Diario de Sesiones 140/2018, de fecha 28/11/2018 - Punto 7

9L/PPL-0017 DICTAMEN DE COMISIÓN. DE LA COMISIÓN DE GOBERNACIÓN, JUSTICIA, IGUALDAD Y DIVERSIDAD, DE MEMORIA HISTÓRICA DE CANARIAS Y DE RECONOCIMIENTO Y REPARACIÓN MORAL DE LAS VÍCTIMAS CANARIAS DE LA GUERRA CIVIL Y LA DICTADURA FRANQUISTA.

La señora PRESIDENTA: Señorías.

Vamos ahora con la iniciativa legislativa, la proposición de ley número 17, sobre memoria histórica de Canarias y de reconocimiento y reparación moral de las víctimas canarias de la Guerra Civil y la dictadura franquista.

Permítanme que antes de dar la palabra a los grupos para la defensa de las enmiendas vivas que tenemos salude a doña Aralda Rodríguez Hernández, presidenta de la sociedad de la Memoria Histórica de La Palma, buenas tardes, Aralda; a doña Balbina Sosa Cabrera, presidenta de la Asociación para la Memoria Histórica de Arucas; y a doña Mercedes Pérez Schwartz, presidenta de la Asociación para la Memoria Histórica de Tenerife. Muchas gracias a las tres por estar aquí.

Y también que salude al viceconsejero de Justicia, don Emilio Moreno, un saludo cordial; y también al viceconsejero de Administraciones Públicas, don Antonio Llorens. Gracias por acompañarnos en esta fase final ya de esta iniciativa legislativa, que ha sido trabajada de manera conjunta y consensuada con todos los grupos.

Vamos, por tanto, conforme al guión, a la intervención de los grupos que mantienen enmiendas para este pleno.

En primer lugar, por turno único de diez minutos, comienza Nueva Canarias. Señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, presidenta.

Señorías, buenas tardes ya.

Saludar en primer lugar a todos los representantes de los colectivos de las víctimas, de la memoria histórica, porque hoy es un día importante para Canarias.

Saludar también a don Emilio Moreno, no solo por ser viceconsejero de Justicia, sino porque fue, en su época de diputado, una de las personas que estaba, pues, muy, muy vinculada con esta proposición de ley.

Hoy es el día en que este Parlamento, el Parlamento de Canarias, va a aprobar la Ley de Memoria Histórica de Canarias y de Reconocimiento y Reparación moral de las víctimas canarias de la Guerra Civil y la dictadura franquista, casi diez meses han transcurrido desde que el Pleno, el Pleno de este Parlamento de Canarias, votara a favor de la toma en consideración de esta proposición de ley, y con su toma en consideración se diera el pistoletazo de salida a la tramitación de la ley. Un hecho que lamentablemente en aquel momento era trascendental para los familiares de las víctimas canarias tanto de la Guerra Civil como de la dictadura franquista, y digo que era, y digo lamentablemente porque si bien es cierto que durante los gobiernos socialistas de Rodríguez Zapatero, con la Ley de Memoria Histórica, el Ejecutivo dio subvenciones a las asociaciones de víctimas del franquismo para que fueran ellos, los familiares, quienes se encargaran de buscar y abrir las fosas, reclutando a los profesionales, los sucesivos gobiernos populares del señor Rajoy redujeron a cero las partidas presupuestarias, asfixiando la ley y permitiendo que en esta última década hayan muerto muchos descendientes de las personas que la represión fascista hizo desaparecer sin haber recibido ninguna atención por parte del Estado español.

Por fortuna, en estos momentos el Gobierno de España vuelve a poner en primera línea de su política la Ley de Memoria Histórica, y eso hace que esta ley canaria ya no sea tan trascendental como lo era hace diez meses. Pero aquí estamos, y hoy culminaremos el compromiso que este Parlamento adquirió con las víctimas del franquismo.

Hoy estamos aquí tras muchas reuniones en ponencia, hasta que en el mes de junio se produjo el penúltimo paso con el debate en comisión de la Ley de Memoria Histórica, y hoy, cuatro meses más tarde, pues es el día en que debatimos su aprobación.

Muchas enmiendas presentadas y muchas debatidas, 70 en total. De estas 70, Nueva Canarias presentó 10, de las que 6 fueron aceptadas y 4 rechazadas, y que son las que en su momento me tocó defender en comisión y hoy me toca defender en el debate en este pleno.

De las enmiendas aceptadas, dos referidas a la eliminación en el texto de la PPL de la regulación de la posibilidad de iniciar acciones y de incluir a víctimas en el registro sin contar con su consentimiento expreso, lo que podría constituir una grave vulneración del derecho a la intimidad personal y familiar, consagrado en el artículo 18 de la Constitución española, al no ser respetuoso con la autonomía y con la voluntad de las víctimas. Dos referidas a la dotación presupuestaria, eliminando la expresión "de acuerdo con las disponibilidades presupuestarias", y exigiendo el hecho de que en los presupuestos generales de la comunidad autónoma de cada uno de los años, y en el resto de los presupuestos de las restantes administraciones, obligatoriamente se habilite una partida para memoria histórica, con consignación presupuestaria suficiente para dar cumplimiento a los objetivos y prioridades definidos en la estrategia de memoria histórica de Canarias.

Desde Nueva Canarias entendemos que sin ficha financiera, en este caso sin ficha financiera del Gobierno de Canarias, también del resto de las administraciones públicas canarias implicadas, la ley estaría destinada al fracaso, por lo que quiero manifestar mi satisfacción y agradecimiento a los grupos por aceptar estas enmiendas que exigen cobertura económica al programa definido para cada año.

No obstante, y en referencia a la dotación presupuestaria habilitada por el Gobierno de Canarias en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales para el 2019, sí quiero hacer un inciso para manifestar, señorías, que a mi grupo político, a Nueva Canarias, nos parece inaceptable. Que después de lo que ha costado sacar adelante esta ley en la que se determina que en los presupuestos de la Comunidad Autónoma de Canarias para cada año se habilite una partida para memoria histórica con consignación presupuestaria suficiente para dar cumplimiento a los objetivos y a las prioridades definidas en la estrategia de memoria histórica de Canarias que el incremento que el Gobierno haya puesto para este primer año de vigencia de la ley sea de 19 500 euros, señorías, nos parece indignante. Ese pírrico incremento en la dotación presupuestaria con toda seguridad va a impedir dar un impulso decidido a la reparación moral de las víctimas canarias de la Guerra Civil y de la posterior dictadura franquista, razón por la que a mi grupo político, a Nueva Canarias, nos parece insultante.

Cerrado el paréntesis y continuando con las enmiendas presentadas por mi grupo, las dos últimas aceptadas van referidas a la necesidad de que los colectivos de niños desaparecidos estén representados en la ley mediante la inclusión en la comisión técnica de un representante de los menores robados, reconocidos como víctimas de la Guerra Civil y de la dictadura franquista en el ámbito de aplicación de la ley, es decir, hasta 1978. De las enmiendas rechazadas, como dije antes, cuatro, una referida a la posibilidad de aprovechar los recursos del banco de ADN para otro tipo de identificación. Desde Nueva Canarias entendemos importante que, por eficiencia, el banco de ADN pueda integrar muestras biológicas relacionadas con la identificación de personas desaparecidas o sustraídas al nacer; en cualquier caso, de momento, está rechazada. Una también relacionada con la necesidad de que los colectivos de niños desaparecidos estén representados en la ley y, por tanto, que la consejería competente en materia de memoria histórica coordine las acciones desarrolladas por las entidades públicas, las instituciones académicas, las asociaciones de la memoria histórica y las asociaciones de menores sustraídos.

Y, por último, y las que consideramos más importantes, de las que consideramos fundamentales, dos relacionadas con la implantación de medidas coercitivas y/o sancionadoras para aquellas administraciones que no colaboren en la retirada de escudos, insignias, placas, nombres de calles, monumentos, así como la anulación de distinciones, nombramientos, títulos honoríficos de exaltación personal o colectiva vinculada con hechos y prácticas represivas realizadas durante la Guerra Civil y durante la dictadura franquista. La medida coercitiva propuesta por Nueva Canarias consiste en que las instituciones públicas que se nieguen a retirar la simbología y los honores recibidos durante el franquismo se le retenga el 2 % de los fondos públicos a recibir mientras mantenga esta negativa. Esta medida, señorías, además, no es novedosa, de hecho, ya se aplica a los cabildos y a los ayuntamientos, incluso a las universidades que no presenten en tiempo y en forma sus cuentas anuales y su documentación, la requerida por la Audiencia de Cuentas.

La segunda enmienda, la que propone el establecimiento de medidas sancionadoras, insta al Ejecutivo, en este caso al actual presidido por Fernando Clavijo, a que desarrolle reglamentariamente y en el plazo de seis meses un sistema de infracciones y sanciones general para los incumplimientos de la ley.

Decir que desde mi grupo político aún hoy tenemos esperanzas de que algunos diputados reconsideren su posición y una mayoría suficiente permita sacar adelante las enmiendas no aprobadas anteriormente, fundamentalmente las dos últimas.

Señorías, es que desde Nueva Canarias entendemos que la no aprobación de estas o similares medidas coercitivas y sancionadoras supone, sin ningún lugar a dudas, una clara manifestación de tolerancia de la apología franquista. Insisto, estas medidas o cualquier otras similares. El Grupo Socialista también tiene enmiendas al respecto que nosotros, por supuesto, vamos a apoyar.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora González.

Turno ahora para el Grupo Parlamentario Podemos, señor Marrero.

El señor MARRERO MORALES: Buenos días. Buenos días, a las señoras Aralda, Balbina, Mercedes, que nos acompañan en representación de las asociaciones de La Palma, de Arucas y de Tenerife, así como a la gente diversa de Gran Canaria, del Foro Memorialista que nos están siguiendo por streaming, y también al resto de invitados que están aquí hoy.

Cuando en febrero de este año se tomaba en consideración esta proposición de ley yo era uno de los que manifestaba mi optimismo de que en el trabajo en ponencia lo íbamos a mejorar sustancialmente y que hoy aprobaríamos la mejor ley de memoria histórica de todo el Estado, bebiendo de las fuentes de que ya habían avanzado otras comunidades autónomas.

Nos habíamos reunido con las distintas asociaciones de víctimas y todas nos habían manifestado, y con las primeras que tuve reunión fue con las tres representantes que hoy nos acompañan, todas nos habían manifestado que aquel borrador que salió de la comisión de estudio no ofrecía avances sobre la ley estatal, la Ley 52, de 2007, de Memoria Histórica y que mejor, si eso va hacer así, pues, guardáramos aquel borrador en la gaveta. Esa fue la posición inicial que se mantenía ante esta ley, ante esta proposición de ley, por parte de las distintas asociaciones en aquel momento.

Con este empeño y confianza en mejorarla, pues, periódicamente continué celebrando reuniones, en este caso fue con las asociaciones del Foro Memorialista de Gran Canaria, que fueron las que aceptaron continuar reuniéndose, y presentaron enmiendas. Y de un total de 70 enmiendas que se han planteado a esta ley en el proceso de ponencia, el Grupo Socialista presentó 12, Nueva Canarias 10, el Grupo Mixto 6, el Grupo Nacionalista Canario 1, el Grupo Popular ninguna y Podemos 41. No es por el número la importancia de lo que se dice respecto a esta ley, sino por el trabajo hecho, también, que distintas asociaciones intentamos, desde esta parte que nos corresponde al Grupo Podemos, ser portavoces de las distintas enmiendas que presentaron porque, aparte de las asociaciones, nos reunimos también con gente como, en Tenerife y en Gran Canaria, con el Colectivo Sin Identidad, de bebés robados, nos reunimos con el grupo de gente procedente de la masonería, etcétera, que hicieron propuestas al respecto.

Esta ley surge en su origen como una exigencia de darle respuesta a las demandas de las asociaciones. Está claro, es decir, no es una ocurrencia sola y exclusiva de los grupos parlamentarios, sino ha sido una reivindicación y una exigencia hecha por las distintas asociaciones.

Y la sociedad canaria tiene una deuda con las miles de personas represaliadas, encarceladas, asesinadas, desaparecidas, desde el golpe militar de 1936 hasta los inicios de la transición democrática. Y hablo de golpe militar porque otra de las intenciones en la ley era corregir algunos de los eufemismos que aparecen en la exposición de motivos. Las asociaciones que me transmitieron, y yo también así lo percibía, no se puede edulcorar la realidad. Yo sé que dentro de la comisión, antes de yo pertenecer a la misma, parece que se había llegado a algún tipo de pacto con la nomenclatura, con las fechas y con una serie de cuestiones, pero los procesos democráticos en este Parlamento plantean que cuando se pasa de un grupo de trabajo ya luego a una ponencia, en esa ponencia se plantean, se defienden y se acercan posiciones respecto a las enmiendas presentadas.

Les puedo asegurar que por parte de este grupo apoyamos la práctica totalidad de las enmiendas presentadas por los demás grupos, no así tuvimos esa reciprocidad de los demás grupos respecto a las que habíamos planteados nosotros; lo digo también para dejarlo... De que nuestra posición de acercamiento en este asunto ha sido constatada.

¿Qué pasa con este asunto a nivel estatal? Tenemos varios escollos: por un lado está la Ley de Amnistía, la Ley 46, del año 1977, de 15 de octubre, y, por otro lado, tenemos las recomendaciones del comisionado de Naciones Unidas. ¿Qué ha ocurrido? Pues que ni en un caso ni en el otro dentro de la ley se planteó asumir, por ejemplo, dos enmiendas que tenían que ver con que instáramos al Gobierno del Estado a que se modificaran las cuestiones, conforme se decía tanto por la ONU de que los crímenes de lesa humanidad no prescriben, como que de alguna forma también la Ley de Amnistía habría que revisarla. Ahí se me dijo que eso debiera ser motivo de una PNL.

Respecto al asunto, por ejemplo, de bebés robados o de los menores robados, en este caso, que tanto sale en los medios de comunicación: no fue esa la principal obsesión de este grupo, fue una de las muchas enmiendas que presentamos al respecto. Y, claro, ya con lo primero que nos chocamos es con la temporalidad: la ley se abría en el 1936, se cerraba en el 1978. Intentamos hacer una propuesta que recogiera, por ejemplo, un avance que tenía la ley de Andalucía, que es hasta el momento en que se aprobó el primer estatuto, el Estatuto de Autonomía, y en este caso hubiera sido avanzar del 1978 hasta el 1983; tampoco se asumió en esta propuesta. Se plantó la cuestión en el año 1978 y ahí quedó. Digo por aquello de propuestas al acercamiento, porque en nuestra pretensión inicial hubiera sido que fuera la ley integral de memoria histórica y democrática, y que ocupara también una parte más allá de lo que fuera el 1978 o incluso el 1983.

Por eso, en el caso concreto que acabo de mencionar de menores robados, cuando se planteaba que eso tendría que ser motivo de una pieza aparte, pues, hemos cogido el guante que se nos planteaba y hace dos semanas, aproximadamente, hemos presentado en este Parlamento una proposición de ley sobre el asunto de bebés robados, que tenemos la confianza y la expectativa de que aún estemos a tiempo de que en esta legislatura se aprueba también, como hoy se está aprobando esta ley de memoria histórica o se va a aprobar, porque yo creo que es de justicia el que eso se haga con un sector de la sociedad cuyo problema no solo está entre el 1936 y el 1978, sino que casi hasta los inicios de este siglo, pues, ha seguido habiendo casos al respecto.

Por tanto ya segregamos de todas las posibles enmiendas a mantener vivas hasta hoy aquellas que hacen referencia a los menores robados ¿Por qué? Porque se introdujo una cuestión, que fue en el banco de ADN, que fue una enmienda precisamente del Grupo Nacionalista Canaria y que la teníamos los demás recogida, pero que acercamos posiciones y acordamos; igual que, también, que en la comisión técnica estuviera representada una persona de estas organizaciones. También se mejoró la ley en el aspecto de presencia en la comisión técnica, donde en los cargos directivos de esa comisión técnica no solo hubiera miembros del Gobierno, sino que hubiera también una persona de las asociaciones de víctimas, recogida de entre las cuatro, que una de ellas pasara a ser vicepresidente o vicepresidenta de la comisión.

Es decir, esas son digamos las aportaciones de mejora que nosotros vimos en la ley. Pero, por ejemplo, se nos quedan muchas cosas. La exposición de motivos está descontextualizada, no aparece ninguna referencia a lo que pasó en Canarias en ese tiempo. Entonces, nosotros hicimos una serie de apuestas para que se mejorara esa exposición de motivos. No se nos admitió ni un mínimo párrafo al respecto. La temporalidad hasta el año 1978 que ya planteé. Corregir esos eufemismos, como, por ejemplo, que se hable de sublevación; no, perdone, fue un golpe de Estado, que a las cosas hay que llamarlas por su nombre. Que la reparación no solo fuera moral, sino que también fuera integral. Que se aplicara la doctrina de las Naciones Unidas. Que el régimen sancionador se incluyera, hicimos un esfuerzo notable por incluir el régimen sancionador, hicimos un esfuerzo notable porque se incluyeran aspectos de educación. Se nos remitió a que la consejería oportuna en su momento tendría la sensibilidad, se supone, suficiente como para hacer caso a eso, cosa que nosotros lo ponemos en duda, porque no lo sabemos, eso es un desiderátum, y querríamos que hubiera estado recogido en la propia ley. El centro virtual documental de la memoria histórica, todas las organizaciones todas las entidades tienen una página web, ¡por favor! ¿Por qué hemos sido cicateros en no crear un centro real, físico, que no se denomine un chiringuito más? ¡Por favor! Sino que las víctimas se merecen que haya un centro físico real de memoria histórica en Canarias y no solo una página web, un centro documental virtual de memoria histórica. Y, finalmente, que esté dotada del presupuesto suficiente, que esperemos que se cumpla con esa cuestión en futuros presupuestos.

Por tanto, nosotros vamos a manifestar con gran pena, es así, pero son motivos suficientes estos, no para siquiera abstenernos, vamos a votar en contra de esta proposición de ley, porque es insuficiente, porque no da respuesta al conjunto de demandas de las asociaciones de víctimas, así nos lo han hecho saber también otras...

La señora PRESIDENTA: Un minuto y concluya, señor Marrero.

El señor MARRERO MORALES: Porque no significa un avance -muchas gracias, señora presidenta-, porque no significa un avance sobre la ya deficiente Ley 52 de 2007, estatal, de Memoria Histórica. Porque no ha apostado por crear un instituto canario de memoria histórica y democrática, y se ha quedado solo en un centro virtual de recopilación de datos. Porque no parece que tenga como objetivo el mejorar los procesos de búsqueda y consiguiente exhumación. Algunas asociaciones me decían: da la sensación, vamos a ver, con esta ley, plazos y demás, que lo que hagamos sea entorpecer los procesos que ya hemos iniciado; porque no ha incluido un régimen sancionador, porque no apuesta por las necesarias e imprescindibles acciones educativas y porque, en definitiva, no recoge las peticiones que se le pedían que hacer al Estado para modificación de las leyes.

Esperemos que nos vengan de arriba abajo esas mejoras con las que hoy están en el Parlamento español. Pero es una pena que hayamos desaprovechado esta oportunidad de tener la mejor ley de memoria histórica de todo el Estado.

Muchas gracias. (Palmoteos desde los escaños).

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Marrero.

Turno ahora del último grupo que mantiene enmiendas vivas, el Grupo Socialista, señora Hernández.

La señora HERNÁNDEZ PÉREZ: Buenas tardes.

Quiero saludar también al consejero de Gobernación, que está entre nosotros, lo cual le agradezco. También a las asociaciones de la memoria histórica. Y a Emilio Moreno, que toda la vida será compañero de esta casa y de otras andanzas personales.

Viceconsejero, que me consta que ya tiene muy adelantado el desarrollo de esta ley. Esta ley no tendría funcionamiento si no se tuviera reglamento, y Emilio creo que ya tiene algún borrador para poder desarrollarla cuanto antes. Y poder desarrollarla cuanto antes es lógico, porque tenemos el deber moral, el deber político de hacer justicia donde todo fue injusticia. Y fue injusticia incluso en este mismo salón de actos. En este mismo salón de actos se dictaron las más crueles sentencias de consejo de guerra. (La señora diputada hace uso de los medios audiovisuales). Que pongan la fotografía donde se puede ver que en este mismo salón de actos, señorías, recuerden, esa fotografía era para que la transmitan a sus hijos, a sus nietos. Aquí, en este mismo salón de actos, se hicieron los consejos de guerra que, voy a poner un ejemplo, fusilaron a los 19 anarquistas de Tenerife. Creo que este tema no es lo suficientemente conocido, y por eso el Partido Socialista, el Grupo Socialista, que ha sido aprobado en ponencia, ha determinado declarar, o que se tramite, declarar que este salón, donde tal, donde la palabra... Es que parece... Me gustaría ser literata para explicar lo que puedo sentir en este momento viendo ahora el salón como lo ven, de la... el palacio de la mancomunidad de cabildos.

Bien, este salón, este edificio, por iniciativa del Partido Socialista, asumido -y se lo agradezco- por todos los partidos, va a ser uno de los monumentos de la memoria histórica de Canarias.

Pero también la historia empieza hace veinticuatro años. Hace veinticuatro años, cuando en los montes de Fuencaliente aparecieron los primeros represaliados de la Guerra Civil. Hoy he tenido que ceder en, digamos, por no tener capacidad de ponernos de acuerdo que quién lo debe hacer, porque el Partido Socialista sigue insistiendo que el 7 de mayo, que fue cuando encontramos a los 5 primeros represaliados de Canarias y de España, debe ser recordado y elegido como el día del recuerdo de la memoria histórica. Veremos otras iniciativas e intentaremos, de alguna manera, que ese sea el día cuando tengamos capacidad de, bueno, de ponernos todos de acuerdo, que estamos en una casa donde intentamos ponernos todos de acuerdo, tanto los políticos y técnicos que formen la comisión técnica de la ley de la memoria histórica, como, también, los próximos, miembros de esta casa.

Nosotros hemos presentado... Bueno, también quiero hacer un recuerdo especial, si recuerdan, estaba sentada yo por allí, la primera iniciativa que defendí fue una pregunta al por entonces consejero Aarón Afonso, sobre las cuantías, sobre la ley de la memoria histórica. No lo olvidaré en mi vida, fue la primera iniciativa que hice en esta casa.

Pero también les quiero decir que en mi trayectoria, y ahora me van a perdonar que hable de cuestiones personales, ha durado veinticuatro años porque yo estuve en los montes de Fuencaliente, buscándolos, y los encontramos. Los encontramos en el 1994, lo encontramos, creo recordar que en el 2007. Me gustaría que papá viviera. Porque mi padre siguió toda esta trayectoria mía, y viera, que aquella más jovencita niña que estaba en los montes de Fuencaliente buscándolos, hoy tiene el gran honor de dirigirse a todos ustedes y pedir, pues, el apoyo a las enmiendas que nos han quedado vivas.

Las enmiendas que tenemos vivas son el artículo 2, la enmienda número 1, que entendemos que se queda restringida a la consideración de víctimas. ¿Por qué? Pues porque somos más generosos en el sentido de que toda aquella persona que estuviera en Canarias y haya sufrido, no le vamos a pedir si estaba empadronada o no, y queremos hacer una redacción más abierta. Planteamos una reestructuración del artículo con dos fines, esto ya en el artículo 6. ADN, intercambio de información biológica, entre otros centros biológicos de ADN, y el establecimiento de aprovechar, que ya está recogido por otro lado, para identificaciones o diferentes, incluso la de los niños sustraídos.

Evidentemente que símbolos y actos contrarios a la memoria histórica... Nuestra enmienda va en el sentido de ordenar, es una enmienda técnica. La retirada de la simbología franquista. Comparto con la diputada Esther González el planteamiento de que aquí no se ha respetado la ley del 2007, y están haciendo prevaricación; el incumplimiento está claro, está en el Código Penal. Y nosotros llegamos a intentar forzar, con una penalización, que se puede establecer de alguna manera, a aquellos ayuntamientos u otras instituciones que la incumplan.

Bien, pero es que lo que les acabo de decir está establecido en la Ley 52/2007. La Ley 52/2007 establece que las administraciones públicas pueden establecer limitaciones en caso de incumplimiento de esta materia. Se sigue incumpliendo, con la boca chica, y yo me atrevo a decir una palabra que quizás la presidenta me llame al orden, pero la voy a decir, es "cinismo". Quien no haya cometido, quien no ejecute lo que dice una ley, evidentemente, es... que no lo entiende.

Y para último, le voy a decir, ya les dije, que íbamos a retirar esta enmienda 10, de adición de un nuevo artículo, porque no quiero ocasionar ningún problema.

Pero sí que quiero darle un abrazo muy cariñoso a cada uno de los portavoces que nos reuníamos en esas reuniones familiares de la enmienda: a Manolo Marrero, a Jorge, a Emilio, a Luz, a Esther, a Guadalupe y a la gomera. Todos ellos hemos formado, y además, pues, les voy a pedir una cosa, me apetece sacarme una fotografía con todos ustedes. Creemos que hemos formado un equipo tremendo, había un portavoz anterior de Podemos, que también se trabajó muy bien, y creo que hacemos justicia a esa gente que está buscando, a esa gente que tiene la memoria, digamos, que reclaman, que piden que se haga justicia.

Y, por favor, transmitan esa imagen. Hoy se ha hecho verdadera justicia a tantos consejos de guerra que se hicieron en este mismísimo sitio, aquí ya estaban todas las armas retenidas, lo pueden ver. Transmitan esa idea, que hoy por fin este santuario de la palabra, de la representación de Canarias, va a hacer justicia a lo que se hizo incorrectamente y contra la ley.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Hernández.

Turno ahora de intervención de los siguientes grupos restantes que no tienen enmiendas vivas.

Grupo Mixto, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidenta.

La compañera Vicki me ha cambiado el nombre, pero me gusta, me gusta el cambio de nombre que me ha otorgado.

Bueno, en primer lugar daré la bienvenida al compañero don Emilio, me alegro que esté en un día como hoy con nosotros, pues usted también es parte del texto que votaremos hoy.

También quiero aprovechar para agradecerle a todas las personas y asociaciones por la ayuda prestada, pues ha sido mucha, en esta labor que llevaban décadas esperando, pues no podemos olvidar que hace más de diez años que se promulgó la Ley de Memoria Histórica estatal.

Como todos saben, desde el inicio de la legislatura estamos trabajando, siempre lo hemos hecho desde el consenso, en esta ley que esperamos que se apruebe en este pleno.

Fue una proposición de ley que no es propiedad intelectual de nadie, porque la presentamos y firmamos entre todos los grupos parlamentarios de esta Cámara después de mucho estudio, debate y consenso. Una proposición de ley que a pesar de todo el trabajo preparatorio, después, como ha dicho don Manolo, obtuvo un buen número de enmiendas, pero las cuales se han trabajado en ponencia para intentar tener el mejor texto posible.

Una ley que, tal y como dice su título, trata de dar el reconocimiento y la reparación a las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura franquista, y ahora, tras cuarenta años de democracia, al fin desde Canarias contribuiremos a desterrar el silencio y el olvido para que las generaciones futuras conozcan una de las épocas más duras, crueles y negras de nuestro país y de nuestro archipiélago.

No habrá más silencios administrativos ante las muertes o las desapariciones; ahora tenemos un marco jurídico que avala que podremos proceder a excavar las fosas comunes y usar el banco de ADN que se va a crear para identificar a los muertos y a los desaparecidos. Porque debemos reconocer el dolor de muchas familias de Canarias para las que no se cerrará la transición mientras no se encuentre a sus seres queridos.

Por eso desde esta Cámara hemos configurado una ley para cumplir con el derecho a las víctimas de tener una respuesta adecuada de las administraciones públicas canarias. Ahora es cierto que toca dar utilidad a esta ley y dar respuesta a aquellos que aún sufren, toca eliminar los símbolos triunfalistas de una dictadura de nuestras calles y, sobre todo, toca hacer pedagogía destinada a nuestros estudiantes para no olvidar nunca los horrores que se vivieron en esta etapa oscura de nuestra historia, para no caer en los mismos errores del pasado.

Y lo importante es que hoy estemos unidos y demos nuestro apoyo a esta ley de forma unánime, porque esta norma no solo necesita ser aprobada también necesita del apoyo institucional a todos los niveles de la Administración pública canaria.

También es cierto que no todas las propuestas de todos los grupos fueron admitidas, algunas porque no podemos ir contra el marco legal estatal, pero quiero decirles a quienes nos escuchan que el texto que tenemos es bueno con respecto al que se tiene actualmente en la legislación estatal, que es la que nos ha limitado en algunos sentidos. Pero con el actual marco normativo esta ley canaria puede ser un ejemplo para otras regiones, sobre todo en el tema de menores sustraídos. Así que vamos a intentar no quitarle ni un ápice de importancia al texto que aprobamos hoy.

Y una vez se apruebe de forma definitiva el texto se espera que tenga una gran utilidad práctica con lo que desde que opere la ley empezaremos a actuar de forma eficaz y eficiente en el reconocimiento y la reparación del daño moral de las víctimas canarias de la Guerra Civil y de la dictadura franquista.

Y, por supuesto, debemos velar porque se pongan de verdad todos los recursos necesarios para que esta aplicación práctica sea efectiva. Y también tenemos que reconocer que la tardanza en aprobar este texto es porque hemos estado a las expectativas de qué pasaría en el seno del Estado, ya que se anunciaron grandes cambios en la Ley de Memoria Histórica a nivel estatal, pero han pasado meses y los cambios no han llegado y desde este Parlamento no se podía esperar más.

Y si en el futuro se cambia la ley estatal y se amplía la cobertura del derecho de las víctimas, pues entonces le decimos a las asociaciones que se quedan tranquilas, que no habrá problema ninguno en que nos pongamos a trabajar nuevamente si de verdad se debe de adaptar esta ley.

Termino, una vez más, agradeciendo la labor de todas las asociaciones implicadas y también a todos los compañeros que hemos formado grupo de la ponencia por su trabajo y también por la tramitación en esta ley.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Mendoza.

Turno ahora del Grupo Parlamentario Popular, señor Jorge. Gracias.

El señor JORGE BLANCO: Gracias, señora presidenta.

También me sumo a los saludos a las distintas señoras presidentas de las asociaciones de La Palma, de Arucas y de Tenerife que están hoy con nosotros y cuyo trabajo y esfuerzo, pues, ha sido importante para que nosotros podamos culminar en el día de hoy la tramitación de esta proposición de ley. También le doy la bienvenida al viceconsejero de Justicia, al señor Moreno, que tuvo un trabajo esencial en el desarrollo como miembro, como diputado del Grupo Parlamentario Popular en el desarrollo inicial de esta proposición de ley.

Señorías, se produce hoy el día, la última fase del trámite de aprobación de la proposición de ley de memoria histórica de Canarias. Es una proposición de ley, como todas sus señorías saben, que fue trabajada durante bastante tiempo antes de presentarla formalmente en la Cámara por todos los grupos políticos. Sé que fue un trabajo intenso por todos los grupos, con altibajos, sin duda, pero también y, finalmente, gracias a la capacidad de todos, a la capacidad de diálogo y de renuncia también se pudo acordar un texto final que se presentó, como dije, en el registro de la Cámara.

Mi grupo entendió, por tanto, y quiero que todos lo sepan, que ese trabajo que posteriormente y normalmente se hace a través de las enmiendas fue realizado, en este caso, con carácter previo a la presentación de la proposición de ley. Por tanto, nuestra sorpresa fue grande cuando, al abrirse el periodo de enmiendas, algunos grupos políticos hicieron tal cantidad de enmiendas que parecía más bien una enmienda a la totalidad a sí mismos, y nuestra posición inicialmente fue clara, la misma al principio que al final. Y por eso votamos a favor de una serie de enmiendas, no votamos a favor, perdón, de una serie de enmiendas con cierto contenido político que no habían sido acordadas previamente, con antelación y que, evidentemente, no compartíamos. Solo admitimos, es verdad, enmiendas de mejora técnica del texto que desde el punto de vista, pues, técnico mejoraban la redacción del mismo.

Señorías, el acuerdo y el consenso no consiste en aceptar lo que una parte solo pide exclusivamente, si no se acepta lo que yo pido, pues, me salgo del acuerdo, porque así, sencillamente, no se construye el acuerdo.

Señoras y señores diputados, la Constitución del año 1978 supuso un hito histórico para nuestro país. Y fue un modelo también y un ejemplo para otros países que copiaron el modelo de reconciliación histórica que se produjo en España en el año 1978. Significó el principio de una nueva etapa en España basada en el acuerdo y en el consenso, donde se pusieron en valor, y en primer lugar, aquellas cosas que nos unían y apartábamos del debate aquellas cosas que nos separaban en aras a construir una nación donde todos tuviéramos nuestro sitio. Fue un éxito colectivo de todos los españoles, de los partidos políticos, de los sindicatos, de las entidades empresariales y sociales; fue un éxito, en definitiva, de la sociedad en su conjunto. Pero es verdad que el éxito colectivo, la reconciliación general de los españoles dejó atrás, arrastró al olvido la reparación individual, la que tiene nombres y apellidos concretos, la de las familias que sufrieron la represión franquista. El interés general ocultó, cubrió con un velo oscuro en cierta manera el necesario recuerdo de todas aquellas personas que fueron represaliadas por la dictadura. Y recuperar su memoria, dignificarla, es tarea de todos. Recuperar su memoria personal y familiar y adoptar todas aquellas medidas destinadas a fomentar la cohesión y la solidaridad entre todos los españoles y los canarios también. Medidas basadas en los principios y en los valores y en las libertades que nuestra Constitución del año 1978 proclamó y estableció en su texto.

Hoy, para nuestra desgracia, en algunas partes de España estamos en un periodo en el que se ensalza más lo que nos separa que los que une. Se enseña en las escuelas, con la connivencia de muchos, aquellas ideas o pensamientos que nos dividen o nos enfrentan; se pone en valor el odio de unos territorios frente a otros, cuando tendría que ser lo contrario; el odio en razón de ideología, de raza, de sexo o de religión que se fomenta en algunos sitios, aparte de ser un síntoma de pobreza intelectual y personal, está poniendo en riesgo la convivencia de todos los españoles.

Señorías, ¿qué pretendemos con esta proposición de ley que traemos a la aprobación? Pues fomentar la búsqueda, la localización y la identificación de personas desaparecidas en la dictadura; satisfacer el interés legítimo de las familias para proceder a la localización y entierro de los restos humanos de acuerdo a las creencias que cada uno tiene. Señorías, nadie puede ser privado de este derecho, nadie puede ser expropiado de este derecho; señorías, en virtud de su pensamiento o de su condición todos tienen derecho a ver enterrada dignamente a su familia.

Se establecen medidas también para el conocimiento y la divulgación de la memoria histórica, el centro documental de la memoria histórica de Canarias, o se crea, entre otras medidas también, un banco de ADN para la identificación de las personas desaparecidas. Otros intervinientes han, también, mencionado algunas cuestiones que aparecen en la proposición de ley.

Y termino ya, señora presidenta.

La aprobación de esta ley debiera producir el cierre, desde el punto de vista legal y, si pudiera ser, también desde el punto de vista personal, aunque sé que es verdad que eso es más difícil, debería producir el cierre de las heridas; no debe ser un motivo para reabrirlas, que es lo que parece que algunos grupos pretenden hoy.

Finalizo felicitando el trabajo de las asociaciones de memoria histórica, de su dedicación y de su esfuerzo, y también pidiéndoles disculpas, porque han tenido mucha paciencia ante el trabajo que hemos tenido que hacer los legisladores para sacar adelante esta ley.

Que la aprobación, señorías, de esta ley nos sirva a todos para mirar el futuro con optimismo y con mayor serenidad.

Gracias, señora presidenta.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Jorge.

Y, por último, turno del Grupo Nacionalista Canario, señora González Taño.

La señora GONZÁLEZ TAÑO: Buenos días, señorías.

Hoy nos encontramos aquí con una proposición de ley que nace de la solicitud de las asociaciones de memoria histórica y de las propuestas que nos hicieron llegar estas asociaciones, así que vaya para ellas mi primer reconocimiento, porque en los peores momentos, cuando todavía en este tema había miedo, los hombres, pero básicamente las mujeres, que formaron estas asociaciones con su empuje y arrojo, alzaron la voz en nombre de los que ya no tienen voz. Así que gracias.

También esta ley nace del consenso, del consenso de una proposición que finalmente firmamos todos los grupos parlamentarios de esta Cámara y, por tanto, también agradecer el trabajo de Melodie, de la Agrupación Socialista Gomera; de Esther, de Nueva Canarias; de Cochi y Manolo, de Podemos; de Emilio y Miguel del PP; a María Victoria, del Grupo Socialista; a Carolina Darias, nuestra presidenta, que también intervino activamente en esta ley; y, por supuesto, a los letrados que nos acompañaron en estos trabajos.

Decía que esta ley sale del consenso porque fue una proposición de ley firmada por todos los grupos parlamentarios en un ejemplo de lo que creemos que debe ocurrir en todos los parlamentos de España, ojalá así fuera. Y nos gustaría, nos hubiera gustado, ya sabemos que no va a ser así, pero nos hubiera gustado que fuera también una ley aprobada por unanimidad. Porque esta ley finalmente no será la ley del Grupo Parlamentario Nacionalista ni del Grupo Parlamentario Socialista ni la del Grupo Popular ni la del Grupo de Nueva Canarias ni la de Podemos ni la de la Agrupación Socialista Gomera, porque será una ley de todos y todas.

Y, mire, a nosotros también nos hubiera gustado una ley que fuera más allá, porque en materia de memoria histórica, si de etapas históricas en las que canarios y canarias han sido represaliados tenemos que habar, el ámbito temporal para nuestra formación política también hubiese sido bastante más amplio, pero estamos aquí en una ley que establecía un marco temporal y una situación a la que se refiere. Y decía que ojalá fuera así en todas partes, porque el acuerdo en este tema sigue siendo el camino; porque todos los partidos políticos deberíamos hacer un esfuerzo por llegar a acuerdos en asuntos como este; porque en las grietas de nuestros desacuerdos en las grandes materias se meten los que no creen en la democracia; porque ellos y ellas murieron por defender la democracia. Y, por tanto, nuestro primer deber con ellos y ellas es luchar por defenderla hoy aquí, como decía nuestra compañera María Victoria, en un sitio que se va a convertir probablemente en uno de los primeros lugares de la memoria.

Esta ley es una buena ley, porque recoge medidas concretas que nos han solicitado las asociaciones y colectivos. Un banco de ADN, que será fundamental para mantener la memoria genética de aquellos y aquellas que todavía hoy buscan a sus familiares; el impulso de la búsqueda de fosas y enterramientos ilegales allí donde estén.

Y aquí me gustaría recordar de nuevo a compañeros y compañeras que desde nuestra formación política ayudaron en esa búsqueda a lo largo de la historia, a Juan Ramón Hernández, que nos acompaña, como alcalde de Los Llanos; a José Luis Perestelo, en el Cabildo de La Palma, que apoyó y financió también la búsqueda que luego tuve el honor de continuar; a Ana Oramas, desde el Ayuntamiento de La Laguna, que en su momento -y me consta que Mercedes ahí tuvo un importantísimo papel- ayudó también a nuestros compañeros; Isaac Godoy o Milagros Luis Brito que en su momento ayudaron a apoyar las exhumaciones de Arucas, en el Llano de las Brujas, y ayudaron a su declaración de bien de interés cultural; a la labor que están desarrollando nuestros compañeros en Fuerteventura por recuperar un lugar de tan injusta memoria como Tefía.

Y así tenemos que seguir, trabajando para que se eliminen los monumentos y símbolos, y sobre eso me gustaría hacer una pequeña reflexión: en el mes de septiembre mis hijos visitaron los campos de concentración de Polonia y Alemania, y me comentaron que los campos hoy existen porque los prisioneros en esos campos se negaron a que fueran destruidos; fueron los propios prisioneros. Si hoy no tuviéramos los campos de concentración el negacionismo seguiría avanzando. Por tanto, pensemos que recordar es la única vacuna para no repetir la historia, así que ojalá podamos reforzar la idea de que homenajes no, exaltaciones no, calles para los genocidas no, pero recuerdo sí, memoria sí. Y por eso esta ley recoge también un centro virtual de la memoria histórica, importante para el recuerdo, la creación de la comisión técnica para la memoria histórica.

Y hemos es verdad que hemos rechazado algunos planteamientos, en aras del consenso o porque excedían el ámbito de esta ley. Y, entre otros, me gustaría hacer mención a lo que tiene que ver con los colectivos sin identidad. Siempre dijimos que la desaparición de un niño o niña por la fuerza, a cambio de dinero o por otras razones, es un crimen de lesa humanidad. Y, por tanto, nos alegramos y desde nuestro grupo parlamentario vamos a apoyar las medidas que se están planteando en el Congreso de los Diputados para que los que cometieron estos atroces crímenes paguen por ello.

Y esta, decía, es una buena ley, y es una buena ley porque nos coloca entre las comunidades autónomas más avanzadas en esta materia. Y, como muy bien decía nuestra compañera del Grupo Socialista, ya sabemos que el Gobierno de Canarias está trabajando en el desarrollo de esta ley, para que se pueda poner en marcha cuanto antes. Y, como muy bien ha comentado la compañera de Nueva Canarias, las partidas presupuestarias se adaptarán -y así existe el compromiso por parte de la consejería- al plan de trabajo que exponga la comisión técnica de la memoria histórica y que se habilitarán partidas para que se puedan desarrollar los proyectos que esa comisión establezca.

Y, finalmente, permítanme, ya lo hacía en la primera intervención, que dedique un homenaje final en esta intervención a las personas, simbolizándolas en mi propia familia, pero a las personas que fueron represaliadas, que no pudieron ver nunca la democracia, que nunca vieron en este lugar el templo de la palabra. Y lo voy a hacer, si me lo permiten, con un poema manuscrito, que recoge Vicente García López, en sinopsis y que recoge Pilar García Pombrol en su libro Garafía y la Guerra Civil, que habla de todos ellos: "Cuando las tropas llegaron / al pueblo de Garafía / una lista negra había / y a los mandos entregaron. / Primero se interesaron / por un líder principal, / un dirigente local / de algunos republicanos / quien, tras los huertos cercanos, / se ocultó en un matorral. // Se supo de fusilados, / otros desaparecieron / y los que a montes huyeron / les llamaban los alzados. / Fueron más afortunados / los que se fueron por mar, / porque pudieron llegar / a tierras americanas, / muchos a huellas lejanas / no quisieron regresar. // Entre tantos avatares / de aquellos tiempos peores / abusos de inquisidores / y los mayores pesares. / Cuentan de ocho o diez lugares / donde un gran respeto impera, / una represión severa / y usurpaciones de bienes, / batallas en Los Andenes / y en las lomas de Simera".

Como podrán imaginar las referencias a Los Andenes y las lomas de Simera son referencias a lugares donde se supone que todavía hay fosas.

Señorías, hoy aquí damos un gran paso por ellos, por ellas, para honrarles, para recordarles, para que no los olvidemos ni nosotros ni nuestros hijos e hijas ni los hijos de nuestros hijos e hijas.

Señorías, esta es una ley de todos, porque todos nos podemos ver reflejados, porque, así, gobierne quien gobierne, habrá memoria para los Antonios, Domingos o Cármenes de toda Canarias que se merecen que los recordemos para siempre.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora González Taño.

Señorías, voy a llamar a votación ahora, para comenzar con la votación de las enmiendas y después el texto del dictamen.

(La señora presidenta hace sonar el timbre de llamada a la votación).

Dígame, señor Marrero, que no le he visto que tenía usted la mano alzada, levantada.

El señor MARRERO MORALES (Desde su escaño): Sí, señora presidenta, para agilizar el debate de la votación yo le pediría que, exceptuando las enmiendas nuestras número 38, 40, 41, 42, 45, 46, 55 y 58, no, perdone, que algunas o fueron retiradas o fueron transadas o, de alguna manera, pues, se admitieron, pues esas enmiendas, ¿no?, y el resto de enmiendas, se voten en un solo bloque, con una única votación, las nuestras, en la medida de lo posible.

La señora PRESIDENTA: Si usted me permite, señor Marrero, le voy a decir cómo lo tienen estructurado los servicios, para seguir un orden adecuado.

Vamos a empezar por el título preliminar, artículo a artículo, con las que podamos agrupar en bloques lo voy a hacer todo lo que pueda, ¿vale? Pero no están por grupos, están por artículos, y cada uno de los que presentan los distintos grupos a los artículos, es como está establecido por los servicios. Todo lo que yo pueda... siempre lo hacemos así, señor Marrero, con todas las iniciativas legislativas. Todo lo que yo pueda avanzar lo voy a hacer, ¿de acuerdo? Lo voy a agrupar, verán que lo voy a agrupar.

El señor MARRERO MORALES (Desde su escaño): No, no, yo simplemente lo que le planteaba, señora presidenta, es que las enmiendas presentadas por Podemos, no sé el resto de grupos, las que mantienen todavía vivas a fecha, a la actualidad, pues, que se pudieran votar todas en bloque.

La señora PRESIDENTA: Señor Marrero, vamos a no perder más tiempo. Le aseguro que voy a intentar ser muy ágil, se lo aseguro. ¿Vale?

Vamos a empezar con el... Vamos a dejar para el final, como es habitual, el título de la proposición de ley y la exposición de motivos. Vamos a empezar con la votación al título preliminar y, si lo tienen a bien, también el artículo 1 completo. Título preliminar y artículo... No, perdón. Título preliminar, votación... tengo que hacerla separada.

Votación de título preliminar, señorías.

Comienza la votación.

Título preliminar. No, dígame, señora...

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther) (Desde su escaño): Presidenta, a ver, se supone, o entiendo, que lo que hacemos es votar las enmiendas y después votar el título, ¿no? O sea, votar primero la enmienda 19 de Podemos y el título de la proposición...

La señora PRESIDENTA: (Ininteligible) (Sin micrófono)... problema, pero no perdamos más tiempo. Me da igual cómo, pero no perdamos más tiempo.

Escúchenme, vamos a ver. ¿Ustedes tienen este guion? ¿Quieren este guion? Vale, vamos a seguir todos el mismo guion. Si no queremos la rúbrica empezar por el título, me da igual. Veamos las enmiendas, los artículos y después el título. No se preocupen.

Artículo... enmiendas al artículo 1. Las enmiendas, 27, 28 y 29 de Podemos, las vamos a votar conjuntamente.

Comienza la votación. (Pausa).

56 votos emitidos. 7 sí, 49 no, ninguna abstención.

Enmiendas al artículo 2. Vamos a votar primero las del Grupo Socialista, solo la enmienda número 1 del Grupo Socialista.

Comienza la votación. (Pausa).

56 votos emitidos, 26 sí, 30 no, ninguna abstención.

Votamos ahora la enmienda 30, 31, 32 y 33 de Podemos.

Comienza la votación.

¿Separadas cuáles, señorías? (Pausa).

30, 31 y 32, señorías.

55 votos emitidos, 8 sí, 47 no, ninguna abstención.

Votamos la 33.

56 votos emitidos, 11 sí, 45 no y ninguna abstención.

Votamos, ahora sí, entiendo, servicio, el título preliminar. ¿De acuerdo? ¿Sí? ¿De acuerdo? Título preliminar. Votamos título preliminar, señorías.

56 votos emitidos, 49 sí, 7 no, y ninguna abstención.

Vamos ahora, señorías, al título primero, a las enmiendas número 34, número 35, sí, alguien me levanta la mano, me llama el letrado un momento. (Pausa).

Ya me... pido disculpas, señorías. Me dice el letrado, y es verdad, que no votamos los artículos -disculpen, señorías- del título preliminar.

Votación de artículos 1 y 2 del título preliminar, señorías. Votación artículo 1 y 2 del título preliminar. (Pausa).

56 votos emitidos: 49 sí, 7 no y ninguna abstención. Gracias, letrado.

Vamos ahora con la enmienda número... ¿podemos votar conjuntamente la número 34 y 35 de Podemos? ¿Sí?

Número 34 y 35 de Podemos. (Pausa).

56 votos emitidos: 7 sí, 49 no, ninguna abstención.

Votamos ahora la número 36, ¿puedo votar todas conjuntamente, las enmiendas y después los artículos? Vale.

Votamos entonces la 36, la 37, la 38 y la 39 de Podemos. Votamos, señorías. (Pausa).

56 votos emitidos: 7 sí, 49 no, ninguna abstención.

Votamos ahora el artículo, los artículos 3, 4 y 5, ¿de acuerdo?, artículos 3, 4 y 5. (Pausa).

56 votos emitidos: 49 sí, 7 no y ninguna abstención.

¿Podemos votar ahora conjuntamente el artículo 5-bis y el 5-ter? ¿Podemos votar el 5-bis y el 5-ter? Votamos, señorías. (Pausa).

56 votos emitidos: 56 sí, ningún no, ninguna abstención.

Votamos ahora la enmienda número 5, del Grupo Socialista. (Pausa).

55 votos emitidos: 24 sí, 31 no, ninguna abstención.

Votamos la número 63, de Nueva Canarias.

56 votos emitidos: 25 sí, 31 no, ninguna abstención.

Votamos el artículo 6, señorías, artículo 6, banco de ADN. (Pausa).

56 votos emitidos: 56 sí, ningún no, ninguna abstención.

Votamos ahora... ¿podemos votar la enmienda 42 y 43 de Podemos juntas? ¿Sí?

Número 42 y 43 juntas, señorías. (Pausa).

56 emitidos: 7 sí, 49 no y ninguna abstención.

Votamos el artículo 7, artículo 7, señorías. (Pausa).

56 emitidos: 56 sí, ningún no, ninguna abstención.

Votamos ahora la enmienda número 64, de Nueva Canarias. (Pausa).

56 emitidos: 25 sí, 31 no, ninguna abstención.

Votamos artículo 8, señorías. (Pausa).

56 emitidos: 49 sí, 7 no y ninguna abstención.

Votamos, si les parece, conjuntamente la 44, la 46 y la 47, de Podemos.

Comienza la votación. (Pausa).

56 emitidos: 7 sí, 49 no y ninguna abstención.

Votamos el artículo 9, señorías. (Pausa).

56 emitidos: 56 sí, ningún no, ninguna abstención.

Votamos ahora todo el título I, ya hemos visto todas las enmiendas a los artículos, título I, señorías. (Pausa).

56 emitidos: 49 sí, 7 no, ninguna abstención.

Vamos ahora, señorías, con la enmienda número 6, del Grupo Parlamentario Socialista. (Pausa).

56 emitidos: 25 sí, 31 no, ninguna abstención.

Vamos al artículo 10, señorías. (Pausa).

56 emitidos: 49 sí, 7 no y ninguna abstención.

Podemos votar, señorías, ahora las dos enmiendas, en primer lugar la del Grupo Socialista y después conjuntamente las de Podemos, ¿de acuerdo? Primero, la número 7, del Grupo Socialista, al artículo 11. (Pausa).

56 emitidos: 25 sí, 31 no, ninguna abstención.

Votamos conjuntamente la 48 y 49, de Podemos. (Pausa).

56 emitidos: 7 sí, 49 no, ninguna abstención.

Votamos ahora el artículo 11, señorías. (Pausa).

56 emitidos: 49 sí, 7 no, ninguna abstención.

Vamos ahora, señorías, a la enmienda número 8, al artículo 12, del Grupo Socialista. (Pausa).

55 emitidos: 25 sí, 30 no, ninguna abstención.

Votamos la 67, de Nueva Canarias. (Pausa).

56 emitidos: 25 sí, 31 no, ninguna abstención.

Votamos el artículo 12, señorías. (Pausa).

56 emitidos: 49 sí, 7 no, ninguna abstención.

Les propongo, señorías, que votemos ahora conjuntamente, ¡ah!, perdón, el título II que no lo hemos votado, título II, señorías. (Pausa).

56 emitidos: 49 sí, 7 no, ninguna abstención.

Les propongo que votemos ahora conjuntamente la 50, 51, 52, 53, 54 y 56, ¿de acuerdo, señorías?, no..., diga.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther) (Desde su escaño): Conjuntamente 50, 51, 52 y 54 y el otro bloque la 53 y la 56.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora diputada, señora González.

Votamos entonces 50, 51, 52 y 54. (Pausa).

56 emitidos: 7 sí, 49 no, ninguna abstención.

Votamos ahora la 53 y 56. (Pausa).

56 emitidos: 11 sí, 45 no, ninguna abstención.

Señorías, les propongo ahora que votemos conjuntamente, si es posible, los artículos 13, 14, 15 y 16, ¿es posible? (Asentimiento). Venga, artículo 13, 14, 15 y 16, votamos, señorías. (Pausa).

56 emitidos: 49 sí, 7 no, ninguna abstención.

La siguiente de adición fue retirada por el Grupo Socialista.

Por tanto, ahora les propongo que votemos la número 57 y 58 juntas, ¿de acuerdo, señorías? (Asentimiento). 57 y 58 juntas. (Pausa).

56 votos emitidos: 7 sí, 49 no, ninguna abstención.

Un momento, señorías.

(La señora presidenta consulta con el señor letrado). (Pausa).

Señorías, someto a votación ahora las disposiciones adicionales primera, segunda, tercera, cuarta y quinta.

55 emitidos: 48 sí, 7 no, ninguna abstención.

Votamos ahora la propuesta de adición del... Hemos votado ya la enmienda, se entiende que sí, no tengo que votarla, ¿no?, letrado. Como está la 58 ya votada esta propuesta no hace falta. Bien.

Someto a consideración la enmienda 69, 69 de Nueva Canarias. (Pausa).

56 emitidos: 24 sí, 32 no, ninguna abstención.

Votamos ahora la número 59 de Podemos. (Pausa).

56 emitidos: 7 sí, 49 no, ninguna abstención.

Votamos las disposiciones finales, primera, en este caso, señorías. (Pausa).

56 emitidos: 56 sí, ningún no, ninguna abstención.

Vamos a la enmienda número 12, a la disposición segunda, la enmienda número 12. (Pausa).

56 emitidos: 18 sí, 38 no, ninguna abstención.

Votamos la disposición final segunda, señorías. (Pausa).

56 emitidos: 49 sí, 7 no, ninguna abstención.

Les propongo ahora que votemos conjuntamente las enmiendas al principio del título y de la exposición de motivos, la 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25 y 26. Votamos, señorías. (Pausa).

Señorías, 56 emitidos: 8 sí, 48 no, ninguna abstención.

Votamos título y exposición de motivos, señorías. (Pausa).

56 votos emitidos: 49 sí, 7 no y ninguna abstención.

Hemos finalizado, señorías. Muchísimas gracias, a todos y a todas los que lo han hecho posible. A los diputados y diputadas por su trabajo, por su entrega y por su sacrificio, y a las asociaciones de la memoria histórica por perseverar en la noble tarea de recuperar la verdad agitando nuestras conciencias hasta llegar hasta aquí.

Gracias. Muchas gracias.

(Aplausos).

(Abandona su lugar en la Mesa la señora presidenta. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PPL-0017 Sobre De Memoria Histórica de Canarias y de Reconocimiento y Reparación moral de las víctimas canarias de la Guerra Civil y la dictadura franquista.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico