Diario de Sesiones 56/2020, de fecha 1/12/2020
Punto 19

10L/PO/P-1233 PREGUNTA DEL SEÑOR DIPUTADO DON PEDRO SOSA SÁNCHEZ, DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE AFECCIÓN DE LA NUEVA LEY DE EDUCACIÓN A LOS CENTROS DE EDUCACIÓN ESPECIAL, DIRIGIDA A LA SEÑORA CONSEJERA DE EDUCACIÓN, UNIVERSIDADES, CULTURA Y DEPORTES.

El señor PRESIDENTE: Pregunta que formula el diputado don Pedro Sosa Sánchez, del Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre afección de la nueva ley de educación a los centros de educación especial, dirigida a la señora consejera de Educación, Universidades, Cultura y Deportes.

Don Pedro, tiene la palabra.

El señor SOSA SÁNCHEZ (desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Buenos días, señorías.

Señora consejera, la pregunta es muy concreta, ante la aprobación de la nueva ley Celáa de educación, llamada... nueva ley, sabe, como digo, qué opinión tiene usted acerca de lo referente a los centros de educación especial.

El señor PRESIDENTE: Si, gracias, señor diputado.

Señora consejera.

La señora CONSEJERA DE EDUCACIÓN, UNIVERSIDADES, CULTURA Y DEPORTES (De Armas Rodríguez) (desde su escaño): Usted sabe que los dos principios fundamentales de la Lomloe -la nueva ley que se está tramitando- son la equidad y la excelencia. En función a estos principios, el planteamiento que se hace para reformular los centros de educación especial es el siguiente: cuando hablamos de excelencia -sí quiero dejar claro que no se trata de la excelencia que hasta ahora los partidos de derecha lo han entendido así-, cuando hablamos de excelencia nos referimos a que cada persona tiene derecho a llegar al máximo de sus posibilidades, esa es la excelencia que entendemos nosotros, que entendemos nosotros.

Bien, yo, de verdad que no entiendo la polémica tan grande que se ha creado con esto porque es que usted empieza a leer el articulado de la ley y en ningún momento dice que los centros de educación especial vayan a desaparecer, todo lo contrario. Dice claramente en el artículo 34 de la nueva ley que serán profesionales quienes valoren y establezcan a qué centro debe asistir cada alumno y alumna en función de sus necesidades educativas especiales, teniendo en cuenta siempre el interés superior del menor y la voluntad de la familia. Esto es algo muy importante porque hasta ahora las familias opinaban poco, ¿no? Entonces, quiero decir, y la voluntad de las familias que muestran su preferencia por un régimen más inclusivo. En el artículo 111.4 dice: se garantiza la asistencia de estos centros, es que lo pone claramente.

¿Cuál es la diferencia?, que puede haber alguna confusión y que es bueno que usted me haya hecho la pregunta para aclararlo. Vamos a ver, ahora mismo en los centros de educación especial hay niños que verdaderamente no pueden ir a otro sitio por sus necesidades educativas tan profundas, tienen, ¿no? Pero hay otro tipo de alumnos que, si los centros tuvieran todos los recursos necesarios, podrían ser en centros ordinarios, estos niños podrían estar ahí, y entonces cumpliríamos con algo fundamental que desde el año 2017 la ONU nos tira de las orejas a España diciendo que estamos muy mal en la inclusión y que cogiéramos el modelo que en Europa está, de manera que los niños sin necesidades educativas especiales tan profundas puedan estar en los centros ordinarios y tener todos los recursos para que sean atendidos. Y, para esto, el Estado entiende que como no estamos preparados ahora mismo en esos centros ordinarios nos dan diez años para poder cumplir con todo esto y estos niños sean atendidos de una manera más inclusiva que es lo que se trata.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora consejera.

Señor diputado, adelante.

El señor SOSA SÁNCHEZ (desde su escaño): Gracias, señora consejera. Señores y señoras diputados.

Llevamos más de dos décadas en un debate muchas veces silencioso que protagonizan las familias de los escolares con necesidades educativas especiales por lograr la inclusión educativa a expensas, no solo de una valoración técnica, sino en función de la voluntad de directores de centros y en su empatía para pedir recursos que permitieran la incorporación de alumnos con necesidades especiales en las aulas. Es cierto que son casos aislados, que no es la generalidad, pero los padres y madres deben de tener la posibilidad de elegir si los alumnos optan por ir a un centro especial o bien a un aula enclave. La ley Celaá permite que la inclusión en centros ordinarios sea efectiva, que no prevalezca acudir de forma directa a un centro específico muchos de ellos y especialmente la de las islas menores alejados de los circuitos urbanos, aislados de zonas rurales donde las actividades de integración son muy limitadas si no inexistentes. El texto aprobado por el Congreso de los Diputados dice que garantizará que los centros ordinarios cuenten con los recursos y en esa frase se contiene las necesidades de un esfuerzo de inversión para que las aulas enclave o inclusión de alumnos en centros educativos ordinarios puedan dar cobertura, son cuidadoras, y respaldo educativo necesario a este alumnado. No se trata solo de un cambio de espacio físico donde debe recibir educación o atender a una readaptación curricular, se trata de una retroalimentación entre la diversidad funcional, los alumnos con necesidades especiales y todos aquellos que no las tienen.

Esta ley viene a darnos la posibilidad de normalizar una situación que no puede dejar la educación especial a expensas de una única opción de centro especial. Los centros específicos para este alumnado con necesidades educativas especiales cumplen su función, la cumplirán en un futuro, pero con la posibilidad de que los padres, madres y alumnos puedan elegir si buscan una inclusión directa y efectiva haciendo frente a los cambios que están en la esencia misma de la palabra inclusión.

Por último, señoras y señores diputados, no puedo sino lamentar las críticas por falta de consenso a esta ley, la ya conocida como la ley Celaá, que viene a sustituir a la Ley Lomce, del 2013, la tan lamentada ley que el exministro José Ignacio Wert, que concitó solamente las adhesiones del Partido Popular, con los votos del Partido Popular.

Hago mío en este Parlamento y ante usted, consejera Armas, la voluntad del Comité español de representantes de las personas... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor diputado.

Pregunta que formula...

Sí, señora consejera, le quedan dieciséis segundos, sí, si quiere utilizarlos, por supuesto.

La señora CONSEJERA DE EDUCACIÓN, UNIVERSIDADES, CULTURA Y DEPORTES (De Armas Rodríguez) (desde su escaño): No, yo lo que iba hacer es una petición a sus señorías porque estas mentiras que se han dicho sobre el cierre de los centros de educación especial está haciendo mucho daño a las familias y es lamentable que esto pase. Por lo tanto, si se ajustan al texto de la ley verán que no aparece para nada... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora consejera.