Diario de Sesiones 75/2017, de fecha 9/5/2017 - Punto 28

9L/C-1091 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE POLÍTICA TERRITORIAL, SOSTENIBILIDAD Y SEGURIDAD-, A PETICIÓN PROPIA, SOBRE DECLARACIÓN DE LA SITUACIÓN DE EMERGENCIA NIVEL 1 POR VERTIDO DE SUSTANCIA EN EL MAR EN GRAN CANARIA EL 21 DE ABRIL DE 2017.

La señora PRESIDENTA: Continuamos avanzando. La siguiente comparecencia es a instancia del Gobierno, es la 1091, sobre la declaración, en este caso, de la situación de emergencia a nivel 1 por vertido de sustancia en el mar en Gran Canaria el día 21 de abril de 2017.

Señorías, antes de darle la palabra a la consejera, les significo que en esta ocasión los tiempos -como así manifesté en la Junta de Portavoces- van a ser diez minutos para el Gobierno pero, para los grupos, cinco minutos. ¿De acuerdo?

Señora consejera.

La señora CONSEJERA DE POLÍTICA TERRITORIAL, SOSTENIBILIDAD Y SEGURIDAD (Barreto Hernández): Muchas gracias, señora presidenta. Señorías.

Como ya decíamos esta mañana en la pregunta que se avanzaba, solicitaba una comparecencia a petición propia para explicar el procedimiento que se llevó a cabo en la aplicación de los protocolos en materia de la emergencia por el accidente del barco de naviera Armas en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria. Pues bien, si me permiten, voy a hacer una relación cronológica de los hechos, ahondando al final, un poco más, en cada uno de ellos y en las medidas.

A las 20:20 horas del día 21 de abril de 2017, se recibieron varias llamadas en el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad, Cecoes 112, informando que el barco de naviera Armas Volcán de Tamasite había colisionado contra la parte exterior del espigón del muelle Nelson Mandela en el puerto de La Luz y de Las Palmas, durante las maniobras de salida.

Debido al impacto de la embarcación contra la infraestructura, los fragmentos del espigón provocaron importantes daños en un camión-plataforma que había estacionado, sin que -afortunadamente- resultara afectada ninguna persona en el puerto.

Además, se reciben también diversas llamadas que informaban de la posibilidad de varias personas heridas a bordo del barco.

Inmediatamente, el centro coordinador activó un dispositivo de emergencia, integrado por la Policía Portuaria, Salvamento Marítimo, Guardia Civil, Bomberos del Ayuntamiento de Las Palmas, Grupo de Emergencias y Salvamento, GES, Servicio de Urgencias Canario, así como el de Unidad de Catástrofes.

Se pudo asistir a trece personas, cinco de las cuales fueron trasladadas a centros sanitarios. Todos los cuales tenían heridas leves, excepto un varón que presentaba traumatismo cervical y dorsal de carácter moderado.

Salvamento Marítimo movilizó sus embarcaciones, siendo el barco accidentado remolcado finalmente al puerto a las 22:00 horas, procediéndose a su evacuación.

Así mismo, a consecuencia del impacto, se rompió uno de los muros de contención, resultando afectadas cinco tuberías de combustible de la empresa Oryx, titular de la conducción de combustible, en este caso, de esa zona, con un volumen de 103 m2 derramados en ese momento. Tras la actuación de los técnicos de la empresa y de los bomberos, se pudo asegurar y cerrar solo cuatro de esos canales, quedando el quinto abierto, que fue imposible cerrar por las circunstancias existentes, de manera que continuó vertiendo hidrocarburos en alta mar, siendo el cálculo inicial de la cantidad vertida al mar de unos 73 m2 de fueloil y gasoil.

Esa situación hace que Capitanía Marítima active el Plan Nacional de Contaminación Marina a las 23:08 horas, y envíe embarcaciones a alta mar para comprobar el alcance del vertido, así como valorar la posibilidad de que el vertido pudiese afectar a la costa, sobre las 00:22 horas. Realiza las distintas valoraciones y lo comunica al Cecoes.

Ante esta situación y como mecanismo de respuesta, el Gobierno de Canarias activó el Plan Específico por Contaminación Marina Accidental, Pecmar, como un instrumento de respuesta ante una posible contaminación en las costas del archipiélago. En este marco, la Dirección General de Seguridad y Emergencias activó dicho plan, constituyendo el Cecop dentro del Cecoes; fundamentalmente, para realizar dos acciones: determinar la naturaleza y extensión del vertido a fin de clasificarlo y seleccionar el tipo de demanda correspondiente al mismo.

Con esa información, es a la 1:30 cuando se activa el plan específico Pecmar en situación de emergencia a nivel 1 para el ámbito territorial de Las Palmas de Gran Canaria y de Telde. Previamente a esa activación, se les comunicó, tanto al presidente del cabildo como a los alcaldes de los ayuntamientos afectados.

En este marco, se convocó de urgencia una reunión de coordinación en las salas del Cecoes 112 de Santa Cruz de Tenerife y de Las Palmas de Gran Canaria a las 3:00 horas del día 22 de abril, con la presencia de las distintas administraciones implicadas, incluyendo la Empresa Mixta de Aguas Emalsa. En ella se determinó que, en virtud del ámbito espacial y magnitud del potencial ámbito afectado, la movilización operativa debía efectuarse a nivel insular, determinándose que la dirección y emergencia debería efectuarse a través del cabildo insular.

De esta manera, se acordó declarar, a partir de las 6:00 horas de la mañana, la situación de emergencia a nivel insular, comunicando el Cabildo de Gran Canaria la activación del PEIN.

Además, para las reuniones, además de esa, se plantean una serie de reuniones y seguimiento en coordinación con las distintas administraciones sobre el fenómeno ya observado en este momento. Se plantean reuniones y se celebran el 22 de abril, a las 9:00 horas, también a las 17:00 horas; el 23 de abril, a las 11:00 horas; el 24 de abril, a las 11:00 horas y a las 19:00 horas.

Con la información disponible, se finalizó la emergencia que provocó la activación del Pecmar.

En la gestión de una emergencia de estas características, la observación y seguimiento de la contaminación marina se convierte en un fenómeno de especial complejidad técnica, desde que a las 23:08 horas del día 21 de abril Capitanía Marítima activa el plan nacional en nivel 1, por la existencia de un vertido de fueloil y gasoil, con unas dimensiones de 516 metros de ancho por 3151 metros de largo.

El día 22, una vez con la luz del día, se constata que aproximadamente el 50 % del vertido original ha pasado a fase gaseosa, permaneciendo una mancha de menor densidad que continúa en dirección sureste.

A las 14:00 horas, dicha mancha se extendía con unas dimensiones de 4 por 0,5 millas náuticas, desde la rada sur del puerto de Las Palmas, en dirección sur-sureste; situándose su punto más cercano a costa a una milla náutica del sur de la playa de La Laja, donde la pérdida de densidad del producto era bastante apreciable.

A partir de las 18:00 horas del mismo día, se constata el estado fragmentado del vertido en dos posiciones. Una en rada norte, aproximadamente de 4,5 km2, a una distancia de un kilómetro de costa. Y otra posicionada al sur, en rada sur, más difusa, de aproximadamente 1 km2, y a una distancia de un kilómetro de costa aproximadamente, no apreciándose contacto.

Ya el día 23, el vuelo de reconocimiento en horas centrales del día constataba una mancha con 1500 metros de largo, en línea continuada y un máximo de ancho de 30 metros que iba desde el muelle Nelson Mandela hasta la altura separada de costa aproximadamente de 1,6 km.

El 24 de abril -como antes se determinó-, según la información remitida desde el helicóptero del GES, la ausencia de hidrocarburos en las costas de Las Palmas y Telde permitía desactivar el Pecmar.

Durante el desarrollo de la intervención se determinó, durante todo el fin de semana, la puesta en práctica de medidas directas frente a la contaminación marina a través de los grupos de acción movilizados. En ese marco organizativo, debemos destacar que los esfuerzos se centraron, por un lado, en estar preparados ante una posible llegada a costa del vertido, que finalmente no sucedió; y por otra parte, en paliar una posible afección a la desaladora Las Palmas III.

Paralelamente, cabildo y ayuntamientos comenzaban a diseñar sus dispositivos de recogida, a efectos de que estuvieran convenientemente equipados para una posible limpieza en costa que, como dije anteriormente, no hizo falta.

En todo momento, se contó con el asesoramiento de técnicos de la viceconsejería, así como de especialistas de las universidades -especialmente de la Universidad de Las Palmas, pero también de La Laguna-, y Plocan.

En cuanto a la activación del suministro de servicios básicos esenciales, en este caso de la planta desaladora Las Palmas III, cuando durante la noche del día 21 la información sobre la evolución del vertido era desfavorable, sobre todo teniendo en cuenta las consideraciones que nos hacían llegar desde Salvamento Marítimo y desde el propio Cecoes, se plantea parar la planta; y se plantea parar con dos horas suficientes de antelación para que se pare definitivamente, puesto que era eso lo que necesitaba para que dejara de tener actividad. Se decide, finalmente, que paren de forma preventiva, hasta conocer el alcance real del vertido, hecho que llevan a cabo a las 00:17 horas del día 22. Esta actuación supone el corte temporal de suministro de agua potable en Jinámar, pudiendo afectar a 30 000 personas -que no es que afectara a 30 000 personas, eran los posibles afectados-, aunque también podría afectar a la zona alta de Las Palmas, en la zona de Tafira. No obstante, según la Empresa Mixta de Aguas de Las Palmas, Emalsa, habría reserva de agua potable para tres días.

A las 8:00 horas del día 22, Cecopin de Gran Canaria informa que no hay afección, de momento, en la costa; por tanto, la desaladora de Las Palmas III decide abrir parcialmente una de sus exclusas, reanudando en parte su actividad y realizando la toma de muestras de agua, aproximadamente, cada hora, incrementándose a treinta minutos en momentos puntuales de ese día.

Además, anticipándose a un prolongado corte de producción de agua si fuera necesario, fue esencial y, además, importante, la colaboración de la planta de Salinetas.

Asimismo, se establecieron otra serie de medidas preventivas para poder seguir desalando mediante la instalación de una barrera de protección, para evitar el contacto con posibles contaminantes.

Dado el desplazamiento del vertido a las 21:25 horas de ese día, Emalsa comunica que la desaladora Las Palmas III funciona con total normalidad.

Respecto a otras medidas de protección, añadir como las más destacadas no solo la organización, por parte del cabildo insular y de los ayuntamientos, de los equipos y los recursos necesarios para prepararse ante una posible llegada de los vertidos a la costa; la gestión de la emergencia, una vez que la asume el cabildo insular; así como los avisos permanentes a la población.

Se suspenden, además, todas las actividades lúdicas y deportivas en la franja costera y se suspenden las actividades de la mañana del sábado en las playas de La Laja y Bocabarranco, así como en el caso tanto del municipio de Las Palmas de Gran Canaria como del municipio de Telde.

Hay que añadir que la coordinación -desde el momento en que se conoce la emergencia y se activan los planes de todas las administraciones- fue excelente; y que además, la intervención del personal de las distintas administraciones en materia de emergencias permitió que estuvieran informados y coordinados, en todo momento, los distintos dispositivos.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora consejera.

Turno ahora para los grupos.

Grupo Mixto, señor Ramos Chinea, cinco minutos.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señora presidenta.

Señora consejera, desde nuestro grupo entendemos que lo que pudo haber sido una tragedia quedó en un mero susto en el que, afortunadamente, no hubo que lamentar daños humanos -si bien hubo heridos de carácter leve-, y los daños materiales fueron mínimos y serán reparados en corto espacio de tiempo.

Desde nuestro grupo, aprovechamos también para felicitarla por la rápida labor de actuación de los equipos de emergencia; y además porque, como ocurre en todos los accidentes, la evaluación de los daños y el riesgo en la población es la prioridad de cualquier Ejecutivo. Y, en este caso, el Gobierno de Canarias activó el Plan Específico de Contingencias por Contaminación Marina Accidental de Canarias y, como medida preventiva, se acordó interrumpir la actividad de la desaladora de la capital grancanaria, que en corto periodo de tiempo volvió a estar operativa.

Asimismo, al día siguiente, el puerto de La Luz operaba con total normalidad, por lo que la actividad apenas se vio afectada, no generando problemas de trascendencia en el tránsito de personas o mercancías.

Recalcamos, también, muy importante, que desde el primer momento hubo coordinación entre todas las instituciones competentes.

Sabiendo de antemano que la propia compañía abrirá una investigación para conocer exactamente las causas del accidente, esto también nos servirá para prevenir este tipo de circunstancias en el futuro.

Quiero destacar que es importante tener previsto este tipo de actuaciones, porque los vertidos no solo nos pueden afectar directamente a las personas, como ocurrió, temporalmente, con la desaladora de agua de Jinámar; sino que también son muy perjudiciales para los fondos marinos y para su fauna. Por supuesto, debemos recordar que en Canarias tenemos ecosistemas marinos autóctonos de especial importancia y que deberemos salvaguardar, pues los vertidos no solo afectan a la fauna; también a los pescadores que viven de la actividad de la pesca: son cientos las familias que dependen de esta actividad. Hablamos, pues, de que la economía local sería muy perjudicada ante un vertido que activara las prohibiciones acerca de la pesca. Debemos tener en cuenta que, si bien los pescadores profesionales acatarían esta prohibición, los pescadores ilegales, sin duda alguna, no la cumplirían, y la comercialización de pescado contaminado sería un grave problema para la salud pública.

En este sentido, nos preocupan los vertidos continuos que realizan barcos al realizar tareas de limpieza en aguas internacionales en mitad de nuestro archipiélago. Esperamos que cuando se consiga reformar el Estatuto de Autonomía de Canarias podamos ejercer un control efectivo para evitar estas malas prácticas que, por desgracia, son continuas.

Además de la incidencia en nuestra fauna, que puede directamente afectar a las personas, no olvidemos que nuestra economía se mueve, principalmente, por el turismo, y que estos vertidos afectan a zonas de baño y, por tanto, a nuestra población y a quienes nos visitan, pudiendo perjudicar a la imagen que tiene Canarias como destino turístico. Esto podría afectar no solo a las empresas que viven de este sector turístico, sino a miles de empleados que dependen del sector.

No olvidemos, señorías, que en Canarias aspiramos a ser un hub de conexiones tricontinental entre América, África y Europa; por tanto, debemos estar preparados para un aumento significativo del tráfico marítimo. En este sentido, muchos de los buques que operan en este hub vendrán de muchas partes del mundo, y en otros países no son tan garantistas con las condiciones y prestaciones que deben tener los buques. Por supuesto, también aspiramos a ser un centro logístico de reparación naval; con lo cual, tenemos que estar preparados para el aumento del tráfico marítimo y para dar cobertura de limpieza a todos los buques que atraquen en nuestros puertos para proceder a sus oportunas reparaciones.

No hace falta que les diga que nuestros principales clientes serán los buques y plataformas petrolíferas, que operan en la costa africana al ser más barato venir a Canarias que realizar el largo viaje a Europa. Por tanto, hay que estar preparados con los medios adecuados, porque este tipo de buques tiene un mayor riesgo de producir un vertido en caso de accidente.

Lo que sí hay que tener en cuenta es que en nuestros puertos hay muchos buques, sobre todo, de flotas internacionales, de pesca que no están en las mejores condiciones, o buques cuyos armadores no responden; ha ocurrido en alguna ocasión que el mal estado de estas embarcaciones ha producido un vertido. Tenemos que poner los medios para evitar que esto ocurra en el futuro.

Señorías, hay muchos aspectos en juego. Por eso, agradecemos la prontitud que ha tenido el Gobierno de Canarias al actuar, y esperamos que podamos responder, en el futuro, con la misma rapidez.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ramos Chinea.

Turno ahora del Grupo Nueva Canarias, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señora presidenta. Señorías.

No entendí muy bien la razón de la... (sin micrófono), de las acciones gubernamentales, pero este ha sido un incidente, afortunadamente, sin daños personales y con daños materiales escasos y controlables; y además, me consta que ha funcionado el dispositivo de coordinación, de actuación, de protocolo, de manera que, en todo caso, habría que sacar alguna enseñanza si las cosas fueran a peor, ¿no?, es decir, es que no se me ocurre ni qué decir, y ya es difícil esto, ¿no?

Todo ha ido bien, ha habido un incidente; parece ser que no es la primera vez que este tipo de embarcaciones tienen esta pérdida de control por fallo eléctrico, supongo que habrá una investigación por parte de las autoridades marítimas y de la propia compañía.

En relación al vertido, sinceramente, hablando con la alcaldesa de Telde y con el presidente del cabildo, estaban muy satisfechos del proceso de coordinación institucional, de la activación de los protocolos y del control del vertido. Ha habido suerte, estamos hablando de hidrocarburos volátiles, que se evaporan. Y por lo tanto, el daño es limitado y se me ocurre, así, dándole vueltas a la cabeza, hacer alguna pregunta: ¿y si en vez de ser el barco de Armas con hidrocarburos, que se evaporan, llega a ser un barco con crudo pesado?, ¿tiene el puerto de La Luz y de Las Palmas dispositivos para contener un vertido grave?, ¿tiene Canarias condiciones, estructura y capacidad para contener un accidente grave de un vertido sobre, por ejemplo, hidrocarburos pesados que son difíciles de controlar?

Por lo demás, me parece bien la actuación del Gobierno, me parece bien la actuación de las corporaciones locales, me parecerá bien que la investigación de la compañía y de las autoridades marítimas llegue a un final adecuado y se tomen las medidas pertinentes; pero la única pregunta es: si no llega a ser esto así, ¿qué hubiera pasado?, ¿tenemos capacidad en Canarias, con el tráfico marítimo de miles de barcos que transitan por nuestras aguas, en un vertido grave?, ¿qué haríamos?, ¿tendríamos capacidad de respuesta?

No se me ocurre nada más. Bien, que el Gobierno cumpla con su deber; bien, que las instituciones cumplan con su deber. Y, en todo caso, si tiene algún análisis para aprender del futuro. Y si hubiera una situación grave, ¿usted cree que nuestra comunidad, sus instituciones, tienen los dispositivos y los medios para contener un verdadero accidente en esta materia que, desgraciadamente, atraviesa los mares del mundo?

Y nada más, enhorabuena y que cunda el ejemplo: que el Gobierno comparezca cada vez que haga algo bien; y cuando lo hace mal, también, ¿no?

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Podemos, tiene la palabra la señora diputada doña Natividad Arnaiz.

La señora ARNAIZ MARTÍNEZ: Muchas gracias, presidenta. Buenas tardes.

Pues el accidente ocurrido en Gran Canaria, al parecer, no ha sido el primero y, por tanto, también podría no ser el último. Y eso es algo que sí que realmente nos preocupa a nuestro grupo. Me pasa, un poco, como al anterior diputado que me precedía, ¿no?, que parece que no vamos a poder decir nada nuevo de lo que usted ya ha contado o hemos visto en la prensa. Pero sí que queríamos aprovechar esta oportunidad para decir que ya en los años sesenta hubo un incidente similar, y que creemos que hay que poner el foco, sobre todo, en aumentar las medidas de seguridad en este puerto; sobre todo, teniendo en cuenta la cantidad a la que afecta.

Nosotros lo que buscamos o lo que pretendemos transmitirle es que garantice un nivel de riesgo cero para la población y también para las costas.

Afortunadamente, esta vez no ha habido heridos graves que lamentar, pero sí ha habido una mancha, como usted ha descrito, de unos trece kilómetros y, como consecuencia, la paralización de la desalinizadora que abastece de agua a la ciudad de Las Palmas.

Se activó el Plan de Contingencias por Contaminación, el conocido Pecmar, también el Plan Insular Territorial de Protección Civil; pero hasta donde sabemos, ya se han desactivado. Las actuaciones a todos los niveles, según hemos preguntado, han sido correctas y la situación parece estar bajo control. Por tanto, lo único que podemos decir es que, bueno, le pedimos que, teniendo en cuenta la cantidad de personas a las que esto afecta -no sé si eran medio millón, medio millón de personas, ¿no?- y las consecuencias que puede tener, pues que se pongan de acuerdo cabildo, ayuntamiento, Costas, Gobierno de Canarias y quien haga falta para prevenir este tipo de accidentes y que no vuelvan a ocurrir.

Gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra la señora doña Luz Reverón.

La señora REVERÓN GONZÁLEZ: Gracias, presidenta. Señorías, muy buenas tardes otra vez.

Bueno, tal y como ha relatado la señora consejera, sobre las 20:20 horas del día 21 de abril de este año, como consecuencia -por lo que hemos podido escuchar- de un fallo mecánico sufrido en el barco de la naviera Armas Volcán de Tamasite, queda el buque sin gobierno, se produce una colisión contra la parte exterior del espigón denominado Nelson Mandela, en el puerto de La Luz y de Las Palmas, siendo el barco remolcado por varios remolcadores, procediéndose a su evacuación, creemos que a las 22:00 horas, una vez que ha atracado y estaba asegurado el mismo.

Hemos conocido también que, debido al impacto, se rompió el muro de contención y resultaron afectadas cinco tuberías de combustible; en cuatro de ellas se pudo realizar un corte de seguridad en el suministro, pero en la quinta no fue posible realizar este corte de forma inmediata, lo que provocó que la cantidad vertida al mar fuese mayor. Bien. Salvo error u omisión, creo que la declaración de la situación de emergencia pasó por los siguientes hitos:

Primero, el Plan Marítimo Nacional, que da respuesta ante la contaminación del medio marino, activado a las 23:00 horas del día 21 por la Capitanía Marítima de Las Palmas, el Plan Específico de Contingencias por Contaminación Marina Accidental de Canarias -el Pecmar- en situación de emergencia nivel 1 a partir de la 1:30 horas del día 22; y el Plan Insular Territorial de Protección Civil en Gran Canaria -el PEIN- en situación de emergencia nivel 2. Aquí sí me gustaría decir que la declaración fue hecha, entendemos, de forma errónea; que en vez de anunciar como nivel 1 la emergencia, su declaración fue como nivel 2, recogiendo además este término todos los medios de comunicación y habiendo, además, un espacio de tiempo donde se hacía referencia todavía al nivel 2, y es horas más tarde cuando se corrige este error. Bien. Con esta declaración por parte del Cabildo de Gran Canaria se establece la emergencia, quedó establecido el Cecopin, por tanto, como centro de coordinación.

Después de la intervención de la señora consejera, por tanto, creo que podemos llegar a la siguiente conclusión: primero, por supuesto, que hubo una magnífica coordinación entre todas las administraciones públicas implicadas y que, teniendo en cuenta lo definido en el Plan Territorial de la Comunidad Autónoma de Canarias -el Plateca- y el Plan Específico de Contingencias de Contaminación Marina Accidental de Canarias -el Pecmar-, así como la situación de emergencia ocurrida por el accidente del barco de la empresa Armas, como he comentado, la Consejería de Política Territorial, Medio Ambiente y Seguridad del Gobierno de Canarias activa su plan específico en situación de emergencia nivel 1, con riesgo de afección a zonas costeras especialmente vulnerables de ámbito territorial en la isla de Gran Canaria, en los municipios de Las Palmas de Gran Canaria y Telde, llevando consigo la activación del Plan de Emergencias Insular del Cabildo de Gran Canaria, situación de emergencia, una vez que lo corrigieron, a nivel 1, dada la afección de dos municipios; asumiendo esta administración, por tanto, la dirección de la emergencia. Asimismo, también se activa el Plan de Emergencias Municipal, por lo que he podido leer en los medios de comunicación, del municipio de Las Palmas de Gran Canaria, en situación de alerta.

Y para finalizar, sí me gustaría recalcar que, por un lado, nuestro grupo parlamentario felicita a todas aquellas personas y profesionales que intervinieron en esta situación, y también nos gustaría que la consejera nos confirme que no se ha detectado afección a especies marinas, litoral costero ni daños a la población, produciéndose una contaminación marina de carácter leve de ámbito insular, nivel 1, por verse afectados dos municipios de la isla de Gran Canaria.

Gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra su señoría la señora diputada doña Nayra Alemán.

La señora ALEMÁN OJEDA: Muchas gracias, señora presidenta.

Mi preocupación no es lo que hubiese pasado, mi preocupación es lo que pasó.

Agradezco a la consejera que haya comparecido y nos haya explicado qué fue lo que sucedió. La compañía dice que fue un fallo de energía, pero quiero que nos expliquen qué fue lo que sucedió, a qué se debió ese fallo de energía: ¿fue un error humano?, ¿fue una negligencia? Vamos a despachar este asunto con esa explicación según la compañía, que además no ha comparecido; se comunica por medio de las redes sociales: "El accidente se ha producido como consecuencia de un fallo de energía, lo que ha provocado que se haya apagado la luz en el interior del ferry, que se ha escorado y posteriormente ha golpeado un dique". Que un barco pierda la energía, que se quede sin luz, si esa fuera la explicación -que yo lo dudo-, no influye en la escora del buque. Un barco con dos motores y con dos hélices de proa... La escora del barco no tiene nada que ver con la colisión en el espaldón del muelle. El barco podía navegar, no estaba en riesgo de hundimiento. Todos pudimos ver en el vídeo que nos mandaron veinte veces por WhatsApp y, al minuto, en las distintas redes sociales, en los medios de comunicación locales y nacionales, que el barco navega perfectamente adrizado.

También pudimos ver la estela que va dejando el barco; por lo tanto, al menos uno de los motores funcionaba y la chimenea seguía echando humo. ¿Por qué el barco pone desde fuera proa al dique? Habría que conocer el informe del capitán y, si pudiera ser, que nos lo trasladasen a los distintos portavoces de Seguridad. Saber qué explicación tiene todo esto, que sepamos; porque el timón no han dicho en ningún caso que estuviese inoperativo. Por lo tanto, el timón funcionaba. Necesitamos, con exactitud, conocer las decisiones que tomó el capitán, y por qué las tomó.

En el impacto al espaldón se rompen tuberías que conducen fuel. En la noche del viernes teníamos, al parecer, una mancha de 1,5 km2, para hacernos una idea son 500 metros de ancho y 3 km de largo. Por ese vertido, como ha comentado la consejera, la actividad de la potabilizadora tiene que ser suspendida y el plan, el Pecmar, se activa. Se cierran al baño las playas de San Cristóbal y de Gando, en principio, y se teme que la mancha se desplace hacia el sur, lo que hubiese sido un grave efecto para el resto de la costa. Para su flora y para su fauna. También nos dijeron que el vertido se iba a evaporar.

Sea como sea, la responsabilidad para explicar todo esto a la opinión pública, lo que sucedió de verdad, es del Gobierno de Canarias. Sabemos y felicitamos, porque los protocolos han funcionado, pero también es cierto que hemos tenido mucha suerte. Así que me gustaría, si podemos tener el informe del capitán donde se explique qué sucedió dentro de ese barco, que nos lo trasladase a los grupos.

Gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Nacionalista Canario, tiene la palabra la señora diputada doña Socorro Beato.

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, señora presidenta. Señorías, señora consejera, buenas tardes.

Disponer de un Plan Específico de Contingencias por Contaminación Marina Accidental, el Pecmar, ha permitido valorar el impacto sobre el mar y sobre la costa del incidente, donde ha quedado patente la coordinación institucional bajo la coordinación del Cecoes 112. Nuestro grupo no quiere sacar conclusiones sobre qué fue lo que pasó. Serán la investigación y los peritajes los que determinen qué ocurrió en el barco. Lo importante es que los protocolos desde el Gobierno y desde las instituciones funcionaron, la situación se controló de manera satisfactoria y rápidamente. Y queremos que nos confirme hoy, simplemente, que no hubo ningún impacto medioambiental importante en la zona.

Hay que reconocer que la suerte jugó un gran papel en este accidente que pudo ser peor, porque no queremos imaginar qué habría ocurrido si en lugar de un choque frontal hubiera sido un choque de costado y se abre una vía de agua en el buque. También las condiciones del mar acompañaron. Y las circunstancias de que el vertido fuera un combustible volátil fue un factor determinante para evitar graves consecuencias.

Preparando esta comparecencia, repasaba el libro ¿Islas o archipiélago?, de Victoriano Ríos, con prólogo de Adán Martín, que refleja la importancia y el significado del mar para los canarios, y donde se narra la lucha por el reconocimiento de las aguas archipielágicas. Precisamente, en el mandato de Adán Martín se daba el primer paso, confirmado después con la presidencia de Paulino Rivero, para contemplar, en la propuesta de reforma del Estatuto de Autonomía, nuestra consideración como archipiélago atlántico, con la incorporación en el ámbito espacial de la comunidad autónoma de las aguas canarias y la posibilidad de ejercer desde Canarias las competencias en el mar territorial y en la zona económica exclusiva, bien por transferencia o bien por delegación del Estado. Esperamos que en estos mismos términos se apruebe en las Cortes Generales la propuesta de reforma del estatuto.

Esta situación del incidente del buque de Armas nos hace tomar conciencia sobre la vulnerabilidad de nuestro territorio y de nuestras costas. Unas islas en medio del Atlántico, surcadas por varios corredores marítimos internacionales, frecuentados por buques de gran tonelaje que transportan todo tipo de mercancías, algunas muy contaminantes. Y esta vulnerabilidad recordemos que se puso de manifiesto con ocasión del incidente del pesquero ruso Oleg Naydenov, hundido hace dos años, y del que aún colea la reclamación del abono de los altos costes de prevención y lucha contra la contaminación. Salvando las distancias, estamos ante un hecho muy distinto, pero nos deja como enseñanza que no basta con la declaración de Zona Marina Especialmente Sensible, sino que debemos continuar exigiendo al Estado que ponga más medios y una mayor vigilancia sobre el territorio marítimo de Canarias; y en particular, el respeto de los buques petroleros de los dos pasillos de tránsito autorizados por la Organización Marítima Internacional.

Reiteramos finalmente nuestra satisfacción porque el incidente no fue a mayores, no hubo que lamentar desgracias personales, salvo daños leves. Y esperamos que la investigación dé luz sobre lo que ocurrió en aquel barco. Y que se refuerce, por parte del Estado, esa vigilancia que pedimos para el territorio marítimo de Canarias, desde su incorporación en el Estatuto de Autonomía.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Para cerrar esta comparecencia, en nombre del Gobierno, tiene la palabra la señora consejera, doña Nieves Lady Barreto, consejera de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad.

La señora CONSEJERA DE POLÍTICA TERRITORIAL, SOSTENIBILIDAD Y SEGURIDAD (Barreto Hernández): Señora presidenta.

Bueno, responderé de manera genérica a algunas de las cuestiones.

Se constata, en días posteriores, una vez que se produce la emergencia, que no hay daños significativos al medio marino y tampoco a las personas; por lo tanto, eso queda claro prácticamente desde que se desactiva la emergencia.

Me gustaría puntualizar un par de cosas. Entre ellas -lo decía al principio, a raíz de la pregunta de esta mañana-, para que no quede ningún tipo de dudas: como saben, una vez que se produce un vertido en mar, se activa el plan nacional, puesto que es competente Capitanía Marítima; si puede haber afección a la costa es cuando es competente, en este caso, el Gobierno de Canarias. Por eso la disfunción de horas a las que aludía usted, señora Alemán, esta mañana. No se refieren a que el plan del Gobierno de Canarias se activara tarde; se activa una vez que se evalúa, yo creo que quedó suficientemente claro. Se evalúa por Capitanía Marítima que ese vertido pudiera ocasionar daños en la costa y, en prevención, desde las 12:22 que hace la evaluación y lo estudia, comunica. Y a la 1:30 se activa el Pecmar.

Sobre los daños ambientales, que quede claro que no ha habido daños significativos, vuelvo a repetir, ni a personas ni al medio.

Y sobre lo que decía el señor Rodríguez, sobre la parte seria, en el caso de que hubiera un vertido, de este o de otro tipo, se activarían del mismo modo el plan estatal, el plan canario -en el caso de que pudiera llegar a costas- y, desde luego, el plan del puerto, que lo tiene; y además, el Pecmar se puede activar para lo que hemos hecho en estos días pasados: también contempla la posibilidad de modular medidas y acciones en función del tipo del vertido.

Que no haya accidentes... Es una cosa que decían algunas de sus señorías, que lo que tenemos que conseguir es que haya accidentes cero. Eso es inevitable, y yo creo que plantearlo es plantear un imposible. Accidentes habrá, y los habrá siempre; otra cosa es que las distintas administraciones estén lo suficientemente preparadas para activar sus planes y protocolos y actuar con la máxima celeridad, como ha sido hasta ahora.

Y para aclarar, finalmente: la intención de esta intervención es dar cuenta de la activación de un plan por una emergencia, que lo ha sido, que por suerte es verdad que no ha causado daños personales graves, que los pudo ocasionar; y si ustedes me lo permiten, cuando haya emergencias, como ya he dicho en otras ocasiones, vendré a este Parlamento a dar cuenta en cada una de las veces que se produzcan, y espero y deseo que sean pocas.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos a la comparecencia del Gobierno, del vicepresidente del Gobierno, que en este caso se nos ha informado que será la consejera de Empleo, instada por el Grupo Socialista Canario, sobre la Encuesta de Condiciones de Vida 2016.

Tiene la palabra en nombre del Grupo Socialista Canario... (Pausa). (Rumores en la sala).

Yo tengo el orden que me informó la presidenta, pero no tengo inconveniente, dado que no está el secretario... (El señor Pérez Hernández solicita intervenir). Sí, dígame, señor Marcos.

El señor PÉREZ HERNÁNDEZ (Desde su escaño): (Sin micrófono) ...portavoces, es que se veía ahora la proposición no de ley y, a continuación, las otras dos de forma acumulada.

(El señor secretario segundo, Gómez Hernández, ocupa un escaño en la sala).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-1091 Sobre -Consejera de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad-, sobre Declaración de la situación de emergencia nivel 1 por vertido de sustancia en el mar en Gran Canaria el 21 de abril de 2017.

Facebook Twitter Youtube Google Plus Flickr

Aviso jurídico · Parlamento de Canarias C/Teobaldo Power, 7
38002 S/C de Tenerife
Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400