Diario de Sesiones 88/2017, de fecha 20/9/2017 - Punto 3

9L/C-1276 Comparecencia del Gobierno -consejero de Turismo, Cultura y Deportes-, instada por el Grupo Parlamentario Podemos, sobre la evolución y perspectivas del modelo turístico de Canarias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Señorías, pasamos al siguiente punto del orden del día: comparecencia del Grupo Parlamentario Podemos, al consejero de Turismo, Cultura y Deportes, sobre la evolución y perspectivas del modelo turístico de Canarias.

Ruego que cierren las puertas. Gracias.

Tiene la palabra el señor diputado don Juan Márquez Fandiño, en nombre del grupo parlamentario.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO: Gracias, presidenta.

Bueno, vamos a hablar de turismo, señor consejero. Ha habido cambios en su consejería, me gustaría conocer de cerca en este Parlamento cuáles son sus planes, cuál es su visión que tiene del turismo en Canarias y su modelo. Para Podemos el sector del turismo debe sustentarse en cinco ámbitos claves: crecimiento económico redistributivo y equitativo, inclusión social, calidad en el empleo y reducción de la pobreza, incorporación, conservación y respeto de los valores culturales, la diversidad y el patrimonio, puesta en valor de la comprensión mutua, de la convivencia, de la seguridad, y uso eficiente de los recursos, la protección ambiental y la lucha contra el cambio climático.

Como hemos puesto de manifiesto a lo largo de toda esta legislatura, debemos apostar decididamente por la renovación y modernización de las zonas turísticas obsoletas, en vez de seguir destruyendo nuevo territorio para más construcciones turísticas. Debemos apostar por un turismo de calidad y no de cantidad. La obsesión del Gobierno por más y más turistas sin reflexionar sobre sus consecuencias económicas, sociales, territoriales y culturales es preocupante, señor consejero.

Ustedes tenemos la impresión de que no tienen un modelo turístico. El único concepto que ustedes manejan, señor consejero, es el aumento anual de turistas, como si eso fuera sinónimo de éxito, de mejora de nuestra calidad de vida, y es falso. Escuchábamos al señor Cristóbal de la Rosa decir que este año esperábamos, vamos a esperar, se prevén 16 millones de turistas. No hay una verdadera preocupación del Gobierno para que esa subida de turistas, ese incremento del producto interior bruto de Canarias gracias al turismo, se refleje en el nivel de vida y en la mejora de la calidad de vida de los residentes canarios. La realidad es que son los peores sueldos, los de mayor precariedad, donde existe una mayor explotación laboral. Mientras el turismo sube un 6 %, el empleo solo sube un 1 %, mientras los beneficios además de las empresas se incrementan en un 10 %.

A pesar del constante aumento de turistas, en Canarias ni siquiera los municipios turísticos se ven beneficiados. Son los más pobres, aunque tengan en ellos la mayor potencia económica principal de nuestro archipiélago.

Un sector que padece una codicia ilimitada, que se degrada a sí mismo, influyendo negativamente en el valor y la rentabilidad a largo plazo de los productos turísticos comercializados. Y eso, además, no es que lo diga Podemos, señor consejero, lo dicen las voces cualificadas de nuestras universidades. Matías González, por ejemplo, profesor de Economía Aplicada de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, dice lo siguiente: "El turismo, que fue en otro tiempo una promesa de mejora de la cohesión social en el archipiélago, ha devenido en punta de lanza de la quiebra de la cohesión y el aumento de las desigualdades".

¿Cuáles son las consecuencias sobre nuestro territorio y cómo afrontamos su coste social y natural, 16 millones de turistas en una población de 2 millones de habitantes? Hablamos de un territorio a la cabeza de España en índice de desigualdades, en desempleo, en pobreza infantil, un territorio a la cola en sanidad, un territorio con un sector turístico de masas que no revierte en el beneficio de una mayoría social, que no penetra en otras capas sociales, que solo enriquece a unas élites económicas locales y a grandes turoperadores extranjeros que asumen todos esos beneficios. ¿Pero quién paga los costes que genera el impacto de esos 16 millones de turistas que recibimos este año? ¿Tenemos que utilizar, señor consejero, nuestros recursos económicos para la sanidad, para la educación, para la dependencia, para los servicios básicos, los recursos por ejemplo del sector primario para costear esos gastos de impacto, señor consejero?

Este verano, tras la aparición de las microalgas, por fin hemos abierto ese debate sobre la gestión de nuestros residuos, vertidos ilegales y vertidos legales que no tratan las aguas, que la propia Unión Europea ya nos ha señalado, efectos sobre nuestro medio ambiente. Hablamos de cientos de miles de millones de inversión pública que recaen sobre el conjunto de la población canaria. Y ante esa cuestión, señor consejero, viene la pregunta que ha motivado esta comparecencia: ¿cómo es posible que el Gobierno de Canarias se siga negando en rotundo a la implantación de la ecotasa?

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Tiene la palabra el señor consejero de Turismo, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, don Isaac Castellano San Ginés.

El señor CONSEJERO DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES (Castellano San Ginés): Muchas gracias, señora presidenta. Señorías.

Valgan mis primeras declaraciones en esta comparecencia, que también es mi primera como consejero en el Gobierno de Canarias, para hacer una declaración de intenciones.

Soy consciente de que el escenario político actual, caracterizado por el pluralismo político, ha venido para instalarse y que requiere de nosotros capacidad de diálogo y consenso. Y también soy consciente -y esto sí que a veces me entristece- de que en el debate político actual tienden, tendemos, a simplificar nuestras expresiones, nuestras ideas, buscando posiblemente los titulares y a veces sacando de contexto nuestras afirmaciones. Y esto va en contra de la primera necesidad que expresaba de tener un debate sereno y profundo sobre diferentes materias.

La segunda reflexión que quiero hacer es que, al igual que en otros ámbitos de la vida, corremos el riesgo de perder aquello que no sabemos apreciar y yo tengo la convicción de que la historia del desarrollo turístico en Canarias, con sus luces y sus sombras, sin duda, es una historia de éxitos; que sin este desarrollo turístico sería inimaginable que en Canarias hubiéramos alcanzado los estándares de vida de los que podemos disfrutar, a pesar, como digo, de ciertas dificultades y retos que nos ha planteado este desarrollo.

Soy consciente también de que la coyuntura que favorece en buena medida los datos que sufrieron una bonanza en el sector turístico no solo depende de nosotros, pero también, pero también son el fruto de nuestras bondades, de las bondades de nuestro territorio, de las bondades de nuestro medio ambiente y también de muchísimos profesionales que en el sector público y privado se dedican a reflexionar sobre qué es lo que tenemos que hacer en el sector turístico para mejorar cada día.

Las actuales cifras turísticas no son fruto de la casualidad. Como bien decía, vivimos tiempos en los que batimos de forma sucesiva récords de visitantes y pernoctaciones, lo cual nos ha situado como destino líder en el ámbito de la Unión Europea, por encima de regiones como el propio París, y esto tenemos que saber valorarlo.

También le doy la razón en una cosa: no nos podemos quedar, digamos, con la alegría de batir récords de forma constante si estos no se traducen en el beneficio, en el bienestar de nuestros ciudadanos, pero la realidad, la realidad, es que en estos momentos el turismo sí está tirando de nuestra economía, el turismo está creando empleo.

Y lo que quizás no le puedo admitir es que basemos nuestro debate en los prejuicios que tenemos los unos hacia los otros. A veces se quiere hacer una caricatura de mi formación política como el partido que defiende el cemento y, sin embargo, nuestra tradición en la defensa de la sostenibilidad se puede constatar con hechos. Más allá de la habilidad que pueda tener cada uno en la elaboración de diferentes retratos, yo les menciono una serie... Sí, yo sé que esto les puede hacer gracia, pero les voy a dar unos datos que sencillamente son objetivos. Hemos hecho compatibles las cifras de récord turístico con los siguientes hechos.

En nuestra comunidad autónoma contamos con siete reservas de la biosfera, ¡siete!, cinco de ellas ocupan la totalidad de siete islas, porque incluimos La Graciosa, dos de ellas parcialmente las islas de Gran Canaria y Tenerife. Y esto es un reconocimiento que no se obtiene por casualidad, esto nos viene a indicar que en Canarias, con esas cifras de visitantes que tenemos, hemos conseguido un desarrollo armonioso entre población y territorio.

Segundo dato. A pesar del retrato que nos quieren dibujar, el 42 % de nuestra superficie está protegida por alguna figura de las diferentes que existen en el ámbito de nuestra comunidad autónoma. Récords -en esto también batimos récords- en el ámbito del Estado. Nadie tiene más territorio protegido que nuestra comunidad autónoma.

Tercer dato. La industria turística, nuestra principal industria -ya lo decía ayer el presidente-, ocupa tan solo el 2 % de la superficie de nuestro territorio.

Y a pesar de todos estos datos, que son objetivos, hay quien se empeña en dibujar o en hacer una caricatura acerca de lo que es Coalición Canaria. Todo eso lo hemos conseguido también en estos años de gobierno. ¡Claro que Canarias es un referente en materia de sostenibilidad!, y eso es algo que puedo constatar cada vez que trato con diferentes agentes en el ámbito del Estado y también en el internacional, créanme. Muchos ponen su mirada en Canarias para copiar nuestro modelo. Y todos esos reconocimientos que tenemos no son fruto de la casualidad.

No quiero dejar de abordar algunas cuestiones que me planteaba.

Planteaba la cuestión de la ecotasa. Es cierto y es bien sabido que en nuestro programa de gobierno rechazamos su implantación, pero a este respecto el portavoz de la Agrupación Socialista Gomera hacía una reflexión bastante interesante, porque aquí da la sensación de que el turismo no produce recaudación, no genera ingresos en nuestras arcas públicas. A través del IGIC, que también grava toda la actividad turística, se produce una cantidad importante de ingresos que repercuten en la calidad de nuestros servicios, en nuestras inversiones, etcétera, etcétera. Por lo tanto, más allá del nombre que le pongamos, porque a mí, en los tiempos que corren y con algunos discursos, me parece contraproducente que, en un escenario en el que hablamos de turismofobia, lancemos el mensaje tan negativo con respecto al turista en el que le decimos que tenemos que gravar su entrada. Me parece que es un mensaje contraproducente.

Y esto me lleva a la última reflexión que quería hacer, que está muy relacionada con la tergiversación de las palabras que a veces se produce. Yo hablé en su momento, en declaraciones en un programa de radio, de la necesidad de hacer un análisis sobre la capacidad de carga. Desgraciadamente vivimos en un tiempo en el que parece que todo es urgente, todo genera alarma y todo nos anuncia el caos; sin embargo, el análisis que planteo es un análisis a largo plazo, en el marco del desarrollo de un plan estratégico turístico, un plan que se proyecta hacia el año 2040. Y en ningún caso -quiero dejar claro- he hablado de que en Canarias no quepa un turista más. Rechazo rotundamente ese tipo de mensajes. Canarias hoy en día puede asimilar -y de hecho los índices de satisfacción de nuestros turistas lo indican así también-, esta capacidad, este número de turistas que está llegando en la actualidad a nuestro archipiélago. Y, sin embargo, afirmo que es necesario tener este debate. Y que el debate de la capacidad de carga no se limita al establecimiento de un número de turistas que puede llegar a nuestro territorio, es mucho más complejo. Les pido, por favor, les pido, por favor, que no lo simplifiquen de esta manera. Cuando hablamos de capacidad de carga, no hablamos de un elemento fijo; es más, tenemos que entenderlo como un factor dinámico que depende de muchas variables, entre ellas de las infraestructuras con las que contamos. Y cuando yo planteo la necesidad de hacer este estudio lo hago en relación con una serie de indicadores que tengan en cuenta la repercusión que los flujos que genera el turismo tienen sobre nuestro medio ambiente, sobre la experiencia del propio turista y sobre el bienestar del residente. Pero, repito, y esto, bueno, ya no tengo tiempo para hacer otra reflexión que quería hacer sobre los estudios que hacemos, pero esto en ningún caso quiere decir, repito y lo quiero dejar claro, que en Canarias no quepa un turista más, como algunos han querido poner en mi boca.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos a la intervención de los grupos no solicitantes de esta comparecencia.

En nombre del Grupo Mixto, tiene la palabra don Jesús Ramón Ramos Chinea.

Y saludamos al director general de Deportes del Gobierno de Canarias, que ha querido estar presente en este debate, y le damos la bienvenida al pleno.

Don Jesús Ramón.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señora presidenta.

Buenos días, señor consejero. Le doy la bienvenida. No había tenido oportunidad de hacerlo y, aprovechando que es su primera comparecencia en pleno, pues, aprovecho.

Yo espero que mis reflexiones se las tome con un carácter constructivo, porque van precisamente con esa idea. Pero desde nuestro grupo sí creemos que turísticamente Canarias está creciendo a dos velocidades. Una velocidad que es a la que van las islas verdes y otra velocidad mucho más descontrolada que es a la que va el resto de islas, apostando por un turismo de masas. Nosotros, indudablemente, estamos de acuerdo con el modelo turístico que estamos siguiendo en las islas verdes, lo que sí queremos es que nos apoye a desarrollarlo más el Gobierno de Canarias. Y las consecuencias de ese turismo que vemos en el resto de las islas, de un turismo enfocado a las masas, pues, vemos movimientos demográficos hacia zonas turísticas, focalizadas en un turismo, como ya dije, de masas, haciendo que se despueblen cada vez más las zonas rurales; otro problema son los bajos salarios y la explotación laboral que sufre a veces el sector servicios -hemos puesto muchísimas veces aquí el ejemplo de las camareras de piso o camareros-.

Y a mí me gustaría preguntarle también si ese consumo que estamos teniendo al tener tantos turistas no está siendo un poco descontrolado.

Yo no estoy de acuerdo, como usted dice, con que no quepan más turistas en Canarias; lo que sí tenemos es que regularizarlo y ordenarlo, por supuesto.

¿La conclusión a la que llegamos nosotros? Que pensamos que el desarrollo turístico en Canarias no ha seguido un plan muy específico. Quizás también es que este boom turístico nos cogió un poco de imprevisto, pero, bueno, estamos a tiempo de elaborar un buen plan y seguir y marcarnos una meta, y en ese sentido siempre va a tener el apoyo de la Agrupación Socialista Gomera. Tenemos que saber qué turismo queremos: si un modelo que genere riqueza para los canarios o uno que genere riqueza para las grandes empresas.

Yo me pregunto: ¿qué beneficios para Canarias tiene un turismo de masas de todo incluido? Realmente no tiene ninguno, estamos hablando de turoperadores y grandes cadenas hoteleras que no tributan en nuestro país sino normalmente tributan fuera, en el extranjero. Y además esos clientes consumen grandes recursos, carreteras, etcétera. Entonces tenemos que plantearnos cambiar ese modelo.

Otro fenómeno actual por el que me gustaría preguntarle es el de las viviendas vacacionales. Nosotros en las islas verdes no tenemos ese problema; de hecho, nuestro grupo llevó una enmienda a la Ley del Suelo, porque ese modelo lleva conviviendo muchísimos años, pero sí que es un problema en el resto de las islas. Entonces me gustaría saber en qué punto está el decreto del alquiler vacacional.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Sí. Pasamos a la intervención del Grupo Parlamentario Nueva Canarias. Tiene la palabra el señor Rodríguez, su portavoz.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señor consejero,

mi gozo en un pozo. Había escuchado alguna declaración interesante, reflexiva, sobre el futuro de Canarias al consejero y nos lo ha aclarado, ¿no? "A peor, la mejoría", sería el otro refrán que pongamos sobre la mesa.

Mire, usted no ha hablado de turismo, usted se ha dedicado a defender a su partido. Y supongo que tiene que hacerlo entre otras cuestiones porque vive de él, de manera que es legítimo que uno defienda a la fuerza política a la que pertenece y a la que le ha colocado como consejero. Eso me parece legítimo, pero yo le entendí al señor Márquez que iba a hablar usted de turismo.

¿Qué va a hacer esta comunidad, que tiene competencias exclusivas en turismo y que tiene un modelo francamente mejorable? Ya está bien de eso del 2 %, ¿pero cómo se pueden simplificar las cosas hasta ese nivel? Claro que las instalaciones turísticas puras y duras ocupan una superficie pequeña, pero detrás de eso están las carreteras, los puertos, los aeropuertos, la producción energética, la producción alimentaria, el consumo de agua, el saneamiento, la depuración, los vertidos, los residuos, el impacto en la convivencia, el desplazamiento de la gente de los lugares de residencia por los visitantes y por modelos turísticos que claramente están generando fobias en la gente desde Venecia a Berlín, desde Baleares a Cataluña, y ustedes, en Belén con los pastores. Se les acaba la legislatura y no han hecho nada en materia de política turística. Ustedes se dedican a contar turistas, solo saben contar turistas, y para eso no necesitamos al Gobierno. Al Gobierno lo necesitamos para diseñar un proyecto de futuro, participado, un proyecto que escuche a la gente, que escuche a la oposición, que somos más que ustedes, y de eso no ha dicho nada. Altanería y soberbia, parece ya un asunto, parece ya un asunto casi genético. ¡No puede ser!: ustedes tienen competencias exclusivas y no las desempeñan. No han hecho nada, contar turistas y nada más.

