Diario de Sesiones 56/2020, de fecha 1/12/2020
Punto 22

10L/C/P-0150 COMPARECENCIA DEL SEÑOR CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS, SOBRE LAS IMPLICACIONES DEL POSIBLE NUEVO ACUERDO DEL BREXIT, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO AGRUPACIÓN SOCIALISTA GOMERA (ASG).

El señor PRESIDENTE: Seguimos con el siguiente punto del orden del día. Comparecencias en pleno. En este caso del señor consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, sobre las implicaciones del posible nuevo acuerdo del brexit, a petición del Grupo Parlamentario de la Agrupación Socialista Gomera.

Señora Mendoza...

Don Jesús, no se preocupe.

El señor RAMOS CHINEA: Muchas gracias, señor presidente. Buenos días, señorías. Buenos días, señor consejero.

Antes de nada, pedirle disculpas, señor presidente, que estaba en la otra sala y...

El señor PRESIDENTE: No se preocupe.

El señor RAMOS CHINEA: ... y no me da tiempo de llegar antes.

Bueno, hablamos ya, también, la semana pasada de que parecía que todo apuntaba a una salida pactada por parte del Reino Unido, pero una salida pactada tampoco significa que vaya a ser ni segura ni beneficiosa para Canarias.

(El señor presidente abandona su lugar en la Mesa y ocupa la Presidencia la señora vicepresidenta primera, González González).

Por tanto, señor consejero, hemos traído este tema, de nuevo, hoy aquí, para hablar del brexit, que desde hace años ha sido una preocupación para los canarios, desde que se celebrara el referéndum que desencadenó precisamente todo esto, un auténtico guion de telenovela de sobremesa, con sus tramas, sus relaciones, ya sean por interés o por afinidad, y generando un nivel de incertidumbre, a veces de alivio, otras veces de temor, y manteniéndonos pendientes de las noticias para ver cuál va a ser el desenlace real. Un nivel de incertidumbre que, a treinta días de confirmarse esta separación del Reino Unido y la Unión Europea, sigue sin despejarse. Bueno, a Santa Claus lo coge el día 24 y escapa, pero los Reyes, que vienen el día 5, a lo mejor les retienen los paquetes en aduanas.

Y todo bajo el secretismo absoluto de las negociaciones, que esperemos que esta vez sí fructifiquen en un acuerdo porque nos jugamos mucho. Y ahora mismo, en un estado de pandemia global, lo que debe imperar es el sentido común y no la calculadora económica al hacer estos acuerdos, que normalmente es lo que impera en Europa.

No es la primera vez que el brexit se ha estado negociando con todo detalle entre los socios europeos y el Reino Unido, de forma que, cuando se separe este país del resto de la Unión, pues, no se afectara demasiado ni a la esfera económica ni a las relaciones comerciales y, por supuesto, tampoco perjudicar a los nacionales europeos que residen en Gran Bretaña ni a los nacionales británicos que residen en países del resto de Europa.

Pero todo este esfuerzo diplomático, las tensiones de las negociaciones y las soluciones puestas en el tratado están en un hilo, y no sería la primera vez que una decisión soberana del Parlamento británico diera al traste con los esfuerzos negociadores. Y sobre este tema que nos ocupa, el brexit, hay que ser positivos, pero también estar preparados y haber previsto las posibles consecuencias y establecido las contingencias al respecto.

Y, por supuesto, el comité que se creó en Canarias con el inicio del brexit se ha reunido varias veces y el Gobierno canario presentó su informe al Estado de lo mucho que nos puede afectar a los canarios este hecho, ya sea en el turismo, la agricultura o, por supuesto, las relaciones comerciales. Y quizás habría que revisar estos documentos poniendo la pandemia también en esa ecuación, ya que no estaba cuando empezó a tramitarse este asunto, porque, además, es un factor distorsionador enorme de cualquier actuación prevista, tanto a nivel regional, nacional como europeo, ya lo hemos visto, cómo ha afectado de manera descomunal a nuestra economía.

Por eso me gustaría preguntarle, en este primer turno de intervención, sobre qué se ha hecho por parte del Gobierno, en qué se está trabajando en este último año desde que fracasaron los intentos de Theresa May para cerrar un acuerdo con la Unión y desde que entró la Administración del señor Johnson y, por supuesto, si se ha cambiado algo con la pandemia.

Luego ya en mi segunda intervención retomaré la afección a nuestra economía. Obviamente va a repercutir de una manera u otra y, por supuesto, a nuestra gente, tanto a los canarios que viven en el Reino Unido como a los ciudadanos del Reino Unido que viven en nuestras islas.

Señor consejero, pues esta sería mi primera intervención, quedo pendiente de su intervención y le haré las consideraciones que crea oportunas en mi segunda intervención.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señor Ramos.

Turno ahora para el Gobierno, señor Rodríguez, por tiempo de siete minutos.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS (Rodríguez Rodríguez): Señora presidenta, señorías, muy buenos días de nuevo.

Bueno, ya conocemos la historia compleja y difícil desde el famoso referéndum del año 2016 en el Reino Unido, que trastocó la política británica y, por sus consecuencias, también la política europea. Han sido más de cuatro largos años de discusiones, de dimes y diretes dentro del Reino Unido, pero también del Reino Unido con la Unión. Todo esto terminó por cuajar en un acuerdo de retirada que ha tenido efectividad el 31 de enero del año en curso. El Reino Unido ya no forma parte de la Unión Europea, el Reino Unido es un tercer país, en principio, a todos los efectos, a no ser que el acuerdo bilateral lo corrija.

Por lo tanto, es una mala noticia para la construcción europea en todas sus dimensiones, desde luego en la económica no les quepa duda, la salida de uno de los grandes estados de la unión de este proceso de construcción siempre complejo, siempre inacabado, que es la Unión Europea. No hay duda, señorías, que de forma clara y categórica el 31 de enero del año en curso el Reino Unido dejó de forma parte de la Unión. A partir de ese momento se ha abierto, primero, un periodo yo diría que transitorio, hasta final de este año y seguramente algunos meses del próximo año, en el que el Reino Unido seguirá respetando las políticas de la Unión, aunque salga de todos sus órganos, de manera que en este periodo transitorio del año 2020 los efectos de su desvinculación no los notaremos, puesto que se ha acordado el mantenimiento de todos los compromisos preexistentes. Pero no cabe duda, señorías, de que al final de este año el Reino Unido se desvincula de forma absoluta y solo estaríamos pendientes del acuerdo que se pueda establecer a partir de este momento, después de la retirada del Reino Unido.

Por tanto, retirada de la Unión, periodo transitorio y ahora se inaugura la posibilidad, desde final de año, de un acuerdo entre la Unión y el Reino Unido, que está tropezando con graves problemas de entendimiento. La última reunión de la conferencia de asuntos europeos de España, que celebramos el día 27 del pasado mes, se ponía en evidencia, se ponía en evidencia de forma clara las enormes dificultades que hay todavía para cerrar ese acuerdo de relaciones entre la Unión y el Reino Unido, problemas con relación a las fronteras con Irlanda del Norte, graves problemas con relación a los temas pesqueros, importantes problemas con relación a los problemas competencias y comerciales. Por lo tanto, señorías, un asunto no concluido hasta la fecha.

Hay dos hipótesis, que esto se cierre con un acuerdo, y por lo tanto parte de los intereses de la Unión y del Reino Unido se puedan concitar en ese acuerdo, o que exista un no acuerdo, una ruptura total.

Los datos son controvertidos. El pasado viernes de la semana que acabamos el señor Boris Johnson culpaba a la Unión de los retrasos y el señor don Michel Barnier, que es el negociador único de la Unión, decía que los problemas estaban situados en los negociadores británicos. A pesar de las decenas y decenas de reuniones hasta la fecha no hay una solución definitiva, por lo tanto, estaremos pendientes a esa decisión final, porque además se da la circunstancia que el plan de contingencia que tiene previsto el Gobierno de España y el plan de contingencia que tiene prevista la Unión Europea se mantienen casi en secreto para no debilitar la posición negociadora, con lo que la incertidumbre es total. No quepa duda que el plan de contingencia español tendrá, como mínimo, una respuesta normativa, un real decreto ley, que sabemos que está pertrechado por parte del Gobierno de España, pero que no se hace público hasta que no finalice la negociación, todo un asunto logístico, fundamentalmente en materia de fronteras, en medidas consulares, aeropuertos, aduanas, controles sanitarios, todo lo referido a la política fronteriza, que tiene enorme complejidad, y también se han establecido mecanismos de información centralizados en la Moncloa y en los ministerios para facilitar la información disponible a los distintos actores que de ambos lados se verán perjudicados. Y también hay, señorías, lo sabemos, un plan de contingencia por parte de la Unión que va a influir y determinar mucho sobre el transporte aéreo, que será determinante para nuestros intereses turísticos, también el transporte terrestre y todo lo referente al comercio y a las actividades financieras. Esperemos que la solución final sea de acuerdo y los intereses de ambas partes queden razonablemente reflejados.

Como saben ustedes, señorías, nosotros no participamos directamente, tampoco lo hace el Gobierno de España, hay un negociador único de la Unión, el señor Michel Barnier, que conoce muy bien el estatus de las regiones ultraperiféricas. Fue responsable, primero como ministro francés de las regiones de ultramar, y fue durante muchos años responsable de las relaciones con las regiones ultraperiféricas. A él nos hemos dirigido de forma reiterada en estos cuatro últimos años y está perfectamente informado de los asuntos canarios.

El Parlamento Europeo tiene también toda la información de Canarias, porque en estos cuatro años ha habido múltiples informes, reuniones y contactos para advertir de las influencias que la salida tiene en nuestro territorio.

Y acabo diciendo, señoría, que, en el marco del Gobierno de España, tanto el Ministerio de Asuntos Exteriores como el Ministerio de Agricultura están absolutamente informados y con posiciones coincidentes sobre los asuntos canarios, que se resuelven en cuatro ámbitos: ayudas a la agricultura de exportación, que luego me detendré; la movilidad turística de los británicos, que es determinante para nuestros intereses; también los temas de seguridad sanitaria; y el acceso a un fondo, que ha establecido la Unión el pasado mes de julio, de 5000 millones para ajustar los impactos que el brexit tiene sobre los distintos territorios. Sobre estos cuatro asuntos, señoría, luego le informaré de toda la información disponible, porque ahí nos jugamos... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señor Rodríguez.

Turno ahora para el Grupo Mixto, por tiempo de tres minutos.

El señor FDEZ. DE LA PUENTE ARMAS: Gracias, señora presidenta.

Señor consejero.

Tanto finalmente si hay acuerdo como si no, el Reino Unido será a todos los efectos un tercer país a partir del 1 de enero de 2021, de manera que las exportaciones españolas -y, por tanto, las canarias- estarán sometidas a los trámites aduaneros... y para los aduaneros.

Consecuentemente, el brexit está llamado a motivar un cambio sustancial en el modelo económico de Gran Bretaña, de lo que se derivarán probablemente reformas tendentes a aumentar la competitividad fiscal con el consecuente impacto en nuestra economía.

Otro problema que va a tener, y que hay que tener muy presente, es la movilidad de los nacionales británicos y su impacto en Canarias, dado que representan un tercio de los turistas que visitan, hasta la fecha, nuestro archipiélago, y es obvio que interesa de cara al futuro que se facilite su movilidad, máxime cuando es probable que exista un acuerdo de reciprocidad entre la Unión Europea y Gran Bretaña para que no sean necesarios los visados.

En todo caso, los equipos negociadores del Reino Unido y de la Unión Europea continúan conversaciones, con lo que todavía existe una ventana de oportunidad para alcanzar un acuerdo que permita a nuestro archipiélago mantener una relación estrecha con el Reino Unido, tal y como viene siendo hasta la fecha.

Canarias debe preservar las singularidades de su relación económica y comercial con el Reino Unido, aprovechando nuestra condición de región ultraperiférica y para ello contamos con la ventaja añadida de nuestras relaciones históricas con el Reino Unido.

Los efectos del brexit serán, por tanto, en la economía canaria directos e indirectos. Los efectos directos se derivan del impacto sobre las relaciones comerciales de Canarias con el Reino Unido, bienes, servicios y, básicamente, el turismo, a las cuales les afectará, por un lado, la evolución del tipo de cambio de la libra esterlina frente al euro y, por otra, la evolución de la economía británica y la capacidad de gasto de los consumidores británicos. Hay que tener claro que una eventual depreciación de la libra esterlina nos haría más caros sin nosotros haber siquiera tocado los precios. Los efectos indirectos se librarán del impacto del brexit sobre la economía de la eurozona, en particular y global en general. Estudios financieros del Reino Unido dicen que la Unión Europea representa el 44 % de las exportaciones del Reino Unido, el 13 % de su PIB y el 50 % de las importaciones, el 17 %.

Fuera del mercado único y dentro del marco de las organizaciones mundiales de comercio, los agricultores del Reino Unido se beneficiarán de las barreras a las frutas y hortalizas extranjeras a costa de los consumidores que tendrán menos productos con los que comprar y elegir. Agricultores británicos más protegidos significa agricultores canarios con más problemas para colocar sus plátanos, tomates, flores y pimientos en los muelles de Inglaterra, Gales, Escocia o Irlanda del Norte. Un eventual arancel en los productos agrícolas canarios sería nefasto para el sector agrícola, que, no olvidemos, aporta el 3,8 de media el PIB de las economías de las zonas RUP europeas. Por el contrario, esta aparente debilidad no es una de las grandes ventajas o fortaleza con la que cuenta Canarias, el reconocimiento como región ultraperiférica, recogida en el Tratado de Funcionamiento dentro del Derecho comunitario que beneficiará a alguno de nuestros sectores comerciales comunes.

En consecuencia, el brexit puede y debe ser entendido como una oportunidad y Canarias debe posicionarse bien como socio objeto de un trato especialmente por parte del Gobierno de Gran Bretaña o, por el contrario, como refugio preferente para inversores que busquen alternativas al Reino Unido post brexit que quieran posicionarse en el mercado europeo con otras vías de acceso.

Las espadas, señor consejero, siguen en todo lo alto, estamos en los minutos de descuento del partido y, por lo tanto, debemos estar muy atentos a los movimientos de última hora no sea que algún país nos meta un gol.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias.

Turno ahora para el Grupo de Sí Podemos Canarias, por tiempo de 3 minutos, señor Marrero.

El señor MARRERO MORALES: Buenos días, señorías. Buenos días, señor vicepresidente del Gobierno, consejero de Hacienda.

Hace un año, aproximadamente, en este Parlamento la gran catástrofe era Thomas Cook y el brexit, parece que la pandemia, pues, lo ha borrado todo y lo ha llevado a su justo término, tal vez, porque ha sido tan grande y está siendo la catástrofe que ha minimizado la cuestión del brexit, del cual casi no habíamos vuelto a hablar hasta fechas recientes, porque, precisamente, algunos de los negociadores plantean que mañana sea el plazo último, porque en siete días se tiene que reunir la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno porque el día 17 de diciembre el Parlamento británico inicia a partir de ahí sus vacaciones y porque para el día 28 el Parlamento de la Unión Europea tiene previsto la celebración de sucesión para determinar qué se hace con este asunto. Es decir, después de cinco años la cuestión está encallada en cuestiones como pueden ser la gobernanza, las garantías de competencia justa y, de manera especial, la pesca también; aunque la pesca no signifique una gran cuestión para la economía del Reino Unido, pero es una cuestión de símbolos, es una cuestión de soberanía y la Unión Europea pues sigue manteniendo respecto a la pesca con el Reino Unido que quiere conservar su cuota en torno a un 15-18 % de la cuota pesquera en aguas británicas. Es decir, la situación está encallada y, posiblemente, todo lo previsible es que en algunas de estas cuestiones pues no vaya a haber acuerdo.

¿Quién pierde en esta situación? Pues el conjunto de la Unión Europea y también los británicos, pues, afecta a las personas, afecta a los bienes, afecta a los servicios, es decir, en definitiva, a la economía y, de manera, especial a los ciudadanos y ciudadanas de ambos lugares. Canarias es un lugar donde de cada tres turistas que vienen uno es británico y, de manera especial, islas como Lanzarote o Tenerife, pero de manera especial Lanzarote, donde en el año 2018 el 46 % del turismo que llegó era británico, y para el PIB de la isla significa un 37 % la ausencia o presencia de turismo británico. Tenerife se ve un poco menos afectado, aunque, también, la segunda, con una influencia sobre el 12 % del PIB porque el 38 % del turismo que venía a la isla de Tenerife en el 2018 era británico. Con las actuales circunstancias posibilidades de encarecimiento de fletes, etcétera, pues ese comercio de... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional). Ese comercio de servicios, que es en el que entra el turismo, ese trasvase de servicios, pues, es infinitamente superior al de bienes, es decir, la cuestión de la agricultura parece casi una insignificancia con respecto a la cuantía que significa el turismo en sí mismo.

Por tanto, las dificultades para mantener las cuotas al transporte, las ayudas al transporte de la Unión Europea cuando seamos un tercer país, la competencia con terceros países, externos a la Unión Europea y también de la propia Unión Europea, en desiguales condiciones, van a afectar a nuestra agricultura, tanto al tomate como al pepino y otros productos agrarios que se exportan hacia Reino Unido.

Tenemos algunas ventajas, que es que ya tenemos el engranaje aduanero a nuestro favor, y también que no tiene que pasar por el canal de la Mancha, o sea... pero son escasas las ventajas.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señor Marrero.

Turno ahora para el Grupo de Nueva Canarias, también por tiempo de tres minutos, señora Domínguez.

La señora DOMÍNGUEZ HORMIGA: Gracias, señora presidenta. Muy buenos días, señorías.

Ante esta segunda ola de pandemia Europa se encuentra frente a dos frentes abiertos muy importantes. Evidentemente, si no se cierran acabarán los Estados miembros con mucho daño en la economía y nuestras instituciones y la credibilidad de la institución europea:

Uno es el brexit, que, paralelamente, como ya decía el señor consejero, se tiene que valorar de forma conjunta con las negociaciones de los fondos de recuperación y de resiliencia. El brexit, el cuento de nunca acabar. Se está llevando a cabo, como es muy común en Europa, como se le llama, una negociación a la europea, es decir, esa negociación in extremis en la que se apura hasta el último momento para llegar a un acuerdo. Lo que está claro es que la fecha está puesta, el 31 de diciembre del 2020. Quisiera saber, señor consejero, si se habla ya de algún tipo de prórroga porque las negociaciones, como bien usted ha dicho y mis predecesores, están encalladas en muchísimos aspectos: en materia de gobernanza, en materia de igualdad de condiciones y en materia de pesca. En materia de pesca, ¿cómo valora usted la repercusión directa que va a suponer que el Reino Unido vuelva a tomar en consideración el ámbito de sus aguas para que las políticas de pesca tengan un control absoluto?, ¿cómo puede afectar en Canarias este hecho?

Otro, como decía, la segunda negociación en la que se encuentra inmersa Europa es en materia de los fondos de recuperación y resiliencia, con este posicionamiento de Hungría y Polonia en el que ya han firmado sus primeros ministros un bloqueo a los presupuestos de la Unión Europea por la inclusión de esa cláusula de la necesidad de la defensa del Estado de derecho en que Polonia, por sus políticas de ataques constantes a la comunidad LGTBI, por sus políticas de retroceso en materia de derechos de la mujer, no está interesado en que se incluya esta cláusula. Como decía, Europa ya está valorando, incluso, un plan B, un acuerdo intergubernamental o cooperaciones reforzadas con los Estados miembros: ¿cómo valoraría usted cómo nos podría repercutir el hecho de que Europa tenga que enfrentarse a esta oposición directa de Polonia y Hungría y que realmente tenga que optar por este plan B?

Y otra pregunta quería hacer, respecto a los convenios ya bilaterales que está suscribiendo el Reino Unido con 48 países y en los que se mantienen ya unas políticas comunes de continuidad comercial y política, en este caso Canarias estamos en el ámbito del paraguas europeo, nos afecta directamente porque, evidentemente, no podemos tener unos convenios bilaterales directos con el Reino Unido, pero nos afecta, ¿qué valoración hace respecto a estos 48 convenios que ya están firmando y que en materia de continuidad comercial tendrían una relación absolutamente directa?

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señora Domínguez.

Turno ahora para el Grupo Popular. Señor Ester, por tiempo de tres minutos.

El señor ESTER SÁNCHEZ: Muchas gracias, señora presidenta. Señorías.

Señor consejero. Está claro que la salida del brexit es una mala noticia no solamente para Europa, particularmente para Canarias, y que estamos a expensas -y usted lo ha dicho- o no sabe absolutamente nada de lo que va a poder pasar con estos futuros acuerdos. Pero lo que sí tenemos claro es que nosotros nos tenemos que hacer, como Canarias, oír, basándonos en el Tratado de Lisboa y como región ultraperiférica tenemos que mantener a los sectores que ahora mismo dependen de Europa y dependen del comercio con Reino Unido: turismo y sector primario, fundamental, señor Rodríguez, y para ello hay que alzar la voz. Usted ya dice que ha enviado las propuestas y ha enviado temas para decir la necesidad que hay en Canarias, pero hay que armar más escándalo, en el sentido, para que nos hagan caso. Porque, poco caso nos van a hacer, oiga usted ha subido hoy aquí, usted ha dicho "bueno, vamos a ver lo que pasa, ya veremos lo que pasa, no sabemos lo que pasa y ya veremos a ver con los acuerdos", ha subido peinado y se ha sentado peinado. Hay que despeinarse de vez en cuando también y hay que exigirle también que lo haga, junto con nosotros, el Gobierno de España, porque el Gobierno de España poco se moja por Canarias, y con este tema se va a mojar aún menos, y eso hay que alzar la voz.

El otro día nos pasó con el atún rojo, señor consejero. El otro día aquí, en Canarias, que ha dejado de ser un asunto de Estado para el señor Sánchez desde todos los puntos de vista, se ha dado la espalda a la flota artesanal canaria y a las cuotas del atún rojo. Y aquí el Gobierno de Canarias no ha dicho absolutamente ni mu. Y el Partido Socialista, que se le llenaba la boca pidiendo más cuotas de atún rojo para Canarias cuando gobernaba el Partido Popular, ahora que conseguimos que la Unión Europea acepte y normalice este reparto diferenciado de cuotas para la flota artesanal, es cuando el Gobierno socialista va y bloquea el acuerdo. Y el Gobierno de Canarias no dice ni mu. Y eso también es responsabilidad suya y de este presidente de Gobierno.

El turismo, también, señor consejero, que utilizan como un pañuelo a Europa para ponérselo de parapeto o no, según interese al Gobierno socialista utilizar a Europa, en este caso, como la última reflexión que hizo la ministra de Turismo con respecto a los test. Pues, evidentemente, señor consejero, usted tiene también que alzar esa voz, y eso no lo está haciendo actualmente el Gobierno de Canarias, y tiene que hacerlo con el Gobierno de España, porque también el Gobierno de España debe ir y debe de pedirle a Europa lo que necesita Canarias, y ustedes son los primeros que tienen que alzar la voz ante el Gobierno de España, que no hace absolutamente caso a lo que necesita Canarias.

Por lo tanto, señor consejero, le queremos ver a usted que se moje y que luche contra el Gobierno de España, porque esto ya es una lucha, porque nos están bloqueando continuamente a los canarios, y lo vimos el otro día con la flota artesanal pesquera, que no tenga miedo, que no sea blandito, como dice mi compañero Fernando Enseñat, que levante la voz ante el Gobierno de España y vele por los intereses de los canarios, que no lo están haciendo, por el sector primario... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional). Por el turismo y por todo aquello que pueda afectar a Canarias, y más con esta salida del brexit que tanto nos afecta al transporte y a los productos que vendemos en Europa y, sobre todo, a los que vendíamos a Reino Unido.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señor Ester.

Turno ahora para el Grupo Nacionalista, por tiempo de tres minutos. Señor Quintero.

El señor QUINTERO CASTAÑEDA: Muchas gracias, señora presidenta. Señorías, señor consejero.

Usted lo ha dicho, el 31 de enero de este mismo año ya el Reino Unido está fuera de Europa. Es verdad que hasta el 31 de diciembre de este año quedan cuatro semanas, solo cuatro semanas. Hemos pasado por un estado transitorio, que son esos lazos históricos, culturales y comerciales que hemos tenido siempre con el Reino Unido, de tránsito de personas, movimiento de personas, profesionales, investigadores, empresas, comercio, sectores importantísimos como el turismo y cómo el sector primario no se han visto perjudicados en este momento. Con lo cual, Canarias no hemos visto el efecto del brexit. Decía el señor Marrero, es verdad, hablamos antes de la pandemia del brexit como uno de los grandes problemas, la pandemia es verdad que ha colapsado todo, pero porque también no hemos visto los efectos, no se han visto los efectos. Estamos con una especie de hipnosis, que creemos que ya el Reino Unido salió, y, es verdad, el 31, y que todo sigue igual. Pues no, no va a seguir igual, ese es el problema.

A día de hoy no hay ningún acuerdo, no hay un acuerdo. De hecho, esta semana, ayer, había complicaciones, el Reino Unido pone serias complicaciones para llegar a un acuerdo antes del 31, lo ha dicho la Cámara del Reino Unido. Y, evidentemente, han dicho claramente que están por llegar a un buen acuerdo, pero no a costa de todo. Pero, claro, hablemos de Canarias: ese acuerdo para Canarias que puede llegar la Unión Europea con el Reino Unido puede ser bueno, pero puede ser letal para algunos sectores, y ahí es donde tenemos que, señor consejero, desde Canarias exigir al Gobierno de España que, evidentemente, tiene de alguna manera que ponerse las pilas. Porque aquí lo comentaban los otros compañeros, ya el Reino Unido ha hecho convenios bilaterales con otros países. Les voy a decir, uno, para no nombrar todos, con Marruecos, agrícola, se le quitan los aranceles a Marruecos, evidentemente, el tomate canario no podrá exportar al Reino Unido, porque si ahora competitivamente le está siendo complicado, cuando le quiten los aranceles y el Reino Unido ha nombrado socio preferencial a Marruecos, evidentemente, lo que es... van a ser proteccionistas, incluso como lo hacía Estados Unidos, a lo que criticábamos, la agricultura del Reino Unido sí, lo que no produzco lo exporto, pero no de países europeos y menos de Canarias. Con lo cual, yo creo que tenemos que estar muy vigilantes y no podemos aceptar cualquier acuerdo, porque cualquier acuerdo para el resto de Europa puede ser perjudicial para Canarias.

Señor consejero, es evidente, usted lo ponía, que el plan de contingencia, usted lo decía, que, evidentemente, la presión que hay ahora no se pueden sacar los planes de contingencia, porque eso podía debilitar las negociaciones, estoy completamente de acuerdo, pero me preocupan algunas cosas. Por ejemplo, los tres millones de transporte que tenía el sector del tomate, usted dice que ahora.. yo voy a esperar los tres millones han desaparecido de los presupuestos, los tres millones, es verdad que dice que en la línea 1.9 se la da al Gobierno de Canarias, pero tampoco está en los presupuestos de transferencia a la comunidad autónoma canaria, con lo cual... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional). Por poner un ejemplo, estamos ahora mismo con la incertidumbre de qué pasaría con el sector del tomate, por decir, el sector del pepino, de la albahaca.

Y, evidentemente, hablemos del sector turístico, un sector que se va a ver afectado. Es decir, hoy en día el sector del transporte viaja con normalidad, no tenemos ningún tipo de restricciones, pero van a haber trabas burocráticas que hasta ahora no existen. Y es evidente que si no hay algún acuerdo es mejor, incluso, que se prorrogue unos meses más después del 31 de diciembre, porque podría ser letal para la economía de Canarias.

Con lo cual, desde mi grupo, es evidente que estamos por la labor de un acuerdo pero no podemos beneficiar o aplaudir cualquier acuerdo, si el acuerdo perjudica a los sectores claves de Canarias, evidentemente, no solo el plan de contingencia, sino que Europa también debería velar por esos lazos históricos que, como región ultraperiférica, también Canarias y como RUP, tenemos con el Reino Unido.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señor Quintero.

Turno ahora para el Grupo Socialista, señor Álvaro, por tiempo de tres minutos.

El señor ÁLVARO LAVANDERA: Gracias, presidenta. Señorías, señor consejero.

El plazo de prórroga, señor Quintero, terminó, no hay plazo posible de prórroga y lo que estamos ahora es en una incertidumbre, creo que, además, que no es razonable especular sobre si habrá acuerdo o no en los pocos días que quedan, sino centrarnos realmente en qué podemos hacer para nuestra tierra, para nuestras empresas, para nuestros ciudadanos, para nuestro sector primario, para nuestros servicios.

Cuarenta y siete años después de estar dentro de la Unión Europea el populismo de derechas ha acabado con sacar al Reino Unido de la Unión Europea. Esa es una de las cuestiones que creo que debemos reflexionar, para los que estamos en política, para no repetir determinados comportamientos que lleguen a resultados que son malos. Haya acuerdo o no haya acuerdo en los aspectos normativos, de competencia, etcétera, que quedan pendientes por aclarar, el brexit es una mala noticia en sí. El acuerdo no va a satisfacer, evidentemente, las necesidades que puedan tener aquellos sectores que se han mencionado aquí.

Y yo creo que lo que estamos obligados es a reinventarnos. El brexit se estima que va a reducir la riqueza del Reino Unido entre un 2,5 y un 5 %, aparte del efecto que ya tiene la pandemia. Esto significa una pérdida de renta disponible por parte de los británicos, cuyo primer efecto directo, y eso no hay ningún acuerdo que lo pueda evitar, es el que haya menos turismo británico, y nosotros tenemos una alta dependencia del turismo británico.

Si en estos días se abría polémica sobre el coste de un test, sobre si era una barrera de entrada que un turista no pudiese pagar 100 euros, pues imaginemos las consecuencias que puede tener la pérdida de renta disponible de los británicos a la hora de viajar. De hecho, las tendencias en materia turística, se habla mucho del turismo de proximidad, pero eso no es una solución para Canarias porque, por definición, somos un territorio alejado y nosotros tenemos que centrarnos, desde luego, en lograr captar aquellas oportunidades... ¿En materia de sector primario?, pues habrá que exportar a diferentes destinos, si es posible, o seguir compitiendo con los actuales. En materia turística, bueno, dicen los expertos que empezarán a viajar aquellos que tengan mayor renta disponible, pues hagamos que Canarias sea el destino donde primero se pueda viajar y fidelicemos ese turismo.

Se acaba el periodo transitorio, entramos en un periodo de incertidumbre y, evidentemente, hay singularidades canarias en las que estamos que tener... estamos que estar muy atentos. Hay planes de contingencia, lo vemos... en Fuerteventura le digo que desde hace tiempo se han creado las infraestructuras, por ejemplo, en el aeropuerto, para que ese turismo pueda seguir existiendo con controles. Desde luego, van a ser miles las consecuencias, consecuencias que se van a dar haya o no acuerdo, como digo... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional).

No le quito más tiempo, realmente la mala noticia es que hay brexit y eso ha acabado con cuarenta y siete años de convivencia dentro de la Unión Europea con un país que fundó, por cierto, la Unión Europea. Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señor Álvaro.

Turno para la Agrupación Socialista Gomera, señor Ramos, por tiempo de siete minutos.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señora presidenta.

Bueno, señor consejero, Nelson perdió el brazo en Tenerife, lo que no podemos perder nosotros es la cabeza. Y lo digo porque yo me asemejo o estoy más del lado del discurso que ha hecho tanto usted como el señor Lavandera o como el señor De la Puente: yo creo que también puede ser esta una oportunidad para reinventarnos y sobre todo para ver también una posible vía de diversificar nuestra economía en el brexit.

Obviamente, claro, sin dejar de prestar atención a lo que está ocurriendo y ser cautelosos con las decisiones que se tomen. Yo le agradezco las declaraciones suyas, señor consejero, y también, por supuesto, las de los diferentes portavoces, porque creo que en el fondo todos estamos de acuerdo, y estamos de acuerdo que ante este periodo de incertidumbre nos preocupa nuestra economía, nos preocupan los canarios y las canarias, nuestros empresarios y empresarias y nuestros autónomos y autónomas y, como le dije antes, señor consejero, le expondré nuestras reflexiones sobre la afección del brexit a nuestras vidas.

En el tema turístico tenemos el problema que, al salirse los británicos de la Unión Europea, pasarán a ser extracomunitarios y deberemos adaptarnos a que tengan dificultades adicionales a la entrada. Todo el mundo está preocupado por el turismo, por las licencias de las compañías aéreas británicas, por si serán o no serán válidas en el territorio de la Unión, por los requisitos y controles que se pongan a los turistas que llegan, obviamente, hablamos de nuestro principal emisor de turistas.

También sobre esas infraestructuras y medios que los turoperadores ingleses tienen en nuestras islas, cómo podrán verse afectadas, también esa posible pérdida, más que posible, realidad, pérdida del poder adquisitivo de los ciudadanos ingleses, y por no decir que ahora, con la pandemia, las políticas para establecer corredores seguros, excepciones a las cuarentenas o evitar vetos al destino de las islas, pasan a ser decisiones bilaterales en vez de comunitarias y habrá que ver a que esta, la administración británica y española para normalizar esos protocolos con la fijación de corredores seguros. Obviamente, ahora las relaciones tienen que ser de forma bilateral y ya no son a nivel de la comunidad europea.

No nos olvidemos que son y esperamos que sigan siendo nuestro principal emisor de turistas en Canarias, y que una vez vencido el virus el tráfico de viajeros a las islas se haga de forma constante y fluida.

También es cierto que se ha estado trabajando buscando soluciones a los problemas que nos pueden llegar del brexit, sin ir más lejos la pasada semana lo debatíamos con la consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca, porque el sector primario será de los más afectados si se entra en una guerra arancelaria como las que vimos en 2019.

Por no hablar de aspectos básicos como los posibles cambios de criterios fitosanitarios para la entrada de nuestros productos al Reino Unido o acuerdos que hagan los británicos con terceros países a la hora de abastecerse. No nos olvidemos que el sector del tomate y el del pepino prácticamente sobreviven gracias a las exportaciones al Reino Unido, y tenemos que defender que las relaciones comerciales sigan como hasta ahora, puesto que es esencial para nuestro campo canario, más si tenemos en cuenta que el posible encarecimiento de los productos importados, muchos de ellos de los que se nutre nuestra industria, podría también afectar a nuestro tejido productivo, por lo que me ratifico en que se impulse un buen acuerdo y que se mantengan las relaciones comerciales con Gran Bretaña.

A todo esto, habrá que ver la evolución de la libra frente al euro, puesto que también será un factor decisivo para ver si el poder adquisitivo de los británicos se mantiene frente a Europa y, por tanto, que les siga siendo rentable consumir nuestros productos y por supuesto visitarnos.

Se ha hablado y escrito muchísimo sobre el brexit, pero hay un tema del que no se ha hablado mucho ni se publicita en las previsiones, que es el tema que afecta a las personas directamente, y no hablo de lo económico, ya que es bastante considerable la presencia de innumerables canarios y británicos que viven a ambos lados de la nueva frontera, y que ni tendrán las mismas facilidades de tránsito, residencia y servicios públicos básicos. Hay estimaciones que hablan de varias decenas de miles de británicos afincados en Canarias, gente implicada en sus comunidades, en sus municipios y en la actividad económica y en la generación de empleo, son nuestros vecinos de toda la vida, unos canarios más que de la noche a la mañana se verán con que no es lo mismo para ellos acceder a servicios públicos esenciales, o tener que pelearse para obtener la residencia, con la triste disyuntiva de si deben cerrar sus negocios o irse, incluso abandonar la política municipal, pues ya no serán comunitarios.

Y en el Reino Unido están muchos canarios en idéntica situación, que han obtenido trabajos que a lo mejor no encuentran en nuestras islas, lo hemos debatido muchas veces con respecto a las jóvenes promesas que deben emigrar en busca de un futuro, canarios en una nación cercana pero que de repente será una nación que les ponga muchas barreras, barreras que si hasta ahora ni se habían establecido por unos u otros, pues a nuestro entender deberían ser barreras que ninguna de las dos partes imponga.

Porque, ¿qué cambia para una persona que se dedica a sacar adelante a su vida y quizá a su familia del 31 de diciembre del 2020 al 1 de enero de 2021, a parte del cambio de año, como para que al día siguiente del brexit sea un desconocido? Obviamente, sería una situación cuanto menos curiosa.

Señor consejero, necesitamos una implicación directa en este asunto, tenemos que tener transparencia, a una RUP como Canarias, tan vinculada al Reino Unido, nos va mucho más el tener certezas y saber qué habrá después de este post brexit. Por eso le emplazo a que, una vez se den a conocer los acuerdos del brexit, si finalmente se producen, pues que el Gobierno los analice, los traslade a los grupos y a que comparezca en esta sede parlamentaria para saber a qué atenernos y qué medidas se van a coordinar junto con el Gobierno de España.

Obviamente, sobra decir que el apoyo de la Agrupación Socialista Gomera en este sentido la va a tener plenamente, y desearle, bueno, mostramos en usted toda la confianza y desearle las mejores de las suertes para que pueda influir también en el Estado para que esos acuerdos que se lleven por parte de nuestro Gobierno a Europa sean los mejores posibles para nuestra tierra.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señor Ramos.

Turno ahora de cierre para el Gobierno. Señor Rodríguez, por tiempo de siete minutos.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS (Rodríguez Rodríguez): Señora presidenta. Señorías.

Lo han reiterado yo creo que todos los intervinientes, es una mala noticia la salida del Reino Unido de la Unión y yo creo que las consecuencias van a ser negativas para los ciudadanos y ciudadanas del Reino Unido y también para la Unión. Es evidente, todos los analistas apuntan al retroceso de la economía británica por esta razón, también en el arrastre negativo que tiene sobre la economía europea la salida de uno de los grandes de la Unión y, por lo tanto, lamentar esta salida y aprovecho la referencia que hace el portavoz socialista a esto del populismo de las derechas europeas, que ahora está también comprometiendo la estabilidad de la Unión, por el otro lado, por la misma concepción, me refiero a Hungría y a Polonia. (El señor presidente se reincorpora a su lugar en la Mesa).

Hay una buena noticia y es la pérdida de las elecciones de Donald Trump, esto ha frenado en gran medida algunas de las pretensiones del señor primer ministro británico porque tenían, venían muy animados en esta ruptura de la Unión por parte de la derecha populista norteamericana, que ha perdido, afortunadamente, las elecciones y ha contenido la euforia de los sectores más conservadores del Reino Unido con la ruptura de la Unión Europea. Ahora, la nueva mayoría demócrata en Estados Unidos yo creo que es un socio menos interesante para el señor Boris Johnson que el señor Donald Trump, y esta es una buena noticia, señorías.

En cualquier caso, parece razonable que tengamos que estar a la expectativa de lo que decidan ambas partes. Esto lo están negociando Michel Barnier y el propio primer ministro británico, la solución final no la sabemos, con acuerdo será malo sin acuerdo será malísimo, si ustedes quieren, pero no queda más remedio que esperar a las consecuencias de esa negociación porque ahí se residencia la soberanía de ambas partes para tomar la decisión final. Sabemos perfectamente que el Estado español, que la Unión Europea tiene planes de contingencia en todos los órdenes, lo decía antes, en el orden normativo, logístico, en el orden económico y comercial. De lo que se trata es, pase lo que pase, cómo colocamos mejor nuestros intereses en este proceso, digamos, de ruptura con la Unión.

Primero, la agricultura de exportación, señorías. La agricultura de exportación a la Unión Europea, el sector hortofrutícola, como saben, compromete el 40 % al mercado británico, que ahora queda como país tercero, no tenemos derecho a las ayudas al transporte y hay 3 millones comprometidos. Lo que está diciendo el Gobierno de Canarias, comparte el Gobierno español y negociamos con la Comisión es que esos 3 millones los mantengamos y los transformemos en otro tipo de ayudas y la idea que se está poniendo sobre la mesa en la propuesta del Posei son dos propuestas: una ayuda a la diversificación de la producción, a la reconversión del sector en los próximos tres años por esos 3 millones de euros que se mantengan con fondos españoles y, por otro lado, a intensificar la ayuda a la hectárea, que ya teníamos, en 15 000 euros a 24 000 e inventarnos una nueva de otros 15 000 euros para ayudar también a la reconversión del sector. De manera, señorías, que la pretensión de las autoridades canarias, españolas, y creo que vamos a convencer a la Comisión, es que las ayudas que ahora recibíamos en la exportación del sector hortofrutícola sean reconvertidas en otro tipo de ayudas para mantener la competitividad del sector que, en cualquier caso, en términos estratégicos tendrá que cambiar.

Yo creo que las medidas propuestas son razonables, posibles y creo que las vamos a garantizar, el Posei comunitario estaba en crisis hasta hace unos días y hemos conseguido al final resolver la única incógnita que teníamos con las políticas europeas 2021-2027. Ahora el Posei comunitario va a tener la misma ficha financiera del 2014-2020, cuando hace una semana estaba en riesgo el 3,9 %, esos 72 millones, esos 10 millones/año. De manera, señorías, que tenemos una política bien definida para compensar al sector hortofrutícola, que está consensuada con el propio sector, que es posición del Gobierno de Canarias, del Gobierno de España y la estamos discutiendo con la Comisión.

Luego está el tema de la movilidad turística, aquí tenemos un problema, pero lo tienen ellos también, y esto es una ventaja, como ustedes saben, el negocio turístico no es solo nuestro. Es más, la parte sustancial del negocio turístico es de ellos, es de los turoperadores, de las compañías aéreas, de los aeropuertos y esto es un elemento que nos da garantías. Son ellos tan interesados como nosotros en que los británicos vengan aquí, porque si no perderán más de la mitad del negocio que está en el otro lado, de manera, señorías, que esperamos, deseamos y creo que se va a conseguir una salida razonable al tema turístico, sin perjuicio de que hay un elemento imposible de corregir que puede ser la pérdida de riqueza o la devaluación de la libra, es decir, que por ahora no tenemos capacidad desde aquí para corregir esas cuestiones, pero todo se andará, señorías, todo se andará. De manera que yo confío en que el tema de la movilidad de las compañías aéreas se reconduzca razonablemente porque los intereses son mutuos.

Discutimos con ellos bastante y se ha conseguido abrir, sustituir las cuarentenas por test, ahora estamos empeñados en que los test no sean solo de un tipo, que puedan ser de varios tipos. Hemos logrados sustituir las cuarentenas por test, que es una buena cosa para el negocio turístico y ahora estamos empeñados en convencer al conjunto de la Unión de que los test diagnósticos no tengan apellido, los que estén homologados.

Y luego está el fondo que no se ha hablado señorías, que es importante, es un fondo de 5000 millones de euros, que decide la Comisión en el mes de julio, en el que estamos trabajando para que una parte venga a Canarias. Ya le he mandado una carta la semana pasada al secretario de Estado de Asuntos Europeos y al de Administraciones Públicas, que, por cierto, me responde ayer de manera que nosotros podamos acceder a ese fondo de ajuste por el impacto del brexit porque somos de los territorios más afectados, tanto en materia del sector primario como en materia turística, señorías. De manera que, al margen de que la última palabra está donde está, esta comunidad, el Gobierno español en consonancia con Canarias, estamos organizados y preparados para responder a este reto, que es una mala noticia y espero que no se repita.

Ahora acabo, señor presidente, si me da un minuto, con una pregunta no vinculada exactamente a la comparecencia pero que tiene mucho interés, que decía la portavoz de Nueva Canarias. (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional). De facto bloqueados por Hungría y por Polonia. Y yo creo que la Comisión va a tener que tomar una decisión. No puede ser que esos dos países que incumplen las reglas del Estado de derecho impongan su veto al conjunto de la Unión. A lo mejor va siendo hora de cortar por lo sano, señorías, y quien no cumple con el Estado de derecho se le excluya de la Unión. Y yo creo que no va a quedar más remedio, no puede ser que estos dos territorios, también dirigidos por la derecha populista, muy extendida y con algunos amigos en el Estado español, hagan de las suyas. Yo espero que esta situación se desbloquee a las buenas o a las malas, porque solo faltaba que esta derecha también nos comprometiera los fondos que son vitales para la recuperación, como sabemos.

En definitiva, señorías, yo creo que sobre el brexit estamos atentos, seguiremos atentos, es nuestra obligación, y minimizaremos, digamos, el daño, porque daño va a haber.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Rodríguez.