Diario de Sesiones 50/2020, de fecha 27/10/2020
Punto 30

10L/PNLP-0110 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE EL PLAN FORESTAL DE CANARIAS.

El señor PRESIDENTE: Continuamos con la siguiente proposición no de ley: del Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre el Plan Forestal de Canarias. (Rumores en la sala).

Tiene la palabra el Grupo Parlamentario Socialista, Señora Fleitas, tiene la palabra.

Señorías, por favor. Gracias.

La señora FLEITAS MARTÍN: Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías, y buenas tardes a la ciudadanía de Canarias.

El territorio de Canarias es frágil. Canarias son ocho realidades distintas donde conviven grandes urbes, pequeños municipios rurales, espacios naturales protegidos, parques nacionales, zonas forestales, zonas de interfaz, zonas de medianías, donde se dan decenas de clasificaciones de suelo y protección de lo más variopintas. En resumen, Canarias es un territorio donde convive la zona forestal protegida con el uso agrícola, el uso turístico y el uso residencial. Y el Grupo Parlamentario Socialista entiende que no solamente debemos hablar desde el cuidado de lo público, también tenemos que entender una simbiosis en este territorio. La Ley del Suelo de Canarias obliga a los propietarios a la conservación y mantenimiento de sus propiedades, pero aun así vemos como una gran proporción de nuestro territorio se encuentra en abandono. Es una realidad a la que atender.

Mucho hemos hablado del abandono del campo y también de la dificultad de quienes estoicamente siguen labrando esta tierra, sostienen nuestro paisaje y sostienen nuestra identidad canaria a través de la agricultura y también de la ganadería. También hemos tratado aquí de la necesidad de un desarrollo consciente y sostenible.

Tenemos claro el diagnóstico del problema, señorías, pero yo creo que es el momento de añadir a la agenda legislativa del Gobierno una revisión de una herramienta que ya existe. El Grupo Parlamentario Socialista entiende que la coordinación interadministrativa entre lo público y lo privado es fundamental, y eso es precisamente lo que atiende esta herramienta que ya tenemos, repito, el Plan Forestal de Canarias, que aprobó este Parlamento el 25 de mayo de 1999, esta sesión plenaria. Y ese espíritu legislativo de este plan consiste en dotar a Canarias de un marco jurídico, un marco jurídico que afecte a los montes, a las zonas forestales, pero que a la vez atienda a la conservación y a la mejora de las mismas, especialmente aquellas vinculadas a la población, estableciendo un sistema de gestión multifuncional. Ese es el concepto clave, multifuncionalidad.

Dicho de otro modo, el Plan Forestal de Canarias atiende a tres grandes objetivos. Por qué no exponerlo en el día de hoy, es una herramienta de 1999 que deberíamos conocer un poco más a fondo: conservación y mejora, objetivos jurídico-administrativos, que nos pueden sonar un poco alejados... Pero los objetivos de carácter social son los que nosotros tenemos que defender en el día de hoy: el fomento de la cultura forestal moderna; el mantenimiento ordenado de los aprovechamientos tradicionales del monte; el fomento de la aceptación social de esos tratamientos silvícolas, de esos trabajos que tenemos que hacer obligatoriamente; la consolidación, el aumento y la profesionalización del empleo ligado a las áreas forestales. Por supuesto que tenemos que profesionalizar a esas personas que se dedican a esos trabajos silvícolas, pero sobre todo la promoción de esas diversas formas de participación en esas empresas forestales y también el fomento de las sociedades cooperativas.

Es de justicia reconocer que este plan forestal de 1999 era y es ambicioso. Recordemos que la vigencia de este plan es de veintiocho años, finaliza en el año 2027. Además recogía ejecuciones en periodos lustrales y se revisaba al sexto año, es decir, era una muy buena manera de ir autocorrigiendo esas necesidades del medio, porque el medio rural, el medio forestal, es un medio cambiante. Y así se revisaban esos beneficios de los programas que estábamos ejecutando. Desgraciadamente, este plan, como digo, no se siguió desarrollando. Nosotros entendemos, desgraciadamente, que probablemente fuera por la crisis que nos azotó, la crisis económica del año 2007, pero por qué tener esa herramienta en el olvido. Y no es nuestro objetivo ni mucho menos en el día de hoy criticar precisamente que se haya quedado en desuso, sino que sus señorías conozcan esta herramienta y que podamos aprobar su reforma o su acondicionamiento o su revisión en el día de hoy.

La implementación del Plan Forestal de Canarias es fundamental a la hora de evitar grandes incendios y también las catástrofes naturales asociadas a los grandes incendios, como pueden ser las riadas. Nosotros entendemos que Canarias tiene que contar con un plan forestal adaptado al siglo XXI. No son las mismas las herramientas que teníamos en el año 1999 que las herramientas que podemos tener en el día de hoy, los sistemas SIG, los sistemas de inteligencia artificial asociados al medio natural. Al final, un conocimiento de la protección de nuestro territorio que redunde en última instancia en las personas, en los canarios y las canarias, o en el ser humano que al final se relaciona con nuestro medio natural.

Nuestros montes han jugado desde tiempos inmemoriales un papel fundamental en la sociedad canaria. Suponen un eje de bienestar para todos nosotros y hoy en día nadie duda de que son significativos en la lucha contra el cambio climático, la economía verde y la economía circular. Son vitales, productivos y multifuncionales. Vuelvo a decir que nuestros montes son multifuncionales, no podemos darles la espalda. Son fuente inagotable de vida, de riqueza y además, por supuesto, forman parte de nuestra identidad como pueblo.

Finalizaba la PNL diciendo que el mayor mal es el abandono y la mejor herramienta que tenemos es la previsión, para cuyo fin solicitamos su aprobación.

Nosotros aprovechamos estos últimos segundos para hablar de las enmiendas que nos han propuesto.

Yo en el día de hoy tengo que agradecer la colaboración de todos los grupos, de los siete grupos que componen esta Cámara, porque hemos alcanzado acuerdos. Yo creo que son incluso beneficiosos para implementar una PNL que se había presentado hace ya muchos meses y que creo que con las enmiendas que vamos a incorporar queda incluso mucho más cerrada.

El Grupo Nacionalista Canario, aprobamos su enmienda pero a través de una transaccional, porque nosotros entendemos, valoramos el plan de gestión forestal sostenible, que cada espacio natural protegido, que cada isla cuente con esos planes de gestión, pero entendemos que tiene que ser un punto aparte y que se tiene que considerar como un punto aparte. Además, esa ley de montes de Canarias que ustedes proponen que se estudie, que se valore, nosotros le decíamos, en petit comité, que el Gobierno no la tenía en su agenda legislativa; que además pretende incorporarla a la ley de biodiversidad y de patrimonio natural de Canarias, que está en exposición pública en este momento, en los aspectos fundamentales, pero que de todas maneras el Gobierno no tiene ningún tipo de problema en sentarse a dialogar o a mirar la necesidad de implementar esta ley.

Y con respecto a la del Grupo Popular, cómo decirle que no, pues en el momento... Ustedes lo que proponen es que se dote de una ficha financiera y también de un cronograma de trabajo, que, como no puede ser de otra manera, en el momento en el que abordemos esta tarea incorporará una ficha financiera. Esperemos que, a pesar de que los presupuestos prácticamente están al salir del horno, que sea en este año y que contemos con una herramienta que, repito, creo que es necesaria.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchísimas gracias, señora Fleitas.

Turno para los grupos enmendantes. En primer lugar, turno para el Grupo Parlamentario Nacionalista.

Adelante, señoría.

La señora CALZADA OJEDA: Gracias, presidente.

Pues sí, esta PNL acerca del Plan Forestal de Canarias, que efectivamente, como ha dicho la proponente, se aprueba en el año 1999, una vigencia de veintiocho años; por lo tanto, todavía nos quedan unos años de vigencia hasta el 2027.

Compartimos en gran medida la exposición que hace la proponente de esta PNL, pero había una serie de aspectos que nosotros echamos en falta y que fueron los que nos motivaron presentar la enmienda por parte de mi grupo, el Grupo Nacionalista.

En el año 2002, se aprueba el Decreto 111, de 9 de agosto, de traspaso de funciones de la Administración de la comunidad autónoma a los cabildos insulares en materia de servicios forestales, vías pecuarias, pastos, protección del medio ambiente y gestión y conservación de espacios naturales protegidos, es decir, que por este decreto se procedió a transferir a los cabildos insulares las funciones relativas a la gestión forestal, sin perjuicio de reservarse la Comunidad Autónoma de Canarias las funciones en cuanto a la coordinación de la política forestal, por lo que han sido los cabildos los que durante todos estos años han llevado a cabo esas actuaciones de gestión forestal con el apoyo y con la coordinación del Gobierno de Canarias.

Respecto a la legislación estatal, en el año 2003 se aprueba la Ley de Montes. Ha habido una serie de modificaciones, entre ellas la de 2002, 2006, 2015, que a la vez suponen también una serie de cambios respecto al concepto de la gestión forestal. Si hacemos una lectura conjunta de los artículos 31, 32, la disposición final tercera de esta ley estatal, al final lo que nos dicen es que las comunidades autónomas deben dictar las disposiciones necesarias para el desarrollo de esta ley y que establecen como prioritaria la aprobación de los planes de gestión forestal sostenible por parte de las comunidades autónomas; de hecho, una de las últimas modificaciones de esta ley estatal conllevó la adopción de este término, "gestión forestal sostenible". En la anterior legislatura se empezó a tramitar este concepto, este plan, este instrumento de gestión forestal sostenible, por lo que pensábamos que era bueno que el Gobierno de Canarias siguiese por ese camino y que, efectivamente, ya algunos cabildos, como ha dicho la proponente, han avanzado en dirección a desarrollar esa gestión forestal sostenible y, por lo tanto, el Gobierno debe colocarse ahí también.

Además, entendíamos que se deben tener en cuenta las políticas de la Unión Europea respecto a la financiación de las políticas rurales de los países miembros. Y en este sentido no debemos perder de vista las consideraciones del Programa de Desarrollo Rural de Canarias 2014-2020 respecto a la necesidad de que todas aquellas actuaciones de quien quiera acogerse a la financiación de los fondos Feader tienen que estar contempladas en un plan de gestión o en un instrumento similar, equivalente, para todo lo que conlleva una superficie superior a diez hectáreas, y, de hecho, la medida 7.1, por ejemplo, tenía como fin principal la redacción de documentos de planificación en materia de conservación de la naturaleza, entre estos los planes de gestión forestal sostenible. Aunque estemos ante un nuevo periodo, nada parece indicar que se vaya a modificar esta exigencia para acudir a la financiación europea y sabemos que el plan forestal canario, una de las partes importantes, a lo que más importancia le daba era precisamente a la necesidad de contar con una financiación que todos sabemos que en esta tierra ha sido eminentemente europea. Por eso la importancia de este desarrollo de estos planes de gestión forestal sostenible.

Y, respecto a la ley forestal canaria y su desarrollo, es una de las actuaciones que preveía el plan forestal vigente, que establece directrices tanto de carácter normativo como administrativo, y por eso seguimos pensando que se debe insistir en su elaboración, y por eso aceptamos su transaccional de estudiar la inclusión de esta ley forestal canaria en la agenda legislativa del Gobierno.

En esta PNL la proponente nos pide básicamente la revisión del plan forestal, su actualización y su desarrollo, con lo cual estamos plenamente de acuerdo, pero le poníamos precisamente esa nota, en el sentido de que vaya encaminada a dotarnos de un plan de gestión forestal sostenible... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional), que fuese encaminada a dotarnos de este plan de gestión forestal sostenible y a poner las bases para la redacción de la futura ley forestal de Canarias, que además es uno de los objetivos, repito, del Plan Forestal de Canarias vigente.

Como ha dicho ya la proponente, hemos aceptado la enmienda transaccional, por lo que mi grupo votará y apoyará esta PNL.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchísimas gracias, señora diputada.

Turno para el Grupo Parlamentario Popular, grupo enmendante también. Señora Reverón. Adelante.

La señora REVERÓN GONZÁLEZ: Gracias, presidente, y buenas tardes, señorías.

Vaya por delante que mi grupo parlamentario está de acuerdo con esta propuesta, porque está claro que la realidad del Plan Forestal de Canarias, que data de 1999, como ha dicho la proponente, y además su primer y único programa de desarrollo fue entre el 2000 y el 2006, poco tiene que ver con la realidad de nuestros montes en estos momentos.

Y dentro de lo que es la actual realidad se pueden enumerar, por un lado, los usos, los aprovechamientos o la gestión de nuestra masa forestal. Donde antes había aprovechamiento de estos recursos, bien para el abono, el alimento y la cama de animales, ahora lo que se encuentra es que existen muchos problemas para la regulación de estas tareas y buscar un equilibrio entre lo que es la limpieza que antes, desde antaño, se manejaba de una manera bastante evidente cada vez se complica mucho más y, además, la mayoría de las subastas, señorías -hay que decirlo-, se encuentran desiertas. Los usos porque ya no solamente acudimos al campo para esas labores agrícolas y ganaderas, que, por cierto, hay que rescatar para frenar ese abandono rural que en estos momentos tenemos, sino que cada día hay más un uso recreativo del monte, que si bien es cierto que nos acerca a la naturaleza no es menos cierto que puede generar importantes problemas en el ecosistema. Y, además, la gestión de nuestro Estatuto de Autonomía, porque sabemos que nos ha dado la gestión, y en estos momentos también tenemos la gestión directa de los parques nacionales, lo que supone una enorme riqueza medioambiental y territorial.

Por todo lo que acabo de decir, coincidimos con ustedes en que es necesaria la revisión, evidentemente, de este plan, así como probablemente la redacción de uno nuevo que, como ustedes afirman, se ajuste al nuevo marco normativo vigente y a las necesidades de nuestro medio en estos momentos.

También coincidimos, señorías, en algo fundamental que además ustedes remarcaron en su exposición de motivos, y le leo textualmente, dijeron: "No puede violentarse el acuerdo de esta Cámara ni tampoco crear normas que no cumplamos y que se conviertan en una mera declaración de intenciones". De ahí nuestra enmienda, señorías, porque instar a este Gobierno o a los que estén por venir a desarrollar un plan forestal no basta, o eso por lo menos lo entendemos, y para que esta iniciativa no se convierta en un nuevo brindis al sol necesitamos que se dote presupuestariamente y se establezca un cronograma de acciones que obligue a cualquiera de los que estén enfrente a cumplirla. Sin dotación presupuestaria no puede haber plan, señorías, y sin plan actualizado seguiremos olvidando nuestros montes, esos pulmones tan necesarios que son importantes para reducir las emisiones y luchar contra el cambio climático.

Por tanto, entendemos que nuestra enmienda, que agradezco desde aquí a la proponente de esta PNL que nos la haya aceptado, entendemos que refuerza la propuesta porque marca objetivos, tanto acciones y también como fondos presupuestarios que se necesitan para poder llevar a cabo esta acción que entre todos queremos llevar.

Concluyo, por tanto, señorías. Que nadie pone en duda el valor de nuestros montes en asuntos tan importantes como es la mitigación del cambio climático, el desarrollo sostenible y la gestión eficiente de nuestros recursos naturales, pero para lograrlo necesitamos algo más que planes, necesitamos acciones concretas a corto, medio y largo plazo, que estén temporalizadas y, por supuesto, con un presupuesto adecuado para llevarlas a cabo. De lo contrario, señorías, esta PNL me temo que se quedaría en una declaración de buenas intenciones y creo que esa no es la intención de su proponente.

