Diario de Sesiones 105/2018, de fecha 7/2/2018 - Punto 8

9L/M-0019 MOCIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO PODEMOS, CONSECUENCIA DE LA INTERPELACIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO PODEMOS, SOBRE HÁBITOS ALIMENTARIOS SALUDABLES, DIRIGIDA AL GOBIERNO (I-28).

La señora PRESIDENTA: Señorías, continuamos con el orden del día... Cuando quieran, señorías, continuamos.

Les decía que vamos a continuar con el orden del día, la siguiente moción, la M-19, pero antes anuncio, anuncio a sus señorías, que inmediatamente después, inmediatamente después de la conclusión de la moción M-19, el punto 6 del orden del día, 6.1, procederemos a la votación para cubrir las vacantes de la Radiotelevisión Canaria. Inmediatamente después de que finalicemos esta moción, que vamos a empezar a ver ahora.

Señorías, el Grupo Podemos, son los autores de esta moción, ¿para la defensa de la misma tiene la palabra...?, ¿el señor Déniz?

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: Gracias, señora presidenta. Señorías.

Yo creo que hoy es un motivo en el que todos nos podemos felicitar, porque presentamos una propuesta con un alto grado de consenso por parte de todos los grupos políticos que están en esta Cámara sobre medidas para mejorar los hábitos de consumo y de alimentación, entre otras cosas incluye algunos gravámenes a las bebidas azucaradas y demás, pero otro tipo de medidas también complementarias.

Yo estoy convencido de que los cambios sociales a veces no se producen por que alguien tenga una idea muy brillante o una ocurrencia, sino que los cambios sociales se suelen producir porque coinciden en el tiempo, el esfuerzo de personas, ideas, fuerzas colectivas también, oportunidades y también momentos determinados de la historia en que es necesario afrontar algunos debates, ¿no? Y por eso, porque también se dan factores de oportunidad, hay que aprovecharlos, fundamentalmente para mejorar la calidad de vida de la población, que creo que es el objetivo fundamental para nosotros.

Este Parlamento, y lo digo sinceramente, arrancó esta legislatura aportando, cada una, cada persona desde su escaño, también desde su posición política e ideológica, algún tipo de preocupación sobre las cifras de obesidad, de diabetes, padecimientos que estamos sufriendo en muchas familias, unas veces en carne propia, otras veces cercano, y me parece que este Parlamento ha demostrado en numerosas intervenciones y propuestas de los diferentes grupos una preocupación, por, digamos, afrontar de una vez todo el problema que tenemos, sobre todo diabetes, obesidad, pero también problemas cardiovasculares, estigmas sociales y demás.

Estoy convencido de que las cosas no son un problema en sí. Las cosas son un problema cuando un grupo determinado social lo problematiza, ¿no? El tabaco nunca fue un problema hasta que, por determinadas evidencias, se problematizó, y la sociedad empieza a estar convencida de que es un problema que hay que afrontar.

La cuestión de la obesidad, señorías, y de la diabetes y de algunas enfermedades no es una cuestión individual, es un problema colectivo que está afectando a gran parte de la población canaria. En mi anterior intervención, antes de Navidad, di algunos datos, facilitamos datos que todo el mundo más o menos maneja. Estamos en un sobrepeso, los canarios y las canarias, del 44 %, una obesidad del 30 %, el mayor índice de Europa, lideramos el ranking de obesidad mórbida y también tenemos un 40 % más alto en infartos que la media estatal; es decir, estamos también en un triple de muertes que la media estatal, ¿no?, por cuestiones que tienen que ver con la diabetes. Y eso ya yo planteé en la anterior intervención que es que las enfermedades en Canarias debutan a edades muy tempranas y las personas estamos durante muchísimo tiempo de nuestra vida con esta enfermedad. Por eso triplicamos.

Es un problema que además afecta a las clases populares. Yo he vinculado este tema, ¿no?, y, bueno, y un montón de nefrólogos y especialistas, la diabetes, la obesidad, con la pobreza, y las clases populares, fundamentalmente por el tipo de alimentación al que tenemos acceso. Son las condiciones socioeconómicas y sociales las que tienen un mayor poder patogénico oculto, ¿no? De hecho, a medida que la renta disminuye, aumenta el consumo de comida basura, de bebidas, ¿no?, y alimentación, porque es más barata. Entonces ahí está uno de los factores principales. Por eso entendemos que los obstáculos que nosotros podamos poner desde las instituciones y el compromiso social que adquirimos como representantes y responsables políticos, el obstáculo que podamos poner al consumo de productos perjudiciales para nuestra salud afecta básicamente a las clases desfavorecidas de nuestra sociedad. Por lo tanto, las medidas que hoy vamos a aprobar aquí -espero- son solidarias con la gente que más sufre estos padecimientos en la sociedad; es decir, no es un impuesto insolidario, es solidario con la gente que más perjudicada está por esta cuestión de la alimentación. Es la gente más humilde la gente más afectada. Por lo tanto, no vale el argumento de decir "es que es insolidario"; ¡no!, es bastante solidario.

Y todo el mundo conoce los datos de pobreza en Canarias, que estamos en el 44,6 %. Eso es un dato que ya maneja todo el mundo en este archipiélago. En Canarias un 5 % de los canarios gana tanto como el 80 % de la población. Es una cuestión de desigualdad, y la desigualdad no solamente es un problema de falta de recursos económicos sino también de dificultad en el acceso a los recursos culturales, a los servicios sociales. Aquí se mezcla absolutamente todo. También, cuanto más desigual es una sociedad, menos posibilidad tenemos de acceder, todas las personas, en igualdad de condiciones a las oportunidades vitales que una sociedad tiene.

Por lo tanto, es una obligación nuestra poner freno a este veneno. El mismo Gobierno español, hace tres-cuatro días, aprobó un plan, ¿no?, de colaboración con las industrias para la mejora de la composición de los alimentos, por el cual ambas partes se comprometen a reducir un 10 % la cantidad de azúcares, sal y grasas en más de tres mil quinientos productos alimentarios, y es algo que yo aplaudo aquí al Gobierno del Partido Popular. Por fin se toma ese compromiso, ese acuerdo, y también por parte de la industria, ¿no? Es decir, señorías, estamos hablando de que afecta a 3500 productos, y probablemente habrá más, pero, bueno, para empezar no está mal. Pero es que había 3500 productos que tenían ese exceso: lácteos, cereales de desayuno infantil...

Como todo el mundo va a hablar de estas cuestiones, yo voy a dar unos datos, ¿no?, para que entre todas las intervenciones completemos, ¿no?, la intervención global. Por ejemplo, mayonesas, helados, tienen un 18 % estos productos. Tendríamos que bajarlos, bueno, se comprometen a bajarlos al 18 %, pero es que es una barbaridad. Es que hasta los embutidos están teniendo azúcar. La gente come cosas, por ejemplo, pizzas y demás, todo eso tiene azúcar; todos los panes procesados. Es decir, el problema es que no sabemos lo que estamos comiendo, ¿no?

La intención nuestra, con este tipo de medidas, es poner el foco sobre este problema. No pretendemos que sea esta la solución ni la que tomó el Gobierno español. Me imagino que tendrá que haber muchas medidas y muchos tiempos para que realmente la gente tome conciencia.

Hay muchos datos sobre la cantidad de azúcares peligrosos que contienen. 50 gramos de golosinas, por ejemplo, tienen 50 gramos de azúcar; un yogur tiene 7 gramos; un sobre de azúcar tiene 7 gramos; y así numerosos datos.

La Organización Mundial de la Salud recomienda no consumir más de 50 gramos de azúcar diario; en cambio, los expertos recomiendan solo un 25. Pues bien, una lata de 330, es decir, una lata de refresco normal, puede tener entre 25-35 gramos de azúcar. Una lata de estas de bebida de té tiene 27,4 gramos de azúcar; es decir, con una latita o un par de dulces ya tenemos, superamos con creces lo que las organizaciones médicas recomiendan. Por lo tanto, es asombroso.

En Canarias tenemos que los niños canarios tienen un sobrepeso, y los adultos también, del 44 %, por el 26 % del resto del Estado. Somos líderes absolutos en consumo de azúcares, sobre todo azúcar B. No el azúcar blanca esta que tenemos para el cortado, para lo que ustedes quieran, sino en bollería, galletas de todo tipo, primeros en bebidas refrescantes, jugos, jugos de todo tipo, comidas procesadas, ricas en aceites extraños, papas fritas... En fin. Y son fuentes del Ministerio de Agricultura, no me los estoy tampoco inventando. Y un libro muy interesante que se llama Consumo de bebidas refrescantes en España. Somos los líderes en consumo de lácteos, con la cantidad de grasas saturadas... Si la gente supiera la cantidad de grasa que tiene un yogur, a lo mejor no se comía cuatro yogures, se comía a lo mejor uno solo.

De 17 estamos en el puesto 14, en cambio, en alimentos necesarios: carne; en verduras y hortalizas estamos en el puesto 12 y en pescado, curiosamente un archipiélago, somos los últimos en consumo de pescado. Pero también tienen ustedes que ver el precio del pescado. No es porque no nos guste el pescado, es el precio del pescado. Por lo tanto, esta es la relación.

Y hay una cuestión que yo quiero añadir aquí, y es que la mayoría de los productos estos procesados ya no están conteniendo sacarosa o azúcar, están conteniendo fructosa. La fructosa, señorías, tiene una serie de afecciones graves para el cuerpo, produce más cirrosis, produce hígado, hígado graso. Y, sobre todo, hay una cuestión que los nefrólogos, es verdad, la explican: inhibe la leptina, la leptina es una hormona de la saciedad, saciedad, inhibe esa hormona y además estimula la grelina, que es la que estimula el apetito. Es decir, tenemos ese problema con esta...

Y luego está la cuestión de los estudios científicos, porque a veces alguno argumenta que hay estudios científicos que dicen... Miren, la historia de los estudios científicos de la nutrición está llena de trampas, sobornos y también medias verdades. Y hay muchas industrias, de la industria azucarera y también de las multinacionales de la alimentación, que se han dedicado a financiar algunos estudios. Evidentemente, estos estudios lo que hacen es intentar influir sobre los responsables políticos mundiales y por muy nocivo que sea un producto siempre encontrarán algo bueno. Esa es una de las cuestiones de esas investigaciones. Y, por otro lado, la Universidad de Navarra hizo una investigación sobre este tipo de estudios que han ido sobre la falta de alimentación y llegó a la conclusión de que los estudios con financiación de las empresas son cuatro, entre cuatro y ocho veces más favorables al producto de lo que son estudios independientes. Por lo tanto, nosotros tenemos que tener bastante, ponerle la lupa a los estudios que utilizamos.

En definitiva, yo creo que esto tenemos que abordarlo desde diferentes ámbitos, este es uno de ellos, y espero, pues, la aprobación por parte de todos ustedes y que entre todos...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Déniz.

Turno ahora para los grupos enmendantes. Empezamos por el Grupo Socialista Canario. Para su defensa, el señor Álvaro Lavandera.

El señor ÁLVARO LAVANDERA: Gracias, señora presidenta. Buenas tardes, señorías.

Lo primero que quiero agradecer es al Grupo Podemos haber presentado esta moción y poder así debatir y presentar propuestas sobre uno de los problemas más importantes que tiene nuestra sociedad en la actualidad. Un problema que afecta gravemente a nuestra salud, que es la falta de hábitos saludables de vida o al menos así se define este problema. Nos deberíamos preguntar si la falta de hábitos saludables de vida es realmente la correcta denominación de este problema o si sería mejor llamarlo "cómo hacer frente a los intereses de la industria que afectan gravemente a nuestra salud a cambio de aumentar sus ventas".

El señor Baltar decía en su intervención en la interpelación que ha dado lugar a esta moción que las políticas en este ámbito deben ser permanentes, de prevención, para todos, refiriéndose a adultos y menores, y por supuesto enfocadas a cambios en los hábitos de vida.

Desde el Grupo Socialista coincidimos con estas afirmaciones, pero echamos en falta políticas audaces, innovadoras y a la altura de la envergadura del problema al que nos enfrentamos.

Señorías, pese a la espectacularidad de las enfermedades infecciosas que generan epidemias, principalmente de miedo, más del ochenta por ciento de la morbimortalidad a nivel internacional es atribuible a las enfermedades crónicas. Enfermedades crónicas que se controlan pero no se curan, que generan sufrimiento, gasto sanitario, discapacidad y que matan, según las estimaciones, a casi cuarenta millones de personas al año, tantos muertos como en la II Guerra Mundial: 18 millones por afecciones cardiovasculares, 8 millones por cáncer, 4,5 millones por enfermedades respiratorias crónicas, un millón y medio de personas por diabetes. Todo esto provocado básicamente por cuatro factores: una alimentación poco sana, el sedentarismo, la ingesta de alcohol y el consumo de tabaco.

Decir, como dijo el consejero de Sanidad en el debate de la interpelación, que los resultados son muy buenos no es desde luego una buena señal sobre la ambición de este Gobierno para enfrentarse al problema, porque lo primero que deberíamos reconocer es la envergadura del mismo. Nuestro deber, señorías, es poner en marcha todas las medidas que estén a nuestro alcance para crear ambientes que fomenten hábitos saludables, y para ello tenemos múltiples ejemplos de políticas que funcionan y que afrontan de manera decidida, todas con un denominador común que es tener presente la salud en todas las políticas. ¿Qué funciona? Mire, iniciativas legislativas encaminadas a, por ejemplo, la prohibición del tabaco en espacios públicos, como ya se ha hecho, el incremento de su precio, el incremento del precio del tabaco se ha hecho en muchos países; las prohibición de las grasas trans, como se ha hecho por ejemplo en Dinamarca o Nueva York; la reducción del 50 % de la sal en alimentos procesados, como se ha hecho en Finlandia; intervenciones fiscales, que pueden ser prestaciones sociales, transferencias condicionadas, subvenciones, impuestos, multas o incentivos económicos; intervenciones de sensibilización, como son campañas informativas a la población, para lo que sí cuenta con presupuesto, por cierto, el Gobierno de Canarias y estaremos vigilantes a que se haga un buen uso del mismo; intervenciones en el entorno físico, como la regeneración urbana en barrios con privación, como se ha hecho en Inglaterra o Barcelona; creación de guarderías, como se ha hecho en Londres; acceso a espacios en los que se pueda hacer actividad física, carriles bici, parques; o algo tan sencillo como instalar fuentes de agua potable en los colegios, algo tan sencillo como esto también incide en la salud de las personas.

Señorías, poco tiempo son cinco minutos. Hemos presentado enmiendas que vienen a proponer algunas medidas, no son todas las que podrían ser pero sí medidas que se deben poner en marcha, como por ejemplo retomar la iniciativa del equipo anterior de la Consejería de Sanidad relativa a la elaboración del libro blanco sobre obesidad en Canarias. Agradecemos, eso sí, el esfuerzo de consenso de todos los grupos de las medidas que se van a aprobar hoy; quedan muchas por hacer, las seguiremos presentando en el futuro. Tanto queda por hacer que les voy a dar un dato que puede que les sorprenda: en Canarias el pan común, el que se fabrica con harina refinada, que es básicamente puro almidón, es decir, un carbohidrato alto en calorías y pobre en micronutrientes y sin fibra, tributa al cero del IGIC, al tipo cero; el pan integral, que contiene fibra, vitamina B, E, ácidos grasos, magnesio, hierro, potasio, cinc y manganeso, tributa al 3 %. Lo estamos haciendo totalmente al revés de como debería ser. Eso sí, en Canarias, cuando nos subimos al avión, pues, tenemos la suerte de obtener gratis una ambrosía rica en aceite de palma, grasas saturadas, el 50 % de azúcar; como opción saludable, nos pueden dar una chocolatina que no tiene gluten pero es toda azúcar; y para finalizar un caramelo que nos llegue a endulzar más. Eso sí, es voluntario, pero digo yo que la promoción de la salud debería estar no solo en manos de los poderes públicos.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Álvaro Lavandera.

Turno ahora para el siguiente grupo enmendante, Grupo Nacionalista Canario. Señora García.

La señora GARCÍA MARTÍNEZ: Gracias, señora presidenta. Señorías, buenos días.

También agradecer al señor Déniz la presentación de esta iniciativa.

Una vez más traemos al pleno algo que nos importa tanto y que nos preocupa tanto como es el hábito de alimentos saludables. Hemos hablado en este Parlamento de ecocomedores, consumir productos locales, supervisar los menús escolares e incluso la PNL a la que usted hace referencia en esta moción -la 435-, que presentó, fue iniciativa del IES Cabrera Pinto.

Hoy hablamos de productos que no solo pueden generar importantes consecuencias en la salud de los consumidores, sino que de manera indirecta hasta suponen una importante inversión de recursos sanitarios para intentar paliar las consecuencias de su consumo. Hablamos de bebidas azucaradas y alimentos con alto grado en grasas saturadas. Nosotros también hemos presentado una iniciativa que hace referencia a las bebidas energéticas, concebidas originariamente como complementos para aumentar el rendimiento deportivo pero cuyo uso se ha extendido incluso entre los adolescentes y que, debido al alto porcentaje de cafeína y taurina entre sus ingredientes, puede acabar generando graves problemas de salud. Algunos médicos ya están incluso alertando sobre la normalización de su consumo en niños de 9 y de 10 años. Conocemos perfectamente jugadores de fútbol de infantil que se toman estas bebidas energéticas antes de jugar un partido de fútbol.

Usted, señor Déniz, plantea medidas para limitar ayudas a la importación de este tipo de grasas que se utilizan como materia prima y de azúcares, y además a la conveniencia de incluir más contenido formativo sobre esta materia en los medios de comunicación públicos. Algo que también nos parece muy importante. Muy conocidos son todos los anuncios, todas las propagandas, que vemos de marcas publicitarias y que han llevado a que la gente haga más actividad física. Vemos las avenidas, los paseos marítimos, a gente joven y mayor caminando, corriendo, haciendo deporte. Eso es lo que pretendemos nosotros también con esta iniciativa. Porque realmente nos planteamos: sí, podemos poner una tasa, lo que decíamos, un complemento para subir o incrementar el precio de estas bebidas, pero ¿realmente creemos que con eso conseguimos mejorar la alimentación y, por consiguiente, la salud de nuestra gente?, ¿realmente creemos que por subir 5 o 10 céntimos a estas bebidas la gente dejaría de consumirlas?

Es verdad que la propuesta que hace es que esas, lo que se obtenga de ese incremento, iría a sanidad, pero desde el Grupo Nacionalista Canario lo que pretendemos, lo que realmente queremos, es que nuestra gente no tenga obesidad ni diabetes ni hipertensión ni problemas cardiacos. Por eso desde el Grupo Nacionalista Canario lo que planteamos es que tenemos que realizar un cambio de cultura en nuestra alimentación. Entendemos que debe diseñarse una estrategia global que trabaje la lucha contra la obesidad desde el plano educativo, sanitario, cultural, deportivo, pero sobre todo, sobre todo, trabajarlo desde el principio, desde las primeras etapas, desde infantil. Tenemos que lograr normalizar en nuestra vida diaria hábitos alimentarios saludables. Esa será la única forma de tener niñas y niños, jóvenes y mayores, más sanos y con mejor calidad de vida.

Es un tema muy serio y que realmente preocupa al Gobierno de Canarias. Sabemos que están elaborando ese plan que solicitamos y que presentamos también en esa enmienda.

Sabemos también, como decía usted, desde el ministerio están, y con la industria, también están elaborando ese plan de colaboración para mejorar la composición de los alimentos y bebidas y otras medidas. Creemos que también esa es la línea que se debe seguir. Porque, como ya decía, usted ha dado los datos, en Cataluña se ha puesto este impuesto, pero ¿realmente nos lleva a algo?, ¿realmente ha bajado la gente, ha dejado la gente de consumir esas bebidas? No. Tenemos que conseguir, la finalidad debe ser sobre todo hacer reaccionar a la población a través de ese plan contra la obesidad y que se produzca ese cambio en contra...

La señora PRESIDENTA: ... minuto más, señora García. (La señora García Martínez indica que ha terminado su intervención).

Muchas gracias, señora García.

Siguiente turno enmendante, Nueva Canarias, grupo enmendante. Señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: Muchas gracias, señora presidenta.

Reconozco que en el paseíllo he metido la barriga un poquito para adentro, aunque... (Risas del orador y en la sala). Yo le decía, le decía a mi portavoz, que en realidad no es que esté gordo, es que tengo el pecho bajo, o sea, normalmente... Bueno, bromas aparte, reconozco que no consumo mucha azúcar pero me gusta comer, ¿eh?

Entrando ya en materia, creo que la interpelación fue interesante y esta moción era necesaria. Yo creo que por eso la mayoría de los grupos han presentado enmiendas, por la enorme preocupación que plantea lo que aquí se aborda. Probablemente dos de las enfermedades con mayor prevalencia que existen en la actualidad, la obesidad y la diabetes, y además con una estrechísima relación, requieren de los que aquí estamos, de los que tenemos responsabilidad, del lado del Gobierno y en esta Cámara, de tomárnoslo en serio, de tomar medidas fiscales, de manera transversal, como bien se comentaba con anterioridad. No se trata solo de subir impuestos, en eso estamos de acuerdo, pero no hay que excluir esa medida; se trata de un abordaje integral.

Por eso nosotros planteábamos una serie de enmiendas. La primera de ellas era precisamente incluir, en el IV Plan de Salud de Canarias, pendiente de presentar en este Parlamento... Por cierto, ya llega tarde, tendría que haberse iniciado ese IV Plan de Salud el 1 de enero de este año y aspectos como el que hoy abordamos son necesarios y son los que reivindican que ese IV Plan de Salud cuanto antes llegue a este Parlamento. Si no nos tememos que probablemente en esta legislatura no pueda ponerse en marcha. Y en ese marco, un programa de actuaciones plurianuales para la promoción de una alimentación saludable y de fomento del ejercicio físico es absolutamente fundamental. Planteábamos también que esas medidas deben hacerse en colaboración con la Consejería de Educación para extender en las comunidades escolares los conocimientos sobre hábitos de alimentación saludable y el fomento del ejercicio físico. En el ámbito educativo es absolutamente esencial. Es en esas etapas donde educamos sobre la forma de alimentarse de una manera sana, donde podemos erradicar algunos hábitos no deseados, donde potenciamos -por eso presentamos una enmienda posterior que luego comentaremos- la actividad física, a través obviamente de la educación física y otras estrategias que puedan abordarse. Porque hasta hace muy poco, y aún hoy en día, persiste, a pesar de esa proposición no de ley aprobada por unanimidad en este Parlamento, que instábamos a la eliminación absoluta, en los centros de secundaria, en las cafeterías, de productos que contuvieran altos contenidos en azúcares, en grasas o bebidas como las que hoy estábamos planteando en las intervenciones que me precedían...

Y planteábamos también que en ese marco era necesario, por la vía fiscal, intervenir. Nosotros quizá no planteamos un impuesto directo, específico, como ha hecho Cataluña, porque tenemos una gran ventaja con respecto a Cataluña, y es que tenemos una fiscalidad propia, tenemos un instrumento como puede ser el IGIC que de manera inmediata podría regularse en ese sentido, pasar del 7 al 9,5 % por ejemplo. Y sí que tiene, sí que tiene mucha incidencia ese incremento, comentaba nuestro portavoz, porque en lugares como Méjico el incremento del precio en los productos, sobre todo en las bebidas carbonatadas y azucaradas, el descenso ha sido más que notable. Es cierto que eran lugares donde había un consumo muy superior al que tenemos en Canarias, pero sí que tiene un elemento desincentivador, además de un elemento pedagógico a la hora de la discusión y la puesta en marcha de ese tipo de impuestos.

Nosotros sí vamos a pedir, aunque se ha consensuado por la práctica mayoría de los grupos, y creo que ha habido un esfuerzo generoso en ese sentido, sí que vamos a pedir la votación aparte de la enmienda número 5, la que hace referencia a la eliminación del REA. Nosotros, entendiendo que esa puede ser otra de las estrategias, creemos que debe abordarse en un marco distinto del que aquí estamos. Lo decimos porque al final vamos a gravar la producción en Canarias de ese tipo de productos, encareciendo los insumos de los mismos, sin embargo, el gran caudal de, digamos, bebidas que nos llegan importadas ya llegan con ese producto y vamos a generar, digamos, competitivamente, un desagravio a nuestras industrias que están en ese ámbito.

Y luego hemos planteado la incorporación no solo de la tercera hora física sino de dos horas más de actividad física, a través de distintas estrategias, en el ámbito educativo.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Campos.

Señor Déniz, le pido fijación de posición respecto a las enmiendas, aunque veo que hay un texto consensuado, ¿no?

No, no, desde ahí, desde ahí (refiriéndose al escaño). Simplemente un texto consensuado y ya está.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ (Desde su escaño): No, como usted dijo que tenía cinco minutos, después de las intervenciones, me refiero.

La señora PRESIDENTA: (Sin micrófono).

El señor DÉNIZ RAMÍREZ (Desde su escaño): Ah, vale, sí.

Bueno...

La señora PRESIDENTA: (Sin micrófono).

El señor DÉNIZ RAMÍREZ (Desde su escaño): Sí, sí, bueno, como todos los grupos saben, pues, llegamos a un texto de acuerdo, llegamos a un texto de acuerdo. También acepto la propuesta de Nueva Canarias de votar el punto 5 por separado. Pero me parece que en el texto final, que son ocho puntos, se han integrado las diferentes enmiendas.

Hay que decir también que yo nunca había visto seis folios de enmiendas, pero, bueno, las acepto casi todas, bueno, están todas integradas ahí.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Déniz.

Continuamos ahora con los grupos no enmendantes para fijar posición por tres minutos. Grupo Mixto.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidenta.

Bueno, adelanto que nosotros vamos a apoyar el contenido de esta PNL, porque creemos también que debemos empezar a poner medidas para evitar la proliferación de la diabetes y de la obesidad, sobre todo en nuestra población infantil.

El uso de azúcares en refrescos y bollería, la continua publicidad agresiva, ya es agresiva, que fomenta el consumo diario de estos productos y que es un atentado contra nuestra correcta alimentación, están generando problemas, serios problemas en la salud de nuestra población.

Señorías, hoy se gravan productos como el alcohol y el tabaco y se advierte que su consumo es perjudicial, además de que se imponen límites de edad para poderlos consumir. Señorías, la conexión entre la diabetes y estos productos y bebidas azucaradas está más que probada por cientos de estudios, que son perjudiciales, y las enfermedades que produce su consumo diario están catalogadas como las que mayor cronicidad y complicaciones producen, por lo que podemos decir, sin lugar a dudas, que no solo perjudican la salud de nuestros ciudadanos, también perjudican las arcas públicas y los servicios sanitarios al tener que aumentar cada año que pasa el gasto de estas enfermedades, al tratar estas enfermedades con gasto sanitario. ¿Por qué entonces los fabricantes de estos productos no contribuyen a paliar el grave daño que hacen a nuestros niños y jóvenes y el gasto sanitario también que provocan extra?

Creo que debemos poner en la balanza la salud de nuestros ciudadanos y los posibles inconvenientes a estos fabricantes. Ya les digo que desde Agrupación Socialista Gomera tenemos claro qué lado de la balanza vamos a apoyar.

Nos parece interesante también la propuesta de que la Televisión Canaria, siguiendo con los objetivos sociales que contempla la ley que crea el ente público, claro que debe cooperar activamente en fomentar estos hábitos saludables y advertir de los peligros de consumir productos azucarados y grasos.

Nosotros, como ya dije al inicio, vamos a apoyar esta iniciativa, porque hablamos de un problema de salud pública que cada año que pasa va a peor.

Hemos visto las enmiendas a las que han llegado a través de consenso todos los grupos, enriquecen el texto y, aun así, también mantenemos nuestro apoyo a vuestra PNL.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Mendoza.

Turno ahora para el Grupo Popular.

La señora TAVÍO ASCANIO (Desde su escaño): Sí, señor Déniz, como canaria, como hija y nieta de diabéticos, como consumidora y como madre de familia, estoy totalmente de acuerdo en que se debe controlar mucho más la sanidad, precisamente lo que consumimos, y en que podemos hacer más desde la educación.

Me alegra que este lunes precisamente se firmara por parte de la ministra un convenio con más de quinientas empresas para reducir un 10 % el contenido de sal, azúcar y grasas.

Esta moción intenta resolver en un folio la complejidad de un asunto sobre el que se han escrito folios y folios de informes científicos. Encontramos en esta moción aspectos que usted pretende reformar, fiscales, modificar el Régimen Específico de Abastecimiento, campañas en los medios de comunicación y hasta plantea que los comedores escolares todos deban ser de gestión pública, sin concretar de dónde vamos a sacar el dinero porque supondrá un mayor coste. Aun así, nosotros podríamos añadir cuestiones como el problema de la basura, que se sigue tirando, que podría dar alimento a mucho de nuestro ganado. Y yo creo que usted propone estudiar y yo estoy de acuerdo en estudiar y en consensuar por parte de todos los grupos políticos y que el Gobierno lo haga de forma transparente, y ahí es donde nos hemos sumado.

No quiero terminar sin antes comentar que, efectivamente, la salud es una responsabilidad de todos, no es una opción; que el Gobierno de Canarias comparta esos estudios que se hagan como consecuencia de esto con todos los portavoces.

Y termino recomendando a todas sus señorías y a sus familiares, a todos los canarios, beber más agua y menos bebidas azucaradas. Sin duda el azúcar genera una adicción, es el peor veneno, lo compartía hace un momento con uno de los médicos que tenemos en esta Cámara, con el expresidente del Gobierno, el azúcar se come todos nuestros minerales. Y, por lo tanto, compartimos absolutamente el fondo del asunto, señor Déniz; en la forma es en lo que yo espero que el Gobierno cuente con nosotros para ponernos de acuerdo en un plan real.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Tavío.

Señorías, hemos concluido todas las intervenciones de los grupos. Por tanto, llamo a votación de esta moción. (Suena el timbre de llamada a la votación. Pausa).

Señorías, han pedido votación separada; por tanto, vamos a votar toda la propuesta en sí menos el punto 5. Repito, votamos toda la propuesta menos el punto 5. Texto consensuado: comienza la votación. (Pausa).

Señorías, 57 votos emitidos: 57, sí, ningún no y ninguna abstención.

Votamos ahora, señorías, el punto 5 de la propuesta consensuada. Punto 5. (Pausa).

Señorías, 59 votos emitidos: 24, sí; 34, no y 1 abstención. Repito, 59 emitidos: 24, sí; 34, no; 1 abstención.

Por tanto, no queda aprobado el punto 5, señorías, no queda aprobado el punto 5.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/M-0019 Sobre consecuencia de la Interpelación del GP Podemos, sobre hábitos alimentarios saludables, dirigida al Gobierno. (I-28).

Facebook Twitter Youtube Google Plus Flickr

Aviso jurídico · Parlamento de Canarias C/Teobaldo Power, 7
38002 S/C de Tenerife
Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400