padrón Rodríguez). Señora diputada, haga usted la enmienda in voce, pero los grupos que no tienen, que no son enmendantes, tienen el tiempo tasado. Haga la enmienda in voce, haga la enmienda in voce, haga la enmienda in voce para que la pueda ver.

La señora PADRÓN RODRÍGUEZ: Hago la enmienda in voce y no termino. Hago la enmienda in voce.

Que se presente el informe correspondiente con el grado de cumplimiento de la moción a la comisión parlamentaria competente un mes antes de que finalice la legislatura, porque no se ha acotado, y las mociones son de obligado cumplimiento por parte del Gobierno, y si no se acota igual acabamos la legislatura y no sabemos qué se ha hecho.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Padrón.

Esa enmienda in voce sabe que, para ser aceptada, necesita la unanimidad de todos los grupos. Tiene la... ¿tiene la unanimidad? ¿Están todos de acuerdo? ¿Sí? ¿Puede pasarla por escrito, por favor, cuando usted la tenga, para los servicios de la Cámara, si es tan amable, señora Padrón? Con su letra, no pasa nada, si no entendemos algo ya le consultamos. Muchas gracias.

Entonces se incorpora la enmienda in voce y llamo a votación ahora en los términos acordados.

¿Adición, señora Padrón? ¿Adición, en una parte concreta del texto? Vale, muy bien. Pues buscamos con los servicios dónde creen que pueda encajar mejor para la mejor coherencia textual.

Señorías, llamo a votación en los... (La señora presidenta hace sonar el timbre de llamada a la votación). Señorías, ocupen sus escaños, por favor, que vamos a votar.

Señorías, comienza la votación.

Señorías, 45 votos emitidos: 45 sí, ningún no, ninguna abstención.

Queda, por tanto, aprobada esta moción por unanimidad de los presentes.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/M-0023 Sobre consecuencia de la Interpelación del GP Podemos, sobre la aplicación del Decreto 83/2013, de 1 de agosto, por el que se regulan la actividad de comercialización temporal de vino de cosecha propia y los establecimientos donde se desarrolla, dirigida al Sr. Consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas. (I-36).


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico