Diario de Sesiones 82/2017, de fecha 12/7/2017 - Punto 6

9L/I-0023 INTERPELACIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO PODEMOS, SOBRE REGULACIÓN DE LA PESCA RECREATIVA, DIRIGIDA AL SEÑOR CONSEJERO DE AGRICULTURA, GANADERÍA, PESCA Y AGUAS.

La señora PRESIDENTA: Vamos a la interpelación, en primer lugar, del Grupo Parlamentario Podemos, sobre la regulación de la pesca recreativa, dirigida al consejero de Agricultura.

Señor Déniz, diez minutos.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: Buenos días, señora presidenta. Señorías.

Nosotros traemos hoy aquí esta interpelación sobre pesca recreativa porque entendemos que hace ya bastante tiempo que tenían que haberse discutido, digamos, los aspectos que están regulando este uso del espacio litoral. Y me parece que también hay bastante exigencias y presiones al respecto para que algunas cuestiones, digamos, se modifiquen o se resuelvan, ¿no?

Creemos que nos hemos dejado llevar demasiado por la inercia y, actualmente, en nuestra costa y en nuestra litoral cada uno hace más o menos lo que puede y creo que la Administración está improvisando demasiado. Entonces, se trata simplemente de hacer una interpelación al Gobierno y luego ya pasaremos a hacer algunas propuestas cuando toque.

Los usos del litoral forman parte también de la tradición del pueblo canario. Históricamente, hace ya algún milenio, siempre hemos usado el litoral, ¿no?, para marisqueo, dieta, pesca... Eso está documentado perfectamente, los antiguos canarios. Con la conquista española, posteriormente, se introduce la salazón de pescado también y digamos que no fue una actividad nunca a tiempo completo: los canarios, siempre, en realidad, utilizamos en la antigüedad -hasta no hace mucho también- a tiempo parcial el marisqueo y la pesca, ¿no?, y lo completábamos con otro tipo de trabajos u oficios. Era básicamente un asunto que tenía que ver con variar la dieta. La gente del campo, de las medianías bajaba también a la costa en determinadas estaciones.

Posteriormente, se establecen poblaciones de pescadores artesanales que empiezan a suministrar al resto de la población pescado, proteína de pescado gracias a ellos. Y luego digamos también que todo eso permitió que esas poblaciones artesanales tuvieran un control sobre esos recursos y un conocimiento acumulado, en fin, lo que producía un acceso diferenciado de la gente de la mar y la gente del campo, un acceso diferenciado que les otorgaba una preeminencia a los pescadores respecto al sector pesquero. Eran unas tradiciones y una historia que se hacían con un volumen de población muy inferior al que tenemos actualmente.

Todo eso ha cambiado, señorías. Se ha alterado significativamente todo, absolutamente todo, y entonces es necesario reflexionar sobre lo que está pasando o lo que estaba pasando. Un modelo económico -que todo el mundo sabe cuál es- de construcción y turismo masivo, una presión demográfica absolutamente desbordada sobre la costa ha alterado profundamente el equilibrio, el acceso al mar se ha hecho más sencillo, más masivo, nuevas y potentes embarcaciones vienen a competir también con los pescadores tradicionales y, además, ha habido una serie de factores importantes que tenemos que tener en cuenta y creo que todos somos conscientes de ello: el incremento de la población residente en el litoral, han cambiado los usos, el modelo habitacional en Canarias, en los años setenta se produce una nueva recolonización del archipiélago canario, no solamente por la gente que venía de fuera a vivir aquí, sino también por la incorporación de un turismo...

Señorías, no oigo mucho...

La señora PRESIDENTA: Sí, señor Déniz, tiene usted razón. Hay un runrún permanente en la Cámara y por más que llamo al silencio a sus señorías... A ver si en esta ocasión permiten que usted pueda intervenir.

Señorías, por favor...

Señor García Ramos, si es tan amable (dirigiéndose al señor García Ramos quien habla con la señora Santana Perera al regresar a su escaño). Para que pueda intervenir el diputado, que no se está escuchando su intervención.

Gracias, diputado. Gracias, señoría.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: Gracias, presidenta.

También las playas, la arena y el mar se convierten, adquieren un nuevo valor, en un modelo de atracción mundial. Y luego, a diferencia de lo que opinan los diputados del PP, el señor Jorge, ha habido un potente movimiento constructivo en la costa, y, si no, vaya usted de Las Palmas aunque sea a Castillo del Romeral, pa' que vea lo que le estoy diciendo. No cabe más cemento en esta tierra. Pero eso, además, ha afectado especialmente a la costa.

Todo ello ha generado bastantes conflictos y entonces, a más presión, evidentemente, nosotros tenemos que regular por una cuestión básica, que es que se agotan los recursos, ¿no? Y además, se generan conflictos no solamente entre los pescadores profesionales y los recreativos, sino también entre los bañistas y los diferentes usuarios de la costa. Y eso está sucediendo actualmente.

También es verdad que ha aumentado la conciencia de que todos estos recursos hay que protegerlos y también que hay que regularlos, aunque también ha aumentado la sensación de que el control es totalmente deficiente. Y yo creo que en eso, señor consejero -esto ya lo hemos planteado-, estamos de acuerdo. Concretamente, los pescadores artesanales se sienten agraviados, puesto que sobre ellos se ejerce un control constante, ¿no? El cien por cien de los pescadores profesionales ha sido inspeccionado alguna vez; además, siempre tienen que pasar por el punto de primera venta. En cambio, los pescadores recreativos... Por ejemplo, hay un estudio... Y estoy hablando con datos ahora de investigaciones potentes en la Universidad de La Laguna, básicamente centradas en la isla de Tenerife y alguna que otra, pero también fácilmente extrapolables. Los pescadores recreativos, un 43 % de los preguntados, que se les hacía a pie de costa, decían que jamás habían sido inspeccionados. Es un agravio respecto a los pescadores profesionales. Jamás habían sido inspeccionados.

¿El perfil del pescador recreativo cuál es? Bueno, primero el dato. Para que nos hagamos una idea, hay en torno a las 100 000 licencias de pesca recreativas, ¡100 000 licencias por 1300 licencias de pesca profesional! Es una proporción de sesenta a una, sesenta pescadores recreativos por un pescador profesional. Está totalmente desproporcionada la cifra.

Luego, el perfil sociológico. Estamos hablando mayoritariamente de hombres con estudios primarios -los pescadores recreativos, ¿no?-, trabajadores no cualificados o semicualificados, con ingresos relativamente bajos o medio-bajos agravados en el periodo de crisis. También es gente que no se desplaza muy lejos; estamos hablando de que un 88 % son pescadores de caña; estamos hablando también de un paro de este sector de la población de un 31 %; un 20 % son personas jubiladas también, lo que hace un total del 51 % del total. Y estamos hablando de un 39 % restante que sí está empleado. Por lo tanto, estamos hablando de un perfil socioeconómico medio-bajo con ingresos inferiores a los 1500 euros en un 76 % de los casos.

Luego, tenemos distintas modalidades. En la pesca recreativa en embarcación, son personas que tienen un mayor nivel económico; es más caro mantener ese asunto. Y luego, en fin, estamos hablando de que la pesca submarina, por ejemplo, representa en torno al 6 y el 8 % del total de la pesca recreativa, la pesca submarina. Ese más o menos es el perfil que tenemos.

Tenemos un problema serio y una pregunta que nosotros le queríamos hacer y es una de las quejas que tienen las asociaciones de pescadores de pesca submarina. Tenemos que saber también que la zonificación que se hizo... Usted sabe que la pesca submarina solamente está permitida en algunas zonas, en todas las islas, perfectamente delimitadas. La zonificación se hizo en octubre de 1986, ¡está totalmente obsoleta! y si no está obsoleta, tendremos que revisar y ver o evaluar qué es lo que se ha hecho. Y, además, se hizo sin criterios técnicos ni científicos, ninguno, señor consejero. -Usted veo que está asintiendo con la cabeza, me da la razón-. Se hizo más o menos a la carta de diferentes grupos de presión y municipales, y se hizo de aquella manera. En esa época, es verdad que también las cosas se hacían de otra manera.

Creo que es el momento de revisarlo en torno a estudios científicos y técnicos que nos digan estas zonas tenemos que dejarlas, estas ampliarlas, reducirlas..., ¿me explico?, ver cuáles están más castigadas o no. Queríamos saber que está haciendo la consejería al respecto.

Todo el mundo además es consciente de que los recursos han disminuido. Eso no tiene vuelta de hoja. En cambio, todo el mundo entiende que tienen, y, además, se muestran predispuestos, que hay que incrementar las medidas de protección. Por ejemplo, el 90 % de los encuestados de pesca recreativa dice que hay que incrementar la inspección y se quejan, además, de que las sanciones que se ponen a veces ni se pagan. Es decir, hay bastante incumplimiento por parte incluso de las autoridades. El 85 %, por ejemplo, de los encuestados -y hay una buena muestra, la que se obtuvo en este estudio en la Universidad de La Laguna- está a favor del establecimiento de las reservas marinas. Está muy valorada la reserva marina de El Hierro, la del archipiélago Chinijo, puesto que la conocen menos, se valora un poco menos, pero en general están bastante altas valoradas.

Y luego también la gente, el 72 % se muestra favorable a que se establezcan temporadas de veda para la recuperación biológica. Es una cuestión que me gustaría que usted también me contestara, si se está haciendo algo y qué se podría hacer.

Es decir, tenemos que reflexionar sobre, por ejemplo, un aspecto que tiene que ver con las licencias. Nosotros entendemos, señorías, que 100 000 licencias son muchas licencias, entendemos que las licencias se regalan y me parece que deberíamos cuestionarnos cómo se otorgan las licencias. Yo propondré algunas cuestiones.

Luego, también sabemos que ustedes están planteando una aplicación móvil. Hay una colaboración con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria para desarrollar una aplicación móvil para el control también de la pesca recreativa. Me gustaría que usted nos dijera cómo va este asunto.

En definitiva, por esta primera parte de la intervención, diré que... hay gente que dice, bueno, tanto derecho tienen a utilizar los recursos marinos los pescadores profesionales como los pescadores recreativos. Pero es que es diferente, señorías. Es diferente. Son los pescadores profesionales los que nos han aportado proteínas de pescado, gracias a ellos en un medio hostil, y nos han alimentado de pescado, nos han hecho variar la dieta. Son ellos los que viven de esa profesión y es por ellos, fundamentalmente, por los que tenemos que proteger en todo caso. Y también para toda la ciudadanía, porque el mar es de todos, pero nosotros tenemos que proteger a quienes trabajan en el mar y nos ofrecen ese producto. Porque en la pesca recreativa usted sabe que está prohibido terminantemente vender el pescado, el fruto. Luego hablaremos también del furtivismo, porque ahora veo que no hay tiempo.

Nosotros queríamos saber, pues, en fin, qué es lo que se está haciendo también en medidas de protección a los...

La señora PRESIDENTA: Señor Déniz, muchas gracias.

Turno ahora para el Gobierno, señor consejero. Diez minutos también.

El señor CONSEJERO DE AGRICULTURA, GANADERÍA, PESCA Y AGUAS (Quintero Castañeda): Muchas gracias, señora presidenta. Muy buenos días, señorías.

Señor Déniz, yo creo que ha presentado una interpelación sobre un asunto que es clave y se lo agradezco. Es clave para los usos y determinar la ordenación de los usos en el espacio marítimo de Canarias.

La pesca marítima de recreo es una actividad que ha tenido estos años un importante desarrollo, que supone una realidad que no podemos obviar ni negar y que ya está plenamente incorporada a los estudios sobre los usos del mar y en los foros de debate sobre la ordenación que tenemos que tener sobre nuestros espacios marinos.

Canarias, como todos saben, tiene competencias en materia de pesca, en aguas interiores, en marisqueo el cien por cien y en acuicultura. Conviene recordar, para hacernos una idea, que las aguas interiores del archipiélago representan, en la actualidad, una superficie de 2347 km2, y las aguas exteriores representan 488 000 km2, que son competencia del Estado exclusiva en inspección y en pesca marítima. Es decir, solo como nota informativa quiero decir que Canarias, del total de los kilómetros cuadrados en que se puede pescar de nuestro mar, del mar que rodea Canarias, solo las competencias en las aguas interiores, que no llega al 1 % del total. Pero, bueno, quería simplemente hablarlo.

Efectivamente, usted, señor Déniz, lo ha dicho: la pesca recreativa es una actividad lúdica de larga tradición en Canarias, pero que ha cambiado, y usted lo ha explicado -no voy a decir otra cosa porque lo ha explicado perfectamente-, los usos y costumbres en las últimas décadas y en los últimos años. Algunos autores incluso adjudican a esta modalidad y se estiman que en la actualidad consumen el 65 % de las capturas del archipiélago, que el 65 % corresponde a la pesca recreativa, no a la profesional. Por tanto, a la hora de gestionar las pesquerías, es importante tener también en cuenta debidamente el esfuerzo pesquero vinculado a cada uno de los sectores pesqueros: al profesional y al recreativo.

Según los datos que obran en poder de la consejería, existen en Canarias unos cincuenta pescadores recreativos por cada pescador artesanal. Unos cincuenta, que usted decía..., unos cincuenta. Por cada artesanal, profesional, unos cincuenta recreativos. El valor económico de la pesca recreativa es casi veinte veces más que el de la pesca profesional. Tenemos casi -no llega- 1500 pescadores profesionales y poco más de 90 000 licencias recreativas que conviven actualmente en aguas del archipiélago. Y cabe recordar que este porcentaje, el porcentaje que tenemos en la Comunidad Autónoma de Canarias, no llega al 1 % y el otro porcentaje es competencia del Estado.

Permítanme, antes de seguir, que haga una apreciación respecto a, literal de su intervención en lo que no podría estar de acuerdo, que solo se persigue a los pescadores profesionales. Quiero decir que desde la consejería y su Dirección General de Pesca se han aumentado los medios de control -humano y material y de coordinación con otros cuerpos de seguridad del Estado y locales, mediante más personal, formación, equipos técnicos...- y están dirigidos a la actualidad. Lo que sí tengo que reconocerle, aunque se ha aumentado, y eso es verdad, es que todavía son pocos efectivos. Tenemos pocos efectivos de inspección, personal y material, usted lo ha comentado hoy, y es una realidad. Pero también quería decirle que las inspecciones son a todos por igual. De las últimas inspecciones le puedo decir que el 83 %, el 83,42 % de las inspecciones son a la pesca recreativa. Es evidente que, seguramente... Seguramente no: los datos que usted ha dicho aquí son ciertos, seguramente a algunos pescadores de pesca recreativa nunca se les ha inspeccionado; pero, claro, cuando hablamos de más de 90 000 licencias por 1500 licencias, evidentemente, a lo mejor no hemos llegado a todos esos pescadores recreativos. Pero sí es verdad que el 83 % de las inspecciones, el 83 %, se hace a la pesca recreativa.

Los medios de los que disponemos ahora, después de la incorporación en este año de dos agentes más, son de veinticinco agentes de inspección pesquera en Canarias y de seis embarcaciones y quince vehículos. Hay que añadir que también hemos incorporado cuatro drones para utilización en todas las islas y la fundamentación es que los nuevos inspectores se formen para poder pilotar estos drones y que vayan rotando por todas las islas.

También -una de las preguntas que me ha hecho concretamente- se está desarrollando una aplicación, PesCanApp, que estamos a punto de terminar y en dos meses la presentaremos con la Universidad de Las Palmas. Una aplicación que estará disponible tanto para el recreativo como para el profesional. Y, en una primera instancia, lo que vamos a intentar con esta aplicación es crear una cultura y una conciencia de las capturas que se tienen, pero en un futuro -será en una época de transición- será obligatoria para los pescadores, igual que los profesionales tienen un libro de a bordo, donde tienen que inscribir cuándo salen, lo que capturan y cuándo regresan, también entendemos que los recreativos en un futuro esta aplicación tendrá que ser obligatoria. La vamos a presentar este año, será de manera voluntaria, creemos que no es positiva la obligatoriedad, pero sí la entendemos para generar cultura y conciencia de las capturas reales que hace la pesca recreativa. Pero en el futuro la intención es que sea de obligatorio cumplimiento, tanto para el profesional como para el recreativo.

Asimismo, se está haciendo una clara apuesta por la formación de agentes, en colaboración, lo quiero decir, con los cabildos insulares y con los ayuntamientos en las policías locales, para la formación. Ya, concretamente, hemos formado a policía local de Tenerife, conjuntamente con el cabildo y algún ayuntamiento, y a policía local de Lanzarote, conjuntamente con el cabildo y los ayuntamientos. Vamos a seguir con las islas, porque lo que estamos incorporando es a aquellos agentes que son de la policía local: más cercana al ciudadano y que más cerca del litoral para aumentar la inspección.

Aparte de esto, estamos a punto de firmar, esperemos que antes de final de año, también con el Estado, con los cuerpos de seguridad del Estado, un convenio también de inspección. Porque, como dije, antes nosotros tenemos el 1 % de lo que se pueda pescar y el Estado el 99. Pero es que ni los pescadores profesionales ni los recreativos entienden de muros en el mar. Entendemos que la legislación tiene que ser igual y que tenemos que coordinarnos con el Estado, todas las fuerzas de seguridad del Estado y las de la comunidad autónoma y las de los ayuntamientos, para hacer una buena inspección.

También decía usted, otra parte en que también estamos trabajando, y quiero reconocérselo, es la parte de la licencia recreativa. Y es una realidad: se da licencia recreativa hoy en día con un importe aproximadamente de 14 euros, pero no tiene ninguna contraprestación formativa, y nosotros lo vamos a llevar al Consejo Asesor de Pesca, como usted sabe creado en este año, en el 2017. Un consejo asesor -que permite la ley y que estaba puesto en la ley y lo hemos creado- donde participan los pescadores profesionales, las federaciones de pescadores profesionales, donde participa la pesca recreativa, en su amplia..., donde participan los operadores comerciales y distribuidores de la pesca, participa la acuicultura, participan los tres centros de investigación que, entendemos, interesan de Canarias: las dos universidades y el Instituto Oceanográfico de Canarias también participa-. Y entendemos que en ese foro, adonde vamos a llevar todas estas propuestas, que será en septiembre, las que les estoy diciendo, para que en la pesca recreativa se tenga que hacer un curso de obligado cumplimiento para obtener la licencia.

Y para esto tenemos que modificar la orden. Yo pensaba que era por decreto y es por orden y tardaremos unos ocho meses, pero, si el consejo asesor lo aprueba, será un curso de obligado cumplimiento para obtener la licencia. Este curso, evidentemente, lo que va es a dirimir las obligaciones y derechos que tienen los pescadores recreativos en Canarias.

Señoría, entendemos que el sector recreativo se trata, sin duda, de un sector pujante, pero este sector no puede suponer nunca el fin del sector profesional, y esto yo creo que hay que dejarlo claro. El sector recreativo es un sector pujante y tenemos que convivir, pero en ningún caso puede significar el fin del sector profesional, que representa un valor estratégico y clave, como usted ha dicho, y así lo entiende también la consejería. Entendemos que ambos, recreativos y profesionales, deben, pues, coexistir en el mismo medio, que es la mar, y ahí es donde van dirigidos buena parte de los esfuerzos de este Gobierno, siempre escuchando a todos los sectores.

Por otra parte, la cogestión y la normativa europea de zonificación de las aguas. Estamos trabajando y hemos llegado a un acuerdo con el Estado para aplicar la normativa europea en la zonificación de las aguas canarias. Usted antes lo comentaba y es realidad: me he reunido con diferentes sectores de la pesca submarina y es verdad que hace más de veinticinco años hay unas zonas -unas en aguas interiores y en otras en aguas exteriores- de pesca a fusil que no se han cambiado ni se han movido, cuando la propia ley decía que se tenían que haber rotado. No se ha hecho, y no existían estudios de carácter, digamos, estricto, técnicos y científicos, para zonificar. Lo que vamos a hacer, lo que ya se está haciendo, también con las universidades, es zonificar, zonificar para ordenar el mar. Entendemos, y así lo marca la directiva marco europea, que es ordenar el mar y hacer partícipe. ¿Esto qué significa? Después lo explicaré un poco más amplio, pero es ordenar el mar por sectores donde seamos corresponsables la pesca submarina, la pesca de caña, la pesca de embarcación y la profesional de zonas exclusivas de pesca para también cuidar el entorno. Y, evidentemente, por ejemplo, en las vedas en marisqueo, que es de competencia exclusiva de la comunidad autónoma, como usted sabe, tenemos vedas, tanto temporales como fijas, en casi todas las islas de Canarias para intentar controlar y favorecer la reproducción.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Turno ahora de réplica por parte del autor de la iniciativa, en este caso, del Grupo Parlamentario Podemos. Señor Déniz, cinco minutos... (Pausa).

(El señor Déniz Ramírez habla con el señor consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas, Quintero Castañeda, al dirigirse a la tribuna de oradores).

Señor Déniz... Estamos esperando, señor Déniz...

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: Sí, señora presidenta.

Bien, bueno, le agradezco que estemos de acuerdo en algunas cosas, porque yo creo que este es un asunto en el que necesitamos un acuerdo nacional, canario para la protección y para el uso y disfrute. Porque, efectivamente, la pesca recreativa, una de sus características principales es que la gente la hace por disfrute, ¿no?, por ocio.

Entonces, vamos a ver, a nosotros nos preocupa que las propuestas, por lo tanto, salgan de aquí con un consenso no solamente los grupos políticos que estamos en esta Cámara, sino que, además, también sea un consenso de los diferentes sectores sociales implicados. Es importante esto, ¿no?, es importante que todos entendamos que tenemos que caminar en un sentido y ver cómo vamos, digamos, encajando todas las propuestas.

Nos preocupan el deterioro de nuestra costa -que tiene un valor inmenso, para disfrute también nuestro de los que no pescamos nada-, el exterminio de nuestros recursos y nos preocupa también el furtivismo. Es que tenemos un problema muy serio con el furtivismo. El furtivismo, bueno, usted estaba diciendo que el 65 % de las capturas lo hace la pesca recreativa, bueno, pues, parte de esas capturas van a los arcones y a las neveras de la gente. Se están vendiendo no solamente lapas de vez en cuando, mejillones menos, gracias a la veda que hay en Fuerteventura, pero digamos que mucha gente se nutre de pescado.

Hay situaciones, señorías, bastante lamentables. Por ejemplo, en Tenerife, tenemos el caso de las potas y ahora entramos en la temporada de potas en verano. En Santa Cruz hay barcos de recreativos que llegan hasta 100 kilos de potas. ¿Qué es lo que pasa aquí? Pues que es una oportunidad que se le da a los pescadores artesanales para su salario y resulta que se ven mermados porque no hay un control, todo el mundo va a la pota y resulta que, después, lo que valía seis euros puede bajar hasta dos euros o tres, con lo cual a un pescador artesanal ni le vale la pena salir.

Y luego también, señorías, estamos asistiendo hasta incluso venta de kilos de viejas por Facebook y eso ya se ha denunciado a la Guardia Civil. Hay gente que está pescando viejas con cazonal y está prohibido, ¡pescadores recreativos! El cazonal también es un problema sobre el cual nosotros queremos preguntarle. Están autorizadas algunas cofradías a pescar con cazonal, en virtud no se sabe tampoco de qué criterios, sobre todo en los nortes, pero, en fin, se ha hecho por conveniencia política, porque sobre eso también necesitamos un estudio para ver si ese tipo de arte se permite.

Pero ya sabe usted que no, que muchos recreativos están utilizando el cazonal, y a veces pescan viejas y se pescan a salmonetes. Hay en Facebook una venta del kilo de viejas a seis euros. Yo hace mil años que no veo ese precio. No vayan ustedes corriendo ahora a comprarlo porque tampoco se trata de eso.

Luego nos preocupa también, como dije, que las multas no se sancionen. El furtivismo tiene un problema añadido que son las normas de seguridad higiénica y usted sabe que hace tiempo ya se quitaron de la venta los puestos ambulantes, los que desde pequeñitos todos comprábamos pescado en la esquina y la gente iba con el furgonito o no, el secreto aquel del tomate que se usaba también para vender pescado, eso ya se eliminó prácticamente por las condiciones higiénicas. Entonces, sobre eso hay que insistir.

Luego, un tema: el número de salidas. Los pescadores profesionales se quejan de que no se puede estar saliendo en pesca recreativa cualquier día y a cualquier hora. Nosotros tenemos datos de que, por ejemplo, la gente que va a caña tiene una media de salidas mensuales de 2,7, es decir, sale 2,7 días, ¡mensual! En cambio, el barco, por ejemplo, solo el 40 % sale más de cuatro veces en un trimestre. Entonces, le digo esto por lo que estuvimos hablando ayer: cuidadito con hacer propuestas aquí de incrementar los días posibles de pesca recreativa porque a lo mejor es absolutamente innecesario. La gente en realidad sale menos de lo que parece, solamente en determinadas épocas, en verano, por ejemplo. Entonces, si usted va a hacer una propuesta de 90 días, pues 90 días anuales son 7,5 días mensuales y estamos duplicando la realidad. La realidad es que la gente sale poco, sale, como ya le digo, en temporadas como el verano.

Nos parece que la rotación de zonas tiene que ser con estudios técnicos y científicos, no vaya a ser como en el 86, que se hizo por conveniencia política, en fin, acuerdos medio municipales.

Las licencias. Efectivamente, nosotros vamos hacer una propuesta de que la gente para tener una licencia de pesca recreativa tenga que ir a formarse, mínimo dos cursos, e incluso superar algunas pruebas. Porque aquí estamos hablando de tallas, de lo que está permitido pescar, lo que no está permitido pescar y cuándo.

Y, luego, sobre el tema de la legislación, tenemos un problema de división de competencias entre aguas interiores y aguas exteriores. Es verdad también que la comunidad autónoma tiene algún tipo de competencia en aguas exteriores para determinadas capturas, pero me parece importante que la comisión de coordinación con el Estado se ponga de acuerdo para regular y, sobre todo, para intentar difundir y hacer de uso más colectivo el conocimiento de las normas, porque la gente tiene un problema con la legislación.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Déniz.

Señor consejero, réplica también para el Gobierno.

El señor CONSEJERO DE AGRICULTURA, GANADERÍA, PESCA Y AGUAS (Quintero Castañeda): Gracias, señora presidenta.

Voy a empezar con las primeras palabras que el señor Déniz ha utilizado con las que estoy completamente de acuerdo: un acuerdo nacional canario es lo que tendríamos que tener, y lo que se le ha pedido al ministerio y al Gobierno de España es que las aguas, todas las aguas que tenemos en Canarias, sean competencia exclusiva de la comunidad autónoma. Porque es evidente que esta inseguridad jurídica de aguas interiores y exteriores nos dificulta la normativa. Mientras tanto -yo creo que es una petición de quien les habla, o sea, tanto el partido político que represento como del Gobierno- se ha pedido y así poder tener un acuerdo de todas las aguas, porque es claro que, al tener dos legislaciones y operar en el mar que no tiene muros ni fronteras, al final la inseguridad la tienen los pescadores.

La vigilancia, por ejemplo, que tiene exclusivo en el 99 %, de las aguas canarias dedicadas a pesca, el 99 %, la vigilancia e inspección es exclusividad del Estado, pero, sin embargo, sin embargo, evidentemente tenemos que hacer un sobreesfuerzo nosotros porque no existe esa inspección. Pero, a partir de ahora mientras no tengamos las aguas, no sean competencia exclusiva de la comunidad autónoma, que entiendo que sería lo más factible, tendremos que ponernos de acuerdo con el Estado, concretamente de acuerdo con usted para coordinar.

Entiendo lo que usted dijo: el furtivismo. Mire, el furtivismo es la ilegalidad de la ley, de las leyes que operan dentro del ámbito del mar canario, tanto la legislación canaria como la legislación del Estado. Pero el furtivismo es tanto el recreativo como el profesional. Me consta lo que usted dice de los días y le quería comentar: hoy en día, el recreativo puede pescar 365 días, la realidad es la que usted comenta. Aun pudiendo pescar el recreativo todos los días del año, es evidente que, primero, por el trabajo y por las condiciones de la mar no se puede pescar todos los días ni desde tierra ni en embarcación, con lo cual está muy reducido. Cuando los pescadores profesionales dicen que disminuyamos los días a unos días concretos a la semana nosotros entendemos, como usted, que no se pueden poner unos días para pescar porque si estos días la mar está mala no tendrían días. Creo que hay que reducir los días operativos de pesca, pero, en tal caso, los estudios dicen que no salen ni siquiera la media, no salen ni siquiera 50 días al año, los pescadores recreativos y pueden salir 365 días al año.

Cuando le hablaba del cazonal y de las nasas, la legislación canaria permite que las propias cofradías se autorregulen, se autorregulen, y ahora estamos haciendo estudios, por ejemplo, pa' la nasa y el cazonal, si vamos a prohibirlo o no, según los estudios que ya se están realizando, en este caso. ¿Por qué permitimos que las cofradías se autorregulen? Cada cofradía en Canarias tiene un ámbito de actuación de pesca donde es competente y existen cofradías, por ejemplo, como en El Hierro, en Fuerteventura, en La Palma, que han eliminado todo este tipo de artes y las nasas. Las propias cofradías, los pescadores profesionales, que pueden utilizarla, la han eliminado, con lo cual en la propia norma no se puede utilizar; y otras cofradías de otras islas las permiten. Pero, evidentemente, para prohibirlas tenemos que tener los estudios.

Lo que se está haciendo ahora mismo son unos estudios para la ordenación y zonificación; estudios científicos y técnicos para la ordenación y zonificación de las aguas canarias, que es en lo que me quedé en la primera intervención, y es lo que yo creo que es lo más relevante de la interpelación. Yo creo que puede llevar un consenso y tiene que llevar a un consenso, no solo político, sino del propio sector, en el Consejo Asesor del Mar y de la Pesca que tendríamos en septiembre, donde, cuando tengamos esos estudios podamos todos zonificar. Y, cuando digo eso, podamos vedar algunas zonas completamente para su reproducción, como las reservas marinas, con que los pescadores recreativos son muy conscientes. Yo quiero decir que la mayoría de pescadores recreativos son conscientes, son respetuosos con el medio y entienden la normativa y están de acuerdo con los pescadores profesionales. Pero, evidentemente, existe el furtivismo, existe por una necesidad y eso no podemos obviarlo, la crisis económica también incidió mucho y eso hay que decirlo, la crisis económica incidió en que el furtivismo de los recreativos aumentara muchísimo como una manera -usted lo dijo eso al principio- de recursos económicos y de ganarse la vida. Pero no podemos permitirlo desde un Gobierno: es una ilegalidad de una ley y tenemos que controlarlo.

Pero zonificar es poner zonas para pesca de caña, para pesca recreativa, para pesca de fusil y para pescar profesional, con lo cual seamos corresponsables, los propios pescadores, de nuestro entorno y las reservas que tenemos en ese entorno. Será culpable el propio sector de acabar o no, siempre y cuando haya vigilancia y cumpliendo las normas tanto españolas como canarias.

Con lo cual esperemos que el consejo asesor vaya a llevar estas propuestas, la de formación, sin duda, para la pesca recreativa, la formación antes de la utilización de la titulación; porque sí entiendo que se da un título sin ningún tipo de formación, eso es evidente. Lo del control, en un futuro, obligatorio de la aplicación para la pesca recreativa para controlar, incluso algunas otras medidas, medidas como control en puerto o diario de a bordo para los pescadores recreativos en todo su ámbito.

Entendemos que todos estos...

La señora PRESIDENTA: Un minuto más, señor consejero, porque no es habitual en este tiempo dar minutos. Un minuto más, porque las réplicas son de cinco minutos. Un minuto y acabe, por favor.

El señor CONSEJERO DE AGRICULTURA, GANADERÍA, PESCA Y AGUAS (Quintero Castañeda): Entiendo que la moción consecuencia de interpelación que me ha hecho el señor Déniz debe ser fundamentada y acordada, porque entiendo que en esto debe haber un consenso, en la regulación del espacio marino donde interactuamos todos y creemos que tenemos que coexistir todos con respeto mutuo, todos los que aquí dentro estamos, evidentemente con una básica: la conservación de nuestro medio para el futuro.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Hemos concluido esta interpelación, señorías.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/I-0023 Sobre regulación de la pesca recreativa, dirigida al Sr. Consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas.

Facebook Twitter Youtube Google Plus Flickr

Aviso jurídico · Parlamento de Canarias C/Teobaldo Power, 7
38002 S/C de Tenerife
Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400