Diario de Sesiones 52/2020, de fecha 17/11/2020
Punto 30

10L/C/P-0551 COMPARECENCIA DEL SEÑOR CONSEJERO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, JUSTICIA Y SEGURIDAD, SOBRE LOS PUNTOS DE ENCUENTRO FAMILIAR, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Vamos a ver.

Ahora vamos a la comparecencia 551, del consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, sobre los puntos de encuentro familiar.

Señora Valido, le pido disculpas, y cuando sea la comparecencia, según el orden del día, pues, ya volverá al estrado.

Tiene el turno el grupo proponente, el Grupo Socialista, por tiempo de cinco minutos. (Rumores en la sala).

Por favor, pido silencio. Es la segunda vez que lo pido para que el compareciente pueda comparecer, se le escuche y pueda hablar. Por favor, se acabó el ruido de fondo.

La señora FLEITAS MARTÍN: Pues muy buenas tardes, señorías. Muchas gracias, en primer lugar, señora presidenta.

Buenas tardes, señor consejero; buenas tardes, señorías; y buenas tardes a la ciudadanía de Canarias.

Lo que no se conoce no se valora y lo que no se valora no se protege. Sus señorías son perfectamente conocedoras de lo que son los puntos de encuentro familiar y lo que representan para la ciudadanía de Canarias, pero es necesario incidir sobre el conocimiento que los canarios y las canarias tienen de este servicio imprescindible.

Es un tema en el que hemos incidido profusamente en comisión, pero que entendemos necesario exponerlo en sesión plenaria, sobre todo de cara a los presupuestos del año 2021, para que la ciudadanía de Canarias conozca de primera mano, como he dicho, uno de los recursos básicos con los que cuenta la Administración de Justicia en Canarias, y la ejecución de esta partida presupuestaria.

Los puntos de encuentro familiar son un mandato legal, pero son un imperativo social, son imperativo social porque existe una necesidad, una demanda de prestación regular y efectiva de este servicio. Esta necesidad social consiste en dar protección a las familias, pero fundamentalmente a los niños, niñas y adolescentes de esta tierra. Las relaciones familiares no son siempre sencillas (rumores en la sala), por unos u otros motivos la conflictividad surge, y se torna...

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Señora, Fleitas, por favor, un minuto. Tengo parado el tiempo.

Vuelvo y repito, por favor, que se acabe... Si tienen que hablar, salgan fuera a hablar. Se acabó las conversaciones aquí, porque la diputada que está compareciendo no puede seguir compareciendo de esta manera. Por favor.

La señora FLEITAS MARTÍN: Gracias, señora presidenta.

Como decía, las relaciones familiares no son siempre sencillas, por unos u otros motivos la conflictividad surge en las familias y se torna imprescindible contar con una herramienta que dé cobertura en la manera en la que los progenitores e incluso otros miembros de la familia se relacionan con los menores.

Existen múltiples procedimientos judiciales en los que los puntos de encuentro familiar se tornan herramientas de usuarios y operadores jurídicos, divorcios contenciosos, procedimientos de guardia y custodia igualmente contenciosos, procedimientos donde se suscitan medidas provisionales hasta que se dicta la sentencia definitiva, o también expedientes de menores o, desgraciadamente, también procedimientos de desamparo de menores. Pero si son importantes en los procedimientos de familia mucho más relevantes son en los procedimientos contra la violencia de género, cuando existen niñas y niños que, recordemos, según la legislación vigente también son consideradas víctimas del delito.

Los puntos de encuentro familiar no son solo un espacio de encuentro entre niños y niñas con sus progenitores o familiares, también son recursos que permiten la intervención de los profesionales que realizan la mediación u otro tipo de trabajo para restablecer o reestructurar las relaciones familiares y las conductas adecuadas de afectividad.

Resumiendo, los puntos de encuentro familiar no son solo un local o un espacio físico donde entregar y recoger a los niños y niñas en caso de conflicto parental, es mucho más, es un recurso de orientación familiar que busca ofrecer herramientas para que las familias adquieran capacidades suficientes para resolver esos conflictos de los que estábamos hablando.

Hasta el año 2019, desgraciadamente, los puntos de encuentro familiar solo se encontraban radicados en El Hierro, La Palma, La Gomera y Tenerife, en los presupuestos del año 2020 contamos con una partida de 600 000 euros, 600 000 euros de esta partida que ha servido para que se amplíe también. Ahora mismo se está desarrollando este servicio en las islas orientales, en Gran Canaria, en Lanzarote y en Fuerteventura. Señor consejero, cuando las cosas no funcionan bien pues lo subrayamos para focalizar su atención, pero cuando las cosas funcionan bien no nos conformamos e igualmente la subrayamos para mejorar porque siempre hay posibilidad de mejora.

Pero es de justicia en el día de hoy reconocer que debemos felicitarle a usted y a todo su equipo, su trabajo ha beneficiado a las familias canarias en particular, y a la Administración de Justicia en particular, con un sistema más justo y más equitativo. No nos conformamos, pero queremos subrayar que estamos en la buena senda.

El proyecto de Ley de Presupuestos, como decía, para el año 2021, recoge una subida de 200 000 euros, esto es, esta partida cuenta con un montante global de 800 000 euros, entienda lo que voy a decir y, sobre todo, no es una cuantía desdeñable, pero, como le decía, confiamos en que al igual que este año la red de puntos de encuentro familiar ha ido creciendo pues el siguiente año 2021 pues mejore progresivamente y ofrezca un mayor número de puntos que se acerquen a la ciudadanía.

Señor consejero, lo que nosotros interesamos en el día de hoy, en este primer turno específicamente, es que usted nos explique la evolución de los puntos de encuentro familiar durante el año 2020, que exponga la perspectiva de desarrollo de los mismos en el año 2021, que se pronuncie sobre lo que podemos esperar de esta partida presupuestaria también en este año 2021 y específicamente sobre el punto en el que se encuentra el marco normativo que regula estos puntos de encuentro en Canarias.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señora Fleitas.

Turno ahora para el Gobierno, señor Pérez, por tiempo de siete minutos.

El señor CONSEJERO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, JUSTICIA Y SEGURIDAD (Pérez Hernández): Buenas tardes, señorías. Señora presidenta. Señoras y señores diputados.

Hablamos de las familias y hablamos de los niños, solemos hablar de presupuestos, de leyes, de desentendimientos y de debates entre nosotros, pero no estoy seguro de que hablemos suficientemente de las familias y de los niños en el Parlamento, de manera que espero que crean que soy sincero cuando digo que felicito al Grupo Socialista, que respalda al Gobierno, y a todos los grupos por traer al Parlamento este tipo de asunto que a veces no son objeto de nuestra atención con la intensidad que debieran.

Los puntos de encuentro familiar, que son como funcionan, nacieron, básicamente, hace unos veinte años en toda Europa como un mecanismo o dispositivo complementario de la Administración Judicial, como un mecanismo para hacer efectivo el régimen de visitas acordado en procedimientos de conflicto familiar. De manera que se intenta, se intentaba y se sigue intentando que un derecho subjetivo importantísimo no se frustre por la inexistencia, a veces inexistencia real y a veces inexistencia, vamos a decir, pretextada, pero inexistencia, al fin y al cabo, de un espacio físico o de un clima emocional en que pudiera efectuarse la entrega de los menores de uno a otro progenitor, el propio contacto de los menores con sus padres y, a partir de hace unos años, el contacto de los menores con sus abuelos, el que exista este punto de contacto familiar. Se comprende enseguida la importancia de que este dispositivo exista y sea útil, aunque esté diciendo obviedades, creo que es conveniente decirlas y repetirlas en su caso porque si este mecanismo la realidad demuestra o que no hay contacto entre los niños y alguno de sus padres o sus abuelos o, lo que es mucho peor, y probablemente muchos de ustedes, quizás no los más jóvenes, conozcan casos concretos, el contacto se produce en situaciones de conflictividad. La entrega de los niños de un progenitor a otro, la visita a los abuelos, lejos de ser un beneficio para el niño de aumentar las dosis, si se puede decir así, de afecto recibido, lejos de producirse ese efecto lo que se produce, lo que se produciría es un perjuicio para los niños.

Hace aproximadamente cuarenta años empiezan a crearse, en España se crean también en los años 80 o 90, y su extensión ha demostrado su utilidad y ha hecho que se extienda su número y, además, esto me parece muy importante, que se extienda en sus funciones, porque no solamente se derivan a este dispositivo niños y familias como consecuencia de decisiones judiciales, sino también, en los últimos años, como consecuencia de decisiones administrativas de los servicios sociales, sobre todo municipales.

Pero, además -y esto también me parece importante resaltarlo, por eso creo que es bueno que hablemos de ello en el Parlamento-, en los últimos años han asumido una función adicional que es la función de mediación intrafamiliar. Seguramente saben sus señorías que Canarias tiene un índice de litigiosidad, de conflictos judiciales, particularmente elevado en comparación con otras comunidades autónomas y, por ello, las autoridades, los distintos gobiernos, quienes nos han precedido y nosotros mismos y en todo el país, se intenta, particularmente en Canarias, fomentar mecanismos alternativos al conflicto judicial para resolver las controversias entre particulares. Bien, pues este mecanismo de la mediación que en ámbitos mercantiles o en ámbitos civiles no ha tenido el éxito que se esperaba sí lo está teniendo en el ámbito familiar entre otras razones gracias a la intervención de los responsables de los puntos de encuentro familiar.

En Canarias se regulan actualmente por la Ley 1/2010, la de igualdad, la ley Canaria de Igualdad, como ha dicho la solicitante de mi comparecencia, existían algunos, pero no en todas las islas, y en este momento, en el año 2020, existen en todas las islas, uno por isla en seis de ellas y tres en la isla de Tenerife. Y su presupuesto -tengo que precisar las cifras que ha dicho la diputada que solicita mi comparecencia- yo no sé si son ochocientos mil o son ochocientos setenta mil, me ha hecho dudar; yo creo que este año pasamos de seiscientos mil a ochocientos setenta mil euros el importe de la asignación presupuestaria para los puntos de encuentro familiar. Lo miraré. Lamento no poder precisarlo ahora. Yo creía que eran ochocientos setenta, pero puede que usted esté mejor informada.

Lo que queremos decir es que hemos completado la red, hemos extendido la red, que está atendida no por funcionarios judiciales, sino por ONG o entes locales seleccionados por la consejería.

En el año 2019 -no tengo aún las cifras de 2020-, en los puntos de encuentro judicial, vean la cifra, se llevaron a cabo casi cinco mil visitas, casi cinco mil niños pudieron relacionarse con sus padres y sus abuelos gracias a este dispositivo. De manera que nuestro deseo y nuestro propósito -el presupuesto es una expresión de ello, también hacía falta gestionarlo- es extender y mejorar los puntos de encuentro familiar.

Me pregunta también por su regulación administrativa. Hay un proyecto de norma que los regula, está confeccionándose en el interior de la Administración. Me parece que en este momento se ha remitido informe de los distintos departamentos y nuestro propósito es que dispongan además de una regulación más precisa que la que tienen ahora. En cualquier caso, son unos dispositivos valiosísimos al servicio de las familias y de los niños de Canarias.

Y yo, de nuevo, concluyo como empecé: agradezco mucho al Parlamento, no ya como consejero, sino casi como ciudadano y, si me dejan que siga, como padre y como abuelo, el que instituciones como esta tengan el respaldo del Gobierno y del Parlamento de Canarias.

Muchas gracias, señora presidenta.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señor Pérez.

Turno ahora para el Grupo Mixto, señor Fernández de la Puente, por tiempo de tres minutos.

El señor FDEZ. DE LA PUENTE ARMAS: Gracias, señora presidenta. Señor consejero, señorías.

Uno de los pilares del sistema de la mediación familiar es el que constituyen los distintos puntos de encuentro familiar.

A comienzos de este año 2020 el Gobierno de Canarias abría a la consulta pública la futura iniciativa reguladora de estos puntos, al objeto de sacar adelante una iniciativa reguladora encaminada a llevar a cabo la ordenación del régimen de organización, funcionamiento y gestión de los puntos de encuentro familiar en Canarias, así como en los requisitos de acceso y permanencia de las personas usuarias fijar el plazo máximo de duración de la atención y las causas de la finalización de la intervención, y también regular la cualificación profesional del personal que presta los servicios en el mismo.

Con esta normativa se debe pretender un concepto de punto de encuentro familiar que no se limite únicamente a ser un medio concreto para garantizar regímenes de visita, sino también, y más importante, como vía de protección de los menores que necesitan una específica intervención familiar ante situaciones potencialmente conflictivas de sus entornos.

Lamentablemente, a día de hoy, Canarias no ha desarrollado aún esta regulación jurídica específica por lo cual le pedimos al Gobierno la celeridad que yo creo que esta medida y que usted también ha mencionado, es por ello que desde Ciudadanos entendemos, estamos totalmente a favor de que nuestro archipiélago cuente con una red adecuada de puntos de encuentro familiar y con una regulación jurídica apropiada.

El aumento en los últimos años de separaciones, los divorcios y la ampliación de medidas paternofiliales ha superado ampliamente la capacidad de los centros disponibles en la actualidad en nuestras islas, por lo que también consideramos urgente su ampliación.

Debo reconocerle que ya en esta dotación del presupuesto para el próximo presupuesto de la comunidad autónoma hay un incremento, quizás no todo el suficiente, pero sí es un avance que le pedimos que siga manteniendo en futuros presupuestos si no se puede mejorar vía enmiendas en el actual.

La mejora de la red debería atender a criterios de insularidad y necesidades según población y número de litigios en materia de familia o solicitudes de régimen de visitas por partido judicial, por lo que consideramos importante se considere la elaboración de un mapa de planificación de esta ampliación de red de puntos de encuentro familiar, si ya no está la consejería trabajando en ello.

La mala relación entre las partes implicadas en los litigios o la alta conflictividad, cuando no un riesgo real de violencia, hacen más que necesaria la existencia de estos espacios, que desde Ciudadanos apoyamos en su mejora y ampliación para garantizar, primero, la protección de los menores, pero también para reducir los desplazamientos y favorecer la aplicación de estas medidas.

Entendemos también que el objetivo de la regulación debe también contemplar la optimización del funcionamiento de los propios puntos de encuentro familiar en todo lo relativo a la dotación de recursos humanos y materiales necesarios para el buen funcionamiento del servicio.

Es por todo ello -y voy terminando, señora presidenta- por lo que, a fin de reducir los daños en los adultos y, de modo fundamental, su consecuente impacto en los menores, debemos dar la importancia que merece la necesidad de articular mecanismos para apaciguar el conflicto, a fin de minimizar el impacto de estos sobre los niños y, al menos, garantizar que... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional). Gracias, presidenta. Decía que es por todo ello que, a fin de reducir los daños en los adultos y, de modo fundamental, su consecuente impacto en los menores, debemos dar la importancia que merece la necesidad de articular mecanismos para apaciguar el conflicto, a fin de minimizar el impacto de estos sobre los niños y, al menos, garantizar que, pese a la posible pervivencia del mismo, puedan ejercitar su derecho a la relación familiar.

Por los menores hay que trabajar desde el consenso y es nuestra obligación como representantes políticos mejorar el servicio cada vez más demandado y necesario en nuestro archipiélago.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señor De la Puente.

Turno ahora para la Agrupación Socialista Gomera, por tiempo de tres minutos.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidenta. Buenas tardes, señorías. Buenas tardes, señor consejero.

Desde mi grupo parlamentario queremos resaltar el compromiso de este Gobierno con los puntos de encuentro familiar. Un compromiso que, como se ha dicho, se refleja con el incremento que se produce en los presupuestos para el año 2021; se aumentan en 270 000 euros, es decir, se produce un incremento del 45 %, pasamos de 600 000 euros a 870 000 euros.

Señorías, es indudable -y lo hemos debatido en varias ocasiones en esta Cámara- la importancia que cobran los puntos de encuentro familiar para las familias y los menores, y también que este servicio se preste en todas y cada una de las islas. Precisamente en la memoria justificativa de los presupuestos se refleja como acción fundamental la creación de puntos de encuentro familiar en aquellas islas donde no existen, como ocurre actualmente en Lanzarote y Fuerteventura, que aún no cuentan con este servicio.

Señor consejero, es crucial también que se priorice en aquellos puntos de encuentro familiar que requieren de un impulso para que puedan desarrollar su actividad con los recursos necesarios no se planteen el poder prescindir de este recurso por no contar con el dinero suficiente. Me parece fundamental, por tanto, que logremos, insisto, en recuperar estos espacios en todas las islas, pues, también este servicio propicia y garantiza el régimen de visitas, la relación de los niños y niñas con sus padres, facilita también la comunicación y además, algo que nos parece esencial, logra que los más pequeños se sientan arropados, evitando pues en cualquier momento que sientan algún síntoma de abandono.

Estoy segura de que con este incremento que se produce en las cuentas para el año 2021 va a permitir también contemplar los puntos de encuentro familiar más allá de la derivación judicial, para que aquellos casos también que provienen de los servicios sociales tengan la oportunidad de acceder a este servicio tan necesario. El hecho de que se contemple ofertar los puntos de encuentro familiar más allá de la derivación judicial posibilitará llegar a muchas más familias y a muchos más menores que necesitan de este servicio. En este sentido me gustaría conocer si esta novedad que se estaba estudiando el año pasado se ha podido materializar.

Asímismo, me parece fundamental que se integren todas las posibles actuaciones, como las supervisiones para los casos de violencia de género y su revisión en caso de que sea necesario.

Por último, señor consejero, destacar la importancia que cobra que se desarrolle el reglamento de los puntos de encuentro familiar. Me consta que el pasado 2 de octubre ya finalizó el trámite de consulta pública. Y a ver si avanzamos rápido, porque sin duda... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional). Gracias, presidenta, ya termino. Sin duda, contar con una regulación jurídica específica nos va a permitir hacer... nos va a permitir ofrecer una adecuada ordenación del régimen de funcionamiento y de gestión de ese servicio que tan necesario se hace.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señora Mendoza.

Turno ahora para el Grupo de Sí Podemos Canarias, por tiempo, señor Déniz, de tres minutos.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: Señora presidenta, señorías, buenas tardes.

La legislatura pasada se habló al menos dos veces de la problemática que existía en algunas islas sobre el asunto de los puntos de encuentro familiar, ¿no? Yo creo que en esta legislatura podemos hacer balance de lo que se ha hecho y creo que es un balance altamente positivo, no solamente porque se produce un incremento de 270 000 euros, como decía la compañera, cerca de un 45% destinado a estos espacios, sino también porque definitivamente en Lanzarote, efectivamente, hay un centro, hay un espacio, un punto de encuentro familiar, y también recientemente también en Fuerteventura. Recuerdo que especialmente en aquella, en la pasada legislatura, se discutió el asunto de que Fuerteventura necesitaba urgentemente un espacio de este tipo, ¿no?, donde se dé, se facilite un acercamiento. Porque hay conflictos, señorías, que son irresolubles, irresolubles, y a mí me parece muy interesante también la prestación de este nuevo servicio que tiene que ver con la mediación que, efectivamente, se hace en otros ámbitos -muchísimos ámbitos de la Administración también-, los conflictos en las empresas privadas, a mí me parece que todo lo que se haga antes por evitar llegar a un litigio de determinada envergadura, con consecuencias también bastante poco agradables para la infancia, como señalaba el señor De la Puente, me parece que es fundamental, ¿no?

Por lo tanto, yo creo que es necesario seguir mejorando esta red y, además, seguirla dotando de presupuestos, pero también de personal cualificado que atienda, que no sea solamente un espacio vigilado donde van allí, pues, en fin, las personas, los cónyuges, sino que además contemple otro tipo de iniciativas. Yo espero que en la confección de esta regulación próxima que usted dice que el Gobierno ya está preparando se planteen todas estas cuestiones, ¿no? Por ejemplo, definir qué tipo de espacio necesitamos, me consta que el espacio, recientemente inaugurado en Fuerteventura, contiene todas... si se ha mejorado respecto a otros espacios, ¿no? Tiene espacio también de esparcimiento para los chiquillos, ¿eh?, otra serie de salones y demás, me parece que además tiene que tener personal cualificado, porque, efectivamente, se trata de evitar y amortiguar todo lo posible un riesgo de violencia que está latente ahí, por lo tanto, me parece que además es importante que los servicios públicos, que el estado de bienestar, se defina también en estos términos.

Las personas que tenemos vocación de servicio público nos congratulamos de la defensa que hacemos del estado de bienestar en tanto en cuanto resuelve estas pequeñas cosas, que parecen pequeñas cosas, pero son, en realidad grandes cosas, y a veces también drama, ¿no? que sería a nivel personal.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señor Déniz.

Turno ahora para el Grupo de Nueva Canarias, doña Sandra, por tiempo de tres minutos.

La señora DOMÍNGUEZ HORMIGA: Gracias, señora presidenta, muy buenas tardes, señorías.

Es indudable que los puntos de encuentro familiar son uno de los pilares fundamentales del sistema de mediación familiar. Tenemos que resaltar, y es importante destacarlo, que no solo es un encuentro necesario para casos de violencia de género y para casos de divorcios conflictivos, sino también es un, como decía, es una figura fundamental en materia de mediación que tenemos que explotar.

Actualmente la normativa que lo regula viene fundamentada en la Ley de Igualdad entre mujeres y hombres, en la que estipula, efectivamente, que las administraciones autonómicas son las responsables de crear estos puntos de encuentro en cada una de las islas, pero a partir de ahí también quería destacar que este debate se ha llevado en Comisión de Gobernación. Lo hemos planteado varias veces, de hecho, en la última comisión ya nos adelantaba que en la isla de Fuerteventura se pondría, se llevaría a cabo la instalación de este punto de encuentro a raíz de un convenio con una organización, una organización con experiencia en este sentido, y le quiero dar las gracias por el esfuerzo que ha llevado a cabo su Gobierno y su departamento para que esto se materialice. Recientemente fue la inauguración de estas instalaciones y también quisiera resaltar una propuesta que también hemos comentado en alguna comisión, pero quisiera saber su valoración, que ya estaba.... formaba parte de la memoria de la Fiscalía de 2018, en la que la señora fiscal de la sala de violencia de género propone que este servicio esté regulado ya como un derecho del menor y no como un servicio social. Que estos recursos, entiende la fiscal, deberían contemplarse expresamente en la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género. Creemos que esto es una apuesta interesante, creemos que debería valorarse y tenerse en cuenta y quisiera saber su opinión.

También el informe de Fiscalía es interesante en este sentido, por lo menos el informe de la anualidad pasada, en los que hacía mención a la necesidad de estos puntos de encuentro, eh... sin ellos se dificulta mucho el trabajo de los juzgados, y propone que para la isla de Gran Canaria, por ejemplo -en la que creo que solo hay una, a no ser que usted me corrija y diga que hay alguna instalación más-, sí propone que por lo menos haya alguna más en el sur por la gran demanda que supone. Usted ya advertía que Canarias es una de las comunidades autónomas que más demandas en materia de ruptura matrimonial se producen 5,5 rupturas en caso de cada 10 000 habitantes, y esto es para tener en cuenta a la hora de evaluar las necesidades de puntos de encuentro.

El reglamento actual en tramitación prevé una serie de determinaciones, pero quiero que resaltar una: la necesidad de que exista un equipo técnico interdisciplinar; un psicólogo, un trabajador, educador o educadora social. Quisiera saber qué expectativas tiene, porque esto es una propuesta bastante ambiciosa para la realidad de cada uno de... la dotación personal que tiene cada una de las... estas entidades que explotan estos puntos de encuentro y cómo se abordaría en caso de que no alcanzasen estos objetivos propuestos por el reglamento.

Muchísimas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señora Domínguez.

Turno ahora para el Grupo Popular. No hay nadie del Grupo Popular.

Turno para el Grupo Nacionalista, por tiempo de tres minutos.

La señora GONZÁLEZ ALONSO: Gracias, presidenta.

Buenas tardes, señorías. Consejero.

En la legislatura pasada se inició el trabajo de llevar los puntos de encuentro familiar a todas las islas. De estar únicamente en las islas capitalinas, Gran Canaria y Tenerife, pasó a estar en La Palma, La Gomera y El Hierro. Cuando usted tomó las riendas de la Consejería de Justicia faltaban las islas de Lanzarote y Fuerteventura, que recientemente se ha inaugurado en la isla de Fuerteventura. Lo felicito, consejero, ha culminado el trabajo que empezó Coalición Canaria y que nos hubiera encantado terminar nosotros, pero no pudimos.

