Diario de Sesiones 76/2021, de fecha 11/5/2021 - Punto 4

10L/PO/P-1635 PREGUNTA DEL SEÑOR DIPUTADO DON MANUEL MARRERO MORALES, DEL GRUPO PARLAMENTARIO SÍ PODEMOS CANARIAS, SOBRE POSICIÓN RESPECTO AL AFIANZAMIENTO DE LA COGOBERNANZA Y DESCENTRALIZACIÓN DEL ESTADO DESPUÉS DE LA FINALIZACIÓN DEL ESTADO DE ALARMA, DIRIGIDA A LA PRESIDENCIA DEL GOBIERNO.

El señor PRESIDENTE: Pregunta que formula el diputado don Manuel Marrero Morales, del Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias, sobre posición respecto al afianzamiento de la cogobernanza y descentralización del Estado después de la finalización del estado de alarma, dirigida a la Presidencia del Gobierno.

Adelante, señor Marrero.

El señor MARRERO MORALES (desde su escaño): Buenos días, señorías. Buenos días, señor presidente.

Le hago esta pregunta porque después de catorce meses de que se inició el estado de alarma, con las diversas fases por las que fue pasando, de confinamiento total, de toques de queda, de desescalada, hasta llegar a la situación actual de final del estado de alarma, pues, ha habido distintas posiciones. Por ejemplo, aquellos que reclamaban en un principio y estaban en contra del estado de alarma porque era una excesiva recentralización del Estado y un excesivo poder para el Gobierno central son los mismos que ahora dicen, en general, que hay que continuar con el estado de alarma, que no lo apoyaron entonces y lo irían a apoyar ahora tampoco. Por tanto, de alguna forma que se lo hagan ver, porque las dos cosas a la vez no pueden coincidir. (Aplausos).

Del centralismo en un primer momento a la cogobernanza, se ha ido pasando por situaciones diferentes. La cogobernanza que tuvimos hasta anteayer era una cogobernanza tutelada, es decir, hemos pasado durante este tiempo a unas mayores cotas de descentralización, de diálogo, de toma en consideración conjunta, corresponsable, de todas las comunidades autónomas, se ha incrementado el número de reuniones de presidentes de las comunidades y presidentas de las comunidades autónomas, se ha incrementado el número de reuniones de las distintas interterritoriales, de educación, de sanidad, de asuntos sociales, etcétera. Por tanto, hemos ido avanzando en algo que estaba previsto en la Constitución pero que en los últimos años se había practicado escasamente. Sin embargo, en estos momentos se nos ha situado, en estos días estamos en una situación de bastante incertidumbre, con decisiones diversas de la Fiscalía en los distintos lugares, con decisiones diversas de los distintos tribunales superiores de justicia de cada comunidad autónoma y vamos en el camino necesario de que el Tribunal Supremo unifique doctrina y caminemos. Es decir, en estos momentos estamos en la situación de avanzar aún más en esa descentralización, de alcanzar mayores cotas de soberanía y que cada comunidad autónoma empiece a caminar con sus propias alas, sin tutelas algunas del Gobierno del Estado.

Por tanto, nosotros seguimos apostando por el diálogo, por el consenso, por la corresponsabilidad frente a...

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Marrero.

Señor presidente.

El señor PRESIDENTE DE CANARIAS (Torres Pérez) (Desde su escaño): Señor Marrero, tiene usted razón: la coherencia es una línea recta, no admite atajos y no se puede decir "sí" donde has dicho "no".

Y quiero ser claro: la recuperación socioeconómica depende, más en unos territorios que en otros, de cómo camine la pandemia. Si nosotros no controlamos la pandemia, si la incidencia acumulada, que hoy está a siete días por debajo de cuarenta positivos por 100 000 habitantes, se nos da la vuelta y volvemos a crecer... Dependemos, porque dependemos del turismo del exterior, muchísimo más que ningunas otras comunidades... de su efecto demoledor en la economía de nuestra tierra. Por tanto, en lo que otras comunidades suman salud, nosotros sumamos salud -prioritario-, pero también situación económica. Por eso no es baladí que comunidades que dependen del exterior, como Baleares, Valencia o Canarias, hayan ido al tribunal superior de justicia de sus comunidades. Frente a otras comunidades que tienen otros recursos económicos, otras maneras de responder a su PIB. Y, por tanto, no nos equivoquemos, iremos mejor en lo social y en lo económico si vamos bien en lo pandémico, porque eso permitirá que se abra, desde los mercados emisores, turistas que vendrán del Reino Unido, de Alemania, de Centroeuropa, de los países nórdicos, que es clave para nuestra economía.

Y diciendo eso, indudablemente tenemos que mantener una cogobernanza. Las conferencias de presidentes se tienen que reactivar, por supuesto también las conferencias sectoriales. Decaído el estado de alarma, no puede decaer aquello que ha funcionado. No podemos ir cada uno por su lado para ver quién compra más vacunas frente a otros, porque entonces volveríamos a aquello que no podemos repetir, porque fue fallido. Y si queremos tener para el año 2021/2022 un buen curso escolar, como lo conseguimos hacer en el curso presente 2020/2021, tenemos que compartir criterios con otras comunidades, porque el sistema educativo es uno aunque haya competencias en las autonomías; si queremos hablar de los derechos sociales, exactamente igual. Y hay que arbitrar mecanismos cohesionados, que además tienen que ser de la cogobernanza, para poder responder, como lo hemos hecho hasta ahora, y por supuesto la comisión interterritorial de sanidad, la comisión de salud estatal, tiene que mantenerse con criterios homogéneos. ¿Por qué?, porque, aunque en Canarias nosotros mantendremos el control de puertos y aeropuertos y dependemos fundamentalmente del exterior, también lo que se haga en el resto de las comunidades afecta en Canarias, por nuestra dependencia del exterior.

Y por ello la cogobernanza la defendemos, la vamos a defender donde proceda, y creo que ha sido un acierto, incluso decaído el estado de alarma.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor presidente.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 10L/PO/P-1635 Sobre posición respecto al afianzamiento de la cogobernanza y descentralización del Estado después de la finalización del estado de alarma, dirigida a la Presidencia del Gobierno.