Diario de Sesiones 59/2020, de fecha 16/12/2020 - Punto 18

10L/PL-0011 DICTAMEN DE COMISIÓN. DE LA COMISIÓN DE PRESUPUESTOS Y HACIENDA, SOBRE EL PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE CANARIAS PARA 2021.

El señor PRESIDENTE: Señorías, buenas tardes, vamos a reanudar la sesión plenaria, tal como habíamos quedado, vamos con el punto del día en relación con el dictamen de Comisión de Presupuestos y Hacienda sobre el proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la comunidad autónoma de Canarias para 2021.

Iniciamos el debate con las intervenciones correspondientes al debate del texto articulado. Tiene la palabra el Grupo Mixto para iniciar las intervenciones.

Adelante.

La señora ESPINO RAMÍREZ: Gracias, presidente, señorías.

En los dos días que va a durar este Pleno de aprobación de los presupuestos van a cerrar en Canarias 24 empresas. Cuando acabe la semana serán 168. Ese es el ritmo al que se está destruyendo nuestro tejido productivo. Esa es la sangría económica que estamos viviendo. Desde el pasado mes de marzo hasta ahora Canarias ha perdido casi tres mil trescientas empresas. Se han evaporado, desaparecido, y con ellas miles de puestos de trabajo. Tenemos 50 000 parados más que hace un año en Canarias y no podemos seguir por ese camino.

Ha llegado el momento de tomar decisiones, ha llegado el día de plantar cara al Gobierno de Sánchez y decirle que así no. Ha llegado el día de poner por delante a los ciudadanos de esta tierra, por delante de las ideologías y por delante de las siglas de nuestros partidos. Es necesario llegar a acuerdos, pero para eso no solo tiene que ceder la Oposición; el Gobierno también tiene que escuchar y tiene que ser valiente. Ya basta de tanta cobardía. Podrán cumplir su máxima aspiración, la de seguir en el Gobierno durante muchísimo tiempo, si sacan a esta tierra de esta difícil situación, pero si dejan que siga agonizando, si siguen de brazos cruzados y sin levantar la voz mientras tantas familias lo pasan realmente mal, no van a cumplir ese objetivo.

Tres mil trescientas empresas desaparecidas en nueve meses y miles de canarios que se han quedado sin trabajo, y no solo en el sector turístico, también en el sector industrial, también en la agricultura. Y seguimos sin recibir los 8 millones de euros para el agua de riego de los agricultores de este año de los presupuestos del Estado y hemos tenido que estar mendigando, mendigando, para que llegaran los millones para la pobreza.

En el primer debate que tuvimos sobre estos presupuestos el señor Rodríguez, hoy ausente de esta Cámara, no le interesa el debate de presupuestos, apostaba con la señora Navarro que dejaría la política si el próximo año el Gobierno no recauda lo que estaba previsto en los presupuestos de la comunidad autónoma para el año que viene. Señorías, vista la evolución de esta pandemia en Europa, vista las nuevas restricciones de Alemania, de Reino Unido, de Países Bajos... vista la decisión del Consejo de Estado sobre el decreto de los antígenos, y vista la continuidad del cero turístico que estamos sufriendo, podemos confirmar que el próximo año nos vamos a quedar sin consejero de Hacienda, salvo que el señor Rodríguez no cumpla con las condiciones de su apuesta.

Y es que en las actuales circunstancias, con el panorama económico tan cambiante, en función de la evolución de la pandemia, no es el momento de echarse un farol. Para el señor Rodríguez, ausente en este debate de presupuestos que ha preparado su consejería... (ininteligible) de presupuestos, pero parece que a él no le interesa, porque no está presente, señor Rodríguez, le digo, cuando usted se quiera enterar, porque no está hoy en la Cámara, que no hay que ser solo prudentes sino también responsables. La propia consejera de Turismo, también ausente del debate, ha aprendido la lección y ya no asegura con esa rotundidad que lograremos este año alcanzar la cifra de 5 millones de turistas, que, por otra parte, cualquier otro año nos habría parecido absolutamente catastrófica.

Esa es la realidad a la que nos enfrentamos, señores del Gobierno, Canarias es una nave de un único motor y ese motor se ha parado, y ahora estamos planeando, y si el copiloto y el piloto, desaparecidos de la Cámara hoy, no toman decisiones, acabaremos estrellados.

El Plan Reactiva Canarias que aprobó esta Cámara casi por unanimidad era un primer paso para ello, sin embargo, no se refleja en esta Ley de Presupuestos.

Tampoco entendemos por qué a pesar de las graves dificultades que están pasando las familias, los autónomos y las pequeñas y medianas empresas para resistir, el Gobierno no haga uso de más dinero del superávit de 2018 que se nos ha autorizado, y que de los casi quinientos millones disponibles solo se vayan a utilizar 100.

Estos presupuestos serían razonables en un periodo de normalidad económica, pero en las actuales circunstancias resultan insuficientes para cubrir todas las necesidades que tenemos. Ustedes lo fían todo al señor Sánchez y a 1000 millones de euros extra que, según dice, vendrán a Canarias procedentes de los fondos europeos, pero no sé si han oído al señor Sánchez decir que esos fondos no tendrán un carácter localista. Además, me pregunto dónde están esos proyectos, porque a estas alturas el Gobierno de Canarias no ha presentado ninguno.

Aún estamos pendientes, también, del plan extraordinario para el sector turístico que anunció la ministra, y debe ser un plan que se ha puesto en marcha en un archipiélago paralelo a este, en un universo paralelo, porque en el nuestro ni rastro.

El Gobierno de Sánchez e Iglesias es el Gobierno del último minuto, de la improvisación constante y del engaño, un Gobierno que llega a afirmar que no se producen derivaciones de inmigrantes a la Península cuando esta diputada ha visto con sus propios ojos en el aeropuerto de Gran Canaria cómo agentes de las fuerzas de seguridad del Estado, siguiendo instrucciones de la Delegación del Gobierno, organizaban esos vuelos. Y es que lo he visto yo, señores del Gobierno. ¿Por qué no dicen la verdad a los ciudadanos? La gestión de este fenómeno ha sido tan nefasta que son necesarias esas derivaciones para tratar de paliar el caos y el colapso en las islas que ha generado el propio Gobierno. Esa es la realidad.

Señorías, todos compartimos la esperanza de que en el segundo semestre del próximo año, tras la vacunación masiva de la población, logremos una tímida recuperación del turismo en Canarias, pero, de aquí hasta entonces, ¿cuántas personas se van a quedar por el camino?, ¿cuántos autónomos a cerrar?, ¿cuántos trabajadores se van a quedar sin empleo?

Las enmiendas que hemos presentado al presupuesto responden a estas difíciles circunstancias, con un claro objetivo, resistir, ayudar a resistir a las familias, a los autónomos, a las pequeñas y medianas empresas. No se engañen, estos no son ni van a ser los presupuestos de la remontada, no va a haber ninguna remontada. Estos deben ser los presupuestos de la resistencia, y ustedes no se han enterado.

Proponemos ayudas a fondo perdido a empresas de menos de 50 trabajadores por impedimento o limitación de su actividad por causas relacionadas con esta emergencia sanitaria, y otra línea de ayudas a autónomos y empresas para hacer frente a los costes extraordinarios que también han tenido que asumir para adaptarse a la nueva normativa para hacer frente a la pandemia. Son ayudas que ya están en marcha en otras comunidades autónomas, y en Canarias, a pesar de que aquí la incidencia de la pandemia, las consecuencias, las consecuencias económicas están siendo mucho más graves, no se ha hecho nada, no se ha hecho nada, solo se ha aprobado una línea de avales, es decir, que las empresas se sigan endeudando. Nada más.

Les planteamos estas medidas de ayudas a empresas que se vean... que vean limitada o impedida su actividad por la pandemia, y nos responden que no van a aceptar esas ayudas porque van a sacar un decreto próximamente en esa misma línea. Pero la cuestión es ¿por qué han esperado nueve meses en sacar ese decreto? Y ya que no lo han hecho con carácter urgente, que es lo que justifica un decreto ley, se lo recuerdo, ¿por qué no permite el Gobierno que el Parlamento legisle? Podemos aprobar esas medidas, esas ayudas a las empresas, en este mismo pleno y evitar que sigan cerrando, que sigan esperando. Cada hora que retrasamos esa decisión, que retrasan ustedes esa decisión, echa el cierre una empresa en esta tierra.

En lo que llevamos de legislatura el Gobierno ya ha presentado en esta Cámara 21 decretos leyes, y no solo limitan ustedes la iniciativa de la Oposición, sino que también limitan la capacidad de sus propios diputados para legislar. No sigan por ese camino, no abusen de forma sistemática del uso del decreto ley, dejen que el Parlamento legisle y céntrense ustedes, señores del Gobierno, ausentes en este debate de Ley de Presupuestos, ese es el respeto que le tienen a esta Cámara, céntrense ustedes (palmoteos desde los escaños), céntrense ustedes, señores del Gobierno, en la ejecución de las políticas, que es su función y que, por cierto, vista la ejecución del presupuesto de este año está dejando mucho que desear.

Una de las enmiendas que hemos presentado al articulado y que hemos conseguido aprobar -con el apoyo del Gobierno, hemos llegado a un acuerdo- es precisamente una herramienta que no solo mida la ejecución del presupuesto, sino también si se están cumpliendo los objetivos de los programas para, si no es así, reorientar esas políticas. Lo que no han aceptado, en cambio, es una auditoría externa para detectar duplicidades y eliminar o fusionar organismos para lograr una administración más eficiente.

Tenemos a miles de canarios esperando durante meses por una ayuda de alquiler, miles de canarios que se quedaron fuera del ingreso canario de emergencia y seguimos con un ingreso mínimo vital que sigue atascado y que solo produce frustración a quien lo solicita. Y mientras la gente más necesitada está aguantando el chaparrón como puede, ustedes siguen empeñados en no renunciar a la subida de salarios que se aplicaron durante el confinamiento. Un 2 % de aumento salarial en el mes de abril que ahora consolidan en las cuentas, y no vale la excusa de que estaban obligados a aplicarse la subida que marcó el Estado para los funcionarios, primero, porque los señores del Gobierno no son funcionarios y, segundo, porque no se van a aplicar la nueva subida del 0,9 % que también impone el Estado a los funcionarios. No se lo van a subir, por tanto, no decían la verdad, no estaban obligados. Qué les cuesta hacer ese gesto con los canarios que peor lo están pasando, qué les cuesta renunciar a ese 2 % que se subieron durante el confinamiento en solidaridad con aquellos canarios que han visto recortados sus salarios, que han perdido sus empleos o que guardan, guardan fila en las colas del hambre. Señorías, este Parlamento no puede ser una burbuja, el Gobierno no puede vivir en una burbuja al margen del padecimiento de los canarios y pueden renunciar a esa subida, aprueben hoy nuestra enmienda, corrijan ese error, todavía están a tiempo de hacerlo.

En cuanto a derechos sociales presentamos una garantía básica de alimentación para los menores de las familias más vulnerables y también lamento que esta medida no haya sido aceptada por la señora Santana, que pide propuestas, nos pide propuestas, pero luego jamás acepta ninguna, jamás acepta ninguna. Hemos podido llegar a acuerdos con otras consejerías, pero con la suya ha sido imposible. La señora Santana, que acudió a la comisión, a la Comisión de Presupuestos, a pedirnos ayuda para poder contar con mayor personal, con más personal para tramitar las ayudas; los grupos de la Oposición han presentado enmiendas para que puedan contar con ese personal y hoy Podemos y los grupos que apoyan al Gobierno van a votar en contra de esas enmiendas y nosotros sí que las vamos a apoyar. Espero tras la votación de mañana que la señora Santana jamás, jamás vuelva a quejarse de la falta de personal, porque aquí tiene la solución, aquí tiene las medidas para contratar a más personal y la señora Santana, que fue lo que ella nos pidió, va a votar en contra.

Sí hemos logrado arrancar otros compromisos importantes del Gobierno para las familias y para la infancia. Gracias a la aprobación de dos enmiendas de nuestro grupo, Canarias contará con un plan para luchar contra el fracaso escolar y otro plan para luchar contra la obesidad infantil, que presentan unos índices alarmantes. También hemos conseguido que se garantice una línea de ayudas para las familias para que puedan acceder a plazas de escuelas infantiles. Seguimos reclamando deducciones fiscales para las familias, que sean 100 euros por hijo, que es lo justo, lo equitativo por la compra de material escolar, de transporte, de uniformes y que se incluya una nueva deducción de hasta 200 euros por la compra de ordenadores y tabletas para las familias con menores en edad escolar.

Exigimos también al Gobierno que se comprometa a cambiar el sistema actual de becas universitarias y de formación profesional para que estas lleguen antes de que las familias se vean obligadas a asumir esos costes, otra medida que tampoco han aceptado.

Señorías, con un paro juvenil de más del 60 % no nos podemos permitir que ningún joven abandone los estudios por falta de recursos económicos. Invertir en educación es invertir en presente y es invertir en futuro, y les habla una diputada que si está hoy en esta tribuna es precisamente porque su madre, de una familia muy humilde de la isla de Gran Canaria, pudo acabar sus estudios gracias a una beca y convertirse en maestra. Señorías, no permitamos que los sueños de una Canarias más próspera, con oportunidades para todos, para desarrollar una vida, un proyecto de vida, ese sueño de las generaciones que nos han precedido se torne en pesadilla por culpa de esta pandemia y por la falta de decisiones valientes de este Gobierno.

Son tiempos difíciles. Escuchen -aunque ni siquiera están aquí-, pero escuchen, razonen, negocien, dejen de lado la soberbia y la ceguera, ese virus que afecta a los malos gobernantes y vuelvan a reconsiderar las propuestas que han rechazado hasta ahora, y no solo las de mi grupo, las de todos y cada uno de los que tenemos un asiento en esta Cámara y que, sin duda, queremos lo mejor para este tierra.

Muchas gracias a los diputados que han escuchado, porque la falta de respeto del Gobierno ante el debate de presupuestos es realmente asombrosa.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Espino.

Turno para el Grupo Parlamentario de la Agrupación Socialista Gomera.

Gracias.

Señor Curbelo, adelante.

El señor CURBELO CURBELO: Buenas tardes, señor presidente del Parlamento, señorías.

Podría parecer una ironía o inclusive una dejadez el que el Gobierno hoy no esté presente en los escaños, pero no es ni una ironía ni es una dejadez. El Consejo de Gobierno, por razones de urgencia, está reunido en Consejo de Gobierno desde que terminó el pleno esta mañana, por tanto, vamos a hablar de...

El señor PRESIDENTE: Sí. Perdone, señor Curbelo.

Señora Espino, por favor, no interrumpa a quien está en el uso de la palabra. Se lo recuerdo a usted y al resto de diputados.

Señor Curbelo, continúe.

El señor CURBELO CURBELO: Porque, desde luego, vamos a aprobar unos presupuestos que son importantes para Canarias, fíjense, creo yo los más importantes en la peor época, en la época más difícil de pandemia, de crisis sanitaria, de crisis económica, de crisis social, y podría parecer, entonces, que el Gobierno no tenga interés en un momento en el que se reiteró por parte de la portavoz del Grupo Mixto que estaba ausente. Está más que justificado, señoría.

Hoy... Hemos trabajado durante algunos días todos los grupos que apoyan al Gobierno para tener los mejores presupuestos posibles, a pesar, como decía, de las dificultades de la crisis económica y social producida por la COVID-1, es verdad que también con las enmiendas de los grupos parlamentarios de la Oposición. Enmiendas que si hacemos una evolución al pasado reciente, al pasado histórico, observamos que no hay una tradición de aceptar tantas enmiendas, y yo, desde luego, creo que esas enmiendas, tanto al articulado como a los estados financieros, se han conseguido mejorar los presupuestos también por parte de los grupos que están en este momento en la Oposición y que han presentado enmiendas, se han valorado sus aportaciones, además, con el talante cordial con el que se ha hecho y, con el consenso adecuado, donde fue posible se han aceptado las que fue posible. No sé si son ochenta, pero entre aprobadas y transadas, aproximadamente, en tonos, insisto, muy constructivos tanto por parte de todos los grupos parlamentarios, pero especialmente de Coalición Canaria y el Grupo Mixto, Ciudadanos. Le preguntaban al portavoz del Grupo de Coalición Canaria en alguna ocasión que decía que es producto, efectivamente, porque eso, la experiencia en el Gobierno y la capacidad de cooperación hacen que haya ese grado de colaboración y mi grupo lo valora muy positivamente, ¿no?

Y, por tanto, entre hoy y mañana se aprueban unos presupuestos que evidencian que hay cuatro grupos parlamentarios que apoyan al Gobierno, que lo hacen con solidez, y, desde luego, todos aquellos pronósticos que se habían hecho durante algún tiempo por parte de alguno han quedado totalmente desvanecidos.

Por tanto, yo creo que nos ha tocado gobernar esta tierra en el año más duro y difícil que recordemos en cualquier etapa de la historia reciente. Y, fíjense que voy a decir algo que me parece también trascendental, no será, inclusive, más fácil todavía gobernar los próximos años que dure esta legislatura, al menos, y no será nada fácil porque la repercusión de la caída de la actividad económica de los distintos sectores productivos, del incremento de las tasas de pobreza y desempleo se verán en los próximos años, pero estos presupuestos, lógicamente, han tenido en cuenta esa realidad. Por tanto, yo creo que es conveniente pedir a todos los grupos parlamentarios que tengamos altura de miras en la gestión y en la coordinación de las respuestas a los ciudadanos a partir de ahora, no solo desde el Gobierno, sino también desde cualquier Administración pública, desde cabildos a ayuntamientos, inclusive la actitud de los grupos parlamentarios y de los partidos políticos. Estoy completamente convencido de que todos estarán de acuerdo en que todos unidos seremos capaces de salir antes de esta realidad.

Se han desarrollado algunas enmiendas al articulado y yo quiero hacer referencia especialmente a la enmienda que otorga a Visocan, entre otras cosas, el poder concertar préstamos en el seno de la actividad de la construcción de vivienda. Yo estoy completamente convencido de que uno de los temas que va a generar riqueza y empleo en el futuro próximo, además de la construcción general, es la construcción de vivienda en particular, porque no solo atiende a necesidades básicas de los ciudadanos, de miles y miles de ciudadanos canarios que están en desamparo de una vivienda, sino también va a permitir generar riqueza y crear empleo. Y Visocan ha demostrado históricamente que tiene una capacidad para trabajar coordinadamente con el Icavi y la consejería en general para resolver estos problemas, del mismo modo que se habilitó a la Escuela de Servicios Sanitarios y Sociales de Canarias para prestar los cursos que sean necesarios para atender y hacer frente a la COVID-19.

Hay un asunto que siempre es objeto de debate, inclusive de recientes manifestaciones en la calle, que es lo relativo a las OPE vinculadas a la sanidad y a los funcionarios de sanidad y el personal de sanidad, sino también de educación. Este es un problema que hay que resolver y que, lógicamente, también tiene algunas reflexiones importantes en el seno del articulado.

Pero, en definitiva, yo creo que es conveniente que digamos por qué son buenos estos presupuestos para Canarias. Indudablemente, cuando hacemos una crítica, que hay que entenderla, la crítica de los grupos de la Oposición al Gobierno, pero también hay que hacerla en el contexto en la época en la que estamos viviendo. Yo creo que todos somos conscientes de la repercusión que tiene la pandemia en aislar la capacidad económica y desarrollo de actividad que tiene nuestra comunidad autónoma y los países en general, vemos lo que está ocurriendo en Alemania, Reino Unido, inclusive Países Bajos. En fin, esta es una realidad que es la que es, pero, en definitiva, yo creo que los presupuestos no dejan a nadie atrás, protege a los más débiles, protege las políticas de empleo, protege y da cobertura de una forma excepcional en un momento tan difícil a los servicios esenciales, mantiene las constantes vitales de la sociedad, en definitiva, en un momento de crisis muy dura en nuestra comunidad autónoma y en nuestro país y, a nivel general, en el mundo.

Por tanto, son unos presupuestos imprescindibles, insustituibles, son unos presupuestos excepcionales en un momento de crisis sanitaria, económica y social que ha traído, como decía antes, más desarraigo, más paro en nuestra comunidad autónoma. En definitiva, es un presupuesto por y para los ciudadanos. España tiene también unos presupuestos que, lógicamente, aun cuando sé que son muy criticados desde la Oposición, es importante para Canarias que nuestro país tenga presupuestos, que viene prorrogándolos desde el año 2018, y eso es bueno también para nuestra comunidad autónoma. No es el caso ahora para hablarles de los grandes asuntos que tiene, entre ellos los ERTE que deben ser prorrogados más allá del 31 de enero o el ingreso mínimo vital para darle la dimensión adecuada en el ámbito social para atender las necesidades o los ERTE o, inclusive, la subida de las pensiones en un momento como el que vivimos. Por tanto, este presupuesto establece también un equilibrio inversor entre todas las islas, pero ahora hay que gestionar y gestionar bien. Hay que tener en cuenta que si nosotros echamos un vistazo al presupuesto de este año sabemos que tenía un presupuesto no financiero de 8066 millones de euros, mil... ocho millones de inversión, este que hoy estamos intentando llevar a su trámite final para su aprobación tiene una consignación de 8474, pero hay una previsión de ingresos de más de mil millones al que han hecho referencia para el Plan Reactiva y, en definitiva, la inversión se incrementa en un 17,5 % y, por tanto, hay que predisponerse desde la Administración pública para invertir 2180 millones más. Es, por tanto, un presupuesto que afirma y da estabilidad al cuatripartito al que... Yo recuerdo cuando caminaba en dirección a la plaza donde hicimos el pacto, habían algunos que le auguraban poco tiempo, ya en un año y medio ha aprobado un presupuesto y, previsiblemente, y entre hoy y mañana aprueba el segundo.

Por tanto, estos son unos presupuestos que tienen una importancia social. Del conjunto total de los mismos se destina el 75 % a atender nuestra sanidad, educación y servicios sociales, ese porcentaje supone 6356 millones de euros. Por tanto, son unos presupuestos sociales, hay que tener en cuenta que los servicios básicos, en un momento donde tenemos dificultades sanitarias, se están atendiendo de una forma razonable, recuerden que tanto en sanidad como en educación se han incorporado 7000 contratos de jóvenes que están atendiendo las necesidades tanto en sanidad como en educación. Son unos presupuestos que, lógicamente, la financiación autonómica se mantiene independientemente de la evolución del ciclo económico, esto es para nosotros muy importante, porque hay que tener en cuenta el presupuesto del próximo año incrementa en un 5 % a pesar de la caída de la actividad económica y de los recursos se ingresan como consecuencia de nuestro Régimen Económico y Fiscal.

Es verdad que todo ello es posible como consecuencia de la suspensión de la regla de gasto y esa posibilidad nos otorga el poder gastar los ahorros, que son 200 millones de euros, más 100 millones de superávit, más 100 millones de carretera que, por cierto, fue inteligente la posición del Gobierno y la propuesta de Hacienda en la negociación en materia de carreteras para que en el primer año del uso, de esos 516 millones de euros, se gastaran 100 el primer año, porque hay que tener en cuenta que 2022 y 2023 van a ser años mucho más difíciles y se ha diferido la inversión en 100, 200 y 200 y yo creo que es una buena estrategia del Gobierno.

En definitiva, son unos presupuestos que tampoco sube la fiscalidad. No hemos escuchado a nadie decir que estos presupuestos de la comunidad autónoma incrementen las tasas que tengan que pagar por los impuestos que tengan que pagar los ciudadanos. Inicialmente no tiene previsto ningún tipo de préstamo, la negociación desde Hacienda ha sido tan importante para negociar la deuda que se ha abaratado en un 49 %. En definitiva, son unos presupuestos sociales que atienden a los más vulnerables, a los que tienen más dificultades, y yo creo que eso es, solo con esa gran decisión política, es motivo de satisfacción para quienes los hemos elaborado desde el Gobierno y también para pedirle a la Oposición que debe sumarse, porque no hay otra alternativa.

Es verdad que va a incrementar en 1000 millones de euros, como ya he dicho, de los fondos del Estado y de la Unión Europea para contribuir a la reactivación de los distintos sectores productivos, refuerza los servicios y, en definitiva, hay un incremento importante del 22 % en 291 millones de euros para invertir en los distintos sectores productivos, tanto en turismo, industria y agricultura como en vivienda, donde se dedican 121 millones de euros, más 60 provenientes del Estado. En Transición Ecológica, que es una asignatura pendiente importante, del orden de 183 millones de euros. Por tanto, se ha dotado de forma notable las partidas para la transición ecológica, la lucha contra el cambio climático, y una apuesta importante con los recursos del Estado debe ser la contribución con esta comunidad autónoma de los programas de digitalización y apoyo a nuestros autónomos, a pymes y a trabajadores.

Hay que tener en cuenta que Canarias, yo sé que todavía no está definido por el Estado, pero Canarias, como consecuencia de la caída de la actividad económica, que se centra fundamentalmente en un sector como el turismo, que tiene una gran dependencia del exterior. Habría que hacer un plan específico para la comunidad autónoma para atender las necesidades, porque es verdad que el invierno terminará y hoy está produciéndose un nivel de ocupación que es muy bajo, del 8 %, ese es el nivel de ocupación de nuestra planta alojativa turística, por tanto, habrá dificultades en el futuro próximo y, por tanto, se deben mantener políticas desde el ámbito del Estado de una forma especial para atender las singularidades canarias, que a veces no encontramos el calor suficiente por parte del Gobierno del Estado, independientemente de que desde el ámbito autonómico se hagan las cosas como se tienen que hacer, y se están haciendo bien y de forma correcta. Tenemos que luchar también por la inversión en I+D+i, en la digitalización de nuestro tejido productivo y, especialmente, en la inversión para generar empleo, como antes he señalado.

Por tanto, yo creo que es importante agradecer el trabajo y las aportaciones de todos los portavoces, de todos los grupos parlamentarios, de todos los portavoces de los grupos parlamentarios y el trabajo de tanta gente que coopera y ayuda, desde el personal de... que depende cada uno de los grupos y que trabaja en cada uno de los grupos como todos los trabajadores de esta Cámara, porque yo creo que el Gobierno ha tenido la posibilidad de presentar unos presupuestos en el trámite correspondiente de enmiendas, un presupuesto importante. Desde luego, todos tenemos la expectativa en la llegada de la vacuna. La vacuna, he escuchado tantas cosas, de que llega en la segunda quincena de enero, no se sabe, llegará pronto, es verdad, pero todos tenemos que hacer lo posible... ¿Un minuto es posible?

El señor PRESIDENTE: Sí, por supuesto. Adelante.

El señor CURBELO CURBELO: Yo creo que todos tenemos que hacer lo posible para que sigamos pensando, sobre todo porque vienen fechas especiales, vienen fechas de Navidad, fin de año y reyes, y son fechas especiales.

Es verdad que hay determinados países del entorno comunitario, como son Holanda, el último, que ha tomado decisiones de restricciones muy severas de confinamiento hasta el día, inclusive, 19 de enero, en algunos de los países. Nosotros... se están anunciando algunas, pero no hemos tomado esta decisión final, pero yo creo que todos debemos ser conscientes de que es necesario mantener el pulso para protegernos y proteger a los demás, y yo espero que en ese camino de protegernos y proteger a los demás haya también una respuesta definitiva a los test de antígenos, que el propio Gobierno, Gobierno del Estado, no ve de una forma clara, pero nosotros creemos que tenemos que protegernos desde el punto de vista sanitario, a ser posible que el nivel epidemiológico sea lo más bajo posible, pero también apostar por reactivar la economía, reactivar la economía, y yo estoy completamente seguro que, aún cuando tengamos serias dificultades, como estoy señalando, pronto llegará la vacuna, pronto tendremos la posibilidad de que el Estado comparta políticas potentes con esta comunidad autónoma, me refiero a prorrogar los ERTE, a las ayudas a las empresas, a mantener los ICO y todos estos elementos sumarán, y estoy completamente seguro que el Gobierno, a pesar de las dificultadles que ha tenido en el año y medio que está ejerciendo como tal, a pesar de todas esas dificultades, seguro que con el esfuerzo de todos, vamos a tener la posibilidad de salir adelante atendiendo a una sociedad de algo más de dos millones doscientos mil habitantes, con el apoyo de los cuatro miembros que hoy participan en el Gobierno.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Curbelo.

Turno para el Grupo Parlamentario de Sí Podemos Canarias, señor Marrero.

El señor MARRERO MORALES: Buenas tardes, señorías.

A pesar de que la bancada del Gobierno esté vacía porque por razones de urgencia está reunido para afrontar el tema de la pandemia, supongo que... supongo que esta noche, cuando terminen, harán un repaso a todas las interesantísimas aportaciones que hoy hemos hecho para que mañana, de alguna forma, pues, podamos votar todos aquí los presupuestos de esta comunidad autónoma.

Estos presupuestos se han planteado en tiempo y forma por el Gobierno surgido del pacto de las flores contra todo pronóstico, y cuentan con apoyos suficientes para su aprobación.

Desde marzo de 2020 estamos sufriendo una grave pandemia que ha segado cientos de miles de vidas en todo el planeta, que ha paralizado una parte importante de la actividad económica y que ha trastornado y transformado nuestras vidas y nuestras costumbres.

En Canarias y en el Estado sendos gobiernos se han visto obligados a emitir decretos leyes para actuar de forma extraordinaria y urgente ante esta extraordinaria situación. Tanto a nivel de la Unión Europea como del Estado español lo que se estableció como un dogma en la crisis de 2008 en adelante, el austericidio, los recortes y las reformas, el establecimiento de las reglas de gasto, el no uso del superávit, la imposibilidad del endeudamiento, esas sacrosantas medidas neoliberales que nos vendieron para afrontar la crisis, se han desmoronado, y se comienza a caminar en la dirección contraria, políticas expansivas de gasto e inversión, apuesta por los servicios públicos y escudos de protección social.

Afortunadamente, vamos a tener unos presupuestos en todos los niveles de las administraciones públicas, presupuestos para el septenio de la Unión Europea, un plan de reconstrucción, presupuestos generales del Estado -mal que les pese a la derecha y a la ultraderecha canaria y española, que plantearon enmiendas a la totalidad-, presupuestos de la comunidad autónoma y Plan Reactiva Canarias -a pesar, en este caso, de que el PP ni siquiera en Canarias está por mostrar su colaboración- y también habrá esos presupuestos en los cabildos y ayuntamientos, con toda seguridad.

Por tanto, todas las administraciones públicas dispondrán de mecanismos para afrontar la crisis sanitaria, económica y social que nos azota con solvencia económica. Sin embargo surgen las dudas sobre si todas las administraciones públicas dispondrán del personal necesario para su ejecución con prontitud y eficacia, y ese es el gran reto al que ahora nos enfrentamos.

Desde Sí Podemos Canarias estamos convencidos de que la inversión pública tendrá un efecto multiplicador de la actividad económica, influyendo positivamente en el crecimiento económico, en el incremento de la inversión privada y en la inversión y en la generación de empleo. Pero también hemos de hacer algo de autocrítica.

Esta tarde parece que iban a concentrar en los alrededores del Parlamento familias de atención temprana, a los que no se les ha respondido totalmente en las expectativas que teníamos. Por tanto, tenemos que mejorar en esa situación ante los próximos presupuestos y en las políticas que continuemos haciendo, es decir, el reconocer los errores también es importante, sobre todo para mejorar en el futuro.

En Canarias el Grupo Mixto y el principal grupo de la Oposición, Coalición Canaria, han tomado la responsable determinación de colaborar en el Plan Reactiva y también, de alguna manera, en los presupuestos generales de la comunidad autónoma. Y, bueno, yo no llevo sino... llevo tres años por este Parlamento, estos van a ser, me parece, los cuartos presupuestos en los que participo, y les puedo asegurar, por ejemplo, a la señoría del Grupo Mixto que se quejaba de las enmienda, o cuando oigamos la intervención del PP, que hablará de sus nueve enmiendas aprobadas, pues que nosotros en cuatro años no creo que llegáramos ni a nueve enmiendas las que se nos aprobaron, en cuatro años. Por tanto, de alguna manera, hablemos de que este Gobierno ha sido dialogante, y los grupos parlamentarios que estamos aquí apoyándolo hemos sido dialogantes, y hay un buen número de enmiendas que se han aprobado a los grupos de la oposición, por tanto, cambio de actitud también que es importante.

Sin embargo, el PP de Canarias se ha comportado tanto a nivel de Estado como en Canarias como un partido irresponsable. Sí, porque no ha querido asumir responsabilidad alguna, presentando enmiendas a la totalidad aquí y en el Congreso de los Diputados, junto con la ultraderecha de Vox, que lo acompaña y lo sustenta en Madrid, en Murcia, en Andalucía. Y también hay que decirlo, que esas dos almas de Coalición Canaria, aquí colaborando y en Madrid alineados con Casado, con Abascal, la señora Oramas y el señor Clavijo, es decir, en la misma posición ante los presupuestos generales del Estado. Por tanto, le tendrán que explicar a la sociedad canaria por qué los presupuestos generales del Estado son malos para Canarias, es decir, esa aplicación se le debe a la sociedad canaria, por tanto, razones suficientes tendrán para plantearlo.

El no apoyar estos presupuestos, ven, están viendo que esos presupuestos aprobados... La legislatura será larga, esos presupuestos generales del Estado que van a ser apoyados de manera plural por grupos de lo más diverso y, sin embargo, están ausentes algunos que dicen defender Canarias en la aprobación de esos presupuestos y eso está claro, cuando se tienen políticas de luces cortas y cortas miras conducen a los políticos, a algunos de ellos, cuando no se trabaja para ser útil a la sociedad se les conduce muchas veces a la irrelevancia política, nada que negociar en Madrid, nada que conquistar para Canarias, nada que justifique el para qué están ahí. Y, bueno, esto implica que está llegando a su fin la época de los conseguidores porque ahora mismo en las políticas de Estado no se pinta nada y yo creo que para evitar esa desaparición del mapa político del Estado pues se hace tanta bulla para que se note que aún están ahí.

El Gobierno de Canarias preparó y presentó unos presupuestos contando con los medios propios y desconociendo en ese momento las buenas noticias que íbamos a ir recibiendo: habrá presupuestos de la Unión Europea y plan de recuperación y tendremos presupuestos generales del Estado, dos excelentes noticias para la sociedad canaria. Europa ha decidido salvar a Europa y en el Estado español tendremos no solo presupuestos sino gobierno para toda la legislatura como mínimo. Y mucha gente sensata nos lo recuerda con frecuencia en la calle y nos dice, menos mal que tenemos estos gobiernos en Canarias y en el Estado, porque no queremos ni imaginar lo que hubiera ocurrido con los que antes nos gobernaban, y tengo que darles de forma objetiva la razón. La Unión Europea suspendió las reglas fiscales, la Unión Europea ha dispuesto hasta 140 000 millones para el Estado español de los cuales 72 700 millones son de transferencias y todo lo que hace ocho o diez años nos decían que era absolutamente imposible ahora se ha tornado en políticas imprescindibles para salir de esta crisis.

Por su parte, los presupuestos generales del Estado en estos momentos de extrema gravedad aumentan el techo de gasto en un 54 % más hasta alcanzar los 196 000 millones. El Gobierno legítimo y, además, legitimado, más aún si cabe, por la aprobación de los presupuestos generales del Estado se ha comprometido a mantener las entregas a cuenta para 2021 del sistema de financiación autonómica y, además, ha soltado los grilletes de la llamada sostenibilidad financiera permitiendo el uso del superávit de los remanentes e, incluso, la posibilidad de endeudamiento, que aun no hemos necesitado en Canarias.

Por su parte, el Plan Reactiva Canarias recibirá su espaldarazo por una parte con las transferencias que ya a través de proyectos lleguen desde la Unión Europea y de manera especial en tanto región ultraperiférica y, por otra parte, de los presupuestos generales del Estado. La hoja de ruta está acordada y cuenta con el apoyo mayoritario de la sociedad canaria a través de la Fecam, la Fecai, los grupos parlamentarios, sindicatos, empresariado, organizaciones de la sociedad civil.

Cuando aún no hemos superado los estragos de la pandemia, están ya presentes las consecuencias devastadoras de parón económico y toda la sociedad tiene puestas sus esperanzas en lo público para salir de esta grave situación. Y desde lo público de forma cohesionada tenemos que responder solidaria y responsablemente por eso se entiende poco que algunos no quisieran que hubiera presupuestos a nivel del Estado.

Salud y empleo, salud y bienestar social, salud y reactivación económica, salud y el conjunto de servicios públicos, pero siempre y por encima de todo la salud y la vida y, de manera especial, de la población más vulnerable. Esa ha sido la preocupación de los gobiernos del Estado y de Canarias y lo sigue siendo. Ahora más que nunca estos gobiernos, desde la cogobernanza, tienen que coordinar con el conjunto de las administraciones públicas, cabildos y ayuntamientos, las medidas a adoptar para que no haya solapamientos ni duplicación de actuaciones, para que cada euro del erario público sea gestionado con máxima eficiencia, llegue en tiempo y forma a sus destinatarios y seamos capaces de ejecutar la totalidad del presupuesto, lo cual es absolutamente imprescindible para poner en marcha, volver a poner en marcha esta sociedad. Se supone que algo habremos aprendido de los errores del pasado y que comenzaremos a establecer las oportunas medidas correctoras.

Es primordial que el frontispicio de las medidas de este Gobierno se haya situado en la defensa y el reforzamiento de lo público y la recuperación del empleo junto con la lucha contra la pobreza y la exclusión social y el impulso al sistema de cuidados. Estos presupuestos que mañana aprobaremos junto con el Plan Reactiva Canarias, que aprobamos ya recientemente, y el recientemente aprobado también Plan de Vivienda 2020-2025, que cuenta con una dotación de 664 millones de euros, serán junto al ingreso mínimo vital, que en Canarias se traducirá en la renta de ciudadanía prevista en nuestro Estatuto de Autonomía, las medidas más potentes para enfrentar el año 2021 y siguientes con una garantía de vida digna para el conjunto de la sociedad canaria sin que nadie se nos quede atrás.

La maquinaria de las administraciones públicas tiene que estar perfectamente engrasada, en perfecto estado de revista y eso implica enfrentarnos a la solución de varios problemas, uno de ellos es el de insuficiencia de personal de las administraciones públicas, el otro, el de altos índices de precariedad e inestabilidad, el tercero la modernización de las administraciones públicas. Todo ello debe afrontarse desde la negociación y el consenso entre administraciones y representantes del funcionariado, primando siempre el interés general sobre los intereses corporativos ya que el destinario último de los servicios públicos es la sociedad en general y todos tenemos el deber de velar por los derechos de la ciudadanía.

Ante la insuficiencia de personal, que pone en peligro la ejecución de toda la planificación, se hace necesaria una contratación exprés mediante la apertura de bolsas de trabajo, listas de aspirantes baremados conforme a criterios constitucionales, etcétera, contratando desde lo público con garantía de independencia y objetividad que da el funcionariado, y evitando el incremento de externalizaciones y privatizaciones que solo benefician a los intermediarios.

Con los altos índices de precariedad e inestabilidad -hay unas ochocientas mil personas en todo el Estado en esa situación- hay que buscar nuevas fórmulas que, ajustándose al cumplimiento de la Constitución y las directivas de la Unión Europea, proporcionen una salida razonable y no traumática a esta situación creada por la inercia de las propias administraciones. Todo este personal que está al servicio de las administraciones públicas de forma inestable ha debido ser, su supone, contratado con criterios de mérito, capacidad y publicidad, y además cuenta con un bagaje de formación y de experiencia acumulada que la Administración no puede ignorar, por tanto, es urgente procurar su estabilidad y su fijeza a través de métodos racionales y en un tiempo breve.

Hemos tenido a lo largo de nuestra historia democrática experiencias de lo más diversas: de planes de estabilidad, oposiciones restringidas, súper restringidas y otro tipo de fórmulas que hará que buscar e imaginarse y llegar un momento de poner punto y final a esta situación creando la fijeza para los que actualmente están y abriendo una nueva etapa para el futuro.

La modernización de las administraciones públicas con la introducción del teletrabajo, una mayor flexibilidad en las funciones y en la reorganización de los efectivos, deberá ser objeto de un amplio acuerdo para garantizar un bien esencial, la eficacia administrativa, superando procesos burocráticos; y el otro bien fundamental para la ciudadanía que es la independencia del funcionariado.

Todo este debate presupuestario ha coincidido en el tiempo con la segunda gran crisis migratoria que sufre Canarias en este siglo XXI. En 2006 arribaron a las costas de nuestras islas más de treinta mil personas y desconocemos aún la cifra exacta de los que murieron en la travesía, y en estos últimos meses en casi seiscientos muertos ya, han logrado llegar a Canarias unas veinte mil personas procedentes del vecino continente. Ni los poderes del Estado ni la propia Unión Europea han respondido de forma solidaria, responsable y urgente a la necesaria protección de los derechos humanos de estas veinte mil personas. Redistribución solidaria entre los distintos territorios, dotación a Canarias para acogimiento digno en cumplimiento de los derechos humanos, cooperación al desarrollo... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional). Y acuerdos diplomáticos mantenidos en el tiempo por los países emisores, servicios de vigilancia, ayuda y socorro en nuestras costas, y este es otro reto al que Canarias se está enfrentando y se seguirá enfrentando en el futuro y que hay que ponerle solución.

También de estas acciones y de información veraz depende que neutralicemos la aporofobia, el racismo y la xenofobia, caldo de cultivo para el crecimiento de la extrema derecha, enemiga de la solidaridad, contraria a las relaciones de buena vecindad y al cumplimiento de los derechos humanos. Y entre las relaciones de buena vecindad debemos exigir a nuestros representantes públicos firmeza en las relaciones con el Reino de Marruecos; exigencia del cumplimiento de las resoluciones de Naciones Unidas sobre el territorio ocupado del antiguo Sáhara Occidental español, la provincia 53; cumplimiento de los derechos humanos y celebración del referéndum de autodeterminación que posibilite el regreso del pueblo saharaui y de su legítimos representantes, el Frente Polisario, a los territorios que les pertenece.

En señal de solidaridad con los campamentos de refugiados de Tinduf en estos presupuestos se incluye una partida similar a la del año anterior.

No podemos permanecer impasibles ante las injusticias y los atropellos a los derechos humanos.

Aunque parezcan digresiones fuera de lugar -porque algunos podrían esperar que estuviera haciendo una intervención meramente técnica-, desde Sí Podemos Canarias hemos preferido contextualizar el momento en que estamos aprobando estos presupuestos generales de la comunidad autónoma y señalar algunos de los principales retos a los que la sociedad canaria, con su Gobierno al frente, tiene que acometer en este próximo 2021.

Para la aprobación de los presupuestos, para llevar a cabo toda la ingente tarea que este Gobierno tiene delante, necesitamos todas las manos, por eso invitamos al conjunto de la sociedad canaria y a sus representantes públicos que se encuentran presentes en esta Cámara a que nos sumemos para sacar adelante a una sociedad que está esperanzada en sus administraciones públicas y en la defensa de lo público como garantía de sus derechos.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Marrero.

Turno para el Grupo Parlamentario de Nueva Canarias, señora González.

Silencio, señorías.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, presidente, señorías. Muy buenas tardes.

Igual durante la intervención me voy a tener que ir parando porque tengo un episodio de alergia en este momento importante, igual me da por estornudar, pero, bueno, que sean que estamos hoy, aparte de con la alergia pues con la recta final del trámite de la segunda Ley de Presupuestos de esta X Legislatura, por fin iniciamos hoy el último paso para que los presupuestos canarios para el 2021 sean una realidad. Unos presupuestos adaptados, contextualizados a los momentos que vivimos, momentos marcados por la peor crisis sanitaria de los últimos cien años, con unas consecuencias económicas y sociales de momento devastadoras para Canarias. Pero si hay algo que caracteriza a este presupuesto, a este proyecto de ley de Presupuestos para el 2021 es que es un presupuesto con un marcado carácter progresista, eminentemente social, realista, un presupuesto expansivo, prudente y con una clara vocación de fomento e impulso del empleo. Un presupuesto eminentemente social dirigido a reforzar los servicios públicos esenciales, a reforzar la sanidad, la educación y las políticas sociales, servicios públicos esenciales todos ellos que suponen o que copan el 75 % del total del presupuesto de gasto de este proyecto de ley.

Y sí, por mucho que algunos se empeñen en decir y en repetir que los presupuestos en acción social no se han incrementado para el 2021, saben que eso no es cierto. Saben que se han incrementado en nada más y nada menos que en 60,4 millones de euros, recursos que se han aplicado a desarrollar nuevas acciones en acción social o a reforzar las existentes. Saben que los recursos que hasta el 2020 eran asignados a la prestación canaria de inserción en el 2021 no se van a destinar a este fin porque este gasto va a ser gestionado y financiado, sufragado por el Gobierno de España a través del ingreso mínimo vital y, además, lo saben. ¿Y qué es lo que ha hecho el Gobierno de Canarias ante esta situación? Pues en lugar de detraer estos recursos de la Consejería de Asuntos Sociales y destinarlos a otros usos, a economía, a industria o a obra pública, a carreteras, pues no, los han mantenido en el área, insisto, los han mantenido para sufragar nuevas acciones o para reforzar las existentes en el área de asuntos sociales y eso, señorías, supone que el presupuesto para acción social se incrementa respecto al 2020 en un 13 %, repito, un 13 %, no un 0,8 %. Es un presupuesto expansivo y realista, porque en un momento de recesión económica incrementa su gasto en 407 millones de euros, pero, eso sí, lo que no podemos es creer que unos presupuestos autonómicos por sí solos sean capaces de hacer frente a las previsiones, a esos pronósticos que cambian, pues, cada tres o cuatro días, eso es obvio que no puede ser, pero lo mismo digo que no significa que estos presupuestos no respondan a la realidad, más aún cuando los datos avalados por informes externos independientes, los datos están avalados por el Airef.

El presupuesto canario, señorías, no es un presupuesto aislado es un presupuesto complementario al presupuesto del Estado y al presupuesto de la Unión Europea y de lo que se trata es de que cada administración, en su ámbito competencial, con sus presupuestos, intervenga para que esta compleja realidad de forma conjunta, todos unidos, podamos salir de la crisis. Un presupuesto también prudente porque se gasta lo que debe, no lo que quiere. Como saben, en el presupuesto de ingresos solo figuran los ingresos ciertos, los derechos reconocidos no los ingresos futuros, y yo me refiero con esos ingresos futuros a los más de mil millones que el propio consejero de Hacienda afirma que se van a obtener de fondos estatales y que mis antecesores en la palabra también lo han manifestado.

Un presupuesto responsable porque, a pesar de la mayor flexibilidad presupuestaria producto de la suspensión de las reglas fiscales para el año 2020, para este año, y para el año 2021 el Gobierno ha sido consciente de que tras el 2021 viene el 2022, el 2023 y los sucesivos y por eso ha evitado incrementar el endeudamiento, ha disminuido los intereses de la deuda y todo eso, además, manteniendo inalterable los impuestos.

Y, por cierto, respecto a estas dos últimas características del presupuesto es la prudencia y la responsabilidad, a mí me gustaría hacer mención a la enmienda presentada por Coalición Canaria, que mandata a incorporar 100 millones de euros más al presupuesto con cargo a los 516 millones imputados en el 2018 al superávit provenientes, como recuerdan, de la sentencia de carreteras y yo, señora Beato, decirle que no es tal como usted dijo el lunes pasado en comisión, esa enmienda no se ha tomado... No es que esa enmienda no se haya tomado en consideración por los grupos parlamentarios, no, es que esa enmienda fue inadmitida por la Mesa de la Comisión de Presupuestos y Hacienda, porque yo entiendo, como supongo que sabrá, el artículo 145.1 de nuestro Reglamento determina que en el debate de primera lectura del proyecto de ley de presupuestos quedan fijadas las cuantías globales de los estados de los presupuestos y, como conoce, entiendo también que ese debate se había producido antes de que se presentaran las enmiendas parciales, con lo cual, pues, lógicamente, no ha lugar ese incremento de 100 millones de euros al presupuesto. Y sobre el planteamiento de que fuera mediante un crédito extraordinario, como entiendo que también sabrá, viene referenciado siempre a un presupuesto aprobado que, ante una determinada contingencia, pues, presente insuficiencia de crédito y, para financiarla, lo financia con los recursos que tiene o tiene que acudir fuera, en este caso a endeudamiento y para eso necesita llevarlo a cabo a través de una ley de crédito extraordinario, de una ley de crédito extraordinario. O sea, de otra ley, no la ley de presupuestos generales del Estado, perdón, de Canarias, para el 2021 que estamos tratando, sino de otra ley posterior, que será una ley de crédito extraordinario o un proyecto de ley de crédito extraordinario. Insisto, uno nuevo, no este proyecto de Ley de Presupuestos.

Y, por último e independientemente de la sujeción o no al reglamento, la realidad es que incrementar en 100 millones el presupuesto obliga, sin ningún género de dudas, a acudir a la vía del endeudamiento y, como todos sabemos, lo que pedimos prestado hoy hay que pagarlo mañana, pasado o el otro. Con lo que, de lo único, entiendo, que se puede acusar a este Gobierno es de actuar de manera responsable y prudente, actuación que desde mi grupo parlamentario, desde Nueva Canarias, entendemos es todo un acierto y además, también, actuaciones esas, las de la prudencia y las de la responsabilidad, de las que Coalición Canaria se vanagloriaba cuando gobernaba, cuando se vanagloriaba de que Canarias era la comunidad autónoma más cumplidora de España. ¿Lo recuerdan? ¿Lo recuerda, señora Dávila?

Y, por último, y como sexta característica, un presupuesto con una clara vocación de fomento e impulso del empleo. En definitiva, señorías, un presupuesto que en medio de un contexto de incertidumbre como el que vivimos, porque a pesar de que ya existe la ansiada vacuna, pues se desconocen aún muchos de sus efectos, se desconoce el tiempo que permiten de inmunidad, que aportan de inmunidad, y, sobre todo, cuánto tiempo va a transcurrir hasta que haya una razonable cantidad de la población, no solo canaria, sino además de los países emisores de turismo y del resto del mundo, que estén vacunadas. Pues en medio de toda esa situación, este presupuesto apuesta por reforzar la sanidad, por fortalecer la educación, por ganar en derechos sociales, en vivienda, pero también manifiesta una apuesta decidida por incrementar la inversión, por el apoyo a los sectores productivos generadores de empleo y un compromiso con la sostenibilidad ambiental y con la lucha contra el cambio climático.

Un presupuesto que demuestra que los gobiernos progresistas utilizan otras formas para afrontar las crisis. En resumen, un presupuesto que aspira a que Canarias se consolide como una sociedad más justa y equilibrada, una sociedad que garantice los derechos básicos a sus ciudadanos, que les garantice la educación o la sanidad, que no olvida a los que, por diversas circunstancias, sobre todo por la pandemia y la crisis económica, se han visto expulsados del mercado laboral y carecen de recursos para llevar una vida mínimamente digna. No se olvida, pero tampoco, insisto, se olvida del sector productivo generador de empleo.

Respecto a las enmiendas al articulado presentadas a este proyecto de Ley de Presupuestos, insisto, al articulado hubo un total de 170, 170 de todo el hemiciclo, de las que 28 eran de los grupos de Gobierno, el resto de los grupos de la Oposición, de las que 17 fueron inadmitidas por la mesa de la comisión, yo insisto, inadmitidas por la mesa de la comisión, no vetadas por el Gobierno como dijo la señora Espino o dijo el señor Enseñat, y yo les aconsejaría a uno y al otro... Sí, lo dijo en la comisión, está grabado, señora Espino, pero, bueno, yo les aconsejaría que se leyeran el reglamento para que se enteraran que en las enmiendas al proyecto de Ley de Presupuestos el Gobierno no tiene capacidad de veto. Ni las enmiendas del Grupo Mixto ni las del Grupo Popular ni ningunas, no puede vetar ninguna.

Pero, es más, por mucho que se empeñen en decir que los grupos que apoyamos al Gobierno hemos pasado el rodillo también saben que no es cierto. Se han aceptado o transado 18 enmiendas al articulado de las presentadas por los grupos de la Oposición, es decir, se han transado o aceptado un 13 %. En esta misma sesión y hasta los últimos minutos, no sé si habrá alguna nueva, de las enmiendas al articulado íbamos a transar o aprobar 5, 2 del Grupo Mixto y 3 de Coalición Canaria. Las del Grupo Mixto la número 6, referida a la obesidad infantil, y la número 10, para la concesión de ayudas para el acceso a plazas del primer ciclo de educación infantil, y las de Coalición Canaria la 102, 132 y 136, sobre el nombramiento de personal interino, sobre el Plan Reactiva y sobre la concertación de préstamos para construcción de viviendas por Visocan como dijo el portavoz de ASG.

Y estas, solo, insisto, referidas al articulado, porque en su conjunto se han transado o se han aceptado pues unas cien enmiendas, que representan alrededor de dieciséis millones de euros. Hemos aceptado o transado aquellas que, entendemos, mejoran el proyecto de presupuestos con perspectiva de balance equilibrado y, por supuesto, atendiendo a los acuerdos del pacto de Gobierno, al pacto y al Plan de Reactivación Social y Económica de Canarias. Y, en cualquier caso, se han aceptado muchísimas más de las que el Gobierno anterior aceptaba, por lo menos al Grupo Parlamentario de Nueva Canarias, que incluso algunos años solo aceptó transar o, más bien, que Nueva Canarias asumiera, las que habían presentado los partidos que apoyaban al Gobierno y en las condiciones, además, de estas últimas.

Y, señorías, las que no hemos aceptado no ha sido por capricho, se han desestimado -y ustedes lo saben- en unos casos porque chocan frontalmente con los principios programáticos de este presupuesto, en otros porque ya en nuestras enmiendas se contemplaban idénticas acciones y, como es lógico, pues nos gustaban más las nuestras y ustedes se negaron a transarlas o también porque algunas de las enmiendas presentadas son un puro brindis al sol.

Y yo le preguntaría a la señora Espino si lo que pretende su grupo y, además, lo generalizo, si lo que pretenden los grupos de la Oposición es que le aceptemos a cada uno, pues el 70, 80 o 90 % de las enmiendas porque, de ser así, en primer lugar, habría que modificar al alza las cuantías globales de los estados de los presupuestos y, para eso, bien sabe que tendríamos que volver a empezar y además endeudarnos; y, segundo, pues no sería el presupuesto del Gobierno sería el presupuesto de la Oposición, y, por definición, el presupuesto de la Oposición no es un presupuesto, recuerden que los presupuestos son el manifiesto político de un Gobierno cuantificado monetariamente, el manifiesto político de un Gobierno, no el manifiesto de la Oposición.

En cualquier caso, también me gustaría preguntarle al señor Enseñat que nos aclarara, y me refiero a su intervención en la comisión, el porqué de su enfado por el número de enmiendas que se le han aceptado a los populares. Porque, yo le pregunto, ¿si le hubiéramos aceptado más, los presupuestos del 2021 hubieran sido más realistas, más útiles, hubieran sido menos gigantes con pies de barro o cualquiera otra de de las lindezas que ha proferido durante este presupuesto? Porque habiendo presentado una enmienda a la totalidad su grupo parlamentario, sin, además, propuestas alternativas, yo lo que entiendo es que lo manifiestan o lo que quieren decir es que el presupuesto, este presupuesto, no tiene arreglo. Pero, dicho esto, yo también me gustaría saber si fueron más reales, más sociales o más conocedores de la realidad de la ciudadanía aquellos presupuestos estatales del Partido Popular del año 2012, 2013 o 2014, que impusieron políticas austericidas, que primaron el coste de los servicios... primaron el recorte de los servicios públicos, los recortes en sanidad, que aún hoy sufrimos las consecuencias, pero también que subieron los impuestos desmesuradamente y más a los menos ganaban que a los que más tenían, porque a esos, a los que más tenían, pues los amnistiaron. Esos presupuestos que lo que consiguieron fue incrementar la pobreza, el paro y la desigualdad social, porque lo que sí le puedo garantizar a sus señorías es que, en este presupuesto, en el presupuesto canario para el 2021, el dinero está donde ha decidido la mayoría social, y en esta tierra nuestra el dinero está donde las necesidades de nuestra gente están, el dinero está en sanidad... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia concede un tiempo adicional). En educación, en sanidad, en educación, en vivienda, en acción social y en todas las políticas productivas generadoras de empleo.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora González. Gracias, señorías.

Turno para el Grupo Parlamentario Popular, señor Enseñat. (Rumores en la sala).

Señorías, hay un pequeño murmullo en el salón de plenos, pequeño murmullo, que hace dificultoso seguir al orador. Les ruego, por favor, que guarden silencio.

Muchas gracias, señorías. Señor Enseñat.

Adelante.

El señor ENSEÑAT BUENO: Gracias, señor presidente, y buenas tardes a todos.

Señores del Partido Socialista, de Podemos, de Nueva Canarias, de ASG, si saliéramos ahí fuera y le preguntáramos a los canarios, a las familias, a los autónomos y a las pymes, a nuestros sectores productivos, a la Canarias real que lo está pasando muy mal, aunque ustedes lo nieguen o lo quieran silenciar, si les preguntáramos qué es lo que piden y qué es lo que esperan de sus políticos, de este Gobierno de Canarias, nos dirían que solo esperan de su Gobierno que sea serio, que sea responsable y que sea útil. Y si además no les engañan con ayudas y expectativas que no van a cumplir, pues mucho mejor.

Pues bien, estos presupuestos que hoy dan su último paso y que son el mejor reflejo, según lo que dicen ustedes mismos, de este Gobierno de izquierdas de Canarias, ni son serios -porque no son reales- ni son responsables -porque nos engañan- ni son útiles para salir de la crisis económica, social y sanitaria que sufre Canarias. Básicamente, porque la niegan, porque no la afrontan, porque no ponen soluciones a la angustia de miles de familias canarias que están en paro, al hundimiento de nuestros sectores productivos, especialmente el turismo, al sufrimiento de miles de autónomos y profesionales que han tenido que echar el cierre o que sobreviven a duras penas, a la tragedia de ser la comunidad autónoma con la mayor tasa de pobreza.

Estos presupuestos que ustedes van a aprobar mañana y que pretenden vendernos como los mejores de la historia o los más sociales son en realidad los presupuestos del anti, antipersonas, antiempleo y antiautónomos. Antipersonas, porque de los 407 millones que se supone que aumenta los gastos no financieros, los servicios sociales y la promoción social apenas aumentan en 4 millones, el 0,8, el 0,8, eso es lo que pone en sus presupuestos. Cuando la... Por ejemplo, los presupuestos de la Televisión Canaria aumentan en más de cuatro millones.

Y las enmiendas que ustedes han presentado y han aprobado a estos presupuestos poco o muy poco mejora la situación. Pero, es más, la partida de fomento de inclusión social, esa que es para el auxilio de las familias, baja en 34 millones porque ustedes lo confían todo en el ingreso mínimo vital del Gobierno de España, pero hay que recordarles que a día de hoy de las 75 000 solicitudes en Canarias solo ha llegado a 6000 personas, así que ustedes se olvidan de que tenemos 268 000 canarios en paro y la mitad no cobra ninguna prestación. Se olvidan de que tenemos 65 000 hogares canarios sin ningún tipo de ingresos; se olvidan de que tenemos un 30 % de población en pobreza; se olvidan de que tenemos o que el ingreso canario de emergencia, que ustedes prometieron a 40 000 familias, solo ha llegado a 16 000 y que la PCI solo llega a 8000 personas. Es decir, si cogemos los 75 000 canarios que han pedido el ingreso mínimo vital, que solo llega a 6000, que la PCI solo llega a 8000 y los 16 000 del ingreso canario de emergencia todavía hay 45 000 familias, 45 000 familias en Canarias que no van a recibir ninguna ayuda, que ustedes con este presupuesto los van a dejar absolutamente solos, que los van a dejar sin ayudas y a la espera. Eso es la realidad de los presupuestos de este Gobierno que se dice progresista.

En cuanto a la partida de dependencia, esta solo sube 3 millones y la discapacidad solo sube 5 millones de los 407 que hay extras de gasto cuando tenemos 24 000 canarios en lista de espera de discapacidad o dependencia, perdón, y 15 000 esperando el reconocimiento de la discapacidad.

Y a todo esto se le suma el recorte que ustedes le hacen al fondo de financiación municipal de los ayuntamientos, que es la primera trinchera donde acuden las familias, la primera trinchera social y ustedes lo recortan en 20 millones de euros. Por lo tanto, sus presupuestos, sí, señor, sus presupuestos son anticanarios, antipersonas, van a dejar a miles de familias solas, desprotegidas. Y, además, también voy a decirles una cosa más, su escudo social, de ese que tanto prometen, resume lo que realmente pagan es un escudo social que tiene el tamaño de un sello.

Pero también son unos presupuestos antiempleo, no sirven para luchar contra el desempleo y no porque lo diga el Partido Popular, que también, porque lo dicen sus propios presupuestos. Ustedes se van a gastar 9500 millones para tener más paro en el 2021 que en el 2020 y lo dicen y no les importa, 9500 millones para tener más paro. Pero, es más, es que sus propios datos del paro también ya están desfasados y a peor. En el 2020 esperan cerrar una tasa de paro del 22 %, en el 2021 una tasa de paro del 24,7, pues bien, a día de hoy, hoy mismo ya tenemos, por desgracia, un paro del 25 % y lo peor es que no parece que esto vaya a ir a mejor. Y ustedes con este panorama las partidas de fomento al empleo las dejan igual, ni un euro de incremento, con un 25 % de paro, 47 % de los parados son de larga duración, 122 000, casi la mitad mayores de 50 años. Además, un desempleo juvenil de un 60 %, el 50 % de los parados no cobran prestación, ustedes, el Gobierno de Canarias, no incrementan las partidas destinadas a luchar contra el paro, contra uno de los mayores problemas que sufren los canarios, ¿ven por qué son unos presupuestos antiempleo?

Pero también son unos presupuestos antiautónomos, antipymes y antisectores productivos porque estos presupuestos abandonan a nuestros sectores productivos, abandonan a nuestros autónomos y abandonan a nuestras pymes, y no es cierto que los ayuden, no es cierto porque, miren, de los 8747 millones de gasto no financiero solo 291 -8700, 291- van destinados a los sectores productivos, el 3,4 % y en un momento de parálisis económica total como la que vivimos, con una caída del productivo interior bruto en torno al 21 %, donde se destruyen todos los días cientos de empleos, en lo que llevamos de este año 121 000 empleos menos en Canarias, ustedes de los 407 millones que aumenta su gasto no financiero solo 54 a nuestra economía productiva. Y déjenme que les recuerde que esta economía productiva es la que genera empleo, la que genera riqueza y la que nos tiene que sacar de esta crisis porque, aunque este Gobierno de izquierdas no lo entienda, de esta crisis nos van a sacar nuestros autónomos, nuestras pymes, nuestros sectores productivos creando empleo, riqueza e inversión, no el sector público, no el Gobierno. Ustedes están aquí para apoyar, para ayudar, para fomentar no para sustituir a nuestro sector productivo.

Y, miren, el sector primario 1,2 % del presupuesto solo, 6,8 millones de aumento en agricultura, ganadería y pesca. En industria y energía solo el 1 %. El comercio con el desplome terrible de ventas y miles de negocios en subsistencia solo 18 millones. El turismo, nuestra principal industria, un 35 % del PIB, el 40 % del empleo directo y ni se sabe el indirecto que está otra vez a 0 ustedes solo le dedican 52 millones, un incremento de 14 millones cuando lo que tendrían que estar haciendo es traer un plan de emergencia para salvar a nuestro turismo a esta Cámara.

Y en cuanto a promoción económica déjenme decirles, 7300 pymes menos, 7200 autónomos dados de baja en los últimos meses y ustedes solo aumentan 10 millones, básicamente porque crean un fondo COVID de solamente 7,6 millones para ayudar a los autónomos, pues, miren, 60 000 autónomos pidieron el cese de actividad, 7,6 millones, hagan ustedes la división, no llega ni para pagar una cuota de autónomo.

Además, además, como les dije al principio, estos presupuestos son irreales, sí, son irreales, son un gigante con los pies de barro, es que es una muy buena definición de estos presupuestos, porque están basados en unos ingresos ficticios y, además, unas perspectivas económicas aún más ficticias.

Miren, las cifras macroeconómicas que se estiman que sustentan estos presupuestos, las que ha puesto el señor Román Rodríguez, en 2020 y en 2021 no las refrenda ningún organismo internacional, es más, ya están superadas y para mal. Está superado el PIB, está superado el empleo y está superada la caída de turismo por desgracia para mal, y les voy a poner un ejemplo. Producto interior bruto: este Gobierno cree que va a haber un rebrote del 17,3% del producto interior bruto para el 2021, pues bien, los organismos internacionales y nacionales, cualquiera de ellos, en las mejores de sus expectativas hablan solamente del 8,5 %. Pero es que es aún peor, según el último informe de la OCDE pone a la economía de Pedro Sánchez y de Pablo Iglesias como la peor del mundo desarrollado. ¿Y saben ustedes dentro de España cuál es la peor? Pues miren, el barco que dirigen el señor Torres y el señor Rodríguez, por desgracia Canarias.

Y, además, sí, son unos gigantes con pies de barro porque los ingresos son completamente ficticios. Miren, no hay una sola familia, no hay un solo negocio, no hay un solo autónomo que piense que el 2021 le va a ir mejor, no que el 2020, que espero que así sea, mejor o casi igual que el 2019 cuando ni había crisis ni había COVID, salvo, salvo, este Gobierno de Canarias que sí que piensa que le va a ir mejor, por ejemplo, con un 25 % de paro y 83 000 canarios en ERTE y, por lo tanto, menos renta familiar disponible ustedes creen que van a recaudar más en el 2021 por el tramo autonómico de renta que en el 2019 o por ejemplo en el IGIC, si comparamos la recaudación presupuestada para el 2021 es 251 millones más que la real, que la real del 2020, y solo 200 millones menos que la real del 2019, cuando habían 15 millones de turistas, cuando la economía crecía un 2,5 %... Señores, esto es un auténtico disparate. Pensar que eso va a ocurrir es un disparate. Y, por lo tanto, si los ingresos no son reales tampoco lo serán los gastos, tampoco habrá dinero para poder cubrir los compromisos en sanidad, educación y servicios sociales.

Y además, son unos presupuestos irresponsables porque dicen que no vamos a tener endeudamiento y ocultan más de seiscientos millones de endeudamiento; y porque dicen que no les van a subir los impuestos a las familias y ya ustedes lo subieron este año en el 2020; pero es que además acaban de aprobar unos presupuestos del Estado que aumenta los impuestos a todos los españoles en más de ocho mil millones, también a los canarios, también los canarios vamos a pagar esos impuestos. Por lo tanto, se va a subir los impuestos a las familias en Canarias.

Y, si me lo permiten, una puntualización más sobre sanidad. Ustedes dicen o presumen de un incremento del gasto de aumento en sanidad de 160 millones, pues bien, ese aumento del gasto no cubre, no cubre, el costo real del Servicio Canario de la Salud en el 2019, ustedes presupuestan 70 millones menos que el costo real en el 2019, cuando ni había COVID ni había pandemia.

En definitiva, señores del Partido Socialista, de Podemos, de Nueva Canarias y de ASG, estos presupuestos no sirven para salir de la crisis, no sirven para crear empleo, no sirven para ayudar a los sectores productivos, no sirven para atender a las familias vulnerables, y son, por lo tanto, unos presupuestos irreales, antipersonas, antiempleo y antiautónomos. Y, lo más grave, ustedes van a dejar solos a cientos de familias en paro y en exclusión social, los van a dejar solos y los van dejar atrás, pero lo peor, se van a llevar por delante a nuestros autónomos, a nuestra clase media trabajadora y a la economía productiva.

Y frente a estos presupuestos, frente a estos presupuestos el Partido Popular propone un plan B, una alternativa para salir de la crisis. Presentamos 287 enmiendas, 53 al articulado y 234 financieras, moviendo más de doscientos millones, 287 medidas para las familias canarias, para los autónomos, para las pymes, para nuestros sectores productivos, para crear y no seguir destruyendo empleo, para garantizar nuestra sanidad, nuestra educación y nuestros servicios sociales. Un plan que mañana les relataremos, pero, ojo, de esas 287 medidas que los partidos, de esas 287 enmiendas, los partidos que apoyan al Gobierno han pasado un auténtico rodillo, y yo sé que les molesta pero han pasado un auténtico rodillo, solo nos han aprobado 16. Han rechazado o no se han admitido, por ejemplo, el fondo de rescate de 100 millones de euros para nuestros autónomos, nuestros profesionales y nuestras pymes, más otros 10 millones más para aplicar directamente para sumarlos a esos ridículos 7,6 millones que ustedes pusieron en el plan COVID.

Han rechazado bajarles los impuestos a los canarios, a los sectores productivos, a los cuatro tramos de renta más bajos del IRPF, bajar el IGIC turístico del 7 al 5, bonificar el impuesto de herencia a esas familias que han perdido un ser querido por el COVID. Han rechazado ayudar a las familias, fomentar la contratación indefinida de menores de 30 y de mayores de 45 años -16 millones puestos para la contratación-. Han rechazado aumentar las ayudas a las familias vulnerables, destinar un plan de empleo específico para aumentar el personal de servicios sociales o 6 millones para la Ley de Servicios Sociales. Y han rechazado también crear un fondo de 2,3 millones para test COVID en puertos y aeropuertos, esos que el señor Pedro Sánchez vuelve a bloquear poniendo en jaque a nuestro turismo y demostrando que este Gobierno en Madrid, este Gobierno de Canarias en Madrid no pinta nada.

Todas estas enmiendas, todas estas enmiendas han tenido un respaldo económico en baja reales y factibles, también en el uso de los 516 millones del superávit de carreteras del 2018, esos que llevaba un año, señor Román Rodríguez, anunciando esos millones que el Gobierno de Canarias solo ha reclamado 100 al Gobierno de España regalándole en el 2021 416 millones al Gobierno de Pedro Sánchez para que los use en otras comunidades autónomas porque según el Gobierno de Canarias, según los diputados que lo apoyan, según sus representantes en Madrid no hacían... (corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional) no hacía falta, no hacían falta y los canarios no los necesitaban, así que mientras que ustedes rechazan bajarles los impuestos a los canarios, no crear un plan de rescate para salvar a los autónomos, no ayudar a las familias, no crear un plan de empleo especial para desatascar los asuntos sociales y la dependencia, no apoyar la Ley de Servicios Sociales, no contratar o poner políticas para contratar a mayores de 45 años y a jóvenes, mientras que ustedes hacen todo eso y rechaza las enmiendas del Partido Popular ustedes con la otra mano le entregan 416 millones a Pedro Sánchez para que los gaste en Cataluña, en el País Vasco o donde mejor le venga para seguir en el sillón.

Ya termino, señor presidente.

Saben lo que les digo, que mucho tienen ustedes que explicarles, mucho tienen ustedes que explicarles a la Canarias real que está ahí fuera, un Gobierno débil, unos presupuestos que no sirven para salir de la crisis. Ustedes renuncian a 416 millones al mismo tiempo que no quieren bajar los impuestos, no quieren ayudar a las familias, no quieren ayudar a nuestros autónomos, mucho tienen que explicarles ustedes a la Canarias real que está sufriendo ahí fuera.

Gracias, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Enseñat.

Turno para el Grupo Parlamentario Nacionalista, señora Dávila.

La señora DÁVILA MAMELY: Gracias, señor presidente.

El Grupo Nacionalista Canario no presentó enmienda a la totalidad no porque creyera que este es el mejor presupuesto que se podía presentar a los canarios, en absoluto, creíamos que en estos momentos de profunda incertidumbre económica, con la segunda ola de la pandemia azotando al mundo entero, cuando desde todas las instancias se toman medidas restrictivas para poder parar los contagios y las muertes, era importante arrimar el hombro, que eso es lo que espera la gente de todos nosotros, que le demos respuesta a los problemas, estemos en el Gobierno o en la oposición. Es justo en estos momentos cuando resulta importante que las instituciones den certezas. En los momentos críticos y de incertidumbre la gente necesita confianza, por eso, porque somos un partido responsable, un partido de gobierno que no jugamos a cuanto peor mejor, por eso queríamos que nuestra mano tendida al no presentar enmienda a la totalidad a los presupuestos para su devolución sería acogida por el Gobierno con la seriedad y responsabilidad que requieren estos duros momentos que nos está tocando vivir. Sin embargo, no ha sido así, vemos con tristeza que este presupuesto no representa ni de lejos el plan de rescate que necesita Canarias en este momento. Coalición Canaria presentó 450 enmiendas, apenas nos han aprobado 30 enmiendas que mueven unos ocho millones de los más de nueve mil quinientos millones que supone este presupuesto, pero ninguna de las enmiendas relevantes para dar una respuesta efectiva a los problemas de Canarias que cambiaban las deficiencias que ya puso de manifiesto en el debate de primera lectura nuestro portavoz José Miguel Barragán. Por eso les anunciamos hoy que no vamos a apoyar estos presupuestos porque este no es el presupuesto que necesita Canarias, porque no contribuye en un momento crucial para atenuar la dureza del impacto de la crisis que ya hoy azota a Canarias y a los canarios.

Señorías, este presupuesto no contiene el escudo social para los más vulnerables, las partidas de servicios sociales apenas crecen. Desde el inicio de la pandemia se han destruido en Canarias más de tres mil doscientas cincuenta empresas y este presupuesto no contiene el salvavidas para mantener a flote nuestro tejido productivo. La mayor parte de los autónomos no están teniendo ingresos, pero sus gastos no cesan y este Gobierno no ha arbitrado ni una solución o las que proponen son claramente insuficientes; no da respuesta a los miles de jóvenes que están en paro, un paro juvenil que supera el 61,7 % y que debería avergonzarnos y preocuparnos porque les arrebata el futuro; no hay medidas para el comerciante que ve que llega el fin de mes y no puede pagar a sus empleados, el alquiler, los impuestos o llevar algo a casa que no sean deudas. No es el plan de rescate que necesita el turismo ante un panorama desolador. Este presupuesto no da respuesta al sector turístico, ni al de la restauración, ni al del ocio, afectados todos por las restricciones, el toque de queda o el cierre de los países de origen de los turistas. No fueron capaces de crear corredores seguros, de presentar propuestas coordinadas con los ministerios. Lo de los test de antígenos solo ha generado más confusión y caos, es una muestra de la debilidad del Gobierno de Canarias, que no ha sabido defender a su principal sector económico, ante el ninguneo y la petulancia del Gobierno de España. Para el sector turístico ustedes ya han llegado demasiado tarde.

También le han fallado al sector platanero canario. No hay medidas para paliar la sangría del paro, y de miles de personas que siguen en ERTE en esta tierra. Más de doscientas setenta y dos mil personas en paro y los ERTE en octubre superaban las noventa y siete mil personas. Canarias se encuentra a la cabeza de España en esta desgarradora situación. Empresas al borde del cierre que no tendrán con qué liquidar a sus empleados. ¿Y qué respuesta encontramos en este presupuesto? Ninguna. La Consejería de Economía y Empleo no tiene estrategia y apenas crece su presupuesto. Sin capacidad, sin medidas novedosas. La única respuesta es apalancar a más de trescientas cincuenta y dos mil personas entre el paro y el ERTE.

Lo más terrible, señorías, lo más terrible de esta situación, es que tenían las herramientas. Las reglas fiscales están suspendidas en Europa, en España y en Canarias, así que no había un problema de dinero. Coalición Canaria dejó una comunidad autónoma saneada y, por eso, ustedes ahora pueden usar el superávit. No es un problema de deuda. Coalición Canaria dejó una comunidad autónoma con la deuda más baja de toda España, así que ahora podrían acudir si así lo necesitaran, pero es que no lo necesitan, no hace falta, porque les dejamos ganada una sentencia de carreteras de más de mil millones para exigírsela al Gobierno de España y no lo han hecho, no lo han hecho, no lo han exigido, se han conformado con 100 millones, que ya tienen distribuidos y retenidos en este presupuesto y que claramente son insuficientes.

No es un problema de falta de instrumentos fiscales o de incentivos económicos, ahí está nuestro Régimen Económico y Fiscal, recientemente renovado, y las propuestas de los expertos y los agentes económicos, pero ustedes no han hecho nada, se han dedicado a tapar las vergüenzas del Gobierno de España y mirar para otro lado mientras se atropellan los derechos de los canarios, se vulnera nuestro REF y se deja en papel mojado nuestro Estatuto de Autonomía.

Este presupuesto, y las medidas que desarrolla, tenía que estar contextualizado en el momento excepcional que vive Canarias, España, Europa y el resto del mundo. Es cierto que la realidad es impredecible, que de la noche a la mañana cambian las circunstancias, que decisiones que se adoptan hoy en Reino Unido o en Alemania afectan a nuestra economía de forma inmediata, pero ante eso un Gobierno tiene que dar respuestas y confianza, y eso se traduce en medidas concretas que se adoptan con diligencia y que, a su vez, se reflejan en el presupuesto, cosa que este Gobierno no ha hecho.

El virus no conoce de fronteras ni de colores políticos, pero lo cierto es que, mientras en el resto de Europa, el resto de países, cuando toman medidas sanitarias e imponen restricciones a su vez establecen paquetes de ayudas para los sectores afectados, adoptan medidas para sostener y rescatar su tejido productivo. Sin embargo aquí, en Canarias, con el pacto de las izquierdas, la gente sigue esperando por las ayudas, a las que no hay manera de acceder, o que no terminan de llegar. Las organizaciones no gubernamentales sociales han denunciado la inoperancia e incompetencia de este Gobierno. Los ayuntamientos han sido abandonados a su suerte, siendo la primera puerta a la que toca la desesperación. Eso de no dejar a nadie atrás no es más que un eslogan manido y vacío de contenido. Discursos trasnochados y cansinos sobre las derechas y las izquierdas, consejeras que cabalgan a golpe de tuit, pretendiendo así tapar su ineptitud para abordar la que es ya la mayor y más profunda crisis social de la historia de esta tierra.

Nos tachan de profetas del apocalipsis. Un Gobierno que sonríe complaciente a la realidad como si nada de esto estuviera ocurriendo, como si solo fuera un espejismo, como si con el buenismo se dejara de destruir empleo, se pagara el alquiler de la vivienda o comiera la gente. Ciegos deben estar si no ven que van abocando esta tierra al hambre y la miseria. Este Gobierno ha sido incapaz de arbitrar en el presupuesto 2021 una estrategia que se adapte a las circunstancias de Canarias, a su realidad diferenciada, una realidad cambiante que requiere de una o varias hojas de ruta, de planes, A, B o C, pero planes, no de improvisación aderezada con buenas palabras.

El Gobierno nos contó que este era el presupuesto de la remontada, como si esto fuera la final de la Champions. Seamos serios, señorías. La economía de esta tierra aún no ha tocado fondo, y en vez de desplegar toda la capacidad que les da un presupuesto ustedes se gastan más dinero en pagar publicidad diciendo que el Gobierno tiene un plan que en el propio plan. Para lo que sí tenían un plan era para volverse a subir el sueldo por segunda vez durante la pandemia, eso sí lo hemos parado, y a eso sí les dio un poquito de vergüenza, la trampilla que tenían en el presupuesto.

Coalición Canaria firmó y apoyó el Plan de Reactivación de Canarias en este Parlamento. Pues bien, ese plan no tiene reflejo en los presupuestos, nos sentimos estafados, y me temo que también los parados, los profesionales, los comerciantes, los empleados públicos, los empresarios y los sectores sociales a los que iban dirigidos. Según el consejero de Hacienda, el propio presupuesto es el plan, y se queda así, tan fresco. Será el suyo, porque en este Gobierno de Pancho Villa, con una mano hace un plan y la otra lo deshace no metiéndolo en el presupuesto. Ustedes no tienen ningún plan ni nada que se le parezca, improvisación, falta de dirección, imprevisión, parálisis del Gobierno y sumisión ante el Gobierno de España, eso es lo que nos ofrecen esta sucursal del Gobierno de Canarias.

Como decía, la economía no ha tocado fondo, y en ese contexto ustedes han renunciado a exigir al Gobierno de España el cumplimiento de nuestro Régimen Económico y Fiscal, el dinero de los convenios, la sentencia de carreteras, la adecuación de las medidas fiscales a la situación de pandemia, las únicas voces que se han oído en las Cortes defendiendo a esta tierra son las de Ana Oramas y Fernando Clavijo, los únicos que han denunciado el atropello de nuestro fuero y el abandono de Canarias ante la mayor crisis en el peor momento.

El Gobierno de Canarias sustituye su falta de agallas para plantarse en Madrid con una euforia casi infantil por los supuestos mil millones de euros que esperan pescar de los fondos europeos. Sin embargo, nada se sabe de una oficina que canalice los proyectos, los supervise, los coordine, los constate que realmente son proyectos estructurantes, que generen empleo y futuro en Canarias.

En algo sí coincidimos, y es que será muy difícil gestionar y ejecutar estos presupuestos. De hecho, el Gobierno tiene una pésima ejecución con el presupuesto actual.

Para paliar esa situación les habíamos recomendado aprovechar la Ley de Presupuestos para articular las medidas para dotarse de personal, para simplificar, para agilizar, para modernizar y que el dinero llegara a quien lo necesita cuando se necesita. Les dijimos que tenían que dar estabilidad a las plantillas de sanidad, en educación, que tenían que contratar a más personal en servicios sociales y para empleo. Pues bien, ahí tenemos la respuesta de la incapacidad del Gobierno. En sanidad, una huelga de médicos, a los que por cierto los grupos que sostienen al Gobierno han impedido su comparecencia en este Parlamento. En educación el profesorado de refuerzo para el COVID ve cómo sus contratos no cubren sino hasta el mes de abril, con anuncios de bailes de fechas que solo añaden incertidumbre a un servicio esencial. Hartazgo, hartazgo en las entidades sociales canarias ante la palmaria incompetencia que los aboca a desmantelar los servicios que gestionan; caos, dinero que no llega, dependientes que mueren sin recibir su ayuda, centros de mayores devastados por el virus, familiares de personas con discapacidad a las que se les ha quitado los recursos, crisis migratoria. Y mientras todo eso ocurre, la señora Santana dice aquí, en el Parlamento, que no quería más dinero porque no puede gestionarlo. Señora Santana, ¿no puede o no sabe? Dé un paso a un lado, señora Santana; Canarias, las entidades sociales y las personas vulnerables no merecen su atrevida incompetencia.

Concluyo. Este presupuesto no alumbra, no define ninguna estrategia para sacar a Canarias del abismo al que nos asomamos. ¿Creen realmente ustedes que así no se deja a nadie atrás, de verdad ustedes piensan que con este presupuesto se da respuestas a las miles de familias que requieren ayudas inmediatas? ¿Creen que así se mantiene el tejido productivo de esta tierra? ¿Dónde están las medidas para que no sigan cerrando empresas? ¿Cómo pretenden dar respuesta a las personas que están en paro o a las personas en ERTE? ¿Hasta dónde cree el Gobierno que es tolerable que puedan llegar las colas del banco de alimentos?

El presupuesto canario está condicionado por el de España, que ha decidido dar la espalda a Canarias, con una complicidad irresponsable y sumisa de los partidos que apoyan a este Gobierno incapaz de defender a su tierra y a su gente.

Del acierto del presupuesto de 2021 dependía la severidad con la que la crisis sanitaria, económica y social golpeara a Canarias. Solo les puedo decir, para terminar, que ustedes hoy con este presupuesto entierran el presente de Canarias e hipotecan el futuro de nuestros hijos.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Dávila.

Turno para el Grupo Parlamentario Socialista.

Sí, señorías, les ruego que guarden un poquito de silencio, porque además tenemos un poco de ruido fuera de la Cámara.

Y aprovecho el momento, en lo que limpian el atril, para recordarles a sus señorías lo siguiente. Porque he visto algunos comentarios, que han llegado a la Mesa, y me gustaría aclarar alguna cuestión.

Como saben, la sesión plenaria estaba convocada para hoy a las doce de la mañana y, cuando hemos celebrado la sesión de la mañana, por parte de la Presidencia de esta Cámara se convocó a sus señorías nuevamente para las dieciséis treinta horas para la continuación de la sesión plenaria, tal y como establecimos tanto en la Junta de Portavoces como en el orden del día.

Saben sus señorías -o deberían saber, porque el Reglamento de la Cámara, a estas alturas de legislatura, entiendo que sus señorías ya están familiarizados con él- que el Gobierno no tiene intervención en este punto del orden del día ni en el debate sobre el articulado ni en el debate sobre las secciones del presupuesto general de la comunidad autónoma para el año 2021, más allá de la posibilidad que tiene el Gobierno de hacer uso del artículo 82.5 del Reglamento e intervenir en cualquier punto del debate. Por tanto, no existían al inicio de la sesión plenaria ninguna, digamos, posibilidad reglamentaria de suspender de oficio por parte de la Mesa del Parlamento el debate presupuestario a renovar a las dieciséis treinta como consecuencia de la no presencia de ningún miembro del Gobierno en el salón de plenos.

Por otra parte, ningún portavoz de ninguno de los grupos parlamentarios se dirigió a la Mesa en ningún momento para solicitar un receso o el retraso en el inicio de la sesión plenaria, cosa que si se hubiera producido, creo no haberme equivocado en esta ocasión, no lo escuché en ninguna de las intervenciones de los grupos parlamentarios y de sus portavoces en el debate, cuestión que si se hubiera hecho llegar a la Presidencia de la Mesa se hubiera, digamos, al menos tenido en consideración.

Por tanto, más allá de las opiniones, no entra la Presidencia en ello, obviamente, que le puedan suscitar a los grupos parlamentarios la ausencia de miembros del Gobierno al inicio de la sesión plenaria obviamente no recae la responsabilidad de la misma ni existe ningún precepto reglamentario que posibilitara a la Presidencia del Parlamento el retraso o el impedimento a la reanudación de la sesión plenaria en la hora prevista cuando se suspendió la sesión al mediodía.

Muchísimas gracias, señorías, simplemente por aclarar.

Tiene la palabra la portavoz del Grupo Parlamentario Socialista.

La señora FLEITAS MARTÍN: Buenos días, señorías, buenas tardes, perdón, señorías. Muchas gracias, señor presidente.

Señora Espino, hoy sí que esperamos el minuto por el artículo que usted quiera o por el artículo que quiera el presidente, pero ese comentario maledicente creo que merece que se retracte usted en el día de hoy con respecto a la no presencia del Gobierno en este salón de plenos.

Es paradójico, si nos situamos en el día de hoy y miramos en retrospectiva hasta el año pasado es paradójico, como decía, pensar que por estas fechas intentábamos solucionar los efectos de la caída de Thomas Cook cuando en el día de hoy, en este año pandémico estamos intentando solventar los efectos devastadores que para Canarias tiene la caída del sistema turístico a escala global. Igualmente cuando el año pasado por nuestros indicadores debatíamos en este salón de plenos cuestiones tributarias de calado y hoy estamos simplemente haciendo propuestas para que las empresas o los autónomos y esas autónomas pues no cierren las puertas de sus establecimientos también es digno de estudio.

Pero lo que no teníamos cuando aprobamos el anterior presupuesto de 2020 era una pandemia, un virus altamente contagioso y mortal que pone en serio peligro la vida de la ciudadanía y a ellos y a ellas nos debemos siempre y en todo lugar. Por eso siento decirles, señorías, que este presupuesto no es nuestro presupuesto, es el presupuesto de barrera de contención de la pandemia, es el presupuesto para hacer frente al coronavirus, es un presupuesto positivo para la ciudadanía que no recorta, que no adelgaza la Administración pública, que no elimina servicios básicos, sino que apoya a los esenciales. Es un presupuesto expansivo, que aumenta y, sobre todo, que se redirige a las áreas con mayores necesidades en estos momentos, es un presupuesto realista en la medida en que la situación cambiante lo permite. Un presupuesto nunca podrá ser estático; he escuchado manifestaciones en el día de hoy como si un presupuesto tuviera que ser A, B y C, no, señores, tenemos mecanismos legislativos para modificarlo, para adaptarnos a las situaciones cambiantes, pero lo que sí es verdad que necesitamos es un presupuesto. Canarias no puede seguir adelante un año como el que enfrentamos en el 2021 con los presupuestos prorrogados de 2020. Por lo tanto, el argumento de que este presupuesto no pueda atender a las circunstancias cambiantes no se sostiene.

Señores, creo que voy a perder quince minutos de mi tiempo y de su tiempo porque yo entendía que venía al debate del texto articulado para explicarles las enmiendas aceptadas, las enmiendas rechazadas y la verdad es que en el día de hoy creo que debería haber intervenido mi compañero Iñaki Lavandera, que lo hará en el día de mañana para atender a los estados financieros y presupuestarios de esta ley, o mi compañera Nayra Alemán en el debate del estado del municipio porque poco tiene que ver con la aclaración de las enmiendas al presupuesto.

Señora Espino, sí que hay funcionarios que son miembros del Gobierno, por supuesto; el mismo presidente del Gobierno es funcionario de esta comunidad autónoma, es docente. Por lo tanto, vamos a empezar con el tema de los salarios, porque es que ya no sé, señora Espino, ni siquiera lo que está solicitando, llegados a este punto del debate ya no sé lo que está solicitando.

Hemos aprobado en ponencia una enmienda muy clara, el Grupo Nacionalista, junto con la in voce que han presentado los grupos que apoyan al Gobierno, y dice, claramente: en 2021 las retribuciones de los cargos a que se refiere este artículo no experimentarán incremento respecto a las vigentes a 31 de diciembre del año 2020. Señora, usted lo que pretende es aprobar una nueva disposición adicional, que se la voy a leer porque, realmente, para que no haya confusión: en el año 2021 las retribuciones de los altos cargos del Gobierno y sus organismos autónomos y otros entes públicos no experimentarán ningún incremento con respecto a las establecidas en la Ley 19/2019, de 30 de diciembre. Y, si nos vamos a la ley, y no voy a perder treinta segundos en volver a decirle lo que ya sabe usted perfectamente, la ley del año 2020 que aprobamos en el 2019 dice que no experimentarán incremento respecto a las vigentes.

Señora Espino, tiene que reconocer que se ha quedado sola en este tema, pero teníamos que dejarlo de manifiesto. Además, simplemente por técnica legislativa nosotros, tanto el Grupo Nacionalista como los grupos que apoyan al Gobierno, hemos hecho una enmienda al artículo 33, usted se ha limitado a hacer una disposición adicional como las veintiuna restantes o como las veinte restantes y no de disposiciones adicionales solamente vive el hombre.

Vamos a intentar justificar sus enmiendas. La 2, la 3 y la 4 ya las justificaba adecuadamente el Grupo de Nueva Canarias, pero vamos a ver no solamente los puntos donde le hemos dicho que no. Le hemos aprobado un plan contra la obesidad infantil, un plan contra el fracaso escolar, hemos aprobado las ayudas a las familias para acceder a plazas de educación infantil, hemos aprobado ayudas a clubes deportivos para hacerle frente al coronavirus, hemos aprobado la evaluación de la economía sumergida en Canarias y la evaluación de las políticas públicas... Eso no es un rodillo, eso es escuchar, diálogo, consenso... No, no lo digo solamente por usted sino por el resto de intervinientes.

Con respecto al Partido Popular, sí que salimos a la calle señor Enseñat, nosotros salimos a la calle, hablamos con nuestros vecinos y con nuestras vecinas y, después, por supuesto, cuando venimos al Parlamento de Canarias intervenimos por los canarios y por las canarias en su conjunto. Como le decía, se ha confundido usted de debate, porque yo creo que es mucho mejor que le responda mañana el señor Iñaki Lavandera porque del texto articulado yo realmente creo que no le he escuchado ni sesenta segundos ni un minuto, pero bueno. Vuelven ustedes a sacar pecho del varapalo político que le supuso presentar una enmienda a la totalidad y nosotros entendemos que ustedes destruyen más de lo que construyen, y la ciudadanía lo entiende perfectamente, entienden su juego de desgaste, de cuanto peor, mejor. Ustedes y nosotros no somos iguales, señor Enseñat, durante esta crisis nosotros blindamos y ustedes siempre han pretendido recortar.

No veo subidas de impuestos ni que aumente en este presupuesto la presión fiscal ni a las empresas ni a los autónomos ni a las autónomas ni tampoco a las familias o la ciudadanía en general, y yo, permítame que le diga, yo estudié derecho, no estudié economía, pero yo entiendo que el derecho tributario no es una política de gestos, entonces, realmente no entiendo porqué pide usted que se haga una distinción entre los canarios y las canarias, y me explico. Usted juega, si me lo permite, con el dolor de las familias, y lo dijo muy claro el presidente del Gobierno de Canarias en la mañana de hoy. Deje en paz a los fallecidos y a sus familias, señor Enseñat, porque, al final, jugar con un impuesto intentando hacer exenciones a determinados tributos no me parece justo, la verdad es que no lo entendemos ni en el día de hoy ni lo seguiremos compartiendo, porque, como le decía, el hecho imponible de un tributo es el fallecimiento no la causa del fallecimiento, y por lo tanto esa es la razón por la que el Grupo Parlamentario Socialista y los grupos que apoyan al Gobierno rechazamos dicha enmienda.

¿Qué reformas de calado presentan ustedes a estos presupuestos? Porque al final usted habla de su batería de medidas pero nosotros, analizando y justificando esas enmiendas, nosotros esperábamos un debate de altura, y, sinceramente, claro que rechazamos sus propuestas porque no nos representan.

Nos puede tachar de cualquier cosa excepto de tibios. Nos hemos pronunciado sobre las listas de empleo en educación, listas de empleo en sanidad, hemos hablado sobre las listas de empleo en el Hospital Universitario, nos hemos manifestado sobre las tasas públicas, sobre el Fondo Canario de Financiación Municipal, sobre la adecuación normativa del AIEM, sobre la revocación excepcional de la renuncia al régimen especial del pequeño empresario para facilitarle a todos aquellos pequeños y medianos empresarios que salen del sistema que puedan volver rápida y eficazmente. Nos hemos pronunciado también sobre el despliegue del cuerpo de la Policía Canaria, sobre la contratación de personal en las administraciones públicas con carácter de urgencia, etcétera, etcétera, etcétera. Y le aprobamos tres de sus enmiendas al texto articulado, señor Enseñat, lo sabe perfectamente, no se las voy a repetir, y sin contar con las transaccionales no propuestas, porque no solamente nosotros... a nosotros también nos pasan el rodillo, porque hablan mucho de diálogo, de consenso y a la hora de aprobar esas transaccionales pues muy pocos o ninguna nos han aprobado, es más, no me quiero repetir, pero aportación a los planes de pensiones del Grupo Popular, rechazada; aportaciones a los planes de pensiones del Grupo Nacionalista, rechazada; no aceptan la transaccional sobre las ayudas a la educación de 0 a 3 años con respecto al Grupo Nacionalista; las listas de interinidades en educación ni siquiera las han valorado, fue un no rotundo, cosas como los ya mentados salarios del Gobierno, etcétera, etcétera, etcétera. Ese también es el rodillo al diálogo y el consenso porque cada uno tiene un discurso articulado y ustedes quieren escenificar en el día de hoy un no del Gobierno y no tanto sus propias carencias con respecto al diálogo.

La política, sin diálogo, sin acuerdo y sin consenso, pierde su razón de ser.

Señora Dávila, a mí me parece muy bien que usted no me escuche a mí, me parece muy bien que no me atienda, pero la consejera de Educación dijo en la mañana de hoy que los profesores y los educadores contratados no solamente van a estar hasta abril, van a estar hasta el mes de junio, entonces, me parece muy bien que no me escuche a mí pero que no le escuche a ella. (Palmoteos desde los escaños). Exactamente igual que con respecto a lo que le ha dicho por activa y por pasiva el vicepresidente del Gobierno, que es un presupuesto contenido, un muro de contención, así que yo seguiré explicando lo que tiene que ver con el texto articulado y le dejaré a usted con su discurso. Al final, qué distinta es la política desde la Oposición y desde el Gobierno.

Dice usted apenas treinta enmiendas. Apenas treinta enmiendas, dice, que solo le hemos aprobado, apenas treinta enmiendas. Y tuvimos el cuajo, mi compañero y yo, de mirar los listados, las actas... las actas de las ponencias, de las comisiones, y no le vamos a decir, no le vamos a sacar los colores de las que nos aprobaron ustedes en el año 2018, 2017..., etcétera, etcétera, etcétera. (Palmoteos desde los escaños).

Lo que no podemos hacer nosotros, señores...

El señor PRESIDENTE: Señorías, por favor.

La señora FLEITAS MARTÍN: Señores del Grupo Nacionalista, lo que no podemos hacer nosotros con respecto a determinadas enmiendas es ir en contra de la legalidad vigente. Hemos intentado llegar a acuerdos, hemos intentado justificar el no, hemos intentado decirles de una manera cordial que hay determinadas líneas rojas que no podemos cruzar. No le decimos que no a las enmiendas de una manera arbitraria, no nos posicionamos en el no por el no. Reiteramos que el amparo en la ley... y, además, lo conocen ustedes perfectamente y sobre todo los que han estado gobernando, a veces el amparo de la ley son las cadenas de la ley. A mí me encantaría y a nuestro grupo le encantaría y al vicepresidente le encantaría tener una varita mágica, ir resolviendo todos los problemas, pero es que tenemos una cosa que se llama ley y tenemos que ceñirnos estrictamente a la literalidad de la ley. Por lo tanto, esto no significa que nosotros no tengamos en cuenta sus enmiendas, sino que, quizás, pues, este no es el momento más adecuado para materializar alguna de ellas y más en esta tercera oleada de la pandemia a la que nos enfrentamos, pues, no se pueden materializar algunas a corto plazo, pero no descartamos y seguro que seguiremos dialogando sobre la materialización.

Me gustaría matizar, con respecto a la enmienda transaccional, a la número 10, del Grupo Mixto, señora Beato, yo entiendo que usted no está interviniendo en el día de hoy, pero sí que nos gustaría matizar un aspecto de por qué no le aceptamos esa enmienda transaccional. Nosotros apoyamos las ayudas a las escuelas infantiles de 0 a 3 años, pero no podemos aceptar su enmienda, porque no vemos que sea ortodoxo cambiar ahora mismo el sistema de la concesión de esas subvenciones. En todo caso, cuando se saquen las bases se atenderá a esta especificidad, pero ese era el razonamiento por el cual no aceptamos su enmienda en el día de hoy. Aunque le digo que la... está aceptada, está aprobada, las ayudas a ese primer ciclo de Educación Infantil van a llegar, pero no nos parece acertado cambiar el sistema que venimos aplicando en este momento.

Le apoyamos enmiendas sobre el presupuesto del Parlamento y la gestión de sus créditos, sobre las retribuciones de los miembros del Gobierno, le hemos ofrecido una transaccional sobre su enmienda 102 que afecta al personal interino, algo que entendemos que es de primer orden por la situación en la que estamos viviendo ahora mismo.

Y voy a aprovechar precisamente esto para hacer una valoración. Nosotros somos el poder ejecutivo... Perdón, nosotros somos el poder legislativo, intentamos legislar de una manera justa y equitativa, intentando atender y acoger al final a los derechos de toda la ciudadanía. No somos el poder judicial, no nos decantamos por el blanco o el negro, sino por soluciones integradoras. Lo que quiero decir con esto es que estamos en un momento delicado sobre los recursos humanos en esta comunidad autónoma. Las decisiones sobre la materia que estamos tomando son de gran calado y si decidimos obviar el problema, seguir hacia adelante en una huída a la desesperada, seguiremos perdiendo plazas de funcionariado, que son plazas muy complejas de crear y, a la vez, tenemos que atender a los derechos de los trabajadores interinos, repito, cuyos derechos respetamos, y también a la vez tenemos que atender a los derechos de las personas que legítimamente quieren presentarse a estos procesos selectivos y trabajar para la Administración pública, y que no pueden hacerlo si no convocamos procedimientos selectivos.

Cada cual tiene que ejercer su función y la de este Parlamento es legislar. En breve abordaremos el perfeccionamiento de la ley de función pública, analizaremos todos los pareceres y todas las posibles soluciones, por lo que polarizar ahora mismo un debate en la materia es, como mínimo, infructuoso, por lo menos... por lo tanto, estaremos atentos a los avances que se produzcan en la materia, tanto a nivel nacional como a la jurisprudencia, pues, que nos está también marcando el paso legislativamente y a la legislación que se vaya produciendo y a la ley de función pública.

Finalizo ya, señor presidente, si me deja unos segundos.

El señor PRESIDENTE: Adelante, continúe.

La señora FLEITAS MARTÍN: Si lo que buscaban en el día de hoy... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional). Escenificar que el Gobierno es tirano y un Parlamento rendido no lo van a conseguir, porque la crónica mañana será el de un texto legislativo aprobado, el de una Ley de Presupuestos aprobada, que servirá a los canarios y a las canarias para recuperarse de los efectos de esta pandemia.

En cambio, voy a repetir la principal idea sobre este texto articulado, sobre estos presupuestos: son la herramienta que necesitamos para seguir adelante. Estos son los presupuestos; estos son los presupuestos, señores del Gobierno, suyos son, materialícenlos para Canarias.

Y no quería finalizar, por supuesto, sin dar las gracias a los grupos del Gobierno por el mes y medio de trabajo arduo, complicado, de acuerdos, y también a los señores y a las señoras de los grupos, del Partido Popular, del Grupo Nacionalista Canario y del Grupo Mixto, también por ese diálogo que hemos alcanzado algunas veces de una manera, pues, con unos frutos y a veces, pues, no ha sido tan positivo. También a los letrados de la Cámara. Y para mí, como siempre, es un placer participar como ponente en esta ley.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias... muchas gracias, señorías.

¿No hay solicitudes de palabra? Bien.

Señorías, hemos acabado el debate de enmiendas sobre el articulado, por lo tanto, señorías, suspendemos la sesión hasta mañana a las nueve de la mañana que lo reinauguraremos... lo iniciaremos, disculpen, con el debate de las enmiendas a las secciones.

Muchas gracias, buenas tardes.

(Se suspende la sesión a las dieciocho horas y treinta y seis minutos).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 10L/PL-0011 Sobre De Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias para 2021.