Además, con la novedad de que en la isla de Fuerteventura el punto será itinerante, lo cual me parece muy interesante, pues no me es ajena la extensión de la isla, pero, consejero, el establecimiento de estos puntos de encuentro requiere una serie de requisitos. ¿Ya cuentan con los espacios en cada ayuntamiento de la isla que cumplan con esos requisitos? ¿Y cuándo se va a comenzar a funcionar de esta manera, de manera itinerante?

Consejero, habla de que en 2019 se realizaron 5000 visitas, me gustaría saber el dato del 2020 y, sobre todo, cómo ha funcionado este servicio durante el estado de pandemia. El punto de encuentro tiene un protocolo especial para los casos de violencia de género y me gustaría saber cómo se ha venido desempeñando este servicio durante el confinamiento.

Consejero, la verdad es que usted, en esta comparecencia esperaba un poquito más, porque que se anuncie que los puntos de encuentro familiar se encuentran en siete de las ocho islas ya es algo que en los medios ha salido de manera continua y el aumento de partidas para el 2021 también se anunció en la comparecencia de Hacienda en esta materia. Además, tiene su lógica, pues si en el 2020 únicamente habían puesto puntos de encuentro familiar en cinco de las ocho islas Canarias, lo lógico es que se aumente teniendo en cuenta que ahora va a estar en siete de las ocho islas.

Yo pensé que hoy usted, en esta comparecencia -y a lo mejor me estoy adelantando, lo va a anunciar en su segundo turno-, nos iba a anunciar la aprobación del decreto que regule los puntos de encuentro familiar, porque ya en una comparecencia de hace un año nos anunció que estaban trabajando en el mismo, que iban a ampliar el ámbito de actuación, pero en su primera intervención no nos ha dado ninguna pista. ¿Cómo va ese decreto?, ¿cuándo se va a aprobar y van a tener una regulación por fin?

Quiero terminar con una propuesta, consejero, si ha pensado en realizar convenios, al menos con carácter plurianual, con las ONG que realizan la gestión de puntos de encuentro familiar, para así estas ONG no estar dependiendo cada año de la subvención, que aunque se conserven de manera directa, de esta manera tendrían mayor agilidad y mayor estabilidad.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias.

Turno ahora para el grupo proponente, el Grupo Socialista. Señora Fleitas, por tiempo de siete minutos.

La señora FLEITAS MARTÍN: Muchas gracias, señora presidenta.

Gracias también a sus señorías por el respeto y la propositividad al abordar este tema.

Señor consejero, comenzaba usted hablando de obviedades. Es una obviedad que los operadores jurídicos tenemos también nuestras lagunas a la hora de aplicar y a la hora de conocer. Nos sorprendería el desconocimiento que tenemos nosotros mismos, no solamente la ciudadanía, que por supuesto no está en la obligación de conocerlos, pero los propios operadores jurídicos el desconocimiento que tenemos de esta herramienta tan positiva.

Y también es una obviedad que he sufrido un lapsus linguae, y es de justicia reconocer que la partida aumenta no en 200 000 euros, sino en 270 000 euros, siendo la cuantía general para el año 2021 de 870 000 euros. Aprovecho para decir que lo he mirado en el presupuesto, que afortunadamente, gracias a la ley de transparencia, pues está colgado en el portal del Gobierno, que es accesible para todos los ciudadanos que quieran atenderlos.

Podríamos decir que lo deseable sería que las familias y los operadores jurídicos contáramos con esta herramienta en todos los partidos judiciales, pero esto sería simplificar demasiado la cuestión, porque como sus señorías acaban de decir en muchas ocasiones tenemos que atender a la población de determinadas islas donde no son suficientes el número de puntos de encuentro familiar. Y también deberíamos atender a las condiciones geográficas de estas islas, porque, como bien acaban ustedes de decir, tenemos que poner el ejemplo de niños, niñas, adolescentes, que vivan en Morro Jable o que vivan en Garafía y que para llegar a los puntos de encuentro de Puerto del Rosario o de Los Llanos de Aridane tengan que sufrir, pues, una hora y media de trayecto.

Y me gustaría poner, pues, de manifiesto la figura de los abuelos y de las abuelas, porque si en el ejemplo que acabamos de poner, para evitar ese largo desplazamiento de estos menores, los abuelos, las abuelas y los familiares, sobre todo en los casos de violencia de género, se hicieran cargo de entregar, si no existieran los puntos de encuentro, de entregar y recoger a esos menores, serían dobles víctimas de esa violencia de género, porque esos padres, esos familiares que han visto a su hija, a su hermana o a su prima maltratada tendrían que tratar con el maltratador y por eso es tan importante ponernos en la situación de estas personas. Son muchísimos más, como decía el señor consejero, los beneficios de los puntos de encuentro familiar, pero también tenemos que atender a las necesidades de esos familiares, de los abuelos, etcétera, etcétera, que también tienen un derecho reconocido.

Señorías, la casuística, pues, es profusa, es extensa, pero creo que este ejemplo es significativo porque tenemos que trabajar en la práctica jurídica con más frecuencia y, sobre todo, en una sociedad moderna y legislativamente avanzada contra la lucha en los casos de violencia de género con esta herramienta. Algunos dirán que esta sociedad no debe sufragar la incapacidad de los progenitores para relacionarse cordialmente, pero nada más lejos de la realidad. En muchas ocasiones, como acabo de decir, la entrega y la recogida de los menores por parte de los familiares cercanos o de terceras personas acaban judicializadas, desgraciadamente, por aciagos encuentros. Es decir, los puntos de encuentro familiar en muchas ocasiones cumplen una misión de minimizar futuros conflictos, la generación de nuevos procedimientos judiciales. Estamos ante un bien que debe ser protegido como es el superior interés del menor, eso es lo que tiene que regir siempre en el procedimiento, y cuando hablamos de puntos de encuentro familiar lo que tiene que regir, lo que tiene que ser atendido en primera instancia siempre debe ser el interés superior del menor. Por eso nos alegra mucho, señor consejero, el impulso decidido que le ha dado su consejería a los puntos de encuentro familiar, es de justicia reconocer la materialización en las islas de Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote, como ya le he dicho, pero no nos vamos a conformar con esto, porque esta Cámara ya se lo ha dicho. El Grupo Socialista le anima a seguir trabajando en esta senda, tenemos que atender al volumen de los usuarios y también, como acabo de decir, a esa, pues, vamos a decir, a ese hándicap geográfico que tenemos en algunas islas.

Señor consejero, no quiero finalizar sin abordar dos puntos que me parecen muy interesantes. Valorar la financiación estatal o la financiación que pueda tener la materialización de esos fondos provenientes del Pacto de Estado con la Violencia de Género en este tema y poner encima de la mesa que al final los puntos de encuentro familiar no son simplemente un local donde se recojan y se entreguen a los niños, cumplen una función básica para las familias de, como usted ha dicho, de mediación familiar, porque es muy importante atender a la afectividad y a tener una relación sana entre padres e hijos. Y, en segundo lugar, aunque le parezca una redundancia, como dije anteriormente, tenemos que informar o, mejor dicho, fomentar en los operadores jurídicos, colegios profesionales de la abogacía, la procuraduría y la fiscalía que en aquellos casos donde rija la justicia rogada se interese que en el fallo judicial se recoja el uso de estos puntos de encuentro familiar o que, incluso, se actúe de oficio.

Señor consejero, nosotros finalizamos ya subrayándole tres ideas principales, en primer lugar, que atienda esa materialización de la regulación normativa que todos hemos puesto encima de la mesa, es imprescindible para establecer unos criterios de armonización porque puede darse la paradoja que en una misma isla tengamos puntos de encuentro que tenga su competencia el cabildo insular y el Gobierno de Canarias y funcionen de manera distinta. En segundo lugar, que continúen trabajando por esa revisión de las necesidades porque la condición geográfica no sea un desvalor a la hora de recibir ese servicio y también por el número de habitantes de cada isla. Y, finalmente, pues que se realicen más campañas de difusión sobre la existencia de esa herramienta para que no solamente tengamos conocimiento de ella los operadores jurídicos, sino que el conjunto de la ciudadanía sepa que ante conflictos familiares o de violencia de género la sociedad canaria cuenta con recursos efectivos que pueden ayudarles a solventar ese tipo de aciagas situaciones.

Señor consejero, le animamos a que continúe trabajando en esa senda. Y nada, muchas gracias, buena tarde.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señora Fleitas.

Para terminar con esta comparecencia turno ahora para el Gobierno, señor Pérez, por tiempo de siete minutos.

El señor CONSEJERO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, JUSTICIA Y SEGURIDAD (Pérez Hernández): Gracias, señora presidenta. Señorías, saludos de nuevo, gracias por sus observaciones y también por sus críticas o censuras, por decirlo así, por sus reparos.

Por hacer una respuesta general, una respuesta a todo que intente, sin perjuicio de detallar luego cada una de las observaciones que ustedes han tenido a bien formular, ¿no?, ¿cuáles son los objetivos del Gobierno? Si yo tuviera que resumir qué es lo que nos proponemos hacer con esta partida presupuestaria, con esta... aumentar el número, por lo tanto, a quienes nos lo han pedido, aumentar el número de puntos de encuentro, pero, verán, estos objetivos tienen que ser todos percibidos en conjunto. Mantener su calidad, porque, como ha dicho alguno de ustedes, y siento mucho no recordar quién, lo he anotado, no es un local -me parece que es doña Matilde-, no es un local, no es solo un sitio, así nacieron, la ley dice, cuando la crisis o el enfrentamiento familiar deberá proveerse un sitio, no es un local. Extender sus funciones, porque hemos visto que no solo se trata de recoger el niño de un progenitor y dárselo a otro, sino que se trata también de mediar, intervenir, hacer que el conflicto no impacte sobre los menores, y regularlo, regularlo. En esta idea de que el conflicto no haga daño a los niños me ha gustado mucho también otra expresión, si me permiten decirlo, la tendré anotada, alguno de ustedes ha dicho amortiguar el impacto del conflicto.

Poco a poco vamos construyendo una sociedad que sabe que los conflictos existen, sabemos que existen divorcios, separaciones, conflictos familiares, diferencias intergeneracionales y lo que no debemos pensar es que se van a suprimir o que no van a existir. Y también sabemos -alguno de ustedes lo ha dicho- que, en cierto modo, este es un remedio que pone a la sociedad -creo que el señor Déniz, esto es el estado de bienestar- probablemente a una deficiencia en el comportamiento de los progenitores porque cabría pensar que los propios padres deberían ser capaces de generar un sistema de comunicación para que el conflicto no afecte a sus hijos, pero a veces eso no ocurre, el Estado no se queda quieto y trata de organizar un servicio.

Me parece una idea muy interesante la que se ha formulado, me parece que por Nueva Canarias, para que pasemos de un servicio público a un derecho del menor. En realidad así es como se concibe, porque es el interés superior del menor, el pacto internacional sobre derechos de los niños, el que rige toda la actuación de las administraciones públicas en este punto.

Esos son los objetivos que querremos alcanzar a lo largo del año 2021.

No tengo las cifras del 2020, señora diputada, pero las tendré pronto, le dije las del 2019 porque las tengo completas.

En el caso de Gran Canaria hay dos puntos distintos: uno que gestiona el cabildo y otro que se ha abierto en el sur de la isla con financiación del Gobierno, el Gobierno autónomo, a cargo de la Cruz Roja. Creo que es una gran idea que las ONG que lo gestionen tenga una relación amparada en un convenio plurianual.

También es verdad que los convenios anuales o las subvenciones anuales permiten un escrutinio más directo o más inmediato de cómo funciona el servicio, porque los centros, alguno de ustedes que ha visto, me parece que su señoría lo ha visto, el de Fuerteventura, insisto en que no son espacios, son verdaderas ludotecas, son pequeños colegios, pequeñas escuelas infantiles que sirven, además, paradójicamente, de lugar de encuentro para quienes no son capaces de encontrarse en otro sitio. A veces los padres y las madres en el único lugar en el que pueden comunicarse es en los puntos de encuentro.

Con el esquema que en este momento tenemos y con la asignación presupuestaria yo creo que es posible extender el número de puntos -tendremos que encontrar locales, tendremos que encontrar organizaciones que sepan gestionarlos-, pero creo que con esta cantidad si dividen el número de euros por el número de visitas verán que los contribuyentes cada visita -no lo digo para que nadie piense que es mucho, sino para que lo sepamos- supera un coste de mil euros, mil doscientos, mil trescientos euros cada visita, nos cuesta, digámoslo así. Yo creo que podemos conseguir que eso se minore aumentando el número de niños, no artificialmente, sino simplemente gestionándolo, dando publicidad, sabiendo que se produce o con mecanismos como la itinerancia. La itinerancia depende de los ayuntamientos, de que proporcionen lugares en donde el equipo pueda desplazarse para actuar, y no basta cualquier sitio, no es suficiente cualquier sitio.

Yo creo que en Fuerteventura cabría pensar en que en algún momento podría haber uno o dos puntos más, uno en el norte y otro en el sur, pero en cualquier caso vamos a consolidar el que acabamos de abrir, vamos a ver si funciona en este régimen de itinerancia y, si es posible, abriremos más.

La idea, como digo, es la de, insisto, aumentar su número, mantener su calidad, extender sus funciones y regularlo.

El decreto, me ha preguntado la señora Mendoza y también algunos otros de ustedes, el decreto lo regula, acabado su largo itinerario, en el interior de la Administración, está pendiente de la Dirección General de Presupuestos y esperamos aprobarlo en las próximas semanas. ¿Dónde hay una dificultad? Creo que dije algo de esto en alguna comparecencia anterior, pues la dificultad es que la naturaleza de este recurso público ha ido cambiando con los años. Inicialmente era solo un recurso a disposición de las autoridades judiciales para que el magistrado o magistrada, el juez de familia o la jueza de familia que acordaba un régimen de visitas que no se llevaba a la práctica porque los padres no eran capaces de hacerlo, dispusiera de un mecanismo para hacer efectivo ese derecho de visita. Poco a poco se ha ido convirtiendo no solo en un mecanismo judicial -naturaleza que no ha perdido-, sino también en un recurso, en un servicio social, sobre el cual opina no solo la Consejería de Justicia sino otras consejerías -la Consejería de Educación, la Consejería de Derechos Sociales- que, me parece justo decirlo, han permanecido muy atentas a la redacción de este instrumento de regulación de los puntos de encuentro familiar.

En cualquier caso, sin él, aunque no estemos en la perfección, sin un reglamento hemos llegado hasta aquí. Deseamos que con un reglamento sigamos avanzando en beneficio de los niños y de las niñas de Canarias y de sus familias.

Creo haber contestado a todas las preguntas, si no es así con mucho gusto lo haré en la siguiente... en cualquier oportunidad o privadamente.

Muchas gracias, señora presidenta.

Gracias, señorías.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señor Pérez.

Terminamos ya esta comparecencia.

Por favor, solicito a los portavoces que se acerquen a la Mesa.

(Las señoras y los señores portavoces y la representación del Gobierno atienden el requerimiento de la Presidencia).

(Pausa).