Diario de Sesiones 13/2019, de fecha 29/10/2019 - Punto 28

10L/C/P-0145 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO, SOBRE EL MODELO DE GESTIÓN DEL ENTE PÚBLICO RADIOTELEVISIÓN CANARIA, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO MIXTO.

El señor PRESIDENTE: Así que continuamos con la comparecencia número 145, del Gobierno, sobre el modelo de gestión del ente público Radiotelevisión Canaria, a petición del Grupo Mixto.

Tiene la palabra por plazo de cinco minutos la diputada doña Vidina Espino.

La señora ESPINO RAMÍREZ: Señorías.

No sé si ustedes se han preguntado alguna vez por qué en democracia no existen periódicos públicos; sí existen, en cambio, medios de radiotelevisión públicas y, sin embargo, a nadie le extraña que no existan periódicos públicos, y esto tiene que ver, tiene su explicación, por el momento histórico en el que aparecieron cada uno de estos dos medios de comunicación.

(El señor presidente abandona su lugar en la Mesa y ocupa la Presidencia la señora vicepresidenta segunda, Dávila Mamely).

En el caso de la prensa, tal y como la conocemos hoy, la prensa aparece en el siglo XVIII de la iniciativa privada, burguesa, y precisamente para consolidar esos valores propios de los regímenes liberales y en contraposición a los del absolutismo. La prensa nace y se consolida con las primeras constituciones, de hecho, la primera enmienda de la Constitución de los Estados Unidos es precisamente para proteger a la prensa del poder político en su intento siempre por controlarla, porque, sin duda, una prensa libre es la mayor garantía de una democracia que funciona bien.

La radio y la televisión, en cambio, surgen en otro momento histórico muy diferente, en el periodo de entreguerras, entre la I y la II Guerra Mundial en Europa, y ahí la radio resultó un medio de comunicación fundamental, de propaganda para cada uno de los bandos. Por tanto, ahí los gobiernos invirtieron mucho en el desarrollo de la radio y en ser propietarios de las mismas. Lo mismo ocurría años después con la televisión durante la Guerra Fría, con ese gran medio de comunicación de masas que es la televisión y que sirvió para sostener las ideas, los valores de uno u otro bando durante esa etapa de Guerra Fría.

La televisión, por tanto, siempre ha sido objeto de deseo del poder político y sesenta años más tarde, si algo nos debe preocupar, nos debe preocupar, en este caso, como legisladores, es hacer todo lo posible para garantizar su independencia de los gobiernos de turno, y el sistema más eficaz para hacerlo es como lo hicieron los fundadores de una de las democracias más antiguas del mundo, Estados Unidos, y es precisamente con la ley.

En el caso de la Televisión Canaria tenemos ya varias leyes, la de su creación, la del año 1994, la del año 2014 y la del año 2018, diciembre de 2018, que vino a intentar resolver los problemas derivados de la complejidad del funcionamiento de los órganos de gobierno de la televisión. Y no podemos olvidar la ley que fue necesaria unos meses antes, en junio de 2018, para nombrar a un administrador único, porque precisamente esos problemas, esas deficiencias en la ley del año 2014, habían llevado la situación a una situación de extrema gravedad en la que era necesario actuar con carácter excepcional porque iba a dejar de emitir la televisión, ni siquiera había sido posible renovar el contrato o adjudicar, por conflictos legales e intereses ajenos a esta Cámara, adjudicar los servicios informativos del canal.

En esa situación de excepcionalidad tuvo sentido el administrador único, pero ahora ya no lo tiene, por eso nosotros no entendemos el empecinamiento que ha tenido el Gobierno en nombrar a ese administrador único en lugar de cumplir esa ley, la ley que aprobó esta Cámara en diciembre de 2018. Una situación de excepcionalidad que, digo, ya no existe y, además, una figura, la del administrador único, que presenta dudas jurídicas e, incluso, sobre la capacidad de actuación del mismo en asuntos que tienen que ver con... más allá de la gestión ordinaria del ente.

Por tanto, la coherencia de Ciudadanos toda la del mundo, nosotros lo que hemos pedido en ese papel que hemos firmado con el resto de grupos parlamentarios es que se cumpla la ley, lo mismo que estamos pidiendo hoy en esta Cámara.

Desde Ciudadanos no entendemos por qué el resto de grupos políticos han aceptado comulgar con esa exigencia del Gobierno que para poner en marcha la ley había que votar a favor del administrador único, los dos grupos mayoritarios de la Oposición, el Partido Popular y Coalición Canaria tendrán que explicar por qué han tragado con este dedazo del Gobierno de Canarias, porque ha sido eso, un dedazo, señorías. A nosotros nos parece que eso es de vieja política, de creer que el cortijo es suyo y de, una vez más, no poner en marcha organismos de control, como esa junta de control, el consejo asesor, el consejo de informativos que tiene que velar, que representa a los trabajadores del ente y que, además, tiene que velar porque la información sea neutral, veraz, independiente y plural. Nosotros le pedimos que escuchen a los trabajadores del ente, que pongan en marcha todos esos órganos de control que debe tener la televisión y no que sea, digamos, gobernada por una única persona al servicio del Gobierno. A este Gobierno que dice que ha venido a hacer las cosas de otra manera le pedimos que lo demuestre.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señora diputada.

Por el Gobierno, señor Rodríguez, por tiempo de siete minutos.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS (Rodríguez Rodríguez): Señora presidenta. Señorías, buenas tardes.

Hay dos maneras de abordar esto: que lo resuelvan entre ustedes, que es lo que dice la ley, la ley lo que dice, la ley decidida por este Parlamento, con algunas críticas, dice que este es un órgano que depende del Parlamento y que el Gobierno no tiene absolutamente nada que hacer que no sea la dependencia orgánica. Yo tengo opinión sobre la tele, opinión y antecedentes sobre la tele, pero me parece poco razonable que le pidan al Gobierno que hable del modelo cuando la decisión del modelo está en esta Cámara, está en la ley vigente. Yo, que tengo la condición de miembro del Gobierno y, a su vez, de dirigente político, tengo una opinión bastante hecha sobre este asunto, pero me parece que contraviene la lógica de este Parlamento, que tiene un órgano que depende de él, donde el mandato marco, las reglas, la decisión, todo depende del Parlamento y le pregunta usted al Gobierno, que se supone que la decisión se hizo para alejar al Gobierno de esta decisión, que digamos nosotros cuál es el modelo de gestión.

Yo, sinceramente, creo que lo que habría que sentarse son los portavoces de los distintos grupos parlamentarios y, además, creo que firmaron un papel pues para desarrollar esta ley y si no les gusta esta ley, cambiarla. Pero el Gobierno no tiene, no ha discutido -no está ni siquiera en el acuerdo para la conformación de Gobierno- cuál es la fórmula perfecta para hacer una tele mejor, es una tarea de los grupos parlamentarios y son los grupos parlamentarios los que tienen que dirimir este asunto.

Si usted quiere, para entretenernos un rato, yo le cuento mi experiencia: mi experiencia es que cuando fui presidente del Gobierno el director general lo designaba el presidente del Gobierno a dedo y yo lo que hice fue proponer a un profesional que, fíjese usted la cuestión, se llama Francisco Moreno. Un pequeño asunto que hace veinte años nadie me lo discutió, nadie me lo discutió, yo no tuve ninguna crítica de los partidos políticos de la Oposición, porque la tele de entonces sacaba al presidente de turno y no sacaba la Oposición. Ninguna crítica. Porque pusimos porque pusimos a un profesional que me costó convencerle para que se aceptara el reto y estuvo allí el tiempo que yo fui presidente y algún tiempo más cuando me sustituyó otro responsable al frente del Gobierno. Yo creo que la clave del éxito de la radiotelevisión pública de cualquier país es la profesionalidad, la independencia, el pluralismo. Y cuando tuve oportunidad de influir, y entonces era una decisión gubernamental, estaba en la ley que fuera una decisión gubernamental, yo tomé el camino que ahora retomamos casi veinte años después, es verdad que en una situación provisional de administrador único, pero parece que ese tiene que ser el camino.

Es más, como me está tirando de la lengua, yo puedo opinar lo que creemos en mi partido y en mi partido creemos que, incluso, la conformación del consejo de control, consejo rector, consejo de administración y la propia dirección general o la presidencia, en función de la terminología de cada momento, debiera hacerse por convocatoria pública. Nosotros hemos defendido y apoyado la ley española en relación a este tema, creemos que es buena cosa... Hay que estar de acuerdo con esto, ¿eh?, no todo el mundo está de acuerdo ni todo el mundo tiene que estar de acuerdo con esto, pero nosotros, si hubiera consenso -si no tendremos que buscar el punto de encuentro-, nosotros seríamos partidarios hacer una convocatoria, elegir un tribunal, como se hizo por parte de las Cortes Generales, que se presente quien quiera, que presente su proyecto, que se preseleccionen, y es verdad que al final las Cortes Generales decidirán quién está al frente de la radiotelevisión pública española. Por cierto, entre los candidatos preseleccionados está don Francisco Moreno, entre los candidatos preseleccionados por el comité de expertos designados por las Cortes Generales para la radiotelevisión pública española está el candidato que los grupos parlamentarios han decidido para administrador único y tengo la impresión que para lo que surja en el futuro. Y además creo que es un acierto pivotar el futuro de la tele sobre gente con perfil profesional, con solvencia contrastada, con independencia contrastada, porque es que ya lo hizo, ya lo hizo con un Gobierno que lo designó a dedo, porque era así como lo decía en la ley, yo no tuve ni una sola protesta de nadie porque pusimos a un profesional y era de designación del presidente del Gobierno de turno en aquella época.

Yo creo que lo que sería razonable, y me meto en asuntos que no me competen en mi condición de miembro del Gobierno, que los grupos parlamentarios, yo puedo echar una mano, porque alguna influencia tengo en alguno de ellos, puedo echar una mano para que los grupos parlamentario se sienten, articulen desarrollar esta ley, y si esta ley fuera mejorable -que yo creo que lo es- se cambie para tratar de conseguir que la radiotelevisión pública canaria sea un servicio público, plural, de calidad, que ayuda al sector industrial, pero sobre todo que informe de manera veraz a la ciudadanía. Porque ha habido largos tiempos -y yo he sido testigo de excepción en esa materia- en que al frente de la tele había comisarios políticos y aficionados, y creo que el otro día ustedes -creo que ustedes no votaron y están en su derecho-, yo creo que han iniciado un camino 68 de los 70 diputados, que es una mayoría interesante, casi absoluta, de apostar provisionalmente por una persona de contrastada solvencia profesional y, en paralelo, desarrollar esta ley para tengamos los órganos definitivos o los que se decidan. Porque, insisto, hay gente que propone que esta ley no es la ley más adecuada, pero si hubiera consenso para cambiarla nosotros nos apuntamos. ¿Que no hay consenso? Pues con esta ley.

Vamos a intentar acabar con una etapa lamentable de la radio televisión pública canaria, justamente porque se utilizó de manera interesada, partidista, durante demasiado tiempo, y yo creo que toca ese cambio. Y creo que genera esperanza que casi todos los grupos parlamentarios -68 diputados y diputadas- apuesten por un profesional solvente, contrastado, que yo creo que hay poca gente que lo discuta, que no tengan intereses propios -que son legítimos también-, poca gente que lo discuta, y creo que han acertado ustedes con esa decisión.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor Rodríguez.

Por tiempo de tres minutos, la Agrupación Socialista Gomera.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (desde su escaño): Gracias, presidenta. Buenas tarde de nuevo, señorías. Buenas tardes de nuevo también, señor Rodríguez.

Nosotros también estamos de acuerdo con usted en que este asunto es un asunto que tenemos que esgrimir los grupos parlamentarios, más que nada porque así lo dice nuestra ley, pero también voy a aprovechar estos tres minutos y también voy a contar la postura de Agrupación Socialista Gomera.

Nosotros también tenemos claro que queremos una radiotelevisión cien por cien pública y que los canarios y canarias nos merecemos una radio y una televisión de calidad que responda a las verdaderas necesidades de los ciudadanos de cada una de las islas. ¿Esto qué implicaría? Pues un plan de inversiones que dote a la televisión de infraestructuras propias y de los medios humanos y técnicos que requiere, aspecto que, sin duda, mejoraría el servicio que se presta en todas las islas, incluidas las islas no capitalinas, donde, por cierto, hay zonas donde la señal aún ni siquiera llega. Y aunque seamos conscientes de que esta inversión requiere de financiación y de tiempo, a la larga supondría un ahorro importante de costes para el erario público respecto al alquiler permanente de espacios y de logística que a día de hoy afrontamos para poder emitir.

Señorías, no podemos olvidar que el ente de Radiotelevisión Canaria se creó con vocación de servicio público y que es, ni más ni menos, el reflejo de nuestra identidad y de nuestra cultura. La Televisión Canaria es de todos los canarios y canarias, y por ello deben primar contenidos de calidad, tiene que ser motor y generador de empleo local y, en definitiva, ser el verdadero puente transmisor de la realidad cultural, lingüística y social de nuestras islas.

No podemos seguir permitiendo que la televisión vaya al albur de conflictos partidistas.

Es por todos conocida la situación que ha atravesado la Radiotelevisión Canaria hasta el momento, por eso tenemos y debemos poner sobre la mesa cuestiones aún no resueltas. La semana pasada es cierto que sacamos adelante con los votos a favor de la mayoría de los grupos de la Cámara el nombramiento del nuevo administrador único, pero no podemos olvidar tampoco que hay que designar aún al director o directora general, nombrar a los consejeros o consejeras de la junta de control, aprobar el reglamento orgánico y el registro de informativos, y también poner en marcha el mandato marco, un documento que avanzamos en la pasada legislatura.

Por tanto, señorías, apelo a la responsabilidad y a la coherencia de todos los grupos que conformamos esta Cámara para que logremos que los ciudadanos y ciudadanas se informen de la realidad del archipiélago a través de la Radiotelevisión Canaria, que, por cierto, está repleta de excelentes profesionales.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señora Mendoza.

Por tiempo de tres minutos, señor Déniz, por parte del Grupo Sí Podemos Canarias.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: Señora presidenta, señorías.

Vamos a ver, yo es que creo que esta comparecencia está absolutamente desubicada: no es este el escenario donde tenemos que discutir esto, es más, su discurso yo creo que es el discurso que, en todo caso, usted o su grupo tenía que haber hecho el otro día en la Comisión de Control de Radiotelevisión Canaria, que para eso estamos. Es ahí, no aquí.

Ahora, usted ha empezado diciendo no sé qué de la carta de constitución de los Estados Unidos. Las cosas han cambiado de entonces aquí, es que entonces no habían instituciones y las instituciones han devenido en una necesidad de difundir los valores democráticos y las necesidades institucionales y en la cohesión de un pueblo y una sociedad, para eso hacen falta medios de comunicación públicos independientes, profesionales y liberales, y yo le puedo contar bastante de este tema.

Dijo también que la televisión y los medios de comunicación son un objeto de deseo de los poderes políticos, no; fundamentalmente son un objeto de deseo y es el juguete preferido de las grandes empresas, de las grandes multinacionales y los grandes poderes económicos que pretenden influir a la sociedad, y precisamente para contrarrestar todo eso estamos las instituciones democráticas, precisamente para... Por eso es necesario que existan medios de comunicación eminentemente públicos, para defender los valores, precisamente, las constituciones esas de las que usted habla.

Y no me voy a extender mucho en esto. Yo creo que, en fin, mi grupo lo tiene clarísimo, nosotros siempre hemos defendido, desde la legislatura pasada, aquí, cuando estamos presentes en esta Cámara, la necesidad de los medios de comunicación absolutamente públicos, independientes y profesionales. Siempre lo hemos hecho. Además, nuestro trabajo se ha notado en el trabajo realizado en la anterior legislatura.

¿En qué punto estamos? Yo creo que estamos en un momento apropiado con bastante consenso, estamos hablando de prácticamente la mayoría absoluta de esta Cámara, para desarrollar, por determinados acontecimientos que ahora no tengo tiempo de explicar, la necesidad de caminar hacia una televisión pública independiente y profesional. Pública quiere decir que garantice la profesionalidad y la independencia. Precisamente decimos pública para que no esté en medio de los entresijos del poder y nosotros estamos en un punto en este momento, señoría, en la que es necesaria, es necesario que se active la ley, y en eso estamos. De hecho, el otro día firmamos un acuerdo un compromiso para desarrollar estos aspectos de la ley. Necesitamos renovar los órganos como la junta de control, como se llama ahora, que es un consejo asesor que también vela por las decisiones que toma el presidente. Necesitamos fundamentalmente activar los consejos formativos, que están en la ley y que son formados por los que generan la noticia, los redactores; son esas personas que garantizan la independencia profesional, la regulación de la libertad de expresión, etcétera, etcétera, además, incluso, los procesos de rectificación cuando así la ciudadanía lo exija. Necesitamos también los consejos informativos. Necesitamos que se forme también el consejo asesor, que es el que da cabida a los cabildos, a los ayuntamientos, al Instituto de Igualdad, a los sindicatos, todas las asociaciones, precisamente para que sigan velando por la objetividad de la televisión. Y, en definitiva, necesitamos que se ponga en marcha el mandato marco, que está elaboradito, solamente pendiente del artículo 31, b), anótelo. ¿Usted está de acuerdo en que sea de gestión pública totalmente...? (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor Déniz.

Por Nueva Canarias, señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, presidenta.

Señora Espino, yo, me da que usted está despistada o que confunde la gimnasia con la magnesia, y no confunda, señora Espino: el Gobierno no ha exigido nada, la propuesta ha sido de los grupos parlamentarios. Pero a mí es que me da la impresión que lo que usted hace es utilizar la estrategia de preguntar una cosa y luego aprovechar su comparecencia para justificar haber sido el único grupo de este Parlamento que no se ha sumado al acuerdo de defender el futuro de la radiotelevisión pública canaria. Y como se suele decir, excusatio non petita accusatio manifesta. E, insisto, no es, señoría, señora Espino, el Gobierno, sino es este Parlamento, sin ningún género de duda, al que le compete definir el modelo de gestión de los informativos de la radiotelevisión pública canaria.

Yo, muy a mi pesar, señora Espino, tengo que decirle que tanto la pregunta que esta mañana hizo al presidente del Gobierno como esta solicitud de comparecencia al vicepresidente y consejero de Hacienda, me parece, cuando menos, imprudente. Porque no es lógico ni razonable que usted pida explicaciones al Gobierno sobre algo que es de su competencia, de su competencia y de los 69 diputados restantes que conformamos esta Cámara.

Pero, a la vez, también quiero decirle que me parece preocupante, en tanto que, le insisto, es usted la portavoz del Grupo Mixto en la comisión, y yo me pregunto ¿qué va usted a controlar en la radiotelevisión pública canaria si ni siquiera conoce los principios básicos que rigen la ley de la radiotelevisión pública canaria? Yo espero, por ello, y por el buen desarrollo de los trabajos de la comisión, tenga a bien al menos leerse la ley reguladora del órgano, ese órgano que usted pretende controlar. Yo es lo mínimo que, entiendo, se despacha, señora Espino, al tiempo que le invitamos, desde mi grupo parlamentario, desde Nueva Canarias, nuevamente, a sumarse al consenso que en la pasada comisión se alcanzó en torno a la radio televisión pública canaria y al que usted decidió, yo entiendo que erróneamente, mantenerse al margen porque, mi consejo, no pretenda hacer política de luces cortas con la radio televisión pública canaria, súmese, señora Espino, a reconstruir la radio televisión pública canaria, a reconstruirla entre todos.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señora González.

Por el Partido Popular, la diputada Reverón.

La señora REVERÓN GONZÁLEZ: Gracias, presidenta, buenas tardes, señorías, nuevamente.

Bueno, yo sí tengo que decirle a la señora Vidino Espino, Vidina, perdona. Esta mañana comenzaba usted su intervención diciendo que los grupos parlamentarios habíamos tragado y ahora ha dicho que hemos comulgado. Yo sí tengo que decir una cosa, vamos, yo creo, desde mi grupo parlamentario ni hemos tragado ni hemos comulgado, hemos actuado con responsabilidad. Es cierto que por parte de tres formaciones políticas se presentó un administrador único para cambiar el que había hasta hace un par de días, y es verdad que entendíamos, entendíamos, a pesar de que la ley que se modificó, la Ley 13/2014, se modificó en diciembre del 2018, permitía en el famoso artículo 21 bis, apartado quinto, que se pudiera sustituir el administrador único, es verdad que entendíamos que era una situación que no caracterizaba en virtud del cual se había hecho ese artículo, y era el carácter excepcional al que usted ha hecho referencia.

Efectivamente, no nos encontramos ante unas circunstancias excepcionales, como no nos encontramos ante una circunstancias excepcionales, pero sí entendemos que este es el momento para poder desarrollar esa ley y con esos órganos que todo este Parlamento se dotó -es decir, la junta de control y la dirección general-, por eso apostamos y aprobamos esa propuesta de ese magnífico profesional, que en ningún momento nosotros hemos puesto en duda, pero con un carácter muy provisional, donde todas las formaciones políticas, cuando salimos de aquella comisión de control, firmamos un documento donde decíamos que, a la mayor brevedad posible, íbamos a poner en marcha ese documento, esa junta de control y esa dirección general.

Porque yo sí tengo que decir una cosa, aquí también se ha hablado, el señor consejero ha hecho referencia a que, bueno, que a lo mejor hay que cambiar la ley y que, bueno, que probablemente hay cosas que modificar. Y aquí, si me permiten, recordar que mi formación política fue la única formación política que votó en contra de la Ley 13/2014, de la radiotelevisión canaria. Por tanto, desde ese año ya nosotros, nuestra formación política advertía de los problemas que después hemos tenido que solventar. Por tanto, sin más, yo lo que sí quiero decirle es que, señora Vidina, la nueva ley, o la ley modificada, sí establece cuál debería ser el modelo, porque tenemos que ir primero a un informe económico y un informe jurídico -que tendrá que elaborar este Parlamento o una consultora externa- y a partir de ahí nos pondremos a trabajar todos con la aprobación del mandato marco y, sobre todo, con ese informe sobre la mesa.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señora Reverón.

Por parte del Grupo Nacionalista Canario, señor Díaz-Estébanez.

El señor DÍAZ-ESTÉBANEZ LEÓN: Gracias, señora presidenta.

Confieso que tenía cierta esperanza al abrir, al ver esta comparecencia, en que avanzaríamos algo, efectivamente, en el modelo de la televisión canaria, algo que hemos pedido por activa y por pasiva en los cauces que sí, efectivamente, nosotros creíamos los adecuados, que es el grupo parlamentario. Y, de hecho, aunque estoy de acuerdo en que no está bien concebida esta comparecencia al Gobierno, porque es verdad, y lo ha dicho don Román Rodríguez, que el Gobierno no tiene nada que ver, no debería tener nada que ver, en cuanto a dar explicaciones de la Radiotelevisión Canaria. Creía que al menos serviría de acicate para que algunos expusieran cuál es el modelo, porque el problema -y lo dije en la primera comisión- es que aquí no parece haber un modelo, al menos un modelo único, dentro de los cuatro grupos que conforman el Gobierno, sobre lo que quieren hacer en la televisión canaria.

De hecho, don Román Rodríguez ha dicho no solo que no tiene nada que ver, sino que no han discutido y no está ni siquiera en el acuerdo de Gobierno, lo cual me hace sospechar que no tienen ni siquiera muy claro lo que quieren hacer con la Radiotelevisión Canaria, y eso sí es preocupante. Es verdad que no lo tiene que hacer el Gobierno, pero es igualmente cierto que deberían hacerlo los grupos que conforman una mayoría en esta Cámara, creo que sería de justicia.

Doña Vidina, usted nos ha dado una primera lección de historia, pero, claro, al final le da a uno la sensación de que no tenemos claro ni siquiera si usted está de acuerdo con que exista una televisión pública canaria y tengo ahí ciertas dudas. Por lo tanto, esperamos que salgan de verdad las ideas sobre un modelo de la televisión, un modelo que, desde nuestro punto de vista, tiene que ser de titularidad pública -alguno... algunos nunca han creído-, un modelo de gestión pública con la columna vertebral en los servicios informativos, un modelo que tiene que ver mucho con qué hacemos con el personal que se ha incorporado -ese modelo público o no, porque si no vamos a un modelo público qué hacemos con esas casi trescientas personas que se han incorporado-, un modelo que tiene que ver con el material y con los inmuebles, un modelo eficiente -sin renunciar a la audiencia, pero cuya prioridad debe de ser el servicio público-, un modelo de pluralidad y representatividad equilibrada, para lo que es necesario, imprescindible, esa elección de la junta de control, un modelo de innovación tecnológica que esté... que deje de estar anquilosado en el pasado.

Y para ello es necesario ese estudio económico que hemos pedido en ese documento y la aprobación de un mandato marco en el que nos pusimos de acuerdo pero nadie se atrevió a llevarlo al pleno.

Por lo tanto, y quiero hacer también un guiño especial a la radio canaria, de la que parece que todos se olvidan, porque parece que es menos manipulable. La radio canaria está haciendo un gran papel, especialmente en las islas no capitalinas, y creo que su personal se merece también un respeto, porque está pasando por dificultades muy grandes.

Señores del Gobierno, no me dirijo a ustedes. Señores de los grupos que conforman el Gobierno, hagan un modelo, digan si están de acuerdo entre ustedes y a partir de ahí podemos trabajar... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor Estébanez.

Por el Grupo Socialista, por tiempo de tres minutos.

La señora MENDOZA REYES: Gracias, señora presidenta.

Buenas tardes a todos y a todas.

Señorías, como todos y todas saben, al día siguiente de firmar el pacto de Gobierno, la Radiotelevisión Canaria y todos y todas sus trabajadores y trabajadoras ocuparon el primer puesto en las preocupaciones y, por tanto, en las decisiones de este Gobierno.

Desde ese momento la máxima autoridad de mi formación política en Canarias se propuso alcanzar el mayor de los consensos no solo en la figura de un nuevo administrador único, sino, además, sobre el futuro de la Radiotelevisión Canaria.

Podríamos poner sobre la mesa la agenda acerca de todas las reuniones, llamadas o encuentros y estoy completamente convencida que todas las señorías de cada grupo estarían asintiendo con la cabeza cada cita de las que aquí se enumeran, especialmente en las últimas semanas y horas, pero no creo que sea necesario.

La máxima de este Gobierno es el consenso y con esta cuestión, con la televisión, que debiera ser de todos los canarios, no puede ser de otro modo. Si hay algún partido político que quiere darle garantía de servicio público y que ha apostado por la gestión del servicio público ha sido el Partido Socialista. Hemos apostado por la transparencia, por la buena gestión y, repito, el servicio público, y lo vamos a seguir defendiendo.

Si alguien se ha significado a hacer un uso claramente clientelar y torticero, además de un instrumento al servicio del poder, les aseguro que nunca ha sido el Partido Socialista.

Hablamos ahora de la futura gestión de la Radiotelevisión Canaria de la mano de Francisco Moreno, su principal premisa, curiosamente, también ha sido y sigue siendo tender la mano y lograr no solamente un diálogo continuo y fluido con todas las fuerzas, sino alcanzar el mayor de los consensos; es una cuestión autoimpuesta por este profesional de la comunicación. Pero es que, además, con la experiencia hemos entendido que las imposiciones no funcionan y que la fórmula ha de ser esta que he expuesto aquí: que el futuro de nuestra Radiotelevisión Canaria es responsabilidad de todos los diputados y diputadas que están en esta Cámara.

La Radiotelevisión Canaria no tiene, señorías, oportunidades infinitas, pero, contextualizando, ¿qué nos ha hecho llegar hasta aquí? Con toda seguridad, hoy estamos aquí porque las cosas no se han hecho bien, eso es indudable. No se hicieron del todo bien con el señor García, no se mejoraron con el señor Negrín y el señor Naranjo, al que le agradecemos la labor realizada, tampoco pudo enmendar en su mandato estos errores. No se hicieron del todo... Seguimos con el problema de la señal y el contrato nulo de pleno derecho y tampoco se ha podido solucionar el contrato de los servicios informativos; hay más de trescientos trabajadores y trabajadoras subrogados y subrogadas en la mercantil Televisión Canaria, SA, a todos ellos y ellas este Parlamento deberá darles una respuesta acerca de su futuro laboral, junto al resto del personal de esta mercantil, como no puede ser de otra manera, porque para eso y por eso estamos aquí.

Al final de la pasada legislatura se aprobó una ley sin el consenso adecuado, una ley que no puede ser el ejemplo del consenso tan reclamado ahora por los que no lo buscaron antes. A pesar de todo esto, nosotros les seguimos llamando al diálogo, la apuesta no es por una persona, sino por un proyecto. Nuestra apuesta es normalizar cuanto antes la situación de la Radiotelevisión Canaria, dejarnos de provisionalidades y dar estabilidad a la Radiotelevisión Canaria, que ya va siendo hora.

Muchísimas gracias, muchísimas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señora Mendoza.

Por tiempo de siete minutos, para el grupo proponente, el Grupo Mixto, señora Espino.

La señora ESPINO RAMÍREZ: Señorías.

Lo que está claro es que ustedes tiraron el anzuelo y los grupos de la Oposición han picado, porque lo han dicho aquí, lo que tienen es la intención de cambiar la ley, no de cumplirla. Lo acaba de decir tanto Nueva Canarias como el Partido Socialista, que la ley no les gusta, lo que quieren hacer es cambiarla.

Lo que digo, diga lo que diga el señor Rodríguez, lo cierto es que ustedes, con el nombramiento del señor Moreno, lo que han hecho es un Rosa María Mateo en toda regla: han utilizado el prestigio de un profesional para saltarse la ley, para incumplirla y ahora el señor Moreno va a ser rehén de quien lo ha nombrado, porque no tiene nada que lo ampare, no tiene una ley que lo ampare, no tiene una junta de control, un consejo asesor o un consejo de informativos. Y va a tener que atender las llamadas, las recomendaciones o incluso las instrucciones de quien lo ha puesto en ese lugar.

Y yo en absoluto le deseo al señor Moreno, un profesional que respeto y considero, no, no le deseo el desprestigio que ha sufrido la señora Rosa María Mateo por ponerse al servicio del señor Sánchez en la dirección de la televisión pública española y, entre otras cosas, hacerles los debates electorales a medida.

Desde Ciudadanos hacemos aquí un llamamiento a todos los grupos políticos a que de verdad defiendan la radiotelevisión pública canaria, que la defiendan y que pongamos esa ley en marcha para garantizar su independencia.

Señores diputados, no sigan las órdenes del Gobierno, no sigan las órdenes del señor Rodríguez, que ha reconocido aquí que ha puesto en la tele al mismo director que puso hace veinte años cuando también era presidente. Nuestro deber como diputados es proteger a la televisión canaria de cualquier intento de manipulación del Gobierno de turno, el Gobierno que quiere decir quién sale o quién no sale en la televisión canaria, qué se dice o qué no se dice en los informativos. Es el Parlamento de Canarias porque así lo dice tanto el sentido común como lo dice la ley el que tiene que aprobar ese mandato marco del ente público, debe ser el Parlamento quien marque los objetivos a cumplir por la radiotelevisión pública canaria así como sus prioridades en materia de programación o también en el fomento de la industria audiovisual. Es el Parlamento y no el Gobierno el responsable y tenemos que cumplir con nuestro cometido, tenemos que aprobar esa mandato marco y tendremos que decidir aquí, como ha dicho el señor Déniz, tendremos que decidir aquí sobre la gestión de los informativos, nos hace falta conocer antes ese informe para poder pronunciarnos, un informe que, sin duda, en esa Comisión de Radiotelevisión Canaria tendremos que encargar un informe externo que no podrá ser el administrador único porque la ley dice que lo tiene que hacer un... tiene que ser un informe independiente.

Y lo que espero que cuando se vaya a votar sobre ese mandato marco no ocurra lo que ocurrió aquí la legislatura pasada que fue un auténtico espectáculo lamentable en el que tuvieron que votar los diputados con papelitos y bolígrafos de colores porque, debido a las presiones de intereses ajenos al interés común de esta Cámara, no había garantías en si los diputados iban o no a cumplir con la disciplina de voto y con lo que decidieran sus formaciones políticas. Espero que eso no se repita, porque fue una auténtica vergüenza.

Aprobar el mandato marco de la radiotelevisión pública va a ser nuestro objetivo y, además, lo tendremos que hacer con un amplio consenso de esta Cámara. Un mandato marco que será para seis años, así lo establece el legislador, seis años para que no coincida el mandato marco, precisamente, con ningún Gobierno, sino que sea independiente. Y el Ejecutivo lo único que tiene que hacer es dotar, dotar de presupuesto a esa radiotelevisión pública y punto, ahí acaba su cometido, señor Rodríguez.

Quienes tienen que gestionar la radio y la televisión son los profesionales, es el director general, es esa junta de control que tiene que actuar con absoluta independencia, y leo textualmente lo que recoge la ley: "sin que puedan recibir instrucciones, directrices o cualquier clase de indicación imperativa de ninguna administración u otras instituciones". Si me... he leído todas las leyes, todas las normativas, señora Esther -que no sé dónde está ahora-, pero sí que me lo he leído todo y eso es lo que dice la ley. Pero es que además esa junta de control, también hay que crear ese consejo asesor, y lo que es fundamental: el consejo de informativos, que siempre se han olvidado de él, siempre se han olvidado de los trabajadores de la radiotelevisión pública canaria, los profesionales que tienen que velar por esa información objetiva, veraz e independiente. Les puedo garantizar que los periodistas que trabajan en la radiotelevisión pública canaria van a cumplir con su cometido si alguna vez les dejan, si alguna vez crean ese consejo de informativos. Nosotros no estamos aquí para decirle a los profesionales lo que tienen que hacer, cómo tienen que dirigir la televisión; estamos para cumplir con esa encomienda que es garantizar que la televisión pública sea una televisión de todos, y por quiero que este tema se debata aquí, se debata en el pleno del Parlamento y no en un pasillo o en esas reuniones que reconocía el Partido Socialista, es aquí donde los grupos tienen que fijar su postura y hacerla pública.

Nosotros queremos una televisión pública, señor Estébanez, queremos una televisión pública si cumple con su función, ese es el sentido, si cumple con su función, que es la representar a todos los canarios, a las mayorías y a las minorías, una televisión que apoye nuestra cultura, que responda a nuestra particular idiosincrasia, que ha ido al formar a nuestros jóvenes, a nuestros niños, una televisión que nos una, que nos cohesione, que nos haga sentir más cerca unos canarios de otros. Una televisión que nos sirva para saber lo que hace el Gobierno, pero también para conocer lo que piensa la Oposición y que el debate político esté presente también en esa televisión pública para fortalecer nuestros valores democráticos y avanzar en nuestra sociedad.

Señorías, no permitamos, no permitamos que se siga utilizando la televisión de todos como un instrumento de poder, como un instrumento de propaganda de unos pocos, del Gobierno de turno. Hagámosla nuestra y así este Parlamento le podrá devolver, por fin, la televisión pública a todos los canarios.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señora Espino.

Turno para el Gobierno, señor Rodríguez, por tiempo de siete minutos.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS (Rodríguez Rodríguez): Yo creo que la contradicción es evidente, ¿no? Si eso es como usted dice ¿pa qué nos convoca al Gobierno? Hace usted una convocatoria a los grupos parlamentarios, se sienta con ellos y les cuenta lo que nos ha contado aquí, pero lo que no puede hacer es convocar al Gobierno para que le digamos cómo entendemos que debe funcionar la tele y su modelo y, en paralelo, descalifica que el Gobierno intervenga en ese proceso, es una contradicción en sí mismo. (Ininteligible) que esto tiene que ver con tratar de estar presente en la política de una u otra manera, ahora que ustedes pasan un muy mal momento, muy mal momento, porque la política es una cosa más compleja que el diseño, la política es un compromiso; la política es ideología, la política son principios, es tradición y coherencia. Entonces, es muy difícil subirse aquí a darle lecciones a 68 de 70 diputados, a decir que el señor Moreno está manipulado, que al señor Moreno le está manipulando no se sabe quién, una falta de respeto absoluta que empieza a ser marca de la casa en su caso, es decir, o usted tiene razón o se equivoca el resto de la humanidad.

El señor Moreno es un profesional como la copa de un pino y ni le va a manipular usted ni yo ni nadie. Y estoy convencido de ello, estoy convencido de ello porque le conozco, porque yo le puse de director general y no tuve ningún problema, ninguna protesta, pero esa es la diferencia entre usted y yo: que yo cuando tenía oportunidad de poner a alguien afín no lo hice, no lo hice, porque el señor Moreno, si tenía alguna vinculación política en aquella época, no era precisamente con la fuerza política a la que yo pertenecía, ninguna vinculación. Pero lo hice porque había una tradición, una historia y una capacidad contrastada y por eso nadie discutió aquel nombramiento ni nadie protestó por aquel nombramiento ni nadie denunció al señor Moreno por manipular la tele en favor de un grupo político. Es cierto que después de esa época ha pasado mucho de eso, ha pasado mucho de eso, ha habido etapas donde la tele ha estado dirigida por gente con consignas políticas. ¿Y sabe quién ha sido una de las principales víctimas del uso partidista de la tele? El que les habla y el partido que represento; exclusión absoluta, exclusión absoluta.

De manera que yo creo que es razonable que los grupos parlamentarios decidan qué modelo quieren. Y cabe cambiar la ley, por supuesto, esta última ley no la apoyamos nosotros. Hubo partidos aquí de esta Cámara que no la apoyaron, salió porque hay mayoría y cuando hay mayoría, pues, la mayoría impone sus intereses, su visión de las cosas. Entonces, el planteamiento es: nosotros defendíamos, yo creo que junto con Podemos, la idea de que el consejo rector y el director se convocaran como ocurrió en la Televisión Española, que no fuera por cuotas partidistas, sino que hubiera una lista de personas con proyecto, que se presentaran a una convocatoria y presentaran el proyecto que quieren para la radiotelevisión y, en función de eso, se les valida y al final decide el Parlamento. Esa fue una de las cuestiones que mi compañera defendió en esta tribuna y no la ganó, la perdió, y se decidió en hacer por cuotas. Pues, nosotros respetamos las cuotas, porque la política, una de las claves de la política es gestionar los desencuentros y buscar el punto entre las distintas opciones políticas.

Por lo tanto, nosotros creemos que la decisión de la comisión de control, por aplastante mayoría, de designar al señor Moreno administrador único, que seguro va a ayudar a los grupos parlamentarios a interpretar la tele que se va a encontrar, porque este sí que entiende de televisión, este sí que entiende de televisión, hará un diagnóstico no solo de los informativos, sino de la señal. Es que tenemos problemas judiciales gravísimos en ese ente -que algunos los hemos seguido durante años-, gravísimos, y están sin resolver, no están resueltos los conflictos jurídicos que llevaron a la tele a una crisis extrema, no están resueltos. No está resuelto el problema del personal, no está resuelto el modelo de una tele moderna que tiene que adaptarse a los cambios tecnológicos y a la demanda de los usuarios, que son distintos a hace veinte años. Y yo creo que el señor Moreno reúne todos los requisitos para contribuir a hacer un buen análisis de situación y alumbrar propuestas e ideas a los grupos parlamentarios, que son los que decidirán al final el modelo, el camino y yo diría que la orientación de la radiotelevisión pública, y yo creo que esto está bien.

Me han dado una idea, que yo no la tenía pero la cojo al vuelo: yo voy a convocar a los líderes de los cuatro partidos del pacto de progreso y nos vamos a posicionar sobre este tema. Es cierto que había esta opción, no la teníamos considerada, no hay ningún problema. La secretaria general de Podemos, Casimiro Curbelo -que creo que es el jefe de la Agrupación Socialista Gomera-, el secretario general de los socialistas y yo mismo nos veremos y analizaremos este tema, y a lo mejor debemos nosotros adelantar una posición. Yo creo que cabría hacerlo directamente aquí todos los grupos parlamentarios, pero también es legítimo, y tiene su sentido y su lógica, que los grupos que sustentan al Gobierno se pongan de acuerdo también en esto, no porque el Gobierno vaya a ejecutar la política de la tele, sino porque la puede ejecutar la mayoría de este Parlamento. Tomo nota de la idea, me parece buena y le puedo asegurar que la consideraremos de forma inmediata, pero tendrá que ser esta Cámara la que decida qué modelo quiere. Y yo creo que el señor Moreno va a hacer una gran contribución al diagnóstico de situación. Yo he seguido el tema de la tele desde su nacimiento, con intensidad, con intensidad, insisto, y he sido víctima del uso interesado o partidista de la tele durante mucho tiempo y aquí sigo, y aquí sigo, vivito y coleando, vivito y coleando.

El planteamiento es: ahora hay una oportunidad de hacer un buen diagnóstico, de qué pasa con los conflictos jurídicos, qué pasa con el modelo organizativo, qué pasa con el presupuesto, qué pasa con los análisis jurídicos de esta situación, qué pasa con la señal y, sobre todo, qué pasa con el modelo que queremos tener la tele y qué modelo nos podemos permitir. Porque aquí todo el mundo, cuando se habla del presupuesto, todo el mundo habla, pues, se pone el dinero, pero el dinero sale de los impuestos, y lo que no se puede estar es negando más recursos para nuestro sector público y luego decir que aparezca el dinero. Cuando veamos los datos de detalle de la tele yo me imagino que la cantidad presupuestada, que es la misma que el año en curso, va a quedarse muy corta y, si no, al tiempo. En este momento el Gobierno sí que va a entrar a discutir, porque los recursos públicos los propone el Gobierno y lo decide este Parlamento, y ahí las mayorías sí le aseguro que van a funcionar con la cohesión que debe tener un acuerdo del Gobierno como el que sustenta al actual.

Así que muchísimas gracias y pónganse ustedes de acuerdo y tengan ustedes la colaboración de los miembros del Gobierno para que esto salga adelante lo antes... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor Rodríguez.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 10L/C/P-0145 Sobre Del Gobierno, sobre el modelo de gestión del Ente Público Radiotelevisión Canaria.