Diario de Sesiones 28/2020, de fecha 10/3/2020
Punto 7

10L/PO/P-0550 PREGUNTA DE LA SEÑORA DIPUTADA DOÑA NIRA FIERRO DÍAZ, DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE LA MERMA DE INGRESOS PÚBLICOS DEL 2019 DEBIDO A LA REBAJA DEL IGIC PLANTEADA POR EL ANTERIOR EJECUTIVO, DIRIGIDA A LA PRESIDENCIA DEL GOBIERNO.

El señor PRESIDENTE: Pregunta ahora de la diputada doña Nira Fierro Díaz, del Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre la merma de ingresos públicos del 2019 debido a la rebaja del IGIC planteada por el anterior Ejecutivo, dirigida a la Presidencia del Gobierno.

Tiene la palabra la señora Fierro.

La señora FIERRO DÍAZ (desde su escaño): Gracias, presidente.

Voy a invertir unos segundos en leer una nota de prensa de la Consejería de Hacienda de 2018, diciembre: "la nueva bajada de impuestos, incluidas en las cuentas, supondrá un alivio fiscal para los canarios de 149 millones de euros. Esta rebaja impositiva servirá para incentivar el consumo y, a su vez, la recaudación, con lo que conseguiremos el efecto deseado de contar con más fondos para poder invertir en los servicios públicos. Por lo que respecta al IGIC, destaca la bajada de medio punto del tipo general, que pasa del 7 al 6,5, para que la ciudadanía pueda tener más renta disponible e incentivar el consumo".

Pero, además, el expresidente de Canarias contestaba una pregunta de mi compañera María Dolores Corujo en el mes de octubre del mismo año y le decía: ¿Va a haber rebaja fiscal? "Sí, porque antes de dárselo a los bancos se lo devuelvo a los ciudadanos de Canarias". Y, claro que sí, los bolsillos de los canarios y canarias se llenaron en el año 2019 gracias a la rebaja fiscal de Coalición Canaria y el Partido Popular. Partido Popular y Coalición Canaria se llenaron de irresponsabilidad política y electoral, de miopía presupuestaria y de temeridad social y todos felices y contentos en la foto, pero el tiempo y los datos nos dicen que Canarias pierde 177 millones de euros y que los ingresos del IGIC bajan un 7 %. Su previsión fue tan errónea como la bajada impositiva, ni mejora las inversiones en los servicios sociales ni activación del consumo.

Cualquier Gobierno con las prioridades sociales claras sabe que necesita equilibrio y solidaridad fiscal para sostener los servicios públicos. Claro, si se quiere sostener, porque todos sabemos que detrás de una rebaja fiscal hay un pensamiento profundamente ideológico desde el desmantelamiento de los servicios públicos.

Señorías, es incompatible llenarnos la boca de profesionales de la sanidad pública, de la educación pública, de mejoras en la dependencia sin los recursos adecuados para dignificarlos. Y, como todos saben, el verano del año pasado hubo un cambio de gobierno en Canarias, un nuevo Ejecutivo con una agenda social altamente comprometida, pero que necesita de fiabilidad presupuestaria.

Por eso, señor presidente, queremos saber cómo el nuevo Gobierno ha corregido esta situación y qué valoración hace de la merma de los ingresos en las cuentas de la comunidad autónoma.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Fierro.

Señor presidente.

El señor PRESIDENTE DE CANARIAS (Torres Pérez) (desde su escaño): Creo, sinceramente, que era necesario cerrar el debate. Hemos estado durante meses, fundamentalmente, de agosto a diciembre del año 2019, tanto en el Parlamento como también a través de la opinión pública, en un debate sobre si realmente Canarias iba a recaudar más o menos tras la decisión de bajar medio punto el IGIC, y había meses donde parecía que iba a ser así, y el Gobierno siempre mantuvo que el resultado final se sabría en diciembre, y ahí, claramente, los números sacarían la realidad.

El Gobierno de Canarias, ante una crisis tremenda y con un coste político objetivo, y para poder salvar los servicios públicos esenciales, se ve obligado a aumentar el IGIC del 5 al 7 %. En aquellos momentos, años en los que el Gobierno de España restringió todas las políticas para Canarias, había un Gobierno que tenía que responder a la sanidad y a la educación pública, y esto ocurrió así hasta el año 2019, en el que, en un año electoral, se toma la decisión de bajar medio punto el IGIC y lo que se nos dijo es que si se bajaba medio punto el IGIC iba a haber más consumo y, por tanto, íbamos a ingresar más. Y el resultado final es que ha sido a la inversa: hemos ingresado, frente a lo presupuestado, más de setenta y tres millones de euros menos, si lo comparamos con lo que realmente se ingresó, más de cien millones de euros menos.

Por tanto, la premisa básica, la verdad que parecía absoluta de bajar el IGIC va a provocar más ingresos, ha concluido que bajar el IGIC ha provocado menos ingresos. Y, por tanto, si tú tienes menos ingresos, se ven afectados los gastos. Tuvimos que tomar decisiones en verano difíciles, de contención de gasto, porque había que cumplir con la estabilidad financiera y no entrar en déficit; y tuvimos que retener partidas no esenciales, también tenían su coste político. Este Gobierno tuvo que decir, en plena campaña electoral del 2019, que había que recuperar medio punto del IGIC porque teníamos que responder a un presupuesto del año 2020 que crecía en 215 millones de euros -solo capítulo I y aspectos obligados-, cuando lo máximo que podíamos subir con recursos propios eran 211 millones e, incluso, con las modificaciones fiscales.

Por tanto, hoy creo que queda claro, lamentablemente nos hubiese gustado que fuera distinto, que la bajada de medio punto de IGIC no generó más ingresos a la Administración pública canaria.

Y, por tanto, ante una situación como esa solo quedan dos medidas: la que tomamos, que es, justamente, con ese coste político, responder a las políticas activas con los ingresos suficientes, o dejar las cosas como estaban que era, indudablemente, ir hacia la hecatombe en cuanto a los ingresos.

Por tanto, me alegra la pregunta porque creo que cierra el debate.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor presidente.