Diario de Sesiones 62/2017, de fecha 8/2/2017 - Punto 7

9L/C-0911 Comparecencia del Gobierno -consejero de Sanidad-, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre las listas de espera sanitarias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Siguiente comparecencia, instada por el Grupo Popular al señor consejero de Sanidad, sobre las listas de espera sanitarias.

Proponente, el Grupo Popular. Señor Zacarías.

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ (don Zacarías): Muchas gracias, señor presidente.

Señor consejero, mal empieza. Le anticipé en la pregunta sobre las medidas que tenía previsto adoptar para mejorar la crítica situación de la sanidad que uno de los temas urgentes a actualizar era transparentar las actuaciones de su departamento. Estamos ante uno de esos ejemplos: vuelven, su departamento, con usted al frente, a incumplir de forma flagrante la normativa vigente, algo que ha venido sucediendo reiteradamente a lo largo de los últimos años.

Durante más de un mes han retrasado la publicación del corte evaluativo correspondiente al último semestre del año 2016, en contra de la legislación del Real Decreto 605/2003, que regula las listas de espera sanitaria en el Estado español. Una información que, por cierto, también debe publicar en base a la Ley de Transparencia, que es una información de la comunidad autónoma. Parece que los cambios en la dirección de la consejería continúan con malos hábitos. Como ha venido siendo habitual el proceder de la consejería en los últimos tiempos, comparece el consejero y, curiosamente, el día anterior o dos días antes aparecen publicados en la web los datos de lista de espera referentes a la petición de la información que le damos nosotros, con el agravante esta vez, quizás, de que, con su beneplácito, señor consejero, llevan paseando las cifras por todos los medios de comunicación de la comunidad autónoma. Espero sinceramente que en su próxima intervención dé a esta Cámara una explicación convincente de por qué ha permitido esta irregularidad y no impidió que circularan por medios datos oficiosos, imposibles de contrastar. Si lo intentó pero no le dejaron por convenía a un determinado propósito también nos gustaría saberlo. Hasta este momento sigue usted bajo sospecha de colaborar con esta flagrante irregularidad.

En cualquier caso, señor consejero, forma parte usted de un Gobierno que no tiene entre sus prioridades combatir las listas de espera. Una vez tras otra, el rodillo de Coalición Canaria y el PSOE se ha negado a respaldar cualquier iniciativa presentada por parte de la oposición para dotar de recursos materiales y humanos la lucha contra las listas de espera. Todo ello a pesar de que, durante cinco años, el gobierno tanto de Coalición Canaria como del PSOE ha permitido que sigan creciendo estas listas de espera, tanto consejeros nacionalistas como socialistas.

En la pasada legislatura, las listas de espera quirúrgica crecieron un 50 % y estaba la Sanidad en manos de Coalición Canaria. En esta legislatura, en manos del Partido Socialista, el caos sanitario en nuestra comunidad no solo no ha mejorado, sino que ha empeorado. En este periodo, las listas de espera quirúrgica han crecido una media de un 7,5 % y un 33 % -nada más y nada menos que un 33 %- en las de larga duración. El número de pacientes que hoy esperan consulta con el especialista también ha crecido alarmantemente, alcanza la cifra de 28 364 enfermos, un 25 % más que hace un año y un 37 % que al inicio de la legislatura.

Y el señor Clavijo mirando para otro lado. En todo este tiempo, al presidente del Gobierno le ha faltado quizás voluntad política y liderazgo para reconducir este descalabro en la gestión de la sanidad pública en Canarias y frenar el imparable aumento de las listas de espera. Solo ha prestado atención, quizás, cuando, interesadamente, ha podido utilizar la excusa de la sanidad para arrimar a sus socios de Gobierno. Durante dieciocho meses, el señor Clavijo ha estado desaparecido, de brazos cruzados, sin importarle para nada las normativas, los plazos, los tiempos de demora..., missing. A pesar de reconocer que la sanidad está hoy mucho peor que hace un año y que sigue acumulando pacientes en lista de espera, a pesar de haber gastado 220 millones de euros más de lo presupuestado, el señor Clavijo ha seguido de brazos cruzados. Yo no sé si usted conoce a dónde fueron a parar esos 220 millones de euros, desde luego que a combatir las listas de espera no.

Ahora, señor consejero, la papa caliente la tiene usted. Le toca lidiar con la reducción de las listas de espera, le toca ahora decirnos -y esperamos escuchárselas en la próxima intervención- qué medidas va a poner en marcha para reconducir este descalabro y parar esta hemorragia que sufren todos los canarios. Esperamos que los canarios no mueran desangrados con esta hemorragia, aunque, según sus cálculos, únicamente con 16 millones de euros se puede resolver. Una propuesta que, según dijo hace cuatro meses, ya ha trasladado al Ejecutivo regional. ¿Sabe usted si "los de Clavijo", como los llamaban en ese momento, ya han dado un paso al frente y, dado que usted les reclamaba en ese sentido el pasado mes de septiembre que recondujeran la situación, sabe si con esos 16 millones de euros nos bastará?

Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Zacarías.

Para su primera intervención, el señor consejero de Sanidad, señor Baltar.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Gracias, señor presidente. Gracias, señoría. Señorías, buenos días.

Desconocía el tema que usted me plantea respecto del incumplimiento en plazos del Real Decreto 605/2003, pero sí le puedo decir que el responsable del área de Programas Asistenciales ha tomado posesión hace escasamente siete días y su primera medida ha sido publicarlo en página web en fecha 6 del mes corriente. Con lo cual creo que se ha apurado bastante y, desde luego, no pretendía ocultar ningún informe, informe que ha sido público desde el primer día, que ha emitido el director de Programas Asistenciales don Bernardo Macías, que estaba en el puesto.

Pero en esta primera intervención permítame que trate de describir la situación real en la lista de espera sanitaria de nuestra comunidad autónoma conforme a esos datos definitivos publicados el lunes 6, puesto que es llamativo, por el Servicio Canario de Salud en la página web. Insisto que datos correspondientes al 31 de diciembre de 2016, y me referiré tanto a las listas de espera quirúrgicas, que se analizan con periodicidad mensual, como la lista de espera de consultas y pruebas diagnósticas, que se actualizan cada seis meses, conforme al real decreto que usted citaba, que establece las medidas para el tratamiento homogéneo de la información sobre listas de espera en el Sistema Nacional de Salud.

Como los miembros de esta Cámara conocerán, las listas de espera están siempre presentes en los sistemas sanitarios públicos con asistencia sanitaria universal y gratuita, y surge de la confrontación entre una demanda creciente, mayor población, más añosa y pluripatológica, más avances científicos, tecnológicos y farmacológicos, que permiten establecer más indicaciones terapéuticas, en confrontación, digo, con un contexto donde los recursos son siempre limitados.

El reto de cualquier servicio público de salud es reducirlas y, especialmente, realizar una adecuada gestión de las mismas para que los tiempos de espera se reduzcan a unos plazos razonables, marcados por la prioridad y la necesidad de los pacientes, así como por la calidad y sostenibilidad del sistema.

Se trata, por tanto, de un problema muy complejo en el que intervienen múltiples aspectos que considero importante enumerar.

Primero, el envejecimiento, como decíamos, y en este caso de la población canaria, que en el periodo 2000-2015 pasa en su porcentaje de personas mayores de 65 años del 10 al 13 %, según el Instituto Canario de Estadística.

Segundo, el hecho, positivo por una parte, de la preocupación creciente de los pacientes y de la ciudadanía en general por su salud, que produce una mayor demanda de servicios sanitarios.

Tercero, la gestión de los recursos humanos que tiene que enfrentarse al déficit de ciertas especialidades, especialmente en las islas no capitalinas, a la variabilidad de la práctica médica y la gestión de una motivación tanto para los profesionales sanitarios como para sus gestores.

Cuarto, y por último, la priorización y asignación de recursos en un contexto, como decíamos antes, de control presupuestario.

Dicho esto, procedo a describirle la situación real de las listas de espera del Servicio Canario de la Salud, tomando como referencia la última fecha de corte, que, como dije al inicio de mi intervención, se corresponde con el 31 de diciembre de 2016, y que se comparará con el mismo mes del año anterior, o sea, diciembre de 2015, porque lo correcto, desde el punto de vista técnico, es hacer un análisis interanual de los datos para evitar la influencia de factores estacionales en la evolución de las listas de espera.

La lista de espera quirúrgica estructural de la Comunidad Autónoma de Canarias se situó, a finales de diciembre de 2016, en 32 887 pacientes, lo que supone un incremento del 5,43 % respecto a diciembre del año anterior, año en el que el número de pacientes en espera de una operación en la red pública de hospitales era de 31 193, lo que, en términos absolutos, son 1694 pacientes más.

Aunque la cifra total de pacientes del Servicio Canario de Salud pendientes de una intervención resulta de por sí bastante significativa, lo es más la demora media alcanzada a 31 de diciembre pasado, de 182 días, superior en 6,8 días respecto del mes de referencia. Se trata de la demora media más alta de los últimos doce meses, del último año, e incluso del último año y medio, que ha superado los 180 días. La demora media mínima registrada en ese periodo fue de 162 días, en junio de 2016.

Aunque nos preocupa que el número de pacientes que están esperando por una intervención quirúrgica supere los 32 000, lo realmente importante es evitar que continúe aumentando la demora media, motivo por el que los mayores esfuerzos de esta consejería se concentrarán en dar respuesta a los pacientes que llevan más tiempo esperando y/o en cuya situación clínica la espera represente un mayor impacto sobre su salud y calidad de vida.

Al analizar la lista de espera quirúrgica por especialidades se aprecia que el 72 % de los pacientes se concentran en cuatro especialidades: traumatología, 29 %; oftalmología, 17 %; cirugía general y digestiva, el 17 %; y urología, el 9 %. Lo que significa que siete de cada diez pacientes esperan por una de estas cuatro especialidades.

Respecto a la demora media, las que representan un mayor promedio de días en espera son neurocirugía, con 339 días; cirugía plástica y reparadora, con 273; y traumatología, con 215.

Las especialidades que menos demora presentan, por debajo de los 90 días: ginecología, 89 días de espera, y dermatología, 75 días.

Mientras que si toman ustedes como referencia los 150 días de espera, referencia utilizada habitualmente, la relación se amplía en otras siete especialidades, como son cirugía maxilofacial, cirugía cardiaca, vascular, torácica, otorrino, oftalmología y urología.

Cuando se analizan estas listas de espera por hospitales, a 31 de diciembre la situación era la siguiente:

El Hospital Universitario Insular Materno-Infantil: 6730 pacientes y una demora media de 192 días, lo que supone un incremento del 13,51 % en el número de pacientes respecto a diciembre del 2015 y una disminución en la demora media de 9,30 días.

El Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín registraba a esa fecha 5674 pacientes, con 207 días en demora media, lo que supone un incremento del 3,44 % en pacientes y de 18 días en la demora media.

Así, podría seguir explicándole, señoría, el Hospital Universitario de Canarias registraba en esa fecha 10 349 pacientes a la espera de una intervención, con una demora media de 195 días.

El Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria, 6871 pacientes, 157 días de demora.

El Doctor José Molina Orosa, de Lanzarote, con datos positivos, 1593 pacientes de lista de espera y una demora media de 159 días, que en estos datos sí se supone un descenso del 17 % y 40 días menos de demora.

Y así seguiríamos hospital a hospital: Hospital de Fuerteventura, 938 de pacientes y 125 días de demora; Hospital de La Palma, 632 pacientes, 81 días de demora; Hospital Nuestra Señora de los Reyes, 24 pacientes, 60 días de demora; y Hospital Nuestra Señora de Guadalupe, en La Gomera, 76 pacientes y 37 días de demora.

Descrita esta lista de espera, permítanme hablar de la espera en consultas, donde, a 31 de diciembre, había 28 364 pacientes, con un 25,48 % más respecto al mismo mes del año anterior. En términos absolutos, 5760 pacientes más. Fundamentalmente, dermatología y rehabilitación, en el 87 %.

Respecto de las pruebas diagnósticas, 21 934 pacientes, con un decremento del 56,68 % del número de pacientes. A 31 de diciembre de 2015, eran 28 695 pacientes. La prueba con mayor número de pacientes en espera, la ecografía.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor consejero.

Turno de los grupos no solicitantes. Por el Grupo Mixto, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidente. Buenos días, señor consejero.

Más de 90 000 canarios están en lista de espera sanitaria y requieren que este Parlamento, que representa y vela por los derechos de todos los ciudadanos de nuestro archipiélago, aporte soluciones para garantizar como corresponde la asistencia pública de este servicio público esencial.

La ciudadanía está cansada de promesas, pues sufrimos este gravísimo problema desde hace ya muchos años, pues, si uno busca en el registro informático del Parlamento cuándo fue la primera comparecencia sobre este tema, nos remontamos a la IV Legislatura y, más concretamente, a diciembre del año 96. Llevamos, por tanto, dos décadas, si no más, hablando del mismo mal y no hemos logrado resolverlo. El único cambio que se ha producido es el de los miles de afectados que van rotando cada año por estas listas de espera sanitaria y por los distintos consejeros que van pasando.

Señor consejero, usted acaba de llegar al cargo, pero no por ello está menos obligado que sus predecesores. Debe usted buscar soluciones reales a esta carencia para la que necesariamente se requieren más medios económicos. Le instamos, por tanto, a que estudie y calcule la inversión necesaria.

Agrupación Socialista Gomera no quiere participar de debates estériles. Ciñámonos a los datos objetivos y, una vez sepamos cuánto presupuesto real debemos poner en la sanidad pública y en dónde implementar los medios, procedamos a afrontar ese gasto público en las anualidades que hagan falta.

En una entrevista suya pude leer que ahora mismo están en la fase de analizar los recursos que se posicionaron para eliminar las listas de espera y de evaluar por qué no han dado los resultados previstos. Decía que, si queríamos sacarle rendimiento hasta el último euro que tenemos, hay que analizar primero qué está pasando. Hecho este ejercicio, usted comenta que si las necesidades siguen creciendo o se mantienen, la obligación de su consejería es luchar por lograr tener más recursos para abordarlo, pero que el primer paso es tratar de demostrar que a los recursos que se han destinado a esta consejería se les está sacando el rendimiento adecuado.

Creo, o desde nuestro grupo parlamentario queremos creer, que es un buen camino, que es una obligación el intentar optimizar cada euro que se invierte. Está claro que hace falta más inversión, pero también hace falta una buena gestión. Hace años que se debió elaborar un informe de necesidades y cómo organizar el sistema para asegurar las prestaciones en todas las islas, de modo que no tuviéramos que recordar hoy que hay 25 437 personas que esperan la primera consulta especializada. Lo mismo ocurre con las 33 418 personas que esperan a que los equipos para las pruebas complementarias se implanten desde hace años en atención primaria, con las que sería posible reducir el colapso que hoy sufren las instalaciones hospitalarias.

Señor consejero...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Se ha acabado su tiempo, señora Mendoza.

Por el Grupo de Nueva Canarias, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señor presidente. Señor consejero, bienvenido a esta casa y a esta tarea.

Las listas de espera son una parte del problema del sistema sanitario y, además, hay que analizarlo con rigor, porque no es lo mismo una intervención de escoliosis que otra de cataratas, no es lo mismo tener una obesidad mórbida y esperar un año y medio que tener un problema de rodilla y esperar dos años.

Las listas de espera se pueden manejar. Por ejemplo, me he encontrado a una cualificada funcionaria de nuestra comunidad, ya jubilada, que lleva un año y medio y todavía no figura en la lista de espera y no puede caminar, seguro que es candidata a una prótesis de rodilla. Hablaremos de esto en su momento y con precisión, porque algunos conocemos bien el sistema sanitario, sus problemas y sus trucos.

De manera que yo no me entretengo demasiado en esto y pongo el énfasis en lo importante, y es que la sanidad está en crisis. Y está en crisis porque lo dice la gente, porque lo siente la gente, porque lo reclaman en las hojas de los hospitales, porque lo dicen las encuestas y porque cualquiera que investigue llega a esa conclusión. Está en crisis porque los trabajadores están desmoralizados, porque nos llaman pidiendo auxilio. Una crisis severa, una crisis institucional, una crisis de legitimidad. Y, frente a eso, un presidente del Gobierno que dice que esto es poco menos que ruido y propaganda. Ya veremos cómo acaba esto, pero, desde luego, si no se cambian los tercios, mal.

¿Y los recursos? Claro que los recursos son importantes; no son lo único, hay que planificar, gestionar, organizar, transparentar, dar participación, pero recursos.

Y yo les tengo que decir que el Gobierno que sufrimos no prioriza el gasto en la sanidad pública, que prefiere destinar los recursos escasos a sus intereses partidistas y, si no, a ver cómo se explican ustedes el siguiente dato.

Esta comunidad nuestra aumenta el presupuesto de manera ajustada un 2,3 % -¡un 2,3 %!- y los cabildos, entre los que hay uno que preside una persona de mi partido, ¿saben cuál es la media del incremento presupuestario de los cabildos de Canarias el año 17? 18, 23, 33 %. Los cabildos no cobran impuestos, reciben transferencias corrientes y de capital. Todos, todos reciben transferencias corrientes y de capital. ¿Qué ha ocurrido? Que los 160 millones de la financiación autonómica que debían ir a la sanidad, a la educación y a los servicios sociales el presidente del Gobierno y su grupo los han destinado a hacer politiqueo, a hacer farolas, aceras y rotondas a costa del bienestar de la gente.

Hablaremos mucho en esta legislatura de sanidad, y le va a costar a este Gobierno un gran disgusto porque esta es una prioridad y la sanidad está en...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Rodríguez.

Por el Grupo Podemos, señor Márquez.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO: Gracias, presidente. Señor consejero, aprovecho para saludarlo, que no he tenido oportunidad.

Miren, señorías, lo que aquí estamos... o lo que deberíamos debatir es el modelo. Estamos de acuerdo en que una parte de la solución para afrontar las listas de espera radica en la falta de financiación, necesitamos una mayor financiación para sanidad, pero la pregunta es ¿qué hacemos con esos recursos? ¿Los utilizamos, como usted dijo, señor consejero, para aumentar la concertación o, por el contrario, reforzamos nuestras plantillas, abrimos quirófanos por las tardes, ponemos en marcha toda la infraestructura actual que está infrautilizada por falta de personal? En definitiva, señor consejero, ¿aceptamos que las listas de espera actuales son consecuencia de años de precarización de nuestra sanidad pública? Por eso decimos que debemos poner de manifiesto el modelo.

La planificación en materia de salud la hemos debatido ampliamente en este Parlamento, llegamos a un acuerdo por unanimidad sobre el plan de salud, que nos lo curramos, que trabajamos mucho sobre él y que además la Ley del año 94, de Ordenación Sanitaria, marca que esa es la planificación a seguir por usted, señor Baltar. Por tanto, ese debe ser su libro de cabecera: el tercer Plan de Salud de Canarias.

Miren, en la Ley de Ordenación Sanitaria se habla de la misma frase que han nombrado aquí el señor Ruano, el señor Clavijo, el paciente quiere que le curen, no le importa dónde. Y, además, en la propia..., en las disposiciones de la ley dice que eso es un debate superado. ¡Mentira!, ese debate no está superado porque hoy, en el año 2017, estamos aquí en el Parlamento debatiendo sobre ese asunto. No está superado.

¿Por qué no le preguntan al paciente si quiere tener una sanidad pública de calidad, unos servicios públicos esenciales fuertes o quiere la degradación de los servicios públicos, de su sanidad pública? Evidentemente, si una persona está enferma quiere que le curen y quiere que le curen ya, pero no podemos actuar en base a ese criterio. Pregúntenle ustedes a la ciudadanía si quieren una sanidad pública fuerte o quieren que se degrade a favor de la concertada. ¿Quiénes les eligen a ustedes? Les elige la ciudadanía. En su caso, señor Baltar, tenemos ciertas dudas, tenemos ciertas dudas. Yo tengo todo el respeto hacia su formación, su cualificación, ninguna duda, eh, señor Baltar, pero usted pertenece al lobby al que pertenece, ¡usted hasta el otro día era el vicepresidente de la asociación de clínicas privadas de España! Por lo tanto, usted tiene un problema, señor Baltar, es nuestra opinión, un conflicto de intereses, ¿a dónde va a ir usted cuando acabe su trabajo en la consejería? A la empresa privada, igual que Brígida Mendoza, ya buscarán la manera, ya buscarán la manera de saltarse la ley. Por tanto, le vamos a mirar con lupa, señor Baltar.

Y le digo una cosa más al Grupo Nacionalista: el modelo neoliberal que ustedes defienden de concertación y derivación genera degradación de los servicios públicos, y no tengo ningún problema en afirmar esto donde haga falta. No tengo ningún problema, señora Guadalupe, tampoco lo tengo con usted, que antes estábamos hablando del asunto. Y, además, le digo una cosa, es incompatible con la defensa nacional de nuestro país, de Canarias, es incompatible.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Márquez.

Por el Grupo Socialista, señor Hernández.

Aprovecho para saludar a los alumnos y alumnas del Instituto Manuel González Pérez, de La Orotava. Bienvenidos a la casa de todos, bienvenidos al Parlamento de Canarias.

Señor Hernández.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Buenos días y bienvenidos quienes nos acompañan.

Señorías, en esta Cámara hemos hablando, señor consejero, señor Baltar, muy buenos días, ayer le hice una pregunta y ni siquiera me presenté, pero soy el portavoz del Grupo Socialista en materia sanitaria. Le voy a dar la bienvenida y vamos a empezar a hablar, repito, de un tema que aquí se ha convertido en monográfico, que son las listas de espera.

Esa incesante y continua fuente de datos que nos aportó, esos monográficos, nos permitió conocer algunos parámetros que se estaban implementando para paliar el problema derivado de las listas de espera. Y el dato, por ejemplo, en actividades quirúrgicas es que se estaba operando más y mejor aprovechando los recursos públicos disponibles también más y mejor, aunque ello no se reflejase en la lista de espera. ¿Y por qué? Usted adelantó alguna cosa, señor consejero, pues, porque cada vez se están ofreciendo más tratamientos quirúrgicos y más pruebas a pacientes. La sanidad pública no se ha quedado atrás en la incorporación de nuevas técnicas y tratamientos quirúrgicos, y estas novedades aumentan el número de beneficiarios para los que hace muy poco no existía una solución. Por ejemplo, en ciertas personas con metástasis peritoneal u obesidad, que ahora se les está dando respuesta a sus graves problemas de salud. Y así deseamos que siga siendo, señor consejero.

Los recursos disponibles actualmente no son suficientes para cubrir esta demanda creciente ni aumentan en la misma proporción, puesto que incorporamos enfermos, pero no personal ni quirófanos a la misma velocidad. Dicho de otra forma, la medicina y el crecimiento poblacional avanzan mucho más rápido de lo que lo hace el presupuesto sanitario. Espero, señor consejero, que usted también sea consciente de ello.

¿Y sabe usted alguna de sus consecuencias, señor Baltar? Que el personal está hastiado, como decía el señor Rodríguez, y empiezan a desmotivarse tras años de sobrecarga de trabajo en esta larga etapa de crisis. Espero que sea consciente de ello. Y algo más de zozobra se ha sumando después de su nombramiento, pero hoy tiene una gran oportunidad para mitigar o eliminar cualquier sospecha sobre las verdaderas intenciones sobre el fortalecimiento de la sanidad pública y el papel protagonista que consideran que deben realizar los profesionales sanitarios.

Señor consejero, su antecesor incorporó como prioritarias a las personas que llevaban más tiempo en las listas de espera y la atención a los pacientes oncológicos y patologías potencialmente invalidantes. Espero escuchar de usted que esa es la línea adecuada para reducir esa lista de espera. ¿Sabe qué hizo también el señor consejero? Pues gracias a la utilización del rendimiento en los quirófanos en jornada ordinaria y tomando medidas correctoras donde el funcionamiento no era el máximo posible, o desarrollando TAC y resonancias magnéticas también los fines de semana en varios hospitales.

Señor consejero, usemos o no usemos el desgastado y manido discurso, y erróneo, por otra parte, del hacer más con menos, o el de mejorar la gestión, y póngase en marcha en busca de la adecuada financiación. Cierre presupuestario que empeoró las listas de espera, dígalo, porque eso no lo ha dicho.

Señor consejero, termino: plan de salud, alguien lo ha dicho anteriormente, esa debe ser la guía, es nuestra referencia...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Hernández.

Por el Grupo Nacionalista Canario, señora Luis.

La señora LUIS DOMÍNGUEZ: Gracias, señor presidente. Señorías, señor consejero.

Estaremos de acuerdo, señorías, señor consejero, en que uno de los problemas más importantes de nuestro sistema de salud es la accesibilidad al sistema. Y, básicamente, estos problemas de acceso se visualizan en los servicios de urgencia, pero, sobre todo, en las listas de espera.

Pero no podemos hablar de los problemas de la sanidad ni de las listas de espera sin abordar el problema de la insuficiencia financiera. Por tanto, partimos del hecho de que gestionar la sanidad sin todos los recursos necesarios es tremendamente complicado. Pero hay un dato muy positivo, y es que, mientras que en los últimos cinco años los presupuestos disminuían y había que gestionar en esas circunstancias tan adversas, desde el año pasado los presupuestos se incrementan, aunque sigue habiendo insuficiencia financiera, las circunstancias son bien distintas porque contamos con más recursos y la tendencia es a seguir creciendo.

Son muchas las interpretaciones que se han hecho en relación con los datos presupuestarios de sanidad, y hoy lo hemos vuelto a escuchar. Por eso, hemos recabado los datos de Hacienda de los últimos años y no solo de las previsiones iniciales que tantas dudas les generan a algunas de sus señorías, sino también de lo realmente gastado.

En el año 2014, lo realmente gastado fueron 9,8 millones de euros más. En el 2015 fueron 126,7 millones de euros más. En el 2016, además del incremento presupuestado, las previsiones de cierre son 180 millones de euros más gastados. En el 2017 ya sabemos que ha habido un incremento presupuestario importante. Si comparamos los datos del 2015 y los datos del 2016, tanto lo presupuestado como lo realmente gastado, hemos contado en la sanidad con 53,3 millones de euros más. Desde el año 2015 hasta el año 2017 se ha invertido de más en la sanidad canaria 391,7 millones de euros más. Todos de fondos del Gobierno de Canarias, los fondos del Estado para sanidad ni están ni se les esperan, ni han estado ni se les espera, señor Gómez, están missing, como usted decía.

Y esa mejora de los recursos de la sanidad necesariamente tiene que venir acompañada de mejora en los resultados. Sin embargo, señor consejero, los datos que usted nos ha dado la verdad es que son bastante desalentadores: no solo no bajan las listas de espera, sino que suben y, además, aumenta el tiempo de demora. Por tanto, señor consejero, hay que centrar los esfuerzos en realizar un análisis muy exhaustivo de todos los recursos que existen y de cómo están funcionando y, desde luego, una vez detectados dónde están los problemas, tomar las medidas necesarias para, de forma urgente, abordar este importante problema que no puede esperar más.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Luis.

Por parte del grupo proponente. Señor Gómez, Grupo Popular.

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ (don Zacarías): Gracias, señor presidente.

Estimado consejero, me ha dejado exactamente tal y como esperaba: igual que como me encontraba. Me ha decepcionado, señor consejero. Esperaba que hoy aquí con su intervención usted nos aportara un poco de luz a la caótica situación que atraviesa la sanidad en Canarias y nos sorprendiera aportando soluciones concretas o al menos ideas concretas sobre cuáles son las soluciones que usted espera dar.

Permítame la broma, aunque no corresponde el tema para abordar esto como una broma, parecía usted un niño de San Ildefonso cantando el gordo de Navidad abordando los datos estadísticos de las listas de espera. Esperaba otra cosa, sinceramente. Pero da la sensación de que ha sido llegar al cargo usted y toda la lucidez que tenía hace cuatro meses le haya desaparecido. Pronto ha copiado las mañas de sus antecesores, ha vuelto a echar balones fuera y ha recurrido a lugares comunes para intentar explicar lo inexplicable, y lo que nos tenía que haber explicado hoy es qué va a hacer para remediar la auténtica situación dramática de nuestra sanidad.

Mire usted, lo llamativo de la lista de espera es que, desde el inicio de la legislatura, desde junio de 2015, ha aumentado en más de un 7,5 %, hasta llegar a alcanzar los 32 887 enfermos. La lista de espera de larga duración, la de más de seis meses, ha aumentado un 33 %, ya se lo he comentado antes, un 33 %. Esto significa no solo que la lista de espera aumenta, sino que, además, se hace más lenta. Por especialidades, aún peor, ha aumentado a lo largo de la legislatura un 37,4 %, pasando de 20 600 a 28 300. El único parámetro que ha mejorado son las pruebas diagnósticas, al César lo que es del César: se ha reducido en torno a un 40 %, pero tenemos serias dudas sobre cómo se ha reducido este margen. ¿Por qué? Porque han desaparecido por arte de birlibirloque 9564 personas que estaban a la espera de ecografía en el Hospital Universitario, usted nos explicará cómo, de junio a diciembre, pasando de por medio unas vacaciones de Navidad y de verano.

Señores de Coalición Canaria, ahora, y del PSOE hasta hace nada, está demostrado que no solo ha sido un dislate en la gestión de las listas de espera, sino que, además, una tras otra todas las medidas que han tomado para nada han mejorado la sanidad.

Sobre su tournée durante el fin de semana por los medios de comunicación sí quería destacarle alguna de las cosas que me han llamado la atención. Decía usted que trabaja en un plan para dos años, pero como si fueran seis años. Mire, señor Baltar, lamentablemente, los canarios no podemos esperar dos años, no tenemos tanto tiempo. La situación es caótica y estamos en el ranquin de las peores comunidades situadas a lo largo de todo el Estado español. Me parece que usted planifica hoy a seis años, me parece bien, pero necesitamos soluciones a corto plazo.

Mi pesar porque su departamento no ha comenzado con buen pie, ya se lo decía antes. Ha publicado, o ha aireado, o filtrado interesadamente, según le ha interesado a usted, o a su Gobierno, a su jefe de filas determinados datos a los medios de comunicación. No sé si quizás se ha confundido, a quien tiene que dar explicaciones es a este Parlamento, a estos diputados, que son los que tienen que fiscalizar su labor, no los medios de comunicación. Espero que esas situaciones se mejoren.

También he de manifestarle que, quizás, en las entrevistas que concedió usted durante el fin de semana, decía que no sabía muy bien cómo iba a acabar con las listas de espera. Yo sí lo sé, se lo voy a decir: fácil, gestionando, gestionando. ¿Por qué? Porque no se cansó de decir que todo era problema de diálogo, diálogo, diálogo, diálogo. ¿Yo sabe lo que le digo? Yo creo que la receta es gestión, gestión y gestión. Y, si le sobra un poquito de tiempo, más gestión. ¿Por qué? Porque eso es lo que ha faltado. El diálogo es productivo para atemperar una situación momentánea, pero si no, va a acabar usted como su antecesor. Con lo que gestión, gestión, gestión y resultados, resultados, resultados, que es lo que le piden todos los canarios.

Pongámonos a analizar, los servicios sanitarios se encuentran al borde del colapso. Este colapso quizás no se ha producido gracias a los profesionales que tiene el Servicio Canario de Salud. ¿Por qué? Porque ellos han aguantado carros y carretones, ellos son los que con su sacrificio diario hacen que la situación no se vaya y se empeore aún más.

Todo esto, señor Baltar, tiene un límite. Los profesionales y los ciudadanos no aguantan más. Tenemos un consejero en salida, el señor Morera, que ha sido incapaz de gestionar las responsabilidades que tenía encomendadas. Tenemos un presidente que ha mirado de perfil una y otra vez, missing, como decía antes. El señor presidente, si veía la situación, tenía que haber acabado con esta situación... (Ininteligible.)... es responsable, y no imponer recortes temerarios, que es lo que hizo. Fue una salida..., se echó al monte el señor Clavijo.

Señores del Gobierno, incluso con 34,9 millones de crédito extraordinario el presupuesto ejecutado ha sido inferior al año 2015. Vamos a analizar ahora el tan manido discurso del déficit de recursos. Estamos de acuerdo en que hacen falta más recursos, siempre, esto es un saco sin fondo; pero ese discurso ya está caduco, señores, básicamente por una cosa: el presupuesto sanitario alcanzó el año pasado el mismo nivel del año 2010, ¿sabe cuánto se han incrementado las listas de espera de 2010? Un 57 %. Aquí hay una hemorragia en las listas de espera, y esta hemorragia no se cura con agua oxigenada, aquí hay que parchear y parchear bien.

Tenemos que aliviar estas consecuencias. Necesitamos una auditoría, como dijo usted, pero no de dos años, los canarios no esperamos dos años ya, no tenemos tanta paciencia. Necesitamos que nos digan cuál es el problema, si es un problema de camas, de recursos, de gestión, de medios técnicos. ¿Cuál es el problema? Voy a hacer un planteamiento. Nos ha traído aquí una serie de estadísticas y no nos ha dado soluciones; yo sí se la voy a dar, se llama plan de choque de listas de espera para reducirlas. Es fácil, es sencillo, es una receta que yo creo que es automática. Vamos a reducir las listas de espera con este plan de choque, y se lo vamos a plantear formalmente, además, seguramente con el apoyo de todos los grupos parlamentarios.

Usted ha analizado los datos y ha reconocido el problema y ahora tiene un propósito de enmienda, que es solventar el problema. Nosotros le vamos a dar la solución, somos generosos incluso para eso. ¿Por qué? Porque consideramos que es un problema acuciante para los canarios.

Al señor Clavijo yo creo que se le ha ido de las manos el problema. Hay pacientes que llevan esperando más de 700 días para ser intervenidos; eso no es normal, tenemos que taponar esta sangría. En primer lugar, a través de los hospitales públicos y, no se nos caen los anillos, una vez estén los hospitales públicos a pleno rendimiento, a través de la concertación. Usted ha pedido tiempo de espera, sí, ya tiene los datos; ha pedido auditorías, no de dos años, por favor, ya se lo he dicho. ¿Quién va a realizar esta auditoría? ¿Con quién va a realizar esa auditoría? ¿Qué medidas va a tomar? ¿Cómo se van a auditar esos datos?

Señores de Coalición Canaria, y del PSOE hasta hace nada, el gasto sanitario se ha incrementado desde 2011 en 209 millones de euros, y las listas de espera, sin embargo, han aumentado un 57 %. Esto es una epidemia y las epidemias no se solucionan con planes a seis años, desde luego, se arreglan con un plan de contención, que es el que le hemos propuesto. Haga la auditoría de gestión para saber qué es lo que está fallando, porque está claro que no en todos los centros hay errores. La epidemia de las listas de espera exige un diagnóstico real, necesitamos conocer dónde se registran las demoras máximas, qué efectos producen sobre la población enferma y cómo aliviar esas consecuencias, necesitamos que las autoridades sanitarias asuman su responsabilidad, desde luego.

El Partido Popular ya lo ha venido advirtiendo en cada debate presupuestario: no son suficientes los recursos. También lo advertimos, a través de medidas, que tenemos que parar esta sangría. Han hecho oídos sordos, tanto Coalición Canaria como el Partido Socialista, uno y otro año. El déficit de gestión en la sanidad canaria es mucho mayor que el déficit de financiación, usted lo debe de saber bien. Mientras no consiga que Coalición Canaria entienda cuál es el problema, usted no tendrá la solución.

Señor Baltar, Canarias cuenta con muy buenos profesionales, con un equipamiento sofisticado, con un presupuesto que ha crecido progresivamente en los últimos años, y todo es mejorable, por supuesto que sí, todo, pero está claro que el problema no ha sido ni de los profesionales ni del equipamiento. Lo que ha fallado es la gestión, ha fallado la política irresponsable y temeraria de quienes, gobernando esta comunidad durante los últimos cinco años, lo han permitido. Usted me consta que no es ni temerario ni irresponsable, anteponga ante todo la salud de los canarios y adopte con carácter urgente las medidas que hoy le reclamamos para poner fin al dolor que padecen todos los canarios que esperan y desesperan en las listas de espera.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Gómez.

Para finalizar la comparecencia, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Señor presidente, señorías.

Permítanme empezar con un cierto desorden y, señor Gómez, permítame que me reserve para el final las líneas estratégicas que pensamos implantar en el tratamiento y abordaje de las listas de espera, porque tendrá que justificar usted mi inexperiencia con los tiempos parlamentarios para que tenga que hacer las cosas así. Uno a veces no controla qué dice antes y qué dice después.

Pero sí quiero decirle dos cosas. El que es conocedor de una organización profesional sabe que gestionar en una organización profesional es diálogo, diálogo, diálogo, diálogo, porque, si no, difícilmente vamos a conseguir los resultados que usted me plantea como objetivos para la reducción de las listas de espera.

Y me hablaba usted de algo concreto, y en esto engancho con algo que planteaba algún compañero... el portavoz, señor Hernández, del Partido Socialista, que eran las listas de espera que se redujeron, por ejemplo, listas de espera diagnósticas. Y aquí quisiera sacar una cita de los técnicos que habitualmente controlan y hacen el contaje pormenorizado de las listas de espera, que dicen textualmente que "no se aborda la publicación mensual de los datos de lista de espera de consultas y pruebas diagnósticas por la complejidad e inestabilidad de los datos. El volumen de los datos que se manejan anualmente y los movimientos y actualizaciones diarias dificulta obtener cortes mensuales fiables". Como usted dice, en junio del 2016 ha habido una reducción de casi 9000 pruebas, con una simple buena gestión dentro del HUC, que significó regularizar la forma de contar las ecografías. Bien, eso es cierto, pero esa reducción de 9000 no conlleva que se haya hecho algo que funcionase, ¿no?

Yo sí quisiera, recuperando un poco lo que nos planteaba el señor Márquez, si no me equivoco, respecto del tema del modelo, del modelo. Por supuesto, los modelos, primero, hay que conocerlos, luego se evalúan y luego, sobre todo, hay que evaluar los resultados que dan los modelos, señor Márquez. En el pasado reciente, si uno analiza con detalle los datos que han quedado en las memorias de actividad públicas del Servicio Canario de la Salud, usted podría comprobar que, por ejemplo, en una cuestión tan elemental como las intervenciones quirúrgicas, la actividad ordinaria ha caído, ha aumentado la actividad que se hace fuera de la jornada habitual, retribuida, ha caído la actividad ordinaria que se hacía por las tardes y en los fines de semana y ha caído en 3706 intervenciones la actividad concertada, luego no sé en qué se basan las afirmaciones que usted hacía.

Insisto, la evaluación del modelo y la evaluación de los resultados es tremendamente importante y por eso me disculpará, señor portavoz del Partido Popular, que necesite un tiempo para evaluar qué ha pasado, qué ha funcionado y qué no ha funcionado, porque me consta del esfuerzo que han hecho otros gestores por intentar resolver este problema.

Para contestar a con lo que empezaba usted su discurso respecto de las medidas para disminuir las demoras y reducir el número de personas en lista de espera, nuestro equipo busca, ante todo, potenciar y utilizar todos los recursos públicos del sistema sanitario haciendo, buscando que el Servicio Canario de la Salud sea más eficiente y responda lo mejor posible a los retos que emanan de la gestión de las listas de espera. No renunciaremos a ningún recurso para atender de manera efectiva a nuestros pacientes, que son el centro de nuestro sistema sanitario.

Lo abordaremos en tres grandes líneas: uno, en el ámbito de los recursos; dos, en términos y medidas de gestión; y, tres, respecto de medidas administrativas y de normalización.

Respecto del ámbito de los recursos, una optimización de los recursos y rendimiento de las atenciones quirúrgicas y los diagnósticos, consultas y pruebas. Ampliaremos la utilización de los quirófanos por la tarde, incluso fines de semana si pudiéramos, mediante actividad ordinaria y las horas que no puedan ser cubiertas de forma ordinaria lo serán mediante autoconcertación, lo que habitualmente se llaman programas especiales. Para ello se contemplará la posibilidad de contratar equipos específicos para el tema de las listas de espera. Potenciaremos la cirugía mayor ambulatoria con un programa que llamaremos CMA-24, donde ampliaríamos el periodo de observación hasta las veintidós horas para los pacientes intervenidos, permitiendo así un mayor rendimiento quirúrgico y una no ocupación de camas.

En relación con las consultas, potenciaremos la teleconsulta y el desarrollo de las consultas de alta resolución.

Respecto de las medidas de gestión, buscaremos incrementar la capacidad resolutiva en atención primaria; potenciaremos las unidades de listas de espera sobre todo potenciando la gestión centralizada de la lista de espera; promoveremos la inclusión de objetivos con niveles mínimos de rendimiento para poder participar en los programas especiales y también en los programas de gestión convenida y en los contratos-programa; actualizaremos las indicaciones quirúrgicas de los procesos más relevantes publicados en la web del Servicio Canario de la Salud; proponemos incrementar mecanismos para consensuar las decisiones clínicas, con especial énfasis en los procedimientos que muestran una mayor variabilidad clínica; y, por último, adoptaremos ciertas medidas administrativas y de normalización que significarán la mejora de los registros del sistema de información. Se propone seguir en una mejora del sistema de información lo más actualizado posible para evaluar la lista y ofrecer soluciones precozmente; revisar los conciertos con centros privados para la prestación de servicios sanitarios para actualizarlos y adecuarlos a la legislación vigente contractual; revisar, por último, y actualizar la Instrucción 16/01, del director del Servicio Canario de Salud, por la que se establecían los sistemas de gestión e información quirúrgica programada.

Yo no quisiera terminar esta intervención, señor Rodríguez, sin darle la razón en algún tema. Usted y yo sabemos que el ruido en el entorno sanitario daña muchísimo. Si lo que queremos hacer es hablar, hablar y hablar con nuestros profesionales y consensuar puntos de encuentro para que esto se recupere, desde luego, este ruido continuo no nos está favoreciendo nada.

Quede aquí mi disposición para dar cuantas aclaraciones sus señorías pretendan al respecto de nuestra gestión, pero, desde luego, sí les solicito que, en la medida de lo posible, nos preserven algún tiempo a los profesionales sanitarios para que puedan realizar su trabajo, que es una labor callada y, en estos momentos, muy, muy complicada.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor consejero.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0911 Sobre -Consejero de Sanidad-, sobre las listas de espera sanitarias.

Facebook Twitter Youtube Google Plus Flickr

Aviso jurídico · Parlamento de Canarias C/Teobaldo Power, 7
38002 S/C de Tenerife
Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400