Diario de Sesiones 146/2019, de fecha 16/1/2019 - Punto 12

9L/PPL-0018 DEBATE DE TOMA EN CONSIDERACIÓN. PROPOSICIÓN DE LEY DEL GRUPO PARLAMENTARIO NUEVA CANARIAS (NC), PARA LA CREACIÓN DEL IMPUESTO SOBRE LAS ESTANCIAS EN ESTABLECIMIENTOS TURÍSTICOS ALOJATIVOS DE CANARIAS.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Continuamos con el debate en toma de consideración de una iniciativa, de la PPL-18, para la creación del impuesto sobre las estancias en establecimientos turísticos alojativos de Canarias.

Le pido al secretario primero que lea el criterio del Gobierno.

Señor Cabrera.

El señor SECRETARIO PRIMERO (Cabrera González): Rosa Dávila Mamely, secretaria del Gobierno de Canarias, para conste y surta los efectos procedentes, en Santa Cruz. Certifica: que en el acta de la reunión celebrada por el Gobierno el día cinco de marzo de 2018 figura, entre otros, el siguiente acuerdo cuyo tenor literal se transcribe, y cuyo acuerdo es el siguiente:

"En su virtud, el Gobierno, tras deliberar y a propuesta conjunta del presidente, de la consejera de Hacienda, del consejero de Turismo, Cultura y Deportes, acuerda manifestar el criterio desfavorable a la toma en consideración de la proposición de ley del Grupo Parlamentario Nueva Canarias, para la creación del impuesto sobre la estancia en establecimientos turísticos alojativos de Canarias".

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Cabrera.

Pasamos al debate. Para la primera intervención el señor Rodríguez, con tiempo de diez minutos, el Grupo de Nueva Canarias.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señor presidente, señorías, a ver si el espíritu de unanimidad de la aprobación de la Ley del Deporte se traslada a la toma en consideración, por tanto, solo al debate, de la propuesta que les vengo a hacer.

Se trata de una proposición de ley para crear una ecotasa, un tributo, en Canarias, que grave las pernoctaciones en las instalaciones alojativas de nuestro sistema turístico.

Lo intentamos al final de la pasada legislatura. Nos parece que esta es la típica iniciativa que debiera ser gubernamental y no de los grupos de la oposición porque siempre, y lo defiendo y lo digo y lo reitero, el Gobierno tiene instrumentos que pueden facilitar análisis complementarios y evaluaciones que, desde los grupos parlamentarios, carecemos de los medios suficientes. Pero, desgraciadamente, ni la pasada legislatura ni en esta, a pesar de nuestra insistencia a lo largo de esta legislatura, en los distintos debates que hemos tenido sobre presupuesto, sobre fiscalidad y también en materia turística, esta iniciativa no ha sido considerada por el Gobierno de Canarias, y volvemos a ponerla sobre la mesa esta tarde, en esta Cámara.

Lo hacemos porque somos plenamente conscientes de que el sistema turístico es clave en nuestra estructura productiva, representa el 35 % del PIB, el 40 % del empleo y seguro es la actividad turística que nos va acompañar, si hacemos las cosas mínimamente bien, siglos, si siglos dura este planeta. Porque no hay duda de que estamos ante una actividad en crecimiento, una actividad consolidada, una actividad mundializada, que aumenta su clientela en todos los órdenes y direcciones. Se trata, en definitiva de apostar por mejorar nuestro destino como hacen otros lugares; se trata de reconocer las tareas que las leyes que aquí hemos aprobado, desde las Directrices de Ordenación del Turismo a la Ley de renovación y modernización y sus distintas reformas; se trata de acometer una de las grandes tareas del destino, que es la recualificación, que es la mejora de los espacios públicos, que es la protección del medio ambiente, que es la protección de nuestro patrimonio natural, cultural, también la protección del paisaje porque de todo eso depende la capacidad de atracción de nuestra comunidad.

Por eso proponemos un tributo, como hacen la mayoría de los destinos turísticos del mundo, para revertirlo de manera finalista justamente para mejorar este destino en todas las dimensiones, no solo en la mejora de los espacios públicos sino en la protección, insisto, de nuestro preciado valor medioambiental de nuestro territorio, para proteger nuestro patrimonio cultural y natural y para proteger nuestro paisaje.

No hay ninguna duda de que este es un objetivo clave, a lo largo de estos últimos veinte años ha sido identificado y aprobado por unanimidad de forma reiterada. Necesitamos recualificar el destino, apostar por la calidad frente a la cantidad, tenemos que apostar por el turismo sostenible, tenemos que apostar por la protección de nuestros medios naturales, culturales y nuestras propias tradiciones, y este instrumento fiscal está destinado a ser revertido a ello. Aquí cuando ha habido alguna evaluación sobre la necesidad de inversión pública en materia turística, año 2014, evaluación de la Ley de renovación y modernización, el Gobierno identificó la necesidad de una inversión de 1463 millones de euros solo para los planes de mejora y modernización, que entonces se tramitaban, aproximadamente dieciocho planes. Sin embargo, el Gobierno, durante estos años, ha invertido en torno a veinticinco millones, ha presupuestado en torno a veinticinco millones. Tengo los datos de ejecución, que ponen en evidencia el interés del Gobierno en la renovación. En el año 2016 se ejecutó el 66 %, el 2017 el 55 y, en lo que iba hasta el 30 de octubre del año 2018, solo se había ejecutado el 19 %, de cantidades muy poco significativas: 25, 24 y 38 millones.

En definitiva, señorías, estamos hablando de una gran tarea, bien identificada en esta Cámara y en las leyes aprobadas, pero que, desgraciadamente, no ha tenido la atención debida. Se puede alegar que faltan recursos, pues aquí están los recursos, como están los recursos en las islas Baleares o en Cataluña, como están los recursos en Marruecos, en los países del Caribe y en la mayoría de los destinos turísticos de Europa, a través de una figura fiscal mundializada, aceptada por los viajeros, todo el mundo sabe que cuando va a cualquier país hay una parte del gasto que es la tasa turística, para mejorar ese destino, para proteger el medio ambiente, el patrimonio cultural, para favorecer en última instancia a la sociedad local que recibe esos visitantes.

Entonces estábamos solos en esta Cámara, los diputados... el diputado y la diputada de Nueva Canarias, hoy nos acompañan, y lo agradecemos, el Partido Socialista, porque lo ha decidido su congreso; Podemos, desde que tiene posición pública, desde que existe, ha expresado la necesidad de una ecotasa; UGT la defiende; Comisiones la defiende; el alcalde del Puerto de la Cruz la defiende; el alcalde de Adeje la defiende; el de Arona la defiende; el consejero de Turismo del Cabildo de Tenerife la defiende; el consejero de Turismo del Cabildo de Lanzarote la defiende; la mayoría política en Gran Canaria la defiende; el presidente del Cabildo de Tenerife ha propuesto una tasa a los coches de alquiler, que comprendemos, compartimos y que es compatible a la que ahora proponemos.

Por eso, hoy pedimos, señorías, la oportunidad para debatir en esta Cámara la necesidad que tenemos de este tributo para mejorar este destino, para cualificarlo. Representaría, a la baja con la propuesta que hacemos, que, evidentemente, está sometida al debate, en torno a ciento sesenta millones de euros al año, la mitad de ellos debiera gobernarlos, en nuestra propuesta, que es discutible, el Gobierno de Canarias, para pensar en los ocho territorios y en todas sus necesidades en los ámbitos que son objeto de la ley. Los otros ochenta millones los gestionarían los cabildos insulares y los ayuntamientos turísticos, en un intento de recoger también la experiencia de otras latitudes. En definitiva, se trata de una oportunidad para acometer la gran tarea de mejorar el destino y que nuestros visitantes contribuyan, contribuyan, a mejorar este destino.

No estamos hablando que lo pagan los empresarios, no estamos hablando que lo pagan los residentes, estamos hablando que lo pagan los visitantes, como ocurre en la mayoría de los destinos del mundo. Y, además, ahora con más razón que nunca, porque la mayoría conservadora de esta Cámara redujo el IGIC turístico en medio punto, tiene tres puntos menos que nuestro entorno. Pues medio punto, sesenta o setenta millones menos de ingresos. De manera que, si antes era necesario, ahora es evidentemente reclamable ese tema.

Pero esto no solo mejorará nuestro destino, nuestros espacios naturales, nuestras infraestructuras culturales, nuestro patrimonio, sino que también generará empleo. Estas cantidades dirigidas al desempeño de ese conjunto de objetivos puede generar, para el Gobierno que le gusta mucho cuantificar el empleo, siete ocho mil empleos/año de manera directa, porque generaría actividad no solo en la construcción sino, insisto, en los espacios naturales y culturales del archipiélago.

En definitiva, se trata de una tasa turística, de una ecotasa, de un tributo para el que tenemos competencia constitucional y estatutaria.

En la pasada legislatura el Gobierno hizo un informe y consideró que el momento no era el adecuado y que seguramente faltarían datos. El Gobierno actual habla de doble tributación. El Gobierno actual habla que esto quitaría ese perfil que tiene la sociedad canaria de amabilidad y hospitalidad. A peor la mejoría, señorías. A peor la mejoría. Un Gobierno que no sea capaz de liderar su sociedad, que no sea capaz de ponerse al frente del sistema turístico, que es la clave de nuestra economía, lo expresa con este tipo de opiniones. Lo expresa no habiendo generado ninguna actuación en esta legislatura para promover la renovación de los espacios públicos de la planta obsoleta. En la pasada legislatura yo reconocí en esta misma consideración que el Gobierno anterior hizo loables intentos por mejorar la recualificación del destino, pero este no ha hecho ninguno. Tampoco con el alquiler vacacional. En ningún ámbito. Este Gobierno, desgraciadamente, solo se ha limitado a contar turistas. Y digo, que la situación de los destinos comparables, como Cataluña, como Baleares, después de la tasa turística no solamente no han detraído -que es el otro argumento o... al uso-..., problemas con la demanda. Nosotros, sin tasa, hemos perdido más turistas que los destinos que tienen la tasa, me refiero a los datos del dieciocho, pero, además, digo una cuestión, no consta ni un solo dato en la experiencia empírica de Cataluña y de Baleares, que, por cierto, modificó la ley para aumentar la tasa, ha demostrado que esto no detrae la demanda en absoluto, sino todo lo contrario, cualifica el destino y lo hace más competitivo.

Por eso, señorías, nos parece que entre las muchas medidas que precisamos en materia de política turística esta es una. No es la única, esta es una, esta es una que nos podía permitir recualificar el destino, que nos podía permitir...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Un minuto más, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: En definitiva, que el sector económico determinante, que es el turismo, avanzara y compitiera, porque el mundo es complejo, la competitividad aumenta, y no se compite solo con buen clima, que es verdad, no se compite solo por la situación geoestratégica, que también es verdad, se compite recualificando el destino y nuestros visitantes entenderán, como lo hacen cuando viajan por el mundo, que esta aportación contribuirá que este destino, que esperemos visiten de forma reiterada, sea un destino apreciado, un destino competitivo, que no solo viva de la coyuntura, que no solo viva de las condiciones naturales, que las tenemos, sino también del trabajo que la sociedad canaria pueda hacer.

Se trataría, señorías, les pedimos el voto, no para esta ley, que sería discutible, las cantidades, la asignación, el modo de gestión, les pedimos el voto para que la podamos debatir, como hacemos nosotros cuando hay proyectos de ley que no compartimos pero, por razones democráticas, damos nuestro voto para que se puedan debatir y su contenido lo discutimos y cuando no somos mayoría, perdemos. Por lo tanto, pedimos debate.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Rodríguez.

Turno ahora del Grupo Mixto, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señor presidente.

Bueno, la postura de nuestro grupo creo que la hemos dejado clara a lo largo de esta legislatura, tanto en plenos como en comisión y, por supuesto, tenemos que ser coherentes con la trayectoria que hemos tenido hasta ahora, y nuestro voto va a ser "no a la toma en consideración" por una razón que ustedes conocen, y es que tal y como está la situación del turismo de Canarias, a nosotros no nos parece acertado que se establezca esta tasa turística.

Desde siempre hemos estado en contra de esta medida, no porque nos parezca justo cobrarles a los turistas una tasa que podría incrementar los ingresos públicos, sino porque la vemos una medida que actualmente es muy contraria a los intereses turísticos de nuestras islas y el empleo que genera el turismo en nuestra tierra.

Por mucho que nos duela, hay que admitir que nosotros no somos un destino tan conocido internacionalmente como lo puede ser Barcelona, Nueva York o París, en los que, a pesar de las tasas que se cobren, la gente va a querer seguir viniendo porque, de por sí, estas ciudades son un reclamo turístico, por ejemplo con la torre Eiffel, la Sagrada Familia, la estatua de la Libertad, o los rascacielos de Manhattan. Solo puedes verlos en estos destinos, por lo tanto, no compiten con nadie, todos quieren ver estas maravillas y, por tanto, estos destinos pueden permitirse poner las tasas que quieran, porque a quien quiera ver estas ciudades no les queda otra que pagarlas.

Y si quieren compararnos con Baleares, que recientemente ha aprobado una tasa turística, pues hagámoslo con todos los parámetros encima de la mesa. Baleares se lo puede permitir porque los vuelos a sus islas son mucho más baratos que los trayectos a Canarias. Palma de Mallorca está a 500 kilómetros en línea recta hasta Madrid. Esta misma Cámara está a más del triple de distancia. No podemos olvidar que la lejanía es una desventaja en más de un sentido. Si pudiéramos ofertar los paquetes turísticos al mismo precio que los de Baleares, claro que podríamos permitirnos tener una tasa turística y, sin embargo, es innegable que al ponerla se han hecho menos competitivos que otros destinos en el Mediterráneo. Pero en Canarias no nos podemos permitir esto. Ya hay evidencias de un retroceso en la llegada de turistas, solo porque los destinos del norte de África se están recuperando de los efectos de la Primavera Árabe.

Señor Rodríguez, usted lo ha dicho muchas veces en esta tribuna. La gestión turística en Canarias se ha limitado, la mayor parte del tiempo, en contar turistas y el gran esfuerzo de promoción se lo lleva el seguir consolidándonos como un destino de sol y playa década tras década, a pesar de tener las competencias exclusivas en turismo. Y aquí está el quid de la cuestión. ¿Saben con cuántos destinos competimos actualmente por ser los que ofertan las mejores playas y el mejor clima?, pues con decenas, por no decirles centenares. Y el turismo de sol y playa es un tipo de turismo que fomenta el que vengan turistas que vienen a gastarse poco, y que sí que miran mucho el precio a la hora de decidirse por las múltiples opciones que existen. Los turoperadores también son cómplices en esto, porque, para competir entre ellos, buscan formar paquetes turísticos más económicos y, reconozcámoslo, no tenemos la exclusiva del sol y la playa en Canarias y poner una tasa nos perjudica, especialmente porque nos hace menos competitivos con otros destinos low cost.

A mí, que vengo de trabajar en el sector turístico y conozco nuestra tierra, me duele comparar a Canarias con destinos low cost, sobre todo por todas las potencialidades que tenemos, pero es que nos estamos convirtiendo, precisamente, en eso por no diversificar nuestra oferta turística y no incrementar nuestra promoción en los múltiples valores que poseemos.

Es ínfimo el esfuerzo en promocionar nuestra oferta cultural, histórica y de tradiciones, tampoco hacemos mucho por nuestra oferta gastronómica, el turismo de naturaleza y de paisaje, el turismo de pesca y rural... Nuestra tierra podría ser un referente en todos estos ámbitos, pero no hacemos el esfuerzo.

Ustedes saben que aquí hay muy pocos turistas que vienen a Canarias solo por ver exclusivamente el Teide, el Timanfaya, la caldera de Taburiente o el Garajonay, sin embargo, luego son un tipo de turismo muy fiel, que alarga sus estancias y hace un mayor gasto, algo que sabemos especialmente en La Gomera, donde llevamos promocionando las excelencias de nuestro turismo de naturaleza desde hace muchos años, con buenos resultados, más de setecientos mil turistas al año avalan nuestra apuesta por un modelo turístico responsable, sostenible y diferenciado.

Pero el objeto de esta ley es poner una tasa al alojamiento turístico en toda Canarias, y si lo que se pretende es pagar con esta tasa servicios públicos les advierto de que hay voces en los municipios turísticos que no se oponen a la tasa si luego estos recursos se destinan en exclusiva a los municipios turísticos, con lo que, señor Rodríguez, se corre el riesgo de que si se aprobara la tasa tampoco fuera destinado lo recaudado a los servicios públicos esenciales, y eso es algo que de ponerse de acuerdo los partidos mayoritarios, usted y nosotros no podríamos evitar

Y si no apoyamos esta toma en consideración no es solo por el informe negativo del Gobierno de Canarias, que refuerza nuestro argumento, no, señor Rodríguez, si nos negamos tampoco es por no creer en la democracia, todo lo contrario, en la política hay que ser coherente con lo que defendemos, y este es un debate de toma en consideración de una ley que tiene como único objeto aprobar una tasa a las pernoctaciones en establecimientos turísticos, algo que desde Agrupación Socialista Gomera no apoyamos, por lo que por coherencia nos opondremos a su tramitación.

Porque si hubiéramos invertido en calidad no tendríamos este problema, aquí vendrían turistas que nos les importaría invertir parte de sus ahorros en las múltiples ofertas de ocio que podemos darles, pero no hemos conseguido diferenciarnos para ser un referente mundial que nos permita imponer nuestras propias reglas. Y lo que no podemos hacer es conocer la debilidad de nuestro destino turístico y tratar de hacernos aún menos competitivos, por no decirle que la tasa perjudica especialmente a islas como La Gomera y El Hierro precisamente porque no tenemos infraestructuras aeroportuarias en condiciones que nos permitan recibir un tráfico internacional de pasajeros. Nosotros dependemos de que el turista realice un segundo trayecto, esta vez en barco, y que muchas veces lo tenga que compatibilizar con una pernoctación adicional en Tenerife, porque no tenemos conexiones después de una hora determinada, por lo que sufrimos esta suerte de doble insularidad turística, que hace que se encarezca el destino y, a pesar de ello, la prueba de nuestro éxito está en nuestra apuesta por la diferenciación, pero no podemos poner en peligro todo lo que hemos trabajado incrementando los costes a los que nos visitan, recuerden que el sector de la...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Señor Ramos Chinea, un minuto.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señor presidente.

Recuerden que el sector de la hostelería genera mucho empleo, y el sector servicios, que es el sector de actividad más importante de nuestro archipiélago, se nutre especialmente del turismo. Poner una tasa turística que deba pagarse en el hotel o apartamento solo consigue que el turista gaste menos en compras y alimentación, que es dinero que se queda en Canarias, y como ustedes saben tienen IGIC, por lo que revierte en ingresos públicos tanto a través de estos impuestos indirectos como a través de impuestos que gravan los ingresos de la renta y de los beneficios empresariales de los comercios que ofertan sus servicios al turismo.

En definitiva, compartimos con usted que es necesario incrementar la actuación de planificación de la gestión turística, no solo en la promoción sino también cuando sobre el efecto que tiene la llegada de tantos turistas en Canarias, por supuesto, y se lo reconozco, que hay mucho trabajo pendiente, se debe coger el toro por los cuernos, como se dice popularmente, y ayudar a solucionar las múltiples deficiencias de nuestro modelo turístico.

Muchísimas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Ramos Chinea.

Turno del Grupo de Podemos, señor Márquez Fandiño.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO: Gracias, presidente.

Señor Chinea... no está el señor Chinea, cuando venga ya me dirijo a él.

Vamos a ver, señorías, esta cuestión de la tasa turística pueden ustedes no admitirla a trámite en esta legislatura, lo cual demuestra desde mi punto de vista una debilidad absoluta en los argumentos (aplausos desde los escaños). ¿Cuál es el problema? ¿Cuál es el problema de poder debatir sobre una cuestión fiscal, sobre una tasa, cuál es el problema? Que ustedes no tienen argumentos, y que los argumentos se sostienen con pinzas, como los del señor Chinea, al cual aprecio mucho, pero, sinceramente, no se sostienen, más aún cuando llevas el socialismo en tus siglas, venir aquí a defender que no se puede aplicar una tasa turística con semejantes argumentos.

Yo ahora les leeré una serie de ciudades, bueno, se las leo, miren: Ámsterdam, el 6 % aplicado al precio de la habitación, ¡el 6 %!; Berlín, el 5 % sobre la factura total de alojamiento; Bruselas, entre 3 y 4 euros por noche, dependiendo del tipo de alojamiento; Hungría, el 4 % del precio de alojamiento en el centro de la ciudad y entre 1 y 2 euros por noche en el resto de distritos; Lisboa, 1 euro; Oporto, 2 euros; Malta 0,50; París, según la categoría de alojamientos, entre 0,20 y 4,40; Praga, 15 coronas, alrededor de medio euro; Roma, en función del tipo de alojamiento, entre 3 y 7 euros; Viena, entre el 3 y el 5 % del precio de alojamiento; Suecia, dependiendo del destino de 6 a 39 euros.

Claro, y ustedes me van a decir: bueno, pero es que estos no son nuestros competidores, es que nosotros competimos con el norte de África, "con el turismo low cost" que decía el señor Chinea, ¡pues bien!, nuestros competidores directos: Túnez, Marruecos, Egipto... ¡tienen tasa turística!

¿De qué estamos hablando, señorías? Esto no se sostiene, no se sostiene, que nosotros recibamos 16 millones de turistas, y ustedes se dediquen a contarlos uno a uno, y a decir que cada año batimos récord, cuando nosotros lo único que estamos asumiendo, evidentemente influye nuestro producto interior bruto, por supuesto que sí, pero es que nosotros asumimos esos costes de residuos, de aguas, ¿quién está pagando eso?, lo estamos asumiendo nosotros. Por tanto, la ciudadanía, señorías, no entiende que en Canarias, con récord de turistas, con 16 millones de turismos, una población de poco más de 2 millones, no tengamos una tasa turística, es incomprensible.

Desde mi punto de vista, se sostiene bajo dos argumentos, y siento si soy muy duro, ¿eh?, el primero es que ustedes están defendiendo aquí los intereses de una patronal hotelera ¡miope!, y lo digo claro, ¿eh?, miope porque si piensa la patronal hotelera que una tasa turística, o ecotasa, que podemos revertir en mejorar nuestro medio ambiente, nuestro ecosistema, nuestros espacios naturales, y también en mejorar nuestras propias infraestructuras turísticas que, en muchos casos, están obsoletas, no va a influir de manera positiva es que es miope, es absoluta, es que están buscando la perra chica, y ese modelo económico a nosotros no nos interesa, estamos permanentemente aquí de superar, de aumentar la calidad del turista para que gaste más en nuestro..., pues entonces ese turismo a nosotros no nos interesa. Hay que ser miope para no ver que una tasa turística va a mejorar nuestra oferta y que se va a retroalimentar, que con el tiempo ese turista va a apreciar mucho más.

