Diario de Sesiones 140/2018, de fecha 28/11/2018 - Punto 2

9L/C-2048 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO, SOBRE PRESTACIONES SANITARIAS DE LA ESPECIALIDAD DE MEDICINA NUCLEAR EN GRAN CANARIA, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Pasamos a la siguiente comparecencia, del Grupo Socialista, sobre prestaciones sanitarias de la especialidad de medicina nuclear en Gran Canaria.

Para su defensa, señor Lavandera. Álvaro Lavandera.

El señor ÁLVARO LAVANDERA: Buenos días, señorías.

Señor consejero, lo primero que quiero decirle es que el Grupo Socialista, cuando registró esta comparecencia, la registró al Gobierno. Y la registró al Gobierno dando la posibilidad de que pudiese comparecer cualquier miembro del Gobierno, por aquello de que usted pudiese sentirse a lo mejor incómodo por la materia de que se trata. No sería la primera vez que el consejero de Agricultura le sustituye en algún acto administrativo relacionado con la sanidad y, en especial, con la concertación sanitaria.

La última vez que tuvimos ocasión de debatir sobre medicina nuclear, en especial, sobre la instalación de un PET en el Hospital Insular de Gran Canaria, usted me acusó... que, bueno, que usted... prácticamente lo que me vino a decir es que usted lo hacía todo bien, pero, claro que los socialistas encontramos esos nichos donde buscarle algún fallito. Eso al menos es lo que entendí. Y cuando dijo la palabra nicho yo lo primero que pensé fue, bueno, le habrá traicionado el subconsciente y estará pensando en nichos de mercado. Porque a veces el lenguaje nos pasa malas... nos hace pasar malos ratos, y nos define cómo pensamos.

Mire, la medicina nuclear, en especial el PET, permite un diagnóstico precoz por imagen muy avanzado y preciso en diferentes patologías, especialmente en tumores, y es capaz de detectar alteraciones a nivel molecular antes de su percepción anatómica, antes de que haya siquiera un pequeño bulto. Y no solo en el diagnóstico precoz, sino incluso en el posterior al tratamiento da también una importancia... una información, perdón, temprana muy importante de la respuesta del paciente al tratamiento. Y ese es el objetivo por el que lo traemos aquí, no porque le tengamos a usted especial manía.

La incidencia del cáncer en Canarias creo que es por todos conocida y que es, por desgracia, dramática, sobre todo en determinados tumores, como es el caso del cáncer de mama. En Gran Canaria -provincia de Las Palmas, a efectos de estos servicios- solo tiene la cartera de servicios, el PET, el Hospital Doctor Negrín, y lo tiene de forma externalizada, privatizada, la empresa Dimec, del grupo San Roque; y el Chuimi, el Hospital Insular, no tiene un PET, pese a tener un servicio de medicina nuclear y pese a ser el único servicio el único hospital público de la provincia de Las Palmas que tiene formación en medicina nuclear, y forman a médicos MIR para formarse en esta especialidad, y que se forman sin poder disponer de un PET sobre el que hacer prácticas en el mismo servicio, con los problemas que eso conlleva y con las rotaciones que tienen que hacer a otro centro si quieren manejar el PET.

Usted el otro día me dijo que se guiaba por lo que dicen los técnicos, por lo que decía el Plan de Renovación Tecnológica, que se encontró elaborado, 2017-2019. Dijo, además, que no tenía ficha financiera; yo quiero decirle aquí lo contrario, sí tiene ficha financiera. Y no se guía por el Plan de Renovación Tecnológica, en tanto en cuanto que para el 2018 este plan llevaba la instalación de un PET en el Hospital Insular de Gran Canaria.

Además, el año pasado, el 2017, se introdujo una partida presupuestaria, por una enmienda del Grupo Socialista, para también la adquisición de ese PET en el Hospital Insular de Gran Canaria, y usted tampoco lo hizo. No es un problema de dinero, no es un problema presupuestario.

También tiene las inversiones financieramente sostenibles por las cuales compró los famosos cuatro robots Da Vinci y no quiso tampoco incluir ningún PET. Podía haber comprado incluso, también, cuatro; dos para Tenerife -uno para la Candelaria, que tiene más de diez años de antigüedad, otro para el Hospital Universitario-, uno para el Insular y otro para el Negrín.

Así que eso de que las prioridades las marcan los técnicos, cuando lo dice, perdone, pero lo tenemos que poner un poco en entredicho. Usted hablaba de la importancia, incluso, de los robots para el cáncer de próstata, pero, mire, una prostatomía laparoscópica tiene un coste de 1200 euros, con el robot Da Vinci, 9000 euros. Me gustaría también que pensase en la sostenibilidad en este aspecto, porque es para beneficio de un número limitado de pacientes que perfectamente se podrían tratar con uno o dos robots en Canarias, que no justifica la adquisición de cuatro, pero que esa sostenibilidad, desde luego, la abandera cuando no quiere financiar medicamentos como el de la fibrosis quística.

Nosotros hemos pedido todos los informes técnicos de la consejería, informes, memorias...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Un minuto más, señor Álvaro.

El señor ÁLVARO LAVANDERA: ... memorias, informes, solicitudes, documentación, relativas al servicio de evaluación de tecnologías sanitarias para la adquisición de esos cuatro robots, y lo único que nos han dado ha sido un folio y medio intentando justificar una menor estancia media postquirúrgica en el caso de la intervención por los robots. Si quiere le doy una copia después. De hecho, los informes que han salido a la luz pública siempre han dicho que económicamente no merece la pena comprar estos robots.

Pero, mire, más allá de los robots, y volvamos a los PET, también hemos pedido el Plan de Renovación Tecnológica, que ustedes dicen que amplían al 2020, del que no nos han dado la copia. Cuando lo pedimos nos dicen, además, que incluye un escenario de puesta en marcha de nuevo equipamiento tecnológico hasta el año 2022. Y le vuelvo a reiterar la pregunta, ¿por qué no han adquirido hasta ahora el PET para el Insular? ¿Por qué no han renovado el del Doctor Negrín? ¿Y por qué...?, y si piensa que esto va a ser en el año 2022.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Álvaro.

Turno del señor consejero de Sanidad.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Gracias, señor presidente.

Señor Álvaro, lo de al Gobierno es un matiz que recordaré para futuras ocasiones para intentar que alguno de mis compañeros me sustituya en estas comparecencias, siempre será algo bueno. Y créame que solo este frío que me recorre las piernas en este momento fruto del agua que me he derramado me permite entender aquello del nicho, que usted ha sacado aquí, porque nicho en estadística se refiere a intervalo. Entiendo que nicho en economía tiene otros, otros matices, ¿no? Pero créame que yo en ningún caso, cada vez que cito un nicho, yo tengo una mente de matemático, recuérdelo usted, de estadístico, ¿eh?

Pero le recuerdo, porque el año pasado le encantaba a usted recordar que había sido el último de la fila en el informe de transparencia. Hombre, este año, que ha salido un nuevo informe de transparencia, léalo, porque, curiosamente, al Servicio Canario de la Salud le reconocen el mérito de haber intentado hacer un ejercicio importantísimo de transparencia. Los informes que están hechos al respecto, a mí me hace llegar el director del servicio que se han hecho llegar a esta Cámara. Confirmaré con usted que los tiene y, si no, se los haremos llegar.

Pero, mire, vuelvo a decirle: yo sí me abstengo en todas las cuestiones que tienen que ver con concertación, fundamentalmente por el entorno del que yo procedo, y especialmente en estas cuestiones de medicina nuclear, por razones todavía más obvias. Pero oyéndole a usted parece que la cuestión esta de medicina nuclear, este problema, esta dotación, desarrollo, etcétera, me lo inventé yo, que fue en enero del 2017 que llegó el señor Baltar y, de repente, empezó aquí a concertar la medicina nuclear. No, mire usted, esto tiene una historia que empezó en el año 1991, cuando el Instituto Nacional de la Salud, entonces dirigido por el Partido Socialista Obrero Español, decide concertar las pruebas del hospital Nuestra Señora del Pino de medicina nuclear, con lo que entonces se llama Diagnósticos Médicos Especiales Sociedad Anónima, Dimed, que usted citó. Pero esto se prorroga así hasta que en el año 2005 se saca un concurso licitación para una gestión de un servicio dentro del hospital Doctor Negrín, que vuelve a ganar esta empresa. Y esto es algo que está ahí, y se le adjudica en la planta menos cuatro una superficie de seiscientos y pico metros cuadrados, y ahí empieza a trabajar esa empresa, y se deja excluido expresamente el PEC-TAC. Y hay una modificación, en el año 2006-2007, para operativizar el PEC-TAC. Y se reitera la fase concursal en el 2009, y se crean las prórrogas, y se hace lo que corresponda.

Luego, una premisa importante: yo no genero esta situación, yo no creo esta situación. Y otra cosa es quienes, en un momento de oportunidad, y amparados en razones ideológicas, abren esta cuestión.

Para que nos entendamos en profundidad, puesto que usted pasó muy de soslayo por encima: hablamos de una especialidad médica, que tiene un ámbito diagnóstico y un ámbito terapéutico, cuya cartera de servicios regula un real decreto, un real decreto de 2006, el 1030, que regula todas las demás; que tiene un (ininteligible) importantísima normativa de protección y seguridad del paciente y de las instalaciones, por razones evidentes, puesto que trabajan con elementos radioactivos.

Tres normas, especialmente reseñable una que procede... que es una trasposición de norma europea, y que tiene cinco grandes líneas en sus carteras de servicios: un diagnóstico por la imagen a través de la gammagrafía, el estudio del ganglio centinela, la tomografía, el renograma y la densitometría en unos servicios y en otros no; la terapia metabólica; la detección de contajes; el laboratorio de medicina nuclear; y, por último, la consulta de los especialistas.

Pero dos precisiones importantísimas, para que luego usted componga lo que me quiera contestar, y que son de vital importancia. Las indicaciones de estas pruebas siempre las hacen los profesionales que pertenecen al Servicio Canario de la Salud, especialmente importante. Y quiero aprovechar ahora, puesto que sus señorías no lo dicen, y ayer salió el Monitor de reputación sanitaria, y cuando, según ustedes, no aparecíamos fui arrastrado por esta moqueta en diversas ocasiones, que desde aquí quiero felicitar al Hospital de la Candelaria por su posición número 28, al Hospital Doctor Negrín por su posición número 32, y al Hospital Universitario de Canarias por su posición 48.

Les decía que esta es una realidad histórica, que no la he creado yo, y que, por cierto, señoría, mire, esto no es excepcional, no es que llegase un canario ni el Insalud e inventase algo. De 140 instalaciones que hay en España, unidades o servicios de Medicina Nuclear, el 40 % son instalaciones privadas -algunas concertadas y otras no, pero la mayoría en concertación-. Luego, no existe tal singularidad en este problema que usted plantea.

Ahora, respecto del inventario de los servicios en los que usted me planteaba. Existen cuatro hospitales terciarios, todos ellos con servicio de medicina nuclear: el Hospital Nuestra Señora de la Candelaria, con un PET-TAC y tres gammacámaras; el Hospital Universitario de Canarias, con dos gammacámaras -alguna nueva en reposición-; el Hospital Universitario Insular-Materno Infantil de Gran Canaria, con tres gammacámaras y un spect nuevo; y el Hospital Doctor Negrín, que, como usted bien decía, dispone de dos gammacámaras -que son de la empresa contratada- y un PET-TAC propio, que funciona por gestión de la misma.

Mire, de ese inventario de los cuatro servicios, le digo -recuperando su última pregunta-, nosotros sabemos que es estrictamente necesario dotar a los dos nuevos terciarios de un PET-TAC y, como tal, en esa línea está trabajando la Dirección del Servicio Canario de la Salud; y, segundo, los dos que existen actualmente... y así contemplaba en el Plan de Renovación Tecnológica que usted dice que tenía ficha económica, no vamos a hablar de lo que había y lo que no había, porque entiendo que va a ser parte de la segunda parte de esta sesión, pero le digo de antemano que lo que yo recibí en su momento no tenía ficha, como le dije el otro día, y desde luego lo que no había es ningún plan ni previsión de inversión.

Entonces, le digo, sabemos que hay que renovar el parque tecnológico de gammacámaras, y en esa línea hemos empezado, y desde aquí quiero agradecer especialmente al presidente del Gobierno, que ha tenido una especial sensibilidad con nuestra cartera, con Sanidad, que nos ha dotado de recursos para hacer inversiones, así como a FAO, de la que para este entorno -entre otros, la Fundación Amancio Ortega- nos cedió, como ustedes bien saben, casi catorce millones de euros. Pero, les decía, reposición de gammacámaras, renovación de PET... de gammacámaras, renovación de los dos PET existentes, y dotación de los nuevos hospitales con dos nuevos PET.

Creo, señoría, que con eso quedaría el servicio y la accesibilidad de todos los canarios garantizada en la línea de lo que necesitamos.

Respecto de qué se va a hacer en el futuro con el servicio, creo que es mejor que haga usted lo que le recomendé la última vez: dirigirse al Servicio Canario de la Salud, que es una casa abierta y de todos los canarios, donde el director del servicio, don Conrado Domínguez, le recibirá encantado, y él, con el informe en la mano, le explicará cuál es su posición, puesto que esa decisión no la tomaré yo.

Buenos días.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor consejero.

Turno del Grupo Mixto, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señor presidente.

Buenos días, señorías. Buenos días, señor consejero.

Intentaré no calentarlo mucho con mi intervención, creo que mi intervención va a ser mucho más suave.

Y, precisamente, casi en una de las primeras comparecencias, en la que usted comparecía a principios del año 2017, le preguntábamos, precisamente, por este servicio, por el de medicina nuclear en el Doctor Negrín de Gran Canaria, y qué estaba usted haciendo, pues, después de esos preparatorios que supuestamente el señor Morera había dejado, pues, para revertir el concierto que tenía este servicio en el hospital y hacerlo público.

Sin embargo, en ese momento, a pesar de que el concierto había expirado y se estaba prorrogando, con un coste económico significativo para las arcas públicas, usted nos dijo que a su llegada a la consejería no había encontrado ningún estudio económico ni tampoco informes para internalizar estos servicios. Y debido a esto, pues, desde nuestro grupo le decíamos que si no existían esos estudios, pues, al menos que lo hiciera para poder darle un carácter público a este servicio. Su respuesta fue que tenía que hacer un esfuerzo para revisar todos los conciertos y que se habían prorrogado en exceso en el tiempo, pues, debido a la falta de intervención en este sentido de los anteriores consejeros de Sanidad. Y hasta ahora no habíamos tenido la oportunidad de hablar de este asunto nuevamente. De las informaciones que nos llegan a nosotros el servicio sigue prestándose, pues, de forma concertada, a pesar de que los equipamientos están dentro de las instalaciones del Hospital Doctor Negrín y que hay, supuestamente, un informe del Servicio Canario de la Salud, que dice que revertir este servicio a la gestión pública, pues, ahorraría a las arcas del Gobierno unos ochocientos mil euros anuales.

Otro asunto, en cuanto, por ejemplo, al Hospital Materno Infantil, sigue sin tomógrafo por emisión de positrones, en la prensa, pues, le han criticado que con esas donaciones de la Fundación Amancio Ortega no se hubiese adquirido, pero como usted muy bien dijo, esas donaciones iban especificadas a ciertos aparatos o a ciertos... o a... o... sitios concretos, pues, era uno de los criterios que tenía esta subvención... perdón, donación.

Otra demanda que se hace desde Gran Canaria es la construcción de un ciclotrón para la fabricación de radiofármacos, sin embargo, pues, la inversión a acometer es bastante alta, y la lógica con criterios poblacionales de por medio es que antes se construyera, por ejemplo, en Tenerife, que tiene más población, y luego, en el futuro, también en Gran Canaria.

Por desgracia, los medios son los que son, señor consejero. Nosotros lo que pedimos es que se sea eficiente con los servicios que se prestan y...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Ramos Chinea.

Turno del Grupo de Nueva Canarias, señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther) (Desde su escaño): Gracias, presidente. Consejero.

Está claro que es necesario, parece que todo el tema que corresponde, en este caso, a medicina nuclear, pero todo aquello que son temas de equipamientos y de instalaciones deben ser públicas, no parece adecuado que se perpetúe en el tiempo el hecho que ocurre en el Doctor Negrín, donde los PET-TAC se siguen haciendo por una empresa privada en instalaciones del Doctor Negrín, pero con personal y con maquinaria privada y que, efectivamente, pase lo mismo, o pase lo mismo no, que en el Insular ni siquiera exista el PET-TAC.

Entiendo que es un tema que hay que solucionar, estamos en el tiempo que estamos, que los consejeros anteriores, pues, no hayan actuado en tiempo y en forma; mal hecho, pero no justifica que en estos momentos sigamos igual, sigamos sin hacer una intervención rápida y que esas actuaciones se lleven con la debida diligencia en los hospitales públicos de referencia con medios de los hospitales, tanto medios técnicos como medios personales. Si, además, tal como acaba de decir el portavoz del Grupo Mixto, significa un ahorro importante para las arcas públicas el que se haga, pues, desde lo público, entiendo con más razón hay que, en el menor tiempo posible, llevar a cabo esta actuación.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora González.

Turno del Grupo Podemos, señor Márquez Fandiño.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO (Desde su escaño): Gracias, presidente. Buenos días.

Mire, nuestro grupo parlamentario en esta legislatura fue el primero en traer este asunto a esta Cámara. Concretamente, ya en octubre del año 2015 registramos una serie de preguntas, estando el señor Morera al frente de la consejería de Sanidad, sobre este servicio, porque en cuanto nos enteramos que una planta del Hospital Negrín, de un hospital público, estaba privatizada nuestro escándalo fue mayúsculo, porque no se trata solo de concertación, se trata directamente ya de privatizar zonas de las propias infraestructuras públicas, algo que es del todo inadmisible.

Dice usted, señor Baltar, que esta decisión no la va a tomar usted sobre la continuidad del servicio. Esto es una decisión política, señor Baltar; es una decisión política decidir si queremos reformar nuestro sistema público, si queremos reforzar nuestro capital humano y nuestra infraestructura pública o queremos seguir privatizando alas hospitalarias de los hospitales públicos. Eso es una decisión política y le corresponde a usted; aun siendo una decisión técnica, usted es el máximo responsable de la consejería, por tanto, no nos derive al señor Conrado Domínguez para hablar de un tema del cual usted tiene que responder ante esta Cámara. Nosotros en el año 2015, cuando realizamos esas preguntas, algunas escritas, el señor Morera -o la consejería, mejor dicho- nos contestaba casi de una manera... eludiendo entrar al fondo de la cuestión. Si bien es cierto en una de las comisiones, cuando planteamos este asunto al señor Morera, ya dijo en la propia comisión que a él esta privatización no le gustaba, que a él esta concesión no le gustaba y que se iban a revisar. Desde entonces poco ha sucedido, señor Baltar. Es verdad que usted no ha inventado esto, pero usted podría dar solución a este asunto que ya intentó comenzar el señor Morera al final de su gestión, antes de que se rompiera el Gobierno.

Mire, en el año 2014 el coste, según los datos que tenemos nosotros de su consejería, de este servicio era de 2 844 167,51 céntimos. Después nos enteramos por la prensa que había, se manejaban informes en la Consejería de Sanidad por los cuales se advertía que una internalización, una desprivatización, o sea, recuperar el servicio, supondría un ahorro para las arcas públicas de 800 000 euros.

Por lo tanto, esta privatización no solo, desde nuestro punto de vista, es algo injustificable políticamente, es injustificable e incompatible con la defensa de la sanidad pública y de, ya digo, reforzar nuestras infraestructuras y generar un capital humano y técnico adecuado, sino que además no tiene ninguna justificación económica, lo cual supone incumplir la ley canaria de ordenación del año 1994, donde se establece que este tipo de privatizaciones siempre tienen que ir acompañadas de una justificación económica, de razones por las cuales estaría, de alguna manera, sería razonable, tener este servicio externalizado, y no lo está.

Por tanto, señor Baltar, es usted responsable político. ¿Cuánto nos está costando, además, a los canarios...?

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Márquez.

Turno del Grupo Popular, señor Gómez.

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ (Desde su escaño): Muchas gracias, presidente. Buenos días, señorías, de nuevo.

En este tema nuestro grupo parlamentario ha tenido acceso al informe que ha realizado la jefa del servicio de atención especializada, un informe concienzudo en el que habla de una serie de parámetros en los que se justifican la toma de una serie de decisiones, que yo creo que no son tanto políticas, sino más bien técnicas, al contrario de lo que piensa el portavoz del Grupo Parlamentario Podemos.

En primer lugar, este tema no debería haber sido resuelto por usted, señor Baltar, sino, quizás, por sus dos antecesores, doña Brígida Mendoza y don Jesús Morera, en tanto y en cuanto ellos también tuvieron en su mano la posibilidad de resolverlo.

Segunda consideración: en este estudio concienzudo hay determinados fallos o fallas -véase determinadas situaciones que deben analizarse-, y ya en la página siete de este estudio se resalta que no se puede analizar el coste unitario dado que no existe, a través de la Sociedad Española de Medicina Nuclear o no se dispone de un cuadro de valoraciones por unidades relativas de valor. Es decir, tiene determinados fallos que nos imposibilitan tomar una decisión adecuada.

A pesar de ello, se han utilizado sistemas comparativos, a través del Sistema de Cantonera y Shelf Logic para el estudio de la contabilidad de costes de este servicio.

Tercera consideración: si atendemos al comparativo del estudio entre el coste unitario que representa, el estudio comparativo entre el Hospital Universitario de Nuestra Señora de Candelaria y el Hospital Universitario Doctor Negrín, el coste unitario va de 541,13 euros en La Candelaria a 414,67 euros en el Doctor Negrín.

Cuarta consideración: el coste de la reversión. Está estimado en 3 606 517 euros ¡Ahí es nada! Hay una cuantía que hay que valorar y hay que estudiar a ver si es posible esa reversión o no.

Sexta consideración: ¿qué es lo que propone el Partido Popular? El Partido Popular propone que se resuelva esta situación que está larvada en el tiempo, que se ha prorrogado durante muchísimos años, y que se haga un estudio concienzudo para la toma de una decisión adecuada a las necesidades de los canarios y a las necesidades de los pacientes, que representan lo más importante del sistema. Para ello, no consideramos que sea adecuado el pago por unidad, que es un pago que se realiza de manera extraordinaria y que se ha convertido en algo ordinario dentro de la consejería.

Por tanto, pedimos que se resuelva cuanto antes esta disyuntiva entre revertir el servicio o mantenerlo, que se haga tomando en base a los datos técnicos de coste esta decisión, y que se actualicen los precios de las pruebas que llevan treinta y cinco años por actualizarse, que creemos que es lo más sensato.

Por último, lo más importante: la atención del paciente. En el público, en el concertado, en el privado, donde sea, pero que se atienda, en tiempo y en forma.

Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Zacarías.

Turno del Grupo Nacionalista Canario, señora García Martínez.

La señora GARCÍA MARTÍNEZ: Gracias, señor presidente.

Desde el Grupo Nacionalista también queremos felicitar a los tres hospitales de Canarias -el hospital Nuestra Señora de la Candelaria, el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín y al Hospital Universitario de Canarias-, es importante reconocer el trabajo que se está haciendo.

Mire, señor consejero, de lo que se trata aquí es de poner en duda si el equipo de la consejería del Gobierno de Canarias tiene intención o no de instalar un equipamiento técnico de titularidad cien por cien pública en el Hospital Insular de Gran Canaria. Entiendo que este argumento que subyace en el planteamiento de la Oposición es que el consejero, en su anterior responsabilidad profesional, trabajaba para la empresa privada relacionada con la titularidad de ese equipamiento concertado, que ya viene prestando sus servicios desde hace muchos años en el Hospital Insular -como usted decía, desde 1991, concretamente-, y eso parece ser excusa suficiente para intentar sugerir o dar a entender que hay algún tipo de interés para beneficiar a esa empresa y que por eso no se instala el equipo público. Es decir, en eso se ha basado la campaña de desgaste y acoso político que en la Oposición se viene haciendo contra el consejero de Sanidad y su equipo: en intentar tachar su imagen de gestor público diciendo que está dispuesto a perjudicar los intereses de la sanidad pública simplemente para beneficiar a una empresa.

Reitero, no se trata de que el servicio y el equipamiento lleven años funcionando con normalidad en el Hospital Insular bajo esa fórmula de concierto. Por cierto, también durante la época en la que el PSOE gestionaba esa consejería, y entonces no hacía tanto, apenas dos años, no le molestaba tanto.

Una pregunta, consejero, ¿existía una propuesta del anterior equipo sobre el servicio de medicina nuclear del Hospital Negrín?

Mire, y yo le diré lo que es ir en contra de los intereses de una sociedad y de la sanidad pública. Ir en contra de los intereses de Canarias es cuando un consejero, socialista, en Sanidad, comparó la aspiración de Fuerteventura y Lanzarote de tener un búnker de oncología radioterapia con el aeropuerto de Castellón. Porque en Fuerteventura y en Lanzarote no tenemos búnker de oncología, ni público ni privado. Y eso se hizo aquí.

Ir en contra de la sanidad pública y la calidad de vida de los vecinos de Fuerteventura fue cuando, sentados en una sala en esta misma sede parlamentaria, el propio consejero de Sanidad del PSOE se negaba a dar orden de continuidad a la obra del Hospital de Fuerteventura y mandaba liquidar y cerrarla.

En definitiva, señor consejero, nosotros lo que pedimos desde el Grupo Nacionalista Canario, apostamos por la sanidad pública, y lo que pedimos es que, como bien decía el diputado del Partido Popular, es que los pacientes y los familiares de los pacientes tengan...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora García.

Turno del Grupo Proponente, el Grupo Socialista, señor Álvaro.

El señor ÁLVARO LAVANDERA: Gracias, presidente.

Señora García, empiezo por usted, que ha sido la última en intervenir.

Si defender la sanidad pública es estar dieciséis años sin terminar el Hospital de Fuerteventura, háganselo ver como partido político, porque han hecho tanto daño a la isla de Fuerteventura en materia sanitaria que no debería ni... (Palmoteos desde los escaños). Vamos, no debería ni de mencionarlo, señora García.

Señor consejero, mire, una cuestión es abstenerse, que es lo que usted dice, abstenerse de los asuntos en los que, por razones que ya ha mencionado la señora García, debe hacerlo, pero otra cosa es no hacer nada para dilatar en el tiempo una situación anómala y con expedientes de nulidad.

La historia pretérita que usted mencionó de los años 90 acaba en el 2015. La historia presente empieza en ese año, el mismo año en que, por cierto, el Hospital San Roque compra un PET; la historia de los expedientes de nulidad, la historia del fin del contrato. Y esa es la cuestión, el fin del contrato. Y es que finalizó en el año 2015. No comparemos los contratos que se hicieron, vamos a pensar ahora que no tenemos contrato.

Si ideología es defender el sistema sanitario público, su sostenibilidad, su universalidad, su gratuidad y su accesibilidad, yo reconozco el pecado. Vamos a ver cuál es su pecado. Reconozca el suyo. Porque, mire, el único hospital... Usted habla de (ininteligible) muchos hospitales, que el 40 % de los servicios de la medicina nuclear en España son privados. Y me gustaría que me dijese si el único hospital público que tiene en su interior un servicio de medicina nuclear privatizado en España es el Hospital Doctor Negrín. Porque yo creo que eso es desviar el debate, señor consejero.

Por cierto, con el PET hace un tiempo, escaso, roto, en el que se llevaba a los pacientes al Hospital San Roque.

Usted ha hecho anuncios como por ejemplo que con 16 millones de euros acababa con la lista de espera. ¿Se acuerda? De hecho se reía del señor Antona, no hace mucho, porque rebajaba, incluso, sus expectativas; con 14 millones de euros el señor Antona acababa con la lista de espera en Canarias. Es la guerra de las cifras; con menos dinero hacen más.

Pero, usted, he de decirle que en el año 2016 la Consejería de Sanidad se gastó 200 millones de euros en la actividad concertada. El año 2017, su primer año de gestión, con un presupuesto inicial de 208, se gastó 219 millones, 219,7 millones de euros, en actividad concertada. Se gastó 19 millones de euros más. Más de los 16 que usted decía y, sin embargo, no acabó con la lista de espera.

Vayamos a los datos exclusivos de concertación de medicina nuclear Hospital Doctor Negrín. Presupuesto inicial del año 2015, dos millones seiscientos treinta y ocho; presupuesto ejecutado el año 2015, dos millones seiscientos setenta y ocho. Presupuesto inicial año 2016, dos millones seiscientos treinta y ocho; presupuesto ejecutado año 2016, dos millones quinientos cuatro. Llega el señor Baltar a la Consejería de Sanidad y se encuentra un presupuesto inicial, recortado por los malvados socialistas ideológicos, de un millón de euros. Pero ¿sabe cuánto ejecuta? 4 579 000 euros. Un 82 % más que el año anterior en este servicio de medicina nuclear concertado con la empresa Dimec. Casi el doble a su llegada. No creo que la incidencia en cáncer de un año para otro en un servicio sin lista de espera aumentara en casi un cien por cien en Canarias.

Tal vez este es el motivo para que obtenga el reconocimiento de Sanitaria 2000, la misma editorial que acosaba a la ex ministra y consejera de la Comunidad Valenciana, la señora Montón, por revertir el modelo Alzira y recuperar para la gestión pública el hospital La Ribera y que usted ha traído a Canarias para dar premios por doquier. Eso no es ideología, ¿verdad, señor Baltar?

Ahora comparemos los informes. Usted el otro día decía que el informe de la gerencia del Doctor Negrín, en su día, era una hoja de Excel sin firmar. Bueno, lo primero decir, le quiero decir, es que miente, porque esta hoja de Excel, que son dos páginas (mostrando un documento a la Cámara), una escrita y otra en Excel, tres, tiene firma, tiene firma electrónica -otra cosa es que usted no sepa lo que es una firma electrónica, que creo que sí-, pero tiene firma, está firmada y tiene firma electrónica.

Pues, comparemos, si quiere, esta hoja de Excel -sin firmar, como dice usted, aunque sí esté firmada- con ese informe que decía el señor Zacarías que era un buen informe, permítame que lo dude, primero, porque para elaborar ocho páginas han estado once meses; segundo, porque de esas ocho páginas, seis son generalidades, donde no llega a ninguna conclusión, donde se excusa en que no hay unidades relativas de valor, donde después de invertir el Servicio Canario de la Salud millones de euros en un sistema de contabilidad analítica no es capaz de calcular el coste por prueba, donde se mezclan las gammagrafías como si fueran kilos de pescado, al tuntún, al peso, como si un kilo de atún rojo costase lo mismo que un kilo de sardinas, porque la variabilidad de lo que se hace con cada paciente en una gammagrafía es muy amplia -cosa que no ocurre con los PET-, y, sin embargo, intentan calcular un coste por paciente sumando todos los costes y dividido entre el número de pacientes, independientemente de lo que se les haga. Es más, ese informe de once meses de elaboración incluye la adquisición del equipamiento el primer año, sin coste de amortización.

Señor Baltar, en ese informe, tanto la hoja de cálculo como la corrección de los errores que contiene ese informe, se demuestra claramente que la prestación por el Servicio Canario de la Salud de forma directa del servicio de medicina nuclear ahorra dinero al sistema sanitario público, y eso no es una cuestión de ideología, señor Baltar, es una realidad palpable, es una realidad que apuesta por la sostenibilidad del sistema sanitario público, y nosotros no entendemos, de verdad, por qué se niega usted a dar el paso y se quiere seguir absteniendo. Bueno, lo podemos entender porque en el año 2017, como le dije, lo que se le facturó a la empresa fueron 4 579 000 euros, cuando el coste de prestación directa de este servicio no llegaría a los dos millones de euros.

Señor Baltar, nosotros lo único que vemos es defender el artículo 7 de la Ley General de Sanidad, que habla de la sostenibilidad del sistema sanitario. Yo le recomiendo que no se ponga tan nervioso, que defienda, de verdad, lo mismo que dice la ley, que venga de donde venga y sea cual sea su destino, cuando deje de ser consejero no le quede la losa de haber estado pagando facturas por nulidad y dilapidando el dinero público que tanto le hace falta al sistema sanitario público.

Usted no quiere tomar la justa decisión para que siga prorrogando los expedientes de nulidad. No me extraña, al señor Morera le costó el puesto. Estos de Coalición Canaria, que tanto defienden lo público, tensionaron, maniobraron y no permitieron que determinados negocios se pusieran en peligro. Le digo una cosa: apostar por lo público no es estar contra la sanidad privada; apostar por lo público es defender lo de todos, es defender el interés general, es que no sé por qué ustedes tienen esa confusión. Aquí todo el mundo es libre de hacer el negocio que quiera, pero, hombre, robar a mano abierta al sistema sanitario público, porque si es más barato hacerlo desde el sistema público y se está pagando de más, pues, es normal que a lo mejor el Grupo Podemos esté en los tribunales, como ha anunciado, hacia la gestión de la consejería.

Nosotros no lo vamos a hacer, nosotros vamos a seguir con la actividad parlamentaria, vamos a defender los intereses de lo público, porque son los intereses de todos, sin tener la necesidad de ir contra nadie ni contra ninguna empresa, y nos gustaría saber en qué lugar se sitúa usted, señor consejero, porque le anuncio que vamos a presentar de nuevo una enmienda para el año 2019, para la adquisición de un PET para el Hospital Insular. Enmienda que, la verdad, ni haría falta presentar, porque usted tiene superávit de sobra, el Gobierno de Canarias tiene superávit de sobra, para, a través de las inversiones financieramente sostenibles, si quieren, en el próximo consejo de Gobierno, tomar la decisión de adquirir PET para todos los hospitales de tercer nivel. Otra cuestión es que lo quieran hacer, pero entendemos que usted se quiera seguir absteniendo de la necesidad de los ciudadanos de Canarias.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Álvaro.

Turno del señor consejero de Sanidad.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Gracias, señor presidente.

Agradezco, señor Lavandera, que haya ido bajando el tono de voz, porque así las cosas que me dice desde hace dos años, pues, se ven como un poquito más suaves, ¿no?, aunque el contenido de fondo siga siendo el mismo. Como decía la diputada de Coalición Canaria, a la agradezco sus reflexiones, doña Lola, puesto que, mire, esto es como el cuento de la buena pipa, que si quieres que te cuente el cuento de la buena pipa, que si quieres que te cuente el cuento de la buena pipa. Esto por repetirlo y repetirlo y repetirlo no se va a convertir en verdad. ¡Es el cuento de la buena pipa!

Y, mire, señor Chinea, no había nada más que una hoja de cálculo que nos llegó vía periódico, que tuvimos que rescatar e investigar en los centros, y esa firma que usted enseña, señor Iñaki, me la va a enseñar luego con detalle, porque no hemos encontrado ni responsable del área hospitalaria ni responsable del Servicio Canario de la Salud que haya firmado ese informe, supuesto informe, porque es una hoja de cálculo. Cuando menos, gracias, señor Zacarías, por reconocer que hay un informe técnico, que han elaborado conjuntamente todos los responsables del Servicio Canario de la Salud.

Y señora diputada de Nueva Canarias, le agradezco su cambio de línea, entiendo que reciente, porque si querían haber convocado el concurso tuvieron la oportunidad en el 2005 y en el 2009, y no se hizo.

Luego, yo lo único que trataba de explicar aquí es la situación en la que estábamos, en el 2005, el concurso se saca estando doña Evelia Lemes como directora del centro, y se... es un concurso público que se saca a nivel nacional.

Entonces, señor Márquez, respecto a los planteamientos ideológicos, cada uno puede tener los que quiera. Ahora, sí le digo, esto es un servicio público controlado públicamente, con un prestatario privado dentro, pero que es un servicio público, se financia públicamente y se controla públicamente, luego es un servicio público.

Y yo, tras agradecer al señor Zacarías y al señor Álvaro sus reflexiones, y que reconozca la existencia... Señor Álvaro, yo creo que hay que empezar a recuperar discursos. Por ejemplo, no hacer nada es lo único que describe el año y medio previo a nuestra llegada a la consejería, porque, créame, ni de Fuerteventura ni de esta cuestión encontramos nada elaborado, porque cuando uno trabaja tiene que tener la buena costumbre de escribir lo que trabaja, porque solo permanece lo escrito, y no hay, no hay planificación de Fuerteventura, no había planificación del servicio de medicina nuclear; había unas declaraciones en este ámbito y determinados cantos al sol en el ámbito mediático. Primer apartado.

Segundo apartado, yo por supuesto que no acabé con la lista de espera, pero créame que la mejoré mucho respecto de como ustedes me la dejaron, mucho. (Aplausos).

Y respecto de lo de Sanitaria 2000, mire, en el momento en que a mí me dieron el premio le dieron el reconocimiento al señor Vara, presidente de Extremadura, y el año anterior se lo habían dado al consejero Vergeles, de Extremadura. Luego, mire, yo me empiezo a cuestionar si no es un problema de socialistas o socialistas de otra época con otros valores, ¿de qué estamos hablando? Mire, es fácil venir aquí a contar discursos porque se cree que se oye usted solo a sí mismo, consulten todos dónde está (ininteligible) y a quién se le dan los reconocimientos de Sanitaria 2000 y de Redacción Médica; los socialistas probablemente son los más premiados, con lo cual, gracias por unirme a su equipo.

Y respecto de apostar por lo público, mire, apostar por lo público se lo dije cuando las infraestructuras públicas, se lo vuelvo a repetir ahora. ¡Apostar por lo público es tra-ba-jar, tra-ba-jar y tra-ba-jar! Trabajar, trabajar. Porque si lo tenían tan claro, ¿por qué no lo escribieron?, ¿por qué no lo desarrollaron?, ¿por qué no dejaron un plan, para esto, para Fuerteventura, para La Palma, para todas partes? Porque no nos hemos encontrado ninguno.

Y segundo, no había ni documento formal ni informal, y si usted lo tiene ahí le agradezco que al final me lo deje tener, porque, mire, no había ni una aprobación por Consejo de Gobierno ni una aprobación por el consejo de dirección de la consejería ni una aprobación del Consejo de Dirección del Servicio Canario de la Salud. ¿Me quiere decir cómo una cuestión de semejante envergadura no pasa a ningún órgano colegiado de la consejería?

Le digo, no hemos encontrado un informe siquiera en la Dirección Gerencia del Hospital Doctor Negrín; probablemente es que no existía. La mayor renovación tecnológica de los últimos ocho años la hemos hecho nosotros -y reitero aquí mi agradecimiento al presidente y a la Fundación Amancio Ortega- en los últimos dos años.

Hoy hay un informe técnico, supongo que en breve tendrá usted conocimiento de las decisiones que en el ámbito del Consejo de Dirección del Servicio Canario de la Salud se van a tomar. Pero, mire, para ir finalizando -porque si no estamos todo el rato con el cuento de la buena pipa-, para apostar por lo público le reitero: más trabajar y más pensar en el paciente, que a día de hoy tiene mejor cubiertas sus expectativas, tanto diagnósticas como de curación, que hace dos años.

Muchas gracias. (Aplausos).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Baltar. (El señor Álvaro Lavandera solicita la palabra).

Pasamos a la siguiente... Dígame, señor Álvaro.

El señor ÁLVARO LAVANDERA (Desde su escaño): Sí, señor presidente, por haber sido contradicho.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Tiene usted un minuto, señor Álvaro.

El señor ÁLVARO LAVANDERA (Desde su escaño): Señor Baltar, mire, yo le voy a dar el borrador del plan funcional del Hospital General de Fuerteventura de septiembre del año 2016, se lo voy a dar. Se lo voy hacer llegar para que vea que sí había documento, otra cosa es que estuvieran un año para ustedes redactarlo, para tener dos años la obra parada. Le voy a dar el informe del gerente del Doctor Negrín justificando con números -usted que es matemático y tanto le gustan- que es más barato el servicio directo, la gestión directa del servicio de medicina nuclear. Le voy a dar la copia del Plan de Renovación Tecnológica que dejó el señor Morera, con su ficha financiera, y espero que algún día me dé usted a mí algún informe que justifique, del Servicio de Evaluación de Tecnologías Sanitarias, la compra de los cuatro robots. Solo espero eso.

Gracias. (Palmoteos desde los escaños).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Álvaro.

Señor consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo) (Desde su escaño): Presidente.

Le agradezco, señor Lavandera, señor Iñaki, perdón, señor Álvaro, le agradezco que me deje esos informes, porque curiosamente son los únicos que no me dieron el traspaso, yo siempre le digo que tuve un magnífico traspaso, ¡lo tengo por escrito!, tenemos hasta un documento escrito de la Dirección General de Programas Asistenciales. Luego, le agradezco que me haga llegar esos informes.

Pero, mire, no solo a mí, ¡hágaselo llegar a todos! Para que comparen su informe, ese que dice usted que existe, con el que nosotros hemos realizado. Eso, y créame, señor Álvaro, nosotros hemos venido a trabajar, no a contar cosas aquí. Seguiremos en esa línea. Si su informe está mejor que el nuestro no tendremos ningún problema en acatarlo.

Muchas gracias, presidente. (Aplausos).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor consejero.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-2048 Sobre Del Gobierno, sobre prestaciones sanitarias de la especialidad de medicina nuclear en Gran Canaria.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico