Diario de Sesiones 139/2018, de fecha 27/11/2018 - Punto 35

9L/C-2040 COMPARECENCIA DE LA SEÑORA CONSEJERA DE EMPLEO, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA, SOBRE LAS MEDIDAS ANTE EL NUEVO INCREMENTO DE DESAHUCIOS DE VIVIENDAS, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO NUEVA CANARIAS (NC).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Pasamos, señorías, a la comparecencia a la señora consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda, sobre las medidas ante el nuevo incremento de desahucios de viviendas, a petición del Grupo de Nueva Canarias.

Señor Campos, cuando pueda.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: Buenas tardes, señorías. Buenas tardes, señora consejera.

Esta comparecencia la habíamos solicitado en el pleno anterior, pero por distintas circunstancias la aplazamos a este. Lo digo porque podría dar la sensación, por lo que sucedió en el día de ayer -ese suicidio de una señora de 65 años, lamentable, por una situación de desahucio- que pudiera tener ese punto de oportunismo y no es así. De hecho el sentido de la comparecencia es, estrictamente, qué medidas está tomando el Gobierno de Canarias, piensa tomar, en qué aspectos está trabajando... ante el incremento de los datos, en el segundo trimestre, en cuanto a desahucios en Canarias.

Es cierto que es una situación que también, curiosamente, a otros trimestres..., porque veníamos durante varios trimestres consecutivos descendiendo el número de desahucios, y tanto a nivel estatal como a nivel de Canarias en el segundo trimestre, lamentablemente, hemos vuelto a tener un repunte además bastante importante: en el caso de Canarias 12,2 % de crecimiento con respecto al mismo periodo del año anterior; y de un 24,7 % de incremento con respecto al trimestre anterior, el primer trimestre del año 2018. En España también, solo que en España solo se incrementó un 1,7 %. Por tanto, nos preocupa esa situación.

Es verdad que cuando hablamos de los distintos niveles de desahucios -todos preocupantes pero es verdad que son casuísticas distintas en ocasiones-, las ejecuciones hipotecarias han descendido tanto a nivel estatal como a nivel de Canarias, y han incrementado de manera importante las que tienen que ver con la Ley de Arrendamientos Urbanos, pero unos y otros, en la mayoría de los casos, hay una serie de condicionantes relacionadas con las rentas de las personas, con su situación de vulnerabilidad, con la situación del mercado, tanto hipotecario como el mercado de alquiler, la posibilidad de acceder a vivienda por adquisición o por alquiler, que condicionan la situación de muchísima gente y que finalmente, de manera desgraciada, terminan en situaciones de desahucio.

Durante algún tiempo dio la sensación de que los desahucios, al desaparecer día tras día de las portadas, como sucedió en los peores momentos de la crisis, dio la sensación de que el problema desapareció. Nunca fue así, solo que pasamos de una situación auténticamente dantesca a algo, digamos, asumible por parte de la sociedad.

Casos como el de ayer demuestran que cuando normalizamos, relativizamos, empezamos a asumir como normal algunas cuestiones, nos vuelven a situar ante una cruda realidad, ante una situación realmente desesperante. Y digo que durante años pareció que la cosa cambió, porque es verdad que la situación económica lo hizo, y eso permitió a muchas familias poder atender los pagos de sus hipotecas o de sus alquileres, porque hubo cambios normativos por parte de gobiernos y del legislativo en la mayoría de las ocasiones motivadas, precisamente, por la presión ciudadana, a nivel individual y a través de distintas plataformas, quizás la PAH es la plataforma que ha tenido una mayor visibilidad, pero otros muchos colectivos que han estado trabajando de manera organizada para impedir los desahucios durante los peores momentos de la crisis, y también por la propia vergüenza de las entidades financieras, pero no por una vergüenza, desde el punto de vista ético, lo tengo clarísimo, por la vergüenza de la situación que tenían que sufrir día a día incluso a veces en sus propias sedes, dentro de las oficinas bancarias, donde la gente las ocupaban para intentar impedir estos desahucios. Cuando la gente empezó a organizarse y a denunciar a determinadas entidades financieras, y empezaron a ver sus cuentas de resultado, que empezaban a tener una cierta incidencia por esta cuestión, es cuando se empezó a reaccionar, también, por parte de las mismas.

Por tanto, todo este contexto, a nivel estatal, pero a nivel de Canarias durante un tiempo, se quitaron del foco de las portadas, del foco de los telediarios, del foco de muchos periódicos, un elemento que ha seguido produciéndose. Y ni antes de la crisis ni ahora evitaremos situaciones de desahucio, hay algunas que se tendrán que dar porque también hay que proteger, digamos, el derecho de los propietarios de los inmuebles, en algunos casos, además, de manera absolutamente legítima y que nosotros no entraremos a cuestionar, pero ni siempre fue así ni a día de hoy sigue siendo así siempre.

Por tanto, ante esta situación...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Un minutos más.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: ... en el ámbito de Canarias, desde el ámbito de responsabilidad del Gobierno de Canarias, qué medidas se están impulsando para intentar atajar este problema; si consideran que ese repunte en el segundo trimestre de manera importantísima con respecto al mismo periodo de año anterior y del anterior trimestre de 2018 es un tema puntual y tiene explicación o puede ser una nueva tendencia.

No olvidemos que en estos días conocíamos casos de personas que pagaban alquileres de 300 euros y han pasado a pagarlos de 1250 una vez que se ha vencido su contrato, subidas de alquiler que están detrás de las situaciones de desahucio de muchas personas. Ante este contexto, ¿qué medidas está tomando el Gobierno?, ¿qué medidas piensa impulsar? Y, en la segunda parte, nosotros también colocaremos la situación de lo que ha estado haciendo el Gobierno de Canarias en materia de vivienda de manera amplia en estos últimos años, incluso después de esa finalización, entrecomillada, de la crisis.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Campos.

Turno de la señora consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda.

La señora CONSEJERA DE EMPLEO, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Valido García): Buenas tardes, señorías.

Este es un tema, como casi todos los que ocupan a la consejería que me ha tocado gestionar, doloroso. Porque es verdad que se acerca... drama de familias que conocemos, o estamos hablando ya de noticias y de personas desahuciadas o de personas que deciden o toman decisiones muy duras ante esa situación. Estamos hablando de muchas familias que tienen rostros, caras, que conocemos, que nos van a ver, que nos van a pedir ayuda. Realidades que conocen también los alcaldes muy bien, familias que atienden en sus despachos con situaciones económicas complicadísimas.

Y es que esa crisis económica que generó la primera oleada de enormes desahucios, esas imágenes que usted recordaba en las puertas de los bancos, esos periódicos llenos de cientos de noticias de desahucios, han generado, con el tiempo, una cierta costumbre a una notica que ya parece que deja de ser noticia. Y detrás de los lanzamientos y de los desahucios, todas aquellas personas que no pueden renovar su contrato de alquiler, porque su propietario quiere dedicar la casa a otra cosa que le dé más dinero, algo absolutamente legal -de momento-.

(Se reincorpora a su lugar en la Mesa la señora presidenta).

Esta situación dramática es consecuencia, también, de unas decisiones económicas, no solo de las políticas de vivienda de las comunidades autónomas, lo que sería simplificar de manera bárbara el drama del acceso a la vivienda en el Estado español. No solo, y como usted bien ha dicho, es un asunto a resolver por las comunidades autónomas y por los ayuntamientos -que pueden hacer cosas, y ahora hablaremos de qué es lo que hemos hecho-, sino que, además, hay que plantearse si los contratos precarios que han favorecido la reforma laboral, si determinadas circunstancias económicas y recortes de los últimos años no han colocado a la población en una situación de riesgo mayoritaria cuando hablamos de vivienda...

¿Quién puede hoy hipotecarse o seguir pagando una hipoteca?, ¿o quién puede hoy acceder a los alquileres que hay? Y cómo la vivienda vuelve de nuevo a convertirse en una gran burbuja, sin que el Gobierno de España tome decisiones a este respecto. Hemos oído anuncios de que se iba a hacer una ley de alquiler, que iba a impedir subir esos precios de esa manera, para no dejar a la gente fuera. Hemos oído hablar de nueva legislación, para evitar la especulación con un bien de primera necesidad como es la vivienda. Y hemos oído hablar de abordar en los planes estatales de vivienda el control del alquiler vacacional. Pero... hemos oído hablar.

Nosotros hemos trasladado en muchas ocasiones al Estado que, conjunto con Baleares, que el tema del alquiler vacacional tenía que abordarse en el plan estatal de vivienda. Que las islas, los archipiélagos, con territorio limitado y protegido lo tenemos peor, que tenemos muchos problemas para poder controlar algo que es legal a día de hoy, y que en muchos sitios, como Lanzarote, por hablar de un ejemplo, está dejando a gente fuera de cualquier posibilidad de conseguir vivienda.

Dicho eso, creo que lo honrado es que reconozcamos que el problema de vivienda no se resuelve solo con planes comunitarios, con planes de las comunidades autónomas, con convenios con el Estado que nos dan una parte del dinero para hacer cositas. Tendremos que estar de acuerdo en que el problema de la vivienda se resuelve con legislación, y se resuelve derogando la reforma laboral, y se resuelve volviendo atrás o dando pasos atrás en muchos de los recortes y en muchas de las condiciones que los ciudadanos de este país... que han hecho que los ciudadanos del Estado español tengan una reducción de la capacidad económica bárbara. Cuando digo "reducción de capacidad económica" todos podemos entender que, en esa situación, la prioridad sea llenar la nevera, abrigar a nuestros hijos, poder ir a trabajar, pagar la gasolina y, a lo mejor, vender nuestra casa para quitarnos la hipoteca, e irnos de alquiler para poder vivir más o menos bien. Pero cuando vendimos la casa para quitarnos la hipoteca y poder llenar la nevera y poder abrigar a nuestros hijos y poder poner gasolina y poder arreglar el coche para ir a trabajar y seguir ingresando un sueldito, que cada vez es más bajo, cuando hicimos eso, resultó que no pensamos, no sabíamos, que los alquileres se iban a disparar, y que, un día, el casero iba a llegar y nos iba a decir que no nos renovaba y que no íbamos a encontrar una casa a ese precio.

Por tanto, con todo lo que tengamos que hacer... en esta Cámara casi todos los grupos tienen representación en las Cortes, hablemos de una vez de la legislación que evite la especulación, hablemos de una vez de la legislación que limite esta burbuja que vuelve a aparecer en el mercado inmobiliario, y hablemos de otras medidas que de verdad puedan controlar lo que se le está yendo de las manos a todo el mundo en todo el Estado. Y hablemos de la recuperación económica de la ciudadanía, que es el primer origen de esta situación, la falta de capacidad para responder a una hipoteca o a un alquiler.

El primer motivo de los desahucios no es que haya malvados, que los hay, no es que haya especulación, que la hay, no es que las comunidades no tengamos viviendas públicas para todo el mundo, es que la gente no puede pagar. Por tanto, en un tema que en los próximos tiempos, algo me dice, y me imagino, que ustedes también tienen esa sensación, se va a complicar, empecemos a pedir, donde tenemos que pedir, medidas concretas.

Usted sabe que el Plan Estatal de Vivienda, se estuvo prorrogando y prorrogando y prorrogando durante años, que no teníamos plan desde hace mucho tiempo, y que los convenios que se firmaron cayeron en el olvido, el dinero dejó de venir, y que todo lo que estaba en marcha, se pagó lo que se pudo y lo que no, no se pagó, y que el primer año esta consejera se ha dedicado a pagar deudas para ponernos en un minuto cero, en un kilómetro cero, a partir del cual desarrollar un plan canario de vivienda. Un plan canario que ha estado expuesto durante dos meses para recibir aportaciones. Esta mañana he dicho que casi cuarenta mil personas han sido usuarias de ese espacio y hemos recibido casi doscientas aportaciones vinculadas a, precisamente, las familias vulnerables, vinculadas a la rehabilitación de edificios de familias vulnerables, a la accesibilidad de edificios de mayores vulnerables. Hemos recibido aportaciones que estamos incorporando para poder tramitar todos los informes que quedan para poder aprobar ese plan, con el correspondiente informe de la Dirección General de Presupuestos, que también tendrá que, con la que tendremos que negociar los dineros que necesitamos para poder cumplir ese plan entre 2019 y 2022.

Dicho eso, hay un servicio de acompañamiento a las personas que tienen esta situación. El año pasado atendimos a 154 familias, 154. Ustedes pueden contar los casos que vieron en la prensa. Muy poquitos, aunque muy ruidosos. Pues fueron muchos más. Nosotros atendimos a 154. En muchos casos, evitamos o paralizamos el desahucio y en otros casos conseguimos una vivienda alternativa. No les dejamos solos, los hemos acompañado y ahora intervenimos para ayudarles a salir de su situación. Este año, a fecha 31 de octubre, sin cerrar el año, íbamos, por 198.

Confirmo el porcentaje de crecimiento que usted ha dado que a nosotros también nos aparece con claridad en el aumento de casos que hemos atendido. Insisto, bien para paralizar el desahucio, el lanzamiento, bien para apoyarles con una medida alternativa o buscarles una vivienda.

Hemos, a través de convenios con La Caixa y Sareb, entregado diez viviendas en la provincia de Las Palmas y dieciocho viviendas en la provincia de Santa Cruz a familias en las que no pudimos paralizar y en las que tampoco conseguimos alquileres alternativos. Al final negociamos con Sareb y con La Caixa y hemos conseguido...

La señora PRESIDENTA: Un minuto más y concluya, consejera.

La señora CONSEJERA DE EMPLEO, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Valido García): Como digo, estas 28 viviendas fueron cedidas por estas entidades. Estamos, en la actualidad, negociando con otros bancos convenios similares, que nos permitan la cesión de viviendas que podamos poner, con un alquiler social, a disposición de estas familias que no tienen oportunidades. Estamos pendientes, entre otros, de firmar un convenio, que está muy avanzado, con Caja Siete.

Estamos interviniendo no solo en resolver lo del techo, el tener un techo, sino en intervenir socialmente para ayudar a que estas familias salgan de esa situación y, por eso, también el año que viene queremos reforzar, en el caso de Visocan, que tiene muchas familias vulnerables en muchas viviendas, queremos reforzar la parte social, de intervención social, para ayudar a cambiar su situación, y aparece ya en el presupuesto del año que viene, en dos partidas, el...

La señora PRESIDENTA: Ha concluido su tiempo, señora consejera.

Posición de los grupos, Grupo Mixto, señora Mendoza, tres minutos.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidenta; buenas tardes, señorías; buenas tardes, señora consejera.

Señora consejera, con respecto a los desahucios, durante el año 2018 nos hemos despertado con distintos titulares. Por ejemplo, el 9 de junio, el titular de la prensa era: "El goteo de la vergüenza: cinco desahucios cada día en la provincia"; otro titular era: "La subida del precio de la vivienda en alquiler eleva los desahucios en las islas"; otro titular: "Las islas turísticas reciben el mayor impacto de los desahucios"; y, por último, hemos recibido también otro titular: "Si quieren que nos tranquilicemos, que el Santander paralice de una vez lo desahucios en los juzgados".

Todo son titulares que nos alarman, no solo a los políticos, sino también a quien perjudican estos desahucios, señora consejera, son casi dos mil desahucios tan solo en el primer semestre del año 2018. Pero la realidad es que, a pesar de estas cifras negativas, y de lo controvertido que pueden ser los titulares, la realidad es que desde el primer momento en el que alguna de las administraciones más cercanas tiene conocimiento de alguno de estos desahucios la realidad es que se intenta paralizar este desahucio, se intenta poner todo de parte de la administración para que no se lleven a cabo, porque todos entendemos, y todos sabemos lo lamentable que es que a alguien lo saquen de su hogar. Sin ir más lejos, en los últimos casos de desahucios, que fueron hace poco, los que todos conocemos, en los de Añaza, ahí se demostró la coordinación existente, por ejemplo, en estos casos, entre las administraciones públicas.

Aunque también sabemos que los desahucios no tienen una única solución, porque no tienen una única solución, como usted bien decía, va desde modificar las leyes que se han aprobado a nivel estatal con respecto a los trabajadores, también esto evidencia la importancia de aumentar el parque público de vivienda y que se disponga de recursos habitacionales, donde, indudablemente, el alquiler social debe ser la finalidad.

Es esencial poder contar con el plan canario de vivienda, y que este se convierta en la herramienta fundamental para conocer de qué recursos disponemos, cuál es el número de viviendas que hace falta en cada una de las islas y cuál es el número de viviendas desocupadas.

Y muy importante, que las administraciones se pongan de acuerdo conjunto, Gobierno con ayuntamientos, para poder disponer de más suelo y construir más viviendas, y podamos dar respuesta a más de 13 400 personas que, a día de hoy, continúan demandando una vivienda, un derecho fundamental de cada uno de los ciudadanos.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: ... señora Mendoza.

Turno ahora para el Grupo Parlamentario Podemos.

¿Quién interviene? Señora Del Río.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Buenas tardes de nuevo.

Y, sí, vamos a hablar de un tema, y como las cifras y los datos ya los han dado, y para no repetir, y alarmados por el último suicidio que, efectivamente, pone de manifiesto la gravedad del asunto que nos ocupa y de cómo incumplimos ese artículo 47 de la Constitución, ¿no?

Voy a hablar solamente, y es un comunicado, casi, de la Plataforma para la Vivienda Digna de Lanzarote, porque les vamos a poner voz para centrarnos en una isla muy concreta que se puede extrapolar a cualquier otro sitio.

La situación actual de la vivienda en Lanzarote es, además de emergencia habitacional, caótica. Las familias se enfrentan a una situación desesperada ante los desahucios de viviendas en alquiler originadas por varias causas, desahucios por impago, familias con empleos precarios, las que forman parte de ese nuevo grupo social, precariado, con contratos temporales y sueldos de miseria que no dan para cubrir los gastos mínimos, en riesgo o en exclusión social directamente; desahucios encubiertos debido a las subidas exageradas del precio del alquiler, la Ley de Arrendamientos Urbanos por un máximo de tres años tampoco ayuda; no renovaciones de contratos a causa de los cambios de uso de las viviendas, el alquiler vacacional, es una de las causas más importantes; y todo ha hecho que los desahucios se hayan multiplicado en estos tres últimos años y que sigan subiendo día a día y mes a mes.

Es curioso que este fenómeno haya ido creciendo desde la publicación del nefasto decreto de alquiler vacacional, que lo permite en zonas urbanas residenciales y lo prohíbe en zonas turísticas. Las consecuencias de esta mala gestión -y que no por mucho que diga el señor presidente lo regula el mercado, porque no lo está regulando-, ha provocado situaciones impensables desde hace unos años: que personas que jamás estarían situadas en el perfil de ocupación se vean abocadas a ocupar viviendas por falta de soluciones por parte de las instituciones; que familias, la mayoría de ellas con menores o discapacitados a su cargo, estén viviendo en condiciones de mala habitabilidad, con falta de suministros básicos tales como luz y agua -tenemos ejemplos de todo ello-; familias que se ven en la tesitura de ser okupas por no encontrar una mejor solución, que viven pendientes de la llegada de una carta que les comunique la apertura de un juicio por usurpación o la ejecución de un lanzamiento, lo que añade más estrés y ansiedad a la situación que ya de por sí es insostenible.

Las personas sin menores a su cargo acaban durmiendo directamente en caravanas, furgonetas y coches, hablamos de personas con trabajo que dado el precio actual del alquiler les es imposible acceder a uno con un precio compatible. Y, bueno, mientras tanto, las instituciones que debían de dar soluciones no las están dando. Yo voy a poner sobre la mesa que un próximo lanzamiento el 7 de diciembre, una familia con tres hijos, uno de ellos con una enfermedad rara, y que ya ha pasado todo el tiempo -aquí lo tengo, se lo pasaré ahora a la señora consejera- para intentar evitarlo, porque los mandan a la calle, con tres pequeños menores de 5 años, uno de ellos con una enfermedad rara. Esto no se puede hacer, no se puede seguir incumpliendo, hay que tomar medidas en serio y ni la gente ni las familias se pueden ir a la calle.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias.

Turno ahora para el Grupo Popular. Señor Hernández.

El señor HERNÁNDEZ MIRANDA: Gracias, presidenta.

Buenas tardes, señorías, señora consejera.

Hace unas semanas conmemorábamos el cuarenta aniversario de la Constitución, y tanto en esta, en la ley de leyes, como en el Estatuto de Autonomía renovado establecen el derecho a un acceso a la vivienda, una vivienda digna, adecuada, con especial atención a aquellos colectivos más vulnerables.

La realidad, señorías, es que con la crisis económica y financiera de hace unos años esta hizo verdaderos estragos en una parte importante de la sociedad y, sobre todo, en las familias y en los hogares más vulnerables.

Es verdad, señorías, que desde el año 2012 el Gobierno central, consciente de este grave problema, ha ido, no sin dificultad, implementando algunas medidas para paliar este grave problema social.

Es verdad, también, señorías, que el nuevo Plan de Vivienda estatal 18-21, aprobado por el Partido Popular, y que está poniendo en marcha el Partido Socialista, plantea un programa de atención directa a las personas que sean objeto de desahucio o de lanzamiento de su vivienda habitual. Pero, señorías, no es menos cierto que siendo necesarios los planes, condición necesaria, no es suficiente para abordar este grave problema.

La responsabilidad de las comunidades autónomas, la canaria también, en materia de vivienda es muy clara, hablábamos de la norma estatutaria, pero sobre todo también su corresponsabilidad financiera, de otra manera no se entendería que en este convenio último que ha firmado, después de muchos años, Gobierno de Canarias y Gobierno central, se haya puesto de manifiesto ese esfuerzo compartido para poder acceder a los recursos públicos estatales. Y lo cierto es que en Canarias la situación de la vivienda es preocupante, todos los años nos lo recuerda el Diputado del Común, las incidencias y los problemas que afectan a la vivienda y, por ende, a los desahucios. En Canarias, señorías, señora consejera, no ha habido política de viviendas, no ha habido planes y mucho menos ha habido construcción de vivienda nueva y, sobre todo, y también, por supuesto, en lo que de responsabilidad tienen las corporaciones locales.

Sigue pendiente, por tanto, la puesta en marcha de un plan de vivienda en Canarias, con sus singularidades, llama la atención, señora consejera, que en el plan o en el convenio firmado con Madrid la parte justamente dedicada a los desahucios no haya sido considerada presupuestariamente en el plan de Canarias y, en todo caso, Canarias debe seguir priorizando estas políticas, que más allá de mandatos constitucionales y estatutarios, es una necesidad y es de justicia abordar para el sector más vulnerable.

Me quedan cuarenta y un segundos, señora consejera, pero no me puedo reprimir en decirle que cada vez que en este estrado escucho de parte del Gobierno la derogación o la solicitud de la derogación de la reforma laboral, cuando hablamos de pobreza infantil o cuando hablamos de temas de vivienda, al final, lo que se está escondiendo es una enorme incapacidad por parte del Gobierno con competencias exclusivas en determinadas materias de afrontar de frente estos problemas tan serios y que afectan a los canarios.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Hernández.

Turno ahora para el Grupo Socialista, señora Cruz.

La señora CRUZ OVAL (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta. Señora consejera.

En el segundo trimestre, como se ha dicho, se han incrementado los desahucios en un 12 %, un veinticuatro... en relación al primer trimestre del 2018, es una cifra para hacernos reflexionar.

Y, desde el Grupo Parlamentario Socialista, creemos que detrás de estas cifras, al menos, cinco elementos en Canarias. Primero, que 2 de cada 10 jóvenes dedican entre el setenta y el ochenta por ciento a la vivienda -evidentemente eso los aboca a los desahucios-; que hemos pasado, en un año, de tener el 7 % de población con carencia material -que se olvidó el señor presidente esta mañana-, a tener el 13 %, -"carencia material" es no disponer de recursos básicos, de recursos económicos para cubrir sus necesidades básicas en las que se encuentra la vivienda, sin duda-; el otro elemento es el precio de la vivienda, sube en Canarias el 4,4 %, el doble de la media estatal; el siguiente elemento son las subvenciones de apoyo al alquiler: están a destiempo, una convocatoria que sale en agosto, que se resuelve a final de año, evidentemente, abocamos a las personas a que se queden en la calle -estamos hablando del caso de Añaza, 144 personas con una amenaza de desahucio donde el propio Ayuntamiento de Santa Cruz reconoce que las subvenciones llegan tarde-, evidentemente una subvención que llega tarde no da respuesta ahora mismo a las necesidades.

Coincido con lo que plantea el portavoz del Grupo Parlamentario Popular en el sentido de que el convenio que se firma con el Estado tenía dos planes, dos medidas que afectaban directamente a los desahucios y era el programa para luchar contra los desahucios y los lanzamientos, que tiene cero euros en ese convenio, y el otro programa era el dotar el parque público de viviendas que tiene cero euros.

Por lo tanto, la pregunta que le formulo en nombre del Partido Socialista es que se centre exactamente en cuántas viviendas tiene el Gobierno de Canarias de apoyo a evitar los desahucios, sobre todo en las familias que tienen dificultades económicas. Y el otro planteamiento que le hago es, el programa Más Familias, que impulsa el Gobierno, ¿cuál es la bolsa de vivienda que tiene para evitar los desahucios en esta comunidad autónoma?

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Cruz.

Turno ahora del Grupo Nacionalista, señora González Taño.

La señora GONZÁLEZ TAÑO: Buenas tardes, señorías.

Bueno, a mí muchas veces hay algunos asuntos en los que me gustaría, a veces lo digo, que el problema fuera solo de Canarias porque entonces seguramente sería más fácil solucionarlo. Es absolutamente simplista pensar que el problema de la vivienda en este momento no se está convirtiendo en uno de los principales problemas del Estado español.

Y, ya se ha dicho aquí, en primer lugar, por la precarización de las condiciones de trabajo de la gente, por una crisis que nos llevó a donde nos llevó, pero después, y es quizás el planteamiento que se está haciendo en estos momentos y que se está haciendo en toda España, el alquiler vacacional y los efectos que ha producido sobre el incremento de los precios del alquiler y evidentemente en Canarias esto se produce especialmente en las zonas más turísticas como son los sures de Tenerife y Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura.

Todo esto, todo esto tiene que ver, como ha dicho la consejera y como nosotros también creemos, con un montón de medidas que algunas han de producirse a corto plazo, otras a medio plazo y, desde luego, algunas, incluso, a largo plazo.

Reactivar los planes de vivienda, por supuesto, por supuesto, y aquí ya ha explicado la consejera en qué situación se encuentra el Plan de Vivienda de Canarias, a punto de ser aprobado, tras el proceso de participación ciudadana, pero también ese plan implica que los ayuntamientos tendrán que poner a disposición del Gobierno de Canarias suelo para poder construir.

Y, en estos momentos, es necesario que se produzca la actualización del planeamiento, y aquí se critica mucho la Ley del Suelo, pero lo cierto es que es una medida absolutamente necesaria, entre otras, para esto: para poner a disposición de vivienda suelo para que se pueda actuar. Pero también con una serie de medidas legales, y aquí me gustaría recordarle al Grupo Parlamentario Socialista, y también a Podemos, que en estos momentos es socio de los que estamos aquí, socio preferente de ese Gobierno, que hay que tomar medidas a medio y largo plazo si no queremos que esto se convierta en una pandemia social, con la imposibilidad de que la gente acceda a una vivienda, no solo ya de propiedad, sino incluso de alquiler.

Y, por supuesto, medidas a corto plazo, y esas son las que tienen que ver con lo que hablemos aquí: con impedir los desahucios, con que se impidan los desahucios. Y se está haciendo por parte del Gobierno -ya daba la consejera las cifras- pero también por parte de ayuntamientos. Aquí se ha hablado de Añaza, donde el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife tuvo un papel importante, pero también muchos otros ayuntamientos de Canarias, que están afrontando las situaciones que se están generando en muchas familias en estos momentos con el problema de la vivienda.

Por tanto, señorías, se abre dentro de poco un nuevo curso parlamentario en el que estamos seguros que la vivienda seguirá siendo y se va a convertir en uno de nuestros principales problemas, demos entre todos soluciones, aportemos iniciativas y logremos... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora González Taño.

Grupo proponente, Nueva Canarias, señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: Señora consejera, nosotros somos conscientes de que entre el todo y la nada siempre hay unos espacios intermedios. Rara vez decimos que no se hace nada, alguna vez, porque este Gobierno en algunos temas no ha hecho nada.

Pero es verdad que en materia de vivienda, en lo referido al apartado de desahucio, fueron tomando algunas iniciativas -luego haré una relación de ellas porque también podemos criticarlas, incluso en la etapa del Partido Socialista-. Y es verdad que intentar trasladar esto solo al ámbito de Canarias sería un nivel de simplificación -yo no suelo hacerlo-.

Fíjese, si nosotros nos vamos a un contexto mucho más amplio, incluso a nivel internacional, hay dos elementos fundamentales que están detrás de la crisis de los desahucios: el primero, la crisis global financiera, que se produjo, además, con un origen fundamental, precisamente una burbuja hipotecaria a través de las hipotecas, aquellas famosas subprime, que ya casi hemos olvidado esos apelativos o aquellos adjetivos que empezaron a aparecer y que formaban parte del día a día. Eso, evidentemente, fue trasladándose a nivel internacional y, en aquellos lugares donde tenían una burbuja económica, como era el caso de España, y también Canarias, pues precisamente tuvo una mayor incidencia. La gente hipotecaba y se rehipotecaba, y sobre las hipotecas volvían a hipotecarse. Cuando todo reventó mucha gente perdió sus casas. Y eso tuvo un contexto internacional, además, que se produjo a miles de kilómetros de aquí. El origen tuvo lugar en Estados Unidos, y se expandió precisamente por esa globalización, perversa en muchas ocasiones. Contexto internacional.

Y decía una segunda medida: la globalización, que nosotros no compartimos, tiene aspectos positivos, pero algunos tremendamente perniciosos; y uno de ellos, uno de los elementos más perniciosos de la globalización, es la homogeneización que va produciendo en todo -en la cultura, en la economía...-, absolutamente en todo. Y hemos vivido, fruto de ese proceso de homogeneización, donde intentan convertirnos a los de aquí, trasladarnos la sensación de que somos iguales a lo de Shanghai, y que tenemos las mismas condiciones que los de Quebec o los de Asunción o los de cualquier otro lugar del mundo, y es falso. Primero, es falso, y segundo, no queremos ser iguales a cada uno de ellos porque tenemos nuestras particularidades. Ese proceso de homogeneización hace, con esa globalización internacionalizada, que aspectos como el alquiler vacacional, a través de las plataformas, se hayan ido instalando en todos los lugares del mundo, y da igual que hablemos de La Isleta, en Las Palmas de Gran Canaria, que de un barrio en El Raval o que hablemos de una zona concreta en Ibiza o cualquier otro lugar del mundo, está penetrando, en algunos sitios, evidentemente, con mejores estructuras, con más capacidad adquisitiva por parte de la población local que en otros y, por tanto, el impacto es muy inferior en unos lugares que en otros, pero eso no lo mide la globalización.

Y somos conscientes de eso, trasladado al ámbito de la vivienda. Somos conscientes de que hay una responsabilidad enorme por parte del Estado... anterior por los enormes incumplimientos, porque también recortó en esas áreas, porque, durante mucho tiempo en sus políticas de vivienda, la máxima prioridad fueron las ARRU, los procesos de rehabilitación, que nosotros decíamos que sí, que había que mejorar las condiciones de vida de aquellos que tenían vivienda, pero se olvidaron durante muchísimo tiempo de los que no la tuvieron nunca, y de manera muy especial de los que la tuvieron y la perdieron, eso en los peores años de la crisis. Además, porque desde el Estado es desde donde se puede legislar de manera importante para cambiar muchísimas de las cuestiones que usted plantea.

Por tanto, nosotros no somos ajenos a esa realidad estatal que tiene incidencia en lo que aquí al final está sucediendo. Pero ahora aterrizamos en Canarias, porque lo que no puede ser es que solo miremos para allá, y las responsabilidades sean del Estado, de la globalización, de la internacionalización, de la homogeneización de absolutamente todo. Porque, aquí, tenemos competencias exclusivas en materia de vivienda. Y eso hace que un Gobierno tome decisiones en lo que son sus competencias, sobre todo en sistemas como el de la vivienda, absolutamente quebrado en España, pero de manera especial en Canarias. Y la realidad, señora consejera, es que durante muchos años no ha habido esa apuesta importante en materia de vivienda, al menos a nivel de lo que se necesitaba en esta tierra, no ha existido. Y yo voy a poner algunos ejemplos. Porque claro que vamos a seguir insistiendo, estaremos del lado de todos los grupos políticos que hay... allí donde hay que pelear, allí donde hay que luchar, en el Congreso de los Diputados, para intentar transformar esta realidad.

Pero, vuelvo y repito: nosotros estamos en el Parlamento de Canarias; y vuelvo y reitero: esta es una competencia exclusiva del Gobierno de Canarias, y durante años ha mirado para otro lado. La realidad es que no tenemos plan canario de vivienda desde el año 2012, esa es la realidad. Es verdad que no venían recursos, pero aun así, en una competencia exclusiva, se montan los planes canarios, serán con menos recursos, pero tenemos hoja de ruta, tenemos prioridades sobre las que actuar, y, por supuesto, tenemos financiación, menos de la que sería deseable, menos de la que hubiéramos tenido durante años si hubiéramos tenido gobiernos responsables, también en esa materia y, por supuesto, si no hubiera habido crisis, claro que sí, pero hubiéramos tenido un plan sobre el que a partir de ahí trazar objetivos, hojas de ruta, y empezar a caminar. No lo tenemos desde el año 2012.

Y me habla del plan canario 2019-2022, que aparecerá, y será bienvenido, ¿pero sabe también cuál es la realidad, señora consejera?, tenemos los presupuestos, el proyecto de ley de presupuestos, ya en esta Cámara, ¿sabe cuánto se ha destinado en el proyecto de ley de presupuestos para el año 2019 por parte del Gobierno para implantar las medidas del plan canario de vivienda?, cero euros. No aparece. De la misma forma en que aparecen 56 millones de euros para impulsar las primeras medidas de una ley que sabemos que va a llegar, como es la ley de servicios sociales, y podemos criticar la cuantía y otras cuestiones, pero hay que reconocer que han dotado de esa cuantía para impulsar esta ley, si también sabemos que vamos a tener plan canario de vivienda a partir del 2019, lo razonable es que el proyecto de ley, en algo que va a necesitar de financiación potente, sea capaz de establecer, en este mismo proyecto de ley, partidas concretas para impulsar, al menos, las primeras medidas. No está.

La realidad es que en el proyecto de ley de 2019, el incremento en materia de vivienda con respecto al actual, de 2018, es de apenas dos millones de euros más. Eso no es una apuesta importante en materia de vivienda. Eso no es creernos que ese es uno de los principales problemas que tiene esta tierra. Eso no es asumir que vamos a impulsar, a partir del mes de enero, teóricamente, unos meses más adelante, un plan canario de vivienda que venimos esperando durante muchísimos años y que fundamentalmente, miles y miles de familias sin recursos en esta tierra es la única posibilidad de acceder a una vivienda digna, bien mediante la adquisición o bien mediante el alquiler. Esa es la realidad.

Unos presupuestos que no llegan ni a ochenta millones de euros en materia de vivienda en esta tierra. Es decir, cuando casi llegamos a los nueve mil millones de euros en los presupuestos, ni el uno por ciento se destina a vivienda, ni el uno por ciento. La realidad es que apenas ha crecido un poquito en materia de alquiler, cuando hay 18 000 solicitantes y, apenas son tres, cuatro, cinco mil... los que, año a año, pueden acceder a estas ayudas de alquiler. 18 000 porque hay muchísimos ya que ni lo intentan, porque saben que no van a tener opciones.

Hace apenas unos cinco años en Canarias había más de 30 000 personas registradas como solicitantes de vivienda pública protegida, hoy en día, está casi en la mitad. Yo le garantizo que no es porque esas otras 15 000 consiguieran vivienda durante el camino, porque, fíjese, además, en qué etapa. Porque la gente se aburrió de inscribirse, de seguir presentando documentación, de estar en un registro cuando no se hacía ni una vivienda en esta tierra. Y la realidad es que en los presupuestos esa situación no va a cambiar, señora consejera.

Probablemente al 20, al 21 y al 22, es decir, a gobiernos sucesivos, serán los que se le trasladen las principales responsabilidades de lo que salga del documento del plan canario de vivienda que usted anuncia. La realidad es que tuvimos oportunidades, señora consejera, incluso en momentos en que no teníamos los presupuestos más expansivos de la historia de esta tierra, cuando llegó el Fdcan, cero euros en materia de vivienda, cero. Y, en ese momento, todavía el problema era bastante mayor que el de hoy en día.

La realidad es que es verdad que el alquiler vacacional es un problema enorme, y que desde el Estado tendrían que haber trabajado para intentar regular esta situación. ¿Pero sabe qué?, desde el principio de esta legislatura se está trabajando en un decreto, que a día de hoy sigue sin salir adelante. Y tenemos competencias en esa materia también, desde el punto de vista turístico, y está afectando, y lo venimos anunciando, desde hace muchísimo tiempo. Y es la causa fundamental, sobre todo, en los procesos de desahucio relacionados con el ámbito del alquiler.

Señora consejera, el hecho de que no haya viviendas para adquisición a través de las políticas públicas, que las de alquiler sean insuficientes, que además tarden más de un año, prácticamente, entre que se presupuestan y la gente puede tener acceso a participar en las mismas, hace que desde la consejería, que desde el...

La señora PRESIDENTA: Minuto y concluya, señor...

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: Termino... Que desde el Gobierno de Canarias haya también una relación directa, una responsabilidad directa, en la situación de los desahucios.

Y decía, también, de responsabilidad del Partido Socialista, porque recuerdo que una de las grandes medidas estrella que se plantearon fue la creación de aquellas oficinas de intermediación hipotecaria, que iban a estar en todas las islas, y luego resulta que estaba dentro de la consejería y todo, luego, en el marco digital. Obviamente, mucha de la gente, de las personas que están en estos procesos, precisamente, el mundo digital no es el que mejor dominan.

Por tanto, no hemos sido capaces de articular los procesos. Y es verdad, y me consta, que en algunos casos sangrantes, en situación de desahucio, el Gobierno ha intervenido buscando soluciones habitacionales, ha sido capaz de paralizar, en otros momentos. Pero yo me estoy yendo a la mayor, señora consejera. Los datos siguen sufriendo, y va a llegar un momento en el que la consejería no va a tener capacidad de respuesta. Es mejor trabajar desde la prevención, intentar evitar que eso suceda, y tendrá que ser por la vía del incremento de los salarios, por la mejora de las leyes a nivel estatal, la situación internacional... pero también de la apuesta de este Gobierno por una política de vivienda.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Campos.

Señora consejera, para acabar, por favor, con esta comparecencia.

La señora CONSEJERA DE EMPLEO, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Valido García): Bueno, todas las intervenciones me han parecido productivas y constructivas, sinceramente, con algunas cuestiones en las que discrepo y que abordaré ahora en la respuesta, pero creo que con la preocupación que tenemos todos, a la situación que tienen muchos ciudadanos y ciudadanas del Estado español, no solo de Canarias, por la incapacidad económica para responder al precio de un bien básico como es la vivienda, y que las comunidades autónomas, a través de los servicios sociales, estamos tratando de resolver, cuando no tendríamos que tener a esas personas en ¡nuestra! puerta, porque que esas personas estén en ¡nuestra! puerta es el fracaso de otros, es el fracaso de otras políticas, realmente importantes, lo que llevan a todas esas personas a las puertas de las consejerías de vivienda de las comunidades autónomas a pedir un techo que no encuentran.

En el caso de Lanzarote, que me decía, y empiezo por ahí porque me parece lo más preocupante que he escuchado, sepa usted que ya estamos interviniendo. A la vez que les escuchaba, me he comunicado, por la gravedad del asunto, con el instituto canario, y me han asegurado que ya se ha solicitado la paralización de ese desahucio. En cualquier caso, sigo el tema, a partir de que acabe la comparecencia, pero, bueno, me parece un tema muy grave, habla usted de una familia con tres menores, con un menor enfermo, y por dar un poco de tranquilidad, después de un anuncio de ese tipo, decir que estamos en ello, que lo conocemos, y que se ha solicitado la paralización.

Señora Melodie Mendoza, efectivamente, estamos trabajando con los ayuntamientos para la cesión de suelo, que es fundamental. Es fun-da-men-tal, y digo más: estamos trabajando con los ayuntamientos hasta para resolver ¡sus! problemas de suelo. Porque si no, no conseguimos suelo. Es que es así. Es que tenemos promociones, tenemos dinero, para construcciones que no podemos poner en marcha porque todavía no disponemos del suelo. Y no es responsabilidad nuestra, y no voy a hablar de colores ni de siglas porque están todas, todas. Y, ahí, nosotros no podemos hacer más que apurar y apurar y desesperarnos viendo como se nos acaba un ejercicio sin poder ejecutar el dinero, porque el ayuntamiento todavía no nos ha puesto el suelo a disposición, y eso nos está pasando en un montón de sitios, y estamos pidiendo a los ayuntamientos suelo, suelo en condiciones, suelo urbanizado, suelo con calificación adecuada. No me digan: te doy suelo; y, luego, yo no pueda hacer nada hasta que no se resuelvan no sé cuántas cosas, pase no sé cuánto tiempo, y el dinero se quede sin ejecutar. Tenemos un problema con ese asunto muy importante. Seguimos trabajando con ellos para resolverlo y poder construir lo que tenemos que construir.

Mire, en este momento tenemos 23 viviendas a construir en La Palma, 24 en Valverde, 200 en Arrecife -lo de Arrecife lo conocen bien-, 250 en Gran Canaria, 100 en Fuerteventura y otras 100 en Tenerife. Obras que están empezando, algunas con dificultades, por problemas en el suelo. Pero estamos empezando a construir ¡después de más de diez años sin que se haya construido nada!

Hemos duplicado el dinero para alquiler social después de muchos años sin que ni siquiera se convocara, y hemos convocado en los últimos dos años, en el 2017 y en 2018. Con el tiempo pegadito y con poco personal, para atender el doble de personas que se atendieron en la última convocatoria que recordamos: el doble de personas. Y hemos hecho crecer los fondos para el alquiler social, y estamos además con un plan canario de vivienda colgado en la web durante dos meses, y ahora en el periodo de incorporar importantes aportaciones de los ciudadanos, después del proceso de exposición y participación ciudadana.

Iniciamos construcción, crecemos en alquiler social, crecemos en familias atendidas en alquiler social y, además, tenemos un plan canario de vivienda, que espero que podamos sacar adelante y pronto, y que ha estado expuesto, con 19 líneas, en las que hay cuestiones de las que ustedes me están hablando que yo... me hace pensar que ustedes no lo han visto. Y me preocupa, que si están preocupados por la vivienda, tengamos el nuevo plan canario de vivienda colgado dos meses en internet, que estén los ciudadanos visitando y que ustedes no lo conozcan y me estén reprochando cosas que, de haber visto el plan, sabrían que están en nuestro nuevo plan. Eso es importante, y no estoy hablando por usted, don Luis, no estoy hablando por usted, pero creo que es importante que antes de decir, como he oído esta mañana, que Canarias no ha hecho nada, que no tiene plan canario de vivienda, que no tiene no sé qué, es importante que se conozca que, por fin, después de diez años, cuando el Estado lo prorrogó durante mucho tiempo, y dejó de abonar los convenios, nosotros tenemos un documento para seguir trabajando.

Cuando yo hablo de la reforma laboral no estoy tratando de echar la culpa a nadie, a ningún partido, ni al que la aprobó ni al que la mantiene ni a los que no hacen... condicionan su voto a eso, no estoy hablando de ningún partido, porque a lo mejor todos tienen un poquito de responsabilidad en que la reforma laboral se mantenga. Estoy hablando... no lo hago por ocultar la incapacidad de nadie, pero nadie me puede negar que la incapacidad de las familias, con los contratos en precario, con tres horas, con sueldos de miseria, no dan para pagar una hipoteca ni un alquiler. Y esos contratos se permiten desde que se aprobó la reforma laboral, y no la utilizo para tapar nada, no la utilizo para tapar nada, pero hagan un análisis de cuál es la capacidad económica de los trabajadores del Estado español, y entonces hablamos de cómo pueden enfrentarse a pagar la vivienda al precio al que está. ¿Ha subido el precio de la vivienda en Canarias? ¿El doble que en el Estado? ¡Pues claro! Tenemos mucho menos suelo, muchísimo menos suelo urbanizable, muchísimo menos suelo que la mayoría de las comunidades autónomas. No sé qué comunidad autónoma tiene tan poco suelo urbanizable como nosotros, no me he metido a hacer ese estudio, me encantaría que alguien me lo dijera, saberlo, pero les aseguro que la mayoría de las comunidades autónomas tienen muchísimo más suelo que nosotros. Y claro, donde no hay suelo, el precio sube. Es evidente que hay mucha dificultad para conseguir suelo.

Mire, nosotros teníamos, con el plan estatal de vivienda, que elegir una serie de líneas, nosotros no elegimos líneas que teníamos más o menos cubiertas para reforzar líneas que tenían que atender a muchísimas más personas, como el alquiler social u otras. Todas las comunidades hacen lo mismo, yo no estoy rechazando dinero para desahucios, pero, a lo mejor, si cojo más dinero para alquiler social eso me permite ajustar mis cuentas y tener más dinero para desahucios, pero esta es una cuestión de metodología contable. ¿Significa que uno elija tres líneas para ajustar su presupuesto que renuncie a alguna? No, porque eso sería lo mismo que decir que más del cincuenta por ciento de las comunidades fueron a las mismas que nosotros, y que no les importa atender a los desahucios, que estamos aprendiendo entre todos.

El plan estatal 2018-2021, que aprueba el Partido Popular, y que inicia el Partido Socialista en este momento, es casi un copia y pega del último plan de hace diez años en su distribución y en sus principios. Pero eso lo dijimos públicamente, ¿eh?, no espero que nadie ahora se sienta sorprendido, es así. Todos nos quejamos de una distribución económica que no puede ser la misma que hace más de una década porque las situaciones de las comunidades han cambiado, porque no supieron ni explicarnos de dónde salía esa distribución económica que no entendíamos, y porque, al final, las líneas son las mismas de hace más de una década. Y dijimos: Baleares y Canarias en aquella mesa: vamos a aprobar este plan porque no estamos en tiempo, porque tenemos que sacar ya las convocatorias, porque estamos en el mes que estamos, pero comprométanse, que si aprobamos este plan se hará una mesa de seguimiento para renegociar la distribución. Y nos dijeron que sí, y consta en el acta. Y eso es lo que estamos pidiendo ahora, esa mesa para negociar criterios y distribución, porque no nos quedó otro remedio que aprobar, porque estábamos en el tiempo que estábamos. Pero es que ese plan estatal no responde a la situación del mercado inmobiliario actual, ni a los problemas actuales ni al alquiler vacacional ni a tantas y tantas circunstancias que han cambiado los problemas de vivienda en el Estado español fundamentalmente en los territorios turísticos.

Por tanto, el plan estatal es el primero que tiene que cambiar. Y si, además, cambiamos, derogamos la reforma laboral y otras cuestiones, pues a lo mejor resulta que ahí...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, consejera, ya no le voy a dar más tiempo, lo siento porque tengo al señor consejero de Economía desde las cinco de tarde esperando por mí.

La señora CONSEJERA DE EMPLEO, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Valido García): (Sin micrófono).

La señora PRESIDENTA: No, ni mía tampoco. Pero ya le di un minuto antes.

Muchas gracias, señora consejera.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-2091 Sobre Del Sr. Consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento, sobre la ejecución de los 3 millones de euros del FDCAN para inversión en la industria cinematográfica de Canarias.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico