Diario de Sesiones 65/2021, de fecha 24/2/2021 - Punto 10

10L/PNLP-0263 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE BRECHA LABORAL Y SALARIAL ENTRE MUJERES Y HOMBRES ASOCIADA A LA CRISIS ACTUAL.

El señor PRESIDENTE: Continuamos con el orden del día, la última de las proposiciones no de ley, en este caso a propuesta del Grupo Parlamentario Popular, sobre brecha laboral y salarial entre mujeres y hombres asociada a la crisis actual.

Tiene la palabra el Grupo Parlamentario Popular, señora Reverón.

La señora REVERÓN GONZÁLEZ: Gracias, presidente. Buenas tardes, señorías.

El motivo de traer esta proposición no de ley hoy al salón de plenos es porque, como ustedes bien saben, el pasado lunes, el 22 de febrero, se celebra el Día de la Igualdad Salarial. ¿Y qué se celebra con este día? Pues, bueno, pues se vuelve a poner sobre la mesa que existe una brecha salarial que discrimina a las mujeres en el mercado laboral. Por tanto, celebrando este día lo que se pretende es concienciar a toda la ciudadanía de que existe una clara desigualdad en la retribución que perciben las mujeres y hombres por la realización del mismo trabajo o por un trabajo de igual valor, así como sobre la necesidad de tener que combatir esa brecha.

Señorías, es indispensable profundizar en la mejora de las condiciones de las mujeres en el ámbito de la independencia económica y, por tanto, garantizarle una vida digna. Además, esta brecha se ha ido incrementando como consecuencia no solamente de las consecuencias sociales y económicas sino también de la crisis sanitaria, por tanto, si no logramos cumplir con la meta de que igual trabajo igual salario entre mujeres y hombres no vamos a avanzar en una sociedad igualitaria.

La dificultad de acceder al mercado laboral sigue perjudicando a la población femenina, así como a la promoción en sus puestos de trabajo. La brecha salarial, señorías, es la manifestación más clara de la desigualdad, la igualdad entre mujeres y hombres, el acceso al empleo, las condiciones laborales y retributivas, la promoción e, incluso, el acceso a niveles ejecutivos y a la dirección de empresas son un reto muy importante que todavía tenemos por delante.

Señorías, el 74,4 % de los contratos a tiempo parcial que se firman en este país los firmamos nosotras, es decir, tienen rostro de mujer. Y la tasa de paro femenina supera en cuatro puntos a la masculina en lo que es... España se encuentra en estos momentos en el segundo país de la Unión Europea con esta tasa de desempleo femenino.

Señorías, en términos porcentuales lo que dice el Ministerio de Hacienda es que dice que las mujeres tendrían que cobrar un 28,6 % más para igualar el sueldo de los hombres. Ellos calculan que si seguimos con estas condiciones harían falta ciento cinco años para cerrar la brecha salarial en España. Ciento cinco años, señorías.

La última encuesta de la estructura salarial del INEM muestra que en Canarias los hombres ganan una media de 22 334 euros anuales y las mujeres 19 051 euros, de ahí la necesidad de tomar medidas para acabar con estas desigualdades, una desigualdad económica y social que existe entre mujeres y hombres y que debería constituir uno de los retos más importantes de cualquier Gobierno.

Ese principio de que a mismo trabajo mismo sueldo no es nuevo, se han contemplado incluso en los tratados desde 1957, pero está claro que esa brecha salarial sigue existiendo y, por tanto, no estamos cumpliendo con esos tratados. Y, además, señorías, una excusa bastante frecuente que se nos ha dado a las mujeres es que cobramos menos porque tenemos menos nivel educativo, menos capacidad en la formación, sin embargo, esta máxima está claro que ya ni es cierta ni sirve, ¿por qué?, pues porque, miren, el 48 % de las mujeres que están en el mercado laboral tienen un título universitario frente al 37,8 % de los hombres. Por tanto, estas cifras desmontan que el nivel educativo ya no puede encontrarse detrás de lo que es esta brecha salarial.

Además, también me gustaría hacer referencia a que la situación se complica cuando se llega a la jubilación porque la pensión de las mujeres es inferior un 37 % más que los hombres en lo que es el entorno de los países de la Unión Europea, y en el caso de España estamos a un 35 % de diferencia entre los hombres y las mujeres.

Concretamente en Canarias la tasa de paro por género durante el último trimestre del año 2020 refleja cómo el paro de las mujeres se situó en nuestra comunidad autónoma en el 23,33 % y, tal y como apuntamos al principio de esta intervención, la crisis sanitaria, la crisis del coronavirus, no ha tenido las mismas consecuencias entre las mujeres y los hombres. En particular, la pandemia ha empeorado la situación hasta situar la brecha a niveles que no se veían desde hacía diez años. La crisis económica derivada de la crisis sanitaria ha golpeado con especial dureza a las trabajadoras y ha venido a agravar aún más la desigualdad que ya existía. De hecho, según expone el último informe elaborado por la Acción contra el Hambre, dicen que las mujeres van a ser uno de los colectivos más castigados en esta crisis sanitaria, sufrirán las mayores consecuencias económicas y sociales, y esto es debido a que ellas han estado más expuestas, tanto por la concentración del desempeño de trabajo en la primera línea durante la crisis sanitaria como por la esa asunción de los cuidados de la familia que seguimos nosotras teniendo en nuestros hogares.

El crecimiento de la desigualdad a causa de la crisis de la COVID-19 podría dejar un desolador saldo de pobreza y de inestabilidad social y económica de enormes proporciones, por lo que es necesario, señorías, que se aborden estas desigualdades lo antes posible.

Por ello, desde el Partido Popular reclamamos la necesidad de estimular políticas centradas en favorecer el empleo de la mujer y acabar con las desigualdades de género que en estos momentos existen. En este sentido, consideramos imprescindible que las mujeres sean el centro de los planes de recuperación y evitar que los limitados logros que se han conseguido en materia de igualdad en esta última década no retrocedan por culpa de la pandemia.

Avanzar en favor de más y mejores empleos para las mujeres, mayores salarios y una mejor protección social y laboral en beneficio de ellas será el factor más determinante para que Canarias se recupere de una forma más rápida, eficiente y, como repite el Gobierno, no dejar nunca a nadie atrás.

A la luz de esto, señorías, desde el Partido Popular entendemos que es necesario, y de ahí el motivo de mi proposición no de ley, de presentar proyectos específicos encaminados a frenar esta brecha laboral y salarial asociada a la crisis actual en el marco de lo que es el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la economía. Avanzar en igualdad es determinante para una recuperación justa y eficiente.

Muchas gracias, señorías.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Reverón.

Turno para la enmienda conjunta.

Comenzamos por el Grupo Parlamentario de la Agrupación Socialista Gomera, señora Mendoza.

Adelante.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidente. Buenas tardes de nuevo, señorías.

La brecha salarial no cerrará hasta dentro de cuarenta y tres años, estos datos están recogidos en el informe elaborado por UGT con motivo del Día de la Igualdad Salarial el pasado lunes.

Señorías, está claro que eliminar la brecha salarial y alcanzar la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres ha sido y debe de seguir siendo un compromiso firme de todos los representantes públicos de esta sociedad. Tenemos que conseguir que deje de ser un mero objetivo plasmado en el papel y que realmente se convierta en una realidad, un compromiso, además, que este Gobierno ha demostrado en numerosas ocasiones, sin ir más lejos, en esta legislatura, los grupos que sustentamos al Gobierno ya presentamos una PNL de características similares a esta. Pero, señorías, un problema que llevamos afrontando durante décadas no se va a solucionar en cuestión de días. Pero es cierto que si queremos un cambio real y efectivo debemos trabajar por este cambio y, desde luego, debemos hacerlo desde la unidad. Una sociedad de progreso, solidaria, justa y en la que todos tengamos las mismas oportunidades depende también de todos y cada uno de nosotros y el consenso es esencial para conseguirlo, igual que hicimos con el pacto contra la violencia de género, deberíamos trabajar unidos por impulsar un pacto nacional contra la brecha salarial.

Señorías, tenemos la oportunidad de corregir la discriminación de la mujer en el entorno laboral, de eliminar las diferencias retributivas y los techos de cristal que se han visto además agudizados por los efectos de la pandemia que ya existen indicadores que evidencian un mayor impacto de esta crisis en la mujer, lo que ha supuesto la tormenta perfecta a la hora de acrecentar las desigualdades entre mujeres y hombres. Históricamente también siempre han sido las mujeres las que han tenido que asumir gran parte de la responsabilidad relacionada con el cuidado de los hijos, la familia, personas dependientes, una realidad también que ha lastrado las oportunidades laborales con las que tenemos que romper si queremos realmente alcanzar la igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres y de la que tanto hablamos en este Parlamento.

El desafío de esta generación debe de ser conseguir que la igualdad laboral y retributiva deje de ser una aspiración y se convierta en una realidad. Un camino yo creo que debemos de recorrer con una sola voz, la voz de la lucha de todos y todos por la igualdad.

Muchas gracias y agradecerle a la proponente que haya traído esta iniciativa, porque, aunque es cierto que en esta legislatura ya habíamos presentado una iniciativa de similares características, yo creo que es un tema que por mucho que se debata mientras no se alcance el objetivo debería de venir a esta Cámara tantas veces sea necesario. Así que agradecer a la proponente que haya traído esta iniciativa.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Mendoza.

Turno para el Grupo Parlamentario de Sí Podemos Canarias.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ (telemáticamente, desde fuera de la sede): Desde luego yo también quería agradecer a la señora Luz Reverón por haber traído esa iniciativa, que me parece absolutamente razonable.

Los datos en la exposición de motivos hablan por sí solos. Los datos que no vamos a repetir para no ser reincidentes, pero solamente unos cuantos, porque queden claros, que es el 58 % del paro registrado en España corresponde a las mujeres y ni siquiera es cierto, es mucho más, porque no todas constan como demandantes de empleo, con lo cual, haya que añadir toda esa parte oculta. La diferencia salarial media entre hombres y mujeres en España es de 5941 euros, estamos hablando de cifras importantes. En España el 75 % de las mujeres trabajan a tiempo parcial. Las mujeres destinan más del doble de tiempo que los hombres a las tareas vinculadas al hogar y a los cuidados en la familia. Tan solo el 28 % de las mujeres españolas realiza una carrera tecnológica y un 7 % ingeniería. Y, el último dato, por (ininteligible) y no dar ninguno más, en el que acaba de incidir la compañera Melodie, cuarenta y tres años para eliminar la brecha salarial. No, vamos a intentar que sea mucho menos, pero es verdad que luchamos contra siglos de discriminación hacia las mujeres y no va a ser fácil el hacerlo así de un día para otro, espero que mañana o dentro de tres meses no llegue una PNL diciendo que por qué no hemos superado la brecha salarial en Canarias, espero que haya un poco más de lucidez y sentido común para que sepamos que esto lo vamos a construir entre todas, el camino es lento, porque hay muchos obstáculos que tenemos que superar, entre otros...

Hemos hecho una serie de enmiendas, pero también tienen que ver, y yo, aunque comparto mucho la inquietud en ese sentido, y me consta que es sincera, de la señora Reverón, hay uno de los puntos que pusimos en nuestra enmienda que no nos han aceptado, para nosotras era importante, porque tenía que ver con la derogación de... de algo que nos ha afectado y que tiene que ver con las diferencias salariales que tenemos, con la... -y, por favor, que me he ido- exactamente con la derogación de la reforma laboral del 2012 y de la reforma de pensiones de 2013. Son dos aspectos que nos parecen importantes, porque la pobreza de nuestro presente y ahora, la no cotización de ahora, tiene que ver también con nuestras pobrezas del futuro. Los no reconocimientos de las tareas de cuidados de ahora, los bajos sueldos que tenemos las mujeres ahora, todo eso no solo nos perjudica en este presente y en la situación de la pandemia aún con mayor rotundidad, sino que nos van a afectar y mucho, y por eso nos hacen ser la cara de la pobreza, ya, el rostro de la pobreza tiene... la cara de la pobreza, la imagen, la pobreza tiene rostro de mujer, y, además, tiene de mujer con hijos a su cargo, que son las que están en situación de mayor vulnerabilidad y de exclusión social esas familias monomarentales. Para eso es verdad que tenemos también que legislar, y hay que legislar y hay que contrarrestar las políticas que nos hicieron en los últimos años, también, tener una situación de mayor precariedad, a todas, a las trabajadoras y a los trabajadores. ¿Saben que, por ejemplo, la diferencia de la brecha salarial en Canarias es menor que en el resto del Estado? Y la gente dice ¿por qué?, ¿aquí somos más igualitarios? No. Aquí es que somos más pobres todos, las mujeres y los hombres también, y por eso la diferencia incluso es menor. Hay que cambiar todo esto porque tenemos que conseguir unos trabajos dignos para todo el mundo, con estabilidad, pero, desde luego, hay que incidir en esas mejoras para las mujeres. Yo creo que los puntos que, supongo, que harán nuestras compañeras también van a incidir, lo van a recordar y los que hemos metido en la proposición, en la enmienda, perdón, refuerzan la idea que plantea la señora Reverón con su propuesta y hacen que sean, que se vayan encaminando con medidas concretas.

Es verdad que tenemos una ley de igualdad del 2010 donde marca también el camino, y es verdad que esas leyes a veces no se cumplen, en tantas cosas, incluso en las que no cuestan dinero, como el uso del lenguaje inclusivo, nos está costando una misma... bueno, la misma matización que tuvo que hacer estos días el presidente de la Cámara. Si algo que no cuesta dinero cuesta trabajo de asimilar, imagínense cuando cuesta dinero, cuando los empresarios y las empresarias también tienen que hacer contratos de trabajo que no discriminen y que mejoren la vida de la gente.

Se lo tenemos que recordar también, y no solamente en el Parlamento, sino en ese mundo empresarial que contribuye a la discriminación y a esos sueldos y hay una parte importante, que es la Administración, que es la de reconocer todo el trabajo invisible, el trabajo de cuidados, que no está reconocido y no está remunerado, y que en ello nos consta que está también el Gobierno de España a la hora de reconocer esos trabajos, con responsables en concreto.

Pues nada, muchas gracias, ¿eh?

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Del Río.

Turno para el Grupo Parlamentario de Nueva Canarias.

Adelante.

La señora HERNÁNDEZ JORGE: Señor presidente, buenas tardes.

Bueno, nuestro grupo va a apoyar la iniciativa, no porque esté de acuerdo con el enfoque, voy a ser clara, a lo mejor voy a ser la más antipática, porque no le voy a dar las gracias ni las felicidades, sino lo vamos a hacer porque con las enmiendas queda ampliamente mejorada.

Sinceramente, pedirle al Gobierno de Canarias en medio de una pandemia, a través del Plan de Resiliencia, que acabe o que luche contra la brecha salarial está bien, pero todos sabemos que la brecha salarial se articula en un sistema patriarcal donde las leyes estatales que son necesarias derogar, como la ley laboral, la reforma laboral, y la ley de pensiones, que, además, les hemos propuesto que ustedes apoyen derogarla y aprovechar esta iniciativa para, al menos, expresar nuestra posición política, pues, no ha sido aceptada.

Por tanto, creo que donde hay que poner el acento para luchar contra la brecha laboral es en el sector privado, porque en lo público no existe. Las mujeres en el ámbito público, cuando trabajamos en lo público, no existe; igual funciones, igual responsabilidad, igual salario. Donde existe la brecha salarial es en el ámbito privado y, por lo tanto, será al ámbito privado al que le tendremos que exigir el cumplimiento de la legislación, porque parece mentira que todavía tengamos que hablar o celebrar que una, que la mitad de nuestra sociedad, cobre menos por el solo hecho de tener... de ser mujer. Una clarísima discriminación que vulnera cualquier normativa y que vulnera los derechos humanos de manera... Hay gente joven, incluso, que cuando le digo esto me dice que es imposible, que cómo va a ser eso de que las mujeres cobren menos, y he tenido que demostrárselo argumentalmente a algún joven estudiante, porque no se lo cree, porque es difícil pensar que en el siglo XXI todavía existe una discriminación por el mero hecho de ser mujer.

Por lo tanto, vamos a apoyar cualquier iniciativa que venga a erradicar la brecha de género, una brecha que, como decía antes, ya existía antes del COVID y que se agrava, porque, además, el paro, durante esta pandemia, que ha crecido, pues, como siempre, afecta de manera más insistente a la mujer. Supremos en varios puntos el paro con respecto a los hombres.

Es cierto que los datos, según apunta en la última encuesta de estructura salarial del Instituto Nacional de Estadística, del año 2017, apuntan a una mejora de la mujer canaria trabajadora con respecto a la media estatal, porque la brecha se reduce en 12 comunidades autónomas, y entre ellas está Canarias, pues, pasa del 13,89 %, casi de un 14 %, al 11,15 %, pero sigue siendo, sigue estando presente, porque la mujer canaria gana 2373 euros menos al año que los hombres, aun realizando la misma tarea, por encima de la media estatal y aún más lejos de la mujer vasca, que tiene mejores indicadores.

Además de esta brecha salarial, en cuanto también le afecta la calidad del empleo, el empleo es más inestable, es más precario, y por tanto queda mucho camino por recorrer. Creemos, en definitiva, que las enmiendas que hemos presentado mejoran sustancialmente esta ley. Primero, que se cumpla la legislación, que el Consejo Canario de Relaciones Laborales se llegue a acuerdos para que en el ámbito de la negociación colectiva se estimulen cláusulas de igualdad y de acabar con la brecha salarial en empresas de menos de 50 trabajadores y trabajadoras. El papel de refuerzo de la inspección de trabajo, para que las empresas cumplan la normativa y no tengan a personas cobrando diferente, aun realizando la misma función. A veces utilizan algún subterfugio, que es algún tipo de plus, a veces investigan, nos pasó recientemente en una subcontrata de una Administración, que la mujer barrendera cobraba menos que el hombre barrendero, y me puse a indagar por qué... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Sí, concluya.

La señora HERNÁNDEZ JORGE: Como todos entenderán -gracias, señor presidente-, la señora que barre hace exactamente la misma función que el señor que barre. Y si... bueno. Voy a... me voy a callar mi opinión. Pues era porque al hombre le habían colocado un plus sin ninguna justificación. Cuando hablamos con la empresa para que corrigiera esto, no sabían contestar el por qué al hombre le ponían ese plus. Finalmente se corrigió, y hoy esas mujeres y hombres cobran exactamente lo mismo. Por tanto, es muy importante este asunto... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo). Lo de la reforma, la derogación de la reforma laboral...

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Hernández. Muchas gracias.

Turno para el Grupo Parlamentario Socialista. Señora Mendoza.

Adelante.

La señora MENDOZA REYES: Gracias, presidente. Buenas tardes.

Antes de comenzar con mi intervención, y dado que viene como anillo al dedo en esta PNL, me gustaría mostrar mi profundo rechazo y el de todo mi grupo a los repugnantes comentarios que tuvieron lugar ayer por la tarde por parte de un concejal a la alcaldesa del municipio de Ingenio, en Gran Canaria (palmoteos desde los escaños), Ana Hernández, porque los puestos de responsabilidad que tenemos las mujeres no deben valer nunca para manifestar comentarios profundamente machistas. Igualdad y respeto ante todo y ante todos.

Hace apenas dos días se conmemoraba el Día de la Igualdad Salarial, toda la prensa y las redes sociales se llenaron y salieron a mostrar su firme rechazo contra la brecha salarial. Se aportaron datos reales y objetivos que hablan de que una mujer cobra un 21,4 % menos de media por hacer el mismo trabajo que un hombre. Todos los 22 de febrero nos recuerdan el desequilibrio que ha existido y existe, y yo añado, señorías, que existirá, si no conseguimos ponerle freno, que está en manos de todos y de todas nosotras, que somos los que representamos a la ciudadanía. Pero es que no solamente nos lo recuerdan el día 22 de febrero, sino que cuando llega el 11 de noviembre también nos damos cuenta que, desde ese día hasta finalizar el año, las mujeres en España trabajamos gratis.

Al problema de la brecha salarial se le unen muy estrechamente el de los puestos de la responsabilidad, y voy a lanzar algunos datos: el 63 % de los graduados en Periodismo son mujeres, pero solo el 15 % de la prensa, radio y televisión española están dirigidos por mujeres; el 74 % de estudiantes de Medicina son mujeres, pero solo el 25 % de los hospitales públicos están dirigidos por mujeres; el 53 % de jueces en España son mujeres, pero solo hay un 12 % de mujeres en el Tribunal Supremo.

Lo que vengo a decir, señorías, es que este problema es histórico, no ha sido ocasionado a causa del COVID-19, sabemos que las mujeres siempre hemos tenido el techo de cristal a muy pequeña distancia, que nos han querido condicionar, que nos han querido limitar y que nos querido mantener en una posición de vulnerabilidad o por debajo de cualquier hombre que desarrolle el mismo trabajo o función. Pero gracias también a todas aquellas mujeres que con su lucha han podido tener voz, voto, puestos de responsabilidad y han hecho todo lo posible para que estemos hoy aquí defendiendo esta PNL desde esta tribuna, a todas ellas y a todas las mujeres que vienen les debemos que se extinga la brecha laboral y salarial, que nos posicionemos de manera clara y rotunda contra la diferencia de salarios entre mujeres y hombres realizando las mismas funciones.

Afortunadamente, el Gobierno de España se preocupa y se está ocupando de la brecha salarial. Y para muestra, un botón, la semana pasada se aprobaba en el Consejo de Ministros el rediseño del complemento de maternidad, que fue anunciado por el ministro Escrivá, y que se dirige expresamente a reducir la brecha de género de las pensiones que se aprobó en el año 2016 por el Partido Popular. Por todo esto, señorías, creemos desde el Grupo Parlamentario Socialista Canario, tal y como hemos manifestado en las enmiendas que hemos presentado, que debemos apoyar sin fisuras los reales decretos de los planes de igualdad y el de la igualdad retributiva entre mujeres y hombres.

Y repito casi lo mismo que la diputada que me ha precedido en el turno de palabra, y es que debemos instar al Consejo Canario de Relaciones Laborales a que lleguen a acuerdos para que en el ámbito de la negociación colectiva se estimulen las cláusulas de igualdad y de acabar con las brechas salariales, que desde la Consejería de Economía, Conocimiento y Empleo, y me consta que ya se hace, se refuercen las campañas de Inspección de Trabajo para acabar con las desigualdades laborales y salariales, que apostemos por aumentar el SMI en los próximos años hasta situarlo en la recomendación de la Carta Social Europea, alcanzado el 60 % del salario medio de cada Estado.

Agradecemos que el grupo proponente haya aceptado las enmiendas que vienen, desde nuestra humilde opinión, a garantizar el compromiso de esta Cámara por la lucha contra la brecha salarial, y lamentamos profundamente que hayan rechazado la que para nosotros supone el punto principal y básico, que es la del instar al Gobierno de España a la derogación de la reforma laboral del 2012 y de la reforma de pensiones del 2013.

Aun así, y como acabo de decir, atendiendo el compromiso que todas las fuerzas políticas debemos tener, votaremos a favor de esta PNL... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Adelante.

La señora MENDOZA REYES: Digo, que votaremos a favor de esta PNL, no puede ser de otra manera, porque la lucha contra la brecha salarial y la lucha en pro de la igualdad efectiva entre mujeres y hombres va en el ADN de cualquier socialista.

Muchísimas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora diputada.

Tiene la palabra la señora proponente, a efectos de posicionarse en relación con la enmienda presentada.

Señora Reverón.

La señora REVERÓN GONZÁLEZ (desde su escaño): Gracias, presidente.

Me gustaría, además de hablar de la posición de las enmiendas, pedir un minuto por imprecisiones, por favor.

El señor PRESIDENTE: ¿Respecto de qué intervención, señora Reverón?

La señora REVERÓN GONZÁLEZ (desde su escaño): La intervención de la señora Hernández.

El señor PRESIDENTE: Tiene un minuto.

Adelante.

La señora REVERÓN GONZÁLEZ (desde su escaño): Señora Hernández, la brecha salarial de género en las administraciones públicas alcanza el 14 %, debido a que la mayor parte de las retribuciones variables, gratificaciones extraordinarias, guardias, disponibilidad, trabajo en fin de semana, festivos, horas extraordinarias y/o horarios especiales son percibidas mayoritariamente por los hombres. Esto lo dice el Informe de la Federación de Empleados Públicos de UGT Canarias, por tanto, no creo que sea yo sospechosa de nada.

Me ha parecido un poco grave que usted diga hoy en el salón de plenos que en las administraciones públicas no existe brecha salarial, porque sí la existe.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Reverón.

Señora Hernández.

La señora HERNÁNDEZ JORGE (desde su escaño): Si existe, hay que corregirla, pero no puede existir. Es decir, en el ámbito público una funcionaria, un personal interino que realiza una misma función tiene que cobrar exactamente lo mismo y, si no es así en algún ámbito, habrá que cambiarlo. Otra cuestión es si hay otras responsabilidades, lo que no podemos pretender es que si un jefe de servicio hombre cobre lo mismo que una mujer que tiene una tarea administrativa porque eso está estipulado por los convenios.

Pero, en cualquier caso, si existe, hay que corregirlo, pero, sin duda, ¿no negará usted o lo que quiere insinuar es que en el ámbito privado no existe la brecha salarial? Digo, porque yo creo... Bueno, pues en cualquier caso si existe en el Servicio Canario de Empleo habrá que corregirlo, me parece gravísimo, pero que los funcionarios y el personal interino y laboral de las administraciones canarias, igual función, igual salario, tiene que ser así porque sería gravísimo que la propia Administración incumpliera las leyes que nos rigen y que nos obligan a todos.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Hernández.

Señora Reverón, para posicionarse sobre las enmiendas, sobre la enmienda, en este caso.

La señora REVERÓN GONZÁLEZ (desde su escaño): Sí, gracias, presidente.

Han presentado, los grupos que apoyan al Gobierno han presentado 5 enmiendas y admitimos todas menos la enmienda número 4, ya los servicios de la Cámara lo tienen.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muy bien. Muchas gracias, señora Reverón.

Continuamos con la intervención de los grupos no enmendantes, Grupo Mixto, señora Espino.

La señora ESPINO RAMÍREZ (desde su escaño): Gracias, presidente. Señorías.

La crisis originada por la pandemia ha aumentado la brecha salarial, lo alertaban los sindicatos a nivel nacional hace unos días y nos decían que habíamos retrocedido a niveles de hace siete años. La Organización Internacional del Trabajo también ha puesto en alerta y ha indicado que las mujeres son las que tienen mayor peligro de perder sus puestos de trabajo y esto se debe a que las mujeres tienen los contratos más precarios, 6 de cada 10 contratos temporales son de mujeres, 3 de cada 4 trabajadores a tiempo parcial son también de mujeres. Y esto se debe, señorías, a que las mujeres seguimos asumiendo los cuidados, hay que cambiar la mentalidad, hay que poner en valor los cuidados, cuidar a otras personas es importante y tiene que haber corresponsabilidad y en estos momentos nos queda mucho que avanzar en esa materia. Pero es que, además, las administraciones públicas también tienen que colaborar porque los 25 000 dependientes que hay, 25 000 personas esperando por esa ayuda a la dependencia en Canarias, ¿quiénes creen ustedes que están cuidando a esas personas sino mujeres en su gran mayoría? ¿Cómo van a trabajar las madres que no tienen en su barrio o en su pueblo un centro de educación infantil? El Gobierno también puede hacer mucho en esta línea.

Yo voy a apoyar esta PNL, nos parece adecuado que se piense que en esos fondos que nos van a venir de Europa y que luego llegarán a Canarias a través del Plan de Recuperación y de Resiliencia se piense también en la igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres, pero el propio Gobierno de Canarias, no hay que esperar a esos fondos, también tiene mucho que hacer. No olvidemos, lo hablamos cuando hablamos de ejecución presupuestaria que el Servicio Canario de Empleo ha dejado sin ejecutar el año pasado 80 millones de euros. Con esos 80 millones de euros se podrían haber puesto líneas de apoyo a aquellas empresas que contraten a mujeres, por ejemplo, monomarentales, que sostienen ellas solas a sus hijos, o se podían haber también tomado medidas para fomentar que esos contratos precarios y temporales que sufren sobre todo las mujeres pasaran a ser contratos estables.

Por tanto, pensemos lo que ya podemos hacer con los fondos que tenemos y que no se han utilizado por parte del Gobierno de Canarias y empecemos a trabajar en... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional), y empecemos a trabajar en aspectos que sí que vienen a fomentar esa igualdad real como por ejemplo resolver esos expedientes de la dependencia o crear todas esas escuelas infantiles que hacen falta.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Espino.

Turno para el Grupo Nacionalista.

La señora BARRETO HERNÁNDEZ (telemáticamente, desde fuera de la sede): Buenas tardes, presidente. Señorías.

¿Se oye?, buenas tardes. Muchas gracias.

Desde luego, en este caso la brecha salarial entre hombres y mujeres no podemos decir que está solo asociado a la pandemia, ojalá fuera así, es algo que venimos sufriendo desde hace mucho tiempo y basta que haya una única persona que cobre menos por hacer las mismas funciones y tener el mismo puesto de trabajo para que sea necesario luchar contra ella.

Se han dado algunos datos sobre diferencias de salario en Canarias, lo cierto es que con fecha de febrero de este año el último informe habla de que en Canarias la media es de 3300 euros de diferencia entre lo que cobran los hombres y las mujeres, en este caso de manera negativa para las mujeres, no los dos mil y pico que podíamos tener hasta el año 2019. En los últimos diez años los salarios de los hombres han subido un 14,4 % frente al 11,2% y eso nos habla también de la dimensión de las políticas que se han puesto en marcha en los últimos años y de que es necesario seguir trabajando en esto para poder conseguir erradicarla. Hoy las mujeres cobran de media menos de lo que cobraban los hombres en 2008, y creo que es un dato muy importante a destacar, pero las mujeres, además, se enfrentan a otros problemas que perjudican y agravan la brecha salarial: nos vemos más afectadas por un mayor porcentaje de contratos parciales y eventuales lo que supone menores pensiones en el futuro, siguen existiendo sectores muy feminizados que además se han visto más afectados por la pandemia, sufrimos más el desempleo y los trabajos que desarrollamos siguen estando peor valorados que los de los hombres y, además, esto se agrava en las islas capitalinas por la poca oferta de empleo que tenemos, lo que también debe impulsarse a través de las políticas del Gobierno de fomento de empleo en este caso. Y, a raíz de la pandemia, los ERTE han hecho que el desempleo afecte en mayor medida a las mujeres.

Si nos vamos a los datos de pobreza el informe que emite ONU Mujeres a raíz del COVID nos habla de que la pobreza aumentará en las mujeres un 9,1 % de diferencia respecto de los hombres.

Todos estos datos nos obligan también a hablar de que -y lo decían antes en la intervención- también en la Administración pública -y comparto eso con la proponente- se produce una diferencia de brecha salarial. Han dado los datos de Canarias, pero también a nivel estatal. El propio Ministerio de Política Territorial y Función Pública dice que las mujeres cobran entre un euro y un euros y medio menos por hora trabajada y que los ministerios donde más brecha salarial hay son los de Exteriores, Justicia, Hacienda e Interior, por lo tanto, ahí también hay una tarea pendiente que tenemos que trabajar y luchar.

Voy concluyendo.

Creemos, sin duda, que introducir la perspectiva de género en las políticas laborales para luchar en este sentido es fundamental, y tiene que seguir haciéndose porque eso genera crecimiento económico y además bienestar social y cohesión social. Creemos que los reales decretos que se han aprobado recientemente puede ser un paso hacia adelante en este sentido y por todas estas razones creemos que la PNL y la propuesta que hace la diputada Luz Reverón viene a ser un grano de arena más en esta lucha que no debemos olvidar y además tampoco debemos dejar de visualizar.

Nuestro grupo la va a apoyar y agradecemos a la proponente que la haya propuesto.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora diputada.

Señorías, hemos terminado las intervenciones de los grupos parlamentarios.

Llamo a votación, señorías. Ocupen sus escaños.

(El señor presidente hace sonar el timbre de llamada a la votación).

Gracias, señorías.

Señorías, vamos a votar. Votamos, señorías.

(Pausa).

Gracias, señorías.

60 votos emitidos: ninguna abstención, ningún voto en contra, 60 votos a favor.

Queda aprobada esta proposición no de ley por unanimidad.

Muchas gracias, señorías.

(La señora vicepresidenta segunda, Dávila Mamely, ocupa un escaño en la sala).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 10L/PNLP-0263 Sobre brecha laboral y salarial entre mujeres y hombres asociada a la crisis actual.