Diario de Sesiones 134/2018, de fecha 17/10/2018 - Punto 9

9L/PNL-0645 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE LA SITUACIÓN EN VENEZUELA.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Señorías, entiendo que vemos la (aplausos en la sala)... que vemos la PNL que queda pendiente, sobre la situación de Venezuela, del Grupo Popular.

Para su defensa, señora Tavío.

La señora TAVÍO ASCANIO: Señorías, doy la bienvenida a este salón de plenos a los representantes que hoy nos acompañan y que malviven con ansiedad y desesperación por Venezuela.

Señorías, ahora estamos al otro lado de la bancada, seguimos defendiendo la libertad y la democracia para la octava isla, para miles de canarios en los peores momentos, precisamente para nuestra principal tierra de acogida, para miles de canarios que, en esos peores momentos, sus bolívares, sus remesas, ayudaron y mucho a levantar este archipiélago.

Hoy, señorías, paradojas de la vida, ni siquiera reciben sus pensiones, y si se las pagan, estas no valen nada. Pero de eso hablaremos otro día.

Señorías, tras una resolución del Parlamento Europeo en el 2015, exigiendo la excarcelación de los presos políticos, el señor Pedro Sánchez afirmaba, y abro comillas: "espero y deseo que el dinero que los dirigentes de Podemos han cobrado de Venezuela no sea una hipoteca, porque la libertad y la democracia no tienen precio". Fin de la cita.

Señores de Podemos, si tienen la intención de volver a decirme que me llevarán al juzgado por estas declaraciones, recuerden que solo estoy citando al que hoy es presidente del Gobierno de España gracias a su apoyo; un presidente que decía eso de ustedes y de la libertad y la democracia cuando estaba en la oposición, y hoy, como jefe del Ejecutivo, impide, por primera vez en ocho años, que los venezolanos se manifiesten ante su embajada en Madrid, o evita condenar el régimen de Maduro y sus efectos en Venezuela en la rueda de prensa conjunta que ofreció con el presidente de Chile, Sebastián Piñera.

Y hay más, la oposición venezolana, pero también dirigentes internacionales, han condenado la actitud de nuestro expresidente, José Luis Rodríguez Zapatero. Por ejemplo, el secretario general de la Organización de los Estados Americanos, Luis Almagro, y abro también comillas, llamó, o consideró, "imbécil" -precisamente a nuestro expresidente del Gobierno- por su obstinación en defender al régimen de Maduro después de que hayamos visto, con dolor, el éxodo de venezolanos por todo el mundo, especialmente, especialmente en su tierra principal de acogida, en Canarias.

Y es que a algunos, señorías, se les llena la boca de argumentos para hablar de políticas sociales y de la gente en España a la par que se les llena la boca de excusas para defender una dictadura que masacra al pueblo venezolano y a muchos canarios, señorías. Pues ahora suban a esta tribuna y díganme, díganles que Venezuela no está atravesando una de las épocas más oscuras de su historia, suban aquí y desmonten con datos y cifras la radiografía sobre Venezuela realizada por Amnistía Internacional bajo el título "Esto no es vida". Suban aquí y díganles que es mentira, que no se encuentran alimentos y bienes de consumo diario. Suban aquí y díganles que hay medicinas, desmientan que por primera vez en la historia el 82 % de los hogares venezolanos vive en pobreza, convirtiendo al país en el más pobre de América Latina; desmientan que un 75 % de los venezolanos asegura haber perdido peso de manera no controlada debido a que no tenían para alimentarse o preferían dejar de comer, señorías, para darle de comer a sus hijos.

Con 31 millones de habitantes hay casi cinco millones que comen una sola vez al día; el 10 % de los venezolanos -y no es la primera vez que lo digo en esta tribuna- se alimenta de la basura, y semanalmente mueren entre cinco y seis niños por desnutrición y advierten que podrían morir más de trescientos mil por esta causa. Y es que, desgraciadamente, Venezuela sufre hoy una grave crisis humanitaria a la que suma una profunda crisis política institucional y económica con persecuciones a la Oposición y un recorte de derechos y libertades fundamentales en el país.

Antes de seguir quiero también mostrar nuestra repulsa e indignación, como así lo ha hecho la comunidad internacional, por la muerte del concejal, del político, señorías, como nosotros, Fernando Albán mientras estaba, precisamente, bajo la custodia del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, SEBIN. Dolor, tristeza, impotencia. Hay un clamor popular internacional para conocer las causas de la muerte de Albán, para todo el mundo menos para José Luis Rodríguez Zapatero. Ahora suban aquí y díganme, díganles, también, que es mentira y desmientan esas cifras, 2,3 millones de personas han salido de Venezuela; España, según el Estatuto Nacional de Estadística, hemos recibido a más de cien mil en un año y aquí en Canarias son 12 396 los venezolanos inscritos. Todos sabemos y les ponemos cara a muchos más. Somos la comunidad autónoma, junto a Madrid y a Cataluña, que más venezolanos está recibiendo, y lo digo, los estamos recibiendo, pero tenemos que ocuparnos de ellos, de su trágica situación social y económica.

Y, desde luego, no me cabe otra fórmula de compensar ese esfuerzo, esa tristeza, que condenando la dictadura en Venezuela. Y, desde luego, otorgándole, negociando con la Unión Europea, ese estatuto temporal que les permita a esas personas, al menos mientras no llega esa democracia y esa libertad en Venezuela, poder trabajar y poderse ganar la vida en esta tierra.

Señorías, voy concluyendo. Si hoy volvemos hablar de Venezuela en esta Cámara es porque nuestra octava isla está en apuros y creo que eso no debería admitir discusión.

Nosotros en este Parlamento lo que estamos haciendo como demócratas es estar al lado de quienes luchan por la libertad y la democracia. Venezuela se merece otro futuro, y si no quieren reconocerlo háganle caso a un tuitero que dice: debido al elevado flujo de venezolanos migrando hacia España han quedado vacantes para que los españoles que apoyan el Socialismo del siglo XXI puedan migrar hacia Venezuela y disfrutar, señorías, de sus beneficios ideológicos y de una economía anticapitalista que funciona, según ustedes, de maravilla. No dejen pasar esa oportunidad.

Decía Miguel H. Otero, Miguel Henrique Otero, director/editor del periódico El Nacional, recientemente premiado en esta isla, con un titular decía: antes de diciembre volverá la democracia a Venezuela, por favor, ayudemos desde aquí. Reitero y recuerdo, señorías, que las remesas de Venezuela ayudaron a levantar esta tierra canaria, confío que sus distinguidos representantes sepamos estar a la altura. Más que nunca Venezuela necesita de nuestra firmeza.

Y termino con una buena noticia: afortunadamente, Federica Mogherini acaba de decir, en nombre de la Unión Europea, y lo digo para que tomen nota determinadas personas de este Parlamento, la Unión Europea no va a aligerar la posición sobre Venezuela. Señorías, deseamos que me ayuden a adelantar esa democracia y esa libertad a ese país que tanto nos dio.

Muchas gracias.

(Aplausos desde la tribuna destinada al público).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Tavío.

Doy la bienvenida a los representantes del pueblo venezolano, pero les pido, les solicito que no se manifiesten ni a favor ni en contra, así lo expresa el Reglamento.

Muchas gracias.

Turno de los dos grupos enmendantes.

Desde el Grupo Nacionalista, señora Beato.

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, señor presidente. Señorías.

Saludamos a los venezolanos y a los canarios venezolanos que nos acompañan hoy; les trasladamos nuestro apoyo y la solidaridad del Grupo Nacionalista Canario con el pueblo venezolano.

En Coalición Canaria-Partido Nacionalista Canario estamos extremadamente preocupados por la situación que se vive en Venezuela. El problema es tremendamente complejo y trasciende de una solución que podamos acordar en este Parlamento, por eso hemos planteado en nuestra enmienda que la Unión Europea promueva las condiciones para una solución a la gravísima crisis democrática, política y económica de Venezuela.

Desde noviembre del año 2017 se impone el embargo de armas y sanciones contra quienes no respeten los derechos, los principios democráticos y la violación de los derechos humanos; y lamentamos el fracaso hasta el momento de todos esfuerzos políticos, diplomáticos, para apoyar una salida pacífica, democrática y negociada a esta crisis política.

Ayer la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, afirmaba que no hay condiciones para una mediación ni un diálogo en Venezuela; decía que la Unión no suavizará las sanciones, que va a ser contundente y va a continuar con las sanciones, aunque va a explorar la posibilidad de creación de un grupo de contacto; y advertía, advertía, que no se crearan falsas expectativas.

Porque, señorías, apostaríamos por el diálogo una vez más si las negociaciones pudieran ser creíbles, empezando por el respeto a las instituciones democráticas, contar con un calendario electoral completo y la liberación de los presos políticos. Desgraciadamente, esas circunstancias no se dan.

Para los canarios Venezuela no es un país cualquiera; por nuestros vínculos históricos, familiares y culturales no vamos a dar la espalda al pueblo venezolano, no vamos a mirar para otro lado, y aunque algún grupo político hoy nos pueda recordar que también en Canarias se pasan dificultades, es cierto, lo reconocemos y trabajamos para ello, pero hoy estamos hablando de Venezuela y Venezuela nos duele. Las sanciones en ningún momento deben dañar a la población inocente. Estremece ver a miles de venezolanos hacinados en las fronteras, saliendo de madrugada, huyendo del hambre, la miseria, la escasez de alimentos, de medicinas o las enfermedades.

Venezuela siempre fue un país de acogida; al venezolano no le gusta emigrar, pero hoy por hoy lo hace por supervivencia porque no le queda otro remedio. Y duele escuchar a un abuelo decir que para operar a su nieto tiene que sacar dinero de donde no tiene porque tiene que pagar hasta los guantes quirúrgicos. Venezuela se ahoga en una hiperinflación donde un kilo de arroz cuesta varios salarios mínimos, y ya no hablemos de la carne. ¡Cómo nos va a extrañar que en Venezuela haya desnutrición!

La situación no se resuelve con quitar ceros al bolívar si no hay un programa serio de recuperación económica; un país rico, con recursos naturales, con petróleo y minerales que pasa hambre, que ha dado la espalda a sus pensionados. ¿Cómo va a hacer frente este Parlamento a tantas dificultades sin caer en la demagogia y en el enfrentamiento político?

Seguiremos desde Coalición Canaria apoyando el incremento de las ayudas humanitarias, las ayudas a medicina, las ayudas a los alimentaos, la ayuda transitoria a los pensionados, apoyando iniciativas como Ana Oramas en el Congreso, que hace unos días concitaba el apoyo para reconocer los complementos a mínimos o el reconocimiento de una pensión no contributiva. Y seguiremos empujando y seguiremos soñando, como sueñan miles de venezolanos, con una Venezuela en paz y que Venezuela vuelva a ser la tierra próspera que a tantos canarios acogió y a la que tanto debemos.

Muchas gracias, señorías.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Beato.

Turno del otro grupo enmendante, el Grupo Socialista, señor Marcos.

El señor PÉREZ HERNÁNDEZ: Gracias, presidente.

En nombre de mi grupo saludo también a las personas que nos acompañan y expreso la solidaridad de nuestro grupo con el pueblo venezolano.

Mire usted, señora Tavío, a nadie a estas alturas le queda la menor duda del compromiso del Partido Socialista y del Gobierno de España con la recuperación de la normalidad democrática en la República Bolivariana de Venezuela, ni tampoco existe ninguna duda acerca de nuestra firme condena a la transgresión de los derechos humanos y libertades civiles en ese país, así como el reconocimiento de una crisis humanitaria que ya alcanza y ha desbordado a los países fronterizos por el éxodo que se está produciendo.

Pero pretender cuestionar estas dos premisas no puede buscar otra cosa que un objetivo que nada tiene que ver con el bienestar de los venezolanos y las venezolanas. Por el contrario, más bien la intención es desgastar a los gobiernos del otro lado del Atlántico.

Quiero recordarle a su señoría que ha sido el Gobierno de España el primer Gobierno de la Unión Europea en condenar la muerte del concejal Francisco Albán hace unos días, y ha pedido explicaciones al embajador venezolano. Por ello, el ministro de Exteriores, el señor Borrell, ha planteado en el seno de la Unión Europea mantener firmeza ante el Gobierno de Nicolás Maduro y en defensa de la democracia y los derechos humanos. Pero también, señoría, el Grupo Socialista, el Gobierno de España, apuesta por el diálogo entre los propios venezolanos, en lugar de las sanciones, como vía para resolver el drama político y económico que sufre el país. Esta es nuestra apuesta por el diálogo, la concordia, en lugar de las sanciones. Y esta va a ser la apuesta que vamos a hacer y el liderazgo que vamos a llevar y ejercer desde el Gobierno de España en este asunto dentro de la política de la acción exterior de la Unión Europea.

Hemos presentado, señorías, dos enmiendas a los puntos 6 y 7, para dejar claro que la actuación diplomática corresponde a la Unión Europea y que no se debe anticipar el alcance de lo que se vaya a acordar. Y en una de esas enmiendas -efectivamente, ya la portavoz del Grupo Popular me ha señalado que no la van a aceptar- pedimos eliminar -porque estamos apostando por el diálogo y la concordia-, eliminar la frase "sancionar al régimen de Venezuela".

Señorías, nosotros estamos en esa línea, en la línea del diálogo y del acuerdo, y en esa línea ha estado trabajando también el expresidente Zapatero, al que hoy se ha criticado aquí de forma totalmente injustificada frente al esfuerzo que ha llevado a cabo para buscar el entendimiento y la concordia con todos los venezolanos.

Habla usted, señora Tavío, de un punto, en el punto 8, de su propuesta, lo destaco porque se centra en las necesidades de las personas y la solidaridad que le pueda ofrecer España a ellas. Y nos choca mucho que viene del mismo partido cuyo líder, y leo textualmente, ha dicho: "hubo un efecto llamada con la visita del presidente del Gobierno para recibir a los inmigrantes del barco Aquarius". Y seguía diciendo: no es sostenible un Estado de bienestar que pueda absorber a los millones de africanos que quieren venir a Europa, no es posible que haya papeles para todos y que España pueda absorber millones de africanos. Y, claro, escuchando al señor Casado y, después, leyendo su propuesta, podría pensarse que para el Partido Popular hay pobres de primera y pobres de segunda, y que hay inmigrantes que merecen... (aplausos y palmoteos desde los escaños). Hay inmigrantes que merecen nuestra solidaridad y que al continente africano solo hay que mirarlo para la internacionalización de nuestra economía.

Y también quiero decirle que nosotros, al no aceptar usted esa propuesta nuestra, esa iniciativa nuestra, esa enmienda nuestra que apuesta por el diálogo, que apuesta por el entendimiento, no vamos a poder apoyar la iniciativa que presenta su grupo político, porque en la esencia misma de la defensa de nuestros valores está el diálogo y el entendimiento, frente al revanchismo y a la imposición.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Marcos.

Le vuelvo a recordar a los que hoy nos visitan y están siguiendo este debate, que, por favor, se abstengan de hacer manifestaciones ni a favor ni en contra. Así lo explicita claramente el Reglamento. Muchas gracias.

Señora Tavío, para fijar posición sobre las enmiendas.

La señora TAVÍO ASCANIO (Desde su escaño): Señor presidente.

En relación a la enmienda del Grupo Nacionalista Canario, admitimos la enmienda.

Y este grupo político tenía pensado también admitir la mitad de la enmienda que ha presentado el Grupo Socialista, es decir, el punto 7. Yo tengo que lamentar que el Grupo Socialista de forma histórica no vaya a condenar la dictadura en Venezuela...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Señora Tavío...

La señora TAVÍO ASCANIO (Desde su escaño): ... y, por lo tanto...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): ... no me abra el debate.

La señora TAVÍO ASCANIO (Desde su escaño): ... sobre la enmienda...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Ahora le preguntaré al Grupo Socialista si acepta esa parte de la enmienda.

La señora TAVÍO ASCANIO (Desde su escaño): No, perdone, señor presidente. Perdone, perdone un momento, ¿eh?, porque no le he pedido la palabra por alusiones, porque precisamente no quiero reabrir el debate, lo que estoy haciendo es ciñéndome a las... Pero ha habido alusiones. Estoy ciñéndome a las enmiendas, ¿eh?

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Continúe, continúe.

La señora TAVÍO ASCANIO (Desde su escaño): Entonces, respecto de las enmiendas, si el Grupo Socialista... Es que me ha parecido entender que ¿entonces van a votar en contra de la moción? No lo he entendido.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Señor portavoz del Grupo Socialista, señor Marcos. ¿Acepta o no la parte de la enmienda?

El señor PÉREZ HERNÁNDEZ (Desde su escaño): Señor presidente, gracias.

Le expliqué desde la tribuna que en nuestra enmienda se propone eliminar el párrafo que dice "sancionar al régimen de Venezuela". Y, por lo tanto, como la proponente no admite esa eliminación nosotros no aceptamos esa enmienda, y el voto lo fijará el Partido Socialista, no usted, señoría. (Aplausos).

La señora TAVÍO ASCANIO (Desde su escaño): Muy bien.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Tavío, ha quedado claro, si, para ver si acepta o no la enmienda del Partido Socialista.

La señora TAVÍO ASCANIO (Desde su escaño): Iba a aceptar, como dije, la mitad, pero visto que la Unión Europea está pidiendo lo mismo que el Grupo Parlamentario Popular y Coalición Canaria, y creo que algún grupo más, desgraciadamente, lamento la oposición del Grupo Socialista y, desde luego, esta humilde diputada no pretende fijar la posición de ningún grupo, señor Marcos.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Tavío.

La señora TAVÍO ASCANIO (Desde su escaño): No me dé lecciones de democracia.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Tavío, queda claro.

Turno del grupos no enmendantes, grupo mixto, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías, buenas tardes, venezolanos y venezolanas.

Expresar nuestra solidaridad desde nuestro grupo con el pueblo venezolano, y tanto estén aquí como estén allá, siempre les llevamos en nuestro corazón.

Hace apenas unos días, el 13 de octubre, fallecía en Venezuela a los 91 años Teresa García Arteaga, la única mujer que cruzó el Atlántico procedente de la isla de La Gomera a bordo del Telémaco, junto a 170 hombres. Esta mujer, originaria de El Hierro, llegó a Venezuela, a una tierra próspera y de oportunidades, seguramente nunca pensó que el día de su muerte esa tierra de bonanza se había convertido en tierra de dolor y desesperación; a finales del 2017, el segundo país con mayor tasa de homicidios, escasez de artículos de primera necesidad, una inflación que hunde al país en la pobreza, la situación social y política que vive el país está acabando con la vida de muchas personas.

Nuestro grupo ha defendido siempre la búsqueda de una solución pacífica, agotando todas las vías posibles. Las armas que ambos bandos deben usar han de ser el diálogo y el consenso, es la única forma que no haya perdedores. La violencia no se combate con más violencia, pero no podemos cruzarnos de brazos. No podemos quedarnos a expensas de diálogos en Europa, en España o en Canarias, mientras siguen muriendo venezolanos cada día. Desde Canarias debemos dar una respuesta humanitaria, tanto a los que aún siguen dentro del país, como facilitando la acogida a aquellos que llegan o retornan a nuestras islas. No es lógico que habilitemos ayudas a retornados con requisitos que hacen excluir a muchas personas. ¿Cómo vamos a negarles una ayuda por tener una pensión en Venezuela que no cobran de ninguna forma?

Creemos que hay medidas que en lugar de mejorar la situación, quizás puedan empeorarla. Por eso debemos tomar también medidas desde Europa, desde Canarias y desde España, como puede ser el tema de los bloqueos. Recordemos el caso de Cuba, ¿quiénes fueron los que pagaron el bloqueo? Precisamente el pueblo cubano, que sufrió en sus carnes esas medidas.

Tampoco, bueno, tenemos también que propiciar un cambio de régimen impulsado o tememos que impulsar ese cambio de régimen desde el exterior no sea una medida acertada, porque las consecuencias pueden ser nefastas; podría provocar una ruptura total entre ambos bandos y un recrudecimiento de la violencia. Recuerden que quienes están al mando tienen bajo su control las fuerzas de seguridad y al ejército.

Pero algo debemos hacer, debemos tender la mano a nuestros hermanos, y desde nuestro grupo apostamos o deseamos una solución pacífica, diálogo y consenso, y todo nuestro apoyo al pueblo venezolano.

Muchísimas gracias. (Aplausos).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Ramos Chinea.

Señores de la tribuna, por favor, no me hagan manifestaciones ni a favor ni en contra.

Siguiente interviniente, el grupo de Nueva Canarias, señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ (Desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente.

Yo he perdido la cuenta de cuantas veces han llegado a este Parlamento en esta legislatura proposiciones no de ley relacionadas con Venezuela, y es cierto que la situación es grave. La persona que traía esta... la diputada que traía esta proposición no de ley planteaba una serie de cuestiones, y que nos posicionáramos.

Los posicionamientos no pueden ser tan simples, en ocasiones, sobre sí y no ante una realidad tan tremendamente compleja. Hay una realidad que nosotros no vamos a obviar, y es que es cierto que hay millones de venezolanos que están saliendo de su país, porque evidentemente existe una crisis política, porque evidentemente eso ha provocado una crisis humanitaria y de otras índoles. Eso es una realidad que no se puede negar.

Es verdad, además, para este grupo que solemos ser tremendamente respetuosos con todos los Estados, al menos en aquellos que nosotros entendemos y defendemos que ha habido procesos democráticos, que la situación en Venezuela no es idílica. Hay muchísimas decisiones que se toman que a nosotros no nos gustan. También digo, es que aquí en España ha habido muchísimas decisiones que tampoco nos han gustado, y en otros territorios, no le hablo de Estados Unidos.

Porque aquí, por eso vuelvo y repito, que intentar simplificar sí y no, buenos y malos, bandos, a veces es complejo, porque la realidad internacional, la realidad política, la realidad en todos los términos de los que estamos hablando, es tremendamente compleja.

La persona que me antecedía, el diputado de la Agrupación Socialista Gomera, planteaba que, no obstante, nosotros no podemos cruzarnos de brazos y tendríamos que intentar apoyar ante la situación de crisis humanitaria de muchos venezolanos. Y nosotros estamos de acuerdo, de hecho, hay varios puntos en esta proposición no de ley que nosotros perfectamente podemos apoyar, puntos 7, 8 y 9, están centrados, precisamente, en paliar la situación de aquellos que peor están, de aquella gente que ha tenido que salir de su país, de aquellos que no tienen recursos, de aquellos, incluso, que están pasando una situación de extrema pobreza.

Por cierto, hoy salía el informe que sitúa a España también lamentablemente en un 40, en el caso de Canarias, un 40 % de pobreza. Pero no extrapolaremos, lo vamos a volver a situar en el caso de Venezuela.

Por eso, una cuestión es que centremos esto en el ámbito humanitario y otra en una cuestión de bandos a nivel político. Fíjense en tres posiciones: la del presidente Zapatero, abogando exclusivamente por el aspecto del diálogo, que nosotros apoyamos; la del secretario general de la OEA, incluso legitimando la posibilidad de una intervención militar; y la de la Unión Europea, que es verdad que la señora Mogherini dice que no va a suavizar la situación, pero no se quedó ahí, dicen no hay condiciones para el diálogo, no obstante, vamos a explorar la posibilidad del papel que puede jugar la Unión Europea, creando un grupo para facilitar el contacto entre Gobierno y oposición y los países de la región, que además se están viendo afectados por el éxodo de muchísimos cubanos.

Por tanto, nuestra posición es, en el ámbito humanitario vamos a apoyar esas cuestiones, pero en los otros términos no se puede simplificar esta situación.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Campos.

Turno del Grupo Podemos, señora Arnaiz.

La señora ARNAIZ MARTÍNEZ: Gracias, presidente.

Con esta intervención nos gustaría dejar claro por qué nos vamos a abstener en la votación, y para eso es imprescindible explicar cuál es el interés real del Partido Popular con Venezuela y cómo utiliza a los y las venezolanas.

En primer lugar, por un interés partidista. No es ningún secreto el insistente intento por parte del Partido Popular de asociar Podemos a Venezuela, y lo acabamos de ver otra vez, a pesar de que todas las denuncias que hemos recibido por su parte o no se han admitido o han sido archivadas por la justicia.

Y no nos olvidemos también de los informes falsos encargados por el Ministerio del Interior para perjudicar a Podemos, y esto lo hace precisamente para desviar la atención un partido con una corrupción en su máximo esplendor, con casos como la Gürtel, Bárcenas, Brugal, Lezo, Góndola, Enredadera y un larguísimo etcétera; un partido que es fiel reflejo del antipatriotismo y que se adueña de símbolos de todos y los usa para esconder políticas de recortes, implantar sistemas de sobres B, salvar autopistas, bancos y doblar el esfuerzo fiscal e los trabajadores mientras favorece amnistías fiscales a quienes más tienen; un Partido Popular que implantó la tasa al sol e incumplió sistemáticamente sus acuerdos con Canarias.

En segundo lugar, por intereses económicos. A pesar de que intente ocultarlo, el Partido Popular en el Gobierno español ha demostrado su constante interés por mejorar sus relaciones comerciales con Venezuela y ha usado la presión política contra el régimen venezolano para lograr objetivos económicos a favor de determinados entramados empresariales; ha favorecido las ventas de armamento de España al régimen bolivariano, que se ha incrementado un 640 % desde 2012, según datos y fuentes del ICEX.

Todos estos datos y los hallados en la investigación del caso Lezo, donde vemos cómo el antiguo presidente de la Comunidad de Madrid, del PP, sobornó a funcionarios del Gobierno de Nicolás Maduro para obtener contratos públicos reflejan los intereses que tiene el Partido Popular realmente con Venezuela.

Y, por último, cómo no, un interés electoral, y por eso el PP a pocos meses de las autonómicas vuelve a traer por enésima vez un asunto de competencia estatal al Parlamento de Canarias.

¿Por qué esta obsesión de los medios y de los partidos de derecha por Venezuela? Sin embargo, es curioso que dictaduras como las de Marruecos, Arabia Saudí, con el terrible caso del periodista, Guinea Ecuatorial o China no merezcan ni una sola línea reprobatoria.

Por eso, señores del Partido Popular, cada vez la sociedad y, por suerte, cada vez más las y los venezolanos lo tienen claro, que a ustedes no les preocupa su situación sino que hacen uso de su dolor para sus intereses partidistas, económicos y electoralistas. (Aplausos).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Arnaiz.

Llamo a votación. (La Presidencia acciona el timbre de llamada a votación. Pausa).

(El señor Pérez Hernández solicita la palabra).

Dígame, señor Marcos.

El señor PÉREZ HERNÁNDEZ (Desde su escaño): ... gracias.

Queríamos pedirle a la proponente si se puede votar la moción por puntos. Y también que se nos diga si el punto primero ha sido sustituido por la enmienda que presentó el Grupo Nacionalista, que no se ha dicho.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Marcos.

El señor PÉREZ HERNÁNDEZ (Desde su escaño): ¿Sí? ¡Ah, perdón! (Ante un comentario efectuado desde los escaños ocupados por GP Nacionalista Canario). Pues no lo escuché yo.

Entonces, el punto primero es la enmienda del Grupo Nacionalista. Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Señora Tavío.

La señora TAVÍO ASCANIO (Desde su escaño): La propuesta del Grupo Popular es aceptar la propuesta que hace Coalición Canaria, pero manteniendo condenar la dictadura en Venezuela, obviamente.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Sí, sí, lo que ha pedido el Grupo Socialista es votarlo por separado, votar los...

Hay dos cuestiones, señora Tavío, si la enmienda de Coalición Canaria sustituye uno de sus puntos y otra cuestión si se puede votar por separado.

La señora TAVÍO ASCANIO (Desde su escaño): Señor presidente, yo creo que los portavoces nos debemos sentar y sumar y llegar a un acuerdo de un texto único, yo creo que el asunto lo merece, señor presidente, y me atrevo a rogarle que dejemos la votación para un punto posterior, de manera que podamos consensuar el mejor texto que más ayude a la resolución pacífica de este asunto.

Y, señor presidente, que conste en acta que por el asunto que nos trae mi grupo, en mi persona, y espero que no me corrija el resto de compañeros, renuncia a solicitar el turno de intervención por alusiones, lo hacemos por Venezuela, ¿eh?, lo hacemos por Venezuela.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Tavío.

Si todos los portavoces están de acuerdo en aplazar la votación... Señor Marcos, veo que desde su grupo dicen que no.

El señor PÉREZ HERNÁNDEZ (Desde su escaño): Nosotros hemos solicitado votación separada y con eso es suficiente.

Si la proponente tenía intención de acordar esta iniciativa, teníamos que hablarlo al inicio, no es el momento.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Marcos.

Procedemos, por lo tanto... Señor Jorge, dígame.

El señor JORGE BLANCO (Desde su escaño): Señor presidente, hay una cosa que se llama cortesía parlamentaria y que se suele utilizar generalmente entre los distintos grupos parlamentarios, y si una portavoz solicita que se retrase una votación para tratar de llegar a un acuerdo lo lógico, por cortesía parlamentaria, es que esto se acepte.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Señora Tavío.

La señora TAVÍO ASCANIO (Desde su escaño): ... (Sin micrófono) separada. Aceptamos la enmienda de Coalición Canaria y le pido que procedamos a votar, desgraciadamente.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Tavío.

Vuelvo a llamar a votación.

(La Presidencia hace sonar el timbre de llamada a votación). (Pausa).

(La señora presidenta se reincorpora a su lugar en la Mesa).

La señora PRESIDENTA: Señorías, votación conjunta con la enmienda aceptada del Grupo Nacionalista en el punto primero, ¿de acuerdo? Votación, señorías, comienza. (Pausa).

Señorías, 52 votos emitidos: 27 sí, ningún no y 25 abstenciones. (Aplausos).

(El señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández, y la señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio, ocupan sendos escaños en la Sala).


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico