Diario de Sesiones 114/2018, de fecha 11/4/2018 - Punto 1

9L/C-1359 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE SANIDAD-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC), SOBRE LA OFERTA DE PLAZAS DE MÉDICOS INTERNOS RESIDENTES PARA 2018.

La señora PRESIDENTA: Como acordamos en el día de ayer, corresponderían ahora las comparecencias al consejero de Empleo... De Sanidad, perdón, quise decir Sanidad y estaba diciendo Empleo, era para decir que no íbamos a ver las de empleo. Gracias, diputado.

Entonces iríamos, señorías, a la 4.8, ¿no? 4.8: a instancia del Grupo Nacionalista Canario -señor Cabrera...-, instando al consejero de Sanidad sobre las ofertas de plazas de médicos internos residentes para el 2018.

Cuando quiera, señor Cabrera.

El señor CABRERA DE LEÓN: Muchas gracias, presidenta. Buenos días, consejero. Señorías, buenos días.

Hacer una aclaración casi hasta formal, señor consejero: esta comparecencia estaba prevista para hace un tiempo, por motivos de agenda la dejamos, pero el objetivo era no solo conocer la oferta de las plazas MIR de este año sino conocer, tratar las acciones que creemos que debemos cambiar sustancialmente para intentar dar respuesta a uno de los problemas que en esta Cámara se debaten con más frecuencia, y es garantizar especialistas, garantizar profesionales, en cada uno de nuestros centros hospitalarios.

Me gustaría aclarar que planteamos esta iniciativa y entendemos que aquí reside uno de esos cuellos de botella ante la falta de especialistas que vivimos en toda Canarias en especial, con una incidencia especial en las islas no capitalinas, quizás porque no tienen esos alicientes profesionales que pueden encontrar estos profesionales en los grandes centros hospitalarios de las grandes ciudades.

Le decía a mi compañera Lola en la comisión la semana pasada que es casi hasta un contrasentido que, mientras el sistema formativo español prácticamente impide un aumento sustancial de las plazas MIR, por otro lado, estamos viéndonos obligados a importar especialistas de otros países, a través de complicados procesos de homologación, o bien a sobrecargar de trabajo, a guardias, consultas y listas de pacientes, a los ya existentes.

Dejar claro que no tenemos nada en contra pero tenemos muy buenos profesionales que llevan más de ocho años para homologar su título y les está costando bastante.

Peor aún es si decimos que dejamos sin servicios, o servicios sin cubrir, en ocasiones sin atender especialidades, en algunas islas capitalinas porque no tenemos ese personal.

Y, mire, en la asignación de las plazas MIR sabemos que en cada comunidad autónoma es complicado. Sabemos que se realiza a través del ministerio, que para ello cuenta con un órgano asesor por especialidad, las denominadas comisiones nacionales, en las que están representadas las sociedades científicas, el Ministerio de Sanidad, el de Educación, el Colegio de Médicos y los residentes. Las consultas que hemos hecho sobre el procedimiento reglado nos indican que cada año estas comisiones estudian las necesidades de nuevos especialistas y hacen una propuesta al ministerio que aprueba la Comisión de Recursos Humanos.

Por otro lado, las comunidades, según su capacidad formativa y sus necesidades, hacen también sus previsiones. Luego el ministerio valora ambas, valora también sus propios criterios, y establece la oferta definitiva de plazas. Eso entiendo que es en teoría. En teoría porque, con la información que aquí mismo se nos ha dado, en comisiones y demás, en la práctica, desde hace años, el ministerio ha desestimado las propuestas de las comisiones y la oferta definitiva es la de las comunidades autónomas prácticamente sin mover una sola plaza. Quisiera que, para comenzar, nos aclarara este extremo, señor consejero.

Y por supuesto que tenemos que aclarar que la estimación que hacen las comunidades autónomas no es aleatoria. Entendemos que a su vez las comunidades autónomas dependen de lo que les digan las universidades y las unidades de docencia de cada hospital universitario, porque al fin y al cabo debe existir una acreditación docente y tiene que haber profesorado suficiente en los hospitales.

Aquí entiendo, entendemos, que reside otro de los cuellos de botella del sistema, porque la acreditación de la docencia y la designación de docentes, y el número de alumnos que corresponde a cada docente, se realizan también a través de un procedimiento que, en la mayoría de los casos, lleva hasta tres o cuatro años de gestiones, de proyectos, de evaluaciones y acreditaciones. Todo ello siguiendo las directrices del ministerio.

Aquí también creo que sería conveniente conocer su punto de vista, consejero, porque al final la clave de la formación del número de especialistas y, por tanto, de su posterior incorporación al mercado laboral parece estar en el interés de cada centro hospitalario, o cada unidad de los mismos, por plantear una unidad, una actividad docente, y luego en la respuesta y en la agilidad en la que esta llegue desde el ministerio para conseguir la acreditación docente de cada unidad o de cada centro hospitalario con un número concreto de médicos internos residentes.

Sea como sea -y aquí sería bueno que nos aclarara si, efectivamente, el procedimiento es así-, hay aspectos que se nos escapan y en la plasmación práctica vemos que el número de plazas de especialistas en toda España se mantiene más o menos igual desde hace bastantes años, por no decir desde hace algunas décadas. De hecho, los aumentos de especialistas en formación de un año para otro apenas llegan al 2 % en los mejores años.

Y, si vamos a aspectos más concretos, vemos que de las 6300 plazas de formación de médicos internos poco más de trescientas se suelen asignar a los hospitales de Canarias. No sé si por la crisis o la falta de demanda, ni siquiera, en Canarias, como en otras comunidades autónomas, se llegó a ofertar la totalidad de las plazas MIR que estaban acreditadas.

El planteamiento, consejero, es...

La señora PRESIDENTA: Señor Cabrera, ¿un minuto más y concluye?

El señor CABRERA GONZÁLEZ: Gracias, presidenta.

El planteamiento entonces, consejero, es qué podemos hacer, qué tenemos que hacer como administraciones públicas para alcanzar al menos dos objetivos: uno, primero conseguir que se formen más profesionales y, otro, conseguir dar estabilidad a esos profesionales para que se queden en Canarias y para poder distribuirlos en cada uno de nuestros centros; aportar alicientes para que desarrollen su carrera en las islas y agilizar el funcionamiento del sistema de interinidades y acceso a plazas de titularidad, para que no acabemos perdiendo hasta el 40 % de los especialistas que tanto cuesta formar y que luego se van a otro sitio.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Cabrera.

Turno ahora para el Gobierno. El señor consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Gracias, señora presidenta. Buenos días, señorías. Buenos días, señor Cabrera.

Saludaría a los alumnos de Sociología que anunciaron, de la Universidad de La Laguna, que estarían por ahí arriba, pero en este momento... Les damos la bienvenida igual.

Si le parece, señor Cabrera, yo creo que tratar un tema como el de la formación de MIR, o de especialistas, en todo el ámbito sanitario, porque no solo afecta a los médicos, también, como sabe, a enfermería, psicología, farmacia, biología, etcétera, no creo nunca que esté fuera de situación. El momento es un momento muy complejo, sabe que hay una comisión a nivel nacional que está trabajando al respecto, desde que en septiembre del año 2017 esta comunidad autónoma, conjuntamente con la Comunidad Autónoma del País Vasco, reclamó al Ministerio de Sanidad acciones concretas, vía Consejo Interterritorial, para incrementar el número de médicos, en este caso especialmente en términos de médicos en formación, habida cuenta de la grave crisis que vivimos, pero que ya no es la situación actual lo preocupante sino la realidad que se nos viene encima en los próximos años con la evolución de las jubilaciones y los entornos de edad en los que tenemos a la mayoría de nuestros especialistas.

Usted me pedía una valoración respecto del sistema. Decirle que nosotros en principio tenemos una valoración buena pero que evidentemente podría ser mejor. ¿Por qué le digo que buena? -y ahora entraremos en detalle-, porque hemos ido creciendo desde el año 2016, año hasta el que estuvo congelado el número de plazas convocadas para formación, hemos ido creciendo año a año en el número de plazas, en el año 2016, en el 2017 y en la convocatoria del 2018, y ahora se lo daré en números concretos. Hemos crecido tanto en médicos especialistas como en enfermeros especialistas y en otras especialidades también de nuestro ámbito.

Pero le decía que esta valoración es buena porque lo más importante ya no es el número de plazas convocadas sino la cobertura de estas plazas y, como le indicaré ahora con números, el nivel de cobertura que se alcanzó en el año 2017 solo en el ámbito médico fue del 99 %. Si no recuerdo mal, solo una plaza quedó libre.

Respecto de las medidas que usted me pedía, si le parece, como esto se va a alargar un rato, pues, luego podemos entrar en concreto. Esta consejería ha hecho llegar a Madrid una serie de iniciativas, en la comisión técnica correspondiente. Se están trabajando trece medidas, de las cuales tres específicas son las que se han potenciado desde Canarias. Muchas de ellas, como usted bien decía, tienen que ver con el planteamiento de la estabilización posterior a la formación, lo cual permitiría, en cierto modo, convertir en más atractivas las plazas que convocásemos en el entorno canario, puesto que, desde el punto de vista de la calidad técnica, creo que no es discutible.

Otro elemento fundamental está en que, como ustedes saben, solo Canarias -a nivel del Estado hay muchísimas más-, solo Canarias tiene por encima de treinta plazas pendientes de acreditación del ministerio. Ustedes saben que entre que se solicita la acreditación de la plaza y los equipos, lógicamente, ministeriales pueden validar y venir a las comunidades autónomas para dar la autorización para que se convoque esa plaza se pierde una serie de años. Se ha pedido, entre esas medidas, a la Comisión de Recursos Humanos, de la que usted hablaba, que, por favor, se nos diese una especie de previa autorización, porque normalmente son plazas añadidas a servicios que ya tienen acreditación docente. Con lo cual lo que estamos haciendo es ampliar nuestra capacidad docente, pues porque donde había antes 20 adjuntos ahora hay 35 y la capacidad de formar a uno más evidentemente es superior.

