Diario de Sesiones 49/2020, de fecha 22/10/2020 - Punto 2

10L/DL-0017 CONVALIDACIÓN O DEROGACIÓN DE DECRETO LEY. DE MODIFICACIÓN DE LA LEY 1/2007, DE 17 DE ENERO, POR LA QUE SE REGULA LA PRESTACIÓN CANARIA DE INSERCIÓN, PARA SU ADAPTACIÓN AL INGRESO MÍNIMO VITAL.

El señor PRESIDENTE: En este caso, señorías, con la convalidación o derogación de decretos leyes, en este caso, de modificación de Ley 1/2017, de 17 de enero, por la que se regula la prestación canaria de inserción, para su adaptación al ingreso mínimo vital.

Tiene la palabra el Gobierno.

Silencio, señorías. Señorías, un poco de silencio, gracias.

Adelante, señora consejera, tiene la palabra.

La señora CONSEJERA DE DERECHOS SOCIALES, IGUALDAD, DIVERSIDAD Y JUVENTUD (Santana Perera): Muy buenas, señoras y señores diputados.

Nos encontramos otra vez en este hemiciclo para hablar de un nuevo decreto ley en el ámbito de lo social, un decreto ley que busca, como objetivo, adaptar las prestaciones de nuestra comunidad autónoma, en concreto la prestación canaria de inserción, a la nueva medida que ha puesto a nuestra disposición el Gobierno del Estado a través del ingreso mínimo vital.

Quiero empezar destacando los cuatro ejes fundamentales, las cuatro medidas fundamentales, que incluye este decreto ley que traemos hoy al Parlamento para adaptar, como le decíamos, la PCI y el ingreso mínimo vital.

Primero, el primero de los aspectos, es que las personas que necesiten podrán solicitar la prestación canaria de inserción a pesar de haber solicitado el ingreso mínimo vital. Esto quiere decir que la prestación canaria de inserción va a continuar estando vigente, cualquier canario o canaria va a poder solicitarla, y para realizar ese trámite lo único que se debe corroborar es que esa persona haya sido solicitante o demandante del ingreso mínimo vital previamente. Eso sí, no van a tener que esperar a la resolución de ingreso mínimo vital para poder solicitar esta prestación canaria de inserción.

Todas aquí somos conocedoras que se están dilatando demasiado los tiempos de resolución del ingreso mínimo vital, entendemos, porque es una de las medidas más potentes que nunca se han tomado en el ámbito de lo social, históricamente, a nivel nacional, y que esto requiere unos tiempos, porque tiene y lleva consigo una complejidad.

También el segundo de los aspectos que contempla este decreto ley es que durante el tiempo de espera hasta que se resuelva ese ingreso mínimo vital las personas beneficiarias de la prestación canaria de inserción van a seguir cobrando su prestación, al contrario de otros territorios del Estado español que desde que se anunció el ingreso mínimo vital dejaron patente que iba a desaparecer la prestación autonómica, en Canarias no es así, va a haber una convivencia de ambas prestaciones.

Y tanto es así, que pasamos al tercero de los aspectos, y es que el ingreso mínimo vital, cuando se resuelva y puedan darse dos situaciones, o bien que sea positivo para la persona solicitante o bien una respuesta negativa, va a poder ser complementario con la prestación canaria de inserción.

No solo eso, sino que, además, si se resuelve positivamente y la persona cobra, además, de manera retrospectiva, las cuantías que le reconoce el ingreso mínimo vital, aún así, aunque se les reconozca y una persona que haya pedido el ingreso mínimo vital en junio y cobre en noviembre vaya a cobrar esos atrasos, aún así, no le vamos a solicitar la devolución de la prestación canaria de inserción, porque sabemos que las familias necesitan ese dinero para hacer frente a su día a día y más en periodos como estos, en el cual se está haciendo para muchas familias cuesta arriba la cotidianeidad del día a día, de poder hacer frente al día a día.

Si se resuelve de forma negativa ese ingreso mínimo vital, pues tampoco pasa nada, porque las personas seguirán siendo beneficiarias y seguirán cobrando la prestación canaria de inserción.

Hay otro campo, que también es importante dentro del decreto ley, aunque tal vez no es tan aclamado como el resto de cambios, pero sí que creo que es un cambio de justicia social, y es que las pensiones alimenticias no computen a la hora de establecer la cuota de la prestación canaria de inserción. Hasta el momento, sí se computaba y se retrotraía de esa cuantía, es decir, le pongo un ejemplo muy visible y palpable -un minuto, presidente (La Presidencia le concede un tiempo adicional)-, si una familia cobraba 500 euros de prestación canaria de inserción -una mamá monomarental, imaginemos-, y recibe una pensión alimenticia por sus niños, pues, por 150 euros, esa familia, al final, terminaba cobrando 350 euros de prestación canaria de inserción. Ahora no va a ser así, va a cobrar los 500 euros más lo que establezca esa pensión alimenticia. Creo que esto es una cuestión de justicia social y que todos lo entendemos.

Creo que estos cambios que viene a tratar el decreto ley son cambios que mejoran el tratamiento a las familias más vulnerables, y si no me equivoco y por lo que he podido hablar con algunas de las portavoces, creo que va a salir, como casi todas las propuestas que traemos en el ámbito de lo social, con un apoyo holgado de esta Cámara, y yo se lo agradezco, que primen los derechos de las personas, sobre todo de las más... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora consejera.

Turno para los grupos parlamentarios. Grupo Mixto.

La señora ESPINO RAMÍREZ: Gracias, presidente. Señorías, señora consejera.

Estamos debatiendo ahora la convalidación de un decreto ley que viene para poder hacer compatibles dos ayudas, el ingreso mínimo vital con la prestación canaria de inserción, que están percibiendo unas 8200 familias.

Lo más destacable del decreto es la modificación del artículo 6 de la ley que regula la PCI para... De modo que la persona que va a solicitar la prestación canaria de inserción, y que haya solicitado también el ingreso mínimo vital, pues, aporte esa documentación para que se puedan hacer los ajustes pertinentes, y lo que nos parece más positivo es que se amplíe, que se amplíen, digamos, las personas que puedan recibir esta prestación porque ya no se computan como ingresos cuestiones como, por ejemplo, las subvenciones en materia de vivienda, el que uno reciba una beca porque está estudiando o las pensiones no contributivas, incluso, esas pensiones de alimentos que reciben algunas familias por el niño de familias de padres separados y demás. O sea, esto nos parece muy positivo.

Pero, ¿por qué se tiene que hacer este decreto?, pues por algo que no es tan positivo, y es que ese ingreso mínimo vital no está funcionando como debería, como usted misma ha reconocido. A día de hoy, son 5863 los hogares de Canarias que tienen reconocido el ingreso mínimo vital, muy lejos de esa cifra de 48 500 que el presidente de Canarias, pues tan optimista como siempre, dijo que lo recibirían, ¿no?

¿Y por qué está resultando, en cierto modo, un fracaso, por lo menos a corto y medio plazo este ingreso mínimo vital? Por una parte, nos parece que es porque no se han puesto los medios humanos, no se ha puesto al personal para que puedan sacar adelante los expedientes, no se ha reducido burocracia, eso está originando un atasco monumental en la tramitación de esas solicitudes, lo ha reconocido incluso el propio ministro Escrivá.

Pero, por otra parte, tampoco se están teniendo en cuenta, nos parece un fallo de ese ingreso, que solo se tengan en cuenta los ingresos del año anterior y que no se tengan en cuenta las circunstancias de las familias en este año de pandemia y eso consideramos que también va a dejar a muchísima gente fuera de ese ingreso.

¿Qué está haciendo el Gobierno de Canarias ante esa situación, ante un ingreso mínimo vital que no está funcionando?, pues, como decimos, ampliar la prestación canaria de inserción y hacerla compatible, de alguna manera, hasta que se reciba este ingreso mínimo vital.

Anunciar tantas ayudas, insisto, y que luego no sean efectivas va generando una frustración mayor entre aquellas personas más vulnerables, lo hemos vivido, yo se lo he dicho en muchas ocasiones, con el ingreso canario de emergencia, porque tampoco se ha planteado bien, señora consejera, y le insisto en ello, hay muchísimas familias que se van a quedar fuera de ese segundo pago del ingreso canario de emergencia y eso es tremendamente injusto e insolidario por parte de este Gobierno, porque ustedes insisten en que solo se tienen en cuenta los ingresos del mes de marzo, es más ha habido personas que en el mes de marzo... He escuchado casos en los medios de comunicación, recibieron solo 14 euros de ingreso y aun así también se van a quedar fuera. Se quedan fuera también las familias que vieron reducidos sus ingresos en los meses de abril, de mayo y de junio que estuvimos en estado de alarma y ustedes siguen sin corregir esto, es una injusticia, están siendo insolidarios con miles de familias de Canarias. ¿Que las que recibieron el primer ingreso necesitan un segundo ingreso?, sí, pero el resto no se puede quedar fuera, señora consejera. Y yo insisto en que ustedes corrijan esto.

Este tipo de medidas además de aprobar todas estas ayudas, que sin duda necesitan las familias más vulnerables, yo creo además que no se le puede vender como un éxito a la ciudadanía, yo creo que todo lo contrario, que, en gran medida, significa un fracaso, significa un fracaso porque significa que muchísimas personas no están pudiendo conservar sus medios de vida y sus puestos de trabajo y tenemos que compatibilizar este tipo de medidas para atender a los más vulnerables, a los más vulnerables, con otro tipo de medidas para que las empresas puedan resistir, sobre todo, esas pequeñas empresas, esos autónomos que tienen que intentar resistir y les tenemos que ayudar porque las empresas, los autónomos no son el enemigo de este Gobierno, todo lo contrario, ¡son su bote salvavidas!, son su bote salvavidas porque como ellos no resistan, si ahora tenemos este atasco monumental para solicitar todas estas ayudas, las colas para solicitar el ingreso canario de emergencia, el ingreso del Estado, la prestación canaria de inserción... es que no van a tener fin, señora consejera.

Por tanto, no consideramos que este tipo de medidas son un éxito, son necesarias, pero para que precisamente no tengamos una demanda mucho mayor de todas estas ayudas necesitamos también implantar otras medidas. Nosotros vamos a convalidar este decreto, pero, como le digo, nos sigue pareciendo insuficiente.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Espino.

Turno para el Grupo Parlamentario de la Agrupación Socialista Gomera, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidente. Buenos días, señorías. Buenos días, señora consejera.

Señorías, les adelanto que por parte de la Agrupación Socialista Gomera vamos a votar la convalidación del presente decreto ley, que lo que persigue es que la prestación canaria de inserción sea compatible con el ingreso mínimo. O sea, lo que se persigue es proteger, en este caso, a quienes más lo necesitan, porque lo que se está intentando desde este Gobierno es, a través de cualquier herramienta, intentar y abarcar para no dejar a nadie atrás.

La puesta en marcha del ingreso mínimo vital ha hecho necesaria la reordenación de las ayudas a nivel estatal y la reordenación de las ayudas a nivel autonómico con el fin de evitar las duplicidades que generen confusión y con el fin de facilitar su complementación.

Teniendo en cuenta estas premisas este decreto viene a aclarar y viene a reforzar el carácter subsidiario y complementario de la prestación canaria de inserción respecto al ingreso mínimo vital para que no exista ningún tipo de confusión. Este decreto establece que la persona que haya solicitado el ingreso mínimo vital será quién debe de comunicarlo.

Se incluyen también nuevas prestaciones y ayudas económicas que no se computarán a efectos de la obtención de la PCI. Además, se incorporan, como ha dicho la señora consejera, las pensiones de alimentos del Código Civil obligadas por resolución judicial como parte de esos recursos económicos no computables que, hasta ahora, no estaban contempladas en la ley.

Este decreto también establece y garantiza una cuantía mínima de la PCI, se fija en la cantidad de 130,41 euros, por lo que siempre que se tuviese este derecho a la percepción de la ayuda económica básica esta cantidad nunca va a ser inferior a la establecida y, además, que anualmente esta cantidad se actualiza. También se establece que debe acompañarse a la solicitud de la PCI el comprobante de haber solicitado el ingreso mínimo vital de la Seguridad Social y, en su caso, también tendrán que adjuntar si la resolución fue denegada o concedida.

También se introduce una nueva causa de suspensión y extinción del derecho a percibir la PCI y es la ausencia en el territorio canario por un periodo superior a treinta días y hasta los noventa días naturales.

El decreto ley finaliza con una disposición adicional en la que se regula la cesión de datos personales de perceptores de la PCI a las bases de datos de la Seguridad Social para poder percibir el ingreso mínimo vital sin necesidad de contar con el consentimiento de las personas interesadas. También en la disposición transitoria se prevé un régimen específico para las solicitudes de la PCI registradas con posterioridad al 1 de junio de 2020 pero que aún están pendientes de resolución después de la entrada en vigor de este decreto ley.

Por tanto, analizando este decreto y visto el dictamen, también, favorable del Consejo Consultivo, porque el dictamen que ha realizado el Consejo Consultivo es totalmente positivo, y teniendo también en cuenta la situación económica sobrevenida que estamos atravesando y que va a colocar a muchas familias en situación de vulnerabilidad, en situación de extrema necesidad, es por lo que desde el Grupo Parlamentario Agrupación Socialista Gomera no dudamos ni un solo segundo de dar nuestro apoyo a la convalidación de este presente decreto.

Señorías, también les quiero decir y dejar claro que siempre, por parte de nuestra formación política, vamos a votar a favor de cualquier medida que tenga como finalidad mejorar la vida de todos los canarios y canarias y, sobre todo, la vida de quienes más lo necesitan.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Mendoza.

Turno para el Grupo Parlamentario de Sí Podemos Canarias, señora Del Río.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Buenas, ya casi tardes sí, a todos y a todas.

El pasado 29 de mayo se aprobó el Real Decreto ley 20/2020 por el que se establece el ingreso mínimo vital, todo un hito histórico en palabras del Consejo Consultivo, que tiene como objetivo último reforzar de manera decisiva el sistema de ingresos de inserción social. Una política estatal de garantía última en la lucha contra la pobreza y la desigualdad social como pilar fundamental y base de nuestro estado del bienestar, se trata de la articulación y el reconocimiento como un derecho subjetivo dentro del nivel no contributivo del sistema de la Seguridad Social de una prestación económica que protege a las personas que carecen de los recursos más básicos. En esto consiste, en esencia, el ingreso mínimo vital, una medida tan esperada como esperanzadora en la lucha contra la pobreza y la desigualdad y que justo, además, en este momento, se nos hace absolutamente imprescindible dados los datos que tenemos de pobreza, que resultan tan indecentes como inadmisibles en nuestra tierra.

Por supuesto, se han presentado dificultades en el camino, claro, o sea, es decir, no era fácil poner estas medidas en marcha y, como consecuencia de esas dificultades, estamos también en la búsqueda de soluciones.

Del ingreso mínimo vital puede decirse que es una medida simple para una realidad compleja, y claro, esto necesita de su tiempo y de sus adaptaciones, por ello y para hacer frente a estos obstáculos y deficiencias, se ha aprobado un amplio entramado normativo en una coyuntura política y económica y social que también es bastante compleja. Así, a través de estas medidas encaminadas a simplificar y agilizar los procedimientos burocráticos, se ha tratado de dar respuesta a las necesidades de la población más necesitada.

La existencia en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma de Canarias de un modelo de prestación de naturaleza económica que garantiza un nivel mínimo de renta a quienes se encuentran en situación de vulnerabilidad a través de la PCI obliga, ahora, a solventar, con la máxima celeridad, la incertidumbre y, por tanto, la falta de seguridad jurídica que genera a las personas la existencia de dos prestaciones cuyo objetos de concesión son concurrentes y compatibles, y es que de eso se trata, es que en Canarias hemos apoyado y hemos apostado por mantener la PCI, no solo mientras llega a ser una realidad eficiente y le llegue a todo el mundo el ingreso mínimo vital, también después. Nosotros no hemos decidido, como en otras comunidades autónomas, renunciar a nuestra PCI, como así lo ha hecho por ejemplo en Andalucía, y quitarla como su propia prestación; aquí la vamos a mantener de forma no subsidiaria, sino, también, complementaria.

Solamente, y es muy importante, trabajar en evitar duplicidades, que eso sí que es importante para garantizar y dar continuidad a toda... a las prestaciones a quien más lo necesite. De eso se trata, de garantizar también que llegue a todo el mundo el ingreso mínimo vital y de mantener nuestra PCI mientras sea necesaria para todas las personas en distintos contextos, y hablábamos, por ejemplo, cómo puede ser complementaria dentro de la Comunidad Autónoma de Canarias, pues, intensificando, por ejemplo, con la PCI la atención a las y los menores en hogares monoparentales o monomarentales, en hogares con problemas de drogodependencia o que estén privados de libertad o bien incorporar de manera más efectiva la perspectiva de género, la lucha contra la violencia machista o la protección de personas víctimas de trata de seres humanos y de explotación sexual. Este tipo de cuestiones pueden ser las complementarias de nuestra PCI y con el ingreso mínimo vital atendiendo a esos sectores de la población más vulnerables.

En la actualidad, la prestación canaria de inserción beneficia a un conjunto de 8200 familias o unidades de convivencia, con una cobertura de 2300 familias más que en agosto del año pasado. Esto son cifras, también, muy significativas, de las cuales podemos sentirnos orgullosas, que no autocomplacientes, que no es eso, porque todavía hay que incidir muchísimo más en la lucha contra la pobreza y en la generación, efectivamente, de un nuevo modelo económico que genere empleo para salir de esa situación en la que la pandemia, además, nos ha metido aún más de cabeza de lo que ya estábamos.

Hablamos, por tanto, de que es una iniciativa imprescindible para nuestra población lo que... Y que lo que se busca con ese decreto es la convalidación de ese decreto... o sea la prolongación de la PCI y la adaptación hacia la efectiva percepción del ingreso mínimo (ininteligible) permitiendo, así, la protección de la población canaria durante el periodo de espera y evitando poner a la ciudadanía beneficiaria en una situación crítica. Eso es superimportante, nunca se va a dejar a nadie fuera y, además, es importante también destacar que van a ser complementarias.

En el artículo 8 se incluyen también nuevas prestaciones y ayudas económicas que no se computan a los efectos de la percepción de la PCI, ya lo han (ininteligible) antes y nos parece que son muy importantes porque... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional).

El señor PRESIDENTE: Un momento, señora Del Río.

Concluya.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Así, por ejemplo, ya lo habían dicho, pero remato con eso, porque nos parece importante, el derecho a alimentos, que antes no estaba recogido, ahora ya es compatible, y otro tipo de cantidades que... con carácter finalista, prestaciones puntuales, ayudas de emergencia, serán compatibles con la PCI y el ingreso mínimo vital.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Del Río.

Turno para el Grupo Parlamentario de Nueva Canarias. Doña Carmen Hernández, tiene la palabra.

La señora HERNÁNDEZ JORGE: Gracias, señor presidente.

Yo creo que es oportuno por una parte reconocer, y a mí me sorprende, no lo puedo evitar, cuando escucho a la Oposición el escaso tiempo y la nula valoración que hacen del ingreso mínimo vital. Y eso me provoca un sentimiento de poner en duda si realmente les preocupa la población vulnerable. Porque de verdad que no concibo cuál sería el debate en este Parlamento si no existiera ahora mismo una herramienta histórica que nos encamina hacia la verdadera reconstrucción del desmantelado estado del bienestar por decisiones políticas del pasado.

Claro, de qué estaríamos hablando si no existiera el ingreso mínimo vital, sería una tragedia. Hablan de colas, es que ahora hay una cola para adquirir un derecho, es que antes no había derecho y, por tanto, claro no había... cuando la desesperación y el desánimo de la población llega y no hay respuesta de los gobiernos pues tampoco hay alternativa. Por tanto, poner en valor que el Gobierno de manera diligente, tengo que agradecerle, además, al Gobierno, en ese sentido, la consejería... y esto no es autocomplacencia, esto es exponer los hechos, y los hechos que se exponen es que, a pesar de que estamos trabajando intensamente el Gobierno y los grupos que apoyamos al Gobierno en la elaboración de una renta canaria, que podría haber sido la excusa perfecta para decir: oye, está el ingreso mínimo vital en marcha, estamos a las puertas de una prestación un derecho de los canarios y canarias a recibir una prestación canaria en este mismo sentido, pues no es necesario modificar la PCI, que todos sabemos que es trabajo para el departamento, esfuerzo, tiempo, y, por tanto, tengo que felicitarle, porque al final yo no voy a entrar en los artículos porque creo que lo que resume todo es la intención del Gobierno de que la puesta en marcha del ingreso mínimo vital en ningún momento suponga ningún perjuicio para ningún canario y canaria y que haya una compatibilidad entre las dos prestaciones, además, dándole seguridad jurídica a los ciudadanos. Por tanto, primer mensaje de tranquilidad a la población en un momento tan complicado.

Yo, además, me sumo a las palabras del presidente, nosotros estamos obligados a dar esperanza, es parte de nuestra labor como responsables públicos, porque tenemos un mandato ciudadano para buscar respuesta legislativa o ejecutiva a los problemas que se nos plantean, no para convertirnos en profecías o en profetas o en... Ay, a mí me recuerda a Nostradamus, es decir todo el tiempo intentando ver con una bolita el futuro pero siempre en clave derrotista, catastrofista y obviando, ignorando las medidas y las acciones que desde el Estado y desde el Gobierno de Canarias se ponen en marcha para frenar una situación tan compleja como la que nos ha tocado vivir. E, insisto, esto me hace concluir que estamos más que están más esos mensajes en clave de interés partidario, de sacar rédito partidario, en un momento tan complicado, que de arrimar el hombro y de sumar esfuerzos, cómo no, y fiscalizar y controlar y proponer lo que crean que el Gobierno no hace bien, esa también es parte de nuestra tarea, pero siempre con el ánimo, siempre pensando en el último fin de nuestra labor, que es la ciudadanía, es la ciudadanía.

Y, por otro lado, decir que los cambios que se proponen, bueno, pues hemos visto el informe del Consejo Consultivo, que avala absolutamente esta fórmula de cambio del decreto y, además también, me parece, quisiera valorar el hecho de que, además, hayamos tenido muy en cuenta en el artículo 8 incluir de manera expresa ayudas y prestaciones que no se incluirán a la hora de computar para las concesiones, especialmente lo relativo a las pensiones de alimentos con resoluciones judiciales, es decir, simplificando que aquellas familias que tengan ayudas alimentarias por motivo de resoluciones judiciales que no computen. Es verdad que en la práctica no computaban, pero a veces es correcto y bueno que aparezca de manera explícita en el texto.

Por tanto, vamos, evidentemente, a aprobar este decreto ley, creemos, además, que la senda de agilidad en la respuesta del Gobierno y de estar muy atentos a las necesidades de la calle es la senda adecuada en este momento, y seguir apelando, lo voy a hacer siempre que tenga oportunidad, a que la historia nos pone en una encrucijada y alguien, algún día, nos pedirá a nosotros o a nuestros herederos, en todos los sentidos, herederos políticos y herederos incluso personales, nos pedirá cuentas de cuál fue nuestro papel... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional) Sí, concluyo, señor presidente, muchas gracias. Y si queremos pasar a esa historia política y personal como aquellos que arrimaron el hombro, y aquellas, aquellos que, ante la adversidad, pusieron sobre la mesa propuestas, sumaron, o los otros que se subieron al carro del apocalipsis.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora diputada.

Turno para el Grupo Parlamentario Popular, señor Suárez.

El señor SUÁREZ NUEZ: Gracias, presidente.

Señorías, la pandemia de la COVID-19 se ha sentido en todos los rincones del país, pero no todos hemos sufrido el mismo impacto. La crisis ha expuesto, de forma descarnada, las fuertes desigualdades existentes en la sociedad canaria, profundizándolas y ahondando en sus efectos. El impacto ha sido desigual y desproporcionado. Todas esas personas que ya se encontraban en una situación de vulnerabilidad han visto sus circunstancias tristemente agravadas. Muchas personas, como ya hemos visto, han perdido sus trabajos. Por eso, ahora más que nunca cuando estamos pensando en reactivar la sociedad no nos podemos olvidar y aprovechar la oportunidad de revisar los cimientos que la sustentan. Hace pocos días volví a leer, en la web de Red Navarra de Lucha contra la Pobreza y Exclusión Social, un magnífico artículo en el que, desde mi modesta opinión, refleja la realidad que vivimos y a la que no me gustaría que nos tengamos que acostumbrar.

En este artículo se recogían cinco claves que yo considero deberían tenerse muy en cuenta: empatía, para ponernos en los zapatos de otros, entender cómo pueden estar sufriendo y acercarnos a su realidad. Nadie elige ser pobre, todo un sistema fomenta la desigualdad que solamente algunas personas sufren. Solidaridad, necesaria para comprometernos con la justicia social en momentos complicados. Hay que mirar más allá de nuestro entorno cercano para construir una sociedad más cohesionada, que teja una red para que las personas más vulnerables no caigan en una mayor exclusión social. Inclusión para mirar con otra lupa y ampliar el horizonte a nuestro alrededor, siempre tener presente la diversidad de vidas y experiencias humanas que nos rodean. Humanidad para fomentar la capacidad de sentir afecto, comprensión o solidaridad hacia las demás personas, independientemente de sus circunstancias, dejando todos los prejuicios a un lado. Valentía para afrontar nuestra apuesta firme por la inclusión desde el lugar que nos toque, ya sea desde la ciudadanía, desde la Administración pública o desde la sociedad civil, sin dejar que nos intimiden los discursos de exclusión, clasistas, racistas, xenófobos, homofóbicos, en definitiva, aporofóbicos.

En Canarias, todos sabemos que los datos no son buenos, tenemos 335 000 canarios en pobreza extrema y casi 800 000 en riesgo de exclusión social, la Unión Europea avisa que Canarias está en riesgo de una crisis social sin precedentes, entre 310 000 y 330 000 personas, canarios y canarias, tienen empleo, cuya continuidad está en el aire, el ingreso mínimo vital que se pone en marcha para paliar la pobreza severa, solamente lo han podido cobrar en nuestra tierra 200 hogares... ahora que vivimos otra crisis, ¿nos tomaremos esto como un aviso? ¿Aparcaremos los eslóganes y los platós y de verdad no dejaremos a nadie atrás? No lleguemos tarde, señora consejera. Canarias no se lo perdonará ni a usted ni a nosotros.

Una vez más, y sabe usted que son muchas, le vuelvo a tender la mano, no así por parte... por su parte, y le pongo un ejemplo. O sea, la semana pasada aprobábamos una PNL donde veníamos a reclamar, pues, más contratación de trabajadores para los servicios, para el área de Servicios Sociales, nosotros, el Partido Popular, en estas propuestas de resolución que hemos presentado hoy solicitamos nuevamente ese plan de empleo social, ese plan de empleo específico para los servicios sociales, y ustedes nos dicen rotundamente "no". Pero aún así, aún así, en la propuesta de resolución número 35, aún así, aún así, nuevamente hoy el Partido Popular le tiende la mano, y por eso vamos a apoyar este decreto.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Suárez.

Turno para el Grupo Parlamentario Nacionalista. Señora Valido.

Adelante.

La señora VALIDO GARCÍA: Bien. Buenas tardes, señorías.

Me gustaría, en primer lugar, utilizar unos segundos para aclarar por qué algunas nos estamos quitando la mascarilla en el momento de la intervención y otros no, porque muchas personas nos están siguiendo por streaming y se producen comentarios que no corresponde en muchas ocasiones, en este caso no corresponde a la realidad.

Quisiera explicar que esa opción que nos da el presidente del Parlamento parte de la garantía y de la seguridad de que cuando estamos en el estrado cumplimos con la distancia y que el estrado ha sido desinfectado. Por otro lado, entendemos que las personas con mayor vulnerabilidad no se la quiten, pero pensamos en que sea un discurso accesible para las personas con discapacidad sensorial. Nos preocupaba, y así lo hablamos con el presidente del Parlamento, que muchas personas con dificultades de comunicación, que tienen problemas de sordera, que entienden, nos siguen, nos ven, nos escuchan, lo hacen a través de la lectura de nuestros labios y que las mascarillas impiden que nos puedan seguir y que nos puedan entender.

Dicho esto, para que quede todo explicado, y en cuanto termine volveré a ponerme la mascarilla.

Quiero, en primer lugar, trasladar a la consejera nuestro apoyo a la aprobación de este decreto, que viene a responder a una necesidad evidente, que es la necesidad de compatibilizar, de armonizar, la convivencia de la PCI con el ingreso mínimo vital.

También nos satisface que se haya aprovechado para recoger un compromiso que alcanzamos cuando aprobamos la ley, la nueva ley de servicios sociales en mayo, en la que ya nos comprometimos a que en el desarrollo de la renta ciudadana, o en el desarrollo posterior de modificaciones de la PCI, se introdujera que prestaciones, pensiones no contributivas o pensiones alimenticias, como puede ser la del sostenimiento, mantenimiento de hijos e hijas menores, no computaran. Por tanto, me satisface también que se haya aprovechado este decreto, en el que se determina la compatibilidad para también introducir ese acuerdo que alcanzamos con la aprobación de la ley.

Únicamente tengo un comentario que hacer, que creo que podremos estudiar con profundidad cuando se tramite esa renta ciudadana de la que usted tanto nos habla y que nos dice que veremos en pocos meses, y es que cuando hablamos de la complementación de ingresos mínimo vital y prestación canaria de inserción, cuando hablamos de la complementación, llevamos el máximo ingreso al máximo de la PCI y no al máximo del ingreso mínimo vital, lo cual establece una diferencia de nada más y nada menos de 300 euros. Me gustaría que esto lo estudiáramos con profundidad, porque si se vuelve a modificar la PCI o ya damos el paso a la renta ciudadana no vayamos siempre a la baja cuando estamos hablando de ingresos relativamente pequeños para familias de hasta cuatro miembros, que cuando se haga el complemento la referencia no sea el máximo de la PCI, que es más baja, y la referencia sea el máximo que establece el ingreso mínimo vital, que además por eso se llama así, ingreso mínimo para la vida, y que como digo serían 293 euros más.

Me preocupa la comunicación de estas modificaciones, consejera, porque hay muchas personas pendientes de tramitación de PCI que pueden pensar que al no haber solicitado el ingreso mínimo vital su petición va a quedar congelada, no se va a tramitar, no sepan qué va a pasar. Me gustaría que se les informara adecuadamente y que continúen la tramitación en las condiciones previas a que se aprobara esta circunstancia de exigir la petición del ingreso mínimo vital.

Y me preocupa, también, cómo la ciudadanía va a percibir, si no comunicamos adecuadamente, que les estamos complicando más la vida, es decir, si antes te costaba pedir la PCI, ahora, además, tienes que probar que has solicitado el ingreso mínimo vital, que como todos sabemos se ha convertido en una labor, dura no, durísima, para muchos ciudadanos que no consiguen llegar a la tramitación, por tanto, habrá que establecer la flexibilidad necesaria, la información y la comunicación necesaria con los trabajadores sociales municipales para que esta modificación y este requisito de tener tramitado el ingreso mínimo vital no haga todavía que más gente se nos quede sin solicitar la PCI o que sus solicitudes una vez tramitadas no vayan a ser tenidas en cuenta porque... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional) -treinta segundos-, porque no han podido tramitar el ingreso mínimo vital que ya sabemos cuáles son las cifras, 70 000 solicitudes, cinco mil y pico respuestas positivas. Si todas esas personas ahora con su solicitud de ingreso mínimo vital acuden a reclamar la PCI van a colapsar los servicios, por eso insisto en lo importantísimo de la comunicación, empezando por los municipios que atienden en primera instancia a las personas y las orientan porque, si no, podemos tener unos meses muy complicados.

Nada más, vuelvo a ponerme la mascarilla.

El señor PRESIDENTE: Muchísimas gracias, señora Valido.

Turno para el Grupo Parlamentario Socialista.

Adelante, señoría.

La señora TEJERA RODRÍGUEZ: Gracias, presidente. Buenos días, señorías. Señora consejera.

El proyecto de decreto ley que traemos a debate parlamentario responde a una realidad sobrevenida urgente y muy favorable para la ciudadanía de Canarias en situación vulnerable. La aprobación por parte del Gobierno de España de una nueva prestación de ámbito nacional con carácter estructural y complementario con las rentas o prestaciones establecidas en las comunidades autónomas, el ingreso mínimo vital, se trata a todos los efectos de un triunfo de las políticas de garantía última de ingresos en la lucha contra la pobreza y la desigualdad social, una situación que afecta de manera creciente a los hogares españoles y, de manera especialmente grave, a los canarios por las consecuencias nefastas de la pandemia.

El ingreso mínimo vital fortalece el edificio del estado del bienestar al garantizar protección social a todas las familias, sin excepciones, pero, como es de general conocimiento, este ingreso, que entró en vigor el pasado 1 de junio, se encontró en nuestras islas con una prestación económica de similares características, la prestación canaria de inserción, destinada, también, a personas en situación de vulnerabilidad, cuyo objeto es superar la pobreza y exclusión social de la ciudadanía.

Se hace necesario, por tanto, incorporar las modificaciones pertinentes que permitan hacer compatible y complementaria la recepción de la prestación canaria de inserción con el ingreso mínimo vital sin que se produzcan duplicidades y consoliden su naturaleza complementaria en el marco de la garantía de ingreso.

Por lo tanto, y como queda claro en su literal, el presente proyecto de decreto ley persigue la adaptación y coordinación de la Ley 1/2007, de 17 de enero, por la que se regula la prestación canaria de inserción, para hacerla compatible con el ingreso mínimo vital como prestación no contributiva de la Seguridad Social. Una complementariedad que garantiza la pervivencia de la prestación canaria de inserción como sistema subsidiario para las personas que no puedan acogerse al ingreso mínimo vital, a fin de mantener los apoyos a las familias y particulares que lo requieran.

La existencia de esta prestación canaria obliga a solventar con la máxima celeridad la incertidumbre y, por tanto, la falta de seguridad jurídica que genera en las personas la existencia de dos prestaciones económicas cuyo objeto de concepción son concurrentes y compatibles. El ingreso mínimo vital y la prestación canaria de inserción con las adaptaciones que introduce el presente decreto ley garantizan una respuesta digna a las situaciones de pobreza y exclusión social y se configura como un instrumento necesario para fortalecer la inclusión social en nuestra comunidad autónoma. Sumando el ingreso canario de emergencia y la prestación canaria de inserción, el Gobierno de Canarias está protegiendo a cerca de veinticinco mil familias.

Señorías, el apoyo a este decreto es esencial para el bienestar de las familias canarias a las que no debemos nunca dejar atrás.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora diputada.

Damos por finalizado los turnos de los grupos parlamentarios, por tanto, señorías, vamos a proceder a la votación.

Les ruego a sus señorías que vayan ocupando sus lugares, que vayan yendo hacia la sala Europa. (El señor presidente hace sonar el timbre de llamada a la votación). (Pausa).

Gracias, señorías.

Sí, señorías, vamos a proceder a la votación.

Votamos, señorías. (Pausa).

Sí. Perdón.

Un momento, señoría.

Señorías, cuántos diputados, si son tan amables, levanten la mano quiénes no han podido votar aquí en el hemiciclo. Dos votos. Vale. El señor Domínguez y doña Sandra. Muy bien.

Señorías, por seguridad vamos a repetir la votación. Atentos en la sala Europa, por favor, vamos a repetir la votación.

Votamos, señorías.

(Pausa).

Sí. Disculpen, señorías. ¿Aparte de don Manuel algún otro diputado no ha podido...? Solo don Manuel. Vale. Muy bien.

Gracias, señorías.

62 votos emitidos -hacemos constar en acta de todas maneras, señorías, la dificultad que ha tenido el señor Domínguez con el botón de su escaño en dos votaciones sucesivas, puede haber algún problema en el escaño, lo hacemos constar en el acta-, 62 votos emitidos, señorías, 62 votos a favor, por lo tanto, queda, ningún voto en contra, ninguna abstención.

Queda convalidado el decreto.

A continuación, señorías, y tal y como establece el Reglamento de la Cámara, consulto al Pleno del Parlamento sobre la voluntad o no de proceder a la tramitación como proyecto de ley por el procedimiento de urgencia del decreto que acabamos de convalidar, señorías.

Señorías, votamos (pausa).

Disculpen señorías, gracias.

Creo que el señor Domínguez ha vuelto a tener un problema con su escaño, queda constancia en el acta de esta incidencia, le pedimos disculpas.

61 votos emitidos: 57 votos en contra, 4 votos a favor, ninguna abstención.

Por tanto, señorías, la Cámara rechaza que el decreto convalidado sea tramitado como proyecto de ley por el procedimiento de urgencia. Queda rechazada, por tanto, la tramitación por vía de urgencia.

Señorías, vamos a hacer ahora en estos momentos un receso, de exactamente hasta las dos y cuarto. Suficiente tiempo para que la Mesa pueda calificar las propuestas de resolución. Una vez que tengamos constancia de cuál es el... cuáles son... el nivel de complejidad en la votación, les propondremos a la Junta de Portavoces o prolongar el receso algo más o, si estamos en disposición de que la votación sea lo suficientemente ágil para no retrasar más la duración del pleno, nos incorporaríamos a las dos y cuarto, haríamos el debate sobre las propuestas de resolución y votación, para finalizar la sesión plenaria. Ahora se lo consultaremos a los... cuando la Mesa tenga las propuestas de resolución, llamaremos a portavoces antes de reanudar la sesión plenaria.

Se suspende hasta dentro de quince minutos.

(Se suspende la sesión a las trece horas y cincuenta y nueve minutos).

(Se reanuda la sesión a las quince horas y treinta y nueve minutos).

El señor PRESIDENTE: Buenas tardes, señorías.

Vamos a reanudar la sesión plenaria si estamos en condiciones.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 10L/DL-0017 Sobre De modificación de la Ley 1/2007, de 17 de enero, por la que se regula la prestación canaria de inserción para su adaptación al ingreso mínimo vital.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso Legal · Protección de datos personales