Diario de Sesiones 140/2018, de fecha 28/11/2018
Punto 1

9L/C-2090 COMPARECENCIA DEL SEÑOR CONSEJERO DE SANIDAD, SOBRE LA DIABETES EN CANARIAS, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO MIXTO.

La señora PRESIDENTA: En la mañana de hoy, como habíamos quedado ayer después de la última comparecencia, correspondería ahora ver la comparecencia 2090, al consejero de Sanidad, sobre la diabetes en Canarias, a instancias del Grupo Parlamentario Mixto.

Para la defensa de la misma, la señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidenta.

Buenos días, señorías.

Recientemente, como todos sabemos, ha sido el Día Mundial de la Diabetes, y desde la Agrupación Socialista Gomera no queríamos dejar pasar estas fechas para hablar de esta enfermedad.

Se podría decir, sin riesgo a equivocarnos, que la diabetes es uno de los males endémicos de nuestra tierra y que sigue creciendo a un ritmo vertiginoso. Nuestro archipiélago tiene la tasa más alta de España y una de las más altas de Europa, y parece que se debe a una mezcla de factores genéticos y ambientales, pero también de alimentación y de falta de hábitos de vida saludables, que han provocado que en Canarias tengamos también una de las tasas de obesidad infantil más altas de España la cual muchas veces deriva en el desarrollo de la diabetes.

La diabetes tipo 1 se extiende de manera alarmante entre los menores y la diabetes tipo 2 lo hace de forma más virulenta entre adultos, algo que se podría evitar simplemente con tener hábitos de vida saludables.

Según las estimaciones, hay 230 000 diabéticos en Canarias, de los cuales 170 000 han sido detectados y están en tratamiento por el Servicio Canario de la Salud. Pero más de sesenta mil canarios sufren diabetes y no lo saben, por lo que podrían sufrir en el futuro los graves trastornos de salud asociados a esta enfermedad sin poder prevenirlos.

Las complicaciones que conlleva ser diabético y no llevar un control no son ninguna broma, y a pesar de ello, el 44 % de los diabéticos en Canarias no cumplen de forma rigurosa con el tratamiento prescrito, lo que los pone, junto con los que ignoran, estos enfermos en un grave riesgo para la salud.

En los últimos cinco años ha habido más de tres mil amputaciones por pie diabético, sin olvidarnos de que la diabetes es la primera causa de ceguera en España y una de las principales causas de entrada en la hemodiálisis.

Y es cierto que la tasa de mortalidad sigue siendo alta, el 28,8 %, pero también es una realidad que ha bajado considerablemente en los últimos siete años, que era de un 79 % lo que teníamos en 2011, y es porque se han puesto medios en el Servicio Canario de la Salud, como los monitores de glucosa de sistema flash, recientemente comprados para darles el servicio a niños, a adolescentes, jóvenes, mujeres embarazadas y personas con hipoglucemias graves, siendo Canarias una de las pioneras.

Reconocemos también el impulso que se le ha querido dar desde el ministerio al tratamiento de esta enfermedad, pues recientemente se ha aprobado que se compren más de sesenta mil medidores continuos de glucosa para adultos de toda España en el próximo año, algo con lo que hasta ahora no contábamos. Es un primer paso que esperamos que se extienda en el futuro para dar cobertura y contribuir a mejorar la calidad de vida de los más de seis millones de diabéticos de España. Quería preguntarle, señor consejero, ya que se habló en el Consejo Interterritorial de Salud de estos sesenta mil medidores, si se sabe de estos sesenta mil medidores cuántos vendrán a Canarias. También quería hablarle del plan canario contra la diabetes, que se lleva postergando desde hace muchos meses.

Señor consejero, ante la diabetes no caben medias tintas; tenemos una pandemia que tenemos que atajar, y para ello debemos de articular un plan integral para la lucha contra la diabetes en Canarias, que toque todas las áreas con actuaciones evidentemente transversales con otras consejerías del Gobierno, que no solo incluya a su consejería, también debe de incluir otras áreas de Gobierno, como la educación, servicios sociales e incluso función pública, porque siguen existiendo impedimentos denigrantes de la década de los ochenta para que los diabéticos no puedan obtener algunos empleos públicos.

Este plan, por lo tanto, debe de recoger líneas de actuación con objetivos medibles y ficha financiera suficiente, y para ello no debemos dejar pasar el 2019 para que sea el año en el que se concrete, elabore y apruebe finalmente este plan integral porque tenemos problemas evidentes en prevención, detección y concienciación, y luego muchos problemas en tratamiento.

Usted conoce claramente que las complicaciones de la diabetes suponen luego un posterior aumento considerable del gasto sanitario de nuestra comunidad autónoma, por lo que cualquier inversión para que no se extienda la diabetes y para que los enfermos no tengan complicaciones es una inversión muy rentable y que luego redunda en un beneficio claro para la salud...

La señora PRESIDENTA: Un minuto más y concluya, por favor.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidenta.

Por lo tanto, le pedimos que traslade en el seno del Consejo de Gobierno la imperiosa necesidad de que se apruebe este plan a todos los niveles.

Usaré mi segunda intervención para hacerle las apreciaciones y las aportaciones que consideramos importantes para el posible plan integral.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Mendoza.

Turno ahora para el Gobierno, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Gracias, señora presidenta. Buenos días, señorías. Les daré las gracias. Y buenos días, señora Mendoza.

Creo que el tema que trae hoy aquí es un tema fundamental en el ámbito sanitario habida cuenta de que, como dice ese eslogan que circula por ahí, en el año 2030 se considera que la séptima causa de muerte será, precisamente, la diabetes. De ahí la importancia y la prioridad que en los ámbitos sanitarios se le da siempre, lógicamente, a esta cuestión.

Permítame, nosotros solemos abordar esta cuestión en la consejería, en el Servicio Canario de la Salud la abordan, primero, desde un planteamiento de prevención, de detección precoz, de atención y control. Pero antes de entrar en eso, permítame unos matices respecto de los números que usted utilizó a nivel epidemiológico, porque es especialmente importante.

Sí es verdad... Recuerden que la prevalencia es como una foto fija, es decir, es cuántos diabéticos tenemos en el momento en el que medimos; año 2017, 31 de diciembre, por ejemplo. Eso quiere decir que según las fuentes que se consulten en cada caso se obtienen unos porcentajes u otros, por poner un ejemplo: siguiendo estrictamente la historia clínica de atención primaria que ya tiene registros desde el año 2016 -2015, 2016 y 2017-, a cierre de 2017 en Canarias tenemos -considerando los dos millones ciento ocho mil habitantes de 31 de diciembre-, en Canarias un 8,47 %, ciento setenta y ocho mi diabéticos diagnosticados; es decir, foto fija, prevalencia. Otra cosa es la incidencia: a qué ritmo descubrimos nuevos diabéticos, en qué medida, cuántos se incorporan, porque eso nos puede dar, en cierta medida, eso es de lo que usted hablaba de aquellos que pueden tener la patología y la desconocen, y luego veremos los programas de prevención en los que tratamos de detectar esto.

Y hablando en términos de prevalencia, créame, el único dato que tenemos a nivel nacional es el que saca, el que aportan las sociedades científicas a través de su página diabet.es, en la que se nos habla de una prevalencia, perdón, de una incidencia del 11,58, pero también se nos habla de una prevalencia del 13,08 para el Estado. Donde, por ejemplo, la encuesta nacional de sanidad para nosotros, que habla de sanidad percibida, es decir, cuando le preguntan a los ciudadanos, ¿es usted diabético, sabe si tiene algún problema de...?, pues en esa encuesta nacional de sanidad, frente al 8,47 que nosotros detectamos en la consulta, aparece ya un 11,09 %.

Decía que al margen de estas matizaciones numéricas que nos pueden dar los diferenciales de esos pacientes que no tengamos diagnosticados y localizados por parte de nuestra red asistencial, ¿cómo abordamos el tratamiento de nuestros diabéticos? Sobre tres pilares básicos -usted los ha citado-, el primer pilar se basa fundamentalmente en alimentación adecuada, ejercicio físico y la medicación a quien le corresponda y la necesite; el segundo pilar fundamental se trata de eliminar el riesgo en las enfermedades cardiovasculares; y el tercero, lógicamente, se basa en un pilar de educación y autocuidados.

Respecto de los ámbitos de la prevención, ¿dónde trabajamos en prevención? Mire, en prevención trabajamos en los centros de salud, fundamentalmente a través del programa Eva, que ustedes conocen y aquí ya se ha explicado; en el ámbito escolar en todos los planteamientos de escuelas promotoras de la salud; y en el ámbito comunitario, fundamentalmente, y usted lo citó al final, a través del Día Mundial de la Diabetes -con distintas organizaciones, como habrán visto-, en el que nos hemos articulado conjuntamente con las asociaciones de pacientes. Canarias tiene una magnífica estructuración de la red de pacientes con diabetes a través de una asociación conjunta que se llama FAdiCAN, Federación de Asociaciones de Diabéticos de Canarias, que reúne todas las asociaciones de diabéticos del archipiélago, de las siete islas; eso significa que nosotros tenemos interlocutores en cada isla para trabajar con ellos. Este año, en ese Día Mundial de la Diabetes que usted citaba, el eslogan utilizado fue de Diabetes y Familia, cara, precisamente, a vincular y a concienciar a todo el núcleo familiar en esta cuestión.

Respecto del diagnóstico precoz, segundo gran... segundo abordaje fundamental, nosotros sabemos fundamentalmente, el Servicio Canario de la Salud trabaja en un cribado fundamental de grupos de riesgo. Para ello, a todo paciente, a todo ciudadano de más de 45 años, que lleva dos años sin analítica y se aproxima al ámbito sanitario, evidentemente se le indica esta determinación; para todos aquellos con un índice de masa corporal superior a 27 -usted lo decía antes, la vinculación obesidad-mala alimentación-diabetes es directa-, inmediatamente se le incorpora, tenga la edad que tenga, a los controles; siempre en el ámbito gestacional, en los periodos gestacionales -sabe que existe una diabetes muy asociada a esos periodos-; a todos aquellos que tienen antecedentes familiares en primer grado de diabetes se les incorpora; y en cuestiones en que se presentan como (ininteligible) como la hipertensión, el colesterol, etcétera, en que inmediatamente se incorpora al ciudadano al correspondiente control de detección precoz.

Respecto del tratamiento. Mire, el tratamiento se lleva fundamentalmente, en los casos ya detectados y normalizados, se lleva fundamentalmente entre el médico de familia y la enfermería de atención especializada. Lógicamente juegan un rol fundamental los especialistas en endocrinología, como no podía ser de otra manera.

En los temas de tratamiento nosotros manejamos nueve rutas asistenciales, fundamentalmente, desde el año 2017 que intentamos o tenemos como objetivo que en marzo del 2019 alcancen a todas las zonas básicas de salud del archipiélago. La consultoría virtual y presencial de los endocrinólogos con atención primaria, elemento fundamental para tener correctamente atendidos a estos pacientes, que les diré que solo en el salto 2016-2017 ha aumentado un 40 %, pasando de 15 700 consultas a 22 050 consultas. Y luego, lógicamente, las herramientas de adherencia terapéutica, que usted habló antes, y usted ya lo dijo, Canarias fue pionera a nivel nacional en la implantación de los sistemas flash, pero hemos dado un paso más, porque en esa monitorización continua de la que usted hablaba -usted sabe que desde 2003 había una autorización para las bombas, esto se ponía de acuerdo con unos comités, esos comités en Canarias los hemos intensificado para que esto llegue a todas partes- se ha hecho a todos los ciudadanos. Se ha hecho una instrucción, que es la instrucción 9/2018, en la que se regula toda esa cuestión. Sí decirle, por ejemplo, que a día de hoy en los sistema flash tenemos ya 900 niños incorporados, aparte de las correspondientes embarazadas, etcétera. Y que, por darle una referencia, lo que FAdiCAN, la Federación de Asociaciones de Diabetes de Canarias, nos hace llegar en su día como modelo a seguir es un modelo que está entonces implantado en Castilla-La Mancha y la comunidad canaria ha superado y adelantado ese modelo inicial que se nos propone.

Respecto de la prevención y el control, usted lo hablaba, de las complicaciones crónicas, está el programa o la guía de actuación respecto al pie diabético; está la enfermedad renal crónica o lo que se ha dado en llamar la estrategia en nefropatía diabética; está el programa Retisalud -que usted sabe que ha recibido varios premios-, en el que se hace el famoso control de retinografía en atención primaria, que hemos incorporado 60 retinógrafos, es decir, que ya 103 centros de salud de esta tierra tienen retinógrafo. Y luego, por último, sabe que estamos poniendo todo nuestro interés en tratar de cerrar el círculo, en incorporar a los pacientes a nuestras decisiones e incorporar a los pacientes a su propio autocuidado. En ese sentido, el cierre del círculo viene de la mano del seguimiento de nuestros profesionales, directamente asociados a la escuela de pacientes, que, como habrán visto por ahí, se ha incorporado ya prácticamente en todas las islas, incluida, curiosamente, La Gomera, en la que se han empezado los primeros movimientos con la formación de formadores.

Creo que integrando todas estas estrategias, programas, guías y rutas asistenciales a día de hoy tenemos definido el plan integral de diabetes, que se incorporará en el Plan de Salud de Canarias 2018-2024.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Turno ahora para fijación de posición de los grupos.

Nueva Canarias, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señora presidenta. Señorías, señor consejero.

Primero agradecer y felicitar a la proponente porque yo creo que es bueno que en el Parlamento discutamos de estas cuestiones.

La diabetes constituye uno de los principales problemas de salud de la sociedad canaria, el impacto que tiene en la vida, en la economía y en el futuro del archipiélago es muy relevante. En ocasiones hay otros parámetros de la convivencia que aparecen como elementos prioritarios, me refiero, en los últimos tiempos, al cambio climático o me refiero a la propia situación de la democracia, a la derechización de las sociedades occidentales... Bueno, pues nosotros tenemos que colocar los problemas de salud en primer orden de las preocupaciones de la gente, y especialmente de las instituciones, y, entre ellos, este hace estragos. Al margen de los registros, que están por debajo de la realidad con seguridad absoluta, siempre ocurre, tenemos un problema de salud de amplio impacto en el presente y en el futuro de esta tierra.

Esta es una dichosa enfermedad, silenciosa, que hace un daño terrible. Más de la mitad de las cegueras, la famosa retinopatía diabética, hace estragos, los problemas serios de orden renal, la mayoría de los trasplantes vienen por culpa de la diabetes. Es decir, los estragos, las enfermedades cardiovasculares, en fin, el desastre de la diabetes es demoledor, demoledor. Hace daño a la salud, hace daño a la colectividad y genera un impacto económico en el sistema sanitario y en los sistemas de protección social multimillonario, brutalmente multimillonario.

Todo lo que se haga en educar, en educar -y por eso la labor no es solo del sistema sanitario, lo es de todas las instituciones, de manera especial el sistema educativo y el sistema sanitario- será poco. Todo lo que se haga para diagnosticar precozmente -porque hay respuestas terapéuticas importantes de hábitos absolutamente importantes para paliar la enfermedad- es poco. Y, por supuesto, una vez se detectan los problemas, hay tecnología y capacidad para el seguimiento, el control y para el tratamiento.

Con esa intervención, además de agradecer la oportunidad que nos da el Grupo Mixto para hablar de la diabetes, tenemos que tomar conciencia del alto impacto que tiene en el presente y en el futuro de la sociedad canaria, y debiera ser un asunto una bandera compartida no solo del ámbito sanitario educativo sino del conjunto de la sociedad, de las familias, de los educadores, en definitiva, del conjunto de la sociedad.

De manera que ese plan absolutamente vital es fundamental, porque puede ser, digamos, la bandera que nos guíe en la lucha incansable a todo cuartel en torno a este terrible proceso de salud o de enfermedad que es la diabetes.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Rodríguez.

Turno ahora para el Grupo Parlamentario Podemos, señora Del Río.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Buenos días, señora presidenta. Diputados y diputadas.

Sí, volvemos a hablar de nuevo realmente de un tema que nos ocupa y preocupa muchísimo, porque las cifras son escandalosas en Canarias. Y nos preocupa más por esa relación que tiene con la pobreza, con la mala alimentación, con la pobreza infantil también y ese índice de obesidad de niñas y niños en Canarias alarmante, casi un 30 %. Realmente esa relación es preocupante. Pero también nos preocupa que en esta Cámara aprobemos proposiciones no de ley con el tema de la bebida azucarada, llegue el momento de hacerla realidad y no se pongan en valor.

Es decir, tenemos que cambiar nuestra cultura. Y, además, la sociedad canaria, en este último año, con la comida basura y la comida rápida ha ido perdiendo parte de su cultura desde el punto de vista gastronómico. Es decir, hace treinta, cuarenta años, no teníamos esos problemas, la gente tomaba sus papas, sus pescaítos, sus potajes, y era otra... No. Ahora tenemos las pizzas, la bollería industrial y esas tremendas bebidas azucaradas que tenemos, que tienen... bueno, cuando se ve la dosis que hay en cada botella uno se le queda la piel de gallina casi. Es decir, tenemos medidas, hagámoslas cumplir.

Yo quiero aprovechar la ocasión para reivindicar aquí, hacer visibles las reivindicaciones de la Federación de Asociaciones de Diabetes de Canarias, que, como usted sabe, ya se han reunido con usted en varias ocasiones, y que nos piden que digamos: que es importantísimo que en el futuro plan integral de diabetes para Canarias tienen que estar incluidos dentro de las prestaciones públicas sanitarias los dispositivos de medición continua y el sistema flash de glucemia. Que es urgente que el segundo pediatra endocrinólogo en el complejo hospitalario universitario de Canarias se ponga en marcha; es una reivindicación ya larga y de hace tiempo. Y que es importante señalar las anomalías e insuficiencias de recursos humanos en la atención a la diabetes en algunos hospitales de Canarias, tanto en las islas capitalinas como en las no capitalinas. Que el objetivo principal era que el plan estuviese, creemos, terminado para el 2018 y que fuera dentro del Plan de Salud de Canarias. Se aseguró que se contaría para la elaboración del mismo con las asociaciones y la federación, además de otros agentes directos en la atención que se ofrece a personas con diabetes.

Y nos preguntan, señor consejero, ¿qué nos puede decir sobre las fechas reales para que en Canarias tengamos un plan integral para la diabetes?

Y en cuanto a los monitores continuos de glucosa y los sistemas flash de medición, tras haberlos solicitado FAdiCAN al Gobierno de Canarias hace ya más de un año, desde la consejería se responde que se han hecho diversas valoraciones internas y se han solicitado informes técnicos con el objetivo de incluirlos en las prestaciones públicas. ¿Cuándo será esto una realidad? Son preguntas que nos hacen desde la federación.

A día de hoy se sigue esperando poder disponer gratuitamente de esta tecnología en Canarias.

El empeño de FAdiCAN, dicen, no cesará, y esta federación está valorando una campaña en las redes sociales para impulsar aun más la necesidad de estos dispositivos en la cartera de prestaciones del Servicio Canario de la Salud.

Las situaciones particulares que sufren en las distintas islas relacionadas con anomalía detectada en la atención que reciben las y los pacientes en algunos hospitales y centros de salud es otra de las críticas y han sido también denunciadas por FAdiCAN, y nos consta que han sido recogidas por el señor consejero.

No tengo tiempo... (Corte en el sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo.)

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Del Río.

Turno ahora para el Grupo Parlamentario Popular, señor Gómez.

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ: Muchas gracias, presidenta. Buenos días, señorías.

Antes de nada, agradecer al Grupo Parlamentario Mixto que haya traído esta iniciativa a esta Cámara.

No es la primera vez, ni la segunda, y si hubieran sido cuarenta veces, tampoco hubieran sido suficientes para visibilizar esta enfermedad que afecta a tantos canarios.

En primer lugar, quiero focalizarme en las cifras de los canarios que padecen esta enfermedad, que parece que hay un baile de cifras entre lo que la consejería estima y lo que es la realidad. Hay 60 000 personas que padecen diabetes en las islas Canarias, pero que desconocen que sufren esta enfermedad, y a ellos creo que deberíamos, quizás, entonar el mea culpa por parte de las administraciones, de la manera en que somos capaces de transmitir la importancia de esta enfermedad. En total, los datos de los que dispone la consejería cifran en 5462 personas en Fuerteventura, 1552 en La Gomera, 998 en El Hierro, 8649 en Lanzarote, 74 634 en Gran Canaria, 6672 en La Palma y 72 231 en Fuerteventura... en Tenerife, perdón. Total: 170 000 canarios. Pero, como hemos dicho, pocas son las veces que hemos traído a la Cámara esto, y aquí, desde nuestro punto de vista, hemos fallado muchos, no solo el Gobierno. Hemos tenido una cantidad ingente de recursos en los presupuestos y la mejora que hemos tenido en el tratamiento de esta enfermedad no ha sido proporcional a ese incremento de presupuestos.

Vamos a contextualizar, a lo largo de la legislatura hemos traído diversos problemas que hemos entendido que son prioritarios y fundamentales, y también debemos de hacer autocrítica por parte de los grupos parlamentarios que formamos la Oposición. Nos hemos conformado con los medidores continuos de glucosa para determinados enfermos, y quizá eso no es suficiente. Deberíamos haber hecho más y deberíamos haber exigido a la consejería eso que ha pedido el Grupo Parlamentario Podemos, un plan integral de atención a los enfermos, a los diabéticos, y en eso es en lo que hemos fallado.

De los diabéticos que hay en Canarias, el 92 % padecen diabetes tipo 2, la que se desarrolla en las personas con resistencia a la insulina. El otro 8 % son tipo 1, que se desarrolla desde la infancia. Casi el veinte por ciento de los canarios presenta diabetes y obesidad, ese es otro tema. Los pacientes diabéticos tienen una menor esperanza de vida que los que no son diabéticos, y padecen un mayor índice de enfermedades cardiovasculares y otros tipos de enfermedades, como el cáncer. La diabetes, por tanto, es la responsable directa de uno de cada cinco infartos, y de uno de cada siete ictus, que atenta gravemente contra la viabilidad del sistema.

Y nosotros, mientras tanto, sin pedir un plan de atención, de lucha integral contra la diabetes. Por tanto, mal por la consejería, y debemos también entonar el mea culpa por parte de los grupos parlamentarios de la Oposición. Exijamos ya ese plan de una vez.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Gómez.

Turno ahora para el Grupo Parlamentario Socialista, señor Hernández.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN (Desde su escaño): Buenos días, gracias, presidenta.

Efectivamente, no es la primera vez que abordamos, que traemos a esta Cámara un tema tan importante como el que aquí hoy, pues, intentamos, en esta comparecencia, poner en tela de juicio. Sobre todo porque creo que tenemos y arrastramos un déficit importante en esta materia.

Trescientas mil personas con diabetes en Canarias son creo que trescientas mil razones para actuar en consecuencia y, sobre todo, con más contundencia. Yo creo que esa es la pieza clave. Que un 15 % de la población española, un 15 %, perdón, de la población canaria, represente a la región española que presenta mayores complicaciones derivadas de la enfermedad de la diabetes yo creo que es un síntoma evidente. Es decir, esa prevalencia tan importante, tanto del tipo 1 como del tipo 2, eso lo que indica que, que... bueno, indica muchas cosas pero nadie sabe a ciencia cierta por qué se produce, ¿no? Pero no porque hablemos solamente de las consecuencias drásticas, del pie diabético y lo que ello conlleva, que son costes infinitos para el sistema público.

Manejaba un dato, no sé si el consejero es capaz de rebatírmelo o acercar con precisión ese dato, pero decían que los costes, parte de los costes sanitarios, en un porcentaje casi del veintidós, veintitrés por ciento son de problemas derivados de la diabetes, enfermedades que, por la lógica, se van cronificando y complicando a su vez, y que eso pues con lleva ese tipo de enfermedad, no solo el pie diabético sino también los problemas derivados de la ceguera y demás.

En todo caso, está claro que no solo hay unos costes económicos, hay también, además, en esta enfermedad, unos costes familiares asociados a aquellas personas, aquellos familiares, que atienden también a las personas con diabetes. En fin, esto es un tema muy sensible, no para hacer política de la mala, sino hacer política de la buena. En este sentido, señor consejero, cuando desde el Grupo Mixto planteaban el plan, y, además, con acierto, un plan integral, porque es que la visión tiene que ser una visión más holística del término, mucho más amplia, porque no es solo un aspecto estrictamente relacionado con la sanidad, tiene mucho que ver con los hábitos, por ejemplo, alimenticios, y eso, lógicamente, no le compete al señor Baltar, le compete a otras consejerías introducir elementos que también desde Grupo Parlamentario Socialista en algún momento hemos hecho y hemos puesto sobre la mesa para, pues, bueno, evitar esas comidas ultraprocesadas que, en fin, derivan de ese tipo de cosas, introducir más la posibilidad de comer fruta fresca, en fin, una comida variada. Así que todo eso dice mucho de las políticas de ese plan integral.

Pero no me quedo con otra cosa, porque ha nombrado mucho, señor consejero, a Fadican, efectivamente, la federación, pero al federación tiene unas necesidades, porque, además, quiere, y quiere y está implantado en todas las islas, en el presupuesto aparecen 25000 euros. ¿Cree razonable que con 25000 euros una asociación como Fadican va a ser capaz de hacer frente a todos los problemas derivados en las distintas islas?

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Hernández.

Turno ahora para el Grupo Nacionalista, señor Pitti.

Que le di al marcador ya.

El señor PITTI GONZÁLEZ: Salud, gracias, señora presidenta.

Salud, gracias, señorías, señor consejero.

Coincidimos en que todos los recursos que destinemos a la sanidad y al sistema nunca serán suficientes, sobre todo si tomamos la puerta de salida de la crisis, como se puede deducir, por ejemplo, del análisis de las estadísticas del gasto sanitario público, que se difunden a esta hora en la web del Ministerio de Sanidad.

Como ha argumentado el señor Baltar durante esta comparecencia, este Gobierno es perfectamente consciente de la prevalencia de la diabetes en nuestra comunidad. Y ahí están reconocidos los pilares del tratamiento de la afección, en la que el Servicio Canario de la Salud y el departamento de sanidad, de forma transversal, junto a las consejerías de Educación y Agricultura, concentra sus esfuerzos y objetivos más importantes, objetivos tales como la prevención, con el programa EVA, un proyecto cuya cobertura ha ido en aumento durante los últimos siete años, con un incremento de más del setenta y siete por ciento de pacientes. El diagnóstico precoz, con la guía de abordaje de la obesidad infanto-juvenil, un programa en el que están comprometidos casi mil quinientos profesionales específicamente formados para este fin. El tratamiento y control, incluyendo los datos de actividad asistencial obtenidos por la figura del especialista consultor presencial, que reflejan un aumento de un 114,3 % en cinco años. Objetivos como los perseguidos por las herramientas de adherencia terapéutica; nuestra comunidad figura entre las primeras en implantar el sistema de (ininteligible) continua de glucosa para pacientes con diabetes tipo 1, que ya está en la cartera de asistencias del Servicio Canario de la Salud. Y la prevención y el control de las complicaciones crónicas secundarias y el programa Retisalud, que ha recibido la acreditación de buena práctica del Sistema Nacional de Salud de 2017, dentro de la estrategia global de diabetes. (La señora presidenta abandona su lugar en la Mesa y ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández.)

Obviamente, señorías, queda mucho camino por recorrer, pero en la acción global del Gobierno hay resultados indicativos de avance y progreso, y es por ello que estamos legitimados para enviar un mensaje de esperanza a nuestra sociedad.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Pitti.

Turno del Grupo Mixto, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidente.

Buenos días a todos, señorías, nuevamente. Buenos días nuevamente también al señor consejero.

(Pausa. La señora Mendoza Rodríguez se dirige nuevamente a su escaño a buscar un documento).

Gracias, presidente. Buenos días de nuevo a todos.

Bueno, en un principio quiero agradecerles las aportaciones a todos los grupos con respecto al tema de la comparecencia de la mañana de hoy, y también a usted, señor Baltar, por reconocer, pues, el grave problema que hay en Canarias con respecto a la diabetes y también en explicarnos las actuaciones que se están haciendo desde la consejería.

Desde la Agrupación Socialista Gomera creemos que en la lucha contra la diabetes tenemos que implicarnos todos y todas, debemos tener también una respuesta institucional desde todos los ámbitos de la Administración que dé respaldo a los afectados y a sus familias, trabajando con ellos y con la Federación de Asociaciones de Diabetes de Canarias para encontrar soluciones reales a los problemas que se encuentran día a día.

Por eso, señor consejero, en mi primera intervención yo le hablaba de que hace falta aprobar el plan integral, y eso requiere de actuaciones transversales, no podemos quedarnos siempre en el ámbito sanitario, y en esto creo que coincidimos todos en esta Cámara, porque por mucha voluntad política que le pongamos, si solo trabajamos desde la sanidad, corremos el riesgo de repetir errores, por ejemplo, como el insuficiente esfuerzo que se hizo para la prevención y actuación contra la diabetes en el Plan de Salud de Canarias que expira este año, a pesar de tener, pues, trazadas las líneas de actuación, bastante bien trazadas en ese plan.

Señor Baltar, la prevención empieza por tener una concienciación -como todos hemos dicho- desde la infancia, de conductas de alimentación y vida saludable, y, para ello, el ámbito educativo es esencial. Aun así, esto no significa que la sanidad no pueda dar su apoyo técnico a la educación en esta tarea de prevención y concienciación. Usted sabe que a propuesta nuestra, de nuestra formación, se aprobó en esta Cámara que se activara en Canarias un servicio de enfermería escolar; pues bien, este servicio también lo reclaman las asociaciones de diabetes, y es que el apoyo sanitario en lo didáctico es fundamental para conseguir el objetivo de que los jóvenes canarios se conciencien. Pero también es muy necesario para que los niños y jóvenes que tienen diabetes se les pueda inyectar insulina con garantías si lo necesitan, por no hablar, evidentemente, de las ventajas que tiene la enfermería escolar ante accidentes o atención de otras patologías o alergias.

Nosotros le pedimos que el próximo año empiece a trabajar en esta cuestión para ver si en los próximos cursos podemos tener este servicio en nuestras aulas.

Y sin salir del ámbito educativo, pero en consonancia con las funciones de la sanidad, le pedimos que haga también un control de inspección exhaustivo de los alimentos que se sirven en los comedores escolares, por seguridad y porque debemos de tener presente que deben de adquirir una correcta alimentación desde que comienza la infancia y todos conocemos que no siempre se dan los mejores alimentos en los comedores escolares.

Podíamos hablar de innumerables actuaciones transversales que deben hacerse, desde el fomento de la actividad física saludable que nos ofrece el deporte hasta la actuación que tenemos que acometer en los servicios sociales. Porque muchas familias canarias con pocos recursos, con pocos recursos, pues, evidentemente, están limitadas en los alimentos que pueden consumir, y precisamente es por esos pocos recursos por los que muchas veces redunda en una mala alimentación, y esto puede ocasionar, o muchas veces, pues, se desencadena en obesidad o diabetes. Por no hablarle de los problemas que encuentran muchos enfermos de diabetes, de hipoglucemias graves para encontrar trabajo, y si en Administración pública seguimos teniendo problemas para aceptar en algunos puestos a diabéticos, imagínese en el ámbito privado. Esto no puede ser y también tenemos que dar ejemplo, sabemos que esto no es parte de su competencia, pero sí que afecta a los enfermos con diabetes.

El resto de la intervención me gustaría hablarle también de propuestas que se deberían de hacer en el ámbito sanitario para mejorar nuestra respuesta contra la diabetes en Canarias, reconociéndole, eso sí, que los profesionales del Servicio Canario de la Salud están haciendo un gran esfuerzo. Por ejemplo, en la detección podemos hacer un esfuerzo importante en este sentido para evitar que 60 000 canarios desconozcan su enfermedad y no le pongan control; por ejemplo, haciendo un cribado en la población que podría estar en riesgo cuando se detecte, por el Servicio Canario de la Salud, a una persona que tenga obesidad de tipo 2 o tipo 3, pues es muy probable que tenga diabetes. Incluyendo también el análisis de sangre en los niños y jóvenes de cierta edad o haciéndoles un test de glucosa con el sistema flash, que no requiere pinchazo, para prevenir, pero, sobre todo, si podíamos instaurarlo oficialmente, al igual que se hace con el calendario de vacunación. Porque hay que recordar que en España el 18 % de los jóvenes menores de 18 años tienen sobrepeso y el 10 % es obeso, esto es a nivel estatal, pero es que en Canarias los porcentajes son mucho más altos.

En materia de prevención, hasta que se instaure la enfermería escolar podría hacerse visitas a los colegios, podrían hacer visitas a los colegios expertos sanitarios y darles charlas a nuestros escolares para que todos los canarios tengamos una educación diabetológica adecuada.

En cuestión del tratamiento, una vez se detecte que una persona es diabética se le debe dar la información de las consecuencias en las que podría derivar un incumplimiento del tratamiento, y, si fuera necesario, que tuviese el apoyo psicológico adecuado para que se acepte su enfermedad y se conciencie de que debe de cumplir con el tratamiento de forma rigurosa. Esperamos que con esto se pudiese reducir sensiblemente o hagamos desaparecer ese alarmante porcentaje del 44 % de los diabéticos que no se tratan correctamente. Y creo, sinceramente, que si todo los afectados tuvieran un medidor de glucosa continuo que no les requiera pincharse varias veces al día la inmensa mayoría podría controlarse sin mayor problema, por lo que tenemos que progresar mucho en este sentido.

Otra cosa que es vital para reducir las complicaciones y para concienciar a los enfermos a que sigan su tratamiento es marcarles pruebas diagnósticas periódicas, me refiero a que deberían hacerse de forma obligatoria o la sanidad pública prescribirles chequeos al menos una vez al año, cuando saben que tienen la enfermedad, una vez al año del fondo del ojo para evitar ceguera, como las pruebas de floración también del pie diabético, incluso, también, si es necesario, hacerle electrocardiograma. Se le deben hacer estos chequeos periódicos para comprobar que su diabetes no está derivando en una complicación peor, porque hay que recordar que la mala adherencia del paciente al tratarse deriva o tiene complicaciones muy graves.

Como dije al principio de mi intervención, de mi primera intervención, la diabetes es uno de los males endémicos de nuestra tierra y nosotros no podemos permitir que continúe en ese aumento.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Mendoza.

Turno del señor consejero de Sanidad.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Gracias, señor presidente.

Bueno, si me permiten ir, primero, yo quiero reiterar, acompañando lo que decía el doctor Rodríguez, mi agradecimiento a la señora Mendoza por traer ese tema aquí, pero créanme que muchas de las cosas que se dicen no son así. Es decir, desde el principio les dije que iba haber una profunda discrepancia de números, porque depende de las fuentes. De hecho, ayer, yo, por aquello de que no es que uno dude de los suyos, pero acabé llamando a una subdirectora general del ministerio y acabamos manejando tres fuentes distintas con tres volúmenes distintos de datos, con lo cual, señor Marcos, no hay 300 000, hay sobre ciento ochenta y siete mil detectados. Nuestra red de atención primaria en ese sentido tiene, a día de hoy, información de qué es cierto, que entre la prevalencia y la incidencia, como le decía al principio, existe un diferencial; es decir, pueden existir diabéticos no diagnosticados en nuestro entorno, y eso es lo que realmente es preocupante y por lo que tenemos que hacer un programa activo de prevención.

En ese sentido quiero decirles que, créanme, es algo que está ultimado en el ámbito de los programas asistenciales y de la red asistencial de Canarias, y se tiene una especialísima sensibilidad, puesto que somos conscientes de que, cuando menos, en esa información que dan las historias clínicas de la red de atención primaria, tanto de Canarias comparada con el territorio nacional, existe casi un punto, como mínimo, de diferencia. Es decir, Canarias está en el ocho y pico por ciento de diagnósticos, mientras que en el Estado estamos en el 7,60 -se lo digo de memoria, pero es casi un punto-; es decir, que, cuando menos, hay una constatación en el número de casos diagnosticados de ese diferencial.

Yo, por ir recorriendo, señora Del Río, le agradezco que me haga llegar el listado de sus pacientes que usted dice o de esos supuestos pacientes que no están todavía atendidos ni tienen su monitorización continua o no tienen sus sistemas continuos, puesto que, como le dije al principio, esta consejería fue pionera -conjuntamente con el País Vasco y, si no recuerdo mal, Castilla-La Mancha- en la autorización de esto vía la instrucción correspondiente a principios de este año. Sí es cierto que la instrumentación ha sido compleja, pero desde este verano creemos que prácticamente todo el mundo está atendido, y yo he recibido dos denuncias personales en dos consejos de salud y cuando he ido a constatar los casos habían sido aprobados en la comisión de octubre, razón por la cual, insisto, doña María, le agradezco me haga llegar ese... (El señor consejero tropieza con un vaso de agua ubicada debajo de la tribuna). Perdón. Se ve que me caliento. (Risas en la sala). Bueno, pues ya me han echado un vaso de agua fría por encima. Así empezamos mejor la sesión siguiente. ¡Refrescadito!

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Señorías, guarden silencio, por favor.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Seguimos.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Señorías, ocupen sus escaños. Señorías.

Un momento, consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): ... que la culpa ha sido de mi chascarrillo.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Señorías, por favor, ocupen sus escaños.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Es que hay que tomárselo con un humor. Qué va a hacer uno meadito a estas horas, ¿no?

Vamos a seguir.

Entonces, les decía, eso es lo primero.

Luego, por lo que respecta a la vinculación salud pública-obesidad. Miren, y creo que con esto vamos a contestar a todos, pero salud pública tiene en marcha -y varios de estos programas, premiados- el Proyecto Delta de educación nutricional en las aulas, el Proyecto PIPO de intervención y prevención de la obesidad infantil -y eso lo hemos visto aquí-, el programa de comedores escolares -recuerdan ustedes que vino una PNL de Coalición Canaria aquí y que ustedes aprobaron por unanimidad y que se ha comenzado a implementar conjuntamente con la Consejería de Educación-. Tenemos la estrategia de Círculos de la vida saludable, que trabaja habitualmente en estos temas y, desde luego, el plan de frutas y verduras en la escuela, que, como saben, alcanza ya a miles de escolares de nuestra comunidad autónoma, por no decir a todos.

Y un segundo apartado muy importante, sí es verdad: no damos 30 000, damos 60 000 de subvenciones a las asociaciones de diabéticos para que realicen determinadas cuestiones que no realiza el sistema. Ahora, usted recordará, de la sesión de la Comisión de Presupuestos, que este año, en un apartado que se llamaba planes sectoriales, se había posicionado para la estrategia integral o plan integral para la diabetes 1 095 435 euros. Creo que es especialmente reseñable, puesto que es en esta vía de la financiación por el plan sectorial una declaración de intenciones de que vemos en esto un problema fundamental a resolver.

Sí les tengo que decir que el plan integral está prácticamente acabado, que, probablemente, si hay esa voluntad, en enero solo podemos...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Discúlpeme un segundo, señor consejero. Discúlpeme un segundo.

Gracias.

Puede continuar.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): ... que en enero se lo podríamos entregar redactado y formateado. Probablemente haya más dificultades en cuestiones de horizontalidad que ustedes han hablado, planteamientos como lo de la enfermería, doña Melodie, que usted dice, escolar, que, como usted sabe, hemos empezado a trabajar ya en ello, conjuntamente con los colegios de enfermería, pero que, evidentemente, los presupuestos son los que son y creceremos a la velocidad que realmente podamos. Pero sí quiero trasladarles que ese plan, como les decía al principio, a día de hoy está prácticamente ultimado; es decir, aquí existe una serie de guías, de programas, de estrategias y, sobre todo, de rutas asistenciales que conforman un todo que daría el plan integral de atención a la diabetes de Canarias.

Me consta que el presidente y los representantes de las asociaciones de diabéticos lo conocen, conocen ese gran borrador. Me consta porque lo han trabajado conjuntamente con la jefatura de servicio correspondiente que ha estado en este tema. Diversos avatares más de índole administrativa y, digamos, que burocrática han hecho que a día de hoy no vea la luz, razón por la que habíamos pensado que lo lógico era incorporar este plan integral dentro del Plan de Salud de Canarias 2018-2024. Si es de interés sacarlo antes, desde aquí mi compromiso para intentar hacerlo en el mes de enero del año que viene.

Muchas gracias a todos. Y yo creo que no se me queda nada en el tintero, aunque... ¡Ah, una cosa! Nosotros damos los medidores continuos, otra cosa es el ámbito al que llegamos. Sí es cierto que en el ámbito de los diabéticos usted sabe que hay una reivindicación para ampliar los colectivos. Lo que se ha aprobado en el consejo interterritorial, Canarias lo hace desde hace muchos meses.

Muchas gracias a todos y buenos días.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor consejero.