Diario de Sesiones 57/2009, de fecha 15/1/2009 - Punto 9

'· 7L/AGIV-0002 Solicitud de creación de comisión de investigación. Del señor diputado don Manuel Marcos Pérez Hernández y 24 diputados más del Grupo Parlamentario Socialista Canario, para esclarecer los hechos y actuaciones de las administraciones públicas canarias, personas físicas y jurídicas, así como la determinación de las responsabilidades a que hubiere lugar, en relación con el recurso contencioso-administrativo nº 848/94, Sentencia 586/1998, y del recurso contencioso-administrativo nº 352/08, Sentencia 132/2007, así como todos los expedientes administrativos relacionados de forma directa o indirecta con dichas causas judiciales, todo ello, relativos a la concesión de explotación minera a favor de la empresa Canteras Cabo Verde, SA, en Montañetas de Tebeto, Fuerteventura.'

'El señor presidente: Y pasaríamos al último punto del orden del día, que es el número 4, de solicitud de creación de comisiones de investigación, presentada por el señor diputado don Manuel Marcos Pérez Hernández y 24 diputados más del Grupo Parlamentario Socialista, para esclarecer los hechos y actuaciones de las administraciones públicas canarias, personas físicas y jurídicas, así como la determinación de responsabilidades a que hubiere lugar, en relación con el recurso contencioso-administrativo nº 848/94, Sentencia 586/1998, y del recurso contencioso-administrativo 352 del 2008, Sentencia 132/2007, así como todos los expedientes administrativos relacionados de forma directa o indirecta con dichas causas judiciales, todo ello, relativo a la concesión de explotación minera a favor de la empresa Cabo Verde, SA, en Montañetas de Tebeto, en Fuerteventura.'

'Por parte del Grupo Parlamentario Socialista, el señor Fajardo Palarea tiene la palabra.'

'El señor Fajardo Palarea: Señor presidente. Buenos días, señoras y señores diputados.'

'También en nombre del Partido Socialista, como ha hecho el Grupo Popular, congratularnos de que el contratiempo familiar que ha tenido la señora doña Cristina Tavío, parece ser, vaya por el buen camino. Quería decir eso de entrada.'

'Inicio la defensa de la solicitud de creación de una comisión de investigación reconociendo que uno está siempre para aprender y para recibir lecciones de parlamentarismo. Hoy se ha dicho aquí que el parlamentarismo es una cuestión de tono. Yo puedo coincidir en que, efectivamente, el tono es importante, porque muchas veces, dependiendo del tono, se puede perder la razón, dependiendo del tono que se utiliza. Pero también es cierto que el Grupo Socialista no es un coro ni estamos conformados por personas que estamos en un mismo proyecto común, que lo defendemos, pero que tenemos cada uno nuestras características y nuestra forma de pensar y nuestra forma de expresarnos. Pero no solamente en el Partido Socialista, ejemplos hay en otros partidos de independencia, que se han mostrado en esta Cámara durante esta legislatura, y que yo estoy completamente de acuerdo con esos gestos de independencia. Por tanto, hacer ese hincapié; luego hablaremos de tonos.'

'Y digo que inicio la defensa de la solicitud de creación de una comisión de investigación con la finalidad concretada en el escrito de fecha 26 de noviembre, que está unido a la documentación del Pleno -y que luego leeré, porque al parecer no les ha quedado claro a determinadas personas-. Cumpliendo este escrito el requisito establecido en el apartado 1 del artículo 50 del Reglamento del Parlamento, no solo por el número de firmas que avalan, que es más de una quinta parte de los diputados que componen -diputados electos-, que componen este Parlamento, sino porque versa sobre un asunto que este grupo considera de interés público, que es el otro requisito que establece el apartado 1 del artículo 50, que no es otro que el resultado final de una controversia jurídica que, si no lo remedia un fallo favorable en el Tribunal Supremo, posiblemente -y no digo con seguridad adrede- nos puede obligar a todos los canarios a desembolsar de nuestros bolsillos, entre principal e intereses, una cantidad aproximada a los 18.000 millones de pesetas. Para nosotros, la defensa de ese interés público, el no querer pagar esa cantidad ni ninguna y analizar, estudiar e investigar por qué hemos llegado a esa situación es la única guía que nos mueve, porque entendemos que la misma -que la comisión- puede coadyuvar al no pago de cantidad y de la misma podrían derivarse acciones a ejercitar en defensa del interés público y general.'

'Si hubiera alguna duda en sus señorías sobre si estamos ante un supuesto de interés público, les leo textualmente lo que dicen los servicios de la Comunidad Autónoma en el auto que se dictó por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias con respecto a la ejecución provisional de esta sentencia. Y dicen los Servicios Jurídicos del Gobierno, de la Comunidad Autónoma, dicen textualmente: "La representación procesal -en el hecho tercero recoge el magistrado, los magistrados-, la representación procesal de la Administración regional ha evacuado el trámite mediante escrito en el que se advierte de la entidad de los perjuicios que la ejecución provisional llevaría consigo, ya que afectan a políticas de contención del gasto público impuestas por las normas comunitarias y estatales y pueden ocasionar, además, graves problemas de liquidez e incluso sanciones".'

'Pero es más, nuestros servicios, porque también son nuestros, nuestros Servicios Jurídicos, en el apartado primero, en el razonamiento jurídico, recoge el juez, textualmente dice: "por un lado, el Gobierno de Canarias considera -copiamos a la letra, dice el magistrado- que la ejecución provisional no puede acordarse ni siquiera previa prestación de caución, pues los daños causados al interés público en el momento actual serían de tal entidad que no podrían repararse mediante la devolución del dinero, años después, cuando se revoque la sentencia". Y seguían diciendo nuestros servicios: "Tal es el supuesto de cuantías muy elevadas que, como en el presente supuesto, ocasionen una importante falta de liquidez, que será a su vez la que genere perjuicios o que puedan generar una importante desestabilización del Presupuesto. En este sentido, ha de tenerse en cuenta que la cantidad objeto de condena representa casi el 1% del Producto Interior Bruto regional, casi un 2% de todo el Presupuesto de la Comunidad Autónoma de Canarias para el ejercicio 2008 y un importe ligeramente inferior al total del crecimiento del gasto público que se ha previsto para el próximo ejercicio 2009 respecto a lo presupuestado en el 2008".'

'Sentado lo anterior, en cuanto a los requisitos de la solicitud, he de decir, por lo que ayer se suscitó -y voy a cumplir estrictamente con lo sentenciado por la Presidencia de la Mesa ayer, de invocar solo a personas que tengan que ver con el caso, con el llamado caso Tebeto-, que en la defensa política de no solamente esta iniciativa sino de cualquier otra prevista de forma reglamentaria que sea y se produzca la intervención en el marco de cualquiera de las formas previstas en el Reglamento, los socialistas lo haremos haciendo uso de los derechos constitucionales que nos amparan, desde la libertad, desde el de la libertad de expresión hasta el consagrado en el artículo 23 de la Constitución. Aviso que hago dado lo que ocurrió ayer, y ya digo que no vamos a permitir el más mínimo intento de amordazar a la fuerza mayoritaria de esta Cámara. Porque, señorías, por si algunos no se han enterado, la dictadura ya se acabó. Es decir, lecciones sobre presunción de inocencia, amenazas de querellas o demandas de protección del honor no les vamos a pasar ninguna. La censura acabó y, si alguien considera que algún miembro de este grupo va más allá de la inviolabilidad asignada en el artículo 9 del Reglamento en cuanto a las opiniones que emita en el ejercicio de su cargo, que utilicen, sin amenazar, los mecanismos correctores que el ordenamiento jurídico español prevé para estos casos. Es decir, si alguien entiende que sobre su persona se comete un delito de injurias o calumnias, que acuda a los tribunales o ejercite la acción civil en defensa de su honor, intimidad o imagen. Estas son las reglas del juego que desde el día 6 de diciembre de 1978 nos hemos dado y las que nosotros respetamos y votamos. Otros, quizás, ni les gustan ni las votaron.'

'Retomando el objeto del punto del día, porque entendí que era preciso hacer esta aclaración, y dadas las referencias al tono por parte de un interviniente en la mañana de hoy, y como algunos no lo ven demasiado claro, el objeto de la comisión, se lo voy a volver a leer -ya lo ha leído la Presidencia, pero me veo en la obligación-: "esclarecer los hechos y actuaciones de las administraciones públicas canarias, personas físicas y jurídicas, así como la determinación de las responsabilidades a que hubiere lugar, en relación con el recurso contencioso-administrativo 848/94, Sentencia 586/1998, y del recurso contencioso-administrativo 352/08, Sentencia 132/2007, así como todos los expedientes administrativos relacionados de forma directa o indirecta con dichas causas judiciales, todo ello, relativos a la concesión de explotación minera a favor de la empresa Canteras Cabo Verde, SA, en Montañetas de Tebeto, isla de Fuerteventura". Y lo repito porque, al parecer, alguien no lo ha entendido.'

'Y por si alguien todavía no lo ha entendido, porque es de efectos retardados, le digo: es decir, todo lo acontecido en relación al tema que nos ocupa desde el año 1982 hasta el último día de existencia de la comisión, si su creación, aparte del voto de este grupo, cuenta con el respaldo de la mayoría de la Cámara. Y todo ello, reitero, sin paréntesis, sin lapsus, sin ejercicios de amnesia selectiva en cuanto a periodos de tiempo o personas relacionadas de forma directa o indirecta con el objeto de investigación durante estos -por ahora- últimos 26 años. Si lo quieren más claro, imposible.'

'Este grupo no tiene nada que ocultar, no tiene nada que temer y, por tanto... Creo, sinceramente, que el resto de grupos tampoco y por eso hemos mostrado nuestro deseo de que se forme esta comisión, que se cree esta comisión de investigación. Y, por tanto, espero, sinceramente, que ambos grupos la voten a favor.'

'Este grupo, además, se ve en la obligación, cree que tiene la obligación, cumpliendo con esta comparecencia, de explicar a todos los canarios, que les quede bien claro, que pretendemos que esta comisión trabaje con rigor, con el rigor que exige el acudir a la creación de una comisión que es extraordinaria, porque es una comisión no permanente, según establece el propio Reglamento de la Cámara. De creación de una comisión que trabaje con dedicación, con esfuerzo y que se dedique a la investigación de un iter que, en principio, hemos testado en más de 80 actos administrativos. Actuaciones que pueden dar lugar a otras que puedan ir surgiendo por el desarrollo de los trabajos de la comisión, si en los expedientes se encuentran los documentos que deberían de estar.'

'Y, de otro, queremos que les quede bien claro a los canarios que a los socialistas canarios nos escandaliza la pasividad y la desidia con la que se ha conducido el Gobierno de Canarias en la tramitación de los litigios de los que trae causa fundamental esta solicitud. En definitiva, en la defensa del interés general, del interés público, del dinero de todos los canarios, hasta el punto de que, como luego se verá, existen hechos de muy difícil explicación.'

'Por tanto, queremos que se nos aclare -y voy a dar unas breves pinceladas-, en primer lugar, por qué se sostiene por algún miembro del Gobierno que todo el problema arranca desde el dictado de la resolución de la Dirección General de Industria y Energía, de fecha 8 de enero del 93, cuando dicha resolución jamás ha sido anulada. Y me remito a la sentencia de 14 de febrero del año 98, que lo dice bien claro y no admite otra lectura. Pero además esta sentencia dice más; dice la sentencia que no constan, en el expediente del permiso de investigación, planes de labores ni existe autorización de labor alguna en las 33 cuadrículas restantes del inicial permiso de investigación. Luego, a modo de conclusión, en el ordinal sexto de sus fundamentos de Derecho, dice que a partir del 28 de enero del 93 terminó el plazo de vigencia del citado permiso.'

'Y no entendemos, no entendemos, que alguien que pertenece al Gobierno contradiga la tesis que mantienen los Servicios Jurídicos de esta Comunidad, porque se alinea públicamente con la tesis de Cabo Verde. Porque ustedes no son nuestros adversarios; nuestro adversario, desde el punto de vista judicial, es una empresa privada. Entonces, yo creo que es muy peligroso realizar ese tipo de manifestaciones: el porqué de las prisas en pagar y en dar por sentado la tesis -vuelvo a repetir- de la entidad privada reclamante, pese a lo que dicen los propios Servicios Jurídicos de la Comunidad Autónoma. Y les voy a mostrar el ejemplo palmario de lo que acabo de decir. El señor vicepresidente del Gobierno, el día 1 de diciembre, dice textualmente en la prensa: "el vicepresidente del Gobierno de Canarias y consejero de Hacienda, don José Manuel Soria, insistió hoy en que la indemnización de 92 millones de euros que el Ejecutivo tiene que pagar a la empresa Canteras Cabo Verde, por la imposibilidad de ejecutar la licencia de explotación minera en la montaña de Tebeto, tiene un origen claro y diáfano: el Gobierno socialista de Jerónimo Saavedra, con la decisión técnica de Francisca Luengo, secretaria técnica de la Consejería de Industria en el año 93. Si el PSC, cuando gobernaba, no hubiera tomado la decisión de cancelar una comisión de investigación en el año 1993, no estaríamos en esta situación -apuntó en rueda de prensa-". Y es más, dijo: "pagaremos lo que tengamos que pagar". También es cierto, y en honor a la verdad, que reconoció que no solamente deberían comparecer las personas que estuvieron relacionadas en el año 93 con el caso, sino todas aquellas que también con posterioridad lo estuvieron. Hay que decirlo todo. Y esto lo publica ACN, lo publica el Canarias ahora.es, pero, como algunos dicen que es el diario oficial del Partido Socialista, pongo otro ejemplo, el ABC, que yo creo que no se le puede tildar de diario oficial del Partido Socialista. Y esto es irrefutable.'

'Pero lo más grave, lo más grave, es que esta tesis contradice lo que dicen nuestros Servicios Jurídicos, y lo que dicen nuestros Servicios Jurídicos en el antecedente de hecho cuarto de la sentencia de fecha 11 del 7 del 2008, y se lo paso a leer. "La sentencia no reconoce el derecho -esto es lo que dicen nuestros Servicios Jurídicos-, no reconoce el derecho del actor a que se le otorgue la concesión solicitada en vía administrativa, ya que tan solo dispone de la retroacción de las actuaciones. El actor no pidió en su demanda que se le otorgase la concesión minera y la sentencia no se pronunció sobre ello, sino que contiene un pronunciamiento formal. Ni la titularidad de un permiso de investigación ni la solicitud de una concesión derivada de dicho permiso atribuyen un derecho consolidado a la explotación, pues tal derecho nace cuando las administraciones competentes realicen una valoración de los intereses económicos y medioambientales en presencia y se pronuncien sobre los mismos otorgando los correspondientes títulos jurídicos, tal y como determina el Reglamento de Minería en su artículo 2.3". Dicen nuestros Servicios Jurídicos, que están pleiteando en el Supremo. "A la luz de esta aclaración judicial y como punto de partida de esta línea argumental, resulta evidente la imposibilidad de reconocer una indemnización a la empresa reclamante, por lucro cesante, por no poder explotar los recursos mineros durante 30 años, cuando en realidad el otorgamiento del derecho minero se produce en noviembre del 2004". Y en noviembre del 2004 quien otorga el derecho es don Luis Soria López. Eso es lo que dicen nuestros Servicios Jurídicos. Por tanto, yo creo que es perjudicial para los intereses de la Comunidad que se hagan manifestaciones públicas que contradigan lo que nuestros Servicios Jurídicos están argumentando en sede judicial. Eso está ahí y es fácil de leer.'

'También queremos explicación de por qué en un tema tan importante se puede dar lo que se explicita en el antecedente de hecho séptimo de la referida sentencia, que es "el recurso -parece que estuvimos en un juicio pleiteando por reparar en un accidente de tráfico el piloto de un coche; cuando estábamos discutiendo, nos pedían 104 millones; luego nos condenaron a 92-, el recurso no se recibió a prueba, por las razones que este tribunal expuso en el auto de 11 de julio de 2008" -por cierto, no recurrido-. "Tampoco se celebró vista ni se formularon conclusiones escritas, esto último por voluntad de las partes. De manera que, sin más trámite que lo correspondiente a la fase de alegaciones, se declaró concluso el pleito para sentencia" -punto-. Cualquiera que tenga un pleito de 92 millones o de 104 millones, donde piden 104 millones, y le hacen esto durante la tramitación del pleito, desde luego, tendría mucho que reclamar.'

'Habría que explicar por qué se abandona la tesis de la prescripción, sostenida durante todo el expediente administrativo previo al recurso contencioso administrativo. Y no lo digo yo -¡vaya, hombre!-, lo dice, lo dice la sentencia, fundamento de derecho primero, cuando habla de la prescripción, dice "tibiamente sostenida en el acto impugnado"; y luego, curiosamente -para esto sí nos echan un piropo en la sentencia, eh?-, "de ahí que sólo elogios merezca en este aspecto la estrategia jurídica adoptada aquí y ahora por la señora letrada de los Servicios Jurídicos del Gobierno, al excluir de los fundamentos jurídicos de la contestación a la demanda toda referencia a la excepción realizada". ¡Manda...! A ver qué explicación se nos puede dar.'

'También creemos que es necesario, señor presidente, porque es mucho el dinero que nos estamos jugando, que no es nuestro, que es de todos los canarios, que estamos en la época en la que estamos; y aunque no estuviéramos, es exactamente lo mismo. ¿Por qué...? Habría que analizar las consecuencias de esa falta de solicitud del recibimiento en el juicio a prueba. ¿Usted sabe que el dictamen del Consejo Consultivo no lo manejó el tribunal ni manejó el Plan Insular de Ordenación de Fuerteventura ni manejó otros documentos ni las normas subsidiarias de La Oliva? ¡Ni presentamos una contrapericia! Con toda la potencia de una Comunidad Autónoma, nos presentan una pericia donde, en base no a una sola prueba, no a una sola prueba practicada, sino en base a bibliografía, se dice que en las montañas de Tebeto hay no sé cuánto material a extraer y se hace un cálculo de las ganancias que podría obtener la empresa. Pues tampoco se dio respuesta a esto por parte de los Servicios Jurídicos, o sea, de la Comunidad Autónoma.'

'Pero, mire, ayer se habló de trama. Me preocupa muchísimo lo que le voy a decir. Se habló de trama en esta Cámara y se etiquetó a algunos miembros del Partido Socialista como núcleo duro, recalcitrantes y cínicos. Y se habló de trama y a mí lo que me preocupa muchísimo es que haya una explicación a lo que dice la sentencia, porque yo no creo que los tres magistrados de la Sala Primera, los tres magistrados de la Sección Primera de la Audiencia Provincial, ni sean cínicos ni sean intransigentes ni pertenezcan al núcleo duro del Partido Socialista (Se enciende la luz roja en la tribuna de oradores). (Aplausos.) ¿Ustedes saben lo que dicen los magistrados, saben lo que dicen los magistrados con respecto a las actuaciones llevadas a cabo por el Gobierno de Canarias a raíz de la primera de las sentencias, que desde luego supera en mucho el año 1993? Dicen: "nosotros, empero, entendemos que las resoluciones dictadas en ejecución de la mentada sentencia no satisficieron la tutela judicial debida de Canteras Cabo Verde, ya que dichas resoluciones, al ser de imposible ejecución, no dieron el alcance correcto al fallo o parte dispositiva de la sentencia ejecutoria, sino que a través de un plan preconcebido restringieron su cumplimiento, hasta el punto de convertir el fallo en inútil o ineficaz o bien sumamente difícil y, en todo caso, oneroso por la remisión que tanto el tribunal como la Administración hicieron al posible ejercicio de otras acciones". ¡Habla de un plan preconcebido! Plan preconcebido de las resoluciones posteriores al año 98. Esto lo dice el tribunal, y el plan preconcebido lo tendrán que concebir personas. Por eso queremos que se investigue, que se cree esta comisión de investigación. Y es muy preocupante que una parte de la judicatura tenga la opinión que manifiesta, explicita, en lo que les acabo de leer.'

'¿O por qué tenemos que leer, al final del fundamento de derecho noveno, que, con respecto al informe, "este informe hace gala de una coherencia, solidez y exhaustividad tales que su contenido convenció cabalmente a esta sala, teniéndolo por cierto en su integridad, con el pleno alcance probatorio que habíamos advertido en el auto de fecha de junio del 2008, consentido por ambas partes". Significa que nosotros consentimos un informe pericial, sin combatirlo, donde cifraba los daños y perjuicios a pagar a entidad reclamante en 104 millones de euros, que fue lo que nos reclamaron. Y el Gobierno de Canarias no estaba, no se le esperaba.'

'¿O por qué...?'

'El señor presidente: Señor Fajardo, por favor, vaya terminando.'

'El señor Fajardo Palarea: ¿O por qué, o por qué -otra cosa a investigar-, por qué se abona la tesis de que la resolución de este tema, que dictó don Luis Soria en noviembre, era una resolución que había que dictar a la fuerza?, cuando el propio, el propio tribunal, en la propia sentencia, en el fundamento de derecho décimo dice: "La adecuada comprensión de la respuesta que a tal tesis corresponde requiere, de entrada, distinguir el supuesto realmente producido de aquel otro que tuviere como fundamento fáctico una eventual resolución denegatoria de la concesión de explotación, que puede ocurrir cuando no se cumplen los motivos tasados por la ley. Lógicamente, en el segundo de los casos, o sea, no haber hecho o no haber dictado el decreto del 2004, habría sido incuestionable la improcedencia de acudir directamente a la vía de la responsabilidad patrimonial". Se lo plantea el propio tribunal, ¿y ustedes dan por hecho que eso es lo que había que hacer? Ese es el gran problema.'

'Pero el problema no es que lo digan, el problema es que están contradiciendo a nuestros Servicios Jurídicos, no lo digan públicamente. ¡Si es que se están frotando las manos! Mejor es callarse, nosotros les ayudamos en lo que podamos y seguir defendiendo el interés público y el interés general de la Comunidad.'

'Termino. No voy a contravenir un acuerdo privado que tenemos de cortesía y no voy a hacer citas de un libro, de un libro que manejamos algunos diputados de todos los grupos parlamentarios. Haré otra cita que no corresponde a ese libro, para respetar el pacto. Había un filósofo francés que decía que peor que la calumnia es la verdad, y el problema que hay aquí es que a alguien que le han dicho cuatro verdades en esta tribuna se ha puesto en una postura de obsesión, de persecución, contra algún diputado del Partido Socialista y no se da cuenta de que está seriamente perjudicando los intereses de la Comunidad Autónoma canaria.'

'Podría seguir extendiéndome muchísimo más -muchas gracias, señor presidente- con algunas consideraciones apresuradas sobre el asunto de Tebeto, que tienen que ver -don Domingo Berriel tiene mucho y sabe mucho de esto-, que tienen que ver con la aprobación del Plan de Ordenación Insular de Fuerteventura, las fechas en las que se aprobó, las fechas en las que fue director general de Infraestructuras del Gobierno de Canarias, las fechas en las que fue viceconsejero de Industria del Gobierno de Canarias, las fechas en las que fue consejero del Cabildo Insular de Fuerteventura, etcétera, etcétera, etcétera.'

'Tengo, porque es la forma...'

'El señor presidente: Señor Fajardo, por favor, termine, sí.'

'El señor Fajardo Palarea: Tengo, hasta me he hecho un librito, paso a paso, de todos los avatares de este procedimiento y la legislación. Don Domingo, qué pena que nadie le explicara al Tribunal Superior de Justicia de Canarias el real y total contenido de la disposición cuarta, transitoria cuarta, del Plan de Ordenación Insular de Fuerteventura, porque desde luego, al no tenerlo, no lo examinaron. Lo que dice la disposición transitoria cuarta, y usted lo sabe, igual que yo, no es lo que el tribunal interpreta. Mi pregunta, que es otra de las que pudieran ser objeto de investigación, es por qué se ha dado lugar a esta circunstancia.'

'Termino. Señores, les conmino a una cosa: a defender el interés público, a defender el interés general; a intentar, por todos los medios que en Derecho haya lugar, a no tener que satisfacer ni un solo euro a una empresa a la que, sin mover y sin hacer ninguna cata, le ha tocado la lotería mediante la sentencia que ha dictado el Tribunal Superior de Justicia de Canarias, con casi 18.000 millones de pesetas, depende de lo que tarde el recurso en el Tribunal Supremo...'

'El señor presidente: Termine, señoría. No, no, pero termine ya, porque es que...'

'El señor Fajardo Palarea: ...(Sin micrófono.) y sería indigno por nuestra parte que no ayudemos a no pagarlo, porque tenemos la razón y creemos que si hay alguna responsabilidad, hay que depurarla, sin estigmatizar ni criminalizar a alguien.'

'Por cierto, hay un... (Sin micrófono.)'

'El señor presidente: Señoría, lo siento, señor Fajardo, pero sabe que había consumido su tiempo con creces, ¿no?'

'(El señor consejero de Presidencia, Justicia y Seguridad, Ruano León, solicita intervenir.)'

'Sí, señor consejero, dígame si es a efectos de...'

'El señor consejero de Presidencia, Justicia y Seguridad (Ruano León) (Desde su escaño): Señor presidente.'

'En la Junta de Portavoces habíamos acordado, en relación con esta iniciativa, que es una iniciativa estrictamente parlamentaria, un conjunto de turnos en relación a la intervención de los grupos parlamentarios. La mitad de la alocución del señor Fajardo Palarea ha estado destinada a constituir esto como segunda parte de la comparecencia que el Gobierno realizó a instancias del Grupo Parlamentario Popular ante este Pleno en relación con los motivos del Gobierno en la defensa del interés público, tanto sustantivo como procesal, en este asunto. Por lo tanto, primero, por alusiones personales que hizo al consejero que intervino, incluso con otras alocuciones producidas en el día de hoy y, sobre todo, en relación a la posición del Gobierno en torno a esto. Mi invocación lo es al artículo 77.5; por tanto, al derecho de intervención del Gobierno en cualquier punto del debate.'

'El señor presidente: Sí.'

'Bien, evidentemente tiene derecho y, en vista del ordenamiento del debate, lo que vamos a hacer, si a usted no le importa, puesto que tiene el derecho a intervenir en cualquier momento, pero dejarlo para el final, dado que va a hablar de otro asunto, que fue el que se refirió a...'

'El señor consejero de Presidencia, Justicia y Seguridad (Ruano León) (Desde su escaño): Señor presidente, si quiere, si usted lo entiende pertinente, a la vista de que esto representa respecto a la ordenación que acordamos, en portavoces, llamar a portavoces, incluyendo al Gobierno, podemos fijar el modo de hacerlo. Si le parece a usted bien.'

'El señor presidente: Sí, evidentemente, evidentemente. Pues, venga, ¿se acercan, por favor, los portavoces un segundo a la Mesa? (Los señores portavoces atienden el requerimiento de la Presidencia.) (Pausa.)'

'Bien. Oída la Junta de Portavoces y la Mesa -que es quien tiene que acordar el orden de los debates, la Presidencia con la Mesa-, el Gobierno tiene derecho -eso es evidente- a intervenir en cualquier momento. Entonces, lo que sucede es como si ahora hiciéramos un paréntesis para hacer una intervención sobre un asunto que, efectivamente, el señor Fajardo trató y que no tenía que ver con el orden del día. El Gobierno quiere intervenir, por cinco minutos, y los grupos luego -es como si se reabriera este debate-, y los grupos luego tienen también derecho a intervenir por el mismo tiempo. ¿De acuerdo?'

'Entonces, señor Ruano, tiene la palabra.'

'El señor consejero de Presidencia, Justicia y Seguridad (Ruano León): Muchas gracias, señor presidente.'

'Intentaré que la intervención del Gobierno, en relación con el debate que habíamos reglado en la Junta de Portavoces, se limite a dar respuesta a lo que se ha manifestado o expresado, como una segunda parte de la información que el Gobierno facilitó con motivo de su comparecencia en el Pleno de esta Cámara en diciembre del pasado año, y me limitaré a hacer algún comentario en relación con la intervención inicial. Intentaré moverme en el ámbito de no reapertura de ese debate sino simplemente dar respuesta a algunas cosas que se han planteado, con independencia de que después lo que existe es un debate en relación con la creación de la comisión, en donde habrán de intervenir los demás grupos parlamentarios y el propio grupo parlamentario proponente.'

'Quisiera señalarle, en primer lugar, al señor Fajardo Palarea que ha hecho usted un ejercicio, un ejercicio inteligente al final, de la confusión entre la decisión sustantiva y la defensa procesal. Aquí no estamos hablando de cómo se ha producido la defensa procesal, ignorando cuál fue la decisión sustantiva. La decisión sustantiva se produce en enero del año 1993, y esa es la importancia, y esa es la importancia, del expediente que se tramita.'

'La defensa procesal de la Comunidad Autónoma canaria, lógicamente mi defensa, parece ser que también la suya, la defensa de los intereses generales, lo que sostiene es que hay una expectativa de derecho. Usted, que es jurista y ha ejercido además en esta tribuna como tal, sabe que la expectativa de derecho no da a su vez derecho a ninguna indemnización. Y ese, que ha sido el juicio de los Servicios Jurídicos hasta el final y es uno de los motivos del recurso de casación planteado ante el Tribunal Supremo, pretende justificar, por tanto, que no existe ni derecho ni a un solo euro por Canteras de Cabo Verde, ni a un solo euro. Esa es la posición de la Comunidad Autónoma, esa es la posición del Gobierno y de sus Servicios Jurídicos. Por tanto, señor Fajardo Palarea, no hay en eso nada distinto. Solo que en ese modo, digo inteligente, de plantear las cosas -y ha de reconocer eso como un juicio- ejerce usted al final realmente de lo que yo he dicho. Usted, al final, se incorpora, con mayor sutileza, a ese grupo duro, en donde lo que se pretende es la incriminación constante de todos los actos y el ejercicio de la actividad administrativa y política de la Comunidad canaria.'

'Mire, son ustedes los que han abierto, son ustedes los que han abierto la línea de corrupción y afortunadamente hoy parece ser que tomaron la decisión de que no fuera la señora Luengo la portavoz en este asunto, lo cual ha facilitado de alguna manera que usted introduzca una línea distinta, evidentemente con otra pretensión, una línea distinta, pero es ella la que ha venido aquí, a esta Cámara, a hablar de corrupción, a mencionar a personas, que yo no voy a repetir.'

'Lo que dijo el Gobierno en su primera intervención, y reitero por si queda alguna duda, es que el Gobierno -¡el Gobierno!- no iba a acusar ni al PSOE ni a la señora Luengo de corrupción alguna. Y yo hablé en mi discurso de la comparecencia de diciembre, hablé de un conjunto desafortunado de cesiones jurídico-administrativas y, entre otras, me gustaría señalarle, cuando usted establece ese presunto conflicto, que una cosa... -y lo sabe bien usted, por tanto, realmente por eso tengo que decir que desde el punto de vista del planteamiento político vale, pero, si no, no-, y es que la posición del Gobierno en relación al interés público, por tanto a las responsabilidades políticas, hay que verlas, como dijo el Gobierno, como dijo el Gobierno en aquella comparecencia, como dije yo mismo en nombre del Gobierno, en el inicio del expediente, que es lo que dice la sentencia de julio del 2008. La sentencia lo que dice, porque aparte de eso nos hace usted una lectura parcial de párrafos de una sentencia -muy extensa por cierto- ignorando deliberadamente que el origen, el origen sustantivo, que no procesal, el origen sustantivo es una decisión de enero del año 93. Y en el año 93, enero del 93, había un consejero socialista al frente de la Consejería de Industria y una secretaria general técnica también socialista, que hoy se sienta en los escaños de esta Cámara. Esa es la realidad. Y más allá de eso el Gobierno no quiso llegar en la primera comparecencia.'

'Y el debate sobre la creación de la comisión corresponde exclusivamente a los grupos parlamentarios. Y no voy a decir nada más sobre eso.'

'Si se hubiera presentado... Porque ahora dice, "no, es que tenían que haber...", y entonces usted pretende derivar hacia la defensa procesal la responsabilidad, pero, mire, en este y en todos los asuntos, la defensa procesal, el abogado tiene, el abogado tiene que defender a su cliente. En la relación del Servicio Jurídico de la Comunidad Autónoma con la Administración, el Servicio defiende a la Administración; igual que usted, en el ejercicio profesional, defenderá al cliente, mejor, peor, al que sea. Pues lo mismo hay que decir en esto. Los Servicios Jurídicos defienden una decisión que trae causa, el origen, determinado por la sentencia de julio del 2008, es la decisión de enero del 1993.'

'Por tanto, señor Fajardo Palarea, usted ha establecido una lectura parcial de la sentencia de julio del 2008, ignorando, precisamente, el origen sustantivo de este asunto. Al final, me parece que cuando hablamos de núcleo duro, de tramas y demás, usted representa, en ese conjunto, un atributo más de una posición dura del Partido Socialista, lo único que técnicamente más elaborada.'

'Muchas gracias.'

'El señor presidente: Muchas gracias, señor Ruano.'

'¿Sí?'

'La señora Luengo Orol (Desde su escaño): Señor presidente, en este caso como mera diputada, ya que el señor diputado ni ha tenido la consideración en este debate de que soy miembro de la Mesa, quiero pedir la palabra por la directa alusión que ha hecho como miembro del Gobierno, valiéndose en su condición de miembro del Gobierno, hacia una diputada que no está debatiendo en este debate.'

'El señor presidente: Tiene, señora Luengo, un minuto, por favor.'

'La señora Luengo Orol (Desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente.'

'Yo le voy a decir al señor diputado, simplemente aclararle una idea elemental en democracia: está constatada, en la sentencia última, la defensa que han llevado los Servicios Jurídicos y, en un Estado democrático, un Servicio Jurídico que ni propone prueba, que admite el informe pericial de la parte contraria sin proponer, sin proponer un pericial contradictorio, siendo el presidente de esos Servicios Jurídicos el consejero que, indecentemente, se presenta aquí, debía estar dimitido. En una democracia normal usted no debería estar en el banco azul, simplemente por la responsabilidad de los 18.000 millones. Usted es el máximo responsable de los Servicios Jurídicos y usted debería estar cesado en una democracia que funcione.'

'Si a eso usted lo llama núcleo duro, por decirle esto a la cara, yo soy núcleo duro, porque creo en los valores democráticos, cosa en la que usted no cree.'

'Muchas gracias.'

'(El señor consejero de Presidencia, Justicia y Seguridad solicita la palabra.)'

'El señor presidente: Sí.'

'Entiendo que la intervención de la señora Luengo mezcló cosas de la alusión personal, efectivamente, con la posición política, parlamentaria. Por lo tanto, tiene, no para referirse a las alusiones, sino a lo que era el contenido de su intervención en el otro sentido.'

'El señor consejero de Presidencia, Justicia y Seguridad (Ruano León) (Desde su escaño): En primer lugar -señor presidente, señorías-, decirle que el consejero de Presidencia, Justicia y Seguridad es responsable de los Servicios Jurídicos de la Comunidad Autónoma desde julio de 2007, es decir, desde que don Paulino Rivero es presidente del Gobierno, no antes.'

'En segundo lugar, rechazar la alusión, la alocución que introduce la señora Luengo, responsable sustantiva en la decisión, respecto de utilizar la expresión "indecentemente", porque, al final, eso es un reconocimiento explícito de que ella y algunos otros más de los bancos de enfrente son los que hoy dominan el Grupo Parlamentario Socialista, el núcleo duro del Partido Socialista.'

'(El señor Fajardo Palarea solicita intervenir.)'

'El señor presidente: Efectivamente, señor Fajardo, para hacer su intervención... (Rumores en la sala.) No, vamos a ver, efectivamente, sobre la intervención del Gobierno cabe la intervención de todos los grupos. Sí, sí, evidentemente. Entonces, corresponde, en este caso, empezar de menor a mayor. Sí.'

'El señor Cabrera Pérez-Camacho (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.'

'Yo, en esta fase procedimental, y simplemente en lo que se refiere a la intervención de don José Miguel Ruano y lo que ha acontecido con posterioridad, quiero hacer dos declaraciones. La primera, señor presidente, señor Ruano, una cita de Brecht: "¡qué tiempos estos en los que hay que discutir lo que es evidente!". Y la segunda, quiero defender el honor de los Servicios Jurídicos del Gobierno de Canarias, que tanto ayer, por dos diputados socialistas, como hoy han sido vulnerados en esta Cámara. Yo no conozco a ningún letrado de los Servicios Jurídicos que acepte una componenda o una orden en la cual se les diga que jueguen en un pleito para perderlo (Aplausos). Y como no conozco a ningún letrado en toda la Comunidad Autónoma que lo haga, yo quiero defender la honra de esos Servicios Jurídicos frente a la tropelía que se ha cometido, ya hoy, por tres diputados socialistas.'

'Nada más.'

'(El señor Pérez García solicita la palabra.)'

'El señor presidente: Grupo Parlamentario de Coalición Canaria, ¿no desea hacer uso...? Señor, no, señor... No, vamos a ver, señor Fajardo... (Rumores en la sala). ¡Señorías, señorías!'

'Señor Pérez García, escúcheme, cuando un diputado pide la palabra, y me la ha pedido el señor Fajardo, se la doy. Si él me dice que quien va a intervenir es otro, existe esa posibilidad; si no, tiene la palabra el señor Fajardo. Luego, luego, usted podrá pedir la palabra. No ha renunciado al uso de la palabra el señor Fajardo, que yo sepa.'

'Señor Fajardo, para la intervención del Gobierno, no sobre el asunto del orden del día, sino la intervención del Gobierno.'

'El señor Fajardo Palarea (Desde su escaño): Para lo que diga el señor presidente.'

'El señor presidente: Lógicamente, este turno, lo expliqué al principio, es para la intervención del Gobierno, que reabrió un debate que...'

'El señor Fajardo Palarea (Desde su escaño): Señor Ruano, "incriminar", a ver si cogemos el diccionario -era lo último que iba a decir cuando se me cortó la palabra, abusando de la amabilidad del presidente-, coja usted un diccionario y sepa, y atienda a lo que significa el verbo "incriminar". No me habrá oído usted hablar jamás sobre la imputación de un delito a ningún miembro del Gobierno ni a nadie que esté en esta sala. ¡A ninguno!, a ninguno, a ninguno, a ninguno. Uno.'

'En segundo lugar, hay que oír a veces cosas que no tienen explicación. ¿Cómo se defiende usted atacándonos a nosotros si un miembro de su Gobierno achaca directamente al Gobierno de Jerónimo Saavedra la responsabilidad de este pleito? ¿Cómo tiene usted la valentía -que no lo quiero aludir de forma despectiva- de poder decir esa barbaridad cuando la actitud de ustedes es todo la contraria? La actitud de ustedes es ponerse, y se han puesto públicamente, en la tesis de la reclamante en este procedimiento. Y eso, señor presidente del Gobierno, es lo lamentable, eso es lo que nos puede causar un perjuicio irreparable. Abandonen la tesis del reclamante y pónganse del lado de la Comunidad Autónoma.'

'Señor Miguel, jamás he puesto en duda, ni me atrevería a poner en duda, la profesionalidad de los Servicios Jurídicos. Cuestión diferente de la profesionalidad es que uno se pueda equivocar y usted convendrá conmigo, como letrado de muchos años de ejercicio, que no es normal que en un procedimiento donde se discuten 104 millones de euros que a uno le reclaman, uno, no solicite el recibimiento del pleito a prueba; dos, no haga una contrapericia; tres, no solicite vista y, cuatro, no haga conclusiones. ¡Porque si eso es normal en Derecho, que venga Dios y lo vea!'

'Nada más.'

'(El señor Pérez García reitera su solicitud de palabra.)'

'El señor presidente: Señor Pérez García, ¿a efectos de qué pide usted la palabra?'

'El señor Pérez García (Desde su escaño): Señor presidente, parece evidente que el diputado señor Cabrera Pérez-Camacho se ha referido a unas declaraciones, que figuran hoy en los medios de comunicación, que se me atribuyen a mí. La alusión es evidente, la alusión es evidente: quien ha dicho en los medios de comunicación que el Gobierno ha jugado a perder soy yo (Rumores en la sala).'

'Le pido un turno por alusiones.'

'El señor presidente: Yo no le he... No, vamos a ver, vamos a ver, no hay alusiones. Señor Pérez García, no hay alusiones. Usted se da por aludido, que es distinto (Rumores en la sala).'

'El señor Pérez García (Desde su escaño): Señor presidente...'

'El señor presidente: No hay alusiones.'

'El señor Pérez García (Desde su escaño): Señor presidente, estamos hablando de cosas serias.'

'El señor presidente: Estamos hablando...'

'El señor Pérez García (Desde su escaño): Se me ha aludido con toda plena intención, no se ha utilizado mi nombre.'

'Presidente, y lo de darse por aludido es una insinuación de la Presidencia que creo totalmente fuera de lugar. He sido aludido, se hace... (Rumores en la sala.) ahora...'

'El señor presidente: Señor Pérez García, usted se tiene que acostumbrar a una cosa: usted no puede establecer diálogos con la Presidencia. Usted pidió la palabra.'

'El señor Pérez García (Desde su escaño): Estoy pidiendo por alusiones.'

'El señor presidente: Usted pidió la palabra por alusiones.'

'El señor Pérez García (Desde su escaño): Las alusiones son explícitas, lo son.'

'El señor presidente: La Mesa entiende que no hay alusiones.'

'El señor Pérez García (Desde su escaño): ¿Usted entiende que no son alusiones sino que me siento aludido?'

'El señor presidente: No, no...'

'El señor Pérez García (Desde su escaño): Señor presidente, respeto su decisión, pero me parece profundamente injusta.'

'El señor presidente: Que usted diga, señor Pérez García... Y, por favor, le digo que usted me pidió la palabra por alusiones y yo simplemente explico por qué no tiene la palabra: porque la Mesa entiende que no hay alusiones. Uno.'

'Y, segundo, usted alude a unas supuestas declaraciones suyas, en un supuesto medio, y que esas supuestas declaraciones, el que las pronuncia las pronuncia porque las hizo usted o las pronuncia porque salieron en un medio. No ha habido alusiones ni se le ha nombrado a usted.'

'El señor Pérez García (Desde su escaño): ¿Me permite, me permite, señor presidente? Con todo el respeto...'

'El señor presidente: ¡Don Santiago...!'

'El señor Pérez García (Desde su escaño): Las declaraciones no son supuestas, el diputado se ha referido a ellas en términos aseverativos. Y las mantengo, las mantengo: el Gobierno ha jugado a perder, las mantengo.'

'El señor presidente: Me parece muy bien que las mantenga, pero a usted no se le ha aludido, se ha aludido a unas declaraciones que salen en un medio. Entonces, esto sería interminable.'

'Yo les agradezco que cuando analizamos las cosas y planteamos este tipo de situaciones, pensemos en lo que es el orden en los debates, y ya hoy nos estamos saliendo bastante de la cuestión, como para seguirnos... Es decir, si a una persona no se le nombra por nombre propio aquí, por regla, por Reglamento, no hay que darla por aludida. La duda se plantea cuando la aluden con nombre propio.'

'Por lo tanto, retomamos el debate y habría un turno en contra ahora de la iniciativa, de la creación de la comisión de investigación, que han decidido compartírselo (El señor consejero de Presidencia, Justicia y Seguridad, Ruano León, solicita la palabra).'

'Señor Ruano.'

'El señor consejero de Presidencia, Justicia y Seguridad (Ruano León) (Desde su escaño): Sí, presidente.'

'La conclusión, porque con independencia de otras intervenciones, la intervención del Gobierno se produjo en relación con la intervención inicial del portavoz socialista, y el portavoz socialista ha hecho un comentario en relación con la defensa procesal. Yo, si me permite, digo en un segundo el asunto de fondo y nada más, y me siento.'

'El señor presidente: Tiene derecho. Las consecuencias no las sé.'

'El señor consejero de Presidencia, Justicia y Seguridad (Ruano León) (Desde su escaño): Solo, aparte de insistir en la responsabilidad sobre los Servicios Jurídicos desde el momento que he dicho, es decir, desde julio del 2007, que es cuando el presidente es Paulino Rivero, aparte de ese tema, hay que insistir en una cosa, señor Fajardo Palarea, y lo sabe usted. Si se considera que el tema es expectativa de derecho, el sometimiento a prueba y la determinación de una pericial contradictoria, sabe usted que es el reconocimiento previo de que hay un derecho del sujeto a recibir una indemnización. Y, por tanto, y por tanto... ¡sí señor, sí señor! (Ante los gestos negativos del señor Fajardo Palarea desde su escaño.), porque en el propio expediente administrativo obra un informe de un ingeniero de minas, en el expediente administrativo, un informe de un ingeniero de minas, donde niega lo básico del informe pericial realizado.'

'En cualquier caso, son temas más jurídicos que políticos. El debate del Parlamento de Canarias es cuál ha sido la responsabilidad política, la responsabilidad sustantiva, y quién tuvo las decisiones que dieron origen a tan difícil asunto judicial.'

'Muchas gracias.'

'El señor presidente: Sí. Cualquier intervención del Gobierno, que lo sepamos, en un debate en el que no está prevista su intervención, reabre los debates. Entonces, todos los grupos otra vez tienen derecho.'

'¿El Grupo Popular? No hace uso de la palabra. ¿Coalición Canaria? No hace uso de la palabra. ¿Grupo parlamentario? Por el mismo tiempo, un minuto (Pausa).'

'Hablamos de la intervención del Gobierno. Cuando una intervención del Gobierno no está prevista, por acuerdo de la Junta de Portavoces, que tiene derecho el Gobierno a intervenir, reabre los debates, y entonces se le ha dado la palabra a todos los grupos.'

'La señora Zamora Rodríguez (Desde su escaño): Señor presidente, solamente pregunto dónde está eso en el Reglamento, que cuando interviene el Gobierno da lugar...'

'El señor presidente: Porque la Junta de Portavoces acordó el formato del debate y cuando no está prevista ninguna intervención en el Reglamento, sistemáticamente se reabre el debate, si lo piden; si no lo piden, no. Pero, dado que hay un grupo que lo ha pedido, se le pide a todos los grupos la posible intervención, por el mismo tiempo.'

'El señor consejero de Presidencia, Justicia y Seguridad (Ruano León) (Desde su escaño): Señor presidente, le pido una nueva interrupción y llame a portavoces, por favor, porque estamos en una interpretación que yo... Voy a intentar, el Gobierno va a intentar, facilitarle a usted la dirección del debate y concluir ya definitivamente estos prolegómenos (Pausa).'

'El señor presidente: Sí. Es que no cabe. Están queriendo... mire, señor Ruano, señor Ruano, por favor, y le pido al Gobierno, al primero que le pido comprensión en este asunto, estamos desvirtuando las normas de funcionamiento de un debate. O sea, porque esto se hace interminable, lo estamos viendo todos. Evidentemente, hay alusiones, hay descalificaciones, hay contradicciones, entonces, ahora, cada vez que se pretenda aclarar algo, pues la otra parte también lo quiere aclarar. Entonces, yo tengo que interpretar. No se puede iniciar aquí un debate sobre un asunto que no...'

'No obstante, vuelvo a convocar a la Junta de Portavoces (Los señores portavoces y el representante del Gobierno atienden la solicitud de la Presidencia.) (Pausa.)'

'Señorías, ocupen sus escaños, por favor (Pausa).'

'Bien, señorías, vamos a continuar con el debate.'

'Señor Cabrera Pérez-Camacho, para la iniciativa.'

'El señor Cabrera Pérez-Camacho: Señor presidente. Señorías.'

'Dado que mi buen amigo Manuel Fajardo empezó su intervención con un halago encubierto hacia mi independencia, yo quisiera también, un poco para descargar el ambiente, recordarle una fábula de Tomás de Iriarte, que fue citada esta mañana aquí, la Fábula del oso, la mona y el cerdo. El oso intentaba bailar, "y preguntóle a la mona: ''¿qué tal?''./ Era perita la mona,/ y respondiole: ''muy mal''./ Estaba el cerdo presente,/ y dijo: ''¡bravo, bien va!/ Bailarín más excelente/ no se ha visto ni verá''."/ A lo que el oso pensó para sí: "si el sabio no aprueba, malo,/ si el necio aplaude, peor."// Simplemente, por afecto, pero se lo recuerdo. Me gustaría que recordaran de mí todas mis intervenciones, no solamente aquellas en las cuales vierto alguna crítica hacia los grupos de Gobierno.'

'Señor Fajardo, en su discurso ha habido dos partes claramente diferenciadas: una parte buena y otra original. Lo que ocurre es que la parte buena no es original y la que es original no es buena. Todo lo que se ha dicho en esta tribuna y lo dicho en días previos por los responsables del Partido Socialista podría servirnos para escribir un libro que llevara por título El arte de la mentira, la tergiversación y la difamación en el ejercicio de la política, porque son ustedes unos maestros en el manejo de las técnicas del doctor Goebbels, el ministro de Propaganda del Tercer Reich, quien afirmaba: "repite una mentira cien veces y la convertirás en verdad" (Aplausos). Ustedes, haciendo uso de un descaro desconocido en la política de Canarias, siguen huyendo hacia adelante y predicando en todos los medios que les son afines que la culpa y responsabilidad por lo ocurrido en Tebeto es nuestra y, de tanto repetirlo y de hacerlo con tanto rostro, incluso algunos amigos míos llegaron a dudar. Hasta que yo les enseñé las sentencias de los tribunales, y ahí terminaron todas las dudas, ahí terminaron todas las dudas. Porque el largo dedo de la justicia apunta hacia una consejería socialista en enero de 1993, consejería en la que no sabemos quién era Alí Babá y quiénes los 40 ladrones. El largo dedo de la justicia apunta hacia una cocina en la que la señora Luengo era cocinera, chef y maestra de ceremonias simultáneamente, simultáneamente, en la que había un aprendiz que se llamaba Juan Francisco León y en la que había un consejero al que no voy a mencionar, porque ya no puede defenderse y lo más que puedo desear es que Dios lo tenga en su gloria. De las sentencias de 14 de febrero de 1998 y 352 de 2008 resulta, con toda precisión, que en aquella cocina se preparó un pastel deforme y putrefacto entre los días 8 y 28 de enero de 1993, cuando ustedes eran los responsables. Y el olor fétido del pasteleo que ustedes cocinaron ha llegado hasta la Hacienda Pública de Canarias en el año 2008 en forma de 92 millones de euros de indemnización, con sus intereses correspondientes. Ese es un dato incontestable y probado en sede judicial; lo demás son milongas, señor Fajardo. Milongas, nada más.'

'De las referidas sentencias se pueden deducir alternativamente dos sucesos distintos: bien el pastel fue cocinado con la voluntad deliberada de hacer un chanchullo o bien se debió a la incompetencia manifiesta y culposa de los gestores socialistas. Yo no descarto esto último, pero me cuesta creerlo. Me cuesta creer que se pueda ser tan burdamente incompetente para otorgar una concesión a unos propios sin previamente declarar la caducidad del permiso de investigación del que disfrutaban otros ciudadanos. En todo caso, si así ocurrió -que es lo mejor que se puede pensar de ustedes y de su conducta-, si así ocurrió, ¿qué estaba haciendo la secretaria general técnica de la consejería?: ¿estaba de vacaciones? No, porque firmó el "notifíquese" de las resoluciones. ¡Firmó el "notifíquese" de las resoluciones! Entonces, ¿no leyó lo que ordenaba notificar? Tampoco resulta creíble, en cuanto que las leyes y reglamentos le imponían la función de prestar apoyo técnico y asistencia jurídica a los demás órganos de la consejería, en este caso a la Dirección General de Industria. En estas circunstancias, ¿qué estaban haciendo?'

'Entonces, ¿cuándo nos van a explicar el porqué de la apresurada concesión a Canterías de Arucas? Todavía no lo han hecho. ¿Cuándo nos van a contar los motivos de unas prisas tan acuciantes como para olvidar que primero había que acordar la declaración de caducidad? Todavía no lo han hecho. ¿Y cuándo nos van a decir si recibieron algo a cambio y, en su caso, en qué consistió la contraprestación? Todavía no lo han hecho.'

'Señorías, yo espero que todos estos interrogantes se vayan aclarando en la comisión de investigación. Principalmente, la primera, es decir, si fue chanchullo o si fue mera incompetencia. Comisión de investigación en la que, por supuesto, la señora Luengo no estará, por aplicación de un sabio principio general del Derecho que establece que nadie puede ser juez y parte en el mismo asunto. Y la secretaria general técnica de la consejería, la secretaria general técnica de la consejería, fue parte en aquel guiso. Lo que todavía ignoramos es si echó los ingredientes dentro del caldero o se limitó a mirar para otro lado, porque lo cierto es que hasta el último funcionario de la consejería, hasta los porteros del edificio, sabían que algo turbio y apestoso estaba en el horno en enero de 1993 (Aplausos).'

'Por ello, señorías, mi grupo va a condicionar su voto en favor de la comisión de investigación al compromiso formal y expreso del Grupo Socialista de que la señora Luengo no se integrará en la misma. No se integrará en la misma, en dicha comisión. Yo les propongo ese pacto, aunque diga el refranero que con marxistas y gatos, pocos tratos. Si ustedes aceptan esa conditio sine qua non, nosotros apoyaremos la creación de la comisión de investigación, pero no en los términos en que se ha planteado por la minoría, porque en nada tiene que ver el contenido del texto que se trae a este Pleno con lo que ha dicho el señor Fajardo hoy, no en los términos planteados por la minoría. Nosotros queremos una investigación exhaustiva, completa, profunda y total de todos los procedimientos administrativos que desembocaron en las resoluciones de enero de 1993 y desde entonces hasta ahora. Investigación, pues, total y absoluta, la apoyamos nosotros, la apoyamos. Y si la minoría quiere comisión, como es minoría parlamentaria, tendrá que aceptar nuestro planteamiento, que es el planteamiento de la mayoría parlamentaria.'

'Señorías, permítanme que, aunque votemos a favor de la comisión, si se cumplen las dos condiciones que hemos planteado, aunque así sea, yo permítanme que dude de la voluntad real del Grupo Socialista de investigar todo esto desde que ellos pusieron el caldero al fuego en enero de 1993.'

'Y además tengo que decirles que yo personalmente no guardo grandes esperanzas de los resultados de los trabajos de esa comisión, y les puedo decir con toda sinceridad por qué.'

'En primer lugar, ya han transcurrido casi 16 años desde los días de autos y han fallecido personas muy importantes, cuyo testimonio hubiese sido muy relevante escuchar en esa comisión de investigación.'

'En segundo lugar, en segundo lugar, también porque hay dos sentencias de los tribunales contundentes, a las cuales nosotros vamos a poner en tela de juicio. En las sentencias de los tribunales, que todos conocemos, se dice, con toda precisión, que el desastre nace con las resoluciones de enero de 1993, nace con esas resoluciones. Si no hubiese habido resoluciones en enero de 1993, no había habido recursos posteriores, porque no había lugar a ellos y porque ocurría que no eran procedentes conforme a Derecho. Todo nace de ahí, el origen está ahí. Y además, además, dicen las sentencias que en el año 2004, cuando Luis Soria era consejero, la consejería -fundamento sexto-, la consejería hizo lo único que la ley y el propio tribunal le hubiesen permitido hacer.'

'¿Qué vamos a decir nosotros, como conclusiones de esa comisión, a esta argumentación jurídica? Pues tendríamos que traer a los tres magistrados a declarar ante la comisión de investigación, cosa que es imposible. O ustedes, si quieren hacerlo, tendrían que denunciar en la Fiscalía Anticorrupción -que tanto les gusta- a estos tres magistrados. Nosotros no vamos a denunciarles. O, por último, tendríamos que intentar construir, poniéndonos todos como auténticos Savigny, unas conclusiones jurídicas mejores que las que se contienen en esa sentencia, cosa, desde mi punto de vista, absolutamente inviable.'

'¿Pero qué sucede? Sucede que al Grupo Socialista no le gustan las conclusiones de las sentencias, principalmente de la última. ¿Por qué no le gustan? Bueno, muy fácil, no le gustan porque exculpan absolutamente al hermano de José Manuel Soria; no le gustan porque no cargan contra el tío de José Manuel Soria; no le gustan porque no cargan contra la esposa, a quien usted -señora Luengo- tuvo la osadía de nombrar ante este Pleno, tuvo la osadía de nombrar ante este Pleno, demostrando que la calumnia es la venganza de los cobardes, la calumnia es la venganza de los cobardes, y el ejercicio de esa manía persecutoria patológica que ustedes tienen contra el presidente regional del PP, como saben que no van a poder derribarlo por el caso salmón, porque el caso salmón tarde o temprano acabará en nada, a pesar de Juan Fernando, ahora intentan mancharle con unas responsabilidades inexistentes en el affaire Tebeto (Aplausos).'

'Señorías, en abril de 1993, un socialista de prestigio y de principios, François Mitterrand, presidente de la República, condenó la conducta de aquellos de sus correligionarios y de la prensa que intentaban echar a los perros el honor de un hombre honrado. A ustedes eso les da absolutamente igual, a ustedes eso les da exactamente lo mismo; ustedes practican por sistema el "difama, que algo queda", "difama, que algo queda". Y si aparece, y si aparece, otro hombre honrado y docto en la materia, y de izquierdas y socialista, como Eligio Hernández, defendiendo a los difamados, ya se encarga Juan Fernando, ya se encarga Juan Fernando, de condenarlo al ostracismo.'

'Quiero acabar mi intervención diciéndole al Grupo Socialista que se equivoca con estas tácticas, que nada va a conseguir con esta estrategia sin escrúpulos, que cuanto más use de las males artes en política, más apoyaremos a Soria. Que además se ha acreditado como un demócrata y un liberal. Tan liberal como para poner en las listas del Parlamento a un tipo como yo, que eso ya es ser liberal de "manda huevos", que diría el amigo Trillo (Aplausos).'

'(La señora Luengo Orol solicita intervenir.)'

'El señor presidente: Muchas gracias, señor Cabrera Pérez-Camacho.'

'Señora Luengo.'

'La señora Luengo Orol (Desde su escaño): Señor presidente, creo que de manera evidente y notoria he sido aludida de nuevo, yo creo que sin ninguna cortesía parlamentaria respetando ser miembro de la Mesa. Desde luego por mi grupo parlamentario ha intervenido otra persona y podían perfectamente eludir mi nombre directamente, pero con todo el respeto por supuesto. Y quiero, en la medida en que he sido aludida, responder al señor Pérez-Camacho.'

'El señor presidente: Sí, sí, señora Luengo, un momentito, por favor.'

'Señor Barragán.'

'El señor Barragán Cabrera (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.'

'Esto de que es miembro de la Mesa y no podía intervenir, nosotros hemos visto en rueda de prensa y el otro día en la comparecencia la intervención de la señora Luengo, la que llevaba la voz cantante. Pero lo que le propongo a la Mesa no es discutir ahora su derecho a la réplica, a intervenir, sino más bien que lo haga después de que yo lo haga, porque yo sí que la voy a aludir, no en una sino en 300.000 ocasiones. Entonces es preferible que haya un solo turno de alusiones.'

'Gracias.'

'El señor presidente: Gracias.'

'La señora Luengo Orol (Desde su escaño): Pues 300.000 intervendré yo, también 300.000.'

'El señor presidente: ¿Sí?, ¿sí?'

'La señora Luengo Orol (Desde su escaño): Señor presidente, ¿me da la palabra, por favor?'

'El señor presidente: ¿Sí?, perdón.'

'La señora Luengo Orol (Desde su escaño): Le he pedido la palabra, que estoy nada más...'

'El señor presidente: ¡Ah!, sí, sí. Bueno, hay una propuesta, la estaba consultado con los miembros de la Mesa.'

'La señora Luengo Orol (Desde su escaño): Con un minuto no puedo contestarle.'

'El señor presidente: Tiene usted, tiene usted el derecho a intervenir ahora, evidentemente. Lo que le íbamos a pedir desde la Mesa es que, si le parece, lo deje para el final con más tiempo, porque si va a ser aludida varias veces, pues...'

'La señora Luengo Orol (Desde su escaño): Yo, señor presidente, el orden de factores no altera el producto, pero naturalmente en un minuto difícilmente puedo contestar a las 300.000 alusiones que me dice el señor Barragán...'

'El señor presidente: Evidentemente, no, no, no...'

'La señora Luengo Orol (Desde su escaño): ...y las 400.000 en que me ha aludido el Grupo Popular.'

'El señor presidente: No. Yo, al final...'

'La señora Luengo Orol (Desde su escaño): Entonces yo preferiría, señor presidente, contestar en este caso al Grupo Popular y después contestaré...'

'El señor presidente: Bien.'

'La señora Luengo Orol (Desde su escaño): Creo que es mejor.'

'El señor presidente: No. Le iba a, en ese caso, a dar el tiempo máximo permitido, que son tres minutos, al final. Usted, pues, decida que... Lo que le estaba pidiendo es, para no romper la dinámica del debate, es que lo dejara para el final, puesto que ha dicho que tienen previstas más alusiones, ¿no?'

'La señora Luengo Orol (Desde su escaño): Yo le agradezco, señor presidente, pero prefiero intervenir ahora y después también.'

'El señor presidente: Bien. Un minuto entonces, señora Luengo.'

'La señora Luengo Orol (Desde su escaño): Un minuto.'

'Gracias, señor presidente.'

'Mire, yo le voy a contestar al señor Pérez-Camacho que yo sé hacer pasteles con materia prima, en mi casa, como buena cocinera; lo que sí sé, y le voy a decir, es que yo no soy y no sé hacer los pasteles, efectivamente, que otros sí salen en los medios de comunicación, pasteles a los que Francisca Luengo... nunca la verá en un medio de comunicación relacionada con terrenos en islas que no son las nuestras precisamente.'

'Segundo, segundo, mire, usted, que es tan propenso a las citas y a la historia, usted sabe lo de la quema del Reichstag, ¿verdad?, ¿y sabe quién lo quemó?, ¿y sabe lo que hicieron los que lo quemaron?: que la culpa era de los comunistas. Eso, solamente una mentalidad y una ideología como la que yo le acabo de mencionar, es capaz de decir, es capaz de decir lo que usted ha dicho en la tribuna hoy, en el día que acabamos... hoy día, en democracia, en este país, que la democracia le permite a usted salir ahí y decir lo que usted acaba de decir en este momento. Así que usted, como digo, que tanto conoce la historia, aplíquese lo que le digo.'

'En cuanto a los funcionarios. Usted demagógicamente ha salido en defensa de los Servicios Jurídicos, demagógicamente, porque estamos en política, este Parlamento es el templo de la política, y cuando se...'

'El señor presidente: Señora Luengo, se le había acabado su tiempo, pero además ya se estaba refiriendo a una cosa que no era una alusión personal.'

'(El señor Cabrera Pérez-Camacho solicita intervenir.)'

'Sí, señor Cabrera Pérez-Camacho, dígame. No, no, dígame a efectos de qué pide la palabra, por favor.'

'El señor Cabrera Pérez-Camacho (Desde su escaño): ...(Sin micrófono).'

'El señor presidente: Claro, ese es el inconveniente... (Rumores en la sala.) ¡No, señorías!, vamos a ver, ese es el inconveniente de las alusiones, que evidentemente ahora se producen respuestas a lo que se había aludido. Yo creo que lo que usted dijo dicho está y ella, pues, le ha dado la explicación sobre la opinión que usted tenía de... Ahora es volver a iniciar el debate, ¿no?'

'El señor Cabrera Pérez-Camacho (Desde su escaño): No, pero es que ha hecho una alusión a pasteleos, supuestamente, en los que yo he estado. Y eso, eso merece una contestación, eso merece... No se puede dejar así algo que afecta al honor de las personas. ¡No!'

'El señor presidente: Yo no lo... Mire, le aseguro...'

'El señor Cabrera Pérez-Camacho (Desde su escaño): Lo ha dicho a mí, a mí...'

'El señor presidente: Escúcheme, escúcheme, discúlpeme, señor Cabrera Pérez-Camacho. Yo no lo entendí así. Si es que es así...'

'El señor Cabrera Pérez-Camacho (Desde su escaño): Sí, claro, claro. Sí, sí, claro que fue. No, no, no... (Ante comentarios desde los escaños del Grupo Parlamentario Socialista Canario.)'

'Me lo dijo a mí, señor presidente. Señor presidente, señor presidente... me lo dijo a mí. Me lo dijo a mí, no se lo dijo a la Cámara, sino a mí.'

'Un minuto, nada más.'

'El señor presidente: Vamos a ver, señor Cabrera Pérez-Camacho, esto, la Presidencia, y usted lo entenderá, tiene que evitar que derive en una situación...'

'El señor Cabrera Pérez-Camacho (Desde su escaño): Un minuto.'

'El señor presidente: ...disparatada.'

'Escúcheme, escúcheme.'

'Se me está haciendo por parte del Grupo Parlamentario Socialista una indicación, aunque sea de una manera un poco revoltosa, pues, se me está haciendo una indicación de que el señor Pérez García había pedido la palabra por una alusión indirecta también... (Rumores en la sala).'

'Bueno, ¡pues decidan ustedes!, ¡decidan ustedes! Venga, súbanse aquí y lleven el Parlamento, para que vean lo cómodo que es y lo fácil.'

'Vamos a ver, señorías, por favor, silencio, ¡por favor, silencio! Y les pido encarecidamente la consideración a la Presidencia. Esta Presidencia saben ustedes que trata de hacerlo lo mejor posible, con los errores pero lo mejor posible, y es la Presidencia que tenemos. Si la quieren cambiar, pues, díganlo. Sí, lo dicen, que no hay problema, seguramente encontrarán más de uno que lo hace mejor que yo, pero ahora es la que hay. ¿Verdad? Bien.'

'Entonces, se me hace una indicación. Entonces, yo quiero aclararle al Grupo Parlamentario Socialista que, por lo menos, yo entiendo que al señor Pérez García no se le alude personalmente sino se alude a unas declaraciones que él dice que son de él en el periódico, pero el señor Cabrera Pérez-Camacho sí se le dice, a usted, con sus terrenos y no sé qué. Es el matiz, es el matiz.'

'Señora Luengo, por favor, yo le ruego que se siente. No se preocupe que si, acaso, la Presidencia ve si usted tiene que intervenir otra vez.'

'La señora Luengo Orol (Desde su escaño): Yo le pido también el derecho a...'

'El señor presidente: No, no, no. El señor Cabrera ha pedido la palabra. La tiene, la tiene, por medio minuto, no por uno, por medio.'

'El señor Cabrera Pérez-Camacho (Desde su escaño): Mire usted...'

'El señor presidente: Aquí lo podemos medir, señor Cabrera Pérez-Camacho.'

'El señor Cabrera Pérez-Camacho (Desde su escaño): Señor presidente.'

'Cuando veo a una persona que responde con ese talante, eso es una muestra de cómo se siente ella espiritualmente. Yo no tengo nada de lo que avergonzarme en toda mi vida. Puedo haber cometido errores, pero nunca hay nada de lo que me pueda avergonzar; ni he estado metido en casos de corrupción ni he generado pérdidas de 92 millones de euros a la Comunidad Autónoma ni he dejado un cargo público pringado. ¿Usted puede decir lo mismo, señora Luengo?'

'El señor presidente: Señora Luengo, ha sido usted aludida otra vez, ha sido aludida usted otra vez, lo que yo me temía, y sintiéndolo mucho se va a cerrar esto con esta intervención. Lo siento mucho, pero se va a terminar. Y a usted le pido que simplemente se atenga a la alusión, simplemente se atenga a la alusión.'

'Señor Cabrera Pérez-Camacho, yo entiendo que la alusión quedaba perfectamente dicha cuando dijo que no tenía nada de que arrepentirse. Eso es la alusión, para que lo entendamos todos.'

'Señora Luengo, respecto a lo que él le dijo, que más o menos es en la misma indicación, le ruego que, por 30 segundos también, termine esta intervención.'

'La señora Luengo Orol (Desde su escaño): Mire, no solamente tengo la conciencia tranquila: me avergüenza que diputados de esta Cámara, leyendo hechos probados y juzgados, los tergiversen como hizo, hicieron los nazis con el Reichstag, que de todos es conocido, lo quemaron ellos y dijeron que eran los comunistas.'

'Muchas gracias.'

'El señor presidente: Bien.'

'Señor Barragán Cabrera, en representación del Grupo de Coalición Canaria, para compartir el turno en contra de la iniciativa.'

'El señor Barragán Cabrera: No hay turno en contra. Estamos fijando posiciones. No hemos intervenido en turno en contra.'

'El señor presidente: Turno de fijación de posiciones, efectivamente.'

'El señor Barragán Cabrera: Sí, gracias, señor presidente.'

'Efectivamente, no hay turno en contra, ni el Partido Popular lo ha hecho ni yo tampoco, estamos fijando la posición de los grupos a espera de que, efectivamente, se puedan resolver algunas de las cuestiones planteadas.'

'Pero, señorías, ¿quiere el Partido Socialista realmente esclarecer algo hoy? ¿Quiere encontrarse una responsabilidad política, si se confirma la sentencia condenatoria a la Comunidad Autónoma, con una indemnización de más de 92 millones de euros? ¿Hay realmente un caso de corrupción? ¿Hay indicios para pensar seriamente en ello? Y si es así, ¿en qué momento existe esa intención?: ¿en 1993, cuando en el expediente doña Francisca Luengo era secretaria general técnica, o en el 2004, cuando la consejería estaba dirigida por don Luis Soria? ¿Por qué el Grupo Parlamentario Socialista, el PSOE español, deja que una persona implicada en un expediente administrativo como el que hoy tratamos intente, en una huida hacia adelante, traspasar su responsabilidad a otros, como intentaré demostrar a lo largo de mi intervención? ¿Por qué el Partido Socialista, si realmente quiere investigar, ha tenido de portavoz -no ahora, lo cual le agradecemos, que no lo hicieran el otro día, pero lo hicieran hoy, no ahora, sino durante todos estos meses- a la señora Luengo, a la propia señora Luengo, del caso Luengo? ¿Hay algún acto administrativo, que no conste en los expedientes judiciales, que tenga que ser investigado, que pueda arrojar nueva luz sobre este asunto? ¿Hay algún argumento jurídico no utilizado por la Comunidad Autónoma?'

'Voy a razonar los tres momentos trascendentales que, en opinión de mi grupo, tiene este expediente. Primero, el origen de todos los males, año 1993, y voy a citar la misma sentencia, creo que estamos leyendo la misma sentencia, cuando se hace referencia a que en la sentencia nada dice del año 1993. Me estoy refiriendo a la sentencia 352 del 2008. Dice el fundamento de derecho primero: "cierto es que dicha resolución es posterior -refiriéndose a la concesión de la explotación minera- a la autorización como si en nada afectara a esta, pero también lo es que todas las referencias qu e se hacen a la caducidad del expediente Chantal están ligadas a la fecha 28 de enero de 1993".'

'Dice también el fundamento sexto: "también en la ejecución de nuestra sentencia, la Dirección General de Industria y Energía comunicó a Cabo Verde -el 24 de noviembre del 2003- la continuación del expediente Carmen, que ilegalmente se había archivado en 1993".'

'Y, por último, en esa misma disposición dice: "en definitiva, no cabe duda de que la resolución que ordenó reanudar el expediente solo podría conducir a otra que concediera el permiso, puesto que los requisitos para obtener ese título de concesión reglada estaban cumplidos con anterioridad".'

'Esto es lo que dice la sentencia. Entonces, dentro de un orden legal, era estrictamente procedente la concesión de la explotación y, sin duda, fue por eso por lo que la Administración la dio. Esto es lo que dice esa sentencia.'

'Y en ese origen de todos los males de los que estamos hablando, como dice la sentencia, debemos trasladarnos a enero y febrero de 1993, a las decisiones del departamento de Industria. Por una parte, la decisión de caducar un permiso de investigación a Cabo Verde; por otra, la concesión de una autorización de explotación de traquita, como Sección A), en la Ley de Minas, cuando los derechos de Cabo Verde no habían sido extinguidos; y, tres, la convocatoria de un concurso público basado en la caducidad del permiso de investigación Chantal de Canteras Cabo Verde, al que haré referencia posteriormente.'

'Segundo, el cumplimiento de la sentencia 586 del Tribunal Superior de Justicia de Canarias por parte de la Administración autonómica. Esta sentencia anula la asignación del permiso de explotación a Canterías de Arucas, anula también la caducidad del permiso de investigación Chantal y obliga al Gobierno a que retrotraiga el expediente iniciado por Canteras Cabo Verde al momento procedimental en el que se encontraba en 2003, para que, si cumple con el procedimiento reglado de la Ley de Minas, pueda ser objeto de una concesión de explotación de las previstas para productos de la Sección C), todo ello sin perjuicio de obtener otras licencias y permisos oportunos que corresponde otorgar a otras administraciones.'

'Y el tercer punto es si ha sido correcta la actuación de la Administración autonómica ante la demanda de Canteras Cabo Verde de solicitar responsabilidad patrimonial por imposibilidad de ejercer o de ejercitar su permiso de explotación, que a la vista de los hechos debería haber obtenido en 1993 y obtuvo, finalmente, en el 2004; o por el contrario, hay indicios, como apunta, a un presunto caso de corrupción, como nos ha señalado en los medios de comunicación y en esta tribuna la señora Luengo, que ya da nombre a este caso por su implicación en los hechos de 1993.'

'Como decía, el origen. Ya hice un relato de los antecedentes desde 1988 al 93 en la intervención que realicé en el Pleno de noviembre pasado, como consecuencia de la comparecencia que había solicitado el Grupo Parlamentario Popular. Señorías, en 1993 el consejero de Industria, Comercio y Consumo emite una resolución, el 21 de enero, declarando la caducidad del permiso de investigación Chantal 23, perteneciente a Canteras Cabo Verde, en la Montañeta de Tebeto, en Fuerteventura, con la cual pretendía anular el derecho que tenía Cabo Verde a solicitar una concesión minera derivada de dicho permiso de investigación, para declarar francos y después registrables, una parte de las cuadrículas mineras del permiso de investigación Chantal. Unos once días antes, el director general de Industria y Energía, el señor León, concede un permiso de explotación minera a Canterías de Arucas, antes de que los terrenos fuesen declarados francos, y de forma directa y sin realizar el concurso al que obliga la Ley de Minas. En estos casos, además, ese permiso se daba hasta que se convocara el concurso en el Boletín Oficial. Es decir, en enero la Administración da un permiso a Canterías de Arucas, ¿y saben cuándo se saca el concurso? -para que ustedes vayan entendiendo la trama-: el concurso se firma el 3 de febrero, por el director general, y se publica en marzo. Una concesión minera que se da el 8 de enero, para que, como dice la concesión, hasta que se publique en el Boletín Oficial de Canarias el concurso. ¿Para veinte y pico días daban ustedes una licencia?'

'Pregúntense ustedes, señorías, para qué se da una concesión minera a Canterías de Arucas en enero, condicionada, como estoy diciendo, a la publicación del concurso. ¿Qué pasó, señorías? ¿Qué ocurrió en aquellas fechas para cometer esos errores de bulto?'

'Y no solo ese, señorías, la decisión del 21 de enero de 1993, con el conocimiento de la secretaria general técnica, doña Francisca Luengo, para declarar la caducidad del permiso de investigación Chantal 23 a Cabo Verde, también se hizo contraria a la reglamentación de Minas. ¿Cómo se le escapó a la secretaria general técnica -y después explicaré por qué tiene esa responsabilidad- una parte del artículo 108 del Reglamento General de Régimen de Minas, que decía, aparte de lo que dice la sentencia: no se puede quitar esa caducidad de un permiso de investigación, a no ser que dentro de dicho plazo se haya solicitado la concesión de explotación derivada, en cuyo supuesto quedará automáticamente prorrogado el permiso, la resolución del expediente de concesión. Es decir, exactamente la situación jurídica y administrativa en la que se encontraba Canteras Cabo Verde en relación a sus derechos reconocidos en la Ley de Minas y que así han reconocido los tribunales.'

'Y dirán ustedes: ¿pero por qué presupongo que la señora Luengo participó en los hechos?, ¿por qué? Señorías, la señora Luengo, en esa huida hacia adelante, comentaba a finales del año pasado, en una entrevista en 7.7 Radio, a una pregunta sobre su papel en el propio asunto Luengo, en su calidad de secretaria general técnica, lo siguiente -y cito textualmente-: "un secretario general técnico es materialmente imposible que decida ningún asunto de ámbito de más, o de Industria, ni informa de nada; tiene unas competencias completamente distintas, que están en el ámbito presupuestario, en el ámbito del personal y en el ámbito... Y de modo alguno informa de nada. Si hay alguna duda jurídica, se remite a los Servicios Jurídicos". Y dice más: "el secretario general técnico de lo que hace una dirección general nunca se entera, en absoluto. Yo soy, la secretaria general técnica en aquel momento, como un bedel que podía pasar por allí en ese momento". Es decir, en la consejería, en sus propias palabras, en aquel momento, la señora Luengo era como un bedel, que podía pasar por allí en ese momento. Simplemente mintió en esa entrevista.'

'Al margen de que hoy las secretarías generales técnicas informan por escrito y verbalmente de múltiples solicitudes que se les hacen desde los responsables del departamento, en este mismo punto hay informes de la secretaría general técnica, en épocas más recientes, en el caso que nos ocupa tendríamos que buscar la fuente: el Decreto 251/91, que aprueba el reglamento orgánico de esa consejería. Y ese reglamento, en su artículo 17.1, le atribuye a la secretaría general técnica las funciones del artículo 15 de otro decreto, el 212/91. Y ese artículo dice: "los secretarios generales técnicos, en el área de actividad que tienen encomendada, instruyen y formulan las propuestas de resolución en aquellos procedimientos que deba resolver el consejero".'

'Esto es lo que estaba en vigor en esas fechas. Por lo tanto, estamos ante un cargo que, al margen de otras funciones, instruye y formula las propuestas de resolución en aquellos procedimientos que deba resolver un consejero.'

'Pero la señora Luengo insiste en que era como un bedel que pasaba por allí, en sus propias palabras, pero da la casualidad de que la comunicación de esa orden a Cabo Verde, a la empresa Cabo Verde -ese documento que dice que no existe, salvo que le hayan robado el sello, que será lo que nos digan ahora-, tiene la firma de comunicación de la señora Luengo Orol, la secretaria general técnica (Aplausos). Es la orden -por si la quieren buscar, aunque sé que la tienen- de 28 de enero de 1993.'

'También otorgaba el reglamento orgánico, por si fuera poco, de la Consejería de Industria, Comercio y Consumo en 1993 a la señora Luengo, en su calidad de secretaria general técnica, concretamente el artículo 15.5, "a prestar apoyo y asistencia técnica a los órganos superiores del departamento y, en tal sentido, desempeña las siguientes..."; y entre ellas está la del apartado d): "realizar informes, estudios y proyectos". Y la señora Luengo era "una simple bedel que pasaba por allí".'

'Y, por último -y por si fuera poco-, el artículo 17.2 de ese reglamento orgánico le daba competencias en asesoría jurídica, técnica y administrativa de los servicios centrales de la consejería, sin perjuicio de la Dirección General del Servicio Jurídico.'

'Señorías, mintió la señora Luengo a 7.7 Radio, transmitió sus mentiras a todos los radioyentes de ese día y ha mentido cada vez que ha negado su participación en los hechos que hoy tratamos y en su capacidad de asesorar, que no necesariamente tenía que sustentarse por escrito, aunque eso ya lo veremos.'

'Por lo tanto, dos cuestiones cabe pensar. Por una parte, una cadena de errores administrativos, ante la chapuza de la participación de la señora Luengo, errores que pueden terminar, en su periplo judicial final, en un pago millonario por responsabilidad patrimonial; o si me apunto al carro socialista, es decir, me apunto al carro ese que sacaron en la pasada legislatura, el señor Juan Fernando López Aguilar, el derecho de sospecha, no la verdad, sino el derecho de sospecha, también podría ser, la señora Luengo, en apariencia inocente, presuntamente actuaba como testaferro de alguien del PSOE -acuérdense, señorías, que en esas fechas fue el boom de los casos de corrupción en toda España, condenados en firme, del Partido Socialista-.'

'Y siguiendo con esa línea, esta segunda cuestión, tiene algunos indicios en los procedimientos administrativos que he relatado: ¿o se pretendía chantajear a Cabo Verde, en un proceso de recursos posteriores para conseguir algo a cambio, o se pretendía obtener algún beneficio en facilitar a Canterías de Arucas o a otra empresa en el concurso? Yo no lo pienso, señorías, yo creo que en realidad estamos ante un cúmulo de actuaciones y errores. Yo no voy a hacer de la sospecha un beneficio en estos momentos.'

'Ahora entro, señorías, en la segunda cuestión, la anulación de la concesión minera a Canterías de Arucas y la obligación de retrotraer el expediente, junto a otras también adoptadas posteriormente por un Gobierno de Coalición Canaria como consecuencia del mantenimiento de estas que acabo de mencionar. Retomado el expediente que la señora Luengo y su equipo interrumpió ilegalmente en el momento en que se encontraba en enero del 93 -les acabo de recordar textualmente la cita que hace a esa referencia de ilegalidad el Tribunal Superior de Justicia de Canarias-, este ha desembocado, en 2004, en una concesión minera con arreglo a la legislación minera y ajustada a la realidad de 1993, porque así lo demandaba el Tribunal Supremo. No estamos, señorías, ante un derecho nuevo nacido en 2004, ante una petición nueva. Estamos ante una sentencia que obliga a retrotraer el expediente a la situación originaria de 1993, no a que se le conceda ese derecho de iniciar un expediente de concesión de una explotación minera a partir de la sentencia que adquiere firmeza. No es un expediente nuevo, es un expediente que está inconcluso en 1993.'

'Pero cabe preguntarse -como hace la señora Luengo, aunque esta no reconoce su fracaso en 1993 y quiere ver castillos de corrupción en 2004-, cabe preguntarse -decía- si la continuidad del expediente de concesión directa, derivada de una explotación minera, a Canteras Cabo Verde, como consecuencia de su derecho basado en el permiso de investigación Chantal, se ha hecho correctamente, ajustado al procedimiento reglado que determina la legislación minera y teniendo en cuenta los parámetros existentes en 1993. Así lo considera la Sección Segunda de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, en su auto judicial del 2 de mayo, donde acuerda: "no haber lugar a declarar la imposibilidad legal de ejecutar la sentencia 586, de fecha 14 de febrero de 1998, por haberse cumplido en todos sus términos" (Se enciende la luz roja en la tribuna de oradores).'

'Y en la acusación de la señora Luengo argumentaba que retrotraer el expediente por mandato del Tribunal Superior de Justicia de Canarias había sido un acto forzado e intenta situar aquí el inicio de la corrupción de este caso, en el que mete a toda la familia del señor José Manuel Soria. Decía en el Pleno de esta Cámara, de noviembre del 2008, hace poquito, para apoyar esa tesis, refiriéndose a la actuación de don Luis Soria: "yo te concedo algo prohibido, tú me reclamas daños y perjuicios y yo te los concedo y, si nos pillan, le echamos la culpa al Partido Socialista". La señora Luengo ya nos demostró el desprecio que siente por los procedimientos administrativos, en su participación, cuando intentó ayudar al consejero de Industria en 1993, en el que incluso hace referencia, como decía, al artículo 108, salvo que efectivamente se apuntara, en ese derecho de sospecha que ustedes dan a todo lo que les cae en las manos, que haya otros objetivos inconfesables detrás de la trastienda del puesto de la secretaria general técnica en 1993.'

'En este caso, las actuaciones se han ajustado a derecho, como podemos ver en el expediente, y son los Servicios Jurídicos centrales del Gobierno de Canarias los que orientan a la Consejería de Industria cómo tiene que articular el cumplimiento de la sentencia 585 de 1998. Nadie más ha participado.'

'Y, por último -y termino-, la tercera cuestión: la posible responsabilidad patrimonial y la cuantía del mismo. Acción que se mezcla necesariamente con estas dos que he dicho. Señorías, el 16 de agosto de 2006, cuando Canteras Cabo Verde presenta reclamación contra la Comunidad Autónoma por indemnización y daños y perjuicios, por más de 104 millones de euros en concepto de lucro cesante, aportando un estudio de valoración que ya se ha citado por aquí, realizado por la firma Consulting de Tasaciones, se ha argumentado falsamente, una vez más, que, frente a este acto, la Comunidad Autónoma no hizo nada. Al margen del procedimiento administrativo y jurídico que consta en el expediente, donde destaca un informe de los Servicios Jurídicos del Gobierno y el dictamen 326 del Consejo Consultivo de Canarias del 2007, hago referencia explícita al informe, de noviembre del 2006 -que se ha obviado, evidentemente, por interés de la intervención del Partido Socialista-, del Servicio de Minas, donde se aportan otras observaciones y valoraciones sobre el informe pericial aportado por Canteras Cabo Verde, y que constan en el sumario, para cuantificar su reclamación. Tal es así que debió preocupar mucho este informe a Canteras Cabo Verde, como se recoge y se detalla en la sentencia, porque en enero del 2007, en su trámite de audiencia, se apresuró a rechazar dos de las tres hipótesis que apunta el informe del Servicio de Minas.'

'Por otra parte...'

'El señor presidente: Señor Barragán, vaya terminando, por favor.'

'El señor Barragán Cabrera: Voy terminando, pero he visto que ha sido muy generoso con los tiempos de todo el mundo.'

'El señor presidente: Mire, señor Barragán, ¡por favor!, estamos midiendo aquí a las personas con los mismos criterios. Vamos, me parece que ya deben saber que aquí...'

'El señor Barragán Cabrera: Yo, si quiere, me bajo y termino la intervención.'

'El señor presidente: ...hay una persona seria. Se le avisó al señor Fajardo a los tres minutos y se le dieron otros tres más. Yo le digo a usted que vaya terminando, no le he cortado.'

'El señor Barragán Cabrera: Gracias, señor presidente.'

'El señor presidente: No hay necesidad, señorías, de estar interpretando permanentemente las decisiones de la Presidencia, que creo que tratan de ser lo más justas posibles.'

'El señor Barragán Cabrera: Gracias, señor presidente.'

'El señor presidente: Insisto, el tiempo, las cosas son iguales para todos. Creo yo que estamos de acuerdo en eso, ¿no? Porque...'

'El señor Barragán Cabrera: Gracias, señor presidente...'

'El señor presidente: ...ante todo, somos diputados.'

'Tiene usted un par de minutos más.'

'El señor Barragán Cabrera: Gracias, señor presidente.'

'Continúo e intento terminar rápidamente.'

'Por otra parte, el Gobierno ha sostenido siempre que este hecho, retrotraer el expediente, resolver lo que proceda en este caso, autorizar la concesión minera, cumpliendo los requisitos exigibles, no genera por sí solo el derecho de responsabilidad patrimonial. Y además ha argumentado, en su valor, el Decreto legislativo 1/2000, del 8 de mayo, por el que se aprueba el texto refundido de las Leyes de Ordenación del Territorio y de Espacios Naturales de Canarias, concretamente el artículo 4.2, donde se dice que la aprobación de ninguna ordenación urbanística genera derechos indemnizatorios, y me refiero con esto al Plan Insular de Fuerteventura, que se introduce en medio de todo esto.'

'Apunta la señora Luengo, que es quien ha sostenido el discurso del PSOE en este asunto, que el error de la Comunidad está en que no hizo un informe -ahora lo acaba de corroborar de nuevo el portavoz Fajardo- para contrarrestar el informe pericial de Cabo Verde y negociar otra cantidad por responsabilidad patrimonial. Antes que nada, aclarar que don Luis Soria deja de ser consejero del Gobierno el 16 de mayo de 2005 y que la petición de responsabilidad patrimonial de Canteras Cabo Verde, como recordarán antes, fue el 16 de agosto de 2006. Es decir, ya hacía un año y cuatro meses que don Luis Soria no estaba en la consejería.'

'Señorías, antes nombraba dos documentos: el documento de los Servicios Jurídicos y el dictamen del Consejo Consultivo. Ambos sirvieron de base para la redacción de la Orden 42, de 2007, de la Consejería de Industria, Comercio y Nuevas Tecnologías, del 9 de agosto, que no le daba el derecho indemnizatorio que pretendía Cabo Verde.'

'Imaginemos ahora una cuestión -y voy terminando, señor presidente, muchas gracias-. Imaginen ustedes que con el informe del dictamen del Consejo Consultivo, que dice que no tiene derecho a indemnizar, y el informe del Servicio Jurídico dice que no tiene derecho a indemnizar, la consejera de turno dice, "pues, yo sí creo que tiene derecho a indemnizar y voy a presentar un informe para contravenir este", y lo presenta, y dice que a lo mejor, en vez de unos 90, son 40 millones de euros: ahora mismo estaríamos aquí diciendo que "cómo es posible que con esos dos informes ustedes se hayan atrevido a tal". Entonces sí tendría usted razón. Habríamos puesto 40 millones cuando la consejería está diciendo que no tiene que ponerlo sobre la mesa y estaríamos negociando un dinero con dos informes en contra.'

'Señoría, yo creo que, y termino con un texto también que hace el informe pericial o lo que dice el tribunal sobre ese informe pericial -que también se ha puesto en cuestión por la señora Luengo-: "este informe hace gala de una coherencia, solidez y exhaustividad tales que en su contenido convenció cabalmente a esta sala, teniendo por cierta su integridad con el pleno alcance probatorio"; o: "del excelente informe pericial obrante en el expediente"; o: "por esa misma consistencia y fuerza de convicción, este tribunal no solo nada puede oponer atendiendo a los elementos de juicio que están a su disposición sino, por el contrario, le presta, de manera expresa, salvo matices, su absoluta conformidad".'

'Señoría, si se quiere abrir una comisión de investigación, ábrase, pero con el relato que he realizado hay materia suficiente para sustentar que esa investigación se inicie en el origen del problema y no solo en la parte que le conviene al discurso socialista. Por lo tanto, debe incorporarse al objeto de esta comisión no solo la pretendida por el Grupo Parlamentario Socialista... Y no me hable de sus declaraciones, porque cuando nosotros salimos en rueda de prensa el 26 de noviembre diciendo que si se ampliaba el discurso, el objetivo de la comisión -la señora María Australia y yo-, después de presentar ustedes la propuesta de comisión, cuando salimos, automáticamente salió su portavoz y dice, "no, y hasta la Guerra Civil si hace falta", pero cuando materializamos el escrito para poner eso, dice, "no, eso no conviene ahora para hacerlo por escrito" (Aplausos).'

'Por una parte, señorías, termino -ahora sí de verdad termino, señor presidente, me queda un folio-... Por último, quiero decir lo siguiente. Ya he dicho que no debe plantearse o debe plantearse hasta el año 93 y, por último, reconocer también el difícil papel que tiene el Grupo Socialista en esta cuestión. Por una parte, una diputada de su grupo, la señora Luengo, que recoge el testigo de su secretario general y se lanza con la espada en la mano a practicar el derecho de sospecha, pero he aquí que en 1993 esta diputada fue secretaria general técnica de la Consejería de Industria y que, a la vista de lo que he relatado, hay suficientes indicios para que la investigación tenga alcance desde ese año y también en su persona; es decir, la que quería investigar debe ser una de las investigadas.'

'Ya sé que la señora Luengo es miembro de los órganos federales del PSOE a nivel de España y se sienta donde mismo se sienta Zapatero, ya sé que es una delfina de Juan Fernando López Aguilar y que les puede incomodar que en el proceso de investigación los abanderados de la corrupción, del derecho a la sospecha, salgan tocados, pero son ustedes los que han situado este debate en estos términos.'

'Así que nos sumamos también a la petición hecha por el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista de que, aunque no existe la fuerza jurídica para decirles a ustedes quiénes deben participar en la comisión, les pido el convencimiento moral, como han hecho hoy poniendo otro portavoz, aunque no se ha podido resistir y por alusiones de secretaria general técnica esté interviniendo permanentemente la señora Luengo, pero, como han hecho hoy, busquen a otras personas, porque la señora Luengo, en caso de que prospere la comisión -y espero que se una a esta propuesta, y ya veo que estamos todos de acuerdo-, que si prospera la comisión, va a ser llamada, no una, sino más de una vez.'

'Gracias.'

'(La señora Luengo Orol solicita intervenir.)'

'El señor presidente: Muchas gracias, señor Barragán Cabrera.'

'Señora Luengo.'

'La señora Luengo Orol (Desde su escaño): Señor presidente, pido la palabra, en este caso no por alusiones, sino por un caso muy grave en una democracia y en este Parlamento.'

'El señor diputado que acaba de...'

'El señor presidente: Sí. Señora, señora Luengo, entiendo, efectivamente, que ha sido aludida en varias ocasiones. Habíamos hablado aquí de que tenga usted el turno máximo posible, puesto que fuera del Reglamento no puede intervenir, que son tres minutos.'

'La señora Luengo Orol (Desde su escaño): Gracias. Muchas gracias...'

'La señora Navarro de Paz (Desde su escaño): Presidente...'

'No, no, evidentemente, es que nos entendemos entonces perjudicados, señor presidente. La señora Luengo ha pedido la anterior intervención por alusiones y la Presidencia lo ha entendido correcto, pero estamos entendiendo que usted ahora permite que la diputada intervenga como si fuese parte más de este debate. ¡No!, a la señora Luengo se le nombra porque es parte responsable de este debate y, por lo tanto, desde nuestro punto de vista, no cabría ni siquiera el turno de alusiones.'

'El señor presidente: Señora...'

'La señora Navarro de Paz (Desde su escaño): Perdón, presidente...'

'El señor presidente: Señora Navarro de Paz...'

'La señora Navarro de Paz (Desde su escaño): ...pero si se le da la palabra a ella...'

'El señor presidente: ...mire usted...'

'La señora Navarro de Paz (Desde su escaño): ... nosotros nos sentimos en el justo derecho de pedirla.'

'El señor presidente: Señora Navarro de Paz, yo le he pedido, y usted es una persona que colabora estupendamente con nosotros...'

'La señora Navarro de Paz (Desde su escaño): Sí, perfectamente, presidente.'

'El señor presidente: ... y le he pedido, usted ha empezado a hablar sin que le diera la palabra.'

'La señora Navarro de Paz (Desde su escaño): ¡Perdón, presidente!'

'El señor presidente: ¿De acuerdo? Entonces aquí estamos todos perdiendo los papeles. Entonces la Mesa interpreta que en este caso, porque ha sido reiteradamente aludida, darle el tiempo máximo por alusiones. Si ella se refiere a algo que no son alusiones, tendríamos que intervenir nosotros. ¿De acuerdo?'

'La señora Navarro de Paz (Desde su escaño): Muy bien. Gracias por la aclaración.'

'El señor presidente: Muy bien. Gracias, muchas gracias, de verdad.'

'Señora Luengo, aténgase a las alusiones y no empecemos a hacer otras interpretaciones, que pueden ser mal entendidas. Usted hoy aquí no tiene derecho sino a las alusiones. De acuerdo. Gracias.'

'La señora Luengo Orol (Desde su escaño): Gracias, presidente.'

'¿Mayor alusión que la manipulación torticera, impresentable democráticamente, que acaba de hacer el interviniente por Coalición Canaria? Le pido que el documento que dice que he firmado, que es una orden del consejero ya fallecido, donde la secretaria general técnica solo pone "Notifíquese" al acto firmado por el señor consejero, y este señor ha manipulado en un Parlamento democrático diciendo que esa orden la ha firmado la secretaria general técnica, requiero, requiero que ese documento lo reparta a los miembros de esta Cámara si quiere salir con un mínimo de dignidad democrática, como parlamentario en el siglo XXI, que no viene al Parlamento a mentir, a manipular y a mancillar el honor de las personas. Si esa manipulación, como ha hecho, es capaz, ha sido capaz un diputado en esta democracia de decirlo a los 60 diputados, ¿qué credibilidad puede pedir de la ciudadanía y de esta Cámara hoy en toda su intervención? Toda su intervención es una pura manipulación...'

'El señor presidente: Sintiéndolo mucho, señora Luengo, no puede hacer más que caso a la alusión. Entonces ya en los supuestos de por qué lo hace o por qué no lo hace, no, usted ha aludido a la alusión y que le ha pedido que se aclare.'

'La señora Luengo Orol (Desde su escaño): Iba a terminar en dos...'

'El señor presidente: Bien.'

'La señora Luengo Orol (Desde su escaño): ...en medio segundo.'

'El señor presidente: Sí, sí, tiene usted.'

'La señora Luengo Orol (Desde su escaño): Le digo la manipulación total porque, si la hace del documento, la ha hecho de la sentencia. En la sentencia -todos los ciudadanos de Canarias la pueden ver en Internet y todos los diputados de buena fe-, la secretaria general técnica, Francisca Luengo Orol, no aparece mencionada ni una sola vez, ni su nombre ni ningún acto dictado por ella. En cambio, las personas que él dice que yo cité aquí, ¡todas!, con nombres y apellidos, aparecen mencionadas en la sentencia. Y la sentencia, señor Barragán, si usted cree en democracia y desde luego en el poder judicial... (Aplausos.)'

'(El señor Barragán Cabrera solicita intervenir.)'

'El señor presidente: Sí, señora Luengo, efectivamente ya estaba entrando en un terreno que no era la alusión.'

'Yo entiendo... -señor Barragán, un momentito, por favor-, yo entiendo que lo que la señora Luengo -para que usted pueda intervenir- le ha pedido es que aclare la firma del documento (Asentimiento del señor Barragán Cabrera).'

'Muy bien. Tiene un minuto.'

'El señor Barragán Cabrera (Desde su escaño): Sí. Gracias.'

'No solamente eso sino me ha acusado poco menos que de ser el sinvergüenza mayor de esta Cámara, en sus palabras. Mire, no sé dónde está porque está corriendo por fuera, por el pasillo... (La señora Luengo Orol abandona el escaño para regresar a su puesto en la Mesa.) Vamos a ver, yo quiero dejarle una cosa clara: a mí no me van a sorprender las lágrimas de cocodrilo...'

'El señor presidente: Señor, señor Barragán, espere, porque aquí vamos a tener todos que... Efectivamente, vamos a tener todos que ir aprendiendo el Reglamento. Hasta que no acabe el asunto, señora Luengo, debe permanecer en el escaño.'

'El señor Barragán Cabrera (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.'

'A mí no me van a sorprender sus lágrimas de cocodrilo: usted se metió aquí, usted sabe dónde se está metiendo. Y si en algún momento dije que la orden la firmó usted, ¿no?, como en el resto de mi intervención está claro que la orden la firma el consejero, y está en la sentencia, está claro: usted, efectivamente, firmó el "Notifíquese". ¡Como la bedel que pasaba por allí y no sabía absolutamente de nada!'

'Pero le vuelvo a insistir en una cosa: usted asesoró esta orden, y eso sí se lo voy a mantener: usted asesoró esta orden y sabía de toda esa trama.'

'Y le voy a decir otra cosa más, que antes lo puse en el orden de la sospecha: usted seguramente era la testaferro del Partido Socialista en esa fecha y en esa consejería.'

'Gracias.'

'La señora Luengo Orol (Desde su escaño): Señor presidente, ¿me permite por alusión a esta última, alusión tan grave, de testaferro?'

'El señor presidente: ¿Cuál es la alusión? Yo no la he visto.'

'La señora Luengo Orol (Desde su escaño): Que me ha llamado testaferro. Una testaferro... (Rumores en la sala.) Sí, sí, una testaferro y mentirosa. Sí, sí, sí, sí, ¡hombre!, sí.'

'El señor presidente: Espere, espere...'

'La señora Luengo Orol (Desde su escaño): Sí, ¡hombre!, sí. ¡Hombre...!'

'El señor presidente: Espere.'

'El señor Barragán Cabrera (Desde su escaño): Señor presidente, se lo he repetido, ya lo he dicho, ha tenido un turno de alusiones, ya se lo he dicho anteriormente en la intervención, que es una testaferro del Partido Socialista en esa fecha.'

'El señor presidente: No, vamos a...'

'El señor Trujillo Oramas (Desde su escaño): Sí, ¿señor presidente...?'

'El señor presidente: Sí, señor Trujillo.'

'Siéntese, por favor, señora Luengo.'

'El señor Trujillo Oramas (Desde su escaño): Sí, señor presidente, hasta ahora hemos ido escuchando...'

'El señor presidente: Señora Luengo, señora Luengo, por favor, yo le ruego que se siente.'

'El señor Trujillo Oramas (Desde su escaño): ...hemos ido escuchando... Le pido la palabra por el artículo...'

'El señor presidente: No, un momento, un momento, un momento. Siéntese...'

'El señor Trujillo Oramas (Desde su escaño): Hasta ahora...'

'El señor presidente: ...siéntese, siéntese.'

'El señor Trujillo Oramas (Desde su escaño): Le pido la palabra por el artículo 78.3 del Reglamento, "afectar al decoro de un grupo parlamentario", etcétera, etcétera.'

'El señor presidente: ¿78.6?'

'El señor Trujillo Oramas (Desde su escaño): 3.'

'El señor presidente: 3. ¿Usted cree, señor Trujillo, que ha habido...?'

'El señor Trujillo Oramas (Desde su escaño): Señor presidente, vamos a ver una cosa, cuando...'

'El señor presidente: Dígame, dígame lo...'

'El señor Trujillo Oramas (Desde su escaño): ¡No, no, digo...'

'El señor presidente: ...que usted entendió.'

'El señor Trujillo Oramas (Desde su escaño): Si a usted le parece que Alí Babá y los cuarenta ladrones, testaferro de no se sabe qué y ayer alguien, en un contencioso-administrativo, porque alguien nombró que aquello era una trama...'

'El señor presidente: Señor Trujillo, de acuerdo. Tiene usted...'

'El señor Trujillo Oramas (Desde su escaño): Me parece más que sobrado.'

'El señor presidente: Tiene dos minutos...'

'El señor Trujillo Oramas (Desde su escaño): Tengo...'

'El señor presidente: ...pero yo le pediría...'

'El señor Trujillo Oramas (Desde su escaño): Yo procuro ser...'

'El señor presidente: ...yo le pediría aclarar la petición de palabra de la señora Luengo, que la tenemos por medio, y después, si le parece, a usted...'

'El señor Trujillo Oramas (Desde su escaño): Venga, muy bien. De acuerdo.'

'El señor presidente: Bien, sí. Vamos a ver, la señora Luengo ha pedido la palabra por una alusión, que es verdad que el señor Barragán ya la había dicho y ella tuvo un turno, lo que se alega es que tuvo un turno de intervención por alusiones, y la realidad es que tuvo varias alusiones y a esa no le contestó. Vamos a darle 30 segundos para esa alusión (Rumores en la sala).'

'Entiendo que las alusiones, entiendo que... (Prosiguen los rumores en la sala). Señorías, yo les agradezco que, saben que no es sencillo estar aquí y lo complicado que es, pero los derechos de los diputados tenemos que respetarlos todos. Entonces, a esa alusión, ella no respondió. Procure, en los 30 segundos, contestar a todas las que le quedaban, si es que le quedaba alguna más, para no estar, porque en eso sí tienen razón, que no se pueden estar dando permanentemente turnos por alusión.'

'Señora Luengo, 30 segundos.'

'La señora Luengo Orol (Desde su escaño): Mire, señor presidente, yo quisiera que constara en acta el documento que ha citado el señor Barragán, que se adjunte a esta Cámara.'

'El señor presidente: Bien. ¿Eso era la alusión que usted...?'

'La señora Luengo Orol (Desde su escaño): La orden que dice que yo he firmado...'

'El señor presidente: Sí, bien...'

'La señora Luengo Orol (Desde su escaño): ...que la adjunte a esta Cámara, que ya esta diputada se encargará...'

'El señor presidente: Sí. No, no, bien...'

'La señora Luengo Orol (Desde su escaño): ...de distribuirla, para ver...'

'El señor presidente: Yo entiendo lo...'

'La señora Luengo Orol (Desde su escaño): ...la calaña del señor, la calaña... (Rumores en la sala.) Sí, igual que testaferro: ¡calaña!...'

'El señor presidente: Esto, evidentemente, señorías, esto no puede, no puede derivar en un patio de colegio.'

'Tiene derecho a que figure en el acta, pero el señor Barragán, públicamente, ha reconocido que no la firmó usted sino el consejero, y que usted le daba traslado (Rumores en la sala).'

'No, no, no... Yo comprendo la sensibilización que puede haber, cuando un asunto, una persona, está implicada en los debates.'

'Entonces, a mí me parece, personalmente, que la aclaración que ha hecho el señor Barragán queda muy claro que la orden no la firmó la señora Luengo y que la señora Luengo tiene una firma de dar traslado a, y eso ha quedado muy claro. Si a pesar de eso, usted quiere que figure en el acta, tiene su derecho. Punto.'

'Bien...'

'El señor Barragán Cabrera (Desde su escaño): Señor presidente, antes de que intervenga el Partido Socialista...'

'El señor presidente: Sí.'

'El señor Barragán Cabrera (Desde su escaño): ...que no sé si va a pedir la palabra, claro está, antes de votar...'

'El señor presidente: Sí la tenía pedida.'

'El señor Barragán Cabrera (Desde su escaño): Sí.'

'Me gustaría aclarar, una vez más, para que no quede confusión, en los términos en que me expresé en mi primera intervención referente a este documento, pues no quiero que quede duda ninguna sobre lo que dije y sobre lo que está interpretando, por segunda vez consecutiva, la señora Francisca Luengo.'

'El señor presidente: ¿No le parece que lo que la Presidencia ha dejado claro es suficiente?'

'El señor Barragán Cabrera (Desde su escaño): Ha hablado del documento, del documento en sí...'

'El señor presidente: No, de la orden, de la orden.'

'El señor Barragán Cabrera (Desde su escaño): ...de si se aporta o no.'

'Sí, simplemente decir -vuelvo a reiterar, señor presidente, rápidamente, y sin entrar en más contradicción- que el documento, ya dije que si en algún momento de mi intervención usted entendió... -de todas formas está el Diario de Sesiones, ya lo leeremos, no sé preocupe, y tengo mi transcripción y tengo, que se la puedo dejar ahora, mi intervención-. En la primera intervención, para que lo entienda, dije que estaba pendiente y que yo creía que el derecho de sospecha no se debía plantear. E insisto, la orden todo el mundo sabe aquí que está firmada por el consejero y tiene el "Notifíquese" de usted a Cabo Verde, pero usted ha negado hasta ahora que conocía esa orden ni ningún documento referido a este tema.'

'Gracias.'

'El señor presidente: Muy bien.'

'Señor Trujillo, tiene usted dos minutos por el artículo 78.'

'El señor Trujillo Oramas (Desde su escaño): Sí. Gracias, presidente.'

'Hace un momento oíamos alguna recriminación, con respecto al portavoz del Grupo Socialista, de si estaba incriminando a alguna persona o a algún grupo en su primera intervención. Ayer escuchamos algunas cosas también similares en otro debate. Queda más que evidente y recogido en las palabras de nuestro portavoz que eso no ha sucedido, sin embargo, paradójicamente, aquí hemos escuchado unos calificativos, unas aseveraciones francamente intolerables. No voy a criticar al presidente, pero francamente, presidente, esto no se puede tolerar en la Cámara. Esto de que alguien diga... (Rumores en la sala.) ¿Ustedes me escuchan? Si están de acuerdo en que eso no es tolerable, lo único que tienen que hacer es sumarse y no pronunciar esas palabras de "Alí Babá, los cuarenta ladrones, testaferros", etcétera, etcétera. Yo no lo estoy diciendo, doña Marisa Zamora, estoy diciendo que eso no se debe decir. En cualquier caso, si alguno de ustedes sabe de eso, sabe de eso, que no lo sé...'

'El señor presidente: ¡Señorías...!'

'El señor Trujillo Oramas (Desde su escaño): ...lo que pueden hacer, yo siempre invito a quienes afirman e imputan que lo que tienen que hacer es salir e ir a donde tienen que ir. Quienquiera, así de claro. Eso es lo que deben hacer. Porque no se puede hacer otra cosa, esto de tirar, lanzar y luego dar clases de si una escuela filosófica u otra cosa. Por lo tanto, esto nosotros, desde luego, presidente, no lo vamos a tolerar. Y como le digo, invito a cualquiera que tenga algo que decir a que vaya donde tenga que ir.'

'Y fíjense ustedes si nosotros estamos preocupados por esto -y contesto también a una alusión del señor Barragán-, el Grupo Socialista ha presentado esta iniciativa para que todos los ciudadanos conozcan todo lo de este caso. Así dice textualmente, "todo, todo". No, no, no, la diferencia, que es lo que se está discutiendo aquí -y aprovecho para contestar a lo que ustedes nos preguntaban-, es que lo que ustedes pretenden es concluir la comisión. En el escrito de objeto de la comisión pretenden concluir ya lo que hay que investigar: "hay una causa original imputable a no sé qué hechos" -eso dice el escrito-; y nosotros decimos, "miren, si ustedes quieren que resplandezca la verdad, vamos a verlo todo, sin ningún...'

'El señor presidente: Señor Trujillo, independientemente de que luego me referiré, mire...'

'El señor Trujillo Oramas (Desde su escaño): En cualquier caso, presidente...'

'El señor presidente: Claro, es que usted está supliendo su intervención, la que le correspondería al señor portavoz.'

'Bien. Le agradezco mucho su intervención y vamos a ver si hacemos un esfuerzo entre todos, porque tiene usted razón y porque aquí el fuego cruzado ha sido de todos lados, en cuanto a expresiones y demás, que deberíamos procurar corregir en el futuro.'

'Señor Fajardo, tiene usted la palabra para fijar posición sobre las propuestas que han hecho los grupos en su fijación de posiciones.'

'La señora Navarro de Paz (Desde su escaño): Presidente, cuestión de orden.'

'El señor presidente: Doña Australia, dígame.'

'La señora Navarro de Paz (Desde su escaño): Sí, perdón, presidente, es que...'

'El señor presidente: Perdone, la señora Navarro, sí, dígame.'

'La señora Navarro de Paz (Desde su escaño): Es una cuestión de orden.'

'Según se pactó en la Junta de Portavoces, se dijo que iba a haber un turno para el Partido Socialista de 20 minutos, un turno para cada uno de los portavoces, y estoy viendo en el estrado al portavoz...'

'El señor presidente: Vamos a ver...'

'La señora Navarro de Paz (Desde su escaño): Permítame, presidente, que no he terminado de exponer mi duda.'

'...y estoy viendo, como iba diciendo, al portavoz socialista otra vez en tribuna. Yo entiendo, o al menos así entendí, que se le ha hecho una pregunta y que simplemente se tenía que contestar. Lo digo a efectos de saber si nos corresponde también otro turno y seguimos reabriendo el debate, porque no fue lo que se pactó en la Junta de Portavoces.'

'Gracias, presidente.'

'El señor presidente: Sí, yo no puedo predecir si el debate se reabre, pero hay dos cuestiones. Cuando antes tuvimos aquí la reunión que tuvimos, se acordó, primero, que ha habido dos propuestas de los dos grupos, bueno, en el mismo sentido, requiriéndole al Grupo Parlamentario Socialista unos acuerdos sobre la iniciativa. Bueno, eso no es una pregunta, eso es que tendrá que decir las razones por las que las acepta o no.'

'Primero, ya digo, primero es eso y, segundo, que antes se acordó cuando este asunto, que era el Grupo Parlamentario Socialista el que cerraba este debate, toda vez que era el titular de la iniciativa. Eso fue lo que entendimos, una vez que el Gobierno terminó su intervención antes cerrando la intervención del otro asunto.'

'No obstante, dígame usted.'

'La señora Navarro de Paz (Desde su escaño): No, yo, presidente, acepto su interpretación, pero desde luego la portavoz que le habla no hizo, no se expresó en esos términos, desde luego, y tampoco soy quién para cuestionárselo, pero desde luego no nuestra intención sería apoyar eso. Yo entiendo que lo que se acordó fue que los tres grupos tuviéramos las mismas posibilidades y, en todo caso, el Partido Socialista, por ser el proponente, un tiempo mayor. Yo lo que ruego a la Presidencia es que, en aras, como siempre viene haciendo, si se me permite, en aras, como siempre viene haciendo, de que todos los grupos dispongamos de las mismas posibilidades a la hora de expresarnos, que tenga a bien también concedernos, si lo creemos conveniente, a los demás grupos una segunda intervención.'

'Gracias.'

'El señor Barragán Cabrera (Desde su escaño): Sí, ¡señor presidente...!'

'El señor presidente: Sí.'

'El señor Barragán Cabrera (Desde su escaño): Sí. Es obvio que tiene que intervenir el Partido Socialista, porque le hemos hecho una propuesta y, si no se pronuncia, pues, no sabremos qué es lo que opina, si estamos a favor o no, pero entiendo que el turno de intervención era para fijar la posición sobre lo que le hemos dicho. En el supuesto caso de que se abra el debate, dependiendo de lo que vaya a decir el señor Fajardo, que no lo sabemos, pues, se puede solicitar...'

'El señor presidente: Señor Barragán, tiene usted razón, y yo le agradezco que me escuchen, porque fue lo primero que le respondí a la señora Navarro de Paz, que yo lo que no podía predecir es que se reabriera el debate.'

'Ahora tiene un turno de cinco minutos para fijar las posiciones, cinco minutos, que eso lo había hablado, para fijar las posiciones sobre las propuestas. Tendrá que dar razones a favor. Solo, solo referido a las dos propuestas de los dos grupos parlamentarios. Ya veremos si el debate se reabre, porque eso sí que no lo puede predecir nadie. Aunque es verdad que se había quedado en que el debate, la señora Navarro de Paz, tenía un formato. El formato, como no sabíamos las propuestas de los otros grupos, se ha reabierto. Entonces, pues, se le dan cinco minutos para que fije posición sobre esas, por qué las acepta o por qué no las acepta. Tiene su derecho. En virtud de lo que diga, veremos.'

'Señor Fajardo, tiene usted la palabra.'

'El señor Fajardo Palarea: Señor presidente.'

'¡Hombre!, es entendible que en este debate, que ha sido lamentable, que se han cumplido los malos augurios que ya adelantaba el escrito presentado por Coalición Canaria y el PP en su día ante la Mesa de la Cámara, se intente cerrar, pero, obviamente, para fijar una posición habrá que razonarla y obviamente tendré que hacerlo para que pueda ser entendible por el resto de la Cámara.'

'Señor presidente, retire el recurso de casación, retírelo, porque después de lo que acaban de decir los grupos que apoyan al Gobierno, que apoyan la sentencia de una forma totalmente inexplicable, diciendo, diciendo, que la causa de la causa del mal causado viene desde el día 29 de enero de 1993, que es la tesis que sostiene Cabo Verde, ¿para qué presentan ustedes un recurso de casación? Si soy el abogado de la parte demandante, pido la cinta y se acabó, porque aquí lo único que se ha hecho por parte de ustedes es un ejercicio de...'

'¿Me habla de criminalización? Un ejercicio, el mayor ejercicio de linchamiento político al que ha asistido esta Cámara, por lo menos en esta legislatura, que es la que yo conozco, intentando culpabilizar, culpabilizar, a una persona, a una persona, que ustedes saben bien que no tiene nada que ver, porque saben ustedes, les consta, primero, que esa decisión, de la que ustedes tanto hablan, no ha sido recurrida nunca por nadie, no ha sido recurrida nunca por nadie; y, en segundo lugar, que les quede claro que nosotros sí hablamos de que queremos averiguar desde el 82 hasta el último día en que la comisión funcione, con todas las personas, sin límites temporales y todas las personas. Y eso es lo que hay, sea doña Francisca Luengo, sea don Jerónimo Saavedra, sea don Manuel Hermoso, sea don Adán Martín, sea el que fue viceconsejero de Industria, también miembro de este Gobierno, el señor Berriel, y todas las personas que tengan que ver con este tema.'

'No entiendo, por tanto, que ustedes no quieran tampoco averiguar cómo es posible que Canteras Cabo Verde conocía sus propios actos. Y fíjense ustedes si conocía los problemas que tenía con la licencia de investigación que pidió un permiso de explotación directa justo en el año 1988. Nosotros hemos ampliado el plazo a lo máximo.'

'¿Pero saben lo lamentable de este debate? Que es que a los canarios lo que les interesa son los 92 millones de euros, y ustedes no han hablado absolutamente de este tema. Ese tema es el que nos interesa a nosotros.'

'Yo hasta hoy creí que algún miembro del Gobierno se sabía defender por sí solo, que no habría que defenderlo, terceros, pero ya veo que no. Yo, en mi intervención, he sido exquisito, no he hablado absolutamente de nadie, no he dado nombres, y he dicho "exquisito" y no he dado nombres. Solamente cité al señor Berriel y al señor Soria porque ha hecho declaraciones públicas, y nada más. Yo podía haber citado a muchísimas personas, y no lo he hecho en aras de buscar ese consenso para que al final los canarios sepan por qué hemos llegado a esta situación.'

'Pero no solamente pretendemos eso, sino pretendemos ayudar a la Comunidad Autónoma. ¿Pero sabe usted cómo no se ayuda a la Comunidad Autónoma? Sosteniendo, vuelvo a repetir, las tesis de la entidad reclamante. Eso es lo que no es de recibo al día de la fecha, porque ustedes están dando por perdido el pleito. Lo están dando por perdido.'

'El señor presidente: Señor Fajardo...'

'El señor Fajardo Palarea: Termino, señor presidente.'

'El señor presidente: No, no, no es para que termine; que se le está agotando el tiempo y no ha dicho la posición sobre las propuestas.'

'El señor Fajardo Palarea: ¡Ah!, ahora mismo se la digo. Ahora mismo se la digo, señor presidente.'

'Mire, el artículo 9, que es el que autoriza, el que nos da el derecho de inviolabilidad a la hora de emitir nuestras opiniones, se puede usar, pero no se puede abusar, y lo que han hecho hoy es un abuso, un abuso, tremendo de lo que establece el artículo 9, y lo digo con el máximo cariño. Lo que se ha hecho hoy aquí... Y hablar de incriminación espero que no se le ocurra más volver a hablar, a pedir del Partido Socialista que se deje de incriminar o que deje de tener las actuaciones que ayer nos reprobaron. No, no haga usted con la cabeza que no (Ante los gestos del señor consejero de Presidencia, Justicia y Seguridad, Ruano León).'

'Por otro lado, sí quiero dejar bien claro que lo que no es de recibo y no es comprensible es que ustedes defiendan o pretendan hacernos pasar por atacantes de los funcionarios y ustedes de defensores y después digan que en el año 93 hubo una trama en la que estaba todo quisque metido para que alguien recaudara dinero, porque, en definitiva, es lo que han dicho. Han imputado hechos ciertos delictivos a determinadas personas.'

'Y han terminado ustedes haciendo una defensa a ultranza de la sentencia. Les vuelvo a repetir: se han cumplido los malos augurios. El texto que nosotros presentamos es el que hay que votar.'

'Y, miren, ustedes saben perfectamente, saben perfectamente, porque esa es su estrategia, que querían votar que no a la creación de la comisión y por eso nos han puesto una condición de imposible cumplimiento, porque no voy a aceptar, no vamos a aceptar que la señora Luengo no esté en la comisión... (Rumores en la sala.) Al igual, al igual, al igual, al igual, al igual, ¡sí!... (Se repiten los rumores en la sala.)'

'El señor presidente: ¡Señorías!'

'Sí, por favor, continúe.'

'El señor Fajardo Palarea: ¿Saben ustedes?, porque al igual que en otra comisión estuvo presente, estuvo presente, el jefe de filas de su partido, estando también, estando también en igual caso. Hay precedentes. Los servicios de la Mesa, los servicios jurídicos del Parlamento tienen hecho un dictamen sobre ello. Por tanto, me quedo con el desagradable sabor de boca de que ustedes no quieran esta comisión, nosotros lo hemos intentado y lo seguiremos intentando, aunque sea por otros medios.'

'Gracias.'

'(El señor Cabrera Pérez-Camacho y el señor consejero de Presidencia, Justicia y Seguridad, Ruano León, solicitan la palabra.)'

'El señor presidente: Sí. Sí, efectivamente, lo que les ruego es la mayor brevedad posible. Yo creo que dos minutos, porque ha hecho, como nos temíamos todos, pues, ha hecho también intervenciones fuera de lo que era la contestación.'

'Sí, señor Ruano, ahora sí, dígame -perdón, señor Cabrera Pérez-Camacho, un segundo-.'

'El señor consejero de Presidencia, Justicia y Seguridad (Ruano León) (Desde su escaño): Señor presidente, solo para referirme... Las referencias del portavoz del Grupo Socialista han sido también en relación con el recurso de casación. Es evidente que estamos hablando de la acción procesal de la Comunidad Autónoma y respecto de eso quiero intervenir.'

'El señor presidente: Sí, señor Ruano, tiene usted un minuto.'

'El señor consejero de Presidencia, Justicia y Seguridad (Ruano León) (Desde su escaño): No voy a intervenir en relación con lo que los grupos quieren decir, pero sí decirles a todas sus señorías que el Gobierno va a mantener, por supuesto, el recurso de casación ante el Tribunal Supremo, defendiendo todos sus extremos, y hasta el momento la Comunidad Autónoma de Canarias todavía no ha tenido que consignar un euro, porque tiene que avalar la cantidad la parte demandante, el responsable de Canteras Cabo Verde.'

'Por tanto, esa va a seguir siendo la posición del Gobierno. Algunos fueron a por lana y han salido trasquilados.'

'Muchas gracias.'

'El señor presidente: Señor Cabrera Pérez-Camacho, sí, dos minutos.'

'El señor Cabrera Pérez-Camacho: Gracias, señor presidente.'

'Yo traigo estos papeles aquí para contestar muy brevemente a Manuel Fajardo, porque usted ha dicho que ha subido aquí con cierta buena voluntad, en un tono bajo, flexible, pero usted ayer participó -usted- en una rueda de prensa, en donde afirmó que para el PSOE es el mayor caso de corrupción de la historia de Canarias. ¡Oye!, yo me tengo que ajustar a lo que dice la prensa, en una rueda de prensa en la que usted estuvo. Y añadió: "un atraco a la hacienda pública". Eso es lo que dice la prensa de hoy, léase usted La Provincia. ¿De acuerdo?'

'Y en segundo lugar, señor Fajardo, usted sabe perfectamente que lo que ha dicho no es cierto. Con esta propuesta que ustedes han presentado, y que todos los diputados pueden leer en el orden del día, no se investiga el año 93 ni se investiga tampoco, tampoco se investiga a Canterías de Arucas ni las prisas de la consejería ni el porqué de no acordar primero la declaración de caducidad. Ustedes han sido muy astutos aquí, muy astutos; lo plantean como un estudio relacionado siempre con Cabo Verde, expedientes administrativos de Cabo Verde. Yo no he visto aquí ningún expediente administrativo referido a Canterías de Arucas. Entonces, ¿qué problemita habría, qué problema había simplemente en que ustedes, que son los autores de este texto, accedieran simplemente a modificar el texto, diciendo "se investiga desde los procedimientos administrativos que culminaron en 1993 hasta el 2008"? Si esa condición se cumple, vamos a investigar.'

'Y la otra: ¿usted ha visto alguna vez, ha visto alguna vez, que en un tribunal de justicia esté el acusado? ¿Cómo vamos a consentir nosotros que la secretaria general técnica esté en la comisión de investigación? ¡Venga, hombre...! (Rumores en la sala.)'

'El señor presidente: Muchas gracias.'

'Señor Barragán, también dos minutos.'

'El señor Barragán Cabrera: Gracias, señoría... (Rumores en la sala.)'

'El señor presidente: ¡Señorías, por favor! ¡Por favor, señorías! ¡Señorías! ¡Señor Cruz, por favor!'

'El señor Barragán Cabrera: Señorías...'

'El señor presidente: Sí, se lo decimos a todos los que están... (Refiriéndose al señor Cruz Hernández.) Perdone, estaba mirando para usted y lo oí a usted. Perdone, eran de los otros lados.'

'Señor, le pongo el tiempo de nuevo.'

'El señor Barragán Cabrera: Gracias, señor presidente. Señorías.'

'Dije al principio en la primera frase: "¿quiere realmente el Partido Socialista investigar esta cuestión?". Yo creo que a los que les viene bien que no se investigue es a ustedes. Tienen una opción, tienen una opción, tienen una opción: aceptar. Y dice usted: "no vamos a aceptar jamás que la señora Luengo no esté en la comisión". Vale, yo les voy a sacar el antecedente que hicieron ustedes... No estaba usted en la Cámara, veo que, como no se ha estudiado bien el expediente completo de la parte que no tiene que ver con el asunto, se pierde algunas cosas, pero don Julio Cruz o alguno le va a decir lo que dijo el Partido Socialista con una representante del Grupo Mixto, compañera suya de Lanzarote, la señora Isabel Déniz, en la comisión eólica. En la comisión eólica esta señora era portavoz del Grupo Parlamentario Mixto y el Partido Socialista le exigió que, como su marido era miembro de un consejo de administración de una empresa supuestamente adjudicataria de una concesión eólica, le dijo que debería abstenerse... (Rumores en la sala.)¡Sí, sí, sí, sí, sí, sí, sí...!'

'El señor presidente: ¡Señorías, por favor! Está en el uso de la palabra.'

'El señor Barragán Cabrera: Y la señora Isabel Déniz -sí es verdad-, la señora Isabel Déniz, la señora Isabel Déniz, voluntariamente porque no se la puede obligar, voluntariamente renunció a estar en esa comisión eólica por el señor Celso, que era el otro compañero del Grupo Parlamentario Mixto. Por lo tanto, tienen ustedes un antecedente en esta Cámara con diputados que cuando, que cuando se les ha planteado... (Rumores en la sala.)'

'El señor presidente: ¡Señorías...! Señor Barragán, perdóneme.'

'Señorías, vamos a ver si de una vez aquí respetamos al que está en el uso de la palabra...'

'El señor Barragán Cabrera: Les recuerdo...'

'El señor presidente: Perdone, señor Barragán.'

'El único que puede interrumpir... Señora, por favor, señora Allende, también, por favor, por favor, respeten. Luego, si entienden que hay alguna alusión, pidan la palabra, pero vamos a respetar el derecho. Y hay, les recuerdo, aquí hay unas normas del debate y están perfectamente establecidas. Entonces no se puede interrumpir ni molestar a quien está en el uso de la palabra, salvo la Presidencia del Parlamento, que es el único que lo puede interrumpir.'

'Continúe, señor Barragán.'

'El señor Barragán Cabrera: Sí. Les decía que, salvo... que no se le puede exigir reglamentariamente y que ella optó a esa opción voluntariamente en favor de otro compañero. Tienen ustedes un claro ejemplo de cómo se debe resolver este tema.'

'Sobre que no fue verdad, que veo que han repetido varias veces, ese incidente fue objeto dentro del proceso de información pública que se publicó en todos los periódicos, salió en todos los periódicos el incidente de la señora Isabel Déniz aquí y lo que se pedía. Pero, en fin, ahí están las hemerotecas y ahí está en el tema, porque les recuerdo que de eso no hay Diario de Sesiones, pero sí hay cintas grabadas de ese tema.'

'Bien. La otra cuestión. Tienen ustedes un claro ejemplo de que sí existe un precedente de otra diputada, que sí lo ha hecho, y esta es una cuestión voluntaria. ¿Por qué no se quiere hacer?, ¿por qué no se quiere hacer?'

'Nosotros planteamos el acto presunto. Le decía antes, cuando le estaba haciendo las acusaciones a la señora Luengo, que dentro de ese derecho de sospecha que ustedes plantean algunas veces... Y me dan risa algunas de las declaraciones de usted y el señor Fajardo como diciendo: "yo no las he hecho". ¿Y a mí qué más me da que usted no las haya hecho si el presidente del grupo hoy se despacha con un titular de cuatro páginas?, ¿si el otro día usted y el señor diputado -que no lo voy a nombrar directamente para que no se sienta aludido- salieron en una rueda de prensa diciendo también lo que dijeron?, ¿o la señora Paquita Luengo, perdón, señora Francisca Luengo, aquí en esta tribuna y fuera de esta tribuna, ayer, soliviantados por el honor del Grupo Parlamentario Socialista? ¿Y ustedes, ¡contra!, cuando empiezan a hacer acusaciones de corrupción al Gobierno un día sí y otro también? (Ap lausos.) ¿No estaba usted en el grupo cuando Juan Fernando López Aguilar se levantaba y decía aquí e insultaba de arriba abajo? ¿Usted no ha oído nunca insultos en esta Cámara? Insultos. No, no, no, insultos de quien practica el insulto como forma de hacer política. Sí lo ha oído, sí lo ha oído.'

'Miren, tienen una oportunidad. Si es verdad lo que usted dice, lo que ha dicho aquí, transcriba lo que dice hoy en el Diario de Sesiones y presente una nueva comisión de investigación, con lo que usted ha transcrito, lo que ha dicho aquí, mire, retiramos la nuestra y aceptamos el texto íntegro de lo que usted ha dicho. Díganlo, escríbanlo, preséntelo y después... (Rumores en la sala.) -¡tranquilo, tranquilo!-, y después también tengan la decencia política, que es una palabra que ustedes han empleado hoy también aquí, de que la persona que va a ser, no acusada, investigada, una de las personas que van a ser investigadas y tal...'

'Mire, y le voy a poner otro caso: por nuestra parte, los miembros de mi grupo parlamentario que formaron parte del Gobierno de 1993 no formarán parte de la comisión.'

'Gracias.'

'(El señor Cruz Hernández solicita intervenir.)'

'El señor presidente: Sí. Señor Cruz, supongo que en calidad de portavoz. Muy bien, dígame.'

'El señor Cruz Hernández (Desde su escaño): Sí, señor presidente, en cuanto a que se ha aludido al Grupo Socialista de que había manifestado un veto a la participación de una diputada en la legislatura anterior, y quiero aclararlo. Ha sido clara la acusación.'

'El señor presidente: Sí, sí, sí, sí.'

'El señor Cruz Hernández (Desde su escaño): Me limitaré solamente a ese tema, señor presidente, en 30 segundos.'

'El señor presidente: Bueno, exclusivamente, señor Cruz, 30 segundos...'

'El señor Cruz Hernández (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.'

'El señor presidente: ...para decir lo que se refiere a ese asunto.'

'El señor Cruz Hernández (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.'

'Señorías, miren, a doña María Isabel Déniz el Grupo Socialista no la vetó. Lo que sí es cierto, lo que sí es cierto, es que en una comisión de investigación el señor Soria quiso participar y el Grupo Socialista sí presentó un escrito, que nos parecía que no era adecuado, y los servicios jurídicos de la Cámara, los servicios dictaron un informe, en el que establecían, básicamente, que los derechos de los diputados no podían ser recortados. Y así lo aprobó la Mesa y así se acordó, y el señor Soria participó en la comisión (Aplausos). Esa es la realidad. Y hoy el Grupo Socialista lo que manifiesta es que no admitimos ningún recorte de ningún derecho de ningún diputado por ningún otro diputado ni ningún grupo de esta Cámara.'

'(La señora Allende Riera solicita intervenir.)'

'El señor presidente: Sí, señora Allende, dígame.'

'La señora Allende Riera (Desde su escaño): Sí, señor presidente.'

'En aras a avanzar, si usted me deja intervenir, porque el señor Cruz está intentando...'

'El señor presidente: Pues...'

'La señora Allende Riera (Desde su escaño): En aras él de aclarar la posición del...'

'El señor presidente: ...que sí la dejo...'

'La señora Allende Riera (Desde su escaño): ...Partido Socialista...'

'El señor presidente: ...sí la dejo intervenir, porque, efectivamente ha hecho una...'

'En nombre del Grupo de Coalición Canaria por el mismo hecho, pero por el mismo tiempo, 30 segundos, por favor.'

'La señora Allende Riera (Desde su escaño): Sí, sí. Es simplemente para que la memoria selectiva no juegue malas pasadas. Yo pediría, yo pediría, dado que se pone en duda algo que el Partido Socialista, y el recordatorio de un ex miembro de la Mesa, que tuvo que debatir con el correspondiente informe de los servicios jurídicos, y la portavoz de la comisión eólica, y a diferencia, además, de lo que se hizo con la señora Isabel Déniz, que sí era miembro y portavoz de un grupo, el señor Soria, además, en ese caso, intervino como suplente.'

'Fueron dos casos totalmente diferentes. No vio usted el que atañe a la situación que se da hoy, que voluntariamente la señora Déniz, evidentemente, tuvo altura de miras política y para evitar y avanzar en lo que se pretendía con la comisión de investigación, cedió su puesto al portavoz adjunto. Eso es altura de miras y hubiera ahorrado esta situación lamentable que se da, si aquí también en esta Cámara hoy se hubiera reproducido por algunos miembros de la misma.'

'(El señor Pérez García solicita la palabra.)'

'El señor presidente: Sí. Dígame, señor Pérez García.'

'El señor Pérez García (Desde su escaño): Presidente, yo fui el portavoz del Grupo Socialista en esa comisión de investigación y estoy empezando a tener la curiosa sensación de que aquí el único que no puede hablar soy yo (Risas en la sala).'

'El señor presidente: Mire, tiene razón en ese sentido, pero yo entiendo que a usted no le han... (Rumores en sala.)'

'El señor Pérez García (Desde su escaño): Le pido la palabra.'

'El señor presidente: Vamos a ver, mire, mire, don Santiago, don Santiago, efectivamente, vamos a ver...'

'El señor Pérez García (Desde su escaño): ¿Le explico por qué le pido la palabra, señor presidente?'

'El señor presidente: Sí, usted la tiene pedida y entonces...'

'El señor Pérez García (Desde su escaño): ¿Pero le explico por qué?'

'El señor presidente: Para intervenir...'

'El señor Pérez García (Desde su escaño): ¿Para qué?'

'El señor presidente: La pidió para intervenir sobre ese asunto.'

'El señor Pérez García (Desde su escaño): Sí, permítame. No, mire, a mí se me ha aludido a diestro y a siniestro en la última, pero yo no voy a pedir por alusiones. Simplemente le voy a decir, quien presentó el escrito, en nombre del Grupo Socialista, y lo argumentó, cuestionando, digamos, la adecuación jurídica de que una persona, como el señor Soria, participara en aquella comisión, utilizando su condición de diputado para convertirse -así lo dije en algunos momentos- en fiscal, cuando lo que estaba siendo investigado era un asunto que concernía a una consejería dirigida por su partido, fui yo. El tema es jurídicamente complejo y por eso presenté la solicitud, y esa solicitud la informaron los servicios jurídicos de la Cámara diciendo que el estatuto del diputado no puede ser restringido a menos que una disposición legal así lo establezca, y lo que se está intentando ahora, como forma de condición ilícita e ilegítima, es recortar el estatuto parlamentario de la señora Luengo, a la que se ha dicho que es la acusada y luego que va a ser investigada.'

'Y las palabras son las que se acaban de emplear, porque los lapsus... (Rumores en la sala.)'

'El señor presidente: Vamos a ver, mire, yo, la Presidencia ha tratado, dentro -sí, sí-, dentro de lo que es, pues, un debate difícil y complejo, atender a todas las solicitudes de petición de palabra. Pero, mire usted -señora Luengo, por favor, señora Luengo, por favor-, hemos tenido un debate aquí nada ejemplificante, en mi opinión, y lo siento porque yo soy el máximo responsable, espero y va a ser la última vez que ocurra. Pero, don Santiago, yo le he dejado con toda intención la palabra y ahora le explico por qué no se la iba a dar, porque a la señora Allende se la pasó el portavoz en nombre del grupo parlamentario para una cuestión del grupo parlamentario, y yo entiendo que la respuesta que usted dio, yo le iba a dar la palabra al señor Fajardo ahora, porque efectivamente se le ha hecho una contrapropuesta aquí, y una última iniciativa, y tenía la posibilidad de haber aclarado eso. Para que ustedes vean cómo interpretan ustedes los debates y cómo de verdad se ven desde aquí.'

'Señor Fajardo, tiene usted la palabra por tres minutos, los puede usar desde donde usted quiera, para cerrar este debate, en lo que se le ha hecho referencia de una última propuesta, porque ya no cabe otra...'

'El señor Fajardo Palarea (Desde su escaño): Señor presidente, no voy a agotar en absoluto los tres minutos.'

'Muy hábilmente nos han hecho una contrapropuesta pero ahora cambiando el orden de las condiciones que nos ponían.'

'Mire, le acepto ya, a Coalición Canaria y al PP, que se investigue lo que están pidiendo que se investigue, porque dice que no está claro. Algunos problemas tienen, yo lo sé, en cuanto a los efectos retardados de los que hablé en la tribuna. Se lo acepto, lo que no vamos a aceptar, de ninguna manera, por mucho que ustedes lo intenten revestir, es que se recorten los derechos de la señora Luengo, porque eso sería faltar al Reglamento de la Cámara y a los derechos constitucionales que tiene la señora Luengo. Y, como ustedes saben eso, nos hacen esta propuesta, les vuelvo a repetir, sabiendo que es de imposible cumplimiento por este grupo.'

'¿Quieren investigar? Todo lo que ustedes quieran, Canterías y lo que a ustedes les dé la gana, desde el año 82 o desde la época preconstitucional, hasta donde quieran, pero no pongan condiciones imposibles de cumplir, porque eso es lo que pretenden ustedes: intentar quedar bien haciendo lo que están haciendo. Pero, miren, a los canarios les va a quedar claro que a ustedes los 92 millones de euros a los que han sido condenados les importan muy poco.'

'El señor Barragán Cabrera (Desde su escaño): ¡Señor presidente..!.'

'El señor presidente: Señor Barragán, dígame, dígame.'

'El señor Barragán Cabrera (Desde su escaño): Aclarar que no se inculca ningún derecho constitucional ni de Reglamento, y voy a explicar por qué.'

'En la comisión de investigación es imposible que haya 26 diputados, todo el mundo está de acuerdo con eso. Por lo tanto, la decisión es una decisión voluntaria del Partido Socialista de elegir, de elegir, a quien quiera, el resto de los diputados...'

'El señor presidente: Exacto.'

'El señor Barragán Cabrera (Desde su escaño): ...igual que estos siguen manteniendo sus derechos. Por lo tanto...'

'El señor presidente: Señor Barragán, por favor, sí, sí. La señora Allende lo había dejado muy claro ese término, ¿no?, de que es una cuestión como usted dice...'

'Sí, señora Navarro.'

'La señora Navarro de Paz (Desde su escaño): Gracias, presidente.'

'Solamente una matización. Es que nosotros apelábamos a la sensibilidad de la propia diputada de que hoy mismo manifestara ella misma aquí su voluntad de abstenerse de esa comisión, para que así todos los diputados restantes pudiéramos investigar, pero está claro que no quiere que se investigue, no el Partido Popular, sino...'

'El señor presidente: Efectivamente, concluido el debate, pues, se pasa a la votación.'

'Yo creo que todo el mundo estaba... están bastante atentos a... Vamos a esperar un momentito, por si hay alguien que... se tocó el timbre ahora mismo. Parece que no.'

'Pues nada, se cierran puertas y comienza la votación (Pausa).'

'Resultado de la votación: 24 votos a favor, 30 en contra, ninguna abstención. Queda rechazada la comisión de investigación.'

'Muchas gracias, señorías.'

'Se levanta la sesión.'

'(Se levanta la sesión a las quince horas y veintisiete minutos.)'

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 7L/AGIV-0002 Sobre para esclarecer los hechos y actuaciones de las Administraciones Públicas Canarias, personas físicas y jurídicas, así como la determinación de las responsabilidades a que hubiere lugar, en relación con el Recurso Contencioso Administrativo nº 848/94, Sentencia 586/1998 y del Recurso Contencioso Administrativo nº 352/08, Sentencia 132/2007, así como todos los expedientes administrativos relacionados de forma directa o indirecta con dichas causas judiciales, todo ello, relativos a la concesión de explotación minera a favor de la empresa Canteras Cabo Verde SA, en Montañetas de Tebeto, Fuerteventura.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico