Diario de Sesiones 30/2020, de fecha 15/5/2020 - Punto 20

10L/PRRP-0002 DEBATE DE TOMA EN CONSIDERACIÓN. PROPUESTA DE REFORMA DEL REGLAMENTO DEL PARLAMENTO.

El señor PRESIDENTE: Continuamos con el orden del día.

En este caso, debate de toma en consideración de la propuesta de reforma del Reglamento del Parlamento.

Voy a pedir, como este punto del orden del día lleva votación, voy a pedir, por favor, a los servicios de la Cámara, mientras vamos desarrollando el punto del orden del día, que procedan al cierre de la puerta principal del salón de plenos, si son tan amables. Bien.

¿Sí, don Manuel? Vale. Gracias.

Señorías, buenos días, vamos con este punto en el orden del día, también hay algunas cuestiones relativas al voto delegado, porque hay en algún grupo parlamentario... está correcto ya confirmado por la Mesa, así que vamos a proceder.

Señorías, rápidamente, antes de darle el turno a los grupos parlamentarios, vamos a hacer un turno con el orden correspondiente, es decirles, simplemente, como ya saben, hemos procedido a formular una reforma del Reglamento para poder adecuar el funcionamiento de la Cámara a las excepcionales y peculiares circunstancias en las que nos encontramos derivadas de la crisis sanitaria y de la enfermedad del COVID-19 que produce determinadas... digamos, inconvenientes para el normal desarrollo de la actividad parlamentaria, unas relacionadas con la dificultad de la conectividad de los diputados y las diputadas para poder tener sus... desplazarse a la sede física del Parlamento de Canarias; esa, por un lado. También las dificultades derivadas de las restricciones al hospedaje. Y, por último, las restricciones derivadas de la obligatoriedad del distanciamiento personal que hacen que en este salón de plenos, como han podido comprobar en el día de hoy, para poder respetar esas normas estrictamente el aforo del salón de plenos se tiene que reducir a la presencia de veinticinco diputados.

Hoy esta sesión plenaria es posible gracias a que hemos extendido, a través de una resolución de la Mesa, junto con la Junta de Portavoces, el supuesto del voto delegado, que está expresamente regulado en nuestro Reglamento, lo hemos extendido a este supuesto excepcional para poder celebrar, recuperar la actividad ordinaria de la Cámara, celebrar la Comisión de Reglamento, que hemos celebrado días atrás, esta sesión plenaria y otra sesión plenaria que celebraremos el día 19 y 20, a fin de poder aprobar de manera definitiva esta reforma del Reglamento, que, básicamente, se basa en tres cuestiones, como les digo, siempre fundamentada y basada en las excepcionales circunstancias derivadas del COVID-19.

Se introducen, básicamente, tres cuestiones, cuatro cuestiones.

Una, la posibilidad de presencia a través de sistema de videoconferencia de sus señorías tanto en las comisiones como en las sesiones plenarias y, al mismo tiempo, la posibilidad de ejercer la votación... el voto, por parte de sus señorías, sin necesidad de delegarlo en sus portavoces o en sus presidentes, también a través del sistema de videoconferencia y en tiempo real. Esta es una de las modificaciones que se introducen en esta modificación del Reglamento.

También la posibilidad de lo que se denomina el voto anticipado de manera telemática, que ya lo conocen, solamente en esta cuestión, estrictamente para las sesiones plenarias, no para las comisiones parlamentarias. Y, básicamente, lo que tratamos de hacer con esta modificación del Reglamento, como les digo, es darle cobertura legal, jurídica y reglamentaria a un nuevo sistema de presencia y de votación que necesitamos para que la Cámara continúe con sus funciones legislativas y de control mientras duren las circunstancias, como les digo, derivadas de las dificultades de conectividad y de la obligatoriedad de mantener las medidas de distanciamiento personal, que, con toda probabilidad, deberán ser mantenidas, incluso, cuando las, digamos, dificultades de conectividad hayan desaparecido, probablemente sigamos teniendo la obligatoriedad de mantener el distanciamiento personal, lo cual provocaría una situación o producirá, probablemente, con toda probabilidad, una situación en la que ya los setenta diputados podrán desplazarse a la isla de Tenerife, podrán estar en la sede del Parlamento, pero siempre, digamos, el aforo de este salón de plenos estará limitado a veinticinco diputados. Esta reforma va a permitir, también, que el resto de diputados que no puedan estar dentro del salón de plenos puedan asistir también como si estuvieran dentro del salón de plenos a través de medios telemáticos, pues, en ubicaciones anexas a este salón de plenos, intervenir y ejercer su derecho al voto.

Quiero, simplemente, y termino, agradecerles profundamente a los servicios de la Cámara, primero, a los servicios jurídicos, el trabajo que han hecho para adaptar el Reglamento a esta nueva realidad; a los servicios de informática y audiovisual y telecomunicaciones del Parlamento de Canarias, que están adaptando a toda velocidad, también, los métodos y los sistemas para que, una vez que reglamentariamente tengamos la posibilidad jurídica de poderlo hacer, las podamos tener también técnicas, y poder, por tanto, garantizarles a todos y cada uno de los diputados de cualquier circunscripción que puedan ejercer con plenitud sus funciones parlamentarias, nos va a convertir esta cuestión en, probablemente, el Parlamento que encabeza la innovación en esta materia de todos los parlamentos regionales, también, si nos comparásemos con el Congreso de los Diputados y el Senado, no existe un caso similar en el que vayan a poder intervenir, participar y votar a través de la videoconferencia diputados que no estén presentes en el salón de plenos. Se lo quiero agradecer profundamente, como ya les he dicho, a los trabajadores de la Cámara, y mi reconocimiento, en nombre de la Mesa, a los portavoces de todos los grupos parlamentarios por, digamos, sus aportaciones y la capacidad de ponerse de acuerdo para que esto hoy sea posible y, si no pasa nada, el próximo martes podamos -miércoles-, podamos dar definitivamente por aprobado esta modificación de Reglamento.

Muchas gracias, señorías.

Explicada esta cuestión, abrimos un turno de intervenciones. En primer lugar, para... Grupo Mixto... Perdón. Perdón, don Ricardo.

Adelante.

El señor FDEZ. DE LA PUENTE ARMAS: Buenos días a todos otra vez. Señor presidente, señorías.

Después de casi sesenta días sin estar reunidos en este salón de plenos la verdad que es un gusto el poderles ver y saludarles a todos, aunque nos hemos visto por esas sesiones telemáticas que hemos tenido, pero, desde luego, yo creo que todos teníamos ganas de volver a una actividad vamos a decir casi normal.

Esta crisis que aún vivimos, y con la que tendremos que convivir todavía un tiempo, nos ha hecho adoptar nuevos protocolos y nuevas medidas para poder relacionarnos, y además buscar cómo reactivar nuestra economía.

El Parlamento de Canarias no ha parado su actividad, pero sí es verdad que hemos tenido que adaptarnos a las circunstancias, lo cual, tengo que reconocer, se ha hecho en un breve espacio de tiempo y es de justicia, como así también lo acaba de manifestar el señor presidente, el reconocer a los servicios de la Cámara, a los servicios informáticos, a todo el personal de la Cámara, cómo se han adaptado tan rápidamente para que podamos seguir haciendo nuestro trabajo.

Todos los grupos reconocíamos el otro día en la Comisión del Reglamento el trabajo que ha realizado tanto los servicios jurídicos de la Cámara como también la propia Mesa y todos los partidos en sus aportaciones con el documento que hoy tomamos en consideración, para adecuar y preparar a nuestro Parlamento ante futuras contingencias que pudiesen ocurrir. El texto que se presenta es un avance importante, de eso no cabe ninguna duda. Regula varios supuestos en los que, si fuera necesario, como son las intervenciones telemáticas o la delegación de voto por causas excepcionales. Asimismo, plantea soluciones a la necesidad de respetar unas distancias mínimas, que hacen que los aforos, como puede ser el mismo ejemplo en este salón de plenos, hayan sido reducidos a un 35 % de su capacidad. Pero lo que esta... pero por lo que la modificación que tenemos hoy aquí, se nos plantea, y bajo ninguna circunstancia, yo creo que todos coincidiremos, debe ser un elemento que desvirtúe el debate parlamentario que debe producirse en esta Cámara.

Coincido con el diputado García Ramos cuando se quejaba de la rigidez del formato del control al Gobierno durante la Diputación Permanente, algo que ya se ha corregido para futuras comparecencias.

La actividad parlamentaria tiene y debe de producirse en el Parlamento. Esta nueva modificación del Reglamento nos permitirá, ante circunstancias excepcionales, podamos seguir cumpliendo con el mandato de los ciudadanos y mantener la actividad parlamentaria con todo el rigor que es necesario. Debemos dejar claro, y el texto propuesto así lo hace, que el arbitrar estos nuevos mecanismos se hace cuando las circunstancias por motivos de alarma impidan el normal desarrollo de la actividad parlamentaria, como viene ocurriendo hasta esta fecha.

Por nuestra parte, ya lo manifestamos en la comisión, y para finalizar lo vuelvo a repetir, estamos a favor de esta modificación de la tramitación de nuestro Reglamento, para que también entre en vigor lo antes posible.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Ricardo.

Un momento, don Casimiro, que procedan...

Muchas gracias.

Señor Curbelo.

El señor CURBELO CURBELO: Muchas gracias, presidente. Señorías.

Voy a ocupar estos cinco minutos en hacer algunas consideraciones. En primer lugar, ahora que tengo más tiempo, quiero dirigirme al conjunto de los ciudadanos canarios para agradecer los gestos, el trabajo, el rigor y la actitud que han tenido durante toda esta etapa de confinamiento, del mismo modo que también expresar, en nombre de mi grupo, el pésame a todos los familiares de los fallecidos y el cariño en momentos tan difíciles, del mismo modo que pedir, también, al conjunto de los ciudadanos canarios que, a partir de ahora que estamos en medio de un proceso de desescalada, más que nunca se requiere el rigor, el esfuerzo para cumplir las normas, para seguir los protocolos adecuados. Y, si fuera posible, el lunes felicitar a aquellos territorios como La Gomera, que van a pasar, de acuerdo con la propuesta del Gobierno, a la fase 2, podremos hacer algunas cosas más de las que habíamos venido haciendo hasta ahora, no solo proteger la salud de los ciudadanos, sino también pensar en la reactivación de los distintos sectores de nuestro sistema productivo y atender al conjunto de la ciudadanía que haga falta.

Dicho esto, quiero también expresar el rigor de los distintos grupos parlamentarios de la Oposición durante el trabajo parlamentario en la Diputación Permanente, no solo el trabajo, sino el talante que han expresado de apoyo, de comprensión en las dificultades que había en un momento en que estábamos pensando ya en la modificación del Reglamento; Reglamento que hemos modificado ya dos veces, en la primera ocasión en esta legislatura, indudablemente, en aquella ocasión para darle más pluralidad a esta Cámara, apareció un grupo con un mínimo de tres diputados, y ahora lo hacemos para adecuarnos, con las nuevas tecnologías, a la realidad de un virus que nos ataca y que está en el aire o en otros lugares, pero, en cualquier caso, que tenemos que pertrecharnos de las herramientas tecnológicas para poder desarrollar nuestra actividad parlamentaria. Esto le ocurre al Congreso, al Senado, a este Parlamento y a otros parlamentos autonómicos.

Por tanto, mi grupo parlamentario también quiere hacer una valoración muy positiva a todo el trabajo de los miembros de la Mesa, a los servicios jurídicos de la Cámara, que llevaron una propuesta muy diligente, rápida, con mucho rigor y que nos facilitó las cosas en un momento en el que teníamos discrepancias, pero, al final, todos fuimos a una, y hoy tenemos una propuesta de modificación de reglamento para la toma en consideración que, posiblemente, en la próxima sesión plenaria ya aprobaríamos. Esto es motivo de satisfacción para todos, para todos los que hemos participado en este proceso, pero, especialmente, insisto en el trabajo muy riguroso de los servicios jurídicos de la Cámara y de todos.

Y, por tanto, vamos a estar preparados, como en alguna ocasión ha dicho el señor presidente del Parlamento, para que nuestro Parlamento sea puntero con la aplicación de los protocolos correspondientes para razones de fuerza mayor, como es el caso del coronavirus, y, en este caso, indudablemente, para atender las necesidades que no pueden esperar. Las intervenciones públicas, como él bien señalaba, pueden ser de forma presencial, de forma ordinaria en los términos que estamos practicando hoy, pero también de forma telemática, que es la excepción, hay algunas, que ya todos conocen. Y, por tanto, a mí me parece que es motivo de satisfacción y de saber que, cuando todos nos ponemos a trabajar, las cosas salen bien.

Ahora, es verdad que tenemos dos grandes retos en el futuro próximo, que es recomponer nuestra economía, nuestro sistema productivo y yo estoy... y atender, indudablemente, a las necesidades sociales, del mismo modo que seguir trabajando para que nuestra realidad sanitaria sea la más eficaz, y desde aquí quiero hacer también un elogio y un reconocimiento a todos los sanitarios canarios que han trabajado con rigor, con gran profesionalidad, del mismo modo que a todos aquellos colectivos que han hecho posible que... hemos llegado hasta aquí con la situación y la evolución de la pandemia, de contagios, que, desde luego, son, lamentablemente, en todos los lugares del mundo, pero nosotros nos distinguimos de otros.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Curbelo.

Turno para el señor Marrero.

(Al personal de limpieza de la Cámara). Muchas gracias, doña Nieves. Muchas gracias.

Señor Marrero.

El señor MARRERO MORALES: Buenos días, señorías. Buenos días a los participantes en la Mesa y a la sociedad canaria en general.

Yo quisiera volver a incidir en algo de la intervención que tuve con motivo de la pregunta del presidente hacia la sociedad canaria. Yo creo que tenemos que tener, en esta fase en la que estamos entrando, muchísima responsabilidad, muchísima prudencia, porque las posibilidades de retroceder están ahí presentes y, por tanto, ese es un elemento que tenemos que tener muy en cuenta. Aquí hay una persona que es de los sujetos de riesgo, que me pensé un par de veces si tendría que venir a estos plenos y a estas actividades en lugares cerrados, al final tomé la decisión de venir, pero conservando toda la prudencia que se le exige al conjunto de la sociedad en estos momentos. Llevamos dos meses sin abrazar a nuestros nietos, los que los tenemos, o a nuestros hijos e hijas, a nuestros seres queridos, y, por tanto, eso exige que sigamos en la misma actitud que hemos mantenido hasta este momento, es decir, esto va para largo, y, de manera especial, tenemos que preocuparnos de la salud y de la vida de gente, en primer lugar, de la vida digna de las personas y, a partir de ahí, de todo lo venga a continuación, pero esas son las dos prioridades fundamentales en estos momentos, en este en que nos encontramos.

Y, en primer lugar, yo quisiera agradecer a la Mesa del Parlamento, a la Junta de Portavoces, a los servicios jurídicos de la Cámara, a los servicios informáticos, la labor que se hecho en este tiempo, que ha sido no tan visible como puede ser hoy en día, que estamos veinticinco diputados y diputadas en esta Cámara, sino que ha sido, pues, bueno, telemática, desde la frialdad que tiene siempre tener una pantalla de intermediación, pero que ha sido muy eficaz y también ha sido de consenso, es decir, hemos solventado las distintas posiciones que teníamos los grupos desde una posición de acercamiento, de consenso. De todos es sabido que nuestro grupo en la anterior legislatura planteábamos que hubiera avance en lo telemático para que las comisiones pudieran ser telemáticas, porque a veces nos encontramos con situaciones donde la gente se desplaza de otras islas, viene al Parlamento, ni siquiera interviene en ese momento porque en la comisión no tiene posibilidad por el cupo, y resulta que se ha hecho un traslado y ha estado un día de su vida trasladándose para la cuestión.

Efectivamente, la viveza parlamentaria plantea que todavía tuviéramos que modificar muchísimo más las cuestiones para poder interpelarnos entre nosotros y poder respondernos con más viveza. No obstante, pues celebramos que hoy hayamos avanzado con el planteamiento de que el Reglamento, en un tiempo exprés, de aquí a una semana lo tengamos modificado, que eso posibilite el que se adecue a las circunstancias actuales, tanto a las de la pandemia y demás, a esa fuerza mayor que se plantea en el propio Reglamento, como a nuestra geografía. Es decir, aquí para el futuro inmediato vamos a seguir necesitando esto, porque en alguna que otra ocasión nos hemos visto que la gente no se podía trasladar de isla porque había un problema de... de una tormenta, de algo que impedía que la gente volara o pasara acá.

Por tanto, yo creo que el Reglamento nos moderniza, plantea que este Parlamento, ante cualquier circunstancia adversa, va a poder seguir funcionando de la mejor manera posible, y que, incluso, para el futuro inmediato, que esto se va a alargar seguramente más tiempo, esta imagen que hoy tenemos en el Parlamento de veinticinco diputados y diputadas, pues, posiblemente sea la imagen del futuro inmediato, y casi seguramente la de cuando reanudemos las sesiones después de verano, y que desde salas adyacentes se pueda participar.

Parece un poco, así, extraño, que hayamos puesto lo de las salas adyacentes, que es telemático, y no nos pongamos telemáticamente desde cualquier otra isla, porque, al fin y al cabo, la frialdad de la pantalla está por medio, pero, no obstante, nosotros nos hemos comprometido con el resto de grupos a que no íbamos a presentar enmienda alguna a la propuesta que ya habíamos consensuado, ese compromiso lo mantiene este grupo también y, por tanto, pues, vamos a apoyar que a partir del pleno próximo, pues, seamos capaces de tener un Reglamento adecuado para que esta Cámara funcione con todas las garantías en cualquiera de las circunstancias.

Muchísimas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Marrero. (Pausa).

Doña Esther, tiene la palabra.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, presidente. Señorías.

En primer lugar, lo que quiero es manifestar en nombre propio y en el de mi grupo parlamentario, Grupo de Nueva Canarias, la enorme satisfacción que nos produce que hayamos sido capaces de consensuar en tiempo récord una modificación del Reglamento de la Cámara que nos permita reiniciar la actividad parlamentaria habitual en este nuevo ciclo, en esta nueva realidad que nos ha tocado vivir en todo el mundo, en cada país a su manera, pero, eso sí, muy importante, en el Parlamento de Canarias la reiniciamos sin mermar los derechos de todos y cada uno de los diputados y diputadas a participar activamente en tiempo real en aquellas sesiones de Pleno o comisiones a las que se nos convoque.

Todos conocemos que el Reglamento del Parlamento de Canarias establece una ordenación de los debates y de las votaciones, tanto en los plenos como en las comisiones, que exige la presencia física de los diputados y diputadas en las dependencias de la Cámara, salvo en casos muy especiales en los que se puede delegar el voto. Pero la crisis sanitaria producida por el COVID-19, cuyas graves consecuencias estamos viviendo, nos ha obligado, ante la necesidad, a agudizar el ingenio y a buscar fórmulas legales que permitan adaptar el normal funcionamiento de la Cámara a la nueva realidad.

Porque es innegable que nuestra forma habitual de relacionarnos, nuestra forma habitual de convivir, nuestros usos y costumbres, han dado un giro de 180 grados, y en el Parlamento de Canarias, que no somos ajenos a esta inédita situación, nos hemos visto a hacer virtud de la necesidad y abordar una reforma exprés del Reglamento para amoldarnos a las nuevas condiciones de vida. Y al amoldarnos a las nuevas condiciones de vida en Canarias, por nuestra condición de territorio alejado y fragmentado, se hace más difícil la adaptación, más aún con las restricciones de tráfico aéreo y marítimo existentes en estos momentos y seguramente prolongables durante un tiempo indeterminado, a lo que hay que sumar las limitaciones de hospedaje en hoteles, lo que dificulta e incluso, en ocasiones, impide que algunos miembros de esta Cámara podamos desplazarnos a Tenerife para participar de forma presencial en aquellas sesiones de plenos o de comisiones que se convoquen. Y, por supuesto, ni qué decir que las condiciones de distanciamiento social impuestas nos van a impedir durante un plazo de tiempo largo la celebración de sesiones plenarias con la totalidad de los miembros, porque es que no hay dependencias dentro de este edificio con la amplitud suficiente para acoger a los 70 diputados, al secretario general, a los miembros del Gobierno y al personal de la Cámara, de hecho, este salón, que es el más grande de todos los que hay en el Parlamento, pues, solo tiene capacidad para albergar al 35 % de los diputados, al secretario general, al 27 % de los miembros del Gobierno, y, como es obvio, es obligación de todos, pero, desde luego, mayor de la Mesa del Parlamento y de los portavoces de los distintos grupos parlamentarios, velar por que ningún diputado o diputada vean su derechos de participación mermados por lo que, como antes ya mencioné, hemos tenido que agudizar el ingenio para buscar fórmulas legales y tecnológicas que permitan que los 70 diputados que de forma presencial o presencial-virtual puedan participar y votar en los debates parlamentarios y, con ello, dar un salto espectacular y situar a esta Cámara, a este Parlamento de Canarias, en el siglo XXI en lo que a innovación tecnológica se refiere. Y como... vamos, lo que no hay ni qué decir, el Grupo Parlamentario de Nueva Canarias va a votar a favor de la toma en consideración de esta iniciativa.

Yo, por último, y aprovechando que están aquí el presidente, el vicepresidente y el consejero de Sanidad, me gustaría comentar que ante la aparente relajación de la ciudadanía desde el lunes pasado que empezó la fase 1, más allá de lo que entiendo pueda ser aceptable, sería necesario un sobreesfuerzo por parte del Gobierno de Canarias, pues, de comunicación para que los hombres y mujeres sean conscientes de que ahora prima la responsabilidad individual y que, de no cumplir con las recomendaciones que se van diciendo y repitiendo, corremos el riesgo de un nuevo repunte, corremos el riesgo de una nueva etapa de confinamiento y de una vuelta al cero económico, que si lo añadimos al ya existente en el que estamos inmersos, pues, va a complicar mucho y vamos a tardar mucho más tiempo en reactivar la economía, va a haber más paro, más pobreza y más hambre. Sería conveniente que cuanto más se divulgara, mejor, para intentar que esa responsabilidad individual primara y no tener que volver marcha atrás.

El señor PRESIDENTE: Gracias, doña Esther.

Turno para el Grupo Parlamentario Popular. Doña Luz.

La señora REVERÓN GONZÁLEZ: Gracias, presidente. Buenos días, señorías. La verdad que encantada de verlos a todos y que estén todos muy bien.

Permítanme los primeros segundos de mi intervención para mostrar en nombre de mi grupo parlamentario condolencias a todos los familiares que han perdido pues a un ser querido por culpa de esta pandemia del COVID-19, así como también a aquellas personas que han fallecido y que, sin embargo, no han podido ser velados y no han podido ser despedidos por sus seres más queridos.

También nos gustaría agradecer a todos los servicios esenciales que han hecho posible que todos nosotros nos quedemos en casa y que podamos cumplir con esa cuarentena.

Y, finalmente, también nuestro agradecimiento y, sobre todo, nuestro ánimo y nuestro apoyo, a todas las pymes, a todos los trabajadores, a todas esas empresas que han visto mermada o que han visto paralizada su actividad, que esperemos que en este futuro tan incierto, en estos momentos puedan tener un horizonte mucho más luminoso o con mucha más probabilidad de que puedan empezar otra vez a trabajar.

Sin más, también quisiera agradecerle, porque vamos a hablar ahora de la modificación del Reglamento, quiero agradecer a todos los servicios de la Cámara, a todo el personal, a todo el personal, que ha hecho posible tanto que podamos tener una Diputación Permanente a través de videoconferencia, así como que hoy nos encontremos en este salón de plenos, y muy especialmente también a los servicios jurídicos de la Cámara, que han sido capaces de hacer en tiempo récord una modificación del Reglamento, donde aúna todo lo que han pedido todos los portavoces de los grupos parlamentarios.

Señorías, está claro que con la pandemia del COVID-19 nos tenemos que adaptar a una nueva forma de vida, a una nueva forma de trabajar, y esta nueva forma de trabajar parece que ha llegado para quedarse y, por tanto, nos ha obligado a modificar el Reglamento de nuestra Cámara, un Reglamento que tiene como único objetivo proteger los derechos que tienen los diputados a ejercer sus funciones, ese ius in officium que establece la Constitución española. Pero sí nos gustaría dejar claro que estas modificaciones se pretenden siempre que estemos en situaciones excepcionales. Y digo esto por lo siguiente, se pretende con esta modificación dos aspectos fundamentales: por un lado la forma de hacer las intervenciones en estos momentos las intervenciones tienen que ser presenciales, y cuando estemos ante supuestos de fuerza mayor se va a permitir, siempre y cuando salga adelante esta modificación del Reglamento, que esas intervenciones se hagan de forma telemática, no solo dentro del salón de plenos, como estamos hoy, sino también en otros salones de esta institución de este Parlamento, como también fuera de la sede del Parlamento de Canarias. Y, asimismo, también hemos previsto unas modificaciones en lo que es el sistema de voto. Todos sabemos que actualmente el Reglamento permite tanto lo que es la votación presencial, que es la que todos conocemos, como el voto delegado para supuestos tasados y excepcionales, y ahora lo que se pretende es también introducir la votación anticipada a través del voto telemático y también cualquier otra fórmula de votación que permita poder hacerlo en tiempo real.

Pues bien, dicho esto, y tal como ha dicho el presidente de esta Cámara, entendemos que con esta modificación estamos dando un paso importante sin precedentes, si lo comparamos con el resto de los parlamentos autonómicos. Pero sí me gustaría hacer volver a hacer hincapié en que es necesaria la presencia física en circunstancias ordinarias, en circunstancias normales. Realmente estamos abordando unas circunstancias excepcionales, y no solamente lo decimos nosotros desde mi grupo parlamentario, lo dice también el Tribunal Constitucional, ustedes ya son conocedores de la sentencia 19/2019, que establece en sus fundamentos jurídicos 4.º y 5.º, la verdad, cuestiones que me gustaría resaltar. Por un lado, habla de la importancia que tiene la interrelación entre los diputados a la hora de debatir, porque dice que en los debates presenciales y físicos es cuando se puede ver esa comunicación no verbal que después te ayuda a tomar una serie de decisiones. También dice que por muy avanzados que estén los medios técnicos, las videoconferencias y las presencias a través de videoconferencias jamás podrán ser equiparables o comparadas con la presencia física. Y, además, también dice una cosa bastante importante, y es que nuestra presencia física hace que la institución sea conocida por la ciudadanía.

En definitiva, señorías, entendemos, por tanto, mi formación política y mi grupo parlamentario estamos a favor de esta modificación reglamentaria para poder adaptarnos a esta nueva realidad parlamentaria, que llega en circunstancias excepcionales.

Muchísimas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Luz.

Turno para el Grupo Nacionalista, señor Quintero.

El señor QUINTERO CASTAÑEDA (desde su escaño): Gracias, señor presidente. Lo voy a hacer desde el escaño.

Muy buenos días a los miembros del Gobierno y a todos los compañeros y compañeras diputados, y muy contento de verles presencialmente a todas y a todos y también a los compañeros que nos siguen desde casa a través de la web del Parlamento.

Señorías, las circunstancias excepcionales que estamos viviendo a consecuencia de la pandemia del coronavirus nos obligan a hacer un doble esfuerzo. Por una parte, luchar con esta pandemia y contra la enfermedad, y, por otra, adaptarnos a las situaciones que nos está imponiendo la propia enfermedad.

El Parlamento en esencia es presencial, el parlamentarismo es esencial... en su presencia, perdón, y eso es fundamental y lo hemos vivido. A nadie, a ninguno de nosotros se nos hubiera planteado hace unos meses esta situación, pero es verdad que tampoco a nadie se nos hubiera planteado poder tener un Parlamento diferente.

Todo esto conlleva que el Parlamento de Canarias tenga que converger hacia una realidad que nos marca la situación actual, la prevención sanitaria, el respeto al confinamiento, a la distancia social, así como lo hacen el resto de los ciudadanos de Canarias, pero, evidentemente, sin dejar de atender nuestra responsabilidad como diputados y como diputadas, la responsabilidad que nos han dado los ciudadanos. Cierto es que durante las últimas semanas el Parlamento de Canarias mantuvo su actividad gracias a la Diputación Permanente, y gracias a su funcionamiento pudimos seguir teniendo un control, diferente, es verdad, del Gobierno y tener una actividad, mermada, pero una actividad. Pero es verdad que tenemos que afrontar esta modificación del Reglamento para garantizar jurídicamente la labor de los diputados y de las diputadas, en definitiva, en este Parlamento, y es en el paso que estamos hoy de la aprobación de la reforma del Reglamento de esta Cámara, que seguramente será el próximo miércoles, para desarrollarlo, como así, no lo voy a repetir, tanto ha hecho el presidente de esta Cámara como diputados y diputadas que me han precedido, en las líneas que se han modificado. Pero es verdad y no menos cierto que también quedan algunos aspectos, aspectos que quedaron atrás, como puede ser el voto secreto o la designación de personas que se hace por papeleta, que todavía no hemos llegado a un acuerdo y tendrá que llegar en un futuro, también es verdad que se ha habilitado a la Mesa para poder mediar y acometer estas dudas que todavía se tienen.

Sin duda estamos ante un momento decisivo, y ante esta reflexión sí quiero agradecer sin duda a la Mesa de la Cámara y a los portavoces de todos los grupos que han consensuado esta reforma. Sin duda a los servicios jurídicos que han hecho un gran esfuerzo, servicios jurídicos de esta Cámara, que han hecho un gran esfuerzo para que esto hoy sea una realidad, creo que es justo agradecérselo. También a todo el personal de la Cámara y en especial a los técnicos informáticos, de tecnología, que han hecho en muy poco tiempo, en corto tiempo, y lo han hecho muy bien, que esto sea una realidad y que sea una realidad la Diputación Permanente que hemos tenido.

Como digo, el Parlamento necesita adecuar su funcionamiento a estos tiempos. En estos días hemos visto también las carencias del Parlamento, de no disponer de un registro electrónico, una firma electrónica, como así lo tiene el Gobierno de Canarias hace muchos años, con lo cual, no podemos parar este Parlamento, tiene que seguir modernizándose para ser más actual y ser un Parlamento del siglo XXI.

Señorías, esta reforma yo creo que es fruto del compromiso de todas y de todos y eso es fundamental, compromiso de todas y de todos los diputados, de todos los grupos políticos, con nuestro trabajo, pero también el compromiso que tenemos, todos y todas con nuestra gente, en cada isla, salvar las distancias, poder salvar esos inconvenientes que podemos tener por ser un archipiélago fragmentado, para todos servir a lo que nos hemos comprometido, servir a la gente que representamos, vengamos de la isla que vengamos, y ese es el compromiso de este Parlamento.

Señorías, el Grupo Nacionalista termina, también, acompañando en el sentimiento a todas aquellas personas que han fallecido y a sus familiares por esta triste pandemia, y, sin duda, felicitando a todas las personas de todos los servicios básicos que han tenido que trabajar durante esta pandemia y siguen trabajando para garantizar una normalidad -entre comillas- de la vida cotidiana, día a día, pero también a la sociedad canaria. En nuestro grupo queremos felicitar a la sociedad canaria, porque yo creo que ha sido ejemplar, ejemplar en cumplir las normas y también en esa responsabilidad en esta desescalada -que algunas islas también, como El Hierro y La Graciosa, posiblemente entremos en la fase 2 dentro de pocas horas-, pero también seguir pidiendo esta responsabilidad a todas y todos los ciudadanos de Canarias para que el proceso de desescalada sea lo más normal posible, pero también en beneficio de todos.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchísimas gracias, señor Quintero.

Turno para el Grupo Parlamentario Socialista, doña Nira.

La señora FIERRO DÍAZ (desde su escaño): (Sin micrófono). Estamos ante aceleración de la transformación digital de todas las administraciones. Leía hace unos días un artículo que decía que cómo las administraciones públicas habían tomado decisiones en tiempo récord, que igual antes habrían tardado meses o años en tomarlas. La realidad y la imposibilidad de hacer nuestro trabajo, de ejercer nuestra labor de forma presencial, ha hecho de la necesidad una virtud.

Hoy avanzamos hacia un Parlamento de Canarias del siglo XXI, accesible y digital, es una obligación explotar cada una de las herramientas disponibles para ejercer nuestra labor, nuestro trabajo, con garantías tecnológicas, pero, sobre todo, sanitarias, seguras, democráticas y en igualdad de condiciones, cuando no podamos hacer nuestro trabajo de forma física, presencialmente.

Señor Ricardo Fdez. de la Puente, citaba al compañero Juan Manuel García Ramos, él dijo en una Diputación Permanente "esto no es parlamentarismo ni es nada". Compartiendo yo esa reflexión, ese espíritu de lo que el compañero diputado de Coalición Canaria-Partido Nacionalista Canario quería decir, es verdad que es importante recordar la excepcionalidad de esta modificación, ¿no? de la posibilidad de hacerlo telemáticamente, pero es también importante recordar la posibilidad de poder hacerlo.

Nuestro país no se encuentra entre los principales países europeos en desarrollo digital, pero nos hemos tenido que poner manos a la obra. El COVID-19 ha puesto a examen la capacidad digital de gobiernos, de economías y también de parlamentos. Un cambio que era vital, no solo por cómo nos ha afectado COVID, sino porque vivimos en un territorio fragmentado, insular, que en muchas ocasiones sufrimos cierres de puertos y aeropuertos y nuestra actividad parlamentaria no puede parar.

Presidente, miembros de la Mesa, les invitamos a seguir en la modernización del Parlamento. Y, por último, por supuesto, agradecer el trabajo de ustedes, de los trabajadores y trabajadoras de la casa, que no solo han hecho posible que mantengamos nuestro trabajo en la Diputación Permanente, sino que ahora hace que todos, en igualdad de condiciones, podamos participar de las sesiones parlamentarias.

Muchísimas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchísimas gracias, señora Fierro.

Recogemos desde la Mesa todos los agradecimientos y reconocimientos de sus señorías, es un trabajo de equipo, como ya les he dicho, de... también de los letrados, de los servicios jurídicos, de los servicios de informática y de audiovisual y de la unidad correspondiente del Parlamento y, por supuesto, también de todos los portavoces de los grupos que, como les dije al principio, han colaborado y han aportado y han mejorado la propuesta con sus propias aportaciones. Se lo agradecemos enormemente.

Dicho lo cual, señorías, en este Pleno peculiar que estamos celebrando en el día de hoy, pues llamo a votación.

(La Presidencia acciona el timbre de llamada a votación).

¿Sí, señora Navarro?

La señora NAVARRO DE PAZ (desde su escaño): En nombre de los portavoces con los que he podido hablar nos gustaría, ya que estamos en un momento yo diría que histórico, ¿no?, sumarme a los agradecimientos que todos sentimos al personal del limpieza de esta Cámara que ha hecho posible que hoy nosotros estemos aquí y podamos desarrollar esta labor. Muchísimas gracias en nombre, si me lo permiten, del resto de mis compañeros portavoces, en nombre de todos, queríamos sumar ese agradecimiento, muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Navarro.

Hoy es doña Nieves la que nos ha acompañado en el salón de plenos, así que... (Aplausos). Merecido reconocimiento.

¿Está preparada la votación, señorías? Procedemos a votar. (Pausa).

Gracias, señorías.

Tenemos 26 votos presenciales, 44 votos delegados.

Por tanto, unanimidad, no hay votos en contra ni abstenciones, así que queda aprobada por unanimidad la toma en consideración de la reforma del Reglamento del Parlamento de Canarias.

Muchas gracias, señorías.

Se levanta la sesión. (Aplausos).

(Se levanta la sesión a las doce horas y cuarenta y dos minutos).


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso Legal · Protección de datos personales