Y, por otro lado, la segunda razón que yo encuentro para no aprobar esta tasa turística es un complejo de inferioridad muy grande, señorías, porque si ustedes creen que un turista va a dejar de venir a un paraíso, que es esta tierra, que es un paraíso por pagar siete, ocho euros al final de su estancia, ¿ustedes de verdad piensan eso?, ¡ustedes no valoran su tierra!, ¡ustedes no conocen su tierra!, deberían viajar más para saber lo que realmente tenemos aquí. Si ustedes piensan que una persona, ya se los dije una vez, que por 3, 4 euros, por 5 euros de lo que estamos hablando aquí se va a quedar ¡en Alemania en invierno! sin venir a Canarias, ustedes no han estado en Alemania en invierno, ustedes no han estado en Alemania.

Y hablando de Alemania, que es uno de nuestros principales, uno de los principales clientes, por así decirlo... no, se los digo con total sinceridad, señora Luis, los alemanes están acostumbrados a pagar la tasa turística no cuando van a otros destinos, todos estos que he leído, incluidos nuestros competidores, es que los alemanes están acostumbrados a pagar la tasa turística cuando viajan dentro de su país, cuando van de una ciudad a otra pagan la tasas turística, a no ser que vayan por razones laborales. Es que el turista inglés, el turista alemán, el turista peninsular están acostumbrados a pagar la tasa turística, está ya metido en el chip, por así decirlo, está metido en las costumbres de estos turistas cuando viajan.

Cataluña, hoteles de cinco estrellas y cruceros 2,25; hoteles de cuatro estrellas, 0,90, 1,10 en Barcelona, el resto 0,45; Baleares, lo ha explicado aquí don Román, primero tuvieron una tasa, la retiraron, la volvieron a poner y ahora la duplican, porque no está demostrado y ustedes no tienen ningún estudio que así lo demuestre, porque si no ya lo hubieran sacado, que demuestre que una tasa turística va a reducir el número de turistas, va a mejorar nuestra oferta. Esa es la realidad y si lo tienen nuestros competidores directos, me acuerdo que alguna vez hemos hablado, algunos empresarios turísticos hablan de que uno de los principales hándicap que tiene el sector turístico canario es que compite también en costes salariales con los competidores del norte de África, ¿verdad?, y que un maletero allí cobra 900 euros al año y aquí se lo tienes que pagar al mes, en esos términos se está hablando que, sinceramente, yo en esos términos me niego a hablar, evidentemente, porque creo en una tierra que mejora su economía, que progresa, que genera calidad de vida... porque ¿de qué nos sirven 16 millones de turistas?, ¿de qué nos sirven si no tenemos capacidad de recaudar?

Y, por supuesto, después habla el señor Clavijo de altura intelectual, se atreve aquí a hablar de altura intelectual, ¿cómo puede decir, cómo puede decir que nuestra tasa turística es el IGIC?, por favor, un poco de respeto, un poco de respeto a esta Cámara, un poco de respeto institucional más aún cuando ustedes se están planteando excepción en el IGIC ahora Gran Bretaña va a salir de la Unión Europea. Por tanto, no pueden decir ustedes que el IGIC es nuestra tasa turística porque no lo es y lo saben ustedes perfectamente.

No hay ninguna razón de sentido común ni económica, pero, sobre todo, no hay ninguna razón ética, señorías, para no aplicar esa tasa turística cuando recibimos 16 millones de turistas y cuando tenemos las condiciones que tenemos en nuestra tierra. Tampoco hay razones para el IGIC y tampoco hay razones para victimizarse cuando ustedes están generando la política fiscal que están generando en Canarias. ¿Con qué cara van ustedes a presentarse a Madrid y a pedir más dinero cuando está rechazando una tasa turística cuando tenemos 16 millones de turistas? (Aplausos).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Márquez.

Turno del Grupo Popular, señor Jorge.

El señor JORGE BLANCO: Gracias, señor presidente.

Acabo de recibir un wasap del alcalde de Puerto de la Cruz y me viene a decir "Román Rodríguez cuando subió a la tribuna se ha equivocado, el alcalde de Puerto de la Cruz no está, en ningún caso, a favor de la tasa turística aunque él lo ha dicho" (aplausos), en fin, es lo que el alcalde de Puerto de la Cruz me ha dicho en relación con este tema.

Un poco de respeto, sí señor Márquez, pide usted respeto a la Cámara, respeto a la inteligencia de la Cámara respecto a los argumentos que usted ha utilizado en su intervención con anterioridad.

Miren, esta no es una iniciativa nueva, una iniciativa que Nueva Canarias, eso sí que se lo alabo, la insistencia, para incorporar un nuevo impuesto a Canarias destinado a gravar las estancias de los turistas en Canarias. Mire, de la misma insistencia que tiene Nueva Canarias para ponerla, con el apoyo de Podemos y con el neoapoyo del Partido Socialista, que cambió de criterio una vez dejó el Gobierno de Canarias, esa misma insistencia la tiene el Partido Popular para rechazarla. Y, por tanto, si usted tiene legitimidad para presentarla, nosotros también tenemos la legitimidad para rechazarla, señor Rodríguez (palmoteos desde los escaños).

Ya sabemos que la tendencia de la izquierda es permanentemente subir impuestos, freír a impuestos a todos los españoles, a todos los canarios. Es propio del ADN político de la izquierda que cada vez los españoles, los canarios, paguemos más impuestos al fisco español. Cuando un dirigente de izquierdas quiera bajar los impuestos aquí hay dos cuestiones: en primer lugar, desconfiar; en segundo lugar, no creerle porque seguro que al final eso tiene trampa. Esa es la realidad de la izquierda política en nuestro país y de la izquierda política en Canarias.

Mire, cómo se le puede pedir al Partido Popular que vote a favor de algo cuando escasamente hace unos días, cuando escasamente hace unos días gracias a la actitud del Partido Popular se ha bajado el IGIC del 7 al 6,5 %, hemos obtenido el IGIC cero, el IGIC social y el IGIC social energético al 0 %, le hemos aliviado la carga fiscal a las familias numerosas,... Ese es el ADN del Partido Popular que incorporamos al presupuesto de la comunidad autónoma canaria, por tanto, no nos pidan esfuerzos que nosotros no podemos soportar, señor Rodríguez.

Mire, y por otro lado, esto es un error o hubiera sido o sería un error estratégico de inmensas proporciones. Sí, sí, sí, sí, señor Rodríguez, de inmensas proporciones que, de crearse, costaría muchos años revertirlo.

El mercado turístico, señor Rodríguez, en el que Canarias se encuentra, -porque no piensen que Canarias es diferente a otros destinos turísticos, no lo piensen-, digo que el mercado está mayoritariamente dominado por los grandes turoperadores turísticos mundiales que son los que con sus decisiones, señorías, con sus decisiones dirigen o redirigen la política turística mundial, no nos guste o no nos guste a todos. A mí me gusta poco pero esa es la realidad que existe actualmente en el mundo. Y son ellos los que con una serie de variables, entre las que la más importante es el precio, la más importante es el precio, deciden derivar turistas a unos lugares del mundo o a otros, por tanto cualquier variación de las condiciones de los contratos de los hoteleros con los turoperadores hará, con toda probabilidad, que cambien esas decisiones de enviar turistas a otros lugares del archipiélago, y quien piense lo contrario, señor Rodríguez, o es un ingenuo o es un desconocedor de cómo funcionan las cosas en el mundo del turismo o es un osado, y las tres cosas -la ingenuidad, la osadía y el desconocimiento- son muy peligrosas para que un dirigente político se suba a esta tribuna a pedir lo que se pide.

No estamos en momento ni para inventos ni para pruebas porque nuestros destinos competidores se recuperan rápidamente con mejores infraestructuras, más nuevas, de más calidad y con una factura más barata, y por tanto cualquier cambio, desde luego que sí, claro que repercute en la llegada de turistas a Canarias.

El año turístico 18 ha sido peor que el 17 y no teníamos tasa turística, y la previsión del 19 sigue en la misma tendencia.

El Partido Popular, señorías, no va a jugar a hacer experimentos con el mayor sector económico del archipiélago, desde luego, que no cuenten con nosotros.

Los turistas ya pagan IGIC, que se paga por la prestación de un servicio, ¿qué otra razón hay para que por los mismos servicios se pague otro impuesto? Yo, particularmente, y mi grupo parlamentario no lo entiende.

Lo que pretenden los partidos aliados -Nueva Canarias, Podemos y Partido Socialista- a mi juicio y a nuestro juicio es, en definitiva, entre otras cosas, también tapar las vergüenzas con este impuesto de los presupuestos del Estado del 2019. Sí, sí, sí, sí, claro que sí, claro que sí. Pretenden ustedes que paguen con el bolsillo todos los canarios y todos los visitantes el hachazo, el hachazo presupuestario, suprimiendo todos los fondos destinados en el presupuesto del Estado a los planes de infraestructura turística, entre otros, aparte de otros hachazos presupuestarios también.

Y, por tanto, señorías, el Gobierno de España, de manera malintencionada, que ha marginado a Canarias -y los partidos que apoyan, tanto Nueva Canarias, como Podemos y PSOE-, pretende, como dije antes, que seamos todos los que lo paguemos.

Mire, y con esto termino, señorías -en fin, evidentemente, ya saben ustedes cuál es el sentido de nuestra votación-, no tener tasa turística, no tener tasa turística, es hoy una ventaja competitiva frente a otros destinos turísticos.

Por tanto, con el Partido Popular, señorías, insisto, no cuenten para instalar un nuevo impuesto en Canarias. (Aplausos).

Gracias, señor presidente.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Jorge.

Turno del Grupo Socialista, la señora Cabrera.

La señora CABRERA NODA: Gracias, señor presidente.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Señorías, guarden silencio, por favor. Ocupen sus escaños.

La señora CABRERA NODA: Buenas tardes, nuevamente.

Y yo, en nombre del Grupo Parlamentario Socialista, voy a insistir en los argumentos a favor de la imposición de la tasa turística, y también quiero dejar constancia que el Grupo Parlamentario Socialista tiene derecho a cambiar de opinión, tiene derecho a equivocarse y tiene derecho a tomar las decisiones que crea más convenientes, siempre y cuando consideremos que estas benefician a los canarios y a las canarias de estas islas. (Aplausos).

En los últimos años todos somos conscientes de que el contexto político internacional ha favorecido la llegada de turistas a Canarias, en detrimento de otros países del entorno mediterráneo. En estos países los costes son menores, como ya han comentado los que me han precedido en el uso de la palabra, y los recursos están menos explotados, de modo que situación de estabilidad política puede suponer, de hecho está suponiendo, una competencia importante que no podemos perder de vista, lo que nos exige ofrecer un producto diferenciado, con especial énfasis en la calidad del servicio turístico y del entorno medioambiental.

Hoy en día mantener la competitividad del producto turístico en Canarias implica, además de invertir en infraestructuras, la necesidad de hacerlo en productos medioambientales que respondan a las preferencias actuales y a las tendencias futuras de los turistas, cada vez más interesados en destinos que fomenten el desarrollo medioambiental. Todo esto exige a los agentes implicados, además de las instituciones públicas, un esfuerzo que garantice un turismo sostenible, para el que hay que contar con la colaboración del sector empresarial, sobre el que también tiene que revertir esta mejora de la calidad del producto turístico, principalmente mediante la inversión de la preservación del medio natural, también en la recuperación y rehabilitación del patrimonio histórico, y en el desarrollo de infraestructuras que fomenten el turismo sostenible y competitivo.

Los problemas que han venido asociados al importante incremento de turistas son más que evidentes. Ese incremento de visitas ha venido acompañado de indicadores no tan positivos en lo económico y en lo social. El gasto turístico se estanca y las cifras récord de las que tanto presumimos no terminan de reflejarse en una subida de contratos en el sector. Los precios de los alquileres de las viviendas en zonas turísticas se han elevado, expulsando a las personas que trabajan en los municipios turísticos a las afueras de los núcleos urbanos, condenándolos a tener una peor calidad de vida. Además, se han sufrido graves riesgos para la sostenibilidad del destino, al provocarse tensiones sobre el suministro de agua y la depuración de aguas residuales, que han hecho frecuente los problemas de salubridad en nuestras costas.

A la vista de los datos, desde el Partido Socialista abogamos por un cambio en la estrategia turística de Canarias, que ponga sobre la mesa una verdadera apuesta por el turismo de calidad y lo anteponga a la captación masiva de turistas. Aún hay margen de progreso y de mejora en las acciones para fomentar la calidad del destino turístico, a la que nuestra tierra no puede ni debe renunciar.

Transformar la sociedad canaria de forma realista no puede lograrse sino fomentando que las cosas que hacemos las hagamos mucho mejor, recuperando la estrategia en la que la lógica consiste en diseñar un marco de reglas y políticas que potencien las posibilidades de nuestros sectores más fuertes.

Exceltur indicaba que el atractivo de los espacios públicos es una de las principales desventajas competitivas que presenta el sector turístico en Canarias. Un dato más, igual de relevante que los expuestos anteriormente, que aconseja la imposición de una tasa que permita reformar las condiciones y el entorno turístico.

El Partido Socialista propone la incorporación de una tasa turística finalista, que se destine al cuidado del espacio turístico, a incrementar los recursos para protección medioambiental, a innovación, a formación y a saneamiento de agua, además. de que pueda ayudar, esos fondos, a mejorar la financiación de los servicios públicos esenciales.

Yo creo que nos deben dar esta oportunidad.

Nada más y muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Cabrera.

Turno del Grupo Nacionalista Canario, señor Ruano.

El señor RUANO LEÓN: Gracias, señor presidente. Señorías, buenas tardes.

Naturalmente el Partido Socialista puede cambiar de posición política. Desde luego, es una decisión legítima. Pero convendrán conmigo que es una posición absolutamente contraria a la que mantuvieron cuando, también, al final de la legislatura, que parece que esa es la intención, al final de la legislatura, don Román presenta, de forma ya ordinaria, la iniciativa legislativa para defender lo que se llama, o se conoce, como la tasa turística. Pero, señor Márquez, por Podemos, la tasa turística no es una tasa, sabe que es un impuesto, y así se llama en la proposición de ley y, por tanto, el tema sobre la doble imposición, que ha señalado el portavoz del Grupo Popular, no es un asunto baladí, es decir, usted incluso se ha referido a porcentajes de aplicación en espacios hoteleros y extrahoteleros de países europeos, en los cuales no sabemos distinguir si estamos hablando del impuesto o estamos hablando de la tasa de pernoctación.

En cualquier caso, quiero señalar, y ya lo ha señalado el portavoz popular, y también don Jesús Chinea, que, ojo con el tema de la competitividad, esto no es un asunto... esto no es un asunto menor. Y a mí lo que más me preocupa en el caso de su discurso, señor Márquez, es la orientación negativa del turismo, que es, justamente, lo que nos da... lo que hoy fundamenta, fortalece, nos da en este momento de comer, en realidad, nuestra economía, nos guste o no, está sustentada en el sector servicios y, dentro de él, en el subsector turístico. Y eso tiene unas connotaciones que requieren que tengamos cuidado con determinadas medidas.

Estamos hablando de política fiscal, porque cuando la portavoz socialista hablaba de estrategia sobre el turismo, muchas cosas las podemos compartir, es decir, podemos estar equivocándonos en cosas en relación con el turismo, pero de lo que estamos hablando ahora es de política fiscal, de política fiscal en esta materia, y en esta materia lo que está ocurriendo hoy, y se han dado ya datos, es que se han recuperado o se están recuperando, mercados competidores del Mediterráneo, como señalaba don Jesús Chinea, respecto de Baleares, no solo respecto de Baleares, señor Chinea, sino también respecto de Egipto, respecto de Turquía, respecto de Túnez... la distancia es menor, los costes del paquete son menores, básicamente por dos razones, en primer lugar por el transporte aéreo, por lo que usted decía, y en segundo lugar por los menores costes salariales, que no es a lo que nosotros aspiramos.

Es decir, es difícil hacer un discurso, señor Márquez, de defender, como defendimos esta mañana, la necesidad del cumplimiento, exigir el cumplimiento, por parte de las empresas hoteleras y extrahoteleras, de todos los convenios colectivos y a su vez de la legislación laboral y pagar puntualmente a sus empleados y tener unas cantidades, digamos, adecuadas, al servicio que se presta y, simultáneamente, gravar más la actividad. Porque entonces lo que hacemos es disminuir, en definitiva, no es una cuestión de empresarios sí o empresarios no, los empresarios, a veces, cuando cumplen, cuando cumplen, son personas que están creando riqueza, están creando tejido. Otra cosa son los que no cumplan.

Y por tanto, aquí de lo que estamos hablando ahora, y no es un tema de admisión a trámite, es un tema de toma en consideración, la toma en consideración es la decisión de si vamos a legislar sobre eso y la mayoría, por lo menos, de acuerdo con los pronunciamientos del Grupo Mixto, del Grupo Popular y ahora el mío, en nombre de mi grupo, es que no creemos oportuna esta medida, porque, ya lo dijimos en su momento, la decisión se está tomando en el peor momento posible.

Hicimos un análisis... sí, sí, don Román, hicimos un análisis de ese tema cuando hablamos del presupuesto diecinueve. Usted, en su enmienda de totalidad, que de forma habitual construyen de forma muy completa, hacía un alegato sobre eso que yo le comentaba en aquel debate que no era posible, que estábamos... que habíamos disminuido, todavía no tenemos los datos cerrados a 2018, pero un 11 % del turismo extranjero. Ahora mismo tenemos el problema del brexit duro, que no sabemos cómo va a acabar. Que no sabemos... nadie sabe cómo va a acabar, no lo saben ni ellos. Ni lo sabe nadie en la Unión Europea, no saben qué salida se va a encontrar, y si eso produce desequilibrios, no un asunto de estar dentro o estar fuera, estar dentro o estar fuera puede afectar, básicamente, respecto al tráfico aéreo, por ver, y en algunas cuestiones respecto a lo que antes fueron nuestras compañías de bandera, la compañía Iberia, porque ahora está en manos de capital británico. Pero es que, a su vez, tenemos un problema concreto, concreto, con la posibilidad de que, si la libra se devalúa, eso produce efectos necesarios, necesarios. Los destinos más lejanos se complican, nuestro turismo es europeo. Está normalmente entre 4 y 5 horas de los destinos europeos. A veces más, si son los países nórdicos.

Entonces, por tanto, hagamos de esto lo que decía don Ignacio, don Iñaki Álvaro Lavandera en el debate del 25 de marzo de 2015. Decía, ¿tienen ustedes datos ciertos sobre el comportamiento de la demanda del sector en Canarias ante variaciones en el precio, lo que los economistas denominamos la elasticidad de la demanda? ¿Tienen algún dato? Y continuaba con un alegato fundamentado que, en fin, yo no sé si en el Partido Socialista lo han estudiado, haciéndole caso, a una defensa que hizo en su momento de la no aceptación de esa demanda, don Iñaki Álvaro Lavandera. No lo sé. En cualquier caso, es evidente que es legítimo el cambio de posición.

Pero, desde luego, nosotros creemos que es el peor momento en este... el peor momento, porque, mire, vamos a ver, no se puede decir eso al mismo tiempo, en el cual, a nivel estatal es verdad, es que se han quitado los 15 millones del plan de infraestructura turística para Canarias, se han quitado los dos millones para el Cabildo de La Palma en infraestructura turística, el millón para el consorcio del Puerto de la Cruz, el medio millón para el consorcio de Playa del Inglés, el medio millón para Mogán y el millón y pico para Yaiza.

Por tanto, eso, ese dinero que ahora no está, y que venía para infraestructuras turísticas, ahora resulta que lo que intentamos es que pierda competitividad nuestro modelo, nuestro modelo turístico, frente a la detracción que se hace de recursos públicos que financiaban esas infraestructuras.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Un minuto más, señor Ruano.

El señor RUANO LEÓN: Esa es la realidad, hoy es la realidad.

Si esto se cambia, fantástico.

Mire, vamos a ver, yo deseo lo mejor, y todos nuestros diputados y diputadas deseamos lo mejor para Canarias y presumo que todos ustedes, sus señorías, diputados y diputadas de Canarias, deben desear lo mismo, por tanto, deseo que esos datos de cero euros en infraestructuras turísticas en el presupuesto general del Estado se cambien, lo deseo sinceramente.

Lo cierto es que ustedes lo que quieren es transferir con la política fiscal en el peor momento posible, en un momento en donde hay síntomas, síntomas claros de enfriamiento de la economía, ya comenté, y lo vuelvo a decir, que la eurozona rebaja su crecimiento a solo un 0,2 %, por diversos problemas, el brexit, la situación de Italia, en fin, esta es la situación. Y los mercados emisores son los que son.

Por tanto, votaremos no a esta iniciativa.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Ruano.

(El señor Márquez Fandiño solicita intervenir en el uso de la palabra).

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO (Desde su escaño): No, simplemente una...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Vuelva a apretar.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO (Desde su escaño): Sí, el señor Ruano se ha referido a mi discurso como si yo hubiera... si hubiera, digamos, deducido alguna connotación negativa sobre el turismo, y me gustaría aclararlo.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Tiene usted un minuto, señor Márquez.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO (Desde su escaño): Todo lo contrario.

El turismo también ha formado parte de... seguramente de nuestra identidad en muchas cosas, yo soy de Las Palmas de Gran Canaria, una ciudad que también durante un desarrollo en los años 60 y 70, con un turismo que también nos convierte en una ciudad más cosmopolita, más abierta, y eso también ha transformado nuestra sociedad, y de la cual me siento profundamente orgulloso. Por lo tanto, quiero aclarar que ninguna connotación negativa con el turismo.

Ahora bien, señor Ruano, eso no significa que nosotros tengamos que asumir solo los costes del turismo, mientras que los empresarios, muchos de ellos extranjeros, o están en otra parte de la Península, asumen solo los beneficios. De eso se trata, eso sí que es un connotación negativa, una connotación negativa que puede generar el turismo en nuestra sociedad, una percepción negativa sobre el turismo, por ejemplo, es no regular el alquiler vacacional propiamente, eso sí genera connotaciones negativas. Una connotación negativa es ver cómo estamos con unos índices de pobreza récord en nuestro país mientras nos visitan 16 millones de turistas, eso sí genera connotaciones negativas.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Márquez.

Señor Ruano.

El señor RUANO LEÓN (Desde su escaño): Esas que ha dicho, señor Márquez, las puedo compartir, por ejemplo, en la referencia al alquiler vacacional, cosa que no trata la proposición de ley de Nueva Canarias.

Y lo tratamos, lo tratamos en las enmiendas que tenemos a la Ley de modernización turística. En cualquier caso, ya se verá ahí.

De lo que estoy hablando es de política fiscal, y lo que se hace con esta iniciativa legislativa es gravar al turista, no estamos hablando de los turoperadores, se grava al turista, el turoperador lo tiene sencillo: se lo lleva a otra parte.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Ruano.

Llamo a votación para preguntarle a la Cámara la toma o no en consideración de esta iniciativa. (La Presidencia acciona el timbre de llamada a votación. Pausa).

Señorías, lanzo votación. (Pausa).

50 votos presentes: 21 sí, 29 no.

Por lo tanto, se rechaza la toma en consideración.

Muchas gracias, y buenas tardes a todos.

(Se levanta la sesión a las dieciocho horas y cincuenta y tres minutos).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PPL-0018 Sobre Para la creación del Impuesto sobre las Estancias en Establecimientos Turísticos Alojativos de Canarias.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico