Diario de Sesiones 9/2019, de fecha 25/9/2019 - Punto 4

10L/C/P-0054 COMPARECENCIA DEL SEÑOR CONSEJERO DE TRANSICIÓN ECOLÓGICA, LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO Y PLANIFICACIÓN TERRITORIAL, SOBRE LAS MEDIDAS A CORTO, MEDIO Y LARGO PLAZO PARA LA MITIGACIÓN Y ADAPTACIÓN A LOS EFECTOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO SÍ PODEMOS CANARIAS.

El señor PRESIDENTE: Acabamos esta comparecencia y, tal como habíamos anunciado -parece que están de acuerdo los portavoces y el Gobierno, parece que sí (risas)-, vamos a cambiar el orden de las dos últimas comparecencias y, por lo tanto, vamos con la comparecencia del señor consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial sobre las medidas a corto, medio y largo plazo para la mitigación y adaptación a los efectos del cambio climático, a petición del Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias.

Tiene la palabra el grupo proponente, señor Marrero.

El señor MARRERO MORALES: Buenos días, señorías, buenos días.

En primer lugar, quisiera mostrar, desde nuestro grupo, la solidaridad con las familias de las víctimas de la gota fría que ocasionó esa catástrofe en días pasados en el Levante peninsular.

En segundo lugar, señalar que, mientras las pérdidas humanas son irreparables, las pérdidas materiales, pues, unas las pueden cubrir los seguros, otras las subvenciones, pero hay un sector de la economía, que es el sector invisible, que es el sector que Galeano hubiera llamado "los nadies", que son los trabajadores norteafricanos y latinoamericanos que mantienen esa economía en el Levante español. Y ese sector no va a recibir subvenciones y no tiene ninguna expectativa de trabajo para este trimestre con el desastre que se ha ocasionado. Por ello, quisiera hacer un llamamiento a que son trabajadores también que mantienen la economía de este país y que de alguna manera habría que tener la sensibilidad, desde el Gobierno del Estado, para que no quedaran al desamparo absoluto.

A nivel internacional hemos observado en los últimos tiempos las migraciones climáticas, la gente que se ha tenido que marchar de sus lugares por las sequías, por las hambrunas, por las guerras del agua, etcétera. Es decir, es continuada la salida de gente, millones de personas que se desplazan, ya no solo son los refugiados políticos, ya no solo son los de las guerras, ya son los refugiados climáticos. Y desde nuestra posición de confort, mirándolo desde la distancia, nos parece que eso no nos va a llegar, y tampoco parecía que nos iba a llegar cuando en 2012 nos hablaban de la reforma laboral, y mira que si ha llegado, y el desastre que ha ocasionado en nuestra economía y en las familias de nuestra sociedad.

Por tanto, de alguna manera, pensemos que Canarias es un lugar vulnerable, es un lugar muy vulnerable, es un lugar próximo al continente africano, a sus costas, y que, lógicamente, no solo puede ser lugar de emisión hacia el exterior de migrantes en caso de crisis, sino también receptor de oleadas que puedan venir como consecuencia de estas hambrunas, de estas sequías, etcétera.

Por tanto, el planeta es interdependiente en su totalidad, tenemos que preocuparnos, porque lo que ocurra en el otro extremo del planeta también nos influye a nosotros, que parece que a veces eso no lo hemos tenido en cuenta con el modelo desarrollista especulador, con el modelo que hemos seguido.

Esa Canarias de emigrantes, ya Lezcano la describía en su poema "La maleta", cuando hablaba de aquello de "una maleta grande, de madera: / la que mi abuelo se llevó a La Habana, / mi padre a Venezuela". La semana pasada, hace diez días, en la plaza del Cristo, el Taller Canario de Canción, el Taller de Canción, nos lo recordaba en un homenaje que se le hizo precisamente a ese poema.

Pero cuando dimos el salto y se frenó esa sangría de la emigración, pasamos al turismo, y en ese paso al turismo arramblamos en gran parte con nuestro patrimonio natural y cultural. También nos hemos beneficiado de él, pero, sin embargo, no hemos tenido la cabeza suficiente para hacer un desarrollo sostenible del turismo en Canarias para que los residuos, el aprovechamiento del agua, la ocupación del territorio fueran hechas desde perspectivas de racionalidad. Y ahí viene otra vez, vuelvo a citar a Lezcano, cuando la gente se pasó de la agricultura al turismo y decía: "-La hostelería es buena me dijeron. / Y cogí la bandeja. / -Sí señor, no señor, lo que usted mande, / servida está la mesa... / Yo por vivir entre los míos hago / lo que sea".

Pero consumimos y deterioramos el turismo y hemos visto también cómo se siguen actualmente, cuando estamos en momentos casi en que el turismo no tiene perspectivas de seguir creciendo, se siguen haciendo planes en nuestras costas de grandes infraestructuras turísticas, La Tejita, Arico, en otros muchos lugares de las islas. Por tanto, ahí tendremos que plantear el pensar qué hacemos con eso.

Y termino con las citas de Lezcano, cuando decía: "Vi vender nuestras costas en negocios / que no hay quién los entienda: / vendía un alemán, compraba un sueco, / ¡y lo que se vendía era mi tierra!".