Muchísimas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchísimas gracias, señora Reverón.

Turno para el Grupo Parlamentario Socialista. Señora Fleitas, para posicionarse sobre las enmiendas.

La señora FLEITAS MARTÍN (desde su escaño): Señor presidente, como hemos dicho, nosotros le hemos planteado al Grupo Nacionalista Canario una transaccional, que además hemos compartido con el resto de los grupos políticos y el texto para la votación, para que todos lo tengan claro, quedaría de la siguiente manera. El petitum principal de nuestra PNL quedaría tal cual está redactado, admitimos sin ambages la del Grupo Popular y la del Grupo Nacionalista Canario queda recogida en esa transaccional en dos puntos. Por lo tanto, serían cuatro puntos que tendría esta PNL en el día de hoy.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Fleitas.

Continuamos con el turno de los grupos no enmendantes.

Turno para el Grupo Mixto. Don Ricardo Fernández de la Puente tiene la palabra.

Adelante.

El señor FDEZ. DE LA PUENTE ARMAS: Gracias, presidente.

La idónea conservación y gestión de los bosques y montes, incluido el aprovechamiento de los recursos forestales asociados, engloba a diferentes sectores y subsectores económicos, sociales y ecológicos y su ordenación es una prioridad para Naciones Unidas. Con la aprobación del primer Plan Forestal de Canarias por el Gobierno de Canarias en el año 1999, se comenzó a forjar el camino para impulsar todos aquellos aspectos relacionados con el sector forestal de nuestro archipiélago, no solamente la ordenación de nuestros montes, sino también la incorporación de Canarias a las políticas que deben realizarse en dicha materia.

Desde Ciudadanos apostamos por poner en valor la rentabilidad social que la conservación de los montes proporciona en términos de crecimiento económico y generación de empleo verde en las áreas rurales de nuestro archipiélago con predominio forestal. La redacción de un nuevo plan forestal de Canarias adaptado al marco normativo vigente y a las necesidades actuales del medio es una gran oportunidad para el medio rural de nuestras islas, en las que poder implementar políticas ejemplares de desarrollo sostenible con la colaboración del tejido empresarial y público. Se hace necesario, a nuestro juicio, comprometiendo recursos para unos trabajos que estimulan la actividad económica, de creación de empleo en las zonas rurales, como un incentivo para también mantener las actividades tradicionales, y, por otro lado, también protegernos de los incendios que, lamentablemente, año tras año nos azotan.

Nosotros no hemos planteado ninguna enmienda a esta proposición no de ley, porque, como le he dicho a la proponente, creíamos que estaba, recogía... suficientemente amplio, pero sí que me gustaría señalar una serie de puntos que deberían ir recogidos en ese plan, como es que hay que establecer mecanismos que permitan desbloquear las trabas que actualmente presentan los montes demaniales o comunales, hay que apostar por la recuperación de los usos tradicionales de nuestros montes, hay que promover la protección del territorio de la acción de los procesos erosivos y de la degradación del suelo y del agua mediante la restauración de la cubierta vegetal, hay que impulsar la gestión sostenible de los montes canarios, hay que estimular la mejora de producciones forestales como alternativa económica y motor del desarrollo rural, hay que procurar la adecuada protección de los montes frente a la acción de incendios forestales, enfermedades, agentes contaminantes, hay que promover la conservación de la diversidad biológica mediante el fomento del uso sostenible de sus componentes en los espacios forestales, hay que promocionar un uso recreativo responsable de nuestros montes, hay que mantener y mejorar el marco adecuado de formación, información e investigación forestal y hay que consolidar el marco de colaboración entre los sectores institucionales y agentes sociales.

Hay que hacer mucho por nuestros montes. Nosotros votaremos a favor de esta proposición no de ley.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señoría.

Turno para el Grupo Parlamentario de la Agrupación Socialista Gomera. Señor Ramos Chinea, tiene la palabra. Adelante.

El señor RAMOS CHINEA (desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente.

Como no puede ser de otra forma, la Agrupación Socialista Gomera va a votar a favor de esta iniciativa. Como muy bien dice en el texto, ese plan forestal viene del año 1999. Iba a decir que ya ha llovido desde entonces pero la realidad es que cada vez llueve menos, pero pasar tiempo sí que ha pasado bastante, lo cual requiere no solo de una revisión sino, como usted muy bien dijo, de una modificación sustancial, porque la situación, los tiempos y la normativa han cambiado.

Obviamente, este plan empezó siendo muy ambicioso pero, por diferentes motivos, ya sea la crisis o cualquier otro, no ha llegado a ser o a tener la utilidad que en un principio se esperaba.

Obviamente, tenemos que apostar por conciliar también la vida rural y el entorno que la rodea. Creo que es fundamental por supuesto preservar también nuestros montes y para eso tenemos que seguir apostando por la sostenibilidad.

Además, también se hace esencial esa modificación para también permitir la implantación de los ODS, que creo que es fundamental en ese crecimiento y desarrollo sostenible.

Es básico tener también una base reguladora no solo para evitar esos posibles incendios que puedan existir, actuando mediante la prevención, sino también, una vez que se producen esos incendios, también tener la materia o la base normativa correcta para reforestar esas zonas que han sido quemadas.

Obviamente, tenemos que seguir apostando por la diversidad de nuestros montes, que es variada, y seguir protegiéndolos.

Por supuesto, esta iniciativa es muy adecuada, señora Fleitas, a los tiempos que vivimos, donde el crecimiento sostenible se hace esencial y esperemos que pronto tengamos ese material o esa herramienta para que sea útil y posible para ese desarrollo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible antes del 2030. Y en este sentido sabe que tendrán siempre el apoyo de la Agrupación Socialista Gomera.

Venimos de una isla donde el entorno rural es muy abundante, como también ocurre en su isla, en la isla de La Palma, y obviamente entendemos perfectamente la situación.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor diputado.

Turno para el Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias. Señor Marrero.

Adelante.

El señor MARRERO MORALES: Buenas tardes, señorías.

Yo, en primer lugar, darle la enhorabuena a la proponente de esta proposición no de ley, porque creo que es importante que de vez en cuando reflexionemos sobre bienes preciados que tenemos en las islas, y la masa forestal es una de ellas.

En Canarias tenemos una larga historia de aciertos y de errores en materia forestal. Durante muchos años se deforestó, durante otros años se repobló, en unas partes de manera adecuada y en otras, pues, bastante azarosa. Siempre recuerdo todavía los pinos que se les ocurrió plantar a casi dos mil y pico metros de altura, cerca del valle de Ucanca, al lado del parador de Turismo, al otro lado de la carretera, que no llegaron a crecer más de un par de metros, pero allí estuvieron.

Creo que es fundamental que el mantenimiento de nuestros bosques vaya unido también al empleo estable. Hay que pensar en eso, porque a veces ha ocurrido que algún pirómano ha surgido precisamente para generarse empleo. En alguna ocasión hemos visto esa circunstancia en Canarias.

Está claro que siempre ha habido un debate en el abandono de la actividad ganadera, de la actividad agraria, más próxima a los montes, y el aprovechamiento o no. Ese es un debate que yo creo que necesita mucha didáctica, sobre todo entre la población cercana, donde se conservan a veces mentalidades respecto a cómo se aprovechaba el bosque en el XIX y en el XX que a lo mejor no es cómo debe seguirse aprovechando en estos momentos en la totalidad de sus circunstancias.

Es fundamental, está claro, para la recarga de nuestros acuíferos, para sus atrapanubes, para la fijación del terreno, para la preservación y recuperación de la biodiversidad...

Y hay una cosa que a mí me parece importante: si la población participa y es corresponsable también, a veces, de ciertas campañas de reforestación donde sea accesible, estaremos creando antígenos para posibles pirómanos. Un niño o una niña que es capaz de plantar un pino o un árbol de pequeño potencialmente no será un pirómano de mayor. Por tanto, digamos que interiorizaremos dentro de la sociedad cuestiones como esta, de marcar objetivos, poner medios humanos y materiales, hacer políticas transversales... -¿me permite un momentito más?-; pues, por ejemplo, el debate que se ha hecho a veces en algunos momentos: aprovechamiento de compostaje, de mantillo vegetal... Una serie de cuestiones que pueden ser complementarias unas de otras.

Y después, que a veces se han hecho campañas de plantaciones que luego no se continúan; por tanto, terminan secándose. Es decir, que eso exige un mantenimiento y una continuidad.

Por tanto, vamos a votar que sí a este plan de reactivación, a continuar con el plan de gestión forestal y a todas las demás cuestiones que se han planteando en las enmiendas.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Marrero.

Turno para el Grupo Parlamentario de Nueva Canarias. Señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ (desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Desde Nueva Canarias también vamos a apoyar esta iniciativa, una iniciativa interesante, necesaria. Es imprescindible un plan forestal adaptado a los nuevos tiempos. El anterior, el vigente, el actual, es del año 1999. No significa que esté desfasado en su totalidad, pero es cierto que desde aquel momento hasta ahora no solo las técnicas sino evidentemente una de las consecuencias más dramáticas del cambio climático, una de sus afectaciones más potentes, es precisamente en este ámbito.

Somos conscientes de la importancia, por tanto, de un plan adaptado al tiempo que vivimos, adaptado a las nuevas necesidades que en este momento Canarias, a nivel global, pero Canarias de manera especial requiere.

La masa forestal, como somos conscientes, juega un papel esencial en el equilibrio ecológico y climático, aspectos fundamentales que deben y van a estar en ese nuevo plan; la conservación y mejora, por supuesto; la lucha contra la erosión; la defensa del monte contra incendios; aspectos que regulen por supuesto también la participación.

Se habla de la financiación y quiero recordar que ya de hecho en el presupuesto actual, el vigente, del año 2020, hay una partida de 100 000 euros precisamente para desarrollar el plan forestal, y otras partidas adicionales para que, en el vigente, se puedan seguir desarrollando distintas acciones.

Pero me van a permitir que también en esta proposición aproveche para reivindicar la figura de algunos de los protagonistas más importantes para mantener nuestros montes, para mantener nuestras cumbres tal y como las conocemos. Son las personas que a pie precisamente de la llama, en primera línea, combaten los incendios forestales. Y para ellos reivindico algo que vienen demandando desde hace tiempo, y es una oportunidad importante también este plan forestal: su denominación como bombero forestal.

Vamos a presentar, y anuncio, en el próximo pleno una iniciativa relacionada con esta cuestión, ya se hizo en la legislatura pasada a través de la diputada Ventura, y creemos que es necesario. A nivel estatal se está trabajando en esta regulación. Son numerosas las comunidades autónomas que también lo tienen. Me consta que la mayoría de cabildos, el Cabildo de Gran Canaria está comprometido también con la denominación como bomberos forestales, probablemente de los protagonistas más importantes de que nuestros montes, nuestras cumbres, a día de hoy estén como estén.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Campos.

Damos por concluidos los turnos también de los grupos no enmendantes, señorías.

Vayan sus señorías ocupando sus respectivos escaños, con tranquilidad, tanto aquí como en la sala Europa. Señorías, voy a llamar a votación. (Suena el timbre de llamada a la votación. Pausa).

Gracias, señorías, ocupen sus escaños. En la sala Europa también, por favor. (Pausa).

Bien, estamos preparados para llamar a votación. Llamo a votación, señorías. Adelante. (Pausa).

Gracias, señorías.

55 votos emitidos: 55 votos a favor, ninguna abstención y ningún voto en contra.

Queda aprobada por unanimidad. Hay una incidencia de alguien, un diputado o diputada en este caso, en la sala Europa, que no ha podido votar. Consta en el acta.

Gracias, señorías.