Diario de Sesiones 105/2018, de fecha 7/2/2018 - Punto 17

9L/PNL-0537 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO PODEMOS, SOBRE SOLICITUD AL GOBIERNO DEL ESTADO EN RELACIÓN CON LAS PROSPECCIONES AUTORIZADAS POR EL REINO DE MARRUECOS EN AGUAS PRÓXIMAS A LA MEDIANA CON EL ARCHIPIÉLAGO CANARIO.

La señora PRESIDENTA: Vamos, señorías, a la última PNL en el día de hoy. La 537, a instancia del Grupo Parlamentario Podemos, sobre solicitud al Gobierno del Estado en relación con las prospecciones autorizadas por el Reino... (rumores en la sala) -señorías, por favor, señorías-, prospecciones autorizadas por el Reino de Marruecos en aguas próximas al archipiélago canario.

Señora Arnaiz.

La señora ARNAIZ MARTÍNEZ: Gracias, presidenta.

El pasado 22 de octubre de 2017, gracias a dos grupos de buceadores profesionales, la opinión pública pudo saber que se habían producido sonidos submarinos en las proximidades de las islas de Fuerteventura y de Lanzarote. Estos sonidos parecían coincidir con el ruido que hace la tecnología de exploración sísmica en busca de hidrocarburos en altas profundidades y por eso de inmediato colectivos como Agonane-Ecologistas en Acción elevaron una pregunta a la delegada del Gobierno para saber la procedencia ante el temor de que estos sonidos correspondieran a nuevas exploraciones en busca de petróleo en nuestras costas. La respuesta que dio la representante del Gobierno de Rajoy en las islas no aclaró la situación y tampoco lo hizo la contestación que el mismo Gobierno remitió a nuestro grupo en el Congreso de los Diputados.

Y todo esto nos ha llevado a hacernos una serie de preguntas que verdaderamente nos inquietan. En primer lugar, ¿cómo es posible que el Estado no disponga de los medios suficientes para saber si se han producido o no explosiones en nuestro medio marino y cómo puede ser que no se haya abierto una investigación al respecto ya para determinar su procedencia? Nos preguntamos también cómo puede sentirse segura la población del archipiélago ante una muestra tan grande de dejadez por parte del Gobierno de España.

El peligro potencial que representan las prospecciones en nuestras costas lo conocemos de sobra. Cuando la población canaria supo que Mariano Rajoy había concedido permisos de exploración a Repsol se puso en pie de guerra para tratar de impedirlo. Lo teníamos clarísimo: no queríamos que ningún gobierno antepusiera los intereses de una empresa multinacional, por millonarios que fueran, a la vida de las personas que viven en nuestra tierra y además poniendo en riesgo la conservación de nuestros recursos naturales y con ello también nuestra economía.

Pero, mientras todo esto tenía lugar, en plena guerra contra las prospecciones, Fernando Clavijo afirmó en prensa que él sería favorable a los sondeos si se daban garantías medioambientales y si generaba empleo en las islas. Lamentablemente, ahora, siendo presidente del Gobierno de Canarias, y hace apenas una semana, ha vuelto a hacerlo y sus palabras fueron: "si no hay más remedio, que las prospecciones se realicen con todas las garantías". Y aunque no esté presente sí quiero dirigirme a nuestro presidente para decirle que sí hay remedio y que el Gobierno de Canarias tiene mucho que decir y mucho que hacer, y que con este tipo de declaraciones lo único que se está haciendo es apoyar el mantra que no dejó de repetir Repsol en su día a los medios de comunicación a golpe de talonario, menospreciando la lucha de las canarias y de los canarios que se han negado a cruzarse de brazos mientras se pone en riesgo a las islas. Hasta tal punto llegó el desprecio que su presidente, Antonio Brufau, llegó a insultar públicamente a nuestro pueblo.

Pero cuando parecía que todo esto se había calmado han vuelto los fantasmas del pasado y por eso traemos hoy aquí esta proposición no de ley. No es ningún secreto que el Reino de Marruecos, junto con los grandes sectores de la energía, lleva décadas obsesionado por explotar su litoral costero. Quizás debe ser en buena medida porque ese litoral no es suyo sino que corresponde al territorio no autónomo del Sáhara Occidental, que, por cierto, está usurpado ilegalmente desde hace ya más de cuarenta años, y también en nuestra tierra, que está limitada en su acceso al mar por la negativa del Gobierno de España a reconocer nuestro carácter archipielágico.

Mientras tanto, lo cierto es que Marruecos aún mantiene la esperanza de encontrar allí yacimientos de hidrocarburos que pueda llegar a malvender. Tanto es así que, cuando podíamos ver desde la costa la embarcación de Repsol perforando nuestros fondos, supimos en varias ocasiones por los medios de comunicación españoles y europeos que Marruecos había encontrado petróleo en la misma zona, aunque en todos los casos se acabaron abandonando las operaciones por su inviabilidad. Y la historia otra vez se vuelve a repetir.

Y esta no es la primera vez que Marruecos amenaza a las islas: todavía nos acordamos de las aspiraciones nucleares que tenía en Tan-Tan, en Sidi Boulbra, dos proyectos que de no ser por la presión de la gente el Gobierno del Estado nunca hubiera rechazado, y la misma presión que se está haciendo ahora para que las licencias que se han adjudicado en la cuenca de Tarfaya sean desestimadas.

Clavijo decía la semana pasada, con el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, que queremos que Marruecos juegue en la liga de las renovables y nosotros lo que queremos es que también lo haga Canarias, y para eso hay que renunciar a proyectos como la introducción del gas, un recurso temporal -como decía el señor Ortega- para culminar nuestra transición a las energías limpias. Y nosotros le decimos: ¿un recurso temporal que va a requerir una inversión de 500 millones de euros? ¿No sería más fácil invertir directamente ese dinero en generar energía con nuestro viento, sol, agua o geotermia?

A la población canaria ya nadie la engaña. No existen transiciones a la sostenibilidad que necesiten introducir nuevas energías contaminantes, igual que tampoco va a haber prospecciones seguras frente a nuestras costas. El riesgo siempre va a estar ahí y además es inasumible. Con un solo vertido la imagen turística de nuestras islas quedará arruinada durante décadas y un solo accidente y se pondrá en riesgo el agua que desalamos, el mar y nuestros recursos pesqueros.

Por eso estamos hoy instando a este Gobierno para que exija al Estado que vele por la seguridad de Canarias, porque España tiene el deber de evitar que aquí vivamos escenas como las que se vivieron en Galicia con el Prestige, el Erika en Francia o el Silver Laayoune en Tan-Tan, que tuvo en vilo a toda Canarias a causa de 5000 toneladas de fuel que llevaba a bordo.

Apelamos a los acuerdos de París, también apelamos a las recomendaciones del panel intergubernamental del cambio climático y también del propio Banco Mundial, que además va a dejar de financiar este tipo de actividades enormemente contaminantes a partir del 2019.

Y por eso nuestro grupo parlamentario solicita que se ofrezca una información veraz y transparente a la ciudadanía sobre la concesión que ha realizado Marruecos a una multinacional petrolera para que realice prospecciones en aguas próximas a Canarias; que se anteponga la defensa de los intereses del archipiélago canario ante cualquier actividad que pueda suponer un riesgo para la conservación de nuestro medio natural marino, nuestro desarrollo económico o la calidad de vida de la propia población; y, por último, que se abran vías diplomáticas para instar a Marruecos a que cese su interés por alentar este tipo de actividades altamente contaminantes.

Agradecemos las enmiendas que nos han presentado, hemos hecho una transaccional y, bueno, ya se las hemos pasado a la Mesa del Parlamento. Creo que están todas admitidas.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Arnaiz.

Aunque hay un texto transaccional, tengo que dar la palabra a los grupos enmendantes, que son dos.

Grupo Socialista, por orden de presentación en el registro. El señor Hernández.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Gracias, presidenta. Señorías.

Yo creo que si algo ha quedado claro en la comparecencia que tuvimos esta mañana sobre este asunto es que existe una amplia mayoría política en contra de que Marruecos autorice prospecciones en aguas cercanas a Canarias. También parece, solo parece, que el Gobierno de Canarias está en contra: por las declaraciones del señor Clavijo y del señor Ortega sabemos que están preocupados, pero no les vemos demasiados beligerantes con este asunto. Y no se trata de una cuestión de estilo en política, como en algunos casos el Gobierno se pronuncia, le gusta decir, es una cuestión de que la ciudadanía canaria sepa, sin albergar ninguna duda, que el Ejecutivo que preside esta tierra va a hacer todo lo posible, no para estar informados, sino para frenar la posibilidad de que se realicen prospecciones en aguas cercanas a Canarias.

Por eso lo primero que quiero hacer es agradecer al Grupo Podemos su iniciativa, porque nos da la oportunidad de posicionarnos institucionalmente. También quiero agradecer su disponibilidad y la del Grupo Nacionalista, que en esto parece que va un poco por delante del Gobierno, para elevar la propuesta transaccional que se ha explicado, y la ha explicado perfectamente la diputada de Podemos.

Como ya se ha dicho, el Grupo Socialista había presentado una serie de enmiendas con las que queríamos reforzar el posicionamiento contrario de esta Cámara a las autorizaciones de Marruecos y de ahí que en el texto que vamos a aprobar se comience mostrando un rechazo institucional explícito a estas autorizaciones. A partir de ahí pedimos al Gobierno de Canarias que se implique, que se implique y que implique también al Gobierno de España. Ahora que tienen tan buenas relaciones, aprovéchelas, les invitamos a que aprovechen esas buenas relaciones. No teman importunar al señor Rajoy con este asunto.

Señorías, desde el Partido Socialista hemos querido plantear una vía diplomática que pasa, como decía el señor Cabrera esta mañana, por crear una zona de protección de la biodiversidad presente en esta franja del litoral. Lo que proponemos es que se aproveche la zona sometida a medidas especiales de protección de cetáceos, que ya se incluyen santuarios marinos, establecida en el Ascobans. Estas siglas responden al acuerdo internacional suscrito por veinticuatro Estados, entre los que están España y Marruecos. El área actual de alcance de esta zona llega hasta aproximadamente Rabat, a unos 738 km de la costa de Lanzarote. La posibilidad de que se amplíe su ámbito geográfico no es remota; de hecho, ya se hizo y se realizó en el año 2010 para extenderlo a toda la costa atlántica peninsular y al mar Cantábrico. Una ampliación que contó con el impulso de los gobiernos de España y Portugal en su momento.

Pero no nos queremos quedar ahí. Ya expresamos esta mañana nuestras dudas sobre si estas autorizaciones que afectan a un área de casi veinticuatro mil kilómetros cuadrados afectan íntegramente a aguas de soberanía indubitada marroquí.

Hoy el ministro Dastis en el Congreso, como ya se ha dicho aquí, parece que nos da la razón, porque hoy ya no dice que son aguas de soberanía marroquí sino que son de Marruecos, no con base en ningún acuerdo sino al principio de la equidistancia. Tengo que romper una baza por el señor Clavijo, que, representando los intereses de los canarios, fue engañado en su reunión con el ministro, pues salió de la misma diciendo que eran aguas marroquíes con total seguridad. Y aquí me creo más al señor Clavijo que al propio ministro, porque nos consta por como ha ido modificando su discurso el Gobierno desde la reunión hasta hoy, que asistió al encuentro con el señor Ortega, sin preparárselo, porque esta mañana fue precisamente el señor consejero donde dijo que, en estos siete días, después de la reunión, que ha encargado a los técnicos del Gobierno un informe. Lo suyo, lo suyo hubiera sido encargar el informe previamente y tener un criterio formado antes de hablar con el ministro. Es lo que pasa cuando se hacen las cosas tan rematadamente mal.

Una última cuestión que nosotros no la habíamos querido tocar pero que está ahí, y también la ha comentado la compañera diputada del Grupo Parlamentario Podemos, que son los posibles derechos del Sáhara Occidental y el papel que España está obligada a jugar como Estado descolonizador. Señorías, esta cuestión es muy compleja y está lejos de cerrarse en uno u otro sentido. Lo que aprobaremos hoy es solo un primer paso, intentaremos trabajar con firmeza pero también con inteligencia.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Hernández.

El otro grupo enmendante, el Grupo Nacionalista. Para su defensa, el señor Cabrera.

El señor CABRERA GONZÁLEZ: Gracias, presidenta.

Agradecer también a doña Natividad, al grupo proponente, por darnos la oportunidad de abrir una vez más este debate y seguir profundizando en él y dejar claro que, bueno, la enmienda que presentamos, que es de adición -y que me alegro de que hayamos llegado a un acuerdo, a una transaccional-, responde a todas esas demandas que en estos días han vuelto a activar las instituciones canarias, desde ayuntamientos, cabildos y el propio Gobierno de Canarias, que hay que dejar claro que desde el minuto cero ha planteado lo que vamos a plantear hoy aquí nosotros también, que es algo que siempre reclamamos.

En primer lugar, la información. Es necesario que nuestro Gobierno tenga, maneje la información para nosotros poder exigir y saber qué es lo que está pasando en cada momento y el Gobierno de Canarias, cuando las prospecciones de Repsol, dijo que no, que este no era nuestro modelo, dijo que no a este tipo de prospecciones y ahora lo ha vuelto a decir. Pero, mire, la información es clave porque, efectivamente -se ha dicho aquí-, en su momento de Canarias 1 a 9, las cuadrículas aquellas, nunca tuvimos información para poder saber qué es lo que querían hacer y qué riesgos teníamos. Hasta la fecha ha costado que nos den esa información.

En aquel momento conseguimos que el Gobierno de España, del señor Zapatero, gracias al movimiento de la sociedad canaria, dijera que no se iba a autorizar ningún tipo de prospecciones hasta que no fuesen consultadas las instituciones canarias, en este caso el Gobierno o el Parlamento de Canarias. Eso llegó a estar en un real decreto que luego, con la entrada del señor Mariano Rajoy, ese real decreto se anula y se autorizan las prospecciones. Pues algo de eso tenemos que pedir hoy cuando pedimos información. A Canarias se la tiene que consultar no solo porque son también nuestras aguas sino porque nos afectan de una u otra forma.

Seguimos tocando de oídas, de lo que nos van diciendo. Ahí más allá nos decían, el instituto oceanográfico del Reino Unido junto con el Instituto Geológico y Minero español, habían estado aquí cerca de El Hierro haciendo investigaciones y nos vinimos a enterar meses después porque un periódico inglés lo publicó, pero no se le había comunicado al Gobierno de Canarias lo que estaban haciendo, y estaban ni más ni menos que buscando lo que son las tierras raras, buscando un mineral que parece que hay por estas cercanías, que es el telurio.

Hace poco -lo decía ahora la señora Arnaiz- profesionales del buceo decían que efectivamente habían oído ruidos; dijeron que no era nada y resulta que era este tema que ahora tenemos.

Mire, pero hay que centrarnos en lo que son las características ambientales de este canal entre Canarias y África. Hay estudios que dicen que es un enclave privilegiado para el estudio, la observación, la conservación de cetáceos, tanto en el ámbito europeo como en el internacional. Hablamos de más de treinta especies de las 93 conocidas que hay a nivel mundial, el 28 % de la fauna cetológica a nivel mundial se encuentra entre Fuerteventura, Lanzarote y la costa de África. La zona es un exponente único, coexistiendo allí especies típicamente costeras, entre oceánicas de aguas templadas y cálidas típicas de la Macaronesia, debido a la situación de estas dos islas cercanas al continente africano, pero también taxones de aguas frías o templadas propias de latitudes septentrionales. Esto es una riqueza para los expertos cuando te lo dicen. Por ello el proyecto LIFE+Indemares Europa lo ha puesto en marcha, junto con el ministerio del Gobierno de España, junto con las universidades canarias, para proteger. Y en esos estudios -intento correr para decir lo importante- lo que se viene a decir es que las especies no se mueven donde Europa les enmarca el LIC sino que se mueven en este canal. Y, por tanto, la protección tanto de los cetáceos como de las tortugas -la Caretta, la tortuga boba, que está superprotegida-, tienen que tener esa amplitud y ese espacio para su protección.

Lo están pidiendo organizaciones ambientalistas internacionales, esa gran área marina protegida, y esa debe ser nuestra lucha desde Canarias. Esa es la que nos da garantía, nos debe dar garantía, de que hoy las prospecciones de Marruecos, ayer las de Repsol, mañana buscando el telurio, que tengamos la tranquilidad de esa protección, porque es cierto que Marruecos no forma parte de la Unión Europea pero es cierto que es un país preferente en las relaciones con Europa.

Por tanto, sí que hay capacidad, como pasó cuando Tan-Tan, quería instalar esa central nuclear, sí que hay capacidad para, a través de las conversaciones, a través de los acuerdos bilaterales, llegar a acuerdos. Porque además estamos viviendo en estos momentos, y no lo decimos nosotros, lo dice la Sociedad para el Estudio de los Cetáceos en el Archipiélago Canario -Secac-, estamos viviendo un momento de presión sobre esta zona brutal y va a seguir creciendo. Todo el litoral africano está repartido, está revendido, está renegociado y, bueno, seguirán investigando en torno a él, buscando hoy petróleo, mañana telurio, pero al final algo de lo que nos tenemos que sentir orgullosos, que es la extensión de Canarias...

La señora PRESIDENTA: Un minuto más, señor Cabrera.

El señor CABRERA GONZÁLEZ: Sí. Termino, termino, presidenta. Gracias.

El tema es resumir... (Rumores en la sala).

La señora PRESIDENTA: (Sin micrófono).

El señor CABRERA GONZÁLEZ: Presidenta, si le va a generar un problema, le dejo el minuto, pero...

La señora PRESIDENTA: (Sin micrófono).

El señor CABRERA GONZÁLEZ: Gracias.

Treinta segundos.

Creo que la transaccional recoge un poco el sentir de lo que hemos hablado hoy aquí también y que es necesario ampliar esa protección marina a todo el canal, a todo el canal. Lo que el LIC marino, ya Europa protege está al otro lado, lo dicen los expertos. Y, por supuesto, conseguir el consentimiento de la sociedad canaria para que vuelva a recuperarse lo que se publicó en el real decreto. Sin la autorización de esta sociedad, no se deben dar permisos que pongan en riesgo nuestra supervivencia.

Gracias, presidenta.

La señora PRESIDENTA: Gracias.

Fije posición la proponente. Entiendo que la posición es la presentación, que acepta las enmiendas, pero para que queda constancia... Ya le digo que no se preocupe, si quiere ya...

La señora ARNAIZ MARTÍNEZ (Desde su escaño): Sí, se aceptan las enmiendas a través de esa transaccional.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Arnaiz.

Posición de los grupos restantes. Grupo Mixto, señor Curbelo.

El señor CURBELO CURBELO (Desde su escaño): Gracias, presidenta.

Mi grupo va a apoyar de forma inequívoca los tres apartados que plantea el Grupo Podemos y también las enmiendas presentadas por el Grupo Socialista y el propio Grupo de Coalición Canaria.

Ante la debilidad que tiene nuestro país para pedirle al país soberano vecino que no haga las prospecciones, porque no le podemos pedir a Marruecos que no haga lo que ya nosotros hemos permitido, nos quedan algunas cosas, nos queda utilizar de una forma clara y nítida la diplomacia de nuestro Gobierno del Estado ante Europa para que este asunto, que es de trascendental importancia, se pueda llevar con claridad. Y nos queda también tener las cosas claras desde el ámbito autonómico, tener una visión clara de que el petróleo es un elemento perjudicial para la economía, para la economía vinculada al turismo, y, por tanto, es lo que el portavoz del Grupo Nueva Canarias hablaba de liderazgo, de liderazgo por parte del Gobierno de la comunidad autónoma.

Pero todas estas cosas son necesarias para que la información fluya de forma real, desde el diálogo y desde la coherencia. Para que fluya no solo la información de forma real, veraz y constante sino también para la defensa suprema de algo que tiene interés para los canarios. Y, miren, no descarten la posibilidad, porque mi grupo anunció y se va a sumar a esa idea, porque será la única forma de evitarlo, a esa idea que ya se está fraguando a nivel social y a través de los grupos ecologistas, que es declarar toda esa zona entre Marruecos y Canarias como zona de especial protección. Es la única manera, porque con tal de que haya y descubran petróleo en las prospecciones marroquíes esto va a ser una constante preocupación de la ciudadanía canaria y una constante amenaza en el futuro para los intereses de esta tierra. Porque ahora no nos queda sino lo que ya he comentado. Así que nosotros todo lo que sea apoyar caminos, vías, intereses, que desde luego lo defendemos para todos los canarios, ahí vamos a estar.

Por tanto, indudablemente apoyamos sin lugar a dudas esta proposición no de ley, que me parece interesantísima y oportuna.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Curbelo.

Turno ahora para el Grupo Nueva Canarias. Señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Bueno, nosotros apoyaremos esta iniciativa, porque es correcta en su origen y mejorada con las enmiendas, y además muy oportuna. Es necesario que la sociedad canaria exprese con claridad el rechazo a esta iniciativa.

Aunque fuera legal en el marco del derecho internacional, si se demuestra que las aguas son de soberanía marroquí, porque si no lo fueran el margen del derecho se pone de nuestro lado. De manera que esa información es vital, saber si esto está en aguas de soberanía marroquí, porque si estuviera en aguas del Sáhara Occidental la jurisprudencia de los tribunales europeos está marcando el camino, no se puede actuar sobre las aguas del Sáhara Occidental porque no son de Marruecos. Y ha habido sentencias en relación con la pesca y hay sentencias pendientes en este sentido. De manera que es fundamental que el Gobierno de Canarias y el Gobierno de España garanticen, den seguridad, que las prospecciones se hacen en aguas de soberanía marroquí, porque si no hay margen para actuar.

Segunda cuestión: es fundamental el liderazgo de las instituciones de Canarias. Y la institución que tiene más capacidad para liderar a la sociedad canaria es el Gobierno. Muy importante el pronunciamiento de este Parlamento pero es el Gobierno quien por su capacidad ejecutiva debe liderar este tipo de cuestiones. Y yo sé de las declaraciones que se han hecho, pero sigo insistiendo en que me parece que hay poco énfasis. Parece que son declaraciones para salir del paso, para cumplir. Puede ser un juicio de valor injusto, pero insisto en ello porque es mi percepción. De manera que habría que insistir en la necesidad de que el Gobierno se ponga al frente de la oposición en esta materia; por supuesto, en la exigencia de información.

Y luego reiterar lo que aquí se ha dicho ya pero creo que es muy importante: el único camino, si se demostrara que son aguas de soberanía marroquí, además de la exigencia del cumplimiento de la legalidad internacional y de la información, sería la protección de esta zona del mundo y para eso, sin ninguna duda, el liderazgo y el trabajo que debe iniciar ya en esta materia tiene que ser del Gobierno. El Gobierno es quien tiene que liderar los mecanismos de protección de las aguas de esta zona del mundo, por las razones que se han esgrimido aquí y que están en informes reiterados. No puede ser que se diga y no se haga nada, hay que actuar. No será fácil conquistar esa decisión pero la única manera de conseguirlo es intentarlo y sería bueno que el Gobierno en eso también se le note el compromiso de liderar la protección de las aguas de esta zona del mundo, porque será la única manera de desterrar los riesgos cara al futuro.

Así que enhorabuena y tendrán el voto favorable de Nueva Canarias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez.

Por último, Grupo Popular. Señor Jorge.

El señor JORGE BLANCO (Desde su escaño): Gracias, señora presidente.

Los anteriores portavoces han utilizado las mismas expresiones que en este día, por la mañana. De manera global han hablado de lo mismo, han expresado los mismos sentimientos, las mismas convicciones y, por tanto, yo no voy a ser diferente de lo que dije esta mañana. Sería poco congruente por mi parte decir algo diferente de lo que dije esta mañana y por economía de las palabras es evidente que no las voy a reproducir, ¿no? Seguro que todos ustedes me lo agradecerán.

Señora presidenta, del texto que me ha pasado el grupo proponente hay siete puntos, yo le pediría la votación separada del 6 y el 7, del 1 al 5 conjunto y el 6 y 7 separado, si es tan amable.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Vale, muy bien, señor Jorge.

Entendí del 1 al 5 junto, 6 por un lado y 7 por otro. ¿6 y 7 conjuntamente? Muy bien.

Pues, señorías, llamo a votación a los diputados y diputadas. (La señora presidenta hace sonar el timbre de llamada a la votación. Pausa).

Señorías, comienza la votación de los puntos 1 a 5 de la transaccional presentada, acordada. (Pausa).

Señorías, 45 votos emitidos: 45, sí, ningún no y ninguna abstención.

Votamos ahora conjuntamente los puntos 6 y 7. Comienza la votación. (Pausa).

Señorías, 45 votos emitidos: 37, sí; 8, no; ninguna abstención.

Hemos concluido el orden del día, señorías. Se levanta la sesión... ¡Ah!, esperen, esperen.

¿Qué me queda? (Ante la indicación del letrado-secretario general adjunto).

¡Ah, sí!, perdón, perdón, perdón, que ya me iba, perdón, disculpen. Señorías, disculpen, disculpen, no levanto la sesión.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PNL-0537 Sobre solicitud al Gobierno del Estado en relación con las prospecciones autorizadas por el Reino de Marruecos en aguas próximas a la mediana con el Archipiélago Canario.

Facebook Twitter Youtube Google Plus Flickr

Aviso jurídico · Parlamento de Canarias C/Teobaldo Power, 7
38002 S/C de Tenerife
Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400