Diario de Sesiones 139/2018, de fecha 27/11/2018 - Punto 33

9L/C-1984 COMPARECENCIA DEL SEÑOR CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD, SOBRE EL IMPACTO EN CANARIAS DE LAS MEDIDAS DEL PACTO DE ESTADO CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO PODEMOS.

La señora PRESIDENTA: Señora Del Río, cuando usted quiera tiene la palabra.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Vale.

La señora PRESIDENTA: Señorías, silencio, por favor.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Pues buenas tardes a todas y todos.

Hoy me preguntaban, y hace unos días también, que por qué traer de nuevo una comparecencia sobre este tema cuando además hace un par de semanas escasas tuvimos una reunión para hablar qué se iba a hacer desde Canarias con esos fondos famosos que tienen que venir del pacto del Estado para combatir la violencia machista. Bien. Lo sacamos porque nos parece importantísimo seguir visibilizando lo que pasa y lo que no pasa en esta materia. Porque nos preocupa que después de más de año y medio ahora estemos viendo qué se puede hacer con un dinero que afortunadamente en esa reunión... aclarar... la directora del Instituto Canario de Igualdad, que, efectivamente, no había necesidad de tenerlo que ejecutar desde noviembre a diciembre, lo cual hubiese sido una auténtica barbaridad, y que hay un año entero para prorrogar. Bien.

Vamos a hablar un poco, porque es importante hablar de los feminicidios y de en qué situación estamos en este momento en las islas, más allá de que, por supuesto, y ustedes lo saben, tendamos una mano a este Gobierno y a los que hagan falta para poner en marcha todas medidas que son suficientes, pero una cosa no quita la otra.

(Abandona su lugar en la Mesa la señora presidenta. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández).

Hoy se ha leído una declaración institucional sobre la violencia machista y sobre la declaración del 25 de noviembre. Había algunas cosas muy interesantes, porque han leído algunos datos importantes que también vamos a señalar. Pero yo les quiero decir, los feminicidios, como todos sabemos, son el caso más visible del conjunto de las violencias machistas que sufrimos las mujeres, y requieren de una solución ya y urgente. Aunque la violencia siga siendo un continuo presente hasta en el detalle más pequeño, desde lo más aparentemente inocente, como un chiste machista, lo cierto es que el número de mujeres asesinadas fruto de la violencia machista necesita de la máxima visibilidad posible, y por eso hoy estamos aquí: para hablar de ello. Y porque es necesaria esta visibilidad es por lo que no hemos querido renunciar, ni siquiera a los minutos para volver a abordar este asunto en esta Cámara.

Hay quienes piensan que poco hay que decir sobre la valoración del impacto de las medidas del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, puesto en marcha, o sea, aprobado, desde septiembre, y tienen razón que poco hay que decir porque realmente no se ha hecho nada. Ese es el problema. Ha pasado más de un año y sigue sin haberse hecho nada. El número de mujeres, sin embargo, que son asesinadas a lo largo del año por el simple hecho de ser mujer es la consecuencia directa de que las mujeres tengamos, todavía hoy, una ciudadanía de segunda en este país.

El feminismo se ha encargado de poner encima de la mesa que, hasta ahora, las vidas de las mujeres valen menos, y es nuestra responsabilidad como fuerza política que pretende ser altavoz de las demandas de las mujeres, dar la importancia que estas vidas tienen para que se alcance un conocimiento mediático acorde con la gravedad de los hechos. Las vidas de las mujeres deben figurar en la agenda como una cuestión de Estado. No se trata de centrarnos exclusivamente en los feminicidios, pero sí de expresar y poner en valor el compromiso político de mi grupo, Podemos, y espero que de toda esta Cámara, con la erradicación de cualquier tipo de violencia hacia las mujeres.

Decía hoy en la lectura de la declaración institucional estas palabras que cito textualmente: Algunos datos son escalofriantes. La Organización Mundial de la Salud ha informado de que el 38 % de las mujeres que mueren en el mundo lo hacen a causa de la violencia de género, y de entre ellas un 30 % son víctimas de las personas con las que habían decidido compartir su vida. Más del 40 % de las trabajadoras de la Unión sufren acoso en el trabajo. Además, fundaciones y entidades de protección de la infancia indican que cada tres segundos una niña es obligada a casarse -importante-. En Canarias el servicio de atención a la mujer víctima de violencia de género, el 112, recibió 5964 llamadas en el primer semestre de este año, de las que 1048 informaban de situación de emergencia.

Son comillas. Lo he cogido porque me parecía era un texto muy contundente.

¿Qué podemos hacer ante esto las instituciones?, pues a raíz de la aprobación del dictamen del pacto de Estado en materia de violencia de género, en septiembre de 2017, nuestro grupo del Congreso decidió hacerlo visible. ¿De qué forma? Haciendo, cada vez que asesinaban a una mujer, en el Congreso hacían una pregunta. Y yo le digo que, a partir de ahora, nosotros cada vez que asesinen a una mujer en Canarias vamos a hacer lo mismo. Porque cada asesinato es responsabilidad de lo que no hacemos, y porque poner en marcha esas medidas es importante, y porque el presupuesto claro que influirá hasta qué punto el dinero puede ser eficiente o no de cara a erradicar la violencia machista, le vamos a demostrar que sí cuando el dinero se emplea, además, en los sitios adecuados.

Si me da un minuto ahora, después para...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Por supuesto que sí.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Sí, porque le quiero hacer solamente dos preguntas en este primer bloque, y después seguiremos hablando.

Bueno, y antes de hacerle las preguntas, como queremos nombrar a las mujeres asesinadas, este tiempo lo voy a dedicar a darle nombre a las siete personas -a las siete mujeres- asesinadas en Canarias, tres niñas, ¡tres niñas! y cuatro mujeres, y las vamos a nombrar, por lo menos que consten.

Jénnifer Hernández Salas, 46 años, de Los Realejos, Santa Cruz, feminicidio íntimo. Había denunciado a su expareja once días antes de ser asesinada.

María Soledad Álvarez, 49 años, de Las Palmas de Gran Canaria, feminicidio íntimo. Fue hallada muerta por sus vecinos tras una deflagración de gas en su casa. Era madre de tres hijos y deja huérfanas a dos menores de edad.

Paula Teresa Martín, 32 años, La Orotava, Santa Cruz Tenerife, feminicidio íntimo. Fue estrangulada por su marido. El Gobierno de Canarias mostró su repulsa, pero el caso no está todavía considerado entre los datos oficiales, que ese es otro de los problemas que tenemos: hay que aplicar el Convenio de Estambul en todos los datos.

El cuarto, Carmen Mola Martín... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional) y feminicidio familiar. Asesinada por su hijo.

Y las tres niñas pequeñitas: una de las matanzas... con nombre y apellido no conocido, de cinco meses. Miranda Rodríguez, de 5 años, de La Orotava. Y su hermana Paula Rodríguez, de 3 años, de La Orotava. (Aplausos).

Queremos saber qué medidas y por qué no se ha puesto en marcha y cuáles... qué piensan hacer.

Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Del Río.

Turno del consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad.

El señor CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD (Barragán Cabrera): Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías. Buenas tardes, señora Del Río.

En principio, debo decirle que el pacto de Estado, una de las cuestiones que traza prácticamente todas las medidas es la de la máxima visibilidad. Por lo tanto, nadie puede estar en contra de que se hable, todo lo contrario. Es decir, tenemos que visibilizar todavía más, visibilizarlo en medios, visibilizarlo en este Parlamento, por supuesto que sí. Es decir, nunca podremos decir que es poco hablar o seguir hablando del tema de la violencia machista en este Parlamento o en cualquier otro foro.

Precisamente por eso, una de las cosas que ha dicho usted en relación al 112, que a veces se da el dato en plan negativo, es el tema de las denuncias. Es decir, en todo el pacto también está que tenemos que facilitar que las mujeres hablen sin miedo y quienes que estamos alrededor de las mujeres también hablemos sin miedo. Porque también hay mucho silencio sabiendo que se está produciendo violencia machista a nuestro alrededor, y a veces esa denuncia no se hace, no llega a donde tiene que llegar.

Por lo tanto, de todo lo que usted ha planteado, completamente de acuerdo. Es decir, no hay ahora mismo ningún elemento sobre el análisis de lo que usted ha dicho que yo pueda darle ningún dato o contrarrestarle ninguna información.

Los presupuestos influyen, por supuesto. Pero es que el dinero se puso en julio. ¿Podemos asociar que como tenemos 100 millones en los presupuestos en el mes de julio, si se produce una violencia machista en el mes de noviembre la culpa es del presupuesto?

Lo que quiero es relativizar, ya se lo dije en la Comisión, la información, ¿no? Es decir, oye, por supuesto que es importante, pero sepamos que estamos iniciando el primer periodo, es decir, el primer recurso de los cinco años que se han comprometido en el pacto contra la violencia de género.

La idea que tenemos... usted planteaba, dice: bueno, ¿qué se va a hacer con ese dinero, cuál es el análisis, el balance...? Acuérdese que la comunidad autónoma de Canarias, a través de su ley, y a través de las medidas que ya se venían implantando, incluso desde otros Gobiernos, porque no es de este Gobierno, había medidas en el pacto que ahora son novedosas en el ámbito del pacto de Estado a nivel de Estado, mientras que en Canarias ya se aceptaban, ya se ponían en marcha.

Por lo tanto, hay medidas, que ya las tenemos puestas en marcha, que llevan tiempo rodando, que sabemos de su eficacia, pero al pacto, como usted bien sabe, se han incorporado ahora también los ayuntamientos, con su propia ficha financiera, con un porcentaje para los municipios que están bajo el sistema VioGen, y el resto a repartir según algunos criterios, fundamentalmente poblacionales, y el de la comunidad autónoma, que nos ha tocado, con los dos millones de euros por la insularidad, casi 5 900 000 euros.

Y hemos tenido, han atendido nuestra petición de que era imposible justificarlo a 31 de diciembre, y hemos conseguido que, efectivamente, se pueda justificar ese recurso, hasta el 31 de diciembre del año 2019, y esto es un avance importante que solicitábamos todas las comunidades autónomas, no es una petición exclusiva de la comunidad autónoma, para poder gastar ese recurso.

Les comentaba el otro día, señorías, lo que nosotros entendemos que podrían ser algunas de las actuaciones prioritarias que están enmarcadas dentro del pacto contra la violencia, y en este caso habían proyectos como son mejorar la sala Gessell, desde el punto de vista judicial, estábamos también hablando del proyecto de salas de espera individualizadas para víctimas de delitos, también en el ámbito judicial, y el proyecto por el que se regulan las oficinas de asistencia a víctimas del delito en el ámbito, también, judicial.

En el ámbito de la comunidad autónoma de Canarias, como proyecto que en aquel momento estaba fijado para poder terminarlo antes del 31 de diciembre de este año estaba la adaptación de la historia clínica para la atención y recogida de datos de las víctimas de violencia de género. Y teníamos, también, las actuaciones del ICI, la campaña de violencia sexual, la violencia sexual, el encuentro anual que hacemos de la red canaria, donde se aborda también todo el tema de la violencia sexual... Un dato importante, que era todo el tema de formación, de formación de todos los colectivos que trabajan y operan con la, en este caso, con la atención de mujeres y los menores asociados también a la violencia de género, las guías de los derechos sexuales, que también se ha puesto en marcha, la cátedra que acabamos de firmar el otro día con la Universidad de Las Palmas, y que también va a ayudar o va a coadyuvar a la aplicación de políticas públicas encaminadas a remover los obstáculos que impiden una igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres, la prevención en comunidades vecinales, que es el acuerdo que ha alcanzado el ISI con los colegios de administradores de fincas de Santa Cruz de Tenerife y de Las Palmas de Gran Canaria, las jornadas de protocolo interinstitucional, que también se han puesto en marcha, la educación sobre ruedas, los grupos de trabajo con medios de comunicación -que también es importante tener una mayor implicación de los medios de comunicación en este área-, los desarrollos informáticos propios de la consejería, y en el área de educación, la promoción e inclusión de la perspectiva de género en la administración educativa, la formación y participación en foros sobre igualdad y educación afectivo-sexual, la educación afectivo-sexual, la transformación de la escuela mixta en un modelo de escuela coeducativa, las acciones específicas de prevención y apoyo en el ámbito de la violencia de género también en los colegios, y el proyecto Dibujar puertas violetas en la pared, que también está en colaboración con el Instituto Canario de Igualdad.

Y las acciones puntuales que desarrollan los centros de profesorado en Canarias, donde podemos encontrar los programas de construcción sexual, social, de género y coeducación, la diversidad -una realidad-, los recursos para la inclusión de la igualdad y la diversidad afectivo-sexual en la práctica educativa, acción coeducativa consciente, intervención específica con chicos adolescentes, la transexualidad -no es lo mismo entender que imaginar-, educación afectivo-sexual y prevención de abusos sexuales en educación primaria, entre otras cuestiones.

Por lo tanto, señorías, el de "no se ha hecho nada" a estar haciendo cosas, más todo lo que significa la atención de la red canaria, que como usted sabe se hace, opera, a través de los cabildos insulares, con los servicios más especializados de atención a las víctimas de violencia de género y que ahora intentamos complementar, es una de las cuestiones que intentamos firmar en la nueva adenda con los cabildos, para atender también de forma efectiva a los menores que están inmersos en un episodio de violencia machista.

Y lo que pretendíamos también, señorías, con ese recurso, y según el compromiso que alcancé en esta cámara y donde hemos tenido la primera reunión, y espero que en la segunda podamos ya ponernos de acuerdo, sería la siguiente: estas son las propuestas que hizo el Gobierno, dentro de las cuatro áreas que tienen actuaciones específicas, transversales, dentro del Gobierno y que pueden actuar, y la idea era: ¿podemos ponernos de acuerdo, mirando las medidas con los grupos parlamentarios, en qué otras acciones consideramos prioritarias para estos próximos años?, yo creo que sí, que vamos a conseguir un acuerdo y fijarle al Gobierno unas prioridades, fijarnos entre todos unas prioridades para poder empezar a operar con esos 5 600 000 euros, con la certeza de que algunas de las acciones podrán tener continuidad en el tiempo, es decir, no solamente serán a desarrollar en el año 2019, sino que podrán continuar en el tiempo porque es necesario mantenerlas, otras podrán tener un episodio puntual, que solo se ejecuten en el año 2019.

Y seguimos arrastrando un problema, que también esperamos que conjuntamente, con el resto de las comunidades, consigamos convencer al Estado de que este recurso es imposible gastarlo con contrataciones de solo seis meses para algunos profesionales y después no volver a contratarlos. Es decir, para atender este problema necesitamos recursos especializados, y para hacerlo necesitamos personal especializado, y si con este dinero no podemos contratar personas, obviamente -ya lo tenemos el caso que nos han planteado los cabildos-, no necesitamos ese dinero, porque no podemos hacer nada, salvo dar alguna subvención, mejorar alguna infraestructura. Necesitamos prestar atención, aparte de todas las medidas que efectivamente podamos gastar de forma puntual.

Y en eso estamos, estamos buscando esa fórmula, de hecho, este año el Gobierno, a raíz de que no podíamos gastar ese dinero en personal, hay una enmienda del Grupo Parlamentario Popular, ASG y de Coalición Canaria cambiando una cantidad de dinero del ICI, precisamente, para garantizarle la deuda a los cabildos, porque el dinero nuestro sí que se puede gastar en personal, para garantizar que los cabildos sí que firmen las adendas y, por lo tanto, garantizar el personal que se requiere en cada una de las islas desde el punto de vista de los servicios especializados.

Estando de acuerdo con el análisis que usted hace...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Un minuto más, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD (Barragán Cabrera): ... visibilizar permanentemente el problema de la violencia machista, creo que también podremos dedicarle un tiempo, ya que tenemos un recurso y tenemos un plan, un acuerdo de Estado, de intentar ponernos de acuerdo ahora en qué medidas deberíamos priorizar en los próximos años en Canarias.

Nada más, y muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor consejero.

Turno del Grupo Mixto, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidente.

Buenas tardes, señorías. Buenas tardes, señor consejero.

Bueno, quiero comenzar, en primer lugar, uniéndome al grito que han repetido este pasado domingo miles de mujeres, "disculpen las molestias pero nos siguen matando".

Y también repetir para tener muy presente que son 45 mujeres las asesinadas por sus parejas o exparejas en lo que llevamos de año de 2018, un año en el que 37 menores, que se dice rápido, pero son 37 menores que se han quedado huérfanos.

El pasado domingo nos recuerda estas lamentables cifras y también nos recuerda que debemos de continuar en la lucha contra la violencia de género, lucha en la que vamos a continuar mi formación política, conjuntamente con el resto de formaciones. Y, precisamente, es el pacto de Estado contra la violencia de género la que nos debe marcar el camino a la unidad que se necesita tener en este propósito.

Señor consejero, no hace mucho tuvimos una reunión con usted y con la señora Morales, la señora Morales del Instituto Canario de Igualdad, para que todos los grupos trabajásemos sobre las líneas de actuación que debe desarrollar el pacto contra la violencia de género en Canarias. Y desde ASG le volvemos a repetir, le agradecemos el ofrecimiento de diálogo, pues estamos convencidos que desde el consenso, y haciendo todos aportaciones, esos casi seis millones de euros que tenemos que gastar se invertirán de la forma más eficaz posible, aunque no podemos olvidar, como usted ha dicho, que se trata de fondos con muchas limitaciones, pues no permiten contratar personal, no se pueden ejecutar obras y a todo ello pues evidentemente tenemos que sumarle la burocracia previa a poder ejecutar estos fondos. Esperemos que se consigan quitar estas limitaciones -que no tienen sentido-, porque tenemos falta de personal. Pero aun así, contando con las limitaciones, vamos, entre todos, a darle la mejor finalidad a estos fondos tan importantes para la lucha contra la violencia de género.

En esa reunión, señor consejero, usted nos entregó una serie de actuaciones que le habían propuesto las diversas consejerías, y nosotros le entregamos a la señora Morales, pues, una serie de aportaciones para intentar que se llevasen a cabo. Una vez ya hemos intercambiado la información íbamos a celebrar una segunda reunión, que aún no se ha llevado a cabo. Me gustaría saber si esta reunión, finalmente, se va a llevar a cabo, y cuándo se tiene pensando llevar.

También estaba encima de la mesa la posibilidad de que se prorrogase el plazo para poder ejecutar estas actuaciones, que en un principio podrá finalizar a 31 de diciembre. Ya usted ha dicho que han conseguido un plazo hasta el 31 de diciembre del año que viene, nos alegra, porque evidentemente a 31 de mes de diciembre de este año evidentemente se iban a perder muchos de estos fondos.

Esperamos que con los fondos del pacto que se acuerden...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Se ha agotado su tiempo, señora Mendoza.

Turno del Grupo de Nueva Canarias, señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, presidente. Consejero. Señorías.

La violencia de género, como todos sabemos, es un mal que está enquistado en la sociedad que daña a las mujeres, daña a las familias y daña a las comunidades, es un tema además con profundas raíces sociales anclado en una cultura milenaria que ha negado la libertad y la igualdad a las mujeres. Y eso, además, en Canarias tenemos una buena ley de prevención y protección integral de las mujeres contra la violencia de género, la Ley del 2003, que tras la modificación del 2017 es una ley muy completa y yo diría que incluso vanguardista. Y cierto es que además hay bastante consenso en la necesidad de un pacto de Estado contra la violencia machista, que sí que es necesario ese pacto de Estado, lo que sí también es cierto es que no es suficiente.

Yo, aquí, quisiera agradecer al consejero el haber abierto a los grupos parlamentarios la posibilidad de plantear medidas y decidir entre todos, Gobierno y Parlamento y grupos parlamentarios, las actuaciones a realizar en materia de violencia de género respecto a la dotación asignada por el Gobierno de España para Canarias respecto o con cargo al pacto de Estado. Cierto es, tal como dijo la portavoz del Grupo Mixto, que, bueno, que habría que intentar negociar o seguir negociando respecto a la imposibilidad de contratar personal, de asignar dotación a obras y, además, sobre la falta de plurianualidad en las acciones.

Desde luego, desde Nueva Canarias tenemos claro que en la lucha contra la violencia machista todo lo que se haga es poco porque es que a pesar, de como dije antes, tener una buena ley, y a pesar de existir el pacto de Estado, la violencia machista no ha disminuido. No podemos olvidar que el machismo además tiene distintos niveles, aquí, normalmente nos referimos a las asesinadas, pero es que no hace falta que haya una mujer muerta, una mujer asesinada, para que haya machistas. Y cierto es que es que se ha avanzado mucho, pero es que aún queda mucho por lograr y mientras haya mujeres maltratadas, mientras los niños y niñas sigan sufriendo maltrato y mientras siga habiendo huérfanos y huérfanas de violencia machista, desde luego, desde Nueva Canarias vamos a seguir al lado de los que buscan soluciones para erradicar esta lacra social porque no podemos ser indolentes, entendemos que hay que hacer más, que hay que hacer mucho más.

Yo, de todas maneras, en este corto espacio de tiempo, sí quería incidir en que el problema de la violencia machista no se soluciona con una ley o con un pacto de Estado, el actual o cualquier otro que lo mejore, que tampoco se erradica la violencia machista exclusivamente con la protección a las víctimas; que si hay víctimas es que hay violentos, y si hay violentos es que hay violencia, y la violencia machista solo se combate desde la educación, desde la formación y desde la concienciación.

Muchas gracias.

(La señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio, ocupa un escaño en la sala).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora González.

Turno del Grupo Popular, señor Tavío.

La señora TAVÍO ASCANIO: Gracias, señor presidente.

Señora Del Río, estamos, desde el Grupo Parlamentario Popular, totalmente de acuerdo con usted. Detrás de este problema, como de tantos otros, hay un problema de presupuestos y es bueno decirlo. En los presupuestos prorrogados que tenemos en estos momentos aplicados en el Estado español hay un veinte por ciento, un veintidós por ciento más de fondos precisamente para erradicar la lacra de la violencia contra las mujeres.

Dicho esto, le digo que no todo, que la sensibilidad no es cuestión solo de dinero. Yo misma, en nombre de mi grupo político, presenté en esta Cámara y conseguí de todos ustedes la unanimidad, precisamente, para establecer en las respectivas ordenanzas locales las pertinentes exenciones, bonificaciones, deducciones y demás beneficios fiscales en favor de las víctimas de los hijos, de esos 37 niños huérfanos de mujeres muertas como consecuencia de la violencia de género, y hace tres semanas, señora Del Río, tuve que acompañar personalmente a la hermana de una de esas víctimas a explicarle a una concejal el problema, y a pedirle, por favor, que le evitara, a la hermana de una víctima, tener que contar una y otra vez, una y otra vez lo que quiere olvidar.

Y de pensarlo se me va el hilo de seguir. Y esta señora que, desesperada, vino a mí, resulta que en el Gobierno de Canarias, señor consejero, e iba a ir por aquí, una funcionaria de la Consejería de Hacienda no le aceptaba la sentencia en la que se reconocía que sus sobrinos eran huérfanos, y que su hermana había sido... y por supuesto... después de lo que había conseguido.

Y, por lo tanto, la Ley Orgánica del 2004 y la Ley Orgánica del 2015, no nos engañemos, no se están aplicando, no porque no haya recursos que, como le acabo de decir al principio de mi intervención, hay más porque conseguimos incrementar los fondos para ejecutar estos pactos de Estado contra la violencia contra las mujeres. No, señorías. No se están aplicando por falta de sensibilidad. Y me duele porque en el caso que le acabo de contar, señor consejero, era una mujer la que no aceptaba una sentencia.

Y, por lo tanto, decía la señora Mendoza, la escalofriante cifra, y lo decía también usted, la señora Del Río, de las 45 mujeres y de los 37 niños huérfanos. (La Presidencia le concede un tiempo adicional). Mire... o las que podían haber muerto, -dieciséis, sesenta y dos, sesenta-, 160 260 denuncias por maltrato. Efectivamente educación y no a la violencia, no solo contra las mujeres sino cualquier tipo de violencia.

Gracias y perdone, presidente.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Tavío. Muchas gracias.

Siguiente turno del Grupo Socialista, señora Ventura.

La señora RODRÍGUEZ HERRERA: Buenas tardes, señorías.

La verdad es que dentro de esta tristeza de la realidad social que vivimos, es una buena señal, y es una alegría que motiva a continuar trabajando, el ver que todos los grupos políticos ya, después de tantos años de lucha, estamos en el mismo camino todos.

Lo digo porque el pacto de Estado, si no recuerdan mal ustedes, y si no se los recuerdo, se aprobó por una proposición no de ley del Partido Socialista, que Podemos se abstuvo porque no eran suficientes las medidas, pero bueno... Está bien, o sea siempre... Por eso digo que es una alegría que estemos hoy aquí, y el Partido Popular, muy a regañadientes, también finalmente, y dejando muchísimas cosas atrás, se pudo aprobar este pacto de Estado.

Entrando el Partido Socialista en el Gobierno, en mayo de este año, o junio de este año, se impulsa la aplicación de este pacto de Estado, esos mil millones para los cinco años, los cuatrocientos millones que ejecuta el Gobierno directamente, los quinientos de las comunidades autónomas y los cien a los ayuntamientos.

Como digo, con este impulso que le ha dado el Partido Socialista a la aplicación del pacto de Estado, los seis millones que le corresponden a la comunidad autónoma, o casi seis millones, que le corresponden a esta comunidad autónoma, usted, señor consejero, casi desde el mes de septiembre debía saberlo, que la ampliación del plazo, si no oficialmente, porque no tenía igual el telegrama o la comunicación, pero que el plazo se iba a ampliar a julio de 2019, porque lo sabíamos nosotros y el Gobierno tenía ese intención.

Desde luego que el impacto de estos fondos en esta comunidad autónoma tiene que marcar un antes o un después. Yo creo que sí, que un minuto de silencio, hacemos preguntas todos los plenos, traemos iniciativas... pero lo que realmente hace falta es una aplicación y una ejecución de estos recursos y de este pacto.

La realidad son siete mujeres, ya lo han dicho, 2300 mujeres con órdenes de protección o bajo protección en Canarias. Cualquier dato que cojamos nos va a dejar asustados, pero, como digo, si no trabajamos, si no nos movemos de una forma absolutamente más diligente y más urgente, señor consejero, va a ser complicado.

Yo creo que no se hace... de la siguiente manera, y ahí el Gobierno está parado, no está trabajando a la velocidad que se le espera. Se sacó una convocatoria, pongo varios ejemplos, se sacó una convocatoria para la subvención a los planes de igualdad en los ayuntamientos, finalizaba el plazo el 15 de noviembre, de ejecución, y la resolución se dicta el 16 de noviembre, ¿qué sentido tiene eso, señor consejero? Las oficinas de atenciones a las víctimas de agresiones sexuales, que según el Convenio de Estambul ya se consideran víctimas de violencia, dos millones de euros; lo dijimos en el presupuesto del año pasado, lo dijimos en las enmiendas, las...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Finalice.

La señora RODRÍGUEZ HERRERA: Finalizo, señor consejero.

El informe del impacto de la violencia de género en 2017 debía estar en este Parlamento ya a día de hoy, sobre la violencia de género.

Por tanto señor consejero le animamos, le animamos no, le exigimos, que el trabajo sea bastante más rápido, más urgente y más diligente.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Ventura.

Muchas gracias.

Grupo Nacionalista, señora Beato.

(La señora Tavío Ascanio solicita intervenir).

Dígame, señora Tavío.

La señora TAVÍO ASCANIO (Desde su escaño): ... la palabra por haber sido contradicha por el Grupo Parlamentario Socialista en relación al pacto de Estado de la violencia contra las mujeres.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Si le parece bien, al final de todas las intervenciones le daré la palabra.

La señora TAVÍO ASCANIO (Desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias.

Señora Beato, por tiempo de tres minutos.

La señora BEATO CASTELLANO: Desde el Grupo Nacionalista estamos de acuerdo en visibilizar este problema, estamos comprometidos con esta lucha y estamos dispuestos a hablar cuantas veces sea necesario en esta Cámara sobre este asunto, pero coincidiremos en que es prematuro para evaluar las medidas del pacto de Estado porque, señorías, los primeros recursos estuvieron disponibles el pasado mes de octubre, por lo tanto, parece prematuro evaluar una cuestión que se recibió el mes pasado.

En Coalición Canaria apoyamos con firmeza este pacto porque, por primera vez, todas las fuerzas políticas, con la abstención de Podemos, nos uníamos y nos dotábamos de un instrumento para trabajar conjuntamente contra la violencia de género. Se destinaban mil millones para cinco años. Y Coalición Canaria presentó la enmienda que ha permitido que en estos presupuestos generales del Estado haya doscientos millones para este año. Y celebramos el acuerdo para que en Canarias se tuviera en cuenta la insularidad y ascendieran los fondos, en este año, en casi seis millones de euros. Pero para que ese presupuesto cumpla su cometido se debía ampliar el plazo de ejecución, por eso se solicitó por el Gobierno.

Canarias tiene muchas medidas avanzadas que se han adelantado en ese pacto. Y agradecemos al consejero su actitud de diálogo y habernos reunido este mismo mes en esa reunión en la que tomamos conciencia de las dificultades, de los plazos para... los cortos plazos de ejecución, la imposibilidad de utilizar los fondos para contratar personal, la imposibilidad de utilizarlos para inversiones en infraestructuras...

Y nos emplazamos para aportar medidas y consensuar las medidas prioritarias. Aportamos, desde el Grupo Nacionalista, algunas prioridades: reforzar la red, los puntos de encuentro, atender a la realidad de las mujeres trans, las del ámbito rural, las discapacitadas, las mayores de 65 años... Incluso sugerimos, desde nuestro grupo, que esa planificación que se trazara se pudiera traer a este Parlamento para debatirla como una comunicación del Gobierno. Por eso nos sorprendió esta comparecencia y solicitaba a la proponente que la aplazara, para respetar ese tiempo que nos dimos en esa reunión.

Defendemos, porque estamos convencidos, que la lucha solo se puede abordar desde el consenso y desde la unidad social y política, y pedimos al Estado que flexibilice esas medidas para permitir dar estabilidad a los fondos, establecer convenios plurianuales, que esos fondos se puedan utilizar también para contratar personal, para infraestructuras -que también son necesarias como pisos tutelados, casas para las mujeres víctimas-... En definitiva, flexibilizar las medidas para que lleguen y cumplan su objetivo de dar... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional.)

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Finalice, señora Beato.

La señora BEATO CASTELLANO: Sí.

Una mayor respuesta social a la prevención y a la protección de las víctimas.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Beato.

Turno del grupo proponente, del Grupo Podemos, señora Del Río.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Muchas gracias, señor presidente de la Cámara, hoy, muy generoso en los tiempos, y que reivindican algunas... de la igualdad agradecemos en un día... que estamos hablando de las reivindicaciones de las mujeres.

Porque la igualdad, efectivamente, mejor dicho la desigualdad, la falta de igualdad, es la causa que genera todas esas violencias de las que estábamos hablando. Y yo no quería hablar mucho, porque la verdad no me apetecía hacerlo en plan bronca, pero sí tengo que puntualizar: efectivamente, nuestro grupo nos abstuvimos al pacto de Estado, y nos abstuvimos por varias razones, que las vuelvo a repetir para que les quede claras. Porque no nos quedaba claro ni los plazos ni los dineros... cuándo se iban a aplicar. Y fíjense si el tiempo no da la razón. Desde septiembre del 2017 hasta mayo, que estuvo gobernando el Partido Popular, el dinero no llegó. Y, ahora, nos encontramos que desde que está gobernando el Partido Socialista, desde junio hasta ahora, empieza a llegar ahora. Y después nos encontramos con otra cosa que nunca hacemos autocrítica, siempre decimos y tenemos que ejecutarlo en tan poco tiempo. Pero vamos a ver, estamos en el poder legislativo, hacemos las leyes nosotras aquí, y en el Congreso también, y digo yo que habrá que ser racional, lo primero y ante todas las cosas, para hacer leyes que se puedan aplicar, y no se puede poner que el dinero se ha de ejecutar en un plazo imposible, donde, además, no sea eficiente.

Y si necesitamos más personal -y en el capítulo I no nos dejan porque el dinero del pacto de Estado no va para eso-, pues habrá que renegociar y habrá que discutir para qué necesitamos el dinero y dónde es más útil. ¡Yo no entiendo!, si el poder legislativo no sirve para que sean eficientes las políticas de prevención y educación, ¡entonces no servimos para nada! Tenemos que cambiar todo eso y estamos en el espacio... aquí, en Canarias para cambiarlo y, en Madrid, desde el Gobierno central, para cambiarlo también. O sea, no puede ser que se derroche el dinero en el último momento o no se ejecute cuando hace tanta falta, porque haya una ley que nos impide gastarlo o porque haya un plazo. Los plazos se cambian y las leyes se cambian para que cumplan con su obligación, en este caso es prevenir y evitar, porque ya no solamente queremos la reparación necesaria, que por supuesto la queremos, es que lo que queremos es que no haya más asesinadas, es que no queremos más niños huérfanos, es que tampoco queremos más niños y más niñas asesinadas, es que no queremos que la cultura de la violación siga siendo una realidad, y que la desigualdad siga campando a sus anchas en nuestro país. No queremos eso ni en este país ni en ningún otro país, porque es verdad que las violencias machistas no son exclusivas de nuestra tierra, pero habrá que trabajarlo y eso nos toca.

Y es verdad que ha habido conciencia y ha habido dinero, pongámoslo en marcha, pongámoslo bien y de forma eficiente. Yo quería nombrar un par de cosas. Siempre, por mucho tiempo que tengamos, además, siempre es poco para todo lo que hay que decir. Porque hay una cosa que llevamos diciendo hace tiempo, desde que entramos ya en esta Cámara, es y lo dimos como por asumido: tenemos la igualdad jurídica, lo que nos falta es la igualdad efectiva. Pues no es cierto, ni siquiera la jurídica. Y hay que pensar bien para darse cuenta por qué y por cuántas cosas nuestra igualdad no es real. Y les voy a poner unos cuantos ejemplos, que creo que son muy gráficos, para entenderlo.

No es suficiente, porque tenemos una desigualdad que sin duda es la causa de la violencia que se ejerce contra las mujeres, que se da en distintos niveles y grados de intensidad, en algunas culturas, ya lo he dicho antes, más que en otras, pero en todas, y esto es así desde el primer momento del nacimiento, porque la causa no es otra que la consideración que se les da a las niñas y mujeres por el mero hecho de serlo, y que ni siquiera hoy, en las sociedades como la nuestra, que se suponen más avanzadas, hemos sido capaces de erradicar.

En lo que no estamos de acuerdo, por eso, con respecto a que tengamos igualdad jurídica, y que hemos dado por verdad, y es un problema que tenemos las profesoras también cuando estamos en los centros educativos, porque se da por hecho que existe algo que no es, que presumimos de haber alcanzado, pero es que no, no es cierto, y vamos a leer unos cuantos ejemplos.

No es posible, y no hay igualdad jurídica mientras siga habiendo sentencias, y les voy a poner el ejemplo de solo la semana pasada, sentencias como la que acabamos de recibir en estos últimos días, una de ellas dictada por el mismo tribunal que condenó a La Manada, que recordamos que consideró los hechos como abuso sexual y no como violación, y que, en este nuevo caso, ante lo que se consideraban hechos probados, leo entre comillas, el ataque de un hombre contra su mujer, primero con un cuchillo y, luego, en un intento de estrangulamiento, con el agravante de que estos hechos ocurren delante de sus hijos, de 3 y 6 años de edad, y aún reconociendo el tribunal de que se trata un homicidio en grado de tentativa, le acaban condenando, al agresor, por diez meses de prisión, y le consideran que es maltrato ocasional.

La sentencia rebaja considerablemente las peticiones de la fiscalía, que pedía ocho años y medio de cárcel, y diez años de alejamiento con respecto a la víctima, y la acusación particular, que pedía diez años de cárcel, doce de alejamiento con los hijos, y suspensión de la patria potestad durante el tiempo de la condena.

También en la misma semana pasada conocimos con estupor que era puesto en libertad, tras quince meses de prisión provisional, un agresor al que su ex pareja denunció por intentar asesinarla clavándole un cuchillo. De nada sirvieron tampoco lo hechos probados, así lo manifiesta la víctima superviviente. Dice, literalmente: lo que me dan a entender con esta sentencia es que, gracias a que me defendí y no me clavó el cuchillo, no se interpreta como un intento de asesinato, en cambio, si no me llego a defender, me lo clava y me mata. Para que sea capaz de intentar matarme, ¿tiene que matarme?

Y seguimos: y nos referimos a las violencias sexuales, que también son importantes. El panorama es igual, o más desolador aún. Recordemos la sentencia de la audiencia de Lleida, también de hace unos días, que ha condenado a cuatro años y medio de prisión a un tío y su sobrino por delito de abuso sexual a una mujer con la que mantuvieron relaciones sexuales sin su consentimiento el 17 de agosto del 2017. Y, esto, pese a que la fiscalía pedía quince años por un delito continuado de agresión sexual.

Ni igualdad, ni equidad, ni justicia. Muy lejos estamos aún de conseguir la sociedad respetuosa con los derechos humanos a la que aspiramos, en la que las mujeres, a las mujeres, se nos trate por igual en todos los ámbitos y gocemos de las mismas libertades, tanto en las calles, en el trabajo, como en la intimidad de nuestras casas. Lo dijimos alto y claro el 8 de marzo de este año. No es no, y solo sí es sí, ¿qué parte de esto no entienden los hombres que pretenden tener sexo a toda costa con una mujer que no los desea?

No es igualitaria una sociedad que permite que la educación sexual de sus adolescentes, niñas y niños, se haga a través de las pornografía, absolutamente machista y patriarcal, que fomenta la cultura de la violación. No es igualitaria una sociedad que no considera que tanto mujeres como hombres somos sujetos sexuales con el mismo derecho al deseo y al placer, que no nos vale ya ni siquiera el concepto del consentimiento, porque en pleno siglo XXI las mujeres no queremos resignarnos ni ceder, o consentir, cuando lo que deseamos es, en todo caso, sentir con, y no queremos complacer en el sexo cuando lo que deseamos, en todo caso, es sexo con placer.

Reivindicamos el derecho a pasar del sexo consentido al sexo con sentido, y el único sentido que admitimos como válido en el sexo es el que se ejerce desde la libertad y el deseo, por puro placer, igual que los hombres.

Pero este 25 de noviembre pasado hemos salido también a la calle y denunciamos que este sistema, por esta razón, aún está muy lejos de garantizar la igualdad efectiva entre mujeres y hombres. Denunciamos una legislación obsoleta y poco precisa, que permite una interpretación y aplicación machista y patriarcal de la justicia. Denunciamos la falta de recursos para invertir en formación especializada en materia de género, tanto en los operadores jurídicos, fueras de seguridad, como en el ámbito de la educación, porque no vale decir que nuestras leyes están bien cuando se pueden interpretar de maneras tan diversas, cuando los fiscales piden quince años y los tribunales dan diez meses. Algo no se está haciendo bien y, por tanto, creo que estamos en los espacios, también en este, el legislativo, para cambiarlo.

Reivindicamos nuestros derechos a vivir tranquilas y sin miedo, en una sociedad justa e igualitaria que garantice el respeto de todos nuestros derechos. (Pausa).

Nosotras nos vamos a seguir plantando y vamos a seguir diciendo, cada vez que haga falta, cada vez que veamos una sentencia que nos parece injusta: "hermana, yo sí te creo". Y lo vamos a seguir haciendo, porque se lo debemos, y le debemos esta lucha a todas las mujeres que este 25 de noviembre no pudieron salir a la calle a manifestarse, y porque no queremos que haya ni una más, y porque se lo debemos a nuestras abuelas, que sufrieron tantas vejaciones, porque se lo debemos a nuestras madres, que también sufrieron, y nos lo debemos también a nosotras, y a nuestras hijas, que no las queremos en esa cultura del machismo y de la violación, en esa cultura de la música que hemos criticado varias veces, y en eso sé que coincidimos aquí la derecha, la izquierda y la de al lado, que son canciones que son humillantes y que nos están... son deleznables para la igualdad de las mujeres. Reivindicamos todos esos cambios.

Por eso, queremos un compromiso serio, en el que el dinero sí que es importante, y donde la base, cuando lleguen ahora esos seis millones, en educación fundamentalmente, pero en todos los operadores jurídicos -ya lo hemos hablado-, hay proyectos. Si no nos dejan gastárnoslo en contratar más gente, por lo menos en proyectos educativos potentes, que es verdad que a lo mejor no van a impedir que mañana vuelvan a matar a una mujer, ahora, pero a lo mejor lo impiden para que dentro de cinco años vuelva a ocurrir.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Del Río.

Turno del Gobierno, turno del consejero.

El señor CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD (Barragán Cabrera): Gracias, señor presidente. Señorías.

La primera reflexión después de oír las distintas intervenciones es pedirles que, si necesitan a alguien para que le den leña, me refiero desde el punto de vista de que esto... puedan atacar, prefiero que lo hagan conmigo. Prefiero seguir viendo un Parlamento unido en la lucha contra la violencia machista, y prefiero ver un Parlamento en el que no se esté arrojando si yo soy el autor -y lo digo, en este caso, por la intervención del PSOE, si yo soy el autor, yo inicié...-, porque también, si fuéramos justos, deberíamos recordar que fue el Grupo Parlamentario Podemos, en el Congreso de los Diputados, quien inicia realmente este tema del pacto de Estado.

Una cosa es que ustedes hayan presentado una moción, señorías, pero, insisto, si somos justos, lo deberíamos hacer. Y la pregunta que hago es ¿qué más da?, ¿es importante?, ¿esto es importante?, pues para mí no, para mí es más importante que estemos completamente todos de acuerdo y en seguir una línea de trabajo y haber conseguido un pacto de Estado que estar buscando ahora quién es el autor de una u otra iniciativa.

La sociedad, que está viéndonos en este momento, lo que quiere es unidad de acción contra la violencia machista, no etiquetas partidarias, porque para etiquetas partidarias podía haberme quedado yo en el Gobierno y decir: esta es la propuesta que tenemos, y esperar aquí a que les gustara o no les gustara. Y en cambio, precisamente porque creo realmente en la filosofía del pacto de Estado, estoy diciéndoles vamos a ponernos todos de acuerdo en cómo debemos afrontar este nuevo periodo del pacto, qué prioridades tiene en Canarias y qué recursos, ya que los tenemos, los podemos gastar aquí.

Es verdad que existen limitaciones -entrando ya en el documento-, es verdad que existen limitaciones para la contratación de personal, hay limitaciones, podemos contratar personal, pero esa contratación de personal no tiene continuidad y, por lo tanto, podríamos tener alguna dificultad. Todas las comunidades autónomas en la reunión de la conferencia hemos insistido en que tiene que haber una vía en ese sentido, y la señora Del Río lo comentaba antes. Cuando empezamos, en la reunión de la comisión bilateral, los gastos se podían hacer hasta el 31 de diciembre, y me alegro de que usted lo supiera, supiera lo que iba a ocurrir, pero nosotros no sabíamos lo que iba a ocurrir, porque si fuera así, ya nos lo podía haber dicho la vicepresidenta en la reunión de la comisión bilateral: no se preocupe, que va a haber una ampliación. En cambio, todos nos preocupamos, mandamos las cartas para que esto ocurriera. Afortunadamente, ha sido así, y me quedo con lo positivo, ha sido así y nos lo podemos gastar antes del 31 de diciembre.

La reunión que nos decía la portavoz del Grupo Mixto, señoría, ya mi equipo está programándola para mantener la reunión de nuevo y ver ya si estamos de acuerdo con la propuesta del Gobierno, más la incorporación de las distintas propuestas que se hagan desde los grupos parlamentarios.

Me quedo con un tema que ha dicho la señora González, de Nueva Canarias, y que también ha repetido en la parte, ahora, que hablaba de formación, la señora Del Río, de las intervenciones que se han hecho, y estoy hablando, porque estoy de acuerdo fundamentalmente con todo lo que se ha dicho, pero por concretarnos un poco en el objetivo de la comparecencia.

La señora González ha hecho una reiteración en un tema en el que yo creo firmemente. Es verdad que tenemos que actuar y tener toda una red de atención contra la violencia ya sucedida, contra las mujeres fruto de la violencia machista, para los familiares, cuando son asesinadas; y para sus hijos, cuando quedan huérfanos, completamente de acuerdo. Y esa red se sigue potenciando y se sigue mejorando.

Pero se han planteado dos cuestiones en las que a mí me gustaría que nos pudiéramos poner de acuerdo en eso que llamamos "prioridades para el futuro". Por una parte, en la prevención, la prevención pensando en la educación y, por lo tanto, hay que actuar. La señora Del Río hablaba: si hoy conseguimos que un adolescente consiga creer en las políticas de igualdad, igual tenemos una persona que no atente contra la vida de otra más adelante, y estoy completamente de acuerdo. Por lo tanto, a mí me gustaría que pensaran si la educación, en las actuaciones en educación, en prevención, debería ser una de esas políticas prioritarias que deberíamos tener.

Y la otra, la comentó la señora Del Río, en la que yo también creo que tenemos que hacer un esfuerzo importante como prioridades para estos próximos años, que es el tema de la formación en los profesionales que están al frente de las instituciones, de los operadores jurídicos -ya han comentado algunos casos-, y de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, que también hemos encontrado personas que no son capaces de entender la situación que se encuentran delante.

Por lo tanto, tenemos ya dos elementos que he oído que podrían formar... podríamos ponernos de acuerdo si en alguna de las medidas que se plantean en el pacto de Estado en cuanto a educación, prevención y pensando, también, en la formación, y cuando digo en la educación también estoy pensando en los medios de comunicación, en cómo se cuentan esas noticias, a lo mejor conseguimos empezar a ponernos de acuerdo en esas prioridades que les estaba planteando.

Se ha planteado también por la señora Del Río, que es la autora de la comparecencia, y yo también, no puedo nada más que estar de acuerdo con ella, cuando nos encontramos con un obstáculo, podemos simplemente decir que existe un obstáculo y no hacer ningún movimiento para rodearlo, para saltarlo o intentar tumbar ese muro y, además, estos muros no son leyes básicas del Estado, por lo tanto, podemos tirar esos muros. Y, por eso, estamos de acuerdo en que podemos remover algunos obstáculos si estos son, desde el punto de vista jurídico o de técnica presupuestaria, y adaptarlos para que todo este recurso se gaste y se gaste bien los próximos cinco años.

Y comentaba también la compañera de Nueva Canarias, la señora González, un elemento que también nos tiene que hacer reflexionar, que es el tema de la conciencia. Es posible que todas las actuaciones que están previstas en el pacto estén muy vinculadas para lo que son las instituciones, los operadores jurídicos, para hacer cosas, nosotros, desde aquí, para ponerlas en marcha desde las instituciones, pero saliendo de aquí, y entrando en contacto con personas de nuestro entorno, seguramente, en alguna reunión jocosa, oiremos un chiste sobre desigualdad y nos reiremos, oiremos un chiste sobre violencia y nos reiremos. Señorías, no estoy hablando de ustedes personalmente, por favor, ¿pero no es cierto lo que estoy diciendo, no pasa eso ahí fuera, no ocurre?, es decir, ¿no ocurre, la sociedad está completamente concienciada sobre la violencia de género?, ¿está concienciada?, ¿todos lo creen como lo cree la portavoz del Partido Socialista?, ¿el problema somos nosotros?, ¿la sociedad está concienciada? Yo creo que no, que están ocurriendo cosas fuera y, por lo tanto, estas cosas ocurren y hay gente que no está formada en eso, no ha sido educada en esos valores, ha sido educada en un valor patriarcal donde se cree que la mujer está subordinada y, por lo tanto, se puede hacer con ella lo que se quiera, y hay gente que lo sigue pensando.

Y lo más que me preocupa, y por eso vuelvo a tema de la formación y al tema de la educación, lo más que me preocupa es que estamos viendo cómo las nuevas tecnologías están también empleándose para que los jóvenes, los jóvenes de hoy, estén también en esa línea de pensamiento. Y eso sí que es verdad que preocupa muchísimo, que haya chicas, y que haya mujeres -más que chicas, en el sentido de más adultas-, que todavía si alguien les dice que no hagas esto, no hagas lo otro, vístete así o vístete de la otra manera, compórtate de esta otra manera todavía creen que es por amor, que eso son muestras de amor, y no son muestras de intentar que la mujer haga lo que diga el hombre. Ahí es donde creo que debemos hacer un esfuerzo.

Por lo tanto, señorías, insisto, si quieren a alguien sobre el que basar lo que puede hacer mi incompetencia, mi forma de gobernar esta área, háganlo con el consejero, al consejero que está ahora o con el Instituto Canario de Igualdad, pero pienso que es fundamental que de aquí salgamos diciéndole a la sociedad que, por lo menos, partidariamente todos estamos en la misma línea y todos perseguimos el mismo objetivo.

Nada más y muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor consejero.

Señora Tavío, me había pedido antes la palabra, tiene usted un minuto.

La señora TAVÍO ASCANIO (Desde su escaño): Señor presidente.

Sí, para pedirle a doña Ventura del Carmen que retire lo que manifestó que el Grupo Popular había aprobado el pacto de Estado de la violencia contra las mujeres a regañadientes.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Tavío.

Señora Ventura del Carmen.

La señora RODRÍGUEZ HERRERA (Desde su escaño): Señoría.

Es una impresión, no lo voy a retirar porque entiendo que ha sido así. Igual que entiendo que el Partido Popular votó en contra de la Ley de igualdad en 2007, igual que retiró todas las políticas de igualdad y el Ministerio de Igualdad durante su Gobierno, igual que... No es lo mismo, o sea, hasta el presidente, don Mariano Rajoy, en alguna ocasión duda de la intervención pública en la promoción de la igualdad y en la lucha contra la violencia de género.

Por tanto, no lo voy a retirar. Y, desde luego, que lo que espera la sociedad son soluciones y resolver este problema, independientemente de la unidad o de la contradicción política que nos lleve a la solución.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Ventura.

La señora TAVÍO ASCANIO (Desde su escaño): Evidentemente, no lo ha retirado y, por lo tanto, hemos sido contradichos...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Tiene usted un minuto de nuevo...

La señora TAVÍO ASCANIO (Desde su escaño): Señora Del Carmen, la realidad es tozuda y demuestra que el Partido Popular no pudo aprobar antes ese pacto de Estado de la violencia contra las mujeres precisamente porque el Partido Socialista no quería que el Gobierno y el partido que gobernaba se apuntara un tanto e incrementara los presupuestos para un asunto que a todos nos preocupa.

Señora Del Carmen, yo de verdad, lo ha dicho el consejero y yo me uno a sus palabras. No nos remede, no nos remede y ayude al consejero a aplicar mejor los fondos que vienen para un asunto tan delicado del Gobierno de España.

Mire, nadie, y no sé cómo no le queda claro a usted y a su grupo político, nadie, ningún grupo político de este salón de plenos, quiere ni una muerte más; no queremos ni un niño más...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Tavío.

Señora Ventura, tiene usted un minuto.

La señora RODRÍGUEZ HERRERA (Desde su escaño): Estoy de acuerdo, todos estamos de acuerdo, seguro. Estoy segura de que no queremos ni una muerta más, no queremos ni una agresión más, no queremos una situación de desigualdad, en eso estamos de acuerdo; pero, desde luego, que... en lo que no estamos de acuerdo es cómo cada uno entiende la forma de conseguir una sociedad más justa, más próspera, más igualitaria.

El Partido Socialista ha aprobado leyes importantes en este país que no las ha aprobado el Partido Popular, y en estos momentos, lo que yo le exijo al consejero, es que él es el Gobierno, él es el que tiene que ponerse a aplicar todas las medidas que supone el pacto de Estado; y, por tanto, voy a mantener ese nivel de exigencia, lo mismo que voy a mantener el nivel de compromiso que tenemos con la sociedad para resolver y eliminar esta lacra.

Desde luego que, como digo, no es lo mismo, y nos mantendremos en nuestra postura de trabajo y de esfuerzo constante para resolver este problema en este país.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Rodríguez.

Queda suficientemente debatido.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PNL-0667 Sobre la creación e impulso de la Oficina de Voluntariado Ambiental Permanente.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico