Diario de Sesiones 130/2018, de fecha 25/9/2018 - Punto 29

9L/C-1968 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO, SOBRE LAS CONSECUENCIAS DEL PROCESO DE DESACELERACIÓN ECONÓMICA, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Siguiente comparecencia, instada por el Grupo Popular, al Gobierno, sobre las consecuencias del proceso de desaceleración económica.

Para su defensa, señor Estalella.

El señor ESTALELLA LIMIÑANA: Buenas tardes, señor presidente, gracias. Señorías, señora consejera... Señoras consejeras.

Hemos solicitado esta comparecencia porque una de nuestras grandes preocupaciones -que doy por hecho que comparto con usted- es la consolidación de la recuperación de la economía tras estos ejercicios pasados de superación de la crisis. Nos ha costado muchísimo llegar hasta aquí, hemos tenido que sortear las dificultades de un rescate en el horizonte inmediato, invertir la inercia negativa de una economía que dejó campar a sus anchas el Gobierno de Rodríguez Zapatero sin tomar medidas para contener la situación. Un contexto europeo muy complicado, con el rescate griego y también el brexit, con un periodo de amague, para finalmente aprobarlo en referéndum. Y, la verdad, no debemos cometer los mismos errores, empezando por aquel de la negación a pesar de las señales, siguiendo con la inacción, mirando para otro lado, ocupándonos de otros asuntos de menor calado pero de mayor repercusión mediática, esperando que los mercados terminen de ajustarse, dejando la situación como nosotros deseamos. Ese mundo no existe.

Decía esto porque nos ha costado mucho llegar a este punto y porque empiezan a aparecer los primeros signos negativos, y es ahora cuando los dirigentes políticos deben tomar las decisiones necesarias, valientes, las medidas correctoras en base a un diagnóstico certero que permita superar las debilidades que de no atenderse podrían llegar a dar al traste con la senda de crecimiento.

Los últimos datos, tanto de la economía española como de la canaria, reflejan una reducción del crecimiento y de las previsiones. No es una percepción, es una evidencia. Unos datos ayudarán a comprender a sus señorías que esto no es una visión alarmista del Grupo Popular sino una realidad que se va haciendo visible cada día que pasa.

Podemos resaltar algunos indicadores referidos a Canarias: se calcula que el PIB de Canarias a final del 2018 será de cinco décimas menos que el del año pasado y cuatro menos de lo que crecerá el PIB nacional; el turismo extranjero que visitó las islas en el segundo trimestre del año se redujo en unas doscientas mil personas; el comercio se contrajo en el mes de julio en 1,2 %, cuando la bajada nacional fue del 0,6 %; se ha disminuido la licitación de obra pública en un noventa por ciento; los datos más recientes de empleo ponen de manifiesto que la filiación a la Seguridad Social en Canarias anotó un retroceso mensual del 0,8 %, 6642 afiliados menos en agosto.

En definitiva, cifras y valores que ponen de manifiesto muy a las claras que esta desaceleración puede no deberse a una situación coyuntural sino ser consecuencia, en el caso de Canarias, producto de la combinación de múltiples factores, entre los que podrían, a buen seguro, estar al menos los siguientes: el sector motor de nuestra economía tiene dos grandes debilidades, la recuperación, por un lado, de los países competidores con Canarias en el destino de sol y playa, como Turquía y Egipto, con crecimientos superiores al treinta por ciento; y, por otro, la disminución del mercado británico por el incipiente efecto del brexit, que hace disminuir el gasto en viajes de los británicos.

Por otro lado, además de la... otro factor como, por ejemplo, un factor no menor, la quiebra de la compañía Monarch, que aportaba 80 vuelos semanales, sobre todo a Tenerife y Lanzarote.

Por otro lado, la dificultad enorme que han tenido tanto la Administración como las empresas para adaptarse a la nueva Ley de Contratos del Sector Público.

En el caso de Canarias, y con respecto al empleo, creemos que no se ha aprovechado por los residentes la demanda de empleo que durante estos años ha habido por la ausencia de trabajadores cualificados con las habilidades requeridas por el mercado. Esto ha obligado a las empresas a contratar extranjeros para cubrir los empleos necesarios, atendiendo a su crecimiento, dejando detrás de sí una bolsa de residentes desempleados de larga duración.

La construcción tampoco ha terminado de recuperarse a niveles razonables para absorber los empleos que amortizó durante la crisis. La inversión privada va tirando de este sector, pero falta la inestimable aportación de la obra pública.

En definitiva, señora consejera, tenemos un panorama ante nosotros que requiere de decisiones. ¿Qué plan tiene el Gobierno de Canarias frente a estos datos? ¿Qué plan tiene para hacer frente a las consecuencias del brexit que tendrá una influencia notable en el turismo británico? ¿Qué piensa hacer con la obra pública? ¿Cree que la incertidumbre con los convenios de carretera, empleo y viviendas puede estar influyendo también?

Y una última reflexión intentando que hagamos algo de autocrítica: dado que Canarias ha tenido los presupuestos más expansivos de su historia y una relación equilibrada con el Estado, jamás vista hasta la fecha, ¿no le parece que hemos dejado escapar una oportunidad, de las que no hay muchas, por cierto, para tomar el impulso que le hace falta a la economía de Canarias en materia de internacionalización, diversificación, fortalecimiento de nuestra leve industria, en definitiva, apostar por los sectores productivos, que son generadores de mayor valor añadido y riqueza?

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Estalella.

Para la primera intervención, la señora consejera de Hacienda.

La señora CONSEJERA DE HACIENDA (Dávila Mamely): Gracias, señor presidente.

Lo primero que me gustaría, señor Estalella, es agradecer la oportunidad que nos da para poder debatir sobre el crecimiento económico y la posible desaceleración de la economía, del conjunto de la economía mundial, y lo que está ocurriendo también en Europa y en España. De hecho, hoy se celebra -se está celebrando- una de las convenciones más importantes en Naciones Unidas y están interviniendo los líderes mundiales. De hecho, de lo que se diga en ese foro tan importante dependen decisiones o consecuencias incalculables de... bueno, de... de consecuencias de, a veces, de... bueno, de situaciones que pueden ser en este momento poco previsibles.

Los indicadores demuestran que en este primer semestre el ritmo de la economía española se ha desacelerado y se prevé, además, que en 2018 la tasa de desempleo, perdón, la tasa de crecimiento del PIB -para el 2018 y para el 2019- sea inferior que la del 2017. Esa reducción en las previsiones de crecimiento en Europa para los próximos años se debe a varios factores. En primer lugar al incremento de la incertidumbre en el escenario internacional, como estaba apuntando, y en especial a la evolución del precio del petróleo; las consecuencias para Europa de la nueva política comercial de Estados Unidos; también las turbulencias que se experimenta en los mercados emergentes, especialmente en Argentina y Turquía.

Pero también otros factores, como los que usted ha apuntado en el ámbito europeo. Son muy recientes, todavía no sabemos a ciencia cierta cómo se va a realizar el brexit, las consecuencias económicas de la salida del Reino Unido de la Unión Europea -de hecho se está hablando de un segundo referéndum sobre el propio brexit- y el ascenso -permítanme que lo apunte también- de los populismos en varios países europeos, que ponen a prueba los cimientos de la Unión Europea.

Como no puede ser de otra manera, esas circunstancias, ese contexto global, afecta también a todo el conjunto de España y a todas las comunidades autónomas. El crecimiento de nuestra economía, de las previsiones que hace la Comisión Europea, pronosticaban ya una reducción paulatina del ritmo de crecimiento del PIB; también es cierto que el ritmo de crecimiento que llevábamos hasta ahora, por encima del tres por ciento, era difícilmente, difícil que se mantuviera en el tiempo. La Unión Europea cree que pasaremos de, a un crecimiento, que pasaremos de, en España, del 2,4 en 2017 al 2,1 en 2018, y a un 2 % en 2019. Esto supone una revisión a la baja, como ya saben, porque lo ha indicado la propia ministra de economía, de dos décimas en el 2018, respecto a las previsiones de primavera.

Esta moderación en el crecimiento económico de la Unión Europea se refleja también en la Eurozona, donde el crecimiento pasaría de un 2,4 en el 2017 al 2,1 en el 2018 y un 2 % en 2019. Estas previsiones y ese proceso de desaceleración económica va a ser generalizado y afectará a la mayoría, a la mayor parte de los países de la zona euro.

En cuanto al análisis de la situación actual en la economía española, con los datos de la contabilidad nacional trimestral española, el Instituto Nacional de Estadística, el PIB real, nacional, ha experimentado un incremento del 2,8 interanual en el primer semestre del 2018, por lo que se modera el crecimiento de hace un año, cuando se alcanzó el 3 % que, insisto, es un porcentaje alto respecto a los crecimientos económicos. Las predicciones apuntan a que la economía española, que creció un 3,3 en el 2016 y un 3,1 en el 2017 crecerá en una horquilla entre el 2,6 y un 2,9 en el 2018, y que para el 2019 las previsiones son más bajas, un 2,2 y un 2,5.

La Comisión Europea espera también que el desempleo se continúe reduciendo, mientras la inflación debería moderarse, a pesar de la recuperada proyección de los salarios, y el déficit fiscal continuará estrechándose, pero a un ritmo mucho más lento que el 2017, debido a las medidas contenidas en la Ley de Presupuestos del 2018 y especialmente en la revisión de las pensiones y en el incremento de las retribuciones para los empleados públicos.

Entro en Canarias; según la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal -la Airef- estima que en el segundo trimestre del 2018 el PIB canario experimentó un crecimiento interanual de un 3,2. Todavía no contamos con los datos macroeconómicos de la actividad del segundo trimestre, por lo que hay que acudir a indicadores coyunturales para completar el análisis del panorama económico de la economía canaria actual.

El análisis de los principales indicadores -la actividad económica, el empleo, en general- prevé -o ha sido- un crecimiento positivo en la mayoría de los tres indicadores, aunque gran parte de estos casos -no todos- se aprecian con una intensidad mayor en los primeros meses transcurridos del 2018 y es menor en la segunda parte del año.

Por ejemplo, en la evolución del sector servicios, que usted apuntaba la importancia del turismo, que marca la evolución del conjunto de la economía canaria por su peso en nuestra economía; sus principales indicadores de actividad muestran tasas de crecimiento positivas, aunque en la línea de lo dicho anteriormente; el crecimiento se está produciendo con una intensidad inferior a la del 2017.

Los datos de la afiliación a la Seguridad Social; en todos los regímenes de la actividad comercial -al mayor, al menor, la preparación de vehículos- experimentan un crecimiento interanual, perdón, anual de un 3,2 en el semestre del 2018, por lo que se modera la tasa observada en el mismo semestre de 2017, un 4 %.

En cuanto al sector turístico, ya saben que el número de turistas llegados a Canarias se ha reducido en un 3 %, pero debemos tener en cuenta que estamos comparando con una época en la que se alcanzaron máximos históricos en esta tierra. De hecho, en términos absolutos, en los ocho primeros meses del año habrían viajado al archipiélago un total de más de nueve millones ciento treinta y un mil pasajeros en vuelos internacionales, lo que supone el segundo mejor registro tras el 2017 para un acumulado en agosto desde el comienzo de la serie que se registró en 1989.

En lo que se refiere al mercado de trabajo, que probablemente sea lo que más nos interese, durante los meses transcurridos en 2018 el mercado laboral en Canarias ha continuado su tendencia de recuperación del terreno perdido con el impacto de la grave crisis que sufrimos en 2008. La población ocupada ha mostrado tasas de variación anual positivas al tiempo que se ha venido reduciendo el desempleo. Después de crecer al 3 % en 2016, el 2,9 en 2017 las previsiones principales de las principales instituciones que realizan análisis predictivos sobre la economía de Canarias estiman que el PIB de Canarias en 2018 va a crecer en un dos coma cuatro, la previsión peor, pero los estudios del Servicio de Estudios del BBVA apuntan una predicción todavía por encima de la media española, situándonos en un tres coma uno.

Por lo tanto, concluyo, señorías, la economía de Canarias tiene fortalezas o sigue teniendo fortalezas y oportunidades. Fortalezas y oportunidades para avanzar en la senda que hemos marcado y que debería seguirse en el 2018 y 2019. En primer lugar, porque somos una comunidad autónoma especializada en una actividad que está permitiendo mayores grados de incremento del empleo, como es el sector turístico, porque podemos decir que tira también la demanda interna y el mercado de trabajo. Seguimos cumpliendo con los compromisos de estabilidad presupuestaria, con lo cual el sector público canario se convierte en un elemento fundamental que va a generar estabilidad y crecimiento; estoy de acuerdo que la entrada en vigor de la ley general de contratación ha supuesto una rentabilización en general del conjunto de la obra pública.

Pero hemos podido cumplir con tres grandes objetivos que suponen una inyección para los recursos de la economía de Canarias como es la desvinculación del REF del sistema de financiación. En este momento se encuentra en el Senado el Régimen Económico y Fiscal y también el Estatuto de Autonomía, lo que nos va a dotar de mayor capacidad de autogobierno, y también dentro del Régimen Económico y Fiscal, que pasa del año 1994 a un Régimen Económico y Fiscal que mira hacia adelante para ver nuevas oportunidades de crecimiento, de empleo en nuevos nichos y en nuevas especialidades que se pueden dar en Canarias. Y, por lo tanto, tenemos que mirar al futuro con esperanzas, pero también reconociendo que hay una coyuntura internacional y también de inestabilidad en el conjunto del Estado que tenemos que poder prever y anticiparnos desde el Gobierno de Canarias y también dotarnos de las herramientas para poder abordar una posible, como decía, no recesión, pero sí desaceleración de la economía en el conjunto de la Eurozona en España, y también en Canarias estar preparados para esos posibles registros.

(El señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández, abandona la Presidencia, que es ocupada por la señora vicepresidente segunda, Tavío Ascanio).

En cualquier caso, afrontamos con esperanza que en los presupuestos de 2018 pudiera tener... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

En los presupuestos de 2018 y de 2017 se tuvieron una buena negociación, que va a contribuir el Convenio de Carreteras al fortalecimiento de la obra pública, que tenemos -como indicó en la anterior comparecencia- el Plan Integral de Empleo, que hay estrategias que permiten a la economía canaria ser más competitiva, como puede ser el Posei, está aquí el consejero de Agricultura, que hace que será más competitivo el sector industrial y que podamos apuntar a una mayor diversificación de la economía con nuevas herramientas de las que nos dota no solamente el Régimen Económico y Fiscal sino también las oportunidades que se están dando en torno a la Zona Especial Canaria y otros elementos.

Muchísimas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Mixto tiene la palabra el señor diputado don Jesús Ramón Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señora presidenta. Buenas tardes, señora consejera.

Bueno, para ser justos deberíamos situarnos en el contexto correcto, y la verdad es que tenemos problemas estructurales, como son nuestra insularidad y nuestra lejanía, que por supuesto lastran nuestra economía. De hecho la lastran hasta tal punto que por tal hecho hemos sido reconocidos región ultraperiférica por Europa.

Pero tenemos otros nuevos problemas a los que no hemos puesto hasta el momento solución, como es esa sobredependencia que tenemos del sector servicios, que vemos cómo esta desaceleración también coincide con esta reducción en el número de turistas que llegan a nuestras islas.

Como ya he dicho, la dependencia del sector servicios es demasiado alta, tenemos que seguir apostando por la diversificación económica, lo hemos dicho desde nuestro grupo en reiteradas ocasiones al consejero de Industria y Economía. Y, bueno, vemos que esta desaceleración lo que va a causar es una menor generación de empleo y, por lo tanto, menos oportunidades para los canarios y las canarias.

Tenemos que hacer una mayor apuesta por la industria, la industria debe tener una mayor incidencia en nuestro PIB, y a mí me gustaría preguntarle si tiene los datos de cuántos empleos se han creado en el 2018 precisamente en este sector, en el industrial.

También hemos repetido hasta la saciedad que debemos seguir apostando por la I+D+i, que debe aplicarse en diferentes sectores, como la economía circular, en la sostenibilidad, en las energías renovables, en el sector primario, etcétera.

Por tanto, esta estrategia tiene que ser transversal; si realmente queremos la diversificación económica tiene que ser una estrategia transversal.

Por lo tanto, me gustaría preguntar también que qué actuaciones tienen coordinadas con otras consejerías para minimizar el impacto de esta desaceleración económica.

Las previsiones de las cámaras de comercio sitúan nuestro crecimiento en torno al dos coma siete por ciento del PIB para este año, lejos del 3,6 o al 3,3 que tuvimos en los últimos ejercicios. Es cierto, también, que esta desaceleración, como usted bien dijo, no es a nivel insular, a nivel de nuestra comunidad autónoma, es a nivel estatal y, por supuesto, a nivel europeo, pero sí es verdad que por estas características que tenemos de insularidad y lejanía aquí las sentimos mucho más y, sobre todo, luego, si no tenemos diversificada nuestra economía y dependemos tanto del sector servicios, se acentúan.

Y me gustaría acabar con una reflexión, y es que la economía no se va a enderezar con las bajadas lineales del IGIC. Se pierden fondos que son públicos, esenciales para nuestras políticas sociales y, por supuesto, para nuestra sanidad. Tenemos herramientas, como es la RIC y la ZEC, que deben servir para lo que realmente fueron creadas: generar desarrollo socioeconómico, diversificar nuestra economía y, por supuesto, internacionalizar nuestras empresas... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos a la intervención del Grupo Parlamentario de Nueva Canarias, tiene la palabra su portavoz don Román Rodríguez Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señora presidenta, señorías, buenas tardes.

La economía internacional se desacelera porque las materias primas aumentan el precio, porque el proteccionismo norteamericano ha descolocado la economía internacional, porque los países emergentes tienen dificultades. Europa no es ajena a esta condición y se añade el problema del cambio de la política del Banco Central Europeo, que aumenta el precio del dinero y deja de comprar deuda pública. A eso se añade la salida del Reino Unido de la Unión Europea, que complicará el crecimiento de la Unión y que afectará de manera directa a Canarias.

Eso es así. No es culpa de los malvados socialistas, como algunos han deslizado esta mañana; esta es la economía internacional, este es el capitalismo en estado puro. De forma que eso está ocurriendo. Y nosotros de esta crisis hemos salido malparados. Las consecuencias de esta crisis es, primero, que la distribución interna de la riqueza ha sido profundamente injusta. Esta crisis se ha saldado con unos pocos más ricos y con unos muchos más pobres, y el conjunto de la economía canaria desconverge con la economía española; estamos más lejos de la media de riqueza de España como comunidad autónoma que antes. De manera que con esta desaceleración se aproximan situaciones que pueden ser complicadas. Porque además no hemos hecho las tareas, por supuesto no hemos hecho la tarea de la diversificación de la economía, todo lo contrario; ahora, después de esta crisis, hay menos actividades que concentran más actividad económica y, por lo tanto, tenemos serias dificultades.

No tengo tiempo para profundizar en un debate de esta envergadura, pero sí digo que desgraciadamente no hicimos las tareas y ahora pagaremos las consecuencias. Estamos repitiendo la burbuja inmobiliaria, ahí está, otra vez creciendo de forma artificial. No hicimos la renovación de los espacios turísticos cuando había vacas gordas, y ahora no se hará porque las vacas son flacas.

Pero los únicos remedios a corto que nos quedan son subir los salarios, subir los salarios para que la gente pueda contribuir a la demanda y tirar del crecimiento; incrementar los ingresos públicos, persiguiendo el fraude y haciendo que paguen los que más tienen, para liberar recursos, para hacer políticas anticíclicas. Por ejemplo, la del superávit, sería muy interesante para la economía española y canaria los 30 000 millones de superávit que tienen las corporaciones locales españolas ponerlos a circular, y también el superávit que van a tener ya cada vez más comunidades autónomas. Solo queda repartir un poco mejor esto vía incremento de salarios, y solo queda poner a circular dinero público para reactivar la demanda y tirar un poco de la situación económica porque el ciclo económico internacional está comprometido con los datos que someramente he apuntado antes, y que son más graves de lo que hemos apuntado hoy en este debate. Tres minutos no dan para más.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Podemos, tiene la palabra su señoría el señor diputado don Manuel Marrero Morales.

El señor MARRERO MORALES: Bien, buenas tardes.

Antes la consejera de Empleo y Asuntos Sociales hablaba de esperanza, y a mí realmente me gustaría tener esperanza y, sobre todo, bueno, yo creo que la sociedad canaria, ¿qué esperanza puede tener en un Gobierno que después de veintisiete años gobernándonos nos ha conducido a los datos que en las intervenciones anteriores se exponían aquí de pobreza, de paro, de exclusión social, etcétera, etcétera?

Al señor Estalella decirle que el uso de la economía, hasta hace unos ciento y pocos días, ustedes hablaban más de luces, no había ninguna sombra en la economía. Y ahora ya le empiezo a escuchar que empieza a hablar de sombras. Por eso digo, ¿de quién será la culpa? ¿Han sobrevenido de pronto esas sombras en la economía de este país o las venimos arrastrando desde hace tiempo?

Yo creo que en este tiempo el uso de la economía, ustedes vienen a hablar de cifras, yo intento hablar más de las repercusiones que la economía tiene sobre la gente, porque yo creo que es lo que le interesa a la población, y cuando hablamos de cifras en este tiempo, lo que decimos -y del uso que se ha hecho de la economía-, lo que decimos es, ¿qué avances han tenido sobre la sociedad canaria los presupuestos más expansivos de la historia para mejorar, por ejemplo, la educación, la sanidad, los servicios sociales, la dependencia, el trabajo digno, el trabajo estable? Es decir, ¿qué avances tiene la sociedad canaria palpables respecto a eso? Los salarios, el número de contratos indefinidos...

Europa nos ha permitido ahora, al Estado español, aumentar la posibilidad de gastar 6000 millones más; nosotros desde Unidos Podemos estamos planteando que pudiéramos llegar siquiera a 10 500 más, porque consideramos que es necesario, ¿no? Y estamos en eso, ¿para qué queremos? Miren, pensemos que la herencia anterior pasó la deuda de un sesenta y cinco por ciento a casi al cien por cien, señor Estalella, es decir, eso forma parte de las sombras del pasado inmediato.

¿Para qué queremos ese dinero? Pues, por ejemplo, para que haya pensiones públicas dignas; para que la sanidad, la educación y la dependencia mejoren; para que la sociedad en general sea más feliz y pueda vivir mejor, haya empleo decente, etcétera. Para eso queremos la economía, la economía tiene que estar al servicio de la gente, no al servicio de las privatizaciones, que es lo que ustedes se han empeñado en este tiempo, en desmontar el Estado del bienestar, privatizando, de alguna forma, pues la sanidad, la educación, hasta la dependencia, incluso.

Por tanto, yo digo: el miedo, el miedo que ustedes están aportando en estos momentos, con ese horizonte sombrío hacia la población, nosotros queremos trasladarlo de bando, y queremos salir, seguramente, a las calles en este otoño, ¿sabe para qué?, pues para decirles que tienen que gobernar para la gente, y que la economía tiene que estar al servicio del empleo, de la educación, de la sanidad y de la mejor calidad de vida de la gente. (Aplausos).

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra su señoría el señor diputado don Gabriel Corujo Bolaños.

El señor CORUJO BOLAÑOS: Gracias, presidenta. Buenas tardes, señorías.

Bueno, ciertamente abordar en tres minutos, incluso en una hora que durará más o menos este debate, la situación macroeconómica mundial, en primer lugar es una hazaña, en segundo lugar es pretencioso, por eso yo creo que debemos centrarnos en un par de cuestiones concretas: ¿de qué se compone la imagen que da un país al exterior? La imagen que da un país al exterior se basa en la fiabilidad que tiene, se basa en todas esas perspectivas macroeconómicas y se basa en la responsabilidad de sus líderes; aquellos que están sentados en el despacho presidencial y aquellos que aspiran alguna vez a estarlo. Entre los que aspiran alguna vez a estarlo está el líder de su partido. Yo, francamente, espero que nunca ocupe ese despacho presidencial, porque me cuesta ver que un líder tan irresponsable como para decirle al presidente de la Comisión Europea "España es un desastre" se siente algún día en el despacho presidencial de este país. Por tanto, la primera receta para defender la política económica de un país es la responsabilidad de sus líderes y de aquellos que aspiran alguna vez a serlo. Por tanto, recomiendo que se lo apunte, y si puede lo haga llegar, por esa cuestión, dentro de su partido.

¿Qué sucede en España? Sucede exactamente lo mismo que hace tres meses y medio en relación con el panorama económico mundial, y eso, usted nos puede contar aquí una película pero no la puede cambiar. Los datos y las expectativas son prácticamente las mismas, porque no se debe a aspectos intraestado, se debe mayormente a aspectos extraestado, son aspectos macroeconómicos y de incidencia mundial. La recuperación de destinos turísticos competidores, no solamente con Canarias, sino con toda Europa, con toda España, en concreto, afecta aquí. Pero le voy a decir una cosa, ustedes estarían dando palmadas con las orejas si estuviesen todavía en la presidencia del Gobierno y dijeran, y pueden defender, que vamos a crecer al dos y medio, dos con siete, dos con ocho por ciento, estarían diciendo que todo va fantástico, y como les toca estar del otro lado de forma irresponsable están diciendo que la economía española es un desastre, que España es un desastre y dibujando un panorama de lo que acontece en este país que nada tiene que ver con la realidad, háganselo mirar, superen de una vez que han salido de la Moncloa, superen de una vez que probablemente no van a volver en corto plazo.

Por tanto, en el tiempo que me queda me gustaría dedicar también algo a la consejera, hay que comentar el producto interior bruto canario en materia industrial, ¿qué ha hecho el Gobierno para mejorar este IVA industrial de Canarias? ¿Qué ha hecho el Gobierno para mejorar el PIB que aporta la I+D+i en Canarias? ¿Qué va hacer?, porque, de momento, según los datos que yo manejo, no ha hecho nada. ¿Qué va hacer dentro de poco para que esta economía esté diversificada?

Y les recuerdo a aquellos que apoyaron estos presupuestos que los inventores de emplear el superávit solamente en proyectos... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Señor Corujo, gracias.

En nombre del Grupo Parlamentario Nacionalista Canario tiene la palabra su portavoz... Disculpe, señor Estalella (ante los comentarios que hace, desde su escaño, al señor Corujo Bolaños), tiene la palabra su portavoz.

Señor Corujo, señor Estalella, digo que tiene la palabra el señor portavoz, don José Miguel Ruano de León.

El señor RUANO LEÓN: Muchas gracias, señora presidenta. Señorías, buenas tardes.

Saludar a los estudiantes de la Facultad de Derecho que hoy nos visitan, esperemos que aprendan hoy de las cosas buenas...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Señor Ruano, le vuelvo a poner el tiempo.

El señor RUANO LEÓN: Decía a los jóvenes...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Salude, salude, me lo está ahorrando a mí. Salude.

El señor RUANO LEÓN: Decía a los jóvenes estudiantes que en la política podrán aprender que hay cosas muy buenas para la acción pública, para transformar la sociedad y esperamos que de un corto debate, como el que verán ustedes esta tarde, puedan aprender algo.

En este debate concretamente, señor Estalella, ha traído usted cuestiones que tienen que ver con la política internacional, con la política española y hemos conducido finalmente el debate a cómo hacemos, qué hacemos en Canarias con las macrocifras. Pensaba cuando orientaba el debate que se iba a referir usted a una moción recientemente debatida en el Congreso de los Diputados que presentó su grupo parlamentario -el Grupo Parlamentario Popular en el Congreso-, debatida el pasado 18 de septiembre, sobre los síntomas de desaceleración de la economía española, y ciertamente aquel debate parece que centra todo en la situación, en la reciente incorporación al Gobierno del Partido Socialista que es evidente que presentan muchas incógnitas desde el punto de vista político -porque la situación es inestable, 84 escaños sobre 350 no son escaños proporcionalmente suficientes para intentar llegar a acuerdos-, pero no parece que ese sea el escenario que define la situación global en la que estamos.

Yo creo que la ventaja de este debate puede ser que anticipa usted algunas cuestiones de líneas macroeconómicas que son necesarias para el debate del presupuesto de 2019 que tendremos que tener en este Parlamento. Y conociendo el escenario internacional, conociendo el escenario español, qué capacidad tenemos desde Canarias para poner las cosas en su sitio. Especialmente quiero trasladarles a usted, a su grupo y a toda la Cámara la preocupación por algunas cuestiones que se vienen planteando y que ciertamente en política, en la política inmediata del Twitter y del WhatsApp que decimos habitualmente aquí, hace que no seamos suficientemente rigurosos. Cuando decimos, por ejemplo, que es necesario destinar el 4 % del PIB a la educación, necesitamos recursos para poder hacerlo y si no se modifica, señorías del Partido Socialista, la regla de gasto que regula hoy la Ley Orgánica de estabilidad presupuestaria, el artículo 12 de esa ley, no será posible destinar 600 millones de los que disponemos hoy a políticas de educación, de sanidad y de servicios sociales.

Por tanto, seamos capaces de trasladar en el debate, hacer el análisis correcto que la consejera nos hacía, ver datos como, por ejemplo, los de la Fundación Funcas sobre la política fiscal, es importante -y eso también para don Román Rodríguez, le recomiendo la lectura del informe Funcas sobre política fiscal- porque no estamos precisamente para mayor presión fiscal en este momento.

Por tanto, esperamos, señores del Grupo Popular, que atiendan ustedes ese escenario global, que atiendan ustedes cómo va la economía española y que en ese sentido podamos converger en decisiones que afecten a la educación, a la sanidad y a los servicios sociales.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Ahora, para una segunda intervención del grupo proponente de esta comparecencia, en nombre del Grupo Parlamentario Popular tiene la palabra el señor diputado don José Estalella Limiñana.

El señor ESTALELLA LIMIÑANA: Disculpen antes, el ímpetu me pudo.

Bienvenidos los estudiantes de Derecho también, como decía el señor Ruano.

Empiezo por las alusiones, señor Marrero: el Partido Popular fue el partido que sacó a España de la crisis más absoluta, más absoluta conocida. Es verdad que la deuda se ha alcanzado casi la totalidad del PIB, pero era necesario para atender el estado del bienestar, mientras se destruían todos los días en España 1500 empleos.

Señor Corujo, volveremos a La Moncloa si los votantes así lo quieren, por nosotros no va a quedar. Desde luego, seremos mucho mejores inquilinos que el señor que está ahora. Por cierto, que no está casi nunca, ahora creo que está en Canadá, ¿no?, pasando revista a la Policía Montada, parece ser.

Señor Ruano, efectivamente, los dirigentes de mi partido toman en cuenta la opinión del Gobierno y del Grupo Nacionalista para ver si somos capaces de llegar a un acuerdo, en todo caso, y, bueno, pues, tenemos las próximas semanas para intentar tomar ese acuerdo y ver qué es lo que pasa.

Yo, en esta segunda intervención me gustaría profundizar sobre algunas, solo algunas, porque reconozco que hay...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Disculpe, señor Estalella.

Ruego silencio. Tenemos visitas y, por lo tanto, les ruego extremen el silencio.

Gracias.

El señor ESTALELLA LIMIÑANA: En esta segunda intervención, decía, que quería profundizar en algunas de las causas.

Es cierto que hay una parte del entorno macroeconómico que afecta, pero hay otra parte en la que nosotros podemos influir o nos están influyendo.

Durante unos cuantos años, señorías, Canarias vivió a lomos de la aritmética parlamentaria y la atención especial que el Gobierno del Partido Popular atendía a las propuestas que desde aquí se solicitaban. Ahí están las bonificaciones al transporte, las modificaciones para dejar fuera la financiación autonómica de los recursos del REF y tantas otras que ahora no voy a enumerar.

Ahora, lamentablemente, la situación es bien distinta: el Gobierno de España demuestra que los acuerdos con Canarias son casi papel mojado; tenemos que volver a pelear los convenios ya cerrados y pactados anteriormente. Estos acuerdos serían de extraordinaria ayuda para modificar, hacer variar la tendencia de algunos de los indicadores de los que hablaba en la primera intervención, porque, señorías, no olvidemos que, aunque Canarias a nosotros nos parezca muy grande e importante, es una economía muy dependiente de la relación con el Gobierno de España, y es que, en los últimos tiempos -desde que está el señor Sánchez-, está más preocupado de los asuntos mediáticos y la pelea estudiantil que de las cosas que verdaderamente importan.

Como decía, con respecto a Canarias nos tienen empantanados varios asuntos de importancia vital: el Convenio de Carreteras, por valor de 2000 millones, para el periodo 2018-2025, de los que 307 corresponden al ejercicio de 2018; el convenio de infraestructuras educativas que complementa el PIEC con otros 42 millones; anualidad de 2018 por 50 millones para obras hidráulicas; rehabilitación de infraestructuras en zonas turísticas, por 17 millones; los 30 millones de la partida de la lucha contra la pobreza. En definitiva, 500 millones de euros en total. ¿Se imaginan el efecto que podría tener en nuestra economía el cumplimiento de lo pactado, señor Corujo? Y eso que he dejado a un lado el lío montado con la utilización del superávit presupuestario, simplemente porque el Gobierno de Sánchez tiene un compromiso con los incumplidores de los objetivos de déficit, con los independentistas y con sus socios de Podemos.

Hablando de líos, y en relación con la ralentización de la economía, ¿no se les ha ocurrido pensar a la bancada socialista que puede tener alguna responsabilidad sobre ello el errático comportamiento del Gobierno de Sánchez, que a cada rato nos presenta una medida sin haber estudiado sus consecuencias y da marcha atrás inmediatamente cuando no encuentra el aplauso y las bendiciones del público en general y la cambia por otra? Señorías, cualquiera que sabe que lo peor para la economía es la incertidumbre; la desconfianza ahuyenta a los inversores, retrae el consumo y genera desequilibrios que son muy difíciles de restablecer posteriormente.

Pues ahora tenemos un Gobierno que es un experto en generar incertidumbre, con sus anuncios de medidas que inciden directamente en un aumento de la presión fiscal, tales como un posible impuesto sobre las empresas tecnológicas. ¿Y qué me dicen de la propuesta sobre las transacciones financieras y el incremento sobre el impuesto de sociedades y el impuesto de los carburantes? Hoy llenar el tanque de gasoil vale siete euros más que hace quince días. ¿Y qué me dicen de la eliminación de los beneficios fiscales de los más de nueve millones de planes de pensiones que existen en España? Y otros cuantos que en lugar de aportar tranquilidad y certidumbre para reconducir la situación, añaden nuevas distorsiones y variables al sistema, que finalmente termina aumentando el clima de incertidumbre que afecta a las decisiones de inversión de las grandes empresas. Me temo... Y del consumo también de las familias.

Me temo que este señor, lejos de corregir esta productiva práctica de problemas, continuará con su política de globos sonda, o me temo, a lo peor, que responda a la aplicación de los pactos secretos de la moción de censura.

España y Canarias necesitan proyectos políticos ciertos, que marquen rumbos económicos basados en una política que nos lleve a la consolidación del crecimiento económico, que den un nuevo impulso a la recuperación de la actividad de las empresas, a la inversión y a la creación de empleo, y que vayan encaminadas a una mayor eficiencia en la gestión del gasto público.

Antes de finalizar, y debido a la actualidad, me siento en la obligación de compartir una reflexión sobre la eliminación de los beneficios fiscales de los planes de pensiones.

Señorías, llevamos hablando años de la insostenibilidad del sistema público de pensiones. La famosa hucha de las pensiones ya empieza a tocar fondo, todos los expertos aconsejan que los que tengan menos de cincuenta años deben hacerse un plan de pensiones. Y ahora llegan estos señores, que no han tenido responsabilidades de gobierno, y se sacan de la manga esta descabellada idea. ¿Cuál es el propósito? Ya se los digo yo: hacer los planes de pensiones poco atractivos, de tal manera que el ahorro huirá de ese producto, terminando por desaparecer, y así todos fiaremos nuestra jubilación a la pensión pública, que, por cierto, habrá sido ganada con el trabajo de todos nosotros y de cada uno de nosotros.

Esa pensión cada vez será de menor importe, quedando finalmente todos pobres, sin capacidad, al albur de los designios de los Gobiernos antisistema, el ideal del anticapitalista, el nirvana. Y así podrán mangonearnos a su antojo, como ocurre en otras latitudes.

Señorías, yo, en la medida de mis posibilidades, si puedo, el tiempo que esté, lucharé con todas mis fuerzas para que esto no pase. Y les aseguro que vamos a necesitar muchas manos para parar esta espiral de decisiones que lo que pretende es aniquilar un sistema que, aunque tiene imperfecciones indeseables, nos ha permitido en pocos años recuperar el tono con respecto a los países de nuestro entorno. Invito a todos los demócratas a que defiendan el sistema, que estén vigilantes y atentos cada día, a cada medida, en cada ley. Será una batalla cruenta que tenemos que afrontar sin fisuras entre nosotros, que, aunque tengamos distinto color político, compartimos la misma base: la cultura del trabajo y el mérito, el sostenimiento del Estado del bienestar y la economía libre; en definitiva, la libertad individual y colectiva.

Muchas gracias. (Rumores en la sala).

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Para finalizar esta comparecencia tiene la palabra en nombre del Gobierno la consejera de Hacienda doña Rosa Dávila Mamely.

La señora CONSEJERA DE HACIENDA (Dávila Mamely): Gracias, señora presidenta. Saludar también a los estudiantes de derecho, supongo que, bueno, que es un placer recibirlos en esta sede parlamentaria, que es la sede donde reside la soberanía popular y la de sus representantes, y para nosotros es un orgullo acogerlos, la presidenta ya lo ha dicho y el resto de diputados.

Para comenzar con mi intervención, en esta segunda intervención, me gustaría hacer mención, porque todas las intervenciones han sido muy interesantes, y se han mencionado cuestiones que realmente... por el señor Jesús Ramón, ha mencionado herramientas que son fundamentales, ese reconocimiento a la doble insularidad en nuestro Régimen Económico y Fiscal, un Régimen Económico y Fiscal que viene del año 1994 y que necesitaba nuevas herramientas y un reconocimiento primero a la insularidad, a esa doble insularidad y, por tanto, herramientas, herramientas que están ahí, incentivos específicos que trabajamos intensamente con Antonio Castro para que fueran realidad, incentivos específicos a las inversiones cuando se realizan en las islas verdes -lo que nosotros denominamos las islas verdes-, que llevan una velocidad distinta en cuanto a inversiones privadas y, por lo tanto, requerían de una especial atención.

El reconocimiento a esa doble insularidad, para incremento del descuento de residentes al 75 % entre las islas y también, consolidado también en el Régimen Económico y Fiscal, 75 % con la Península. Eso tiene que ver también con la economía, igual que el 100 % de la compensación del coste del transporte de las mercancías tiene que ver con lo competitiva que puede ser nuestra industria o nuestro sector primario, y también tiene que ver con la capacidad que tenga Canarias de afrontar la desaceleración, por supuesto, los recursos que puedan venir de la modificación -como ha dicho, ha mencionado el señor Rodríguez y también el portavoz de Coalición Canaria, señor Ruano-, la importancia que tiene el poder modificar la Ley de Estabilidad Presupuestaria que en el año 2012 probablemente tenía un sentido, en un momento en el que -yo creo que hay que recordar y refrescar la memoria-, en el que hubo una modificación de la Constitución española, anteponiendo el pago de la deuda a los bancos, en el año... por encima de los derechos de los ciudadanos.

Y eso se hizo, y lo hizo el Partido Socialista, y después vino el Partido Popular e hizo una Ley de Estabilidad con mucho más rigor de lo que establecía la propia Comisión Europea, y señor Marrero, eso es hablar de la gente, porque poner la deuda por encima de los derechos constitucionales de los españoles es hablar de la gente. Y hablar de la gente es también tener más recursos para la sanidad, para la educación, para las políticas sociales, para la dependencia, donde Canarias ha estado infrafinanciada históricamente, y también en el último sistema de financiación que se diseñó en el año 2009, que no pudo ser modificado en el año 2014 -o no se quiso modificar- y que ahora el Gobierno de Pedro Sánchez ha dado una patada hacia adelante y que es fundamental abordar desde el consenso de todas las fuerzas políticas.

Por eso insisto en que el diálogo, independientemente de las mayorías y minorías, porque yo creo que a la gente, a los chicos y chicas que hoy nos están escuchando, estudiantes de derecho, ya las mayorías absolutas que se vivieron en otras épocas, gracias a la pluralidad de los partidos políticos, a la mayor oferta política, no va a existir. Pero es el ejemplo de la pluralidad y de la capacidad de diálogo, se ha dado históricamente en Canarias. Históricamente en Canarias. Canarias ha sido un ejemplo de diálogo, de capacidad de llegar a acuerdos por las distintas fuerzas políticas para ponernos de acuerdo en la defensa de una mayor capacidad de autogobernarnos, en cuestiones que son estratégicas para abordar el futuro, como son nuestras aguas, el reconocimiento de nuestras aguas canarias o el reconocimiento de las competencias en materia de costas para proteger nuestro medio ambiente o el reconocimiento también de que nuestros puertos y aeropuertos son elementos fundamentales para el desarrollo económico.

Pero, miren, yo creo que aquí hay un elemento que tiene que ser común y es que, como decía el señor Corujo, la confianza es un elemento fundamental. La confianza es un elemento fundamental. Y por eso ningún partido debería ponerla en riesgo. Y cuando hablamos de confianza hablamos también de capacidad de diálogo y de consenso, señor Corujo. Y tenemos que hacer un reproche a cómo el Partido Socialista ha intentado por la puerta de atrás, junto con Podemos, modificar una Ley de Estabilidad que precisamente porque nació de la modificación de la Constitución española se quiso poner con mayores garantías para que el diálogo imperara en el Congreso y en el Senado; en el Congreso y en el Senado con las mayorías que han querido dar los españoles, y si hay una mayoría en el Senado del Partido Popular yo le pido o le pedimos al Partido Socialista que utilice el diálogo para llegar a los grandes acuerdos como es modificar la Ley Estabilidad Presupuestaria para que esos 30 000 millones de euros que están de superávit en las corporaciones locales y que están lastrando la economía, que están lastrando la capacidad que tienen los ayuntamientos, los cabildos y, en nuestro caso, el Gobierno de Canarias, poder aprovechar toda esa capacidad para fortalecer los servicios públicos esenciales.

Por eso la confianza, señor Corujo, no puede ir de tapadillo, lo que queremos recomendar es que cuando hay grandes debates hay que abordarlos de frente, los grandes debates hay que abordarlos de frente y la Ley de Estabilidad, la modificación del artículo 12 para flexibilizar la regla de gastos requiere un debate abierto al conjunto de los partidos. Y, mire, en el momento en el que estaban interviniendo los partidos para admitir la toma en consideración de la Ley de Estabilidad su partido y Podemos intentaban hurtar el debate parlamentario. Señores, señorías, eso no es democrático. Creo que hay ejemplos que hemos dado en Canarias para poder sacar documentos con amplio consenso que nos dan herramientas para afrontar un futuro que, como han dicho, no es del todo halagüeño y, bueno, hoy precisamente salía un artículo interesante en La Opinión de Tenerife: una década después del rescate público. Y, de verdad, creo que les puedo recomendar que se lo lean porque habla de las secuelas que ha dejado la última gran crisis y cómo van a dificultar atajar la próxima recesión.

Y les puedo decir que Canarias no estando ausente del mundo global está mejor preparada que aquellas comunidades autónomas que se endeudaron por encima de sus posibilidades. Pero también les tengo que decir que no estamos dispuestos a colectivizar una deuda como la de Cataluña, que están pidiendo que la deuda catalana se colectivice y, por lo tanto, la suma, el Gobierno de España, que al final pagaremos todos los españoles. Mire, Canarias ha hecho la tarea, Canarias ha cumplido con los objetivos de estabilidad y eso nos permite estar mucho más fuertes a la hora de abordar una situación de desaceleración económica.

Pero también tenemos que decir que somos una comunidad autónoma que no estamos ausentes de los distintos movimientos que se dan, como ha dicho el señor Rodríguez, respecto al coste de las materias primas, a la guerra comercial de Estados Unidos con China y todo eso afecta. Nosotros podemos tener las herramientas, pero indudablemente esas herramientas de las que nos hemos dotado todos los partidos, y hay que reconocerlo, porque es una herramienta, es una elemento que hay que poner en valor, hay que poner en valor la capacidad que ha tenido este Parlamento de Canarias para llegar a grandes acuerdos, a grandes consensos respecto a los elementos que son fundamentales para conseguir una sociedad mucho más justa, mucho más igualitaria, con una mejor distribución de la riqueza...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Disculpe, señora consejera.

Señorías, ruego silencio.

La señora CONSEJERA DE HACIENDA (Dávila Mamely): Termino, señora presidenta, solamente invitándoles a abordar el debate de cuáles son las herramientas que tiene que tiene que tener Canarias para abordar los próximos años, y tengo que decir que me siento orgullosa de este Parlamento por haber sacado y haber estado de acuerdo en los grandes debates: en las desvinculación del sistema de financiación nos hace más fuertes, en el debate que van a tener mañana respecto al nuevo Régimen Económico y Fiscal y también respecto al Estatuto de Autonomía.

Señorías, creo que somos ejemplo para otros parlamentarios, a otros diputados que en muchas ocasiones hurtan el debate parlamentario sosegado que requiere y nos exige nuestra sociedad.

Muchísimas gracias.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-1968 Sobre Del Gobierno, sobre las consecuencias del proceso de desaceleración económica.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico