Diario de Sesiones 49/2020, de fecha 22/10/2020 - Punto 1

10L/CG-0003 COMUNICACIÓN DEL GOBIERNO SOBRE EL PLAN PARA LA REACTIVACIÓN SOCIAL Y ECONÓMICA DE CANARIAS.

El señor PRESIDENTE: Comenzamos, señorías este pleno con el primer punto en el orden del día, señorías, consistente en comunicación del Gobierno sobre el Plan para la Reactivación Social y Económica de Canarias.

Tiene la palabra por espacio de diez minutos el Gobierno. Señor presidente, tiene la palabra.

El señor PRESIDENTE DE CANARIAS (Torres Pérez): Muchas gracias, señor presidente del Parlamento. Muy buenos días, señorías, diputados y diputadas.

El 14 de marzo del año 2020 todo se paró. Era sábado y estoy seguro de que todos los presentes y los que siguen esta sesión plenaria lo recordarán perfectamente. El día anterior el presidente del Gobierno de España había anunciado la posibilidad de decreto de alarma, y ese sábado se celebró un Consejo de Ministros.

A la par, en Canarias se convocó un Consejo de Gobierno extraordinario y permanente, que acabó cerca de la medianoche, cuando ya sabíamos cuáles eran las condiciones, las circunstancias, de ese decreto de estado de alarma que el Gobierno de España había aprobado para todo el país.

Canarias, incluso, había actuado en los días previos, recuerden que ante distintas personas que tuvieron positivos en los centros escolares de Canarias, en la mañana del jueves, decidimos que el viernes no hubiera clase en ningún centro educativo de nuestra tierra. Y es curioso, porque si uno hace uso de la memoria recuerda que esa misma semana estábamos todos aquí, en una sesión plenaria, con normalidad, semejante a la de ahora, con diferencias porque ahora estamos con mascarillas y entonces no y todos sentados en nuestros escaños, pero también haciendo preguntas al presidente, interpelando, haciendo comparecencias y votando.

Recuerdo que esa semana, el martes concretamente, en un hueco de la sesión plenaria, tras responder a las preguntas de los grupos parlamentarios, me reuní con agentes económicos de una importante entidad financiera, y nos avanzaron cuáles eran los números para Canarias en el año 2020 y 2021. Y las cosas iban bien.

Los tres primeros meses del año habíamos tenido una importante cantidad de turistas llegados a nuestra tierra. Nos avanzaba ese informe que las cosas caminaban positivamente y, por ejemplo, negro sobre blanco en ese documento, nos decía que Canarias podía crear cerca de 38000 puestos de trabajo, que nuestro producto interior bruto podía aumentar casi dos puntos, que creceríamos económicamente, y que la posición financiera de las familias iba a mejorar, e incluso nos decía ese informe que el paro en Canarias estaría por debajo de esa frontera que siempre esperamos rebajar del 20 %, podía incluso ser del 17 en el año 2021.

Sin embargo, el 14 de marzo todo se paró, y se convirtió, lamentablemente, todo aquello en una quimera, en un sueño, porque llegó la pesadilla del virus y el shock.

Canarias reaccionó de inmediato, y creo que reaccionó como se debe hacer, con tres palabras que hemos utilizado todos y todas y que definen la actitud de la sociedad canaria en esta época difícil, y lo define de manera justa, y es unidad de acción.

Apenas habían pasado cuarenta y ocho horas del decreto del estado de alarma, el domingo tuvimos Conferencia de Presidentes, el lunes, en la sede presidencial, nos reuníamos ya confinados con reuniones telemáticas o personales los partidos políticos, los agentes económicos, la Federación Canaria de Municipios, la Fecai, los sindicatos, la patronal, los agentes del tercer sector... para compartir decisiones, para analizar el momento difícil, para buscar salidas.

Recuerdo, y lo recuerdan los portavoces de los grupos parlamentarios, que ese mismo día nos sentamos para ver qué hacíamos, compartiendo la decisión con respecto al espacio aéreo, qué rutas había que mantener y cuáles cerrar, cómo reducir la llegada a Canarias del exterior para intentar responder, de la mejor manera posible en nuestra tierra, a la pandemia, y fuimos capaces de consensuar en esas reuniones esas decisiones. Y creo que fue un gesto magnífico de unidad de acción entre Gobierno y Oposición, entre sindicatos y patronal, un ejemplo de consenso de la sociedad canaria en su conjunto.

Fueron semanas muy duras y, por supuesto, jamás las vamos a olvidar, aún estamos en ellas, en las semanas duras. Tuvimos, recuerdo, que fletar aviones de China y participaron agentes que no querían salir en la foto, ni en los periódicos, porque tenían contactos en Shanghái y en Pekín, y nos colocaron en esos contactos para poder traer hasta seis aviones fletados a Canarias para traer material que necesitábamos, y participaron como digo, en esa decisión esa sociedad civil, que fue clave también para la resolución de la misma, fue un ejemplo de cómo actuar.

Y entre el 16 de marzo, ese lunes, y el 30 de mayo que fue cuando firmamos el Pacto de Canarias, el Pacto de Reconstrucción, hubo dos meses y medio de confinamiento, de restricciones, de congoja, de miedo, de muerte, pero también de trabajo. Veintiuna reuniones oficiales de todos los agentes que antes cité, de todos aquellos que terminaron firmando el 30 de mayo, Día de Canarias, un gran pacto con amplísimo consenso. Por cierto, no era llegar el primero por llegar, pero fue el primer pacto que firmó una comunidad autónoma de nuestro país.

En la comparecencia que realicé un mes después, justamente el 14 de abril, cada uno en su lugar, con las pantallas siendo el punto de conexión y de contacto entre quienes hablábamos, justo, como digo, un mes después, afirmé lo siguiente, que creo que hoy sigue teniendo la misma vigencia que el 14 de abril. Decía yo en aquella comparecencia: tenemos que hacer frente a la situación actual y económica con un gran pacto de reconstrucción, y no yo ni el Gobierno, la sociedad canaria no puede permitirse el lujo de que nadie quede fuera, porque todos vamos a sufrir, y pongo sobre la mesa una gran alianza para mitigar, para paliar, para disminuir el sufrimiento de nuestra gente. Y concluía esa intervención diciendo que eso significa exigirnos a nosotros mismos, exigirnos al Gobierno de España, exigir a la Unión Europea.

Era 14 de abril, y ese día, y lo dije en la intervención, se estaba negociando una gran alianza económica solidaria en la Unión Europea, que debía ratificarse en la sesión, anoten, del 23 de abril, día singular para la cultura universal. Ese 23 de abril se tenían que aprobar 540 millones que venían del Plan SURE, del Plan MEDE, del Banco Europeo de Inversiones, a lo que añadir un fondo de reconstrucción, ¿lo recuerdan?, sin embargo, no se aprobó el 23 de abril ni el de mayo ni el de junio tuvimos que esperar hasta el 21 de julio para tener certidumbre, porque fue el día en el que el Consejo Europeo aprobó ese acuerdo a falta hoy todavía de ratificación por el Parlamento Europeo. Y a pesar de ello, a pesar de que se esperaba fuera en abril y no llegó hasta julio Canarias fue capaz de firmar un pacto el 30 de mayo con un amplio consenso político y social. Y con ese pacto y su posterior ficha financiera se remitía a un plan de reactivación que es el que hoy traemos al Parlamento y se comunica al mismo, se somete a resoluciones de los grupos parlamentarios y espero que sea aprobado con el voto de los 70 diputados que en esta Cámara están.

No hubo pausa, tengo que decir que no había certidumbres, pero no hubo pausa. Y a pesar de que no había certidumbres caminamos, a pesar de que esas certidumbres han llegado después, hace nada, hace apenas mes y medio, algunas incluso, esta misma semana se siguió caminando y realizamos hasta cinco reuniones oficiales para caminar con el plan de reactivación y se activó el mes de agosto, mes inhábil, aunque en esta época nada es inhábil, porque todo es fundamental para que se concretar y culminar el trabajo que estaban realizando los agentes sociales y económicos. Ese trabajo lo ha coordinado, y lo hago público reconocimiento porque así también lo han hecho en privado los agentes sociales y los agentes políticos, el viceconsejero de Presidencia, Antonio Olivera, y su equipo que han recogido aportaciones, conclusiones y propuestas y creo que es justo reconocer el trabajo realizado.

Si en esas certidumbres, y digo más, a pesar de ello, a pesar de las incertidumbres el plan se ha ido culminando. Y con la aprobación de todos los agentes sociales y económicos, UGT, Comisiones Obreras, la Confederación, la CEOE, las cámaras de comercio, los colegios profesionales, el tercer sector, la Fecam, la Fecai, con la aprobación de todos ellos y con el trabajo de los partidos políticos que firmaron ese pacto hoy aquí lo culminamos. Ese documento se elevó al Consejo de Gobierno el 11 de octubre y 22 días después llega al Parlamento de Canarias. Y es verdad que llega con más certidumbres. La aprobación del fondo no reembolsable o del uso del superávit se aprobaron en Consejo de Ministros el 16 junio y se ratificó ampliamente por el pleno del Congreso el 15 de julio es una certidumbre importantísima. La aprobación en el Consejo de Europa de los fondos de recuperación y de resiliencia o la propuesta del Consejo de Política Fiscal y Financiera para el uso de los remanentes, el superávit, para la suspensión de las reglas fiscales también supone para este plan una certeza determinante. Por cierto, la aprobación esta misma semana en el Congreso de esa suspensión de las reglas fiscales creo que simple y llanamente allana en gran medida el camino. Todas esas certidumbres, como digo, dejan tránsito libre para el Plan Reactiva Canarias, y llega, creo, en el momento oportuno a este Parlamento, lo que queda es que lo convirtamos en el plan de todos los que representamos a la soberanía popular que somos la clase política, que lo hagamos sin excepción como lo han hecho sin excepción los agentes sociales y económicos, que tienen muchas diferencias entre ellos y las han separado, apartado para firmar este documento. Y nos lanzan un mensaje, un mensaje claro, ellos... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional) hagámoslo también nosotros.

Concluyo, Canarias tiene un plan, son 1440 millones para el año 2020 como ficha del Gobierno, que sumado al esfuerzo del resto de las administraciones suponen 18 550 millones de euros. Hay una propuesta para los años 2021 y 2023 de 4300 millones de euros que aportará la Administración autonómica de Canarias y con indicadores de seguimiento, de gobernanza que es exigente y minucioso pensado para que cada departamento del Gobierno se autoimpongan su cumplimiento y para que una comisión exija claramente que nada se quede atrás porque Canarias, diputados y diputadas, no puede permitirse el lujo de no llevar a la sociedad, con los proyectos que se irán definiendo, cada uno de los euros que sean asignados por Europa y por España y a la que exigiremos que sea consecuente con asignar más a quien más necesita, que se compense como corresponde a quienes más han sufrido en sus economías las consecuencias de la decisión compartida de parar el mundo para salvar vidas.

Canarias, y acabo, nos precisa a todos, estoy seguro de que estaremos a la altura.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor presidente.

Una vez consumido el primer turno por parte del Gobierno comenzamos con los turnos de los grupos parlamentarios, comenzamos por el Grupo Mixto, tiene la palabra la señora Espino.

La señora ESPINO RAMÍREZ: Gracias, señor presidente. Señorías, buenos días.

Señor Torres, viene usted hoy al Parlamento de Canarias con un plan que debería haberse comenzado a debatir en esta Cámara antes del verano, que era el lugar apropiado para ello. Sin embargo, usted prefirió sacarse una foto apresurada el 30 de mayo con motivo del Día de Canarias y guardar este plan en un cajón hasta que terminara el periodo estival.

No solo llega tarde, cinco meses tarde, sino que, además, se presenta usted aquí con un documento lleno de muy buenas intenciones, pero todavía faltan muchas medidas por concretar, medidas que, o bien carecen de financiación o tienen asignados, también, escasos recursos para hacer frente a la grave situación social y económica que está golpeando a nuestra tierra.

Ya en su día, con motivo de la firma del Pacto de Reconstrucción Social y Económica de Canarias -el de la foto que le comentaba-, le planteamos que debía empezar a construir la casa poniendo los cimientos y no por el tejado, es decir empezar por garantizar los recursos que nos hacen falta porque si no estaríamos engañando a los canarios. Entonces, ¿se acuerda?, le propusimos suscribir un acuerdo más sencillo, alentado por ese espíritu de unidad por Canarias entre todas las formaciones políticas, cabildos, ayuntamientos y agentes sociales con objetivo de lograr ese plan de inversiones que necesitamos por parte del Estado, algo que de momento no se ha logrado, estamos recibiendo el mismo trato que el resto de comunidades autónomas a pesar de que las consecuencias de la crisis social y económica en Canarias no están siendo las mismas.

No nos hizo caso, prefirió construir la casa por el tejado, y así estamos que todavía hoy el vicepresidente y consejero de Hacienda dice que una vez aprobado el plan se tendrán que terminar de buscar los fondos necesarios.

No obstante, los canarios nos han puesto aquí, en este Parlamento de Canarias, para hacer política útil y para intentar llegar a acuerdos y colaborar, por eso mantenemos nuestra voluntad de diálogo y lo hacemos presentando unas propuestas de resolución a este plan para que se pueda mejorar.

Habla usted, señor Torres, en su plan, de siete prioridades estratégicas con las que podemos estar de acuerdo, sin embargo, en cuanto a su desarrollo todavía hay temas que hay que concretar, como digo, echamos en falta algunas medidas y otras carecen de financiación.

Empecemos, por ejemplo, por la sanidad. Ahora mismo es lo más urgente que tiene su gobierno entre manos. El plan habla de reforzar, por ejemplo, la atención primaria, pero la realidad que nos cuentan los sanitarios es que durante todo este tiempo en atención primaria por ejemplo han estado desbordados; tampoco ha mejorado la situación en algunos hospitales, prueba de ello es que esta segunda ola se han convertido incluso en focos de contagios, el Hospital Insular de Gran Canaria o La Candelaria, en Tenerife.

Creemos que hay que reforzar de verdad nuestro sistema sanitario, por ello una de nuestras medidas es que hay que incrementar esa partida del Eje II de solo 7,15 millones asignados para el refuerzo sanitario, refuerzo sanitario que es, claramente, insuficiente.

Otro de esos pilares del estado del bienestar que queremos preservar es la educación, y aquí, permítame, señor Torres, decir que el plan presenta enormes lagunas con respecto a la educación en Canarias. Desde Ciudadanos insistimos en que deben bajarse las ratios en los colegios para que sean más seguros y para que aumente la calidad educativa, insistimos que tienen que bajarse las ratios sobre todo en aquellos centros que cuentan con aulas modulares o barracones; tenemos que seguir reclamando los 42 millones del Plan de Infraestructuras Educativas de Canarias y tenemos que revisar nuestro plan de infraestructuras educativas para que los centros, los nuevos centros, sean proyectados bajo criterios de sostenibilidad para que puedan ser financiados, también, con fondos europeos. Esa es otra de nuestras propuestas.

Y también mantenemos nuestra iniciativa para aplicar deducciones en el tramo autonómico del IRPF para la compra de material electrónico -para tablets y para ordenadores- para los hijos en edad escolar; y la puesta en marcha del programa de enfermería en los colegios dotándolos de una partida específica para ello.

Pero si hay un plan donde... hay una parte del plan donde, el pacto ahora plan, que ha hecho aguas hasta el momento, señor Torres, es en derechos sociales, se ha hecho mucho anuncio, pero muy poco de verdad, y ahí está, sin ir más lejos, el ingreso canario de emergencia que no ha llegado ni a la mitad de las personas que ustedes tenían como objetivo llegar. La ayuda estaba tan mal planteada que sobró dinero, no se contó los ayuntamientos para hacer una tramitación más efectiva y sobró dinero, sobraron 10 millones de euros que han permanecido guardados en un cajón hasta que ustedes han traído aquí un segundo pago, eso sí, ese segundo pago no se va a permitir que se presenten nuevas solicitudes para gente que lo ha estado pasando realmente mal a partir del mes de marzo porque eso supone mucho trabajo para la Consejería de Derechos Sociales.

Lejos de solucionar los problemas de la gente ustedes les han complicado la vida a los canarios. Tenemos ya cuatro ayudas para las personas más vulnerables y esto generaba, además, problemas de compatibilidad entre las mismas. Señor presidente, menos anuncios y más efectividad en las medidas. En ese sentido, desde Ciudadanos le pedimos que ponga orden en Derechos Sociales y que se ordenen las prioridades de ese departamento, no tiene sentido destinar para este año casi tres millones de euros a una estrategia para luchar contra la soledad no deseada del colectivo de los mayores y cero euros, cero euros, lo ha escuchado usted bien, al cribado de usuarios y trabajadores de las residencias de mayores: son los datos de su memoria económica que acompañan a este plan, señor presidente, y creemos que deben ser revisados.

Compartimos también con usted, señor Torres, la importancia de adoptar medidas para mantener el empleo, y más según el último informe del Comité Europeo de las Regiones en el que se anuncia que el 40 % de los puestos de trabajo de las islas podría destruirse, estamos hablando de 300 000 puestos de trabajo, de ahí la importancia de preservar los ERTE, sobre todo en el ámbito del sector turístico hasta que este se recupere y sin estar esperando hasta el último minuto para saber si se renuevan o no, y, por supuesto, cuidar también a autónomos, pymes y micropymes que forman parte de nuestro tejido productivo.

No se puede seguir tomando el pelo a los autónomos anunciando ayudas que no se cumplen. Se les prometió un solo pago, una ayuda de 300 euros en el mes de abril como complemento a la prestación aprobada por el Estado por cese de actividad. Y la realidad que estamos en octubre, cinco meses después, y solo uno de cada cuatro solicitantes ha recibido esa ayuda.

En esa línea vamos a presentar también varias propuestas, entre ellas, establecer una reducción de la cotización en la cuota de aquellos autónomos que hayan visto mermar sus ingresos de forma considerable. Y también proponemos el aplazamiento del pago de impuestos, porque quien no ingresa nada no puede pagar nada, aunque quisiera pagar esos impuestos.

La clave está en que ayudemos a estos pequeños empresarios, a estos autónomos, a resistir señor Torres, tienen que resistir, esa es la clave para salir adelante.

Y si hay algo fundamental para que resistan, para que resista todo, es velar por el motor económico, por el sector turístico. Y no caer en los mismos errores que hemos cometido hasta ahora, por un lado, en la relajación en la lucha contra el COVID con mensajes como que el virus había desaparecido de las calles de Canarias -eso no puede volver a pasar-; y, por otro, los test en puertos y aeropuertos, que venimos reclamando desde el minuto cero, pero donde el Gobierno central nos ha estado toreando, con una escusa tras otra escusa, por más que usted intente salvarles ahora la cara minimizando la importancia de los test.

Señor Torres, no entre usted en el club de los negacioncitas de la efectividad de los test, en el que ya teníamos al vicepresidente del Gobierno, el señor Rodríguez. No nos decepcione de esa manera, siga creyendo en los test, porque es lo único que tenemos. Detectar un solo caso puede salvar vidas y salvar empleos. Recuerde que un solo caso, un solo caso de coronavirus ha provocado una pandemia mundial.

Para poder creer de verdad en este plan, señor presidente, es necesario mejorarlo con las aportaciones que les estamos haciendo, desde Ciudadanos, desde otros grupos de esta Cámara, y es necesario lograr esa financiación. Por eso es básico que el Gobierno de Sánchez, Iglesias, cumplan con el REF, con el Estatuto de Autonomía y con la sentencia del Convenio de Carreteras. Hay que garantizar los recursos y que estos se ejecuten, otra asignatura pendiente de este Gobierno durante muchos años.

En referencia a otro de los ejes, la agilización, simplificación y cooperación y coordinación administrativa. Confiamos en ir más allá de los meros enunciados en los que siempre se suelen quedar los gobiernos. Hay que evitar de verdad solapamientos y que se derroche el dinero público, hay que evitarlo de verdad. La Administración debe ser eficiente, y más en tiempos como estos.

No quisiera terminar sin hacer también una mención a la agenda de desarrollo sostenible. Conviene recordar que las islas continúan teniendo muchísimas carencias en esta materia, porque seguimos consumiendo mucho combustible fósil y realmente seguimos siendo una autonomía muy contaminante. No se ha hecho nunca una apuesta clara por las energías renovables. Con los fondos de Europa para esta materia tenemos la oportunidad de hacer las cosas bien. No volvamos a desaprovechar esa oportunidad.

Señor Torres, no desaproveche tampoco usted la oportunidad que le estamos brindando desde el resto de grupos de la Cámara, en concreto, desde Ciudadanos, para que podamos creer de verdad en este plan y acepte las propuestas de mejora y pelee y luche por su financiación.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Espino.

Turno para el Grupo Parlamentario de la Agrupación Socialista Gomera, señor Curbelo.

El señor CURBELO CURBELO: Gracias, presidente.

Estimado presidente del Gobierno, consejeros y miembros... consejeros y consejeras, miembros del Gobierno, señorías.

Yo quiero comenzar mi intervención haciendo una consideración previa para situarnos, probablemente, en el momento más difícil de la historia de esta comunidad autónoma, de este país y de la humanidad. A veces hablamos y creemos que este problema no es un problema común, un problema mundial, y créanme que lo primero que iba a apelar es a la generosidad de todos, porque si no apelamos a la generosidad de todos y a la cooperación de todos no nos damos cuenta que los instrumentos que tenemos para salir de esta realidad son los que son, no hay otros, y este del que hoy hablamos, el Plan para la Reactivación Económico y Social, es uno excepcional y muy importante, pero no hay que descuidar en modo alguno los presupuestos generales del Estado, los presupuestos autonómicos y, tal y como anunció el vicepresidente, será en breve la presentación, los presupuestos de los cabildos y de los ayuntamientos, pero también los fondos de Europa y especialmente el Plan Reactiva.

Recuerdo que en este mismo lugar en sede parlamentaria firmamos el pacto el 30 de mayo, coincidiendo con el Día de Canarias, para la reactivación económico y social. Y les voy a decir las dos grandes virtudes de este plan del pacto que dio origen el día 30 de mayo. El primero, es que es un compromiso compartido. Me alegra enormemente escuchar a la portavoz del Grupo Mixto en nombre de Ciudadanos que va en la dirección de apoyar el mismo. Y yo requiero desde esta tribuna también esa generosidad a la que apelaba del Grupo Popular, porque este compromiso compartido, que es uno de los grandes valores, no es precisamente solo y exclusivamente del resto de grupos parlamentarios, de los 7, 5 que lo han aprobado ya y firmado de esta Cámara, sino que es del conjunto de la sociedad canaria, sectores económicos, de sectores sociales, de organizaciones no gubernamentales, de los 88 ayuntamientos, de los 7 cabildos, de los 5 de los 7 grupos parlamentarios. Es que este compromiso compartido de todos es su gran valor y todos no podremos estar equivocados. Es verdad que lo aprobó el... se firmó, no se han estado cinco meses perdiendo el tiempo, cinco meses de reuniones bilaterales y multilaterales para trabajar y darle contenido a este plan y que nos ha llevado a presentarlo hoy después de haberlo aprobado el consejo de Gobierno a traerlo aquí para mejorarlo, y créanme, sinceramente, que son cinco meses de trabajo para lograr esos grandes objetivos, esas grandes prioridades que son siete, que, además, se determinan de una forma muy minuciosa el conjunto de ejes y de medidas, y de medidas que se han valorado y que se han acordado y que se han entendido entre todos los firmantes para que hoy tenga fortaleza el pacto para el... el plan actual, pacto entonces, para presentarlo a la ciudadanía canaria.

Y, miren, les digo con sinceridad, es verdad que este plan lo ha liderado el presidente del Gobierno, pero es un plan que no es de nadie, el único nombre que tiene ese plan surgido del pacto del Día de Canarias, son los ciudadanos canarios. Ese plan es hoy de los ciudadanos canarios porque lo hemos trabajado entre todos. Es verdad que lo ha liderado el presidente del Gobierno, es verdad que lo ha dinamizado, como no podía ser de otra manera y, por esa razón, hoy tiene una dimensión importantísima y créanme, créanme, les decía que tenía dos virtudes, una, el compromiso compartido por parte de todos y dos, tiene plan financiero. No nos agobiemos. De ese plan quedaron excluidos para llegar a la conclusión de los 1440 millones de este año y de los 4300 del que viene, quedaron excluidos los... las aportaciones autonómicas, las aportaciones de los cabildos, de los ayuntamientos y los privados.

Claro que sí, es verdad que todavía tienen que adoptar la medida y seguro que habrá más fortaleza inclusive que las que prevemos nosotros. Por esa razón yo creo que bien vale la pena que trabajemos todos en esta dirección y que sumemos y sumemos, hice la primera reflexión diciendo los instrumentos que teníamos para fortalecer las actuaciones en el futuro próximo y ahora les digo que Canarias lo necesita y por esa razón hemos trabajado todos de forma concienzuda.

Canarias es la comunidad autónoma que ha perdido el 21,6 % de su riqueza, de su PIB, que eso supone la pérdida de 10 000 millones de aquí a final de año y que, lógicamente, esa pérdida tenemos que resarcirla con generosidad, con todos los instrumentos que tengamos a nuestro alcance y este que hoy se presenta es uno de los más importantes. Y, miren, esos 7 grandes objetivos y prioridades están enmarcados, precisamente, en la línea de lo que hemos anunciado. No va a ocurrir como ocurrió en otras épocas. Los servicios esenciales, los servicios fundamentales, la sanidad, la educación y los servicios sociales van a ser una prioridad, la prioridad número uno.

Recuerden que, en el presupuesto autonómico de este año, la ley hoy en vigor, entre el 73 y el 75 % del presupuesto iba destinado a estos servicios esenciales, a la sanidad, a la educación y a los servicios sociales, es decir, destinamos del orden de 6000, perdón, de cinco mil y pico millones de euros. Y esto se ha incrementado, indudablemente, en todo este tiempo y por eso esa sigue siendo nuestra prioridad para atender a la atención primaria que pedía la portavoz interviniente con anterioridad, para atender las listas de espera, para atender los gastos que ha supuesto, sobredimensionados, que seguramente son en torno, si no más, a 500 millones de euros para este año 2020, y así sucesivamente.

La segunda, el segundo gran objetivo o prioridad es el refuerzo de nuestras capacidades sanitarias y sociosanitarias. Estamos en el plan, estimada consejera, del plan canario para las infraestructuras sociosanitarias en el primero y vamos a intentar reactivar el segundo plan y vamos a concluir este porque es verdad que los mayores necesitan la protección del Gobierno y la protección de todos.

Del mismo modo que nosotros estamos empeñados en que esta crisis va a dejar, efectivamente, a la sociedad y a determinados sectores de la sociedad de una forma más necesitada y por eso queremos atender de forma especial a los vulnerables, a los parados. No queramos atribuir el número de parados, recuerdo cuando se inició la legislatura que veía como casi el 21 % de parados, 207 000, que han sumado ya hasta 257 000. Es verdad que tenemos muchos trabajadores en ERTE, en este momento del orden de 110 000, pero el plan tal y como está diseñado es para atender a los más vulnerables, a las personas que no tienen empleo, a las personas y a las familias que tienen más dificultades, y por esa razón es una prioridad. Al mantenimiento y recuperación del empleo, como señalaba, pero también al impulso a la actividad económica.

Aquí un pequeño paréntesis. Todos los sectores productivos, todos, inclusive el turismo... no cambiemos el turismo o la estrategia turística que tenemos en este momento, porque es muy importante. Me alegra que hoy Alemania y el Reino Unido hayan dicho lo que han dicho, porque eso es abrir puertas, cuando en el mundo y las comunidades autónomas se cierra, para Canarias se abre, por tanto, tenemos que seguir trabajando por el turismo, dimensionando nuestro sector primario de una forma razonable, y el conjunto de actividades, apostar por las energías renovables, la lucha contra el cambio climático.

Y miren, algo muy importante, la agilización, simplificación, cooperación de las administraciones públicas. No habrá posibilidad de llevar a cabo el conjunto de las inversiones que están previstas en el plan, por eso se está modificando, en el ámbito canario lo llevamos hace muy poco, un decreto ley para iniciar la tramitación de la simplificación para la agilización de las inversiones públicas en esta comunidad autónoma, que simultáneamente debe ir acompañado también por un decreto ley por parte del Estado para reducir los cuellos de botella que hoy tiene la Ley de Contratos del Estado. Por tanto, la simplificación, la cooperación y la coordinación me parece imprescindible en este momento, del mismo modo que también el impulso... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia concede un tiempo adicional para que finalice la intervención), del mismo modo que también el impulso a la agenda canaria para el desarrollo sostenible.

Sinceramente, tenemos una oportunidad para decirle a la sociedad canaria que dejamos de poner de forma preferente los intereses de los partidos para centrarnos en el interés de los ciudadanos, no hay ninguna razón hoy, en este Parlamento, para no concitar la unanimidad de todos los presentes, porque es... Canarias, es el interés del conjunto de los grupos parlamentarios para responder a las necesidades. Y es verdad que podemos mejorar las cosas entre todos, pero no es menos cierto que hay un plan, un plan que tiene el visto bueno de la inmensa mayoría de la sociedad canaria y que hay un plan que tiene ficha financiera, que yo espero que desde el ámbito del Estado, con la cooperación de los presupuestos generales y de este plan, saquemos a Canarias de las grandes dificultades que le aventuran en el futuro próximo.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Curbelo.

Siguiente turno para el Grupo Parlamentario de Sí Podemos Canarias. Tiene la palabra el señor Marrero.

El señor MARRERO MORALES: Buenos días, señorías; buenos días a todos los miembros del Gobierno; buenos días, señor presidente.

Hoy estamos asistiendo en este Parlamento a un acto de suma importancia, a una primera parte de solución a problemas que tiene la sociedad canaria. Digo "primera parte", porque la primera es la aprobación de este Plan Reactiva.

La segunda parte en este año será la aprobación de los presupuestos generales de la comunidad autónoma.

Este plan de medidas es el producto del pacto social y económico para Canarias, que enfrenta a la crisis social con un amplio abanico de medidas para atender, en primer lugar, a la salud de la población de las islas; y, en segundo lugar, a los efectos devastadores que como consecuencia de la crisis sanitaria están castigando duramente a nuestra sociedad, crisis sanitaria, social y económica que enfrentamos desde la unidad de acción, desde el diálogo y el consenso.

Y mientras aquí estamos ocupados por los problemas de la gente, en el Congreso de los Diputados se ha malgastado el tiempo durante dos días en un esperpento denominado "moción de censura", cuyo único objetivo es buscar la hegemonía dentro de la derecha y la ultraderecha, más preocupados todos ellos por sus propios intereses que por solucionar los problemas de nuestra sociedad. Pero no le voy a dedicar ni un segundo más a este asunto.

Desde Sí Podemos Canarias nos sentimos orgullosos de formar parte del Gobierno de Canarias y ser útiles para los intereses de la sociedad canaria, y orgullosos, también, de formar parte del Gobierno de coalición del Estado y ser útiles para los intereses de la ciudadanía del Estado español.

Gobiernos que han afrontado esta crisis, como el de Estado, con la aprobación de los ERTE, de que se protegiera la vivienda, los servicios esenciales como el agua y la energía, protección contra los despidos, a los autónomos, los créditos ICO, los 16 000 millones no reembolsables, la defensa de lo público y el empleo, el ingreso mínimo vital; o gobiernos como el de Canarias, con la defensa de la salud y de los aspectos sociosanitarios, la defensa de lo público, la vuelta decidida a las clases como un elemento más de integración e inclusión social, la defensa de la economía y el empleo, el ingreso canario de emergencia, la gestión ejemplar de la pandemia, como se hizo en un principio en la isla de La Gomera o en ese hotel del sur que se cerró y en el día de hoy la culminación del Plan de Reactivación Social y Económica que firmamos en mayo y que hoy se concreta en un plan de medidas a través del Plan Reactiva.

Desde Sí Podemos Canarias apostamos por la reconstrucción de una sociedad nueva en la que la economía esté al servicio de las políticas sociales y se fortalezca el estado del bienestar. Formamos parte de este Gobierno, entre otras muchas razones, para intentar acabar con la cronificación de las desigualdades sociales y económicas que durante décadas han azotado a nuestra tierra. Durante esta pandemia estamos observando cómo el coronavirus no distingue de clases sociales cuando amenaza nuestra salud, pero, sin embargo, sus efectos económicos sí que son más selectivos y castigan con mucha más dureza a la población más vulnerable.

Nuestras propuestas para este plan han sido diversas, simplemente voy a desgranar algunas: elaborar planes fiscales para mejorar la recaudación y favorecer la redistribución de la riqueza; sentar las bases para diversificar nuestra economía equilibrando el peso de los distintos sectores; impulsando la investigación y el conocimiento como un eje estratégico burlando el peso del sector turístico y mejorando su oferta; impulsando la economía circular y la economía social generando empleo para garantizar los servicios que hoy sabemos que son esenciales para preservar los derechos de la ciudadanía como son la sanidad, la educación, la dependencia, la vivienda.

En esa reorientación y diversificación de la economía hemos hecho hincapié en varias prioridades, el impulso decidido al sector primario para avanzar hacia la soberanía alimentaria y el consumo de productos de kilómetro cero, la defensa inequívoca de un nuevo modelo energético que nos permita llegar a la soberanía energética, impulsando tanto el ahorro como la eficiencia energética, aprovechando las energías renovables al alcance de nuestras manos para impulsar la generación distribuida y, en definitiva, democratizar la producción de la energía y ser los dueños de nuestros contadores.

En ese sentido propusimos, incluso, la creación de una empresa pública de generación, distribución y comercialización. Hemos planteado, también, la inversión en educación, en innovación, investigación para generar una potente industria relacionada con el conocimiento que genere valor añadido y aproveche el mucho talento que hay en las islas y el que falta por regresar aún. Blindar la sanidad pública garantizando su calidad y universalidad con las inversiones necesarias que permitan fortalecer la capacidad hospitalaria y la red de atención primaria. Hemos insistido en que los recursos de la reserva de inversiones de Canarias deben estar disponibles para la recuperación del empleo, para que redunden en beneficio de autónomos, pymes y la clase trabajadora en general. Hemos planteado que no se subvencione ni se contrate a empresas con filiales en paraísos fiscales o malas praxis laborales. La apuesta en educación pasa por el incremento de plantillas docentes, como se ha hecho en este inicio de curso, avanzar en educación 0-3 años como es un compromiso de este Gobierno, el plan de construcciones escolares para nuevos centros y aulas, las canchas cubiertas y, sobre todo, que los centros educativos sean, y así lo están siendo, un lugar seguro en tiempos de pandemia. Hemos planteado también medidas respecto al REA y al AIEM para favorecer la producción propia canaria y para poner aranceles a los productos que compitan con los de las islas, como ya se ha hecho en este caso. Una apuesta por un nuevo modelo de desarrollo turístico sostenible y de calidad, respetuoso con el medio ambiente y con la población diversificando la oferta e implementando especialidades que pongan en valor nuestro patrimonio natural y cultural, turismo, de salud, deportivo, gastronómico, cultural.

En el plan se ha incluido como apuesta de este Gobierno y de todos los firmantes del pacto la cultura como bien esencial y derecho de la ciudadanía al ser un potente elemento de cohesión social e identitario del pueblo canario. También hemos propuesto desarrollar programas especiales de formación y empleo para personas y colectivos más vulnerables, mujeres víctimas de violencias machistas, familias monomarentales con menores a su cargo, personas trans, mayores de 55 años, paradas de larga duración, jóvenes y extutelados.

En materia de lucha contra el cambio climático y protección del territorio, hemos defendido que se impulsen medidas de adaptación y mitigación, así como la defensa a ultranza de nuestras costas y nuestros mares, de nuestro suelo y nuestra biodiversidad. Todo ello, como se recoge muy acertadamente en este plan, en consonancia con los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030 y los objetivos marcados por la Unión Europea.

El plan y el pacto han sido y son producto del diálogo, de consenso y la defensa del interés general. En todos estos momentos cuando nos sentamos mucha gente entorno a una mesa para acordar todos los aspectos que cada uno llevamos normalmente no son recogidos, todos tenemos que ceder algo para, a cambio, poner algo en común, y algo en común es el interés general de esta sociedad.

Desde el Gobierno, nosotros tenemos una parte alícuota de responsabilidad que son las áreas concretas de Derechos Sociales y del área de Cultura, ¿en esa parte alícuota que nos corresponde qué hemos hecho en este tiempo de pandemia?, pues la creación del ingreso canario de emergencia con el Gobierno, todo, respaldándolo concretamente, 16 000 familias lo han recibido, el primer pago se hizo en el mes de junio, el segundo se hará en fechas próximas. Somos la única comunidad de todo el Estado con una medida de este tipo, de un ingreso puente, mientras de alguna forma se materializa o se termina de materializar el ingreso mínimo vital.

Se ha aumentado, en este tiempo, el número de familias que perciben la PCI, hace un año la percibían poco más de cinco mil familias, hoy, en el mes de septiembre, la percibían ya más de ocho mil doscientas. Sumando el ingreso canario de emergencia y la PCI en Canarias se están beneficiando en estos momentos unas veinticinco mil familias que equivalen a unas cincuenta mil personas, datos aproximadamente coincidentes con la situación de pobreza severa que nos dicen las estadísticas que hay en las islas.

La renta de ciudadanía se planteará en próximas fechas y será un complemento al ingreso mínimo vital. Se ha cooperado con Educación para la cuota cero en los comedores escolares y se han puesto en marcha programas de apoyo a los bancos de alimentos, bancos de alimentos de Tenerife, de Gran Canaria o la comunidad gitana de Tenerife.

Se han destinado 18 millones de fondos contra la pobreza que llegaron del Estado a cubrir necesidades sociales, 12 millones de ellos fueron para los ayuntamientos, que han servido de gran ayuda en este tiempo para que puedan atender las necesidades urgentes de carácter social.

Se ha aumentado la convocatoria de subvenciones para entidades en el tercer sector, tanto para la cuestión de subvenciones a través de la Consejería de Derechos Sociales, de la Dirección General de Derechos Sociales e Inmigración, como la de Protección a la Infancia y la Familia, la de Dependencia y Discapacidad, el Instituto Canario de Igualdad, etcétera.

Y se han hecho partidas exclusivas para paliar efectos de la COVID-19 como son la puesta en marcha de dispositivos de emergencia para personas sin hogar... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo) se han puesto en marcha dos dispositivos en Santa Cruz de Tenerife, tres dispositivos en Las Palmas de Gran Canaria, un dispositivo en San Cristóbal de La Laguna, otro en Granadilla y otro en Arona, más de doscientas plazas.

En cultura, en cultura como un elemento fundamental, que es un derecho que está recogido en nuestro Estatuto de Autonomía, pero también en esa importante industria, y como tal se están viendo muy afectados por esta crisis sanitaria. Fuimos la primera comunidad autónoma en sacar un bloque específico de ayudas para la COVID de casi 2,5 millones; fuimos la primera comunidad autónoma en reabrir un teatro; este Gobierno ha realizado doce convocatorias públicas el 2020 al sector cultural -hablamos de ayudas al tejido empresarial, a los autónomos, a las asociaciones culturales, a los artistas y creadores-; y un amplio repertorio -que no me da tiempo- de acciones en patrimonio también.

De todo esto como corolario quisiera plantear que todas esas acciones que hoy se recogen en el Plan Reactiva son el producto del esfuerzo y del consenso entre los diversos sectores de la sociedad porque queremos ser... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Marrero.

Turno para el Grupo Parlamentario de Nueva Canarias. Tiene la palabra el diputado don Luis Campos.

Adelante, señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: Gracias, señor presidente. Buenos días, señorías.

El 30 de mayo firmábamos un documento tremendamente valioso, lo firmaban representantes de la inmensa mayoría de la sociedad canaria; en el día de hoy, 22 de octubre -por cierto, en aquel momento, Día de Canarias, una fecha elegida por su simbolismo-, hoy, porque ha cuadrado en el calendario, pero para un nacionalista también es un día muy importante, es el día de la bandera nacional canaria (palmoteos desde los escaños) y creo que en un momento determinado esa bandera no solo es patrimonio de los que nos sentimos nacionalistas yo creo que es patrimonio del conjunto de la sociedad canaria por distintos motivos. Tiene un simbolismo. En el día de hoy puede que consigamos que, ya no solo la inmensa mayoría de la sociedad canaria, representada a través de organizaciones políticas, sindicales, empresariales, colegios profesionales, cámaras de comercio, sino la totalidad de la sociedad canaria, firmen uno de los documentos más importantes y más valiosos que Canarias puede aprobar o ha aprobado en los últimos años.

Tres grandes claves, desde la perspectiva de Nueva Canarias, que recoge el enorme simbolismo que este plan tiene.

El primero es que es un documento vivo, y esa es la premisa fundamental para que sea algo realmente eficaz. Hemos ido comprobando como, desde el inicio de aquella cosa que parecía una gripe agravada, al conocimiento de lo que hoy en día vamos teniendo sobre lo que es el COVID, ha habido una transformación, una capacidad de adaptación importante de todos los organismos, de todos los países, de todos los estamentos, de todos y cada uno de los sectores económicos, de la sociedad. Quién nos iba a decir a cada uno de nosotros que íbamos a renunciar a espacios tan importantes como abrazar a nuestros padres o que nuestros niños dejaran de ir al colegio durante meses. Fuimos capaces de hacerlo en aras de un bien superior: salvar nuestras vidas, proteger la salud, sobre todo de los más débiles. Y esa es la filosofía que inspiraba el pacto y es la filosofía que impregna este plan y por eso tiene que ser un documento vivo, porque en los próximos meses y durante al menos dos, tres años, las consecuencias derivadas de la crisis de la COVID van a seguir estando presentes, y tiene que ser un documento que sea capaz de adaptarse en cada instante a esa circunstancia.

Segundo elemento fundamental: es un documento que ya está en ejecución. Nosotros... No es verdad que hayamos perdido el tiempo a esperar hasta el 22 de octubre, hasta que tuviéramos todas las certezas. Es un documento que desde el minuto uno fuimos capaces de ir incorporando medida tras medida:

El ingreso canario de emergencia, insuficiente, por supuesto, pero qué potente, qué importante ha sido para los que nada tenían. Las ayudas a los autónomos, que llegan tarde, pero que cuando llegan es un alivio importante. La agilización de la prestación canaria de inserción, además del incremento de las cuotas que se pagaban. El mantenimiento de la cuota cero en el servicio de comedor, en un momento en que se suspende y lo fácil era haber mirado hacia otro lado. La exención del alquiler de vivienda protegida, aquellos miles de familias en Canarias que del parque público de vivienda no podían pagar en un instante en que sus recursos económicos se quedaban a cero. La simplificación administrativa, que en breve vamos a aprobar también en este Parlamento. La financiación de las sociedades, imprescindible cuando dejan de captar recursos a través de su actividad reglada, a través del ICO pero también a través de la sociedad de avales en Canarias. El tipo cero para elementos fundamentales, como algunos de los productos sanitarios imprescindibles para abordar esta crisis. La distribución de miles de tablets para nuestros chicos y chicas en el ámbito educativo. El aplazamiento también del pago tributario en los primeros momentos, cuando no estuviera... más o menos actividad. No había ninguna actividad.

Pero también cientos de millones de euros aplicados durante este periodo por parte del Gobierno de Canarias. Un documento en ejecución. Cientos de millones de euros que hacen que el punto uno, el eje 1, el de reforzar los servicios públicos esenciales en Canarias, desde el minuto uno este Gobierno actuó. Cientos de millones de euros fundamentalmente a sanidad, educación, políticas sociales. Cientos de millones de euros que han permitido contratar 4000 sanitarios y casi 3000 docentes para abordar esta situación, seguramente insuficiente, pero proporcionalmente mayor que ninguna otra comunidad a la hora de afrontar una crisis como esta.

Pero también el Estado ha estado ahí. Los ERTE, fundamentales, piedra angular para que una crisis como ninguna otra se haya podido absorber, de momento, sin quiebra social. ERTE que en el momento en que firmábamos el pacto la aspiración era que fuera más allá de la finalización del estado de alarma, luego al 30 de septiembre, ahora hemos logrado que al 31 de enero, y nos sigue pareciendo insuficiente, sobre todo para Canarias, como diré después. Pero hemos ido logrando cada uno de estos hitos.

Por tanto, por supuesto que ha habido avances. Algo impensable hace algún tiempo, el ingreso mínimo vital, ahí está. Tarda, no se está ejecutando bien, pero ya es un compromiso del conjunto del Estado. El fondo de los 16 000 millones de euros a las autonomías.

Pero no quiero centrarme solo en lo que ha hecho este Gobierno de Canarias o a través del Estado. Fundamental los miles de millones de euros que a través de cada uno de los siete cabildos insulares y de cada uno de los 88 municipios, todos ellos firmantes del pacto y, por tanto, firmantes del plan de reactivación han contribuido y que contribuyen a esa ficha de compromiso financiero de 18 000 millones que en el pacto y ahora también en el plan están reflejados, no para tres años, solo para el 2020 y así es.

También el sector privado, fundamental, y un recuerdo... Y quiero nombrar también a un elemento esencial, la sociedad civil. Estoy convencido de que no ha habido ni una sola familia, ni un solo canario o canaria que también ha hecho su aportación apoyando aquel hermano que no tenía nada, apoyando a ese vecino que se quedó sin ingresos, también la sociedad civil, al final, inspirada en ese espíritu de unidad de afrontar probablemente la adversidad más importante que Canarias ha tenido en muchísimas décadas, ha estado a la altura.

Y luego el tercer elemento, esencial, el menos quizás el menos tangible, pero desde mi punto de vista probablemente el más importante, porque los recursos al final de una forma u otra llegan, los gobiernos de manera más acertada actúan, pero el elemento más importante desde nuestra perspectiva fue la expresión de unidad que el 30 de mayo fuimos capaces de mostrar a través de la firma del pacto y que, reitero, aspiro a que en el día de hoy el conjunto de la sociedad canaria esté reflejada en la firma y en la aprobación de este plan. Una expresión de unidad que era algo que siempre nos ha exigido la sociedad canaria, sobre todo, cuando peor se pasa, sobre todo cuando es imprescindible estar unidos, y fuimos capaces de hacerlo. Hubiera sido imperdonable que la patronal y los sindicatos, con, evidentemente, intereses contrapuestos, se unieran como lo hicieron y nosotros no fuéramos capaces de hacer. Avanzamos en este sentido. Por tanto, la expresión de unidad era esencial, porque era un mensaje que esperaba la ciudadanía. Pero la expresión de unidad es un elemento fundamental del pacto y del plan para dirigir nuestro mensaje a quienes tenemos que luchar, exigir, pelear para captar los recursos.

Por supuesto el Gobierno del Estado, la Unión Europea, también la Organización Mundial del Turismo que fuimos capaces de influir sobre ella, tomar la primera decisión importante eligiendo Canarias como su destino, pero también sobre los turoperadores o con las compañías aéreas.

No es lo mismo ir unidos que presentar discursos diferentes distintos sectores. Hemos sido capaces de lograrlo a través de la articulación de este documento, que no es el documento del Gobierno, no permitamos que sea el documento del Gobierno, es el documento de la inmensa mayoría de la sociedad canaria y de todos y cada uno de los firmantes, por supuesto, también el Gobierno.

Uno elige en cada instante dónde se coloca. Yo, en los momentos difíciles, permítanme que elija ponerme al lado de los que abandonan parte de sus reivindicaciones para sumar esfuerzos. Permítanme que me ponga al lado de los que, desde la solidaridad, entienden que, sin tener todos los recursos y todas las certezas despejadas es fundamental, precisamente porque no tenemos todos los recursos ni todas las certezas despejadas, expresar unidad. Ese es el bando de los que yo quiero y por eso felicitar a los grupos parlamentarios que hasta ahora se han incorporado y de verdad espero al resto de grupos parlamentarios, que en el día de hoy Ciudadanos creo que ha dado un paso importante en el día de hoy, falta ratificarlo, esperemos que se sume, pero también a los cabildos, a los ayuntamientos, a las cámaras de comercio, a los sindicatos, a los empresarios, a los colegios profesionales, en definitiva, al conjunto de la sociedad canaria, porque ese es el bando donde hay que estar cuando las cosas se ponen duras.

Y termino con un elemento fundamental desde nuestra perspectiva: Canarias tiene un plan, si no lo hubiéramos hecho nos criticarían que Canarias no tiene un plan. Tiene un plan de presente, pero con una planificación de futuro, claramente orientada y eso es importantísimo a la hora de afrontar todas las decisiones.

Tener un plan implica una cuestión esencial, tenemos un plan para saber a dónde nos dirigimos... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional) y para saber a quién tenemos que reivindicar. Y es un plan esencial donde tenemos que seguir mostrando en los próximos meses la unidad que Canarias necesita para defender a esta tierra, para defender nuestras singularidades, para exigir un trato justo, diferenciado, porque no tenemos las mismas circunstancias que el resto del territorio y, por supuesto, para que respeten nuestros derechos, REF y Estatuto, pero es que todo eso además está recogido también en el pacto y está recogido en el plan.

Tenemos plan y aquí cada una de las partes estamos haciendo nuestras tareas, es fundamental también ahora exigir a Madrid, que ha hecho un esfuerzo importantísimo pero que ahora vienen los presupuestos generales del Estado, para que cumpla con su tarea, con nuestros derechos, con nuestras singularidades, no permitir ni u solo paso atrás y, por supuesto, también a la Unión Europea, mantener esa ruta que ha abierto, ese horizonte que ha abierto, y que mantenga también las singularidades que como región ultraperiférica esta tierra y la gente que aquí vive necesita y es su derecho. (Aplausos).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Campos.

Turno para el Grupo Parlamentario Popular.

Adelante, señora Navarro, tiene la palabra.

La señora NAVARRO DE PAZ: Gracias, presidente.

Señorías, el Gobierno nos trae hoy a la Cámara un plan de buenos deseos, escasos recursos y demasiadas incertidumbres. Un plan sin financiación, sin medidas realistas y sin objetivos concretos para poder evaluarlo. En plena segunda oleada de la pandemia Canarias vive una situación realmente trágica y muy complicada de afrontar.

Sufrimos los peores datos de paro de todas las regiones europeas, la mayor caída de la economía, el bloqueo casi absoluto de nuestro sistema productivo y los peores índices de pobreza y exclusión social.

En el diagnóstico, señor Torres, creo que coincidimos todos y también nos gustaría coincidir en las recetas para combatir esta catástrofe sanitaria, económica y social. Pero el consenso, señor Torres, no consiste en obligarnos a hacer lo que usted o el presidente Sánchez digan en rueda de prensa. No, eso no es consenso. El consenso no significa que los demás tengamos que respaldar con los ojos cerrados sus planes aquí o a los caprichos de Sánchez en Madrid. No, eso no es el consenso, señor Torres.

Aún así, vaya por delante una vez más la mano tendida del Partido Popular que, por cierto, ya se la he ofrecido en dos ocasiones anteriormente. Señorías, Canarias necesita hoy más que nunca seguridad, confianza y certeza, y el plan que usted presenta, señor Torres, no ofrece seguridad alguna, no inspira confianza y mucho menos aporta certezas, empezando por lo más elemental de todo, los recursos financieros para ponerlo en marcha, porque sin dinero para ejecutarlo ningún plan sirve para nada. Para nada, señorías.

Y en lo que al dinero se refiere, señor Torres, su plan tiene dos problemas muy graves. El primer problema es que la mayor parte de la financiación no está garantizada, no lo está por mucho que usted se empeñe en decirnos lo contrario. Y el segundo problema es que esa financiación depende en gran medida de la voluntad del señor Sánchez y de sus acuerdos, no hay que olvidarlo, con la izquierda radical y los independentistas. Con lo cual, sinceramente, no sé que es peor, si la falta de recursos o que dependa del señor Sánchez.

La mayoría de los canarios están al límite de sus posibilidades, señor Torres, la gente no aguanta mucho más, la gente necesita saber qué va a ser de sus vidas, de sus proyectos, de sus empleos o de sus negocios. Los ciudadanos de las islas necesitan certidumbre y confianza y para eso, señor Torres, lo primero que hay que hacer es ser rigurosos, rigurosos.

Mire, el pasado 30 de mayo, mientras los canarios permanecíamos encerrados en nuestras casas por el estado de alarma, usted celebró por todo lo alto su particular fiesta del Día de Canarias, y lo hizo con un derroche de millones jamás visto en la historia de nuestra autonomía. Prometió un plan para inyectar 18 500 millones de euros a la economía canaria, 18 500 millones, señor Torres, ese fue el titular que usted dio a la prensa y se lo recogió, 18 500 millones supondrían nada más... o más o menos, un 40 % del PIB canario, casi la mitad de la riqueza de las islas, ¿quién en su sano juicio no aplaudiría este festival de millones?, pues todo el mundo se apuntaría encantado, señor Torres, por supuesto que sí. Pero la realidad es que no hay 18 500 millones para repartir, por eso en el Partido Popular no nos dejamos deslumbrar, y lo pusimos de manifiesto, se lo pusimos de manifiesto desde el primer día, su plan, señor Torres, a mí me recuerda... es más, es una copia, eso sí, a pequeña escala, del anuncio del presidente Sánchez del pasado mes de marzo, cuando prometió también en pleno confinamiento una histórica movilización de 200 000 millones de euros para combatir los efectos de la pandemia en España, ¿lo recuerda, señor Torres?, nada más y nada menos que 200 000 millones, casi el 20 % del PIB español. Aquella astronómica cifra también sirvió, y de hecho lo hizo, para abrir algunos telediarios. Pero la realidad es que nunca existió ese dinero, aquello fue humo, señor Torres, fuegos artificiales en lo mejor de la tragedia sanitaria, y sus 18 500 millones del 30 de mayo son el mismo artificio del señor Sánchez, exageraba Sánchez y exagera usted, señor Torres. Y esto no es bueno, no es bueno exagerar de esa manera tan burda, porque hoy necesitamos más que nunca que los ciudadanos crean en quienes les gobiernan.

Mire, la breve ficha financiera recogida en las últimas páginas de su plan es muy clarificadora, una ficha financiera, por cierto, con más retórica que cifras de verdad, y se la voy a leer literalmente, página 92 del plan: al no tener un panorama nada cierto sobre los ingresos de la comunidad autónoma durante los próximos tres años se procede únicamente a identificar los mecanismos de financiación que pueden estar disponibles y en función del éxito en la obtención de más o menos recursos -escuchen- podremos implantar mayor o menor número de los compromisos adquiridos para el periodo 2021-2023.

Es decir, y esto sí lo añado yo, nos piden a todos nosotros, a los canarios, que nos tiremos a una piscina vacía con la esperanza de que alguien la llene mientras caemos.

Mire, señor Torres, basta leer la ficha financiera del plan para confirmar que de sus 18 500 millones de euros son en realidad unos 5740 millones, y ni siquiera esa cifra la tiene usted garantizada a día de hoy. Lo único cierto, según sus propios datos, son los 1440 millones del presente ejercicio 2020, y prácticamente la mitad son partidas de los actuales presupuestos de la comunidad autónoma, que a estas alturas del año ya están más que gastadas.

En definitiva, ¿qué nos ofrecen? Creatividad contable, humo y propaganda, ¡sí, señorías!, mucha propaganda.

Su propio vicepresidente y consejero de Hacienda, el señor Rodríguez, lo reconocía por escrito la semana pasada. La carta dirigida al presidente Sánchez confirma también que buena parte de los elementos esenciales del plan dependen de los presupuestos generales del Estado, del marco plurianual de la Unión Europea y de los 140 000 millones de euros de ayudas europeas a España por los daños del COVID. Y todo eso está hoy más en el aire que nunca -sí, señorías- por la irresponsabilidad temeraria del presidente Sánchez y su apaño para la renovación exprés del Poder Judicial, que tiene escandalizada a media Europa.

Por no hablar, señor Torres, de la última ocurrencia de Moncloa, para renunciar inicialmente a la mitad de los 140 000 millones del rescate europeo. Por cierto, si solo llegan a España la mitad de esos recursos comprometidos, ¿cuánto perderá Canarias? ¿Lo sabe usted ya, señor Torres? ¿Está esta opción evaluada en su plan?

Pero, miren, además, de la financiación su plan, pues, señor Torres, tiene otros problemas, porque no contempla los diversos escenarios a los que nos podemos enfrentar en los próximos meses ni establece objetivos claros y evaluables para ver si funciona o no. Ha encargado usted un plan a su equipo de comunicación como si la pandemia ya hubiera pasado, actúa usted como actuó el presidente Sánchez antes del verano, ¿se acuerda?, cuando estableció aquella nueva normalidad por decreto y se fue de vacaciones tan campante y, hoy, nuestro país sufre las consecuencias de esa desidia y ceguera en la que usted se inspira.

Superamos el millón de contagios en España, y el Sistema Nacional de Salud pública vuelve a estar al borde del colapso, porque la pandemia sigue aquí, señor Torres, aunque su plan no la contemple, como tampoco contempla la crisis humanitaria de la inmigración, que viene a tensionar todavía aún más la vulnerabilidad de nuestros recursos sociosanitarios. Ni una línea le dedica su plan a la inmigración, a pesar de la tragedia que vivimos en las islas.

Como le digo, señor Torres, el virus sigue entre nosotros propagándose otra vez a toda velocidad en nuestro país y en toda Europa, nadie discute ya la virulencia de la segunda ola y los expertos hablan de una tercera oleada. ¿Qué hacemos entonces?, ¿qué haremos en las islas si hay que volver al confinamiento o si el confinamiento se prolonga en la Península y en Europa y nuestros mercados turísticos siguen cerrados? ¿Qué haremos si se impone el toque de queda, como ya se anuncia desde el Ministerio de Sanidad? ¿Qué pasará con el pequeño comercio de las islas, con los bares, con la restauración o con el sector del taxi? ¿Qué ocurrirá con nuestros parados? ¿Qué pasará el 31 de enero con quienes siguen en los ERTE? ¿Cómo sobrevivirán nuestros autónomos sin facturar o nuestras tiendas sin vender?, ¿y la campaña de Navidad, señor Torres? ¿Qué pasará si la evolución de la pandemia nos obliga a nuevas restricciones? ¿Tiene usted alguna alternativa prevista para responder a todos estos escenarios? ¿Tiene usted alguna alternativa, un plan B, hay al menos un plan A para esas situaciones más que probables o va a seguir usted yendo, como está haciendo hasta ahora, por detrás del virus?

Mire, como ve, son demasiadas incertidumbres... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Continúe, señora Navarro.

La señora NAVARRO DE PAZ: Como ve, le decía, que son muchas incertidumbres las que nos plantea su plan, precisamente en el momento más incierto de nuestra historia reciente, por eso le volvemos a tender la mano hoy. Hoy le proponemos 94 propuestas de resolución que pueden aportar certidumbres a su plan al incluir plazos y objetivos concretos. Son medidas muy claritas y realistas que todo el mundo puede entender, medidas para que nadie tenga que echar el cierre, medidas para ayudar a nuestros sectores productivos a aguantar el chaparrón, para conservar los puestos de trabajo que todavía no se han perdido y para proteger la economía familiar.

Déjese ayudar, señor Torres, Canarias, y esto está claro, es indiscutible, nos va a necesitar a todos para su reactivación, pero sabe que antes de la reactivación, señor Torres, lo sensato, y no lo ha hecho, es detener la destrucción.

Y, mire, no quiero terminar sin mostrar lo grave y preocupante que me parece el festival de autoestima que estamos... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Sí, sí, concluya, señora Navarro.

La señora NAVARRO DE PAZ: Estamos escuchando en la mañana de hoy que es, ¿no sabe lo que está cayendo ahí afuera, señor Torres? Sabe qué le digo, menos complacencia y más autocrítica.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Navarro.

Turno para el Grupo Parlamentario Nacionalista, señor Barragán, tiene la palabra.

Adelante, señor Barragán.

El señor BARRAGÁN CABRERA: Gracias, señor presidente. Señor presidente del Gobierno. Miembros del Gobierno. Señorías, buenos días.

Era y es necesario contar con un gran acuerdo entre la sociedad civil de esta comunidad autónoma y la representación política en Canarias. Era y es importante contar con una hoja de ruta dinámica y estructurada con medidas para hacer frente a la crisis social y económica como consecuencia de la pandemia de la COVID-19 que contara con el máximo consenso posible. Un plan, y esto es importante, el plan no es la panacea, el plan es una hoja de ruta, es una hoja de ruta dinámica, adaptable a las distintas situaciones en las que nos irá colocando la evolución sanitaria, social y económica que produce esta pandemia.

Dimos todas las facilidades y propusimos al Gobierno que marcara las prioridades del año 2020, lo recordará el Gobierno, sin esperar a tener esta propuesta de plan dado que teníamos que actuar con prontitud ante los múltiples problemas y lo hicimos sin objeciones ni líneas rojas. Cuestión distinta será la evaluación de ese trabajo del Gobierno cuando toque, que ya empieza a tocar.

Mi formación política, los nacionalistas canarios, a los que represento ahora desde esta tribuna, al igual que a nuestro grupo parlamentario, hemos dirigido 14 escritos al Gobierno con propuestas de actuación, incluida una propuesta de plan y también una propuesta de cómo había que hacer el plan porque entre el 30 de mayo y el primer día que vimos un plan pasaron demasiados meses, señor presidente.

Hemos contribuido en este tiempo, al igual que todos los firmantes, a mejorar las propuestas que contiene el pacto en sus 7 ejes, así como el desarrollo de dicho plan y del pacto.

Le han comentado a usted ahora, señor presidente, el tema de que se da demasiado bombo y yo creo que debería tener un poco más de humildad el Gobierno en toda esta situación en la que estamos atravesando. Mire, presidente, anteriores con gobiernos con el PSOE y gobiernos del PSOE con Coalición, o del Partido Popular con Coalición o Coalición y el Partido Popular, me da igual el orden que le quieran poner, tuvieron que afrontar momentos de crisis diferentes, con distinta magnitud en lo económico y en lo social. Es verdad que ahora tenemos peores condiciones para hacer las cuentas públicas, perdón, tuvieron ellos peores condiciones para hacer las cuentas públicas, y nosotros tenemos mejores condiciones para hacer las cuentas públicas del año 2021; ellos y sus equipos tuvieron que afrontar políticas de ajuste de gasto público y usted no va a tener que afrontar esa cuestión, por la imposiciones de Europa, por las imposiciones de España de las restricciones de austeridad que había en aquel momento y, sin buscar comparaciones, señor presidente, todos los momentos son distintos y usted tiene la ventaja que otros no tuvieron en esta y es que va poder hacer unos presupuestos muchísimo mejores que los anteriores, reconociendo que la situación de parada económica y de crisis social es también completamente distinta a la que ellos tuvieron.

Si preocupantes son las consecuencias sociales, económicas y, por supuesto, señorías, las sanitarias, que dejará la pandemia cuando acabemos el año 2020, 2021 arroja todavía muchas incertidumbres, y no será fácil la recuperación, pero es el año 2021 un año clave en la reactivación. Que se hayan despejado dudas para la realización de los presupuestos públicos no quiere decir, ni muchísimo menos, que los problemas desaparezcan, porque sin actividad privada, sin volver a la senda del dinamismo económico y social de toda nuestra sociedad, corremos el riesgo de morir ante el espejismo de que las cuentas públicas, todas las cuentas públicas, es la solución, la panacea, y no es así, nos queda todavía una tarea pendiente -y lo ha recordado algún portavoz- que es la defensa del REF y la defensa del Estatuto, cuestión que está en el pacto y en el plan, un compromiso de todos de esa defensa en Madrid; y también nos queda también una tarea pendiente, que es la coordinación, la sincronización de nuestro plan con los planes estatales y europeos, que no es, precisamente, una cuestión fácil tampoco.

Todavía tenemos otros asuntos que no desaparecerán con la COVID-19, ahí tenemos el fenómeno migratorio y la descoordinada y nula actuación de la Administración General del Estado y, permítame que le diga, la escasa actuación del Gobierno de Canarias ante el mismo; o el caso del brexit que todavía no tiene una salida común entre el Reino Unido y la Unión Europea. Toda la sociedad a título individual, en el papel de un empresario, un autónomo, una ONG, las propias administraciones públicas, nosotros mismos desde este Parlamento, vamos a tener que hacer frente a las consecuencias de la pandemia en lo sanitario, en lo social y en lo económico en 2021 y por eso damos importancia a esta hoja de ruta que es el plan, es la razón por la que estamos en esta unidad de acción, porque somos un partido de gobierno y sabemos que el diálogo y el consenso y el acuerdo son importantes siempre y lo son más en momentos como este donde la sociedad nos demanda también a todos unidad para afrontar los retos y no confrontación. Pero esto es posible, señorías, si funciona, si se da un diálogo, un consenso y unos acuerdos eficaces; cuando fallan estas vías la confrontación invade nuestras vidas, nuestra forma de actuar, el caos está servido y el fracaso a la vuelta de la esquina.

Se requiere en estos momentos, señorías, templanza ante los dilemas que hay que resolver y los que están por venir, se requiere firmeza, fortaleza en las decisiones que se deben adoptar y además muchas no serán fáciles ni del agrado de todas y todos, pero si en estas cuentas si estas decisiones están investidas con un gran consenso será más fácil dejar atrás esta crisis porque trabajamos todos en la misma dirección.

Señorías, conocen ya la estructura del plan, siempre mejorable, sí, y haremos aportaciones al respecto; conocemos sus bases estratégicas, mejorables también; y también tenemos intención de contribuir en esta fase, que es en la que estamos hoy, que es precisamente la de ver el plan y las propuestas de resolución. Pero es en los contenidos del plan donde todavía no podemos validar por nuestra parte este plan, este documento, esa hoja de ruta, y lo explico explicando las razones económicas que han cambiado desde que se elaboró el plan el 30 de septiembre, las condiciones socioeconómicas que han variado a partir de ese momento, por ello tiene que existir compromiso cierto sobre las prioridades de las medidas que deben ponerse en marcha en 2021.

Entendemos perfectamente que no podamos hacerlo para el 2022 y 2023, aún creemos que no es posible, pero que el plan haya llegado hasta aquí sin esa definición de objetivos prioritarios para el año 2021 no tiene, a nuestro juicio, excusa, dada las dudas despejadas para la elaboración de los presupuestos, incluido el español y el europeo. Por eso, proponemos en este debate de hoy a través de las propuestas de resolución algunas soluciones, las prioridades de esta medida que consideramos esenciales para el 2021, junto a las del 2020 que contienen su prioridad el año que viene y otras que en el dinamismo del plan se puedan poner en marcha. Y debemos, como ya he explicado, afrontar en la gobernanza del plan, en la evaluación de riesgos y planes de contingencia, el tema de la inmigración y también la necesidad de que el Gobierno cuente cuanto antes con un equipo para afrontar todo lo que nos viene desde el punto de vista de los fondos europeos.

Pero, señor presidente, si hay algo que no podemos plasmar en este plan, en esta hoja de ruta, son la capacidad, la competencia de su Gobierno para afrontar este momento que nos ha tocado vivir. Ha afrontado cambios en su equipo en este año y medio, esperamos que sea para bien, pero el momento que estamos viviendo exige también que usted cuente con las mejores personas posibles para afrontar la tarea que tiene como presidente del Gobierno, pero esa decisión solo le corresponde a usted como presidente del Gobierno, la de afrontar los cambios importantes que su equipo necesita, desde la parte que se sienta en el Consejo de Gobierno hasta muchos de sus mandos intermedios. Esta hoja de ruta puede tener éxito si el equipo que usted dirige tiene la competencia y la habilidad para ello, y ahora ese equipo no está al cien por cien y si necesita, en este caso, que cuente con un equipo, cuente con los partidos que forman parte del Gobierno y cuente con un equipo para que sea capaz de dar el cien por cien. Es más importante ahora afrontar con solvencia las posibilidades de éxito los problemas a los que se va a tener que enfrentar nuestra sociedad, que evitar problemas en el pacto que sustenta a su... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional).

El señor PRESIDENTE: Continúe, señor Barragán.

El señor BARRAGÁN CABRERA: Con los cambios que necesita. Medite y hágalo si quiere tener alguna garantía de éxito en el desarrollo y ejecución de este plan. Hable con sus socios. Hágalo, señor presidente, esto no es una propuesta de resolución en el debate posterior, depende solo de usted como presidente del Gobierno de Canarias. Una parte importante del diálogo, consenso y, espero, cuando termine este pleno, también de acuerdo ya lo tiene.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Barragán.

Turno para el Grupo Parlamentario Socialista. Tiene la palabra la señora Fierro.

La señora FIERRO DÍAZ: Gracias, presidente. Buenos días, señorías.

Ojalá hoy no estuviéramos aquí porque no hubiera hecho falta, porque esta pesadilla sanitaria, económica y social no hubiera pasado. Ojalá estuviéramos inmersos en el balance de la ejecución del presupuesto de este año y reclamando las cifras del 2021 dentro de un debate político normalizado. Pero el deber de la construcción y reconstrucción, el deber de la reactivación, el deber de que la palabra y las acciones nos unan a quienes representamos lo puesto en unas urnas y frente a la ciudadanía pero que, con ella y hacia ella, debemos tener la más alta altura de miras para afrontar los años venideros en Canarias de la mano, de la mano también con quienes hacen Canarias día a día, con la clase trabajadora, con empresarias y empresarios, con mujeres y hombres que intentan cada día que nuestra tierra prospere, con las entidades que llegan en muchas ocasiones a donde no llegamos nosotros, esa Canarias que hoy desea y reclama a la política que nos pongamos de acuerdo, que seamos ejemplares, proyectando Canarias hacia 2023, cuanto antes pero no como antes, protegiendo a la ciudadanía.

Hoy nos encontramos ante una situación absolutamente inesperada y dramática. El COVID-19 se ha llevado, se sigue llevando, a muchos ciudadanos, a demasiados ciudadanos. Ha puesto en jaque la resistencia de las sociedades, las economías, el estado del bienestar, nuestra sanidad pública, nuestro sistema autonómico y también nuestra capacidad política.

Según Eurostat entre abril y junio el PIB de la zona euro cayó un 12,1 %. La Unión Europea sufrió el mayor retroceso del PIB de su historia. El FMI pronostica para este año una caída de la actividad de España del 12,8 %, la mayor de las economías avanzadas. El déficit estará entre los 11 y los 14 puntos y nuestra deuda pública alcanzará el 123 % del PIB. Nuestra vulnerabilidad productiva, nuestra excesiva dependencia de sectores económicos expuestos a los vaivenes como el que actualmente estamos viviendo, un confinamiento que salvó vidas, medidas restrictivas que aún hoy siguen salvando vidas, sin lugar a dudas, ha pasado la más alta factura económica de la historia de nuestro país.

Y todo ello replicado en Canarias, en una tierra que ya sin pandemia tenía unos números vergonzantes de personas en riesgo de pobreza o exclusión social. Una economía lastrada por un alto desempleo estructural y una estructura productiva débil en cuanto a nuestra alta dependencia del exterior. Canarias es de las comunidades autónomas con más personas en ERTE. Nuestro PIB cayó el segundo trimestre un 36 %. El número de turistas recibidos en el mes de agosto fue un 70 % menor respecto al del año pasado, caída similar a las pernoctaciones en alojamientos turísticos.

Esta radiografía, que no pretende ser catastrofista, más bien todo lo contrario con la ejecución de este plan, quiere ser un llamamiento al consenso por la imperiosa necesidad social y económica que viven nuestras islas. No vale quedarse al margen de estos datos, no vale apartar esta realidad para utilizar aspavientos electorales ni tácticas políticas. Esta realidad que estamos viviendo debe estar muy por encima de cada uno de nosotros, muy por encima de cada partido al que representamos. Esta realidad requiere diálogo y concordia suficiente entre los representantes públicos y la sintonía precisa con el sector privado para salir adelante. Por eso con este plan que viene hoy al Parlamento, no solo sentamos las bases de la recuperación, también sentamos las bases de la transformación de Canarias. Un plan que viene a responder a cada una de las cifras antes citadas, un plan que debe ser una oportunidad para crecer mejor. Hay quien denegó el ofrecimiento que desde el consenso hizo el Gobierno y el propio presidente desde el 16 de marzo. Alegaban imprecisiones presupuestarias para adherirse a un pacto cargado de compromisos políticos y refrendado por la mayoría, pero hoy esos que aludían imprecisiones presupuestarias tienen la oportunidad, la han tenido durante el último mes, de ver, conocer, analizar y preguntar por cada cifra, porque las tienen, las tienen hasta el último céntimo, señora Navarro, y además se las ha presentado el propio presidente recientemente a quien no quiso firmar el 30 de mayo, Partido Popular y Ciudadanos.

Siete prioridades estratégicas, 122 ejes de actuación y 288 medidas. 1440 millones de euros en 2022, 5740 hasta 2023. Vital movilización en inversión pública para nuestras islas. Un plan vivo, dinámico y en ejecución desde el 14 de marzo, un plan con luces largas que ha sabido actuar sobre lo inmediato: contratación de personal sanitario y educativo, mejora de las infraestructuras en centros hospitalarios, garantía de los comedores cuota cero, ayudas al alquiler, ayudas a los autónomos, dotación de material electrónico para los estudiantes, ayudas al sector del transporte, el ingreso canario de emergencia, el apoyo de AvalCanarias, los 2,6 millones de euros para el sector cultural y Canarias Fortaleza como piedra angular para recuperar a nuestro sector turístico.

Y, además, se le suma el esfuerzo del Estado, que unido a los recursos propios han hecho posible la ejecución de las medidas durante este año. 1188 millones de euros en ERTE, 80 en autónomos, 3600 en líneas ICO, los fondos de la pobreza, los 42 millones del PIEC, los 389 millones de la autorización del superávit, los 160 millones del tramo sanitario del fondo no reembolsable y los 87 del tramo educativo y los 176 por la merma de ingresos.

Esto ya ha pasado y ahora toca poner las luces largas sentando las bases de lo que está por venir, con garantías presupuestarias y sin recorte, con claridad de cara a nuestros presupuestos del 2021, con todas las herramientas que ha puesto el Gobierno de España a disposición de las autonomías y que ustedes conocen bastante bien.

También todos los recursos de los fondos de reconstrucción europeos, los fondos estructurales y con los propios presupuestos generales del Estado, lo que nos confirma que, pese a la caída de ingresos, garantizaremos el mantenimiento de los servicios públicos y no solo eso, con una previsión de crecimiento presupuestario de 900 millones de euros de aquí a 2023, fortaleciendo el tronco del estado de bienestar, los servicios públicos fundamentales, que sufrieron, y mucho, en la crisis anterior. Debe ser y es la mejor palanca para que a nadie le falte de nada, y para ello el desarrollo de la ley de servicios sociales, el igual acceso al sistema educativo, por ello, debemos de redoblar los esfuerzos para combatir la brecha digital en todos los ámbitos, la modernización de Canarias garantizando la conectividad y accesibilidad, garantizando también la conciliación laboral y familiar con el impulso a la educación 0-3 años.

Un plan de vivienda que después de años está en ponencia, la construcción de vivienda pública no solo garantiza un derecho, genera empleo y reequilibra la oferta y la demanda, siempre con garantías sanitarias. Ha quedado más que demostrada la necesidad de una sanidad pública fuerte, con recursos y sin recortes, un sistema que se anticipe a los posibles rebrotes y, además, tenga la capacidad de asumirlos, con nuestra atención primaria como centro del sistema.

Tampoco podemos perder la vista de la atención a nuestros mayores. Han sido las personas más vulnerables ante esta crisis, debemos mejorar su atención, el cuidado de su entorno, combatir la soledad y que jamás se sientan abandonados por las administraciones públicas, como así ha pasado en otros lugares. Pero que tampoco nuestros jóvenes vuelvan a sufrir las consecuencias de una crisis, ni más exilios laborales. A ello, por supuesto, se le suma el paquete de la recuperación y el mantenimiento del empleo, el impulso a la economía con medidas reactivas y proactivas, con casi 3000 millones de euros de aquí a 2023.

Que nuestro empleo esté garantizado a través del apoyo a nuestras empresas, con planes para mejorar nuestra productividad, la modernización, la digitalización, con liquidez y compensando gastos, con eficiencia energética y con sostenibilidad ambiental, empezando por nuestro principal motor, el turismo y abarcando cada uno de los sectores productivos de Canarias con obra pública vinculada a la transición energética, con infraestructuras hidráulicas, con impulso a I+D+i y sin olvidarnos de la agricultura y las sinergias que genera, no solo con el turismo, sino también con nuestro entorno y todo ello con una respuesta administrativa eficaz, ya hemos dado pasos en este Parlamento convalidando el decreto de agilización administrativa, pero es imprescindible la eficiencia en la inversión pública y privada, para no perder ni un recurso de los que vienen a la reactivación, con coordinación y cogobernanza. Este método de trabajo coparticipado que ha venido para quedarse, y con el firme convencimiento de que lo que construyamos de aquí en adelante, a través de los instrumentos de planificación, tiene que tener una clara política medioambiental, impregnando cada acción y política, cumpliendo con la Agenda 2030, caminando hacia una sociedad neutra en emisiones, que la economía vaya de la mano de la salud, pero también del entorno en el que vivimos.

Este documento que presenta hoy el Gobierno no solo viene a minimizar la huella social y económica del COVID, viene también a fortalecernos en todos los ámbitos de nuestra sociedad, prioridades que entroncan directamente con los pilares del pacto verde europeo, del fondo de reconstrucción, del Plan de Recuperación, transformación y resiliencia del Gobierno de España, y esto, unido a nuestra condición de región ultraperiférica, hace que estemos en posición de fortaleza, de recibir financiación y proteger nuestras singularidades.

El reto es el camino, economía solidaria, justicia social y desarrollo sostenible. En nuestras manos está.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Fierro.

Damos por concluido el primer turno de intervención de los grupos parlamentarios.

Tiene ahora la palabra el Gobierno también, por tiempo de siete minutos, como turno de réplica a las intervenciones de los grupos parlamentarios.

Señor presidente.

El señor PRESIDENTE DE CANARIAS (Torres Pérez): Muchas gracias, presidente.

Me gustaría empezar agradeciendo todas las intervenciones, el tono de las mismas y las propuestas constructivas. Y empezaré haciendo alusión a alguna de las intervenciones, aclarando algunas cosas y, en el fondo también, porque pueden volver a intervenir haciendo algunas preguntas.

A la señora Espino agradecerle, como digo, el tono. Sé que la voluntad de su grupo fue firmar el pacto, se trabajó hasta el último momento, hasta casi el momento de la campanilla final y, finalmente, no fue posible. Ahora traemos un documento que completa aquel, que es el plan, y al respecto decirle sobre alguna de sus dudas que Canarias fue la comunidad que hizo la única en la oleada primera todos los test a los trabajadores y a los residentes de las residencias de mayores, la cuantía está en el eje estratégico 1, que es el eje que mantiene los servicios básicos esenciales, con 244 millones de euros extrapresupuestarios de gasto sanitario, fue fundamentalmente un gasto sanitario el que hicimos en las residencias de mayores con los PCR.

También decir al respecto que creo que ha sido claro y se ha puesto de manifiesto hoy aquí en el debate que el reforzamiento de los servicios esenciales en el campo de la sanidad ha quedado fuera de toda duda, más de cuatro mil sanitarios han sido... personas han sido contratadas por el Servicio Canario de la Salud. Y por supuesto que vamos a seguir con la máxima seguridad, y de hecho, trabajamos en una modificación legislativa para dar máxima seguridad a los que vienen y salen de Canarias.

Con respecto a la Agrupación Socialista Gomera, a Nueva Canarias, a Unidas Podemos y al Partido Socialista, su compromiso como parte del Gobierno y también sus palabras.

Al señor Curbelo, decirle que sí hay que traer buenas noticias, y de ahí que Alemania nos haya sacado de esa lista de no recomendable viajar para que estemos en la llamada lista blanca o lista verde, es una buena noticia que es resultado del buen trabajo para contener la pandemia en Canarias. Hemos bajado de cincuenta y, a partir de ahí, se arbitran los mecanismos y, por tanto, esperemos que esto también lleve consigo mayor llegada de turistas.

A Manuel Marrero, claramente estamos en un Gobierno que apuesta por las personas en un momento complicado y que prioriza las políticas públicas. Y algunos lo han entendido que por absoluta necesidad. Los ERTE es la herramienta que hoy permite el sostenimiento del Estado del bienestar, es el colchón que evita la quiebra social y, por tanto, hay gobiernos que han apostado por ello, y hay que agradecerlo, como el ingreso mínimo vital.

A Luis Campos y a Nira Fierro, creo que han hecho una buena radiografía de lo que es este plan en su parte inicial, que es la del año 2020. Y agradezco las palabras, que son claras, de que estamos ante un documento vivo, que, además, se audita, porque lo primero que podemos hacer es ver la parte primera del plan, que es el año 2020, abrir el excel, yo invito a todos los que puedan que abran el excel y vean allí quién es el responsable, dónde fue el destino, cuál es la medida, qué estrategia es la que se ha planteado y cuál ha sido su concreción, porque en el fondo, con ese trabajo, lo que se hace es fiscalizar la labor del Gobierno. Y sí, hemos tenido muchas dificultades este año, hubo momentos en donde estábamos discutiendo -por no utilizar otro verbo- con los cabildos para la merma de los recursos del REF, con reuniones con el ministerio, finalmente resueltos con reales decretos leyes, posteriormente aprobados en el Congreso de los Diputados, y, recientemente, incluso, con la supresión de las reglas fiscales. Y, por tanto, el panorama hoy no es el mismo que teníamos cuando no había esa certidumbre económica.

Al Grupo Popular no sé si lo que le voy a decir va a servir para que usted apoye este plan. Ustedes avanzan que han presentado cerca de un centenar de resoluciones, le adelanto que muchas de esas resoluciones se las vamos a votar a favor, porque están ya en el plan, muchas de ellas están en el plan y, por tanto, siendo importante el número de resoluciones a ver si consigo, no soy optimista, que el Grupo Popular apoye el plan.

Porque cuando, señora Australia, usted habla de "falta de rigor". Creo que es lo contrario de lo que es este plan. Si algo tiene es rigor. Se ha acusado al Gobierno -que no es el plan del Gobierno, que es el plan de todos, los que los vamos a aprobar, como el pacto lo es de todos los que lo firmaron-, que llegábamos tarde, y en mi primera introducción, o intervención, dije que el 23 de abril se iban a aprobar los fondos europeos, y se aprobaron el 21 de julio y, a pesar de no tener esa certidumbre, aprobamos el pacto. Y esta semana se han suspendido las reglas fiscales, y siendo esta semana, habiéndose hecho ya el trabajo del plan, por supuesto que queda mucho más claro el camino del año 2021, porque tenemos certidumbres económicas para sacar nuestro presupuesto y para que haya, que va a haberlo, presupuestos generales del Estado. Por lo tanto, si algo tiene es rigor de plantear las cuestiones cuando realmente se tienen las certidumbres y las cuantías aseguradas.

Yo tengo aquí un documento, está en el plan, que compara las comunidades autónomas, las 17 comunidades autónomas han trabajado en acuerdo, también el Gobierno de España, muchos ayuntamientos y cabildos a través de pactos, planes o medidas, 13 han aprobado pacto o plan, 3 han aprobado pacto y plan y solo 1, es la Comunidad Autónoma de Canarias, lo ha aprobado con consenso con los partidos políticos, agentes sociales y económicos, con ficha financiera del 2020 al 2023, con gobernanza y seguimiento del mismo. Por tanto, hemos logrado, entre todos, un documento que, de manera objetiva, cubre lo que más se exige para este momento determinado su seguimiento y sus actuaciones futuras.

Cuando le escucho, señora Navarro, decir que vamos por detrás del virus yo no sé a qué se refiere, porque esta comunidad toma decisiones en verano complicadas y si vamos por detrás del virus porque es la comunidad más favorable le compro la frase, vamos por detrás del virus. Que los 18 000 millones es una excusa para poner en crítica al Gobierno, se lo hemos explicado y lo vuelvo hacer hoy, es el esfuerzo económico de todas las administraciones públicas canarias, Gobierno de Canarias, cabildos y ayuntamientos. 18 000 millones, pero lo explicamos entonces, lo hemos explicado en medio y vuelvo a hacer en el día de hoy.

Cuando dice que no tenemos recursos económicos, yo, simplemente, le recuerdo que si hablamos de recursos económicos para el año 2020 estamos tranquilos, las administraciones públicas canarias con respecto a la merma de los recursos y para el año que viene tenemos... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional) con las entregas a cuenta, permiso del superávit y demás.

Y termino, termino con Coalición Canaria diciéndole algunas cuestiones, con respecto a que hemos llegado demasiado tarde, lo mismo, creo que teníamos que hacerlo en el momento oportuno cuando teníamos certidumbres. Es verdad que reconoce el señor Barragán que tenemos, frente a otras etapas anteriores, mayor posibilidad porque tenemos mayores certidumbres para el año 2021. Y los objetivos prioritarios del 2021 están claros, el primero de todos es el refuerzo de los servicios básicos esenciales y la sanidad, si controlamos la sanidad, si tenemos unos buenos índices, la economía irá mejor, si no, todo se quebrará y, por tanto, esa es la cuestión fundamental.

Y acabo en estos veinte segundos, si me deja el presidente del Parlamento.

El señor PRESIDENTE: Concluya, señor presidente.

El señor PRESIDENTE DE CANARIAS (Torres Pérez): Creo, iba hacerlo al final de mi intervención, lo hago ahora, lo hago ahora porque en estos momentos en el Congreso de los Diputados se está debatiendo una moción de censura y miro a esta Cámara y observo que todos los grupos políticos que aquí están, todos sin excepción, tienen representación en las Cortes Generales y eso debe... (sin micrófono), debe enorgullecer a Canarias que todos los que aquí estamos, partidos mayores, pequeños, con más historia o con menos, todos tienen voz y voto en las Cortes Generales, y todos han tenido hoy la misma voz y el mismo voto con respecto a quien presenta una moción de censura y lo que quiere es, acogiéndose a una manera de creer que hay libertad acabar con ella, en vez de atacar a las mafias que trafican, atacan a quienes se suben a los cayucos, en vez de defender lo que es la igualdad, la intentan martirizar, y creo que eso hace que hoy, hoy es el día en que nosotros traigamos el plan al Parlamento porque, a diferencia de aquellos, nosotros, aquí, construimos.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor presidente.

Réplica de los grupos parlamentarios por tiempo de cuatro minutos.

Adelante, señora Espino.

La señora ESPINO RAMÍREZ: Gracias, presidente. Señorías.

Creo que no podemos perder la perspectiva de lo que nos ha llevado hoy hasta aquí, de debatir este Plan de reactivación social y económica de Canarias. A pesar de que los datos que estamos teniendo de contagios son los mejores de España, y aquí quiero hacer un reconocimiento y un agradecimiento a los ciudadanos de Canarias que son los que están haciendo el esfuerzo por cumplir las medidas y por rebajar esos contagios y tener buenas noticias como que Alemania nos saca de esa lista negra de países a los que no se puede viajar. No podemos bajar la guardia.

Mire, yo le quiero enseñar, estos son los datos a tiempo real, los datos oficiales de cómo está la situación de la epidemia en estos momentos en Canarias, tenemos 6221 casos activos (la señora diputada hace uso de medios audiovisuales), esto son personas que bien pueden ser asintomáticas, pero muchas también que están pasando la enfermedad en sus casas o que están ingresadas en un hospital. Tenemos actualmente las UCI del Hospital Universitario de Canarias y del Insular al 50 %, pero es que las del Doctor Negrín y el de La Candelaria las UCI están a más del 80 % de su capacidad. No podemos bajar la guardia.

Y, además de esos 16 227 casos positivos que han pasado el virus en Canarias, muchos de ellos van a sufrir graves secuelas en los próximos meses o en los próximos años.

Tenemos, además de esos datos, a miles de personas afectadas que han perdido su empleo, que pueden ver cómo cierran sus negocios, que temen perder sus puestos de trabajo. Así que, nosotros queremos creer de verdad en este plan, señor Torres, queremos creer de verdad en este plan, por eso es necesario que acepten esas medidas adicionales que estamos proponiendo, entendemos que no todas, pero sí una buena parte de ellas, porque son buenas para los canarios.

Tenemos que tener en cuenta que si esos datos no son peores, que si no tenemos mejores datos que en el resto del país es, precisamente, porque nuestra economía está parada, porque tenemos a 100 000 personas en ERTE, porque tenemos 250 000 parados que no trabajan, porque tenemos millones de turistas que no nos visitan, es que, precisamente, como tenemos la economía parada, es uno de los principales factores por los que tenemos mejores datos en lo que se refiere a la pandemia.

Desde nuestro grupo parlamentario estamos haciendo un esfuerzo por llegar a acuerdos, el Gobierno también tiene que hacer un esfuerzo, y tiene que hacer un esfuerzo -se lo han dicho varios grupos- en reclamar esa financiación, la financiación no está garantizada, señor Torres, y ahí -usted lo sabe- la reunión previa que hemos tenido con el vicesecretario general de Ciudadanos en que los canarios van a contar con Ciudadanos para cuando se negocien esos presupuestos se incluyan las partidas de nuestro REF y se cumpla con el Estatuto de Autonomía de Canarias.

Señor Torres, si finalmente votamos a favor de este plan dependerá, como digo, de que se tengan en cuenta nuestras propuestas, y, no se equivoque, este grupo parlamentario no ha recibido ninguna consigna externa para apoyar este plan, lo ha comprobado en la reunión que hemos tenido, lo que dice Ciudadanos en Canarias, Ciudadanos a nivel nacional y lo que decimos en este grupo parlamentario es exactamente lo mismo: que se tengan en cuenta las medidas que consideramos que son buenas para los ciudadanos de Canarias.

Si apoyamos finalmente este plan lo vamos a hacer pensando en esos canarios que hemos visto en esos datos, los que están enfermos en sus casas, los que están enfermos en los hospitales, en las personas que han perdido un ser querido, en quienes han perdido su puesto de trabajo, en los que han tenido que cerrar sus negocios, en esos autónomos que no reciben las ayudas, en todos aquellos que han pedido una ayuda de emergencia y siguen sin recibirla; lo hacemos pensando en ellos porque nos necesitan, por lo que queremos llegar a un acuerdo. Pero ya la digo también, señor Torres, que nos debatimos entre la abstención -no queremos votar en contra-, entre la abstención y votar a favor si se aceptan nuestras propuestas, que esto no es un pacto de silencio, nosotros vamos a seguir siendo exigentes con este Gobierno de Canarias, es más, vamos a ser todavía más exigentes si cabe y vamos a pedir que se cumpla hasta la última línea... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional)... Como digo, si finalmente damos nuestro voto a favor, vamos a ser más exigentes si cabe, que se cumpla hasta la última línea, la última coma, de ese plan de reactivación de Canarias, no le quepa la menor duda.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchísimas gracias, señora Espino.

Turno para el Grupo Parlamentario de la Agrupación Socialista Gomera, señor Curbelo.

El señor CURBELO CURBELO: Muchas gracias, presidente. Señorías.

Me alegra enormemente escuchar las palabras de la portavoz del Grupo Mixto en nombre de Ciudadanos y, seguramente, me alegrará también cuando escuche a la portavoz del Partido Popular. Porque, si bien es cierto que buena parte de los ciudadanos de este país no comparten la moción presentada por Vox, sí me alegra la buena noticia después de haber tomado la decisión de votar en contra porque ha aperturado las puertas del diálogo con el Gobierno de nuestro país, retirando inclusive para que hubiera diálogo con esa reforma del Consejo General del Poder Judicial que estaba empantanada y que, probablemente, habrá una solución en ese camino, con lo cual pone de manifiesto que el diálogo es importante.

Del mismo modo que es importante la noticia que expresó el propio presidente del Gobierno vinculada a levantar las restricciones a Canarias por la COVID-19 de Alemania y anunciar setenta vuelos y no sé cuántos miles de Turistas para Canarias. ¡Buena noticia! Y seguramente será una buena noticia que, mientras otros parlamentos de nuestro país toman las decisiones desde cualquier mayoría, que hoy adoptemos una mayoría cualificada y, si es posible, unánimemente, porque el Plan Reactiva es de los instrumentos más potentes que tiene el Gobierno para afrontar las difíciles situaciones de la ciudadanía en el próximo futuro de 2021, 2022 y 2023.

Y, miren, del mismo modo que es incierta la cantidad final que va a aportar el Gobierno de España para el Plan Reactiva lo es para Canarias como lo es para Andalucía o también para Madrid pero, no nos engañemos, hay tres criterios que tiene que valorar y que son claros:

Uno, cómo ha afectado la crisis sanitaria a la economía de nuestra comunidad autónoma. Decía antes que ha caído el 21,6 % del PIB, que es muy importante. Un criterio.

Dos, cómo está afectando a los desempleados de esta comunidad autónoma.

Y tres, la población.

Ojalá presidente que en esa negociación que va a tener el próximo día 26 el resultado sea satisfactorio para tener un plan de verdad, porque lo que queremos todos, incluidos nosotros, porque yo los he escuchado a todos y nadie ha aportado otras soluciones. Es verdad que hay un conjunto de ejes y de acciones con propuestas concretas, pero yo estoy seguro, como ha dicho el presidente del Gobierno, que tendrán cabida muchas de ellas, porque ya están y otras que seguramente serán aceptadas. Pero a mí me alegra que eso sea una importante noticia.

Y, por último, yo insisto en que las herramientas que tenemos a nuestro alcance para poder mejorar la situación económica de Canarias, bien directamente con los presupuestos autonómicos en tramitación, que el propio consejero de Hacienda y vicepresidente del Gobierno ha señalado que no van, y lo compartimos todos, no van a haber recortes en los servicios públicos esenciales y que se va a mantener la inversión productiva, porque eso es una buena noticia, hay que echar mano también de las herramientas que tenemos en el exterior, de los fondos de la Unión Europea, que ayer veían cómo conocíamos los 47 700 millones para el sexenio próximo para nuestro país y para nuestra comunidad autónoma. Y desde luego los presupuestos generales del Estado son claves, son los primeros presupuestos que se aprobarían después del cambio de gobierno en el Estado. Y, lógicamente, no hace falta señalar que tanto los miembros del Gobierno como, estoy completamente seguro, todos los grupos de la oposición vamos a trabajar de una forma clara, de una forma... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional). Gracias, presidente...

El señor PRESIDENTE: Continúe, señor Curbelo.

El señor CURBELO CURBELO: Vamos a trabajar de una forma clara para exigir el cumplimiento de nuestras singularidades. Es obvio que lo vamos a hacer. Nuestro Régimen Económico y Fiscal, nuestro Estatuto y las singularidades que conlleva, porque esa es una clave, esa es una clave para Canarias para el auxilio de recursos desde el ámbito del Estado. Y a partir de ahí, lógicamente, en un momento en el que el Estado tiene un incremento del 54 % de la deuda para proteger a las distintas comunidades autónomas, solo pensar en el plan de dieciocho mil y pico millones por la caída de la recaudación para poder pagar las pensiones o los trece mil y pico para las comunidades autónomas para mantener y ayudar al sistema de financiación. En definitiva, yo creo que tenemos a nuestro alcance herramientas.

Hoy es un día importante si todos somos conscientes y cooperamos para buscar ese objetivo que es el de todos.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Curbelo.

Turno para el Grupo Parlamentario de Sí Podemos Canarias, señor Marrero.

Adelante.

El señor MARRERO MORALES: He estado escuchando con atención todas las intervenciones, de manera especial las de los no firmantes del pacto ni, inicialmente, del plan. Y escuchando a la representante del Grupo Mixto, que repetía en algunos momentos aquello de "queremos creer en este plan". Bueno, yo le devolvería la pelota en parte, diciéndole que, bueno, los actos de fe los dejamos para otro ámbito, pero yo celebro que usted haya dado paso, que su partido haya dado el paso, de alguna manera, de mostrar apoyo a este plan y sumarse a él, en el que todos vamos a ser exigentes, no solo los que se suman ahora van a aparecer como los más exigentes, es que nosotros nos tenemos que exigir todos los firmantes, todas las organizaciones de la sociedad civil, sindicatos, empresariado, tercer sector, grupos políticos, etcétera, vamos a ser exigentes en que se cumpla, ¿por qué?, porque detrás de nosotros está una sociedad completa, que es la canaria, que está padeciendo muchísimas dificultades y que, por tanto, nos va a exigir a nosotros. Y si entramos en este compromiso, es porque queremos ser útiles para la sociedad canaria. Por tanto, bienvenida y muchas gracias por ese paso que ha dado su grupo.

Respecto al Grupo de Coalición Canaria-Partido Nacionalista Canario, yo creo que desde el principio lo tuvo claro. Es un partido de gobierno, recién salido de un Gobierno después de un par de décadas y pico gobernando, y creo que dio el paso en el momento oportuno, sin dudas. Sigue planteando lógicamente algunas diferencias, como es normal, respecto al orden de prioridades para el 2021. Creo que estamos en tiempos de incertidumbre en que nadie es capaz de apostar más allá de dos, tres, cuatro meses, por tanto... el plan presenta esa posibilidad de ser evaluable, de ser reconducido en cualquier momento, en función de cómo vayan los acontecimientos. Por tanto, la hoja de ruta está firmada, los objetivos finales están firmados, pero la adecuación a cada uno de los momentos se irá viendo por parte de todos los firmantes de este pacto y de este plan para adecuarla. O sea que yo creo que la discrepancia en sí misma no debiera existir, porque siendo evaluable y siendo un plan flexible tenemos la posibilidad de irlo adecuando a cada una de las circunstancias.

Sí me llama mucho la atención, y le presté mucha atención a doña Australia Navarro, a quien le tengo mucho afecto, porque estaba esperando que hiciera... viniera aquí, hiciera unas contrapropuestas. Porque ustedes continuamente usan aquello de la mano tendida, usan la mano del apoyo. Pero luego, a la hora de escuchar, escuché una serie de quejas y lamentos acerca del autobombo, de la propaganda, de... de lo mal que lo hacemos, pues más del 84% de esta Cámara si ahora se suma también Ciudadanos, y el conjunto de representación de la sociedad canaria, es decir, es que... me da la sensación de que han entrado ustedes en una autopista en la vía contraria y piensan que todos vamos en la dirección equivocada. Por tanto, de alguna forma, pues simplemente creo que serían de mucha más utilidad a la sociedad canaria si decidieran sumarse tanto al plan en su momento como al pacto para seguir aportando cosas. Eso sí es estar luchando y trabajando por la sociedad canaria.

Estamos hablando de que no vamos a dejar temas como la inmigración, el brexit, etcétera, hay una serie de temas pendientes a los que hay que seguir buscándoles soluciones y seguir siendo exigentes ante el Estado español, ante el Gobierno del Estado, del cual nosotros formamos parte, pero que también vamos a seguir...

El señor PRESIDENTE: Sí, continúe, señor Marrero.

El señor MARRERO MORALES: Vamos a seguir siendo exigentes con el Gobierno del Estado, como también lo somos, estando dentro del Gobierno de Canarias, con nosotros mismos y con todos nuestros socios, porque este compromiso que hoy estamos ultimando ante la sociedad canaria es un compromiso para cumplirlo, no estamos tirando fuegos artificiales. Es un plan que tiene una ficha financiera en la medida que ha sido posible ir cubriendo y en la medida que dependemos de la Unión Europea y del Estado español, de los presupuestos generales del Estado, pues se irán cubriendo el resto de huecos que quedan en esa ficha sin cubrirse.

Por tanto, esperamos que el diálogo, el consenso y la construcción de darle salida a los problemas de la sociedad canaria sea lo que sigue imperando. Los animo -al Partido Popular también- a que, de alguna forma, se sumen porque serían muy útiles para la sociedad canaria si así lo hicieran.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Marrero.

Turno para el Grupo Parlamentario de Nueva Canarias.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: Gracias, señor presidente.

Lo decía el señor presidente del Gobierno. En el día de ayer y hoy, podríamos estar asistiendo a uno de los episodios más lamentables de la historia de la política española en la etapa democrática. Yo soy de los que siempre ven el vaso medio lleno, a veces, desgraciadamente para mí, demasiado, incluso a rebosar, ¿no? Me suelo equivocar bastante. Pero creo que, sin embargo, entre ayer y hoy en el Congreso de los Diputados hemos asistido a uno de los ejercicios de dignidad política más importantes que, durante la democracia, los distintos partidos políticos han llevado a cabo. Han sido capaces, no de rechazar una moción de censura al Gobierno, ni siquiera una moción de censura, como dicen algunos, al otro partido de la Oposición, de la derecha. Creo que ha sido una auténtica moción de censura... cuando todos se han unificado, todos, sin perseguir probablemente los mismos objetivos, todos tenemos claro que en absoluto las mismas ideas, pero, al final, han echado abajo una moción de censura a la democracia. Creo que ese reflejo que veíamos en el día de ayer como... y hoy, cómo las fuerzas políticas tan antagónicas, en un momento, además, tan complejo en la política española, fueron capaces de ponerse de acuerdo para combatir a aquellos que solo buscan generar odio, puede ser un claro ejemplo en esta Cámara. Con una premisa distinta.

Llevo tiempo presumiendo de que esta Cámara es un páramo en comparación con el resto, no ya el Congreso o el Senado, sino yo me atreverá a decir con la mayoría de los parlamentos autonómicos, donde somos capaces de buscar consensos en casi todos los plenos, uno detrás de otro, en muchas de las propuestas que se llevan a cabo. Y hoy sería un momento importante para ser capaces también, con indiferencia de las posiciones diferenciadas, que nadie ve representado en su totalidad lo que el plan contempla, llegar a un acuerdo por parte de todos.

Entonces yo no voy a insistir más. Cada uno toma sus decisiones y toma la decisión, si se sube al barco donde el conjunto de la sociedad canaria, en todos sus ámbitos prácticamente, está, o quiere ir en una chalana solo contra el resto. Cada uno toma sus decisiones. Porque, evidentemente que puedo entender que este no sea el plan de algunos, es que no es el plan de Nueva Canarias, se lo garantizo. El plan de Nueva Canarias hubiera sido otro distinto a este, coincidiríamos en muchos puntos, pero distinto a este. Pero es que es el plan, por supuesto, distinto al que hubiera aprobado Coalición Canaria. Y va a ser el plan que al final sea posible, porque lo que han renunciado los empresarios para pactar al lado de los sindicatos, los mismos que ha movido a cada uno de los grupos parlamentarios que nos hemos sumado a él para al final, como decía antes, trasladarle a la ciudadanía que puede sentirse orgullosa de nosotros. En ocasiones, quizás, no hemos estado a la altura, pero en el peor momento en los últimos cuarenta años que esta tierra ha vivido, creo que la mayoría sí que lo hemos estado, con medidas, reitero, insuficientes.

Por supuesto... mire, no es que se van a cumplir todas y cada una de ellas, yo ya le digo que habrá algunas que no se cumplan. ¿Entre doscientas y pico medidas?, por supuesto, como le digo que va a haber muchas que no están en el plan y se llevarán a cabo, porque es la grandeza de este plan, es un plan vivo, tendremos que seguir incorporando elementos durante todo el tiempo.

Y, además, le garantizo, eso no significa la firma del plan ni el sometimiento ni "ahí nos has pillado", todo lo contrario, estando dentro es como de verdad se influye. Le puedo garantizar que se influye más gobernando que en la Oposición, le puedo garantizar que se influye más dentro de las instituciones que fuera y, por tanto, dentro de un plan donde también formamos parte podemos ser exigentes, Nueva Canarias lo va a ser, contundente, con las medidas que dependen de este Gobierno, también de la parte privada, con las medidas de cabildos y ayuntamientos. Pero de manera muy especial, vamos a ser tremendamente exigentes y contundentes con el cumplimiento por parte del Gobierno del Estado y de la Unión Europea, y el Gobierno del Estado en pocos días tendrá que aprobar o presentar un proyecto de ley determinante para el conjunto de España, para el conjunto de los territorios, pero si es determinante para el conjunto de España ni le cuento para esta tierra, porque somos los que partíamos de antes de la situación derivada de la COVID con las peores cifras, porque, además, el impacto social y económico derivado de la COVID impacta más en esta tierra que en ningún otro territorio, y por eso, sin pedir nada que no nos merezcamos sino aquello que está recogido en leyes orgánicas fundamentales, en nuestro Estatuto, en el REF, por nuestras singularidades, por el impacto, nosotros vamos a ser tremendamente exigentes. Ya hemos votado en alguna ocasión de manera diferenciada al Gobierno de España, y no nos temblaría el pulso, pero aspiramos a influir, le garantizo que influiremos más todos juntos que yendo por separado.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Campos.

Turno para... turno para el Grupo Parlamentario Popular. Señora Navarro, tiene la palabra.

Adelante.

La señora NAVARRO DE PAZ: A ver, señor Torres.

Pues sí, tengo que decírselo, falta de rigor, por muchos motivos, pero fundamentalmente por dos cuestiones.

Usted no se entera de que la pandemia no ha terminado ni aquí ni en España ni en Europa, que, desgraciadamente, la curva no desciende al ritmo que todos queremos, y esto no se contempla, esta situación no se contempla.

Y también falta contemplar que la economía canaria, pese a la grave situación que estamos atravesando, no ha tocado fondo, y usted se coloca en el día después, en el día después, y esto tampoco se contempla.

Y esto no lo dice el Partido Popular, es que coinciden las patronales y los sindicatos con los que usted se hizo la foto, por ejemplo; también lo dicen los analistas y los organismos independientes. Y antes lo recordaba otra portavoz: el Comité Europeo de las Regiones nos está advirtiendo que en los próximos meses vamos a tener una crisis social como nunca hemos visto, vamos a perder el 40 % del empleo, del que queda, del que queda, y no estoy haciendo catastrofismo, señorías, de verdad que no, pero estamos viviendo una catástrofe, y yo tengo que decírselo, señor Torres, con la actitud tibia de su Gobierno y con la autocomplacencia de la que hacen gala, de la que hemos escuchado hoy, pues así las cosas no se solucionan.

Y tengo que decirle también cuál es la situación actual que estamos viviendo en Canarias, se la resumo de manera muy rápida por falta de tiempo. 86 000 hogares canarios con todos sus miembros en paro, 86 000 familias que no tienen ni pa pagarse las mascarillas, ¿qué menos que dárselas, verdad?, pues su glorioso plan no contempla ni siquiera esto.

Pero es que, además, la pandemia se ha llevado por delante el 36 % de nuestra economía, y seguimos en picado, la pandemia, además, ha destruido más tejido productivo y empleo que cualquier otro lugar de España, un paro superior al 20 % sin contar el ERTE, la mitad de los jóvenes sin empleo y sin posibilidad de encontrarlo a corto plazo, los indicadores de pobreza y exclusión ¿cómo están?, disparatados, señor Torres, y un terrible dato, muy revelador de la mala gestión -permítame que se lo diga- en algunas áreas de su Gobierno, en los últimos meses, concretamente del mes de marzo a julio, han fallecido 2600 mayores, 2600 mayores, señor Torres, con derechos ya reconocidos a la dependencia y no han recibido ninguno de los servicios. Esto la verdad es que me parece gravísimo.

Y yo lo que le vengo a decir hoy aquí es que reaccione, nuestras propuestas de resolución lo que le dan son las bases, las medidas que entendemos hay que poner en práctica, tenemos que blindar a los autónomos y a las pymes, tenemos que proteger a las familias que peor lo están pasando, tenemos que mantener la capacidad de inversión y de consumo por parte de las rentas medias, porque si no la economía se va a colapsar, y tenemos que estimular la economía y el consumo, ¿cómo?, bajando impuestos, señor Torres, bajando impuestos y no manteniendo de manera empecinada la presión incrementada que aplica desde enero del 2020.

Y sí, señor Torres, tiene que tomar la delantera al virus, y sobre todo a sus consecuencias, yo se lo digo con toda honradez, se acabó el partido, estamos en tiempo de descuento y vamos perdiendo por goleada, y eso es su responsabilidad, y hasta ahora lo único que hemos visto es no exigencia sino mucha complacencia. Y eso es lo que nosotros desde el Partido Popular le censuramos.

Y, hombre, respecto a la financiación, ¡pues claro que dudo de ella, porque depende del señor Sánchez!, ¿y qué hemos visto del señor Sánchez semana tras semana todos los canarios, todos los canarios?, pues que se esconde de nuestros problemas. Cada reivindicación suya, ¿ha servido para algo?, cada reunión que ha mantenido, ¿qué resultado ha dado? Es que, es más, ni siquiera se ha preocupado por las reivindicaciones justas que le hace usted y que le hacemos el resto de los diputados que representamos a los canarios... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional).

Por lo tanto, señor Torres, creo que no es grave afirmar que el señor Sánchez se ha desatendido de nosotros, de las islas como se desatendió del coronavirus con eso que se inventó de la nueva normalidad.

Por lo tanto, señor Torres, la mano tendida del Partido Popular la tiene, pero es que se la ha tendido en dos ocasiones, 135 y 158 medidas, y hasta ahora sigo esperando su respuesta, espero que las de hoy sirvan para algo, para nosotros, desde luego, como ya le he explicado, para tener en cuenta a los que están fuera y están esperando por nosotros que, desde luego, tras escucharnos viven otra realidad diferente a la nuestra.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Navarro.

Turno para el Grupo Nacionalista.

El señor BARRAGÁN CABRERA: Gracias, señor presidente.

Señor presidente, estamos en el Parlamento no en una reunión de la comisión de seguimiento del pacto y se ha despachado usted al principal grupo de la Oposición en treinta segundos, usted sabrá. Y no porque usted no pueda tener la consideración que mi intervención no merece más de treinta segundos, que si es así, chapó, ¿no?, lo respeto profundamente. Pero, además, se ha despachado diciéndome, mira, las prioridades del pacto son el eje 1, mantenimiento de los servicios públicos esenciales, y a freír chuchangas. Si esa es la contestación que me va a dar sobre la propuesta que hemos trabajado, que hemos consensuado que, de las medidas que le hemos propuesto están todas dentro de las medidas del pacto, yo ya le adelanto que no vamos a convalidar el plan por nuestra parte. Ya veremos. Queda todavía la presentación de las propuestas y, después, el debate de las propuestas, pero si eso es así ya se lo adelanto.

Porque, mire, si nosotros le dimos autorización al Gobierno en julio de este año, cuando estábamos discutiendo las medidas para que el Gobierno, teniendo los siete ejes, decidiera marcar las prioridades para el año 2020 en 272 prioridades que puso el presupuesto, y fueron capaces de hacerlo con un presupuesto que no se sabía si iba a terminar exactamente, señor presidente, nosotros le estamos pidiendo ahora que marquemos algunas prioridades en un presupuesto que se está elaborando y que, por lo tanto, como dicen ustedes en la página 94, ya están en el anteproyecto de ley de presupuestos de la comunidad autónoma. Pues si están, ¡pónganlo! Es decir, porque si no no me lo voy a creer. Y, por lo tanto, necesitamos que el plan tenga las prioridades del año 2021, y ya le he dicho que las del 2022 y 2023 aceptamos que es imposible de priorizar, pero las del año 2021 que pueden ser las mismas, es decir, podremos no coincidir ni siquiera en las medidas que usted propone o en las que yo propongo o mi grupo propone, para hacerlo colectivo, podremos no coincidir, pero eso tiene que aparecer en un plan si quiere darle alguna seriedad al plan, no le estamos discutiendo ni siquiera la ficha financiera, señor presidente, los cuatro mil y pico millones no los hemos tocado, no hemos estado como en otros discursos de si no es creíble o no es creíble esa ficha financiera.

Hemos aceptado la propuesta que han hecho de distribución del 2021, 2022 y 2023, y lo único que le estamos pidiendo es que, como esa ficha se hizo antes de conocer, efectivamente, los límites del techo de gastos, y que el Gobierno ha dicho que se pueden hacer estos presupuestos con 300 millones más, contemple la posibilidad de que esa ficha, que ahora la cifran ustedes en unos mil cuatrocientos millones, pueda llegar a mil seiscientos, tampoco le estamos pidiendo que ponga ahí todo el dinero. Y esa es lo que le estamos diciendo, no le estamos planteando nadas absolutamente raro o fuera de la realidad, señor presidente.

Y, por lo tanto, insisto, si usted lo que me dice es que las prioridades del año 2021 van a ser única y exclusivamente estas cuando, además, en el año 2020 las prioridades mayores fueron precisamente en el eje, precisamente, de economía, de impulso a la economía con 107 medidas y ahora me dice pues obviamente no vamos a alcanzar un acuerdo sobre la validación del plan.

Gracias, presidente.

El señor PRESIDENTE: Muchísimas gracias, señor Barragán.

Turno para el Grupo Parlamentario Socialista, señora Fierro tiene la palabra.

Adelante.

La señora FIERRO DÍAZ: Gracias, presidente.

Señora Navarro, el tiempo y los datos le quitan la razón, le quitan la razón. Y ante la incertidumbre, datos. Reitero: mantenimiento de los servicios públicos fundamentales 2020, 424 millones de euros, 300 el próximo; refuerzo de las capacidades sanitarias y sociosanitarias, 15 millones este año, 32 el próximo; atención a los más vulnerables, 45 este año, 26 el próximo; mantenimiento y recuperación del empleo, 190 este año, 259 el próximo; y así, eje tras eje, es bastante sencillo. ¿Cómo se ha hecho?, se ha hecho con las transferencias del Estado, con el fondo no reembolsable, con la compensación por pérdida de ingreso y con los reajustes del propio presupuesto. ¿Cómo se hará?: con los fondos procedentes de la Unión Europea, con la reprogramación de los fondos estructurales, con los recursos que vienen de los presupuestos generales del Estado y con la perspectiva de la propia recuperación de la economía.

Señora Navarro, ayúdennos, ayúdennos y dejen ustedes de ir a Bruselas a hacer política antipatriótica, vayan a hacer algo un poquito más productivo para nuestras islas.

Estos son los datos, esto es lo que entre todos hemos puesto sobre la mesa, con propuestas, incluso, de su partido, del Partido Popular, quien no quiso y no ha querido este plan en los últimos meses. No es fácil, evidentemente, con la incertidumbre que invade todos los aspectos de la vida social, laboral, económica, pero nosotros hemos hecho el trabajo, el trabajo de meses, de renuncias también, claro que sí, pero con el firme convencimiento de que esta es la mejor hoja de ruta para Canarias porque la hemos construido entre la mayoría.

La unidad de acción no es la foto del Gobierno o de los agentes firmantes con el sector económico o sindical son las horas de trabajo y el empeño para que demos lo mejor de cada uno de nosotros ante la gravedad de la situación que estamos viviendo, con todos los mecanismos y sinergias posibles, políticas y económicas. Por eso, lamento profundamente el papel -y lo hemos visto hoy- que ha jugado el Partido Popular, que ha jugado hoy y que lleva jugando todos estos meses, su táctica de la crispación, del catastrofismo, de decir "Sánchez" tres de cada cinco palabras y da igual el espacio temporal en el que yo diga esto, porque siempre es igual, menos mal que Pablo Casado nos va a bajar el IVA y ya me explicará usted cómo tenemos políticas expansivas, protegemos a la ciudadanía y bajamos los impuestos, esta es la eterna dicotomía que tenemos entre la izquierda y la derecha, usted me dirá cómo lo hacemos ahora mismo.

Miren, cuando uno va a negociar sabe perfectamente, según la actitud de la persona que tenga enfrente, si la negociación va a salir, si va a costar un poco pero al final saldrá, si no va a salir porque ni tan siquiera hay voluntad para que la negociación salga adelante... y ustedes tenían los titulares hechos antes de sentarse en la mesa. Están ustedes sumergidos en la política nacional de su partido y eso les lleva a la irrelevancia como agentes de la solución de la salida de esta crisis.

Y lo lamento, lamento profundamente la actitud del Partido Popular. Ustedes hoy rompen consenso, ustedes hoy se quedan arrinconados, se quedan solos y, lo que es peor, ni conocen ni están con Canarias. Ojalá, presidente, tuviéramos una Oposición como la que tiene el presidente de Castilla y León, de esa que arrima el hombro.

A Coalición Canaria queremos agradecerle desde el Grupo Socialista, no sin discrepancia, la voluntad con la que hemos negociado hasta hoy. Es el momento de sumar, de sumar, como así lo ha hecho también hoy Ciudadanos trabajando por el entendimiento en este documento en esta última etapa del plan.

Quiero mandar agradecimiento también a los compañeros del pacto de las flores, los compañeros de los grupos parlamentarios Nueva Canarias, Agrupación Socialista Gomera y Sí Podemos Canarias, al Gobierno, al viceconsejero de Presidencia, Antonio Olivera y, especialmente, al presidente. Desde el Grupo Parlamentario Socialista queremos agradecerles las horas para que esto saliera adelante.

Tenemos un camino marcado para que los canarios y canarias se sientan parte de la reactivación que les representa, que les protege y que clarifica el futuro de nuestras islas.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Fierro.

Finalizan los turnos también de réplica de los grupos parlamentarios, y cierra el debate el Gobierno también por tiempo de siete minutos.

El señor PRESIDENTE DE CANARIAS (Torres Pérez): Muchas gracias, presidente.

Creo que debí explicarme mal en mi intervención y aprovecho este turno último para aclararlo.

Al Partido Popular lo que le digo es que esto no es el plan del Gobierno ni del presidente ni lo fue el pacto, y usted me dice que es el momento de bajar impuestos y le voy a poner un ejemplo de cómo la gente renuncia a sus peticiones iniciales. Desde el principio hubo quien pidió eso, dentro del pacto, y quien pidió justo lo contrario, agentes y partidos, y lo que se decidió fue dejarlo como estaba, término medio, renuncia de ambos, y creo que eso es, justamente, hacer caminar un acuerdo común.

Con respecto al Grupo Nacionalista, Coalición Canaria, pido disculpas, medí mal el tiempo, menos dejé, incluso, al grupo parlamentario que tiene más diputados y dos aclaraciones sobre lo expresado.

Lo primero, cuando he dicho que el eje estratégico 1 y, dentro de él, sanidad es lo prioritario, puede ser una perogrullada, pero es así; si nosotros no controlamos la pandemia la economía se va a resquebrajar. Esa fue mi intención y esa es mi afirmación.

Con respecto a lo que es el año 2021, tiene razón. Cuando se presenta el plan, aún no teníamos la certidumbre del consejero Económico, Fiscal y Financiero y también de la reciente aprobación en el Congreso y, por tanto, al acabar esta intervención hay un periodo de negociación y nos sentaremos con el Grupo Nacionalista de Coalición Canaria para dar cumplida respuesta a que tiene que haber la certidumbre, pues ya tenemos, es verdad, el anteproyecto en camino para el año 2021.

Y me gustaría acabar mi intervención, casi mentalmente, abriendo el plan de reactivación y yendo a la primera página, ahí escribo yo que estamos ante el peor trance de nuestra historia reciente. Estamos, y es verdad, ante algo no conocido, que nos afecta a todos, a todos, a todo el mundo, a todos los países, a todos los continentes, a todos, a la especie humana sin distinción de raza, origen, sexo. Lo primero que tenemos que hacer es contener la pandemia y lo último, ya es la aspiración, es que aparezca esa ansiada vacuna que empiece a poner final, punto final, a esta desgracia inesperada.

Creo que en contener la pandemia no lo estamos haciendo mal. En Canarias estamos con índices acumulados los más bajos en siete... en catorce días. En positivos, porcentaje de positivos según test, también los más bajos. Y no tenemos esa presión asistencial. Pero, ojo, eso no significa que nos vayamos a relajar ni que relajemos las medidas ni que no afirmemos que mañana todo puede cambiar, porque ha cambiado en otras comunidades autónomas. Por tanto, esto tiene que ser prioritario.

Con nuevos confinamientos o con toques de queda que hoy hay una interterritorial y hemos dicho que Canarias no tiene números para eso, y sí es para toda España pero debemos estar excluidos, con toque de queda la economía canaria se va a resentir de una manera aún más grave. Y por eso, teniendo en cuenta la situación del resto de las comunidades, hay que mantener nuestra llamada "nueva normalidad". Es decir, ¿qué significa eso?, que nuestros comercios estén abiertos, nuestros negocios, los transportes activos, los colegios también con niños y niñas, y que, con restricciones y aforos, mantengamos al máximo la situación actual para mantener y recuperar la economía e intentar ir a mejor. Por eso tenemos que reforzar los servicios sanitarios. Eso fue, es y tiene que seguir siendo lo fundamental como principal eje estratégico.

Mire, si Alemania, Reino Unido, los países nórdicos, Italia o Bélgica se confinaran, el golpe a nuestro sector económico fundamental sería letal, como si es la inversa, si fuéramos nosotros los que tuviésemos que confinarnos de nuevo. Por eso hay que adaptar los presupuestos, lo hicimos en el año 2020, al fin fundamental, que es el aspecto sanitario. Lo hemos dicho ya, más de cuatro mil personas contratadas.

Y tomamos decisiones, dentro del pacto, como ayudas al alquiler de viviendas sociales, agilización de la PCI, ingreso mínimo vital, ingreso canario de emergencia, aplazamiento de pagos, ayuda para autónomos, lo han dicho varios de los intervinientes, cuota cero para los alumnos que estaban en sus casas comedores escolares, avales públicos, pymes.

Y vamos a consensuar también los proyectos europeos, que deben servir para paliar los efectos de esta crisis y darle fortaleza a nuestro modelo, el que queremos de Canarias, para el desarrollo sostenible, para la justicia social, la de la economía solidaria, la que tiene que caminar hacia una transición energética justa, transición digital o hacia la cohesión social. Miren, vendrán cientos, miles de millones a Canarias en los próximos años. Cojamos de las crisis la parte que tiene de oportunidad y reforcemos lo que queremos, la Canarias del siglo XXI, que esté digitalizada, que sea moderna, tecnológica, competitiva, que destine esos fondos a la eficiencia energética, renovables, al ciclo del agua, a la economía circular, a la conectividad, al turismo sostenible y, seguro, al empleo, a la modernización del campo, a la vivienda, a la educación, a la reconstrucción de nuestra tierra.

Estoy acabando mi intervención y quiero lanzar un mensaje, que también está en el plan, que creo que es clave, una idea que define lo ambicioso que es este documento, y es que debemos salir de la crisis cuanto antes pero no como antes, no como antes. Este plan lo que quiere es que sea una oportunidad para reorientarnos, no reinventarnos.

Porque creo que la obligación de un presidente, creo que es saber sin optimismo falso que hay horizonte, pero también sé que no puedo ser un iluso. Sé perfectamente la dura realidad que estamos viviendo en nuestra tierra, sé perfectamente la dificultad del camino a recorrer, pero también sé que la desesperanza no aporta nada a la sociedad. La ilusión es lo único que mantiene ahora a muchas mujeres que están en ERTE levantarse cada día y ayudar a la familia, la ilusión es lo que permite al que tiene un pequeño comercio abrir sus puertas sin saber si va a entrar o no alguien en sus dependencias y aspirar a que la cosa cambie. Esa fuerza que es la que nos transmiten los que están en la calle, miles de canarios cada día, es la que también esperan de nosotros, de la clase política. Por eso, el otro día aquí en el pleno le respondía a la señora Navarro, diciendo que no debemos sumarnos a los cronistas del apocalipsis, a los que simplemente radiografían una difícil realidad, que no necesitamos que nadie nos la cuente, porque la estamos viviendo cada día. Este plan es lo contrario, pretende ser una bocanada que lanza a la sociedad canaria un mensaje rotundo, de la clase política, hoy, aquí, con nuestro voto, como lo hicieron los empresarios, los sindicatos, las instituciones, firmándolo, rubricándolo. Todos somos capaces de planificar una Canarias que no sea solo la Canarias que supera la crisis, sino que termine siendo mejor de lo que, incluso, éramos.

Esto es una hoja de ruta, lo decía el señor Barragán, sí, una hoja de ruta que dé credibilidad a una sociedad que espera que digamos que vamos a salir de esta. Les aseguro, señorías, que, de esta, vamos a salir.

Es nuestra obligación responder con altura de miras a lo que nos ha tocado. Desde luego yo lo haré y estoy convencido de que todos ustedes sabrán responder a lo que la sociedad espera de nosotros. Seamos diferentes, combatamos la desesperanza con unión, la incertidumbre con planificación ¡y el futuro!, reivindicando, también, a quienes tienen que darnos los recursos que nos corresponden. Este plan es aprobado con un alto consenso, unánimemente en lo social y, espero, también, que en lo político, y no es un éxito de nadie, ni del presidente ni del Gobierno de Canarias es un éxito colectivo, es un éxito canario, un éxito para salir, y de ahí viene la palabra, su etimología, para "salir" de la mayor crisis de nuestra vida.

Por eso quiero agradecer a los partidos del Gobierno su compromiso permanente, a Coalición Canaria su compromiso desde el minuto uno, siempre, hasta hoy. A Ciudadanos que se sume, no rechazando este plan como ha anunciado hoy su portavoz. Y al Partido Popular que no dé la espalda a este acuerdo en el día de hoy, que no se convierta en la única institución pública de nuestra tierra que le da la espalda a un plan, que es un plan para que se le exija a todos los que votan a favor de él. Demos hoy una lección de unión política. Estoy seguro de que Canarias lo merece.

(Aplausos).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor presidente.

¿Sí, señora Navarro?

La señora NAVARRO DE PAZ (desde su escaño): Presidente, le pediría la palabra por un minuto por alusión directa a mi grupo para contestar a la portavoz del Grupo Socialista.

El señor PRESIDENTE: Tiene un minuto.

La señora NAVARRO DE PAZ (desde su escaño): Gracias, presidente. Señora diputada.

Yo de verdad le agradezco, pero creo que no tiene que preocuparse tanto por lo que usted dice es la soledad del Partido Popular, yo, si me lo permite, y modestamente, creo que debe preocuparse más por la soledad de los canarios, a los que usted, a través de su Gobierno y el Gobierno de España, han dejado solos. Preocúpese más de ellos.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Navarro.

Señora Fierro.

La señora FIERRO DÍAZ (desde su escaño): Señor presidente.

Señora Navarro, se lo vuelvo a decir: ayúdennos. Tienen hoy ustedes una oportunidad, no la pierdan para que no la pierda canarias.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Fierro.

Señorías, hemos finalizado las intervenciones, todas las intervenciones en este punto del orden del día de la comunicación del Gobierno, tanto de las intervenciones del Gobierno como de los grupos parlamentarios, por tanto, señorías, y tal como habíamos acordado, en este momento queda abierto el plazo de treinta minutos para la presentación por parte de los grupos parlamentarios ante la Mesa de las correspondientes propuestas de resolución. Mientras, señorías, el plazo que, como les digo, se apertura en este mismo momento, continuamos con el orden del día, señorías, que habíamos previsto, seguimos con el debate y con los puntos correspondientes.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 10L/CG-0003 Sobre el Plan para la Reactivación Social y Económica de Canarias.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso Legal · Protección de datos personales