Diario de Sesiones 73/2021, de fecha 14/4/2021 - Punto 7

10L/PNLP-0284 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC-AHI), PARA ASEGURAR UNA ATENCIÓN ADECUADA Y GARANTIZAR LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS CON PROBLEMAS DE SALUD MENTAL.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Pasaríamos a la siguiente proposición no de ley, la 284, para asegurar la atención adecuada y garantizar los derechos de las personas con problemas de salud mental, a cargo del grupo proponente, el Grupo Nacionalista Canario.

Señora Valido. Un momento, que le pongo el tiempo. Siete minutos para el grupo proponente.

Cuando quiera.

La señora VALIDO GARCÍA: Buenas tardes, señorías, buenas tardes ya también y bienvenidos a esta casa a los miembros de la junta directiva del colegio profesional de psicología de la provincia de Tenerife, que ha jugado un papel especialísimo en la presentación de esta iniciativa que traemos hoy a votación.

El aislamiento social, el temor al contagio, la incertidumbre, la angustia, la quiebra y a veces la propia ruina financiera, el miedo, los duelos mal resueltos están haciendo mella en la salud mental de la población.

Hemos hablado en una comparecencia anterior con profundidad sobre el impacto que esta pandemia está dejando en la población canaria, en su salud mental, y anunciamos ya entonces la presentación de esta proposición no de ley, que creo va a contar con el apoyo de todos los grupos.

Entre el 20 y el 25 % de las personas que acuden a atención primaria presentan problemas de salud mental. Solo el 10 % está siendo derivado a servicios especializados, donde en la mayoría de las ocasiones hay que esperar de entre dos o tres meses para conseguir una cita. El resultado es el exceso de medicación. Un número elevadísimo de población que a diario consume ansiolíticos, antidepresivos, que se renuevan vía telefónica para continuar con el consumo sin que un profesional de la salud mental haya intervenido, sin que se haya producido terapia, intervención psicológica en la mayoría de los casos.

Muy doloroso es tener que recordar que el suicidio se ha convertido en la primera causa de muerte no natural en España, que está duplicando a los accidentes de tráfico y que, según la Organización Mundial de la Salud, por cada suicidio que se consuma se producen veinte intentos. Es precisamente la Organización Mundial de la Salud la que ha llamado la atención a todas las naciones para ponerse a desarrollar planes de prevención de suicidios, planes de mejora en la atención a la salud mental, preocupados por lo que ya llaman la pandemia que viene, la pandemia de los trastornos de salud mental.

Esta pandemia ha generado indiscutiblemente, y no creo que nadie aquí hoy lo pueda negar, enormes trastornos emocionales, problemas psicológicos, tanto en adultos como en niños. Pongamos especial atención a la población infanto-juvenil que está viviendo en estas circunstancias, también a los mayores en centros, que han vivido meses de soledad y aislamiento, a aquellos que no viven en centros pero viven solos y también han estado durante meses en soledad y aislamiento, relacionándose con suerte a través de una tablet con nietos, con hijos o con sobrinos que se preocupaban por su bienestar.

Los trastornos de ansiedad, la alteración del sueño o los trastornos obsesivo-compulsivos son algunos de los trastornos mentales más diagnosticados y más detectados en nuestra era.

La psicología clínica puede dar una magnífica respuesta a estos problemas si reforzamos su presencia en todos los niveles de la sanidad pública.

Por eso esta proposición no de ley plantea, en primera instancia, pedir la urgente actualización de la estrategia nacional de salud mental, una estrategia que tiene que llevar a hacer más accesible, más posible, más real, la intervención psicológica especializada y que debe llevarla a estar también presente en la atención primaria. Ya hemos hablado de que los propios doctores, doctoras de atención primaria piden esta colaboración y esta ayuda. Hay una plataforma creada. Ellos mismos, ellas mismas lo dicen: no somos psicólogos, no somos psiquiatras, no podemos intervenir, no podemos diagnosticar, solo podemos recetar ansiolíticos o antidepresivos. Es el diagnóstico que hace un médico de cabecera sin formación en psicología o en psiquiatría.

Es muy importante reforzar las unidades de salud mental especializada de forma que después de la atención primaria haya un tiempo lógico para la intervención, que las citas estén pautadas de manera lógica, no que se intervenga con una persona y se tarde un mes en volver a intervenir. Hay que aumentar el número PIR, que, como saben, en el caso de los médicos de medicina general hablamos de MIR, en los casos de la psicología clínica hablamos de PIR. Hay que aumentar las plazas de PIR en todos los espacios.

Pedimos programas específicos, y es que es importante y urgente el programa nacional de prevención de conductas suicidas, pero también necesitamos profesionales de la psicología en las residencias de mayores. Es muy importante que nuestros mayores cuenten con apoyo psicológico.

Tenemos también que reforzar con psicólogos y psicólogas los equipos de orientación en los sistemas educativos, donde los propios profesores y profesoras están observando, están diagnosticando problemas en los alumnos y en las alumnas.

Tenemos que abordar qué está suponiendo esta pandemia para los consumos y las toxicomanías, también para las ludopatías.

Son todos espacios en los que la psicología puede jugar, debe jugar un papel fundamental.

Tenemos también las adicciones tecnológicas, claro.

Pero también pedimos aquí, además de las mejoras de las infraestructuras, de los recursos humanos y materiales, un plan especial para pacientes graves en su recuperación, porque aquellos que han pasado por el COVID en su estadio más grave necesitan mucho apoyo psicológico, no solo cuidados médicos. Aunque nuestras enfermeras y médicos se han convertido en psicólogos, se han convertido en los confesores de las personas que peor lo han pasado con el COVID, las secuelas, la recuperación es tan dura... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional) que hace falta ese apoyo psicológico, tanto a ellos, a ellas como a sus familiares, a quienes están a su lado.

Y, por supuesto, garantizar el apoyo psicológico ante la pérdida de un ser querido por COVID, un ser querido al que no has podido acompañar, un ser querido con el que no has podido estar, un ser querido que dejaste de ver hace mucho tiempo y que nunca vuelves a ver. Estos duelos que no se celebran, estos duelos que no se superan están generando graves trastornos psicológicos.

Quiero agradecer a todos los grupos su aportación, el consenso, el acuerdo para que estas medidas que he resumido muy rápidamente sean exigidas en nombre del Parlamento de Canarias, tanto al Gobierno de España como al Gobierno de Canarias.

En principio, nada más. Insisto, gracias al colegio que ha promovido también esta propuesta y a todos los grupos por apoyarla.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señora Valido.

Turno para los grupos enmendantes, comenzando por el Grupo Popular. Señor Ponce, por tiempo de cuatro minutos.

El señor PONCE GONZÁLEZ: Gracias, presidenta.

Bueno, recientemente estuvimos hablando aquí, en el Parlamento, en una comparecencia sobre este tema. Sabe por descontado que va a tener el apoyo del Partido Popular.

Como bien dice la señora Valido, no solamente tenemos que hablar de la pandemia, que desgraciadamente no ha terminado, sino de la pospandemia. La salud mental y hoy también vamos a debatir una PNL de nuestro grupo sobre los pacientes oncológicos... Son dos grupos de pacientes tremendamente frágiles que en esta pandemia han sufrido muchísimo.

También agradecer, por supuesto, a las entidades y al tercer sector el apoyo que siempre están dando.

Y en este sentido el Grupo Popular ha presentado una enmienda para añadir a este plan, que es muy ambicioso, muy amplio, efectivamente, un, digamos, un reconocimiento o una atención especial dentro de las consultas a los pacientes que han sobrevivido al COVID, que evidentemente han quedado muchísimos de ellos con secuelas psicológicas, y a sus familias, a las familias que han podido tener a su ser querido al lado de ellos y a las que lo han perdido especialmente.

En este sentido, si el confinamiento decretado por el estado de alarma ha sido duro, para las personas que sufren un trastorno mental ha sido mucho más complicado. Se ha detectado, esto lo vemos en el día a día de los sanitarios, un aumento de síntomas y malestar entre las personas que han seguido, digamos, el confinamiento y que no han podido acceder a los servicios sanitarios por la pandemia, y eso incluso ha tenido una implicación en los ingresos hospitalarios. Al interrumpir los apoyos y las terapias a estas personas se les han visto rotas sus rutinas, tan necesarias para este colectivo.

También la PNL lleva medidas en relación con las tasas de suicidio. Este es un tema también muy serio, muy importante. En el 2018, en Canarias hubo una tasa de suicidio de 9 por cada 100 000 habitantes, que supera la media del Estado español. Son los datos de que disponemos lo más actualizados posible. En este sentido, es evidente que esta pandemia no ha ayudado y, en este sentido, que la PNL recoja este tema tan sensible también es muy importante.

También es muy apropiado el tema, el especial hincapié que se hace a la presencia normalizada, que no ocurre en la realidad, de los psicólogos clínicos. Las plazas de PIR, es decir, de psicólogos internos residentes, son muy escasas y en este sentido depende de nuestro Gobierno, en este caso del Estado, que esto se pueda potenciar, y esta crisis todavía ha, digamos, dejado bien claro este tema.

Como ejemplo de comunidades autónomas que potencian este tema, podemos tener la de Madrid, que tiene el programa psicología y atención primaria, que ha observado una tasa de remisión del 70 % de derivaciones a incluso psiquiatría, frente al 20 % cuando no hay apoyo de psicólogos en atención primaria de este tipo de pacientes con salud mental. Lo cual es un dato muy indicativo de esta importancia.

Esta atención no solo debe enfocarse también a los adultos sino también a la atención infanto-juvenil, y en este sentido también hay enmiendas de otros grupos que hacen referencia a la especialidad de psiquiatría infantil, que también nos parece muy oportuno.

En definitiva, en este sentido, es evidente que es muy oportuno en estos momentos hablar de la pospandemia. Tenemos que seguir hablando de la pandemia, desgraciadamente, por los datos que seguimos teniendo con el virus, pero también tenemos que ir trabajando en la pospandemia, porque evidentemente a nivel sanitario nos queda muchísimo trabajo por hacer y, especialmente, con los pacientes de salud mental.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor Ponce.

Turno para el Grupo Mixto. Señora Espino.

Cuando quiera.

La señora ESPINO RAMÍREZ: Gracias, presidenta.

Señorías, yo quiero agradecer a la diputada Cristina Valido que haya puesto el foco de atención en este asunto, ya lo hizo trayendo a esta Cámara una comparecencia y ahora con esta proposición no de ley. Creo que es importante porque que un diputado enfoque una cuestión que nos puede pasar... porque tratamos otros muchos asuntos, creo que es importante porque nos hace a todos los demás ponernos en ello.

Y creo que tenemos, desde nuestros escaños, el deber de pedir al Gobierno de Canarias que tome conciencia de que es necesario afrontar los problemas de salud mental, y hacerlo de una vez, con recursos y tomando esta cuestión en serio, porque ya partíamos, antes de esta crisis del coronavirus, ya partíamos con carencias en la atención a la salud mental, tanto en atención primaria, tanto en las unidades especializadas, y ahora nos vamos a ver ante la situación de que están aumentando todos estos problemas.

La Organización Mundial de la Salud viene advirtiendo que están aumentando los niveles de soledad, de depresión, el uso dañino del alcohol y las drogas, la autolesión, los comportamientos suicidas... Hay que hablar de estos asuntos, asuntos que a veces son temas tabú en la sociedad, como puede ser el suicidio. Hay que hablar de ellos, hay que afrontarlos, porque si no lo hacemos seguirán ocurriendo y no los podremos evitar.

La sociedad mundial, la sociedad canaria, ha sufrido mucho por esta enfermedad, por el temor a contagiarse, a perder a un ser querido, algunos lo han sufrido también; hemos sufrido de repente el cambio de nuestra forma de vida, el poder sociabilizar con otras personas, han cerrado los restaurantes, los teatros, las escuelas durante mucho tiempo también... Todo eso ha tenido consecuencias en la salud mental de la población. Ahora estamos también con la incertidumbre de si superaremos o no la pandemia, esta fatiga pandémica, la incertidumbre sobre la situación económica, y, por tanto, hay que prestar especial atención a esas consecuencias en la salud mental de los ciudadanos.

Consideramos que esta es una proposición no de ley muy completa, que propone revisar esa estrategia nacional de salud mental, poner los recursos de una vez en la atención primaria y en las unidades especializadas. Como explicaba la señora Valido, atender a colectivos a los que no se les presta siempre la atención que deberían en cuanto a la salud mental, como es la población mayor, también nuestros niños, nuestros jóvenes. Hace unas semanas escuchaba en la radio a un experto que exponía un estudio que habían llevado a cabo, un trabajo para saber quién había sufrido una mayor depresión, qué colectivos, qué ciudadanos durante el confinamiento, y les había sorprendido que quienes reconocían, quienes habían llorado más durante el confinamiento en sus casas habían sido los jóvenes, no habían sido ni los niños y los mayores, sino los jóvenes, a los que más les había costado afrontar esta situación, y también tenemos que poner la atención en ellos. La adicción, las adicciones, la prevención de la adicción a las sustancias, la adicción a la tecnología, que creo que también está haciendo una mella importante.

Así que nosotros vamos a apoyar esta proposición no de ley. Hemos introducido dos enmiendas y una de ellas ha sido aceptada, que es también reforzar la atención psicológica para el personal sanitario, aquellos que han estado en primera línea jugándose la vida y que se la siguen jugando, que han tenido una mayor presión.

Sí que agradecemos que se haya incorporado una de nuestras enmiendas.

Y agradecer también la presencia del colegio de psicólogos, que está aquí hoy, y el trabajo que hacen cada día.

Gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señora Espino.

Turno para los grupos enmendantes de la enmienda conjunta. La Agrupación Socialista Gomera, señor Ramos Chinea.

Cuando quiera.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señora presidenta.

Señora Valido, nuestro grupo también le agradece que haya traído también esta iniciativa al Parlamento. Obviamente también queremos reconocer el trabajo que realizan las diferentes asociaciones y también el tercer sector, creo que son fundamentales.

Y también han sido muchas las iniciativas que hemos defendido en este sentido en el pasado y creo que ha quedado claro que en esta Cámara, cuando queremos, todos los grupos podemos estar de acuerdo, todos los grupos podemos aportar, y vamos a estar siempre en el lado de la defensa de los derechos e intereses de estas personas y, por supuesto, de sus familias. Necesitamos que tengan un mejor servicio. También tenemos que reconocer el trabajo que se ha hecho en el pasado. Costó mucho el impulso al Plan de Salud Mental de Canarias. También se han aprobado normas para reconocer la atención temprana, se han aprobado iniciativas en esta Cámara para el apoyo de varias afecciones mentales y enfermedades neurodegenerativas concretas. Incluso desde nuestro grupo hemos traído también una proposición no de ley que era para mejorar la respuesta a quienes sufren trastornos del límite de la personalidad y que agradecemos al resto de grupos que prestaran en ese momento su apoyo unánime a dicha iniciativa.

Ahora la COVID-19 está trastocando prácticamente todo y lo que era antes una regularidad ahora se convierte en un caos. Hemos visto como aparecen nuevas carencias, carencias que se han incrementado, obviamente, con esta pandemia. Han impulsado que se trabaje más intensamente en la revisión de la estrategia nacional de salud mental para ampliar las líneas de actuación, porque, señorías, debemos apostar por una atención rápida pero sobre todo universal, a quien lo necesita, y aquí en Canarias una atención en todas y cada una de las islas.

Por eso las enmiendas que hemos presentado, pues para que se actualice la estrategia nacional de salud mental con las siguientes líneas estratégicas: la promoción de la salud mental en la población y la prevención de trastornos mentales; la prevención, detección precoz y atención a la conducta suicida; la atención e intervención específicas para la familia; la coordinación institucional intersectorial y entre equipos dentro del sistema nacional de salud mental y las redes asociativas y la formación en salud mental de atención primaria u otros colectivos sanitarios.

También pedimos que se incluya el impulso definitivo para la creación de una nueva especialidad de psiquiatría de la infancia y la adolescencia, para mejorar la formación de los profesionales y para responder a las necesidades de atención de la población infantil y juvenil y actuar de manera específica en esta etapa, que es en la que aparece una gran parte de los trastornos mentales.

Y, por supuesto, instar al Gobierno de Canarias a continuar mejorando las infraestructuras y la dotación de recursos humanos y materiales para garantizar una atención en salud mental adaptada a las necesidades actuales de la población.

Se ha transado con los diferentes grupos el texto final que vamos a aprobar. Yo agradezco que se apoye unánimemente esta iniciativa y, por supuesto, también aplaudo ese trabajo que han hecho todos y cada uno de los grupos haciendo un ejercicio de responsabilidad.

Muchísimas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor Ramos Chinea.

Turno para Sí Podemos Canarias. Por tiempo de cuatro minutos, señora Del Río.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Muy bien.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Cuando quiera.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Buenas tardes.

Ayer por la noche, cuando salimos del pleno, cuando entré en el chat de mi familia, me encontré con la triste noticia de que una chica de 30 años, amiga de mi sobrino, ayer se había suicidado en Granada. No solo era amiga de mi sobrino, también de mi hermana, que nos mandaba fotos de una criatura preciosa, quizás excesivamente delgada, pero muy linda, a la que ayudó a vestir en varias ocasiones para la Feria de Sevilla, que allá es algo así como los Carnavales para nosotros en Canarias. Ver la foto con su imagen, vestida de la Feria de Abril, fue como un bofetón, una mezcla de tristeza, rabia e impotencia.

Desde nuestro grupo agradecemos por eso mucho al Grupo Nacionalista Canario la oportunidad de esta PNL. En una línea muy similar, como ya habíamos anunciado en otros plenos, estábamos preparando una iniciativa. Pero, en cualquier caso, lo que importa es el contenido y como estamos de acuerdo lo importante es que salga hacia adelante, y con ese convencimiento y voluntad desde Sí Podemos Canarias apoyamos la transaccional que entre todos los grupos hemos acordado.

Todos los puntos de la PNL son igualmente importantes, pero quiero dedicar mi intervención en esta parte, sobre el aumento de personas que fallecen por causa del suicidio, convirtiéndose en la primera causa de muerte no natural en España. Esas diez personas que cada día mueren por suicidio, ayer esta chica, Luci, un nombre ficticio. Y no es menos importante también las cifras de las personas que lo intentan, ese porcentaje de por cada suicido veinte intentos que afortunadamente no logran llegar al final, pero nos tiene que preocupar.

El punto número 8 de esta PNL dice: "Establecer protocolos específicos que faciliten la detección, intervención y rehabilitación ante la presencia de factores de riesgo de suicidio", "poner en marcha de forma prioritaria un programa nacional de prevención de conductas suicidas, con medidas efectivas en diversos ámbitos, como la atención psicológica temprana, la dotación de recursos para el seguimiento de los casos de riesgo y la adecuada formación de los profesionales sanitarios en la detección e intervención en conductas suicidas". Todo nuestro apoyo, cien por cien a todo, pero especialmente hoy a esto, que es a lo que le queremos dedicar hoy el tiempo que nos queda, porque a esta situación que viven muchas jóvenes se añaden ahora todas las consecuencias de un año de pandemia, de encierro, de aislamiento, de soledad, de no abrazos, de no fiestas, de miedo, de incertidumbre, de sueños truncados y de un presente emborronado y un futuro oscuro. Porque esta crisis, como bien sabemos, no es solo sanitaria, económica y social, también es emocional, y eso que llamamos "fatiga pandémica" no sabemos aún qué magnitud puede alcanzar ni cómo puede evolucionar, pero que de alguna forma lo tenemos que combatir. De momento no tenemos vacunas para ello, es otra pandemia que ya habita en nuestra sociedad y nuestra única esperanza es poder contar con todos los recursos y el conocimiento científico que nos puedan aportar.

Hoy más que nunca necesitamos el trabajo de profesionales de la psicología, y lo necesitamos ya, antes de que sea demasiado tarde y no estemos a tiempo de salvar vidas. Luci, insisto, es un nombre ficticio, tenía un problema de base, anorexia, que a tantas chicas jóvenes y a tantas familias destroza, y que además tiene que ver con los perversos modelos estéticos de nuestra sociedad, esa obsesión por la juventud y la delgadez como sinónimo de belleza. Una belleza que nada tiene que ver con las personas ni con la ética ni con la bondad, basada en la estética más superficial, la de una sociedad mercantilizada y de consumo rápido, de obsolescencia programada, de usar y tirar, en la que las mujeres, desgraciadamente, y las chicas más jóvenes aún más, se llevan la peor parte. Hay una parte de nuestra sociedad, la que promueve esos modelos que matan, que está enferma y la publicidad y los medios de comunicación que los promueven y los apoyan son cómplices y correas de transmisión de ese virus social para el que la única vacuna es la formación y una educación en valores, en otros valores más allá del efímero valor del mercado.

Mientras tanto, no nos queda otra que abordar y tratar a la población cuanto antes, a los primeros síntomas, y para ello necesitamos un Servicio Canario de Salud y una atención primaria fuertes, con profesionales de psicología suficientes para trabajar la prevención, diagnóstico y tratamiento cuanto antes... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

Así que muchas gracias y cuente con nuestro apoyo.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señora Del Río.

Turno para Nueva Canarias. Señora Hernández.

Cuando quiera.

La señora HERNÁNDEZ JORGE: Gracias, señora presidenta.

Darles la bienvenida a quienes nos acompañan hoy, a los representantes, a miembros de los colegios profesionales de psicología y también darles las gracias porque sabemos que durante todo este año, duro año, y sobre todo en el momento del confinamiento, jugaron un importante papel los psicólogos en Canarias de apoyo a la población.

Hay que recordar que hay un hecho claro, que hablamos de salud y, por tanto, hablamos de un derecho constitucionalmente reconocido, y hablamos de salud mental, que además busca combatir el sufrimiento que viven las personas que padecen algún tipo de problema de salud mental. Ya la OMS advertía antes de la crisis del déficit de recursos en materia de salud mental en todos los Estados europeos e instaba a los Estados a incrementar la financiación, que era deficitaria, menos de un dos por ciento de los presupuestos de los diferentes estados. Esto no era distinto en España y en Canarias y, por tanto, ya nos coge esta crisis sanitaria, social y económica, y esa triple vertiente tiene un impacto claro en la psicología colectiva y en la psicología individual, ya nos coge con una clara debilidad. De hecho, hay otras comunidades que, aunque este es el dibujo genérico, ya llevan años incorporando, como bien dice la proposición no de ley, los perfiles de psicología clínica en sus centros de atención primaria.

En cualquier caso, está claro, es evidente, es obvio, lo palpamos, no solo lo dicen algunos estudios, hay algún estudio ya universitario sobre el impacto psicológico y mental de esta crisis sanitaria, de esta pandemia, pero el duelo, el aislamiento, la pérdida de ingresos, el miedo, la incertidumbre, como se ha dicho, están agravando los trastornos de salud mental y se ha aumentado el consumo, como bien se ha dicho aquí, de ansiolíticos, de alcohol, problemas de insomnio y de ansiedad.

Creemos que, por tanto, es una proposición no de ley que recoge una serie de puntos con los que estamos absolutamente de acuerdo. Evidentemente hemos hecho un control al Gobierno a ver en qué línea está trabajando. Y yo creo que, además, es una PNL que respalda muchas de las líneas de trabajo del Gobierno y que va a servir para impulsar la acción del Gobierno. Por ejemplo, plantea que se trabaje en una estrategia, en un plan de adicciones y ya se está trabajando en ese sentido, para adaptar, a través del cuarto plan de drogas y adicciones, adaptar las estrategias a las nuevas adicciones, adicciones como son la ludopatía, adicciones comportamentales, relativas a las tecnologías, al cibersexo, etcétera. Por lo tanto, creemos que en esa línea se está trabajando.

También se ha trabajado ya y llevamos un año de trabajo en relación con lo que significa el plan de salud mental y el programa de prevención de conductas suicidas, un programa que se ha revisado, con 7 objetivos y con 35 acciones específicas. Un tema delicado y al que hay que prestarle especial atención, como han dicho los anteriores comparecientes.

Donde tenemos que intensificar el trabajo y hay un compromiso del Gobierno es en la presencia de psicólogos clínicos en los centros de atención primaria. Por supuesto, coordinados con los médicos de atención primaria y con las unidades de salud mental y con los psiquiatras. Necesitamos reforzar esta figura en los centros de salud para que efectivamente... Sabemos que los trastornos de ansiedad y los trastornos de otro tipo, depresivos, requieren a veces tratamiento farmacológico, solo o acompañado de tratamiento psicológico, y a veces solamente con tratamiento psicológico se puede mejorar la situación y los trastornos de ansiedad. Por tanto, eso ya tiene una evidencia científica clara.

Tenemos que apostar desde lo público... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo). Si me permite un minuto más... (La Presidencia le concede un tiempo adicional). Tenemos que apostar desde lo público para que la atención psicológica no sea un lujo. Hoy es un lujo. Tener atención psicológica significa que solo la pueden tener aquellas familias que se lo pueden pagar y en un Estado de derecho, en un estado de bienestar, esto es inaceptable y menos en esta situación. Y, por tanto, la apuesta por reforzar progresivamente la atención psicológica en atención primaria es fundamental.

Decir que en el ámbito de la escuela, y nosotros, nuestro grupo, Nueva Canarias, presentó una PNL hace algunos meses sobre el refuerzo de los orientadores, que, como saben, son psicólogos o psicopedagogos... Y, por tanto, creemos que en ese ámbito ya en este curso escolar se ha reforzado la presencia de orientadores y creo que ahí ya hemos caminado. Creo que los esfuerzos ahora mismo, porque no podemos atender todas las realidades de manera simultánea, deben centrarse en reforzar la atención primaria.

Gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señora Hernández.

Turno para el Grupo Socialista Canario.

La señora GONZÁLEZ VEGA: Gracias, presidenta. Buenas tardes, señorías.

Saludar también a las... (corte del sonido) colegio profesional de psicología de Tenerife y agradecerles tanto su presencia aquí hoy como el que nos hayan trasladado todas estas iniciativas que incluyen en esta proposición no de ley.

Señorías, hay muchos factores que influyen en nuestro estado de salud y muchos de ellos se encuentran en nuestra mente. La salud mental afecta a nuestro bienestar emocional, psicológico y social y a la manera en la que hacemos frente a nuestra vida. Lamentablemente, a pesar de esa importancia, la salud mental es una de las áreas más desatendidas de los sistemas de salud públicos.

Según la OMS, cerca de mil millones de personas en el mundo viven con un trastorno mental, una de cada cuatro personas podría sufrir un trastorno mental a lo largo de su vida, una situación que ha empeorado, como a nadie se le esconde, con las consecuencias de la crisis sanitaria del COVID-19. En Canarias las unidades de salud mental del Servicio Canario de la Salud atendieron el pasado año a más de cien mil personas.

Desde el Grupo Socialista consideramos que la salud mental debe ser un pilar integral de nuestro Sistema Nacional de Salud y debe tener un enfoque multidisciplinar que favorezca la recuperación y la inclusión social de las personas que la requieren.

Por eso, la salud mental ha sido, es y será una prioridad para el Partido Socialista y para el Gobierno de España y de Canarias.

Con respecto al Estado, como ya anunció el presidente Sánchez en el Congreso, se está actualizando la estrategia nacional de salud mental para acercar y ampliar las líneas de acción y proporcionar atención rápida y universal a las personas que la necesiten. Esta estrategia cuenta con un presupuesto de 2,5 millones de euros para este año y entre sus líneas estratégicas están la prevención, detección precoz y atención de la conducta suicida, atención e intervención específica para las familias y la formación en salud mental de atención primaria y otros colectivos sanitarios. Por otro lado, también está a punto de aprobación un real decreto para la creación de una especialidad de psiquiatría de la infancia y la adolescencia, para responder a las necesidades de atención de la población infanto-juvenil, con el objeto de actuar de forma específica en esta etapa tan crítica para la aparición de los trastornos.

Con respecto a Canarias, efectivamente, como ustedes afirman en la proposición no de ley, lamentablemente la salud mental ha sido la asignatura pendiente y la gran olvidada durante muchos años. Por eso, el Gobierno del pacto de las flores tiene muy claras tanto las competencias como las prioridades y ya está trabajando en las medidas que proponen en la proposición no de ley, tanto con el incremento de la asistencia psicológica en la atención primaria, el incremento de plazas PIR, como en el programa de prevención de la conducta suicida y el cuarto plan de drogas y adicciones, que fueron aprobados el año anterior.

Desde los grupos que apoyamos el pacto de gobierno hemos presentado una enmienda solicitando al Estado la actualización de la estrategia nacional de salud mental e instando al Gobierno de Canarias a continuar mejorando las infraestructuras y la dotación de los recursos humanos y materiales para garantizar una atención en salud mental adaptada a las necesidades actuales de la población. Y agradecemos a la proponente de la proposición no de ley tanto el talante conciliador como que haya aceptado... (Se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional). (El señor presidente se reincorpora a su lugar en la Mesa). Como decía, agradecer a la proponente de la iniciativa tanto el que haya aceptado las enmiendas de los grupos como el talante conciliador para poner el foco en un asunto tan vital y de tanta importancia, especialmente en estos momentos, para mejorar la salud mental de los canarios y las canarias en unos momentos de especial dificultad.

Y termino como empecé, agradeciendo a las representantes de los colegios profesionales de psicología, como decía, tanto esta iniciativa como la gran, enorme labor que realizan en estos momentos de especial dificultad para nuestra población.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora diputada.

Hemos concluido las intervenciones. Señorías, llamo a votación, vayan ocupando sus escaños. (El señor presidente hace sonar el timbre de llamada a la votación. Pausa).

Muchas gracias, señorías. Ocupen sus escaños. Gracias, señorías. Ocupen sus escaños.

Señorías, vamos a votar. Señorías, votamos. (Pausa).

Señorías, 63 votos emitidos: ningún voto en contra, ninguna abstención y 63 votos favorables.

Queda aprobada por unanimidad.

Gracias, señorías.

(Aplausos).

Muchas gracias, señorías.

(La señora vicepresidenta primera, González González, ocupa un escaño en la sala).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 10L/PNLP-0284 Sobre para asegurar una atención adecuada y garantizar los derechos de las personas con problemas de salud mental.