Y ahora dicen de nuevo que nos callemos, los que tenemos dudas sobre el futuro nos tenemos que callar porque somos irresponsables y vamos a generar entre la gente la turismofobia. ¿Saben lo que genera la turismofobia?: la inacción, la incompetencia de los gobiernos, su incapacidad para responder y dirigir una sociedad cambiante y que necesita, por lo tanto, políticas alternativas. Y ustedes en estos dos años, nada, y después de escucharle me parece que poco o nada, poco o nada. Hizo, introdujo un debate interesante sobre la necesidad de la capacidad de carga. Es verdad que lo hacen los que aprobaron la Ley del Suelo, que por lo que apuesta es por el desarrollismo y por el cemento, por la coyuntura frente a la estrategia, por el momento frente al medio ambiente.

Ya les conocemos pero alguna esperanza tenía, y a mí se me ha disipado en diez minutos, que es poco tiempo, poco tiempo. Así no nos va a encontrar.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos a la intervención del Grupo Parlamentario Popular. En su nombre tiene la palabra el portavoz adjunto, don Miguel Jorge Blanco.

El señor JORGE BLANCO (Desde su escaño): Gracias, señora presidente.

Me alegra que se diga algo más que el mero diálogo, señor consejero, porque hasta ahora la política del Gobierno en materia turística era diálogo sí, diálogo sí, diálogo sí... Pero sabe usted que el diálogo no es un fin en sí mismo, es una herramienta de trabajo para conseguir unos propósitos y unos objetivos. Hasta ahora eso no era posible o no ha sido posible por su antecesora en el cargo. "Con diálogo resolveremos el alquiler vacacional", y evidentemente no se ha resuelto; "con diálogo resolveremos las políticas para evitar la prohibición de construir hoteles de menos de cinco estrellas", y no se ha resuelto ese problema. Por cierto, ¿cuándo va a traer el proyecto de ley que quitaron del orden del día de este Parlamento para suprimir definitivamente en la ley de renovación esa prohibición? Estamos esperando por ello, señor consejero. "Con diálogo resolveremos la figura de la autorización previa, anulada por los tribunales de justicia", y estamos esperando por ello, señor consejero. "Con diálogo resolveremos la absoluta ineficacia de los incentivos previstos en la Ley de Renovación turística", que solo un 2 % de los complejos turísticos están aprovechando y al final no se materializan porque son un fracaso, y con diálogo no se ha resuelto todavía, señor consejero. (Se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández, quien pasa a ocupar la Presidencia).

Por eso quiero que en su segunda intervención, aparte de su intervención, que es verdad que me ha gustado algo más que la de su antecesora en el cargo, nos diga en relación con todos estos temas qué va a hacer el Gobierno de Canarias.

Usted sabe cuál es la opinión del Partido Popular respecto a la tasa turística, unos la llaman "ecotasa" por quedar algo más bonito, otros le dicen simplemente "tasa turística". Sabe cuál es nuestra opinión y sabe que usted entra ahora en una negociación de los presupuestos generales del 2018 y sabe que si quiere tener el apoyo nuestro evidentemente, bueno, pues, el Grupo de Coalición Canaria y el Gobierno tendrán que hacer lo que...; si quieren tener nuestro apoyo, la posición que tenemos nosotros en este tema.

Segundo tema: capacidad de carga. Nos llenamos la boca, bueno, yo no, otros muchos se llenan la boca al hablar de límites a la capacidad de carga. Yo todavía no sé cuál es la postura de los que defienden ese límite, hasta cuánto es el límite de esa capacidad de carga. Pero, mire, el mascarón de proa de las fuerzas políticas que lideran ese límite de la capacidad de carga, el mascarón de proa, que es el Cabildo de Gran Canaria, ha aprobado, no hace mucho, un mes, dos meses, un plan insular de ordenación donde se crean 50 000 nuevas plazas hoteleras en el sur de Gran Canaria, 50 000 a 211 000 plazas frente a las... más de 50 000, a 138 000. Pero no es eso, es que en La Aldea crean 3000 nuevas, es que en el norte se crean 1900 nuevas plazas y en el centro de la isla, en lo que son las medianías...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Jorge, ha acabado su tiempo, muchas gracias.

Turno del Grupo Socialista. La señora Cabrera.

(Rumores en la sala).

La señora CABRERA NODA: Gracias, señor presidente. Señorías, señor consejero...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Silencio, por favor, señores diputados.

Gracias.

Continúe, señora Cabrera.

La señora CABRERA NODA: Buenos días.

Aprovecho la ocasión, ya que no la había tenido, para darle la bienvenida al consejero de manera formal y desearle suerte, acierto y agilidad al frente de la Consejería de Turismo, porque todos lo necesitamos.

El modelo turístico de nuestras islas se ha caracterizado, el del siglo XX, por turismo de sol y playa, turismo de masas. El transporte rápido y fluido que ha garantizado los vuelos chárteres y la organización de las agencias de viajes y otras plataformas conducen a la captación de sectores sociales populares, a los que se abre un mundo de oportunidades. Desde mediados de los años 90 hay una mayor conciencia acerca de controlar el crecimiento turístico desorbitado. Se ha proyectado la rehabilitación de inmuebles y urbanizaciones obsoletas, intentando diversificar la oferta a través de nuevas formas de explotación mediante las que se debe intentar respetar las señas de identidad de nuestro paisaje y ofrecer un mayor abanico por medio de las modalidades de los llamados "turismos alternativos".

Para mantener Canarias como destino de excelencia el modelo turístico debe tener como objetivo garantizar la sostenibilidad desde una perspectiva amplia, mirar los desafíos que se presentan y ofrecer a los que nos visitan experiencias personalizadas, creativas e integradoras del entorno que las acoge.

Canarias debe revisar su modelo turístico para consolidarnos como destino único, competitivo y preferente. Debemos aspirar a un modelo que potencie el empleo y la economía, sin poner en riesgo nuestros recursos naturales y paisajísticos. La inacción no es una acción válida en este mundo cambiante, señor consejero, y aunque soy consciente de que usted acaba de llegar hay que tomar decisiones y afrontar sus consecuencias. Tiene que haber voluntad política, y se lo digo sin ningún tipo de acritud. Es esa voluntad política la que ha tardado en manifestarse, voluntad para resolver los grandes temas turísticos que afectan de manera directa y decisiva al modelo turístico que deseamos para Canarias; voluntad política que reclamamos y es la que depende única y exclusivamente del Gobierno de Canarias.

Nada más. Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Cabrera.

Turno del Grupo Nacionalista Canario. La señora Calero.

La señora CALERO SAAVEDRA (Desde su escaño): Buenos días. Buenos días, señor consejero.

Primero agradecer al proponente por esta iniciativa, que nos permite hablar de nuestra principal industria, que -recordemos- representa el 20 % a nivel estatal del sector. Es decir, nuestro turismo es el 20 % de la principal industria de España y que además, de forma directa o indirecta, está relacionada con la forma de vida de casi siete de cada diez canarios.

Quizás lo más singular del modelo turístico canario es precisamente su diversidad, o deberíamos hablar más propiamente de modelos turísticos insulares, incluso zonales, porque poco tiene que ver la actividad turística de El Hierro con la de Fuerteventura, por poner algún ejemplo, e incluso, dentro de la misma isla, de unos núcleos turísticos con otros. Evidentemente, tenemos unos componentes de base similares: insularidad, dependencia del mercado europeo, estabilidad climática o seguridad; y también problemas comunes: dependencia de las comunicaciones aéreas, fuerte presencia de mayoristas internacionales o desigual distribución en el rendimiento del sector.

Me atrevería a decir también que compartimos dos premisas de trabajo: la necesidad de aumentar la calidad para asegurar un mayor rendimiento y competitividad y la necesidad de planificar en clave de estabilidad en el sector, para dotarlo de solidez y no estar siempre pendientes de los cambios coyunturales que puedan existir.

Creo que muchos canarios tenemos también una misma perspectiva relacionada con las dimensiones de esta actividad y su desarrollo; es decir, salvo en casos concretos y zonas concretas no se debe ocupar más suelo sino optar por renovar y modernizar lo ya existente. No podemos seguir creciendo mucho más allá en millones de turistas. Hablamos al fin y al cabo de la tan comentada capacidad de carga, porque no sería sostenible y opino que viviríamos mucho peor.

Y creo que somos aún más los que compartimos la necesidad de aumentar la socialización de los beneficios del turismo. Ya hemos hablado aquí de los salarios, las condiciones laborales que sufren muchos trabajadores del sector además.

Bien. El problema es cómo articular todas esas características diversas por zonas, estos problemas, estas aspiraciones, con un sector que cambia tan rápidamente y que es tan sensible, y que, por otra parte, dependemos tanto y, por tanto debemos ser tan cuidadosos.

Miren, si se está empezando a hablar en España de problemas relacionados con la denominada turismofobia, pues, hay que evitar que lleguemos a ese límite en Canarias. Si a esto unimos, como ya he repetido en varias ocasiones, que Canarias carece de una auténtica planificación turística que defina lo que queremos, pues, estamos ahora mismo en una situación nada recomendable y corremos un serio peligro de que se nos vaya de las manos, señor consejero. Nos gustaría, por tanto, que nos hablara de esa planificación estratégica de la que sabemos que hay un equipo que comenzó a trabajar este verano, sus avances, sus planes, la participación, etcétera.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Calero.

Turno del grupo proponente, el Grupo Podemos. Señor Márquez.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO: Gracias, presidente.

Vamos a ver, abren ustedes el tema de la turismofobia, señor consejero, la abre usted. ¡En Canarias no existe la turismofobia! Cuestionar el modelo turístico y ya saltar con la turismofobia no es serio, señor consejero.

En Canarias no hay turismofobia porque nuestra gente sabe que el problema con la explotación laboral, que el problema de la desregulación del alquiler vacacional no es culpa del turista, ¡es culpa de ustedes, señor consejero! Por eso no hay turismofobia; en todo caso lo que estaría creciendo en Canarias es la atisfobia, que eso sí que es un fenómeno que tendrían que analizar ustedes.

Mire, actualmente en Canarias, señor consejero, está aumentando el volumen de turistas gracias a la situación geopolítica con el norte de África, y eso es una realidad. No es tanto lo que ustedes están haciendo para que aumente -que aun así se alegran y presumen de ese récord-, más es la situación internacional. Y esto tenemos que tenerlo claro, porque el problema de que la contribución del turismo al PIB no se refleje en la economía real, verdad, ni en el empleo es porque hay un secuestro total del recurso turístico en manos de los turoperadores y de las grandes cadenas hoteleras. Este sector empresarial, y además hay publicaciones al respecto -aquí mismo le podría pasar una-, encuentra en las condiciones laborales el mayor hándicap del sector. Atentos a este detalle: a pesar de la degradación de nuestro marco laboral, de las reformas del Partido Socialista y del Partido Popular, de la pérdida de poder adquisitivo y precarización de nuestros contratos, encuentran estos empresarios en el marco laboral el mayor hándicap. ¿Por qué, señor consejero?: porque no nos están comparando con los sueldos europeos. Porque ni siquiera nos comparan con los salarios en el resto de España, ¡es que nos comparan con el norte de África, señor consejero! Este es uno de los problemas que tenemos en nuestro sector turístico. ¿Y cómo actuamos nosotros?: ¿como representantes de las turoperadoras?, ¿como representantes de las grandes cadenas hoteleras? No, nosotros, en el Parlamento, en el Gobierno de Canarias, en las instituciones públicas, tenemos que defender los intereses de la mayoría social y tenemos que compensar esa codicia capitalista que tienen algunos sectores en nuestras islas, señor consejero.

Miren, yo creo que ustedes no solo están entregados a los intereses de estas grandes empresas sino que tienen además -y permítanme que se lo diga desde un punto de vista político, verdad- un complejo de inferioridad enorme, señor consejero. Ustedes actúan como el colono acomplejado que piensa que todo lo de fuera es mejor, que Canarias no tiene calidad suficiente como para implantar una tasa turística ecosocial y que la demanda no baje. Miren, señores, Canarias es un paraíso, Canarias es un paraíso, señor consejero, a pesar de ustedes. ¿Han estado ustedes alguna vez en Dortmund, en el mes de noviembre?, señor consejero, ¿ha estado usted? Pregúntele a un turista en Dortmund que esté a punto de coger un avión si por 7 euros más se queda en Dortmund. ¡No se queda nadie, señor consejero, en Dortmund! Eso es una realidad. ¡Quiéranse un poco! Son ustedes los que siguen manteniendo a Canarias como la última colonia española y, si no, pregúnteselo a su compañero García Ramos.

Lo primero que debemos afrontar es cómo hacer que el volumen actual sea sostenible, cómo hacer frente a la gestión de nuestros residuos, de los residuos que generan esos 16 millones de turistas que vamos a recibir este año; plantearnos cómo diversificar la oferta, cómo añadimos valor a nuestros productos. Por cierto, le invito -y ahora que mencionaba al compañero García Ramos- a leer el dictamen de la Comisión de Estudio sobre el estado de la cultura que hicimos en este Parlamento, donde se hace un análisis y algunas aportaciones muy interesantes sobre cómo la cultura puede añadir un valor a nuestro sector turístico. Lo primero que debemos afrontar es cómo hacer que ese actual volumen sea sostenible, cómo hacer frente a esa gestión que le decía. Necesitamos accionar cuanto antes todos los mecanismos políticos, legislativos, jurídicos, presupuestarios, para poner en marcha el cambio de nuestro modelo energético, crear empleo de calidad a través de un sistema productivo diversificado y sustentado en un modelo limpio y sostenible, utilizando todos nuestros recursos eólicos, geotérmicos y solares.

¿Cómo vamos a costearlo, señor consejero? ¿Cómo vamos a costear que con 2 millones de habitantes tenemos un volumen de 16 millones de turistas? Por eso planteamos nosotros esta tasa ecosocial, señor consejero, porque la Ley Orgánica 8/1980, de Financiación de las Comunidades Autónomas, en sus artículos 2 y 6, establece como principios propios la capacidad de nuestra comunidad autónoma de incorporar y afrontar tributos propios para el ejercicio de nuestras competencias. Por tanto, nuestra comunidad autónoma debería trabajar, como hacen otras en el resto del Estado, para aumentar su marco competencial, señor consejero. Ustedes no solo renuncian a esta capacidad sino que ni siquiera pueden hacer frente al mantenimiento de la calidad de las infraestructuras precisamente por falta de financiación. No me diga usted que es que recaudamos a través de los impuestos cuando tenemos zonas turísticas absolutamente obsoletas y degradadas. ¿Tienen ustedes los recursos a través del IGIC para actuar sobre esas zonas? Y si los tienen, ¿por qué no lo han hecho?, ¿por qué no lo han hecho, señor consejero? Porque no tienen esos recursos, porque el sector turístico no está penetrando en otras capas sociales, porque no nos está generando suficientes beneficios, que deberían generar los 16 millones de turistas. 16 millones de turistas que se dice pronto, señor consejero.

Por tanto, si no tenemos capacidad de actuar con celeridad en la mejora de nuestros entornos turísticos, estaremos ante un sector industrial que desprecia este cambio de modelo hacia la sostenibilidad, que es el marco donde está situada esta tasa que nosotros proponemos, como una oportunidad de futuro. Veamos esto como una oportunidad, señor consejero, como un motor del cambio productivo que necesita nuestro archipiélago. Evidentemente, el sector turístico tiene que ser, tiene que estar al frente de ese cambio, de ese motor de cambio.

Ya sabemos, señor consejero, que esto no les gusta a las turoperadoras, lo sabemos, ni a las grandes compañías hoteleras, porque temen que el negocio del turismo se les escape de las manos, pero para eso existen las instituciones democráticas, señor consejero.

Apostemos por un turismo de calidad y no por más cantidad, como hace este Gobierno, sin tener en cuenta los problemas ambientales, sociales y económicos que genera la llegada de más turistas. Debe haber una contención del consumo de más territorio para el uso turístico y que además evite la especulación inmobiliaria sobre nuestro suelo. Lo que hay que hacer es promover el proceso de rehabilitación de las instalaciones y zonas turísticas existentes, con criterios además de sostenibilidad. Ya está bien, señor consejero, de que todos los beneficios que genera el turismo se los lleven esos inversores y empresarios turísticos, mientras todos los costes de impacto negativo sean costeados por la sociedad canaria. Es muy injusto, señor consejero.

Debemos cambiar el modelo turístico actual, monopolizado por este sector económico, muy minoritario, y diversificarlo; apostar por crear y ayudar a las empresas canarias de todos los sectores económicos para que aprovechen la economía que genera el turismo a su alrededor. Hay que preocuparse de crear productos turísticos de excelencia, siempre desde el respeto a nuestro patrimonio natural y cultural, que generan alto valor añadido y gran rentabilidad para las empresas canarias. La rehabilitación de las zonas turísticas debe hacerse con una participación importante, además, de la gente que reside en esas zonas, a la cual no podemos echar, señor consejero.

Deseamos una interacción amable, social y económica entre todos los agentes participantes. Ese es el turismo del futuro. Los turistas son cada vez más exigentes y cada vez les gusta más interactuar con la cultura local, la gastronomía, el paisaje, los comercios propios, la gente residente, las experiencias únicas y personales, y todo ello es lo que además aporta riqueza a nuestra economía local. Podemos encontrar fórmulas imaginativas para construir espacios de convivencia común donde nos beneficiemos mutuamente entre todos y todas, y empecemos, señor consejero, por la implantación de esa tasa turística ecosocial que nos permita avanzar en ese camino. Evidentemente, no significa todo pero es un avance importante para obtener los recursos que necesitamos para llevar a cabo ese cambio de modelo productivo que necesitamos en nuestro archipiélago.

Por tanto, no estamos ante una elección de un modelo u otro, señor consejero; lo que estamos discutiendo aquí es una necesidad. No es una cuestión de que es el modelo de Podemos frente al modelo de Coalición Canaria. No es esa la discusión, no es esa la discusión, estamos hablando de datos empíricos que no pueden ser contestados, señor consejero, con decirme que cuidado con la turismofobia. No, hablemos de nuestro modelo productivo, hablemos de nuestro modelo turístico, planteemos fórmulas imaginativas creativas para avanzar hacia un modelo más sostenible, más limpio y donde, por supuesto, señor consejero, el Gobierno al menos tenga conciencia de cuál es su capacidad de carga. Por lo menos que la tenga antes de elaborar la Ley del Suelo.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Fandiño.

Para finalizar y cerrar esta comparecencia, el señor consejero de Turismo, Cultura y Deportes.

El señor CONSEJERO DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES (Castellano San Ginés): Muchas gracias, señor presidente. Señorías.

Me temo que el inicio de mi anterior intervención fue premonitorio. A lo largo del presente debate no he escuchado más que prejuicios y caricaturas acerca de lo que somos unos o de lo que son otros, pero al final todas nuestras afirmaciones se tienen que contrastar con hechos.

Señor Rodríguez, el respeto que le guardo no lo va a perder por tres minutos de intervención, se lo garantizo, pero esa acusación de soberbia sinceramente me ha sorprendido. No soy yo el que se exaltará por escuchar una opinión diferente.

Cuando inicié mi intervención hablaba de diálogo, y diálogo implica disposición a escuchar a aquellos que dicen cosas diferentes a las que decimos nosotros. Y yo repito: respeto sus opiniones y jamás, jamás, lo acusaré de soberbia, porque no creo que la tenga.

Señor Márquez, ¡otra retahíla de prejuicios! Me acusa nada más y nada menos que de tener el síndrome del colonizado. Espero sinceramente que a lo largo de este tiempo consiga conocerme lo suficientemente bien como para darse cuenta de que nada está más lejos de la realidad. Y otra vez vuelve con que si ATI, que si no sé qué...

Pero volvamos a una de sus afirmaciones. Decía: no, no, ¿pero qué hace Coalición Canaria que no defiende el autogobierno, que está acomplejado ante España, que no quiere tomar decisiones, que no hace conquistas sociales...? ¿Me puede decir qué hizo su partido político cuando se debatió la tramitación de la reforma del Estatuto de Autonomía en el Congreso de los Diputados? ¿Se puede saber qué hizo su partido? Pues se lo voy a decir yo por si no lo tiene presente: ¡su partido dijo que el Estatuto de Autonomía no se tramitara, que esa reflexión no era necesaria! ¡Y nos viene a decir a nosotros, nos viene a decir a nosotros que no apostamos por el autogobierno! Pero, ¡bueno!, ¡hombre! Ya le decía antes, ya se lo decía antes, hechos, no palabras.

Igual que no ha respondido a ninguno de mis argumentos con respecto a que Coalición Canaria siempre, siempre, en su trayectoria, ha defendido la sostenibilidad. Nosotros, en los momentos previos al estallido de la burbuja inmobiliaria -de esto se acordará bien, señor Rodríguez-, establecimos un periodo para la reflexión. Mientras otros apostaban por el crecimiento desenfrenado, en esta comunidad autónoma, con Coalición Canaria, se decidió parar para reflexionar. ¿Es que eso no es un hecho?

¿No es un hecho lo que le decía anteriormente, que a pesar de las cifras de crecimiento podemos presumir de tener siete reservas de la biosfera? ¿Creen que este es un reconocimiento que la Unesco nos regala? ¿Usted cree que la Unesco viene aquí y no mira, se tapa los ojos y dice, "¡venga!, siete reservas de la biosfera"? No, eso es reconocimiento, es reconocimiento al trabajo realizado por, repito, la integración de población y medio ambiente. No viene a indicarnos otra cosa.

Y además usted entra en una contradicción, habla de que Coalición Canaria ha acabado con este paraíso y a pesar de eso dice, "no, pero es que Canarias es un paraíso". Pues, si lo es, también le digo que lo es con Coalición Canaria. No, no, a pesar no (ante un comentario que se efectúa desde el escaño), es que estamos aquí... Ustedes son los que no gobiernan. Quiero decir, evidentemente su contribución, y no sé cuál será en el futuro, pero le puedo decir que en estos años los que hemos estado gobernando hemos sido nosotros. Y no a pesar, es que lo que ha sucedido en Canarias ha sucedido con Coalición Canaria. También eso... (se producen comentarios desde los escaños). No, no, decir con Coalición Canaria no significa que no haya sido con otros agentes políticos y sociales, por supuesto, pero también con Coalición Canaria.

Hablaba de la Ley del Suelo y la relacionaba con el crecimiento turístico desenfrenado. En la Ley del Suelo se habla de no calificar más suelo para uso turístico y además en los proyectos de interés insular y autonómico se excluyen aquellos que impliquen un incremento del número de camas. ¿Esto es así o no es así? Pero a pesar de eso preferimos volcar prejuicios sobre hechos, y yo me niego a que el debate se centre en esos términos. No somos la caricatura que ustedes pretenden, no somos la caricatura que ustedes pretenden. Creemos en la sostenibilidad como los que más. Y yo me comprometo además a que en el transcurso de esta legislatura Canarias será un espacio para la reflexión acerca de este tema, porque vamos a impulsar, en la medida de nuestras posibilidades, diferentes congresos de relevancia -espero- internacional que contribuyan a que Canarias sea un polo de conocimiento y reflexión acerca de esta materia. Y que nadie se la atribuye en exclusiva. Es verdad lo que algunos dicen: Coalición Canaria no ha hecho las cosas sola; cierto, pero ha estado ahí para hacerlo.

Doy la razón a que tenemos que hacer un esfuerzo por la promoción de las islas verdes. Canarias en los últimos años se ha desarrollado a ritmos diferentes...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): ¡Señorías! Perdone, consejero. Señorías, se oye un runrún permanente. Por favor.

Gracias.

Consejero, continúe.

El señor CONSEJERO DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES (Castellano San Ginés): Gracias, señor presidente.

...se ha desarrollado a ritmos diferentes y creo que es positivo que establezcamos ciertos mecanismos de compensación, impulsando la promoción de estas islas para que hagan el recorrido, o parte del recorrido, que sí han realizado otras. Tienen todo el derecho del mundo también a disfrutar de las bondades del sector turístico.

Y decían: "cómo conseguimos que los beneficios del turismo lleguen al conjunto de la economía". Nosotros hablamos constantemente de la extensión de la cadena de valor del turismo. Hemos establecido un programa que es realmente interesante, que pensamos reproducir a otras áreas, como es Crecer Juntos, que no es otra cosa que poner en valor nuestros productos para que el turismo, que afortunadamente es una industria multiproducto, pueda demandar aquellos productos de calidad que se producen en nuestra comunidad autónoma. Y además estamos consiguiendo -creo- algo que es añadido a este objetivo, y es que los habitantes de nuestra propia comunidad autónoma empiecen a apreciar aquello que producimos y además lo hacemos con mucha calidad.

Esta experiencia que estamos desarrollando con el sector primario también la pensamos desarrollar con el sector cultural, entre otras cosas porque nos parece que es indispensable para potenciar los elementos diferenciadores e identificativos de nuestra comunidad autónoma. Me parece que a través de esa vía podemos contribuir a generar valor.

Y hablaba de consenso. ¡Pues claro que tenemos que construir consenso! En mi intervención le decía que hemos llegado a donde hemos llegado gracias a la participación de múltiples agentes privados y públicos. Canarias es una potencia turística gracias a que tenemos capital humano que ha sido capaz de desarrollar nuestras potencialidades, pero es verdad, y lo tenemos que reconocer, que en ciertas ocasiones los esfuerzos se han producido de forma descontrolada. Por eso uno de los objetivos que nos planteamos también en la presente legislatura es el desarrollo del plan estratégico, en el que tenemos que participar todos. Tenemos que participar todos porque para conseguir objetivos ambiciosos tenemos que ser capaces de alinear diferentes esfuerzos y energías que en estos momentos no lo están. Para ser ambiciosos, para alcanzar grandes metas, tenemos que conseguir avanzar juntos, y en ese empeño lo voy a dar todo, sencillamente porque creo que es el camino que debemos recorrer.

Repito, Canarias y Coalición Canaria apuestan por ese modelo, no le quepa la menor duda, señor Márquez. No se atribuya en exclusiva la defensa del territorio, porque en ese ámbito tenemos tradición; tenemos tradición en la contención, tenemos tradición en la defensa del paisaje, y eso es algo, es un patrimonio que no es exclusivo de Coalición Canaria pero que evidentemente nadie, nadie con argumentos, quizás con prejuicios sí, pero nadie con argumentos nos va a quitar.

Y ya, por último, ya para terminar, repito, mantengo el compromiso que asumí el día que tomé posesión: por necesidad y por vocación, voy a poner todos los esfuerzos...; a pesar de que soy consciente de que los avances se producirán de forma más lenta, pero también entendiendo que es imperativo, señor Jorge, no nos queda otra: tenemos que avanzar juntos.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor consejero.

Proseguimos, por tanto, con las proposiciones no de ley.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-1276 Sobre -Consejero de Turismo, Cultura y Deportes-, sobre la evolución y perspectivas del modelo turístico de Canarias.

Facebook Twitter Youtube Google Plus Flickr

Aviso jurídico · Parlamento de Canarias C/Teobaldo Power, 7
38002 S/C de Tenerife
Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400