Diario de Sesiones 24/2020, de fecha 11/2/2020
Punto 6

10L/PO/P-0439 PREGUNTA DEL SEÑOR DIPUTADO DON CASIMIRO CURBELO CURBELO, DEL GRUPO PARLAMENTARIO AGRUPACIÓN SOCIALISTA GOMERA (ASG), SOBRE MEDIDAS PARA CONTROLAR LOS DAÑOS QUE PROVOCAN LOS ANIMALES ASILVESTRADOS, DIRIGIDA A LA PRESIDENCIA DEL GOBIERNO.

El señor PRESIDENTE: Turno ahora para el diputado don Pablo Rodríguez, del Grupo Parlamentario Nacionalista Canario, sobre valoración de las cifras del paro del mes de enero, dirigida a la Presidencia del Gobierno... ¿Perdón?

Perdón nos hemos saltado una pregunta. Gracias, don Pablo.

Efectivamente, la pregunta que corresponde es la de don Casimiro Curbelo Curbelo, del Grupo Parlamentario de la Agrupación Socialista Gomera, sobre las medidas para controlar los daños que provocan los animales asilvestrados, dirigida a la Presidencia del Gobierno.

Disculpe, don Casimiro. Tiene la palabra.

El señor CURBELO CURBELO (desde su escaño): Muchas gracias, presidente. Buenos días, señorías. Saludos a los jóvenes universitarios que nos acompañan hoy.

Señor presidente del Gobierno, la pregunta que le formulo es muy clara y tiene que ver con los daños que están produciendo los animales asilvestrados en el medio ambiente de las islas.

Yo creo que todos estaremos de acuerdo en que las plantas invasoras y los animales asilvestrados hacen un daño irreparable. Ahora con la sequía que se está produciendo en Canarias, de las zonas bajas y de medianías suben, inclusive, hasta aproximarse en las islas que tenemos parques nacionales hasta estar muy cerca de la zona periférica del propio parque. Y hay una realidad: con los métodos actuales se erradican, por ejemplo, en la isla de La Gomera del orden de 1500 cabezas de ganado, por los métodos actuales, al año. Pero la tasa de reproducción es infinitamente superior, hasta tal punto que a los cinco o siete mil que hay hoy de animales asilvestrados, entre cabras y ovejas, se van incrementando cada día más.

A mí me consta, es verdad, que el Gobierno, a través del área del señor Valbuena, coordinados por el viceconsejero para la Transición Ecológica y el Cambio Climático, ha trabajado en el contenido de un decreto cuya última reunión fue el 26 de noviembre. Y la pregunta suscita celeridad, para que ese decreto que indudablemente va a incorporar como caza mayor y, por tanto, como aprovechamiento cinegético a los animales asilvestrados. De esa forma, tenemos la garantía de que podemos incorporar un nuevo sistema para combatir esta realidad, porque no solo es común a La Gomera, es también a Gran Canaria, a La Palma, a El Hierro, y cada día más. Y todo esto hay que hacerlo, faltaría más, atendiendo a las sensibilidades de los grupos animalistas y para combatir los animales de una forma correcta.

Pero por eso le pregunto que qué hace el Gobierno, qué previsiones hay para aprobar ese decreto, porque tiene que pasar todavía por Consejo de Gobierno y Consejo Consultivo.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Curbelo.

Señor presidente.

El señor PRESIDENTE DE CANARIAS (Torres Pérez) (desde su escaño): Este asunto, que pudiera parecer menos, sin embargo tiene su relevancia e importancia, incluso su dialéctica política. Vengo de un cabildo en el que, precisamente, el abatimiento de cabras asilvestradas provocó plenos diversos e intervenciones de toda índole. Por eso... Es verdad, el Gobierno regional no ha asumido un liderazgo al respecto que, junto con los cabildos, los colectivos medioambientalistas y expertos en la materia, pongan sobre la mesa una solución administrativa, en este caso, un decreto que está elaborando el área de Transición Ecológica y Lucha Contra el Cambio Climático, junto a la Consejería de Agricultura y también los cabildos, para que arbitremos las fórmulas que hasta ahora no se han arbitrado por parte de una institución como es esta, el Gobierno de Canarias, y está presto a poder llevarse ese decreto justamente a su aprobación.

¿Las fórmulas? Hay diversas: desde seguir con las apañadas tradicionales a las organizadas, a fórmulas como lo que se llama la cabra judas, que es aquella que está perfectamente identificada y es capaz de atraer a las que están asilvestradas. De un problema que no ha ido en disminución, sino, justamente, al revés: el abandono del campo ha llevado con sigo que esto aumente. Y lo que hay que decir con claridad es que se ponen en riesgo endemismos canarios, no solamente en la flora, sino también en la fauna, por la proliferación de animales asilvestrados. Y, por tanto, tenemos que ser conscientes de esa realidad para poder enfrentarnos a ella y buscar soluciones.

Sé que no es sencillo, y por eso los colectivos animalistas tienen que ser conscientes que, por ejemplo, la presencia y proliferación de la cabra asilvestrada es un riesgo para lagartos gigantes, por ejemplo; para otros endemismos propios de nuestra tierra y de los que forman parte de la cultura de Canarias. Que para eso hay que buscar fórmulas que están dentro de la legislación, pero para eso hay que legislar, y por eso ese decreto debe ser iniciático al respecto para poder buscar fórmulas. Porque, además, Canarias se sirve, en muchas ocasiones, a través de iniciativas de los cabildos, de proyectos europeos singulares. Somos la región con mayor número de parques naturales y, por tanto, tenemos una magnífica geografía con un magnífico ecosistema, y tenemos que preservarlo, y para poder tener derecho y poder desarrollar nuestros campos y también nuestra fauna tenemos que, también, combatir el asilvestramiento de animales con los métodos que, entre todos, podamos acordar. Y, por tanto, se urge, en este caso a la consejería, para tener cuanto antes ese decreto en consejo de Gobierno.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor presidente.