Diario de Sesiones 86/2021, de fecha 13/7/2021
Punto 12

10L/PO/P-1789 PREGUNTA DEL SEÑOR DIPUTADO DON CASIMIRO CURBELO CURBELO, DEL GRUPO PARLAMENTARIO AGRUPACIÓN SOCIALISTA GOMERA (ASG), SOBRE SI ES RAZONABLE LO ACORDADO POR EL MINISTERIO DE POLÍTICA TERRITORIAL Y FUNCIÓN PÚBLICA CON RESPECTO AL PERSONAL INTERINO Y TEMPORAL DE LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, DIRIGIDA AL SEÑOR CONSEJERO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, JUSTICIA Y SEGURIDAD.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Turno para el diputado don Casimiro Curbelo, de la Agrupación Socialista Gomera, sobre si es razonable lo acordado por el Ministerio de Política Territorial y Función Pública con respecto al personal interino y temporal de las administraciones públicas, dirigida también al señor consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad.

Señor diputado, cuando quiera.

El señor CURBELO CURBELO (desde su escaño): Muchas gracias, señora presidenta. Señor consejero.

Ya he visto parte de la respuesta, pero, independientemente de que esté pendiente en este país una reforma en profundidad de la Administración pública -y me da la impresión de que yo no voy a tener edad suficiente para ver al Gobierno que la haga, ¡fíjense si soy incrédulo!-, pero el Gobierno tiene un compromiso de acabar con la temporalidad en la Administración pública, que es absolutamente insoportable, el 41 % desde el punto de vista global, y cuando Europa, ahora que nos está dando recursos, nos obliga a un ocho por ciento, casi... en un porcentaje que lógicamente tenemos que trabajar mucho. Pero es verdad que el señor Iceta, que hace seis meses fue ministro de Política Territorial y Función Pública, ahora pasa a Cultura y Deportes, ahora tenemos a la señora María Jesús Montero con la economía, con el REF, con la Función Pública, en fin.

Yo no comparto ni mi grupo comparte el criterio aprobado en ese contenido, ahora, después de escucharlo en la respuesta anterior, lo comparto más, antes lo compartía menos. ¿Por qué?, porque lo veía como muy duro, poco flexible, muy inseguro desde el punto de vista jurídico, pero después de escucharlo me quedo más tranquilo. ¿Por qué?, porque efectivamente es un acuerdo pactado con los grandes sindicatos y algo tiene que tener de interés para el propio personal funcionario en interinidad, pero, sin embargo, a mí me preocupa lo que supone de aplicación, con los intentos que hemos tenido en Canarias, en Canarias, porque es que la interinidad y la temporalidad en la Administración pública nos comen demasiado. Hemos visto cómo son las administraciones, cómo se han burocratizado, cómo nos tienen a veces maniatados, en fin. Y me alegra enormemente a ver si usted puede ayudarnos en esta materia, porque me consta que está trabajando y lo está haciendo de tal forma que defiende el interés general, pero también el de esta gran cantidad de personal, que necesita apoyo también.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor diputado.

Turno para el Gobierno, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, JUSTICIA Y SEGURIDAD (Pérez Hernández) (desde su escaño): Con la venia, presidenta. Señora presidenta, señor diputado.

Yo le invito a que supere el escepticismo, porque si cree usted que usted no verá el resultado, imagínese yo, que todavía tenemos una cierta distancia, ¿no? El escepticismo en materia de Administración pública es muy antiguo y tiene muchas raíces, podemos empezar con Larra, seguir luego con los Episodios nacionales, terminar con las películas de Berlanga y saber lo que ha sido nuestra Administración pública. Pero hay que vencer el escepticismo; si no, no estaríamos sentados ni nosotros aquí ni usted ahí ni la oposición ahí.

Sin duda, el problema del personal en situación de temporalidad o de interinidad en Canarias es, desde mi punto de vista, el problema más grave que tiene la Administración pública canaria y he dicho en alguna ocasión aquí, y lo repito ahora, que si no lo resolvemos no será posible, no ya la reforma de la Administración pública, sino que llegará un momento en que la Administración pública no va a servir para nada, y lo digo con una expresión que a lo mejor mañana es un titular y me arrepentiré de haberlo dicho, pero ese es mi punto de vista, el de abordar esto con la decisión que requiere el problema y con el impulso que el Gobierno debe darle.

El decreto ley y el acuerdo con los sindicatos, como acabo de decir, tiene elementos que permiten una cierta esperanza. Necesita ser complementado con otros, porque si no tendremos siempre interinos. ¿Por qué hay interinos? Porque -no quisiera yo que se incomoden los compañeros, sus compañeros de vecindad, me refiero del Partido Popular-, porque en cierto momento alguien pensó que se podía limitar el número de funcionarios y de empleados públicos que las administraciones podían utilizar. Lo pensó el señor Montero, que, por cierto, era... -Montoro, perdón-, que también fue ministro de las dos cosas, de Hacienda y de Función Pública, que puede que no sea una mala idea tener al mismo tiempo la llave del personal y la llave del dinero.

En cualquier caso, nosotros queremos encontrar elementos de esperanza, porque los hay, en ese acuerdo con los sindicatos y en ese decreto ley, porque hay un respeto para las competencias autonómicas, importante, hay un margen de maniobra, y un respeto para las competencias locales y porque en ese clima de entendimiento y de ejercicio de nuestras competencias probablemente podamos encontrar una solución para este problema, que, como le digo, es el más grave que tenemos.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor consejero.

Más información
Otros formatos
  • Formato PDF Formato PDF
Iniciativas tratadas
  • 10L/PO/P-1789 Sobre si es razonable lo acordado por el Ministerio de Política Territorial y Función Pública con respecto al personal interino y temporal de las administraciones públicas, dirigida al Sr. consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad.