Diario de Sesiones 26/2016, de fecha 9/3/2016 - Punto 5

9L/C-0282 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE EDUCACIÓN Y UNIVERSIDADES-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC), SOBRE EL PROGRAMA EDUCAR PARA LA IGUALDAD. (CONTINUACIÓN).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Si les parece bien, la consejera de Educación se ha incorporado al plenario, volvemos a retomar la comparecencia que teníamos pendiente.

Señora Melodie, si le parece bien, le vuelvo a dar el tiempo que necesite, no más de tres minutos, para que de alguna forma la consejera le oiga su intervención.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidente.

No voy a volver a repetir la misma comparecencia. Le voy a decir las líneas generales, y a grandes rasgos, de lo que he hablado.

He dicho que el Programa Educar para la Igualdad que ha puesto en marcha el Gobierno nos parece de lo más oportuno y de lo más acertado. Por tanto, que se creen y se impartan contenidos educativos que apuesten por la igualdad en todos los centros del archipiélago lo compartimos y estamos con usted, y cuente con nosotros en todo lo que podamos ayudar. Lo que sí es verdad que no tenemos tan claro, necesitamos que nos dé luz en este tema, es que no hemos encontrado información de si se trata de experiencias puntuales o si se van a mantener en el tiempo, porque si son experiencias puntuales, pues, de poco o nada valdrán.

Y también hemos visto que no se imparte en todos los centros públicos que hay en Canarias sino que lo tienen que solicitar los centros. Por tanto, tiene la función de ser voluntario. Nosotros creemos que es un tema que ni puede ni debe ser voluntario. Es un tema tan delicado que creemos que se debe impartir en todos los centros y debe ser de forma obligatoria. Si estoy en un error, me gustaría que me lo aclarase, pero, según la información a la que nosotros hemos podido acceder, son las conclusiones a las que hemos llegado.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Mendoza.

Por el Grupo Nueva Canarias, el señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ (Desde su escaño): Señora consejera, ¡cualquiera se mete con usted ahora...!

Vamos a ver, usted lo decía antes, es verdad que cuando hablamos de igualdad yo creo que trasciende la cuestión de género, es muchísimo más amplio el concepto, pero obviamente creo que sabemos a lo que nos referíamos y además es una oportunidad importante la que tuvimos en el día de ayer, en el Día de la mujer. Un día que, desgraciadamente, sirve para seguir reivindicando en lugar de para poner en valor y para felicitar, y, digamos, para descubrir las enormes potencialidades de la mujer en su conjunto. Pero, como digo, tiene que seguir siendo un día para seguir reivindicando esa igualdad efectiva y real con el hombre.

Esto nos reafirma en la necesidad, además, de seguir avanzando en la educación en igualdad. Pero también es verdad y en ese sentido la intervención la voy a intentar hacer no solamente en el ámbito educativo, porque probablemente el 90 % de las intervenciones van a girar en ese entorno. Para nosotros educar en igualdad es entender también el papel que juega el Parlamento a la hora de legislar, no olvidando nunca la importancia de incluir contenidos trasversales que realmente hagan efectivo el papel de la igualdad en nuestra sociedad. Educar en igualdad, si me apuran, casi más importante que eso incluso es el papel que juega este Gobierno y cualquier Gobierno, primero para desarrollar las leyes que se aprueban aquí; segundo, para ser capaces de priorizar la financiación en los programas, en los proyectos, en definitiva, en las políticas; tercero, para ser capaces de entender también las muchísimas herramientas que tiene en su mano. Este Gobierno, por ejemplo, tiene una potentísima, tremendamente eficaz: la televisión. No hago ni un solo comentario más con respecto a ello. Y luego, por supuesto, todo lo que se desarrolla en el ámbito educativo, que quizás y obviamente es el ámbito donde más se ha avanzado y donde se ven efectos más notables.

Educar para la igualdad es denunciar. Un ejemplo muy importante ha sido la capacidad de organizarse de las camareras de piso. Esa denuncia en tres vertientes: en lo que supone, digamos, la explotación laboral, siempre más visible, siempre más explotadora en el ámbito de la mujer; en lo que supone también a través de la brecha salarial, esa descompensación enorme, permanente, en el ámbito también de lo que cobra una mujer y un hombre por el mismo trabajo; pero también por la propia concepción del término, camareras de piso. Es decir, sí, seguimos también en algunas profesiones siendo tremendamente sexistas. (Se reincorpora a su lugar en la Mesa la señora presidenta).

Educar en igualdad también es denunciar que, mientras el 50 % de la población, en Canarias, en el mundo, siga teniendo la mitad de derechos, la necesidad de doblar el esfuerzo para reconocérsele las mismas capacidades y los mismos méritos que el otro 50 %, estamos ante una sociedad absolutamente injusta y obviamente poco igualitaria.

Por tanto, educar en igualdad es muchísimo más que el ámbito educativo, pero ahí es donde realmente empiezan los cimientos, sobre todo en los últimos años, donde hemos dado pasos atrás, donde muchos de nuestros jóvenes han recobrado brotes machistas, sobre todo...

La señora PRESIDENTA: Se acabó el tiempo, señor Campos.

Por el Grupo Podemos, la señora Del Río.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Señora presidenta. Señora consejera.

Más que nada y antes que nada queríamos felicitarla, porque nos parece que el plan Educar para la Igualdad es un plan muy completito, muy inclusivo y que aborda este tema tan necesario e imprescindible desde muchísimos puntos de vista. Hemos ido analizándolo paso por paso y la verdad es que tanto en los contenidos, de potenciar las relaciones igualitarias y prevenir la violencia de género, de ser una herramienta que apoye a quienes día a día desempeñan la labor docente e intentan incorporar esta perspectiva en su quehacer educativo y el impulso de medidas dirigidas a propiciar el desarrollo integral del alumnado en la igualdad, cumpliendo así con la transversalidad y con la estrategia de igualdad del plan 2013-2020, realmente nos parece muy interesante.

Hemos ido viendo, parte por parte, cada uno de los planes: Educar en Diversidad para la Igualdad, lo que es la diversidad y lo que supone para los ciclos de infantil y primaria. Y lo único que nos parece insuficiente es a los centros a los que les llega, nos parece que son pocos: a Tenerife, dos centros; a La Palma, dos centros; a La Gomera, dos; a El Hierro, dos; a Gran Canaria, dos; a Fuerteventura, dos y a Lanzarote, dos centros. Nos parece que es un primer paso, un buen primer paso, pero que hay que profundizar muchísimo más porque el problema es serio e importante. La forma de abordarlo, la metodología, nos parece muy interesante. Me parece que quien lo haya trabajado lo ha trabajado bien y con bastante fundamento, pero entendemos que es insuficiente a los centros que llega.

También vemos que, en cuanto a la dinámica del proyecto, se trabaja durante una semana en cada centro. Es un primer paso pero también nos parece poco tiempo. Y nos parece poco tiempo porque esto es en la etapa infantil, después seguimos viendo el de Diversidades en Construcción: una Cuestión de Educación, que ya está dirigido a los grupos de 12 y 18 años y nos encontramos otra vez con que el tiempo sigue siendo... Bueno, son dos centros también en cada una de las islas y solo una semana. Nos sigue pareciendo poco tiempo de trabajo. Y sobre todo porque hablando con niños y niñas de estas edades, como ellos lo viven, y algunos que ya han terminado, que tienen 17 y 18 años, nos cuentan -y nos parece muy importante, sobre todo los chicos-, dicen: "mamá -me decía mi hijo y me decían otros compañeros-, es que ustedes nos han hablado mucho de cómo hay que... a las chicas, cómo se tienen que defender, de igualdad, de sexualidad, pero a los chicos no nos explican cómo tenemos que actuar". Y hay una crítica y una queja, dice: "estoy oyendo en el instituto continuamente esto pero nos falta cómo tenemos que tratar, no entendemos muy bien cómo es el tema de la igualdad". No entendían muy bien que el feminismo no es lo contrario del machismo y una serie de cosas importantes que creo que con esos cursos, muy interesantes... Y también quiero felicitar a los colectivos que colaboran con ustedes en el tema de la transfobia, de la lesbifobia... En fin, que son temas superdelicados. Creo que es urgente e importante, pero hay que llegar a más institutos, llegar por más tiempo y que los educadores responsables de igualdad en cada centro sigan existiendo.

Por lo demás, felicitarle, creo que es un buen avance y cuente con nuestro apoyo para ir a profundizar más.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Del Río.

Por el Grupo Popular, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ (don Jorge Alberto): Señora presidenta, muchas gracias. Señorías, señora consejera.

En fin, teorizar está muy bien pero tengamos algo muy claro, y es que gracias al esfuerzo de todos hemos avanzado. Creo que hemos avanzado y superado sobre todo muchos obstáculos. Se han reducido, creo yo, en gran medida las desigualdades y se ha avanzado muchísimo, es verdad, en la igualdad legal pero no tanto en la igualdad real.

Para construir una sociedad, pues, justa, social y económicamente desarrollada, la igualdad yo creo que debe, digamos, conseguirse, alcanzarse, en todos los ámbitos a los que de alguna forma tenemos acceso y en los que nos estamos moviendo. Hablo de la igualdad de oportunidades, hablo de la empleabilidad, hablo del mercado laboral, hablo de la remuneración salarial, de la maternidad y de la defensa de la conciliación y corresponsabilidad, por ejemplo, en el cuidado de los hijos y de las personas mayores. Ese debe ser el objetivo, ese es nuestro objetivo y desde luego debe ser y es, en todo caso también, nuestro compromiso.

La educación en y para la igualdad es una auténtica necesidad y es también, yo creo, una obligación de todos. En eso creo que no hay absoluta fisura, no hay ninguna contrariedad. No solo de los educadores, repito, sino de todos nosotros.

Desde hace muchas décadas, bueno, al menos unas cuantas décadas, se promueve una aparente igualdad que, en fin, todavía, es verdad, no es una igualdad real. Por desgracia, en el inconsciente social aún perduran las ideas, las actitudes desigualitarias, todavía se extienden concepciones y roles que determinan y limitan la vida de hombres y mujeres, y dichos roles son cruelmente extendidos desde la infancia, y es ahí donde evidentemente hay que intervenir. Creo que usted lo decía bien en su primera intervención.

En cualquier caso, señoría, sí que quiero preguntarle, señora consejera, aunque usted ya nos ha dicho que se imparte en las aulas algún tipo de asignatura o programas, asignaturas y módulos relativos a la igualdad entre ambos sexos, sí que nos gustaría saber de usted, señora consejera, si se está evaluando si la persona que imparte esas enseñanzas, esos módulos, esas disciplinas, está preparada para ello.

Muchas gracias, señora consejera; muchas gracias, señora presidenta.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Rodríguez.

El Grupo Socialista, señora Rodríguez, también.

La señora RODRÍGUEZ HERRERA (Desde su escaño): Señora consejera.

Desde el Grupo Socialista entendemos que esto es una buena noticia, poner en funcionamiento el Programa Educar para la Igualdad. Porque el Partido Socialista siempre ha creído en la igualdad, ha sido una seña de identidad en el trabajo que se ha realizado, en las políticas que ha puesto en marcha el Partido Socialista. Claros ejemplos son la aprobación de la ley de igualdad y además la puesta en funcionamiento de la educación de 0 a 3 años o la implantación de la asignatura de la Ciudadanía.

Me sorprende escuchar al Partido Popular y además me alegra que se apunte al discurso de la igualdad, cuando votó en contra de la ley de igualdad en este país y además ha recortado todas las posibilidades de la asignatura de Ciudadanía, que ayudaba a la formación en igualdad.

De todas formas, señora consejera, como decía, esta es una buena noticia. En ese camino encontrará al Partido Socialista y todo el apoyo para desarrollar ese Programa Educar para la Igualdad. Creemos que es necesario ir un paso más allá y sería importante elaborar un plan sectorial de igualdad, con un calendario, con recursos humanos y materiales adecuados y con una evaluación regular, pública y coordinado con esa estrategia canaria de igualdad, que nos ayude a valorar y evaluar cómo se va avanzando en este asunto.

Desde el Grupo Socialista queremos además hacerle algunas aportaciones que entendemos que servirían para reforzar este programa. Entendemos que es clave revisar los contenidos curriculares, incluyendo la perspectiva de género en todas las etapas, dando ese impulso de transversalidad y además de valores en la igualdad, incluyendo y visibilizando el papel de las mujeres en Canarias, en la historia, en el arte, en todos los ámbitos en los que las mujeres han estado de alguna forma invisibles y permanecen así.

Por otra parte, además, tener en cuenta que este programa o este plan se desarrolle de una manera participada con el sector. Realmente implicarlos. Efectivamente no llega a todos los colegios y es clave la implicación del sector profesional. Probablemente a través de los consejos escolares sería conveniente incluir un técnico o un profesional con formación en igualdad que pudiera insistir y trabajar conjuntamente con los profesionales para mejorar el trabajo en igualdad.

Y además le proponemos tener en cuenta, crear programas de orientación académica y profesional no sexistas, especialmente para los alumnos de Secundaria, dado que son los que van a elegir en los siguientes años sus carreras profesionales y en estos momentos, pues, hay una segregación todavía sexista en las profesiones que luego serán las que formen nuestro mercado de trabajo.

Por tanto, señora consejera, nuestro apoyo para ese total esfuerzo en este Programa de Educar para la Igualdad.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Rodríguez.

Grupo proponente, Grupo Nacionalista, señora García.

La señora GARCÍA MARTÍNEZ: Gracias, señora presidenta. Muchas gracias, señora consejera, y muchas gracias también a los y a las distintas portavoces por sus aportaciones y opiniones.

Miren, conviene que tengamos también en cuenta las experiencias acumuladas en esta tarea, porque de lo realizado hasta ahora también podemos aprender y, por supuesto, también de los resultados logrados.

La Ley Canaria de Educación no Universitaria, en su artículo 27.5, nos dice: "El currículo, igualmente, contemplará la presencia de contenidos y actividades que promuevan la práctica real y efectiva de la igualdad". Hay que recordar que en el Plan Canario de Formación del Profesorado no Universitario se contemplan diferentes líneas de formación, destacando, entre otras, la acreditación para la igualdad en el centro educativo. Como usted dijo, señora consejera, Canarias ha sido pionera en la implantación de esta acreditación, que tiene como propósito integrar activamente el propósito de igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres en todas las dimensiones del centro educativo, contando para ello con personas capacitadas y acreditadas, responsables de la dinamización de las propuestas que sean necesarias para el logro de la igualdad de hecho entre mujeres y hombres, en el centro educativo y en su entorno. Estas personas son elegidas en el claustro del profesorado, es importante que lo recordemos.

No obstante, le puedo asegurar que de la experiencia directa del profesorado se desprende que los roles desiguales de género no solo permanecen en el alumnado sino que se encuentran bastante agudizados en algunos casos y que la violencia sexista está implantada desde fase muy temprana en las relaciones de pareja, pese a los esfuerzos realizados desde hace décadas en materia de formación de igualdad. No hay que hacer estudios estadísticos para darse cuenta de ello: basta con observar cómo se comportan muchos jóvenes en sus relaciones cotidianas.

Hay que reconocer que los nuevos marcos legales de carácter internacional, nacional y autonómico que se han ido aprobando en las últimas décadas en materia de igualdad de oportunidades entre ambos sexos constituyen un sólido referente de importante valor educativo, pedagógico y simbólico dada su gran potencialidad para generar, activar e impulsar procesos sociales, educativos y culturales que además pueden ser canalizados para sensibilizar, concienciar, dar a conocer, visibilizar, denunciar y ayudar a diseñar y poner en práctica respuestas transformadoras encaminadas a erradicar la desigualdad de género real que aún persiste en muchos ámbitos de nuestra sociedad.

Miren, sabemos bien que no basta decretar la igualdad en la ley si la realidad no es un hecho. Para que así sea, la igualdad debe traducirse y materializarse en acciones educativas transformadoras de la realidad. La etapa reina para el trabajo de la igualdad en las aulas con las familias es la educación infantil. Ese debe ser nuestro punto de partida para cambiar realidades, no solo en el centro educativo sino en los hogares, ya que en esta etapa es donde más implicación familiar existe.

Son muchas las herramientas de las que disponemos para trabajar en este mismo objetivo, pero es que hay que reconocer que en Canarias la confluencia de factores demográficos, culturales, económicos, geográficos, etcétera, da como resultado una extraordinaria diversidad de contextos de partida. Solo hay que ir a los centros educativos canarios, sobre todo públicos, para darse cuenta.

No nos engañemos ni pensemos que el cambio se puede conseguir con fórmulas mágicas o con declaraciones de intenciones. Consolidar en los centros educativos una perspectiva de género que contribuya a identificar y desmontar los componentes sexistas que se suelen tolerar con normalidad, por su carácter sutil, oculto o encubierto, constituye una tarea muy compleja, no exenta de dificultades, disfunciones y resistencias. Y tenemos que reconocer que hablamos de resistencias que en muchos casos nacen desde el entorno familiar y se alimentan y crecen en los medios de comunicación. Solo hay que encender la televisión o atender a la música que escuchan los jóvenes y las redes sociales por las que transitan para darse cuenta de lo que estamos hablando. Son componentes que pueden estar presentes de manera explícita, difusa o latente en el currículum, explícitos y ocultos, pero también en el lenguaje del centro, en los planteamientos de los contenidos, objetivos, en aspectos normativos y relacionados con los valores, en los organizativos, en la distribución y el uso de los espacios, en la metodología, en los libros de texto, materiales educativos, en las tareas de aula y hasta en los juegos. Las huellas de la desigualdad, del androcentrismo, del sexismo, de la violencia de género, de las discriminaciones hacia las distintas orientaciones e identidades sexuales son múltiples y variadas y no siempre fáciles de detectar.

Desde los centros educativos, se diseñan y se ponen en marcha planes de convivencia, proyectos coeducativos, planes de acción tutorial, proyectos formativos de centro, programaciones y materiales didácticos, planes de trabajo con las familias, relaciones de los centros con otros agentes y recursos de la comunidad, con la finalidad de asesorar, acompañar, estimular y consolidar los procesos de cambio en materia de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.

Esta línea de trabajo no es ni mucho menos nueva. El Instituto Canario de Igualdad presentó en la pasada legislatura la denominada Estrategia para la Igualdad de Mujeres y Hombres, con un contenido muy amplio y múltiples ámbitos de actuación en los que trabajar en pro de este objetivo, compartido a partir de la actuación transversal en distintas áreas. Por supuesto en educación como una de las más relevantes. Se organizaba en torno a nueve ejes estratégicos y, entre ellos, se señaló con especial importancia la educación para la igualdad entre ambos sexos y la plena ciudadanía en el sistema educativo de Canarias.

Una de las realidades que llevó a su formulación es que la paridad educativa o el mayor porcentaje de mujeres tituladas superiores no se corresponde con la cantidad y calidad de la inserción laboral y profesional. La representación de las mujeres en instituciones, consejos de dirección y administración de empresas es inferior a la de los hombres.

Señora consejera, está claro que según se trabaje y se actúe en etapas educativas de infantil, primaria y secundaria en materia de educación para la igualdad se acabará reflejando también en las etapas superiores del sistema educativo y hasta en el mercado laboral, y por supuesto en la articulación de las relaciones sociales.

En este sentido hay algunas claves en las que se está trabajando y que merecen ser reforzadas. Seguir interviniendo en el ámbito educativo para prevenir la violencia de género. Para ello es imprescindible mejorar la implantación de la enseñanza para la igualdad de género y la plena ciudadanía en las etapas educativas no universitarias; hay que hablar claramente y promover la asunción por el alumnado de una sexualidad responsable; seguir con la formación a los agentes del sistema educativo canario en igualdad de género y coeducación; por supuesto que facilitar también el acceso y la disponibilidad de materiales curriculares y coeducativos no sexistas; hay que proteger el derecho a la educación en situación de maternidad joven, hacer todo lo posible para que estas madres sigan estudiado; seguir fomentando la acreditación en igualdad, que todos los centros educativos cuenten con una persona con formación en igualdad para el impulso y seguimiento de medidas educativas y que fomenten la igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres.

Como decía, son solo algunos apuntes que consideramos que se debe profundizar y desarrollar, porque hoy, en pleno 2016 y en nuestro entorno, se mantienen los estereotipos culturales sexistas, porque hoy permanecen las desigualdades entre mujeres y hombres y porque hoy, en pleno 2016, en nuestro entorno siguen muriendo mujeres por la violencia de género.

No me gustaría terminar, desde el Grupo Nacionalista Canario reconocer el apoyo, el esfuerzo, que están haciendo todos los docentes canarios, los docentes y las docentes canarios, para desarrollar este plan de igualdad y que este plan de igualdad sea...

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora García. Muchas gracias.

Para cerrar, señora consejera.

La señora CONSEJERA DE EDUCACIÓN Y UNIVERSIDADES (Monzón Cabrera): Gracias, señora presidenta.

Debo darles las gracias a los señores y señoras diputados por la comprensión y las muestras, bueno, pues, de afecto que he tenido la oportunidad o que me han mostrado en estos momentos de bajona, como decimos. (Aplausos). Hay veces y cuando estamos hablando de niños que los temas, pues, son de mucha sensibilidad y son difíciles de afrontar.

Pero, bueno, les agradezco mucho además el apoyo a este plan de Educar para la Igualdad. Sé que voy a encontrar a todos los grupos parlamentarios en este y como también los estoy encontrando en otros temas. Y debo decirles que seguiremos trabajando en ese empeño, en que todos estos programas y todas estas acciones que se están haciendo lleguen al máximo número de centros posible, incluso a todos, como ustedes mismos han planteado en sus intervenciones.

He de decir que la igualdad es un tema que se aborda en todos los centros educativos. Está claro que, en muchos, no solo se trata a nivel de contenidos sino que de forma más específica se puede hacer o se puede visualizar en estos días del Día Internacional de la Mujer, pero para eso es para lo que se ha planteado crear la red de centros, para que se visualice y se trabaje más también a lo largo de todo el año, de todo el curso escolar, así como la creación de los agentes de igualdad, que es una figura que trabaja durante todo el año, durante todo el curso. Cada año se hace esa convocatoria y cada año se presenta, pues, profesorado, con las características que tiene, que no voy a explicar porque está, como ustedes saben, lo conocen y está establecido en la página web.

Pero sí es verdad que cuando hablamos de trabajar la igualdad es importante la sensibilización de los que tienen que enseñar la igualdad, y son los profesores, y los centros y los directivos de los centros. Por eso es tan importante que sea la iniciativa de los propios centros y no la obligatoriedad la que marque el desarrollo de estos programas. Y también es importante que seamos capaces de hablar de ello y de visualizar dónde se hacen estas actividades, porque eso hará que cada vez también más centros se acojan y más profesores inicien el procedimiento de ser agentes de igualdad.

Yo quisiera aprovechar este momento, porque además tenía pensado hacerlo en la primera intervención, y es destacar algunos de los proyectos o de las actividades sobre todo que hacen institutos y colegios en el Día Internacional de la Mujer, que es cuando más se visualiza, porque es precisamente esa visualización de lo que hacen lo que va a poder reforzar también el que más centros y más profesores se puedan acoger a estos programas que ponemos en marcha. Voy a nombrar solamente algunos de ellos, porque son prácticamente todos, pero los que nos han llegado de forma más específica a la consejería, pues, me gustaría aprovecharlo y contárselo.

Por ejemplo, el IES Saulo Torón, en Gáldar, en el que el alumnado de 4.º de la ESO y 1.º de Bachillerato preparan diferentes presentaciones, vídeos, propuestas de web, infografías sobre la vida de mujeres importantes en la historia, como puede ser Madame Curie. Los trabajos se cuelgan en el blog del centro, en la web del Gobierno de Canarias, con motivo del Día de la mujer, a modo de exposición online. El programa lo han titulado Mujeres en la Ciencia.

Por ejemplo, el IES Yaiza, el alumnado de 1.º de Secundaria realiza una exposición fotográfica en la biblioteca, recopilando imágenes de mujeres que han sido relevantes en la historia por reivindicar los derechos de la mujer. La exposición se ha titulado "Nosotras somos ellas".

El CEIP Pepe Dámaso, en Las Palmas, realizó una exposición titulada "Mujeres y arte", en la que se aporta información sobre el papel de mujeres en las distintas disciplinas, como cine, música y demás.

El IES Tías, alumnado de 3.º de la ESO, realiza un recorrido por la evolución de la mujer en la historia, con una muestra expuesta en la biblioteca.

El IES Agustín Espinosa, en Lanzarote, alumnado de PMAR realiza un mural donde textos y poetisas lo acompañan con imágenes de Klimt.

El IES José Arencibia Gil, en Telde, donde acudió ayer el director general de Ordenación e Innovación Educativa, con paneles informativos sobre la mujer en la historia, frases célebres de mujeres relevantes y un pequeño acto celebrado en la biblioteca, en el que participó el alumnado del Comité de Igualdad. Leyeron un manifiesto y demás.

El IES Cruz Santa, en Los Realejos, donde fue el director territorial, también con una actividad.

El IES Mesa y López, en Las Palmas, prepara paneles para visibilizar el papel de mujeres en la historia.

En el IES María Pérez Trujillo trabaja con el libro Las maestras de la República, de Elena Sánchez de Madariaga. Un documental basado en el libro, que ganó el Goya al mejor documental. La autora de la obra dará una charla en el centro hoy, 9 de marzo.

El CEIP Maximiliano Gil, donde el alumnado de 6.º de Primaria protagoniza un cortometraje titulado Niños y niñas, que el centro ha publicado, que publicó el pasado 2 de marzo en las redes.

Creo importante destacar, como ya les digo, pues, estas actividades y otras muchísimas más que se hacen en el centro, no solo en celebración del Día Internacional de la Mujer, sino en general a lo largo de todo el año. Creo que este es el camino, creo que en ese camino nos vamos a encontrar todos. Cualquier recurso, cualquier acción que se haga en pro de la igualdad siempre será insuficiente, pero les aseguro que, desde la consejería y desde todo el equipo del Gobierno, es una de las prioridades seguir avanzando en la igualdad y sobre todo incidir, pues, en la parte que nos corresponde, que es a partir de los más pequeños, incidiendo en los más pequeños.

Muchas gracias de nuevo a sus señorías.

(Aplausos).

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora consejera. Muchas gracias.

Llamo a los portavoces, por favor, si son tan amables. Señoras y señores portavoces. (Los señores portavoces y el representante del Gobierno atienden el requerimiento de la Presidencia). (Pausa).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0282 Sobre -Consejera de Educación y Universidades-, sobre el Programa educar para la igualdad.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Mapa de contenidos · Aviso jurídico