Diario de Sesiones 76/2021, de fecha 11/5/2021 - Punto 33

10L/PNLP-0305 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE LA ERRADICACIÓN DEL ACOSO LGTBIFÓBICO EN EL ÁMBITO ESCOLAR.

El señor PRESIDENTE: Vamos con la última proposición no de ley de la tarde, señorías. En este caso la proposición... saben que la siguiente sería la que es conjunta de los grupos parlamentarios, pero la dejamos para la sesión de mañana. Continuamos, por tanto, señorías, con la proposición no de ley del Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre la erradicación del acoso LGTBIfóbico en el ámbito escolar. (Rumores en la sala).

Tiene la palabra el Grupo Parlamentario Socialista. Omar López tiene la palabra.

Señorías, silencio, por favor.

Adelante.

El señor LÓPEZ GONZÁLEZ: Gracias, presidente. Buenas tardes, señorías.

El pasado 2 de mayo se conmemoraba el Día Internacional contra el Acoso Escolar y, por ello, el Grupo Parlamentario Socialista ha querido traer a este pleno esta iniciativa para reforzar los medios que se han ido implantando en los últimos años para combatir el acoso en las aulas canarias.

La LGTBIfobia es una de las primeras causas de acoso en los centros educativos y el 43 % de quienes la sufren se llegan a plantear incluso el suicidio y hasta el 17 % lo ha intentado. Estos porcentajes crecen mucho más en menores trans, que llega a ser del 40 %.

No podemos mirar para otro lado. Estos datos nos llevan a apostar de forma decidida por una educación integral e inclusiva.

Señorías, el pasado 15 de marzo de 2020 se convirtió en una fecha que a todos y a todas se nos quedará marcada en nuestras vidas a la fuerza, sin elección. Durante más de tres meses, un virus insignificante y desconocido cambió nuestras vidas. Navegábamos en un mar de sensaciones como la angustia, la incertidumbre, el miedo, la tristeza, la rabia, la depresión, en muchos casos la situación nos desbordó y estallamos, pero, afortunadamente, el 21 de junio se produce lo esperado y parece comenzar a tornarse todo como antes, aunque con mil secuelas y efectos secundarios. Las mascarillas, el desconcierto, la situación actual de la hostelería o de la cultura, pero siempre con la mirada puesta en el horizonte con optimismo. ¿Les suena esto, señorías?, ¿lo volverían a repetir?

A muchos esto les puede parecer reciente y familiar, hay quienes habíamos sufrido ya otra pandemia con anterioridad. Yo en aquel momento no tenía el privilegio de disponer, como hoy, de un altavoz como este para poder contar cómo iba la evolución de ese virus y darles voz a miles de personas silenciadas.

Señorías, a quienes hemos sufrido hace años este virus del que hablaba antes probablemente nos haya dejado marcados para siempre. Lo que sentimos el 14 de marzo de 2020, cuando se ponía en juego nuestra libertad, ya lo habíamos sufrido muchos cuando nos llamaban maricón por primera vez. Y este virus también tiene víctimas con nombres y apellidos grabados en lápidas. El virus del odio, señorías, ese es el virus del que les hablo, un virus que también hace sentir angustia, incertidumbre, miedo, tristeza, rabia y depresión. Angustia al prepararte para el insulto del día; incertidumbre por no saber lo que te espera después del timbre; miedo a que el golpe duela más que el del día anterior; tristeza por no poder reír como el resto y, por tanto, sentirte diferente y solo; rabia... (aplausos), rabia al no poder sacar fuerzas para romper el cielo de un grito, y depresión como resultado de la suma de todo lo anterior.

La diferencia entre este virus y el de la pandemia actual es que la COVID-19 va remitiendo, pero del que yo les estoy hablando hoy es cada vez más feroz y virulento. Su nombre científico es bullying y la cepa concreta, la LGTBIfobia. La vacuna que proponemos para este virus es seguir desarrollando protocolos de actuación en casos de acoso escolar o ciberacoso, defender el modelo de educación inclusiva y participativa que garantice los derechos de la infancia y que promueva el respeto de los derechos fundamentales de las personas, continuar con la creación de programas educativos de uso correcto de las redes sociales en menores que creen conciencia de las consecuencias que puede conllevar el ciberbullying y fomentar la promoción de campañas en centros escolares para visibilizar la diversidad sexual y de género en todos los ámbitos de la comunidad educativa.

Esta creemos que es la mejor solución que podemos ofrecer. Nosotros y nosotras somos responsables de fabricar vacunas contra el odio y la desigualdad, teniendo la obligación de ponernos siempre del lado de la víctima. La construcción de una sociedad inclusiva requiere acompañar con acciones concretas la igualdad que la educación debe transmitir para evitar que las nuevas generaciones reciban tanto viejos como nuevos prejuicios.

Las encuestas demuestran que el alumnado LGTBI se siente solo y desprotegido, echa en falta protocolos y sensibilidad, que, unido al miedo a las represalias si denuncia, aumenta el desasosiego.

Parafraseando a varios autores, me gustaría terminar mi intervención recordando que la injusticia es la amenaza de todo lo justo, para lo noble, siendo su mejor virtud parecer justo sin serlo. Por ello, señorías, si aceptamos la injusticia, estaremos dando la bienvenida al odio. Por ahora Canarias tiene la suerte de que el grupo del odio y el desprecio no haya entrado en esta Cámara.

Confío, pues, en haber defendido hoy una proposición no de ley que mañana dejará de ser una quimera para convertirse en las bases y principios de una educación que tenga la mirada puesta en las generaciones presentes y venideras.

Muchas gracias.

(Aplausos).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor diputado.

Turno para el grupo enmendante, Grupo Popular. (Rumores en la sala).

Gracias, señorías.

La señora Reverón tiene la palabra.

La señora REVERÓN GONZÁLEZ: Buenas tardes, señorías.

El señor PRESIDENTE: Silencio, señorías.

La señora REVERÓN GONZÁLEZ: Son numerosas las ocasiones en que desde el Partido Popular hemos hablado y, sobre todo, hemos dejado constancia en este salón de plenos, también en la legislatura pasada, sobre los problemas que hay y la preocupación que hay sobre la convivencia en los centros educativos. Hemos preguntado a los expertos qué entienden ellos o cuáles son los principales problemas que hay en estos centros educativos y han manifestado cuatro. Yo estoy convencida de que habrá muchos más, pero estos cuatro dicen que son el acoso escolar, el ciberbullying, la disrupción y la violencia de género.

No obstante, es verdad que en el día de hoy la presente proposición no de ley trata de lo que es el bullying motivado por la orientación sexual, la identidad y la expresión de género, y además es el mayoritario en toda España, porque hasta un 60 % del alumnado ha sido testigo de este ciberacoso hacia estudiantes que son del colectivo LGTBI o que, por lo menos, son percibidos como tales. Como consecuencia de ello, una de cada 5 personas LGTBI encuestadas dice que ha intentado quitarse la vida. Asimismo, 9 de cada 10 personas trans han sido discriminadas en el centro de estudios, motivo por el cual casi el cincuenta por ciento deja de estudiar.

Debido a la discriminación que sufren por parte de la sociedad y especialmente en el entorno escolar, los estudiantes de estos colectivos sufren más problemas de salud mental que cualquier otra persona y, por tanto, así tienen muchísimos... El acoso lleva a que intenten quitarse la vida, y esto no lo decimos nosotros, sino también lo ha dicho la presidenta de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales. Concretamente, recientemente ha dicho la presidenta que, a pesar de los cambios legislativos, todavía queda mucho trabajo por hacer para que las escuelas sean un lugar seguro, libre de prejuicios y estereotipos. Las niñas y los niños LGTBI y sus familias se encuentran desasistidos, expuestos a la violencia. La prevención debe ser la respuesta, educando desde la raíz conseguiremos la igualdad y la libertad que todos deseamos.

Porque creemos en esta igualdad y en esta libertad y que sea real, por eso vamos a apoyar esta proposición no de ley.

Y quiero terminar mi intervención mostrando un vídeo que es de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales, porque creo que resume el camino que todavía nos queda por recorrer. (La señora diputada utiliza medios audiovisuales).

Muchísimas gracias, señorías.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora diputada.

El señor López, para la enmienda.

El señor LÓPEZ GONZÁLEZ (desde su escaño): Sí, aceptamos la enmienda porque creemos que ayuda a mejorar el texto inicial.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor diputado.

Turno para el Grupo Mixto. Señora Espino.

La señora ESPINO RAMÍREZ (desde su escaño): Gracias, presidente. Señorías.

Toda iniciativa que venga a proteger al colectivo LGTBI y especialmente, dentro de ese colectivo, a las personas más vulnerables, como son los niños, como son los jóvenes, va a tener siempre el respaldo de mi grupo parlamentario.

Según datos de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales, el 43 % del alumnado LGTBI ha sufrido acoso escolar. Teniendo en cuenta estos datos, es importante que sigamos tomando medidas.

A una pregunta que realizaba, a una solicitud de documentación, a la Consejería de Educación sobre los planes y acciones desarrollados durante el año pasado para la promoción de la diversidad en la educación, y que recibí la respuesta hace unas semanas, me contestaban que alguna charla, alguna acción puntual, alguna sesión puntual se lleva a cabo, pero no nos parece suficiente. Por eso es importante que salgan adelante iniciativas como estas. Y más teniendo también en cuenta cómo el fiscal superior de Canarias, en una reciente comparecencia también en comisión en esta Cámara, nos alertaba del peligro de los casos tanto de violencia machista como de bullying en los colegios y cómo la educación es la herramienta clave para luchar contra ellos.

También nos parece fundamental e importante el punto 3 de esta proposición no de ley, en el que se hace referencia a la formación para el buen uso de las redes sociales, teniendo en cuenta que, según estudios europeos, hasta un 66 % de las personas del colectivo LGTBI ha sufrido ataques en las redes sociales en los últimos años.

Vamos a apoyar, como digo, esta proposición no de ley, pero, sin duda, yo creo que el paso más importante y más definitivo para proteger a este colectivo que va a dar esta Cámara será cuando aprobemos próximamente la ley de igualdad social y no discriminación por razón de identidad de género, expresión de género y características sexuales, que ya está lista para ir a comisión el próximo lunes. Esperamos poder llevar a cabo la convocatoria y poder incluirla en el orden del día del próximo pleno. Una proposición de ley, a propuesta de todos los grupos de esta Cámara, en la que se ha trabajado con los colectivos, que han sido los principales impulsores, y desde el consenso, para conseguir la igualdad de las personas LGTBI.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Espino.

Turno para el Grupo Parlamentario Agrupación Socialista Gomera. Señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (desde su escaño): Gracias, presidente. Buenas tardes, señorías.

Señorías, la escuela tiene que ser el espacio más seguro en el que se sienta un menor. La escuela no solo debe ser entendida como un lugar de aprendizaje y un lugar de conocimientos sino que es mucho más que eso, es donde hacen sus primeros amigos, sus primeras amigas, es donde absorben los primeros conocimientos y, lo más importante, es donde se forman como personas, descubriendo y aprendiendo la realidad que les rodea, teniendo en cuenta, además, que es el lugar donde pasan el mayor número de horas diarias. La escuela tiene que ser el refugio en el que todos los alumnos y alumnas, sin distinción, sientan que es la vía que les ayudará a lograr sus objetivos personales y sus objetivos profesionales, sean cuales sean.

Se me quedó grabada una frase que dijo la psiquiatra infanto-juvenil Sabrina González, en la legislatura pasada, que dice así: "Es más fácil construir niños fuertes que reparar adultos rotos". Una frase que es extrapolable a cualquier ámbito y que, sin duda, deja entrever que debemos ser capaces de transmitir a la sociedad canaria la importancia de cuidar y de proteger a los niños y a las niñas frente a cualquier tipo de violencia. Porque es verdad esa otra frase que he leído y que dice: "Sobre cada niño se debería poner un cartel que dijera 'tratar con cuidado, contiene sueños". Estoy totalmente de acuerdo que ningún niño, ninguna niña y ningún adolescente deben ser privados de tener una infancia feliz. No se puede tolerar bajo ningún concepto que a día de hoy se sigan dando situaciones de bullying, de ciberbullying y casos de acoso escolar, de LGTBIfobia en las aulas, donde el clima de violencia y de miedo puede llegar a ser tal que en muchos casos el simple hecho de escuchar la palabra "colegio" les implique tal rechazo que asocian acudir a la escuela con el sentimiento de sufrir. Esa es una situación inadmisible y que no debemos tolerar.

Es por ello que desde nuestro grupo parlamentario estamos totalmente de acuerdo con lo que se solicita en la presente iniciativa para que, en la línea de lo que ya se ha realizado, también se continúe trabajando... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional) se continúe trabajando en desarrollar y reforzar los protocolos y actuaciones concretas que sean necesarios frente al acoso por motivos de orientación sexual e identidad de género o expresión de género y que se siga poniendo el foco también en la atención en la labor del docente, junto con la familia, para lograr la prevención, la detección temprana y actuación inmediata, pero también poder atacar el problema desde sus inicios con una escuela plenamente inclusiva y alcanzar la igualdad en la educación de las islas.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Mendoza.

Turno para el Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias.

Adelante.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: Señorías.

Al oír la intervención del señor López no he podido evitar el volver a mi colegio, al pasado. Un colegio como todos, en el barrio. Y pienso que si algunas medidas contra el acoso escolar y el acoso por razón de sexo o de orientación sexual tuvieran un efecto retroactivo probablemente esta sociedad sería una sociedad totalmente arrepentida y nunca se curaría de la vergüenza ajena de haber hecho lo que se ha hecho, porque el sufrimiento ha sido mucho.

Mis amigos, algunos están muertos, mis grandes amigos sufrieron acoso escolar precisamente por ser homosexuales. 7, 8 años, 9 años, teníamos 10 años. Estoy hablando de los años sesenta y estoy hablando de los años setenta. En mi colegio eso era muy duro, porque además algunos no entendíamos por qué les pegaban a mis amigos, por qué se reían de ellos, por qué no podían jugar. Y entonces teníamos que salir ahí a defender lo que teníamos que defender, a nuestros amigos, porque éramos todos iguales. En fin.

A veces tengo la sensación de que esta PNL algunas personas llevamos defendiéndola toda la vida, ¡toda la vida!, defendiéndola, con una incomprensión que además se torna en una violencia tremenda. Eso que usted decía de que alguna gente tenía miedo de la hora del recreo, del timbre, eso es así.

Y además les voy a decir una cosa. Fuimos juntos al instituto, un instituto muy potente, muy enrollado para la época -sí, sí, sí-, pero aun así a algunos amigos míos, ya muertos, sus madres -estoy hablando ya del año 1977- les hacían terapias de choque. Cuando mis amigos volvían otra vez a mi casa -conductistas, para aborrecer a los hombres, porque el instituto era masculino todavía-, esa gente venía destrozada, esa gente no levantaba cabeza. Mis amigos, estoy hablando de Carmelo, estoy hablando de Alejandro, estoy hablando de Gregorio, no levantaban cabeza en dos semanas. Era tremendo cómo esa gente salía destrozada. Y yo digo, pero... en fin, cómo puede ser eso. Afortunadamente, los tiempos, hombre, han cambiado un poquito. Han cambiado un poquito y esas cosas afortunadamente no están pasando.

Yo quiero decir que todo lo que se haga en este sentido es poco, porque el sufrimiento de esa gente y de esas familias también es terrible. Y eso son situaciones violentas, que efectivamente... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo) o a vivir suicidado...

El señor PRESIDENTE: Perdón, señor Déniz. Señor Déniz, disculpe, para darle unos segundos.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: Sí, gracias.

... o vivir suicidado, que es peor todavía.

Yo creo que los tiempos que estamos corriendo son tiempos, desde nuestro punto de vista, complicados. Algunas personas están envalentonadas y quieren volver al pasado, y yo creo que desde aquí, desde todas las instituciones, tenemos que hacer todo lo posible por que jamás permitamos volver al pasado, por lo menos en esas situaciones. No hay ninguna nostalgia de ese pasado.

Gracias, señorías.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Déniz.

Turno para el Grupo Parlamentario Nueva Canarias. Señora Hernández Jorge, tiene la palabra.

La señora HERNÁNDEZ JORGE (desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Esta es una de esas iniciativas que yo creo que a todos nos remueven por dentro. Luchar contra una sociedad, es decir, luchar a favor de una sociedad sin violencia debe ser un objetivo fundamental en el que nos tenemos que empeñar cada día. Y, aunque es cierto que hemos avanzado y que algunas de las situaciones dramáticas que se acaban de dibujar ahora por el señor Déniz han acabado, han aparecido otras formas de violencia, de acoso y de discriminación, y hoy hablamos de la LGTBIfobia. Porque no se me ocurre una forma de acoso más cruel y más dura que la que te persigue todo el día, porque ya no es solo el acoso en la escuela, es que ese acoso luego pasa al ámbito virtual, pasa a las redes sociales y te va a acompañar a casa, y te vas a levantar al día siguiente con ese acoso de manera permanente, y por eso esas cifras dramáticas de personas que deciden acabar con su vida.

Me parece un tema muy sensible, que tenemos que hacer todos los esfuerzos desde las administraciones. Que me parece una iniciativa muy acertada y que como sociedad y nosotros además, que tenemos un altavoz, tenemos que dar cada día un ejemplo de que queremos construir una sociedad sin violencia. Y a veces la violencia también es verbal y alimenta la discriminación, y nosotros desde la política, desde este escaño, desde cada uno de nuestros escaños, usted hoy, señor don Omar López, que además tiene la autoridad moral de haber vivido en primera línea esas situaciones, debemos dar un ejemplo cada día de esa sociedad que queremos construir. Y por eso, y como bien se decía antes, la ley que está a punto de tomar luz en este Parlamento, que si nada lo impide la semana que viene aprobaremos en comisión, esa ley de igualdad social y de no discriminación por razón de identidad de género, expresión de género y características sexuales, es un paso claro, unánime, de este Parlamento a favor de esa sociedad que queremos, que es una sociedad tolerante, una sociedad inclusiva, una sociedad donde se erradique este tipo de discriminación.

Yo creo que, como sociedad, tenemos que seguir trabajando en esa línea. Tenemos que erradicar del mundo político y también de nuestra sociedad otras actitudes intolerantes, y para eso tenemos que seguir trabajando, como lo intentamos cada día.

Vamos a apoyar esta iniciativa, como no podía ser de otra manera.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora diputada.

Turno para el Grupo Parlamentario Nacionalista.

Adelante.

El señor MACHÍN TAVÍO: Gracias, presidente.

Señorías, la LGTBIfobia sigue siendo el principal motivo para insultar, discriminar, golpear y extraer a personas que sufren, sienten y llevan una vida de terror. Un 25 % de los jóvenes entre 15 y 30 años dicen que han presenciado alguna situación de discriminación y de LGTBIfobia, pero también reconocen que, frente a esa situación, no se han puesto de frente, no han sido activos, sino pasivos, sin alentar, sin dejar de... denunciar esa acción, sin dejar que las autoridades sean conscientes, porque la propia víctima, para no seguir en ese sufrimiento, no lo dice.

Esta clase de bullying, de acoso, que supone la LGTBIfobia, tiene una particularidad: es invisible, es una violencia estructural, contiene una exclusión de ese empoderamiento y una propagación de la injuria y la calumnia. Sufrir este tipo de acoso puede acarrear unas, por decirlo de alguna manera y bastante suave, secuelas en la vida de las personas que se entrometen en tu vida y son imposibles de arrancar.

En la pasada legislatura se aprobó el protocolo para el acompañamiento del alumnado trans y atención a la diversidad de género en los centros educativos de Canarias. Es un protocolo alabado y sobre todo muy valorado por otras comunidades autónomas. Para mí, algo fundamental; permitía y permite que cada uno se considere y se llame como le dé la gana, sin que nadie, ninguna persona, le pueda imponer otra cosa.

Señorías, nos queda mucho camino por delante, pero son estos centros educativos los que deben ser, estos centros -y valga la redundancia-, libres de LGTBIfobia, donde se cuide, se valore y se ponga la diversidad como una oportunidad y no como un problema. Señorías, depende mucho de nosotros que las miradas, los insultos, los golpes, la discriminación o el rechazo cambien por los abrazos, la consideración, la comprensión, la admiración por quienes en un día decidieron ser valientes, apostar por sí mismos, aun sabiendo los golpes físicos y psíquicos que les darían durante toda su vida.

Apoyaremos esta PNL.

Muchísimas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor diputado.

Señorías, hemos finalizado los turnos de intervención de los grupos parlamentarios. Ruego, por favor, a sus señorías que acudan a sus escaños. (La Presidencia hace sonar el timbre de llamada a la votación. Pausa).

Gracias, señorías.

Señorías, procedemos a votar. Señorías, votamos. (Pausa).

Gracias, señorías.

62 votos emitidos: 62 votos a favor, ningún voto en blanco y ningún voto en contra.

Por lo tanto, señorías, unanimidad. Queda aprobada la proposición no de ley.

Muchas gracias, señorías.

Señorías, suspendemos la sesión plenaria hasta mañana a las nueve de la mañana.

Muchas gracias.

(Se suspende la sesión a las diecinueve horas y treinta y ocho minutos).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 10L/PNLP-0305 Sobre la erradicación del acoso LGTBIfóbico en el ámbito escolar.