Le decía que en ese sentido tenemos una visión positiva pero que, bueno, creemos que deberíamos avanzar más rápido. Hoy mismo está habiendo en Madrid una reunión muy conflictiva, a la que yo no puedo asistir, en la que hay incluso una carta específica de todas las consejerías de Sanidad del ámbito socialista, en la que se ha convocado al área médica, a la organización médica colegial y a toda el área de la profesión médica. Digo que es muy polémica porque se convocó la de enfermería y prácticamente estuvo desierta, porque créanme que en estos momentos hay un cierto sentimiento de incumplimiento. Y hay un sentimiento de incumplimiento porque había un compromiso ministerial de convocar un consejo interterritorial, si hacía falta monográfico dada la gravedad de esta cuestión, en enero, que todos entendimos que se posponía a febrero porque la comisión así lo pidió para poder hacer algunos trabajos, se pospuso a marzo, nos encontramos en abril y aún no lo hemos tenido.

Bueno, hay otro dato negativo: como ustedes saben, se rechazó a nivel del Senado, el otro día lo vimos en la Comisión de Sanidad, la elaboración de un plan estratégico para la cobertura de los especialistas a nivel nacional. Créanme que la iniciativa, que en este caso era una iniciativa del Grupo Socialista, avalada por doña Mari Mar Julios, y con una serie de modificaciones interpuestas por la doctora Julios, era una iniciativa yo creo que excepcional porque permitía crear un escenario realmente planificado para los próximos años. Por cuestiones que no se les escapan a sus señorías, la misma fue rechazada dadas las mayorías que existen en el Senado.

Le decía respecto de mi visión positiva, mire, en el 2016 se convocaron 287, se ofertaron 287 plazas y se cubrieron tan solo 268; pero es que, médicos, de 234 cubrimos 218. En el 2017 se convocaron 247 médicos y se cubrieron 245; pero es que del total de plazas, con enfermería, medicina, psicología, radiofísica, etcétera, se convocaron 303 plazas y se cubrieron 300. Solo 3 quedaron descubiertas, por eso le decía que éramos optimistas. Este año se convocarán 25 plazas más respecto del 2016, que son exactamente 312 plazas: en este caso 253 plazas para médicos, 45 de enfermería, 7 de farmacia, 4 de psicología y 3 de radiofísica. Luego, decirle que si los índices de ocupación o de solicitud de estas plazas siguiesen en la misma línea, sería un gran éxito para la comunidad autónoma.

Aun así, seguimos diciendo que es fundamental trabajar en determinadas líneas específicas, como usted bien decía, de incentivar determinadas plazas. ¿Por qué?, porque, mire usted, incluso respecto de la dotación docente total que tenemos, que supera en el área médica las trescientas cuarenta y pico, el problema no está tanto en el volumen total de plazas que tenemos, puesto que muchas de ellas están en especialidades en las que nosotros a día de hoy, y con una previsión incluso de futuro, a corto y medio plazo, tenemos especialistas suficientes. Entonces que el cupo autonómico y que la mesa nacional nos limite esas plazas a Canarias no le daña. El problema grave lo tenemos cuando no nos dejan -y si le parece bajamos a ese detalle posteriormente si tiene interés- convocar más plazas de pediatría, medicina familiar y comunitaria, anestesiología, obstetricia y ginecología, cardiología, medicina intensiva, medicina interna, radiodiagnóstico, psiquiatría. Le pongo realmente las plazas que para Canarias son especialmente graves.

De ahí la importancia que daba yo a los planteamientos que la doctora Julios hizo a nivel del Senado, porque, mire usted, no solo es plantearse qué tipo de especialidades se necesitan a nivel nacional y cuántas se van a necesitar en cada comunidad autónoma, es que tenemos que tener un plan que vaya más allá de la perspectiva de tres, cuatro, cinco años. Hay que tener un plan realmente, prácticamente a quince-veinte años, porque tardamos ocho años, mínimo, nueve años, diez años, en tener al 90 % de estos especialistas. Luego, o pensamos en una proyección a diez años o nunca tendremos el problema resuelto y estaremos sistemáticamente cayendo en este debate.

Buenos días y me pongo a su disposición en la segunda vuelta.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Turno ahora para los grupos.

Grupo Mixto, el señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señora presidenta. Buenos días, señorías, buenos días, señor consejero.

Durante el 2018, se ofertarán por las escuelas de formación sanitaria de todas las islas unas 317 nuevas plazas para residentes en todas las especialidades. Como usted muy bien ha dicho, hemos ido creciendo pero la realidad es que las plazas no son suficientes; al contrario, son insuficientes. También, a partir del próximo año, en mayo, se espera que tengamos 263 especialistas nuevos, una vez que hayan superado las pruebas que llevan realizando desde que accedieron a la residencia.

Como ya le dije, las plazas son insuficientes, porque la realidad es distinta. Las necesidades del sistema requieren que se negocie a nivel nacional para que a medio o largo plazo no nos encontremos con la falta de especialistas y desasistencia en la sanidad pública. La realidad es que se crean menos plazas de las que necesitamos para ir cumpliendo con la reposición del sistema y, además, hay que decir que ciertas especialidades, como usted muy bien ha dicho, entran en números rojos, como son los propios médicos de familia, pediatras, cardiólogos, etcétera, mientras que otras especialidades como los prevencionistas no pueden entrar en el sistema porque no hay suficientes plazas previstas para ellos.

Al final, señor Baltar, formamos a cientos de especialistas cada año pero luego hay que darles una respuesta. Usted sabe que son de los alumnos más formados y capaces que salen de nuestras universidades, pero luego de todo ese esfuerzo se encuentran sufriendo contratos temporales o ven que no hay hueco para ellos en la sanidad pública.

Señor consejero, tenemos una tarea pendiente usted y todos para solicitar que se reúna cuanto antes el Consejo Interterritorial nacional para regularizar y compatibilizar las necesidades del sistema con las plazas MIR que ofertamos. Nuestro grupo parlamentario se compromete a solicitar mediante nuestro representante, bueno, nuestra representante en el Senado, que se impulse cuanto antes esta reunión, pero debemos empezar por poner solución a los problemas que tenemos en Canarias si queremos dar una mejor respuesta a nuestros estudiantes, porque ¿cómo esperamos que los estudiantes elijan atención primaria si luego no ponemos los recursos diagnósticos suficientes ni los equipamientos necesarios en la misma? Es más atractivo para cualquier alumno a nivel personal y laboral una plaza de especialista en un hospital que atender a los ciudadanos en un consultorio, y en eso las preferencias presupuestarias del Gobierno quedan reflejadas con la centralización de los recursos en los grandes centros hospitalarios, que también influyen a la hora de que estos alumnos decidan optar por una opción u otra. Y, cómo no, pues, que se resuelvan cuanto antes también las OPE en tiempo y forma.

Nada más. Mostrarle nuestro apoyo a que tengamos cuanto antes el número suficiente...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ramos Chinea.

Por parte de Nueva Canarias, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señora presidenta, señor consejero, señorías, buenos días.

Si hay algo que identifica al sistema sanitario público y privado español es la calidad de sus profesionales. Es más, no hay ninguna actividad profesional, de formación profesional, tan prestigiada como la formación del personal sanitario. Pero no solo es que lo digamos aquí, es que lo dice el mundo entero. Por eso la gente se va, porque es muy demandada. De manera que la formación profesional es la clave del éxito de la calidad del sistema sanitario español, hasta el punto de que ahora, cuarenta años después, se está planteando la posibilidad de que la formación de los docentes articule mecanismos de similares características. Cuarenta años después.

Por lo tanto, no puede sufrir la calidad de la formación profesional del personal sanitario, porque ese es un valor estratégico. Para formar un buen profesional hay que primero acreditar la capacidad docente del centro o de los centros donde se forman. No se puede formar a un cirujano cardiovascular si el servicio en el que está destinada su formación no tiene la actividad quirúrgica pertinente, las dotaciones técnicas pertinentes y la casuística de la compleja área de conocimiento de la cirugía cardiovascular. Y si no se hiciera así, a mí no me operan, para que ustedes se enteren.

Planteamiento, por lo tanto: este es un valor a preservar. Cierto es que la capacidad docente se puede apurar, sin comprometer la calidad de la formación, y una definida la capacidad docente no puede ser la financiación el inconveniente porque ha habido etapas que, con capacidad docente, por razones de financiación no se ha formado a la gente y ahora pagamos las consecuencias. Por lo tanto, capacidad docente a tope, recursos financieros para garantizar que se cubran. Y luego está el gran problema de retener a estos profesionales en España y en Canarias, y ya ni les cuento en las islas menos pobladas, no porque no sean más queridas, sino porque la casuística hace que los profesionales vayan donde su proyección se garantiza mejor. Todo eso necesita planificación, evidente; todo eso necesita estrategias, evidente; y todo eso necesita acuerdos.

Por lo tanto, calidad, utilizar la capacidad docente a tope, financiarla y luego establecer estrategias de retención de los profesionales en España y en Canarias, porque si no se van, porque las condiciones laborales en otros países de nuestro entorno son mejores. Reino Unido y Portugal decidieron hace décadas no apostar por la formación de sus médicos sino por importarlos, y ahí están las consecuencias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez.

Turno ahora para el Grupo Podemos. Señor Márquez Fandiño.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO (Desde su escaño): Gracias, presidenta.

Sí, estamos absolutamente de acuerdo, estamos formando grandes profesionales en las universidades canarias que después se tienen que marchar de nuestras islas porque no pueden especializarse. Eso es un absurdo. Invertimos recursos en la formación y después los regalamos a otras comunidades autónomas o a otros países. Y lo que es más absurdo aún: después traemos especialistas de fuera, que en algunos casos no tienen incluso la homologación de su especialidad, porque no encontramos especialistas en Canarias. Pediatría es un ejemplo, hemos hablado de las urgencias pediátricas del norte y sur de Tenerife y resulta que no encontrábamos especialistas y teníamos que tirar de los que ya había en los hospitales de referencia en las islas, porque no encontrábamos especialistas. Se gradúan unos veinte al año, pero, claro, si no les ofrecemos la posibilidad de especializarse en los hospitales de nuestra tierra, pues, se tienen que marchar. Nosotros calculamos que se gradúan doscientas personas más de las que se pueden especializar en nuestras islas. Esto es un dato que es inadmisible, estamos hablando de que solo el 40 % de los graduados obtienen plaza en Canarias y estamos permitiendo que se produzca una fuga de talento, de gente muy bien formada en nuestras universidades, a otros países, a otras comunidades autónomas.

Por tanto, habrá que establecer con el Estado español, porque recordemos que esto es una cuestión de la que hay que responsabilizar al Gobierno del Partido Popular, al Estado español... Tiene que generar en Canarias, especialmente en un territorio como el nuestro, con las características de lejanía, las oportunidades necesarias para que nuestros jóvenes, para que nuestros profesionales, para que la gente que se forme en Canarias se pueda quedar en Canarias, más aún cuando los necesitamos. Por tanto, estamos ante una situación bastante absurda, si me lo permiten.

Por tanto, todo el apoyo de nuestro grupo parlamentario en esas negociaciones, en ese Consejo Interterritorial, para conseguir el mayor número de plazas posible y que esos jóvenes talentos, que esos canarios que están, y canarias, muy bien formados se puedan especializar en nuestras islas y se puedan quedar trabajando en nuestras islas.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Márquez.

Turno ahora para el Grupo Popular. El señor Gómez.

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ (don Zacarías): Gracias, presidenta.

Saludos a los alumnos de Sociología, ahora sí, que están aquí en el hemiciclo.

Desde luego que no es la primera vez y seguramente no será la última en la que tratemos este tema de la oferta de los médicos MIR en la Comunidad Autónoma de Canarias.

Yo sí quería dejar claro que en los últimos años se ha hecho un esfuerzo, no quizás todo el suficiente, para cubrir las necesidades de las comunidades autónomas por parte del ministerio, pero sí que se han incrementado un 3 % este año con respecto al año pasado y un 8,5 % respecto al año 2014. Es decir, se va por la senda del crecimiento, no todo lo que debiéramos pero sí hay un compromiso claro por parte del ministerio en cuanto a la mejora de la oferta de las plazas MIR docentes.

Miren, yo quería elevar un poco el debate hoy acerca de esta cuestión, básicamente por un tema, por una sencilla razón. Entiendo que lo que nos preocupa a todos aquí, en la Cámara, es la situación en la que se encuentra nuestra sanidad y entiendo también que adolece de determinados especialistas. Pero sí quería trasladarles mi reflexión sobre este tema, y es que no solo vale con tener más plazas de especialistas en docencia en los hospitales de referencia y en los hospitales de las islas menores, no solo vale con eso, básicamente por una cuestión. De lo que se trata hoy en día es de retener talento y, para retener talento, debemos tener clara una serie de cosas. Estamos precarizando la profesión médica, estamos precarizando a través de contratos laborales que duran semanas, meses e incluso contratos por guardias, y eso es lo que tenemos que ofertar a los médicos residentes que, una vez acaban su formación, tienen que incorporarse al mercado laboral.

Por tanto, desde luego que tenemos que hacer un esfuerzo importante en cuanto a la acreditación de las unidades docentes en los hospitales, desde luego que hay que hacer un esfuerzo importante para primar a los tutores de estos médicos residentes para que se sientan, de alguna manera, recompensados por esa formación que dan a nuestros futuros médicos, pero, también, no es menos cierto que debemos trabajar en el futuro: debemos trabajar en la OPE, debemos trabajar la dejadez del sistema por tratar de insertar en nuestros hospitales a estos nuevos residentes.

Y también quería hacer una pequeña reflexión en cuanto a la posibilidad que tienen las comunidades autónomas de poder primar, de alguna manera, determinadas especialidades que se encuentran ahora mismo infradotadas en nuestro Servicio Canario de Salud. Hay diversas fórmulas para hacerlo, ya otras comunidades autónomas lo están haciendo, a través de incentivos en la carrera profesional, a través de incentivos económicos, y es necesario que esas islas menores se vean dotadas de personal a través de este tipo de incentivos que se están aplicando en otras comunidades autónomas con entornos también rurales y con la misma problemática que nuestra comunidad autónoma.

Muchísimas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchísimas gracias, señor Gómez.

Por parte del Grupo Socialista, el señor Hernández.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Muchas gracias, señora presidenta. Buenos días, señorías.

Señor consejero, hoy podríamos ser muy beligerantes con este asunto pero no lo vamos a ser. No lo vamos a hacer así, señor consejero, porque sabemos perfectamente las dificultades que entraña, no solo en esta comunidad autónoma, sino en el conjunto de las comunidades autónomas, con este problema para paliar las cifras de plazas vacantes.

La clave, usted decía que la preautorización, digamos, de las acreditaciones para la formación de los médicos interinos, los MIR, en los hospitales isleños, sobre todo teniendo en cuenta el excesivo tiempo que el ministerio ocupa en dar acreditaciones. Y eso es cierto, es una realidad que no solo nos ocupa en el año 2018 sino que ha venido concatenándose durante muchísimo tiempo, y efectivamente eso habrá que resolverlo. No sé si en ese Consejo Interterritorial de Salud avanzarán en ese sentido.

Usted, señor consejero, en su exposición, además, hacía alusión a esa preautorización, y la pregunta es ¿qué avances se han producido con el Ministerio de Sanidad para agilizar esas autorizaciones o esas preautorizaciones?; segundo, ¿se sigue dilatando mucho en el tiempo, con lo que ello supone para cubrir esas plazas, aunque usted ya lo ha anunciado, en cierta forma, efectivamente, ese retraso?

Y otra dificultad añadida, señor consejero, señor Baltar, es que no todos esos MIR acaban desarrollando la actividad en las islas. Yo creo que esa es la clave también, la madre del cordero, si se me permite. En ese sentido, ¿qué medidas puede, y va a implementar, para incentivar su permanencia laboral dentro de nuestros hospitales?

Con las preautorizaciones se corre un riesgo, señor Baltar: que esa inmediata incorporación no puede perder de vista que se termine el proceso formativo. De ahí que le cuestione también: ¿qué requisitos se van a incorporar para garantizar ese proceso formativo?

Otro elemento a considerar, que está directamente relacionado con las jubilaciones, al que también se ha hecho alusión por parte de otros intervinientes, y que, llegados a este punto, desde el Grupo Parlamentario Socialista queríamos saber si la postura de la consejería es de retrasar las jubilaciones de médicos especialistas o si por parte de la consejería se tiene otra estrategia que permita cubrir esas jubilaciones.

Salida profesional, señor Baltar. Una vez acabado el periodo MIR, ¿qué incentivos propone la consejería para mantener y hacer cómplices a esos profesionales con nuestra sanidad pública canaria? Esa yo creo que también es otra clave fundamental. No es fácil de solventar pero usted tendrá que hacer un ejercicio de imaginación dentro de su consejería para ver cómo vamos a hacer cómplices y adherir a esos profesionales dentro de nuestro sistema de salud.

Y otro elemento rápido, señor consejero, que son los problemas relacionados con la vivienda, y que está generando un conflicto muy importante para que en islas como Lanzarote o Fuerteventura permanezcan, porque implica un alto coste en esos...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Hernández.

Turno ahora para el grupo proponente. Señor Cabrera, Grupo Nacionalista.

El señor CABRERA DE LEÓN: Gracias, presidenta.

Totalmente de acuerdo, señor consejero, con lo que ha expuesto y totalmente de acuerdo con los distintos portavoces en los distintos planteamientos que se han hecho.

Evidentemente, diez, doce años de formación para un licenciado en Medicina son muchos años para que se nos terminen marchando porque se sienten más valorados fuera de aquí. Por tanto, espero que de esas trece medidas que decía, que hagan más atractiva, en esa calidad técnica, empecemos a asentar en nuestro territorio a los especialistas, que hoy tanta falta nos hacen.

Importamos profesionales, buenos profesionales, pero, al venir de otro sistema educativo... Insisto, tenemos casos muy concretos de muy buenos profesionales que llevan más de ocho años para homologarse y, por tanto, con una serie de problemas que, evidentemente, desde que tengan otra oportunidad, terminarán dejándonos y marchándose a otro centro.

Estamos recurriendo a alargar la trayectoria de profesionales porque carecemos de ellos y al final terminamos también sobrecargando tareas. Nos ha dicho usted en este salón de plenos, en más de una ocasión, que tenemos en torno a unos quinientos posibles jubilados en los próximos años, con lo cual se viene a empeorar la situación.

Y hasta ahora me he estado refiriendo casi exclusivamente al tema de los hospitales, pero en realidad la problemática de la falta de especialistas y las limitaciones del MIR, usted lo decía antes, en esas plazas especialmente necesarias, como son las que afectan a la atención primaria en los centros de salud y los consultorios locales de medicina comunitaria y de familia, como pediatría y ginecología...

Tenemos, entonces, un panorama, consejero, complicado. Lo veo con optimismo y eso nos anima. Entendemos que eso no se soluciona solo con medidas de las que planteamos para crear plazas MIR, pero sí que pueden contribuir a ir ofreciendo respuestas a lo que estamos planteando en estos momentos.

Consejero, usted ha explicado ya las gestiones que viene haciendo para agilizar las acreditaciones y las unidades de formación, que al final es el primer paso que tenemos que dar para formar especialistas y luego buscar esas fórmulas para asentarlos aquí. Hay que intentar que sea atractivo.

Y en la línea que decía el portavoz de Nueva Canarias el problema en las islas no capitalinas se acrecienta y, evidentemente, porque los grandes recintos hospitalarios pueden ser mucho más atractivos, el problema se nos acrecienta. Ese problema no es nuevo y en islas como Lanzarote, La Palma y Fuerteventura la implicación, la demanda ha sido tan vital que tanto cabidos como asociaciones de enfermos y familiares se han implicado desde hace muchos años ayudando a buscar las viviendas (abandona su lugar en la Mesa la señora presidenta. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández), ayudando a crear esas unidades de formación, unidades docentes, para intentar que ya se imparta también el MIR en nuestras islas e intentar ir consolidando en las islas esos futuros profesionales. Las gestiones han sido muchas y es posible que podamos entre todos seguir colaborando. Por eso le decía antes en qué podemos colaborar desde las distintas administraciones para coordinar este tema.

Señor consejero, nos gustaría que, con todos los datos que nos ha dado, nos explicara también, desde su punto de vista y con las herramientas de la propia consejería, qué más hacer para que estos profesionales -porque esa es la pregunta que nos hacen- y por qué dejan ustedes que se vayan los profesionales. Por tanto, al mismo tiempo que se plantean medidas que podamos impulsar entre todos, es necesario también que la propia administración sanitaria autonómica, como las administraciones locales y los propios partidos políticos en el Congreso y el Senado, hagamos todo lo posible por modificar o actualizar la normativa necesaria para conseguir, de una vez por todas, asignar esas plazas MIR, se aproximen a las demandas que tenemos en las islas.

Y sobre todo intentar, que la verdadera calidad de vida viene ligada al tema de la sanidad, intentar que esos profesionales tan necesarios que vengan, que estén convenientemente formados pero también convenientemente distribuidos en un territorio como el nuestro. Evidentemente, si eso fuese así, a uno de los grandes problemas que hoy tiene la sanidad, no solo de falta de especialistas sino de listas de espera, estaríamos en condiciones de ir dándole respuesta.

Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Cabrera.

Señor consejero, para finalizar esta comparecencia.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Gracias, señor presidente.

Señorías, gracias por sus aportaciones. Créanme que están todas en la línea. Y ahí me gustaría hacer especial incidencia en uno de los temas que ustedes han tocado aquí, por la preocupación que todos tenemos, para la cobertura de las plazas en las islas no capitalinas o el proceso de descentralización, que lógicamente en el aspecto sanitario es vital en nuestro archipiélago y en todas las comunidades autónomas. Créanme, el problema que nosotros vivimos, que es un problema básicamente ligado a los territorios insulares, es un problema que de forma similar se vive en las comarcas de Aragón, donde ahora mismo hablan de los desiertos interiores, etcétera, etcétera.

Sí decirles que es difícil, era difícil, y por eso esto está cambiando totalmente. Ayer lo hablaba yo con un presidente de un colegio de médicos de este archipiélago. Es difícil que, cuando nosotros, para penalizar a nuestros profesionales, a nuestros médicos o enfermeros especializados, en un momento determinado, porque algo no va bien, porque no me interesa, la forma de castigarlos era mandarlos de refuerzo a primaria o mandarlos al centro de especialidades, es difícil que dentro del sistema se entienda como algo positivo el acabar en Fuerteventura, ¡porque era un castigo! Bien. Esto ha cambiado, esto está cambiando de forma activa. Lo que antes era una penalización se está convirtiendo en un premio, y ese es el matiz, porque eso es lo que hace que en un momento determinado un especialista pueda estar interesado en ir a reforzar, por ejemplo, a equipos de atención primaria. Que, créanme, multiplican, diapasónicamente, la fama y el prestigio de ese profesional. Un profesional que salga a reforzar equipos de atención primaria de repente se encuentra que en toda un área geográfica es conocido y potenciado por cientos de profesionales, que hablan excepcionalmente de él. Esto está pasando con las islas no capitalinas.

Me preguntaban ustedes por las medidas. Pues, mire, Canarias es en todas las cosas importante... Yo creo que es vital recordar siempre, de base, algo que decía el doctor Rodríguez. Aquí hay dos cosas a preservar, la primera es la calidad de la formación de nuestros profesionales, que es excepcional en el mundo sanitario. Pero aquí no estamos hablando de apurar eso, estamos hablando de que, en eso de que hemos hablado de la desgraciada crisis y los recortes de financiación, que todos asumimos con absoluta coherencia, seamos ahora generosos en el crecimiento de todas las plazas que tenemos acreditadas, en tanto en cuanto tengamos médicos licenciados con la capacidad de formarse. Porque ya saben que nuestros profesionales de Medicina, los alumnos que se licencian en Medicina, en general, mayoritariamente, son excepcionales, puesto que ya pasan una primera selección de acceso a la facultad, así como los profesionales de enfermería y demás, que supone que los que acceden a esas facultades sanitarias son los mejores alumnos de nuestros bachilleratos. Luego, creo que podemos apurar esos centros de formación, esas plazas que tenemos para formar.

¿Qué le hemos propuesto al ministerio? Pues le hemos dicho, mire usted, todas esas plazas que hemos solicitado -y les digo que, por ejemplo, el ministerio nos ha mandado una preautorización para una plaza de otorrino este año-, todas esas plazas que hemos solicitado, que les decía antes que están casi en treinta en Canarias, por favor, permítanos, con una declaración responsable por parte del Gobierno de Canarias y de la Consejería de Sanidad, ocuparlas o sacarlas a oferta este año. El día que usted pueda venir viene y lo verifica y, en caso de que algo fallase, que sería extraño porque no es la consejería la que inventa la plaza, es el servicio que propone las plazas docentes el que, si hoy está formando a tres y ve que por su número de adjuntos, como decía el doctor Rodríguez, por su volumen de intervenciones, por el nivel de necropsias, por la tecnología, etcétera, etcétera, puede formar a cuatro, pide una más. Es decir, no es el consejero ni el director del servicio ni siquiera recursos humanos. Luego, lo primero, cubrir todas esas, porque nos darían un importante fuelle y fundamentalmente en las treinta y una especialidades en las que hemos convocado el 100 % de las plazas que a día de hoy ya tenemos legalizadas.

El segundo nivel -y ustedes lo han planteado, lo ha planteado el señor Cabrera...-, ¿qué nivel de incentivos podemos poner? Pues, mire, en este sentido Canarias ha solicitado que se le autorice vincular a determinadas convocatorias de plazas MIR contratos posfinalización; es decir, yo me apunto a esta plaza MIR y esto me garantiza que, acabada la especialidad, podré continuar dos años en el puesto de trabajo con un contrato. Porque sí es verdad, señor Zacarías, hay cuestiones que hay que entender claramente.

Hay que plantearse el principio de retención del conocimiento y para ello, y usted lo sabe, que lo hemos traído aquí, primero, tenemos que buscar un ámbito científico que haga de atractivo a los médicos, de ahí el Instituto de Investigación de Canarias; segundo, tenemos que ir a un ámbito territorial que nos permita trabajar desde cualquiera de los espacios territoriales en grandes proyectos, como si estuviéramos en el Hospital Universitario o como si estuviéramos en el Doctor Negrín, porque, si no, el desincentivo a estar en Lanzarote o estar en La Palma o estar en El Hierro es automático. Luego, estabilización posterior y en ese sentido doble estabilización.

Me preguntaba el señor Márquez por las jubilaciones. Hombre, yo tengo que decirle, tengo que decirle que desde que nosotros nos hemos incorporado... Usted sabe que la norma es muy rígida y sabe que, además, es un reproche que le hacían a mi predecesor: si jubilaban a todo el mundo a pesar... Bueno, nosotros donde... -y Fuerteventura es un ejemplo de ello, que se ha prorrogado a un pediatra, prorrogado a un cardiólogo-, es decir, donde las necesidades son absolutamente justificadas prorrogamos el tema. Pero la ley que hay es la que hay y hay que cumplirla. Y la acreditación para esa continuidad es exhaustiva; no es, "yo cumplo 65 y como están diciendo por ahí que faltan especialistas...". No, falta un pediatra aquí, la situación de esta isla es de riesgo y le prorrogo a usted por esto. Y es una prórroga de consenso universal, no es una decisión del consejero ni del director del servicio, ni siquiera del departamento de recursos humanos. Por eso a día de hoy realmente las prórrogas son excepcionales, no es una norma generalizada que digamos: se jubilan, les prorrogamos porque necesitamos especialistas. Sí decirle que hemos planteado una reconsideración de este tema a nivel del ministerio.

Pero, miren, yo hacía un especial énfasis en la conocida moción que fue rechazada en el Senado y que presentaron hace pocos meses con el apoyo de la doctora Julios, porque cualquier planteamiento que hagamos hoy en el Consejo Interterritorial va a resolver una situación para los próximos cuatro, tres, cinco años, pero de lo que estamos hablando exige una solución que vaya más allá de determinados ciclos políticos y parlamentarios, y de ahí la necesidad de un plan estratégico y de ahí la necesidad de tener una visión que vaya más allá de un ciclo, probablemente de veinte años, y luego ajustamos. Ojalá tuviésemos que ajustar por exceso, ojalá. En ninguno de los escenarios previstos... -la doctora López-Valcárcel, Beatriz, tiene intensísimos trabajos sobre el nivel de profesionales necesarios en medicina y enfermería-. Todos sabemos que hay que reforzar, por ejemplo, las dotaciones de enfermería especializada en toda nuestra estructura asistencial. Bien, es necesario hacer en ese sentido un abordaje absoluto. Por tanto, reorientar incentivos para hacer más atractivos...

Sí les digo: en este archipiélago en estos momentos hay 15 plazas -hay algunas más solicitadas-, 14 de familia, de medicina de familia, y una de geriatría en islas no capitalinas, la de geriatría en Lanzarote y las 14 de medicina de familia en el resto de las islas no capitalinas, aparte de las rotaciones que, lógicamente, los residentes hacen por los centros de salud u hospitales de esas islas. Luego, primero reorientar incentivos; segundo, buscar una estabilización asociada a determinadas plazas de MIR, menos atractivas por encontrarse fuera de las islas capitalinas, y, por último, y como siempre, garantizar la calidad.

Muchas gracias a todos por su aportación.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor consejero.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-1359 Sobre -Consejero de Sanidad-, sobre la oferta de plazas de Médicos Internos Residentes para 2018.

Facebook Twitter Youtube Google Plus Flickr

Aviso jurídico · Parlamento de Canarias C/Teobaldo Power, 7
38002 S/C de Tenerife
Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400