Desde el Parlamento podemos caer en la tentación de que haciendo normas ya cambian las cosas, y con la publicación en el Boletín del Estado cambian las cosas, y podemos hacer, efectivamente, yo felicito al señor consejero y al Gobierno de Canarias por esa declaración de emergencia climática que se hizo en el mes de agosto, pero, como decía Wolfredo Wildpret en aquel momento, lo celebraba, felicitaba, decía que tenía que ser una cuestión de toda la sociedad, pero que de la palabrería teníamos que pasar a los hechos. Y eso es lo que nos han pedido también en esta semana y en los próximos días, cuando volvamos a salir a la calle el día 27, la juventud, en general, de todo el planeta está planteando que en la política y en las decisiones de las gestiones se pase de las palabras a los hechos. Yo estoy convencido de que este Gobierno en Canarias tiene el compromiso de pasar de las palabras a los hechos, por eso hoy he pedido su comparecencia, señor consejero, para que nos hable de los planes de mitigación y adaptación, por lo menos en líneas generales -ya que lleva poco tiempo aún en la consejería- que tiene de cara al futuro. Porque es que estábamos acostumbrados a que entidades como el Gobierno del Estado español o la ONU... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Marrero.

Tiene la palabra a continuación el señor consejero, don José Antonio Valbuena Alonso, por siete minutos.

El señor CONSEJERO DE TRANSICIÓN ECOLÓGICA, LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO Y PLANIFICACIÓN TERRITORIAL (Valbuena Alonso): Muchas gracias, señor presidente. Buenos días, señorías. Muchas gracias al consejero de Obras Públicas por permitirme adelantar la comparecencia.

Y muchas gracias al grupo proponente por poder dar la oportunidad de hablar de un tema apasionante como es el cambio climático. Y esperemos que podamos hablar en reiteradas ocasiones de esta materia en este foro, en este foro que es la máxima representación del pueblo de Canarias.

Porque frente a las cada vez menos voces negacionistas, cada vez son más las voces que refrendan con datos que está sucediendo algo con el clima, que está sucediendo algo con ese conjunto de valores atmosféricos -que es la definición de clima- y que nos está llevando a una situación de riesgo. Frente a los poco más de -o de casi- cuatrocientos autores que en la década de los 80 se dedicaban a publicar sobre el cambio climático publicaciones científicas -con todo el rigor que exige una publicación científica-, en la primera década de los años 2000 estos cuatrocientos autores han pasado a ser más de doscientos mil autores. Por lo tanto, el flujo de conocimientos que tenemos, que son importantes para tomar decisiones acertadas, no es solo suficiente, es mucho más que suficiente, y en algunas ocasiones es verdaderamente problemático el poder manejar toda la información que se tiene y el proceso en el que se va actualizando la misma. Que se resume en una cosa: las cosas no van bien. Es decir, cuando desde el año 1750 hemos multiplicado por tres la cantidad de CO2 que sé que hay en la atmósfera, es que hemos hecho algo mal. Cuando tenemos situaciones en Canarias donde el incremento de la temperatura ha sido de más de un grado centígrado en las últimas décadas, es que algo estamos haciendo mal. Cuando los efectos en Canarias se traducen en que tenemos más de treinta nuevas especies de aves exóticas -que no son invasoras-, que tenían sus hábitats naturales en zonas tropicales y ahora están en Canarias, es que algo no se está haciendo bien, pero, sobre todo, no se está haciendo bien evidentemente a nivel global. Todos los años el planeta emite, nuestra actividad, 37 gigatoneladas de CO2 a la atmósfera, de las cuales España supone el 0,91 % de ese problema y Canarias supone el 0,035 % de estas emisiones. Está claro que cuantitativamente Canarias no es importante, pero cualitativamente lo es. Por lo tanto, la mitigación es importante, pero sobre todo en Canarias es más importante la adaptación a los efectos que está teniendo este cambio climático. Por cierto, por dar algunos datos, tanto que se habla de los vuelos aéreos, los vuelos aéreos suponen el 2 % de la emisión de gases de efecto invernadero, por lo tanto, ese no es el problema del cambio climático. Tenemos que ir a una política neutra de emisión de gases de efecto invernadero, no cero. Por dar otro dato: nuestro día a día, la respiración que cada uno de nosotros hacemos para poder vivir genera CO2, y eso supone 2,7 gigatoneladas al año, es decir, mucho más de lo que generan los vuelos aéreos.

Por lo tanto, en política de adaptación es donde tenemos ese gran reto, políticas de adaptación que pasan por implementar el gran programa de adaptación que tiene el planeta, que es el plan de acción sostenible, objetivo de desarrollo sostenible, del que precisamente hoy se cumplen cuatro años. Hoy hace cuatro años que por primera vez en la historia las Naciones Unidas, por la unanimidad del cien por cien por de los jefes de Estado que están presentes en las Naciones Unidas, adoptaron un acuerdo para intentar salvar la vida en el planeta, y queremos que ese sea nuestro plan de acción a nivel regional. Un plan de acción que pasa por analizar todos y cada uno de los sectores en los que tenemos ámbito de influencia, sobre todo el sector energético:

El sector energético es el gran sector que, de alguna forma, nos está generando los principales problemas. Y desde ese punto de vista, para la mitigación, tenemos que ser capaces de apostar por la penetración de las energías renovables; decir claramente que el gas en las ciudades no va a ser una alternativa en un nuevo plan de transición energética que el Gobierno de Canarias va a elaborar.

En transportes, igual que estamos hablando continuamente de que necesitamos inversiones para hacer nuevas infraestructuras viarias, será cuestión de empezar a hablar que necesitamos también inversiones para apostar en transporte público, que es el segundo gran elemento.

Y el tercer gran elemento, la gestión de residuos. Una gestión de residuos que genera cada año en Canarias 1100 toneladas de CO2 equivalentes y sobre las cuales tenemos que actuar de forma contundente en materia de mitigación, para, insisto, llegar a una situación donde lo que generamos, en términos de gases de efecto invernadero, sea menos que los que, de alguna forma, que lo que absorbemos, para tener un balance neutro y, en todo caso, positivo.

Y la educación, la educación es un gran plan de mitigación, porque no solo hay que ser eficiente en nuestro consumo energético, no solo hay que ser eficiente para penetrar las energías renovables y, por lo tanto, reducir las fuentes fósiles, sino, sobre todo, tenemos que cambiar nuestros hábitos de uso, y eso se consigue con educación. Por lo tanto, la educación va a ser protagonista en la mitigación, pero también en la adaptación. En adaptación, donde tendremos que hacer planes específicos en materia de gestión de aguas, planes específicos de biodiversidad, uno de los objetivos que se plantea este Gobierno es tener, por primera vez, una ley de biodiversidad canaria, que nunca ha tenido este territorio y que necesitamos de manera perentoria. Un plan de adaptación que pasa también por modificar puntualmente la Ley del Suelo para adaptarla, de forma que el interés general, que es la preservación del territorio, esté siempre por encima de los intereses sectoriales. No puede ser que un planeamiento sectorial esté por encima del interés general de la conservación del territorio. Un plan de adaptación que pasa también por adaptarnos desde el punto de vista de la construcción, es decir, las construcciones tienen que ser eficientes. Y así podemos seguir enumerando distintas líneas de actuación que tenemos que hacer.

Líneas de actuación que tienen que buscar, tejer complicidades con la sociedad canaria. La acción en cambio climático no puede centrarse en el protagonismo de una Administración; tiene que centrarse en el protagonismo de los canarios y canarias, representados en el Parlamento por todos y cada uno de los que están ahí sentados, de los 70 diputados y diputadas que han sido elegidos por los canarios, y generando las complicidades con el resto de administraciones locales, con empresas, con colectivos, con sindicatos y con cualquiera que tenga que opinar, porque, sencillamente, en esta acción sumamos todos y no sobra nadie.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor consejero.

Tiene la palabra don Ricardo, un minuto.

El señor FERNÁNDEZ DE LA PUENTE ARMAS (desde su escaño): Gracias, señor presidente. Señor consejero.

Debemos señalar que la crisis climática es un hecho ya y es irreversible si no aplicamos políticas adecuadas. El cambio climático está sucediendo.

Debemos, desde Ciudadanos proponemos medidas para que este cambio no se produzca, propuestas concretas hacia un modelo energético donde se favorezcan las energías renovables y las no contaminantes, la disminución de los consumos de combustibles fósiles, la disminución de emisiones y residuos, tanto a nivel de las industrias como a nivel particular, la mejora de las prácticas industriales, la educación, planes de protección de la biodiversidad, educación y sensibilidad, y todo esto de acuerdo con la industria, la comunidad y la sociedad.

Termino, señorías, con unas palabras que la pasada semana decía don António Guterres, secretario general de Naciones Unidas: "traigan planes para el clima, no discursos".

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Ricardo.

Dos minutos para... Señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (desde su escaño): Gracias, presidente. Buenos días, señorías.

Señor consejero, es indiscutible que estamos pagando la factura de doscientos años de una revolución industrial basada, prácticamente, en los combustibles fósiles. Estamos viviendo un cambio en la química del planeta Tierra y eso, la realidad es que no pasa a menudo, no hemos captado, en realidad, la importancia de este momento para nuestra especie.

Porque cuando hablamos de cambio climático también se podría decir que estamos sufriendo una crisis de especies. Porque decirles que el 99,5 % de las especies que vivieron en este planeta aparecieron y después desaparecieron, y da la casualidad de que nuestra especie, pues, no estamos haciendo méritos para no desaparecer. Se podría decir que estamos devorando La Tierra y que no es sostenible.

Ahora, yo me pregunto: ¿podemos superar esta crisis? ¿Podemos controlar el cambio climático? ¿Podemos crear una economía más sostenible? ¿Podemos llevar todo esto acabo con la cuenta atrás activada? Estoy convencida de que sí y, afortunadamente, la opinión mundial está cada vez más implicada, sobre todo los jóvenes que no han dejado de movilizarse, que han entendido, mucho antes que nosotros, la importancia de cuidar nuestro hogar, que se llama Tierra, y que, lamentablemente, no tiene sustituto.

Entre otras acciones, las energías renovables son las que pueden garantizar un futuro mejor a las próximas generaciones y, afortunadamente, nuestro territorio, Canarias, puede ser el paraíso de las energías renovables, y esto nos puede permitir -porque evidentemente el cambio climático es un problema a nivel mundial y no solo de Canarias-, pero nos va a permitir a Canarias no ser un mero espectador ante el cambio climático, sino que podamos contribuir activamente a frenarlo y a revertir la situación. Pero dejar claro que la lucha contra el cambio climático es una tarea y una responsabilidad de todos y todas. Y en esta tarea, señor consejero, Agrupación Socialista Gomera lo va a acompañar.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Mendoza.

Turno para el Grupo Sí Podemos... que es el proponente, perdón.

Nueva Canarias, señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ (desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente.

Señor consejero, yo cada día estoy más convencido de que en La Tierra, hoy, no hay ni una sola persona que ya discuta el cambio climático, lo que existen son miserables y cínicos que son conscientes de que, si cambia el modelo, cambian sus intereses, y están dispuestos a defender lo indefendible, incluso aquello lo que ya está constatado y en lo que no creen.

Pero, afortunadamente, la mayoría de la población, a pesar incluso en ocasiones de que vaya en detrimento de alguna parte de sus intereses, de esos espacios o zonas de confort a las que todos nos hemos ido acostumbrando, tenemos claro que tenemos que cambiar hábito, modelo, condiciones de vida, a nivel individual y a nivel global, y este Gobierno lo ha hecho.

La primera medida es tener en cuenta la necesidad de crear una consejería orientada claramente a esa cuestión. Segundo, y de manera casi inmediata, la declaración del estado de emergencia climática. Pero es cierto que, a partir de ahí, ahora toca empezar ese camino difícil, complejo, y hay muchísimas acciones que desde Canarias podemos poner en marcha.

Este Parlamento fue un claro ejemplo en la legislatura anterior y fue capaz, a través de un trabajo, localizar aquellos aspectos fundamentales que son necesarios a través de la agenda que a nivel internacional nos hemos dotado. Le toca ahora al Gobierno, con la colaboración del Parlamento, de todos los agentes sociales, de ese pacto de los alcaldes y del conjunto de la sociedad, implementar a través de esa localización que en Canarias hemos hecho.

Pero no podemos olvidarnos de algo que desde nuestro punto de vista, desde Nueva Canarias, es esencial: tenemos que tomar partida, tenemos que decidir cuál es nuestro camino y estamos dando pasos en ese sentido en lo que respecta a nuestro territorio, pero el problema del cambio climático es un problema global. Haciéndolo absolutamente impecable nosotros, tomando medidas revolucionarias desde el minuto uno y siendo capaces de transformar toda nuestra realidad somos una gota en ese océano que corre tanto riesgo cuando hablamos de cambio climático.

Por tanto, creo que tenemos que ser capaces también de liderar una parte de la agenda internacional en uno de los aspectos que, desde mi punto vista, desde el punto de vista de Nueva Canarias, más puede afectar a Canarias, el cambio climático, y es condición archipielágica, nuestra condición de islas. Creo que hay un espacio en el ámbito europeo donde tenemos que liderar, y es el de las RUP. Hay un espacio en el ámbito de la Macaronesia que este Parlamento ha abierto camino, cuatro territorios insulares archipielágicos, que ya se han iniciado propuestas concretas y que tenemos que liderar. Pero voy más allá, creo que Canarias puede liderar, claramente, por densidad, por iniciativas políticas, por una sociedad democrática avanzada, un debate amplio, claro y liderar todos los procesos en esta materia en todos y cada uno de los archipiélagos a nivel mundial.

Es una oportunidad y lanzo ese reto a este Gobierno y creo que podemos hacerlo con garantías de éxito.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Campos.

A continuación tiene la palabra el Grupo Parlamentario del Partido Popular, señora Reverón.

La señora REVERÓN GONZÁLEZ: Gracias, presidente. Buenos días, señorías.

Señor consejero, habrá comprobado que no es la primera vez que se habla sobre esta tribuna de los efectos del cambio climático y la preocupación que tenemos todos, porque es un tema que nos ocupa pero que también nos preocupa mucho.

Yo voy a intentar, porque creo que no se ha dicho, cuál es la foto que tiene Canarias en este momento de los hitos que se han hecho a lo largo de estos años.

Tenemos que irnos al año 2008, cuando se aprobó la estrategia canaria contra el cambio climático, una estrategia que tenía 155 medidas y que creo que en estos momentos sigue guardada en la gaveta.

El segundo hito, que sí me gustaría hacer referencia, es a la estrategia europea donde viene la reducción de emisiones, que, a la vuelta de la esquina, en el año 2020, Canarias se supone que tenemos que bajar un 15 % en relación con las emisiones del año 2005, y me gustaría que nos informara si vamos a cumplir.

Un tercer hito, que fue el año pasado, en agosto del año pasado, donde se aprobó, por el anterior Gobierno de Canarias, la estrategia canaria contra el plástico, que se establecieron algunas instrucciones y medidas, pero que no sabemos si al final se implementó del todo.

Pero sí me gustaría hacer, finalmente, una referencia, y es al cuarto hito, y es a la declaración del cambio... la declaración de Canarias como emergencia climática, que se hizo el 30 de agosto de este año. Y quiero hacer referencia a esto por lo siguiente: la anterior consejera, que me precedía en la palabra, decía que esta tribuna lo aguanta todo, y es verdad, esta tribuna lo aguanta todo. Y le digo esto porque el señor presidente de este Gobierno en esta tribuna en las pasadas sesiones plenarias dijo lo siguiente sobre el cambio climático, y dijo: no deben existir dudas en el consenso del cambio climático por deber y por responsabilidad. Y entonces en mi formación política nos preguntamos: el consenso, ¿qué consenso ha tenido el Gobierno de Canarias con esa declaración de emergencia climática el 30 de agosto? Que evidentemente estamos totalmente a favor, de lo que no estamos a favor es de que se haya hecho sin falta, o sea, con muy poca transparencia y sin tener en cuenta los 70 diputados que aquí representamos también o, bien dicho, la mitad, que también representamos a los canarios.

Por tanto, en estos días he escuchado la palabra, desde los diferentes consejeros del Gobierno de Canarias he escuchado la palabra transparencia, transparencia, consenso, transparencia y consenso. Por eso le pedimos esa transparencia y, sobre todo, se ha dicho... ha pasado de puntillas con que se ha declarado la emergencia climática en Canarias, pero es verdad que existe un documento, un documento que obtiene o que tiene 12 medidas, y la última de esas medidas es que usted va a traer, a esta sede parlamentaria va a traer una comunicación. Entonces, la pregunta que le hacemos es ¿cuándo va a traer esa comunicación para paliar los efectos de esa falta de transparencia y de poco consenso? Y, sobre todo, espero que, desde su consejería, el cambio climático deje de ser una página en blanco. Porque, señorías... bueno, ahora no tengo conexión, pero si usted entra en su página y pincha donde pone "cambio climático" la página está en blanco.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Reverón.

Tiene la palabra, a continuación, el Grupo Parlamentario Nacionalista, señor David de la Hoz.

El señor DE LA HOZ FERNÁNDEZ: Gracias, presidente. Buenos días, señorías. Buenos días, señor consejero.

Se ha hablado mucho estos días sobre la cumbre de la ONU o del movimiento global que va a tener la huelga de los jóvenes anunciada para este viernes. Pero usted se encuentra con algunas medidas, se encuentra ya con una base, se encuentra con un técnico, que antes no teníamos en la consejería, específicamente para cambio climático. Se encuentra con un comité de expertos proponiendo propuestas concretas trasversalmente a todas las consejerías. La creación del Observatorio de Cambio Climático que tiene su reglamento, no sé si aprobado o a punto de aprobarse. La implantación, un salto grandísimo, en energías renovables, eólicas, especialmente en el año 2017, donde toda la energía eólica que se instaló en el Estado español se instaló en Canarias. Una ley de cambio climático, por lo menos articulada, que falta ahora ponerla en marcha y mejorarla entre todos. Tiene una base.

Usted y todos hablamos mucho de movilidad, hablamos de generación de energía, hablamos de residuos, de educación. Y usted habló también de adaptación y habló un poquito sobre la construcción. Me voy a centrar en este tema: el urbanismo, el biourbanismo. La necesidad de implantar en cada una de nuestras ciudades una forma de construir diferente, construir edificios, viviendas retenedoras de agua. Nos vamos a encontrar con escenarios que van muy rápido, vamos a encontrarnos con lluvias torrenciales, vamos a encontrarnos con olas de calor. Y, por lo tanto, el urbanismo va a tener que ser, sí o sí, una medida estrella para adaptar a nuestras ciudades el problema que tenemos encima. Por lo tanto, es una pieza fundamental para renaturalizar el entorno, verdificar nuestros entornos, plantar cientos, miles, de árboles en cada ciudad, diseñar ciudades esponja, como le decía.

Me voy a centrar en esto, en un plan... Porque hablaba el portavoz de Ciudadanos que menos discurso y más planes. Le voy a traer un plan que se está desarrollando en mi ciudad, en Arrecife: Arrecife, Capital de Reserva de la Biosfera, que parece ser que el Cabildo Insular de Lanzarote quiere desechar, espero que el Ayuntamiento de Arrecife siga apostando por este proyecto, que, entre ellos, contempla caminos del agua para agilizar la movilidad de los ciudadanos y conectar todos los barrios con el frente marítimo, de esa forma, retener el agua según baja y no inundar la ciudad, que tenemos un problema cada año, etcétera, etcétera.

Termino diciendo -porque se me va el tiempo- una cita de Edgar Morín, que dice navegamos en un océano de incertidumbre, en el que hay algunos archipiélagos de certeza. Convirtamos Canarias en un archipiélago de certeza, convirtamos este país, a Canarias, en un referente global de las islas.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor De la Hoz.

Turno para el Grupo Socialista. Señor Martínez, tiene tres minutos.

El señor MARTÍNEZ ÁLVAREZ: Muchas gracias, señor presidente. Buenos días, señorías.

Está claro que la contaminación pasa factura, lo estamos viendo en nuestro día a día, lo vemos en la calidad del aire y lo vemos en la contaminación marina y costera. Felicito al consejero, al Gobierno y, en especial, al presidente, Ángel Víctor Torres, por la lucha decidida contra el cambio climático.

Pero esto es un problema de todos y tenemos la obligación de empezar a modificar nuestros hábitos de vida. Tenemos que cambiar nuestra forma de desplazarnos, utilizando el transporte público, bajar el consumo energético de nuestros hogares, reciclar más, comprar lo que vamos a consumir, usar menos plástico. Ya algunas señorías utilizan las cantimploras para beber agua. Pequeñas acciones diarias que podemos hacer para luchar contra el cambio climático.

Tenemos que dar un ejemplo a la sociedad. Con estas acciones inmediatas podemos contribuir a disminuir la emisión de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero. Son estos gases los causantes del calentamiento global del planeta, son los que retienen la radiación solar, provocando el aumento de la temperatura del mar y su evaporación. Este es el caldo de cultivo para que se produzcan las importantes tormentas, como hemos visto recientemente, en la Península, en el Levante español, produciendo importantes inundaciones, lo que hoy están denominando "DANA", depresión en niveles altos.

Los perjuicios económicos vinculados a la contaminación del aire ascendieron a 5110 millones de dólares en el 2013, según el estudio de programa de Naciones Unidas de medio ambiente, mientras que los gastos asociados a la mortalidad ascendieron a 3000 millones. Los perjuicios económicos vinculados a las inundaciones recientes en el Levante español han ascendido a 700 y ha costado la vida a seis personas.

Señorías, hay datos en el... Quería también mencionar, en Canarias tenemos otro de los grandes problemas, que es la contaminación marina, una contaminación marina que los datos que tenemos del estudio social del 2018 refleja que el convenio de obras hidráulicas, en diez años, de los 288 millones que tenemos, que hemos gastado, no hemos solucionado el problema de los vertidos al mar. Estamos en Canarias en el 2019, seguimos tirando aguas sin depurar al mar, seguimos aumentando la emisión de gases de efecto invernadero, seguimos teniendo población... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Termine, señor Martínez.

El señor MARTÍNEZ ÁLVAREZ: Seguimos teniendo poblaciones con problemas de abastecimiento y sin alcantarillado.

Por lo tanto, esperemos que todas sus señorías trabajemos para cumplir con la Agenda 2030, que antes del 2030 la situación actual cambie. La inacción contra la lucha climática, nos cuesta salud, dinero y la vida.

Muchas gracias, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Martínez. (Sin micrófono).

Perdón, tiene la palabra a continuación el grupo proponente, señor Marrero, por siete minutos.

El señor MARRERO MORALES: Buenos días, nuevamente.

(El señor presidente abandona su lugar en la Mesa y ocupa la Presidencia la señora vicepresidenta primera, González González).

Quisiera comenzar esta segunda parte citando las declaraciones de Federico Aguilera Klink, que en una reciente entrevista, de hace unos quince o veinte días, en un medio de comunicación canario decía lo siguiente, situaba las causas de los actuales problemas del planeta en tres focos: el primero de ellos, el saqueo del planeta por parte de los países industriales y el control e imposición de las reglas del juego por parte de esos países. Una segunda causa la situaba en nuestros hábitos de consumo, nuestras pautas de conducta y de consumo, que no son innatos, decía, sino inculcados a través del marketing y la publicidad y la educación. Y la tercera causa que Federico Aguilera reseñaba es que... denunciaba, de manera cruda, que suele haber unas prácticas políticas tramposas, y esas traiciones a la comunidad por parte de algunos políticos que gobiernan para los grandes intereses y no para la ciudadanía. Y concluía que no hay mayor amenaza para el medio ambiente que la demagogia, es decir, el engaño a los ciudadanos, el ocultismo intencionado de datos y decisiones, la manipulación interesada de la situación real de los recursos naturales y de las alternativas que existen para explotarlos adecuadamente.

Hecha esa posición de Federico Aguilera, que comparto totalmente, había parecido importante hoy, en su intervención, escuchar desde esta tribuna lo que le habíamos leído ya en algunas entrevistas en tiempo atrás. Ha generado usted muchas expectativas con asuntos como el autoconsumo energético; la apuesta por las renovables de generación distribuida, porque he oído en alguna intervención anterior que hemos sido los líderes en renovables, pero, claro, renovables siempre en las manos de los de siempre, en las multinacionales y, nosotros, la apuesta no es esa precisamente; la separación en origen de los residuos también ha sido otro de sus planteamientos; la oposición frontal a la incineración; el destierro definitivo del gas y las regasificadoras; y el cuidado de nuestro territorio y de nuestro patrimonio natural. O sea, situar, por ejemplo, el asunto de la energía, al que yo le añadiría como de manera indisoluble el del agua en Canarias, que es un grave problema; el de la movilidad sostenible, solucionando los problemas a través del transporte, efectivamente; el de los residuos que hemos tenido serios problemas, multas, etcétera, por la Unión Europea y seguimos sin resolverlo, tenemos ahí un problema pendiente de resolución. Y, finalmente, coincido con usted en la preservación del territorio, es decir, hemos construido de manera desordenada sin planificar suficientemente y hemos ocupado una gran parte de nuestro territorio.

Por tanto, a esa propuesta que usted hace de ley de lucha contra el cambio climático yo le plantearía desde esta tribuna que, de alguna manera, tuviéramos en cuenta también el proceso de transición energética en esa ley. Es decir, una ley de transición energética, porque es el fondo del asunto la transición energética, es decir, si conseguimos avanzar hacia una generación distribuida hacia el autoconsumo, hacia la implantación de renovables que no estén en manos de los de siempre, en definitiva, a ser nosotros los dueños de nuestros contadores, esa es la gran revolución de este tiempo, precisamente, esa es la pendiente que tenemos. Porque el sol, el agua, las olas, los volcanes, el viento son gratis, son de todos y no podemos permitir que sigan en manos de unos pocos. Por tanto, es la gran pelea estratégica que tiene esta sociedad: a ver quién se adueña de los contadores en el futuro y quién produce energía y si es capaz de producir la propia energía.

Antes, yo creo que el diagnóstico, en general, nadie se atreve a decirlo, pero es que todos hablamos del calentamiento global, pero es que la causa que está detrás de ello es el sistema económico y social que hemos montado a nivel planetario y a eso, cuando está desregulado, cuando las multinacionales mandan más que los Estados, a eso se le denomina capitalismo salvaje y es la única manera de podernos enfrentar, porque ese sistema hay que modificarlo, hay que cambiarlo, lo tenemos que transformar porque si no nos lleva a la destrucción, porque piensa que este planeta... tenemos dos o tres planetas de reserva.

Quisiera no olvidarme ahora y en la segunda parte, esta parte que me queda, dedicarla a darle voz a ese conjunto en Canarias de más de cien organizaciones que se han puesto de acuerdo para hacer un manifiesto con reivindicaciones, y voy a ponerle voz leyendo brevemente los 10 puntos de reivindicaciones que han planteado: la primera de ellas es la apuesta por un nuevo modelo energético con renovables de generación distribuida; la segunda es el transporte público basado en energías limpias, favoreciendo la accesibilidad; la tercera, agricultura y ganadería libres de productos tóxicos, consumo local y economía de proximidad, disminuyendo el consumo del agua; la cuarta, depuración, reutilización y optimización del ciclo del agua; la quinta, crear y diversificar empleo a través del reciclaje y la protección de cuidado del medio ambiente, protegiendo el territorio, impulsando la reforestación, etcétera; la sexta, gestión responsable de los residuos sólidos sin incineración, con sistemas de envases retornables, etcétera, apuesta que ya usted ha manifestado en varias ocasiones como que vamos a caminar hacia ella; la séptima, apostar por actividades económicas y empleos respetuosos con la naturaleza, tales como agricultura ecológica, consumo de alimentos y productos de kilómetro 0, empleos relacionados con el medio ambiente, etcétera; la octava, apostar por la movilidad sostenible y no por las infraestructuras innecesarias -que aquí tenemos muchos ejemplos en Canarias, desgraciadamente-; la novena, combatir la contaminación atmosférica procedente de la quema de combustibles fósiles, así como la contaminación electromagnética, que crea muchas dudas en la sociedad y que habrá que despejarlas y garantizar que no nos afecte a nuestra salud; y la décima, la inversión en educación, innovación e investigación.

En definitiva, creo que si el día 27 estamos llamados, y yo creo que mucha de la gente que estamos aquí saldremos también a las calles y nos uniremos a esa huelga estudiantil, a esa huelga de consumo, a las movilizaciones en los centros de trabajo, en las calles, a esos cierros que se plantean en apoyo de la lucha climática, pues estamos dando un aldabonazo en la sociedad. Porque los gobiernos ni son los únicos responsables ni tienen solo la capacidad de transformar la mentalidad en la sociedad para no volvernos consumistas compulsivos -como lo somos- ni seguir pensando que en el planeta los recursos son infinitos. Por tanto, podemos liderar y podemos propiciar ese cambio social, pero no somos los únicos para ello, y si no llegamos a convencer a la sociedad de que es necesario cambiar los hábitos de consumo, la alimentación, de manera de vivir, en definitiva, iremos hacia la catástrofe y la cuestión está ahí, a la vuelta de la esquina. Por tanto, todavía es motivo para esperanza y la salida a la calle el día 27 mucho más aún.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señor Marrero.

A continuación, y para cerrar, tiene la palabra el Gobierno por tiempo de siete minutos.

El señor CONSEJERO DE TRANSICIÓN ECOLÓGICA, LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO Y PLANIFICACIÓN TERRITORIAL (Valbuena Alonso): Muchas gracias, señora presidenta. Muchas gracias a cada una de las personas que han intervenido por el tono y por las aportaciones que han realizado.

Evidentemente, quien ha, de alguna forma, generado expectativa no es el consejero que le toca hablar es el Gobierno, ¿no?, quien ha generado las expectativas del Gobierno, en primera persona, el presidente, que es una persona firmemente convencida en que tenemos que actuar contra el cambio climático. Y bien es cierto, como dice el señor Ortiz, que tenemos base, que eso nadie lo niega, ¿no?, también lo dije en el pleno pasado, en ocasión de la comparecencia sobre los efectos de Gran Canaria, esa base la tenemos, y tenemos que aprovechar la base que tenemos a nivel autonómico, a la base que tenemos a nivel europeo importante, donde el Partido Popular, por medio de su comisario, Arias Cañete, hizo un trabajo importante en avanzar en políticas de adaptación al cambio climático en el contexto europeo o la actual presidenta del Consejo Europeo, conservadora, que ha generado una vicepresidencia específicamente para el cambio climático o cada una de las fuerzas políticas, porque, sencillamente, no he encontrado en ningún momento una fuerza política que no sea consciente de la realidad, en mayor o menor grado, y que no apoye o que no esté convencida de que hay que actuar. Por lo tanto, está claro que tenemos la base para llegar a grandes consensos.

Grandes consensos en materia, evidentemente, en la ley de cambio climático, aprovechando la base que se ha desarrollado y ampliando y mejorando su contenido, porque está a nivel de borrador, para lo cual, en el mes de octubre, se va a iniciar ya el proceso de consulta pública y, de forma paralela, con una agenda intensiva de reuniones con grupos de todo corte y toda índole. Una ley de cambio climático a la que le acompañará, al mismo tiempo, un plan de acción, con programas específicos en materia de mitigación y programas específicos en materia de adaptación. Con una ley de economía circular que ayude a transitar de la economía lineal actual a una economía circular, evitando los vertidos que actualmente hacemos de buena parte de nuestros residuos y generando obligaciones que a algunos les va a doler, pero que son necesarias. Porque en materia de lucha contra el cambio climático hay que pasar de las opciones a las obligaciones, ya no nos queda tiempo, el tiempo que tenemos es poco, pero es posible, yo estoy convencido que lo vamos a conseguir. Cada vez son más las voces que se suman a que tenemos que actuar de manera decidida. España es el país en el que la población española, en más de un cincuenta por ciento, está convencida y apoya un endurecimiento de las leyes ambientales para proteger nuestro medio ambiente, y ahí nos van a encontrar. Porque este Gobierno será firme, eso no significa que no hablemos con todo el mundo, hablaremos con todas y cada una de las personas, sabiendo que hay personas o colectivos que saben que el cambio de modelo les puede suponer una amenaza. Para esos colectivos, encontrarán en el Gobierno de Canarias toda la empatía habida y por haber, pero que sepa que nuestro rumbo está claro y es nítido.

(El señor presidente se reincorpora a su lugar en la Mesa).

Por lo tanto, ley de cambio climático, plan de acción contra el clima, ley de economía circular, plan de transición energética de Canarias, ley de biodiversidad y modificación puntual de la Ley del Suelo o ley del territorio.

Necesitamos grandes consensos políticos, porque, insisto, esta no es una tarea que incumbe a este Gobierno en estos cuatro años, es una tarea que va a incumbir al resto de gobiernos que vienen detrás en las próximas décadas, de los cuales van a formar parte buena parte de las personas jóvenes que el próximo viernes van a encabezar esa manifestación y que este Gobierno apoya. Por lo tanto, estamos sentando las bases para garantizar la vida en este planeta, aportando lo que tiene que aportar Canarias, presionando como tiene que presionar Canarias al resto de países que, tal vez, bueno, estén esquivando esta lucha. Y, sobre todo, algo de lo que no nos debemos de olvidar: Canarias tiene una obligación como plataforma tricontinental, pero sobre todo con el continente africano. Las Naciones Unidas señala, sin ningún tipo de dudas, que donde nos tenemos que volcar es el África; Canarias tiene que volcarse en África. Canarias tiene que ser la plataforma donde se demuestre, y potenciemos al continente africano, que es posible generar un modelo de sociedad sencillamente respetuoso con nuestro medio ambiente.

Antes se hablaba de la desaparición de la biodiversidad. Doy otro dato: si sumamos todo lo que pesamos la población del mundo -algunos aportamos más a ese peso y otros menos (risas)-, pesamos 300 millones de toneladas; lo que pesa lo que es la biodiversidad salvaje -no los animales domésticos- es 100 millones de toneladas. Eso nos puede dar una imagen de cómo el ser humano, llamado o mal llamado animal inteligente, no ha sido para nada inteligente, que el ser humano es la única especie que consume más allá de la satisfacción propia de sus necesidades. Un león en la sabana nada más que mata cuando tiene hambre, pero el ser humano consume recursos para satisfacer, no sus necesidades, sino más allá de sus propias necesidades. Por lo tanto, el ser humano se ha cargado este planeta. Ese es un resumen que tenemos que tener claro. Y, por lo tanto, el ser humano tiene que aprovechar la inteligencia, tiene que aprovechar el impulso que podemos dar para darle una oportunidad a la vida en este planeta. Y Canarias, en ese lugar, todos y cada uno de los canarios y canarias tienen que hacer sus propios planes de adaptación -empresas, personas en su día a día, colectivos, sindicatos, colectivos empresariales, el propio Gobierno de Canarias, el propio Parlamento-, cada uno, con nuestro día a día, pensar si una acción que estamos haciendo si aporta algo al planeta o no y hacer ese balance, porque todas nuestras acciones no son neutras, pueden tener un efecto positivo o un efecto negativo, de lo que se trata es de que tengan efectos positivos. Y esperamos y deseamos que el conjunto de las fuerzas políticas que representan a día de hoy o que están representadas en el Parlamento generen ese efecto positivo y usen al Gobierno de Canarias como un instrumento.

Traeremos esa declaración de emergencia, como está así recogido, al Parlamento -no depende de esta consejería, depende de los...- para que sea debatida y analizada, pero es el primer hito. Los grandes consensos están por venir en esos instrumentos que he desarrollado, que son los que tenemos que sacar por unanimidad de las fuerzas políticas. Seguramente contengan algunas cosas que no gusten a algunos, pero tenemos que ser valientes para adoptarlas porque, sencillamente, si no, no hay salida.

(La señora vicepresidenta primera, González González, y el señor secretario primero, González Cabrera, ocupan sendos escaños en la sala).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor consejero.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 10L/C/P-0054 Sobre Del Sr. consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial, sobre las medidas a corto, medio y largo plazo para la mitigación y adaptación a los efectos del cambio climático.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico