Diario de Sesiones 138/2018, de fecha 13/11/2018 - Punto 7

9L/C-2079 COMPARECENCIA DEL SEÑOR CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD, SOBRE VALORACIÓN DE LA ACTUACIÓN E INDEPENDENCIA DEL MINISTERIO FISCAL EN CAUSAS ABIERTAS RELACIONADAS CON LA ACTIVIDAD POLÍTICA, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO.

La señora PRESIDENTA: Vamos ahora, señorías, según orden del día, a la comparecencia 2079, a instancia del Grupo Parlamentario Socialista, al consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad.

Señor Matos.

El señor MATOS EXPÓSITO: Sí, señora presidenta, señorías.

Se hace difícil hoy pedirle a usted, como se lo voy a hacer luego, respeto a las instituciones de la Administración de Justicia, cuando, señorías, voy a dedicarle treinta segundos a que hagamos un pequeño ejercicio de autocrítica, cuando los diputados y diputadas de este Parlamento no respetan demasiado este Parlamento.

Hoy han sido retiradas seis iniciativas del orden del día convocado en este pleno. No me imagino ni a una empleada de un centro comercial ni a un guardia de seguridad ni a un trabajador ni a una trabajadora de un hotel diciendo que se va antes a su casa porque tiene que llegar antes y retirando cuestiones de su jornada laboral. Así que un poquito de reflexión, señorías, y un poco más de respeto a ese escaño en el que nos sentamos y al que nos han votado para representar a los ciudadanos de esta tierra.

Señor consejero, me sorprende que siga usted siendo consejero de Justicia e Igualdad a día de hoy. Me sorprende no porque usted no haya tomado la decisión de dimitir, y no me sorprende porque el señor presidente no le haya cesado; me sorprende porque yo no sería consejero de algo en lo que yo no creo. Y sus últimas declaraciones, y las del señor presidente, son de alguien que no cree en dos cuestiones de las que tiene la máxima responsabilidad de gestionar en esta tierra: en la justicia y en la igualdad.

Hoy no vamos a juzgar, porque tampoco corresponde, ni a entrar, salvo que haya ocasión de hacerlo o el debate vaya por esos derroteros, que no es la intención de este portavoz, sobre el caso Grúas, sobre si el presidente debe o no ser imputado, etcétera, etcétera, etcétera. Ese debate ya lo tuvimos -no sé si lo vamos a volver a tener- cuando el presidente compareció voluntariamente en el Parlamento.

Hoy vamos a hablar de que ustedes no pueden incendiar Canarias y que usted, señor consejero, no puede poner en tela de juicio la imparcialidad de la Administración de Justicia, del Ministerio Fiscal y de todo el sistema judicial porque a usted no le gusten o no comparta -y está en su derecho- determinadas resoluciones judiciales. Es una irresponsabilidad. Quien tiene la máxima responsabilidad en Canarias de gestionar la administración de la Administración de Justicia que la ponga en duda, que hable de retrasos maliciosos, que hable de manos negras, que vinculen los retrasos o no retrasos de la actuación de la Fiscalía, que la vincule a un cambio de gobierno y a la Presidencia de Pedro Sánchez. Es intolerable, señor consejero. Y hoy va a tener usted la oportunidad de aclarar lo que dijo, de matizarlo y decirnos hasta qué punto usted está dispuesto, y su partido, a incendiar Canarias, a quemar las instituciones, a poner en duda la imparcialidad, la integridad de la Justicia en Canarias; jueces, fiscales, magistrados, secretarios de juzgados, letrados de juzgados, funcionarios con los que usted a diario se relaciona y dos de los cuales tiene usted además en su consejería que son excelentísimos profesionales del Derecho y de la Justicia, un excelente viceconsejero de Justicia y un director general de Infraestructuras Judiciales. ¿No cree en ellos usted tampoco? Esto es lo que usted tiene que responder en el día de hoy.

Vino aquí el señor presidente, a petición propia, para pedir respeto al principio de presunción de inocencia, está en su derecho; a pedir respeto por un proceso judicial en el que todavía formalmente no ha sido imputado. Pero cuando uno pide respeto para determinados derechos y garantías constitucionales procesales y penales tiene que estar dispuesto, sobre todo si uno es el presidente del Gobierno y el consejero de Justicia, a estar a la altura del respeto que piden para las instituciones que gestionan y, sobre todo, para las instituciones tan sensibles como la Justicia, señor consejero.

Miren, sus declaraciones posteriores sobre la profesionalidad de una letrada, vinculando su actuación en un procedimiento en función de quién o deja de ser su pareja, en alguien que tiene las responsabilidades de la igualdad en esta comunidad autónoma son intolerables, son inadmisibles, y usted ni siquiera todavía ha pedido disculpas por unas declaraciones que son de un cargado tono y simbología machista, señor consejero.

Desde el Grupo Parlamentario Socialista le hemos dado un tiempo más que prudente para que se pensara si sigue siendo usted la persona idónea para gestionar estas dos áreas, yo espero que hoy cuando termine su comparecencia registre usted su dimisión como consejero de Justicia y de Igualdad, señor consejero.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Matos.

Turno ahora para el Gobierno, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD (Barragán Cabrera): Gracias, señora presidenta.

Yo le reconozco sus cualidades para la bronca y su especialidad en los baños de barro, señor diputado, y seguramente por eso su partido solo lo saca para esto y no lo veo nunca en las mesas de diálogo y consenso y de acuerdo.

En relación a lo que usted me pregunta no le voy a contestar absolutamente a nada. Y no le voy a contestar absolutamente a nada porque yo no he hecho ningunas declaraciones como consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad. Aparte de eso soy secretario general del partido al que pertenezco, Coalición Canaria, y, por lo tanto, tiene usted otro foros de debates si quiere debatir conmigo sobre esa cuestión, pero cometería un grave error -que es lo que usted pretende- si hoy aquí como consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad me pusiera hacer la posición que mantengo como secretario general del partido.

Por otra parte, las relaciones que mantengo con jueces, fiscales y letrados es correcta y es además de atención a todas sus pretensiones en lo que compete a la comunidad autónoma, lo que no se olvide que nosotros somos una Administración prestataria de esos servicios y esos servicios son de equipamiento, de atender a los funcionarios cuando hace falta refuerzos o poner el funcionario cuando se abre el nuevo juzgado y también desde el punto de vista de las infraestructuras. Y desde ese punto de vista, las relaciones con la Administración de Justicia, insisto, jueces, fiscales y letrados, es perfectamente correcta.

Si quiere un debate conmigo sobre las otras cuestiones, donde usted diga, si hay algún medio que lo organice y estoy encantado de poder hablar como secretario general del partido.

Gracias. (Palmoteos desde los escaños).

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Turno ahora para el Grupo Mixto, señor Ramos Chinea, tres minutos.

El señor RAMOS CHINEA (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta.

Bueno, mi grupo no va a valorar ninguna de las dos posturas, ni la del Grupo Socialista ni la del Grupo Nacionalista, porque creemos que estas guerras lo que hacen es que la ciudadanía cada vez crea menos en nosotros, en la política y que, a la vez, pues, empiecen a dudar del sistema judicial y creo que eso no es beneficioso para la ciudadanía.

Nuestro grupo ha reiterado en numerosas ocasiones que cree en la separación de poderes. La independencia e imparcialidad de los distintos poderes es el sustrato del debido control político de la legítima representación del pueblo y de la justicia. Sin esta separación de poderes no puede hablarse de ese Estado social, democrático y de derecho, tal y como propugna el artículo 1 de nuestra Constitución. Imparcialidad e independencia que debe ser igualmente predicable en relación el Ministerio Fiscal, que ejerce sus funciones por medio de órganos propios, conforme a los principios de unidad de actuación y dependencia jerárquica y con sujeción, en todo caso, al principio de legalidad.

Y el respeto de todo esto se debe hacer desde la lealtad institucional y sin acciones de ningún tipo que puedan transmitir a la ciudadanía que los poderes públicos o la administración de la justicia actúan bajo presiones o intereses ajenos.

Precisamente la semana pasada la Asociación de Fiscales y la Unión Progresista de Fiscales, con el apoyo de la Asociación Profesional de la Magistratura, realizaban un comunicado en el que tanto jueces como fiscales defendían precisamente la independencia y la imparcialidad con la que actúan, poniendo de relieve la insuficiencia de medios materiales y personales que caracterizan a muchos de los partidos judiciales y fiscalías de Canarias, incidiendo en que su único norte es la legalidad y la imparcialidad; y quizás sea este uno de los problemas de los retrasos: la falta de medios. Comunicado que ponían de manifiesto ante las declaraciones en los medios de responsables de su partido, señor consejero, a fin de que la Fiscalía se pronuncie con carácter urgente sobre el caso Grúa.

Es verdad que el propio presidente Clavijo ha dado respuesta a este asunto, porque es lógico que quiera defenderse de las acusaciones que se vierten sobre él, es legítimo y tiene todo el derecho. Pero, señor consejero, la otra polémica fue acerca de unas declaraciones suyas que, bueno, puede que sean, bueno, seguramente sean desafortunadas, sean hechas como consejero de Igualdad o sean hechas como secretario de Coalición Canaria.

Nosotros no vamos a entrar en guerra mediática, como ya le dije. Creemos que sí debemos de dotar de más medios y más recursos a este colectivo para que su trabajo...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ramos Chinea. Se acabó su tiempo.

Nueva Canarias, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señora presidenta.

Es difícil separar la doble condición, yo diría que casi imposible, aunque comprendo lo que pretende. En cualquier caso, las opiniones, sean en la condición de responsable institucional u orgánico de su partido, son reprobables, son inaceptables. Porque o se tienen pruebas de la parcialidad de la fiscalía o estas aseveraciones un público no se pueden hacer, no se deben hacer. Y la consideración que hizo sobre una abogada me parece un desacierto en cualquier condición.

Lo más relevante no es esto, sino algunos de los mensajes que se trasladan por parte del señor consejero de Justicia y del propio presidente, en el sentido de trasladar la impresión de que aquí hay una justicia para uno distinta que para otro, y yo, sinceramente, creo que no, creo que la justicia funciona muy lentamente para la mayoría y no precisamente, y no precisamente, para los casos que han afectado al señor presidente; y le puse el otro día algunos ejemplos. Hay casos que han afectado a otros responsables políticos en las última décadas con dilaciones inaceptables, de décadas, y, que yo sepa, los dos casos que yo conozco -igual hay más- que han afectado al señor presidente, el primero, el caso Corredor, fue haciendo honor al nombre, rapidísimo, y este, y este, no lo sé tampoco porque no hago un seguimiento de este tema, no suelo opinar sobre los procedimientos judiciales. Lo que me inquieta es que el presidente del Gobierno esté con un proceso de estas características y que sus opiniones no son las de un ciudadano de a pie y las suyas tampoco. Es decir, yo creo que lo deseable sería que si hay que pronunciarse como partido se busque otra portavocía porque es que, además, se da la circunstancia de que usted es el responsable de la justicia y le salieron al día siguiente las organizaciones de fiscales y de jueces porque se sintieron aludidas; y no estamos hablando de gente que se dedica a la política, aparecieron varias asociaciones profesionales interpretando que lo que decía el presidente y lo que decía usted era cuestionar su independencia, y yo creo que no han hecho bien las cosas. Hay que ser autocríticos, reconocer los errores y ponerse a la tarea de desempeñar la función que le corresponde institucionalmente, que es, en la medida de sus competencias, que son limitadas, favorecer una justicia rápida, ágil, para todo el mundo, para el presidente del Gobierno, para la gente de a pie, para el conjunto de la ciudadanía, y poner los medios que estén en nuestras manos para que eso sea posible; y no cuestionar nunca la independencia de estos órganos a no ser que se disponga de pruebas fehacientes, en cuyo caso hay que ir a la exigencia de responsabilidades.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Rodríguez.

Turno ahora para el Grupo Parlamentario Podemos, señora Santana.

La señora SANTANA PERERA (Desde su escaño): Pues la verdad que me he quedado alucinada con su intervención, señor Barragán. Pareciera usted el protagonista de aquella novela del doctor Jekyll y míster Hyde, ¿no?, con ese desdoblamiento de la personalidad en el que a veces usted es el consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad y otras veces hace de secretario de organización de Coalición Canaria.

Mire, cuando usted asumió el cargo como consejero, usted y sus declaraciones las hace en base al poder o al cargo que le ha dado el presidente del Gobierno elegido por este Parlamento para representar a la ciudadanía de Canarias. Así que cuando usted hace este tipo de declaraciones en las que pone en tela de juicio la actuación de un fiscal y tienen que venir nada más y nada menos que tres asociaciones de jueces a tirarle a usted de las orejas, a quien pone usted en vergüenza es a todo el pueblo canario por tener un representante como usted en la consejería, señor Barragán.

Los que han jugado a enfangar a la justicia en todo el desarrollo del procedimiento judicial del caso Grúas son ustedes, señor Barragán, que han venido a decir que esto era una suerte de teatrillo que estaban haciendo unos grupos políticos que denunciaban unas malas praxis, unas actuaciones irregulares en el Ayuntamiento de La Laguna, que esto era más o menos que una persecución política, señor Barragán. Es decir, ustedes no aceptan lo que ha dicho una jueza, un fiscal, la Audiencia Provincial. No. Para ustedes esto es una persecución política.

Entonces, permítame preguntarle, señor Barragán, ¿qué hace usted si en el desarrollo de su función como posición dentro de una institución usted en la fiscalización y control de ese Gobierno ve documentos en los cuales... en los cuales ve que puede haberse cometido algunas irregularidades, algunas malas praxis, delito de prevaricación, de tráfico de influencias? ¿Qué hacemos? ¿Nos callamos y miramos para otro lado o lo denunciamos ante la justicia?

Nosotros no estamos diciendo que nadie sea culpable. Lo que estamos diciendo es que la justicia investigue y dicte sentencia, señor Barragán. Y eso es un Estado democrático y de derecho, señor Barragán. Estúdielo.

La señora PRESIDENTA: Muy bien (sin micrófono), señora Santana.

Turno ahora para el Grupo Parlamentario Popular, señor Jorge.

El señor JORGE BLANCO (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta.

Miren, la independencia de los tres poderes del Estado es un elemento esencial, señor Barragán, para un buen funcionamiento del sistema democrático. Y la verdad que el ejemplo que se está dando, ya no solo en Canarias, en el resto del Estado también, respecto del papel de las administraciones y de los dirigentes políticos y sus interferencias con el poder judicial no es precisamente, señorías, el mejor ejemplo.

Mire, sobran palabras, sobran declaraciones innecesarias, señor Barragán, declaraciones inadecuadas; sobran insinuaciones. Mire, si alguien tiene alguna prueba del delito, que vaya a la fiscalía y presente la correspondiente denuncia por prevaricación, que, como bien saben todas sus señorías, es uno de los delitos más graves de la judicatura, de los jueces, que pueden cometer. Y, por tanto, yo le animo. ¿Tiene usted datos? Pues vaya usted a la fiscalía. Usted no se puede poner el traje de Coalición Canaria hoy o esta mañana y esta tarde el de consejero. Mire, usted no es el consejero de Deportes, usted es el consejero de Justicia, y, por tanto, no me vale a mí esa doble, digamos, esas dobles declaraciones, porque usted es una cosa y otra. El ejercicio de su responsabilidad como consejero le impide hacer declaraciones de esa naturaleza. Lo mismo que el señor presidente, que no es un particular. ¡Pues no lo es! Pues es que es el presidente del Gobierno de Canarias.

Pero lo mismo le pasa, en fin, por poner ejemplos, al señor Sánchez en la presidencia del Gobierno de España. Mire, el delito de rebelión lo es o no lo es, sea él presidente del Gobierno o no sea él presidente del Gobierno, el delito de rebelión tiene un tipo penal determinado y, por tanto, si lo es, lo es, y si no, no. Pero tampoco podemos... Porque eso al final nos convierte a todos en los tontos útiles de los políticos. Y yo creo que ninguno de aquí es ningún tonto para creerse esas declaraciones.

Mire, el Partido Socialista, el señor Matos, se ha subido hoy aquí pidiendo la dimisión, por las interferencias y por sus insinuaciones al poder judicial. Señor Matos, mire, si le hicieran caso sus compañeros, medio Gobierno de España estaría hoy dimitido. (Palmoteos desde los escaños). Medio Gobierno de España hubiera dimitido si le hubieran hecho caso a usted. Mire, lo que hizo el señor Ábalos comparando la Abogacía del Estado con el gabinete de prensa es digno de vergüenza, comparar la Abogacía del Estado con un gabinete de prensa. Lo que hacen los dirigentes y ministros de España permanentemente interfiriendo en la labor judicial, solicitando desde ya el indulto para los procesados independentistas catalanes raya también la...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Jorge.

Turno para el Grupo Nacionalista, señora González Taño.

La señora GONZÁLEZ TAÑO: Señorías, buenas tardes.

Bueno, dice el portavoz que presenta esta comparecencia, por centrarnos, que el señor Fernando Clavijo no puede pedir celeridad en un proceso que le afecta, que es lo que hizo a través de sus abogados.

Y parece que se debate quién ha hecho y quién no ha hecho declaraciones sobre este caso. Y vamos a recordarlo, porque resulta que, fíjese, indagando sobre quién ha hecho declaraciones sobre este caso encontramos lo siguiente: "NC-XTF: 'Es necesario investigar al presidente de Canarias en el caso Grúas'", esto es de unas declaraciones de octubre del año pasado, cuando no se producía este tema y querían presionar para que se produjera (mostrando un documento a la Cámara). El promotor del caso Grúas, el promotor del caso Grúas, con foto, que es una persona en estos momentos de Nueva Canarias, cuestiona la actuación de jueces y fiscales. Pero, bueno, dirán ustedes: no, pero esto es Nueva Canarias. ¡No, no!, el propio proponente, el señor Matos; el caso Grúas empieza y termina en Fernando Clavijo. O sea, ¿realmente nos interesa la verdad de este asunto o resulta que queremos lo que queremos? Dicho por el señor Matos.

Pero vamos a ver más casos. Por ejemplo... Bueno, porque, entonces, ¿quién está presionando? ¿Quién está haciendo declaraciones para intentar presionar? Pero, mire, el Partido Socialista, vámonos al Partido Socialista, por ejemplo. El abogado del PSOE -esto es en relación con un caso que les afectaba a ellos-, "el abogado del PSOE acusa al juez Barbero de querer abrir una 'causa general' contra el partido". El PSOE acusa a la juez Alaya -que nos sonará la juez Alaya a todos- de coordinar sus autos con la gente de los socialistas andaluces, acusándola de haber hecho daño en una campaña electoral. Pero bueno, me dirá, "esto es antiguo", es verdad, vámonos a la actual ministra de justicia. La ministra de Justicia, Dolores Delgado, acusa a los ministros anteriores, Rafael Catalá y a José Manuel Maza, por interferir en el poder judicial durante el último Gobierno del Partido Popular.

Pero, ¿y Podemos? Porque, claro, Unidos Podemos parece que no ha hecho esto, pero resulta que fue Unidos Podemos quien pidió la recusación del presidente del Tribunal Superior de Justicia en relación con este caso.

Señorías... Y hoy, por cierto, tenía otro dato, hoy, hoy sale que la señora Rosell, el Tribunal Constitucional le admite un recurso de amparo frente a una actuación del Ministerio Fiscal en un caso que le afectaba a ella personalmente.

Señorías, es verdad, es lamentable el uso político que se está haciendo de la justicia. Es lamentable, nosotros, desde luego, lo... coincidimos en que es lamentable, y esperamos que no sigan usándose estos temas para hacernos daño unos a otros. Y, mire, si en esto quieren derribar al presidente o a Fernando Clavijo, no lo...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora González Taño.

Turno ahora del grupo proponente, el Grupo Socialista, señor Matos.

El señor MATOS EXPÓSITO: Sí, señora presidenta.

Formularé, por escrito, una solicitud de amparo a este Parlamento, en la medida en que el consejero, que ha venido hoy y tiene la obligación de comparecer hoy aquí en el Parlamento, que es, digamos, donde reside la soberanía de la ciudadanía de Canarias, que eligió al presidente del Gobierno que le ha elegido a usted, usted tiene la obligación de venir aquí y dar las explicaciones que se le soliciten. Lo que no ha hecho hoy usted aquí, faltándole al respeto al poder legislativo. Ya sabemos que le ha faltado usted al respeto al poder ejecutivo, hoy se lo ha faltado usted al poder legislativo.

Mire, el Parlamento no es un juguete con el que ustedes pueden entretenerse cuando les parece y utilizarlo cuando quieran o cuando les venga bien. Es el mismo Parlamento que utilizó el presidente del Gobierno para comparecer voluntariamente aquí y abrir las puertas del Parlamento al caso Grúas, que no lo hizo ningún grupo, por lo menos el Grupo Parlamentario Socialista, en el mismo derecho que tiene el presidente a comparecer aquí, en el Parlamento, y dar unas explicaciones por un caso que no tiene que ver con la gestión del presidente en el ejercicio de su actividad, sino en su ejercicio como alcalde, en otra etapa. Ese mismo derecho a utilizar este Parlamento es lo que le obliga a usted hoy aquí a no faltarle al respeto al poder legislativo, cumplir el reglamento y responder a las preguntas que se le hacen por parte de la Oposición. Por cierto, el grupo que más ciudadanos representa en este arco parlamentario, señor Barragán. Así que solicitaré por escrito el amparo del Parlamento, porque no puede repetirse que un consejero venga aquí a negarse a responder ni una sola pregunta de un diputado, le guste a usted más o le guste a usted menos, señor consejero.

Mire, yo no sé si embarro o no embarro, para cuándo me llama mi partido o no me llama, a mí por lo menos me pusieron en las listas en las anteriores elecciones, a usted parece que no, señor Barragán. De momento voy mejor que usted, ¿no?

Por cierto, que esto es una dimisión en diferido, porque ya dijo usted que iba a dimitir si prosperaba la moción de censura de Granadilla. Hombre, ya que usted no cumplió en aquel momento cúmplalo hoy por decencia política.

Miren, que yo haya dicho que el caso que el caso Clavijo, perdón, el caso Grúas empieza o termina en Fernando Clavijo, que algún responsable político haya dicho lo que sea, es más o menos acertado o más o menos criticable, yo no voy a explicar por qué lo dije; está en el Diario de Sesiones. Pero no es lo mismo que lo diga yo o que lo diga un periodista, un responsable político, a que lo diga el máximo responsable institucional de la justicia en Canarias, señor Barragán. Y usted no se puede quitar la camiseta de consejero de Justicia y luego ponerse la camiseta de secretario general de Coalición Canaria cuando a usted le viene bien, porque nos tienen... ustedes nos tienen confundidos. Se reúne el presidente del Gobierno con Pablo Casado en Génova, y entonces nos dicen que no va como presidente del Gobierno, sino como presidente de Coalición Canaria. Usted pone en duda a la justicia en esta comunidad autónoma y hace unas declaraciones machistas sobre una letrada, pero dice que no las hace usted como consejero de Justicia, sino como secretario general de su partido. Mire, son inaceptables en cualquier caso, pero son inadmisibles cuando las hace el máximo responsable de la justicia en Canarias.

Usted hace no mucho -y yo creo que quizás hasta con razón o al menos usted se sintió en la necesidad y en el derecho a hacerlo- pidió amparo al Consejo General del Poder Judicial porque no le gustaron a usted unas declaraciones que hizo el presidente de la Audiencia Provincial en relación con la ubicación del Palacio de Justicia de Tres de Mayo. Y usted dijo que había que... el poder judicial tenía que respetar al poder ejecutivo, y usted pidió amparo al Consejo General del Poder Judicial. El mismo respeto que usted exige para el poder judicial lo tiene que tener el poder ejecutivo con los jueces, con los fiscales, con los profesionales de la Administración de justicia, y usted no lo ha tenido.

Miren, llama la atención la sospecha... Usted, el caso Grúas ya se verá, el presidente ni siquiera está imputado, ustedes se han puesto de los nervios, yo no sé por qué, porque en estos momentos solo se debate si le juzga un juez normal o el Tribunal Superior de Justicia de Canarias, que tampoco se están dilucidando en estos momentos más cosas. El señor Fernando Clavijo, el ciudadano Fernando Clavijo tiene todo el derecho del mundo a utilizar todas las herramientas legales, procesales, que crea conveniente en la defensa de su inocencia en los tribunales; lo que no tiene derecho usted ni el presidente es a poner en tela de juicio la imparcialidad de la Administración de justicia e insinuar que detrás de esto está la mano del Partido Socialista y de Pedro Sánchez, entre otras cosas porque no se sostiene, señor consejero, y no se quejó usted en otras ocasiones.

Mire, en diciembre de 2017 es cuando se devuelve al juzgado, por parte del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, el expediente, y no es hasta julio del 2018, siete meses después, cuando se emite un informe de la Fiscalía. No gobernaba el Partido Socialista, gobernaba el Partido Popular. ¿Ve cómo no tiene razón y, además, lo que ustedes pretenden es -en este caso sí- enfangar el terreno de juego? Le están haciendo ustedes un flaco favor, yo no sé quién le está asesorando al presidente en la defensa de sus intereses en los tribunales, esto se lo digo como profesional del derecho. Flaco favor.

Miren, lo que diga este diputado en el uso legítimo de las competencias que me dan los ciudadanos que votaron a mi partido, lo que yo diga o deje de decir tiene más o menos importancia, pero lo que digan las asociaciones de fiscales, las asociaciones de jueces, los profesionales de la justicia, una letrada en la que usted ha puesto en duda su profesionalidad porque es pareja de otra persona y usted se ha inventado un complot que, sinceramente, es más propio de una novela negra que de la realidad de las cosas. Esto es inadmisible.

Hoy usted me ha retado a ir a unos medios de comunicación, donde yo elija, una especie de Duelo al sol, no sé qué, en OK Corral, no lo sé, señor Barragán. Mire, yo no voy a debatir con usted donde usted quiera, en la cafetería, en cualquiera de esos medios que ustedes controlan, me da igual. Pero donde yo quiero debatir con usted es aquí. Hoy súbase aquí y explíquelo, no voy a tener turno de réplica, usted es hábil, probablemente por eso lo ha hecho; súbase y dé las explicaciones. ¿Por qué insinúa usted que hay manos negras en la Fiscalía y en la justicia en el caso Grúas? ¿Por qué considera usted que una letrada está... forma parte de una conspiración con su expareja para dilatar maliciosamente la actuación del Ministerio Fiscal, que en estos momentos en lo único que se ha pronunciado es sobre si es competente una jurisdicción o es competente otra, nada más que esto, es decir, si nos juzga un juez, digamos, con ciertos, vamos, peculiaridades procesales o nos juzga un juez normal, como a todos los ciudadanos?

Miren, a mí lo que me sorprendería y lo que me parece grave es que a usted solo le preocupen y vea manos negras en la actuación de la Fiscalía cuando hay retrasos cuando el caso afecta al ciudadano Fernando Clavijo, porque en la situación de don Fernando Clavijo hay miles de personas en esta tierra, los casos van retrasados, los fiscales no dan abasto, viven y trabajan en un cuchitril en el Palacio de la Justicia de la avenida Tres de Mayo. ¿Pero sabe cuál es la gravedad del asunto? Que quien tiene que poner las perras para que esto se resuelva es usted. Es como si el consejero de Sanidad se queja porque le han puesto en una lista de espera, pero si las tiene que resolver él. ¿Qué pasa con el resto de ciudadanos de esta tierra que no se llaman Fernando Clavijo? ¿Que sus casos no se retrasan también por cuestiones maliciosas? No, señor Barragán, confíe usted en la justicia, de la que usted es responsable máximo en esta comunidad autónoma; no hay ningún retraso malicioso, es el funcionamiento normal de la justicia, desgraciadamente. ¿Que la justicia es lenta y cuando no es lenta no es justicia? Estoy de acuerdo. Para el señor Fernando Clavijo y para cualquier ciudadano de esta tierra, para cualquiera, señor Barragán.

Miren, el caso Grúas va a ser largo, tengo la impresión. En lo procesal yo le deseo al señor Fernando Clavijo, al que conozco mucho antes que probablemente todos los que están aquí -no le hablo ni siquiera de la política-, le deseo suerte. No me gusta ver a adversarios políticos en situaciones como esa; también tienen familias, hijos, como los tengo yo. No me escucharán nunca decir una palabra inadecuada, y si alguna vez la digo, a veces no me suele gustar escucharme y no tengo ningún problema en pedir disculpas. Pero es incompatible, perdón, es compatible con exigir respeto. Se lo digo porque va a ser largo, y si ustedes en el minuto uno de este largo proceso judicial -que me temo que va hacer así-, donde va a haber recursos, donde va a haber resoluciones, donde van a haber probablemente idas y vueltas a la Audiencia Provincial porque las partes se van a querer defender, legítimamente; si a cada resolución judicial que se va a dar en este asunto ustedes van a poner el caso Grúas, perdón, la independencia de la justicia en solfa nos queda tortura para rato.

Señora González Taño, nosotros no tenemos ningún interés en ganarle al señor Fernando Clavijo en los tribunales; le vamos a ganar en las urnas, como ya hicimos en el 2015, si los ciudadanos quieren. Los que estamos dudando de él no somos nosotros, quienes han puesto a calentar en la banda a Ana Oramas no hemos sido los socialistas (palmoteos desde los escaños), ustedes han puesto a calentar en la banda a Ana Oramas y yo les pido -y termino-, en nombre del Grupo Socialista, no nos lo cambien. ¡Déjenlo! Si nosotros queremos que llegue a las elecciones, nos va muy bien, señor Barragán.

La señora PRESIDENTA: Muchísimas gracias, señor Matos.

Turno para cerrar esta comparecencia, el señor consejero.

El señor CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD (Barragán Cabrera): Gracias, señora presidenta.

Junto a las cualidades anteriores tiene usted también el don de la provocación, lo que pasa que para que alguien responda a la provocación, efectivamente, tiene que caer en esa trampa.

He oído a los grupos sobre un tema colateral que era la referencia que hice a una abogada. Efectivamente, hice unas declaraciones en ese sentido y, desde ese punto de vista, he hablado con algunos compañeros, he hablado también con algunos portavoces en la materia de igualdad de otros grupos parlamentarios y creo que tienen razón; si, efectivamente, esas manifestaciones se pueden entender en los términos que se ha expresado aquí en sede parlamentaria, y para que se tenga claro, le pido disculpas y retiro esa frase. Porque no fue esa la intención, la intención tenía otro sentido y lamento muchísimo que pueda haber derivado en eso. Y como no me cuesta en prendas, como ustedes saben en más de una ocasión, cuando he tenido que pedir disculpas por algo que creo que puede seguir empeorando las cosas, pues se retira y pido disculpas y lo reitero.

En relación a su derecho a pedir amparo a la Mesa, yo he contestado, otra cosa es que no le convenza mi respuesta, señoría. Ya le han explicado algunos casos en los que los partidos políticos -y actuando también de cargos públicos- han cuestionado o han valorado en cualquier momento el tema de la justicia; yo no lo he hecho. Y usted dice: no, es que tienen la doble condición. Pues mire, tengo la doble condición y por eso he cuidado que todas mis declaraciones, cuando las hago como secretario general, las hago como secretario general. Insisto, las relaciones de este consejero con la Fiscalía, con jueces y con letrados, y también con los sindicatos de Justicia, es correcta y cordial, atendiendo lo que son las competencias de esta comunidad autónoma en materia de justicia.

Y las otras cuestiones, insisto, las podemos valorar fuera. Yo lamento mucho no entrar al trapo, no entrar a esa provocación, a que me ponga aquí a hacer de secretario general de mi partido e, insisto, cualquier otra pregunta que esté relacionado con lo que son las competencias de este consejero le contestaré. Puede usted pedir amparo a la Mesa, pero, insisto, yo me he levantado, le he contestado en la primera ocasión y le estoy contestando ahora. La satisfacción en la pregunta o en la respuesta ya es otra cosa.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Hemos concluido esta comparecencia

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-2079 Sobre Del Sr. Consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad, sobre valoración de la actuación e independencia del Ministerio Fiscal en causas abiertas relacionadas con la actividad política.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico