Diario de Sesiones 85/2017, de fecha 12/9/2017 - Punto 28

9L/C-1203 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC), SOBRE AVANCES PARA UN PACTO DE ESTADO CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Siguiente comparecencia, instada por el Grupo Nacionalista Canario, al consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad, sobre avances para un pacto de Estado contra la violencia de género.

Para su defensa, señora Beato.

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, señor presidente.

Señorías, señor consejero, buenas tardes.

Hemos coincidido en varias ocasiones ya en esta Cámara en calificar la violencia de género como una de las mayores lacras que vivimos como sociedad y, por tanto, uno de los mayores retos a afrontar de manera colectiva.

El Congreso de los Diputados, por unanimidad, en noviembre de 2016, acordó, entre otras acciones, promover un pacto de Estado en materia de violencia de género, a suscribir por el Gobierno de España, comunidades autónomas, la Federación Española de Municipios y Provincias, con la voluntad de recuperar el consenso que se obtuvo con la Ley Orgánica, en el año 2004, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género.

Esta decisión de consensuar un gran pacto social, político, institucional, que vincule a todos los partidos políticos, los poderes públicos y la sociedad civil, manifiesta el compromiso firme de todos para abordar políticamente, al más alto nivel, la lucha en la erradicación contra la violencia de género.

Para su preparación, se creó una subcomisión en el seno de la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados, que sería la encargada de articular el pacto, además de la creación de una ponencia en el Senado sobre la elaboración de estrategias contra la violencia de género.

Recordemos también que, en la VI Conferencia de Presidentes, celebrada en enero de este año, se reiteró esta voluntad y se plasmó en el acuerdo de encomendar al Gobierno de España la convocatoria de la Comisión General de las Comunidades Autónomas del Senado, para celebrar un debate monográfico en el Senado sobre la violencia de género, a fin de incorporar las conclusiones al pacto de Estado, habida cuenta de que tanto las comunidades autónomas como las administraciones locales juegan un papel determinante en esta lucha, porque gestionan la mayor parte de las políticas de prevención y de asistencia a las víctimas y tienen un contacto mucho más directo con las víctimas y sus familias.

Sabemos que, en marzo de este año, tuvo lugar el referido debate, en el que tanto el ministerio como las comunidades autónomas expusieron los trabajos que estaban realizando desde sus respectivos ámbitos, y los representantes de las comunidades autónomas tuvieron la ocasión de exponer y trasladar al Gobierno de España sus propuestas para inclusión, a la vista de las experiencias de cada comunidad autónoma, sus aportaciones a la inclusión del pacto de Estado.

Los trabajos de la subcomisión, integrada por todos los grupos políticos integrados en las Cortes Generales, concluyeron el pasado 24 de julio, a partir de lo cual se abrió un plazo de votos particulares para, finalmente, aprobarse por la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados el que ha venido a llamarse pacto de Estado en materia de violencia de género, que contiene más de doscientas medidas para hacer frente a la violencia contra la mujer.

Desde el Grupo Nacionalista, celebramos este acuerdo sin precedentes y, sin perjuicio de que ahondaremos un poco más en nuestra segunda intervención sobre nuestra visión del referido pacto, le hemos solicitado esta comparecencia para que nos explique cuál es la posición del Gobierno al respecto; qué conclusiones sacó de la participación de la Comunidad Autónoma de Canarias en la Comisión General de Comunidades Autónomas en el Senado, con ocasión de ese debate monográfico al que hacíamos referencia; cuáles han sido y cómo se han concretado las aportaciones que Canarias trasladó, a fin de incorporar a ese documento final; y en qué medida esas aportaciones han sido tenidas en cuenta en el documento que aprobó, como digo, la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados y que tiene que ser ratificado por la totalidad del Congreso de los Diputados.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Beato.

Para su primera intervención, el señor consejero.

El señor CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD (Barragán Cabrera): Buenas tardes, señorías.

Efectivamente, como ha explicado la diputada Socorro Beato, se ha concluido la primera parte de lo que sería el avance hasta formalizar ese acuerdo de Estado, el pasado 28 de julio; y falta ahora que, efectivamente, haya un nuevo debate en el Congreso de los Diputados. Y recordar una cosa, para contextualizar dónde estamos. Es decir, la subcomisión, en el congreso, ha elaborado este documento y, paralelamente, también, las comunidades autónomas, junto con la comisionada, están haciendo otro trabajo. Y también la subcomisión que usted nombró en el ámbito del Senado, que es donde las comunidades autónomas tuvimos la oportunidad de expresar nuestra posición.

Me voy a centrar ahora, por lo tanto, en lo que es el documento, en este caso, del Congreso de los Diputados, que también concluimos todos -y así también se manifestó en la Conferencia de Presidentes- que sería la pieza angular sobre la que se basaría el pacto de Estado. Usted ha hecho mención a esas 200 medidas que contiene el documento. También es verdad que hay algunos votos particulares y una posición un poco más escéptica del Grupo Parlamentario Podemos en el Congreso de los Diputados; es verdad que no en contra, sino una posición un poco más escéptica, que manifestó a través de su extensión, por lo menos, en el momento de la subcomisión, y ya veremos cómo avanza de cara al debate en el Pleno del Congreso de los Diputados.

Pero sí que hay, en cuanto a lo que usted manifestaba -y ya le doy respuesta a una de sus preguntas-, sobre la posición del Gobierno y qué cosas se reflejaron en el documento, la posición de Canarias, que se manifestó en el Senado, no en el Congreso de los Diputados, pero es verdad que estamos hablando todos de lo mismo: afortunadamente, hay bastante coincidencia en los asuntos que tenemos que tratar. Para nosotros, ha sido importante que tanto el ámbito desde el punto de vista presupuestario se haya recogido y también las observaciones que hicimos en referencia al papel que juegan los medios de comunicación, el papel que juega, en este caso, también, el mundo de la cultura, de cara a todo lo que es el tema de educación y de fomentar el que, en algunos de estos sectores, haya mayor sensibilización hacia lo que es la violencia machista, la violencia de género.

Por aplicar un tema, en el compromiso económico hay un compromiso muy fuerte, ¿no? Ya veremos si somos capaces de cumplir, pero el que se haya planteado una inversión de 1000 millones para los próximos cinco años, en materia de violencia de género; 500 millones de euros adicionales para las comunidades autónomas, con un incremento en los presupuestos generales del Estado de 100 millones por año; los 100 millones de euros adicionales para las entidades locales, con un aumento de 20 millones anuales en los presupuestos generales del Estado, destinados a los ayuntamientos; los 400 millones adicionales destinados a competencias estatales contra la violencia de género dentro de los presupuestos es una medida fuerte, si se llega a cumplir.

Se hizo un diagnóstico de la situación, en el que se valoró que, desde el año 2003 -que tenemos las primeras estadísticas computadas- hasta el año 2017, hasta julio del año 2017, han sido asesinadas 904 mujeres por parejas u otras relaciones análogas; un dato escalofriante, en tan poco tiempo, la cantidad de muertes por violencia de género. El número de asesinatos es mucho mayor si se atiende a otras formas de violencia de género, tal y como expresaron sus señorías aquí, en esta Cámara, cuando se estaba debatiendo la ley, la mejora de la ley, la modificación de nuestra ley de la lucha contra la violencia de género, ya que nuestra legislación autonómica, por ejemplo, contempla otras formas de violencia además de las ejercidas por parejas o exparejas.

El documento del pacto destaca el repunte de otras formas de violencia de género relacionadas con la globalización, como la trata de mujeres y menores con fines de explotación sexual. Y, asimismo, se recuerda que los agresores tienen nuevas formas de control, a través de las nuevas tecnologías; y se hace especial hincapié en los jóvenes y adolescentes que utilizan las redes sociales para su comunicación y para controlar, presionar o vigilar a otras personas.

Respecto a la denuncias, se indica el bajo porcentaje de las víctimas mortales que habían presentado denuncia, y este es un dato importante para muchas polémicas en las que nos metemos nosotros mismos. Un 24,4 % -desde enero del 2006 al 19 de julio del 2017- de las mujeres asesinadas habían tenido algún tipo de denuncia. Además, muchas mujeres que demandan ayuda se encuentran con el obstáculo de la acreditación de la situación de violencia para acceder al derecho de la asistencia social integral. Esta mañana, en la pregunta con la diputada de Podemos, intentábamos ya -me imagino que hoy podremos avanzar un poco más-, intentábamos profundizar en esta línea. Y se recoge también que las órdenes de protección han descendido más de veinte puntos porcentuales desde 2007, y se señala que muchos juzgados deniegan persistentemente la concesión de órdenes.

El documento recuerda lo señalado por la Fiscalía General del Estado en su último informe, en el que afirma que habla del alto número de víctimas mortales y de las que no denuncian, así como del silencio de familiares, personas del entorno de las víctimas que conocen o sospechan de la existencia de malos tratos.

Son escasas también las denuncias realizadas por profesionales de la sanidad, enseñanza o servicios sociales, que son quienes primero pueden detectar los indicios y no son conscientes de su obligación de denunciar. Por tanto, la eliminación de la violencia contra las mujeres es un reto que debe ser prioritario para la sociedad en su conjunto.

En cuanto a las medidas y reformas que propone el documento, el pacto de Estado extiende el concepto de violencia de género a todos los tipos de violencia sobre la mujer que recoge el Convenio de Estambul. Afortunadamente, en el debate que tuvieron sus señorías para la modificación de la ley, ya han dado ese paso en esta Cámara, y establecen medidas y reformas legislativas con base en la propuesta formulada por los 66 expertos y expertas en violencia contra la mujeres que pasaron por la comisión.

Hay un dato importante también, que también lo ha recogido Canarias en la modificación de la ley, y es el contemplar todas las medidas que están contempladas para los menores y los jóvenes, dado que es fundamental actuar desde edades tempranas para evitar que la violencia se perpetúe. Entre ellas, la inclusión, en todas las etapas educativas, de la prevención de la violencia de género, el machismo y las conductas violentas, y fomentar la educación emocional y sexual, y la igualdad; o la revisión y refuerzo del protocolo de detección precoz en el ámbito educativo.

También hay un apartado importante en el que sus señorías avanzaron en la modificación de nuestra Ley contra la violencia de género, que es todo el tema de menores: incluir a los hijos e hijas en las valoraciones policiales de riesgo de víctima; garantizar una prestación a los huérfanos y las huérfanas por violencia de género; suspender el régimen de visitas -esta mañana teníamos una pregunta al respecto, y hacía hincapié en este tema que está en el documento-, suspender el régimen de visitas en los casos en que el menor hubiera presenciado, sufrido o convivido con manifestaciones de violencia, y prohibir las visitas al padre en prisión condenado por violencia de género. Y también incluye la adopción de medidas para que la custodia compartida en ningún caso se imponga en caso de violencia de género, en los supuestos previstos en el Código Civil, y que no pueda adoptarse, ni siquiera provisionalmente, si está en curso un procedimiento penal por violencia de género y existe orden de protección.

Hay también importantes medidas en la formación. Después intervendré un poco más extensivamente.

También hay un paquete importante de medidas legislativas; es decir, esto obliga a modificar muchísimas de nuestra legislación. Entre ellas, la modificación de la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, para incorporar a los ayuntamientos en este nuevo concepto de pacto de Estado; también los cambios en la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, en relación con los títulos de acreditación para que el reconocimiento de la condición de víctima no quede supeditado necesariamente a la interposición de una denuncia, cuestión en la que sus señorías, en algunas comparecencias, aquí, en esta Cámara, también han insistido; y se generalizará la ampliación de la circunstancia agravante para los casos de mutilación genital femenina. No considerarán las injurias y calumnias únicamente como un delito leve, esto también es importante, y se perfeccionará la tipificación de los delitos en el ámbito digital -lo que comentaba antes en relación con las nuevas formas de acoso a través de las redes sociales-.

El pacto recoge también la modificación de la ley contra la intolerancia en el deporte, contra la violencia, el racismo y la xenofobia, para ampliar las sanciones administrativas a los clubes deportivos que permitan apología de la violencia machista en los acontecimientos deportivos. También hay un...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Un minuto más, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD (Barragán Cabrera): ...una fuerte predisposición a lo que pueden ser las campañas de sensibilización y prevención; el tema de financiación, con el que empecé prácticamente mi intervención.

(Se reincorpora a su lugar en la Mesa la señora presidenta).

Y decir, señorías, que este grave problema social no puede ser objeto de luchas o intereses políticos, porque lo que requiere la ciudadanía, en este caso, creo que es unidad.

Es un buen comienzo. Habrá que materializarlo en los próximos meses y años, una vez que se apruebe y que participemos en ese gran pacto de Estado con las observaciones que hago ahora en el Congreso de los Diputados. Pero, insisto, es un buen camino, a pesar de que, seguramente, sus señorías, los grupos parlamentarios, todos habrán tenido que renunciar a alguna posición más ideológica con el objetivo de conseguir la posición común.

Nada más por ahora y muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Turno ahora para el Grupo Mixto, señora Mendoza, por tres minutos.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidenta. Buenas tardes, señorías. Buenas tardes, señor consejero.

Yo voy a comenzar mi intervención como usted la ha finalizado. Al maltrato, este gran mal que se ha enquistado en nuestra sociedad sin perder fuerza, la única forma de combatirlo va a ser a través del consenso y la unión, no habrá otra manera para combatirlo. Es preciso un pacto de Estado que ponga punto y final a las continuas y reiteradas vulneraciones de los derechos fundamentales de las mujeres, que ponga fin a la desigualdad, al miedo, a la vulnerabilidad y al desamparo.

En esta línea, el pasado 28 de julio, como usted ha comentado, se publicó el informe de la Ponencia de estudio para la elaboración de estrategias contra la violencia de género, constituida en la Comisión de Igualdad en el Senado, en el que Agrupación Socialista Gomera tuvo la posibilidad de intervenir. Por cierto, la única senadora canaria.

No obstante, es necesario ir más allá, y queremos abordar temas como la prostitución, reconocida como una forma de violencia de género desde la Ley 16/2003, de prevención y protección total de las mujeres contra la violencia de género.

Y es que, tal y como se afirma en el estudio de 2016 Prostitución de mujeres en Canarias: narrativa de las opresiones y vulnerabilidades múltiples de género, Canarias es un territorio de riesgo social para el desarrollo y aumento del sistema prostitucional. Entre otras causas, por las grandes desigualdades económicas que existen en nuestras islas. No obstante, no podemos olvidar que el 35 % de nuestra población se encuentra en riesgo de pobreza. Estamos hablando nada más y nada menos que de 2500 mujeres en prostitución solo en Canarias, de las cuales, según el referido estudio, el 100 %, o sea, las 2500 mujeres son objeto de violencia de género por parte de sus parejas, exparejas, demandantes, proxenetas o algún familiar.

Debemos acabar con la violencia de género. Tenemos entre todos que construir un mundo seguro, que garantice los derechos fundamentales de las mujeres, que elimine el miedo, la vulnerabilidad, los golpes. Ni una mujer más. Forjemos entre todos un pacto de Estado que erradique la violencia de género. No podemos olvidar, como usted ya también comentó, que en los últimos catorce años han muerto más de novecientas mujeres como consecuencia de esta violencia.

Finalizo tal y como también ha finalizado el consejero: necesitamos consenso para terminar y erradicar de una vez esta lacra social.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Mendoza.

Turno ahora para el Grupo Nueva Canarias, señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, presidenta. Señorías, buenas tardes.

Desde Nueva Canarias entendemos que, independientemente del contenido del documento que salió de la subcomisión, de los acuerdos o desacuerdos al respecto y de los correspondientes votos particulares, el hecho de que todos los partidos políticos con representación -por lo menos, en el Congreso de los Diputados- hayan decidido comprometerse a suscribir un pacto de Estado contra la violencia de género es una noticia muy muy positiva.

En primer lugar, porque, además, le da a la realidad -o a esta realidad- la categoría que tiene, la de una gran lacra social, y la equipara a otros grandes problemas que padece la sociedad, como es el caso del terrorismo o el caso del desempleo.

Y, en segundo lugar, porque además visibiliza el compromiso de todas las fuerzas políticas, sea cual fuera el color o su ideología, por abordar el grave problema que significa esta monstruosidad que podemos padecer cualquier mujer solo por el hecho de serlo y que, además, ha cobrado en los últimos quince años 908 vidas en España y 57 de ellas en Canarias.

El compromiso de Nueva Canarias, de mi grupo político y de mi partido, en la lucha contra la erradicación de la violencia machista o de género es, ha sido y continuará siendo claro, contundente y manifiesto. Y, como los hechos son amores y no buenas razones, y los compromisos hay que demostrarlos con hechos, uno de los últimos hechos que sustenta esa implicación de Nueva Canarias en la lucha contra la violencia de género es el haber incluido, como objetivo en la negociación con el Partido Popular para el apoyo a los presupuestos del año 2017, este tema, y haber obtenido 2 millones de euros exclusivos para Canarias, exclusivos y adicionales, para este fin.

Lo que sí a mí me gustaría decirle, señor Barragán, en su consideración de consejero de este Gobierno y además de secretario general de Coalición Canaria, es que lo que sí me extraña es que, dada la vehemencia que tanto el Gobierno como su partido ponen cuando hablan de este tema, pues, también, habiendo tenido la misma posibilidad que Nueva Canarias de negociarlo en el acuerdo con el PP para el apoyo a los presupuestos, no lo hayan hecho. Porque es que, realmente, da la impresión de que, en el tema de violencia de género, pues, ponen más energía en el discurso que en los actos.

A mí, independientemente de esto, lo que sí me gustaría, consejero, es: Canarias tiene competencias propias en la materia, y sí me gustaría saber cómo las están ejerciendo y qué es lo que están haciendo en este ejercicio, porque sabemos que hay cosas que están mal, que están mal desde hace tiempo y que siguen funcionando mal. Tal es el caso de las UVIF.

Y, por último, también tenemos mucho interés en saber qué uso concreto le va a dar a los 2 millones de euros que consiguió Nueva Canarias adicionales, y si nos garantiza que en el 2017 se los va a gastar.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora González.

Grupo Podemos, señora Del Río.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Hola, buenas tardes. Presidenta. Buenas tardes a todas y a todos.

Es un tema realmente interesante, que cogemos y abordamos con mucho interés, pero lo primero que quería decirles es que la propia PNL que instaba a la elaboración de este pacto exigía que estuviera conformado y suscrito por el Gobierno de la nación, por las comunidades autónomas y ciudades con estatuto de autonomía, todos los partidos políticos, los poderes del Estado y la sociedad civil. Y aquí se habló y se nos invitó a que ahí se iba a generar un grupo de trabajo de Canarias, en el que las parlamentarias y parlamentarios, después de una reunión que tuvimos en Presidencia, íbamos a participar. Yo fui una de las personas designadas por mi grupo para participar en ese grupo de trabajo y, o bien nunca se reunió, o a mí, desde luego, no me llamaron; y mi grupo no sabe nada de qué pasó con esto. Con lo cual, hacemos una primera crítica, porque no vale solo hablar de la importancia de la democracia y la participación, y decirlo y hacer una foto en la que salimos todo el mundo, sino que después hay que hacerlo.

Esta parte de las parlamentarias de Canarias no ha participado en ese pacto. Menos mal que tenemos gente en nuestro partido en Madrid que sí ha podido participar; pero, desde luego, desde aquí, nuestra voz no se ha oído; y somos una voz de vanguardia, porque recuerden que aquí, por unanimidad, todos aprobamos la adaptación de nuestra ley al Convenio de Estambul, cosa que, en otras comunidades autónomas... Ni siquiera en el Estado central se ha conseguido todavía, algo que se reivindica en este pacto. Que quede constancia de todo esto, porque me parece importante a la hora de seguir trabajando.

Sabemos que, desde luego, en todas las comunidades no ha sido igual; pero, por lo pronto, en Canarias tenemos esa sensación que nos hace desconfiar del proceso en cuanto al cómo y con qué interlocutores se ha contado para llevar a cabo algo tan importante como la creación de este pacto.

Este informe, y damos nuestro punto de vista, tal y como se ha hecho hasta ahora, no cumple los requisitos para ser un pacto de Estado al que aspirábamos; necesitaba incorporar otros elementos, actores y actrices que no han podido sumarse a través del procedimiento ordinario de un informe de estas características.

Y, con respecto al contenido, a pesar de ser correcto y suponer en algunas cuestiones concretas buenos avances, es, en general, insuficiente; y adolece de un carácter continuista, superficial y poco garantista para las medidas contenidas en el mismo. Una de las insuficiencias, y como hay poco tiempo la diré, es la económica: tenemos 1000 millones para cinco años, sí, pero de los cuales solo están garantizados, en principio, 44 millones, que no dejan de representar, o sea, que representan menos del 5 % de la cifra total, y que supondrían que no se recuperarían los niveles de gastos previos a la crisis del 2011.

Por esta razón, nosotros nos abstuvimos en la subcomisión, y esperamos, de nuevo, ahora, en septiembre, cuando se lleve a pleno, poder rectificar, poder garantizar, porque creemos que no se puede sin dinero, sin presupuestos concretos y claros y sin la participación de todas las personas, incluido el movimiento feminista, al cual no se le ha dado la voz suficiente ni las garantías en la observación. Después, no habrá un buen pacto de Estado que nos incluya y nos represente a todas y a todos.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Del Río.

Turno ahora para el Grupo Popular, señora Luzardo.

La señora LUZARDO ROMANO: Gracias, señora presidenta.

Señor consejero, señorías.

Yo, en primer lugar, en nombre de mi grupo parlamentario, quería pedir al pleno la condena y la repulsa del último asesinato, que fue aquí, precisamente, en la isla de Tenerife, de Ana Belén, de 39 años, el pasado mes de agosto. Y, dicho esto, he echado de menos el minuto de silencio que, bueno, supongo que, como estamos en septiembre, por eso, a lo mejor, no se ha hecho.

Dicho esto, creo que ha sido muy importante, primero, que usted haya expuesto; y yo me congratulo de, pues, lo que es no el balance del informe de la subcomisión, sino ya lo que ha sido el informe que está pendiente, efectivamente, de aprobarlo por el Pleno.

Además, señorías, yo creo que este es un pacto histórico, que ha costado mucho trabajo llevarlo a cabo, ha habido un gran consenso, y también lamento algunas consideraciones que acabo de escuchar en esta misma tribuna, porque creo que, en un tema tan importante como esta lacra social, tenemos que estar todos unidos y lo que tenemos que hacer es aportar, no criticar.

Dicho esto, yo creo que lo importante, a partir de ahora, es a qué se van a trasladar esos 1000 millones en los próximos cinco años.

Además, señorías, tengo que decirles que mañana el Senado va a aprobar el informe de la ponencia, porque también introdujo 270 medidas; en total, 470. Y, además, va a haber una comisión de seguimiento que va a velar, precisamente, por la ejecución de este dinero público; sobre todo, por las recomendaciones, las diez medidas, usted ya ha hecho mención de alguna de ellas. Yo creo que es muy importante el tema de los menores y, además, también hay que señalar que 18 menores se han quedado huérfanos este año.

Y es verdad que han tenido que morir más de novecientas mujeres, ser asesinadas, para que hoy estemos yo creo que cada vez más concienciados de que esto tiene que ser una prioridad.

Pero yo me quiero también centrar, señor consejero, en Canarias, porque me preocupa qué está pasando aquí. Y quería saber, primero, qué medidas está llevando usted a cabo, porque dijo en una comparecencia del mes de marzo que iba a modificar el protocolo de coordinación, que, como sabe, es del año 2009. No sé si lo ha podido modificar ya o cuándo tiene previsto modificarlo.

En relación con la PCI, también me alegro de que las mujeres víctimas de la violencia machista se puedan acoger, pero no sé si usted sabe que, desde que se solicita la PCI hasta que se obtiene, pasan varios meses. Y he visto que la partida que tiene para fondo de emergencia, precisamente, para las mujeres que sufren el maltrato, son 410 000 euros. Yo no sé si esa partida la ha ejecutado ya a más del 40 %, es suficiente, porque vi que el anterior consejero dijo que el presupuesto subía un 6,45 %, pero he visto que la ejecución que tiene, a fecha de junio, era del 40 %. También le pido el destino de los 2 millones, aunque creo que va a hacer un convenio con los cabildos.

Y, sobre todo, termino diciéndoles: yo lo que quiero saber es a qué acciones concretas puede acogerse una mujer cuando sufre maltrato, tiene que salir de su casa con sus hijos y con lo puesto, sin ni siquiera hacer la denuncia o llamar al 016. Todo esto es un tema muy importante, y no sé si con una campaña que usted pone a veces en el día 25 de noviembre, puntual, es suficiente para que las mujeres que nos puedan escuchar y, sobre todo, la familia, los...

La señora PRESIDENTA: Señora Luzardo. No, no, se acabó. Con tres minutos, no hay más. Lo siento, siempre suelo ser generosa, discúlpeme que no pueda serlo, señora Luzardo. Con los tres minutos pasa con todos.

Grupo Socialista.

La señora RODRÍGUEZ HERRERA: Gracias, presidenta. Señorías. Señor consejero, buenas tardes.

El Partido Socialista siempre ha estado impulsando y manteniendo como eje central de sus políticas la lucha contra la violencia de género, y lo ha demostrado donde gobierna y cuando gobierna. Un claro ejemplo es la Ley 1/2004, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género. Hemos impulsado este pacto. Hoy, esta es una buena noticia. No es la mejor, no es el pacto que hubiéramos querido; pero, desde luego, es una buena noticia y nos alegramos de que el Partido Popular, el Gobierno del señor Rajoy, se haya avenido a lo que se venía pidiendo por el Partido Socialista desde 2011.

Como digo, este no es el pacto que hubiéramos querido. Nuestro compromiso con las mujeres y con los menores es incuestionable; desde luego que la cifra de más de novecientas mujeres fallecidas desde que se contabilizan los datos es insoportable. Por tanto, entendemos que este pacto es histórico, que es mejorable, muy mejorable; y, además, que debe ser necesaria una revisión en Canarias. Y ahí sí que queremos centrarnos y queremos saber qué medidas son las que usted, en Canarias, en esta comunidad autónoma, ha impulsado, va a impulsar, cuál es la cronología de la revisión de los recursos con los que contamos aquí para la aplicación de este pacto. Desde luego que debe gastar ya, o sea, ya, de forma inmediata, esos 2 millones de euros que anunciaba Nueva Canarias que son fruto de la negociación con el Estado a nivel de presupuesto, que nada tiene que ver con al pacto, pero, desde luego, son unos recursos que deben gastarse en un área, en una materia tan sensible y tan importante.

Además, repasar esa red de atención a las víctimas de violencia que funciona en Canarias con todos los cabildos y con todos los ayuntamientos. Yo creo que ya debía estar trabajando con los ayuntamientos y los cabildos, tal y como funcionamos en Canarias, una de las cuestiones imprescindibles para el Partido Socialista en este pacto. Y la verdad es que también lamentamos que el partido político Podemos no se sumara; porque, como digo, aunque no es el mejor, es un punto de arranque.

Pero, como decía, cuestiones imprescindibles: la memoria económica. Desde luego que 1000 millones no es demasiado, pero es un presupuesto importante. Nosotros hemos planteado 2000 millones, que es lo que pretendíamos que se obtuviera. Pero desde luego que la devolución de estas competencias en materia de lucha contra la violencia en los ayuntamientos también es una cuestión importantísima, es fundamental para trabajar, porque es una de nuestras propuestas o nuestras iniciativas; porque entendemos que los ayuntamientos son la puerta de entrada y la administración más cercana a las familias y también a las mujeres.

No me queda tiempo para explicar los asuntos que el Partido Socialista también presentó y que finalmente se han quedado como votos particulares, porque no fueron aceptados en este pacto de Estado al que...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Rodríguez, acabó también su tiempo.

Grupo proponente, Grupo Nacionalista, señora Beato.

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, señora presidenta.

Señora Luzardo, quizás tenga usted que ponerse al día en estos asuntos, porque era otro portavoz el que los llevaba en su grupo, pero tenga usted la seguridad de que las mujeres pueden, disponen de instrumentos para hacerse oír; disponen, desde hace muchos años, del Servicio de atención a mujeres víctimas de violencia de género, en el Cecoes 1-1-2; y existe un dispositivo de emergencias para mujeres agredidas, el DEMA, que está disponible las 24 horas, los 365 días del año, y las mujeres lo conocen. Tienen que conocerlo, porque es importante que denuncien.

Señorías, este pacto -inédito hasta ahora- ha sido posible gracias a la voluntad de todos de contribuir a llegar a un acuerdo, a través del diálogo fluido y el diálogo constructivo; actuando como este asunto merece, con la responsabilidad de todas las fuerzas políticas, con lealtad institucional y con la colaboración que siempre debe prevalecer a la hora de abordar un problema tan grave, tan preocupante como la violencia machista. Y eso tenemos que reconocerlo y felicitarnos todos por este logro colectivo para mejorar los sistemas de prevención, de asistencia y de lucha contra la violencia de género. Sin olvidarnos, por supuesto, de que queda muchísimo, muchísimo trabajo y mucho camino por recorrer.

Hasta ahora, se han hecho grandes esfuerzos en materia legislativa. Tenemos normas a nivel estatal que abordan, desde el punto de vista integral, la persecución de la violencia sobre la mujer. También han ejercido mucha presión las instituciones y las organizaciones internacionales. Pero, pese a todos los esfuerzos, la violencia machista continúa enraizada en la sociedad y sigue siendo muy alto el número de víctimas mortales, y muy preocupante el número de agresiones.

Usted daba los datos de las conclusiones del informe. Desgraciadamente, estos son los datos que se ven. Pero, la lamentablemente, hay que sumar los que no se ven, los que no se conocen porque ni siquiera se denuncian: esa violencia soterrada que las mujeres no se atreven siquiera a contar, la incidencia de los micromachismos y los estereotipos machistas, que siguen siendo o estando muy arraigados en nuestra sociedad. Unos estereotipos y hábitos culturales que, muchas veces, son aceptados como naturales por las propias mujeres, que nos sometemos a los dictados de lo políticamente correcto y adecuado a nuestro género. Y, también, la involución que aflora entre nuestros jóvenes, agravada con la utilización -la mala utilización, la utilización indebida- de las redes sociales como instrumento de control y de acoso a la pareja.

Por todo eso -y por muchísimo más- era necesario este pacto. Para reforzar la conciencia social sobre un problema que nos atañe a todos como sociedad y que es la punta del iceberg, la expresión más cruenta de la discriminación y las desigualdades entre hombres y mujeres.

Un pacto que calificamos como positivo, porque lo entendemos como un primer paso en un largo camino que hay que transitar hacia la igualdad real entre los hombres y las mujeres; un gran avance, porque, por primera vez, todos estamos de acuerdo en algo. Es verdad que hay algunas discrepancias, que se concretan en varios votos particulares, pero hay un gran consenso en torno al núcleo fundamental del pacto.

Señorías, el Grupo Nacionalista Canario preferimos quedarnos con lo que se ha conseguido acordar, porque es un salto muy importante el que se ha dado en estos últimos meses. Seis meses de trabajo, 66 comparecencias de expertos y muchas horas de debate que han culminado consensuando más de doscientas medidas, con un presupuesto de 1000 millones de euros para llevarlas a cabo en los próximos cinco años.

Este quizás no sea el pacto que, a nivel individual, nos gustaría a cada uno; quizás faltan por reflejar muchas, muchísimas medidas, pero sí es el pacto en el que se concreta lo mucho que nos une en esta lucha.

Tenemos que estar de acuerdo con este pacto, porque contiene más de doscientas medidas que inciden en una mayor coordinación y colaboración entre instituciones y con las organizaciones sociales. Nos parece positivo que se ponga el énfasis en la educación con perspectiva de género en todos los niveles, etapas y grados, desde la prevención de la violencia de género, el machismo, las conductas violentas, además de la educación emocional y sexual, para fomentar el respeto desde la coeducación y la igualdad efectiva entre hombres y mujeres como mejor estrategia preventiva de la violencia y de cualquier otra forma de dominación.

Tenemos que aplaudir que se refuercen los protocolos en atención primaria y en urgencias para mejorar la detección temprana de posibles casos desde las primeras señales de alarma, además de la voluntad de mejorar la colaboración y la interconexión de todos los sistemas de información de las distintas administraciones públicas, para disponer de más elementos de valoración del riesgo y, por tanto, de prevención.

Reconocemos el avance en la atención a la doble discriminación que sufren las mujeres mayores de 65 años, las mujeres del mundo rural y las mujeres con discapacidad o diversidad funcional que se encuentran en situaciones de especial vulnerabilidad para defenderse del agresor, y que experimentan mayores dificultades para identificar, expresar y denunciar las circunstancias del maltrato. Pero, sobre todo, tenemos que celebrar que haya un compromiso presupuestario y una ficha financiera para ellas.

Este es un pacto que se dota de 1000 millones de euros que van a incrementar los recursos que ya se destinan a la hora de reforzar la red de protección y la asistencia que garantice el mantenimiento de la atención directa a las víctimas en todos los niveles de la Administración.

Reconocemos también que hay aspectos que aún es necesario abordar y que requieren de mucho diálogo y de maduración para alcanzar el consenso. Me refiero a que este pacto sigue siendo tibio a la hora de adaptar la legislación española al Convenio de Estambul y a la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, de tal forma que el concepto de violencia de género se adecue en la normativa estatal a lo establecido en esta regulación internacional, algo que sí hemos hecho con la legislación canaria que, recientemente, hemos adaptado al Convenio de Estambul y aprobado por unanimidad en esta Cámara.

También es posible que pueda hacerse algo más para garantizar la aplicación de la ley de protección a las víctimas desde el ámbito judicial, para sumar en el ámbito penal las medidas de suspensión del régimen de visita a los maltratadores y la atribución al agresor condenado por violencia machista de la guarda, el régimen de visitas y la custodia exclusiva compartida. Nos preocupa mucho el diagnóstico que usted nos ha constatado: el diagnóstico constata el descenso, en más de veinte puntos, desde el 2007, de las órdenes de protección; y nos preocupa que se constate en el informe que algunos juzgados deniegan sistemáticamente la concesión de las órdenes de protección -dice el informe: "por encima de un 90 %"-. Es muy preocupante.

Señor consejero, ¿cuáles serían ahora los siguientes pasos? Sabemos que le corresponde al Gobierno de España, a partir de la aprobación por el Pleno del congreso, que no se ha pronunciado aún, afrontar el calendario y la planificación para hacer efectivo el pacto e impulsar todas las reformas legislativas y organizativas que requiere.

Nos preguntamos si ya se ha puesto en contacto con las comunidades autónomas para definir la estrategia, porque vamos a estar vigilantes para que ese pacto se ponga en marcha y camine con la velocidad que merece.

Algunas medidas no son una novedad para Canarias: esta comunidad autónoma hemos avanzado en muchos asuntos que ya contempla el pacto. Quizás nos pueda concretar cuáles son esas medidas en las que Canarias trabaja.

Tenemos que concluir -ir concluyendo- felicitando a las asociaciones de mujeres, a las ONG, al movimiento feminista; sin ellos, no hubiera sido posible. Ellos no han dejado de luchar para que este problema se haga visible, fuera tratado como un asunto de Estado y fuera posible este pacto.

Hay asuntos en los que solo cabe la unanimidad. La violencia de género no entiende de ideologías. Esta lucha nos compromete a todos los poderes públicos, a todos los partidos políticos y a la sociedad en su conjunto. Por eso, debemos trabajar todos juntos. Es un respeto que les debemos a las víctimas y a sus familias, y quiero trasladar también el cariño, el respeto y el reconocimiento a las víctimas y a sus familias. A todos nos corresponde denunciar y rechazar las actitudes machistas; hay que generar una mayor conciencia, y esperamos que esta tarea de generar conciencia sea uno de los principales objetivos del pacto para conseguir que sumemos todos los agentes políticos, económicos y sociales y la sociedad civil, en una sola dirección, para luchar y combatir la violencia contra la mujer.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Beato.

Turno ahora para el Gobierno, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD (Barragán Cabrera): Gracias, señora presidenta.

En primer lugar, señorías, voy a empezar con una pregunta que me hizo la señora Socorro Beato: cuáles son los siguientes pasos. Porque creo que, no sé si es como consecuencia de mi intervención... No estamos, ni el Congreso de los Diputados es quien aprueba el pacto de Estado. El Congreso de los Diputados, a raíz de una iniciativa del Partido Socialista, pone en marcha todo lo que puede ser el impulso de un pacto de Estado. Y ese es uno de los documentos. La portavoz del Partido Popular, como bien ha señalado también el acuerdo de la Conferencia de Presidentes, destaca que es la comisión, en el Senado, la que va a dotar de fuentes para la política de pactos de Estado. Por lo tanto, tenemos dos fuentes importantes, donde están representadas todas las fuerzas políticas, que son la subcomisión del Senado y esta del congreso, que ya aportan, cada una de ellas, doscientas y pico medidas.

Paralelamente, el Gobierno del Estado ha tenido alguna reunión para, también, impulsar lo que se estaba haciendo. Y, ahora, con toda esta información, el Gobierno del Estado tendrá que sentarse con el resto de los operadores para formalizar el pacto de Estado. Por lo tanto, es posible todavía enriquecer el documento de aquí a lo que sería la formalidad de un pacto de Estado.

Lo que parece que han acordado los grupos es que, independientemente de lo que se tarde en formalizar ese pacto, ya se empieza a trabajar en alguna de las medidas que están propuestas en el documento.

Me gustaría hacer también alguna referencia a algunas cuestiones que se han dicho. La portavoz de Nueva Canarias nos ha intentado decir que, tanto que defendemos esto, pues, no lo ha visto reflejado en nuestras enmiendas. Mire, se lo digo ahora y se lo diré siempre: no voy a discutir con usted, ni con ningún grupo, a ver quién hace más para la violencia de género. Si no tenemos aquí claro que en este tema tenemos que trabajar todos juntos, y lo que vamos a hacer es ver quién compite con quién, si yo consigo una enmienda, si fulanito hace una cosa, no hemos entendido nada de que tenemos que estar todos unidos en este trabajo.

Y esto deberíamos tenerlo en cuenta. Por lo menos, cuando nos pongamos a favor de alguna de las cosas que conseguimos, hagámoslo colectivamente. Yo le reconozco a Nueva Canarias el haber conseguido 2 millones de euros para la violencia de género en Canarias, pero no se me ocurriría decirle, si yo hubiera conseguido 3, que yo conseguí un millón más que usted, a ver quién es mejor en esta política. Por lo tanto, creo que es un error que podamos plantearnos las cosas desde ese punto de vista.

Ahora le explicaré, en mi segunda intervención, también, las preguntas que me hacía en cuanto a cómo estamos gastando ese recurso.

En el tema del Grupo de Podemos, en cuanto a la crítica de la participación, yo creo que, con esta respuesta que le he dado a una pregunta de la señora Socorro Beato, verá que todavía no estamos en que nosotros vayamos a firmar un documento ya formalizado. Y, por lo tanto, estamos todavía en disposición de que el Gobierno se nutra de las aportaciones de este Parlamento para hacer alguna aportación final, si consideráramos, desde Canarias, que el documento no nos da plena satisfacción como para firmarlo en nombre de la comunidad autónoma.

Al Partido Popular le contestaré ahora, también, a las preguntas concretas que ha hecho.

Y, en el tema del Partido Socialista, también me pedía cómo estábamos funcionando o qué es lo que estábamos haciendo en Canarias. Y, en ese sentido, yo creo que Canarias, el Gobierno de Canarias, todos los gobiernos de Canarias, de verdad, no han esperado a las consecuencias de un acuerdo para actuar, ¿no? Y por eso quiero hacer un reconocimiento colectivo a todos los partidos, a todos los que han tenido en algún momento alguna responsabilidad como gobiernos de la comunidad autónoma. De hecho, alguna de las medidas que se proponen en el pacto ya estaban siendo aplicadas en la Comunidad Autónoma de Canarias. Aquí la asistencia de las víctimas, por poner un ejemplo, está garantizada, independientemente de que estas presenten denuncia o no, y esto aparece hoy como una novedad en el pacto de Estado.

Quiero reconocer también que no solamente el Gobierno, sino que este Parlamento ya hizo en su momento una ley avanzada, una de las leyes más avanzadas en violencia de género y ustedes, señorías, con la modificación por unanimidad de todos los grupos parlamentarios de la Ley 19/2003, de Prevención y protección integral de las mujeres contra la violencia de género, demostraron que seguimos estando a la altura de las circunstancias cuando hablamos de violencia de género, y esto es un orgullo social que puede mostrar Canarias -insisto, como colectivo, no para enorgullecernos ante un tercero, ante otra comunidad, pero sí colectivamente- de que estamos haciendo lo que debemos hacer.

Otra de las medidas que recoge el pacto y que ya se está trabajando en el Gobierno está relacionada con los medios de comunicación, ante el papel que estos juegan de cara a la concienciación y prevención de la violencia contra las mujeres; y, en este sentido, en el mes de julio, el presidente del Gobierno, la directora del ICI y yo nos reunimos con los medios de comunicación para ver la posibilidad de un código ético común y de autorregulación que nos permita afrontar también la comunicación desde los medios de comunicación para que, en este caso, no se ponga valor al que ejerce la violencia machista, y muchas noticias han visto ustedes que parece que -no sé si han visto alguna noticia- dice "era una buena persona, nadie sabía nada", parece que era una buena persona, pero que le dio una cosa especial e hizo un atentado y mató a su mujer en ese momento. Queremos mejorar en ese sentido.

También, en esta reunión, se propuso el análisis de los códigos y las guías o las normas que cada medio pone para tratar esas noticias.

También venimos realizando las campañas de sensibilización y prevención, enfocadas especialmente a la población joven, ante la gran preocupación por la reproducción de conductas de control y violencia entre jóvenes y adolescentes. Creo que todos estamos preocupados con este asunto.

Además, se están revisando contratos con compañías de transporte de cara a la campaña del 25 de noviembre, Día internacional para la eliminación de la violencia contra las mujeres.

También estamos desarrollando un marco de actuación para la prevención temprana de la violencia de género en la pareja, con el que se trata de conseguir sinergias entre el Gobierno de Canarias, administraciones locales y sociedad civil para lograr una intervención más eficaz con adolescentes y jóvenes. Tras someter el documento al proceso participativo, actualmente se están incluyendo estas aportaciones en el texto para, posteriormente, proceder a su aprobación.

El aumento por parte del Gobierno de Canarias de los fondos para violencia machista es otro elemento en el que ha contado con la unanimidad de esta Cámara, y no solamente eso, sino que ustedes han incorporado 100 000 euros más; de la propuesta que traía el crédito extraordinario, ustedes lo aumentaron a 965 000 euros, en 100 000 euros más. Estos fondos se distribuyen de la siguiente manera: 550 000 euros irán a las ayudas a las mujeres víctimas de la violencia con dificultades para encontrar empleo; 100 000 euros para el Fondo Canario de Emergencia Social, que alguien me hizo una pregunta específica; 150 000 euros para publicidad y todo lo que es la campaña de promoción, que son las acciones de información, sensibilización y prevención; 175 000 euros para reuniones y formación, y es fundamental mantener encuentros con diversas instituciones, asociaciones y profesionales que trabajan en la red para evaluar y mejorar las actuaciones.

Y después tenemos incorporados los fondos procedentes del presupuesto general del Estado, 2 millones para la lucha contra la violencia de género, gracias a una enmienda de Nueva Canarias. Los presupuestos generales del Estado incluyen esa partida, y parte de esos fondos, alrededor del cincuenta por ciento, irán destinados a ampliar el presupuesto incluido en los convenios suscritos este año con las corporaciones insulares para el mantenimiento y la consolidación del sistema de prevención y protección integral de las víctimas de violencia machista. Así, se prevé reforzar -y esto es importante-, con nuevas contrataciones, el personal especializado en la red canaria de centros y recursos para la intervención con menores víctimas de violencia de género; así como potenciar la atención de las mujeres víctimas de violencia sexual, y para aquellas que se encuentren en especial situación de vulnerabilidad. Esta aportación se sumaría a los más de diez millones de euros que destinan en 2017 el Gobierno y los cabildos al mantenimiento de la red canaria de centros y recursos.

El resto de los fondos procedentes del Estado se destinarán a otras actuaciones que desarrollará el instituto directamente o en coordinación con otras administraciones, con otras consejerías y entidades especializadas.

La consejería y el ministerio han establecido una línea de colaboración para la elaboración de un plan contra la violencia de género, que incluiría distintas actuaciones y proyectos, para cuya definición el Instituto Canario de Igualdad está trabajando en coordinación con los cabildos y en la línea fijada por el Gobierno del Estado.

Hay también el tema del protocolo interinstitucional. Alguien me preguntaba concretamente por esto. La idea nuestra es que este mismo año esté el nuevo protocolo interinstitucional sobre violencia machista, con el que se actualiza y mejora el documento del 2009. Y, con este documento, como sus señorías saben, se pretende... (Corte producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

La señora PRESIDENTA: Un minuto más y concluya, por favor.

El señor CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD (Barragán Cabrera): Termino.

Se pretende mejorar la atención y protección a las víctimas, establecer procedimientos de colaboración más operativos y perfeccionar también la coordinación de todas las partes, así como adaptarlos a las modificaciones legislativas producidas desde 2009, cuando fue su aprobación.

Después está el encargo del segundo estudio sobre prostitución en Canarias que había encargado mi antecesor, el primero de ellos; y un elemento que también ha sido objeto de polémica, en este caso, en este verano, que son las manifestaciones artísticas sexistas o también todo lo que tiene que ver con la provocación de violencia machista a través de expresiones artísticas. Aquí estamos trabajando también ya, con el departamento de Cultura, a ver si conseguimos que, efectivamente, más que los artistas, algunas expresiones artísticas no sean subvencionadas con dinero o recursos públicos.

Nada más y muchas gracias por su atención.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-1203 Sobre -Consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad-, sobre Avances para un Pacto de Estado contra la violencia de género.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Mapa de contenidos · Aviso jurídico