Diario de Sesiones 114/2018, de fecha 11/4/2018 - Punto 9

9L/PNL-0576 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO PODEMOS, SOBRE SOLICITUD AL GOBIERNO DEL ESTADO EN RELACIÓN CON LA REFORMA DEL SISTEMA DE PENSIONES Y OTRAS MEDIDAS DE MEJORA DEL SISTEMA DE LA SEGURIDAD SOCIAL.

La señora PRESIDENTA: Continuamos, señorías, con la siguiente PNL: la 576, del Grupo Parlamentario Podemos, sobre solicitud al Gobierno del Estado en relación con la reforma del sistema de pensiones y otras medidas para la mejora del sistema de la Seguridad Social.

¿Para la defensa? El señor Marrero.

(Abandona su lugar en la Mesa la señora presidenta. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández).

El señor MARRERO MORALES: Buenos días, ya casi buenas tardes.

En primer lugar, un saludo a los representantes de la Plataforma por la Defensa de las Pensiones, que ahora centran su objetivo no solo en la reforma de las pensiones sino fundamentalmente en que la Constitución blinde el derecho a disfrutar de una pensión digna y suficiente.

En segundo lugar, quiero agradecer el esfuerzo hecho por nuestro equipo técnico para presentar ante esta Cámara esta prolija y minuciosa proposición no de ley. Hemos pretendido que sea exhaustiva y tal vez nos hemos quedado exhaustos.

Y, finalmente, agradezco el esfuerzo hecho por el conjunto de los grupos para llegar, a lo largo de la mañana de hoy, a realizar, pues, enmiendas transaccionales que permitan -posiblemente, en la votación ya lo veremos y cuando cada grupo se exprese- el pase de esta proposición no de ley.

Yo, en nombre del Grupo Parlamentario Podemos, como jubilado que soy de la enseñanza, que vive de su pensión, de la que no me quejo en este caso, pues, presento ante el Parlamento esta proposición no de ley, sobre reforma del sistema de pensiones y otras medidas de mejora del sistema de la Seguridad Social.

Tener pensiones es un derecho constitucional, lo dice la Constitución en el artículo 50: "Los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad". Y añade que, "Asimismo, y con independencia de las obligaciones familiares, promoverán su bienestar mediante un sistema de servicios sociales que atenderán sus problemas específicos de salud, vivienda, cultura y ocio".

Es el Gobierno del Estado quien debe garantizar que nuestros jubilados reciban una pensión, nosotros lo tenemos claro, y que esa pensión sea adecuada y suficiente y garantice el mantenimiento de su poder adquisitivo, pero también dirigimos la mirada hacia el Gobierno de Canarias, porque tiene que poner todos los esfuerzos para que así sea, de manera que nuestros pensionistas puedan disfrutar de una vida libre y digna.

Canarias es el lugar del Estado con mayor proporción de pensionistas por debajo del umbral de la pobreza, un 40,06 %. Índice que, en el caso de las mujeres, asciende hasta el 57 %, según el informe de los técnicos del Ministerio de Hacienda. El elevado número de pensiones no contributivas que hay en Canarias tiene su razón de ser en que durante mucho tiempo lo tradicional en nuestros campos, etcétera, era que muchas mujeres no tuvieran un trabajo asalariado o no estuvieran inscritas en la Seguridad Social, a pesar de que trabajaban muchas horas al día. Y estas son precisamente las que forman parte de ese 40 % que está por debajo del umbral de la pobreza. De ahí que pidamos la implicación del Gobierno del señor Clavijo y que no se nos diga que todo esto es solo competencia estatal. Tampoco nos vale que se le echen las culpas al modelo productivo, y podemos creer que con voluntad política se pueden generar cambios que beneficien a la mayoría social.

Hace tres días, con motivo de la detención de Lula da Silva, acusado por un fiscal afirmando que aunque no tiene pruebas tiene convicciones, el propio Lula se reafirmaba en sus posiciones diciendo: "yo soñé que era posible gobernar incluyendo a millones de pobres, que un metalúrgico sin título llevara a los negros a la universidad. Cometí el crimen de poner pobres en las universidades, pobres comiendo carne y viajando en avión [...] Los poderosos podrán matar una, dos, cien rosas, pero jamás van a impedir la entrada de la primavera". Yo me alineo con esta posición.

Saco a colación esta cita de Lula porque quiero ejemplificar con una cita muy breve del autor Greg Palast, que en una obra de 2002, titulada La mejor democracia que se puede comprar con dinero, decía lo siguiente, haciendo referencia a un informe del Banco Mundial de 1998 sobre Brasil, el plan maestro para Brasil -seguro que les van a sonar estas medidas-. Primera medida, reducir los salarios y los beneficios; segunda medida, reducir las pensiones; tercera medida, incrementar el horario laboral; cuarta, reducir la estabilidad laboral; quinta, reducir el empleo; sexta, reescribir la Constitución. Creo que ahí se refleja claramente lo que ha sido todo este ataque de los últimos años hacia la clase trabajadora en general de este país.

Simplemente voy a hacer uso de algunos titulares para que veamos, contrastando en este país, cómo eso se trasladó a nosotros en esta década última. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia fijaba en el 2015 en 48 000 millones la factura de la corrupción en la contratación pública. Un ejemplo: un kilómetro de la M-30 había costado tanto como un kilómetro del canal de Panamá. Los trabajadores por debajo del salario mínimo interprofesional suponen un 35 % del total y el 22 % cobra menos de 300 euros. Los recortes sociales han costado más de treinta y siete mil millones a los trabajadores. Y con datos elaborados por el propio economista don Federico Aguilera Klink, nos decía que, entre 2007 y 2016 -y termino la cita de titulares periodísticos-, el esfuerzo fiscal de las familias aumentó de un 73,88 a un 83,9 %, mientras que en ese mismo tiempo el esfuerzo fiscal de las empresas se redujo de un 22,34 a un 11,64 %. Es decir, aquí queda claro a quién le ha correspondido el pago de esta crisis y de estas medidas que se han planteado.

El gobernador del Banco de España, en un documento del Fondo Monetario Internacional, de octubre de 2017, titulado "el sistema de pensiones: retos más allá de la sostenibilidad", nos habla de la utilización del ahorro en vivienda como mecanismo de supervivencia de los pensionistas. A mí, además de resultarme ofensiva, no tengo calificativos para hablar de esta propuesta que se hace desde el máximo responsable del Banco de España.

En un lúcido artículo de La Vanguardia, allá por el 2011, hecho por Rafael Poch, que lo titulaba Atraco perfecto... Voy a citar un par de frases nada más. Decía el periodista: "Es el atraco perfecto. Con alevosía y reiteración. Primero una quiebra del sistema financiero, víctima de su propio latrocinio, que se salva mediante un rescate astronómico a base de dinero público. La cifra del coste...", continuaba así y hablaba de las medidas. Luego viene el segundo atraco, que es el desmonte social, justificado porque nos tuvimos que endeudar con el primero de los atracos. No los voy a cansar más con las citas para centrarme, en el escaso tiempo que me queda, en lo que vayamos a ir proponiendo.

Si volvemos a Canarias y a las pensiones, la pensión media no contributiva por jubilación en Canarias es de 350 euros mensuales; 43 700 personas que no alcanzan los 390 euros, unas 19 700 con una media de 338 euros por invalidez y unas 24 000 pensiones no contributivas de jubilación, con una media de unos 359 euros. Obviamente, así no es posible llevar una vida digna y menos cuando a menudo se tiene que ayudar a hijos, hijas, nietos. Por eso nos dirigimos también al Gobierno de Canarias para que, de alguna manera... En un principio hemos hecho correcciones en lo que teníamos propuesto, lógicamente, porque no le íbamos a pedir al Gobierno de Canarias lo que no le pedimos al del Estado. Por tanto, situamos nuestra petición en que nos acerquemos al Iprem y lógicamente al salario mínimo interprofesional, que eso lo seguimos situando en la utopía, porque hay que llegar a ella de alguna manera.

Con esta PNL lo que pretendemos es precisamente que avancemos en esa dirección. Pedimos algo tan revolucionario como que se cumpla la Constitución, tener pensiones dignas y para el futuro.

Pues recordar el artículo 109 de la Ley General de la Seguridad Social, que habla de las aportaciones progresivas del Estado; el artículo 31.1 de la Constitución, que habla sobre la justicia tributaria.

Exigimos, por otra parte también, que se deroguen las reformas de las pensiones y las reformas laborales, y las reformas a pensiones, sobre todo 2011 y 2013. ¿Por qué?, porque consideramos que es de justicia que se vuelva a retomar esa situación. Las pensiones se están alejando de ser un derecho social y se acercan a la pura beneficencia en muchos casos, sobre todo cuando durante cinco años se congelan, cuando desde el 2007 en adelante hasta ahora está calculado que se ha perdido una media de 600 euros/año por pensionista, de poder adquisitivo real en cuanto a eso. Yo creo que tanto la huelga feminista del 8 de marzo, que, por cierto, después de un mes y pico todavía no se ha llevado al Parlamento ninguna medida nueva por parte del Gobierno del Estado respecto a este asunto, cosa que nos gustaría ya que esas promesas que se hicieron en un principio se fueran cumpliendo, pues, consideramos que tanto esa huelga feminista del 8 de marzo como la del 17 de marzo de los pensionistas en las calles han puesto negro sobre blanco cuáles son las exigencias de la sociedad canaria y de la sociedad española en general y que de alguna manera tendremos que avanzar a eliminar factores, como el factor de sostenibilidad, que lo denominamos claramente "factor de empobrecimiento", y que queremos que haya mejoras. ¿De dónde sacar dinero? Pues claro que hay, porque lo que no se puede hacer es que el Estado del bienestar se destruya, se destruya planteando que, por ejemplo, haya cuestiones como que la edad de jubilación se siga manteniendo inexorablemente en el tiempo y que, sin embargo, no se plantee aumentar la...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Un minuto más, señor Marrero.

El señor MARRERO MORALES: Para empezar nosotros así con medidas, algunas ya determinadas aunque están recogidas en nuestra propuesta, nosotros defendemos que los esfuerzos han de centrarse en mejorar el mercado laboral, mejorar las condiciones de trabajo, que se cotice por horas reales, que se cotice por las horas extras, que no haya infracotizaciones, que se persiga el fraude fiscal, que de alguna manera se pongan medios para perseguir ese fraude fiscal, que se deroguen las reformas laborales por otra parte y, finalmente, consideramos que es necesario favorecer la cohesión social y la redistribución de la riqueza, y por ese motivo consideramos que de la hucha de las pensiones hay que restaurar, esos 66 000 millones que se tenían hace unos años hay que restaurarlos en la hucha de las pensiones, porque se dedicaron, de manera poco clara, a otros asuntos, como fue, por ejemplo, emitir deuda y comprar la propia deuda que se emitía, porque no había nadie que la comprara. Por tanto, decimos que hay que recuperar para los pensionistas aquello que se les debe y darles garantías de que en el futuro las pensiones se van a blindar.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Marrero.

Esta proposición no de ley tiene enmiendas por parte de todos los grupos.

Por el Grupo Mixto, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidente.

Señor Marrero, cuando un grupo parlamentario presenta una iniciativa parlamentaria tan extensa como esta en relación con la reforma del sistema de pensiones, es lógico que, aunque estemos de acuerdo con la esencia -estamos de acuerdo con la mayor parte de la PNL-, luego sí es verdad que no estamos de acuerdo con algunos subapartados que contenía la PNL.

Si partimos de la PNL original, de la que teníamos primero, nosotros habíamos presentado una enmienda porque nuestra posición era apoyarla, votar favorable, si nos aceptaba la enmienda, que era suprimir dos subapartados, que son en los que quizás tenemos discrepancia, pero que también es verdad que si hubiese diálogo podríamos llegar a un acuerdo. Pero luego ha llegado una transaccional, con todos los grupos, que nos ha hecho llegar. En este sentido la enmienda que nosotros habíamos presentado caería, no tendría sentido. Estamos de acuerdo y vamos a apoyar el punto 2.

El punto 1 en la original ya nosotros teníamos también dudas a la hora de apoyarlo, no dudas por lo que se pide, no dudas por la protección a los pensionistas, porque en eso estamos todos de acuerdo en que hay que ponerle alguna solución y es un debate que está ahora a nivel nacional; dudas de si es viable o si es la salida más adecuada o es la medida más oportuna para poder hacer frente a esto que ustedes piden en la PNL. Por tanto, por una cuestión de responsabilidad, nos vamos a abstener en el primer punto. No es que no lo compartamos, es que no sabemos si es la mejor medida. Lo hemos llevado al seno del grupo, lo hemos debatido, tenemos nuestras discrepancias y, por tanto, nos vamos a abstener en el primer punto. Pero el segundo punto sí que lo vamos a apoyar y ojalá se solucione el problema de los pensionistas y de verdad tengan una pensión digna, que es lo que toda persona mayor necesita y es justo para poder vivir.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Mendoza.

Turno del Grupo Socialista. La señora Cruz Oval.

La señora CRUZ OVAL (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Pues yo creo que el Partido Socialista no renuncia, como no puede ser de otra manera, a tener un sistema público de pensiones que garantice a los jubilados y jubiladas de este país condiciones dignas en ese último tramo de vida y además con la seguridad que ahora mismo no tienen. No es menos cierto que nosotros ya hemos presentado, en el mes de diciembre, otra PNL, que está abordada en parte en esta PNL, y presentamos una enmienda precisamente porque no queremos renunciar a eso que consideramos elemental.

En el año 91, el Partido Socialista apostó decididamente, como no podía ser de otra manera, así lo contemplaba la propia Constitución, por la universalidad del sistema público de pensiones para todas aquellas mujeres y hombres de este país que, por necesidades sociales, necesitaban tener ese apoyo económico. En esta comunidad autónoma estamos hablando de que, casi casi, son nada más y nada menos que 44 000 personas las que perciben apenas 369 euros. Estamos hablando de que Canarias cuenta con un 44 % de la población en situación de exclusión social, casi uno de cada dos, y estamos hablando de que en ese 44 % de la población el 37 % son pensionistas, pensionistas de esta comunidad autónoma; estamos hablando de que en esta comunidad autónoma hay 78 000 -que lo sigo repitiendo-, 78 000 personas que perciben una pensión de viudedad, hombres y mujeres. Casi todos ellos, casi todos ellos, con pensiones inferiores a los setecientos euros. Luego, por debajo del salario mínimo interprofesional.

No nos podemos olvidar de que hace poco hemos ido a una manifestación del 8 de marzo y qué curiosidad que de estas 152 888 personas, ¡pobres!, de Canarias, porque hace referencia a un dato de pensionistas -son datos del ministerio-, 87 000 son mujeres. Mujeres que además perciben al año casi cinco mil euros menos que los hombres. Eso tiene que ver con nuestro sistema productivo y evidentemente no hemos visto ningún cambio. Ninguna tendencia para que eso se cambie.

También queremos recordar que también fue el Partido Socialista quien en el año 95 creó el Pacto de Toledo. Y además se aprobó una ley en el 2005, una ley que permitía a las comunidades autónomas incrementar las pensiones, para que esas pensiones evidentemente pudieran ser pensiones dignas. Canarias no puede mirar al Estado diciendo... Efectivamente, es el Estado el que tiene que incrementar las pensiones, todas las pensiones, no las pensiones mínimas, como se han puesto de acuerdo algunos partidos políticos, ¡todas las pensiones!, pero no es menos cierto que no puede mirar para otro lado diciendo, que tiene casi el cincuenta por ciento de la población en una situación de exclusión social, diciendo que no puede hacer nada y tener un superávit en los presupuestos del 2017 de 295 millones de euros. ¡Sí puede hacer, no quiere hacer! Eso es otra cosa.

Entonces las enmiendas que plantea el Partido Socialista son para dar continuidad a esa necesidad, que creemos que tiene que pasar del dicho al hecho y que requiere nuestra población pensionista de esta comunidad autónoma que vive en una situación de especial vulnerabilidad social. Entristecen esas personas que son jubiladas y que al final de esta trayectoria de su vida tengan que optar por alquilar, no una vivienda sino una habitación de una vivienda, porque sus recursos económicos no les permiten alquilar una vivienda; y que son perceptoras no de la pensión no contributiva, que vamos más lejos, son perceptoras de pensiones del régimen contributivo, que sumando tres pensiones del régimen contributivo no llegan ni a los setecientos euros.

Yo creo que evidentemente esta comunidad autónoma puede hacer cosas, el Estado puede hacer muchísimo más, y ahí un mensaje a Coalición Canaria con el apoyo de estos pírricos incrementos...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Cruz Oval.

Turno ahora del Grupo Nacionalista Canario. Para la defensa de la enmienda, la señora Beato.

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, señor presidente. Señorías.

Coalición Canaria ha defendido siempre, siempre, no solo cuando los pensionistas han salido a la calle, siempre, la necesidad de incrementar las pensiones no contributivas, las más débiles del sistema. Afecta a casi cuarenta y cuatro mil familias canarias. La mayoría, mujeres canarias que trabajaron toda la vida pero que no cotizaron por ellas o no cotizaron lo suficiente. Pero no podemos apoyar que eso se haga desde Canarias, no podemos apoyar que sobre los canarios pese la responsabilidad de incrementar esas pensiones no contributivas, porque esa responsabilidad es del Estado, y es el Estado el que debe incrementarlas.

Mire, la primera vez que se debatió en esta legislatura, en esta Cámara, sobre pensiones no contributivas fue en una PNL de nuestro grupo parlamentario que pudimos defender en octubre del 2016 y en la que pedíamos y logramos el consenso de toda la Cámara para pedir el incremento de las pensiones no contributivas hasta su confluencia en el salario mínimo interprofesional. Lo pusimos como exigencia en la investidura fallida del señor Pedro Sánchez y lo pusimos como exigencia en la investidura del señor Rajoy. Y no vamos a renunciar a eso, y lo hemos vuelto a pedir y lo ha vuelto a pedir nuestra representante, Ana Oramas, en el Congreso de los Diputados y lo hemos pedido en esta enmienda que hemos presentado a esta iniciativa, y que lamentamos que no se vaya a apoyar. Creemos que es de justicia y es necesario que se incrementen cuanto antes esas pensiones no contributivas.

Mire, la reforma del sistema público de pensiones es uno de los mayores retos que tiene el Gobierno de España, es uno de los mayores retos que tiene el conjunto de los partidos políticos y el conjunto de la sociedad española, que tenemos entre todos. Desde el Grupo Nacionalista luchamos por que se incrementen y se actualicen ahora, hoy, las pensiones de ahora, pero nos preocupa, nos preocupa muchísimo qué va a suceder con las pensiones en el futuro, qué va a suceder con el sistema de pensiones, qué medidas son necesarias para que ese sistema siga siendo público y siga siendo sostenible, con equidad, con suficiencia y con viabilidad. Pero no con mensajes equivocados, porque no podemos lanzar el mensaje de que esto lo vamos a resolver con treinta medidas en una iniciativa en este Parlamento. Usted mismo, señor Marrero, reconocía que ha pecado de demasiado detalle, porque igual que las 30 suyas se nos pueden ocurrir 50 más a cada uno. La seriedad de este tema requiere diálogo, requiere debate, requiere consenso. ¿Y dónde? Pues en el Congreso de los Diputados, donde hay un instrumento, el Pacto de Toledo, donde se tiene que debatir este tema, con seriedad. En el año 1995, el Pacto de Toledo fue posible, fue el resultado de un acuerdo social, el resultado de mucho consenso en aquel momento y, salvo en las reformas del 2011 y la del 2013, en todas las ocasiones en que se ha modificado el Pacto de Toledo siempre, siempre, ha habido por delante un acuerdo social y ha habido diálogo social. Y así, así debe seguir siendo, debe seguir siendo para que el sistema sea sostenible.

Nosotros agradecemos al señor Marrero el esfuerzo de consenso para transar la iniciativa, también al partido, al Grupo Parlamentario Popular, que ha hecho un esfuerzo también. Hemos logrado integrar todas las enmiendas de todos los grupos; no obstante, le vamos a pedir la votación separada porque, por razones evidentes, nosotros no compartimos que desde Canarias se asuma la responsabilidad de incrementar las pensiones. Vamos a seguir exigiéndoselo al Estado. Y seguramente votaremos todos a favor de esta iniciativa, pero ya en el proyecto de ley de presupuestos hay un incremento del 3 %, del 2 % a las de viudedad y otras pensiones, entre el 1 y el 1,5 %, y habrá que explicarles a los pensionistas por qué algunos grupos no van a apoyar esos presupuestos y van a permitir que sus pensiones sigan congeladas porque no prosperen esos presupuestos generales.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Beato.

Turno del Grupo Popular, para la defensa de la enmienda. Señor Hernández.

El señor HERNÁNDEZ MIRANDA: Gracias, presidente. Señorías.

La proposición no de ley que nos presenta el Grupo Parlamentario Podemos es prolija en antecedentes, en contenido y en propuestas. Solo por eso merece nuestro reconocimiento. Es muy complicado fijar posición sobre cada uno de los puntos que traslada en esta proposición. Una primera cuestión dirigida al Gobierno de Canarias y las otras, tantas como treinta y una propuestas, dirigidas al Gobierno de la nación, en ámbitos de la Seguridad Social, en ámbitos laborales, afectos al Estatuto de los Trabajadores, incluso constitucionales, artículo 135, o en el ámbito de las actuaciones de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. En cualquier caso subyacen, en algunas de ellas, propuestas que suponen un incremento de gastos que el sistema difícilmente puede permitir sin caer en un nuevo y sangrante déficit, como al que se llegó, cercano a los quince mil millones de euros, que representó el 1,4 % del PIB. Decisiones irresponsables por parte de los gobernantes de entonces que nos abocaron a la mayor pérdida del poder adquisitivo de los pensionistas en la historia reciente.

Tengamos en cuenta que el mantenimiento del poder adquisitivo de los pensionistas constituye un objetivo fundamental, prioritario en un sistema de la Seguridad Social, y ello debe lograrse de forma compatible con el objetivo de la sostenibilidad financiera. De momento, y a la espera de acometer las mejoras y reformas de un sistema perfeccionable, el incremento de empleo, y, por tanto, el incremento de la afiliación y de los ingresos al sistema, ha devenido como una receta infalible para la garantía presente y futura de las pensiones.

Segundo punto, planteamos una enmienda con dos puntos. Efectivamente, agradecemos el esfuerzo de los grupos, señora Beato, del proponente, señor Marrero. Hemos aglutinado esas dos propuestas en el segundo punto que ustedes nos trasladan. Tiene que ver con el diálogo social entre los agentes sociales, que constituye sin duda la piedra angular de la Seguridad Social y, en concreto, del futuro de las pensiones, porque legitima las decisiones y cambios legislativos que se han tomado en el pasado y que se tomarán en el futuro, y porque conectan con las necesidades y reivindicaciones de los ciudadanos a quienes sirve el sistema de la Seguridad Social. Hay una mesa de pensiones específica, que está convocada y está funcionando al efecto, constituida al inicio de la legislatura, y donde ya se han celebrado cinco reuniones entre representantes del Gobierno, de la CEOE, Comisiones Obreras y UGT, y en las que se han abordado temas ya relacionados con los incrementos futuros del tope máximo y de la base máxima de cotización, del límite máximo de las pensiones del sistema de la Seguridad Social, la evaluación de las bonificaciones y reducciones sobre las cuotas de la Seguridad Social, la evaluación de las propuestas de incremento de los ingresos y su repercusión en el saldo financiero del sistema, así como los efectos de esas modificaciones de las bases máximas y pensión máxima.

En definitiva, tal y como reza nuestra segunda propuesta, cualquier estrategia de reforma, tanto si se opta por el control del gasto como por la vía de los ingresos, ha de ser fruto del consenso, que ha de venir de la mano, como indicaba la diputada Socorro Beato, de la comisión permanente del Pacto de Toledo. Esta comisión y el diálogo social son los únicos instrumentos existentes para determinar el futuro del sistema público de las pensiones.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Hernández.

Turno del Grupo Nueva Canarias. Señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: Muchas gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías.

Nosotros, lo comentaba con el portavoz cuando negociamos, y agradecer el talante. La verdad es que, señor Marrero, incorpora un componente importante de conocimiento histórico, permítame decirlo, esa expresión, por toda su etapa, en distintos recorridos de lucha, pero también de muchísimo sentido común, y yo creo que eso es fundamental. Y lo digo porque nosotros no somos partidarios de estas macro-PNL, ¡no lo somos!, porque aglutinan muchísimos aspectos en los que es difícil estar de acuerdo absolutamente en todos ellos, con lo cual mientras más grande es una PNL más posibilidades de que finalmente el consenso no salga adelante. Ha sido posible, ya digo, pues, por esa capacidad suya también de escuchar y de buscar espacios de entente.

Pero lo decimos también porque estamos hablando de un ámbito, el de las pensiones, en el que creo que todos debemos ser tremendamente responsables, porque estamos, sin ningún tipo de duda, ante el mayor desafío al que se va a enfrentar este país en los próximos años y que, desgraciadamente, tendría que haber abordado desde hace ya algunos años para no encontrarnos en la situación en que estamos. Un desafío impresionante desde el punto de vista de la sostenibilidad del mismo, un desafío que hace que probablemente, si no somos capaces de buscar medidas correctoras, entraremos en quiebra en un sistema absolutamente necesario, porque algunos estudios plantean que de aquí al 2030, no al 2050 ni al 2100, de aquí al 2030, es decir, pasado mañana, solamente con el incremento de pensionistas que se van a ir incorporando y con subidas ínfimas se va a más que duplicar el actual gasto del sistema de pensiones, más que duplicar lo que ya hoy algunos hablan de sistema quebrado. Por lo tanto, o realmente se hace un abordaje profundo...; y entendemos que las PNL no son el camino, obviamente, porque las PNL deben fijar posiciones políticas, planteamientos concretos, ideológicos, de partido, o abordar alguna casuística concreta, con algunos apartados, no prácticamente reconducir todo un sistema tan complejo como el que decía con anterioridad.

Pero, afortunadamente, en ese proceso -por eso hablaba de la capacidad de negociación y de sentido común del señor Marrero-, hemos sido capaces de introducir algunos aspectos que van a hacer posible que nosotros apoyemos esta iniciativa, porque sí que coincidimos plenamente en la filosofía de esta proposición no de ley y de la exposición que usted ha hecho.

Uno de los grandes pagadores de esta crisis ha sido el colectivo de pensionistas en este país, ¡claramente!, y usted ha dado datos concretos, el conjunto de la población, y por eso yo discrepo de algunas intervenciones planteadas, como por ejemplo el casi mitin que nos plantea hoy el señor Jorge en relación con el esfuerzo que habían hecho todos los españoles para que ahora fuera posible que llegara dinero, por ejemplo, en materia de carreteras, ¿no? No todos los españoles, no todos, hay algunos que han contribuido bastante más y uno de ellos, por ejemplo, es el colectivo de pensionistas. Le garantizo que el colectivo de banqueros y el colectivo de promotores de autopistas privadas han contribuido un poquito menos, un poquito menos. Por tanto, no creemos que se deba incluir en el mismo apartado.

Y en ese sentido nosotros presentábamos una enmienda instando a que en primera instancia sea el Estado, porque es el competente, el que amplíe e incremente las pensiones no contributivas, porque esa ha de ser una constante que debemos de exigir siempre desde aquí, exigirle al Estado. Lo que ocurre es que sabemos cómo funciona el Estado, ahora es el PP pero recuerdo que también fue el Partido Socialista -lo digo porque a veces nos olvidamos de estas cuestiones-, responsable de manera directa, también, por cierto, en este Gobierno durante mucho tiempo, pero de manera directa en la congelación e incluso, en un momento determinado también, en la merma de recursos destinados al sistema de pensiones. Y, por tanto, como sabemos que eso no va a ser posible, ahora llegamos a Canarias y decimos que sí, y en los términos en que está planteada, porque además coincide con lo que nosotros planteábamos en el debate del estado de la nacionalidad, de nuestra -lo que denominamos- renta básica canaria, destinada, de manera paulatina, primer salto con, digamos, con el indicador Iprem y posteriormente hasta el salario mínimo interprofesional, y así lo planteábamos en nuestras enmiendas. Y, por tanto, es por lo que vamos a apoyarla, aunque hay otros colectivos en la renta básica que también estarían incluidos, obviamente, más allá del de pensionistas...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Un minuto más, señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: No voy a utilizar el minuto completo, pero, bueno, como buen autónomo, como diría el señor Corujo, vamos a aprovechar esa oportunidad.

Nosotros, obviamente, planteábamos en esa renta básica canaria un colectivo mucho más amplio. Y, aunque aquí se habla de la modificación de la Ley 1/2007, de la Prestación Canaria de Inserción, que nos da igual cómo la llamemos, pero obviamente, entre otras cosas, lo que tendríamos que modificar, además de los beneficiarios, sería la propia denominación, porque ya no sería posible "de inserción" si incluimos a los pensionistas, porque no creo que nadie se esté planteando la posibilidad de insertarlos en el mercado laboral. Por eso nosotros hablábamos de esa renta básica canaria, donde, a través de los ingresos, garantizáramos que nadie pasara situaciones de necesidad en esta tierra, garantizáramos unos ingresos mínimos necesarios para la gente que peor lo pasa, los pensionistas, por supuesto, y ni les cuento aquellos que ni siquiera tienen ingresos, como hay mucha gente en esta tierra, aún en Canarias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Campos.

Señor Marrero, para fijar posición, nos han pasado aquí un texto transado, no sé si con todos los grupos, sé que algún grupo ha pedido votación separada del texto. Señor Marrero.

El señor MARRERO MORALES (Desde su escaño): Sí, mire, en las conversaciones que habíamos tenido y en la documentación que se le ha presentado a la Mesa, el punto 1 se modifica por una transacción entre el Grupo Nueva Canarias, el PSOE y Podemos en este caso, fueron los enmendantes, para todas las enmiendas que se tenían incluirlas ahí; y en el segundo de los puntos, con el Grupo de Coalición Canaria y con el Partido Popular y la aportación que ya anteriormente habíamos hecho los tres grupos, que habíamos acordado las dos cuestiones, pues, se acordó plantear la redacción que está. El resto del articulado, a partir de... Es solamente el artículo 1 completo y el 2, el encabezado, porque el resto no se ha tocado para nada.

Sencillamente esa es la cuestión, y volver a agradecer el esfuerzo hecho por todos para acercarnos. Y esto es un listado, digamos, abierto, se supone que todos vamos a seguir aportando aspectos intere0santes.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muy bien, muchas gracias.

El señor MARRERO MORALES (Desde su escaño): Perdón, y se pedía la votación separada por parte del Grupo de Coalición Canaria del punto 1 con respecto al resto. O sea, eso era también, que yo también lo acepto.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Por lo tanto, el texto que nos ha hecho llegar aquí, a la Mesa, es el texto definitivo y lo único que votaremos tanto el punto 1 como el punto 2 separados. ¿Les parece? (Asentimiento).

Llamo a votación. (Suena el timbre de llamada a la votación). (Pausa).

Votamos, señorías, el punto 1 de la proposición no de ley. Lanzamos votación. (Pausa).

51 votos presentes: 24, sí; 25, no.

Pasamos, por lo tanto, a votar el punto número 2. Lanzo votación. (Pausa).

51 votos presentes: 51, sí.

Queda aprobado, por lo tanto, el segundo punto y no el primero.

Gracias.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PNL-0576 Sobre solicitud al Gobierno del Estado en relación con la reforma del sistema de pensiones y otras medidas de mejora del Sistema de la Seguridad Social.

Facebook Twitter Youtube Google Plus Flickr

Aviso jurídico · Parlamento de Canarias C/Teobaldo Power, 7
38002 S/C de Tenerife
Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400