Diario de Sesiones 147/2019, de fecha 29/1/2019
Punto 8

9L/C-2143 COMPARECENCIA DEL SEÑOR CONSEJERO DE SANIDAD, SOBRE LA SITUACIÓN DE URGENCIAS HOSPITALARIAS DEL HUC, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Pasamos a la siguiente comparecencia: del Grupo Socialista, sobre la situación de urgencias hospitalarias en el HUC.

Para su primera intervención, el señor Matos.

El señor MATOS EXPÓSITO: Muchas gracias, señor presidente. Señor consejero.

Ya hemos terminado la comparecencia riqui-raca.

Y quiero empezar esta intervención, en nombre del Grupo Parlamentario Socialista, reconociendo y agradeciendo el esfuerzo, el compromiso y la entrega de todos los y las profesionales del servicio de urgencias del Hospital Universitario de Canarias, que, a pesar de tener que hacer frente a la situación de las urgencias en condiciones límites y con una sobrecarga de trabajo insoportable, hacen con su entrega y su sacrificio que la situación de las urgencias del Hospital Universitario no sea aún más extrema de lo que es en estos momentos. Y queremos extender ese reconocimiento y ese agradecimiento a todos los y las trabajadoras de todos los servicios de urgencias de Canarias, del resto de centros hospitalarios y de todos los centros sanitarios de las islas.

Señor consejero, es usted el responsable de la sanidad pública de Canarias que más recursos públicos, que mayor presupuesto público ha tenido nunca en la historia de las islas para gestionar nuestra sanidad. Han calificado ustedes, su Gobierno, el año pasado y el actual, el presupuesto de la comunidad autónoma como el mejor de la historia de las islas. Por eso, señor consejero, el nivel de exigencia hacia usted y hacia su gestión debe estar en la misma línea. Por eso hoy, señor consejero, Gobierno de Canarias, podemos decir, después de que lleva usted veinticuatro meses en el cargo, que es usted también un fracaso histórico en lo que se refiere a la gestión del Hospital Universitario de Canarias y especialmente en sus urgencias.

Hoy el Grupo Parlamentario Socialista le hace comparecer para que explique el colapso que viven las urgencias del Hospital Universitario. Un hospital que atiende a toda el área norte de la isla de Tenerife y a otras islas, una población de más de cuatrocientos mil habitantes. Miles de personas que sufren, señor consejero, la mala gestión de su consejería, a pesar de ser usted el consejero con más recursos, insistimos, presupuestarios para la sanidad de la historia de Canarias.

Y sí, colapso, señor consejero, una palabra que usted no quiere que se pronuncie, pero que la va a tener que escuchar. Porque, aunque a usted no le guste, lo que ha ocurrido en los últimos meses en las urgencias del Hospital Universitario no puede calificarse de otro modo. Porque, señor consejero, si un ciudadano tiene que esperar hasta siete horas para ser atendido en las urgencias hospitalarias, si tiene que esperar días para poder ser hospitalizado y los facultativos y el resto del personal tiene que trabajar en condiciones extremas, eso, señor consejero, no es ni una congestión ni es una saturación ni es un atasco de las urgencias hospitalarias, es simplemente un colapso, un fracaso, del servicio y de usted como consejero.

Hoy usted nos anunciará aquí, en el tiempo de descuento de la legislatura, cuando quedan 117 días para que usted deje de ser consejero y entre en funciones, que el Gobierno va a hacer una serie de inversiones que nos va usted a relatar, seguramente, y hoy nos anunciará, bien, que ha habilitado una serie de camas extras -algunas operativas desde ayer, qué casualidad- en el Hospital Universitario. Le echará la culpa a la gripe, al envejecimiento de la población y a los extranjeros, luego nos comparará con otras comunidades autónomas y, por último, siempre le quedará el comodín de echarle la culpa de todo al anterior consejero de Sanidad, al señor Jesús Morera, cuyo tiempo en el cargo usted ya ha superado. Nada nuevo, señor consejero. Excusas de mal pagador o, como usted dice, el cuento de la buena pipa, señor consejero, el cuento de la buena pipa, ese que a usted le gusta tanto citar cuando se sube aquí.

Miren, son ustedes unos visionarios: el colapso de las urgencias tiene que ver con que en Canarias hay extranjeros, con que se nos envejece la población y con que tenemos crisis de gripe. ¿Cuál de estas tres cuestiones no son, señor consejero, previsibles?, ¿cuál de ellas? Miren, yo no sé si son garbanzos o lo que son, lo que sí tengo claro, y veremos después en su segunda intervención, es que lo que están haciendo ustedes con las urgencias es un potaje y, en el mejor de los casos, un puchero, beneficiando a la sanidad privada, como luego vamos a tener ocasión de ver en el resto de las intervenciones.

Señor consejero, le he visto apuntar hacia una afirmación que espero que matice, porque le he visto asomar la patita en la intervención anterior en relación con las urgencias y la sanidad privada. Estoy esperando que suba aquí y nos dé la correspondiente explicación.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Matos.

Turno del señor consejero de Sanidad, el señor Baltar.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Gracias, señor presidente.

Hombre, pues, yo, señor Matos, con esto de asomar la patita, me va a permitir que le haga un chiste también, porque me volví loco: hoy traía cada comparecencia con el color del partido. Si se fijaron, la del Partido Popular era azul, la de Coalición Canaria también era amarilla y ahora... Busqué el rojo, pero no di con él, hay que quejarse ante esta multinacional porque es un color desvaído, lo cual agradezco porque veo que su tono también hoy se ha vuelto un poquito más desvaído, con lo cual le agradezco tremendamente ese tono más rosa que rojo.

No estoy asomando ninguna patita, no estoy asomando ninguna patita. Mire, permítame el chascarrillo, usted hace los chascarrillos que le parece bien conmigo, que si asomo la patita... Permítame usted a mí el chascarrillo del clip, es que no se me ocurría qué decirle al principio. ¿La patita?, yo no asomo ninguna patita.

Mire, treinta y tres camas que creo que se van a abrir en el HUC no se abren desde que usted presenta la comparecencia, ¡es que es inviable! ¿Cómo se va a hacer una obra de semejante envergadura en un hospital colapsado desde que usted presenta la comparecencia?

Vamos a ver, esto es como tratar de hablar del Pluscan como lo hacemos a veces. Hay una manera de trabajar, nos podemos apuntar a ella o no, y luego estaremos o no estaremos de acuerdo en que José Manuel Baltar sea el peor de los gestores, que esto es una cuestión que podremos evaluar después. Pero, míreme, me someto yo a examen diferenciado, pero los resultados para nuestros pacientes hoy son mejor que hace dos años. Y en las urgencias son mejor que hace dos años, y yo me remito -a ustedes que les gusta tanto- a la hemeroteca, a ciclos temporales, a cuándo empezaban los picos y cuándo acababan. Que fueron mejores en la última etapa del doctor Morera que antes y no por ello yo voy a decir que la culpable fue doña Brígida ni fue la doctora Roldós. La realidad es que cada vez, por suerte, nuestros profesionales son mejores y el sistema aprende de sus problemas y va mejorando, pero nunca había mejorado a la velocidad que mejora desde que existe el Pluscan. ¡Y esto no es un mérito mío, es un mérito del Pluscan, de los gestores que están al frente de los centros y de los jefes profesionales que rigen y que organizan las urgencias! Se lo enseñé antes. Poder disponer de un cuadro de mandos que de forma colórica explique detalladamente todo eso, pues, evidentemente, lleva a que nuestra capacidad de tomar decisiones y la velocidad de reacción sea totalmente distinta.

Mire, usted recorrió cómo iba a hacer yo la comparecencia. La verdad es que me fastidia muchísimo salirme del guion, pero, créame, no iba a hablar de Jesús Morera, porque yo solo tengo que decir bondades en este tema de Jesús Morera, solo tengo que decir bondades. Entonces a mí él, cuando me dio la transferencia, me dejó el plan, me dijo: "esto va por aquí, estos son los planteamientos y yo creo que esto hay que ponerlo en marcha". Pero sí voy a decirle que no al colapso. Luego, si quiere, sacamos todas esas noticias que usted trae preparadas y yo también, a las que hacía antes alusión, que vamos a sacar hoy aquí para enrojecernos los unos y los otros. ¡Pero no son colapsos! Se dice también colapso en Madrid, se dice también, y yo seguiré peleando, con todos mis compañeros consejeros de Sanidad, de todos los colores políticos de este país, en que no son colapsos, porque colapso significa 'paralización', y precisamente en los picos lo que hay es el doble de trabajo. ¿Qué hay, una mala acogida?, de acuerdo, ¿qué perdemos, condiciones de confort?, seguro, pero hay una asistencia técnica inmejorable, como la hay todos los días, como la hay todos los días. Hay un triaje, hay una clasificación de los pacientes... ¿Que esperamos en condiciones que, como le digo, a mí me avergüenzan? No hace falta que me lo recuerde usted, por eso trabajo todos los días, por eso trabajo todos los días.

Y, mire, lo del envejecimiento no es un cuento chino que yo vengo a contar aquí, conjuntamente con los turistas, porque los turistas, precisamente, no son el objetivo del Pluscan, pero seríamos locos si no tuviésemos en cuenta que en determinados sures y en determinadas zonas hay 15 millones de señores más al año que demandan el servicio. Y hay cosas en las que podríamos mejorar, y se han hablado hasta en la Comisión de Sanidad, pero, mire, el 55 %, cuando entendemos que los picos van causados fundamentalmente por la gripe, el frío y ya, cuando se suma la calima, ni le cuento, el 55 % de las personas que padecen gripe, este año, diagnosticadas de gripe, son mayores de 65. Bueno, eso no lo digo yo, no diga usted que no con la cabeza porque lo dicen los médicos (ante los gestos negativos del señor Matos Expósito desde su escaño). Si quiere usted, traigo el próximo día aquí al cuerpo facultativo pa que usted se crea algo, pero realmente el 55 % de los diagnósticos son de gripe; el 25 % de los pacientes que asisten a las urgencias son mayores de 65, pero de estos la mitad son mayores de 74. O sea, ¿no hay que analizar la geriatría cuando atendemos las urgencias?

Bueno, yo veo que esto hoy va de teatralidad, voy a ensayar luego tres o cuatro gestos grandilocuentes, por si salgo en alguna cámara nacional, que ponerme de moda, porque veo que esto va de hacer gestos. Yo le estoy dando los datos que me dan a mí los jefes de servicio, clínicos, los datos que me dan a mí.

Miren, ¿hay un incremento estacional de la demanda? Sí, sí. Me fastidia no tener un pelo como el suyo, oiga, porque esta calva... (risas en la sala). Perdóneme, perdóneme, porque es que está todo el rato riéndose de mí. Me dice que no, que no, ¿pero por qué me dice que no en esto? Pues discúlpeme, si le he faltado, discúlpeme. Es que me estaba, me estaba... ¿Por qué me dice usted que no a que existe un crecimiento, que la demanda es de gente de 65 años? ¡Es que no lo entiendo!

Insisto, segundo, demanda previsible e inevitable; tercero, y por último, una situación epidemiológica que nosotros no podemos regular.

Respecto del plan de contingencia que se implementó específicamente en el HUC, mire, el HUC tiene 224 urgencias de media diaria. El día 23 de enero, por poner el ejemplo del día que nos dieron la comparecencia, tenía 226. En estas urgencias, lo cual es especialmente importante, el HUC atendió 82 000 urgencias, pero, mire, en abril, en mayo, en agosto, en octubre, en noviembre y en diciembre, atendió menos que en el 2017, y en el 2017, prácticamente en estos mismos meses, atendió menos que en el 2016. Luego, el plan está funcionando.

Segundo, segundo, y algo totalmente importante, en el ámbito del HUC se amplió el horario de atención a veinticuatro horas en el Centro de Salud de San Benito, Tíncer, se amplió el horario de radiología del servicio de urgencias del Puerto de la Cruz y San Benito y se puso en marcha de nuevo, se puso en marcha la radiología en el Centro de Salud de Tíncer.

Hay una realidad, que es, tenemos un área de población envejecida, que hace que el HUC sufra de una forma especial en el ámbito de las urgencias. De esas urgencias -le reitero, aunque usted no me crea-, que los datos que nos facilitan es que del 25 % de los mayores de 65 el 50 % son mayores de 74 y, como decía la señora González Taño antes, pluripatológicos severos, y lo importante es qué vamos a hacer para resolverlo. Y, mire, hay un aumento en la plantilla de profesionales sanitarios en el servicio de urgencias, tanto de personal médico como de enfermería, que se ha hecho hasta el día de hoy: 3 médicos, 13 DUE y 14 auxiliares de clínica; hay un refuerzo de especialistas, hay un refuerzo en los servicios médicos de atención primaria; se ha aumentado el hospital de día polivalente, puesto que se han utilizado sus camas para posicionar a pacientes de urgencias; se ha contratado para la zona de tránsito 20 DUE y 20 auxiliares; y se ha trasladado de dos a cuatro pacientes al día al área de urgencias del Hospital del Norte, porque ahí sí están creciendo de forma muy significativa las urgencias, por encima del 8 %, alcanzando en este momento los 11 800 pacientes.

Mire, tenemos una serie de medidas a implementar a partir de ahora, muchas de las cuales, algunas de las cuales, le afectaron a usted porque las conoce, como es la habilitación de las 43 nuevas camas. Pero, si le parece, lo dejamos para la segunda vuelta y a ver si entonces me puede creer un poco más. Pero, créame, se está haciendo todo lo humanamente posible para mejorar las urgencias del Hospital Universitario de Canarias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Baltar.

Turno del Grupo Mixto, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Bueno, señor consejero, podremos tener opiniones diferentes sobre el sistema de urgencias del Hospital Universitario de Canarias, pero en lo que creo que coincidimos todos los grupos es en la gran profesionalidad que tienen todos los trabajadores de dicho hospital.

Hablaba en la anterior comparecencia el señor Márquez -estoy totalmente de acuerdo con él- de que debemos, en el tema de sanidad, ir con las luces largas, pero nos encontramos con el Hospital Universitario, que tiene los cuatro intermitentes encendidos y humo saliendo debajo del capó. Pero seamos realistas, es una situación que se ha encontrado usted, se encontró también el señor Morera en su época y si seguimos para atrás podemos seguir diciendo lo mismo, no son problemas que están ocurriendo actualmente sino que vienen de bastante tiempo atrás.

Y si nos ceñimos a lo que dicen los representantes sindicales, vemos que los trabajadores están pasando también por una situación bastante complicada; de hecho, han firmado un documento de descarga de responsabilidades y están pensándose seriamente en convocar un preaviso de huelga precisamente por ese colapso que sufren las urgencias. Y, bueno, deben prestar unos servicios y a veces con escaso personal, escasos materiales, etcétera.

Reconocemos que usted ha intentado poner una solución, y de hecho lo está intentando y lo sigue haciendo, que es poner camillas. Podemos coincidir con usted en que la zona no es la adecuada, pero algo hay que hacer, es obvio que tenemos que atender a estas personas.

También dicen los sindicatos que no hay un sistema homologado de triaje para clasificar correctamente la gravedad de cada paciente que ingresa en urgencias. A mitad de enero había una afluencia de 200 a 220 pacientes diarios y los representantes sindicales advertían que había 70 pacientes con el ingreso firmado pendientes de cama. La semana pasada, con la epidemia de la gripe, aumentó esta afluencia de enfermos al hospital, entre 250 y 260 ingresos diarios, y ya declarada la epidemia nuestra preocupación es saber qué va a pasar en las próximas semanas, cuando lleguemos al pico máximo de incidencia de la gripe, qué tiene previsto desde su consejería y qué es lo que tienen articulado con la dirección del hospital para atender a estas posibles demandas.

Volvemos a repetir, podemos estar o no de acuerdo en el lugar dónde se han situado estas camas, incluso también se han dispuesto veinticinco camas adicionales en los pasillos de la UVI del hospital. Se quejan de eso, de que están cercanos a baños públicos, y que tienen las quejas tanto de pacientes como de profesionales.

Nosotros, señor Baltar, sí le decimos que dote de mejor...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Lo siento, señor Ramos Chinea, se ha agotado su tiempo.

Turno del Grupo Nueva Canarias, señor Román, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señor presidente, señorías.

Hemos hablado de las urgencias y seguiremos hablando de ellas porque es una de las partes claves, sensibles, de la prestación de servicios sanitarios por razones elementales.

Cada organización hospitalaria es un mundo y la cultura de las organizaciones determina también sus resultados. El Hospital Universitario de Canarias no procede del sistema de Seguridad Social y tiene una estructura de funcionamiento, de categorías profesionales, incluso de condiciones laborales, distinta al resto del sistema y, contrariamente a lo que algunos pensaron hace décadas, eso hoy no es una ventaja, ni en las urgencias ni en el conjunto de la organización. De manera que una parte de los resultados de organizaciones de 4000 trabajadores y de 350 millones de presupuesto... marcan, determinan los resultados y en ese hospital -lo hemos comentado siempre por encima- hay una historia que lo condiciona.

Afortunadamente, en esta comunidad el departamento de sanidad tiene más recursos que antes y tiene menos de los que necesita, y los resultados por ahora son mejores -y solo faltaba-, y yo me alegro, pero están por debajo del esfuerzo presupuestario. Ahora empezamos a tener parámetros de gasto sanitario asimilables a la media española, teniendo en cuenta la condición de insularidad que condiciona el gasto, y los resultados tienen que seguir mejorando de forma sensible para colocarnos como mínimo en la media.

De manera que yo creo que se está haciendo un esfuerzo, porque hemos puesto cientos de millones más al servicio de la sanidad. Ahora, seguimos, a pesar de la mejora parcial de los resultados, estando en la cola. Y, concretamente, en este hospital no solo hay que poner más medios materiales, tecnológicos y humanos sino hay que repensar y seguir evolucionando en la cultura organizativa, en la organización, en la gestión de ese centro sanitario, porque en este y en otros parámetros asistenciales tiene dificultades para las comparaciones.

De manera que una parte de lo que nos ocurre es producto de la historia y las mejoras que se están generando, que yo creo que existen, están por debajo del esfuerzo de gasto público que estamos haciendo. Y, por lo tanto, hay que seguir exigiendo al departamento de sanidad, gobierne quien gobierne, mejores resultados para que nuestra gente tenga al menos la misma valoración, los de la calle, del sistema sanitario que tienen otras partes de España. Aquí sigue siendo la sanidad una de las principales preocupaciones de la ciudadanía y esta es una de las razones.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Rodríguez.

Turno del Grupo Podemos, señor Márquez Fandiño.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO (Desde su escaño): Gracias, presidente.

Cuando hablamos del plan de urgencias de Canarias, cuando hablamos de urgencias, estamos hablando de las urgencias en toda la comunidad autónoma y, por tanto, también estábamos hablando del Hospital Universitario de Canarias, pero si bien el HUC tiene una situación distinta y un déficit de recursos que ya hemos tratado... Incluso en la propia Ley de Presupuestos, donde nosotros a través de las enmiendas siempre llamamos la atención sobre la necesidad de mejorar las ratios de personal/paciente que tiene el Hospital Universitario de Canarias. También tiene una historia, a la que hacía referencia el señor Rodríguez, que ha complicado en muchos casos ese traspaso que hubo entre el cabildo insular y la comunidad autónoma y que ha arrastrado una situación determinada.

Pero también el HUC está soportando una carga demográfica. Es verdad que tenemos el Hospital del Norte, con unas urgencias que están en Icod, pero a partir de Icod hasta Santa Cruz el Hospital Universitario -el HUC- está absorbiendo una cantidad de población que no se corresponde con las infraestructuras hospitalarias que tiene este centro en Canarias.

Hay una de las razones que a mí me llaman la atención, y es cuando hablaba usted de las empresas privadas; nos gustaría que nos aclarara por qué muchos pacientes que están en una situación de urgencia en el norte de Tenerife tienen que pasar por una clínica privada en el Puerto de la Cruz; ver, la clínica privada, si le resulta con una cierta rentabilidad el paciente, si le resulta con rentabilidad se lo queda y si no lo manda al HUC. Esto está sucediendo históricamente en la isla de Tenerife, en el norte, y nos gustaría que nos explicara por qué, señor Baltar, se le permite a una empresa privada discriminar qué tipos de pacientes asume y quiénes no, cuando lo que deberíamos hacer, como insistía anteriormente, es reforzar la atención primaria, generar esos puntos de atención más cercanos, incluso mancomunados, donde se puedan hacer pruebas, como le decía, de análisis bioquímicos, de rayos, para no estar derivando tantos pacientes a las urgencias hospitalarias, cuando podrían ser atendidos perfectamente en esos centros de urgencias normales, como decimos.

Pero para eso tenemos que avanzar primero en generar confianza en la ciudadanía. Hay mucha gente a la que le dices, "bueno, pero vete primero al centro de salud, que te van a atender más rápido, que hay menos gente", y te dicen, "no, prefiero ir al hospital, aunque esté esperando cinco horas, pero ya salgo con todas las pruebas hechas". Esa mentalidad, digamos, se ha implantado en nuestra sociedad y va a costar seguramente años en cambiarla. ¿Y cómo lo hacemos?: generando confianza en la atención primaria, generando confianza en las urgencias de los centros de salud, ya digo, pudiendo hacer determinadas pruebas que nos van a permitir desahogar esas urgencias hospitalarias. Descentralizar, le decía.

También, cuando hablamos de esto, hablamos del transporte sanitario, y lo hemos dicho muchas veces, que está privatizado prácticamente en más de un ochenta por ciento. Si el transporte sanitario no tiene una gestión eficiente, señor Baltar, hay pacientes que ya están dados de alta pero que están esperando un transporte sanitario no urgente para poder ir a su casa y, mientras pasan las horas, porque no hay el transporte adecuado, están ocupando una cama, están ocupando espacio en los hospitales, en las urgencias, y eso está ocurriendo y lo sabe muy bien.

Por tanto, déficits de recurso, sí, pero también aquí hablamos con el HUC de déficit de gestión.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Márquez.

Turno del Grupo Popular, señor Gómez.

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ: Gracias, señor presidente.

A mí me gustaría hoy que el señor consejero nos explicara las medidas que ha tomado para la mejora de las urgencias del Hospital Universitario. Vamos a tratar de centrarnos un poco en el tema de la comparecencia, que era el Hospital Universitario.

Hemos sabido que el Pluscan ha inyectado cerca de trescientos trabajadores para los servicios de urgencias en Canarias: ¿cuántos han ido al HUC, cuántos han ido al Hospital Universitario?, ¿se han incrementado las camas?, ¿de qué ha servido?, ¿ha mejorado la resolutividad este Pluscan en el Universitario? Me gustaría también que nos transmitiera los indicadores de actividad del hospital: si ha mejorado el tiempo de espera después de la implementación del Pluscan. Es una serie de cuestiones que le dejo ahí, señor Baltar, para que usted nos conteste.

Por otra parte, hay una cuestión significativa. El año pasado se produjo una reestructuración y 60 000 habitantes de la Isla Baja de Tenerife pasaron a depender desde el Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria a depender del Hospital Universitario de Canarias. A mí me gustaría saber si únicamente fue una transferencia de pacientes o también hubo una transferencia de recursos y medios técnicos para poder atenderlos.

Está claro, señor Baltar, que el Hospital Universitario maneja a día de hoy las peores ratios de personal por paciente de todos los hospitales de tercer nivel, no de Canarias, sino del conjunto del Estado.

Mire, el Hospital Universitario protagonizó una integración ejemplar. Aun así, lamentablemente la administración -hay que decirlo- no ha sido tan ejemplar y quedan muchas reivindicaciones de los trabajadores por resolver. Otra cosa bien distinta, señor Baltar, es la gestión: cómo se gestionan los recursos humanos en su consejería. ¿Se están poniendo soluciones o se está parcheando, señor Baltar? Mucho me temo que se está aplicando agua oxigenada a un paciente que se desangra de una hemorragia.

En cuanto a los recursos humanos del Hospital Universitario, ¿sabe que existe, señor Baltar, un preaviso de huelga por parte de los trabajadores de los servicios de urgencias del HUC?, ¿sabe que los pacientes sociosanitarios hacen que haya determinados pacientes en urgencias esperando seis, siete u ocho días ingresados esperando por una cama? Usted llámelo "atasco", llámelo "colapso", llámelo "congestión", lo que sea; a mí lo que me parece es una vergüenza, la verdad.

¿Es consciente, señor Baltar, de la falta de médicos del HUC? ¿Es consciente de que se deben 13 600 horas a los facultativos y trabajadores de urgencias, que se ha aplazado por necesidades del servicio? ¿Cómo se les va a pagar a estos trabajadores?, ¿cómo? ¿Es consciente de que hay una infradotación de diez médicos para poder atender con razonable, con razonable puesta en funcionamiento los servicios diarios de urgencias, que lo transmiten no solo los facultativos sino también los sindicatos? ¿Los planes de contingencia han funcionado, señor Baltar?

Estas cuestiones son cuestiones organizativas, señor consejero. A mí me gustaría que me dijera qué tipo de medidas se han tomado para poder mejorar las urgencias en general en el Hospital Universitario.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Gómez.

Turno del Grupo Nacionalista, señora González Taño.

La señora GONZÁLEZ TAÑO: Bueno, señorías, aquí ahora volvemos a las urgencias, esta vez hablamos específicamente del Hospital Universitario de Canarias, aunque se han planteado otras cuestiones en medio.

Mire, cuando uno hace una crítica tan exagerada, cuando todo está mal, ya lo decía antes, cuando no se hace nada bien, no es creíble, no es creíble. Por eso yo creo que hay otros grupos parlamentarios que, hombre, dicen las cosas que se hacen bien, las cosas que se hacen mal, eso es bastante más creíble. Porque los datos están ahí, ya lo decía antes, la realidad es tozuda.

El Hospital Universitario de Canarias tiene problemas y yo no voy a explicarlo, lo ha hecho dos veces aquí en atinadas comparecencias, explicaciones, el señor Rodríguez, doctor Rodríguez, y, por tanto, creo que no voy a repetirlo. Pero es verdad que el Hospital Universitario de Canarias tiene problemas, tiene problemas serios que hay que resolver. Aquí se ha dicho ya y no los voy a repetir. Pero también es verdad que se han hecho cosas, que el hospital está trabajando, que este equipo de la consejería ha mejorado la situación del hospital. ¿Y que hay que seguir haciendo cosas?, por supuesto. Los datos los dará el consejero: los profesionales que se han incorporado, las obras, las camas. El que quiere las cree y el que no, no. Eso ya es como todo.

Por cierto, señor consejero, en La Palma el cuento se llama de la vieja y el viejo majaderos. Yo creo que a veces también es bueno, porque alguna majadería que otra oímos aquí, ¿no? El cuento al que usted se refiere.

Yo lo que le digo es, señor consejero, y dirigiéndome específicamente a usted, a su consejería y a los profesionales del Hospital Universitario de Canarias, en primer lugar, por supuesto agradecerles a todos el trabajo, el esfuerzo, la dedicación, pese a las dificultades. Ya lo he explicado otras veces aquí, hemos sido pacientes en ese hospital, hemos estado hospitalizados, sabemos las dificultades que siempre ha tenido este hospital, pero la atención, la profesionalidad y el nivel de este hospital yo creo que no podemos ponerlos en duda. El nivel de la atención sanitaria nunca debemos ponerlo en duda, independientemente de que haya muchas cosas que mejorar, que desde luego habrá que seguirlo haciendo.

Y, señor consejero, en la misma línea de lo que se ha planteado aquí, nosotros le vamos a preguntar no solo lo que se ha hecho en el 2018, sino también qué previsiones de actuaciones tiene para el 2019.

Y sí le voy a decir una cosa, señor consejero: desde nuestro grupo parlamentario, haga todo lo que pueda por este y por el resto de la sanidad canaria hasta el último día. Porque aquí parece que quieren que se pare porque se inicia una campaña electoral. Eso déjeselo a otra gente, usted dedíquese a lo que hace bien, que es trabajar y gestionar y mejorar nuestra sanidad en Canarias.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora González Taño.

Turno del grupo solicitante de la comparecencia, el Grupo Socialista, señor Matos.

El señor MATOS EXPÓSITO: Gracias, señor presidente.

Señor consejero, sinceramente le digo que esperaba algo más de altura en su intervención. Estamos hablando de un drama humano. Mientras usted hace chistes sobre mi pelo y sobre alguna cosa más, hay muchas familias hoy y durante algunos días en el Hospital Universitario de Canarias, en las urgencias, esperando a ser atendidas. Y lo que esperan del máximo responsable de la sanidad en Canarias es que se suba aquí y, en vez de convertir el Parlamento en el Club de la Comedia, les dé algunas explicaciones a las familias que tienen que ser atendidas en el Hospital Universitario -en las urgencias- de Canarias.

Afortunadamente, que falten apenas ciento veinte días para que haya elecciones, más allá de los resultados, la buena noticia es que, por fin, vamos a librarnos de usted y va a dejar de ser consejero de Sanidad de esta comunidad autónoma.

Por cierto, señor consejero, cuando quiera usted algo de color rojo, me lo pide. Mire, aquí tengo una carpeta del Partido Socialista, yo se la presto generosamente. Dele la vuelta al clip que me acaba de enseñar, por si acaso sea un regalo de alguna clínica privada y por detrás venga el nombre, por ejemplo, de Clínica San Roque. Dele la vuelta al clip, no vaya a ser que sea un regalo de su empresa.

Mire, se ha subido usted y no ha dicho ni una verdad. Ha hecho muchos chistes, con un drama humano, que a lo mejor usted no vive. ¿Por qué puede decir usted cuándo fue la última vez que visitó el Hospital Universitario de Canarias, señor consejero? Primera pregunta, a ver si usted es capaz de venir aquí, subirse y, además de hacer unos chistes, es capaz de decir cuándo fue la última vez que visitó usted el Hospital Universitario de Canarias, siendo el máximo responsable de la sanidad en Canarias. Creo que sé cuándo fue, pero dígalo usted y súbase aquí. Creo que fui yo después de usted. Súbase y dígalo: cuántos meses hace que no va usted al Hospital Universitario de Canarias, señor consejero.

Mire, no venga usted a decir aquí que a usted le preocupa mucho la situación de los profesionales de la sanidad y del Hospital Universitario de Canarias. ¡No es usted creíble!

Y, mire, que yo haga gestos, deje de hacerlos o lo que opine mi grupo parlamentario... Parece que aquí el único que está en campaña somos todos los grupos parlamentarios menos Coalición Canaria, ustedes no están en campaña, en absoluto, somos todos los demás. Yo le pediría también que tenga un poco más de respeto por el Parlamento, porque yo sé que usted no es diputado y esto se le hace bola, venir al Parlamento, yo lo sé, pero, mire, aquí nos sentamos personas que nos han elegido los ciudadanos, entre otras cosas para pedirle a usted explicaciones. Así que yo le voy a pedir un poquito más de respeto para este Parlamento y para los diputados. Para mí, si usted lo tiene a bien, pero también, por ejemplo, para el diputado don Asier Antona, donde usted le ha faltado el respeto esta mañana de una forma que a mí personalmente me ha molestado, y fíjese usted si compartimos o no compartimos grupo parlamentario. Aquí no venimos a hacer garbanzos o a no hacer garbanzos, señor consejero; venimos a pedirle explicación en nombre de las personas que nos han votado, porque son los únicos intereses que algunos representamos en este Parlamento. No sé si todos pueden decir lo mismo. Desde luego nosotros sí, nosotros sí, señor consejero, y se lo digo mirándole; nosotros sí, no sé si todos pueden decir lo mismo, que aquí representan solo los intereses de los ciudadanos de Canarias que nos han votado.

A usted no le interesan los trabajadores del Hospital Universitario. Eso no es verdad. Está bien, se sube aquí y lo dice. Dígaselo usted a los trabajadores, dígaselo usted a los facultativos del Hospital Universitario, de las urgencias, que les deben once mil horas a los trabajadores, a los médicos. Faltan siete facultativos en las urgencias hospitalarias del Universitario, señor consejero. ¿Dónde está la solución, dónde está? ¿Por qué sigue usted cubriendo las plazas de los médicos de urgencias contrato año a año? ¿Por qué no hace interinas esas plazas, que se lo han pedido una y otra vez y estabiliza usted al menos la plantilla mínima de facultativos que tienen que ver con el hospital y las urgencias del Hospital Universitario de Canarias? ¿Por qué no empieza a hacer usted su trabajo, señor consejero?, ¿por qué? ¿Eso es lo que a usted le molestan o le preocupan los trabajadores del hospital? ¿Cuántas veces le han pedido que arregle usted esa cuestión?

Mire, ¿sabe lo que pasa?: que usted le hace una OPA hostil permanente al Hospital Universitario y es muy difícil que los facultativos y que otros profesionales de la sanidad apuesten por ir al Hospital Universitario, porque usted hace permanente OPA hostil al Hospital Universitario de Canarias. No se lo digo yo, reúnase con los sindicatos, con los trabajadores, con los médicos. Vaya por el hospital, que hace unos cuantos meses que usted no va.

Mire, el Hospital Universitario -ya lo hemos hablado aquí- tiene graves carencias, pero son mucho más graves las carencias de las urgencias del Hospital Universitario. Usted insinuó, insinuó, en la anterior comparecencia, algo que es falso. ¡Algo que es falso, señor consejero! A lo mejor tiene que ver con ese clip rosado que usted nos enseñó. ¿Sabe qué ha pasado con esta crisis de las urgencias hospitalarias del Universitario, señor consejero? Pues que usted ha permitido que a lo largo del año, desde que acabamos con la otra crisis de las urgencias, usted ha permitido, o no impidió o no negoció con los centros concertados, que no entraran en obras, y usted lo ha permitido. ¿Y sabe qué ha traído eso como consecuencia, señor consejero?: que las operaciones quirúrgicas donde se han parado precisamente es en la pública, en el Hospital Universitario, señor consejero. ¡Lo sabe todo el hospital! Usted puede venir ahora aquí, subirse con el papel que usted quiera. ¡Lo sabe todo el hospital!: ¡las únicas intervenciones que se han suspendido para poder hacer frente a los picos de las urgencias del Hospital Universitario han sido precisamente en el Hospital Universitario! ¡La concertada no ha suspendido ni una intervención quirúrgica para hacer frente a las urgencias! ¡Y eso es responsabilidad suya, señor consejero! Y esto no es un chiste ni una broma, esta es la realidad, y lo sabe todo el Hospital Universitario.

Y usted insinuó algo en su primera intervención que es falso. Por tanto, ya vamos por dos mentiras, una sobre los trabajadores y otra sobre lo que está pasando con las desviaciones a la concertada. Pero, como le vuelvo a decir, señor consejero, aquí no todos representamos lo mismo ni a los mismos intereses. Los diputados que nos sentamos aquí, y a los que usted les falta permanentemente al respeto, solo nos debemos a los intereses de la gente que nos vota. No puede usted a lo mejor decir lo mismo, señor consejero, que en la mitad de los expedientes de su consejería se tiene que abstener. ¡No venga a darnos lecciones a los diputados, señor consejero, tenga usted un poco de pudor! Yo no me tengo que abstener en ningún expediente de la sanidad; usted sí, porque yo solo me debo a mis votantes y usted no. Esa es la diferencia.

El sistema de drenaje no funciona, y usted lo sabe. Cuando me refiero al sistema de drenaje, me refiero a la colaboración de las concertadas para hacer frente al problema sanitario.

Me voy quedando sin tiempo y hay muchas cosas de las que hablar.

Los retrasos son insoportables: medias de cuatro horas y picos de hasta siete, gente que tiene que esperar en los pasillos, algunos hasta días, señor consejero, días. Y usted aterrizó en este Gobierno después de que quien utilizara políticamente la sanidad en Canarias fuera el señor presidente con el anterior Gobierno y con mis compañeros en el Gobierno de Canarias. ¡No diga usted que usamos políticamente la sanidad! Empezó el señor presidente con el anterior consejero. Eso sí fue la utilización política de la sanidad, señor consejero; por eso está usted ahí sentado.

Algunas personas han tenido que esperar hasta una semana, señor consejero, hasta una semana. Usted lleva veinticuatro meses de consejero, ¡veinticuatro! ¡El consejero con más recursos públicos que ha tenido ningún consejero en la historia! Oiga, menos mal que el señor Antona le votó el presupuesto, porque, después de haberle escuchado esta mañana cómo se ha dirigido a él, todavía no entiendo cómo no le está agradecido. Tiene usted más recursos que nadie, señor consejero, que nadie, en la historia de Canarias, y usted sube aquí a hacer chistes con las urgencias. Y esta es la realidad de lo que ha pasado hoy aquí.

Usted ha habilitado treinta y dos camas o veintiséis camas. Hace unas cuantas semanas que empezaron las obras, lo sabe usted y lo sé yo. Y le hago una pregunta, señor consejero, ¿esas camas que usted ha habilitado deprisa y corriendo y de forma improvisada cuentan con los permisos, con los estudios de seguridad, con los estudios de higiene, etcétera? ¿Los tiene? Le invito a que suba aquí y lo diga. Diga hoy aquí si esas camas que usted ha habilitado deprisa y corriendo, con una improvisación manifiesta, en unos pasillos que eran unas oficinas, algunas de las cuales han estado en funcionamiento ayer, si cuentan con todos los parabienes técnicos y sanitarios. Porque a mí que usted aparque en cualquier rincón del hospital, habilitando deprisa y corriendo, a la gente a mí no me vale, señor consejero. Le puede valer a usted, a mí no me vale. Y le reto a que suba aquí y diga si esas camas cuentan con los permisos, con los informes positivos, sanitarios, de seguridad y salud laboral, señor consejero.

Es usted un visionario, y su Gobierno. Yo no sé si su intervención ha sido "con Plasencia", "con Plasencia", y algunos de sus compañeros de otras instituciones, si son "con Plasencia", esas intervenciones. Yo no sé si la de usted es "con Plasencia" o "sin Plasencia", no lo sé. Pero, mire, ¿sabe qué?, las excusas de mal pagador, el cuento de la pipa, ese que usted dice, el de la vieja majadera -perfectamente, así me lo enseñaron a mí-. ¿Que tenemos una población mayor?, ¿lo descubrió usted ahora? Llevan gobernando treinta años en esta comunidad autónoma y se acaban de enterar de que tienen personas mayores y de cómo evoluciona la pirámide poblacional, de que tenemos turistas...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Un minuto más, señor Matos.

El señor MATOS EXPÓSITO: ... que tenemos turistas, ¿en serio? Fíjese usted qué paradoja, que habla usted de que los turistas son una carga. Menos mal que no utilizó la palabra extranjeros, porque se la he escuchado en otra ocasión. Hoy dijo turistas, bien, aunque lleva la corbata verde, pero hoy dijo turistas y no dijo extranjeros. Lo acaba de descubrir usted también. ¡Es un visionario de la sanidad, impresionante, no tiene, en fin, impactados! Fíjese qué paradoja, el mismo Gobierno que propone bajar el IGIC a los extranjeros y que no quiere la tasa turística. ¡Hombre, por favor, un poco de coherencia!

Y habla usted de la gripe. ¡Vaya!, una enfermedad recién descubierta y que no sabemos exactamente en qué época del año nos ataca.

Y esas tres excusas, señor consejero, son de mal pagador y algunas son mentira. ¿Sabe por qué?, porque la crisis de las urgencias en el Hospital Universitario de Canarias no empezaron con la gripe, empezaron desde antes del mes de octubre. Nada que ver con la gripe, tiene que ver con un mal Gobierno, al que todos esperamos que en mayo le podamos poner fin de una vez y usted se vaya a su casa.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Matos.

Turno del señor consejero, para finalizar esta comparecencia, señor Baltar.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Gracias, señor presidente.

Bueno, pues, permítanme que comience pidiéndoles disculpas a todos, puesto que, por lo que veo, algunos se permiten el lujo de llamarle mentiroso al prójimo pero no aceptan ni el más mínimo juego de palabras. Pero, mire, señoría, me va a perdonar, pero el concepto de incontinencia es la incapacidad de retener y usted hay momentos en que tiene cierta incontinencia verbal. Lo que usted ha dicho que son dos mentiras que yo dije yo demuestro con números que no lo son. Me gustaría que usted demostrase con números que lo son. Esta es la única manera de demostrar que yo miento, demostrar con números que no son.

Porque, mire, lo que no se puede hacer para justificar y para vendérselo a la parroquia... Porque, mire, ¿qué objetivo... -y me va a perdonar, señor Antona, fue en tono jocoso lo del garbanzo. Solo faltaba que no pudiésemos hablar aquí en este tono-, pero, mire, qué objetivo tiene aquí hablar de las urgencias del HUC cuando vamos a hablar de las urgencias hospitalarias ahora? Como bien dijo el señor Rodríguez y como dijo el señor Márquez, ya sabemos, y lo hemos debatido aquí, cuál es el problema del HUC, cuáles son los problemas del HUC, arrastrados con una integración tardía, en una fase de crisis, que deviene un revés encima. ¿Qué quiere usted que recuperemos de todo esto? Lo único que hay que hacer para solventar el HUC es pisar el doble el acelerador cuando podríamos que poner recursos, y es lo que estamos tratando de hacer.

Y, créame, preguntaré mañana los avales de seguridad de las cuarenta y tres camas, pero me parecen tan importantes cuarenta y tres camas para tener a cuarenta y tres ciudadanos en correctas condiciones que no me parece que el cuestionamiento que usted hace sea el correcto. Lo pediré explícitamente a la gerencia del HUC.

Mire, me va a permitir que aquí cierre el tema. No nos quedan ciento veinte días, lo siento por usted; a mí me dijeron por ahí unos aficionados que me quedan casi ciento ochenta o ciento cincuenta. Entonces hasta el día ciento cincuenta me va a tener usted trabajando y al día siguiente me echa sin ningún problema. Es más, la carta de dimisión ya está redactada para el próximo presidente de la Comunidad Autónoma de Canarias. Que ojalá lo sea usted, si lo ponen en ese puesto.

Yo le indico: los deseos no cambian nada, lo que cambian son las decisiones. Y, como lo que cambia son las decisiones, voy a empezar a contestar concretamente a aquellos portavoces que han tenido el interés del hospital, de interesarse en las cuestiones concretas que realmente les preocupan y están ahora mismo en debate en el Hospital Universitario de Canarias.

Señor Ramos, sí es verdad, hay una demora en la adquisición de un sistema informático. No es que no se tríe, se tría, pero hay un sistema informático que permite un triaje automatizado, solo implantado en el Materno Infantil, porque, en contra de lo que algunos creen, yo sí me reuní hace escasamente quince días con el personal de urgencias, yo sí estuve con el presidente hace menos de tres semanas, en las urgencias del Hospital del Norte, en Icod de los Vinos, y ahí curiosamente, señor Matos, eran todos interinos. Fue una casualidad, probablemente, y todos le dieron públicamente en mi presencia las gracias al presidente.

Señor Chinea, tenemos problemas, nos hemos retrasado dos meses. Está mi compromiso con el colectivo de los trabajadores con los que me reuní de que eso se haría en el plazo de un mes y en ello está trabajando el director del servicio, que creía que se había implementado en el mes de diciembre.

Respecto de los problemas de cultura y organización, no vamos a hablar más de tema, es una realidad, pero, como decíamos antes cuando hablábamos de los batracios, no pensaremos que la cultura de una organización de semejante envergadura -lo decía el señor Román Rodríguez-, pues, casi cuatro mil trabajadores, 350 millones, va a cambiar de hoy para mañana. Bueno, pues, es algo que va cambiando de forma progresiva, pero hay que ayudarlos.

Y, míreme, señor Márquez, me voy a enterar con detalle. Cuando yo llegué, sí pregunté por determinadas derivaciones del norte de Tenerife. Los partos, que, como usted bien sabe, ya están cerrados, y determinadas derivaciones, que se mantenían curiosamente en el mes de diciembre porque estábamos implantando el nuevo aparato de radiología en Icod de los Vinos. Me interesaré por ello y le daré información detallada, porque desde el momento en que el nuevo aparato de radiología esté operativo -porque no van a ser placas simples en el TAC, lógicamente-, en el momento en que esté operativo, ese modelo de derivación -créame- desaparecerá.

Respecto del tema del transporte, bueno, yo entiendo que ustedes tienen su postura. Nosotros acabamos de sacar hoy el nuevo concurso, por hablar de cosas concretas, en lo que nos afecta, que casi crece en cien millones, noventa y siete millones novecientos y pico mil euros, en los próximos cuatro años. Creo que es un objetivo, lo habíamos hablado varias veces en comisión, que superaba lo que solicitábamos entonces para el 2016. Hemos alcanzado una cifra muy superior y créame que yo espero que sea realmente una mejora muy sustancial que nos permita, conjuntamente con otras mejoras organizativas como permitir que ciertos pacientes se puedan desplazar por medios paralelos, etcétera, que la norma canaria no nos permite, y que está trabajando ahora mismo la Dirección del Servicio Canario de la Salud.

Señora González Taño, gracias, gracias. Yo entiendo que son los de casa, pero hay otros que no son de casa y a los que también se lo agradezco, con lo cual considero que usted se merece mi agradecimiento por reconocer cuando menos el trabajo de los gestores y de los profesionales que están en ese hospital. Porque, créame, créame, señor Matos, yo he estado sentado hace quince días... Bueno, pues, entiendo que debe ser que salimos en algún sitio, porque ese no sistemático con la cabeza... (Gestos del señor Matos Expósito desde su escaño). Yo le daré la fecha, yo le daré la fecha. Si le digo que fue el último pleno, a las doce de la mañana, el miércoles, pues, le estoy dando la fecha, le estoy dando la fecha. Vinieron diez personas, si no recuerdo mal, o doce, evidentemente no era todo el servicio, era inviable que se desplazara todo el servicio a hablar conmigo. Pero, bueno, sí me reuní con ellos, sí se habló del triaje, sí se habló de la ampliación. Y sí plantearon cosas muy importantes, porque, mire, yo creí que todo consistía en echarle más metros cuadrados al servicio y ellos fueron los que nos hicieron reflexionar sobre que no, sobre que tener más estancia media en el hospital era un problema y rotar menos a los pacientes, sobre que en un momento determinado ellos estaban atendiendo prácticamente una planta de hospitalización en urgencias, y eso ya no son urgencias, es una hospitalización, etcétera, etcétera, etcétera. Cuestiones que, lógicamente, sisee usted o ningunee, está abordando la dirección del Hospital Universitario de Canarias.

En cualquier caso, para los que realmente les interese el futuro del HUC y realmente les interese, ¿qué va a ser de sus profesionales y las condiciones en las que van a trabajar? Miren, hay planificado un incremento en las supuestas diez camas más de áreas de observación 8 y 9; hay, habilitándose en estos días, el final de las 43 camas, que nos costó francamente bastante montar, de las cuales son 10 camas para el hospital de día polivalente y 33 camas para esas famosas áreas de tránsito de hospitalización. Se está haciendo, gran parte de él consolidado, un plan de dotación de material para el servicio, que incluye 40 sillas de ruedas, 40 sillas de confidente, 40 sillones de trabajo y 3 camillas. Se está adquiriendo, como le decía, está adquirida pero no está implantada, la informática de triaje homogénea. Se está potenciando, saben que este hospital tiene un problema añadido, y es que está con SAP, no tiene la historia clínica unificada del Servicio Canario de la Salud, se está potenciando esa histórica clínica. Y hay un perfil específico de trabajo para la potenciación de la hospitalización domiciliaria, de un lado, los planes de consultas de alta resolución y el incremento de altas en hospitalización. Que, mire, señor... (Rumores en la sala).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Señorías, guarden silencio, por favor. Señorías, ocupen sus escaños y guarden silencio.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): El incremento de altas de hospitalización, que, como le decía, es un plan que se ha puesto en marcha y tan solo en veinte días ha producido los siguientes resultados -fíjense-: promedio de alta hospitalaria los sábados, en los tres últimos fines de semana, 41,6; promedio de alta hospitalaria los domingos, 20,6, por vías de calidad en procedimientos de alta precoz.

Créanme, créanme, que se está trabajando intensamente y se tienen planes para intentar que el Hospital Universitario de Canarias salga de ese supuesto vagón de cola del que hablábamos al principio. Todos los esfuerzos de este consejero hasta el día 80, 100, 120 o 150 estarán dedicados a ello.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Baltar.