Diario de Sesiones 149/2019, de fecha 5/2/2019 - Punto 46

9L/PRRP-0001 DEBATE DE TOMA EN CONSIDERACIÓN. PROPUESTA DE REFORMA DEL REGLAMENTO DEL PARLAMENTO.

La señora PRESIDENTA: Vamos, señorías, a ver ahora la toma en consideración de la propuesta de reforma del Reglamento de la Cámara.

(Rumores en la sala).

Señorías, intervención de los grupos, señorías, intervención de los grupos por tiempo de cinco minutos, de menor a mayor.

Comienza el Grupo Mixto.

Señorías, Reglamento de la Cámara, toma en consideración.

Grupo Mixto.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidenta. Buenas tardes, señorías.

En la tarde de hoy vamos a afrontar el debate de la reforma del Reglamento en esta Cámara, una modificación en la que hemos trabajado todos los grupos parlamentarios para intentarlo hacer con el máximo consenso posible.

Quiero dejar claro desde un principio que a nuestro grupo nos hubiese gustado poder hacer una modificación mucho más ambiciosa, pero los tiempos son los que son y entendíamos que ahora mismo lo que primaba era hacer las modificaciones urgentes, pero, aun así, aprovecharemos el plazo de enmiendas para presentar algunas modificaciones.

Aun así, se ha dado también, y tenemos que reconocer, un salto cualitativo en esta norma, asegurándonos que avance el compromiso con la igualdad a través de modificaciones de varios artículos para que los órganos de control, como la Mesa o las comisiones, tengan un equilibrio de género. Además, ese mismo equilibrio de género se ha establecido para todos aquellos órganos e instituciones en los que sus miembros son designados en este Parlamento.

Avanzar en igualdad también requiere implantar el uso del lenguaje inclusivo en las normas. Por tanto, hemos consensuado que se revisen y sustituyan todos los términos del Reglamento que no se ajusten a este tipo de lenguaje, de forma que la propia norma interna que regula el funcionamiento de esta Cámara sea ejemplo para todos y para todas. Un ejemplo que debemos mantener en todas las actuaciones que hagamos. No podemos permitirnos dar pasos atrás en una materia especialmente sensible y en la que aún quedan muchos avances por cumplir para poder tener un país inclusivo y respetuoso con la igualdad, para que esta sea una realidad efectiva y real.

Volviendo al Reglamento, aparte de estos importantes cambios, hemos procedido a ajustar el texto al contenido del nuevo Estatuto de Autonomía. No solo cambiando la numeración de los artículos en los que se remitía el Reglamento al viejo Estatuto, también incorporamos los cambios del nuevo. Por ejemplo, establecemos mecanismos para el caso de disolución anticipada del Parlamento, para quitar los mecanismos de los aforamientos, que ya no son necesarios, y para aclarar las delegaciones normativas al Gobierno, al igual que el control de los futuros decretos-leyes que puede emitir el Gobierno de Canarias al tener atribuida esta nueva función. Por otro lado, se sistematizan cuestiones de operativa y se aclaran y simplifican cuestiones de organización interna de las funciones de control y de las comisiones de la Cámara. Se aclaran cuestiones puntuales en el veto insular para que, si alguna vez se ejerce, se haga de forma motivada. Y se cambian aspectos en la comparecencia de los presidentes de los cabildos insulares.

En definitiva, darle las gracias al señor letrado de la Cámara, gracias por su inestimable ayuda para la reforma de este Reglamento y, como dije al principio de mi intervención, aunque los días son pocos porque es por trámite de urgencia, vamos a aprovechar ese plazo para hacer las modificaciones y presentar las enmiendas que creemos que es importante que se hagan, ya que se ha abierto la reforma de este Reglamento.

Repito, nos hubiese gustado que fuese una reforma mucho más ambiciosa, pero los tiempos son los que son y no sería razonable que se hiciese una reforma mucho más ambiciosa porque no tenemos tiempo de llevarla a cabo.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Mendoza.

Turno ahora para el Grupo Parlamentario de Nueva Canarias. Señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, presidenta.

Señorías, en relación con esta reforma del Reglamento de esta Cámara, es la primera reforma que está planteada en esta legislatura y que hoy debatimos en este pleno su toma en consideración, solo hemos abordado tres de los -entendemos- muchos temas que tendríamos que haber acometido.

El primero podríamos decir que viene determinado por imperativo legal, porque lo que se aborda es la adaptación del Reglamento al nuevo Estatuto de Autonomía.

El segundo tema que afrontamos en esta modificación, y que sí que entendemos fundamental, viene referido a la igualdad, a la introducción del lenguaje inclusivo en el texto del Reglamento, a la obligatoriedad de la paridad en la composición de los órganos de la Cámara y también en los miembros que esta Cámara elija para las instituciones dependientes del Parlamento de Canarias.

Y el tercer y último tema abordado es la regulación, por primera vez, en esta Cámara, en el Reglamento de esta Cámara, de la posibilidad de que los diputados y diputadas, por razones de incapacidad temporal, por una enfermedad grave o muy grave, por el hecho de estar hospitalizados, por disfrutar de un permiso de maternidad o de paternidad, o por tener una situación de embarazo de riesgo incluso, por el fallecimiento de un familiar en primer grado de afinidad o de consanguineidad, pues, no puedan asistir a los debates y a las votaciones plenarias correspondientes y puedan delegar su voto.

Yo sí quiero dejar constancia de que desde Nueva Canarias no compartimos el concepto de "delegación de voto", sobre todo en los plenos, porque el voto es personal e indelegable, tal y como pone el Reglamento, pero lo que sí es cierto es que hasta que la Cámara pueda contar con la tecnología necesaria para poder efectuar el voto telemático aceptamos o entendemos que sea la única medida factible.

Dicho esto, sí quiero poner de manifiesto que mi grupo político entiende que el Reglamento necesita una revisión y una modificación más profunda, pero la realidad, como bien dijo la portavoz del Grupo Mixto, es la que es, quedan menos de dos meses de legislatura y estamos inmersos en una vorágine de iniciativas legislativas, ya sean proyectos de ley o proposiciones de ley, que casi me atrevo a decir que va a ser imposible sacarlas todas adelante, con lo que menos sentido tiene poner al fuego más calderos.

En cualquier caso, señorías, el Reglamento no es otra cosa que el cauce de la vida parlamentaria, el cauce a través del cual la voluntad parlamentaria se expresa en todas sus variantes, y pienso que con los nuevos tiempos que se avecinan en esta Cámara, me refiero al previsible aumento en el número de grupos parlamentarios en la X Legislatura, obviamente el número de diputados ya lo conocemos, pero también va a haber un incremento importante en el número de grupos y va a haber que abordar estas modificaciones en el Reglamento, pues ellas son por razones básicamente de operatividad.

Pero al margen del escaso tiempo de vida que le resta a esta legislatura, la IX Legislatura de esta Cámara, parece razonable que sean los diputados de la próxima legislatura, de la X, los que, en función de la conformación que surja a partir de las elecciones del 26 de mayo, determinen la adaptación del Reglamento a la realidad que les toque vivir.

No obstante, si hoy, finalmente, se aprueba la toma en consideración del texto de modificación de este Reglamento, se abrirá un escaso espacio, corto plazo de tiempo para la presentación de enmiendas y desde mi grupo parlamentario plantearemos algunas. No serán muchas y relativas, sí, fundamentalmente a temas, como dije antes, de operatividad.

Yo, por último, lo que sí quiero es agradecer a todos los ponentes, a los servicios jurídicos, al secretario general, el buen talante en la relación y en la discusión de esta importante norma para esta Cámara, que regula las relaciones internas dentro de los grupos y la gestión diaria de este Parlamento. Esperemos que en el periodo de enmiendas podamos mejorar, aunque sea un poco más, este Reglamento para los próximos que vengan se lo encuentren un poco mejor.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora González.

Turno ahora para el Grupo Parlamentario Podemos. Señora Monzón.

La señora MONZÓN NAVARRO: Gracias. Buenas tardes, noches ya, a todos y a todas.

Evidentemente, la modificación del Reglamento de la Cámara, al margen de otras propuestas que pudieran darse para mejorar y modernizar lo que entendemos un Reglamento que creemos que se va quedando obsoleto y que hay que modernizar, tenía que adaptarse al nuevo Estatuto de Autonomía. Eso era un mandato legal que, al margen de que podamos o no estar de acuerdo -nuestro grupo parlamentario- con las modificaciones que tiene este Estatuto de Autonomía, por supuesto sí tiene que traspolarse al resto de normas a nivel de comunidad autónoma para adaptarse a esta norma. Por tanto, en eso sí hemos estado de acuerdo con esta modificación del Reglamento de la Cámara.

También, importante, todas las modificaciones que en materia de igualdad, en materia de género, se introducen. Quisiera destacar la modificación del artículo 88, que discrepo con la compañera de Nueva Canarias, en el sentido de que entendemos que ese voto que se delega por permisos de maternidad o paternidad, derechos que son inherentes a las personas, también por incapacidad temporal, por enfermedad grave o muy grave, por estar hospitalizado, también por encontrarse en una situación de riesgo en el embarazo o por un fallecimiento o enfermedad grave de familiar, de primer grado, de afinidad o consanguineidad, que es algo que hemos acordado con propuestas de todos en el debate de la Comisión de Reglamento, creemos que es un avance importante en los derechos de los diputados y diputadas de esta Cámara, para que cualquier iniciativa, cualquier propuesta, pueda ser aprobada o no con el derecho del voto de todos los diputados si están en una de estas situaciones.

Sí me gustaría destacar que, en la primera comisión que tuvimos de Reglamento, se hizo una votación que nos pareció un poco atípica, en el sentido de que se acordó por parte de los grupos, excepto el Grupo Podemos, qué modificaciones se podían o no dar en esta propuesta que se trae a esta Cámara. Nosotros entendemos que el derecho no se podía cercenar, hacer cualquier otra propuesta, al margen de que las mayorías en esa comisión y en la ponencia que después emanó de esa comisión... Se pudieran o no aceptar algunas propuestas. Sobre todo porque, se ha dicho aquí, los tiempos son los que tenemos, nos quedan cuatro plenos, uno de ellos es el debate de la nacionalidad; seamos conscientes de que las enmiendas que se vayan a presentar en el procedimiento no van a poder prosperar porque no va a haber tiempo material para poder debatirlas, y creíamos y creemos que hay propuestas muy coherentes que deberían haberse introducido y modificado en esta ponencia, en esta propuesta que se trae a la Cámara y que podíamos haber aprobado introducir.

Me van a permitir que destaque alguna de ellas en el tiempo que tengo. Una de ellas era el hecho de las comparecencias de los directores generales o secretarios generales técnicos de los distintos departamentos. Nos parece importantísimo que, en un buen gobierno, en la transparencia, en el control a un gobierno, esos altos cargos que son ejecutivos puedan estar presentes en las comisiones y explicarnos, por ejemplo, algo tan necesario como la ejecución de unos presupuestos en cada uno de los departamentos, y eso quien lo sabe y quien lo controla son las secretarías generales técnicas.

Por otro lado, un debate importante es el debate de las dietas y que, sin suscitar aquí más polémica, entendemos que las personas tienen los mismos derechos, independientemente de los cargos que ocupen, para tener tanto alojamiento como manutención y que ningún cargo justifica que tenga una mayor dieta para poder alojarse o comer mejor que cualquier otra persona. Eso nos parece que es de sentido común. Y, por tanto, esa era una de las propuestas -si la mosca me deja seguir hablando-, es una de las propuestas que teníamos para que en este Reglamento se pusiera blanco sobre negro y se pudieran igualar los derechos de las personas.

Por otro lado, también, sobre las preguntas al presidente del Gobierno, nos parece que, aquí, a principios de legislatura, que sí podíamos preguntar cualquier diputado al presidente, de repente se nos habla de un acuerdo verbal en el que no se permite y, además, se nos dice que, si no se hace de la manera que está esta propuesta verbal, entonces tendríamos menos derecho a preguntar al presidente. Eso nos parece de todas todas... Perdón, tengo una mosca que, vamos, yo no sé si esta mosca... debía sospechar a ver de dónde viene. Esto parece un boicot a la modificación del Reglamento. En fin, perdón, el comentario. Esto es algo serio y creemos que los controles al presidente del Gobierno deben realizarse por parte de todos los diputados, como ya lo dice el Reglamento, y por supuesto adaptarse a todos los grupos parlamentarios que hay actualmente y los que puedan entrar en los próximos comicios, que, evidentemente, la pluralidad está y en el control del Gobierno, lo que entendemos es que el Parlamento tiene que ejercerlo.

Y, bueno, solamente también decir que entendemos que a lo mejor debería cambiarse la compatibilidad y permitir que actividades artísticas sí se pudieran hacer compatibles, como se realiza, por ejemplo, para el caso de los pensionistas, que se ha modificado la ley del régimen de la Seguridad Social, entre otras cuestiones y muchas más que hemos...

La señora PRESIDENTA: Un minuto más, señora Monzón, no sea que vaya a pensar que la mosca se la envié yo, que ya la estoy viendo venir. Que esto no conste en acta, por favor.

Un minuto más.

La señora MONZÓN NAVARRO: Se lo agradezco.

Bueno, simplemente comentar alguna cosa más que queríamos. Dentro de las modificaciones que habíamos solicitado también era que, en el tema de las comisiones, a la hora de hacer los órdenes del día... Sabemos que en muchas comisiones los presidentes tienen el talante de consultar a todos los portavoces de los grupos, pero no sucede en todas las comisiones, en este Parlamento, y, por tanto, de aquí hago también el llamamiento para que, de forma voluntaria, aunque no esté recogida en el Reglamento, sí se solicite a todos los portavoces que, antes de hacer cualquier orden del día, en cualquier comisión, que se consulte a todos los portavoces de esas comisiones. Algo que nos parece también que debería ser ya, pero, bueno, en este caso no se realiza.

Y otra de las propuestas -y ya acabo- que nos gustaría también incrementar era el tiempo cuando hablamos en los parlamentos. Cuando se da un tiempo para cada uno, para los diputados y para los miembros de Gobierno, entendemos que limitar la cantidad de lo que vamos a hablar, yo creo que el tiempo debería limitarse, pero sí dejar que cada miembro lo utilice en la manera, si son dos intervenciones, si es una o si son tres, y no limitarlas porque muchas veces...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Monzón.

Grupo Popular, señora Reverón.

La señora REVERÓN GONZÁLEZ: Gracias, presidenta. Señorías.

Comparezco en nombre de mi grupo parlamentario para exponer nuestra postura en este debate de la toma en consideración de la reforma del Reglamento de esta Cámara. Ya les voy a adelantar que mi grupo, por supuesto, va a apoyar la toma en consideración de este proyecto de reforma del Reglamento, que además viene avalada, de manera unánime, por todos los grupos parlamentarios que se han encontrado en esta ponencia.

Se trata, señorías, y como han dicho ya las personas que me han precedido en la palabra, de una reforma corta, una reforma expresa, podría decir; una reforma, digamos, realizada con cierta urgencia por la premura de tiempo ante la cercana finalización de la legislatura, que acabará en dos meses. Y es que más que de una reforma estamos hablando realmente de una adaptación del Reglamento de esta Cámara a las nuevas directrices de dirección política emanadas por el nuevo Estatuto de Autonomía. Creo que un estatuto de autonomía del siglo XXI merece un reglamento de esta Cámara del siglo XXI y esta propuesta de reforma lo es. Lo cual no es óbice para que el grupo parlamentario que lo considere conveniente pueda introducir algún tipo de mejora en el trámite de enmiendas.

Es, por tanto, como ya dije, la adaptación del Reglamento de esta Cámara a las mayores cuotas de autogobierno que otorga el nuevo Estatuto de Autonomía lo que acapara la mayor parte de este proyecto de reforma, de cuya toma en consideración estamos hablando hoy.

Creo, sinceramente, y si no he contado mal, a través de diez artículos nuevos, dos disposiciones adicionales, una transitoria y la modificación de veintiocho artículos del actual Reglamento, que lo hemos conseguido. Hemos conseguido no solo adaptar el Reglamento a los requerimientos del nuevo Estatuto, sino introducir también dos o tres apuntes importantes para acompasar el funcionamiento de la Cámara a los nuevos tiempos que vivimos. Me estoy refiriendo al ajuste del Reglamento del Parlamento desde lo que es la perspectiva del lenguaje inclusivo, en cuanto al género, al reconocimiento, como ya se ha dicho, del voto delegado en determinadas situaciones de fuerza mayor y a la modificación del artículo 90, en la que se exige la oposición de, al menos, dos tercios de los miembros de la Cámara elegidos en una misma circunscripción insular a la celebración de una votación, que ha de estar motivada y además presentada por escrito.

Asimismo, creo que va a ser una novedad lo que voy a decir, creo que nadie lo ha dicho y, bueno, creo que es importante, la adaptación también del título XVIII, que habla de la Radiotelevisión Canaria. Se ha adaptado, como todos sabemos, en el mes de diciembre, se aprobó una modificación legislativa y, por tanto, creo que era importante también esa adaptación.

Cabe, además, también destacar la modificación de una serie de artículos vigentes en el actual Reglamento para garantizar, como ya se ha dicho, el principio de presencia equilibrada entre hombres y mujeres en todos los órganos del Parlamento.

Señorías, cuando una reforma como esta llega avalada por todos los grupos políticos con presencia en este pleno, resulta muy difícil, sinceramente, aportar algo nuevo en esta tribuna a lo que ya han destacado los grupos que me han precedido en la palabra o bien los que lo van a destacar, los que me van a seguir. Por eso no quiero aburrirles más repasando una por una todas las modificaciones que se han acometido en los trabajos de ponencia y que, además, ya se ha dicho por las personas que antes me han precedido en la palabra.

Pero antes sí me gustaría, y si me lo permiten, felicitar a los letrados por el magnífico servicio prestado para esta ponencia, que ha llegado a buen puerto, y dar también las gracias a todos los compañeros y compañeras que hemos estado en la ponencia por el sentido común, el espíritu de consenso y el tono que ha presidido en todas las reuniones de trabajo.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Reverón.

Turno ahora para el Grupo Socialista, señora Hernández.

La señora HERNÁNDEZ PÉREZ: Presidenta, diputados y diputadas del Parlamento.

¿Y qué va a decir una? Siempre me toca hablar la última. Comparto la mayoría de opiniones que se han vertido aquí, pero no está mal que recordemos que nosotros, que somos el legislativo, que las normas, ante el lamento de que, bueno, que no se puede profundizar en el Reglamento, que las normas están vivas, que las normas tienen salidas legales para, en un momento determinado, modificarlas, ampliarlas y acondicionarlas al momento que se requiere.

Desde el primer día de trabajo de esta ponencia de reforma del Reglamento del Parlamento de Canarias, el Partido Socialista se mostró firme y rotundo. Por ninguna causa íbamos a asumir, porque peligraba, y hay que decirlo, peligraba el que no se pudiera constituir el próximo Parlamento que salga de las elecciones. En ese espíritu, empezamos a trabajar. Y la verdad es que aquella primera reunión se transformó más dialogante y se llegó a un acuerdo, digamos, de mayor satisfacción por parte de todos.

¿Es una, como acaban de decir, una reforma exprés? Yo considero que no, que es la reforma que en este momento podemos hacer y que la relaciono con la introducción: todas las normas están sometidas a un cambio, cuando el legislador, que es este Parlamento o el futuro Parlamento, lo quiera transformar.

Y también anuncio que el Partido Socialista, que ha sufrido en esta legislatura y que ha luchado, desde su Grupo Socialista, por que se plasmara lo que sufrimos -porque fue que sufrimos-, con una paternidad y con una maternidad que la tuvimos en nuestro grupo y que la reclamamos, y que no hubo manera de hacerla, hoy se confirme en esta propuesta de reforma del Reglamento.

Y también probables enmiendas, claro que sí. El Partido Socialista lleva muchos meses trabajando en este tema y probablemente presentemos siempre, con la rapidez que exige, presentaremos las enmiendas que estimemos convenientes y también enmiendas en que veamos que podemos llegar a un consenso para mejorar.

Bueno, yo termino con lo de las gratitudes, pero también quiero hacer una gratitud a la Mesa, que era la responsable de esta convocatoria, a la Presidencia, que llevó la dirección de esta Comisión de Reglamento, al letrado que nos hizo, a los letrados y letrada, que nos hizo una propuesta de trabajo que fue interesante y que sin ella quizás no estaríamos hoy aquí.

Creo que dejamos una herramienta de mínimos o de máximos, según sea... Muchas veces el legislador prefiere una norma más restrictiva para poder trabajar. Bueno, dejémoslo abierto a que haya cualquier modificación, como lo que le preocupa a Esther González. Llegarán otros tiempos, este salón será modificado, serán setenta diputados, a los que les daremos la bienvenida, o aquí o arriba o en la tele, donde estemos, para que este Reglamento les valga, por el bien de Canarias, por seguir legislando, por seguir controlando al Gobierno, como hemos estado haciendo.

Buenas tardes.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Hernández, muchas gracias.

Turno ahora para el Grupo Nacionalista, señora González Taño.

La señora GONZÁLEZ TAÑO: Buenas tardes, señorías.

Como decía la señora Hernández, intervenir las últimas tiene el problema de que casi todo está dicho, pero aun así siempre queda algo por decir.

En primer lugar, por supuesto, agradecer el trabajo de los letrados de la Cámara, especialmente del secretario, que nos plantearon un texto sobre el que trabajar y facilitó mucho el trabajo. Y dar la bienvenida, aprovecho, que me alegro mucho de ver a una mujer en el puesto de letrada del Parlamento. Es una de las cosas que dijimos en la ponencia, porque no había letradas en el Parlamento, y, por tanto, nos alegramos mucho de que la paridad empiece a llegar también a determinados órganos de la Cámara. (Aplausos).

Y voy a empezar por ahí. Termina una legislatura en la que hemos tenido el primer parlamento paritario de la historia de Canarias, y eso, que ha sido un avance importante, no podemos perderlo. Y, por tanto, era importante, y es importante, que el Reglamento consolide los avances para que no volvamos a tener -ya recordarán- determinados debates que hemos tenido aquí sobre cómo plantear las propuestas para que los órganos que dependen del Parlamento tuvieran una composición equilibrada y, por tanto, ahora que se habla de retrocesos en los derechos de igualdad, es importante que el Parlamento, el Reglamento del Parlamento, consolide esos derechos y no se produzcan pasos atrás.

Ya se ha dicho aquí, se incorpora la representación equilibrada de la Mesa, de las mesas de las comisiones, como los nombramientos que dependen del Parlamento, y también el voto delegado, que originalmente se planteó precisamente por un tema de igualdad, por los permisos de maternidad o paternidad, y luego, aprovechando que se hacía, se amplió a otros casos que ya se han comentado.

En cuanto al Estatuto de Autonomía, a mí me gustaría detenerme un momento, a pesar de que se ha dicho, porque son importantes las modificaciones que se producen en el Reglamento de la Cámara derivadas del Estatuto. Hay muchas cosas que aparecen nuevas y que va a tener que afrontar el nuevo Parlamento: el caso de la disolución del propio Parlamento, que no estaba contemplada, la consulta al Parlamento cuando una iniciativa legislativa europea afecte al Régimen Económico y Fiscal o a la condición de región ultraperiférica, que es un tema yo creo que importante, se adapta la Comisión de Cabildos, se adapta el Reglamento para acoger la eliminación de aforamientos, que se produce en el actual Estatuto, también se adapta para acoger el nuevo procedimiento de reforma del propio Estatuto dentro del Reglamento, se incorpora la necesidad de someter a aprobación del Parlamento de Canarias los convenios con otras comunidades autónomas cuando tengan afección legislativa y se incorporan tanto los apartados que tenían que ver con la delegación legislativa como, sobre todo, el procedimiento de convalidación de decretos-leyes, que, como saben, es una novedad importante del nuevo Estatuto de Autonomía. También, como decía la señora Reverón, se incorporan las modificaciones derivadas de la nueva ley de radiotelevisión canaria.

Y en el fondo esta modificación, esta reforma que se ha hecho -ya lo han dicho todos los portavoces-, es una reforma posible, necesaria, imprescindible, pero que partía de una base. Y esto sí me gustaría aclararlo, porque no me gustaría que quedara la duda, la duda, de que no es posible plantear otras cuestiones. Claro que sí, pero, como cualquier ponencia, lo que hacemos todos los grupos parlamentarios es hacer un texto en el que estamos todos de acuerdo y después las cosas que quiera plantear cada grupo se pueden plantear en el periodo de enmiendas que se abre. Y, por tanto, entendemos que se ha producido una forma de trabajo que es la normal en este tipo de textos. Por lo menos en las ponencias en las que yo he estado presente, cuando vamos a firmar un texto, todos los grupos firmamos las partes en que estamos de acuerdo y las partes en que no se está de acuerdo se hace vía enmiendas. Es el procedimiento normal y, por tanto, entendemos que aquí se ha seguido el procedimiento normal de trabajo en este tipo de textos.

Era un tema complejo, ya se ha dicho aquí, jurídicamente, sobre todo por el plazo en el que se hacía, pero la verdad es que el esfuerzo de todas las personas que formábamos parte de la ponencia yo creo que ha sido importante y ahora, como se ha dicho aquí, nadie le quita a nadie el derecho a presentar las iniciativas que quiera, en la visión que quieran de cómo debe funcionar el Parlamento. Eso siempre es lícito y es lógico y luego ya veremos si somos capaces de llegar a un acuerdo para que dejemos un mejor reglamento para los próximos diputados y diputadas que el que nosotros encontramos cuando llegamos.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora González Taño. Gracias a todos los grupos y a todos los diputados y diputadas por el trabajo realizado.

Llamo a votación para la toma en consideración, señorías. (La Presidencia hace sonar el timbre de llamada a la votación). (Pausa).

Señorías, comienza la votación, la toma en consideración. (Pausa).

Señorías, 44 votos emitidos: 44, sí, ningún no y ninguna abstención.

Unanimidad de todos los presentes en la toma en consideración de esta propuesta de reforma del Reglamento del Parlamento de Canarias.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico