Diario de Sesiones 36/2020, de fecha 24/6/2020 - Punto 18

10L/PNLP-0142 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DE LOS GRUPOS PARLAMENTARIOS SOCIALISTA CANARIO, NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC-AHI), NUEVA CANARIAS (NC), SÍ PODEMOS CANARIAS Y AGRUPACIÓN SOCIALISTA GOMERA (ASG), SOBRE EL CAMPO DE MANIOBRAS Y TIRO DE PÁJARA.

El señor PRESIDENTE: Procedemos, señorías, a la siguiente proposición no de ley, tal y como establece el orden del día, en relación con el campo de maniobras y tiro de Pájara.

Es una PNL conjunta, de varios grupos parlamentarios. Como hasta ahora, compartirán el tiempo de la intervención.

Empezamos con el Grupo Parlamentario de la Agrupación Socialista Gomera.

Adelante.

El señor RAMOS CHINEA (desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente.

Bueno, esta es una PNL que presentamos la mayoría de los grupos de esta Cámara y no es otra que la clausura del campo de tiro de Pájara.

Sí, en nombre de mi grupo he de reconocer, porque las fuerzas armadas, históricamente, han jugado siempre un papel esencial dentro de nuestro país, no solo en estos últimos meses en el caso de la pandemia del COVID donde han realizado una labor esencial en la construcción de hospitales de campaña, etcétera, también, anteriormente, en incendios y en una infinidad de sucesos catastróficos en los que se ha requerido la ayuda de nuestras fuerzas armadas.

Pero estamos hablando de un campo de tiro en el municipio de Pájara que dificulta la vida de los habitantes de este municipio al igual que lastra también, de cierta forma, la economía de la isla ya que representa también una visión negativa desde el punto de vista turístico.

Si bien es cierto que, a pesar de que nos oponemos al rechazo de que siga abierto este campo de tiro, que, incluso, ha habido compromisos de que se iba a clausurar pero se han seguido aumento las instalaciones, se han seguido practicando prácticas de tiro, etcétera, sí reconocemos que nuestras fuerzas armadas necesitan lugar idóneo donde poder adiestrarse, donde poder entrenar y, por tanto, creemos que tienen derecho a ello, lo que no creemos es que esta sea la zona adecuada, ya para buscar una zona adecuada imagino que ahí entraría el Estado, entrarían diferentes entidades que deben tomar esas medidas o, incluso, tomar como ejemplo también otros países donde existen campos de tiro insonorizados y cubiertos, por ejemplo, pero sí creemos que para realizar esa labor ellos tienen que realizar esos entrenamientos.

Nos felicitábamos hace poco también porque conseguíamos introducir en los presupuestos generales la creación de un campo de tiro para la policía de Gran Canaria, por lo tanto, creemos que todas las fuerzas que velan por la seguridad de los ciudadanos tienen derecho y, además, necesitan lugares donde poder entrenar.

Pero creemos que en este caso del que estamos hablando, concretamente del campo de tiro de Pájara, lo que hace es perjudicar la vida de quienes allí residen.

Por tanto, esperamos el apoyo del resto de grupos para que esta PNL salga adelante.

Sin más, dejo que el resto de mis compañeros sigan indagando y explicando mejor esta proposición no de ley.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor diputado.

Turno para el Grupo Parlamentario de Sí Podemos Canarias, señor Déniz.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: Sí... ¿Ya?

El señor PRESIDENTE: Adelante.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: señor presidente, señorías.

Fuerteventura es una isla terriblemente militarizada y no se lo merece. No desde ahora, desde hace muchísimo tiempo. Y son muchas las personas que en este pueblo canario hemos defendido siempre que Fuerteventura, igual que toda Canarias, sea una tierra para la paz.

El campo de tiro de Pájara, desde la época fin del franquismo, de la dictadura franquista, fue concebido como un gran campo de tiro de maniobras militares. Lo cual junto... después, con la llegada de las tropas del Sáhara a Fuerteventura, ya produjo ya un exceso ya de presencia y militarización de toda la isla de Fuerteventura, que algunos hemos sufrido en carne propia. Y digo esto porque me duele en el alma que se haya expropiado, que se haya arrancado de los usos comunales de la población majorera, especialmente el sur de Fuerteventura, un terreno, verdaderamente alucinante, que algunos conocemos por la costa, porque hemos entrado sin querer por la costa, algunas zonas que yo les recomiendo a ustedes el día que el campo de tiro de Pájara deje de existir que puedan entrar ahí, concretamente la playa de Amanay, ver algunos yacimientos, en fin, muchísimas cosas.

Creo que lo de menos es lo de más. Es que ahí han aparecido un torreón nuevo, una edificación nueva, que haya aparecido algunos sacos, algunas bolsas de basura con unos sacos de cemento. El problema es el campo de tiro en sí, que se le arrancó de los usos comunales de la población majorera. Y nosotros queremos que vuelva a ser de uso comunal de la población majorera. Desde 1600 ya se les concedió a los aborígenes canarios el uso de todas las tierras comunales esas de Pájara y también de la zona de Jandía. Por lo tanto, es un deber histórico. Y digo que no es de ahora, es de hace ya unos cuantos siglos.

Yo creo que el problema fundamental, señorías, es entrar en ese campo de tiro. Hay que proceder a una limpia del suelo. El suelo está contaminado. Ahí hay recursos hídricos que eran de uso de las poblaciones. Hay recursos de pasto. Hay yacimientos arqueológicos en los que nuestros investigadores no pueden entrar sin previa autorización, y las autorizaciones se retrasan constantemente. Era una zona de marisqueo. Tiene una belleza, en fin, alucinante. Y, además, está rodeado de cuatro espacios naturales.

Por lo tanto, esta reclamación que en ciudades como La Laguna o en la... ciudades de Las Palmas se ha hecho para que las zonas militares abandonen el centro de la ciudad, que también es un problema que afecta a Puerto Cabras, su nombre originario de la capital de Fuerteventura, que fue quitado también por los militares, y yo reivindico aquí el nombre de Puerto Cabras, se desmilitarice también esa zona, no puede ser que grandes cuarteles estén ocupando el centro de la capital majorera ¡a estas alturas!, es necesario que se proceda como se está procediendo en el Ayuntamiento de Las Palmas o se está procediendo también en el Ayuntamiento de La Laguna, para que lo militar ocupe otro espacio. ¿Que es importante la defensa de las islas? sí, es importante la defensa de las islas, pero a nosotros nos parece desproporcionado que haya tanto terreno ocupado por maniobras militares y que, además, se funcione ahí como si fuera un Estado paralelo, porque ahí las instituciones democráticas parece que no tienen ningún tipo de sentido.

Por lo tanto, entiendo que esta PNL es bastante oportuna. No es la primera vez que se trae aquí una iniciativa en este sentido. Y nosotros queremos que, definitivamente, las instituciones democráticas, y ahora que gobernamos, tanto Podemos, Sí Podemos, el Partido Socialista, entendamos que tiene que haber una liberación de estos suelos para usos comunales, para uso y disfrute de la mayoría de la población. Y que, efectivamente, todo lo que tenga, todo lo que atañe a la defensa del país esté circunscrito a otros ámbitos, a otros terrenos, a otros territorios, pero no puede tener la proporción y la sobredimensión que actualmente tiene en islas sobre todo con nuestra amada Fuerteventura.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Déniz.

Turno para el Grupo Parlamentario de Nueva Canarias.

Adelante.

La señora DOMÍNGUEZ HORMIGA: Gracias, señor presidente. señorías.

Efectivamente, el campo de tiro de Pájara lleva utilizándose con tales fines desde el año 1977, si bien no hubo una declaración expresa a través de un real decreto hasta el año 2012, en el que el Ministerio de Defensa lo declaró específicamente como zona de interés nacional.

Son más de 4200 hectáreas que se están utilizando por parte del Ministerio de Defensa en Fuerteventura para unas maniobras militares que, incluso, inventariadamente tiene una cantidad inferior, es decir hay una ocupación superior de la que tienen inventariada. Y se rigen por normativas más que arcaicas, por normativas de la época de Franco. Tienen que saber que la ley que declara las zonas de interés nacional, de defensa nacional es una ley del año 1975. En el Boletín Oficial del Estado está firmado por Francisco Franco. Y esta es la normativa con la que nos estamos rigiendo todavía. Con lo cual, entenderán que tiene que haber una actualización, tiene que haber una modernización, y no se pueden mantener los privilegios patrimoniales que el Ministerio de Defensa aún sigue manteniendo en Canarias y en España, pero en Fuerteventura especialmente, porque es un porcentaje muy alto el que tiene de ocupación de suelo, un porcentaje, además, donde se encuentran incluidas áreas de sensibilidad ecológica, de hecho hay una zona e especial conservación incluida en la red Natura 2000, más de seiscientas hectáreas están incluidas dentro de este ámbito del campo de tiro.

La isla de Fuerteventura entera, en el año 2009, fue declarada también reserva de la biosfera. ¿Con esto qué quiero decir? Pues que son zonas de una especial sensibilidad ecológica, son zonas con unas características medioambientales muy delicadas en las que, evidentemente, este tipo de actividades deberían estar excluidas. Cualquier propietario de suelo rústico, para hacerse una simple edificación en una explotación agrícola, en un suelo de estas características, tendría todas las puertas administrativas cerradas, pero, en cambio, para hacer maniobras militares, con la erosión y con la agresión que supone para el suelo, están totalmente permitidas.

Es cierto que Fuerteventura no solo tiene el problema del campo de tiro de Pájara, tenemos muchas instalaciones militares que ocupan partes importantes del suelo en el centro de Puerto del Rosario, suelos que no se están utilizando con esas características, que tendría que haber un derecho de reversión de esos suelos, pero que no se pueden ejercitar, por lo mismo que decía antes, porque las características patrimoniales, la normativa patrimonial, no nos lo permite, pero sí tiene que haber un estudio profundo de estos suelos, tanto del de Puerto del Rosario, tanto del campo de tiro como el suelo de El Matorral que, de hecho, no es que no se utilicen, es que están, incluso, utilizándose para otros fines como es el CIE de El Matorral.

La propuesta de la PNL incluye la creación de un grupo, de una comisión, una mesa de debate de replanteamiento de estos suelos, de la necesidad o no de estos suelos, y yo creo que esa tiene que ser una batalla que tengamos que llevar a cabo, porque ha habido varias iniciativas parlamentarias, no en la época que yo he estado de parlamentaria pero me he fijado con los expedientes, ha habido otras iniciativas, en este sentido, pero que, al fin y al cabo, nunca se han llevado a cabo o nunca se ha profundizado más o no han tenido mayor trascendencia.

Creo que tenemos que estar juntos en este trabajo y creo que hay muchas posibilidades, pero, eso sí, también tenemos que tener la colaboración de Madrid, porque el cambio normativo tiene que ser profundo.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora diputada.

Turno para el Grupo Nacionalista. Don Mario Cabrera, tiene la palabra.

El señor CABRERA GONZÁLEZ: Buenos días, presidente, buenos días, señorías.

Agradecer en primer lugar a los grupos, a cinco grupos de la Cámara de los siete que han dado el apoyo y además hacen nuestras las palabras que se han dicho aquí. Esta es una demanda coherente, como se ha dicho y como coincidimos, una demanda que no es nueva, que es histórica, pero que se sigue manteniendo. Hemos trabajado siempre, desde hace décadas Canarias como territorio de paz, Fuerteventura está en esa lucha desde hace más de cuarenta años.

Y, por tanto, es una demanda histórica, son cuatro largas décadas de acuerdos de ayuntamientos, de cabildos, de este propio Parlamento, del Gobierno de Canarias, de acuerdos en el Senado, en el Congreso... y momentos, también, de sinsabores y momentos agridulces. Momentos sinsabores cuando nos llamaban "panfletarios" y decíamos que no podía haber maniobras navales porque mataban nuestros zifios, a momentos agridulces cuando los estudios científicos demostraban que tenía razón el pueblo de Fuerteventura, los científicos, los grupos ecologistas, nuestras instituciones. Momentos de alegría cuando dejaron de hacer maniobras en la isla de Lobos o en el interior de nuestras gavias, en el interior de nuestra isla, y momentos duros, cuando hemos tenido que volver a los juzgados para evitar que sigan militarizando. Es el territorio más militarizado de toda Europa.

Miren, no solo es el campo de tiro, no solo es el campo de tiro. Y eso es lo que queremos hablar con el ministro, esto no es un tema en contra de los militares, es un tema en contra de los políticos que han militarizado la isla de Fuerteventura. Y queremos hablar para decirles que Fuerteventura es una isla reserva de la biosfera, que no lo hicimos nosotros, que nos lo dio la Unesco desde el año 2009. Y que no solo es el campo de tiro, que es el campamento de Valenzuela, donde, al lado del aeropuerto, la principal infraestructura para una isla, han ocupado un espacio -hasta en tres ocasiones hemos tenido que ir a los tribunales y les hemos ganado, que no pueden seguir ampliando-. La montaña la Muda, un espacio natural, ni piden permiso ni falta que les hace, porque luego para tapar sus vergüenzas declaran interés general, pero han destrozado un espacio único en Fuerteventura. Un cuartel, como aquí se ha dicho, en el centro de Puerto del Rosario, el cuartel urbano más grande de toda Canarias que tiene estrangulada a la ciudad de Puerto del Rosario.

Queremos lo mismo que han conseguido, y felicitamos desde aquí, Gran Canaria, el Ayuntamiento de Las Palmas y el Ayuntamiento de La Laguna. Necesitamos que ese espacio sea para la ciudadanía de Puerto del Rosario. No queremos más maniobras en nuestro territorio, porque somos isla reserva de la biosfera e isla muy sensible y, además, isla turística, no es nada agradable ver la isla invadida en avenidas, en carreteras y demás.

Pero como si esto fuera poco, como si estas 4200 hectáreas que han ocupado del espacio que le han robado al pueblo de Fuerteventura fuera poco, ahora nos vienen con más de seis obras dentro de ese campo de tiro. Un polvorín, un polvorín. A 4 kilómetros del pueblo de Pájara, una zona de quemado de pólvora para toda Canarias, un mamotreto de cuatro plantas porque imita a una zona urbana, dos helisuperficies y, por supuesto, todo el vallado perimetral que en todo este tipo de obras se suelen poner.

Y yo invito al PP y a Ciudadanos a que se sumen, y desde... una de las cosas que pedimos es crear una comisión para ir a hablar con el ministro, y ahí le podremos decir al ministro: oiga, gracias por la labor que hacen los militares en obras humanitarias; pero, al mismo tiempo, le podremos decir: oiga, Fuerteventura no tiene que ser el patio de armas de toda Europa; y le diremos: oiga, las obras que hagan pidan los permisos, dentro de la ley, es que no se las pueden saltar.

Y esto viene desde Franco, Franco, Arias Navarro, Suárez, Calvo Sotelo, después llegó Felipe, Aznar, Zapatero, Rajoy y ahora Sánchez. Cuando más ha crecido la militarización en Fuerteventura ha sido en la etapa de Rajoy y en la etapa de Sánchez. Magnífica oportunidad, magnífica oportunidad tenemos ahora con un acuerdo de esta magnitud en el Parlamento de Canarias para decirle que lo que queremos es que nos escuchen y que queremos recuperar ese espacio, que es un espacio natural en una isla...

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Mario.

Tiene la palabra el Grupo Parlamentario Socialista.

Adelante.

La señora CABRERA NODA: Gracias, señor presidente. señorías, buenos días.

Quiero empezar diciendo que yo soy de Pájara, por tanto, he vivido y conozco perfectamente cuál ha sido la situación con respecto al campo de tiro de Pájara desde que era pequeña. También he vivido la demanda en primera persona, porque he sido parte del Ayuntamiento de Pájara y he visto cómo las diferentes actuaciones que se han llevado a cabo no han tenido un buen fin o, al menos, el fin que nosotros esperábamos. Es un tema que se ha debatido en varias ocasiones en el seno de este Parlamento y también en las instituciones majoreras. Pero, a pesar de todo, por lo que vamos viendo, y hemos llegado al año 2020, sigue exigiéndonos esfuerzos de diálogo para lograr que se imponga, por encima de todo, y primen los intereses de Fuerteventura y de la gente de Fuerteventura.

Hace años que las diferentes instituciones insulares, como decía, y regionales, han venido solicitando al Ministerio de Defensa que se acabe con las maniobras que se practican en el campo de tiro de Pájara, el cual, como decía anteriormente tanto Mario Cabrera como Sandra Domínguez abarca una superficie de 47 millones de metros cuadrados, que se dice fácil y pronto. Y se pretendía que se acabara con esas maniobras para evitar los posibles perjuicios al desarrollo de la isla de Fuerteventura, una isla que, como todo sabemos, que tiene una alta dependencia de la industria turística, la cual también ha sido bastante castigada a raíz del COVID, lo que no hace sino aumentar la posición tan delicada que debe soportar Fuerteventura en estos últimos tiempos. Y todos sabemos a lo que nos enfrentamos.

Nuestra isla siempre ha sido un territorio de paz, y de eso somos todos conscientes, de paz y de acogida, y nuestra obligación como representantes políticos es garantizar ese estado, aplicando, en todo momento, el sentido común, que muchas veces ha brillado por su ausencia, evidentemente. El sentido común en nuestras decisiones, y lograr que el uso de nuestro territorio sea compatible con nuestro futuro.

Sin embargo, no hemos sido capaces de encontrar la fórmula para llegar a ese fin. Desde el Grupo Parlamentario Socialista insistimos en la unidad de diálogo para reconducir una situación que viene de muy lejos... del campo de tiro, y recuperar ese espacio que hoy es un espacio militar para la gente de Fuerteventura, para que la disfrute la gente que vive en Fuerteventura.

Tenemos que partir siempre de la base de que las normas que se aplican en un territorio continental no tienen las mismas consecuencias que en un territorio insular como el nuestro, de ahí la importancia de esta proposición.

Nada más. Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora diputada.

Pasamos a la intervención de grupos enmendantes. Grupo Popular, señor Enseñat.

Muchas gracias, señorías. Adelante.

El señor ENSEÑAT BUENO: Gracias, señor presidente.

Buenas tardes ya, señores diputados.

Partido Socialista Obrero Español, Nueva Canarias, los socialistas gomeros, Podemos y Coalición Canaria firman esta PNL.

Señores diputados, déjenme que les diga de manera clara que me parece vergonzoso que ustedes se hayan dejado arrastrar por el antimilitarismo de la izquierda radical de Podemos y del ala más arcaica de Coalición Canaria en la isla de Fuerteventura. Que ustedes firmen una PNL contra nuestro Ejército, sí, contra nuestro Ejército, señores del Partido Socialista, de Nueva Canarias y de Coalición Canaria, aunque ustedes lo nieguen, porque detrás de esta PNL del "no al campo de tiro", del "no a la construcción", del "sí al medio ambiente y al diálogo", lo que subyace es un profundo militarismo de algunos. Algunos que no les molesta un campo de tiro, lo que les molesta son los militares en Fuerteventura, en Canarias, y ustedes van a ser cómplices de eso.

Pero déjenme decirles unas cosas para los que quieren separar el ejército de la sociedad canaria, de la sociedad majorera, no lo van a conseguir. Y les recomiendo que pasen por cualquier acuartelamiento en Canarias y escuchen lo bonito que suena La muerte no es el final, con acento canario, se los recomiendo.

Señor Cabrera, a los majoreros no nos molestan los militares, a los majoreros lo que nos cabrea es tener una sanidad de tercer mundo, no tener carreteras, no tener colegios, no tener trabajo y no tener agua cuando abrimos el grifo, ¿y sabe de quién es esa responsabilidad?, de treinta años de Asamblea Majorera.

Y claro que queremos los majoreros proteger nuestro territorio, lo que estamos es hartos de partidos que quieren convertir esta isla en una postal, hartos de que el 80 % de la isla está protegida, hartos de que no se pueda hacer absolutamente nada y hartos también de que ahora quieran proteger también nuestro mar y nos quieran impedir poder nadar, poder navegar, poder pescar, poder surfear e, incluso, poder hacer la procesión del Carmen porque usted le mandó a Europa la petición de que declara la costa este zona ZEC y tendrá que explicarlo, señor Cabrera.

Pero miren, señores diputados, esto no va del medio ambiente, esto va contra los militares y ahí siempre van a encontrar al Partido Popular en contra. Nosotros, el Partido Popular, nos sentimos orgullosos y agradecidos, sin complejos y sin escondernos de los hombres y mujeres que forman el ejército español, de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, de todos los que se ponen la bandera nacional en su uniforme para servir y proteger a España y a Canarias, para garantizar que seamos un territorio de paz, de seguridad, de progreso y de turismo y el que no lo entienda le invito a que se dé una vueltita por Europa para que lo vea. Nosotros nos sentimos orgullosos de la UME, de la Unidad Militar de Emergencias, esa que viene siempre a jugarse la vida en las catástrofes y en los incendios y que, luego, ustedes las van a saludar con la televisión detrás. Nosotros nos sentimos orgullosos de las unidades militares que han trabajado durante esta pandemia desinfectando, protegiendo, vigilando y cuidando de todos nosotros. Y muchos de ustedes, alcaldesas y alcaldes, que hoy van a votar a favor de esta PNL se han sacado fotos con ellos. Orgullosos de nuestra armada y de nuestro ejército, orgullosos y agradecidos del RI. Soria 9, del Canarias 50, del Tenerife 49, de la Brigada Canarias, de la Log 81 y de todas las unidades que están en Canarias porque todos los días, con sacrificio, trabajo y honor, cumplen con su deber tanto aquí como cuando los enviamos al extranjero a jugarse la vida.

Y por eso vamos a votar en contra de esta proposición no de ley porque, señores del Partido Socialista, ¿para qué sirve el campo de tiro de Pájara?, para la instrucción y el adiestramiento en nuestras unidades militares, y no solo lo digo yo, lo dijo la ministra Carmen Chacón cuando lo calificó de interés general y por eso ahora no hay que pedir licencia para hacer esa obra.

¿Saben para qué sirve la edificación esa que a ustedes no les gusta?, para que los soldados, la Guardia Civil y la Policía Nacional puedan prepararse para entrar en edificios, por ejemplo, en Afganistán o en Iraq, y también para la lucha antiterrorista... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Un momento.

Adelante, treinta segundos.

El señor ENSEÑAT BUENO: Lo saben realmente, ¿pero saben realmente para lo que sirven estas instalaciones?, para salvar la vida de nuestros soldados, porque tanto gobiernos del Partido Socialista como del Partido Popular nos gusta tener un ejército preparado para proteger a España y a Canarias. Y también los enviamos en misiones de paz a territorios de guerra con las Naciones Unidas. Y si hacemos eso, tenemos la responsabilidad y el deber de que vayan lo mejor preparados posible para garantizar que, además de cumplir con la misión, también vuelvan sanos y salvos a sus casas...

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor diputado.

Sí, señor Cabrera.

El señor CABRERA GONZÁLEZ (desde su escaño): Por inexactitudes del señor Fernando Enseñat.

El señor PRESIDENTE: Tiene un minuto.

El señor CABRERA GONZÁLEZ (desde su escaño): Vamos a ver, creemos entender que el señor Fernando Enseñat no se ha leído la propuesta que hemos presentado cinco grupos o que está haciendo demagogia, utilizando a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado para traerlos a su sardina, eso sí sería lamentable después de todo ese trabajo que todos valoramos que hacen los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado que usted venga aquí a atribuírselos como suyos. De eso no va la PNL que hoy presentamos aquí.

Y su enmienda dice dos cosas: apoyo y gratitud, trabajo diario que hacen, creo que todos los portavoces lo hemos dicho. Y luego dice otra que creo que es importante que tienen todo mi apoyo: que se construya dentro del marco legal y con los acuerdos existentes. Es que no están dentro del marco legal y los acuerdos existentes es que no se construya nada.

Por tanto, por eso es este acuerdo y es el acuerdo de la Cámara soberana de Canarias, el Parlamento de Canarias que, por tercera vez, con mayoría importante estamos diciendo que no, que queremos que nos escuchen, que queremos que el ministro se siente con nosotros, no los militares, no... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Cabrera.

Señor Enseñat.

Sí, señor Déniz, espere, primero tiene que responder al señor Cabrera el señor Enseñat.

Adelante.

El señor ENSEÑAT BUENO (desde su escaño): Vamos a ver, señores que apoyan esta PNL, ustedes dicen que están a favor del Ejército, pero los quieren calladitos, escondidos, que no molesten, que no estorben y que solo salgan cuando nos hacen falta para ir a apagar un incendio, a atender una emergencia o a defendernos para luego ir... (abucheos en la sala).

El señor PRESIDENTE: señorías.

El señor ENSEÑAT BUENO (desde su escaño): ... para luego ir con la televisión canaria detrás, pues, mire, nosotros no, nosotros nos sentimos orgullosos del ejército, de la Policía Nacional y de la Guardia Civil y no nos escondemos lo decimos claramente.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Enseñat.

Señor Déniz.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ (desde su escaño): Sí, por inexactitudes también.

El señor PRESIDENTE: Tiene un minuto.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ (desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Señor Enseñat, aquí no hay nadie de los que hemos firmado esta proposición no de ley, atrapado, quizás usted y su partido están atrapados pero en la Edad Media todavía.

Lo que estamos planteando aquí básicamente es que el ejército tiene que modernizarse. Nosotros no queremos que nadie esté calladito en esta sociedad, a lo mejor algunos de los que usted dice defender sí. Nosotros lo que decimos es que no puede haber, dentro de una sociedad, un Estado paralelo que haga y deshaga lo que se le antoje y lo que le venga en gana sin contar con las instituciones democráticas. ¡Eso es lo que estamos diciendo! Y lo que estamos exigiendo es que haya acuerdos y reuniones para, entre toda la ciudadanía, decidir qué se hace con los terrenos y qué se hace con la defensa.

¡Claro que todos estamos de acuerdo!, claro que todos estamos de acuerdo con que el ejército tiene que cumplir una función y la policía también, una función y una serie de trabajos, para eso están, ¿o es que usted pretende que estén para otras cosas?

Yo no quiero que esté callado, ¿o usted quiere que haya mucho ruido? No mezcle las cosas.

Nosotros lo que decimos es que esto tiene... (palmoteos desde los escaños). (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Déniz.

Señor Enseñat, tiene un minuto.

El señor ENSEÑAT BUENO (desde su escaño): señor Déniz, señor Déniz...

El señor PRESIDENTE: señor Enseñat, un segundo.

Señorías, por favor... señorías, por favor. Mantengan un poco la cordialidad.

Señor Enseñat.

Adelante.

El señor ENSEÑAT BUENO (desde su escaño): señor Déniz, no se ponga usted tan nervioso.

Lo peor que puede haber en esta vida es avergonzarse de lo que uno piensa y de lo que uno dice, si usted se avergüenza de lo que usted cree, es su problema. Yo no me avergüenzo de lo que creo yo y por eso lo digo aquí en esta Cámara, y si ustedes quieren hacerlo, están gobernando en España, ¡háganlo! Pero hasta ahora, pero hasta ahora lo único que ha hecho el Partido Socialista es nombrarlo de interés general para la defensa y es el que permite que esas instalaciones se hagan y sean legales, señor Cabrera.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Enseñat.

Doy por hecho que la enmienda no es aceptada por los grupos proponentes, es lo que infiero del debate, por lo tanto, lo tengo claro como presidente del Parlamento, así que, tiene la palabra Grupo Mixto.

Un segundo.

Adelante.

El señor FDEZ. DE LA PUENTE ARMAS (desde su escaño): Gracias, señor presidente. señorías.

Es un hecho que el ejército español, en sus diferentes ramas, lleva años reestructurándose sus instalaciones y sus efectivos, adaptándose a los nuevos tiempos.

El Ministerio de Defensa ha ido, de manera continua, desalojando aquellas instalaciones que, según sus criterios y prioridades, en aras de la seguridad nacional y el cumplimiento de las funciones de defensa de nuestro país, ha ido considerando oportuno.

Hoy se dispone de un ejército profesionalizado que participa, junto a nuestros aliados, en misiones de paz internacionales en diferentes partes del mundo, con un gran reconocimiento y siendo muy valoradas allí donde han estado, además de la enorme labor que hacen en las catástrofes naturales, no nos olvidemos de eso tampoco.

Los criterios para disponer de un ejército profesionalizado requieren de instalaciones para poder entrenarlo y formarlo con seguridad, tanto para los propios militares como para el entorno donde se ubiquen estas instalaciones. Si en algún momento estas instalaciones, como son las bases, aeropuertos, cuarteles, arsenales, campos de tiro... en cualquier momento dejan de ser necesarios y, en cualquier parte del territorio nacional para la defensa nacional, entiendo, y estamos convencidos de ello, que serán destinados a otros usos que sirvan también a la sociedad española, como, de hecho, ya ocurre y viene ocurriendo.

Por lo tanto, nosotros no podemos estar de acuerdo en los términos que se ha planteado esta PNL y, por ello, votaremos en contra.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, don Ricardo.

Queda finalizado el debate de esta proposición no de ley.

Señorías, llamo a votación (suena el timbre de llamada a votación).

Vayan ocupando, señorías, sus escaños tranquilamente. Aquí y en la sala Europa.

Vamos a comprobar la conexión.

Señorías, atención. Procedemos a la votación.

Adelante.

(Pausa).

Señorías, muchas gracias.

61 votos emitidos; 49 síes, 12 noes. Queda aprobada la proposición no de ley.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso Legal · Protección de datos personales